It's too late por DesordenMental

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

It's too late por DesordenMental

Mensaje por Admin el Lun Sep 12, 2016 8:03 pm

link original https://www.wattpad.com/76844815-it%27s-too-late-camren-oneshot-it%27s-too-late
Autor: DesordenMental


Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: It's too late por DesordenMental

Mensaje por Admin el Lun Sep 12, 2016 8:04 pm

Está todo preparado para lo que se supone que tiene que ser el día más feliz de mi vida: mañana me caso. He pasado la tarde con mi madre arreglando las cosas de último minuto y poniéndolo todo en orden y, sí, ya está. Os preguntaréis quién es él. Bueno, se llama Luis y es empresario, y perfecto.
Llevo saliendo con él un año, durante el cual hemos tenido una relación muy cómoda y estable, así que hace un mes se decidió y me pidió matrimonio, y de algún modo yo acabé aceptando.
Porque es así como las cosas tienen que ser. Tener una vida cómoda, estable, criar hijos y darle un beso a tu marido perfecto todos los días cuando vuelve del trabajo. A mucha gente le parece que me estoy atando muy pronto porque tengo veinticuatro años, pero, ¿qué más puedo esperar de la vida?
La puerta de la entrada suena y me levanto para abrirla. Echo un vistazo por la ventana de la cocina, y está diluviando. ¿Quién será a estas horas? Tal vez mi madre se haya olvidado algo aquí… Abro la puerta y me encuentro con una versión empapada de mi mejor amiga, Camila, mirándome fijamente con unos ojos marrones oscuros.

FLASHBACK
Era mi dieciséis cumpleaños, y Camila se había quedado a dormir a mi casa. Conocía a Camila desde hacía años, siendo muy cercanas. Pero últimamente las cosas habían cambiado, y ahora había una especie de tensión entre nosotras, y hablo de algo más que una tensión sexual, hablo del tipo de tensión que sientes con ESA persona.
Y yo me estaba enamorando de ella. Y ella lo sabía.
Pero sé que no podía darle paso a mis sentimientos, porque nuestra amistad era demasiado importante para mí. Y ella no estaba segura de sus sentimientos.
-Me alegro de que estés aquí. - Levanta la mirada de su móvil para sonreírme de oreja a oreja.
-Bueno, pues yo me arrepiento de haber venido. Eres una aburrida - Dice, sin dejar de sonreír, y yo le devuelvo la sonrisa.
-¡Oye! Ven aquí - Suelta un gritito al ver que me dirijo hacia ella no con buenas intenciones, y empieza a reír y a retorcerse cuando le hago cosquillas sin respiro.
-Paa-raa Lauu-re… Valeeeeee, lo siento. - Dejo de hacerle cosquillas, las dos con una sonrisa plasmada en la cara y nuestras respiraciones irregulares de reírnos. Me doy cuenta de que he acabado a horcajadas sobre ella, aunque no parece importarle.
-Te doy la oportunidad de mejorar tu respuesta - Dirige su mirada a mis labios mientras se muerde el suyo propio, y luego me sonríe.
-Por supuesto que estoy aquí, Laur. Es el cumpleaños de mi persona favorita en este mundo, ¿dónde iba a estar si no?
Me quedo callada con expresión seria, a pocos centímetros de ella. Momentos como éste son los más difíciles de ignorar, cuando lo único en lo que puedo pensar es en besar esos labios.
-¿Mejor esa respuesta?
-Sí, mucho mejor - mi sonrisa vuelve, y me levanto de ella con cuidado, el momento habiendo pasado y la parte racional de mi cerebro tomando el control otra vez.
FIN DEL FLASHBACK

Hubieron muchos más momentos así durante muchos años, aunque ella nunca terminó de aclarar sus sentimientos. Supongo que fue lo mejor, de ese modo mantuvimos nuestra amistad sin ponerla en riesgo con sentimientos que no deberían de existir.
Bueno, mantuvimos la relación hasta que Luis llegó. Quiero decir, después de eso seguimos siendo amigas, pero no es lo mismo de antes. Por eso me encuentro a mí misma sorprendida de tenerla en frente de mi puerta a estas horas de la noche.
-Camila, ¿Qué haces aquí? Está diluviando, no deberías…
-No te cases con él.
Siento como cada célula que forma mi cuerpo se paraliza, la sangre abandonando mi cara y el aire quedándose atrapado en la base de mi garganta. Mi estómago da un vuelco, y de repente me siento mareada.
-¿Qué? - consigo formular una palabra coherente, aunque no encuentro nada coherente en esta situación.
-No te cases con él, Lauren. - Repite, y levanta la mirada del suelo para encontrar mis ojos. Su mirada es profunda, perforando todo lo que hay dentro de mí, y su expresión es indescifrable.
Silencio.
-No… no puedes estar haciendo esto ahora. - De repente empiezo a sentir algo otra vez, y puedo distinguir la rabia entre esos sentimientos desperdigados - No puedes hacerme esto.
Silencio.
-Yo… - empieza a decir, bajando otra vez la mirada al suelo, pero la corto antes de que diga nada más.
-No. ¿Sabes todo el tiempo que has tenido para esto? Sí, creo que lo sabes - frunzo el ceño, intentando controlar todos los sentimientos mezclados que estoy sintiendo ahora mismo - Mañana me caso, Camila.
No responde, se limita a mirarme con ojos vulnerables y una expresión rota, rompiéndome a mí a la vez.
-No puedes aparecer en mi puerta así y decirme esto. No… - se me quiebra la voz, la primera lágrima corriendo por mi mejilla y sé que esta noche no va a ser la última - No es justo. No tienes ningún derecho a hacerme esto.
-Te quiero.
-¡Y una mierda me quieres! - grito, el autocontrol totalmente abandonando mi cuerpo, ahora dirigido por mis confusos sentimientos. Aunque está mojada, puedo distinguir las lágrimas corriendo por sus mejillas - No me quieres, Camila. Pudiste decir esto hace mucho tiempo, pero decidiste no hacerlo. Si me quisieras, Camila, no me estarías haciendo esto hoy.
-Lo siento, yo… no sabía lo que sentía, y… - Se lleva una mano a la sien, masajeándola momentáneamente antes de cerrar los ojos. - No podía ir mañana a tu boda y plasmar una sonrisa en mi cara cuando él te pusiera el puto anillo en el dedo, no sin que supieras lo que siento.
Mis ojos ardiendo, las lágrimas quemando mi cara, necesito ponerle fin a esto.
-Sí que podías. Podías poner una puta sonrisa en tu cara, Camila. Llegas años tarde. Te esperé, he esperado todos estos años a que te decidieras. - Me llevo la mano al pelo, mi corazón rompiéndose en cada segundo- Te he esperado, y ahora no tienes el derecho de hacerme esto. Y te voy a odiar durante toda mi vida por ello.
Su expresión termina de romperse, al igual que los últimos doce años. Toda nuestra historia, todo lo que hemos pasado durante tantos años, se está viniendo abajo ahora. Y siento cada momento romperse, provocando dolor físico cada segundo más doloroso.
Sí, esto es el final.
-Sólo quiero saber una cosa - dice, su voz entrecortada y un sollozo escapándose al final de la frase. Yo me quedo mirándola, esperando. - Si te hubiera dicho esto hace tres años, ¿tu y yo…- Doy un paso hacia ella, matando la distancia que nos separa y juntando mis labios con los suyos, mi mano agarrando la base de su cuello para acercarla más a mí.
Ella rápidamente me besa de vuelta, el beso lleno de desesperación por parte de las dos. Paso la lengua por su labio inferior, y ella abre ligeramente la boca para dejar nuestras lenguas rozarse. Siento el sabor salado de nuestras lágrimas en el beso, ambas conscientes de que este es nuestro primer y último beso. Un sollozo se escapa de mis labios, rompiendo el beso y me separo para mirar fijamente esos ojos marrones que tanto he amado.
-Si me lo hubieras dicho hace tres años - susurro, mi voz rota mientras aún tengo las manos alrededor de su cuerpo, nuestras frentes apoyadas la una en la otra- serías tú la que me esperaría mañana en el altar.
Una mueca de dolor se refleja en su cara y su mirada vidriosa se ve rota, y las dos sabemos que ya se ha acabado. Deshago mi agarre en su cuello y me separo de ella, cada célula de mi cuerpo doliéndome por ello.
-Lauren. - musita, su voz tan baja que es casi inaudible.
-Adiós, Camila. - Me doy media vuelta y desaparezco detrás de la puerta, sabiendo que no sólo le estoy cerrando la puerta a una chica mojada a las doce de la noche.
Le estoy cerrando la puerta a mi mejor amiga, a mi persona. A la persona que mejor me conoce en este mundo. Le estoy cerrando la puerta a, sin ninguna duda, el amor de mi vida, que, por miedo a arriesgar, perdió. Le estoy cerrando la puerta a mi alma gemela.
Y con ella, a mi corazón.



Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.