De Novela

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:52 pm

Link orinal http://webnovelastraumadas.activo.in/t800-de-novela

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:52 pm

“Sinopsis”
Hay veces que la palabra amor se te borra del cerebro, talvez no sea por una desilusión amorosa en algunos casos no tiene que ser así. Existen personas que le huyen al compromiso, jamás estarían dispuestas a abrir su corazón a una relación, simplemente desean pasar un buen rato o alguna que otra noche de sexo porque no?
La forma relajada de ver la vida, las fiestas y los viajes son las cosas que formaran parte del día a día. Y de la nada sin siquiera pedirlo, abres los ojos y te encuentras con esa persona que no sabes porque pero te hace sentir extraña, como jamás nadie había logrado hacerte sentir, sin mencionar esos nervios que antes no existían.
Por otro lado están esas que siempre han querido tener una vida plena, en todos los aspectos el amor, la salud, la situación económica. En algunos de los casos lo consiguen no se tiene porque negar, pero que pasa cuando te sientes plena y de un día para otro lo perfecta que veías tu vida se desmorona ante tus ojos, te preguntas a ti misma desde cuando? Porque? Si todo estaba saliendo como tu esperabas, correr? No esta en una de las posibilidades, todo va a mejorar. Luego llegan esas sensaciones en tu cuerpo cuando la miras a los ojos por primera vez, la extrañas sin querer sin nombrar las sonrisas cuando la recuerdas. Te niegas a ti misma cualquier sentimiento, porque? Porque ya tienes una vida.
Dos personas totalmente diferentes, pero con algo en común. El amor aparecerá para reescribir su historia como "De novela".

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:53 pm

*Capitulo 1
-No, tu no puedes hacer esto Poncho –Hable entrando a su oficina molesta
Levanto su rostro para mirarme- Supongo que ya te enteraste
-Si ya me entere, y solo para que lo tengas claro no voy a permitir que despidas a Carolina- Molesta levante la voz
-Disculpa, creo que olvidas que soy el dueño de este canal de televisión.. Además no se porque te sorprende que la haya despedido, era lógico que lo iba hacer- Se levanto a cerrar la puerta que yo deje abierta
-Mi padre antes de morir, no mejor dicho mi padre en su testamento te dejo el cincuenta por ciento de este canal, el otro cincuenta es mío “HERMANITO”- Molesta le recordé
-Solo cuando te conviene recuerdas que este canal también te pertenece- Negó con la cabeza
-Poncho, esta bien acepto que no estoy metida en este trabajo tanto como tu.. Pero tengo derecho a una vida- Me senté sin dejar de mirar a Poncho
-Una vida Dulce JA! Si lo único que haces es comportarte como una adolescente rebelde, vienes al canal cuando se te pega la gana, te la pasas viajando o metida en una fiesta en el bar ese- Dijo sentándose frente a Dulce
-Primero el bar ese como tu lo llamas me pertenece, es lógico que me la pase allí. Segundo si viajo o no creo que ese es mi problema, yo pago todos mis gustos no tus tarjetas- Levanto una ceja- Y por ultimo yo siempre vengo al canal, solo que Mm solo que hay veces que no nos cruzamos eso es todo- Mintió
-ay hermanita ya no somos unos niños, por lo menos acepta que ayer tu comportamiento fue la gota que derramo el vaso- Dijo muy serio

“FLASH-BACK”
-Pensé que nunca llegarías- Sonrisa coqueta
Cerré la puerta de mi oficina- Carolina que sorpresa viniste a trabajar en albornoz?
-Sorpresa? Es la que estoy a punto de darte- Dejo caer el albornoz seductoramente
Mirar como su cuerpo totalmente desnudo se va acercando a mí lentamente, me hizo caer en un calor repentino.
-Por un momento pensé, que seria esta noche en mi casa- Dije, con la respiración acelerada
-Dulce, no me digas que prefieres esperar hasta la noche- Apartando su boca del cuello de la pelirroja
-No, por supuesto que no- Comenzando a besar a Carolina
Mi relación con Carolina era simple, unos días iba a mi casa teníamos sexo y listo. Nada cambiaba ella sabia que yo no quería nada serio, supongo que ella también de alguna manera le huía a los compromisos que implica tener una pareja; A pesar de todas las noches que habíamos compartido cama, tenia muy claro que jamás dejaría de ser mi secretaria para ser algo mas.
El beso que nos dábamos estaba lleno de pasión y de deseo, lentamente pegue su cuerpo de mi escritorio para romper con el beso necesitaba recuperar el aliento. Ella me terminaba de quitar la camisa, camisa que voló por los aires, la tome por la cintura para sentarla encima del escritorio, abrió sus piernas mientras yo tal vez por instinto me apoderaba de uno de sus senos sin pedir permiso, la escuche gemir hasta que..
-DULCE!!!- Grito entrando a la oficina
Mire a mi hermano rojo del coraje- Si te hubieras molestado en tocar la puerta te ahorras todo esto- Dije sin apartarme de carolina
-QUE?- Molesto respondió
-Que salgas de aquí, no ves que estoy ocupada- Frunció el ceño
“FIN DEL FLASH-BACK”

-Era mi cumpleaños.. Ella solo quería sorprenderme- Sonrío recordando
-Cuando va ser el día que terminaras de crecer- Acaricio la mano de su hermana
-Tengo 24 Poncho, ya estoy bien grande- Levanto una ceja
-Pues por tus actos pareces una adolescente, mira referente a Carolina tranquila llamare a recursos humanos para que la contraten de nuevo- Sonríe
-Gracias hermanito- Abraza a su hermano
-Pero Dulce ella no va a trabajar contigo, la contrataremos en otra área estas de acuerdo- Dice mirando a Dulce
Frunce el ceño- Esta bien, aunque ahora creo que tendré que esperar mil años por una secretaria
-No hermanita en este momento recursos humanos esta haciendo entrevistas, cuando encuentren la mejor me la mandaran ya veras

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:53 pm

*Capitulo 2.

-Buenos días señora mi nombre es Anahi Puente, me mandaron desde recursos humanos esta es la oficina del señor Alfonso- Dijo mirando a una señora muy seria
-Si esta es su oficina, por favor tome asiento en un momento la anunciare y luego podrá pasar- Dijo claramente, señalándome unos pequeños muebles

Tome asiento después de escuchar las instrucciones de la señora, coloco mi carpeta a mi lado izquierdo mientras arreglo un poco mi falda creo que esta un poco arrugada, aunque tal vez no se note, dios mío como no se va a notar si una pequeña arruga esta perturbando mi visión deben ser los nervios que tengo, que me hacen dar cuenta de esta clase de detalles. Desde hace cuatro años que no sabia que es pasar por esto una entrevista de trabajo, veo mi pequeño collar es un corazón con nuestras iniciales “M y A” quiero pensar que todo va a mejorar; que a pesar de estos dos años de discusiones, malestar por nuestra situación económica y muchas mas discusiones va a mejorar.
-Señorita Anahi Puente- Me dijo la señora
-Dígame- Me levante de inmediato
-Ya puede pasar, el señor Alfonso la estará esperando
-Esta bien, gracias- Nerviosa comienzo a caminar
-Señorita Puente- Me vuelve a hablar la secretaria
-Si dígame- La miro sin entender
-Creo que también tiene que llevar su curriculum- Señalando mi carpeta olvidada en uno de los muebles- Imagino que esta allí
-Si, si muchas gracias- Sonrisa nerviosa
-------------------------
-Poncho por lo menos déjame quedarme aquí, tengo que ver con mis propios ojos que no será una vieja arrugada- Ríe a carcajadas
-Te quedas con dos condiciones, la primera no se te ocurra llamarme Poncho delante de la chica, y pues lo segundo nada de comentarios fuera de lugar- Señalo a su hermana con un dedo
-Te prometo que te diré Alfonso ese es tu nombre no?- Sonríe- Y no hablare tranquilo- Sentándose en un mueble
-Si mejor quédate allí- Dice mirando a Dulce tomar una revista
-Permiso, mi nombre es Anahi Puente puedo pasar?
-Claro adelante, toma asiento- Respondió Alfonso muy serio
Su voz era algo suave mi curiosidad apareció sin poder detenerla, aparte la revista que segundos antes estaba dispuesta a leer de mis ojos para solo dedicarme a detallar a la mujer que escuche hablar. Mi corazón comenzó a latir un poco rápido, mientras mis ojos veían a una chica de piel blanca, delgada con una cabellera rubia, aun no veía su rostro pero con lo poco que mi cerebro se dedico a guardar me parecía una mujer perfecta.
Lucia una falda negra, que le llegada unos dedos mas arriba de sus rodillas, tacones también negros camisa blanca de escote. La vi sentarse frente a mi hermano, pude detallar sus manos delgadas cuando le entrego una carpeta a Poncho; me mantuve inmóvil solo observando todo ni siquiera escuchaba lo que sus boca decía estaba como en trance. Cada cinco minutos veo su mano pasearse por una de sus piernas, pienso que debe estar nerviosa.
Cuando menos me lo espero voltea a verme en ese preciso momento mi corazón se detiene, inhalo exhalo me sonríe ese órgano vital que se aloja en mi pecho vuelve a latir pero esta vez muy rápido. Su sonrisa es única podría alumbra la noche mas oscura, sus ojos son azules como el mar de nuevo mira a mi hermano mientras yo bajo mi rostro tratando de entender que me pasa.
-Dulce.. Dulce estas ahi?- Hablo Poncho mirando a su hermana
-Pon.. Alfonso dime que necesitas- Me levanto de inmediato
Frunció el ceño- No necesito nada.. Solo quería presentarte a Anahi ella será tu secretaria
Se levanto y extendió su mano a modo de presentación- Anahi Puente, es un verdadero placer conocerla
-Dul.. (Tose un poco) Dulce Maria- Le dio la mano, pero la suelta rápidamente
-Bueno Anahi ya sabes el horario y como será tu pago- Se levanta Alfonso- A partir de mañana serás parte de esta empresa
-Muchas gracias por la oportunidad- Dijo Anahi sin dejar de ver a Dulce
-Te esperamos mañana entonces- Comento Alfonso antes de abrir la puerta de su oficina
Miro a Alfonso- Si mañana estaré a primera hora aquí, con permiso- Salio de la oficina
-Te pasa algo Dulce?- Alfonso intrigado pregunto a su hermana
-Nada.. Poncho nada- Respondió Dulce mirando sus manos
-----------------------
Agradezco a la señora que me atendió, antes de seguir mi camino hacia el ascensor. Estoy emocionada ya que conseguí el empleo aunque intento descifrar lo que sentí al estar en esa oficina.

“FLASH-BACK”
-Claro adelante, toma asiento por favor- Me dijo un chico bastante joven
-Aquí tiene mi curriculum, señor Alfonso- Entregándole mi carpeta, me senté
Miro al señor Alfonso leer mi curriculum, solo espero que no le de importancia a los años que tengo sin trabajar. Mis manos comienzan a sudar, disimuladamente las seco con mi falda me siento tan nerviosa, de la nada llega un olor bastante peculiar a mi nariz; es un perfume bastante dulce.
-A pesar de los años que tienes sin trabajar, me puedo dar cuenta que tienes muy buenas referencias- Sonríe Alfonso
-Si la verdad es que en los trabajos que tuve a pesar de que fueron contratos cortos, fui muy responsable- Dice Anahi
-Tienes experiencia como secretaria, mucha experiencia diría yo- Alfonso seguía comentando
El perfume que note segundos después de mi llegada a esta oficina ha invadido todo mis sentidos, con mis ojos busco a mis alrededores de donde proviene claro sin que el señor que lee mi curriculum lo note. Logro ver a una chica sentada a mi izquierda en un mueble de cuero negro, mis ojos regresan a ver al joven Alfonso esperando no ser descubierta mirando más allá.
-Es mi hermana la persona que necesita una secretaria- Dijo Alfonso
-Pues dígale a su hermana que soy muy buena secretaria- Sonrisa nerviosa
Ríe- Hay algo que necesito saber, usted tiene algún problema con las personas homosexuales- Pregunto Alfonso
Me sorprendió su pregunta, aun no sabia que responder entre la chica observando mi entrevista, su perfume y aquella pregunta mis nervios aumentaron. Ósea como voy a tener un problema con los homosexuales si yo era una de ellos pero como se lo digo este joven empresario resultaba ser un homofobico.
-Porque la pregunta?- Muy seria respondió Anahi
-Es que mi hermana eh.. Bueno ella es lesbiana y la idea no es contratar a una secretaria que le tenga rabia, asco, que se yo lo que sienten los homofobicos- Dijo Alfonso bastante sincero
Sonríe- Bueno le puede informar a su hermana, que no pertenezco al grupo de secretarias homofobicas
-Que bien, es bueno saber que no te quedaste en el siglo pasado- Miro la carpeta- Espero que no me haya escuchado
-Disculpe, dijo algo- Hablo Anahi
-Si, que espero que mi hermana no me haya escuchado- Sonríe- ahi esta sentada- Con sus ojos de manera muy graciosa señalo al mueble
Era su hermana la espectadora de esta peculiar entrevista, en pocas palabras la que seria mi jefa y yo delirando por su perfume espera Anahi que pensaste “Delirando” tu tienes pareja no puedes pensar ese tipo de cosas. Ignoro mis pensamientos por que mi curiosidad es más grande y giro mi rostro en dirección a la chica.
Su cara esta muy seria, su cabello es rojo mi corazón comienza a latir es linda esta chica, una sonrisa se dibuja en mi rostro después de un segundo observo como también se logra asomar una sonrisa en su rostro. El semblante serio a cambiado, sus ojos son negros veo cierta profundidad en su mirada.
-En recursos humanos te hablaron del horario- Hablo Alfonso
Mire a Alfonso- Si señor, me explicaron todo con respecto al horario y al salario
-OK perfecto, tienes el empleo- Dijo cerrando la carpeta
-Muchas gracias de verdad señor yo.. yo pondré todo mi empeño y esfuerzo –Anahi hablaba muy emocionada
-Es bueno saberlo ahora bien, te presentare a mi hermana Dulce.. Dulce.. Dulce estas ahi?- Bromeo Alfonso
-Pon.. Alfonso necesitas algo- Levantándose
Al mirarla levantarse supe que definitivamente algo extraño le pasaba a mi cuerpo pues no lograba controlar los latidos de mi corazón que pareciera que se quería salir o al menos eso era lo que yo creía. Me presente y al rozar su piel con la mía, me estremecí por completo sin mencionar la corriente que supongo ella también sintió ya que me soltó la mano muy rápido.
Escucho a su hermano hablar y respondo casi de manera automática, por que solo mis ojos están sobre su hermana es increíble la curiosidad que produce en mi. Tampoco quiero incomodar será mi jefa a partir de ahora, después de un par de palabras salgo de la oficina.
“FIN DEL FLASH-BACK”

Escucho el sonido de la corneta al salir del gran edificio, decido olvidar esos recuerdos que aun me parecen extraños y doy paso hacia el coche de mi pareja.
Cierro la puerta del coche- Listo tengo el empleo
-Que bueno, te felicito- Responden sin mirarla
Esta bien tengo que aceptar que Anahi la ilusa esperaba algo mas que eso, pero Anahi la realista estaba preparada para una reaccion asi. Guardo silencio mientras observo el camino a través de la ventada del auto intentando controlar alguna lágrima de frustración; Me gustaría saber desde cuando en esta relación no sentimos emoción alguna por algún objetivo logrado o simple desde cuando dejamos que esta relación cayera en la cruel monotonía.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:54 pm

*Capitulo 3.
Me doy cuenta que el coche se detiene, Alzo la vista observo que ya llegamos a la casa bajo del vehiculo cuando miro a mi pareja entrar muy rápido a la casa. Recojo algunos sobres de la correspondencia sin abrirlos me doy cuenta que son mas cuentas por pagar.
-Annie, será que puedes prepararme algo de comer, me siento un poco mal- Dijo desde un sofá de la sala
-Caray, por un momento pensé que habías olvidado que vivía contigo- Respondió Anahi mientras cerraba la puerta
-No vayas a empezar con tus comentarios- Frunció el ceño
-JA! Disculpe señorita Perroni por empezar con mis comentarios- Camino hasta la cocina
-Que es lo que quieres Anahi?- Molesta fue detrás de Annie- Quieres que me arrodille ante ti, por que comenzaras a trabajar
-No pretendo que te arrodilles, pero por lo menos un beso y una felicitación esperaba de tu parte- Respondió, intentando no llorar
Se acerco y le dio un beso a Annie un poco rápido- Te felicito por encontrar el empleo
-Desde cuando cambiaste tanto Maite?- Acaricio el rostro de su pareja
-Desde que perdí mi trabajo- Aparto las manos de Anahi- Mírame pasare a ser una mantenida
-Maite tu eres una excelente arquitecta, conseguirás algo mejor- Dijo Anahi
-Me lo dijiste hace meses y todavía no llega ninguna propuesta de trabajo- Maite miraba fijamente a su pareja
-Pues hay que seguir buscando bebe, no puedes echarte a morir ni mucho menos rendirte- Sonríe mientras le da un beso a Maite
-Mírate ahora me hablas como si yo fuera un estorbo.. Una buena para nada- Se aparto de Annie
-Que? No eres un estorbo Maite, eres mi pareja solo que piens..
Interrumpió a Annie- Me voy a la habitación, no quiero seguir con esta conversación- Se fue sin mirar atrás
_________________
No se cuantas horas han pasado desde que te conocí lo único que puedo decir es que no dejo de ver su foto en el curriculum, que gracias a este pude saber que vives bastante lejos del canal de televisión será que la rubia tiene coche? Ya que dudo mucho que se haya venido caminando desde su casa; aunque puede ser que si haya decidido caminar y por eso tiene esas piernas tan perfectas.
-Pensé que te habías ido a tu departamento- Entro Alfonso a la oficina de Dulce
-No.. Solo quería saber que tanta experiencia tenía mi nueva secretaria- Dijo Dulce cerrando la carpeta
-ay Dulce hermanita, te conozco solo espero que no vayas a terminar acosando a esa mujer- Sentándose frente a su hermana
-Que raro Poncho, por tu comentario es obvio que no me conoces- Levanto una ceja
- ya no te molestes, mira mañana necesito que verifiques los contratos de los patrocinantes- Dijo Poncho
-Si mañana les echo un vistazo, despreocúpate por eso herma..- Comenzó a sonar su celular- Perdón tengo que contestar
-Adelante olvídate que estoy aquí -Sonríe, mientras Dulce atiende la llamada
-Bueno.. Laura que onda.. Dale tranquila tienes mi aprobación.. Nos vemos en la noche, adiós- Guarda el celular
-Algún problema en el bar?- Pregunto Alfonso
-Nada que Laura no pueda solucionar- Sonríe afirmando con la cabeza
-Oye ya que estas libre, porque no me ayudas con el tema de los impuestos- Pregunto Alfonso
Dulce de inmediato miro su reloj- UFF mira la hora, me encantaría hermanito pero sabes con lo del bar estoy ocupadísima- Se levanto de su silla
-No que Laura podía solucionar todo- Levanto una ceja
- Ponchito, no me puedo confiar- Le dio un beso a su hermano en la mejilla antes de salir de su oficina
Salí lo mas rápido posible de mi oficina los temas de impuestos producían en mi un dolor de cabeza, me rió sola al recordar la cara de mi pobre hermano. Al llegar a mi coche deportivo lo enciendo para emprender el camino a mi departamento.
La música de mi coche a todo volumen, me hace placentero el viaje y rápido llego a mi departamento; cierro rápido la puerta y un numero conocido aparece en mi contestadota aparece, sin esperar presiono el botón para escuchar.
*Usted tiene tres mensajes.
-Caray yo la mas solicitada- Sonrío y vuelvo a presionar el mismo botón.
*Primer mensaje hora diez cuarenta minutos “Hola Dulce es Carolina, acaso vas a dejar que tu hermano me eche del canal así? Llámame tenemos que hablar”
-Que intensa Carolina- Dijo Dulce
*Segundo mensaje hora doce y dos minutos “Hola soy Diana, espero me recuerdes me gusto como la pasamos la otra noche quería ver si podríamos salir.. Llámame”
-Diana? Cual Diana- Intentando recordar
*Tercer mensaje hora tres y ocho minutos “Hola mi nombre es Blanca, no me hiciste pasar una noche de pasión (ríe) pero me gustaría verte, soné pesada? Espero que no.. Te amo bebe llámame (Lanzo un beso)”
Dulce levanto el teléfono y cuando contestaron dijo- Sra. Blanca quería saber si estaba disponible, digo para pasar la noche de pasión que le debo (ríe)
*No le parece que va muy rápido señorita Dulce
-Rápido? Usted cree eso- Se sienta en un sofá
*Claro que lo creo, primero debería invitarme a cenar no le parece?
-Mm cena y después una visita a mi bar?- Sonríe
*Esta bien me gusto la idea
-Mama recuerda que la voz tiene que ser mas sensual- Ríe
*ay no hija creo que la edad que tengo me hizo olvidarme de esa voz (Ríe)
-Mm bueno no hace falta eres hermosa igual, te paso buscando a las ocho
*Te espero bebe
________________________
-Tocando la puerta cada vez mas fuerte- Maite podrías abrir la puerta, han pasado más de cuatro horas y nada que sales
Abren la puerta- Podrías dejar de molestar
-Me dijiste que te cocinara ya lo hice y ahora te molesto- Dijo Anahi
-Ya no te soporto- Aparto a Anahi para luego salir de la casa
Son mas de las diez de la noche cuando decido tomar una ducha me canse de esperar a mi novia, con cada gota de agua caliente cayendo en mi cuerpo una lagrima sale de mis ojos siento tanta frustración. Espera Anahi por favor no puedes llorar esta noche, mañana empieza una nueva etapa en tu vida un nuevo comienzo que quizás te pueda dar un respiro ante esta situación.
Ya me encuentro en la cama intentando no pensar en mi situación con Maite desde cuando se me volvió tan difícil toda esta situación. Un ligero recuerdo llega de la nada, los ojos de aquella pelirroja tan interesante me gustaría saber que tanto me miraba mientras me hacían la entrevista, por dios es lógico saber la experiencia de su secretaria. Caigo en un sueño profundo.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:54 pm

*Capitulo 4.
El despertador suena y mis ojos se abren a un nuevo día, salgo de la cama y sigo mi camino hacia el baño después de asearme por mas de una hora salgo, la verdad tengo que admitirlo siento que puedo pasar el día entero en la ducha podría llegar a pensar que es mi forma de olvidarme del mundo. Mi ropa es un poco informal camisa roja bien ajustada, pantalones negros acompañados de unos zapatos converse del mismo color, al salir de mi habitación un olor delicioso que proviene de la cocina le recuerda a mi cerebro que no estoy sola ; apresuro mis pasos hasta llegar al lugar.
-Caray pero usted viene con el paquete completo, anoche primero fue la cena luego a bailar al bar y por ultimo me prepara el desayuno- Sonrisa de oreja a oreja- Señora Blanca se quiere casar conmigo?
-Pues déjame decirte que si a mi me vas a proponer matrimonio tienes que tener el anillo- Dijo Blanca de brazos cruzados
Pone una mano en su cabeza- Cierto olvide ese pequeño detalle, el anillo- Abraza a su madre- Buenos días mama
Sonríe y le da un beso a su hija en la mejilla- Buenos días mi amor
Se sienta en una mesa- Me acompañaras al canal hoy?- Pregunto Dulce
-Si hija, además hablare con tu hermano para ver si tiene algún trabajo para mi- Respondió mientras picaba unas frutas
-Trabajo? Mama pero a ti no te hace falta trabajar- Frunció el ceño
-Lo se pero tengo que ocupar mi mente en algo hija, si me quedo en casa mas tiempo la ausencia de tu padre se hará mas presente.. Además tu me vas a ayudar por que si no lo haces no comerás de estas panquecas con fresas- Le guiño un ojo a su hija
-Pero por supuesto que te ayudo, claro si llega a poner un pero cuentas conmigo- Sonriendo
____________________________
Una nueva etapa estaba a punto de comenzar, mis tacones no dejaban de escucharse por los pasillos de este canal de televisión, la verdad me sentía perdida pues no sabia a donde tenia que ir por lo menos había llegado puntual eran mas de las nueve de la mañana para mi era de suma importancia ese tema. Decidí caminar hasta la oficina del señor Alfonso cuando para mi buena suerte lo veo salir de allí.
-Señor Alfonso? Me recuerda- Dice Anahi
-Claro usted es.. Anahi la secretaria de mi hermana- Sonríe
-Si señor la misma.. La verdad es que vengo hasta acá porque no tengo idea donde queda la oficina de su hermana- Levanto ambas cejas
-Oh claro venga sígame- Dijo Alfonso comenzando a caminar
En menos de cinco minutos ya estábamos entrando a la oficina, bastante amplia por cierto tenia un escritorio con una PC y varios papeles, unos muebles de cuero negro muy parecidos a los del espacio de trabajo de su hermano, puerta de marco rojo al fondo a un costado pero lo que realmente me impresiono fue la enorme ventana pues tenia una vista espectacular hasta podría decir que miraba mi casa desde allí.
-Donde estará Dulce? Son más de las nueve y media- Muy serio comento Alfonso
-El trafico a esta hora no es nada sencillo- Comente
-Seguramente.. Mire señorita Puente mejor siéntese en esos muebles mientras le mando a traer sus cosas- Dijo antes de salir
-Mis cosas? Pero a que cosas se habra referido el señor Alfonso- Pienso en voz alta mientras me siento
Miro la hora en mi reloj queriendo adelantar todas estas horas de incertidumbre, a pesar de que quería conseguir este empleo me gustaría estar en mi casa para descansar un poco. La noche había resultado muy pesada mi querida novia llego casi a media noche, no solo me sorprendió la hora de llegada sino también la enorme borrachera que traía, me levanto y me hizo escuchar un discurso bastante extenso disculpándose. Un señor bastante mayor entra a la oficina sin decir una palabra comienza a meter un escritorio de gran tamaño, me doy cuenta que esta acompañado. Limpian el escritorio, y colocan una lapto sobre el sin notar mi presencia vuelven a salir.
-Flojera.. Flojera, floje.. Hola disculpa no sabia que ya habías llegado- Dijo Dulce
Me levante rápidamente- Buenos días señorita Dulce
-Nada de señorita por favor, solo llámame Dulce- Comente sin dejar de mirar sus hermosos ojos
Sonríe- Usted me dirá que tengo que hacer?
-Cierto- Intento reaccionar ante tanta belleza- Veo que ya te trajeron el escritorio, la verdad mi antigua secretaria nunca lo utilizo- Acercándose al escritorio de Annie
-Que quiere decir? Que no trabajaba?- Frunció el Ceño
-Para nada ella siempre utilizaba el mío, si supieras lo resisten..-Comenzó a toser- Mejor ven te daré algunas instrucciones
-Usted dirá- Frente a Dulce
-Esta DulceP tiene todos los programas con los que trabajaremos-Encendió la laptop- Incluso aquí hay varios documentos que también revisaremos- Explicaba mientras Annie se sentaba, dios pero que perfume utiliza esta chica
-Programas, Documentos- Anahi repetía lo que Dulce decía
Abre una gaveta del escritorio- Esta tablet es mi agenda personal, también por allí nos comunicaremos digo hablaremos por correo electrónico, sobra decirte que la tienes que llevar contigo siempre incluso a tu casa
Se ponía unos pequeños lentes- Esta bien
Me sentía como la propia maquina cada vez que le hablaba, pero no podía evitarlo tenerla tan cerca me hacia sentir muy nerviosa sin mencionar el temblor de mis manos.
-Ahora bien sin perder tiempo- Camino hasta propio escritorio para sentarse- En los documentos hay un espacio que dice “Contratos con patrocinantes” necesito que los revises y verifiques cuales están al día, los vencidos me los mandas a mi correo por favor- Dijo Dulce
-Listo, su correo electrónico también esta en la laptop- Pregunto Annie
-Si señorita Puente- Sonrío
Su sonrisa me dejo muda, realmente no sabía que me pasaba pero sea lo que sea tenia que controlarlo no era correcto sentir estos nervios. Aparte la mirada de la suya para así enfocarme en mi trabajo, que afortunadamente era bastante sencillo aunque ya veía venir que se volvería tedioso al ver los más de veinte contratos de patrocinantes. No te preocupes Anahi tienes tiempo, solo concéntrate. No pasaron ni diez minutos cuando una música llega a mis oídos, me doy cuenta que sale desde la computadora de mi jefa.
-Espero no te moleste, es que me gusta trabajar con un poco de música- Comienza a Aplaudir al ritmo de la música- La vida es muy alegre para vivirla en silencio
Dios verdaderamente que esta chica era algo especial, una sonrisa se dibuja en mi rostro al mirarla.
-Debes estar pensando que soy una loca? Tu sonrisa me lo confirma- Dice Dulce sin dejar de aplaudir
-Para nada, de hecho me gusta tu forma de trabajar- Afirmo con la cabeza
-OH en serio le gusta mi forma de trabajar?- Apago la música- Pues señorita Puente, esto era una prueba de su seriedad- Comento Dulce muy seria
-De verdad?- Dudo Annie
-Nah!!! Es broma- Respondió Dulce volviendo a encender la música
Ríe a carcajadas- Por un momento pensé que hablaba en serio
-Para nada, pero bueno dejare la música sonar por ahora a trabajar- Dijo Dulce
Regreso mi mirada a los contratos pensando que en tan solo veinte minutos me divertí cosa que tenia tiempo sin hacer.
El tiempo paso mas rápido de lo que esperaba, ya era hora de su salida tal vez debió pensar que yo era una loca pero no me importo siempre y cuando yo tuviera sobre mí esos ojos azules sin mencionar su risa por cada tontería que mencionaba la escuchaba. Hoy es uno de esos días que no quiero que se terminen jamás.
-Entonces termino de revisar los contratos en casa y te los mando a tu correo- Decía Anahi sonriendo
-Así es ya tienes mi correo- Levantándose de su escritorio- Oye si quieres te puedo dar un aventón hasta tu casa –Propuso Dulce
-Me encantaría pero me vienen a buscar- Anahi que acabas de decir
-Que suerte, digo que suerte tiene la persona que te pasara buscando- Desde cuando piensas en voz alta Dulce
-Permiso, será que por aquí se encuentra una pelirroja- Dice Blanca entrando a la oficina
Mira a su madre- Claro que si mama aquí esta su pelirroja
-Perdonen, me retiro- Anahi salio rápidamente de la oficina mientras su celular sonaba
-Esa chica rubia es tu nueva secretaria?- Pregunto Blanca
-Si mama, que te puedo decir de ella.. Es bastante ordenada, se nota que es responsable llego temprano y- Se queda callada
-Muy bonita, te falto decir- Con una sonrisa en su rostro comento Blanca
-Me quitaste la palabra de la boca, aunque creo que decir bonita bonita seria como disminuir tanta belleza- Concluyo Dulce
-Ahora entiendo, quieres que me ponga celosa por no aceptar tu propuesta de matrimonio- Cruzo sus brazos
Ríe- Y si te digo que ese era mi objetivo- Levanto una ceja
-Tranquila lo sospeche y yo que venia a decirte que soy la nueva asistente del señor Alfonso- Dijo Blanca
Le da un beso en la mejilla a su madre- Felicidades mama me alegro mucho por ti, oye porque no le dices a Poncho para ir a celebrar tu nuevo trabajo en mi bar- Muy alegre pregunto Dulce
-Me gusta la idea, le diré a tu hermano que me pase a buscar a mi casa y nos encontramos allá- Propuso Blanca
Miro su reloj- Hoy tengo entrenamiento de karate, me tengo que ir- Haciendo pucheros
-Es increíble que todavía practiques karate, llegue a pensar que no te gustaba- Blanca hablaba
-Al principio no me gustaba, esa idea tonta de mi padre para saber defenderme y tener un poco de disciplina- Sonríe- Creo que en estos años he aprendido a defenderme muy bien
Salí de la oficina de mi jefa prácticamente huyendo, no sabia porque mejor dicho no lograba ponerme de acuerdo serian los nervios que sentía al tenerla frente a mí o la llamada sorpresiva de Maite a mi celular. Ya estaba en el auto de mi pareja, intente saludarla de una manera cariñosa pero no fui correspondida, acaso se va a repetir la misma escena de ayer.
Al llegar a casa decidí prepararme una taza de te, luego me instale en la mesa del comedor con uno de mis instrumentos de trabajo la tablet tenia que terminar de revisar los contratos de los patrocinantes.
-Tu hora de salida no era a las cinco de la tarde, me puedes explicar que estas haciendo- Pregunto Maite con tono de molestia
-Mi amor tengo que terminar de revisar unos contratos- Dijo Anahi sin ánimos de pelear
-Entiendo, ahora tu prioridad será el trabajo- Golpeo la mesa
-De verdad no entiendo tu actitud, primero me buscas al trabajo ni siquiera me respondes el saludo y ahora te molesta que quiera terminar de revisar unos contratos- Se levantaba de la mesa
-Te lo voy a repetir a ver si te queda claro esta vez, tu hora de salida es a las cinco- Alzo la voz Maite
-Sabes que? no entiendo que es lo que quieres demostrar, por lo menos estoy intentando hacer algo para salir adelante la ver..
Interrumpió a Anahi- CALLATE!!!
-No me grites, Maite Perroni- Sentencio molesta Annie
-No me esperes despierta- Dijo Maite saliendo de la casa
----------------------------
-Hoy será una noche especial Laura, mi mama trabajara en el canal y vamos a celebrar- Decía Dulce con alegría
-Me alegro por Blanca Dul, dime que te gustaría que prepare- Pregunto Lauraalegrí
-Una mesa para tres solamente, imagínate convenció al amargado de mi hermano venir al bar -Ríe- Ósea te imaginas mi hermano pisando un bar de ambiente
Sorprendida- Bravo por fin lo voy a conocer, de los dos años que te conozco jamás he podido ver esa cara amargada que dices tú – Dijo Laura
-Ya la veras, oye me voy a la oficina a ver como va la contabilidad nos vemos mas tarde- Comento Dulce
Eran las siete de la noche y yo me encontraba en el bar, tenia que revisar algunos papeles. Mi practica de karate fue bastante extraña pues me resultaba difícil olvidar a la señorita Puente, que tengo que aceptar resulto ser bastante eficiente ya que después de su salida tan fugaz no paso ni una hora cuando seguían llegando contratos vencidos de patrocinantes a mi correo electrónico. Pasaron las horas y mi hermano Poncho llego con mi madre, ver la cara de Alfonso era algo gracioso observaba a cada pareja ya sea de gay o lesbianas que llegaban al lugar. Cenamos y compartimos un vino delicioso mientras la plática parecía no tener fin, de pronto las ganas de bailar aparecieron y decidí tomar a mi hermosa madre por su mano para caminar a la pista de baile.
-Vamos mama, hay que mover el esqueleto- Dijo Dulce comenzando a bailar
Ríe- Recuerda que yo te enseñe a bailar ehh- Respondió Blanca

La pista de baile estaba realmente llena, pero eso no impidió que madre e hija se divirtieran bailando. Dulce tomaba a su señora madre por la cintura mientras la música no dejaba de sonar, de la nada llego una chica se poso detrás de Blanca para decirle algo en su oído, la señora negó con la cabeza sin dejar de bailar. Dulce sin entender que había pasado seguía bailando, no pasaron ni cinco minutos cuando la misma chica tomo el brazo de la señora Blanca bruscamente apartándola así de la pelirroja.
-Oye que te pasa?- Dijo Dulce molesta mirando a la chica
-Yo solo.. quiero bailar con ella- Respondió bastante ebria
-Y ya te dije que yo no quiero bailar contigo- Hablo Blanca apartándose
-Te quedo claro no?- Dulce no dejaba de mirar a la chica
-Mi amor, mejor vamos a la mesa- Blanca tomo a su hija de la mano para seguir su camino
-Solo bailaremos una sola canción- Repitió la chica intentando tocar a la señora
Aparto las manos de la chica- No te atrevas a tocarla – Dijo Dulce
-Quien me lo va a impedir tu? – Risa sarcástica
Dulce sin pensar le dio un fuerte golpe a la chica en el rostro y esta cayo al suelo.
-Maite!!! – Grito Laura al llegar a la pista de baile
-Tu conoces a esta mujer?- Pregunto Dulce

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:55 pm


*Capitulo 5.
Despertar sola en la cama era algo que casi se me estaba volviendo costumbre, indudablemente Maite no era ni gota de la persona que conocí años atrás. Podría calcular que de los tres años que teníamos de relación, solo el primer año fue perfecto aunque tengo que decir que estos últimos ocho meses se habían vuelto un infierno, no quiero ni pretendo perder las esperanzas algo dentro de mi me dice que podremos salir adelante.
Todas las relaciones pueden llegar a vivir momentos difíciles y logran salir adelante, si algunas personas pueden hacerlo la pregunta es porque yo no puedo?. Pienso que la causa de ese comportamiento es porque perdió su empleo, es difícil saber que después de que le entregas el cien por ciento a un trabajo te terminen echando sin razón alguna o bueno eso fue lo que ella me dijo.
Después de una buena ducha y un delicioso desayuno salgo de la casa para ir directo a mi trabajo.
-Por favor, necesito ir al canal del centro- Le hablo aun taxi que detuve
-Suba señorita- Dice el taxista
Después de subir al taxi, mi celular suena buscarlo en mi bolso no es tarea sencilla me doy cuenta que tengo muchas cosas allí, hasta que por fin doy con el mismo mis ojos ven un numero desconocido pero de igual forma contesto.
-Bueno?- Digo contestando la llamada
*Señorita Puente es usted?
-Si, quien habla?- Respondo dudosa
*Hola, muy buenos días soy Dulce. Te llamaba para informarte que llegare un poco tarde
-Buenos días, supongo que gracias por avisarme- Sonríe
*Te mande un informe a tu correo, necesito que lo revises antes de imprimirlo hazlo directamente de mi PC luego se lo dejas a la secretaria de mi hermano.
-Entendido, así será- Ponía atención a cada palabra de su jefa
*No olvides poner música
-Tranquila lo tengo presente- Sonríe
-----------------------------
-Por favor mama, dile a mi hermano que ya le di instrucciones a mi secretaria para que le den el informe sobre los patrocinantes- Le dijo a su Madre
-No te preocupes bebe yo le diré, pero será que puedo saber que va hacer mi hija tan temprano?- Pregunto Blanca
-Si mama, bueno iré a casa de Laura necesito saber de donde conoce a la borracha que fue a mi bar anoche- Muy tranquila respondió Dulce
-Que? Hija por favor, yo ya me olvide de eso tu deberías hacer lo mismo.. Tu misma lo dices solo era una borracha, no quiero que vayas a despedir a Laura- Por fin confeso Blanca
-Si eso es lo que te preocupa, tranquila mama no voy a despedirla- Le dio un beso a su madre en la frente- Anoche Poncho y tu me sacaron del bar, no me dieron chance de nada y pues solo quiero saber de donde saco a esa mujer ya que es primera vez que la veo en mi bar
-Esta bien hija, no pierdas tiempo vaya y hable con Laura- Le da un beso a su hija en la mejilla
Salgo de casa de mi madre y llamo a un taxi para así llegar al bar necesitaba buscar mi coche. Por el problema que se presento la noche anterior deje mi auto allí, ya que mi preocupada madre y mi nervioso hermano me sacaron sin siquiera pensar. Ya estaba en mi coche, en dirección a casa de Laura de alguna manera quería disculparme con ella por mi actitud con su amiga aunque debo aceptar que la risita me saco de mis casillas. No tarde mucho en llegar cuando.
-Dulce, hola- Laura saludo
-Hola Laura, la verdad estoy aquí porque pienso que tenemos que hablar- Dijo Dulce
-Adelante, te gustaría tomar una taza de café?- Pregunto Laura
-No gracias, ya tome café en el desayuno y no quede con ganas de tomar mas- Sonríe siguiendo a Laura
-Siéntate Dul- Señalo unos muebles
Se sentó- Bueno Laura la verdad estoy acá porque quería disculparme por la actitud que tuve la noche de ayer con tu amiga, no fue mi intención lastimarla- Negó con la cabeza- Amiga tu conoces a mi mama ella es y será mi gran amor yo soy muy buena onda siempre y tu la sabes pero cuando le hacen lo mas mínimo a las personas que yo quiero, no reacciono
-La que se debería disculpar soy yo Dulce por dios, Maite me contó todo lo que paso y de verdad que vergüenza me da contigo- Hablo Laura apenada
-Ah te contó, bueno supongo que entiendes porque no me pude controlar- Frunció el ceño
-Si lo entiendo, es que bueno que te puedo decir ella estaba ebria y no se que le paso de verdad- Dijo Laura
-Debería bajarle un poco a la bebida de plano.. Cuéntame de donde la conoces?- pregunto dulce
--------------------------
Al llegar a la oficina y mirar su escritorio vacío me di cuenta que la iba extrañar mas de lo que pensaba. Rápidamente seguí todas las instrucciones que me dio por teléfono, prendí la música revise el informe que envío a mi correo electrónico como tres veces y por ultimo lo imprimí.
-Hola permiso, tengo entendido que por acá me tienen que dar un informe- Entrando a la oficina pregunto
-Si.. Pero usted no es la secretaria del señor Alfonso- Frunció el ceño
Sonríe- No soy su secretaria pero soy su nueva asistente- Dijo Blanca
-Nueva? Yo también soy nueva, bueno empecé ayer- Le da la mano para presentarse- Anahi Puente me alegra saber que no soy la única nueva
Le da la mano- Anahi, lindo nombre yo me llamo Blanca ayer saliste tan rápido de esta oficina que mi hija no tuvo tiempo de presentarnos- Hablaba Blanca
-Su hija? Dulce es su hija- Sorprendida pregunto
-Pues si ella es mi bebe- Afirmando con la cabeza
-De verdad disculpe ayer mi salida, es que me vinieron a buscar y..
Interrumpió a Annie- Y no hay que hacer esperar, tranquila no hay problema
-Solo espero que no me este poniendo los cuernos señora Blanca recuerde que usted me pertenece- Dijo Dulce entrando a la oficina de sorpresa
-Me ofende tu comentario, yo soy una mujer fiel- Blanca le seguía el juego a su hija
Sonríe- Me gusta mucho escuchar eso
Verla llegar con esa ropa deportiva me sorprendió y no porque sea mi jefa sino por lo bien que se veía, las sensaciones extrañas en mi cuerpo se hicieron presente era como si millones de mariposas jugaran en mi estomago.
-Bueno ya me tengo que retirar, Anahi por favor- Dijo Blanca
-Oh si lo siento, aquí tiene- Anahi le entrega el informe
-Con su permiso- Salio Blanca
---------------------------------
Tacones negros, pantalón de vestir blanco muy ajustado y blusa con botones del mismo color que los tacones. Dios mío será posible que a esta chica algo le quede mal la verdad lo dudo.
-Como esta señorita Puente?- Pregunta tonta, no la vez esta espectacular
-Muy bien, gracias por preguntar-Sonríe- usted me dirá que tenemos para hoy- Dijo Anahi
Miro su reloj- Por ahora vamos almorzar
-Perfecto que tenga buen provecho- Camino hasta su escritorio
-No espera, creo que no me explique bien.. Tu y yo nos vamos a almorzar, te espero en cinco minutos afuera- Dijo Dulce rápidamente antes de salir
La verdad no se desde cuando me da tantos nervios invitar a una chica a almorzar, primeramente no es una cita además ni siquiera tengo oportunidad con ella me imagino que debe vivir en pareja con esa clase de chicos que tienen mas músculos que cerebro. Llegue hasta mi coche después de encenderlo me estaciono en la entrada del canal.
----------------------------
Después de escucharla decir que íbamos a salir a almorzar mis nervios definitivamente crecieron. Pase al baño de la oficina a mirarme frente al espejo, necesitaba comprobar que mi maquillaje estaba perfectamente. Camine hasta la salida del canal pensando que ya los nervios habían pasado a segundo plano, pero me equivoque al verla en su coche deportivo con esa sonrisa espectacular mi corazón se desespero por completo. Despacio camine hasta su coche pensé que mis piernas me jugarían una mala pasada.
-Estas bien?- Pregunto Dulce al salir de su coche
-Si.. Solo pensé que me iba a resbalar- Sonrisa nerviosa
-ah bueno, para asegurarme que no te resbalaras dame tu mano- extendió Dulce su mano
Anahi le dio su mano a Dulce, la misma corriente que sintió el día que se presentaron se hizo presente pero esta vez la rubia presiono suavemente la mano de su jefa. Dulce la acompaño hasta el asiento del copiloto, le abrió la puerta y espero que se sentara para después cerrarla.
-Conozco un buen lugar, para ir a almorzar- Dijo Dulce al entrar al coche
El celular de Anahi comenzó a sonar, esta lo tomo y al ver el numero dijo- Tengo que contestar
-Tranquila, no hay problema- Dulce intentaba ver el numero
-Bueno?- Dijo Annie al responder la llamada
*Hola mi amor, cuéntame que haces?
-Voy a almorzar, tú ya estas en casa- Era Maite y Anahi sentía que esa llamada no era casualidad
*Almorzar? Y desde cuando tú vas a almorzar con otra mujer que no soy yo
-Yo.. Donde estas?- Annie estaba muy nerviosa
*JA! Que solo a ti te preocupa donde estoy? Mientras yo me pregunto que haces en ese coche
-Hablaremos cuando llegue a casa- Colgó la llamada
-Algún problema?- Pregunto Dulce
-Para nada, nos podemos ir- Comento Anahi
Dulce de inmediato encendió el coche y comenzó a conducir. Pasaron alrededor de veinte minutos, ninguna de las dos decía una palabra, hasta que por fin la pelirroja estaba estacionando el vehiculo. Anahi salio rápido escucho a su jefa decirle que la siguiera y sin dudar lo hizo.
El lugar era bastante sencillo, de hecho parecía una pequeña cabaña encontraron una mesa y ambas se sentaron.
-----------------------------
-Bueno señorita Puente, le puedo decir que mi platillo favorito de aquí es la ensalada de cangrejo- Dulce rompió el silencio
-Por mi esta bien- Secamente contesto Anahi
-Buenas tardes señoritas, ustedes me dirán que se les ofrece –Pregunto un joven camarero
-Buenas tardes, por favor dos ensaladas de cangrejo y un vino tinto- Hablo Dulce
-En breve se los traigo- Comento el camarero antes de apartarse de la mesa
-Señorita Puente, porque no me hablas de ti? No se que hacías antes- Dijo Dulce
-Me puedes llamar Anahi y bueno antes la verdad solo me dedicaba a mi pareja- Respondió Annie
-Porque hablas en tiempo pasado? No me digas que ese mal agradecido te dejo- Comento Dulce
-Hablo en tiempo pasado porque como ahora tengo trabajo evidentemente no estoy con ella siempre-
----------------------
Dios Anahi que acabas de decir pienso inmediatamente en arreglar lo que dije pero de mi boca no sale ni una palabra.
-Tu eres homosexual? –Pregunto Dulce
-Si Dulce, soy homosexual de hecho tengo tres años con mi pareja vivimos juntas- Aclaro Anahi
-Tres años de relación? Wahoo increíble- Hablaba Dulce- Bueno yo no estoy acostumbrada a eso de tener una relación, aunque debo admitir que admiro a las parejas que pueden mantener una en tu caso son tres años, tres años de convivir con la misma persona, estar ahi para darle ese apoyo a pesar de los problemas que puedan llegar a tener son infinidades de cosas
-Si es difícil, pero cuando existe la confianza el respeto y la comunicación cualquier problema es pequeño- Dijo Anahi
La comida llego y esa fue la excusa perfecta para detener aquella conversación, no me sentía con la suficiente moral para hablar de mi relación de la manera que lo estaba haciendo. Ni mi corazón dejaba de latir ni las mariposas salían de mi estomago, por alguna razón sentía que estaba defraudando a mi pareja no podía permitir que esto le sucediera a mi cuerpo, cuando alguien me esperaba en casa.
Al terminar con la ensalada partimos del lugar, rumbo al canal ninguna de las dos pronuncio palabra alguna supongo que ya habías dejado las cosas bastante claras Anahi.
--------------------------------
Escucharla decir que era homosexual igual que yo me hizo caer en una celebración mental que rápidamente se termino, sus palabras de cómo a durado felizmente tres años con su pareja fue como si me lanzaran un baño de agua helada encima.
-Mi hermano, me comento que hay que establecer conversaciones con las empresas que se les vencieron los contratos- Dijo Dulce al llegar a su oficina
-Quieren proponerle seguir anunciando sus productos- Anahi sentándose en su escritorio
-Si pero esto será un trabajo largo no es fácil reunirse con mas de quince empresas- Miro su reloj- Bueno te voy a proponer algo porque no te vas a tu casa, y te enfocas en una de esas quince empresas prepara un contrato que les llame la atención y mañana lo platicamos
-No es muy temprano para mi hora de salida?- Dudosa comento Anahi
-Si pero es que tengo algunas cosas que hacer, no te preocupes te puedes ir tranquila a tu casa yo me arreglo con mi hermano- Dijo Dulce
-Gracias por el almuerzo, nos vemos mañana- Despidiéndose para seguir su camino
-Anahi- Se levanto de su asiento- Espera un segundo
-Paso algo?- Pregunto al ver frente a ella a su jefa
-Si es que yo – Dulce quiso hacerle caso a su corazón y unió sus labios con los de Anahi

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:55 pm

*Capitulo 6
Vi como su rostro se acerco al mío de una manera rápida, ni siquiera pude reaccionar. Mis ojos se cerraron casi automáticamente y una fuerte corriente sentí en mi cuerpo cuando por fin sus labios tocaron los míos, sus manos se posaron en mis mejillas la verdad intentaba detener lo que estaba pasando pero mi cuerpo se mantenía inmóvil. Ella quiso profundizar aquel beso y mi boca se abrió despacio mi lengua y la suya se encontraron, era como si fueran la una para la otra se sentían, se acariciaban iniciaban una danza lenta entre ellas hasta parecía que yo no poseía control alguno sobre la misma.
Mi corazón aumentaba cada vez mas sus latidos, y con mis manos temblorosas quise poner fin a lo que jamás tenia que a ver pasado.
-Detente, por favor- Dijo Anahi apartando las manos de su jefa
-Por un momento pensé, que tu deseabas ese beso tanto como yo- Dulce hablo con voz temblorosa
-Los únicos besos que yo deseo son los de mi pareja- Sentencio Anahi antes de salir de la oficina
Mis nervios no habían cesado, mi cuerpo estaba temblando mientras mi corazón parecía tener vida propia. Aun así necesitaba salir de ese canal de televisión, me sentía realmente mal, no fue correcto es mi jefa y tu tienes una vida una pareja formada desde hace tres años no puedes dejar que todo lo que has construido se termine por una tontería.
Salí del canal y llame un taxi para así llegar a mi casa. La imagen de ella acercándose a mi se repite una y otra vez en mi cerebro, tienes que olvidarlo eso jamás ocurrió ahora no te puedes dar el lujo de perder el trabajo así que no tienes opción debes y tienes que olvidar lo ocurrido hoy en esa oficina.
---------------------
Legue a mi auto rápidamente lo encendí para emprender mi camino. No era la primera vez que alguien me rechazaba, lo que me resulta extraño es que su boca me haya dicho que los únicos besos que deseaba son los de su pareja cuando sus ojos me decían otra cosa. Lo cierto es que no soy una experta en saber lo que las personas quieren con solo mirarlas a los ojos, eso ya lo había comprobado. Mi corazón se quiere salir del pecho, de alguna manera tengo que controlar lo que me esta pasando.
Es una chica hermosa digo en voz alta, pero chicas hermosas hay en todas partes y tu te pretendes fijar en Anahi. Niego una y otra vez con mi cabeza, lo mas seguro es que todo esto sea una calentura pues mi reina ya te dejaron bien claro que no conseguirás nada con ella tiene “Pareja” golpeo el volante de mi coche al decirlo, que rayos me esta pasando no dejo de preguntarme.
Estaciono mi coche en una avenida muy transcurrida, al bajar de el coloco la alarma y sigo mi camino a pie. Llego aun pequeño edificio entro en el ascensor, se abren las puertas en el quinto piso toco tres veces la puerta y..
-Ocupada?- Pregunto Dulce
-Cuando he estado ocupada para ti- Responden con sonrisa de oreja a oreja
Al escuchar esas palabras no me detuve y la bese. Mis manos tomaron su cintura para así poder cerrar la puerta con mi pie izquierdo la pegue a una pared y comencé a desabrochar el botón de su pantalón, sentía sus manos intentando quitar mi camisa.
-Hey espera, porque no vamos a la cama- Propuso la chica
Dulce se quito la camisa dejándola caer al suelo- Vamos
En el transcurso de camino a su habitación podía verla quitarse su ropa yo hacia lo mismo, no quería perder tiempo. Al llegar a su habitación, mi boca se apodero de su cuello mis manos acariciaban sus senos, cada segundo que pasaba el calor aumentaba. En una vuelta de besos y caricias quede debajo de ella cuando en mis dedos sentían lo húmeda que estaba su intimidad, ella abrió un poco las piernas y fue allí cuando dos de mis dedos entraron rápidamente escucharla gemir me hizo aumentar mi ritmo sus caderas cobraron vida propia mientras sus manos se aferraban a mi cabello. Cada movimiento parecía no tener fin, cuando mis ojos se cerraron y trajeron consigo un ligero recuerdo del día que vi a mi secretaria por primera vez.
Automáticamente abrí mis ojos, y su perfume llego de la nada quedando yo envuelta en lo que parecía ser una alucinación. En una vuelta puse a la chica que no dejaba de gemir debajo de mí, mis dedos entraban una y otra vez en su intimidad mientras solo en mi cerebro tenia presente a Anahi.
----------------------------
Llegue a mi casa y me senté en uno de los muebles de la sala, intentando buscar las palabras correctas para contarle a Maite lo que había ocurrido minutos antes cuando de la nada llego.
-Vaya, llegaste temprano- Dijo Maite al ver a Annie
-Si, creo que necesitamos hablar- Levantando mi rostro- Dios mío que te paso? –Se levanto del mueble
-Nada no me paso nada- Apartando las manos de Anahi de su rostro- Mejor explícame, quien era la mujer con la que fuiste a almorzar
-Mai.. Ella era mi jefa solo fue un almuerzo de trabajo –Mintió
-Trabajo? Anahi yo no soy una niña, la vi como te tomo de la mano y luego te abrió la puerta de su coche- Frunció el ceño
-Espera estas molesta porque fui a almorzar con mi jefa.. Primero porque no me dices, donde pasaste la noche?- Pregunto Anahi
-Fui a casa de mi.. mi.. eso no importa ahora- Se sentó en un sillón
-Como que no importa.. Ósea pasas la noche quien sabe donde y regresas con un golpe en la cara- Se sienta frente a Maite- Quien te hizo eso?
-Anoche fui a un bar y pues nada.. Me pase de tragos se armo una pelea y me dieron un golpe listo eso fue todo- Decía Maite
-Que? Dios mío pero que mala costumbre de irte a tomar- Negó con la cabeza
-Y tu agarras de costumbre salir con tu jefa a comer?- Pregunto Maite seria
-No por supuesto que no, Mai le acepte el almuerzo porque no se me pareció algo normal – Explicaba Anahi
-Espero que no se vuelva a repetir- Sentencio Maite- Voy a preparar algo para comer, si quieres tomas una ducha y descansas un poco
Sonríe- Esta bien te voy hacer caso – Dijo Anahi alegre
Le dio un beso corto a Annie- Espero que no tengas que adelantar ningún trabajo
-No, para nada- Mintió
Me levante del mueble y camine rumbo a la habitación, a pesar que le mentí a Maite en dos oportunidades me sentía tranquila ya que la notaba diferente. Planeé esperar a que ella se durmiera, para comenzar hacer el trabajo que me había encargado Dulce.
---------------------------
-Viste, te dije que nos volveríamos a ver- Dijo Dulce saliendo de la ducha
-Si ya me di cuenta, aunque para la próxima se vale avisarme- Respondió sonriente
-Que? Ahora tengo que llamar para ver si me quieres ver, Sofía no me salgas con eso - Frente a Sofía
-Tu sabes que yo siempre estaré para ti, pero oye tenia una cita- Le da un pequeño beso en los labios a Dulce
-Cita? –Ríe a carcajadas Dulce
-Oye no te rías, te hablo en serio conocí a una chica hace un par de semanas y bueno me invito al cine hoy- Comento Sofía
-Mi reina si tenías plan, me lo hubieras dicho y listo- Dijo Dulce
-Escucho algunos celos o me equivoco- Sonriente hablo
-Te equivocas.. Lo que pasa es que tampoco me gusta arruinar tus planes- Terminándose de vestir
-Tranquila que si de verdad le intereso a la chica, me volverá a llamar además tú sabes que no me acostumbro a esas cosas- Mirando a Dulce
-Cuando será el día que me dirás “Dulce me enamore”- comento Dulce
-Creo que falta mucho tiempo
-Bueno Sofía, ya me tengo que ir de verdad que te agradezco tan buen recibimiento- Sonríe
-Oye vas al bar?- Pregunto
-No reina, iré a mi casa- Dijo Dulce
-OK nos vemos luego- Beso a Dulce
-Cuídate- Salio del departamento
Mi reloj marcaba las ocho y veinte minutos cuando llegue a mi auto. Sofía era una de esas personas que les dicen amigas con derecho, cuando quería pasar un buen rato ya sea en una habitación de hotel o en nuestras casas estaba dispuesta. Nos conocimos cuando éramos unas niñas y después de darnos cuenta que teníamos los mismos gustos sexuales, decidimos intentar una relación cosa que fue inútil ninguna de las dos resultamos muy fieles y antes de enredarnos la vida decidimos ser amigas con algunos tratos especiales. En fin un día podría llegar hacer la amiga más leal que siempre he tenido, mientras que en la noche se podía convertir en la amante mas apasionada.
Llegue a mi departamento y de inmediato me fui a la cama no quería tener oportunidad de pensar.
--------------------------------
Me levante de la cama procurando hacer el menor ruido posible, al llegar a la cocina me instale y comencé a revisar el correo electrónico para así iniciar mi tarea.
Después de un par de horas, pude ponerle punto final al contrato que Dulce me había dicho que preparara. Con un ligero bostezo apague la tablet y doy paso hacia la habitación cuando una pequeña luz llama mi atención.
Me doy cuenta que es el celular de Maite de alguna manera olvidado en uno de los muebles de la sala, sonrío al tomarlo con una mano y me fijo que tiene un mensaje te texto dudo un momento hasta que por fin presiono el botón de leer.
“Espero que el golpe en tu rostro este mucho mejor, me gustaría verte mañana un beso”

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:56 pm

*Capitulo 7
Desperté muy temprano, tome una ducha me vestí bastante normal para salir a desayunar a la calle. No sabia que hacer, mucho menos sabia que decirle cuando la viera ósea la bese pero no pienso disculparme si tanto ama y adora a su pareja no me hubiese correspondido el beso además estoy segura que sus ojos me pedían un beso a gritos. Debo admitirlo a veces mi ego puede llegar hacer enorme, aunque no mas que mi orgullo Anahi Puente es una mujer muy hermosa pero me pudo aclarar las cosas de otra manera. A quien quieres engañar cuando vas a aceptar que sientes algo especial por Anahi, sino por que pensabas solo en ella cuando tenias sexo con Sofía ya lo se me convenzo a mi misma que es por calentura no mas.
Después de desayunar, llegue a mi oficina me di cuenta que aun no llegaba mi secretaria tome asiento y.
-Y si decidió renunciar por el beso que le diste- Pienso en voz alta- No lo creo, si hubiese querido renunciar lo hace ayer porque esperaría hasta hoy
-Con permiso, puedo pasar- Dijo desde la puerta
-Carolina, claro que si pasa- Se levanto Dulce
-Quería saber si me extrañabas- Pregunto Carolina
-Extrañarte? Puede ser porque no -Respondió Dulce acercándose a Carolina
-Puede ser? Que clase de respuesta es esa, deberías aprender a un poco- Decidida tomo a Dulce por las mejillas y la beso
-Buenos..Días- Anahi entro a la oficina y al ver aquella escena se quedo muda
-Anahi –Dijo Dulce Apartando a carolina- Buenos Días, mira yo.. yo te
-Hola, tu debes ser la nueva secretaria- Extendió su mano a modo de presentación- Yo soy Carolina
Le da la mano a Carolina- Un placer conocerla, usted debe ser la pareja de la señorita Dulce no es así?
-Pareja- Ríe a carcajadas
-Anahi, Carolina es mi antigua secretaria- Por fin hablo Dulce
-Entiendo, bueno si quieren las dejo a solas un momento- Propuso Anahi
-Tranquila yo ya me retiro- Dice Carolina- Hasta luego jefecita
Ver salir a Carolina de mi oficina me hizo desear desaparecer o nose algún desastre natural seria perfecto en este momento, lo que sea pero algo tenia que pasar no soportaba este silencio atroz ni mucho menos sus ojos sobre mi.
-Debo entenderlo ahora todo- Rompió el silencio Anahi
-A que te refieres?- Pregunto Dulce
-Me refiero al beso que usted me dio ayer.. Al conocer a su antigua secretaria, es claro que siempre busca tener algún tipo de trato especial con todas- Comento Anahi
-No Anahi- Acercándose a Annie- El beso que yo te di ayer fue por…
Interrumpió a Dulce- Primero que nada, por favor no se me acerque.. Y segundo se puede ahorrar sus palabras, esta mas que claro que no pienso caer en su juego
-Ahora pretendes dejarme como lo peor a mi?- Levanto una ceja Dulce
-Disculpe?- Frunció el ceño
-Que no te hagas la sufrida ahora, si tanto no querías caer en mi juego como tu lo llamas porque me correspondiste el beso..
-Eso fue un error, un error que no se volverá a repetir –Hablo Annie
-Un error que todavía tienes presente no?- Dijo en voz baja Dulce
-Te lo dije ayer y te lo voy a repetir hoy pero será de otra manera a ver si lo entiendes.. Los únicos besos que deseo son los de mi pareja- Recalco Anahi
-------------------------
Después de dichas palabras pude notar como su rostro se torno muy serio, su ceño se frunció dándome cuenta que tal vez le molesto mi comentario. Una fuerte tensión se apodero del lugar y ella solo me miraba.
No se como me pude permitir caer en esto, esta bien Anahi te molesto llegar a la oficina y verla hay besándose a la cara de realenga que resulto ser su antigua secretaria, pero podías no perdón tenias que controlarte; que es todo esto acaso son celos?
-Aquí tengo el contrato que me pediste que hiciera- Hablo Anahi
Bajo la mirada- Ve a imprimirlo y se lo llevas al mensajero para que lo entregue a la empresa que escogiste –Dulce comento
-No lo vas a revisar? – Sorprendida pregunto Annie
-No estoy de ánimos para revisarlo, ya te dije lo que tenias que hacer por favor no pierdas mas tiempo- Se sentó en su puesto de trabajo
-Esta bien, como tu digas –Encendió la laptop
El clima tenso aun no cambiaba, de reojo pude ver su rostro aun serio frente a su computadora puso un poco de música y simplemente se concentro en algún informe. No soportaba esta situación, indudablemente estaba molesta pero y que? yo también lo estaba o es algo normal para ella ir besando a chicas a su paso. Por dios te escuchas como la propia niña celosa.
-Iré a la oficina de mi hermano, regreso en unos minutos- Dijo Dulce antes de salir
Mi cabeza estaba en un limbo, en tres días me han pasado tantas cosas primero todas estas sensaciones extrañas cuando la conozco, luego el beso correspondido de ayer y ahora esta escena de celos porque aunque lo intentes negar no fue mas que eso. Y Maite, donde dejas a Maite en todos estos acontecimientos? La noche de ayer encontré un mensaje bastante raro en su celular, Anahi es verdad que a pesar del beso y todo lo que ha pasado con tu jefa siempre has querido respetar a tu pareja, pero y ella seria Maite capaz de serte infiel?
-----------------------
-Poncho, de verdad no estoy de ánimos para un viaje?- Dulce molesta comentaba
-Y quien te dijo que este será un viaje de placer hermanita?- Levanto una ceja- Necesitamos cerrar el acuerdo con esa empresa y para eso debes viajar al norte del país- Finalizo Poncho
-Puedes mandar a otra persona o en el mejor de los casos preparar tus maletas e irte- Dijo Dulce
Ríe- Hermanita yo tengo otros asuntos que atender aquí, en dos días sales así que habla con tu secretaria y dile que se prepare para viajar contigo- Poncho hablaba sin parar
-Que? Espera Alfonso porque tengo que viajar con ella- Pregunto Dulce
-Porque es necesario, además de alguna forma estaré mas seguro que te reunirás con la empresa y no iras a un antro a divertirte- Cruzo sus brazos
-Dudo mucho que ella acepte viajar.. Además no es necesario todo esto- Caminaba por la oficina de su hermano
-Dudas? No hermanita ella tiene que viajar, en su contrato hay muchas cláusulas y precisamente viajar es una de ellas- Poncho explico
-No quiero Alfonso no quiero viajar y menos con ella- Frunció el ceño Dulce
-Dul pasa algo con esa chica? – Pregunto serio Poncho
-Alfonso lo que quiero decir es que..
Interrumpió a Dulce- Lo siento hermanita ya esta decidido, viajas en dos días
-Odio cuando te pones en plan de dueño y señor de este canal- Levanto la voz Dulce
-Y como quieres que me ponga? Que todo el día este de fiesta como tu, que me olvide de las responsabilidades como tu o que pierda mi tiempo en un maldito bar COMO TU!!!- Grito al final
-Te voy a matar – Dulce corrió y tomo a su hermano por el cuello de la camisa
-YA BASTA!!!- Entro Blanca a la oficina
-Mama, Dulce fue la que empezó- Dijo Poncho cuando su hermana lo soltó
-Desde pequeños siempre pelearon, pero por dios ya están bastante grandecitos los gritos se escuchaban por todo el pasillo- Blanca miraba a sus dos hijos
-Yo solo le decía a Dulce que tenía que viajar- Comento Poncho
-Si y yo le informaba a mi querido hermanito que me tomare estos días libres, tengo que estar preparada para ese viaje no es cierto?- Dulce miro a su hermano con sonrisa sarcástica
-No.. Eso si que no, tienes que venir a trabajar- Poncho negaba con la cabeza
-Si y precisamente por eso viajare en dos días para trabajar, por lo tanto he decidido descansar antes del viaje- Sonrisa de triunfo
-Irresponsable –Grito Poncho
-Amargado- Respondió Dulce
-Bueno ya!!! – Dijo Blanca- Alfonso tu eres uno de los dueños de este canal, pero no puedes olvidar que a tu hermana también le pertenece.. Tienes que respetar sus decisiones tu sabes que siempre ha cumplido con sus obligaciones
-Exactamente hermanito- Le guiño el ojo Dulce a Poncho
-Dulce, no hay persona que haga lo posible por sacar este canal adelante como tu hermano.. Tienes que tener un poco de respeto hacia el – Blanca miraba a Dulce
-Escuchaste bien- Levanto una ceja Poncho
-Me iré a mi oficina.. Mama se vale ir a visitarme allá eh- Dulce le da un beso a su madre antes de salir
-----------------------------
Anahi si sabias que llegarían las dudas con respecto a la fidelidad de tu pareja, porque no anotaste el numero de la persona que envío el mensaje.
-Enviaste el contrato?- Pregunto Dulce al llegar a su oficina
-Si ya lo envíe.. Quieres que te comunique con la empresa, para saber su respuesta es decir para saber si aceptaran la nueva propuesta?- Pregunto Anahi
-No Anahi, ellos me mandaran un correo dándome su opinión con respecto al contrato que preparaste- Dijo Dulce antes de sentarse en su escritorio
-Si quieres puedes salir a almorzar, cuando regreses tendremos una pequeña reunión- Comento Dulce- No es nada malo, solo revisaremos unas cuentas- Finalizo
-Esta bien, con permiso- Anahi tomo su bolso y salio
Era tan extraño verla tan seria que seguramente me costaría un poco acostumbrarme. Salgo del canal, para así caminar a un pequeño restaurante que no quedaba muy lejos, conocía el lugar de hecho tenia mucho tiempo sin ir ahora que lo pienso la ultima vez que asistí a el fue cuando conocí a Maite que días aquellos me rió al recordar.
Paredes blancas y grandes ventanas a los costados me hacen darme cuenta que no había cambiado mucho, apresuro mis pasos hacia el restaurante. Cuando llego a la entrada, me recibe un chico bastante joven.
-Buenas tardes señorita, sea usted bienvenida al restaurante “Tus Deseos”
-Pues muchas gracias –Dijo Anahi sonriente
-Y precisamente ahora mismo le cumpliré su primer deseo- Sonríe el chico- Desea usted mesa para dos personas?
Ríe- Bueno la verdad, yo no estoy acompaña..
La sonrisa se borro de mi rostro inmediatamente, pase una de mis manos por mis ojos para poder comprobar que lo estaba observando no era un espejismo. Mis lágrimas comenzaron a salir sorpresivamente, no podía creerlo.
En una de las mesas que mis ojos lograban divisar, se encontraba Maite muy sonriente con otra chica desconocida para mí, verlas tomadas de la mano de una manera muy cariñosa me dejo helada cuando sin creérmelo aun, mi pareja actual comenzaba un beso quizás muy apasionado con su compañía.
-Señorita, le pasa algo?- Pregunto el joven
Limpio mis lágrimas- Nada muchas gracias por su atención
Rápidamente mis piernas se alejaron del restaurante, mis pasos eran lentos era como si en un abrir y cerrar de ojos todo lo que sentía que estaba perfecto se destruía frente a mi. No lograba entender el porque Maite era capaz de hacerme esto, a pesar de las peleas y los cambios de humor me sentía engañada pues a esa arquitecta le dedique tres años de mi vida.
En ningún momento me detuve; mi cuerpo sin ánimo y sin alma se dedico a dejar en cada paso que daba los momentos felices que pude llegar a vivir con ella. Algo que no podía soportar yo era la infidelidad, pues si una persona se atreve a mirar a otro lado cuando tiene una relación es porque todo el amor que se dice es real no son mas que palabras vacías. No estaba segura si lo que sentía por Maite era amor pues tengo que aceptar que Dulce ocasiona en mi algo que jamás había sentido. La mentira, el engaño si yo estuve con ella siempre, porque me tiene que pagar de esta forma, en menos de un segundo imagino que esa mujer debe ser la que mando el mensaje la noche anterior. Desde cuando? Porque? Son preguntas que necesitan respuesta ahora mismo, tal vez como yo necesitaba un abrazo.
Mi cuerpo sin alma solo sigue dando pasos, siendo guiados por ese órgano que cobro vida días atrás.
--------------------------------
Aun estoy sentada en mi escritorio, intentando analizar las palabras correctas para que mi secretaria no piense que el viaje no es parte de un juego como ella lo llama. Miro la puerta abrirse cuando mi corazón se paraliza al ver su rostro lleno de lagrimas. De inmediato me levanto y…
-Anahi, te paso algo?- Pregunto Dulce desesperada
No obtuve respuesta alguna y me quise arriesgar a ser rechazada una vez más. Me acerque y la abrace mi corazón comenzaba a latir muy rápido, sus sollozos cada vez se hacían mas altos y yo no podía decir una palabra en ese momento quería desaparecer al culpable de tal crimen, eso era para mi ver llorar a esta mujer un verdadero crimen.
-Por favor no me vayas a dejar sola- Dijo Anahi entre lágrimas
-Jamás te dejaría sola –Levante su rostro y con las yemas de mis dedos limpie sus lagrimas- Dime que te hicieron?
-Hija quieres almor.. Dulce que le paso a Anahi?- Blanca entro a la oficina
-No lo se mama, pero por favor consigue una taza de te o agua no se lo que sirva en estos casos- Pidió Dulce a su madre
-Esta bien, ya regreso- Blanca salio
La tome por sus manos y la lleve hasta los muebles de mi oficina para que se sentara.
-Te robaron? No eso no puede ser por que tienes tu cartera, Te resbalaste y te caíste? Puede ser donde te golpeaste? –Dulce estaba nerviosa
-No me caí- Respondió Anahi
-Ah no? Entonces cuéntame que te paso – Dulce se sentó aun lado de Annie
-Hija, aquí tienes- Entra Blanca y le da un vaso de agua a Anahi
-Gracias mama- Dijo Dulce
-Tranquila mi amor, hablaremos después- Camino hasta la puerta- Las dejo solas adiós –Se despidió Blanca

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:56 pm

*Capitulo 8

-Dulce, por que no comenzamos la reunión- Anahi hablo mientras terminaba de secarse sus lágrimas
-Olvídate de la reunión, Anahi por favor dime que te paso- Dulce no dejaba de ver a Annie
-No me paso nada Dulce, de verdad empecemos con la reunión.. Prefiero mantener mi cabeza ocupada en el trabajo- Confesó Annie
-Esta bien no te preguntare nada mas.. Solo quiero que sepas que cuentas conmigo, cualquier cosa que necesites no dudes en pedirlo Anahi- Le tomo la mano a Annie- Se que ayer no debí besarte, quiero aprovechar la oportunidad para pedirte disculpa.. De alguna manera te falte el respeto a ti y a tu pareja la ver..
-Tranquila acepto tus disculpas –Interrumpió Annie a Dulce
Se levanto- Bueno ya queda cancelada la reunión, la verdad lo que tenia que revisar eran varias cuentas pero tranquila yo me puedo ocupar.. Lo que si tenia que decirte es que en dos días tenemos que viajar al norte del país, al parecer cerraremos un contrato y mi hermano Alfonso pidió que tu me acompañaras- Finalizo Dulce
Se levanto- Esta bien, pero me gustaría saber cuantos días pasaremos allá? - Anahi estaba sorprendida
-La verdad no se, te podría decir tres días pero capaz será una semana en este caso todo depende de la empresa- Dijo Dulce- Quiero que sepas que desde un principio me negué a este viaje, no soporto las reuniones aburridas con hombres que en vez de estar en una oficina deberían estar en un ancianato
Sonríe- Bueno solo ten presente, que en este viaje no te vas a aburrir sola
-Muy cierto, también te tengo otra noticia
---------------------------
La verdad no se en que preciso momento deje de escuchar lo que decía para comenzar a detallar su cuerpo. Es increíble el alivio que sentí cuando sus brazos me cubrieron, por un momento deseaba pedirle que me besara pero me contuve al ver su rostro preocupado.
Tenia que pensar como le iba a decir a Maite lo del viaje, por dios Anahi acaso pretendes callarte lo que viste en el restaurante o tienes la minima esperanza de que tu pareja sea sincera y te diga que fue un “error” que “nada es lo que parece” en el peor de los casos que me diga “era una amiga” que estas dispuesta a aguantar.
-Anahi, escuchaste lo que te dije?- Pregunto Dulce
-Ehh bueno me decías que.. Yo.. Yo no escuche nada Dulce, discúlpame creo que me fui a otro planeta- Apenada confeso Annie
Sonríe- Tranquila no pasa nada, solo te decía que ni mañana ni pasado tendremos trabajo y por si fuera poco te quiero decir que te puedes ir a tu casa- Dulce se sentó en su escritorio
-Esta bien, nos vemos luego- Anahi comento sin ánimos
Lo menos que quería en estos momentos, era ir a mi casa pero claro con que excusa me quedaba.
-Anahi, tienes planes con tu pareja- Pregunto Dulce
Volteo a mirar a Dulce- Planes? No para nada
-Te gustaría dar una vuelta por la ciudad conmigo?- Mostró la palma de su mano- Antes que respondas, quiero que sepas que lo hago en plan de amigas nada mas
-Que esperas para irnos- Respondió Annie
De inmediato mi jefa se levanto y me tomo de la mano para salir de la oficina. Ya estábamos en el coche, de hecho ya la mirada de Dulce estaba concentrada en el camino mientras yo en el asiento del copiloto apagaba mi celular, lo menos que quería era escuchar la voz de Maite diciéndome algún reclamo.
No tenia idea a donde íbamos y de vez en cuando volteaba a ver su rostro, supongo que lo único que necesitaba para olvidarme de todo lo que viví hoy era salir debo aceptar que no habría deseado mejor compañía. El coche paso al estacionamiento de un gran edificio, mi corazón se había acelerado no quería imaginar donde estábamos. Ella me abrió la puerta del copiloto y fue en eso preciso momento donde quise salir de dudas.
-Donde estamos?- Pregunto Anahi
-Donde estamos? En un estacionamiento señorita Puente que paso necesita sus lentes- Bromea Dulce
-Ya se que es un estacionamiento, lo que quiero saber es que.. Sabes que mejor olvídalo yo me iré a mi casa- Comenzando a caminar
-Hey hey –Tomo a Annie por el brazo suavemente- Que paso? Porque te vas a ir si estas a punto de conocer mi departamento
Se soltó de Dulce- Precisamente por eso, yo no quiero ir a tu departamento quien crees que soy yo una.. una..
-Se que eres Anahi Puente –Interrumpió a Annie- No se que habras imaginado, pero te llevaba a mi departamento para jugar un rato –Sintió una cachetada-
-Atrevida!! –Dijo Anahi molesta
-Auchh! –Se puso una mano en la mejilla- Espera creo que me exprese mal, Anahi yo tengo una habitación de juegos – Se alejo un poco, al ver el rostro enojado de Anahi- No, no, no espera es decir no esa clase de juegos, dios que difícil es esto
-Su cara intentando explicarme que era lo que íbamos hacer en su departamento, me saco una sonrisa y si bien le había dado su buena cachetada ahora entendía a que se refería.
-Lo que veo es una sonrisa? Eso quiere decir que si vas a subir a mi departamento- Dulce sonreía
-Si voy a subir- Dulce la tomo de la mano para seguir su camino
La puerta del departamento se abrió y con ella mis ojos también como par de platos. Realmente era impresionante el tamaño de su hogar, tenia cuatro habitaciones una sala de estar con bastantes fotografías familiares, la cocina tenia todos los productos necesarios para ser el espacio ideal de cualquier chef.
-Quieres tomar algo? – Pregunto Dulce al abrir el refrigerador
-Nada, gracias-
-Bueno yo me tomare una cerveza- Decía Dulce al destapar su bebida- Y entonces mi secretaria mal pensada esta preparada para perder
-A que te refieres? –Anahi hablo sin entender
-Ven sígueme- Salio de la cocina- Antes de que me vayas a estampar otra cachetada, ven te invito a conocer mi lugar favorito –Abrió una puerta-
Me encontraba realmente sorprendida, lo que mis ojos veían era una gran cantidad de video juegos pero de gran tamaño, esos que para poder funcionar necesitan una moneda.
-Podemos jugar lo que sea, desde peleas hasta carreras- Comento Dulce
-Acaso te gusta coleccionar estos juegos?- Sorprendida Pregunto Anahi
-No la verdad, es que mi padre me las regalo cuando era una niña de hecho a mi hermano y a mi.. Cuando cumplí la mayoría de edad me mude a este departamento y porque no traerlas conmigo- Hablaba Dulce
-Imagino que tu infancia fue espectacular, a cualquier niño o niña le hubiera encantado tener todo esto- Sonreía Anahi
Mi infancia te la puedo resumir en menos de un minuto, los viajes de papa, las aburridas navidades en el canal de televisión y los cuentos de mi madre por las noches debo aceptar que eso fue lo mejor.. Pero ahora dígame se anima a matar zombies? - Entregándole una pistola de plástico
Entre chistes y risas recorrimos cada video juego de la habitación, me gustaba verla fruncir el ceño cuando se daba cuenta que le había ganado mientras yo por mi parte intentaba poner mi rostro lo mas serio posible cuando efectivamente lograba vencerme Dulce al verme así me hacia cosquillas sin yo poder detenerla. De algún modo me olvidaba del mundo cuando la tenia cerca y el tiempo se volvió nada para nosotras.
-Quieres descansar un rato?- Dulce Pregunto
-Si por favor, creo que no mereces perder tanto- Anahi respondió entre risas
-Que graciosa se a convertido señorita Puente- Saliendo de la habitación de juegos
-Graciosa es tu cara cuando te gano- Mirando sentar a Dulce
-Esta bien me descubriste, la verdad es que eres la invitada tenia que dejarte ganar- Dulce comenta sonriendo
-Oh si claro- Se sentó al lado de Dulce- Oye tienes una familia hermosa –Dijo Anahi al mirar una fotografía
-Gracias- Tomo la fotografía con sus manos- Mira este es mi padre el murió hace un año de un infarto..
Interrumpió a Dulce- De verdad lo siento
-Tranquila Anahi todo esta bien, esta señora hermosa es mi madre- Señalando con un dedo- Este de acá es mi hermano Alfonso mejor conocido como Poncho y esta niña hermosa soy yo –Sonríe al decirlo-
-Ah caray pero que ego el tuyo no- Ríe
-Miro su reloj- Señorita Puente, creo que nos olvidamos de la hora son las siete y cuarenta minutos de la noche- Dijo Dulce
-Paso la hora volando- Se levanto- Creo que me tengo que ir
-Vamos yo te llevo a tu casa- Finalizo Dulce
La verdad no tenia ni la minima intención de irme a mi casa después de esta tarde tan divertida no quería arruinarla y ulitizo esa palabra porque se que cuando vea el rostro de mi querida pareja todo lo que había olvidado llegara. El camino era un poco largo pero como no había tráfico llegamos en menos de veinte minutos, su coche se estaciono frente a mi casa y debo confesar que mis manos temblaban sin parar.
-Gracias por aceptar mi invitación a jugar, aunque me costo una cachetada- Sonríe Dulce al decirlo
-Cuantas veces me tengo que disculpar para que lo olvides- Dijo Annie apenada
-Pues millones de veces por mal pensada-Confeso Dulce- Que descanses
-Descansa tu también- Se acerco a Dulce para darle un beso en la mejilla
Al salir del coche de Dulce, me di cuenta que mi corazón no se lograba controlar y me quede mirando como arranco para irse. Cerré mis ojos un segundo y pose mi mano derecha en mi pecho quería sentir lo que Dulce producía en mi desde que la conocí. Y de la nada sentí una mano presionar mi brazo izquierdo, mis ojos se abrieron hasta que.
-Donde estabas?- Pregunto Maite bastante seria
Es increíble que esta mujer sea tan descarada, me suelto lo mas rápido que puedo para seguir mi camino a la casa. Entro sin mirar atrás mientras intento sacar de mi cabeza las imágenes de aquella chica besando a mi pareja, dejo mi bolso en uno de los muebles de la sala para así comenzar a guiar mis pasos hacia la cocina.
-Te estoy hablando Anahi, como te atreves a dejarme allá afuera- Decía Maite al seguir a Annie
-No estoy de ánimos Maite, de verdad no quiero pelear- Dijo Anahi mirando a su pareja
-Entonces dime, donde estabas? No perdón dime que hacías en el coche de tu jefa otra vez- Alzo la voz
Negó con la cabeza- Maite estaba en el coche de mi jefa, porque ella tuvo la amabilidad de traerme eso es todo
-Anahi son casi las ocho de la noche, tu hora de salida es a las cinco de la tarde- Frunció el ceño Maite
-Hoy salimos tarde, ya que teníamos que preparar varios proyectos para una empresa que queda al norte del país.. En dos días tenemos que viajar – Término de decir Annie
-Tenemos? – Levanto una ceja
-Si Maite tenemos que viajar Dulce y yo, Solamente te quiero adelantar que no me puedo negar es prácticamente obli..
-No digas mas – Interrumpió a Annie- No me interesa lo que tengas que hacer con la mujer esa
-Esta bien entonces no digo mas nada –Se queda callada intentando sacar fuerzas para decirle a Maite que la había visto en el restaurante
-No pasare la noche aquí - Dijo Maite antes de salir
Mis lágrimas salen sin permiso, no entiendo porque me quede callada. De alguna manera siento que estoy pagando las cosas que siento por mi jefa

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:57 pm

*Capitulo 9
El sonido de mi celular me hizo despertar, aparte de mí el cómodo edredón que me acompañaba todas las noches en mi cama para así levantarme. Lo busco en mi mesa de noche y por fin logro contestar.
-Bueno? –Contesta Dulce con voz ronca
*Por esa voz, me doy cuenta que te desperté
-No importa mama, cuéntame cual es el motivo de esta llamada
*La verdad ninguno solo quería saludar a mi hija
-A pues hola hermosa –Le lanza un beso- Mucho trabajo en la oficina?
*Si supieras que no, en estos momentos tú hermano esta reunido con un productor o algo así
-Ah ósea que mi madre esta aburrida? Porque no te vienes a mi casa y hablamos un rato- Pregunto Dulce
* No puedo mi horario de salida es a las cinco de la tarde o acaso esto es parte de una estrategia para echarme –Ríe-
-Estrategia? No claro que no, solo que no me gusta saber que la dejaron sola en esa oficina
*A veces mi madre parecieras tu, por eso es que te adoro siempre preocupándote por mi
-Madre solo hay una y para que negarlo si tengo la mejor del mundo tengo que cuidarla
*Esta noche pasare por tu casa, así que espérame despierta eh
-Despierta y con todo preparado para tener nuestra noche romántica
*Tonta, nos vemos esta noche te mando un beso enorme
-Igual yo, te esperare –Cuelga la llamada
Después de finalizar la llamada, camine al baño a tomar una ducha. Al salir me puse ropa cómoda, no tenía ni la minima intención de salir de casa en todo el día, bueno recordé que tenía entrenamiento de karate pero afortunadamente faltaba mucho ya que era a las seis de la tarde.
Llegue hasta la cocina, cuando el timbre de mi departamento se escucho. Fruncí el ceño pues era extraño que sonara ya que no esperaba alguna visita.
-Ya voy – Grite al escuchar el timbre de nuevo
Me sorprendí mucho al abrir la puerta, de hecho por un momento imagine que estaba soñando.
-Anahi? – Dijo Dulce para asegurarse que no era un sueño
-Hola disculpa por venir sin avisar, es que cuando desperté recordé que ayer me hablaste de revisar algunas cuentas y pues te quería ayudar- Anahi hablo un poco tímida
-Pasa estas en tu casa –Terminando de abrir la puerta- Bueno sobre las cuentas, te dije que no te preocuparas yo podía hacerlo sola
-Si yo se que me dijiste que podías sola, pero es que de verdad te puedo ayudar no tengo problema con eso- Comento Annie
-Esta bien como quieras, aun no he empezado ni siquiera pensaba hoy ponerme a trabajar en eso- Sonríe Dulce
-OK ya entendí, mejor me retiro
-No, no, no espera Anahi es que de verdad me da pesar ese tema, ojo no te estoy pidiendo que te vayas ahora que lo pienso porque no te quedas aquí conmigo así platicamos un rato – Hablaba sonriente Dulce
-Si claro, porque no –Dijo Annie
-Bueno sígueme trabajadora compulsiva –Comenzando a caminar a la cocina
-Estabas cocinando- Anahi hablo al llegar
-Creo que el cocinar no es algo que llame mucho mi atención solo me preparaba un poco de cereal, quieres?- Pregunto Dulce
-No gracias ya desayune – Anahi miraba a su jefa
------------------------
Camisa roja muy ajustada a su cuerpo y short blanco bastante corto era la vestimenta que tenía mi jefa, al llegar a la cocina tome asiento en una pequeña mesa mientras me dedicaba a detallar todo su cuerpo. Sus senos eran de un tamaño normal, por lo que marcaba su camisa me daba cuenta que tenia un abdomen perfectamente plano, piernas bastante tonificadas era obvio que mi jefa pasaba muchas horas en un gimnasio, su piel bronceada me hizo desear tocarla y de la nada siento que mi temperatura empezaba a subir.
Aparte mi vista de ella, necesitaba concentrarme en otra cosa. Por dios acaso te ibas a quedar en casa sola esperando a que llegara Maite de quien sabe donde, por lo menos mi pareja no sabia que tenia dos días libres esto me serviría para pensar un poco, que es lo que voy hacer de ahora en adelante.
-Estas muy pensativa, hasta puedo llegar a decir que estoy sola- Comento Dulce comenzando a comer
-Disculpa, me decías algo?- Anahi se sintió perdida
Ríe- Olvídalo, oye porque mejor no me cuentas de ti – Levanto un dedo- Ya se que antes de trabajar en el canal te dedicabas a tu pareja, solo cuéntame que te gusta, que haces en tus ratos libres en fin todo de ti. Seria bueno conocernos mejor –Finalizo Dulce
-En mis ratos libres me gusta leer, los libros de suspenso pueden llegar hacer mi adicción –Sonríe- Creo que eso puede entrar en la categoría de mis gustos, la verdad me considero una persona bastante normal con respecto a los gustos, quiero decir me gusta pasarla bien, reír, cantar en la ducha, salir a caminar un domingo, amo el helado de chocolate y las películas románticas- Confeso Anahi
-Bueno sacando el tema de los libros de suspenso si se puede decir que eres bastante normal- Dijo Dulce afirmando con la cabeza
-Porque lo dices?- Pregunto Anahi
-Porque? Ósea quien puede leer un libro que te puede llevar a la locura por las intrigas, imagínate si se trata de un crimen te rompes la cabeza pensando quien fue el culpable y a pesar de que siempre es el que menos te imaginas, tu sigues dudando de todos los personajes
Ríe- Tienes razón y bueno gracias a dios todavía no caigo en la locura – Comento Annie
-Ahora el otro lado de la moneda señorita Puente-Dijo Dulce levantándose- Que no te gusta, que es lo que odias?
Mirando a Dulce lavar su plato- No me gusta, bueno te puedo hacer una lista enorme aunque creo que lo mas importante son las mentiras, el engaño odio todo lo que tenga que ver con ese tema pues siempre terminan lastimando a las personas involucradas- Finalizo Annie
Secándose sus manos- Bastante cierto lo que dices, apartándome un poco del tema te serviré un poco de jugo de naranja y no me importa si no te apetece de igual forma lo voy hacer – Le da el vaso a Annie- Ahora ven vamos a seguir nuestra platica en la sala
Sentándose en un mueble- Creo que ahora es tu turno, digo yo hable suficiente no te parece? –Dándole un sorbo a su bebida dijo Anahi
-Mm tampoco es que hablaste tanto, pero bueno esta bien dime que te gustaría saber de mi- Levanto una ceja Dulce
Como decirle que me interesaba saber todo lo que tenia que ver con ella, sus gustos, sus hobbies, pero sobre todo preguntarle si el beso que me dio ya hace un par de días fue porque siente lo mismo que yo.
-Cuéntame que haces cuando sales del canal?- Pregunto Anahi
-Bueno yo desde muy pequeña practico karate si tengo practica voy –Sonríe- Si no voy al bar que tengo, a ver que tal están las cuentas –Respondió Dulce
-Porque karate? Digo no es que le vea algo malo, pero es extraño que tu siendo una chica lo practiques- Sorprendida hablo Anahi
-Oye ese fue un comentario muy machista- Señalando a Annie con un dedo- Pero bueno la verdad es que mi padre quería que supiera defenderme, aclaro también me decía que me daría disciplina y bla bla bla –Ríe- Jamás deje de practicarlo y en cierto aspecto me recuerda mucho a el - Finalizo Dulce-
-Tengo que confesar, que no te imagino peleando- Sonríe- Ahora bueno la otra pregunta es, tienes pareja?- Pregunto Annie
-Digamos que tengo varias amigas –Sonríe al responder-
-Porque tener amigas como dices tu y no darte la oportunidad de conocer a alguien especial e iniciar una relación, siempre hay que dar..
Interrumpió a Anahi- Creo que cuando vaya a tener una relación con alguien, debo estar segura que estoy enamorada de esa persona es que como dicen por ahi “la carne es débil” y la verdad lo menos que desearía seria lastimarla – Respondió sin dejar de ver los ojos a Annie-
Al escucharla decir esas palabras con su mirada clavada en mi note que estaba siendo sincera, quise detener el silencio incomodo y seguí con las preguntas.
-Porque me besaste?- Dijo Anahi
No se porque acababa de hacer esa pregunta, el punto es que al terminar de hacerla pude notar como se levanto del sillón donde estaba y se sentó a mi lado de inmediato baje la mirada al suelo, que podía hacer salir de su departamento pensé fingir un desmayo no Anahi desde cuando eres actriz.
-Yo te pedí disculpas por ese beso, pero si quieres alguna explicación tranquila te la daré –Tomo la mano de Anahi- Annie yo desde que te conocí, siento unas sensaciones en mi cuer..
Interrumpió a Dulce- No sigas por favor
Suavemente movió el rostro de Annie para así verla a los ojos- Tus ojos me dicen que a ti te pasa lo mismo que a mi, dime si se están equivocando? –Pregunto Dulce
Mi mano se aferro a la suya mientras intentaba controlar los latidos de mi corazón, no sabia que decir mejor dicho si sabía pero quería tragarme mis palabras no podía caer en lo mismo que mi pareja. Su rostro se fue acercando al mío lentamente hasta que por fin sus labios tocaron los míos y..
-Dulce yo, tengo pareja- Dijo Anahi al separarse
-Si ya lo se- Se levanto- Discúlpame me deje llevar, por un momento pensé que tu sentías lo mismo que yo
-Yo – Sonó el timbre del departamento
-Discúlpame, ya regreso –Salio de la sala
Salgo de la sala dejándola prácticamente con la palabra en la boca, pero no quería escuchar más de lo mismo creo que mi corazón se había cansado de tanto rechazo. Ahora parece que la estoy acosando, podría decir que hasta me tiene miedo cuando le agarre la mano pude sentir como temblaba; es necesario que termines todo esto Dulce sea como sea debes terminarlo si no quieres que le de un dolor de cabeza a tu hermano por la demanda que le meterán al canal de televisión, por acoso. El timbre de la puerta se escucha de nuevo.
Abre la puerta- Hola Sofía, que haces aquí?
Frunció el ceño- Caray pero que manera de recibirme
-Discúlpame es que no te esperaba- Dijo Dulce sincera
-Por lo menos me puedes invitar a pasar, no se digo yo como cosa mía – Cruzo sus brazos
-Claro pasa- La dejo pasar
-Tu mama me llamo, me dijo que estarías aquí sola y yo pensé porque no venir a acompañarte –Sonríe- Además ya va ser hora de almorzar y se que tu no cocinas –Termino de hablar Sofía
-Sofía no estoy sola, de hecho estoy con mi secretaria así que por fa..
Interrumpió a Dulce- No entiendo que le puedes ver a Carolina, pero bueno tranquila la saludare- Comenzando a caminar
Agarro a Sofía del brazo- No es Carolina, es mi nueva secretaria se llama Anahi te quiero pedir un favor no vayas a actuar como algo mas que una amiga –Casi rogó Dulce
Sonríe- Y quien soy Dulce, tu mejor amiga –Dijo Sofía
------------------------
Ya había contado como diez minutos y Dulce no llegaba, estaba decidida a decirle que me pasa lo mismo que a ella que mi pareja es una idiota infiel y pues que quería conocerla mejor a ver si podríamos tener algún tipo de relación, eso si tenia que dejarle las cosas bien claras pues no estaba dispuesta a ser una mas de sus amigas. Y ahí la vi entrar a la sala acompañada de una chica, cabello castaño no muy largo liso, piel blanca y ojos claros. Me levante de inmediato tenia la intención de irme cuando.
-Hola tu debes ser Anahi- Le da la mano para presentarse- Yo soy Sofía, amiga de infancia de Dulce
-Es un placer conocerla señorita Sofía- Suelta la mano de Sofía- Bueno yo mejor me voy a mi casa, para que estén mas como..
Interrumpió a Annie- No como te vas a ir, mejor quédate aquí que yo pediré una pizza así comemos y charlamos un poco –Salio de la sala Sofía
-Esperemos la pizza, mientras seguimos hablando- Dijo Dulce sentándose
Se sentó- De verdad no me gustaría molestar –Comento Annie
-No molestas, ella solo es una amiga tranquila creo mi mama le dijo que viniera porque pensó que estaba sola- Hablaba Dulce
-Una amiga entiendo- Bajo Anahi la mirada
-Bueno chicas ya esta la pizza en camino, Annie la pedí vegetariana espero no te moleste- Sofía pregunto
-Tranquila no hay problema- Respondió Anahi mirando a Sofía sentarse
-Me comento Blanca que te vas de viaje Dul- Sofía hablo
-Si al norte del país, Poncho quiere cerrar un contrato con una empresa, y en plan de venganza decidí tomarme estos dos días libres- Sonríe Dulce
-Pues me alegro por ti me imagino la cara de Poncho pobre –Ríe- Y tu Annie cuéntame, como se siente trabajar con esta pelirroja? –Sofía miraba a Anahi
-Bueno este.. La verdad me gusta su forma de trabajar –Anahi miro a Dulce mientras respondía
-Yo puedo decir que Anahi es bastante responsable, educada y tiene muy buenas referencias- Dulce hablo
-Oye Annie tienes plan para esta noche, sabes Dulce tiene un bar te animas a ir - Sofía comento
-Si es cierto, podría cancelar mi práctica de karate y nos vamos de una vez- Propuso Dulce
-Laura me dijo que hoy iba a estar su pareja, me muero de curiosidad por conocerla desde hace años- Aplaude Sofía cuando habla
Frunció el ceño- No te pierdes de mucho- Dijo Dulce
-Si también me comento Laura, que tuviste un problemilla con su novia- Ríe Sofía- Que mala suerte la de Laurita
-Laura no tuvo nada que ver, fue la chica esa que se quiso pasar.. Pero bueno eso no importa ahora, Anahi te gustaría ir a mi bar? -Pregunto Dulce
-Me encantaría, pero no me parece justo que canceles tu práctica de karate por llevarme a conocer tu bar- Confeso Annie
-Bueno Dul tengo una idea, mejor te acompañamos a tu practica y de allí nos vamos al bar –Propuso Sofía
-Por mi esta bien, pero que dices tu Anahi- Dulce miro a Annie
-Si yo las acompañare- Dijo Anahi
Aplaude- Listo tenemos plan, ahora que lo pienso podría llamar a Sara –Hablo Sofía
-Sara? Ese es el nombre de la chica con la que estas saliendo- Pregunto Dulce
-Si su nombre es Sara, me gustaría que la conocieras- Dijo Sofía
-Pues llámala y listo dile que nos espere en el bar- Dulce afirmo con la cabeza
-Me encanta la idea, ya la llamare- Sofía se levanto y salio de la sala
-Esta salida no te traerá problemas con tu pareja?- Pregunto Dulce mirando a Annie
-No te preocupes, todo estará bien- Respondió Anahi
---------------------
Por un momento pensé que la llegada de Sofía a mi departamento, resultaría fatal pero me di cuenta que no era así la verdad habría resultado mejor de lo que yo esperaba. Mientras comíamos la pizza vegetariana, me dedique a analizar todas las conversaciones que habíamos tenido hasta ahora las tres, mi gran amiga Sofía logro conseguir que Anahi aceptara ir al bar cosa que jamás me había pasado por la mente, debo admitir que me emocione mucho al escucharla decir que “todo estará bien” la idea de mi amiga Sofía fue la excusa perfecta para pasar mas tiempo a su lado.
Faltando poco para las seis de la tarde salimos de la casa, el gimnasio donde yo entrenaba karate quedaba muy cerca, sin embargo nos fuimos en mi coche. Mi secretaria se sentó en una de las gradas del lugar, el gimnasio era bastante grande. Me puse la ropa que exige este tipo de arte marcial para poder practicarla, kimono blanco con mi cinta color negra en la cintura, amarre mi cabello y preparada salí a entrenar.
Una gran lona estaba en el suelo, caminando descalza me encontré con mis compañeros.
-Hola Dulce, pensé que no llegabas? –Preguntaron
-Me pase unos minutos, pero aquí estoy- Sonríe y mira a las gradas
Mirarla ahi con esa sonrisa hermosa me emociono por completo, acompañada por Sofía y cruzando una que otra palabra.
-Chicas, chicos vamos a calentar por favor vamos a trotar, cinco vueltas- Dijo con voz alta
-------------------------
Eran alrededor de diez personas con Dulce que tengo que decirlo me encantaba verla con ese kimono. Comenzaron a trotar en círculos, el que parecía ser el profesor no dejaba de sonar un silbato. Después de un rato se formaron uno al lado de otro y de forma bastante coordinada comenzaron algo que para mi punto de vista parecía una coreografía golpes, patadas vuelta a la izquierda golpes patadas, vuelta a la derecha realmente era impresionante como ninguno cometía error alguno.
-En una oportunidad intente practicar este arte marcial- Confeso Sofía
-Y que te desanimo a dejar de hacerlo- Anahi hablaba sin dejar de ver a Dulce
-Mi mala memoria, mira eso que están haciendo ahora se le llama kata y los más largos son los que hacen las personas que tienen cinta negra como Dulce. Pues que te digo yo no me aprendí ni los de principiantes- Sofía Ríe al decirlo
-Es impresionante la concentración que tiene- Dijo Anahi
-Si impresionante, casi igual que la tuya al mirarla- Comento Sofía- Te gusta no es así?
Miro a Sofía- Disculpa?
-Que si te gusta Dulce?- Pregunto Sofía
-Yo.. Bueno yo..
Interrumpió a Anahi- No digas nada, la expresión en tu rostro respondió por ti –Finalizo Sofía
Tenía tantas ganas de saber que fue lo que expreso mi rostro en ese momento, pero mis nervios no me permitieron preguntar. Regrese a mirar a Dulce mientras los minutos pasaron rápido y el entrenamiento tenía fin.
-Ven vamos a buscarla a las duchas- Sofía agarro a Annie por la mano para comenzar a caminar
Bajamos unas escaleras, quería detener mis pasos pero Sofía resultaba ser bastante insistente. Al pasar una puerta color azul, llegamos cuatro chicas se quitaban la ropa como si les sobrara. Observo que se acerca una rubia y saluda a Sofía de forma muy cariñosa, podría decir que hasta le dio un pequeño beso. Seguimos caminando hasta que por fin la vi.
-Hola, que hacen aquí?- Sorprendida pregunto Dulce
-Es aburrido esperar afuera- Dijo Sofía
-Tu lo que querías era ver a Marta- Frunció el ceño Dulce
-Esta bien tengo que aceptar que tiene un cuerpo matador- Sofía ríe mientras se sienta
-Ahora si me imaginas peleando- Sonríe Dulce quitándose el kimono
Estaba a punto de responder cuando me di cuenta que se quitaba el kimono, mi boca no pronunciaba palabra alguna su cuerpo solo cubierto por un pequeño top deportivo y su diminuta ropa interior me habían dejado muda. Toda mi piel se estremeció mientras miraba recorrer una pequeña gota de sudor sobre su abdomen bien formado, por mucho que intentara no podía verla a los ojos dios mío mi jefa si que hace ejercicio.
-Te sientes mal?- Dulce pregunto
-Sen.. Sen.. Sentirme mal –Tose un poco- Si creo que un poco, mejor espero afuera- Anahi respondió antes de salir
Mis piernas temblaban cuando llegue a la salida del gran gimnasio, intentaba darme un poco de aire con una de mis manos.
-Ese malestar que tienes se quita con un baño de agua fría, en el peor de los casos- Dijo Sofía llegando de sorpresa
-No se a que te refieres- Hablo Annie dejándose de echar aire
-No te hagas Annie, ósea por poco y te la comes con los ojos- Sofía levantaba una ceja
-Será mejor que me vaya a mi casa- Anahi miraba al suelo
-Espera aquí le diré a Dulce, por favor no te vayas a ir me mata si lo haces ya regreso- Sofía entro al gimnasio
Las palabras de aquella chica me habían sorprendido, tanto se notara que me gusta mi jefa. No pasaron ni diez minutos cuando vi salir a Dulce, sus palabras fueron “quieres ir a un doctor” de ninguna manera podía permitir que me llevara a un doctor, lo que me pasaba solo se quitaría con agua fría como me aconsejo Sofía. Me disculpe con ella pues no iba a poder conocer su bar y ella se ofreció a llevarme a mi casa, la verdad no pude negarme su amiga permanecía en el asiento de atrás y yo a su lado de copiloto cuando ya partimos del gimnasio.
-----------------------------
Quería llevarla al medico, pero esta se negó. Me hubiese quedado mas tranquila al saber cual era su diagnostico, no tardamos mucho en llegar a la calle donde Anahi tenia su hogar, Sofía por su parte no dejaba de cantar una canción que por mala suerte sonaba en el reproductor del carro. Llegamos hasta su casa, y con una sonrisa me despedí de ella.
La verdad se me habían quitado las ganas de ir al bar, así que preferí seguir a mi casa. Sofía por su parte quiso acompañarme, mi reloj marcaba las ocho y quince minutos cuando por fin llegue a mi departamento.
-Llamare a Sara, para decirle que se cancelo el plan- Dijo Sofía haciendo pucheros
-Tonta porque no vas y te diviertes con tu amiga- Dulce le agarraba el rostro a su amiga
-No, aquí también me puedo divertir o no?- Sofía Levanto su ceja
-Porque mejor no vemos una película- Dulce entre risas se aparto de Sofía

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:57 pm

*Capitulo 10.
A pesar de que mi pareja no durmió conmigo otra vez, desperté mas relajada que nunca. Me levante de la cama esperando que Maite regresara en la noche y no solo porque no tenia ganas de verla si no también porque ya tendría que enfrentar de una vez por todas su infidelidad y tengo que aceptar que no tengo idea de cómo hacerlo.
Entro a la bañera, minutos antes ya la había preparado con agua caliente, quedo totalmente acostada cuando mis ojos se cierran lentamente. La imagen de mi jefa en ropa interior llega a mi cerebro, sus piernas bien definidas, esos brazos firmes, me di cuenta que mi respiración se aceleraba cada vez mas. Recordar sus labios sobre los míos fue algo que no pude evitar, la temperatura en mi cuerpo aumentaba. Su piel después del entrenamiento estaba repleta de pequeñas gotas de sudor, se veía tan espectacular.
Mis ojos se abrieron al darme cuenta que me encontraba totalmente excitada, acaricie mis cabellos un poco cuando intento recordar cuando fue la ultima vez que me di placer a mi misma. Eso era algo que no acostumbraba hacer, pero al estar sola una que otra madrugada en cama, cual otra opción tenia.
Estaba decidida, y como si se tratara de un sueño comenzó mi fantasía. Yo aparecía nuevamente en aquel gimnasio, reviviendo la misma escena la miraba solo en ropa interior pero esta vez mi jefa se acercaba a mí. De inmediato mi mano izquierda comenzó a pasearse por mi cuerpo, mientras en mi pequeña fantasía Dulce me comenzaba a besar. Me mordí el labio con solo imaginarlo, acariciaba uno de mis pezones cuando mi mano derecha ya se encontraba en mi clítoris frotándolo de manera circular. Los latidos de mi corazón aumentaron casi como mi acelerada respiración, Dulce no dejaba de besarme en el sueño cuando también quise que me presionara contra su cuerpo, mis piernas se abrieron un poco cuando no eran mis dedos si no los de mi jefa los que entraban por mi intimidad.
Imaginando como mi Dulce jefa metía y sacaba sus dedos, mis caderas cobraron vida. Mis ojos aun cerrados no querían salir de mi fantasía, no sabia si lo que estaba imaginando alguna vez llegaría a pasar, aunque para mi estaba pasando en la vida real. Sentía que estaba al borde de un orgasmo, cuando mi jefa en sueños me dijo “Señorita Puente me encanta” y fue en ese preciso momento cuando sentí que iba a explotar.
--------------------------------
-Por que no te levantas de esa cama dormilona? –Le lanzo una almohada
-Sofía por dios, déjame dormir –Cubriéndose su rostro
-A no te vas a levantar? OK señora Blanca pase adelante, ahi tiene a su hija- Comento Sofía
Aparto la almohada de su rostro- Mama, que haces aquí? –Pregunto Dulce
-Bueno primero te quiero decir que anoche no quería molestar y por eso no vine- Blanca Hablo mientras se acostaba al lado de Dulce
-Molestar? Mama tu no molestas- Dulce le dio un beso a su madre
-Lo mismo le dije yo..Iré a preparar algo para desayunar- Sofía salio de la habitación
-Ayer le dije a Sofía que viniera a acompañarte y luego recordé que podía interrumpirlas- Confeso Blanca

“FLASH-BACK”
^Seis años atrás^
Tenerla siempre presente como amiga era completamente espectacular. Pero tenerla como amante un domingo por la tarde, era genial. Todo comenzó en la sala de mi departamento entre juegos y risas nos besamos, porque desperdiciar la alfombra de mi sala pensé.
En menos de un segundo le quite la ropa, la acosté suavemente en la gran alfombra mientras mis manos recorrían todo su cuerpo. Me posicione sobre ella y comenzó un beso lleno de locura tengo que admitirlo. Su mano acaricio la mía, cuando fue guiada hasta su intimidad. Mis dedos sentían su humedad y..
-Dulce, vine para pla…- Se quedo callada
“FIN DEL FLASH-BACK”

-Mamaaaa.. Porque me haces recordar ese tipo de cosas- Dijo Dulce con ambas manos en su rostro
-Siempre es bueno recordar –Ríe Blanca
-Es bueno recordar pero no ese tipo de cosas, creo que jamás pasare una vergüenza como la de ese día- Confeso Dulce
-Tonta, te acuerdas que yo después de verte así con Sofía casi te caso con ella- Ríe Blanca
Se recuesta en un brazo de su mama- Uff claro que me acuerdo, no entendías que solo teníamos sexo a veces y que era mi amiga nada más- Finalizo Dulce
-Creo que jamás lo entenderé, es increíble que después que pasan una noche de pasión y locura se hablen como si nada- Dice Blanca acariciando la cabeza de su hija
-Somos amigas mama- Comento Dulce
-Amigas que hasta el sol de hoy tienen sexo?- Pregunto Blanca
-Para que te lo voy a negar, si yo a usted no le puedo mentir- Respondió Dulce
-Pues si a tu mama no le puedes mentir como dices –Dijo Sofía entrando a la habitación de sorpresa- Porque no, nos cuentas que pasa con tu secretaria Anahi?
-Que? No me digas que se va a repetir la historia de carolina- Blanca hablo
-No Blanca no creo que venga por ahi, si usted viera como le brillan los ojos a esta pelirroja cuando ve a esa rubia- Sonriendo Sofía se sentó en la cama
-De verdad? Será posible que mi bebe se enamoro- Dijo Blanca
-Yo creo que si, pero eso si enamorada hasta las nubes- Sofía afirmo con la cabeza
-No, no no enamorada no creo.. Si les voy aceptar que me gusta pero de gusto a estar enamorada como dice Sofía creo que hay mucha diferencia- Dulce explicaba
-Mientes, como te conozco Dulce Maria Espinoza.. Porque no lo quieres aceptar? No tiene nada de malo- Dijo Sofía
-Eso es verdad, mi bebe enamorarse no tiene nada de malo- Blanca tomaba las manos de su hija
-Pues en este caso si tiene algo de malo.. Y es que ella, bueno ella no esta enamorada de mi- Dulce Hablo nerviosa
-Que no? Será que el amor vuelve ciega a las personas Blanca- Sofía miro a Blanca
-No lo creo Sofía, porque lo dices- Pregunto Blanca
-Bueno le hago un resumen ayer cuando llegue a este departamento estaba Anahi..Blanca a esa chica se le nota como bota la baba por esta pelirroja- Finalizo Sofía
-Eso no es cierto- Dulce frunció el ceño-
-Cree lo que quieras, te hablo como una amiga por dios Dulce me di cuenta como te mira, se nota- Sofía argumento
-No puede ser cierto, porque ella tiene pareja- Levantándose de la cama
-Si es verdad lo que dice Sofía de que a ella le gustas, porque te tiene que importar su pareja- Sentencio Blanca
-Que paso Dulce, ahora no sabes como enamorar a una mujer?- Pregunto Sofía
-------------------------
Desayunando en el comedor una ensalada de frutas, recuerdo lo que hice mientras me duchaba y una sonrisa se dibuja en mi rostro. Ay Anahi Puente de verdad que tienes una imaginación increíble, entre risas enciendo la tablet cuando me doy cuenta que tengo un correo electrónico. Aparto la ensalada de frutas y con ayuda de mis dedos, busco la bandeja de entrada.
Antes de ver quien lo mando me fijo en la hora, sorprendida lo abro ya que prácticamente lo acababan de mandar.
*Correo Electrónico: Dulce_Maria@ ---------
“Hola te escribo para saber como estas, ayer me acosté preocupada. También quería aprovechar la oportunidad para decirte que me gusto que vinieras a mi casa ayer, pero creo que lo que me termino de encantar de tu visita, es que no me gane una cachetada jajaja”
“Mañana salimos de viaje a las ocho de la mañana si quieres te puedo pasar a buscar por tu casa?. Bueno cualquier cosa me escribes, Un beso”
Al terminar de leer ese correo mi corazón latía cada vez mas rápido, de verdad era increíble lo que tan solo un mensaje de ella podía causar en mi.
-Y esa sonrisa tonta por quien será, porque dudo mucho que sea por mi?- Dijo Maite al cerrar la puerta de la casa
Escuchar la voz de mi pareja, me dejo muda.
-A ver que es lo que tanto lees- Me quito rápidamente la tablet y comenzó a leer
Pude notar como su rostro cambiaba con cada palabra leída. Quería levantarme y quitarle la tablet, pero mi cuerpo estaba paralizado. Paso una mano por su rostro cuando termino, frunció el ceño y volteo a mirarme.
-A ver explícame Anahi Puente, que hacías ayer en casa de tu jefa?- Pregunto molesta Maite
-Yo, yo…- Callo
-Tu que, tu que Anahi HABLA!!!- Grito
-Cálmate no tienes porque gritar – Por fin hablo Annie
Su rostro se puso totalmente rojo del coraje, cuando lanzo con toda su fuerza la tablet a una pared partiéndola de inmediato.
Sorprendida- Que hiciste, eso pertenece al canal no es mío
Tomo a Annie del brazo fuertemente- Que hacías en su casa te pregunte, todavía estoy esperando una respuesta?
-Suéltame Maite, por favor me estas lastimando- Dijo Anahi nerviosa
-NO ME INTERESA, RESPONDEME -Grito Maite
-Yo no te tengo que explicar nada a ti- Anahi logro hablar y Maite la soltó
-Ah no y eso como porque? Que yo sepa soy tu pareja y me debes respeto –Alzo la voz Maite
-Respeto? Si el mismo que tu me debes a mi y sin embargo –Comenzó a llorar- Te vi besándote con otra chica
-Que hacías en casa de tu jefa- Volvió a preguntar Maite
-Que? Ósea te digo que te vi con otra mujer besándote y solo te preocupa que hacia en casa de Dulce- Entre lagrimas hablo Annie
-Te acostaste co..- Anahi le dio una fuerte cachetada
-Tu a mi me respetas Maite Perroni- Alzo la voz Anahi
Toco su mejilla y le dio un golpe a Anahi en el rostro tan fuerte que la tumbo al suelo - Escúchame bien lo que te voy a decir Anahi, jamás en tu puta vida me vuelves a poner una mano encima te quedo claro?
Jamás imagine que Maite seria capaz de golpearme, el punto era que me encontraba en el suelo mientras mi boca sangraba. El miedo se apodero de mi cuerpo no sabia que hacer, con el cuerpo que tenia era inútil pensar que yo podía salir de aquí.
Maite Tomo a Anahi por el brazo fuerte y la levanto- Ya te he preguntado dos cosas y no me has respondido ninguna? Que pasa Anahi te estas burlando de mi
-Maite cálmate, por favor- Llorando hablo Anahi
-Que me calme? Como demonios me voy a calmar si llego a casa y me entero que mi pareja estuvo en casa de su jefa- Molesta dijo Maite
-No paso nada, yo no hice nada de verdad- Desesperada respondió Annie
Soltó a Anahi- Ahora repíteme lo que me viste haciendo?
-Yo, yo te vi con una.. Una chica besando..- Maite la agarro del cuello con ambas manos y la pego a una pared
-MENTIRAS, MENTIRAS PURAS MENTIRAS- Grito Maite
---------------------
-Oye Sofía tu le dijiste a Laura que me iba de viaje?- Pregunto Dulce
-Si ayer la llame y se lo comente. Cuando se lo pensabas decir?- Sofía respondió
-No se supongo que hoy, pero tu te adelantaste- Sonríe Dulce
-Discúlpeme entonces, ayer dure como mil años hablando con ella. Y tu como tienes la mente en ocupada en tu secretaria no te diste cuenta- Ríe Sofía
-Ya basta deja de molestar- Dice Dulce entre risas
-Hasta le conté que estas de enamorada- Confeso Sofía
-Por dios Sofía, ni siquiera me quiero imaginar la docena de preguntas que me hará Laura- Dulce negó con la cabeza
-No creo Dul, yo le conté todo. Bueno que te mueres por ella, que te vino a visitar, que se le nota que te quiere comer con ropa y todo- Hablo Sofía
-ay amiga, gracias por ahorrarme tanto- Dijo Dulce
-De nada, tu sab-
Interrumpió a Sofía- Estoy siendo sarcástica Sofía, por dios como le dices todas esas cosas a Laura- Levanto Dulce ambas cejas
-No le veo nada de malo, Laura es nuestra amiga- Cruzo sus brazos Sofía
-Tonta lo digo, porque ahora me molestara con ese tema- Le dio un pequeño golpe a su amiga -Por cierto te quería pedir un favor, ya le dije a Laura que cualquier problema que pase en el bar mientras este de viaje, se comunique contigo. Me ayudas?- Pregunto Dulce
-Cuenta conmigo- Respondió Sofía

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:57 pm

*Capitulo 11.
Las maletas ya estaban listas, creo que mi corazón estaba más emocionado que yo. Al salir de mi habitación me encontré con el hermoso rostro de la mujer que me trajo al mundo, le di un sonoro beso en la mejilla y un fuerte abrazo.
-No me abraces tanto, mira que todavía te falta desayunar eh- Blanca hablo muy sonriente
-Mama ya te dije que puedo desayunar en el aeropuerto- Protesto Dulce
-Pues no bebe, lo siento pero eso no lo voy a permitir- Comento Blanca
Pase en compañía de mi madre a la cocina, no existe nada en este planeta que yo le pueda negar a ella. Tome asiento mientras esperaba mi delicioso desayuno, recordé revisar mi correo electrónico pues quería saber si tenia respuesta de mi hermosa secretaria, mi ceño se frunció al darme cuenta que no había llegado nada.
-En un minuto esta listo tu desayuno, oye pero porque tiene esa cara mi bebe? - Pregunto Blanca
-No respondió el mensaje mama- Respondió Dulce en tono bajo
-Tranquila mi vida, piensa que capaz no lo ha leído- Sonríe Blanca
-O puedo ser realista y pensar que no me quiso responder- Levanto ambas cejas Dulce
-Mi vida solo es un correo electrónico, además recuerda lo que hablamos ayer este viaje debes aprovecharlo al máximo- Dijo Blanca
--------------------
El despertador sonó y me di cuenta que mis ojos no se cerraron en toda la noche. Sabia que tenia que viajar, intentando hacer el menor ruido posible poco a poco me levantaba de la cama. Maite estaba dormida a mi lado y no podía permitir que se despertara, digamos que el día de ayer no había resultado ser uno de mis mejores días.
Al llegar al baño me cepille los dientes, para luego lavarme un poco el rostro. Me mire al espejo y como si se tratara de un reflejo una lagrima salio de mi ojo , al darme cuenta del enorme moretón que tenia por los al rededores de mi boca.
-Hoy es tu viaje no? – Pregunto Maite llegando de sorpresa
-Si, hoy es el viaje de trabajo- Respondió Anahi sin voltear a verla
-Y que te ibas a ir sin despedirte de mi?- Levanto una ceja Maite
-No por supuesto que no, yo esperaba estar lista para así despedirme- Dijo Anahi
Tomo la cintura de Annie- Y no es mejor que te despidas ahora mismo?
Sintiendo los besos de Maite en su cuello- No Maite, detente por favor. De verdad me siento un poco mal, no quiero –Aparto a Maite
-Y quien te esta preguntando si quieres? –Frunció el ceño Maite
-Porque me estas tratando así? –Comenzando a llorar
Maite Tomo a Anahi por el brazo fuertemente- Vamos a la cama
Sentir sus besos en mi cuello me causaba repulsión, sus manos me acariciaban de una forma asquerosa. Prácticamente me arranco la ropa para luego lanzarme a la cama, al sentir su cuerpo sobre el mío entendí que esto seria difícil.
-Por favor detente- Decía entre lagrimas Anahi
-Detenerme? Pero porque voy hacerlo- Hablo Maite desde el cuello de Annie
-Porque no quiero, me siento mal- No dejaba de llorar Annie
-Ya te dije que nadie te pregunto si querías o no- Maite respondió molesta
No lograba descifrar porque Maite estaba actuando de esa manera, siempre me porte bien con ella y me cuesta creer que una simple cachetada haya provocado todo esto. Sus manos no dejaban de tocarme, cuando su boca fue bajando hasta uno de mis senos, al llegar allí lo beso bruscamente hasta pensé que lo quería arrancar. Mis lágrimas no se detenían y mi cuerpo no dejaba de temblar, cuando de la nada sentí como dos de sus dedos entraron de golpe en mi intimidad. Mis ojos se cerraron intentaba soportar el dolor, era como si quería que sufriera.
-------------------
Por fin me encontraba en mi vehiculo, completamente feliz y no precisamente por el viaje sino por mi acompañante. Mi madre me había convencido de pasar a buscar a Anahi y ya mi coche iba en su dirección. Antes de llegar me detuve unos segundos, para comprar una rosa.
No me parecía buena idea bajarme del coche y tocar la puerta, no quería ocasionar algún problema entre ella y su pareja. Tenia mucha curiosidad de conocer a la persona que dormía cada noche a su lado, pero algo me decía que todavía no era el mejor momento. Mire mi reloj y cambie de opinión encendí de nuevo el motor, para seguir mi camino.
Al pasar unos cuantas calles de su casa, la mire en una pequeña esquina mi corazón la reconoció enseguida. Grandes lentes negros, suéter negro y blue jeans bien ajustado. Caminaba al parecer sin rumbo fijo, acompañada de una pequeña maleta. Una sonrisa se dibujo en mi rostro, cuando puse en marcha mi coche.
-Buenos días, servicio de taxi a la orden- Hablo Dulce desde el coche
Volteo a mirar a Dulce- Hola como estas?
Detuvo el vehiculo y se bajo- Yo muy bien y usted lista para trabajar
-Si muy lista – Dijo Anahi bajando la mirada
-Pues eso espero- Tomo la maleta de Annie y la guardo en el coche
-Como sabias, que me costaría tomar un taxi- Hablo Annie
-Por dios Annie, no dicen que las mujeres tenemos un sexto sentido- Sonriendo Dulce le Abrió la puerta del coche
-Pues agradezco a tu sexto sentido- Dice Annie mientras Dulce enciende el auto
-Le podrías agradecer, aceptan..Anahi que te paso en la cara?- Pregunto de súbito Dulce
-Todavía no te quería hablar de eso- Respondió Anahi con media sonrisa
-Ah no? Discúlpame por adelantarme, pero es que no me había dado cuenta. Por dios tienes un moretón enorme- Dulce hablaba preocupada
-Tranquila solo tropecé en la casa y me caí, de hecho tengo que decirte que rompí la tablet. Estaba leyendo tu correo electrónico y tu ya te diste cuenta lo torpe que soy, tropecé y caí pero te juro que te voy a pagar la tablet de verdad espero disc..
-Que cosas dices? Olvídate de pagarme algo a mi, cuando lleguemos al norte compro otra y listo- Dulce comento
-El vuelo no sale a las ocho?- Pregunto Anahi intentando cambiar el tema
-Si es cierto, pero antes te quería comentar algo- Dijo Dulce
-Dime que pasa?- Nerviosa Pregunto Anahi
-Bueno es que hoy pase por una floristería quería encontrar una rosa realmente hermosa, es que sabes me gusta una chica y pienso que una rosa es un bonito detalle no te parece? – Comento Dulce
Miro a Dulce- Claro.. Si te gusta la chica, tranquila la rosa le va a encantar - Respondió Annie desanimada
Soltó una bocanada de aire- Ufff... pues que bueno, me iba a dar mucho pesar devolverla
------------------------
Darme cuenta como saco una hermosa rosa roja y la puso frente a mis ojos, me acelero el corazón. Mi “Gracias” fue casi inaudible, sin embargo me lanzo una sonrisa y comenzó a conducir.
Llegamos al aeropuerto en menos de veinte minuto, ya nuestro vuelo lo estaban abordando. Me sentía un poco mas tranquila cuando me senté en el asiento del avión, al parecer la excusa de la caída había resultado perfectamente. Sentí la necesidad de mentirle ya que hubiera difícil decir “sabes mi perfecta pareja me golpeo”.
Es importante mencionar que la note muy preocupada por mi moretón, de hecho se detuvo en el camino para comprar unas cremas y pastillas. Pastillas para el dolor sus palabras al mostrarme las medicinas fueron “Llame a mi doctor y me dijo que esto te ayudara”. A pesar de la noche y la mañana del infierno que pase, verla así tan atenta conmigo me hacia olvidar.
El vuelo tardo aproximadamente cuarenta y cinco minutos en llegar a su destino, esperamos nuestro equipaje.
-Bueno en este momento, debe estar un coche esperando por nosotras en la entrada- Comento Dulce
-Quieres decir que tendremos chofer aquí?- Pregunto Annie
-No para nada, solo que el canal se encargo en alquilar un coche para poder estar más cómodas- Respondió Dulce
-OK entiendo –Dijo Anahi
--------------------------
Ya estábamos en el coche, camino al hotel. En varias oportunidades me había tocado viajar, a esta parte del país así que estaba bastante familiarizada con algunas calles. A pesar que notaba a mi secretaria bastante extraña, debo admitir que me encanto ver su cara cuando le entregue la rosa, hasta podría decir que se sonrojo.
Al llegar al hotel nos enteramos que mi querido hermano nos reservo una “suite familiar” , que contaba con dos habitaciones con baño propio, sala, comedor y un pequeño bar. Debo admitir que lo odie en ese momento, pues estaba segura que Anahi esperaba dos habitaciones separadas. Ya en la suite.
-Me puedes explicar porque reservaste la suite familiar- Hablaba Dulce molesta por teléfono
*Perdón y que esperabas que pagara todo el hotel solo para ustedes dos
-Pues no Poncho, pero por lo menos dos habitaciones separadas hubiera sido genial- Dijo Dulce
*No me digas Poncho, seguro que tienes a tu secretaria cerca
-Cuando dejaras de ser tan idiota, Ponchito –Tranco la llamada
-Te molesto que tu hermano reservara esta suite?- Pregunto Annie desde un mueble
Dulce miro a Anahi- No es eso, lo que pasa es que yo pienso que te sentirías mas cómoda en una habitación sola
-Por mi esta bien, tampoco es que dormiremos en la misma cama, digo esto es una suite tiene dos habitaciones- Comento Annie
-Bueno si a ti no te molesta, por mi esta bien- Dulce Tomo su maleta- Es tuya la habitación mas grande, permiso iré a desempacar
-Adelante-
Cerré la puerta de la que seria mi habitación por los próximos días, para comenzar a desempacar. Después de algunos quince minutos, había terminado mi labor.
Salí nuevamente y sorprendí a Anahi mirando por una de las enormes ventanas.
-Es muy bonita la vista, no te parece?- Pregunto Dulce
-Verdaderamente espectacular- Anahi limpiaba algunas lágrimas
-No creo que sea tan bonita como para llorar, así que dime que te pasa Annie?- Pregunto Dulce
-Eso mismo me pregunto yo, que me pasa –Respondió Anahi caminando hasta unos muebles
Dulce tomo la mano de Annie- Eres una mujer hermosa, no puedes perder el tiempo llorando
Sonríe- Gracias por lo de hermosa, pero creo que ahora no estoy pasando por mi mejor momento
-Si tienes algún tipo de problema sabes que puedes contar conmigo, aunque sea para hablar –Hablo Dulce sin dejar de ver los lentes de Annie
-Ahora lo menos que deseo es hablar- Dijo Anahi
-Esta bien es aceptable escuchar eso, si me permites aunque sea podemos salir un rato. Por lo menos te invito a regalarle sonrisas a la vida y dejar los problemas de lado. Te gusta la idea?- Pregunto Dulce
-Pero no se supone que debemos trabajar- Comento Anahi
-Si claro mañana tenemos la reunión con la empresa, hoy nos podemos divertir. Que dices?- Dulce estaba nerviosa
-Esta bien, me encantaría- Sonriente contesto Anahi
-----------------------
Salimos del hotel después de almorzar, la verdad tenia los ánimos por el suelo pero al ver sus ojos me dije a mi misma porque no y acepte su salida. La sonrisa que ella tenía en su rostro parecía que no se borraría jamás, mientras yo por mi parte sentía una necesidad enorme de estar a su lado.
Llegamos a lo que parecía una gran carpa y al entrar observe una gran cantidad de uniformes bastante extraños hasta casco tenían, cuando.
-Yo creo que en mi vida pasada, fui como que una mercenaria- Hablo Dulce
Ríe- Porque dices eso?
-Porque ósea practico karate y me gusta este juego- Sonriendo Dulce toma lo que parece un arma
-No se que juego será este, pero de verdad te tengo que decir que te ves graciosa- Riendo Comenta Annie
-Me gusta verla sonreír señorita Puente, ya veras que te vas a divertir- Pone el arma en el suelo- Solo dame un segundo ya regreso
La mire como hablaba con un señor bastante mayor, hasta que por fin se acerco a mí nuevamente.
-OK le hare un pequeño resumen, lo que vamos hacer para algunas personas en un deporte -Explicaba- Para mi es un juego, se llama “Paintball” que en español es? –Dulce señalo a Annie con un dedo
-Bola de pintura –Dijo Anahi
-Exactamente señorita Puente, ahora nos vamos a poner esa ropa que es para protegernos mejor y esa careta espantosa para protegernos el rostro. Nos van a dar un arma como la que tenia hace un momento y pues entraremos a la cancha, las armas tienen unas pequeñas pelotitas de pintura. En este juego es necesario dos equipos a el cual se le asigna un color, pues la idea es llegar a recolectar cinco banderas del color de tu equipo- Explicaba Dulce- Quiero decirle que no se debe preocupar por compartir con muchas personas pues alquile la cancha solo para nosotras dos –Finalizo Dulce
-Oh por dios – Anahi escuchaba a Dulce
-Es que tú sabes que soy muy competitiva, y esta vez te quiero ganar a lo grande. Que comience el juego? –Pregunto Dulce
-OK juguemos- Respondió entre risas
-------------------------
De alguna forma tenia que hacer que se olvidara de los problemas, no me gustaba verla llorar y aunque no me quiso decir cual era la razón principal de sus lágrimas, quería alejar esa nube negra que sentía tenia sobre ella. Ya estábamos en la cancha de Paintball, el juego ya tenia como treinta minutos de haber empezado y para que negarlo Annie resulto una experta. De los cincos banderines rojos que tenia que rescatar yo por los varios puntos de la cancha solo había alcanzado a tener dos. Ella a diferencia de mi solo le faltaba uno para poder vencerme.
Quise poner toda mi atención en el ultimo banderín color verde de ella, las risas de ambas eran acompañadas extrañamente por cada disparo de pintura, se me ocurrió la idea de contar chistes mientras intentaba llegar a la montaña por su banderín, de esa forma podría saber donde estaba ella.
-Annie, sabes hace días fui por unos tacos –Decía Dulce subiendo la montaña- Y el taquero me dijo “Le pongo salsa?” Le dije que si y nos pusimos a bailar toda la noche, todos aplaudieron. Fue hermoso – Tomando la bandera verde con sus manos-
Pone el arma en la espalda de Dulce- Alguien te había dicho que jamás te metas a comediante? –Pregunto Anahi entre risas
Volteándose mira a Annie- Algunos me lo han comentado
Ríe- Creo que deberías escucharlos. Ahora usted seria tan amable de darme mi bandera –Anahi no dejaba de apuntar a Dulce
-Te la doy si aceptas una invitación a cenar?- Dijo Dulce al levantar la bandera con una mano
-Anahi disparo el arma llenando de pintura el pecho de Dulce y quitándole la bandera verde- Esperare ansiosa esa cena
A pesar de que había jugado sucio pues me disparo y me quito la bandera, había aceptado la invitación y eso me emociono bastante. Claro no tanto como cuando la vi correr, entre risas celebrando su triunfo ante mí.
Antes del salir del lugar, pase a pagar la estadía de mi secretaria y la mía en la cancha de juego. Anahi estaba tan emocionada, que decidió llevarse la bandera verde con ella, sinónimo de su jugada ganadora.
-----------------------
Eran las cinco de la tarde cuando llegamos a la suite, paseaba de un lado al otro la bandera de la victoria, ya mis ánimos habían cambiado pues el juego ya no tan desconocido para mi me alegro el día.
-Me senté en uno de los muebles, aun recordando como le di el último disparo repleto de pintura. Dulce por su parte encendió un pequeño reproductor de música, cuando.
-Oye Annie, tu bailas?- Pregunto Dulce Mirando Anahi
-No mucho, Dulce –Anahi respondió mientras Dulce se acercaba
-Te gustaría bailar ahora mismo conmigo? – Dulce extendió su mano derecha
Al mirar como extendió su mano la verdad no pude negarme y me levante, la música que sonaba por todo el lugar realmente no sabía que se podía bailar, pues era una canción poco conocida de Jesse y Joy llamada “La de la mala suerte”. Ella comenzaba a abrazar mi cintura con sus manos, mis nervios crecieron mientras mi corazón no lograba controlarse. Mis manos se posicionaron en su cuello, con una sonrisa quito mis lentes oscuros dejando a la luz mis hinchados ojos; la mire acercarse y por un momento pensé que me besaría. Gran equivocación sus labios le regalaron un beso a cada uno de mis ojos para luego con su mano invitar a mi rostro ocultarse en su cuello.
Comenzamos nuestro pequeño baile, realmente yo solo me dejaba guiar por ella, quien solo se movía lentamente al ritmo de la música. El olor de su perfume, su cuerpo tenerlo así pegado al mío, causo que toda mi piel se erizara. Cerré mis ojos dejándome llevar por la triste canción.
“Quiero ya no amarte y enterrar este dolor, quiero que mi corazón te olvide, Quiero ser como tu quiero ser yo la fuerte. Solo te pedido a cambio tu sinceridad quiero, que el amor al fin conteste, por que siempre soy yo la de la mala suerte”
-Se que por mucho que insista, no me dirás que te ocurre –Hablo Dulce mientras bailaba- Solo quiero ofrecerte, olvidar. Olvidar todo lo que te esta causando tristeza, olvidar todos los problemas, dame la oportunidad de hacerte reír Annie, de emocionarte, de sorprenderte, pero sobre todo dame la oportunidad de enamorarte- Confeso Dulce con voz temblorosa

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:58 pm

*Capitulo 12.
Mi corazón se quería salir del pecho, al escuchar cada una de sus palabras, esta vez se escaparon algunas lágrimas pero no de tristeza realmente jamás había sentido algo así, jamás me había sentido tan protegida, tan segura en fin tan especial al lado de alguien. Y quien iba a imaginar que todos estos sentimientos serian por mi jefa.
La música se detuvo y yo aun seguía allí abrazada a ella. Me separe lentamente para así ver sus bellos ojos negros, con esa mirada tan profunda y sincera al verme. Quería olvidar, quería pensar en mi, en lo que estaba sintiendo. Y quise arriesgarme.
-Te daré esa oportunidad- Dijo Anahi nerviosa
Sonríe- Me encantas –Dulce le dio un beso a Anahi en la frente
---------------------
Todo era diferente ahora, su boca habría pronunciado algo que jamás pensé que pasaría. Me estaba dando la oportunidad de enamórala, no quería pensar en su pareja y así bloqueé de mi cerebro alguna posibilidad de recordarla. En este viaje solo estábamos ella y yo y eso era lo único que me importaba.
La noche llego y con ella, llego la hora de salir a cenar. Unas horas antes había hecho una reservación en uno de los más importantes restaurantes de esta parte del país. Me pidió que la esperara en el lobbie del hotel, la verdad estaba muy nerviosa, solo esperaba que todo lo que había planeado saliera a la perfección. Y sin darme cuenta el tiempo se detuvo, cuando la vi bajar lentamente por las escaleras. Un vestido negro con mangas largas adornaba su perfecto cuerpo, tacones altos del mismo color, su cabellera rubia estaba recogido en un increíble peinado solo algunos mechones eran libres a la noche y su maquillaje era único solo si la detallabas te darías cuenta del moretón oculto. Me había dejado sin palabras su belleza.
-Te ves hermosa – Dijo Anahi al ver a Dulce
-La única hermosa esta noche eres tu- Dulce tomo la mano de Anahi- Vamos nos están esperando –Hablo Dulce antes de comenzar a caminar
Al llegar a la entrada principal del hotel nos aguardaba una limosina color negro como lo había planificado, la invite a subir para así partir al restaurante. La muerte de mi padre me había enseñado, que a pesar de que te pases toda una vida trabajando por un mejor mejor futuro, en cualquier momento todo se te puede ir de las manos tras la llegada de la inesperada muerte. Entendí que la vida es una sola y que no toda había que dedicársela a los negocios, yo tenia una buena posición económica gracias a la herencia de mi padre, cuando era muy pequeña mi madre me dijo que el dinero era solo papel pues cuando dios decidiera el momento que lo acompañarías no te ibas con el, solo partías con todas las experiencias que viviste. Por eso me dedicaba a disfrutar mi vida al máximo, pues hoy respirábamos mañana no sabíamos si correríamos con la misma suerte.
-Bajamos de la limosina, y ya sentadas en la mesa del gran restaurante.
-Tengo que decirte, que me tome el atrevimiento de escoger la comida- Dijo Dulce
-Tranquila no tengo ningún problema- Nerviosa hablo Annie
-Buenas noches señoritas, esta noche tendré el placer de atenderlas. Ustedes me dirán, si desean que les traiga la entrada?- Pregunto un camarero
-Tu que dices Annie?- Dulce miraba a Anahi
-Si yo creo que si- Comento Anahi apenada
Pasaron las horas y ya habíamos cenado, afortunadamente todo lo que comió Anahi le gustaba pues su cara cuando degustaba cada platillo era de placer. Disfrutábamos de una copa de champagne francés, mientras la plática tomaba un aire diferente.
-Entonces háblame de tus padres- Comento Dulce
-Ellos viven muy lejos de la ciudad, cuando les confesé mi preferencia sexual pensaron que estaba loca y creo que visite a la mayor parte de psiquiatras de este país- Negó con la cabeza- No fue fácil para ellos aceptar tener una hija homosexual, de hecho son pocas las veces que hablamos –Termino de hablar Anahi
-Hablas de ellos, pero no de ti quiero saber tu posición. Como te sientes tú, al no tener contacto con ellos- Dulce seguía la conversación
-Es difícil porque a pesar de todas las discusiones que llegamos a tener por ese tema, los adoro. También tengo una hermana su nombre es Marichello, ella digamos que fue la única persona que me daba valor para seguir adelante, es mi hermana mayor bueno por dos años y la tengo mas cerca porque vive en la ciudad- Sonríe Anahi
-Me encantaría conocer a Marichello. Bueno también a tus padres, aunque dudo mucho que ellos sientan alguna emoción al verme- Comentaba Dulce
-Quizás algún día llegues a conocer a mis padres y a mi hermana te la puedo presentar cuando regresemos. Ahora tu háblame de tu familia, ya conozco a algunos integrantes pero háblame un poco de tu relación con ellos- Anahi tomando un poco de su copa
-Bueno mi padre falleció hace un año y lo que te puedo decir acerca de el, es que a pesar que no compartió mucho conmigo por el trabajo, te puedo decir que fue un padre preocupado, cariñoso y muy estricto- Afirmo con la cabeza- Mi hermano es su viva imagen y aunque a veces discutamos el sabe que lo adoro- Ríe mientras habla
-Ahora háblame de tu mama, cuando la conocí me impresiono mucho porque jamás pensé que trabajaba allí en el canal- Anahi miraba a Dulce
-Si ella comenzó hace poco, no quería estar sola en casa. Y bueno ella es mi debilidad, es mi amiga, mi confidente, mi cómplice en fin es mi todo –Sonrisa de oreja a oreja- Yo le dije a mi familia que me gustaban las chicas a los quince y todos me apoyaron y ella prácticamente se convirtió en mi sombra cualquier familiar lejano que opinara en forma negativa al respecto, ella saltaba en mi defensa –Culmino Dulce
-Es muy bonito ver como te expresas de ella -Sonríe- Bueno ahora quiero que me hables de Sofía, yo se que ella no es de la familia pero me da curiosidad. Aquel día en tu casa me comentaste que tenías amigas en ves de pareja y después llego ella y se presento como una amiga de la infancia- Concluyo Anahi
-Sofía y yo nos conocemos desde muy niñas, nosotras intentamos una relación pero no funciono, no te voy a mentir Annie una que otra noche ella y yo tenemos sexo- Confeso Dulce
-Wahoo eres bastante sincera- Anahi se sentía incomoda
-No quiero mentiras contigo y también te quiero comentar que bueno a pesar de que tenga sexo con Sofía, ella y yo siempre hemos tenidos las cosas claras a veces bromeamos preguntándonos cuando por fin encontraremos a esa persona especial de la que vamos a enamorarnos- Dijo Dulce
-Y que pasara cuando la encuentren. Quiero decir seguirán divirtiéndose ustedes dos?- Pregunto Anahi
-No claro que no, siempre hemos tenido las cosas claras- Dulce respondió
Sabía que la conversación era como una rosa con espinas, pero quise decirle toda la verdad con respecto a Sofía. Tenía tantas ganas de preguntarle sobre su pareja, pero lo evite seguía al pie de la letra las palabras de mi madre. Lo único cierto era que si su relación fuera tan perfecta, como me lo intento dejar claro en aquella oportunidad, ahora mismo no estaría sentada aquí.
Salimos del restaurante y de nuevo nos montamos en la limosina lo que no sabia ella era que todavía no terminaba nuestra salida. La tome de la mano antes de bajar de nuevo y la guiaba bajamos unas escaleras. Y como si nos trasladáramos a Italia hay nos esperaba una góndola esa pequeña embarcación, acompañada por un hombre bastante mayor el cual nos invito a subir.
Me senté a su lado cuando el hombre gracias a un enorme remo le daba movimiento.
-Esta noche te quería invitar a ver las estrellas- Dulce señalo con un dedo al cielo
Miro al cielo- Hay muchísimas esta noche
-Eso es bueno, sabes que es lo mejor de las estrellas. Que siempre pase lo pase tienen buena compañía, al igual que yo esta noche- Dulce agarro la mano de Annie
Recostó su cabeza del hombro de Dulce- Me haces sentir, tan única
-Eres única, jamás te olvides de eso – Aclaro Dulce
La noche había terminado, después del paseo en la pequeña embarcación partimos al hotel. Llegamos a la suite tomadas de la mano y al cerrar la puerta principal.
-Me encanto salir contigo Annie, espero que nada te haya incomodado- Dijo Dulce
-Incomodarme? Nada me incomodo, la cena me gusto y el paseo en el río fue lindo- Con una sonrisa hablo Anahi
-Bueno yo creo que ya deberíamos ir a dormir, mañana es la reunión con la empresa- Comento Dulce
-Cierto a que hora es la reunión?- Pregunto Annie
-Creo que es a la una de la tarde, no estoy segura. En un rato llamo a mi hermano para confirmar- Dulce hablo
-Esta bien, cualquier cosa me avisas digo toca mi habitación. Gracias por todo y buenas noches- Sonríe Anahi
-Igualmente señorita Puente, nos vemos mañana- Me acerque a ella dándole un beso en la mejilla
Con una sonrisa de evidente felicidad cerré la puerta de mi habitación, cada segundo que pase a su lado me encanto aunque acepto que fue difícil aguantar las ganas de besarla.
-----------------------------------
Me levante a las ocho de la mañana, camine al baño a asearme y salí de mi habitación aun en pijama no me importaba quería ver a la pelirroja que me hizo pasar la mejor noche de mi vida. Camine por toda la suite pero no la encontré, algo me sorprendió en la mesa y me dirigí a ella. La mesa tenia perfectamente ordenado un gran desayuno había desde yogurt hasta cereal, frutas, pan tostado, café y jugo de naranja. Un pequeño bombón de chocolate en forma de corazón pisaba una nota, de inmediato la tome para comenzar a leer.
“No se que tanto comes en el desayuno, por eso la cantidad de comida. Tampoco se que acostumbras a desayunar por eso encontraras de todo un poco, ojo no quiero que te de una indigestión así que come solo que te plazca. Te preguntaras donde estoy? Pues le cuento señorita Puente que estoy reunida con la empresa, tranquila, tranquila por favor no pienses que te quise dejar por fuera la verdad es que te veías hermosa dormida y preferí no molestarte. Termine o no la reunión con los ancianos te quiero invitar a volar. A las diez te estaré esperando en la entrada del hotel, trae ropa cómoda. Nos vemos en un rato. Te mando un beso como mi nombre Dulce (pensé en dejarte un helado de chocolate, pero se podía derretir)”
Termine de leer la nota y me senté a disfrutar el desayuno. Al final del mismo disfrute mi pequeño bombón de chocolate, por un momento recordé que no había sacado mi celular desde que llegue aquí, no quería hacerlo la verdad ni me paso por la mente informarle a Maite que había llegado perfectamente. Ese tema me tenía sumamente contrariada, no sabia que hacer con ella. Después de ser una pareja perfecta entre comillas y pongo comillas por las discusiones que teníamos, pero eran solo eso unas pequeñas diferencias. Pero ya paso el limite, me golpeo y no solo en una oportunidad, yo se que tal vez me excedí al darle una cachetada pero no me pude controlar prácticamente me estaba tratando de cualquiera y eso colmo mi paciencia, sea lo que sea una cachetada mía jamás se podría comparar con un golpe de ella que prácticamente me estampo del suelo y para el colmo me agarra del cuello.

“FLASH-BACK”
-Yo, yo te vi con una.. Una chica besando..- Maite la agarro del cuello con ambas manos y la pego a una pared
-MENTIRAS, MENTIRAS PURAS MENTIRAS- Grito Maite
Anahi intentaba liberarse de Maite, mientras esta la tira al suelo fuertemente.
Lloraba he intentaba respirar- Maite por favor, ya cálmate
-Ahora si me pides que me calme, que te pasa? Acaso piensas que yo soy una idiota a la que puedes engañar- Molesta Hablo Maite
-No Maite ya te dije que no hice nada, es mi jefa por dios- Lloraba aun el suelo
Levanto a Anahi bruscamente- A parte de ir a casa de tu jefa, a donde mas fuiste con ella?- Pregunto Maite molesta
-No me lastimes mas, por favor- Desesperada hablo Annie
-HABLA!!!- Grito Maite
-Que quieres Que te diga –Dijo Anahi
-Ves te doy una oportunidad para que seas sincera, y prefieres ignorar mis preguntas- Volteo a Anahi rápidamente y la presiono de una pared
-Maite, Maite detente por favor- Lloraba Annie
-A donde mas fuiste con tu jefa? Tienes tres segundos para responder –Le dijo Maite en el oído a Anahi
Estaba prácticamente inmóvil pues ella tenia mis manos agarradas fuertemente a mi espalda, no sabia que era lo que quería escuchar “Uno” dios mío se volvió loca esta mujer “Dos” mis lagrimas no se detenían mientras mi miedo crecía “Tres”.
-Entonces no vas a decir nada- Maite hablaba al oído de Anahi
-Maite por favor, deten..-Anahi no pudo terminar de hablar pues había recibido dos fuertes golpes en la espalda, cosa que la dejo caer al suelo de inmediato.
-Te falta el aire no es así, tranquila no te desesperes amorcito- Maite hablo Mirando a Anahi en el suelo
Sentía como si había caído en el fondo del océano, mientras más intentaba respirar mas me desesperaba. Cubrí mi rostro con ambas manos, al sentir que aun no cesaban los golpes en mi cuerpo.
“FIN DEL FLASH-BACK”

Tengo que tomar una decisión con respecto a Maite, que podía hacer, hasta cuantos maltratos serias capaz de aguantar Anahi. O en el mejor de los casos saber que cuando cruces la puerta de tu casa, todo estará mejor y tu extraña relación mejorara de un día para otro. En donde dejas a tu jefa en toda esta telaraña de conclusiones? Porque vamos imagina que Maite puede reaccionar y disculparse, pero y tu seguirás intentando luchar por algo que en definitiva no tiene arreglo. Que pasara con todo lo que sientes por Dulce en donde la dejaras.
Pasaron veinte minutos y decidí tomar una ducha. Mi jefa había dejado bien claro que tenia que lucir ropa cómoda. Suéter blanco, pantalón negro a la cadera y zapatos deportivos fue mi selección final, al abandonar la suite faltaban pocos minutos para nuestro encuentro. Llegue a la entrada principal cuando me sorprende verla llegar.
-Dime que no tenías mucho tiempo esperando- Dice Dulce desde el auto
Sonríe- Acabo de llegar no te preocupes
Se baja del auto y toma a Anahi de la mano- Llevándote de la mano me aseguro que no tropezaras
-Gracias –Hablo Anahi entrando en el asiendo de copiloto
-Ahora dígame algo señorita, porque si hace un sol hermoso te pusiste suéter?- Pregunto Dulce
Como decirle, que tengo los brazos marcados de moretones por las apretadas de Maite.
-No traje conmigo, mucha ropa- Contesto Annie tímidamente
-Tranquila te ves hermosa igual- Sonriente hablo Dulce
El camino fue bastante largo, duramos aproximadamente una hora en el coche. Claro sin contar cuando bajamos a almorzar. Nuestro pequeño paseo fue, yo criticando sus chistes y ella sin parar de contarlos, antes de empezar uno nuevo siempre decía “este te va a gustar” lo cierto es que aguantaba todo lo que podía la risa, pues su cara al contar cada cuento era muy graciosa.
Se apago el motor al llegar a lo que parecía ser, un pequeño aeropuerto. Al bajar del coche me di cuenta que el sol estaba a todo su esplendor, tenia que aguantar la temperatura sabia que no podía salir de ese suéter que ya estorbaba en mi cuerpo. Ella por su parte se quito su chaqueta, dejándome admirar sus no tan pequeños senos ya que tenía una pequeña camiseta fucsia.
-Te dije que te invitaba a volar, pues señorita Puente prepárese para hacerlo –Tomo a Annie de la mano y comenzó a caminar
Al ver como un chico, bajaba del cielo con un enorme paracaídas supe a que se habría referido mi jefa y por supuesto mis nervios salieron a la luz.
-Dulce, espera si lo que tu quieres es que yo me lance en paracaídas no, lo siento no puedo vámonos por favor- Anahi hablo mientras se aferraba al brazo de su jefa
-Tranquila ya veras que te va a encantar, además no es por alardear pero ya me considero experta- Levanto ambas cejas Dulce
-Felicidades por ti, pero de verdad yo no puedo. Soy muy cobarde para eso- Anahi se negaba a dar un paso mas
-Yo voy a estar contigo, así que no te preocupes jamás dejaría que algo te pase- Dijo Dulce
Como me podía resistir a esos ojos negros, que para que negarlo me inspiraban más que confianza.
-Esta bien vamos- Comento Anahi antes de comenzar a caminar
Llegamos a una especie de galpón, la mire saludar a varias personas y luego me invito a una habitación. Me pidió que me pusiera lo que yo veía como una pijama gigante, ella hacia lo mismo que yo la única diferencia es que Dulce se puso un bolso enorme en su espalda.
Ya me encontraba en el helicóptero, no tengo idea de a cuantos pies de altura mi corazón no detenía sus intensos latidos. Dulce me hablo para darme unas instrucciones, seguí todos sus pasos y cuando me di cuenta, estaba prácticamente enganchada a ella. Sentir su cuerpo a mis espaldas era lo único que me daba un poco de calma, cosa que perdí al momento de saltar cerré mis ojos de inmediato.
El viento acariciaba mi rostro, mis piernas no tocaban alguna superficie plana y de la nada escuche su voz “No tengas miedo yo estoy contigo” después de eso sentí su mano agarrar la mía, todo el miedo que sentía desapareció y abrí mis ojos. Todo se veía tan pequeño, los árboles eran como pequeños puntos verdes, realmente estaba impresionada. La presión que hizo el paracaídas al salir de la espalda de Dulce, trajo consigo la seguridad que me faltaba, una enorme sonrisa adornaba mi rostro al tocar el suelo.
-Tranquila dame un momento- Dijo Dulce quitando un gancho que unía su arnés al de Annie
-Fue único, jamás imagine lo increíble que seria esto- Felizmente hablaba Anahi
-Sabía que te iba a encantar, si te digo que es la primera vez que salto en esta cosa me creerías- Comento Dulce
-QUE!!!- Cara de susto tenía Anahi
-Haaaa es broma- Ríe Dulce
-Tu quieres que me de un infarto –Annie golpeo juguetona a Dulce
-Como crees –Ríe- Tuve que tomar una foto a tu cara, oye porque no seguimos la platica en el coche no quiero, que lleguemos tan tarde al hotel- Propuso Dulce
-Me parece bien, vamos a quitarnos esto que pesa un montón- Riendo comenzaba a caminar Anahi
Minutos después ya íbamos regreso al hotel, cuando recordé el motivo de este viaje y..
-Oye y hablando aquí de todo un poco. Cuéntame como te fue en la reunión con la empresa- Pregunto Anahi
-Bien ya el contrato esta firmado, mi hermano se alegro mucho cuando lo llame para darle la noticia- Comento Dulce
-Me alegro aunque no asistí a la famosa reunión con ancianos- Anahi frunció el ceño
-Ah caray le evito la aburrida reunión y mira como me agradece- Dice Dulce sonriendo
-Es que no me parece justo, soy tu secretaria imagino que no fue fácil estar allí sola –Comento Annie
-No te preocupes por eso, lo bueno es que ya esta todo listo..Le dije a mi hermano que pasaría un día más por aquí, así que lo siento por usted pero le toco aguantarme un día más- Dulce hablaba
-Si supieras que me alegra, escuchar eso- Sonriendo miro a Dulce
-Que bueno, ya que tengo pensado para ma..- Su celular comenzó a sonar- Annie podrías ver quien es?
Tome su celular, de la guantera del coche ya que ella conducía. Al mirar el nombre de la persona que llamaba, sentí cierto malestar.
-Es tu amiga, Sofía- Dijo Anahi
-Que habrá pasado? Vamos ponla en speaker- Propuso Dulce
-Listo ya esta- Comento Anahi
-Hola Sofía, como estas?- Dulce hablaba mientras conducía
*Si no te llamo yo, no se como la estas pasando en el viaje
Al escuchar su voz, note cuanta confianza existía entre ambas. Decidí concéntrame en escuchar la llamada, aprovechando así el gran invento.
-No te enojes, lo que pasa es que no he tenido tiempo- Dulce hablo
*Tan bella mi amiga, yo aquí al pendiente de su negocio y ella no me llama porque no tiene tiempo
Ríe- Cierto, dime como van las cosas en el bar –Pregunto Dulce
*Bien muy bien, de hecho me deberías contratar creo que ya me siento la dueña
-Se va a la banca rota si eres la dueña, con tantas chicas en la agenda telefónica regalas todo
*Mira quien habla de chicas en la agenda, oye pero ya cuéntame que tal esta Anahi
-Bien ella esta bastante bien- Dulce miro a Anahi
*Por fin te animaste a invitarla a cenar
-Si Sofía, porque mejor no hablamos después- Dulce intentaba cambiar el tema
*No, quiero que me lo cuentes todo ya y ni se te ocurra colgar la llamada
Una sonrisa se dibujo en mi rostro, pues ver a Dulce sonrojada por las palabras de su amiga era único.
-Sofía mejor cuéntame que tal estas con Sara, es así que se llama?- Pregunto Dulce
*Si se llama Sara y pues me va bien. La chica resulto ser muy atenta conmigo, tienes que conocerla es súper linda me encanta.
-Será que ya por fin dirás la famosa oración “Dulce me enamore” –Dulce imitaba la voz de su amiga
*No se amiga porque no?, aunque no te hagas se que la escuchare de tu boca al regresar de ese viaje –Ríe-
Tose- Oye has visto a mi mama- Cambio el tema Dulce
*Si de hecho estoy en su casa, le dije que tenia una película buena y nada me invito acá.. Dame un minuto y te la paso
-Espero- Dijo Dulce
Sofía no me causo tanto celos como pensaba, creo que mi cerebro lograra olvidar ese pequeño detalle de su amistad con Dulce.
*Debe estar poniéndome los cuernos, porque si hasta ahora la escucho –Voz de Blanca-
-Como cree señora Blanca, es que he estado muy ocupada y olvide llamar- Hablo Dulce
*Espero que la estés pasando bien mi amor
-Si mama, estos días me han gustado mucho –Sonríe-
*Esta en speaker la llamada?
-Si mama voy rumbo al hotel –Afirmando con la cabeza
*Mejor me llamas cuando estés en el hotel, no me gusta que te desconcentres cuando estas manejando
-Esta bien mama –Lanza un beso- Te amo
*Yo te amo mucho más mi amor, cuídate y saludos a Annie
------------------
Al llegar a la suite me sentía realmente cansada, mi día había empezado muy temprano gracias a la reunión. Luego lanzarme en paracaídas y regresar hasta más de las seis de la tarde, fue realmente agotador. Pero pienso en la posibilidad de regresar el tiempo y no cambiaria nada de mi día, bueno solo una cosa la llamada de mi amiga, por un momento pensé que me dejaría en vergüenza por algún comentario fuera de lugar.
Termine de darme una larga ducha, para después salir en busca de mi secretaria quería invitarla a cenar, realmente tenia que aprovechar cada segundo a su lado. Llego hasta la puerta de su habitación y me doy cuenta que esta un poco abierta, con mucho cuidado intento ver que esta haciendo.
Mi corazón comienza a latir desesperado cuando mis ojos la ven saliendo del baño como dios la trajo al mundo, dios sentí como mi cuerpo se paralizo al ver como se intentaba secar el cabello con una toalla, prácticamente veía su cuerpo de frente. Sus senos bien formados del tamaño ideal, su abdomen era plano tanto que su pequeño ombligo parecía la fresa del postre, su intimidad, dios pero esta mujer es hermosa pienso para mis adentros, cuando en mi cuerpo subía la temperatura sin poder evitarlo. Quería tocarla, deseaba tanto probar cada parte de su cuerpo.
Me obligo a mi misma a regresar a mi habitación. Pero no puedo, necesito detallarla por completo, subo la mirada y el calor que sentía mi cuerpo desaparece. Me doy cuenta que en ambos brazos tiene pequeños moretones, pienso que me va a descubrir y me alejo de la puerta. Quiero mirar esas marcas en sus brazos, me causan mucha intriga. Vuelvo a mirar y me doy cuenta que ahora esta de espalda a mi, que le hicieron? Pienso al ver la gran cantidad de moretones que tiene.
Regreso a mi habitación y al cerrar la puerta.
-Hay algo que me estas ocultando Annie, un simple resbalón no causa tantos golpes- Dulce hablaba sola

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:58 pm

*Capitulo 13.
Desperté muy temprano, bueno la verdad sentía unas ganas enormes de preguntarle a Anahi por que tiene tantas marcas en su cuerpo. Después de ducharme me encontraba caminando en círculos por mi habitación, tenia que buscar la excusa perfecta para sacar el tema de sus moretones. Tampoco podía ir tocarle la puerta y decir “Sabes ayer te vi desnuda y pude notar que tienes muchas marcas en tu cuerpo, me podrías explicar que te paso?”. Creo que lo mínimo que tuviera de respuesta seria un reclamo, por espiarla.
Tengo que aceptar que tiene un cuerpo de diosa, único en definitiva hermoso y con esos moretones me doy cuenta que sigue siendo hermosa pero me gustaría, respuestas.
Mi cerebro decide hacer un repaso y como si pudiera regresar el tiempo, comienzo a recordar desde el día que la encontré a unas cuantas calles de su casa. Aparece el momento cuando la descubrí dejando escapar unas lagrimas cuando llegamos a la suite y lo mas importante que todos estos días mi querida secretaria no ha dejado de utilizar suéter, de alguna manera no quería que me fijara en esos detalles.
La imagino con la tablet en su casa y por lo que se ve por fuera solo es de un piso, ósea que no se pudo caer por unas escaleras. Supongamos que estaba leyendo mi correo electrónico mientras caminaba, sin mirar se golpea con una pared, se le cae la tablet se rompe y ella queda con un golpe en el rostro. Pero y los demás? Las marcas en su espalda y las de sus brazos donde quedan. Odio sacar conclusiones, de inmediato recuerdo a su pareja. Será que tuvieron una discusión y por eso las marcas?. Que cosas piensas Dulce.
Tome una difícil decisión, no me importaba cual reacción tomaría mi secretaria. Yo solo necesitaba respuestas, camine a paso lento y toque tres veces antes de anunciar mi entrada a su habitación.
-Buenos días, Anahi será que podemos hablar?- Pregunto Dulce al entrar
-Hola buenos días, si quieres dame un segundo y salgo a la sala para conversar –Respondió Anahi desde la cama
Mirarla ahi despertando, me encanto pues pienso que mas nadie se ve así de hermosa al despertar. Niego con mi cabeza, no puedo olvidar el objetivo de la futura conversación. Recordé sus marcas en los brazos por como la miraba cubrir todo su cuerpo con el edredón. Quiero acabar con esto ya
-Lo siento Annie, pero prefiero que hablemos ahora mismo- Dijo Dulce acercándose a la cama
-No por favor déjame ir al baño, y hablamos afuera- Anahi hablo mientras se cubría mas
-Porque? Te cubres tanto, es por el frío o por los golpes que tienes?- Pregunto Dulce de súbito
-No se a que golpes te refieres- Annie comento con voz temblorosa
Se sentó en la cama de Anahi- Sabes yo no soy tonta y desde que llegamos al hotel jamás has salido en franela ni en camiseta, siempre te pones un suéter, incluso cuando fuimos a cenar el vestido que tenias era de mangas largas- Hablaba Dulce
-Dulce yo..-Anahi se quedo callada
-Yo solo necesito saber que pasa, porque tienes esas marcas en tu cuerpo. Un simple tropiezo no causa tantos golpes –Muestra la palma de su mano- Quiero decirte que ayer por la noche, te iba a invitar a cenar y te vine a buscar, el punto es que tu habitación estaba un poco abierta y te vi desnuda Annie, se que tienes marcas por la espalda, en los brazos. De verdad yo te puedo ayu..-Dulce se quedo callada
Ni siquiera pude terminar de hablar, ella comenzó a llorar y mi corazón podía sentir por lo que ella estaba pasando. Sin pensarlo mucho la abrace, quería que supiera que podía contar conmigo yo la podía ayudar.
-No puedo Dulce, no puedo- Decía Anahi entre lagrimas
Escuchar como su voz se desgarraba con cada palabra, me dolía mucho indudablemente algo estaba causando dolor en ella.
-Annie, no llores mas por favor dime que pasa yo te puedo ayudar –Hablo Dulce sin dejar de abrazar a Anahi
-El día que tu me mandaste el correo electrónico. Mi pareja estaba entrando a la casa y me quito la tablet- Anahi no detenía sus lágrimas
Dulce rompió el abrazo y miro los ojos llorosos de Anahi- Y que paso?
-Ella leyó lo que tu me mandaste –Lloraba aun mas- Y no se que le paso, yo jamás la había visto así – Anahi se puso ambas manos en su cara
De inmediato, me levante de la cama. Mi ceño se frunció mientras una rabia llegaba desde mis adentros. Me imaginaba que venia, pero necesitaba escucharlo de su boca.
-Anahi que te hizo tu pareja?- Dulce hablo muy seria
-Me pregunto que hacia yo en tu casa –Miro a Dulce- Yo le dije que no tenia porque darle explicaciones. Yo estaba molesta días antes la vi besando a otra chica –Hablaba llorando- Ella lanzo la tablet a una pared, luego me quiso preguntar si yo me había acostado contigo..
-Acostado conmigo?- Dulce paso una mano por su rostro molesta
-Le di una cachetada, ella no podía tratarme como a una cualquiera –Anahi se quedo callada
-Pero que le pasa a esa –Lanzo una bocanada de aire- Que paso después Anahi, por favor no te quedes callada –Dijo Dulce
-Me dio un golpe que me lanzo al suelo, Dulce ella jamás se había comportado de esa forma jamás me imagine que seria capaz de golpearme –Lloraba Anahi- Luego no se detuvo
-------------------------
Ya se lo había dicho, en cierta forma me sentía liberada. Su rostro de molestia no desaparecía, mientras no dejaba de caminar por toda mi habitación. Se detuvo un momento y se sentó en la cama, cubrió con ambas manos su rostro por menos de un segundo y luego me volteo a mirar.
-Quiero conocer a tu pareja, necesito verle la cara a esa imb..
Interrumpió a Dulce- Eso jamás va a ocurrir, yo puedo arreglármelas sola Dulce
-Te golpeo Annie y mira como te dejo. Con esa mujer no puedes hablar, lo mejor que puedes hacer es salir de esa casa y demandarla –Molesta comento Dulce
-Estoy segura que cuando regrese a casa hablare con ella para arreglar las cosas -Annie Secaba sus lagrimas
Se levanto de la cama- Arreglar? Por dios Anahi, acaso pretendes olvidarte de los golpes. Claro imagino que también te olvidaras, del beso que le dio a la chica que viste? –Dulce alzo la voz
-No la voy a demandar, no puedo hacerlo a pesar de todo lo que paso yo siento un cariño grande hacia ella Dulce. Ha sido mi pareja durante tres años –Alegaba Anahi
-Una pareja se construye a base de confianza y respeto. Cosa que indudablemente ella perdió, Anahi te estoy hablando como una amiga, por favor acaso quieres que te vuelva a golpear?- Pregunto Molesta Dulce
-Dulce, por favor no me digas esas cosas- Llorando negó con la cabeza Anahi
-Que quieres que diga? Que todo va a mejorar, por dios Anahi si ya te golpeo lo puede volver hacer y por las marcas que tienes en tu cuerpo dudo mucho que puedas con ella- Dulce comento
-Yo buscare la manera Dulce así que no te preocupes por mí, estaré bien- Hablo Annie
-Si me preocupo Annie, siempre me voy a preocupar por ti. Me gustas, no se que le paso a mi cuerpo el día que te conocí, todas las sensaciones que siento al estar a tu lado. Anahi estos días han sido los mejores que he tenido en mi vida y me gustaría intentar algo contigo. Y así tu no quieras nada conmigo siempre voy a querer lo mejor para ti- Dulce Finalizo
-Yo.. Yo..-Anahi se quedo callada
-No hace falta que digas algo Annie, sabes que mejor olvidemos esta conversación –Forzó una sonrisa- Te espero afuera hoy es el ultimo día que estaremos aquí, así que vamos a disfrutarlo- Dulce salio de la habitación
Escucharla decir que le gustaría intentar algo conmigo, me recordó de inmediato las palabras en su casa.

“FLASH-BACK”
-Porque tener amigas como dices tu y no darte la oportunidad de conocer a alguien especial he iniciar una relación, siempre hay que dar..
Interrumpió a Anahi- Creo que cuando vaya a tener una relación con alguien, debo estar segura que estoy enamorada de esa persona es que como dicen por ahi “la carne es débil” y la verdad lo menos que desearía seria lastimarla – Respondió sin dejar de ver los ojos a Annie-
-Al escucharla decir esas palabras con su mirada clavada en mi note que estaba siendo sincera, quise detener el silencio incomodo
“FIN DEL FLASH-BACK”

-Por dios Anahi, siempre tienes que tener claro que no puedes caer en lo mismo que cayo Maite. Es difícil negarte a ti misma lo que sientes por Dulce, pero no puedes caer tan bajo.
---------------------------
Porque las cosas no pueden ser mas fáciles para ti Dulce? Porque cuando por fin llega esa persona especial en tu vida, no te sientes correspondida?. Es verdad que Anahi no esta pasando por un buen momento, pero que va a pasar mañana cuando este viaje llegue a su fin y ella vuelva a su vida con la estupida que tiene como pareja. Te lo dejo muy claro, ella quiere regresar a su casa.
Escribo una nota y la dejo en la mesa del comedor, tengo que disfrutar este último día a su lado. Al salir del hotel subo a mi coche para llegar a mi destino.
- Como me gustaría tener a la dichosa pareja de Anahi frente a mi, entiendo que los problemas se pueden arreglar hablando, pero solo en este caso me gustaría ver que tan mala es. Como fue capaz de golpear a Annie, si ella es..-Se queda callada y golpea el volante de su vehiculo-
-----------------
La llamo por su nombre al salir de mi habitación, pero no obtengo respuesta. Camino hasta el comedor y logro ver una pequeña nota, al leerla se me dibuja una sonrisa en el rostro.
“Hoy es un día para celebrar, pues es el ultimo día que disfrutare de tu compañía. Te quiero invitar a reír, a disfrutar, a bailar en fin hoy te quiero invitar a olvidarte de los problemas, para solo quedar tu y yo. En el lobbie del hotel te van a estar esperando, para llevarte a mi destino. En esta oportunidad no te finalizare la nota con un beso, pues aunque no lo creas todavía tengo la esperanza de probar tus labios nuevamente. Te espero”
De inmediato salgo de la suite, siguiendo sus instrucciones me dirijo al lobbie del hotel donde me doy cuenta que hay un señor vestido de chofer con mi nombre escrito en un papel. Llego hasta el y lo sigo hasta la salida. Subo a un vehiculo bastante costoso tengo que decirlo y comienza el paseo.
El motor se detiene y el chofer me abre la puerta para así salir del coche. De inmediato veo a mi jefa acercarse.
-Hola disculpa por no esperarte, pero es que tenia que preparar unas cosas –Dijo Dulce después de besar la mejilla de Annie
-Tranquila no hay problema, ahora cuéntame que vamos hacer?- Pregunto Anahi
-No te preocupes que no tiene nada que ver con las alturas. De hecho solo quería invitarte a bailar- Respondió Dulce
-Bailar? Dulce son las cuatro de la tarde no creo que alguna discoteca abra sus puertas tan temprano –Comento Anahi
-Muy cierto Annie, aunque llame a unos amigos y bueno me prestaron su local- Dulce tomo la mano de Anahi- Señorita Puente no tiene excusa, me voy a dedicar toda la tarde a bailar con usted
Con una sonrisa en mi rostro y tomada de la mano de Dulce, entre a lo que parecía una enorme discoteca. Luces por todo el lugar, la música resultaba ser muy pegajosa, Siendo guiada por mi jefa llegue hasta una mesa.
-Usted me dirá señorita Puente, que desea tomar?- Pregunto Dulce sonriente
-La verdad no estoy acostumbrada a tomar bebidas alcohólicas, así que prefiero un vaso de jugo de naranja- Apenada hablo Annie
-Jugo de naranja? No me gusta mucho tu selección, pero esta bien la voy a respetar- Dulce llamo a un camarero
-Dígame que desean de tomar?- Pregunto el camarero al acercarse
-Un jugo de naranja y un whiskey por favor- Hablo Dulce
-En un momento se los traigo, con permiso- El camarero se retiro
-Te animas a bailar conmigo?- Pregunto Dulce
-Claro que si, vamos –Se levanto Annie
Decidí olvidarme de todos los problemas y solo preocuparme por el ahora, la verdad no sabia si podría repetir esta salida con mi jefa así que me dedique a disfrutar. Bailamos en muchas oportunidades, en realidad creo nos excedimos ya que nuestros pies empezaban a sufrir las consecuencias.
En varias oportunidades me tomo de la mano en plena conversación, sin dejar de mirarme a los ojos y claro con su imborrable sonrisa. Me pareció extraño que no tocara el tema de Maite, creo que no lo hizo para que no me sintiera incomoda. El tiempo se volvió polvo para nosotras, pude contar los tres vasos de whiskey que se tomo.
------------------------
Salimos de la discoteca como a las ocho de la noche, comprobé lo bien que se movía mi secretaria en una pista de baile. Sentir su cuerpo y su perfume eran cosas que me hacían viajar a otro planeta en un segundo. Y hablando de vuelos, el vuelo de regreso a la realidad estaba pautado para las seis de la mañana, además era sábado ósea no la volvería a ver si no hasta el lunes. Que decisiones iba a tomar ella con respecto a su relación? Que pasara con todo lo que siento, a partir del lunes.
Ay Dulce María, lo cierto es que ya te habías metido en una calle sin salida. Dejaste que sus risas, sus palabras y sus hermosos ojos se apoderaran de todo tu ser, que podías hacer ahora si tu corazón ya presentía que iba hacer rechazado una vez mas.
-Tengo que decirte que bailas, muy bien- Comento Dulce al entrar a la suite
-Te parece? Yo no lo creo así, pero de todas formas gracias- Anahi se sentaba en un mueble
-Cuantas veces en el día de hoy te he dicho que eres la mujer más hermosa que he visto- Dulce señalo a Annie con un dedo
-La verdad creo que muchísimas- Ríe Anahi
-En serio? Bueno te lo diré una vez mas, eres la mujer mas hermosa que he visto- Comento Dulce
-Yo creo que ahora es que te esta pegando el alcohol- No deja de reírse Annie
-Te atreves a insinuar que tu jefa esta borracha? –Frunció el ceño- No para nada, la verdad creo estoy mas sobria que nunca –Finalizo Dulce
-Creo que ya deberíamos ir a dormir, mañana salimos muy temprano no es así?- Pregunto Anahi
-Sentándose en el mueble- Si mañana regresamos a la realidad, me encanto pasar estos días a tu lado Annie –Confeso Dulce
-A mi también me encanto este viaje, que al final no fue tan aburrido eh!! – Sonríe Anahi
-Digamos que te saltaste la parte aburrida- Cruzo sus brazos Dulce
-Me la salte por tu culpa, no me levantaste- Anahi le lanzo un enorme cojín a Dulce
Logra atrapar el cojín y se levanta- De verdad que no lo entiendo, te ahorre el trabajo y me pagas lanzándome un cojín –Dulce se para frente a Anahi
-Será mejor que bajes ese cojín, mira que tengo un arsenal aquí –Anahi señalo un montón de cojines
-Disculpa? Me pareció escuchar una amenaza señorita Puente –Levanto una ceja Dulce
Se levanta frente a Dulce- La verdad puede tomarlo como quiera- Anahi también levanto una ceja
-Perdóname, pero lo que siento es mas grande que yo –Dijo Dulce antes de besar a Anahi
Al tenerla así frente a mi y saber que ya mañana volveríamos a casa, no me contuve perdí todo control sobre mi y mis labios salieron en busca de los suyos.
Nuestros labios chocaron lentamente, mis manos tomaron su cintura para así sentirla mas cerca, cuando me sorprenden sus manos sobre mi cuello. Nuestras lenguas se reencuentran, mientras siento que mi corazón se va a salir del pecho por tanta emoción.
----------------------------
De una forma rápida sus labios se posaron en los míos, sentir el roce de su aliento, el perfume de su cuerpo me volcó los sentidos. Dejándome llevar por tan deseado beso, mis manos se posaron en su cuello, sentí como ella me presionaba cada vez más a su cuerpo. Nuestras lenguas se recorrían lentamente, como intentado guardar el mínimo detalle de ellas. Mi piel se erizaba al mismo tiempo que sus manos subían por mi espalda, la respiración comenzaba hacer falta, pero me negaba a romper el beso quería disfrutar hasta el ultimo segundo.
Sin esperarlo llega una vaga imagen entre mis recuerdos, de Maite besando a aquella chica. Me obligo a mi misma a no caer tan bajo, como tal vez ella lo hizo.
Rompe el beso Annie- Será mejor que vayamos a dormir, mañana regresamos a casa.. Espero que tengas buenas noches- Dijo Anahi antes de caminar a su habitación

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:59 pm

*Capitulo 14
Eran las siete de la mañana cuando ya mi vehiculo llegaba hasta su casa. No habíamos cruzado palabra alguna desde que salimos, bueno la verdad era que la única persona que había hablado era yo. Sentía cierto temor en mi interior, no quería despertar mañana y saber que ella había arreglado todos los problemas con su pareja. La pregunta que mas rondaba por mi cerebro era, seria capaz Anahi de perdonar los maltratos?
Ya por fin estaba estacionada frente a su casa, cuando voltee a mirar su delicado rostro. Mi corazón necesitaba expresar todo lo que sentía y no quise detenerlo.
-Antes de que te bajes, me gustaría decirte unas cosas Annie- Comento Dulce
Anahi miro a Dulce- Te escucho
-La verdad no se que decisión vayas a tomar con respecto a tu pareja, lo único que quiero que tengas claro es que pase lo que pase puedes contar conmigo. Tal vez sin quererlo te has convertido en alguien especial para mí, tengo que admitir que todo esto que siento realmente es algo nuevo para mí, pero no quiero que se termine. Este viaje me ha deja..
Interrumpió a Dulce- Dulce por favor, te voy a pedir que no sigas
Tomo la mano de Annie- Me gustas Anahi y la verdad no se si esto que estoy sintiendo se llama amor, pero no quiero que se acabe. Por primera vez en mi vida siento la necesidad de hacer feliz a alguien y esa persona eres tu, puedo escuchar que tu no sientes lo mismo que yo, que quizás no te gusto. Pero me niego a aceptar que estés al lado de alguien que te haga daño, por lo que mas quieras piensa en ti como te lo dije más de un millón de veces en el viaje. Eres una mujer hermosa - Finalizo Dulce
-No te voy a negar que siento algo por ti, pues mi corazón cuando te vio por primera vez en la oficina de Alfonso casi no lo pude controlar. Pero la realidad es que yo tengo una relación y no me puedo permitir caer en lo mismo que mi pareja, te aseguro que voy a intentar arreglar las cosas de la mejor manera posible con Mai..
Interrumpió a Anahi- Eso quiere decir que te vas a olvidar de los golpes y te negaras a alguna posibilidad conmigo
-Yo no dije que me olvidare de los golpes, lo que pasa es que no es tan fácil han sido tres años de relación Dulce y es muy rápido pensar que tu y yo podamos intentar algún tipo de relación, hay que ser realistas tu no estas acostumbrada a eso –Anahi comento
-Pueden haber sido mil años de relación Anahi, lo único cierto es que esa mujer te golpeo y no creo que cambie de un día para otro, como quieres que te explique que me enoja pensar que te vuelva a poner una mano encima. Y otra cosa no me salgas con eso de que yo no estoy acostumbrada a tener una relación porque si es contigo se que me acostumbraría fácilmente –Dijo Dulce
-Dame tiempo yo se que Maite me golpeo, pero creo que podremos terminar de la mejor forma. No tienes porque preocuparte yo estaré bien- Sonríe y le da un beso en la mejilla a Dulce
-Tienes mi número de teléfono, cualquier problema que se te presente no dudes en llamar- Hablo Dulce mirando bajar a Annie del coche
-Esta bien te llamare si pasa algo- Anahi se despedía con una mano
Espere que entrara hasta su casa, para así encender el motor y seguir mi camino. Creo que mi felicidad logra percibirse en el ambiente, pues escucharla decir que siente algo por mí me hizo cantar a todo plumón una canción que sonaba en mi reproductor. Solo tienes que seguir esforzándote Dulce, ella de alguna u otra manera tiene que entender que realmente te enamoraste y que bien se siente.
Recuerdo la conversación que tuvimos minutos atrás y me doy cuenta de un pequeño detalle, me dijo el nombre de su pareja. Mi coche se detiene de inmediato y me cuesta creer lo que estoy pensando, no puede existir demasiada casualidad su pareja tenia el nombre de la novia de Laura. Normalmente no hago caso a estas conclusiones, pero podría ser la misma chica? Tengo que averiguarlo.
Pongo en marcha mi vehiculo nuevamente, decido regresar a la casa de mi secretaria mientras por speaker llamo a mi gran amiga Sofía.
*Bueno –Sofía tiene voz ronca al contestar
-Hola amiga, disculpa por levantarte. Es que necesito salir de una duda
*Dulce dime que paso cual duda tienes?
-Ya conociste a la pareja de Laura no?- Dulce conducía
*Si así es, la conocí el mismo día que tú saliste de viaje
-Me podrías decir su nombre? –Pregunto Dulce
*Maite Perroni, pero dime que paso?
-Déjame salir de una duda y paso por tu departamento- Propuso Dulce
*Esta bien mientras te espero dormiré un poco. Un beso
-Después la dormilona soy yo –Lanzo un beso y tranco la llamada
Ya tenía lo que necesitaba el nombre de la pareja de Laura. Acaso es pura casualidad que se llamen igual, la verdad eso era lo que quería descubrir. Mi auto se detiene frente a la casa de Annie y antes de apagarlo me doy cuenta de algo insólito. Piel morena, cabello negro y no tan alta, la veo caminar por la calle con su rostro serio es la misma chica que intentaba bailar con mi madre.
-Pero que demonios, pasa aquí?- Dulce hablo en voz alta
Por un momento deseo salir del coche y cobrarme cada golpe que le dio a Anahi, pero no logro hacerlo la chica morena entra a la casa que minutos antes entraba mi secretaria. Decido arrancar mi coche, necesito encontrar respuestas a varias interrogantes y para eso solo me hace falta una persona.
----------------------
Después de desempacar toda mi ropa, enciendo mi celular al fin. Me doy cuenta que solo tengo algunas llamadas de mi hermana, camino hasta la cocina para así darme cuenta que puedo comer antes de regresarle la llamada.
-Al fin en casa no?- Maite pregunto entrando a la casa
-Si.. Llegue hace como una hora- Contesto Annie sin voltear
Desde el primer momento que la escuche, un miedo terrible creció dentro de mí. Las palabras que le había dicho a mi jefa, realmente no sabia como expresarlas, yo quería terminar con esta relación pero como podía hacerlo.
-Porque estas tan callada?- Dijo Maite mientras abrazo a Annie por la espalda
-Yo.. Yo solo estoy viendo que puedo preparar para almorzar- Anahi hablo nerviosa
-Si quieres yo te puedo preparar el almuerzo- Hablo al oído de Anahi
-No yo.. Puedo sola- Comento Anahi
Se aparto de Anahi- Si yo se que puedes sola, ahora estas bastante independiente. No es así Anahi?
-No se porque lo dices –Anahi respondió sin voltearse a ver a Maite
-No sabes? Bueno te lo diré, saliste de viaje y ni una llamada recibí de tu parte. Podrías verme a la cara- Alzo la voz Maite
Anahi se volteo para así tener a Maite de frente- Maite yo creo que tu y yo necesitamos hablar
-Hablar? Y que necesitamos hablar tú y yo- Frunció el ceño Maite
-Porque no vamos a sentarnos –Camino a la sala Anahi-
Había llegado el momento de hablar con ella y mi miedo en vez de desaparecer aumentaba, no tenia idea como podía reaccionar Maite con lo que estaba a punto de decirle, pero lo único cierto era que tenia que ponerle fin.
Sentándose en un mueble- Porque no te sientas?- Pregunto Annie
Maite se sienta frente a Anahi- Listo ya estoy sentada, dime que es lo vamos hablar
-Quiero hablar de nuestra relación y de cómo me trataste hace unos días –Dijo rápidamente Anahi
-Tú hace unos días colmaste mi paciencia, me hiciste molestar y además me pegaste una cachetada –Comento Maite
-Maite no puedes comparar la cachetada que yo te di, con los golpes que recibí de tu parte- Anahi Hablo nerviosa
-Me doy cuenta que tu jefecita te lleno la cabeza de porquerías- Maite hablo molesta
-Que? Maite yo te estoy hablando por mi, tu y yo teníamos una relación donde existieron peleas si, pero golpes? Me trataste muy mal y de verdad yo no puedo tolerar eso- Anahi miro a Maite
-No hables en tiempo pasado Anahi, nosotras tenemos una relación- Recalco- Te trate mal? Te puedo tratar peor así que no exageres por unos golpes- Finalizo Maite
-No te reconozco –Dijo Anahi dejando escapar unas lágrimas
-Y yo a ti tampoco te reconozco y mira estoy tranquila –Levanto una ceja Maite
No estaba preparada para soportar tanto cinismo, tanto descaro. Ella pretende que sigamos con esta relación de mentiras y maltratos, no yo no puedo permitirlo. Me levanto del mueble donde estaba sentada, camino a la habitación para sacar una maleta. Abro el closet y rápidamente comienzo a guardar toda mi ropa, no se a donde voy a ir pero de verdad necesito salir de aquí, cuando escucho que cierran la puerta.
-No pierdas tu tiempo Anahi o acaso piensas que te voy a dejar salir de aquí- Maite hablo muy seria
-Maite, no hagas esto mas difícil yo no tengo nada q....- Maite corrió y se puso frente a Anahi
-Porque te callas? Sigue hablando, quiero saber que tienes para decir- Maite con una mano agarro la barbilla de Annie
El miedo llego de nuevo y mis lágrimas salieron sin ser detenidas, estaba inmóvil.
-No soy ninguna idiota Anahi, como quieres que te trate si andas de amores con tu jefa o me equivoco? Crees que no se que se besaron? Hasta la acompañas a sus entrenamientos de karate cierto?-Maite no soltaba a Annie
-Maite por..Por favor.. Quiero salir de aquí- Anahi por fin hablo
-No vas a salir eres mi pareja, cuando vas a entender que no puedes andar de regalada- Maite molesta comento
Sus insultos, la manera tan déspota en la que se dirigía a mi me hizo reaccionar de alguna forma tenia que salir de esa situación o por lo menos necesitaba intentarlo. Recordé que tenia mi celular en el bolsillo del pantalón y con mi mano derecha lo saque, aun temblorosa busque la fuerza que necesitaba y la golpee en el rostro con el aparato.
-AAAGGG!!!!! –Maite se quejo del dolor y soltó a Annie
Como pude cerré la maleta que minutos antes preparaba, la tome y camine hasta la puerta de la habitación intento salir pero no puedo. Muevo la manilla de la puerta de un lado hacia el otro, pero no logro que se abra.
-Te dije que no te iba a dejar salir de aquí- Maite corrió y le dio un fuerte golpe a Anahi en el pecho-
Caí al suelo por el impacto, mi respiración se aceleraba no podía ser cierto que esto se volviera a repetir.
-LEVANTATE!!! –Grito Maite
-No Maite detente, por favor –Anahi se arrastraba por el suelo entre lagrimas
Maite levanto a Anahi con una mano Y la pego a una pared- Querías que te tratara mal, mi amor el deseo se te va a cumplir. Dime algo ya te acotaste con tu jefa? Quiero saber si aun puedo hacerle el amor a mi pareja, digo sin que tengas otro perfume en tu cuerpo – Finalizo Maite
-No.. Maite ya basta –Lloraba Anahi
-Veo que entonces será por las malas? –Dijo Maite antes de volver a golpear a Annie
--------------------
Pase buscando a Sofía, para luego llegar a mi departamento. Allí nos esperaba mi hermosa madre, nos sentamos en la sala de mi casa y les conté todo lo que había pasado en el viaje hasta lo que logre descubrir sobre la dichosa pareja de Anahi.
-Es imposible Dulce no puede ser la misma pareja de Laura- Hablo Sofía
-Por dios Sofía, yo no soy ciega tengo muy buena vista y además tengo buena memoria- Dulce comento
-Aquí lo mas importante, es que esa Maite golpeo a Anahi y lo puede volver hacer- Dijo Blanca
-Claro que lo puede volver hacer mama, eso mismo yo se lo dije a Anahi esta mañana- Dulce hablo y sonó el timbre-
-Yo iré abrir, debe ser Laura- Comento Sofía antes de salir de la sala
-Tienes que calmarte mi amor, en la cara se te nota lo enojada que estas- Blanca le hablo a su hija
-Mi cara es de enojo con preocupación- Dulce puso ambas manos en su rostro
-Buenas tardes, hola señora Blanca, hola Dulce- Hablo Laura al entrar a la sala
-Hola Laura por favor ponte cómoda- Blanca invito a sentarse a Laura
-Quieres tomar algo Laura- Ofreció Sofía
-No gracias, la verdad me gustaría saber para que me citaron aquí – Dijo Laura
-Tu sabias que Maite tiene una relación con Anahi Puente, mi secretaria?- Pregunto Dulce de súbito
Se le borro la sonrisa- Si Dulce, desde que empezó esta relación siempre supe que ella tenia pareja – Laura confeso
-Que? A ver amiga explícame eso de nuevo como que tu sabias de Anahi- Pregunto Sofía
-Yo fui asistente de Maite, cuando la conocí me enamore perdidamente de ella. Lo que resulto una verdadera sorpresa para mi fue que ella me correspondiera, yo sabia que ella tenia una relación de hecho no era tan larga como ahora, para esa época Anahi y ella tenían un año- Laura se quedo callada
-Dios mío, que descaro –Dulce se levanto molesta
-Mi amor cálmate- Pidió Blanca
-De verdad que eres increíble amiga, soportar dos años de relación a escondidas- Sofía comento
-No te lo voy a negar, ella siempre me decía que la iba a dejar de hecho un día me dijo que no era feliz. Pero de un tiempo para acá todo cambio- Laura negó con la cabeza
-Laura tu le comentaste a tu pareja, las cosas que me pasan con Annie- Pregunto Dulce
-Si Dulce, se lo dije el mismo día que Sofía me llamo para contarme. De alguna forma quería demostrarle, que Anahi no era la persona perfecta para ella y perdón si me expreso mal Dulce es que yo de verdad amo a esa mujer- Laura confeso
-Laura esta bien la puedes amar con toda el alma, pero si ella no dejo a Anahi antes porque crees que la iba a dejar ahora. Amiga como te permitiste caer en eso- Sofía hablo
-Bueno en todo esto Laura no tiene la culpa de lo que esta pasando, ahora hay que pensar que es lo que vas hacer Dulce- Comento Blanca
-Estarías dispuesta a decirle a Anahi, todo lo que dijiste aquí-Pregunto Sofía
-Claro que si- Afirmo con la cabeza- Ahora Dulce, que paso te enamoraste de Anahi?- Pregunto Laura
-Si Laura, me enamore y la Maite esa le esta haciendo daño- Dulce Frunció el ceño
-Que quieres decir con que le esta haciendo daño?- Pregunto Laura
-Laura, esa chica golpeo fuertemente a Anahi –Dijo Blanca
-Que? Eso.. Eso es imposible- Laura sorprendida hablo
-No Laura no es imposible, yo vi como le dejo el cuerpo a Anahi y de verdad lo único que deseo es tenerla frente a mi para ver si a mi me hace lo mismo- Dulce Hablo molesta
-No lo puedo creer, Maite no puede ser capaz- Laura sorprendida
-Dios mío pero esta bien que estés enamorada reina, pero tampoco tonta. Dulce les vio los golpes a Anahi, sabes las marcas, cicatrices que se yo- Sofía hablo
-La verdad es que yo no voy a estar tranquila, hasta descubrir que Anahi esta bien. Así que voy a buscarla- Dijo Dulce
-Buscarla? Mi amor ya van hacer las ocho de la noche- Comento Blanca
-No me importa la hora, de verdad necesito que se entere de la doble vida de Maite –Comento Dulce
-Esta bien se puede enterar, pero mi reina espera hasta el lunes- Hablo Sofía
-Por lo menos quiero saber como esta, necesito verla- Dulce Frunció el ceño
-Que sabes de Maite? Es decir sabes si esta con Anahi- Pregunto Sofía
-Si ella me dijo que estaría en su casa, pero si quieren la puedo llamar y así Dulce puede hablar más cómoda con Anahi- Propuso Laura
-Me harías ese enorme favor?- Dulce miro a Laura
-Por dios Dulce, esta bien eres mi jefa pero también somos amigas desde hace años- Laura hablo
-Listo, llama a Maite y Dulce vamos te acompaño a casa de tu secretaria ni en sueños te dejaría ir sola- Sofía se levanto
-Esta bien. Por favor mama, Laura no se vayan de aquí- Saliendo del departamento Grito Dulce

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 7:59 pm

*Capitulo 15.
Ya me encontraba fuera de la casa de mi secretaria, si por mi fuera me bajaría del coche sin ningún tipo de temor y tocaría la puerta. Pero la realidad era que Sofía quien era mi única compañía en el coche, no iba a permitir que lo hiciera ella me conocía y sabia que no me iba a aguantar cuando tuviera frente a mi a Maite Perroni. Pasaron alrededor de veinte minutos, cuando Laura me llamo para decirme que ya por fin se había comunicado con su pareja.
Realmente lo único que necesitaba era contarle a Annie todo lo que sabia de Maite, imagino que se dará cuenta que de esos tres años de relación quizás solo uno fue de total fidelidad. La verdad me había sorprendido todo lo que Laura expreso, pero no podía criticarla al fin y al cabo solo estaba enamorada. Sofía me da un pequeño golpe en la rodilla, haciéndome salir de mis pensamientos. Me doy cuenta que ya la dichosa Maite estaba saliendo de su casa, se subió en lo que parecía ser su vehiculo y abandono el lugar. De inmediato baje del coche en compañía de mi amiga, al llegar a la puerta mis ojos logran detallar que las luces están apagadas. Toco no más de tres veces, pero no encuentro respuesta. Creo que mi rostro mostraba lo desesperada queme sentía.
-Tranquila Dul, vamos a darle una vuelta a la casa para ver si encontramos por donde entrar- Sofía Propuso
-Esta bien, vamos- Hablo Dulce
Comenzamos a rondar la casa, por el lado izquierdo, a través de las ventanas no lograba ver nada ya que todo estaba apagado. Por fin logramos una ventana abierta, pero la verdad estaba muy alta.
-Yo creo que puedo entrar, por allí. Vamos ayúdame a llegar Dulce- Dijo Sofía
-Tienes tu celular, encima? –Pregunto Dulce
-No, Porque- Sofía respondió extrañada
-Como que porque- Saco su celular y se lo entrego a su amiga- Utiliza la linterna tampoco deseo que te mates por esa ventana, a penas estés adentro me abres la puerta y si llega Maite no habra nadie que me detenga para hablar con ella – Finalizo Dulce
-Si sobre todo hablar- Golpeo a Dulce- Vamos ayúdame a subir
---------------------------
Me dolía todo el cuerpo, creo que jamás me había sentido peor. Tengo el deseo inmenso de salir de aquí, pero no puedo no siento las fuerzas necesarias para poder levantarme. Por mi pensamiento pasaban lo que quizás me lograba mantener despierta, los recuerdos del viaje, las risas, las pequeñas caricias, el beso que apenas horas atrás nos habíamos dado.
Lo único que me acompañaba en esta soledad tormentosa, era la luz de la luna que entraba por una pequeña ventana que tenía mi habitación. De la nada llegan a mis oídos unas voces, pueden ser parte de mi imaginación así que no logro darle tanta atención. Cuando la luz que antes tenía en mi rostro gracias a la ventana desaparece, logro subir mi mirada cuando la escucho caer.
-AUCH!! Dios mío pero que alto, a quien se le ocurre tener una ventana tan alta- Decían quejándose
Aquella voz la había reconocido en seguida, la pregunta era como había llegado hasta allí y de la nada la luz se enciende.
-Anahi, dios mira como te dejaron- Sofía se acerco a Anahi
-Ayúdame a salir de aquí.. No me puedo mover, me duele todo- Anahi Hablo con dolor
-Claro que vas a salir de aquí, primero vamos a intentar vestirte- Sofía intentaba levantar a Anahi
-Maite, puede regresar- Anahi comento
-No te preocupes por eso, ella no regresara todavía y si lo hace tranquila se encontrara con Dulce que esta afuera esperándonos- Sofía le ponía una camisa a Annie
-Dulce, ella esta- Unas lagrimas salían de Anahi
-ay por favor no llores, mira que después llorare contigo- Limpiaba las lagrimas de Anahi

-Gracias- Decía Anahi
-Agradece cuando estemos fuera de esta casa, por ahora dime cual es tu ropa para guardarla- Abriendo el closet Sofía
----------------------------------
Con cada minuto que pasaba mi angustia crecía, Sofía no salía de esa casa. Ya me encontraba en la entrada principal, cuando escucho un fuerte golpe dentro.
-Dulce, se escucho muy fuerte?- Pregunto Sofía al abrir la puerta principal
-Un poco, pero que fue eso- Dulce hablo
-Era la puerta de la habitación estaba cerrada con llave y para poder salir tuve que destruir esa cerradura- Hablaba Sofía
-La encontraste?- Dulce estaba impaciente
-Si pero antes, te quería decir que esta muy lastimada creo que la Maite de verdad que es muy agresiva tene..- No termino de hablar Por que Dulce entro
-Anahi, donde estas? Anahi- Gritaba Dulce dentro de la casa
-Bonito los modales que tienes, ven sígueme- Le hablo a Dulce Sofía
En los pocos minutos que tenia dentro de la casa, me daba cuenta que tenia un gran espacio. Pasamos por una puerta que ya no servia, y ahi la vi intentadose levantar de la cama. Ahora si mi corazón latía desesperado ver su hermoso rostro lleno de golpes, la impotencia y la rabia crecían desde mis adentros. Sin siquiera hablar, me acerque a ella y la tome con ambas manos para así sacarla del infierno que se había convertido esa casa.
Cargada la lleve hasta mi vehiculo, Sofía logro abrir la puerta del mismo y con delicadeza la acomode en el asiento trasero. Mi amiga guardo un pequeño bolso en la maleta de mi coche, cuando por fin encendí el motor para ir rumbo a mi departamento.
-Sofía, por favor llama a mi mama y dile que necesito que llame al doctor de la familia- Dulce hablo mientras conducía
-Esta bien, la llamare desde tu celular- Comenzando a marcar un numero
Mirar sus ojos llenos de dolor, a través del retrovisor me hacia aumentar la velocidad del vehiculo.
-Listo ya Blanca se comunicara con el medico- Sofía volteo a mirar a Annie
-Y Laura todavía esta en mi departamento- Pregunto Dulce
-Imagino que si ya que tú mama no hizo ningún comentario, al respecto- Sofía hablo
No tarde mucho en llegar a mi departamento, por la hora no encontré mucho trafico. La tome de la mano, mientras la ayudaba a bajar de mi coche.
-Tranquila todo estará bien- Dulce le hablaba a Anahi
-Dulce, espérame por favor no vayas a subir todavía- Alzo la voz Sofía
-Puedes caminar? Si quieres te pue..
Interrumpió a Dulce- Si puedo caminar, no puedo permitir que me vuelvas a cargar. Solo ayúdame un poco- Por fin Hablo Anahi
-Tranquila por suerte no pesas tanto, así que te puedo volver a cargar- Nuevamente Dulce cargo a Anahi
-Listo vamos- Sofía hablo
-Subimos al ascensor del edificio, para así llegar a mi departamento. Sofía abrió la puerta y....
-Al fin llegan, estaba pero.. Dios mío ven hija vamos a llevarla a tu habitación –Blanca comenzó a caminar
Dulce acostó a Annie en su cama- Aquí estarás mejor, ya un doctor viene a revisar tus heridad – Hablo Dulce
-Lo volveré a llamar para saber cuanto mas tardara, ya regreso- Blanca salio de la habitación
-Tenias razón –Dijo Anahi comenzando a llorar
-Por favor no llores –Sentándose en la cama- Ahora lo único que importa, es que estés bien. Así que deja de pensar en si tenia o no razón- Dulce limpio las lagrimas de Anahi
-Te juro que intente terminar mi relación con ella, incluso hice mi maleta. Pero ella no me dejo salir, solo me qu..
Puso un dedo en los labios de Anahi- No hace falta que me cuentes, que fue lo que paso. Quiero decirte que yo fui a tu casa, porque tenia algo importante que decirte –Comento Dulce
-Dime.. Que tienes que decir?- Pregunto Anahi
-Bueno, sabes que esta mañana después de tener esa conversación en mi coche, mejor dicho después de escuchar el nombre de tu pareja recordé que hasta hace poco había conocido a alguien con ese nombre- Dulce tomo la mano de Anahi-
-ah si y a quien?-Volvió a preguntar Annie
-A la pareja de Laura la verdad es que cuando la conocí tuvimos un pequeño problema y no nos caímos también. Pero el punto aquí es que, mira Anahi lo que pasa es que Maite tiene como pareja a Laura yo te ju..
Interrumpió a Dulce- Laura? esa no es la que trabaja en tu bar?
-Si esa misma, yo después de dejarte en tu casa me puse a sacar conclusiones y regrese al llegar pude darme cuenta que Maite es la misma Maite de Laura me explique bien –Levanto una ceja
-No lo puedo creer –Comenzando a Llorar Anahi
-Es cierto Anahi, de hecho allá afuera esta Laura cuando quieras la hago pasar. Ella le cuesta creer que Maite te haya golpeado- Dulce limpiaba las lágrimas de Annie
-Ósea que Laura fue la chica que vi, besando a Maite- No dejaba de llorar Anahi
-Imagino que si Annie, el punto es que ellas tienen una relación desde hace dos años- Confeso Dulce
-Porque los golpes, porque hasta ahora me doy cuenta que todo fue una mentira- Lloraba Annie
-Lo único que importa ahora es que ya no estarás en esa casa, se que no pediste mi ayuda pero aquí estoy, para demostrarte que puedes contar conmigo- Hablo Dulce
-Permiso, Dulce ya esta el doctor aquí- Sofía comento al entrar en la habitación
-Dile que pase , por favor- Dijo Dulce
-OK ya le digo- Sofía salio
-No se como te voy a pagar todo esto- Anahi hablo entre lagrimas
-Jamás te pediría que me pagaras algo- Dulce le dio un beso en la frente a Anahi
-Permiso, buenas noches señorita Dulce- Entrando a la habitación
-Doctor, pase adelante- Se levanto Dulce
-Como estas? Tu mama me llamo- Hablo el Doctor
-Bueno yo muy bien, más bien quiero que revise a mi amiga- Dulce explicaba
-Esta bien si quieres, esperas afuera- Dijo el Doctor
-Te dejo en buenas manos- Dulce le hablo a Anahi
-Esta bien- Comento Anahi
Cerré la puerta de mi habitación, y me dirigí a la sala. Al llegar me di cuenta que estaba mi madre en compañía de Laura y Sofía. Sin pronunciar palabra alguna me senté.
-Mi amor, como te sientes- Blanca tomo la mano de su hija
-Como me siento? Con una rabia que no me cabe en el pecho- Frunció el ceño Dulce
-Lo importante es que aquí va a estar mejor- Comento Blanca
-Todavía no puedo creer que Maite sea capaz de lastimar a alg..
Interrumpió a Laura- Ya por dios Laura, es momento que lo empieces a creer o acaso no viste como llego Anahi- Finalizo Sofía
-Por cierto no ha dejado de llamarme, digo Maite yo le dije que la esperaba en el bar y por eso logre que saliera de su casa. Pero me imagino que ya sabe que hoy no fui para allá- Comento Laura
-Crees que sea capaz de golpearte a ti también?- Pregunto Sofía
-Sofía por favor, vamos a intentar olvidar ese tema- Hablo Blanca
-Solo quería saber su opinión, pero bueno esta bien- Sofía cruzo sus brazos
-La verdad no tengo idea, lo que si puedo decir es que debe estar molesta de eso no tengo duda- Comento Laura
-Si quieres te puedes quedar aquí esta noche- Ofreció Dulce
Se levanto Laura- No te preocupes por mi Dulce, hoy me quedare en casa de mis padres. Cualquier cosa te llamo, yo ya me voy no quiero que se me haga mas tarde
-Mucho cuidado por ahi Laura- Blanca se despidió con un beso en la mejilla
-Nos vemos mañana amiga- Sofía se despidió de Laura
Beso en la mejilla a Laura- Cuídate amiga
-Adiós, me mantienen informada sobre el estado de salud de Anahi- Dijo Laura antes de salir
-Voy a preparar un poco de te, para que te relajes un poco- Blanca le hablo a Dulce
-No mama, no te preocupes- Dulce Negó con la cabeza- Mejor dejemos que Sofía me saque de unas dudas
-Dudas? Dime cuales dudas- Pregunto Sofía
-Como encontraste a Annie, cuando entraste por la ventana- Comento Dulce
-Ventana? Como que ventana Sofía estas loca, como vas a entrar por una ventana- Hablo Blanca
-No tuve otra opción Blanca, tenia que entrar por la ventana si no lo hacia creo que Dulce hubiera arrancado la puerta principal- Riendo Sofía

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 8:00 pm

*Capitulo 16
-Mama estaba nerviosa, todo estaba apagado. Además que bueno que entro por la ventana no?- Pregunto Dulce
-Si que bueno que entro, pero espero que no vuelvan a cometer ninguna otra locura igual- Blanca hablo
-En fin cuando caí de la ventana, encendí la luz y la vi en su cama Dulce lo único que te puedo decir al respecto es que estaba completamente desnuda- Finalizo Sofía
-Desnuda? Dios mío de verdad que cuando tenga frente a mi a Ma..
-Hija por favor no es bueno pensar de esa forma, ya te lo dije aquí lo único importante es que Anahi va estar mejor aquí- Blanca tomo a Dulce de la mano
-La verdad te apoyo Dulce, de verdad que Maite se ha ganado unos bueno gol..
Blanca Interrumpió a Sofía- Por favor Sofía, no le des pie a Dulce
-Permiso Dulce, ya revise a la señorita Puente- Hablo el doctor al llegar a la sala
-Dígame como esta?- Se levanto Dulce
-Afortunadamente no tiene ninguna fractura, por un momento lo pensé ya que tiene muchos golpes en la espalda, en la zona lumbar por las costillas en fin –Comenzó a escribir en una libreta
-Cree conveniente llevarla a una clínica- Pregunto Blanca
Arranco una hoja y se la entrego a Dulce- Bueno yo ya me asegure que no tenia ninguna fractura, pero si quieren estar mas seguras háganlo. Estas son unas pastillas para el dolor Dulce, también anti inflamatorios debe tomarlos cada seis horas por una semana –Finalizo el Doctor
-Muchas gracias Doctor- Dulce miro al Doctor
-Lo acompañare a la salida Doctor- Blanca salía de la sala
-Si quieres voy ya mismo por esas pastillas- Sofía se ofreció
Dulce le dio el papel a Sofía- De verdad te agradezco, no sabes lo que significa para mi todo esto
-Ya cállate tonta, primera vez que tengo una amiga enamorada y pasa todo esto. Es obvio que te voy a ayudar- Sofía le dio un beso a Dulce en la mejilla
-Permiso, hija voy a ver si Anahi quiere tomar una ducha- Dijo Blanca
-OK mama, yo me quedare aquí – Sentándose Dulce
-Ya regreso- Salio Sofía
------------------------
-Anahi, hola quería saber si te quieres dar un baño?- dijo Blanca al entrar
-Si señora Blanca, aunque creo que me costara un poco- Anahi intentaba levantarse
-Tranquila yo te ayudare, déjame preparar la bañera y te busco para llevarte al baño- La señora Blanca entro a una puerta de la habitación
Era increíble el dolor que sentía al moverme. A veces siento que estoy pagando algo que habre hecho en alguna vida pasada, como pudo cambiar mi vida en un abrir y cerrar de ojos. Enterarme que Maite prácticamente tenía otra vida a escondidas de mí fue devastador, como cada golpe recibido de su parte. Las palabras de dulce hace unos minutos aun retumbaban en mi cabeza “Dos años”, ósea que el único tiempo sin mentiras que tuve a su lado fue un año. Es duro saber que todo lo que pensabas existía, era una mentira. Las noches que pase en vela esperando su llegada, sus llamadas diciendo que no llegara temprano a casa, y las peleas tontas que acababan con sus salidas de la casa, llegan galopantes a mi cerebro.
La realidad ahora era otra, más allá de sus maltratos y de sus ofensas hacia mí. Pienso en cuando fue el momento exacto que dejo de interesarme como pareja, cuando comenzó hacer no mas que una compañía. La presencia de Dulce en mi vida, me hizo entender que realmente no estaba enamorada de Maite porque siendo sincera conmigo misma jamás sentí ni lo mas mínimo que siento por mi jefa. Oír la voz de la señora Blanca me hizo salir de mis pensamientos, ella me ayudo a levantarme y lentamente llegamos al baño.
-Me doy cuenta que no puedes manejarte sola en estos momentos, así que si no te importa me quedare a ayudarte a duchar- Hablo Blanca
-Se lo agradecería mucho señora Blanca- Anahi sonríe
-No tienes nada que agradecer, ahora vamos a quitarte la ropa- Blanca desabotona la camisa de Annie
Me daba cuenta que Dulce tenia una excelente madre, la señora después de quitarme la ropa me ayudo a entrar a la ducha y cual niña de cinco años me ayudo a bañarme. El agua caliente en mi cuerpo fue realmente mágico, quise olvidar todo lo que viví en el día de hoy, para así concentrarme en lo estaría por venir. Después de media hora ya estaba de vuelta en la habitación, las manos de la madre de Dulce secaban mi cuerpo mientras comenzaba a ponerme una pijama que minutos antes saco del bolso que Sofía traia con ella.
-Quieres dormir?- Pregunto Blanca
-No la verdad, me gustaría ver a su hija- Confeso Anahi
-Esta bien, eso me gusta escucharlo –Sonríe- Bueno ella esta en la sala, te animas a salir –Blanca hablo-
-Si vamos creo que puedo soportar el dolor- Anahi comento
Con mucha más tranquilidad y con ayuda de la señora me dirigí a la sala del departamento. Al llegar mi corazón se alegro al ver a Dulce, ahi sentada con ese rostro que demostraba preocupación. Intente poner mi mejor sonrisa, la verdad no quería que siguiera preocupándose por mi y le hable.
-Hola- Anahi hablo
Se levanto Dulce- Hola como te sientes? Ven te ayudo a sentarte
-Me siento un poco mejor, de verdad gracias por todo- Anahi comento mientras Dulce la ayudaba a sentarse
-No te preocupes, ya te he dicho que cuentas conmigo- Dulce se sentó aun lado de Anahi
-Bueno chicas, yo iré a preparar algo ligero para comer- Blanca anuncio antes de irse a la cocina
-Tienes una madre excelente- Anahi miro a Dulce
-Gracias, ahora entiendes porque te dije que ella es mi todo- Dulce sonríe
-Si ya lo entendí. Mañana llamare a mi hermana para contarle lo sucedido, creo que me quedare unos días en su casa- Anahi acariciaba la mano de Dulce
-No hace falta, quiero decir que te puedes quedar aquí conmigo yo no tengo ningún problema este departamento es grande y tiene tres habitaciones contando la mía- Comento Dulce
-No quiero molestar, de verdad que yo agradezco tu ofrecim..
Interrumpió a Annie- No molestas y de alguna manera estaría segura que estas bien, por favor dame la oportunidad de ayudarte –Dulce hablo
-Ese es el punto ya me has ayudado mucho, no me gustaría abusar- Dijo Anahi
-No abusas Annie, digamos que me tu también me ayudaras a no estar tan sola aquí. Por favor acepta quedarte?- Pregunto Dulce
-Esta bien acepto quedarme- Anahi hablo tímidamente
-Permiso, Dulce aquí tengo las pastillas- Levanto una bolsa Sofía- No te imaginas cuantas vueltas di
-Gracias y no seas tan exagerada cualquiera que te escucha piensa que fuiste caminando por toda la ciudad- Dulce miro a Sofía
-Ja ja ja, no fui caminando mi reina pero por poco y me pierdo. Espero que te sientas un poco mejor Annie- Sofía comento
-Bueno un poco adolorida, pero creo que es lo normal – Anahi sonríe
-Ya veras que estas pastillas quitaran esos dolores. Claro siempre y cuando una pelirroja vaya por un vaso de agua- Aclaro Sofía
Dulce se levanto- Ya regreso, en seguida lo traigo
-Me encanta ver a mi amiga así- Ríe Sofía
-Así? Así como?- Pregunto Annie
-Así tan enamorada, porque si aun no te la ha dicho esos es lo que le pasa. Cuéntame que tal el viaje- Hablo Sofía
-El viaje la verdad estuvo genial, no tengo ninguna queja al respecto. Pero porque mejor no me dices por que piensas que Dulce esta enamorada- Dijo Anahi
-Porque lo esta, no ves como le brillan los ojos. Bueno la verdad no creo que te des cuenta ya que a ti te pasa lo mismo que a ella- Sonreía mientras negaba con la cabeza Sofía
-Aquí esta el vaso de agua- Llegando a la sala Dulce
-A ver déjame yo saco las pastillas- Buscando en una bolsa Sofía
-Niñas dije algo ligero y aquí estoy con estas frutas- Blanca llego con un enorme plato de frutas picadas
-Aquí tienes- Dulce le entregaba a Annie el vaso con una pastilla
-Gracias- Anahi tomo la pastilla
-Hija mañana que visitare a tu hermano, le diré que no podrás asistir al trabajo por esta semana, por supuesto tampoco va ir Anahi- Comento Blanca
-Te lo agradecería mama, aunque estaba pensando en decirle a Sofía que me cubra. Podrás ayudarme amiga?- Hizo pucheros Dulce
-Si puedo aunque con dos condiciones- Levanto una ceja Sofía
-Con condiciones y todo escuchemos Anahi- Blanca le hablo a Annie mientras le daba un pequeño plato con frutas
-La primera, es que ya es hora que me ofrezcas un trabajo mi reina mira que con ayudas no pago la renta –Cruzo sus brazos Sofía
-Trabajo? Esta bien no te preocupes por eso- Afirmo con la cabeza Dulce
-La segunda condición es saber si puedo llevar a Sara como secretaria porque ni sueñes dejarme con la Carolina- Sofía Frunció el ceño
-A ver no se, que opinas mama?-Dulce miro a su madre
-Me parece buena idea bebe- Blanca opino
-Esta bien, puedes llevarla- Dulce Sonríe
-Aplaudía Sofía- Gracias amiga
-Parece que te hubieses ganado la lotería- Dijo Anahi mirando a Sofía
-Es como si me la hubiera ganado, es que cuando conozcas a Sara- Sonríe Sofía
-Pues ya no la nombres mucho mira que aumentan las ganas de conocerla –Blanca comento
-ay Sara, Sara cuanto te extraño- Dulce imitaba la voz de su amiga
Sonó el timbre- Mira mejor iré abrir, porque si te contesto te pondrás roja como tu cabello- Sofía salio de la sala
-Hija come algo- Blanca ofreció a Dulce
-Dejemos que Annie coma primero mama- Hablo Dulce
-Tampoco es que me voy a comer todo, así que hazle caso a tu mama ven acércate come conmigo- Anahi señalo el mueble donde estaba sentada
Mirarla así intentando sentirse mejor, con ese brillo espectacular en sus ojos me saco una sonrisa de mis labios. Me levante de inmediato para así, tomar asiento aun lado de ella. De pronto unos gritos se escucharon, mire a la entrada de la sala y ahi la tenia frente a mi con su rostro serio intentando de imponer rudeza, voltee a ver a mi secretaria y note como sus manos comenzaban a temblar.
-Maite por favor puedes salir de aquí, te deje bien claro que no podías pasar- Hablaba Sofía por detrás
-Yo de aquí no me voy, hasta que Anahi se vaya conmigo- Molesta comento Maite
-Yo.. no me voy.. me a ir de aquí- Empezando a Llorar Annie
-Tranquila mi amor, aquí no estas sola- Blanca agarro la mano de Anahi
Ver como cada lágrima salía de sus ojos, me hizo caer en la rabia que tenia días guardando fruncí mi ceño mirando a la mal llamada pareja de Anahi, Maite Perroni.
-Voy a llamar a la policía- Anuncio Sofía
-Tu no vas a llamar a nadie esta mujer ya se va a ir- Hablo Dulce levantándose de su asiento
-Hija por favor siéntate- Rogó Blanca a Dulce
-Anahi nos vamos de este departamento ya, tu decides o sales o te saco- Alzo la voz Maite
-Sácala, vamos a ver si yo te voy a dejar- Dulce no dejaba de ver a Maite
-Tu crees que yo te tengo miedo a ti?- Maite hablo molesta
-No por favor, cálmense las dos- Sofía hablo
-No se y no me interesa, lo único que te advierto es que si das un paso mas me voy a cobrar cada golpe que le diste a Anahi- Dulce molesta
-Mi amor, por favor cálmate- Blanca miraba a Dulce
-No te tengo miedo –Maite comenzó a caminar en dirección a Dulce
-No, no,no,no Dulce NO!!- Grito Sofía al ver como Dulce le daba un fuerte golpe a Maite

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 8:00 pm

*Capitulo 17.
No me pude controlar, tiene el descaro de engañar a Anahi no se cuanto tiempo y para mas colmo, la golpea. Le advertí que no diera un paso mas porque sino le cobraría cada golpe que le dio a Annie y en medio de su altanería, no presto atención a mis palabras. Yo Dulce María me considero una persona, totalmente pacifica, pero eso no quiere decir que pueden jugar conmigo lamentablemente pierdo la paciencia rápido.
Dulce le lanzo un golpe a Maite en el rostro, tan fuerte que la tumbo al suelo de inmediato- LEVANTATE, VAMOS- Grito Dulce
-Por favor Dulce, no te va..
Dulce interrumpió a Sofía- No me digas nada Sofía, ella fue la que me provoco. Además quiero saber que tan ruda es conmigo –Molesta hablo Dulce
-Te voy a matar, infe..-Maite no pudo terminar de hablar ya que Dulce la volvió a golpear
Se quito la chaqueta Dulce y la lanzo aun mueble- Vamos a ver si no te mato yo primero.
Dulce tomo a Maite fuertemente por el cuello, para así lanzarla fuera de la sala. Totalmente roja del coraje siguió su camino, al tener a su contrincante aun en el suelo le gritaba que se levantara, como no obtenía respuestas la pelirroja la levanto y la pego a una pared.
-Que paso? No vas a devolverme ningún golpe o acaso te gusta sentirte superior con quien no puede contigo- Molesta le hablo a Maite cara a cara
-Si te contara como le hice el amor, esta tarde- Sonrisa sarcástica de Maite
La furia en Dulce crecía con cada palabra, que pronunciaba Maite. Al tenerla ahi frente a frente no se detuvo y le dio tres golpes en la boca del estomago, la morena por su parte cayo al suelo de rodillas aun aferrada a Dulce por falta de oxigeno. La pelirroja la volvió a levantar con ambas manos esta vez, ignoro por completo ver como intentaba recuperar el aire Maite y esta vez con su mano izquierda golpeo hacia la nariz fuertemente. Los quejidos de la morena se escuchaban mientras no apartaba de su rostro ambas manos. Completamente ciega de la rabia, Dulce no apartaba la vista de Maite, esperaba obtener alguna respuesta a los golpes pero al solo ver como se quejaba del dolor, avanzaba nuevamente con una mano bajo esquivo un posible golpe que iba dirigido hacia su rostro y respondió de manera rápida con tres golpes en el pecho a su oponente.
------
Ver a mi ahora ex pareja llegar al departamento de Dulce me sorprendió, como pretendía que yo me iba a ir con ella esta bien acepto que fui tonta estos últimos días pero ya basta de tantos abusos. De forma realmente déspota la vi dirigirse a mi jefa, yo por mi parte no caía en si todavía, a causa del miedo terrible que sentí. Cuando veo que Dulce la tumbo al suelo gracias a un golpe Realmente me sorprendió la manera que segundos después la saco de la sala de estar indudablemente tenia una fuerza increíble. Solo se escuchaban el sonido de los golpes, a pesar que no tenia visión de ellas escuchaba ciertos quejidos y era la voz de la que tan solo hora atrás disfrutaba de mi cuerpo a toda sus anchas.
La señora Blanca se notaba que estaba desesperada, por que Sofía lograra ponerle fin a la pelea.
-No puedo Blanca, yo le grito a Dulce y ella no se detiene. Y no me vaya a pedir que me acerque por favor, mire que después me gano un buen golpe- Dijo Sofía
-Dios mío, pero como es posible que Dulce se ponga en este plan – Se levanto Blanca
-Por la cara que tiene, se nota que no se va a detener todavía a ver porque no intenta usted llamarla a ver si la escucha- Propuso Sofía
-Y si llamo a su hermano?- Pregunto Blanca
-Que!!! No lo diga ni en broma, es muy tarde y de seguro cuando el llegue mínimo ya la mato- Comento Sofía
-DULCE!!! DETENTE- Grito Blanca
-No salgan de la sala- Hablo Dulce sin soltar a Maite
-Que? Acaso no me exprese bien, te dije que te detengas- Exigió Blanca
Soltó a Maite- Mama por favor, déjame arreg..- No pudo terminar de hablar ya que por fin Maite la golpeo en el rostro
Miro a Maite de inmediato y ignorando las palabras de su madre volvía a golpear a la morena. Cayeron al suelo las dos, la pelirroja se posiciono encima de Maite con ambas rodillas le piso las manos, mientras que no detenía los golpes hacia el rostro de su contrincante. Hasta que por fin escucho la voz, de su secretaria.
-Dulce por favor, tu mama esta muy nerviosa .Dijo Anahi
Al ver esos hermosos ojos azules, me levante de inmediato dejando en el suelo a Maite.
-Tranquila mama solo necesitaba darle su merecido a esta mujer- Dulce hablo con la respiración acelerada aun
-Después hablaremos tu y yo, ahora ve con Annie a la habitación yo veré como puedo ayudar a esa chica- Blanca señalo a Maite quien no dejaba de quejarse
Esta vez escuche a mi madre, camine lentamente hacia Anahi y con una sonrisa la invite a que me siguiera a la habitación.
-Quieres que llame una ambulancia- Sofía se acerco a Maite
-No te atrevas a tocarme- Molesta hablo Maite
-Nadie te va a tocar, ahora si no te molesta podrías irte de este departamento o me veré en la obligación de volver a llamar a mi hija para que te saque- Seria hablo Blanca
------------------------
Al llegar a la habitación, Dulce me ayudo a recostarme en la cama mientras ella se sentó aun lado.
-Te duele? – Annie acaricio la boca de Dulce, donde tenía un golpe
-Es un dolor que puedo soportar, así que no te preocupes- Dulce Sonríe
-No tenías porque pelear con ella, tenias que haber escuchado a Sofía y a tu mama- Comento Anahi
-Lo siento no lo pude evitar, estaba muy enojada por todo lo que te hizo y me deje llevar por el coraje- Dulce abría y cerraba sus manos
-Al verte como la sacaste de la sala, con esa fuerza, con esa seguridad creo que ahora si te imagino peleando- Sonríe Anahi
-Como? -Ríe- Acaso no me viste
-La verdad no mucho, yo me levante al darme cuenta que ignoraste a tu mama. Y solo te vi dándole un golpe, porque luego hable y te detuviste- Explico Anahi
-Cuando tenga una competencia de karate, te voy a invitar y listo me veras pelear, claro lo malo es que existen reglas-Comento Dulce
-Oye desde cuando te volviste rocky balboa –Entre risas hablo Anahi
-Ah pues desde que se atrevió a golpear a la mujer mas hermosa que he visto- Dijo Dulce
Ver esa sonrisa que la caracteriza, sus ojos negros con ese brillo especial y sus manos acariciar mi rostro, hizo despertar a mi ya descontrolado corazón. No podía pronunciar palabra alguna, ya que sentía que no iba a sonar muy coherente intentaba controlar estos nervios ridículos pero cada segundo que pasaba aumentaban.
-Te quedaste muda?- Pregunto Dulce
-No pa.. Para nada- Anahi hablo nerviosa
-Permiso chicas, bueno vine a decirles que ya me retiro-Blanca entraba a la habitación
-Mama como te vas a ir a esta hora? Porque no te quedas, así me acompañas no quiero dormir sola- Dulce hacia pucheros
-Tu mama no se va a ir sola, yo la acompañare de hecho me quedare en su casa esta noche. Para así mañana visitar a tu hermano y ver la cara que pone cuando se entere que seré tu suplente- Sofía hablo desde la puerta de la habitación
-Ya ves quédate tranquila que estaré bien –Beso la frente de su hija- Annie espero que mejores, no olvides cumplir con el tratamiento –Blanca le dio un beso en la mejilla a Anahi
-Yo me asegurare que lo cumpla, así que no te preocupes- Dulce comento
-Bueno yo también me despido, ya veras que mañana comenzara tu mejoría –Sofía le daba un beso en la mejilla a Anahi
-Eso espero y nuevamente gracias por todo- Anahi agradecía a Sofía
-Despreocúpate Annie, piensa que me puedes pagar el favor uno de estos días saliendo de fiesta. Claro yo voy con Sara y tú con Dulce –Propuso Sofía
-Siempre pensando en fiesta- Reía Dulce
-Usted mejor no diga nada- Puso un dedo sobre los labios de Dulce- Que descanses, te adoro – Sofía le dio un beso en la mejilla a su amiga
-Yo también te adoro y de verdad gracias por todo lo que me ayudaste hacer hoy- Confeso Dulce
-Tonta, mañana te llamo eh- Sofía miraba a Dulce
-Adiós mis amores – Blanca cerraba la puerta de la habitación
-Tu y Sofía son grandes amigas por lo que me pude dar cuenta- Anahi comento
-Si ya te había dicho que era mi mejor amiga, claro también te dije que ella y yo a veces ten..
Interrumpió a Dulce- Lo dije porque, meterse por la ventana alta de una casa solo lo hace una gran amiga. Tampoco te estoy pidiendo explicaciones
-Ah bueno la verdad, yo creo que ninguna de las dos sabíamos que tan alta era –Sonríe Dulce
-Yo no me podía mover, pero si escuche el fuerte golpe cuando ella cayo en el suelo- Anahi Sonríe
Ríe- Me imagino todas las cosas que habra dicho
-Solo se preguntaba quien podía tener una ventana tan alta –Dijo Annie
-Oye no quiero arruinar el momento, pero creo que deberías dormir ya es tarde y tienes que descansar. Yo por mi parte me daré una ducha, para dormir en la habitación que queda frente a esta- Finalizo Dulce
-Pensé que no querías dormir sola? Digo por como le dijiste a tu mama eso, yo pensé que podrías dormir aquí conmigo es tu habitación de todas maneras- Anahi propuso
Dulce se ponía de pie- Le dije eso a mi mama porque no quería que se fuera tan tarde y como crees que vamos a dormir juntas esta bien es mi habitación pero no te quiero incomodar- Dulce levanto ambas cejas
-No me vas a incomodar, tú no me incomodas- Aclaro Anahi
-Esta bien, me daré una ducha aquí mismo entonces. Ojo que mi mama me dice que yo ronco mucho- Entre risas entro al baño Dulce
------------------------------
Naturalmente ya la cosas habían cambiado, Annie ya no tenia pareja y podía tomarme el tiempo necesario para enamorarla. De verdad esta chica se había convertido en alguien especial para mí, deseaba tanto ya tener una relación con ella para así poder demostrarle que la Dulce que contaba con algunas amigas quedo en el olvido, para solo quedarme a su lado.
Mientras el agua caliente tocaba mi cuerpo, podía recordar todo lo sucedido con Maite. Espero que con la pelea, jamás en su vida se atreva a acercarse a Annie y por supuesto piense bien las cosas antes de volver a golpear a alguien que jamás se podrá comparar con su contextura. De todo corazón espero que mi amiga Laura, tome como ejemplo a mi secretaria y rompa su noviazgo con ella.
Salí de la ducha para luego salir en albornoz a la habitación, necesitaba encontrar una pijama. Comprobé como dormía mi secretaria y luego regresar al baño, me puse una crema con aroma a fresas por todo mi cuerpo antes de colocarme mi pijama, peine mi cabello y al finalizar veía la diminuta marca que me dejo el golpe de Maite.
Intentando no molestarla, recosté mi cuerpo al lado del suyo.
-Solo espero que sea broma lo de tus ronquidos- Hablo Anahi sin voltearse
Ríe- Tranquila era broma
-Por un momento pensé que hablabas en serio- Sonríe Anahi
-Despreocúpate, podrás dormir tranquila. Que tenga buena noche señorita Puente
-Igualmente que descanses –Anahi cerro sus ojos
-------------------------
Debo admitir que el abrazo que me dio en horas de la madrugada mientras dormía me levanto, dure unos minutos mirándola dormir con las yemas de mis dedos acaricie un poco su rostro delineando cada ceja, su nariz y sus labios. Esos labios que producían en mí una corriente que recorría todo mi cuerpo como si se tratara de magia. En un descuido mío casi la despierto y de inmediato cerré mis ojos.
Cuando los volví a abrir me di cuenta que ya era de día, mire un reloj que estaba en la mesa de noche y me sorprendí al darme cuenta que eran casi las diez de la mañana. Me sorprendo al ver un vaso de agua acompañado de una pastillas, encuentro una pequeña nota y la leo “Aquí tiene su pastillas, recuerda el tratamiento” me tomo la pastilla, y con algo de esfuerzo me levanto para ir al baño lavo mi cara un poco hasta que veo otra pequeña nota en el espejo “En el ultimo cajón del baño puedes encontrar un cepillo de dientes nuevo” vuelvo a sonreír y sigo sus instrucciones hasta lograr cepillarme.
Llegue hasta la cocina, cuando la veo sentada en la mesa comiendo un poco de cereal con yogurt.
-Hoy descubrí dos cosas de ti- Dijo Anahi
-Hola, bueno cuéntame que descubriste a ver- Sonrisa de oreja a oreja
-La primera que te encantas las notas y la segunda que te gusta leer el periódico por las mañanas- Anahi se sentó frente a Dulce
-Las dos cosas son ciertas así que felicidades ya va conociendo mejor a su jefa- Le guiño un ojo a Annie- Te serviré un poco de cereal -Dulce se levanto
-Solo me decías donde estaba y listo- Anahi miraba a Dulce
-Usted es la invitada aquí, así que yo la atiendo- Dulce puso un plato repleto de cereal frente a Annie
-El hecho que sea la invitada no quiere decir que me vaya a comer todo el cereal- Annie Sonríe mirando a Dulce
-Todavía no se cuanto comes, lo siento come solo lo que te guste tranquila. Veo que hoy te sientes un poco mejor, si quieres mas tarde podemos salir te gustaría?- Pregunto Dulce
-Con este enorme moretón en mi ojo, no imposible- Annie negó con su cabeza
-Te pones unos lentes y listo, además no creo que la gente lo note si te pones un poco de maquillaje sobre el- Dulce comía de su plato
-No se tengo que pensarlo- Anahi se levanto con el plato en sus manos
-Ya terminaste de desayunar?- Sorprendida hablo Dulce
-Si la verdad es que no como mucho en el desayuno- Confeso Annie
-No comes nada –Sonó el timbre- Aff quien será
-Tranquila no te levantes yo puedo abrir –Anahi salio de la cocina-
--------------------
Me encantaba tenerla así en mi casa, con su pijama recién despierta, disfrutar el desayuno en su compañía, la verdad me podría acostumbrar fácilmente a que todos mis días sean así. Detuve mi desayuno al recordar mi descuido de mandarla a abrir y si era Maite la que había tocado la puerta, sin pensarlo mucho me levanto para ir directo a la puerta principal.
Al llegar me detuve en seco. En la puerta estaba Carolina, con su acostumbrado albornoz abierto, sobra decir que estaba totalmente desnuda. Me acerque lentamente, note el rostro totalmente serio de Anahi, mientras yo en un intento de voz me atreví a hablar.
-Ca..-Tose- Carolina que haces aquí? –Pregunto Dulce

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 8:00 pm

*Capitulo 18
-Me entere que ayer regresaste de viaje y quise venir a darte la bienvenida –Carolina cerraba su albornoz
-Bienvenida.. Bueno pues muchas gracias no tenías porque molestarte- Dulce tenía voz nerviosa
-No si ya me di cuenta, no te preocupes.. Porque no me dices que hace tu secretaria aquí?- Levanto una ceja Carolina
-Mi nombre es Anahi, mejor las dejo solas- Comenzando a caminar
Dulce agarro la mano de Annie- No espera, no te vayas dame un minuto
-Déjala que se vaya- Hablo Carolina
-Carolina, creo que la debería de irse eres tu. La verdad no había tenido oportunidad de llamarte ni nada, pero ahora lo cierto es que Anahi aparte de ser mi secretaria es mi pareja- Finalizo Dulce
-Pareja-Pareja? Tu me estas hablando en serio- Carolina pregunto
Dulce tomo a Anahi por la cintura y miro a Carolina- No veo porque te tendría que mentir
-Me voy entonces, adiós- Carolina se fue
Dulce cerro la puerta y soltó a Annie- Disculpa por todo esto, la verdad jamás imagine que se podría aparecer aq..
Interrumpió a Dulce- Tu pareja?
-Algo tenia que hacer, para que se fuera además me tenia que asegurar que no viniera estos días no me gustaría que pasaras por un mal rato- Comento Dulce
-Si no quieres que pase un mal rato, deberías de llamar a todas tus amigas y decirle que ya tienes dueña- Entre risas hablo Annie
-Oye tampoco es que son muchas, la mayoría solo eran de una noche y listo no las veía mas- Caminando a la sala Dulce
-Ósea que te aprovechas de las chicas que van a tu bar –Anahi se sentaba frente a Dulce en la sala
Cara de sorpresa- Yo como crees que soy capaz de aprovecharme de alguna clienta? –Ríe- No hablando en serio, es que algunas veces que iba al bar, se acercaban y bueno porque no –Confeso Dulce-
-Ahora que recuerdo, tú me querías llevar a tu bar. En pocas palabras, querías que fuera clienta del lugar ehh- Anahi bromeo
-Eres chistosa no? –Afirmo con la cabeza- Clienta del bar? No mi reina yo a usted, ni clienta v.i.p la acepto –Dijo Dulce
-A ver y porque no?- Annie cruzo sus brazos
-Porque a usted la convierto accionista del local, sin pensarlo-Sonríe Dulce
-Yo creo que mejor, me voy a dar un baño- Anahi se levanto- Por fin vamos a salir o no? Es para saber como vestirme
-Si claro daremos una vuelta, solo ponte ropa cómoda- Dulce comento
-Esta bien, con permiso- Anahi salio de la sala
Por un momento pensé que le había enojado la llegada de Carolina, bueno es claro que no le hizo gracia alguna porque tenia una cara de pocos amigos. De alguna forma quería sacarme de encima a Carolina, pienso que ya tuve muchos momentos de placer a su lado y a la larga podría traerme problemas o confusiones. Sonrió aquí sentada en un mueble todavía, recordando el rostro extrañado de mi secretaria cuando dije que era mi pareja, por lo menos no le molesto mi pequeña mentira. Suena el teléfono de mi casa y contesto de inmediato.
-Bueno- Hablo Dulce al teléfono
*Hola como amaneció, mi amiga enamorada
-Hola Sofía, bueno amanecí muy bien y tu que haces
*Aquí en casa de tu señora madre todavía, de hecho te llamaba para decirte que ya no iremos a casa de Poncho
-Y eso porque, paso algo?
*No paso nada, solo que el vendrá hasta aquí, claro antes te pasara a buscar
-Buscarme a mi? Para que
*Tu mama piensa que Anahi tiene que distraerse y bueno ella preparo un almuerzo de reyes, así que tienes que venir
-Esta bien, gracias por avisarme –Lanzo un beso-
*De nada, nos vemos aquí
------------------------
Espero que no se haya dado cuenta de cómo mi piel se erizo cuando me tomo por la cintura, me sorprendió mucho su comentario de “Es mi pareja” la verdad me encanto oírlo. Bastante exhibicionista resulto ser la Carolina, no había terminado de abrir la puerta del departamento cuando ella se desabrocho el albornoz, no voy a negarlo es una mujer muy linda pero parece que tiene escrito en la frente la palabra “fácil” por dios Anahi será todo lo fácil que quieras pero Dulce pasaba noches de pasión con ella. Al salir de la ducha, intento olvidarme del tema pero la verdad me resulta imposible será cierto que una persona así como Dulce se puede llegar a enamorar.
Termino de vestirme y comienzo a peinar mi cabello, me veo en el espejo por menos de un minuto analizando los dos moretones de mi rostro, como buscando la mezcla perfecta de maquillaje para borrarlos. Le pongo el punto final a mi tarea y abro la puerta de la habitación.
-Disculpa estaba a punto de tocar- Dijo Dulce
-Tranquila, imagino que te vas a duchar- Sonríe Annie
-Exactamente señorita Puente, me espera en la sala entonces- Propuso Dulce
-Si claro, allí te espero. Dulce será que puedo hacer una llamada, es que tengo que llamar a mi hermana para contarle todo lo que paso- Levanto ambas cejas Anahi
-Claro que puedes llamarla, pero recuerda algo estamos en mi departamento no en la oficina así que no me pidas permiso- Sonríe Dulce- Te ves hermosa
-Gracias al final tenias razón, con maquillaje pude desaparecer los moretones- Tímida hablo Annie
-Ya ves, lo que tengo de mala contando chistes lo tengo de buena para algunas cosas. Bueno nos vemos al rato- Dulce entro a la habitación
-Al llegar a la sala tome el teléfono para así esperar, que mi hermana me contestara la llamada.
*Buenas tardes, que desea
-Marichello eres tu? –Annie hablo emocionada
*Annie? Por fin llamas hermanita
-Discúlpame es que he tenido muchos problemas, precisamente por eso te llamo
*Maite ya me había hablado de los problemas económicos que tienen, pero no era como para dejarla sola Annie esa chica llamo hasta a mis padres
-Problemas económicos? De que hablas, Marichello tu has hablado con Maite
*Claro hermanita, he hablado con ella desde hace tres meses bueno no pienses mal –Ríe- Maite un día llego hasta mi oficina y me contó todo. Pero eso no es lo importante ahora, lo que me importa es saber como es eso que te fuiste con tu jefa, le pusiste los cuernos a Mai?
-Yo creo que vamos a tener que vernos personalmente y hablar porque de verdad no entiendo nada de lo que dices, digo las cosas no pasaron así
*Ah no? Bueno mándame una dirección y mañana voy a visitarte
Suena el timbre del departamento- Yo no tengo celular ahorita, pero te prometo que en la noche te mando un texto de un celular prestado
*Aja y prestado por quien hermanita?
Suena el timbre del departamento- Chello no tengo mucho tiempo, están tocando el timbre tengo que colgar
*Esta bien, cuídate mucho –Lanzo un beso-
Suena el timbre del departamento- Te quiero chaito –Colgó el teléfono-
Dios mío pero que insistentes hablo en voz alta mientras camino a la puerta principal, vuelven a tocar el timbre y niego con la cabeza antes de abrir la puerta. No puede ser, que voy hacer, pienso al ver al visitante.
-Buenas tardes señorita Puente- Dijo bastante serio
-Señor Alfonso, muy buenas tardes. Pase por favor- Annie hablo nerviosa
Entro al departamento Alfonso- Mi hermana se encuentra aquí, no es así?
-Si claro ella en este momento esta tomando una ducha- Anahi camino detrás de Alfonso hasta la sala
-Esta bien la esperare, aquí- Alfonso se sentó
-Le gustaría algo de tomar- Nerviosa Anahi
-No la verdad, estoy bien no se preocupe- Afirmo con la cabeza Alfonso
Sentándose en otro mueble- Si no le molesta, me quedare aquí también
-No tengo ningún problema con eso. Aprovechemos de conversar, cuénteme como fue que lograron cerrar el contrato- Alfonso miraba a Annie
-Contrato?- Levanto una ceja Annie
-Si el contrato señorita Puente, recuerda el viaje era por un contrato- Frunció el ceño Alfonso
-Ah si, claro que lo recuerdo el contrato, lo tengo presente como pude olvidarlo- Risa nerviosa Anahi
-La escucho entonces, como lograron cerrarlo?- Pregunto Alfonso
-Como? Bueno la verdad, fue muy sencillo. No tiene caso que lo diga- Nerviosa hablo Annie
-Me causa mucha intriga, por favor dígame que estrategia usaron- Alfonso levanto una ceja
-Bueno.. Yo.. –Se quedo callada Anahi-
-Esta bien señorita Puente?- Pregunto Alfonso al ver pálida a Anahi
-Como va estar bien, si preguntas mas que un policía –Dijo Dulce entrando a la sala
-No quería incomodarla, solo sacaba un tema de conversación- Confeso Alfonso
-Tranquilo no me incomodo señor- Por fin hablo Annie
-Bonito tema de conversación, Ja! Un contrato, siempre pensando en trabajo- Negó Dulce con la cabeza
-Bueno, bueno ya olvidado el tema-Abrazo a su hermana- Como estas hermanita?
-Bien estoy muy bien y tu amargado como te va?- Dulce rompió el abrazo
-Yo mejor los dejo solos, estaré en la habitación Dulce –Anahi salio de la sala
Espero que Annie saliera- Mi mama me llamo en la mañana, me contó lo que ha pasado con esa chica- Hablo Alfonso
-Si de verdad que ayer no fue un día bueno, ni para mí ni para ella- Dulce se sentó
-Mama también me dijo, que estas enamorada- Alfonso comenzó hacerle cosquillas a Dulce
-Poncho suéltame, ya basta déjame –Entre risas hablaba Dulce
Poncho se detuvo- Esta bien solo te quería molestar un rato, cuéntame de verdad te enamoraste de Anahi?
-No era señorita Puente? –Ríe Dulce
-Le digo señorita Puente por respeto, además ya luego que sea oficial el romance contigo ahi si le digo cuñada- Aclaro Poncho
-Ah pues ahora si entiendo- Sonríe Dulce
-No me vas a contar nada? Por lo menos dime desde cuando, la has invitado a salir, un beso robado tal vez?- Levanto una ceja Poncho
-Lo único que diré es que me encanta y fin- Ríe Dulce
-Esta bien, no diré nada mas o bueno si que me encanta verte sonreír, algo me dice que esto te hará madurar- Recalco Poncho
-Y vas a comenzar- Frunció el ceño Dulce
-Solo daba mi punto de vista hermanita, porque mejor no buscas a Anahi para irnos, que para eso estoy aquí- Sonríe Poncho
-Cierto que serás mi chofer- Dijo Dulce saliendo de la sala
Camine hasta la habitación y sin tocar abrí la puerta, encontrándome a Anahi sentada en la cama.
-Hola, que haces allí? Pensando?- Pregunto Dulce
-No solo te esperaba, recuerdas me habías dicho que íbamos a salir- Comento Annie
-Si claro me acuerdo, pero hubo un cambio de planes- Sentando al lado de Anahi
-Se cancelo, tranquila no hay problema- Anahi hablo
-No para nada, más bien no será una salida por la ciudad. Ahora será una salida a casa de mi mama, que nos invito a almorzar para allá, por esa razón mi hermano esta aquí nos vino a buscar- Finalizo Dulce
-Nos vino a buscar dijiste?- Pregunto Anahi
-Si nos vino a buscar a las dos, te animas?- Sonríe Dulce
-Claro que si, dame un segundo y ya salgo- Anahi Afirmo con la cabeza
Se levanto- Prepara un pequeño bolso con ropa, lo mas seguro es que pasemos la noche allá. Conozco bien a mi mama – Sale Dulce de la habitación

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 8:01 pm

*Capitulo 19
Mas que raro resultaba incomodo, definitivamente me sentí fuera de lugar por un momento pues estar en el mismo coche con Alfonso y Dulce fue extraño, ya que ellos son hermanos. La seriedad de mi jefe era absoluta por eso yo preferí guardar silencio por todo el camino, me dedique a escuchar sus cortas conversaciones y respondí bastante seca a varias preguntas que me hacia Dulce con un simple si o con un no preciso. Que mas podía hacer, hasta hace un par de semanas estaba sentada frente a su hermano mayor poniendo todo mi esfuerzo en aquella entrevista de trabajo, ahora las cosas han cambiado realmente me preocupaba que pensó el señor seriedad al darse cuenta que yo estaba en el departamento de su hermana.
Después de la hora mas larga de mi vida, habíamos llegado. Baje del vehiculo con ayuda de Dulce, cuando me sorprendió el tamaño de la casa de su madre. Una hermosa fuente adornaba la entrada principal, más que una casa parecía una mansión sacada de alguna película, su color era blanco varias ventanas con bordes rosados. Esperamos que Alfonso estacionara su coche, para luego subir las escaleras de la entrada principal y observe como tocaban el timbre una y otra vez como si volvieran hacer niños.
-Será que su madre no les enseño, cuantas veces se toca el timbre de una casa- Blanca dijo al abrir la puerta
-Si muchas veces, el problema es que es más divertido tocar varias veces- Poncho besaba a su madre en la mejilla
-Divertido me quieren es volver loca- Blanca invito a pasar a Alfonso
Mirar como el rostro serio había cambiado me sorprendió, la forma como miraba a su madre me recordó rápidamente a la mía.
-Señorita se le ofrece algo?- Blanca miro a Dulce
-Realmente si, me encantaría comérmela a besos será que hoy podré hacerlo- Dulce levanto una ceja
-No se, discúlpeme usted es que esta mi hijo en casa espero me entiendas- Sonreía Blanca
-Tranquila puedo esperar que se vaya o mejor aun le ponemos unas pastillas para dormir en su comida y listo- Dulce abrazo a su madre
-Creo que cada día que pasa me encanta más, por tanto amor –Blanca le dio un beso en la mejilla a su hija
-Dulce rompió el abrazo- Te entiendo a mi me pasa exactamente, lo mismo
-Hola Anahi, espero disculpes esta escena de amor. Es que cuando la veo no me puedo controlar –Blanca beso en la mejilla a Annie
-No se preocupe señora Blanca entiendo- Anahi sonríe
-Por favor quítame lo de señora, la verdad esa palabra me recuerda mi edad –Blanca puso ambas manos en su cara
-Esta bien, entonces será Blanca solamente- Anahi afirmo con la cabeza
-Vamos pasen, no perdamos mas tiempo acá afuera- Blanca las invito a pasar
Me causo mucha gracia la manera que Dulce y su madre se trataban, me gustaría tanto que mi mama pensara de la misma forma que Blanca tal vez las cosas serian diferentes podríamos tener mas comunicación, claro yo amaba a mi madre pero se que todo seria diferente si ella me lograra aceptar tal y como soy. Un señor me quito mi bolso al entrar para guardarlo, Dulce me señalaba con una mano las diferentes partes de la casa. Escaleras largas aun lado era el camino hasta las habitaciones, por las palabras de mi jefa ya sabia que había un total de diez habitaciones. Sala de estar bastante amplia, contaba con un enorme juego de muebles y cuadros adornaban sus paredes, la cocina me impacto porque además de ser grande tenían alrededor de cinco señoras de servicio, fue en ese momento cuando mi jefa me explico que en la enorme casa trabajaban quince personas. El comedor era extenso mis ojos contaron doce sillas del mismo, por una gran puerta de vidrio salimos a la parte trasera de la casa. Piscina con algunas tombonas para quien quisiera tomar sol, al fondo un jardín con gran variedad de flores, arbustos, árboles en fin totalmente envidiable. Caminamos hasta un pequeño comedor que se encontraba a la luz del sol y me di cuenta que allí nos esperaban.
-Hola Anahi, como estas?- Sofía saludaba sonriente
-Hola Sofía, bueno estoy bastante mejor gracias por preguntar- Anahi se sentaba
-Ya veras que tomando las pastillas mejoraras muy rápido- Afirmo con la cabeza Sofía
-Si eso espero- Sonríe tímidamente Anahi
-Oye y tú no me piensas saludar- Dulce beso en la mejilla a Sofía
-Claro que si, hola como estas?- Pregunto Sofía a Dulce
-Bien muy bien y tu estas muy sonriente no?- Hablo Dulce apretando las mejillas de su amiga
-Si y como no, si hoy veré a Sara –Sonrisa de oreja a oreja
-No me digas por fin la conoceré- Dijo Dulce sentándose
-Pues si tu mama, me dijo que la invitara a la casa y lo hice- Sofía hablo alegre
-Sara y será que puedo saber quien es Sara?- Pregunto Alfonso
-Si hermano, te cuento que aquí la señorita Sofía se enamoro y Sara es el nombre de la victima- Dulce bromeo
-La verdad yo me alegro mucho que por fin hayas conocido a alguien especial- Blanca se incorporo a la conversación
-Caramba pero entonces, será que estamos en presencia de una epidemia- Alfonso comento
-Seria una epidemia si usted caballero cambiara tanto trabajo, por amor- Blanca miro a Alfonso
-Alfonso cambiar el trabajo? No creo mama si parece que no tiene vida después de eso. A ver hermanito cuando fue la ultima vez que te diste un buen revolcón?- Pregunto Dulce
-No creo que sea el momento, para hablar de mi intimidad- Alfonso respondió
-Ya decía yo que tanta cara de amargado tenia una razón- Bromeo Dulce
-Muy graciosa hermanita- Frunció el ceño Alfonso
-Bueno, no es momento para sus peleas tontas. Hijo te quería comentar que tu hermana esta semana no asistirá al canal, Anahi en estos momentos necesita algunos cuidados y…
Interrumpió a Blanca- No me gusta nada lo que estoy escuchando, pero no me opondré la verdad no tengo problema con eso siempre he aprendido a resolver –Alfonso hablo muy serio
-Pues tranquilo hermano yo me encargue personalmente de que no notaras mi ausencia, de hecho le pedí a Sofía que me sustituyera en el canal- Dulce Hablo
-Yo quisiera opinar que, bueno Poncho tu sabes que nos conocemos desde niños y estoy bastante familiarizada con las labores de Dulce en el canal, así que no tendrás ninguna queja de mi parte- Sofía hablo segura
-La chica Sara acepto ser la secretaria de Sofía por esta semana- Blanca informo a su hijo
-Me doy cuenta que todo queda en familia, esta bien me parece buena idea- Alfonso afirmo con la cabeza
-Esta semana puede servir de prueba para Sofía, ya que ella aspira a tener un buen cargo en el canal- Propuso Dulce
-Bueno un cargo, es una palabra muy grande Dulce- Sofía sonríe nerviosa
-Yo tengo entendido que eres contadora Sofía y pues porque no claro que podremos darte la oportunidad- Alfonso comento
-Viste hija, te dije que les encantaría contar con tu trabajo en el canal- Blanca tomo la mano de Sofía
-De verdad que muchas gracias- Sofía agradeció
-Anahi y siempre eres tan callada?- Pregunto Alfonso
-No señor es que bueno creo que este es un momento familiar y algún comentario de mi parte estaría demás- Hablo Anahi
-Pues déjame decirte que desde el momento que cruzaste la puerta de mi casa ya eres parte de esta familia- Blanca aclaro sonriendo
-Buen punto mama, aunque también tienes que entender que ella no esta tan acostumbrada a la seriedad de mi hermano- Dulce opino
-No, no, no es eso lo que pasa es que yo..
Dulce interrumpió a Annie- Tranquila créeme que nosotras que somos su familia, hemos intentado de todo hasta pensamos operarle el rostro pero fue peor hay tienes las consecuencias –Señalo el rostro de su hermano
-Tan chistosa como siempre, bueno Anahi de verdad disculpa mi seriedad creo que con el tiempo te podrás acostumbrar la verdad no tengo la culpa de tomarme en serio la vida- Comento Alfonso
-Tan en serio la vida, me sorprendes Poncho a ver cuéntanos de donde sacaste tan madura oración- Dulce hablo
-Se unen y parecen que volvieran a tener cinco años- Blanca opino
-Permiso, Señora Blanca en la entrada se encuentra una joven llamada Sara dice que fue invitada por la señorita Sofía- Hablo una señora de servicio
-Por favor hazla pasar, la estábamos esperando- Blanca comento
-Dios mío, Anahi dime como me ves estoy muy maquillada?- Sofía nerviosa pregunto
-No la verdad estas muy bien- Anahi sonríe
-No puedo creer que mis ojos te vean así- Dulce entre risas hablo
-Esa clase de comentarios me ponen mas nerviosa- Sofía se echaba aire con una mano
-Tranquila hija deja esos nervios atrás- Blanca acaricio el hombro de Sofía
-Creo que ya es tarde para dejarlos atrás, ahi viene la chica- Poncho señalo con un dedo a la chica que aparecía en el jardín
Pude ver como se acercaba a la mesa donde nos encontrábamos todos sentados una chica con una rosa en sus manos, cabello oscuro no muy delgada, piel blanca y nariz perfilada. Al parecer la chica estaba igual o más nerviosa que la irreverente Sofía, pues me pude dar cuenta como sus manos temblaban.
-Permiso, buenas tardes a todos- Nerviosa hablo Sara
-Como te va? Me presento soy Dulce María, amiga de Sofía es un placer conocerte- Dulce se levanto y le dio la mano a Sara
-El placer es mío, Sofía me ha hablado de ti- Sara sonríe
-Espero que sean cosas buenas- Dulce comento
-Por supuesto, te aseguro que son solo cosas buenas- Sara afirmo con la cabeza
-Bienvenida Sara, yo soy Blanca la madre de Dulce y de este caballero- Blanca señalo a su hijo
-Hola yo soy Alfonso, también amigo de Sofía de la infancia- Poncho levanto una mano
-Esta señorita que esta aquí, es Anahi Puente mas que amiga es una persona especial en mi vida- Dulce invito a Annie a levantarse
-Hola Anahi Puente- Anahi le daba la mano a Sara
-Puente, acaso tu eres familia de Marichello Puente?-Pregunto Sara
-Si es mi hermana, porque la conoces- Annie sorprendida hablo
-Si claro yo soy socia de ella en el despacho de abogados, que pequeño es el mundo- Sara le dio un beso en la mejilla a Annie
-De verdad si que es pequeño- Anahi tomo la mano de Dulce
-Bueno, bueno yo creo que ya di suficiente tiempo para que te levantes de esa mesa a saludar Sofía- Dulce miro a su amiga
-Claro que me voy a levantar, no hace falta que lo menciones- Sofía se levanto
-Hola linda, te traje esto claro disculpa que no sea tan bella como tu, pero la verdad es imposible superar tanta perfección- Sara le entrego la rosa a Sofía
-Eso Sara salio al ata..-Annie apretó un poco la mano de Dulce
-Si sigues diciendo esa clase de cosas, creo que tu amiga te va a picar en pedacitos- Anahi hablo al oído de Dulce
-Gracias ven siéntate aquí a mi lado- Sofía invito a Sara a sentarse
-Me disculpan ordenare que traigan la comida- Blanca se levanto
-Así que eres abogada?- Pregunto Alfonso
-Si soy abogada, tengo un pequeño despacho en el centro de la ciudad con la hermana de Anahi- Sara comento
-Ósea que ya se conocían ustedes dos- Hablo Sofía
-La verdad no linda, quiero decir jamás había tenido la oportunidad de conocer a Anahi ya que ella no a visitado la oficina, bueno cuando yo he estado no- Aclaro Sara
-Si es cierto que me habías comentado, que tu hermana mayor es abogada- Dulce miro a Annie
-Si ya te lo había dicho y la verdad siempre que veo a mi hermana es en un café o simplemente visitaba mi casa, si sabia que tenia una socia pero jamás tocamos ese tema- Anahi hablo
---------------------------------
El almuerzo en casa de mi madre resulto muy placentero, la conversación entre todos los presentes fue bastante fluida a tal punto que llego la noche y aun seguíamos entre risas tocábamos diferentes temas. Cómo a mi amiga le cambiaba la mirada al ver hablar a Sara, me hizo darme cuenta que por fin ella había encontrado a esa persona especial que tanto soñamos mas de una noche. Por mi parte no me quedaba atrás pues ver las sonrisas acompañadas de ese brillo en los ojos de Anahi me dejaba por segundos muda, creo que no hay mejor sensación que la que he estado experimentando estas ultimas semanas, las fiestas, los viajes, las noches de sexo con alguna desconocida, nada de eso lo podría cambiar por este momento.
Ya mi madre había anunciado cuales serian nuestras habitaciones, como lo esperaba pasaríamos la noche allí todos. Mi querido hermano se quedaría en su habitación, Sofía le asignaron la misma habitación de siempre, mientras que su amiga Sara tendría la de al lado. A Anahi también le otorgaron una habitación y yo me quedaría en la misma que era mi lugar de descanso cuando era tan solo una niña. Todos partieron a sus lugares, excepto mi secretaria y yo que tomadas de la mano decidimos dar un paseo por el jardín.
Sin decir una palabra, sin evitar ningún suspiro, solo me dedique a disfrutar de la noche espesa sobre nosotras, a guardar en el baúl de mis recuerdos este momento, su piel junto a la mía un ligero roce alboroto mi corazón llegando a pensar que sus latidos podrían ser escuchados por mi hermosa compañía. Nos acostamos sobre el césped mientras nuestras miradas se dirigieron hacia el cielo, el silencio, las estrellas y su perfume eran la combinación perfecta, deseos? Pensé deseaba tantas cosas en ese momento, probar sus labios disfrutar de su delicioso sabor, note como sus ojos azules se perdían en el cielo y por un momento me dedique a detallar su respiración era acelerada, estaría ella sintiendo lo mismo que yo?
Annie volteo a mirar a Dulce- Llegaste de la manera más inesperada a mi vida y poco a poco te has convertido en alguien especial, hasta la cosa mas pequeña la puedes hacer ver tan diferente
-Cualquier momento a tu lado siempre va hacer diferente, eres única, eres especial, eres esa persona que llego a mi vida para enseñarme con tan solo una mirada lo hermoso que es el amor- Dulce hablo despacio
Anahi con una mano comenzó a acariciar el rostro de Dulce- Y tu apareciste, para recordarme con esa sonrisa que tal vez el amor que yo conocía no era el indicado, me cambiaste la vida me enseñaste a reír nuevamente, me ayudaste cuando mas lo necesite, es increíble lo que tu compañía produce en mi cuerpo a veces creo que mi corazón se va a salir de mi pecho
-Tal vez nuestros corazones ya lo planearon desde hace rato sin nuestro consentimiento, porque créeme siento lo mismo que tu- Dulce sonríe
-Te puedo pedir un favor, esta noche?- Pregunto Annie sin dejar de acariciar a Dulce
-Lo que tú quieras- Respondió Dulce
-Me gustaría dormir contigo, la verdad creo que mi cuerpo extrañara tus brazos sobre mi toda la noche- Anahi sonríe
-Claro que si, la verdad si no me lo decías tu créeme que esta noche no iba a poder pegar un ojo - Confeso Dulce
-A veces pienso que tú y yo, deberíamos ir muy despacio con todo esto sabes sin prisas, ni apuros- Anahi hablo
-Claro así serán las cos..
Annie puso un dedo en los labios de Dulce- Pero veo tus ojos sobre los míos y no se que tanto podré aguantar
Sus palabras, me dejaron paralizada y mientras mi corazón celebraba tal confesión mire como su rostro se acercaba al mío lentamente. Nuestras narices se acariciaban muy despacio, nuestras miradas encontradas recordando aquel día cuando cruzo la puerta de la oficina de mi hermano, su voz, lo que sentí al rozar su mano con la mía y su indudable belleza eran cosas que paseaban una y otra vez por mi cabeza. Que dije, que hice, nada solo me dedique a disfrutar de su compañía, intentando contar los latidos de mi corazón debo admitir que no resultaba ser tarea fácil.
Después de varios minutos, con una sonrisa dibujada en su rostro se recostó en mi hombro derecho mientras una de sus manos acariciaba la mía, como describir ese momento la verdad no tenia idea de cómo hacerlo pienso que no podría encontrar las palabras exactas para hacerlo. Las horas pasaban y aunque era difícil destruir el mágico silencio, lo tenía que hacer.
-Creo que será mejor ir a dormir señorita Puente, además ya es hora de sus pastillas- Hablo Dulce
-Cierto había olvidado las pastillas- Confeso Annie
Dulce ayudo a levantar a Anahi- Ya se puede dar cuenta, que no me olvido de esos detalles
-Ya veo, vamos entonces- Sonríe Anahi
Tomo mi mano antes de seguir nuestro camino, antes de subir a la habitación pasamos por la cocina a buscar un vaso de agua. Las pastillas llegaron a mi en el momento exacto pues varios dolores gracias a los golpes se hacían presente, la habitación de mi jefa resulto ser bastante amplia una enorme cama con muchas almohadas estaban en el centro de la misma, mesa de noche a un costado con una lámpara, un televisor en la pared como si de un cuadro se tratara, muchos osos de peluches en una esquina, también habían dos puertas dicho por ella una era el baño y la otra era donde estaba su ropa que para mi era como un closet tamaño extra familiar.
-Si quieres tomar una ducha antes de dormir, me dices para preparar la tina con agua caliente- Comento Dulce
-Tranquila yo puedo hacerlo- Dijo Annie
-Segura que puedes, digo yo puedo hacerlo no tengo ningún problema- Dulce entraba al baño en compañía de Annie
-Si puedo no te preocupes tanto, te prometo que será una ducha rápida porque no se algo me dice que también quieres utilizar el baño- Sonríe Anahi
-Tranquila tomate el tiempo que necesites, yo tomare mi pijama y me ducho en la habitación de mama- Propuso Dulce
-No crees que es muy tarde, no me gustaría que molestes a tu madre- Miro la hora Anahi
-No la molestare, estoy segura que aun no esta dormida. Pero bueno no perdamos tiempo así, que la dejo aquí cualquier cosa me avisas- Dulce beso la mejilla de Annie
-Esta bien –Anahi cerro la puerta de baño al ver salir a Dulce
Tome una pijama de mi closet y después de escuchar como el agua de la tina salía desde el baño, camine fuera de mi habitación rumbo a la de mi madre. Al llegar sin tocar pase, mirando a mi madre acostada en su cama leyendo un libro, como muchas noches lo hacia.
-Mi amor que haces aquí, paso algo?- Blanca aparto el libro
-No solo vengo a tomar una ducha aquí mama, Anahi se esta duchando en el baño de mi habitación y bueno vengo a molestarte un rato- Dulce se sentó en la cama de su madre
-Como que utilizando el baño de tu habitación?- Pregunto Blanca
-Si mama es que dormiremos en mi habitación, ella me dijo que no quería dormir sola y- Sonrisa de oreja a oreja
-Y tu molesta eh- Blanca acaricia la mano de su hija
-No ves lo enojada que estoy- Beso una mano de su madre- Ya hablando en serio, estuve hasta hace un rato en el jardín Annie y yo mirando las estrellas ni te imaginas lo que siente mi cuerpo al estar a su lado mama es tan extraño pero placentero- Confeso Dulce
-Eso se llama amor mi bebe y me emociona tanto que te sientas así. Yo no he hablado mucho con Annie, pero se ve que es una buena chica lastimosamente ha tenido que pasar por varios problemas con la mujer esa Maite, pero eso ya quedo en el pasado ahora tu lo que tienes que hacer por ese bonito sentimiento es hacerla olvidar todos esos maltratos que sufrió y demostrarle que estas allí para cuidarla- Hablo Blanca
-No solo la voy a cuidar también le quiero demostrar que me gusta que todo lo que siento por ella es realmente sincero- Dulce miraba a su madre
-Me gusta mucho escucharte bebe, pero recuerda no vayas a correr porque tal vez ella espera que solo se empiecen a dar las cosas de forma lenta- Comento Blanca
-Créeme que voy hacer lo posible- Ríe Dulce
-Entonces se va a dar una ducha o primero me dará esos besos que me prometió, recuerda que tu visita era por eso o me equivoco?- Levanto una ceja Blanca
-Tiene razón señora Blanca –Dulce se monto sobre su madre- Espero me disculpe, lo olvide por completo –Comenzó a besar el cuello de su madre muy rápido
-Me hacen cosquillas tus besos- Entre Risas hablo Blanca
-Eso es porque todavía no suben de tono, espera un momento y lo veras- Dulce seguía besando el cuello de su madre
-Ohh disculpe, mi comentario- Riendo Hablo Blanca
-------------------------
La ducha había resultado sencilla, los dolores en mi cuerpo desaparecían gracias al tratamiento. Ya me encontraba en la cama, pensando las cosas que mi boca se atrevió por fin a pronunciar en el jardín horas atrás a mi jefa, por un momento pensé en besarla pero me detuve me arrepiento de eso ahora. Siendo sincera conmigo misma Dulce me gustaba mucho realmente, con ella comencé a experimentar esta sensación extraña en mi cuerpo, sin contar como la pasaba a su lado.
No sabia que esperar en un futuro al lado de una persona que esta acostumbrada a vivir cada día de su vida de una forma diferente, mientras yo por mi parte lo único que esperaba era estar tranquila o mejor dicho la felicidad para mi era sentirme bien en todos los aspecto, algo estable una relación donde la confianza el respeto y la sinceridad sean las bases principales. Yo podía recibir de ella ese tipo de cosas, o es que resultaba ser muy exigente.
Pasaron varios minutos, escucho como si alguien corriera por los pasillos de esta casa. Me sorprendo por la hora que marca el reloj de la mesa de noche y decido sentarme en la cama cuando menos lo espero veo como se abre la puerta de la habitación rápidamente.
-Dios mío, no te imaginas el susto que me diste Dulce- Anahi hablo
-Lo siento no fue mi intención- Dulce Disculpándose se acerca a la cama
-Tranquila no hay problema pero que paso porque corrías?- Pregunto Annie
-Es que antes de ducharme comencé a jugar con mi mama, sabes que le debía unos besos- Dulce explico
-Ah si claro que lo recuerdo, si le dijiste que podías ponerles unas pastillas para dormir en la comida de Alfonso- Sonríe Anahi
-Exactamente lo que paso es que después, cuando salí de la ducha, me sorprendió mi madre quería comerme a besos a mi y la ver..
-Veo que te me escapaste- Blanca hablo desde la puerta de la habitación
-Me haces muchas cosquillas lo sabes, de alguna forma tenia que huir- Dulce entre risas se ocultaba detrás de Annie
-Tu también me haces muchas cosquillas, es justo que te pague con la misma moneda- Blanca se acerco a la cama
-Esta bien tienes toda la razón, pero por favor vamos a dejarlo para otro momento- Haciendo pucheros hablo Dulce
-Te hare caso solo por que entiendo que esta Anahi aquí y no creo que quieras que te vea sufrir por tantas cosquillas- Afirmando con la cabeza hablo Blanca
-Por mi ni se preocupe Blanca, usted solo dígame que tengo que hacer y la ayudo en ese asunto de las cosquillas- Anahi comento sonriendo
-Mira nada mas señorita Puente, debería estar apoyándome a mi- Dulce negó con la cabeza
-Y porque tengo que apoyarte a ti? Que yo sepa no estoy en horario de trabajo, además me encantaría ver que tanto soportas las cosquillas- Dijo Anahi
-Perfecto me encanto lo que acabas de decir- Blanca sonríe
-Oigan no es justo son dos contra una- Dulce comento
-Buen punto bebe, no te preocupes Annie yo la agarro un día de estos para darle su merecido –Blanca camino hasta la puerta- Que tengan buenas noches niñas, imagino que mañana nos la veré despiertas ya que salgo temprano para el canal, pero de todas formas pasare a despedirme –Blanca lanzo un beso antes de salir
-Es increíble que la señorita Dulce, la que practica ese arte marcial le huya tanto a unas cosquillas- Entre risas hablo Anahi
-Pues si soy cobarde en ese aspecto, yo soy intensa con mi mama pues cuando le voy a dar muchos besos prácticamente la dejo inmóvil para escucharla reír gracias a las cosquillas que le producen. Pero créeme ella es peor que yo, creo que podría pasar un día entero haciéndome sufrir entre risas- Comento Dulce
-Créeme que si no tuviera estos dolores, me encargaría toda la noche en hacerte cosquillas- Annie se acostaba en la cama
-Dolores? Sientes dolor, será mejor que llame al doctor- Se levanto Dulce de la cama
-No, no, no Dulce creo que me exprese mal lo siento quise decir, si no tuviera estos moretones en mi cuerpo- Anahi aclaro
-Ah entiendo, bueno ya veras que pronto van a desaparecer ahora solo queda cumplir con el tratamiento y esperar- Dulce miro a Annie
-Tienes razón, porque mejor no vienes a la cama así podremos por fin dormir- Anahi se cubría con el edredón
Dulce apago la luz de la habitación y se acostó rápidamente aun lado de Anahi- Que descanse señorita Puente
-Igualmente señorita Dulce- Anahi beso la mejilla de su jefa
Inmediatamente caí en un profundo sueño. Entre dormida y despierta vi como mi madre se despedía de mí para partir al canal, aun no me quería levantar así que continúe con mi profundo descanso.
Horas mas tarde sentía unas manos acariciar mi rostro, por un momento pensé que era producto de mi imaginación la verdad quería continuar con mi placentero descanso creo que jamás me había sentido tan cómoda sin abrir los ojos muevo mi cabeza un poco de arriba hacia abajo. Un delicioso perfume llega a mi nariz, mientras la mano que sentía minutos atrás no se detenía. Busco las fuerzas necesarias para abrir mis ojos, cuando me doy cuenta que mi comodidad era gracias a que mi cabeza se encontraba en los pechos de mi secretaria. Como llegue hasta aquí pienso, por simple instinto observo las hermosas pecas que adornaban esta parte de su cuerpo, mi secretaria tenia una pequeña franelilla inhalo lentamente para así percibir el perfume embriagador. La delicada mano de Annie ahora acariciaba mi cabeza, suaves caricias me proporcionaba cuando intento salir de esa situación, sabía que si no me levantaba la temperatura en mi cuerpo iba a subir y controlar mis impulsos iba hacer tarea difícil. Se me ocurrió la genial idea de toser muchas veces seguidas, para así sentarme en la cama rápidamente y lo hice.
-Estas bien? Quieres que te traiga un poco de agua- Pregunto Anahi mirando a Dulce
-No hace falta, estoy bien creo que solo me ahogue- Dulce respondió
-Entiendo, oye creo que nos pasamos durmiendo ya falta poco para la hora del almuerzo- Sonríe Annie
-Que? Bueno anoche nos acostamos bien tarde es comprensible- Dulce explico
-La verdad yo estoy despierta desde que tu mama vino a despedirse, pero usted después que su querida madre saliera por esa puerta siguió durmiendo claro utilizando mi cuerpo como almohada- Ríe Anahi
-Espero que me disculpes, yo cuando estoy durmiendo no mido lo que hago y quien puede saber lo que hace? Nadie creo pero no es excusa de verdad lo sien..
Anahi interrumpió a Dulce- Oye solo estaba bromeando, tampoco fue algo del otro mundo a mi no me molesto así que o te preocupes
-Ah bromeando entiendo –Sonrisa nerviosa- Tengo una idea porque no vamos nos aseamos y luego vamos a almorzar a un restaurante que te va a encantar- Finalizo Dulce
-Me gusta la idea, pero yo tengo una mejor. Porque no vamos a tu departamento y yo me encargo de preparar el almuerzo, claro después de tomar una ducha- Anahi comento mientras se levantaba
-Tú cocinando en mi departamento me encanta, bueno yo me iré a duchar a la habitación de mama y llamare a un taxi para que nos pase buscando- Propuso Dulce
-Perfecto aunque me gustaría pedirte un favor, me da mucha pena pero será posible que mi hermana me pueda visitar a tu departamento hoy, es que tengo que contarle todo lo ocurrido con Maite- Confeso Annie
-Tranquila yo no tengo ningún problema con eso, mira te dejo mi celular para que la llames y le digas la dirección. Yo iré a ducharme- Dulce salio de la habitación
El día no lo pude empezar mejor, pues poder acariciar la hermosa cabellera de mi jefa mientras dormía en mi pecho fue maravilloso. Después que salio de la habitación celebre entre risas y en compañía de las almohadas mi gran despertar, pude comunicarme con mi hermana para así poder darle la dirección del departamento donde me estaba quedando.
Mi ducha fue no muy rápida lo tengo que aceptar, después de tantos altibajos quería relajarme un poco. Observe como los moretones en mi cuerpo comenzaban a desaparecer, era solo cuestión de días para no tener ninguna cicatriz que me recuerde los maltratos recibidos. Agradezco en estos momentos que mi jefa conoce muy bien a su madre, pues si ella no me hubiera dicho que trajera una muda de ropa me tocaría ponerme la misma del día anterior. Después de vestirme pensé en salir de la habitación, pero no lo hice ya que sentía que me podía perder en la gran casa. Recordé mi tratamiento cuando me fije que había una jarra de agua acompañado de un vaso en la habitación, busque las pastillas y me las tome.
-Justo venia a recordarte- Dijo Dulce entrando a la habitación
Anahi termino de tomar sus pastillas- Oye tengo buena memoria
-Me alegra saberlo, ya el taxi nos esta esperando afuera cuando quieras podemos irnos- Dulce Sonríe
-Ya estoy lista, así que salgamos de una vez- Anahi tomo su bolso
El camino a casa de mi jefa fue rápido o tal vez lo vi de esa manera por la conversación que teníamos, realmente hablamos de todo un poco nuestras películas favoritas, el grupo musical del momento y que tanto desconocía mi jefa de la cocina. Al llegar al departamento me fui directo a la cocina, gracias a la conversación supe que mi querida jefa adoraba la lasaña así que decidí complacerla y comencé a preparar el muy deseado platillo.
Mirarla ahi sentada en la cocina observando cada movimiento que yo hacia, me ponía nerviosa tengo que aceptarlo aunque me encantaba tener esa mirada dedicada solo a mi, comenzó a asomarse una idea en mi cabeza y hable.
-Si quieres puedes venir aquí y te enseño lo sencillo que es preparar una lasaña- Propuso Anahi
-Cocinar yo? No lo creo, la verdad no quiero arruinar la comida- Dulce sonriendo negó con la cabeza
-No la vas a arruinar, creo que puedo ser una excelente maestra vamos anímate te va a gustar- Hablo Anahi
Dulce camino hasta donde Annie- Esto que quede claro que es bajo tu responsabilidad
-Ya veras que vas a terminar amando la cocina- Dijo Anahi
-Esta bien, esta alumna no quiere regaños así que me lavare las manos- Dulce comenzó a lavar sus manos
Era increíble la atención que prestaba a mis palabras cuando las dos comenzamos a cocinar, siempre cuidadosa de no equivocarse hasta se podría decir que exageradamente perfeccionista. El platillo entro al horno, mientras Dulce me servia un poco de jugo de naranja.
-Aquí tienes –Le dio el jugo a Annie- No era tan difícil como me lo imagine después de todo, aunque creo que lo vi fácil por la maestra que tuve
-Yo no tuve nada que ver, la verdad pensé que seria mas complicado todo esto pero me equivoque aprendes muy rápido –Anahi hablo
-Pues gracias por el comentario, espero que nos quede bien- Sonó el timbre del departamento- Supongo que debe ser tu hermana le iré a abrir- Dulce salio de la cocina
Llegue a la puerta de mi departamento y antes de abrir me fije que mi ropa estuviera perfectamente quería causar una buena impresión. Piel blanca, cabellera negra bastante larga, un poco más alta que yo y rostro serio.
-Hola tu debes ser Marichello Puente cierto?- Pregunto Dulce
-Si soy Marichello Puente- Le da la mano para presentarse
-Dulce María, es un placer conocerte. Adelante estas en tu casa- Invito a pasar a Marichello
-Gracias, podrías informarle a mi hermana que ya estoy aquí por favor- Marichello frunció el ceño
-Si claro ven toma asiento aquí, enseguida la buscare. Te gustaría algo de tomar- Ofreció Dulce
-Lo único que deseo es ver a mi hermana por favor- Marichello seria entro a la sala de estar

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 8:01 pm

*Capitulo 20.
-Tu hermana te esta esperando en la sala de estar- Dijo Dulce entrando a la cocina
-Paso algo? Estas un poco extraña, digo tu rostro no es el mismo que vi cuando saliste a abrir- Pregunto Anahi
-Todo esta bien tranquila, no hagas esperar a tu hermana imagino que tienes ganas de verla- Dulce hablo después de sonreír
-Bueno la verdad es que si me muero por verla, ya sabes el tiempo que dura la lasaña en el horno cuando este lista la sacas- Anahi comento
-No te preocupes que de aquí no me muevo- Dulce se sentaba
-Perfecto- Anahi beso una mejilla de Dulce antes de salir
Mirar a mi hermana sentada en la sala después de todo lo que había vivido estos últimos días, hizo que se me escaparan algunas lágrimas de mis ojos. Sin decir una palabra me acerque y le di un fuerte abrazo.
-No te imaginas cuantas ganas tenia de verte- Dijo Anahi abrazando a su hermana
-Yo también tenia ganas de verte, no es justo que te olvides de tu hermana mayor tanto tiempo- Marichello hablo en medio del abrazo
-Tenemos muchas cosas para hablar- Anahi rompía el abrazo
-Es verdad hay muchas cosas para ha.. Dios mío que te paso en el rostro? –Marichello Toco el rostro de su hermana
-Mejor vamos a sentarnos, no perdamos tiempo- Sentándose Annie
-Espero que me cuentes que te paso- Marichello se sentó aun lado de Anahi
-Tranquila te contare todo lo que he vivido, estas últimas semanas- Anahi tomo la mano de su hermana
---
Será que todos los abogados son así con esa cara de seriedad pensaba en la cocina, no lo creo por su manera de mirarme y como me hablo es claro que mi presencia no le resulto para nada agradable. No entiendo nada Anahi no me comento que su hermana era tan seria, de hecho pensé que era buena onda por como se expreso de ella. Que cosas dices Dulce es lógico que puede ser buena onda con Annie porque son familia pero otra cosa muy distinta es que tú le caigas bien, el olor delicioso a lasaña comenzaba a inundar la cocina.
-Por dios huele delicioso- Comento en voz alta Dulce
Me acerque al horno para ver de cerca lo que las manos perfectas de mi secretaria hicieron minutos atrás con mi ayuda, falta poco para que este lista estoy muy emocionada jamás me había atrevido a cocinar de hecho creo que es la primera vez que utilizo este horno. El sonido de mi celular llego mirando el número conteste sin detenerme.
-Hola Laura como estas?- Dulce hablo contestando la llamada
*Yo bien Dulce y tu como estas, ayer no te llame porque pensé que estarías al pendiente de Anahi y no quise molestar.
-Yo ahora ando de buen humor pues por primera vez estoy utilizando el horno de mi departamento. Ayer fuimos a casa de mi madre, de hecho pasamos la noche allá
*Te felicito amiga por la noticia del horno ya era hora –Ríe- Cuéntame como esta Anahi se ha sentido mejor
-Ha seguido el tratamiento ya poco a poco desaparecen los dolores
*Espero de todo corazón que se recupere pronto, sabes ayer vi a Maite no sabia que habían llegado a los golpes ustedes dos
-Maite llego a mi casa y pretendía sacar a Anahi de aquí, lo siento amiga no me pude controlar.
*Imagino el tamaño de tu enojo, la verdad esta muy golpeada aunque creo que después de todo era lo mínimo que se merecía por todo lo que hizo, claro ella no lo ve de esa manera esta mas enojada que nunca
-Que se enoje todo lo que quiera lo único que deseo es que no se vuelva aparecer aquí. Cambiando el tema por fin tú como quedaste con ella, siguen con su relación.
*Después de ver todo lo que le hizo a Anahi decidí terminarla, aunque no te voy negar que mi amor hacia Maite sigue intacto
-Date tiempo amiga.
---------------------
-Ó sea que Dulce te ayudo en toda esta situación- Dijo Marichello
-Así es Chelo, se convirtió en mi salvadora y no te imaginas lo agradecida que estoy- Sonríe Anahi
-Bueno Annie después de escuchar todo como se conocieron luego el viaje de trabajo que lo menos que hiciste fue trabajar –Ríe- Y las confesiones de amor hacia ti, creo que era lógico que te iba ayudar, claro hay que tomar en cuenta que a ti también te gusta ella – Comento Marichello
-Me encanta todo de ella siempre esta tan pendiente de mi, preocupada por todo- Hablo Anahi sonriendo
-Supongo que si te digo que te vengas a mi casa no querrás hacerlo- Cruzo sus brazos Marichello
-La verdad no –Ríe- Es que ella me dijo que no tenia problema con mi estadía aquí y yo feliz por que se que tengo su compañía- Confeso Annie
-Solo porque me dijiste que practica karate respetare tu decisión –Bromeo- de verdad me siento un poco mal ya que cuando ella me abrió la puerta me comporte un poco grosera- Comento Marichello
-Grosera? Y porque hiciste eso Chelo- Sorprendida Hablo Annie
-Digamos que no estaba enterada de todo realmente, podrías llamarla por favor me gustaría disculparme- Propuso Marichello
-Si claro, ya la llamare- Anahi se levanto del mueble
-Oye no me vayas a dejar sola aquí, así que solo llámala por su nombre y listo- Hablo Marichello
-Esta bien no te dejare sola, Dulce- Anahi alzo la voz un poco
-Bastante bonito el departamento- Marichello se levanto del mueble
-Permiso, me pareció escuchar mi nombre por aquí- Dulce entraba a la sala
-Si yo te llame porque mi hermana te quería decir algo- Anahi sonríe
-Así es mejor vamos a sentarnos todas- Marichello se sentó nuevamente
-Perfecto, Antes quería mencionar que ya la lasaña esta lista- Comento Dulce después de sentarse
-Que bueno la sacaste del horno?- Pregunto Annie
-Si claro seguí al pie de la letra las instrucciones de mi maestra- Dulce le guiño un ojo a Anahi
-Tonta – Anahi sonríe tímidamente
-Bueno Dulce la verdad le dije a mi hermana que te llamara porque te quería ofrecer una disculpa, cuando llegue a este departamento se que me comporte un poco grosera contigo. Yo no estaba enterada de todo lo que había pasado con Annie espero disculpes mi actitud y gracias por todo de todo corazón- Marichello comento
-Tranquila no hay problema acepto tus disculpas y no tienes nada que agradecer de verdad- Dulce hablo
-Me hubiese encantado ver como golpeaste a Maite la verdad aunque creo que yo también me le hubiera ido encima a esa abusadora- Marichello negó con la cabeza
-La verdad disfrute dándole su merecido, pero bueno eso ya quedo en el olvido ahora lo único importante es Annie- Dijo Dulce
-Tienes razón el bienestar de mi hermana es lo importante ahora, pero la demanda que le voy a hacer a Maite por sus maltra..
Anahi interrumpió a su hermana- Demanda? No por favor Chelo, yo se que Maite se comporto muy mal conmigo pero no voy a permitir que la demandes
-Pero porque es lo mínimo que se merece esa mujer- Dulce miro a Anahi
-A pesar de todo lo que paso, le tengo cariño y no me gustaría causarle ningún mal –Anahi hablo
-Pues que bueno hermanita que pienses así, pero lo siento yo no voy a permitir que ella salga librada de todo esto- Marichello negaba con la cabeza
-Librada no salio Dulce le dio una fuerte golpiza, por favor lo único que quiero es no verla nunca más y listo- Anahi comento
-Esta bien no habra demanda, pero no la voy hacer solo por que tú me lo dices- Marichello opino
-Gracias Chelo, ahora cambiando el tema porque no vamos a almorzar la verdad me muero del hambre- Anahi se levanto del mueble
-------------------
Después de todo la hermana de mi secretaria resulto ser excelente, después de aceptar sus disculpas su comportamiento era diferente pues era bastante amable. Me causo una molestia grande el saber que Anahi no quería demandar a Maite me negaba a aceptar que aun existiera algún tipo de cariño, perdón “cariño” esa ya odiada palabra me dio un poco de celos pero como podía pronunciar tan odiosa frase después de lo que hizo. El almuerzo fue espectacular verdaderamente las manos de Anahi cocinaban como nadie, la lasaña había quedado perfecta. Pude comentarle a Marichello que conocimos a Sara su socia, se sorprendió un poco para luego mencionar que solo mi querida amiga Sofía podía lograr que una abogada de la talla de Sara trabajara de secretaria por una semana.
La noche llego y con ella la despedida de Marichello. Me gusto mucho la alegría que tenia Anahi por la visita de su hermana al parecer tenían mucho tiempo sin verse. Hice una llamada para anunciar que no asistiría a mi práctica de karate y luego me fui a una de las habitaciones de visitas de mi departamento, supongo que quería estar asolas para analizar aquellas palabras dichas por Annie con respecto a su ex.
-Que haces aquí?- Pregunto Anahi desde la puerta
-Nada solo pensaba un poco- Comento Dulce
-Te puedo hacer compañía es que siempre he odiado la soledad- Confeso Annie
-Claro que si ven esta cama no es tan grande como la de mi habitación, pero igual entramos las dos - Dulce palmeo la cama
-Gracias- Anahi se acostó aun lado de Dulce
-Annie te puedo hacer una pregunta- Dulce volteo su cuerpo para así quedar cara a cara con Anahi
-Por supuesto, pregunta lo que quieras- Anahi sonríe
-Maite dime que fue lo que te hizo ella, para que tú aun le tengas algún tipo de cariño a pesar de los maltratos- Pregunto Dulce
-Te molesto que no permitiera que Marichello la demandara?- Anahi Pregunto
-Bueno primero no me deberías responder con otra pregunta no es justo y segundo no me molesto para nada respeto tu decisión, lo que no logro entender es que exista todavía algún tipo de cariño- Dulce comento
-Sabes tu no te imaginas como Maite me hizo sentir esos días cuando me golpeo, sus palabras con ese tono de ironía, su mirada llena de odio hacia mi, cierro los ojos y recuerdo como sus manos me tocaban de la forma mas asquerosa –Se le escapan unas lagrimas- Que en vez de escuchar mis suplicas, los golpes que me daba no se detenían o simplemente no dejaba de hacer con mi cuerpo lo que quisiera el saber que lo mej..
Dulce interrumpió a Anahi- Por favor no sigas, creo que mi rabia hacia esa mujer aumenta cada segundo
-Lo siento creo que iré al punto –Limpio sus lagrimas- Dulce a pesar de todo lo que ella me hizo la verdad lo único que deseo es que le vaya muy bien, espero de todo corazón que jamás tenga que vivir alguna experiencia igual a la que me hizo pasar a mi, además que ganaría yo con una demanda? Esta bien lograría que ella este detenida es verdad, pero acaso con eso olvidaría todo lo que me hizo no porque los moretones se borran, pero los recuerdos siempre van a existir –Finalizo Anahi
-Esos recuerdos créeme que van hacer sustituidos por otros mejores ya lo veras yo misma me voy a encargar de eso, eres una mujer maravillosa de verdad y agradezco al destino por ponerte en mi camino- Dulce acariciaba el rostro de Anahi
-Entonces somos dos agradecidas por que de verdad que el conocerte fue espectacular- Anahi sonríe
-Si fue espectacular como dices, acéptame por favor acéptame como tu amiga, como tu confidente, como tu cómplice pero sobre todo como tu pareja. Anahi te gustaría ser mi novia? – Dulce pregunto nerviosa
-Ayer en el jardín de la casa de tu mama hablamos de cómo no íbamos a correr si no que iríamos despacio, esto es una locu..
Dulce interrumpió a Anahi- También en el jardín me dijiste que no sabias como aguantar lo que sentías por mi, no lo aguantes yo tampoco tengo necesidad de hacerlo vamos Annie sabes lo mucho que me gustas me encantas, me enamore de ti porque esperar
-Es una locura Dulce es muy rápido, ni siquiera han pasado tres días desde que termine mi relación con Maite –Confeso Anahi
-Y que? Eso no importa, lo único importante es lo que sentimos las dos- Dulce hablo
-Lo se pero no deja de ser una locura, yo creo que deberíamos esperar no se jamás me han gustado las cosas así tan rápido, Dulce de verdad que no me gustar..
Dulce interrumpió a Anahi- Ya entendí Annie, tranquila no se quizás me deje llevar por el momento lo siento
-No te preocupes, quiero aclararte que me encantas pero a veces es mejor no ir tan rápido me entiendes- Comento Anahi
-Esta bien. Mira la hora es bien tarde será mejor que vayas a descansar, creo que esta noche me quedare aquí- Dijo Dulce
Su sonrisa no había desaparecido, pero su mirada era distinta. Afirme con mi cabeza después de desearle buena noche, con un beso en la mejilla cerré la puerta de la habitación donde se quedaría. Lo único que espero es que haya entendido que lo único que deseo es esperar un poco, pienso mientras no aparto mi cabeza de su puerta.
Cuando me doy cuenta que el sonido de su celular puede traspasar aquella puerta, debe estar marcando un número de teléfono y sin más la escucho.
(Voz de Dulce)
*Bueno Sofía como estas?.. Me gustaría pasar la noche contigo quieres?.. OK te espero en mi departamento por favor no vayas a tocar el timbre no me gustaría despertar a Anahi, me mandas un mensaje y te abro.. Dale te espero.
Escuchar sus pasos, me hizo reaccionar y de inmediato camine hasta mi habitación, cerrando cuidadosamente la puerta. Aun sorprendida tomo asiento en la cama pensando y entonces? No que volvería hacer una amistad sin sexo cuando te enamoraras.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 8:02 pm

*Capitulo 21.
-Pasa por favor –Dulce abrió la puerta del departamento
-Ya esta dormida Anahi?- Pregunto Sofía
-Si pero evitemos hacer ruido, no quiero que se levante- Dulce cerraba la puerta
-Esta bien, en cual habitación te estas quedando- Sofía hablo en voz baja
-Sígueme, espera tienes hambre?- Pregunto Dulce
-Tranquila fui a cenar antes de venir, vamos de una vez a la habitación que odio hablar así- Sofía hablo en voz baja
-OK vamos- Dulce comenzó a caminar
------------------
Como se suponía que iba a dormir, después de escuchar la llamada a Sofía. Estaba acostada en la cama con todas las luces de la habitación apagadas, porque la habra llamado dios mío si pensé que siempre había sido sincera porque me hace esto.
Escucho como cierran la puerta de la habitación de en frente precisamente donde se encontraba mi jefa, abro mis ojos pensando que ya su quería amiga había llegado. Le dije que odiaba las mentiras y me hace esto, me siento realmente engañada quisiera levantarme para ver que me dice.
-------------------------
-Aquí ya puedes hablar más cómoda- Sonríe Dulce
-Gracias al cielo- Sofía se quitaba su chaqueta
-Como te fue en el canal?- Pregunto Dulce
-Bien la verdad no hubo mucho trabajo, así que me encanto. Pero tú fuiste la que me llamaste como te conozco Dulce, deja preguntar cosas que quizás no te importan en este momento - Sofía sonríe mientras se acerca a Dulce
-Mi día empezó muy bien no te lo voy a negar- Dulce Tomo a Sofía por la cintura para pegarla a su cuerpo- Pero acepto que no termino tan bien o por lo menos no como lo esperaba
Sofía acariciaba el rostro de Dulce- Es lógico que después de escucharte voy a preguntar que paso lo tienes claro verdad?
-Que paso? Realmente nada nuevo para mi, me acostumbre al rechazo y a pesar que me dicen que tengo que ir despacio no hago caso y mira vuelve a pasar- Dulce levanto una ceja
-Sabes por que vine cuando me llamaste? –Sonríe- Tenia que comprobar que no era una llamada para tener sexo, ahora si es oficial las dos estamos enamoradas amiga –Sofía le dio un pequeño beso en los labios a Dulce –
-No puedo creerlo, por fin lo dijiste estas enamorada ya sabia yo que Sara era la victima –Dulce comento
-Ya basta deja de molestar, dime que paso te conozco y se que ahi donde estas con esa sonrisa matadora algo te hicieron a mi no me engañas. Tengo una idea porque no vamos, nos duchamos te relajas un poco y me cuentas- Propuso Sofía
-Esta bien pero tengo que buscar una pijama en mi habitación, si quieres te me adelantas- Hablo Dulce
-OK pero no tardes –Sofía caminaba hacia el baño
---------------------
Sigo dando vueltas en la cama y todavía no me atrevo a levantarme de ella. Cuando escucho que alguien entra a mi habitación, me quedo inmóvil esperando que enciendan la luz pero no lo hacen mis ojos abiertos detallan la silueta de una persona que indudablemente es Dulce es increíble que la reconozca hasta a oscuras. Me doy cuenta que esta buscando algo de ropa, es cuidadosa todo lo hace muy despacio para no hacer ruido.
Ya tiene en sus manos algo de ropa cuando camina de regreso a la puerta de salida y no me aguanto.
-Tranquilamente podías encender la luz o acaso no querías que te viera- Anahi hablo mientras se sentaba
-Pensé que estabas dormida, no te quería molestar- Dulce intentaba ver
Enciende la lámpara de la mesa de noche- Esta es tu habitación, buscabas ropa?
-Si vine a buscar una pijama es que voy a tomar una ducha, antes de dormir- Dulce miro el rostro serio de Annie
-A te vas a duchar, imagino que te ducharas con Sofía no es así?- Anahi pregunto
-Si con ella, como sabes que ella esta aquí- Dulce estaba sorprendida
-Eso no importa ahora, lo que realmente me sorprende es que la llamaras. Pensé que cuando se enamoraran, olvidarían las noches de sexo digo como Sofía se ve tan enamorada de la socia de mi hermana- Anahi hablo
Dulce encendió la luz de la habitación- No entiendo estas molesta?
-Si sabes que me molestan las mentiras- Anahi frunció el ceño
-Y en que te mentí? Disculpa me gustaría saber –Dulce se acerco a la cama y se sentó- Siempre te he sido sincera en todo, si es porque Sofía esta aquí lo siento la próxima vez te informo
-La llamaste le dijiste que querías pasar la noche con ella, donde quedo lo que minutos antes me decías en esa misma habitación donde ella te espera ahora –Negó con la cabeza- Esas fueron tus mentiras, pero tranquila no solo tu me sorprendes también me sorprende Sofía yo realmente pensé que Sara le importaba, pero me equivoque o tal vez ustedes no dejaran de ser esas amigas con beneficios de siempre- Finalizo Anahi
-Dulce como no llegabas te vine a buscar, creo que no te podré acompañar en la ducha ya que me quedare a aclararle unas cosas a Anahi- Sofía entro a la habitación de sorpresa
-No Sofía yo puedo hablar tranq..
Sofía interrumpió a Dulce- Lo siento amiga pero ya te dije lo que vas hacer, por favor ve a darte esa ducha que tanto necesitas te prometo que no tardare mucho
-Esta bien, no te llevare la contraria. Que tengas buenas noches Annie- Dulce salio de la habitación
-Yo no tengo nada que hablar contigo, así que por favor te voy a pedir que te retires y le informas a tu amiga que lo mejor seria que yo mañana me vaya a casa de mi hermana- Molesta hablo Anahi
-Mira nada mas lo celosa que resultaste ehh –Sofía cerro la puerta de la habitación y se sentó frente a Anahi- Mira Dulce me llamo porque quería hablar conmigo, si es verdad lo que dijiste hace rato ella y yo una que otra vez teníamos sexo pero jamás dejo de ser solo eso sexo
-Por favor ahorra tus palabras, no te quiero escuchar- Anahi aparto la mirada de Sofía
-No me veas tranquila, pero te aguantas reina. Me di cuenta que Dulce te contó sobre nuestra amistad por tus comentarios una de las cosas que te quiero aclarar es con respecto a Sara, si de verdad me gusta y mucho, quizás como tu le gustas a Dulce –Levanto una ceja- Aun no me quieres mirar, esta bien continuo no tengo problema. Otra cosa que te quería aclarar es que, Anahi mírame pareces una niña- Reclamo Sofía
-Ya te dije que no te quiero escuchar- Anahi frunció el ceño sin mirar a Sofía
-Que bárbara- Sofía se levanto y saco una tablet de la mesa de noche- Yo no debería hacer esto, pero es que mi reina odio que piensen cosas que no son ciertas
-Que haces?- Pregunto Annie
-Enciendo esta tablet, para que así te des cuenta o mejor dicho para que veas que hago yo aquí- Encendiendo la tablet hablo- Este departamento tiene cámaras por todos lados, de hecho hasta las habitaciones claro excepto esta que como la ocupa Dulce no las pusieron aquí, créeme que esa pelirroja puede llegar hacer obsesiva cuando de seguridad se trata de seguridad
-No quiero verlo, si Dulce se entera seguro no le gusta nada- Dijo Anahi
-Se enterara solo si tu se lo dices, yo puedo morir callada. Presta mucha atención celosa te explicare como funciona esto y cuando quieras me puedes llamar para escuchar esas disculpas por tu actitud- Sofía explico a Anahi
---------------
La ducha resultaba ser muy relajante, hasta los momentos no lograba entender las palabras de Anahi. Jamás me había pasado algo así, era primera vez que alguien me hacia un reclamo. Porque todas sus palabras sonaron fue a eso.
Que tanto hablara Sofía con ella, pienso al salir de la ducha. Solo espero que no terminen molestas las dos, resultaría bastante extraño y difícil ya que no tengo idea en que situación quedaría yo. Cepillo mis dientes rápidamente, para por fin ponerme la pijama.
------------------
-Ya sabes como utilizarlo, ahi tienes los audífonos yo me tengo que ir porque Dulce ya debe estar esperándome. Nos vemos luego celosa- Sofía salio de la habitación
Apago todas las luces de la habitación antes de volver a la cama. Realmente era impresionante lo que tenía en mis manos, en la famosa tablet podía observar y escuchar todo lo que pasaría en la habitación donde dormirá Dulce. Como si de una película se tratara me preparo para ver las cámaras desde la llegada de Sofía, tengo que aceptar que me comporte bastante intensa pero no me pude controlar ya que me resultaba difícil ver como se trataban las amigas después de tener sexo no se por cuantos años.
Me di cuenta que tal vez pensé mal las cosas, mirando como Sofía alegremente en el video confirma que ambas están enamoradas. Creo que esta noche dormiré tarde, la verdad me encanta espiar pienso al ver a Dulce como se duchaba horas atrás. Decido adelantar el video hasta la hora actual pues a pesar de que me encanto ver el cuerpo de mi jefa desnudo, creo que no es justo para la temperatura del mío. La veo nuevamente esta vez acostada en la cama y una sonrisa se dibuja automáticamente en mi rostro que segundos después es borrada por la salida del baño de su querida amiga al parecer termino su corta ducha.
-------------------------
-Puedo saber porque no te terminas de quitar esa toalla de encima para poder vestirte mejor, actúas como si nunca te hubiese visto desnuda- Dulce miraba a Sofía
-Si esta fuera tu habitación lo haría normalmente, pero sabes que aquí hay cámaras y jamás me ha gustado ser exhibicionista- Sofía terminaba de ponerse su ropa interior
-Si es cierto que mi mejor amiga piensa que puedo montar el video en Internet- Ríe Dulce
-Tonta yo no dudo de ti, solo que es incomodo saber que estas siendo grabada- Sofía se terminaba de vestir
-Mi reina puedes pensar que estas en un programa de la tele, claro uno que jamás observare por que sabes que no reviso esas cámaras excepto que algo pase como un robo puede ser- Dulce comenta
-Ya olvida ese tema, porque mejor no me cuentas que te pasa?- Sofía se subía en la cama
-Si tú no me cuentas lo que hablaste con Anahi no saldrá una palabra de mi boca- Sonríe Dulce
-No se vale –Sofía se sentó encima de Dulce- Te tengo que recordar que tu fuiste la que me llamo
-Dime por favor porque te tardaste tanto en la habitación, dijiste que le ibas a aclarar unas cosas quiero saber que- Dulce agarraba las manos de su amiga
-Solo le aclare que tú y yo somos amigas Dul nada más, porque no me habías dicho que Annie ya sabía que nosotras a veces teníamos sexo- Dijo Sofía
-Seguramente lo olvide- Confeso Dulce
-Porque se lo dijiste? Sabes que gracias a ello me puede agarrar una rabia eterna, pues siempre sentirá celos por mi comportamiento contigo- Afirmo con la cabeza Sofía
- Tenia que decirle, soy sincera con ella Sofía además odia las mentiras- Dulce hablo
-Te felicito por tu sinceridad, la verdad yo no se si me atreva a contarle a Sara. Pero ahora gracias a esa sinceridad, ella debe pensar que tu y yo estamos teniendo sexo en este momento no crees?- Pregunto Sofía
-Si realmente te gusta la abogada cuéntale. Y bueno la verdad no había pensado en esa posibilidad, fue mala idea invitarte- Opino Dulce
-Oye no digas que fue mala idea invitarme –Ríe- Ya me llamaste, ya estoy aquí y para completar la trama ya Anahi me vio. Así que ya tienes que abstenerte a las consecuencias – Sofía Sonríe
-Ningunas consecuencias, ella tiene que entender que tu eres solo mi amiga- Dulce hablo
-Mi reina como me gustaría verte celosa, para que entiendas a que me refiero- Sofía se acostaba aun lado de Dulce
-Yo no creo que vaya a sufrir de eso- Aclaro Dulce
-Si claro. Pero bueno ya cuéntame que paso porque tu día termino mal- Bostezo Sofía
-Le pregunte a Annie si quería ser mi novia- Confeso Dulce
-Estas hablando en serio?- Pregunto Sofía
-Por supuesto que hablo en serio, el punto es que me dijo que no que es muy rápido, que es una locura- Dulce frunció el ceño
-La entiendo por cierta parte, quizás es muy rápido Dulce- Sofía acariciaba el rostro de su amiga
-Pero de eso no se trata el amor un día es rápido, otro es una locura. Sabes no tengo idea porque se lo pregunte, de verdad mi intención era esperar no había pasado ni un segundo después de hacer la famosa pregunta y ya sabia que me rechazaría- Suspiro Dulce
-Me puedes explicar a donde se fue tu enorme ego? Porque dices esas cosas- Sofía se levanto y se sentó en la cama
-Mi ego creo que me fue dejando poco a poco desde que conocí a Anahi y lo digo porque ella siempre me ha rechazado aun no entiendo porque me dijo que le guste, todos los besos han sido correspondidos si es cierto pero luego eran acompañado de la gran excusa su novia Maite- Finalizo Dulce
-Solo tienes que pensar en como los correspondió y decir que tiene pareja no es excusa eh. Si solo vas a pensar en los supuestos rechazos te vas a deprimir- Sofía hablo
-Deprimirme no creo, pero si me deja los ánimos por el piso el saber que tu siempre estas ahi ofreciendo todo sin recibir nada a cambio resulta muy triste- Dulce comento
-Recuerdas cuantas veces hablamos de esta clase de momentos, sabíamos que la palabra amor no significa solo alegría. Mi Dulce a veces hay que luchar por lo que se quiere y eso es lo que tienes que hacer tu, a Anahi tu le encantas solo sigue brindadole sonrisas, buenos momentos y no te apresures tanto mi reina tiempo al tiempo- Sofía opino
-Bueno ya tienes razón olvidare todo lo que dije y seguiré tu consejo, no me gusta pensar ese tipo de cosas pero creo que hoy estoy sensible. Ahora tu aclárame una duda que tengo, Sara y tu ya se encontraron en la cama?- Cambio de tema Dulce
-Eres mala y lo sabes –Ríe Sofía
-Quiero escucharlo dime- Dulce impaciente hablo
-Siiii- Aplaudiendo respondió Sofía
-Y precisamente tu me dices que vaya despacio- Ríe- Cuando y donde? – Pregunto Dulce
-Ayer por la madrugada en casa de tu mama, se suponía que me iba a desear las buenas noches y no se nos besamos y no me aguante- Confeso Sofía
-Que horror en casa de mi mama. Mañana mismo llamare a mi mama para que venda la cama de tu cuarto- Ríe Dulce

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 8:03 pm

*Capitulo 22
Desperté muy temprano a pesar que dure hasta altas horas de la noche espiando, necesitaba ver a Sofía antes de que saliera al canal. Después de asearme fui a la cocina, dispuesta a preparar algo para desayunar. Es raro cuando dos órganos importantes de tu cuerpo no logran ponerse de acuerdo, mi cerebro me hizo decirle ayer a Dulce que lo mejor seria esperar mientras mi corazón gritaba desde mis adentros un rotundo si. Comencé a picar algunas frutas estaba a punto de preparar una ensalada de frutas cuando.
-Buenos días Annie, si que te despiertas temprano- Sofía sonriente entro a la cocina
-Buenos días Sofía, si la verdad quería verte recuerdas te debo una disculpa- Anahi dejo de picar las frutas
-Oye era una broma eso de disculparse, olvídalo solo espero que no vuelvan esos celos hacia mi. Dulce es mi mejor amiga y la verdad no me gustaría alejarme de ella- Confeso Sofía
-Es vergonzoso que hayas tenido que mostrarme esa cámara para entenderlo- Annie negó con la cabeza
-Tranquila yo entiendo créeme, de hecho Blanca cuando se entero casi me casa con Dulce fue una locura- Sonríe Sofía
-Quiero que sepas algo, te aseguro que a mi me encanta Dulce de hecho yo estoy segura que estoy enamorada. Ella tiene razón la mayoría de las veces la rechace pero mi intención no es hacerla sentir mal, ayer cuando me pidió que fuera su pareja tal vez no lo tome tan en serio y pensé que era una locura pero de verdad imagine que era lo mejor- Concluyo Anahi
-A mi no me tienes que decir esas cosas Annie, precisamente es a la pelirroja que tienes que hablarle de esto. Sabes que es lo que me encanta de mi mejor amiga, que ella siempre a disfrutado el hoy sin pensar en el mañana, la vida es una sola solo déjate llevar por lo que sientes ya es hora de arriesgarte no crees?- Me tengo que ir mi abogada esta esperando abajo –Sofía beso en la mejilla a Anahi
-Lindo día y gracias- Anahi se despidió
-------------------
Desperté cuando me di cuenta que estaba sola, con mucha pereza salí de la cama directo al baño, lave mis dientes y mi cara, me regale a mi misma una sonrisa para así abandonar el baño. Detallo la cama donde dormí con mi amiga pensando una forma rápida para arreglarla, cruzo mis brazos frente a ella y de la nada brinco encima entre risas. Mientras lanzo las almohadas al aire, recuerdo los hermosos ojos que estarán fuera de esta habitación me esperaran? La verdad no lo se, el punto es que yo si los espero, bajo de cama nuevamente y esta vez si comienzo a dejarla como estaba.
-Me doy cuenta que hay una nota en la mesa de noche, y tomo asiento para comenzar a leer.
“Gracias por la noche de confesiones que pasamos, recuerda que nada de andar triste tu misma me has enseñado que hay que reír a pesar de los problemas es momento de practicarlo ahora mas que nunca amiga que el amor llego a nuestras vidas. Te adoro pelirroja dormilona, llámame si necesitas algo te mando un beso lo siento los otros noventa y nueve le pertenecen a una abogada Muack. Eres mala y lo sabes.
Sofía”
Salgo de la habitación para así entrar a la mía, desde que conocí a Sofía siempre hemos tenido de costumbre guardar todas las notas que nos dejamos, porque razón simple para cuando estemos lejos ya sea por un viaje o por los estudios que era en aquella época en el momento de sentirnos solas o alguna que otra madrugada de insomnio las sacábamos y comenzábamos a leer. La ya vieja caja de zapatos reposaba debajo de mi cama, al abrirla tantos recuerdos de mi niñez llegan hacia mi, sonrío al mirar aquella foto que nos tomamos cuando quisimos intentar una relación ella y yo dándonos un beso con su respectivo mensaje en lápiz abajo “Si esto no funciona, igual me tendrás que aguantar de por vida te quiero, Sofía” guardo la nueva nota con las demás y.
-Dulce no sabias que estabas aquí?- Anahi entraba a la habitación
-Acabo de llegar, como amaneciste- Sonriendo Dulce beso la mejilla de Annie
-Bien muy bien. Te prepare una ensalada de frutas para el desayuno- Comento Anahi
-Me encanta, dame un minuto y vamos a desayunar- Dulce cerraba la caja
-Puedo preguntar que guardas en esa caja, con tanto cuidado- Anahi se acercaba
-Si claro guardo una nota que me dejo Sofía antes de irse ven siéntate- Palmeo la cama- Nosotras desde que nos conocimos decidimos guardar todas las notas que nos dejábamos, para así cuando nos sintamos solas destaparla y leer todas las locuras que nos pudimos a ver dicho- Explico Dulce
-Ahora entiendo de donde viene tu gusto por la notas –Sonríe- OK son muchas notas, como no cambias esa caja –Dijo Anahi
-Créeme lo he pensado, pero siempre lo dejo para después. Te animas a leer una, en voz alta- Sonríe Dulce
-Puedo hacerlo? Digo no es privado –Pregunto Annie
-Claro que puedes hacerlo, tranquila. Vamos escoge una- Dulce acerco la caja a Anahi
Anahi escogió una nota y la saco- “Hoy no fue un buen día en el campamento” –Annie miro a Dulce
-Si es vergonzoso pero cierto, mis padres y los de ella nos mandaban a campamentos –Negó con la cabeza- Creo que solo a uno fuimos las dos juntas, continua – Dulce miro a Anahi
-“La chica gorda me lanzo al río y tu sabes que no se nadar, tranquila amiga ya cobre venganza pues hice una enorme fogata con toda su ropa interior la pregunta es. Será que con las hojas de los árboles se puede hacer alguna ropa interior?. Eres mala y lo sabes, te mando cien besos. Sofía”.. Dime que no causo un incendio por favor?- Sonriendo pregunto Anahi
-No pero ese año recuerdo que la regresaron a casa porque parece que alguien la vio quemar la ropa- Ríe Dulce
-Oye puedo preguntar porque la frase de “Eres mala y lo sabes” es decir que significado tiene para ustedes, porque todas las notas lo tienen- Anahi miraba las notas
-Tiene varios significados para nosotras, se podía significar alguna confesión o alguna travesura. Ahora que lo pienso si que éramos bien locas- Negó con la cabeza Dulce
-Esta foto, por el mensaje me doy cuenta que eran pareja- Comento Annie
-Si aun nos reímos de esa foto- Ríe Dulce
-Es increíble como son tan inseparables ustedes, que bien que sigan siendo amigas después de tantos años- Anahi sonríe
-Y los años que faltan por nuestra amistad. Pero ya basta guardare todo esto, porque una chica hermosa me hablo de una ensalada de frutas- Dulce guardo la caja debajo de su cama
-Gracias por lo de hermosa- Anahi hablo apenada
-No perdamos tiempo- Dulce tomo la mano de Annie antes de salir
--------------------------
El desayuno en una palabra fue sensacional, ver la enorme sonrisa en su rostro a pesar de lo mal que se sentía la noche anterior por la negación que le hice a su propuesta, fue único creo que ahora estoy entendiendo las palabras que me dijo su amiga antes de salir al trabajo realmente debería arriesgarme ante este sentimiento?
Comprendí la gran amistad que tenían Sofía y ella, es difícil por supuesto que lo es pero se que poco a poco quedaría en el recuerdo aquel detalle. Al terminar el desayuno pasamos a la sala de video juegos un par de horas, aquella sala que visite cuando conocí su departamento por primera vez, luego de la recordada cachetada. Entre risas pasaron las horas y la sorpresa de la tarde fue una visita de mi hermana.
-Chelo pasa, cuéntame que haces por aquí?- Anahi invito a pasar a su hermana al departamento
-Vine a dejarte estas bolsas, imagine que no debes tener mucha ropa y fui de compras solo para mi hermanita- Marichello Levanto las bolsas
-Gracias de verdad, tu siempre pensando en todo- Anahi le dio un beso en la mejilla a su hermana
-Annie voy a pedir una pizza. Hola marichello como estas no sabia que estabas aquí- Dulce saludo a Marichello
-Si bueno acabo de llegar vine a traerle una cosas a mi hermana- Comenta Marichello
-Si fue a comprarme ropa- Dijo Anahi
-Oigan son casi las tres de la tarde y ustedes dos en pijama todavía- Marichello señalo las pijamas de ambas
-Digamos que tienes que conocer mi habitación de juegos- Hablo Dulce
-Disculpa?- Marichello levanto una ceja
-No Chelo no son esa clase de juegos que te imaginas- Anahi aclaro entre risas
-Será que todos las Puentes son unas mal pensadas, lo bueno es que no me diste una cachetada- Comento Dulce
-Creo que demasiado mal pensadas la verdad- Confeso Marichello
-Jamás se le va olvidar la cachetada que le di- Anahi puso ambas manos en su rostro
-Imposible de olvidar, después del “atrevida” llego a mi rostro sin esperarla- Ríe Dulce
-Te pasas hermanita, me lo imagino pobre de ti- Ríe Marichello
-Ya regreso me toca la pastilla del tratamiento- Anahi camino a la habitación
-Vamos a la sala de estar- Propuso Dulce
-Oye y cuéntame como has visto a mi hermana, digo ha tenido algunos dolores?- Pregunto Marichello al sentarse
-La verdad no me ha hablado de dolores- Confeso Dulce
-Si no te lo ha dicho es porque esta mejorando, mi hermana es cuando le duele algo lo dice. Me comento Sara que tu tienes un bar, no es así? -Marichello cambio el tema
-Si tengo un bar de ambiente, digamos que ese fue el regalo que me di por mi cumpleaños numero veinte- Comento Dulce
-A ver cuando me llevas eh, la verdad jamás he entrado a un lugar de ambiente y que mejor idea que ir con la dueña de uno- Propuso Marichello
-Tú eres…
interrumpió a Dulce- No soy homosexual pero porque no ir a uno, podríamos armar una salida mi hermana, Sara la pareja de mi socia que no la conozco y yo
-Me gusta la idea y para que no te sientas tan fuera de lugar le digo a mi hermano que vaya también, el es heterosexual y el hombre mas serio del planeta te aviso- Aclaro Dulce
-Y que les parece si vamos hoy en la noche, la verdad ya es hora de que conozca el bar- Dijo Anahi entrando a la sala
-En serio te animas a ir?- Pregunto Dulce a Anahi
-Claro que si, porque no será divertido- Anahi acepto sonriente
-Me encanta tenemos plan, a que hora tengo que llegar aquí- Entre aplausos hablo Marichello
-A las nueve de la noche, si quieres tu llamas a tu socia y yo le aviso a Sofía. Ah y te vienes en taxi para acá yo me encargo en llevarte a tu casa o si no todos se quedan aquí- Comento Dulce
-Que rápido planeaste todo- Anahi hablo
-Así es que se planea una salida hermanita, oye y como me voy vestida formal o como? –Pregunto Marichello
-Buena pregunta, la verdad cada vez que yo voy lo hago en pantalón quiero decir me voy lo mas cómoda posible- Confeso Dulce
-Esta bien, si desentono en tu bar no habra problema verdad?- Pregunto Marichello
Ríe Dulce- Claro que no
---------------------
Marichello salio de la casa rápidamente, a pesar del tiempo que faltaba para ir al bar dijo que necesitaba preparar todo para esta noche. Anahi y yo pedimos una pizza después de llamar a mi hermano para informarle que tendría que asistir, después de lo bien que me la estaba llevando con la hermana de mi secretaria no podía permitir que faltara a esta salida, por esa razón llame a mi hermosa madre para que se asegurara de que llegara a tiempo.
A las siete de la noche comenzó mi ducha, mientras Anahi miraba un rato la televisión pensé en llamar a Laura para informarle que hoy estaría por allá pero preferí llegar de sorpresa. Pantalones blue jeans, camisa roja de vestir y chaqueta negra de cuero fue mi ropa cómoda de la noche. Antes de salir del baño le prepare la tina a mi secretaria, para ahorrarle ese trabajo.
-Bueno yo creo que ya es hora que se levante de esa cama- Dulce le hablo a Anahi
-Cierto creo que hoy me gano la pereza, y si nos quedamos aquí en la cama viendo películas- Propuso Anahi
-Nada de eso señorita Puente, usted tiene que distraerse además el doctor me dijo que ya podías tomar alcohol. Aunque sea hoy disfruta si- Dulce sonreía
-Ya ve quiere que sea cliente de su bar- Ríe Anahi
Sonó el timbre- Claro que no, te aseguro que el que esta tocando es Poncho siempre es el primero en llegar- Dijo Dulce
-Ve a abrirle no lo hagas esperar, te prometo que intentare arreglarme rápido- Anahi se levantaba de la cama
-Toma el tiempo que desees, ya te prepare la tina. Nos vemos afuera –Dulce le lanzo un beso a Annie antes de salir
Camine hasta la puerta del departamento, segura de que era mi querido hermano abrí.
-A quien se le ocurre ir a un bar un día martes? Indudablemente a Dulce María- Hablo Poncho mientras entraba al departamento
-Bla, Bla, Bla como estas hermano me alegra tanto que estés aquí- Dulce cerro la puerta
-Solo dime que tengo pareja esta noche y no voy a ir de sobra como otras veces- Alfonso cruzo sus brazos
-Por supuesto que tienes pareja, de hecho es la hermana de Anahi te va a caer bien –Arreglando el cuello de la camisa de su hermano- Y por favor se amable, quiero que causes buena impresión
-La hermana de Anahi, la que es abogada?- Pregunto Alfonso
-Y acaso tiene otra hermana, claro que es la abogada- Dulce camino hasta la sala de estar
-Y que le voy a decir, que temas podré hablar con ella Dulce tu sabes que yo no acostumbro a salir –Desanimado se sentó Alfonso
-Lo que faltaba, yo dándote consejos de chicas- Ríe Dulce
-No los llames consejos, solo son unos tips ayúdame- Poncho hizo pucheros
-Esto pasa por tener siempre de prioridad el trabajo, puedes hablar de eso de su trabajo vez ya lo tienes un tema de conversación- Propuso Dulce
-Tu sabes que yo no se nada de abogados, eso no funciona como tips- Negó con la cabeza Alfonso
-Cambia el tema Poncho, a ver cuéntame y mi mama- Pregunto Dulce
-Bien esta muy bien, me dijo que mañana vendrá a visitarte. Y no puedo cambiar de tem..
Anahi interrumpió a Alfonso- Con permiso, buenas noches señor Alfonso
Tacones negros, vestido azul oscuro de escote hasta las rodillas y su larga cabellera suelta. La verdad no se cuantos minutos pasaron, lo que si se es que cuando me levante mi corazón ya estaba impaciente.
-Te ves hermosa- Dulce por fin hablo
-Gracias, este es uno de los vestidos que me regalo mi hermana hoy- Sonrojada hablo Anahi
-Señorita Puente como esta? –Alfonso beso la mejilla de Annie
-Muy bien gracias por preguntar señor Alfonso- Anahi se sorprendió por el saludo
-Llámame Poncho, creo que ya es momento que nos empecemos a tutear no te parece- Pregunto Alfonso sonriendo
-Me parece perfecto- Anahi miro extrañada a Dulce
-Necesita tu ayuda por eso te trata así, ven siéntate- Dulce invito a sentar a Annie
-Solo me gustaría saber que tipos de temas podría tratar con tu hermana, es que como ya debes de saber por Dulce yo no salgo mucho- Poncho hablo mientras se sentaba
-Con mi hermana –Sonríe- Bueno Poncho despreocúpate, créeme que mi hermana será la que mas hablara –Explico Anahi
-Ya vez la tienes fácil hermanito –Recibe un golpe de Anahi- Auch!! Bueno quise decir que no estés nervioso, relájate –Comento Dulce
-No lo siento Anahi pero tus palabras no me han ayudado- Poncho negó con la cabeza
Sonó el timbre- Yo voy no soporto tu cara de nervios, te prefiero amargado eh- Dijo Dulce antes de salir
----------------------
-Música hable de música, mi hermana adora bailar –Propuso Anahi
-No soy un experto en el tema, pero muchas gracias- Poncho sonríe
-Buenas noches, hola hermanita te ves preciosa- Marichello Llego a la sala
-Chelo que bueno que llegaste, tú estas hermosa mira te quiero presentar al hermano de Dulce el es Alfonso- Anahi presentaba a Alfonso
-Poncho, Alfonso como prefieras llamarme- Poncho le daba la mano a Marichello
-Un placer conocerte Poncho- Marichello sonríe coquetamente
-Bueno solo falta Sofía y Sara- Dijo Dulce
-Sara me llamo, que estas llegando- Informo Marichello- Ahora si me permiten necesito hablar un segundo a solas contigo Annie, se podrá?
-Claro vamos a la cocina, tengo un poco de sed- Anahi salio de la sala
-Adelante señoritas- Poncho comento
-Al llegar a la cocina me serví un vaso de agua antes de escuchar a mi hermana, que debo admitir estaba un poco seria.
-Que paso Chelo?- Pregunto Anahi
-Anahi tu sabias que la nueva pareja de Sara tuvo una historia con Dulce?- Marichello hablo seria
-Si lo sabia Chelo, la verdad fue algo que me costo entender pero ese tema esta en el olvido créeme puedo asegurar que son solo amigas. Pero espera tu como sabes eso- Comento Anahi
-Sara me dijo que encontró una especie de caja con un montón de escritos que Dulce le hacia a la chica Sofía, hasta una foto donde se están besando- Confeso Marichello
-Pues dile a Sara que le doy un consejo, que si de verdad quiere a Sofía que confíe en lo que le dice- Anahi hablo
-Créeme que se lo diré. Ahora bien dime que sabes de Poncho? Esta hermoso- Pregunto Marichello
Escuchar esa pregunta, me causo mucha gracia que no me aguante y comencé a reír.
--------------------------
-Ya podrías quitar esa cara, hermanito tienes que mantenerte serio- Dulce le hablo a Poncho
-Es hermosa, viste sus ojos son increíbles- Poncho no dejaba de hablar
-Al escuchar el timbre nuevamente, sin decir media palabra me levante y fui a abrir.
-Buenas noches Dulce, como estas?- Sara saludo rápidamente
-Bien pasen las estábamos esperando- Dulce invito a pasar a la pareja
-Disculpa la tardanza Dul, sabes como soy yo que duro horas arreglándome- Sofía abrazo a su amiga
-Si que lo se perfectamente- Dulce le dio un beso en la mejilla a Sofía
Note extraña a la pareja de mi amiga pero preferí ignorarlo, todos nos encontrábamos en la sala conversando un poco hasta que veo a mi secretaria como haciéndome señas para que la siguiera y sin dudarlo lo hice, hasta que llegamos a mi habitación.
-Tu amiga creo que tienes problemas- Dijo Anahi al llegar a la habitación
-Mi amiga? Sofía porque dices eso- Pregunto Dulce
-Mi hermana me contó que Sara encontró me imagino que la caja donde ella guarda tus notas, así que de seguro pensó un montón de cosas- Anahi hablo seria
-Iré a buscarla, para ver que paso y sobre todo saber como la puedo ayudar- Dulce negó con la cabeza
-No mejor quédate aquí y yo la traigo, si tu sales a buscarla no crees que será peor- Ofreció Anahi
-Esta bien yo esperare aquí- Dulce se sentó en la cama
Recuerdo la actitud de Sara al saludarme y comienzo a atar cabos, mi amiga no la debe estar pasando bien pienso.
-Esto parece una emboscada- Sonríe Sofía al entrar a la habitación en compañía de Anahi
-Te conozco no quieras disimular la tristeza con una sonrisa, eres igual que yo amiga- Dulce se levanto
Mirar como Sofía inmediatamente abrazo a Dulce, me impresiono pues si que se conocían la chica que segundos antes sonreía en la sala de estar después de escuchar a mi jefa lloraba desconsolada en su hombro. Cerré la puerta de la habitación, para así evitar alguna llegada sorpresiva observando la escena.
-Dime le explicaste como son las cosas- Dulce hablaba sin romper el abrazo
-No me escucho, solo me decía que porque la engañe. Te juro que intente ser sincera antes, pero no pude Dul sabia que esto pasaría- Rompió el abrazo Sofía
-Tranquila ya veras que todo se va arreglar- Dulce limpiaba las lagrimas de su amiga
-Dulce me dijo que no quería mas nada conmigo, asistió a esta salida hoy porque la hermana de Anahi la invito- Hablo entre lagrimas Sofía
-Que? Pero no entiendo, ni siquiera deja que le des una explicación, Sofía se porto grosera esa mujer contigo- Pregunto Dulce
-Eso es lo peor, que no lo fue. Se sentía mal dijo que le dolió mi engaño- Sofía limpiaba sus lagrimas
-Si de algo te sirve Sofía, quiero que sepas que yo misma hable con mi hermana para que le explicara todo a Sara- Anahi hablo desde la puerta
-Gracias Annie, por tu ayuda- Agradeció Sofía
-Ya veras que se arreglaran las cosas- Comento Dulce
- Sofía-Ya basta de lagrimas por hoy, tenemos una salida así que vamos a divertirnos –Sonríe- Amiga eres mala y lo sabes –Levanto una ceja Sofía
-Que esta pasando por esa cabeza?- Pregunto Dulce
-Me voy a retocar el maquillaje, solo te diré que si ella me quiere como decía tiene perdonarme, esta noche sus ojos van a ver lo que piense- Camino al baño Sofía
-Que quiso decir con eso?- Pregunto con Annie a Dulce
-Que me va tratar como siempre me ha tratado, su amiga. Y que Sara de seguro va a estar celosa- Dulce Sonríe
-----------------
Salimos del departamento para luego llegar al bar en tres vehículos, Sara partió con Sofía, Poncho con Marichello y por ultimo Anahi conmigo. El camino fue corto no había trafico ya eran las nueve y media de la noche, ver la sonrisa del rostro de mi secretaria era mágico. Se veía tan hermosa.
Al bajar del coche, abrí la puerta del copiloto para así tomar la mano de mi hermosa compañía mientras esperaba que los coches amigos se estacionaran.
-Vamos a pasarla genial ya lo veras- Dulce le hablo a Annie
-No tengo duda de eso- Anahi sonríe
---------------------
La verdad me imaginaba el lugar más pequeño. A pesar de ser martes estaba repleto de gente, la música resultaba muy pegajosa, dos barras una en cada esquina del bar, pista de baile en el centro y varia mesas en los alrededores. Dulce nos guío hasta una mesa que se encontraba en fondo del local, explico que era el mejor lugar ya que no nos molestaría tanto la música y así poder conversar. Al sentarnos no tardo ni un minuto cuando una joven camarera se acerco.
-Buenas noches a todos, tenia tiempo sin venir señorita Dulce- Comento la camarera
-Cierto Dayana, pero hoy vengo a divertirme no quiero saber de trabajo- Dulce negó con el rostro
-Usted me dirá que quiere, que le traiga- Pregunto la camarera
-Cerveza, tequila, whiskey, champaña, vodka o algún trago especial ustedes pidan – Dulce ofreció
-Yo quiero tequila- Sofía hablo
-Te gusta la Champaña?- Pregunto Poncho a Marichello
-Si por mi esta bien- Marichello respondió
-Cerveza para mi esta bien- Sara anuncio
-Y usted señorita Puente que desea, solo le advierto que aquí no vendemos jugo de naranja- Sonreía Dulce
-Lo mismo que tu no tengo problema- Anahi miro a Dulce
-Esta bien, yo hoy tengo ganas de cerveza así que tres cervezas una botella de tequila y una de champaña por favor- Dulce le ordeno a la camarera
-En seguida se lo traigo- La camarera se aparto de la mesa
-Como vas a tomar tequila, no crees que es muy fuerte para ti Sofía- Sara le hablo a Sofía
-Fuerte ja! No es fuerte, además yo sola no me tomare la botella- Comento Sofía
-Así mismo se responde, aquí estoy yo para ayudarla- Dulce le guiño el ojo a Sofía
-Como tomaras tequila y cerveza? Estas loca- Marichello opino
-Los veré al final de la noche, veremos quien aguanta bastante alcohol- Dijo Dulce
-Es verdad tengo que aceptar que mi hermana si que aguanta- Confeso Poncho
-Solo espero que no vayas a permitir que me emborrache- Anahi hablo al oído de Dulce
-No te preocupes, que yo me encargare que eso no ocurra- Dulce tomo la mano de Annie
-Cuando escuche que mi jefa estaba aquí en el bar, me dije yo misma tengo que llevarle esos tragos- Laura ponía las bebidas en la mesa
En el momento que vi su rostro, la reconocí en seguida aquí la tenia frente a mis ojos por fin la chica que muy amorosamente besaba a Maite. Baje mi mirada de inmediato, cuando escucho la voz de mi jefa en mi oído “Tienes que conocerla, créeme es buena onda”.
-Laura amiga como estas? Bueno no me respondas ya se estas hermosa- Sofía se levanto a saludar a Laura
-Gracias, pero si tu también estas hermosa. Eres increíble llegas y eres la sensación del lugar, ahi te mandaron una cerveza- Laura comentaba
-Pues dile a la persona que mando la cerveza, que la felicito tiene muy buen gusto- Riendo se volvió a sentar Sofía
-Acaso mi jefa y amiga siempre es bueno aclarar los dos puntos, no me piensa saludar- Laura cruzo sus brazos
-Claro que si –Dulce se levanto junto con Anahi tomadas de la mano- Sofía tenia razón, estas hermosa- Beso la mejilla de Laura
-Viniendo de ti, eso si es un halago –Sonríe Laura
-Laura te quiero presentar a Anahi Puente- Dulce presentaba a Anahi
-Anahi Puente es un placer conocerte- Sonrisa fingida extendió su mano a modo de presentación
-El placer es mío, yo soy Laura- Sonríe- La verdad creo que te tengo que ofrecer una disculpas, porque se que te falte el respeto es de humanos aceptar cuando una se equivoca y aquí lo acepto frente a ti Anahi Puente de todo corazón espero me disculpes –Finalizo Laura
-Tranquila acepto tus disculpas, realmente lo único que me importa ahora es olvidar esa etapa y comenzar desde cero una vida nueva y que mejor compañía que tu jefa no es verdad?- Anahi miro a Dulce
-Pues te deseo todo lo mejor, estoy segura que esta pelirroja te va hacer muy feliz- Laura afirmo con la cabeza
-De eso no tengo la menor duda- Hablo Anahi
-Es momento de brindar, levanten sus tragos- Exigió Dulce- A brindar por el amor y por estar vivos, vamos Laura esta noche te olvidas del trabajo y te quedas aquí compartiendo
-Escuchaste hablo la dueña de este bar- Sofía hablo después de tomar su trago
-Así es y claro que me quedo aquí- Laura tomo una silla y se sentó
--------------------
Entre tragos, bailes y varias conversaciones la noche fue avanzando. En mas de una oportunidad tome de la mano a mi secretaria para llevarla a la pista de baile, no se si era a raíz de los tragos que estaba tomando pero Anahi cada vez que la sacaba a bailar se movía de la forma mas sensual posible, sentir su cuerpo junto al mío de esa manera era el éxtasis total, podría decir que me resultaba difícil controlar mis manos que lentamente recorrían su espalda, mirarla a los ojos mientras nuestras frentes no se separaban era lo mejor, sentir su aliento tan cerca hacían que mi boca se hiciera agua de inmediato pero recordaba tan odiosa frase “Esperar” y buscaba fuerzas de donde no tenia para bajar la temperatura de mi cuerpo.
-Al final tu hermano perdió los nervios, míralo- Anahi señalo con los labios una esquina de la pista de baile
Ver a mi hermano besar a Marichello, me trajo cierta emoción ya era hora que por fin comenzara a divertirse como siempre le decía tanto trabajo no es bueno. De la mano de Anahi caminamos de regreso a la mesa, donde ya los presentes estaban como alegres gracias al alcohol. De inmediato mire a mi secretaria, para intentar descubrir si ella estaba sufriendo de las misma consecuencias.
-Te sientes mareada?- Pregunto Dulce a Anahi
-Tranquila esta es la misma cerveza que me dieron cuando llegamos, tome hasta que se calentó y no seguí. Lo siento pero te dije que no era muy amiga del alcohol- Anahi hizo pucheros
-No te preocupes, mejor que no hayas tomado mira como están todos ahora- Sonríe Dulce
-Y tú te sientes bien, porque mira que si me doy cuenta que has probado de todas las bebidas de la mesa- Anahi levanto ambas cejas
-Si estoy bien, creo que todavía me falta mucho alcohol para emborracharme- Aclaro Dulce
-Dulce amiga mira esa sonrisota que tienes, sabes por que es eso por amorrrr- Sofía señalo a Dulce
-Me encanta verte borracha- Dulce entre risas hablo
-Te adoro amiga, Anahi yo se que ahora mi amiga esta contigo pero será que me la presta un segundo quiero bailar- Sofía miro a Anahi
-Claro que si vaya a bailar, no se preocupen por mi- Sonríe Anahi
-Ya regreso, cualquier cosa me avisas- Dulce hablo al oído de Anahi
--------------------
La seguí con la mirada hasta que por fin la vi llegar a la pista de baile, esta salida me estaba gustando mucho aunque cada vez que bailaba con mi jefa me daba cuenta que tengo que ser yo la que de, el primer pasó.
-Anahi explícame como haces para, para verlas bailar y no sentir estos celos que me están comiendo por dentro- Sara le hablo a Annie
-Por que si te das cuentas son solo amigas, desde hace años por eso es la confianza- Anahi comento
-No la confianza es por que compartían cama, se acostaban y yo no sabia na..
Laura interrumpió a Sara- No te compliques la vida, entre Sofía y Dulce solo hay una amistad que te lo digo yo que las conozco desde años
-Yo vi la foto, se estaban besando. Porque, porque me pasa esto a mi –Sara tomo un trago de tequila
-La foto es de hace años Sara, tiene razón Laura no deberías complicarte- Anahi opino
-Anahi gracias por disculparme, yo no sabia que Maite era capaz de tanto de verdad, no lo quería creer, no lo quería aceptar yo solo me negaba a darme cuen.. Laura comenzó a llorar
-Tranquila no llores, yo creo que debes dejar de tomar- Anahi le quitaba las bebidas a Laura
-Yo la amaba, me enamore Anahi lo siento perdóname por todo lo que te hice, perdóname por no respetar tu relación con ella- Decía entre lagrimas Laura
-Que le paso? Por que ella esta llorando de esa manera- Marichello pregunto sonriente
-Que esta borracha eso paso- Anahi aclaro
-ahi vienen las dos amigas, las que me engañaron- Sara alzo la voz ebria
-Que paso aquí? porque Laura esta llorando- Pregunto Dulce
-Dulce que clase repregunta es esa, no la ves esta totalmente borracha. Perdón todos están borrachos- Anahi negó con la cabeza
-Dulce amiga, llámala dile que me venga a buscar por favor quiero verla- Laura secaba sus lagrimas
-Tranquila Laura, yo la llamare. Poncho dame las llaves de tu camioneta, creo que allí entramos todos- Dulce seria le hablo a su hermano
-Mama dice que no puedo conducir ebrio hermanita, lo siento no me sient..
Dulce Interrumpió a Poncho- Dame las llaves que yo manejare
----------------
Tarea difícil fue llegar al estacionamiento, pero peor aun fue decirles que se montaran en la camioneta de mi hermano. Le pedí a Anahi que se sentara en el asiento de copiloto mientras yo me ocupaba en llamar a mi gran amiga Maite, quien lo diría.
*Laura eres tu?- Respondió Maite
-No habla Dulce, mira necesito que vengas a buscar a Laura a mi bar. Esta muy ebria y me dijo que te llamara
*Ya salgo para allá- Maite tranco la llamada
Intento poner de pie a Laura, le explico que viene su amor en camino y creo que logro entenderme pues pone todo de su parte para lograr mantener el equilibrio o por lo menos intentarlo. Después de media hora observo el vehiculo de Maite llegar, mi rostro se pone serio al verla bajarse y caminar hacia mi.
-Mi amor, estas bien?- Pregunto Maite
-No, quiero ir a casa. Tome mucho hoy, creo que estoy borracha hasta Dulce me tuvo que cargar- Entre risas hablo Laura
-Vámonos a casa, ven dame tu mano- Maite intentaba agarrar la mano de Laura
-Espera me voy a despedir, me tengo que despedir de Anahi no ves que esta en esa camioneta- Laura señalo la camioneta
-Esta bien yo te puedo lle..
Dulce interrumpió a Maite- Ni se te ocurra acercarte a esa camioneta, por lo menos no te vas a acercar sin mi presencia allí
-No vayan a pelear por favor, Dulce esta morena es el amor de mi vida y tu Maite esta pelirroja es una amiga muy importante- Laura comenzaba a llorar
-Tranquila mi amor, por lo menos yo no voy a pelear. Lo único que deseo es llevarte a casa- Maite hablo seria
-Yo tampoco peleare Laura de verdad creo que esta mujer tiene razón, deberías irte a tu casa y descansar- Dulce miraba a Laura
-Yo de aquí no me voy hasta despedirme de Annie, ya entendieron las dos- Laura comento
-Esta bien yo te llevare, será rapid..
Maite interrumpió a Dulce- Yo la puedo llevar, para eso me llamaste no?
-Para no entrar en polémica contigo, vamos toma a Laura por el otro brazo - Dijo Dulce seria
------------------------
Ver la llegada de Maite me sorprendió, la verdad jamás pensé que Dulce de verdad la llamara. Miraba el rostro de seriedad de mi jefa cuando me sorprendía aun mas por verlas cruzar algunas palabras, por otro lado estaba mi ahora ex novia como trataba a Laura con esa cara de preocupación que en alguna oportunidad vi, no me dio ningún tipo de celos por verlas juntas esto me sirvió para comprobar que el único sentimiento que tenia con respecto a Maite era miedo.
Ver como las tres se acercaban a la camioneta donde me encontraba me causo pavor, pues solo en esta camioneta disfrutaba de la compañía de cuatro ebrios a mi espalda. El único alivio que sentí era saber que Dulce estaba perfectamente sobria y fuera del coche, Laura me pide que baje el vidrio de la camioneta y con mis manos temblorosas lo hago.
-Dime Laura, que necesitas –Nerviosa hablo Anahi
-Nada solo me vine a despedir de ti, esta noche fue estupenda espero que se vuelva a repetir- Laura no dejaba de sonreír

-Si claro, seguramente se volverá a repetir. Por ahora lo mejor es que vayas te des un buen baño y descanses- Anahi voz temblorosa
-Tienes razón, Buenas noches- Laura beso la mejilla de Annie
-Buenas noches, Anahi- Maite hablo
No pensé que se iba a atrever a hablarme, si tan solo tenerla frente a mí con esa cara tan seria como si estuviera detallando todo lo que hacia, el miedo que sentía era grande mis manos temblaban y solo mire a Dulce sin decir una palabra.
-Bueno creo que lo mejor es que ya te lleves a Laura- Dulce miro a Maite
-Tienes razón, supongo que tengo que decir gracias ahora no?- Maite levanto una ceja
-Pues no realmente, aquí mi amiga es Laura e hice lo que me pidió eso es todo- Seria hablo Dulce
-Entonces hasta luego Dulce María- Maite frunció el ceño
-Luego? No creo, mejor hasta nunca- Dulce aclaro
----------------------
Después de ver como mi amiga Laura se iba con el amor de su vida como ella lo decía, subí a la camioneta. Por la cara que tenía Annie cuando, Maite se atrevió a hablarle sentía que tenía un poco de miedo. Mire como sus manos temblaban y sin dudarlo las tome, quería que supiera que yo estaba allí, que jamas hubiera permitido que le hicieran algún tipo de daño. Con unas de mis manos moví su barbilla, para así confirmar la mirada de terror que tenia.
-Todo esta bien, yo estoy aquí y jamás hubiera permitido que te hiciera algo- Dulce hablo
-Lo se, pero creo que es inevitable sentir este miedo estupido- Dijo Anahi nerviosa
-No es estupido, la verdad es comprensible que lo sientas. Pero mira estas segura y conmigo, para olvidar este tema cuando lleguemos a casa te prometo que veremos una película. Recuerdas como me dijiste- Dulce sonríe
-Esta bien, creo que deberíamos irnos de una vez. Ellos están muy ebrios y creo que pueden confundir este coche con un cuarto de hotel- Anahi señalo a los pasajeros del coche
La única verdad es que desde que logramos subir a todos a la camioneta, la temperatura subió de inmediato en ellos pues me imagino que gracias al alcohol que tenían en sus venas y sin detenerse comenzaron esos besos interminables. Mi hermano besaba de una forma apasionada a la hermana de Annie, mientras Sofía casi se tragaba a Sara la verdad me causaba mucha risa esa situación.
-Ese es mi hermano, mira nada más será que por fin esta noche le toca su revolcón- Dulce entre risas comento
-Oye no digas esas cosas, mira que mi hermana es su acompañante- Anahi golpeo suavemente el brazo de Dulce
-Huy si es verdad, pero ella se ve que le esta gustando mírala- Dulce señalo a Marichello
-Jamás me a gustado ver a mi hermana así, vámonos a casa por favor- Anahi puso ambas manos en su rostro
Entramos a mi departamentos todos, pues pensé que era lo mejor que pasaran la noche allí. Aprovechando así las dos habitaciones de invitados que tenia, mi mejor amiga no espero mucho en apoderarse de una de ellas pues entre besos guío a Sara hasta que escuche como cerraban la puerta. Por otra parte estaba mi hermano y Marichello que seguían bromeado entre ellos en la sala de estar.
-Poncho podrías venir un segundo, tengo que decirte algo- Dulce cruzada de brazos hablo
-Claro que si Dulce hermanita, vamos. Ya regreso- Poncho le dio un beso en los labios a Marichello antes de levantarse
Tome el brazo de mí ahora hermano borracho para llevarlo a la terraza de mi departamento, mientras Anahi se quedo en la sala de estar con su hermana.
-Mira Poncho es bien tarde, mañana trabajas y lo mejor seria que vayas a dormir, es lógico que dormirás en el sofá de la sala de estar. Me estas escuchando- Dulce golpeo a su hermano
-Si te estoy escuchando, por eso te informo que mañana nadie va a trabajar seguiremos la fiesta- Poncho anuncio alegre
-Ándale mírate, me caes tan bien así- Sonríe Dulce
-Dulce estoy nervioso, Marichello me dijo que quería pasar la noche conmigo y me encanta per..
Dulce interrumpió a Poncho- Que? Te lo dijo, pero que nervios mi rey mira que si no te dio nervios besarla esto debería relajarte
-Ella fue la que me beso y yo pues la seguí, no me relajo no puedo relajarme- Alfonso aclaro
-Pero te gusta por que si no te gustara no la hubieras besado no es así?- Pregunto Dulce
-Si claro que me gusta, es hermosa- Respondió Alfonso
-Entonces dale, claro utiliza protección ehh no lo vayas a olvidar. Si quieres yo me llevo a Annie a la habitación y listo quedan solitos-Dulce le hacia cosquillas a su hermano
-Obvio que me cuidare y vamos para que cumplas tu palabra- Poncho propuso
----------------
-No puedo creer las cosas que dices Chelo- Anahi puso ambas manos en su rostro
-Annie, porque no vamos a ver la película que te prometí. Vamos a dejarlos solos a ellos, ya están grandes y se saben cuidar- Dulce pregunto llegando a la sala
-Esta bien vamos- Se levanto- Chelo que tengas buenas noches- Anahi le dio un beso en la mejilla a su hermana
-Buenas noches, te quiero- Marichello se despidió
-Tranquila tu hermana queda en buenas man… -Dulce golpeo a Poncho para que se callara-
-Quiere decir que van a hablar un rato y después se van a dormir- Dulce hablo
-Hablar entiendo, bueno chaito Alfonso que descanses- Anahi salio de la sala de estar
-Pásala bien, recuerda cuídate te quiero- Dulce le dio un beso en la mejilla a Poncho
-Yo también te quiero, hermanita- Dijo Alfonso antes que Dulce saliera
Antes de ir a mi habitación, camine hasta donde se encontraba el sistema de cámaras de mi departamento para por fin apagarlo. La verdad no quería ver nada de lo que pasaría en esas habitaciones esta noche, cierro con llave la puerta de mi departamento asegurándome que estaremos seguros y camino hasta mi habitación. No sin antes ver a mi hermano besar a Marichello aun en la sala de estar.
Al llegar a mi habitación me doy cuenta que mi querida secretaria esta sentada en la cama como esperándome y una sonrisa se dibuja en mi rostro. Cierro la puerta y me quedo allí solo disfrutando de esa mirada azul.
-Me dijiste que me viniera a la habitación porque, para ver la película o porque nuestros hermanos quieren hacer algo mas que hablar esta noche? Porque te adelanto que mi hermana me contó lo que le dijo a Poncho- Ríe Anahi
-Pensé que no sabias- Ríe- Bueno lo acepto quería dejar a mi hermano solo. A ver si por fin desaparecen esos nervios que tiene- Hablo Dulce
Anahi Se levanto y camino hasta ponerse frente a Dulce- Que piensas de todo la locura de nuestros hermanos?
-Pienso que es la mejor locura que les pudo a ver pasado, digo en sus miradas se veía que lo estaban disfrutando- Dulce fue sincera
-Me encanto esta salida, gracias la pase muy bien- Anahi se acercaba más a Dulce
Sentía como mi corazón se quería salir de mi pecho, no podía ignorar todo lo que mi jefa causaba en mí desde que la conocí. Quise actuar como mi coraron quería, olvidarme de prejuicios y solo hacer lo que deseaba.
-Que bueno que te gusto, la próxima vez será mucho mej.. –Anahi interrumpió a Dulce con un beso
Por mi mente solo pasaban los buenos momentos que tuve a su lado y la bese. Sentir sus labios junto a los míos parecían que habían pasado siglos, una corriente recorrió todo mi cuerpo en menos de un segundo mientras mi corazón con ambas manos mías se posaron detrás del cuello de mi jeja cuando sentí una de sus manos en mi cintura mientras la otra recorría mi espalda erizando toda mi piel con el contacto.
Su delicioso sabor invadía mis sentidos, mi lengua visito cada espacio de su boca de un lado hacia el otro mi cabeza se movía lentamente siguiendo perfectamente ritmo que pedía todo mi ser. Avance un poco mas, hasta así pegarla de la puerta de la habitación mi cuerpo necesitaba sentir el suyo mas cerca, mi respiración comenzaba a faltar pero quería disfrutar hasta el último segundo, su lengua danzaba con la suya muy lentamente mientras subía la temperatura cada vez más. Rompí el beso delicadamente, mi frente pegada a la suya, mi cuerpo pegado al suyo aun sintiendo sus caricias decidí abrir mis ojos y sonrío al encantarme con los suyos.
-No te imaginas lo mucho que me gustas, lo importante que eres para mi, ni la felicidad, ni la alegría que siente mi cuerpo al estar en tu compañía, me enamore Dulce me enamore de ti- Anahi hablo despacio
-Yo también me enamore de ti Annie y no sabes cuanto- Dulce termino de hablar y esta vez ella unió sus labios a los de Anahi
Me besaba esta vez ella mientras mis manos acariciaban su rostro. La temperatura en mi cuerpo crecía cada vez mas y dejándome llevar por ese calor comencé a quitarle la chaqueta negra que tenia sin apartarme de sus labios, cuando por fin deje caer al suelo aquella prenda, la palma de mis manos se posaron en su abdomen, para así subir lentamente, hasta llegar a sus senos que de manera lenta y delicada empecé a acariciarlos por encima de la ropa. Podía sentir como su respiración se aceleraba cada vez mas al igual que la mía, mi cuerpo la comenzaba a pedir a gritos. Sus manos bajaron hasta el final de mi espalda, sentir como comenzó a subir poco a poco mi vestido me emociono. El beso cambiaba su sabor se convertía en un beso lleno de pasión de deseo, hasta que de la nada ella rompía con el mismo.
-Será mejor que me detenga ahora, porque después no creo que lo pueda hacer- Dulce hablo con la respiración acelerada
Ver como su mirada estaba llena de deseo acompañada de su respiración acelerada, me excito aun mas uno de mis dedos comenzó a acariciar sus labios impidiendo así que dijera una sola palabra, sin despegar mi cuerpo del suyo he intentando controlar mi respiración hable.
-Tengo dos cosas que decirte –Sonríe- La primera es que quiero pedirte que aceptes ser mi pareja, me encantas y no puedo ignorar lo que mi corazón necesita- Dijo Anahi apartando su dedo de los labios de Dulce
-Claro que acepto ser tu pareja- Dulce le dio un beso a Anahi pero esta separo sus labios lentamente
-Te dije que eran dos cosas –acariciando el rostro de Dulce- La otra cosa que te quería decir, es que me muero por que me hagas tuya –Anahi hablo completamente excitada
No podía creer lo que estaba escuchando, mirarla así me hizo darme cuenta que estaba igual que yo en ese momento totalmente excitada, una sonrisa se dibujo en mi rostro y mordiendo uno de mis labios, cambie de posición pues la pegue inmediatamente a la puerta donde segundos antes me encontraba yo. Mi boca comenzó a besar su cuello, mientras mis manos subían cada vez mas su vestido, sentía su respiración en mi oído izquierdo cuando por fin me aleje un poco de ella para quitarle el hermoso vestido Annie levanto ambos brazos hasta que por fin lance por los aires aquel regalo de su hermana.
Volví a besarla mientras acariciaba su cuerpo aun cubierto por su ropa interior, las manos de mi ahora novia desabotonaban mi camisa que con mi ayuda la termine de quitar. Mis labios se apartaban de los suyos lentamente para bajar hasta su cuello, su perfume era espectacular, desabotono mi pantalón muy rápido comenzando a bajar los besos poco a poco, sus manos quitaban mi brasier, mi corazón aumentaban sus latidos cada vez mas ya nos encontrábamos en la misma posición pues ya su brasier lo había dejado caer, tener frente a mis ojos sus perfectos senos no me hizo detenerme y rápidamente me apodere de uno de ellos, un gemido se escapo de su boca cuando ya mi lengua comenzaba a sentir su pezón ponerse erguido de inmediato. Pienso que ponerme el blue jeans no fue buena idea pues por lo ajustado que le queda a mi cuerpo intento quitármelo sin abandonar mi tarea, aunque tengo que aceptar que es un poco difícil. Decido cambiar de dirección y entre besos llego hasta el otro pezón, mi boca los besa, lo disfruta, lo acaricio suavemente con mi lengua, succiono como si necesitara aun mas de el.
Los gemidos de la mujer mas hermosa que mis ojos habían visto no dejaban de salir de su boca, cuando por fin celebro mentalmente que mi pantalón ya lo había terminado te quitar con ayuda de mis pies. Dejo libre aquel pezón, para así comenzar a dejar besos por todo su abdomen, sus manos acarician mi cabeza mientras continuo mi camino bajo un poco mas hasta llegar mi nariz a su ropa interior. Ambas manos mías se posan en su cintura, cuando lentamente bajo su ropa interior ella levanta un pie primero y luego el otro hasta que la prenda quedo oficialmente fuera de ella. Las yemas de mis dedos suben desde sus tobillos hasta su cintura observando como se erizaba su piel al instante. Me levanto y me quito la ropa interior rápidamente, su cuerpo tenía algunas marcas por los golpes que había recibido pero era más que noble que comenzaban a desaparecer. Perfecta a pesar de los rastros de maltrato era la mujer más hermosa, la tome con mis manos y cual pareja de recién casados la lleve hasta la cama su delgado cuerpo me permitió hacerlo.
Recostó mi cuerpo de la cama con bastante cuidado, ella aun no se acostaba solo me miraba de pies a cabeza cuando sus manos comenzaron a acariciar el mío que ya estaba que ardía por tanto deseo.
-Eres hermosa, de verdad la mujer más hermosa que he visto- Dulce hablo con la respiración acelerada
-Gracias, pero opino que tu eres mas hermosa- Anahi tomo una mano de Dulce y le dio un beso

Después de escucharme, subió a la cama y poso su cuerpo sobre el mío. Sus ojos me miraron antes de comenzar a besarme, su lengua con la mía comenzaron un baile rápido tengo que admitirlo, una de sus manos comenzó a bajar hasta mi pierna derecha el beso se detuvo pues ahora se encontraba en mi cuello levante un poco mi cabeza para así permitir que me lo besara completamente, mis ojos se cerraron al mismo tiempo que ya su mano había llegado a mi intimidad, los gemidos en mi se hicieron presente cuando uno de sus dedo comenzó a moverse de forma circular en mi clítoris. Ya no besaba mi cuello esta vez disfrutaba de uno de mis senos, mis manos se paseaban por la piel de su espalda mientras mis gemidos no cesaban subió su rostro y pego su nariz a la mía abrí mis ojos para gozar de su hermosa mirada, mis piernas ya estaban abiertas, me dio un corto beso en los labios cuando sentí como dos de sus dedos entraron fácilmente por mi intimidad, esta vez un fuerte gemido salio de mi y mis uñas se aferraron a su espalda.
-Esta todo bien cierto?- Pregunto Dulce
Afirme con mi cabeza pues no creo que mi boca podría pronunciar palabra alguna en ese momento, de manera lenta sentía como sus dedos entraban y salían mientras mi cadera comenzó a cobrar vida propia moviéndose al ritmo de su mano. Nuevamente su boca besaba mi cuello, los gemidos eran cada vez más seguidos, estaba disfrutando ese momento poco a poco aumento el ritmo y mi corazón latía cada vez más rápido. Besaba el lóbulo de mi oreja y mi cuerpo la sentía cada vez mas los movimientos eran mas rápidos, creí que estaba a punto de explotar cuando entre gemidos pronunciaba su nombre, sus dedos aceleraban y sus ojos volvieron a mirarme no podía aguantar los fuertes gemidos, con mucho cuidado y sin permitir que sus dedos salieran de mi cambie de posición pues ahora ella estaba debajo de mi, me senté sobre ella mientras sentía como su ritmo volvía hacerse mas rápido. Me levante poco a poco y mis manos apretaban suavemente sus pechos con una sonrisa en su rostro se levanto para besarme pero aquel beso no duro mucho pues ahora si estaba segura que faltaba poco.
La abrace y mi cadera no se detenía, mis uñas volvieron a aferrarse a su espalda cuando ya por mis piernas sentía como si millones de hormigas las recorrieran, un fuerte gemido salio desde mis adentros, una corriente invadió todo mi cuerpo, sentí como si volara a otro planeta dándome cuenta de mi gran orgasmo.
Con bastante cuidado la volví a recostar en la cama, note como su respiración volvía a la normalidad poco a poco hasta que lentamente abrió sus ojos. Después de dejar un beso corto en sus labios me dedique a acariciar sus mejillas, tenerla así tan hermosa con ese brillo tan especial que jamás la abandono en su mirada, mi corazón que no dejaba de celebrar lo que había pasado que a pesar fue algo imprevisto para ambas, siempre seria recordada como la noche mas especial de mi vida, pues era esta la noche que mis manos se encargaron de formas parte del amor de mi vida.
Sabia que a partir de este momento mi vida cambiaria o bueno la verdad cambio desde que vi por primera vez esos hermosos ojos azules, la única diferencia era que en ese momento quizás guardaban alguna tristeza, pues ahora la felicidad que irradiaban era espectacular algo que yo me encararía que perdurara de por vida. Entrelace su mano con la mía, cuando me doy cuenta que un par de lagrimas se escapan de ella.
-Que paso? –Dulce pregunto a Anahi antes de limpiar sus lágrimas
-Que recuerdo cuando nos conocimos, recuerdo lo que sentí la primera vez que te vi, como siempre fui tan seca contigo a pesar de lo mucho que me gustabas. Recuerdo por todo lo que tuve que pasar, los maltratos he insultos de Maite, como siempre apareces en esos momentos con esa sonrisa encantadora y pienso porque las cosas no fueron mas fáciles entre nosotras- Finalizo Anahi
-Siempre dicen que cuando una se enamora las cosas no son tan fáciles como lo esperas, pero ahora lo único importante es que estamos juntas, que de ahora en adelante me encargare de hacerte la mujer más feliz de este mundo. Annie mi amor yo se que debes sentir cierto temor pues mi experiencia en relaciones de parejas es bastante nulo, pero te quiero decir que voy a poner todo mi esfuerzo tu para mi eres la única..
Anahi interrumpió a Dulce- Olvídate de tu nula experiencia en relaciones de pareja, solo dedícate a que ese brillo en tus ojos jamás deje de existir y tranquila estoy totalmente segura que me vas hacer la mujer mas feliz del mundo –Beso a Dulce
-Me encantas, te quiero, te adoro eres lo mejor que he conocido así que dudo que ese brillo que mencionas desaparezca algún día. Ahora te quiero proponer algo señorita Puente, la invito a cerrar esos hermosos ojos que tiene y a dejarme probar cada centímetro de su hermoso cuerpo, pues lo siento pero mis labios lo piden a gritos recuerde que la noche es larga- Dulce levanto una ceja
-Bueno como eres mi jefa supongo que debo obedecer, pero antes de que sus labios recorran mi cuerpo podrías darme un beso antes –Anahi hizo pucheros
-Claro que si, como me voy a negar a tal petición –Dulce le dio un beso a Annie
Anahi tomo las mejillas de Dulce cuando esta termino de besar- Yo también te quiero y mucho más de lo que tu mente pueda imaginar de eso puedes estar segura
-Hermosa la invito a vivir el día de hoy sin pensar en el mañana, aunque te aseguro que siempre estaré en ese mañana. Vamos cierre los ojos –Dulce hablo
-Esta bien los cerrare, solo te advierto que después me toca a mi eh!!- Anahi cerró los ojos
--------------------
Pasaron tres años de esa noche, precisamente hasta ahora recordaba cada palabra cumplida que me dijo Dulce. A partir de esa noche solo me dedique a vivir el día a día como ella misma me lo sugirió y para mi buena suerte quizás o lo ocurrente que podía ser mi jefa para esa época, cada día que vivía a su lado fue diferente. Lo único cierto es que todo lo que sentía por ella se intensifico, me encantaba jamás dejaba de ser atenta conmigo, siempre me sorprendía cuando menos lo esperaba por lo tanto sobra decir que resulto ser la mejor pareja que había tenido.
Recuerdo el momento exacto que los te quiero cambiaron a ser te amo, siempre nuestros corazones latiendo al ritmo del otro una noche de abril cuando bajo la noche estrellada me miro a los ojos y pronuncio tan importante frase. Debo admitir que mucho antes de que ella lo dijera yo quería expresarlo pero me detuve pues mis nervios terminaron de hacer tardío tal momento. El primer año de relación fue esplendido, aun trabajaba en el canal de televisión a su lado y cada evento o cada reunión aburrida que ya conocía perfectamente resultaba ser diferente por su compañía. Fue ese mismo año cuando mi querida hermana de regalo de cumpleaños me obsequio unas acciones en una empresa de publicidad, a pesar que negué rotundamente termine aceptando ya que sus palabras fueron “Eres mi hermana menor y ese cariño o apoyo que mis padres no te dieron yo siempre te lo daré. Acepta este regalo lo único que deseo es que siempre tengas el futuro asegurado” lo cierto ahora es que ahora la empresa de publicidad comenzó agarra renombre en el país gracias a mi querida novia y por supuesto mi cuñado Poncho.
En el segundo año de relación decidimos mudarnos de ese departamento de donde jamás salí, compramos una casa muy cerca del hogar de la señora Blanca. Claro no contábamos con personal de servicio ni nada de eso, la verdad no queríamos dejar que otras personas hicieran lo que con gusto podíamos hacer como cocinar. Eran pocas las veces que Dulce y yo teníamos diferencias, porque ese era la mejor forma de definirlas pues no cumplían las características necesarias para ser un problema o una discusión, cuando ocurrían eran gracias al trabajo mayormente, ya que Alfonso jamás dejaba de ser estricto con su hermana pero lo entiendo el sabia que Dulce podía cerrar cualquier negocio que se le ordenara. Hay que mencionar que siempre cuando salía algún viaje de negocios después de la larga conversación que teníamos, terminaba diciendo con su rostro casi suplicando “Esta bien viajare, pero por favor dime que me vas a acompañar” a pesar que ella sabia perfectamente que la tenia que acompañar siempre decía lo mismo.
Llego el momento de hablarles de las personas que me rodearon todo este tiempo y pasaron a ser mis grandes amigos. Porque no comenzar por Sofía la mejor amiga de Dulce, que les puedo decir ella fortaleció la relación que tenía con Sara pues después de una plática un tanto extensa con Dulce Sara por fin entendió tan peculiar amistad. La socia de mi hermana cambio su departamento de soltera por uno más amplio, donde decidió que seria el hogar para ella y su sonriente pareja. Para nadie fue secreto la relación que creció después de la noche que se conocieron mi hermana y Alfonso, a pesar de que aun no formalizaban tal relación siempre salían a cenar, a bailar o simplemente a olvidarse del trabajo que poco a poco paso a segundo plano en la vida de mi cuñado. Laura se convirtió en una gran amiga para mi, bastante irónico pero cierto, la verdad se convirtió en mi confidente y yo en la suya. Cuando por fin su relación con Maite mi ex paso hacer una relación libre y cuando digo libre quiero decir que no existía ningún tercero alrededor, dicho con sus propias palabras todo iba perfecto pero de un día para otro cambio, mi ahora ex buscaba algunas excusas para no dormir en casa algo que yo conocía bastante bien, Laura bastante decidida preparo sus maletas y la abandono después de todo le sirvió de ayuda mis cuentos de cuando estuve al lado de Maite.
Blanca paso a ser una madre para mí, es realmente increíble como ese amor hacia todos jamás la abandonaba. Habíamos tomado de costumbre que los días domingos llueve, truene o lo que sea se lo dedicábamos a la madre de Dulce, pues todos visitábamos su casa ese día. Desde Sofía hasta Marichello, sus hijos por supuesto y siempre Laura no llegaban tan puntual. La timidez de Sara desaparecía con cada visita a la casa, era divertido tener un día solo para los amigos y la familia.
En mas de una ocasión me cruce a Maite en el bar de Dulce, a pesar de que en una oportunidad se atrevió a dirigirme la palabra ya no lo hacia de hecho casi siempre me bajaba la mirada, el miedo que le sentía gracias a tantos maltratos fue superado gracias a las terapias que Dulce consiguió que yo asistiera. Lo ultimo que supe de aquella morena fue que abandono la capital después que Laura la dejo.
Cuando Dulce y yo estábamos a punto de cumplir los tres años maravillosos de nuestra relación, ella me propuso abandonar los empleos en el canal pues ya que yo no trabajaba por alguna necesidad, como me lo dijo en aquel momento “gracias a tu hermana tienes un futuro donde el dinero no será problema alguno, al igual que yo gracias a mi padre” recuerdo su rostro con bastante gracias pues tengo que aceptar que tenia una cara de miedo increíble. Acepte si dejarla terminar de hablar, estaba segura que cualquier cosa que pronunciara su boca me gustaría. Dulce contrato a una chica bastante seria en el canal para así cubrir su antiguo puesto y decidimos comenzar unas vacaciones que aun no tenían fin.
Nos encontrábamos en una isla al sur del continente, recorriendo el mar azul profundo con un yate que había adquirido hace poco, solo ella y yo con nuestros bellos trajes de baños acompañados de un chaleco salvavidas por seguridad avanzaba cada vez mas rápido, mirando su hermosa sonrisa a mi espalda, su cabello era libre como el viento que acariciaba nuestros rostros. Apague la embarcación después de un par de horas, con mi mano derecha invite a la que había sido mi novia por los mejores tres años de mi vida a seguirme, aparte sus lentes de sol por un momento y sonreí como muchas veces encantada de su mirada.
Intente concentrarme y por fin pude sacar a la luz un enorme bolso que con ayuda de unos amigos subí hasta aquí, bajo la mirada expectante de mi pareja lo abrí sacando así las dos botellas de acero con el gas respirable necesario para nuestra próxima actividad, termine de sacar los demás accesorios para luego regresar a ver al amor de mi vida.
-Eso no puede ser lo que estoy pensando verdad?- Pregunto Anahi con temor
Sonríe Dulce a ver el rostro de Annie- A ver y que estas pensando mi amor?
-No Dul no puede ser si tú piensas que yo me voy a lanzar en el medio del mar, con ese tanque en mi espalda estas equivocada no por favor vámonos. Tu sabes que soy una cobarde, no me hagas esto bebe- Hizo pucheros Anahi
-Pero mi amor no es posible pensé que solo temías a las alturas, mira yo un día te invite a volar cierto? Ahora te quiero mostrar lo bello que es el fondo del mar – Dulce beso a Annie
-Me da miedo – Hablo Anahi
-Voy a estar contigo, tú sabes que jamás dejaría que algo te pase- Dijo Dulce
-ay por que me tienes que poner esa cara bebe, esta bien lo vamos hacer- Anahi Sonríe
Dulce aplaude alegremente- Ya veras que te va a encantar


------------------------------
Y allí estaba yo con mi traje de buceo escuchando cada una de sus instrucciones, acaso existía algo que esta mujer le diera nervios hacer bueno creo que lo único que le podía dar cierto temor a esa pelirroja era perder un juego contra mi. No pasaron muchos minutos después de su corta explicación, y nos sentamos en la orilla del yate ambas. Ella como siempre cuidando que todo lo que tengo puesto este perfectamente bien.
Hoy escribíamos una pagina mas de esta nuestra historia, tan solo ella y yo con este amor que hacia que nuestro corazón latiera cada día con mas fuerza, sin pensar en el mañana pero entendiendo que en ese mañana estaríamos juntas.
-Dame tu mano mi amor, es momento de saltar- Hablo Dulce segura
-Esta bien –Anahi le agarra la mano a Dulce
-Te amo mi hermosa- Expreso Dulce antes de colocarse la boquilla de oxigeno
-Yo también te amo mi amor- Respondió Annie y se puso la boquilla
Mirarla comenzar a contar de manera regresiva con su mano desocupada del cinco al uno me puso nerviosa, cuando antes de llegar al numero final sus ojos negros se cruzan con los míos y me guiña el ojo me dan la fuerza necesaria para dejarme caer al mar de espaldas sin soltarla de la mano, pues se que jamás me apartare de allí.

“FIN”

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: De Novela

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.