Besos de mariposa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:45 pm

http://foro.univision.com/t5/Anahi-y-Dulce-Maria/besos-de-mariposa-relato-ardillaynanda/td-p/419851205

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:45 pm

BESOS DE MARIPOSA.
El dolor en mis piernas y brazos era insoportable, sabía que no estaba en casa, este olor no era el de mi habitación, no tenía interés alguno en abrir mis ojos el dolor era insoportable, quería pensar que no era cierto que estaba en un hospital, nunca me ha gustado, es mas confieso que siempre pero siempre le he tenido pánico a las inyecciones. Me estaba preguntando como vine a parar aquí, y los recuerdos aparecieron automáticamente.
DOS DIAS ANTES.
Me encontraba en casa feliz, tenía ese detalle que tanto había querido darle a Gabriela, mi novia, quería pedirle oficialmente que fuera mi novia, la espera había terminado, ya era mayor de edad al igual que ella, ya nada podía detenerme, quería gritarle al mundo entero que la amaba, que desde hace 3 años tenemos una relación hermosa, en donde ha habido mucha ternura, amor, pasión, comprensión y porque no decirlo miedo, si miedo de nuestros padres.
Pero todo eso se quedaría atrás, iba a pedirle a Gaby que fuera mi novia, viniera lo que viniera estaba dispuesta a salir del closet, sabía que nuestros padres pondrían el grito en el cielo, pero mi felicidad estaba ente todo, amaba a Gaby y ella a mí.
Pensaba en lo lindo que sería casarnos, tener hijos, ufff tantos planes, estaba completamente enamorada de ella, cada beso, cada caricia era como la primera vez, pensar en la primera vez que la bese, que la hice mujer, Dios… era hermoso, era la mujer de mi vida. Termine de ducharme, me arregle, di un último vistazo a la sortija, estaba emocionada, arranque mi motocicleta, iba con una sonrisa de oreja a oreja, en mi pecho ya no cabía tanta felicidad.
Llegue a casa de mi amada, con nerviosismo toque a la puerta y abre mi futura suegra.
-Buenas tardes señora Alejandra, vengo por Gaby!!!
Alejandra -buenas tardes niña Dulce, Gabriela no se encuentra, pero si gustas pasa y la esperas no tardará en venir.
Accedí a esperarla, mientras estaba en casa, la señora Alejandra me sirvió un refresco y unas galletas, los minutos transcurrían y ni señales de Gaby. Escuche como coche se estacionaba, al fin!! Me dije, para mi sorpresa no era ella, sino mi futura cuñada (debo decirles que nunca nos caímos bien, así que siempre aprovechaba cada oportunidad que tuviese para hacerme sentir mal, la familia de Gaby no sabía de nuestra relación, mas debo agregar que esta chica siempre mantuvo sospechas de su hermanita), me saludo con un frio hola (hipócritamente) respondí a su saludo de la misma manera.
Alejandra: veo que has salido temprano Maite, como te fue?
Maite: muy bien mama, hubo muy poco trabajo hoy, sabes recién vi a mi hermana, mami que bien se ve Gabriela de la mano de este chico hacen muy bonita pareja (dijo esto mirándome fijamente y yo sentí una daga en el pecho)
Tuve que aguantarme las ganas de preguntar quién era ese con el que mi mujer andaba de brazos, mi respiración comenzó a acelerarse y mi querida cuñada echándole más leña al fuego, mami a poco no te gustaría entregar a mi hermana vestida de blanco? Tener nietos? Un yerno tan guapo?1, 2, 3, 4……………. Carajo!!! Ni contando hasta un millón podría tranquilizarme, me quede mirando mi reloj e interrumpí la plática….
-Señora Alejandra, creo que ya espere demasiado, parece que Gaby no vendrá, dígale que me llame al móvil por favor tengo muchas cosas que hacer, me despedí de la señora y de la tonta de su hija quien no desaprovecho la oportunidad…
- por qué no te quedas? Y cenas en casa, así conoces al galán de mi hermanita.
-De verdad discúlpenme me quedaría con mucho gusto, pero debo ayudar a mi padre en algunas cosas, pasen muy buena tarde, nos vemos luego chao!!
Salí de esa casa con las lagrimas a punto de salir, sentía un nudo en mi garganta, venía a darle una sorpresa a mi chica, pero la sorprendida fui yo, solo pensar que esta con alguien mas ashhhhhhhh!! Arranque mi motocicleta y comencé a acelerar, la aguja iba subiendo cada vez más, en un momento en el que pensé que no tendría problemas para sacar la curva con esa velocidad, boom!!! Quede en total obscuridad, primero los gritos de auxilio de la gente, luego solo pequeños murmullos…
Ahora entendía el por qué este dolor, el por qué ese olor desagradable, si, estaba en un cuarto de hospital recuperándome, luego de casi matarme tratando de hacer la pirueta de mi vida. Abrí mis ojos y papá estaba en el sillón, a verme despierta se acerco
- papá, yo…
-Shhhhh ya mi amor, luego hablamos de eso, aunque debo decirte no hay nada que hablar, ya paso, lo importante es que estas bien, dime como te sientes?
-papá me duele todo, este lugar no me gusta quiero ir a casa, me sentiré mejor allá.
-Dulce lo siento mucho pero de aquí no te muevo hasta que el médico no de la orden, hija es por tu bien, trata de descansar, entre más rápido te recuperes será mejor para todos, tu madre esta mas que preocupada, estos dos días han sido de mucha angustia para ella, verdad que esperaras que el médico te de salida y no vas a desesperarte???
-Pero papaaaaa!!
-Nada, no hay excusas, dulce Borjez te quedas aquí hasta que el médico diga que estas bien, tu mama espera a su hija totalmente recuperada.
-Papá, ha venido Gaby a verme?
-No hija lo siento, pero su madre estuvo aquí y por cierto te trajo esta notita, tu amiga no se encuentra en el pueblo se ha marchado a la ciudad.
Gaby en la ciudad?? Me quede pensando unos minutos mientras papa me entregaba la nota
"dulce, siento mucho lo que te paso, recupérate pronto……… Gaby"
Wtf!! Yo estoy en una situación difícil, con una pierna rota y la mujer que amo me deja una nota en la que solo sale relucir tanta frialdad, no, esto no lo escribió Gaby, ella me ama y algo debe estar pasando, ella estaría aquí conmigo, ella no pudo escribirme solo esto, donde está la otra nota? Quien esta falsificando la letra de mi mujer?
Fueron una y mil preguntas, las mismas que fueron aumentando conforme pasaron los días y yo postrada en esa cama, nunca solté mi móvil, esperando esa llamada que nunca llegó, ni siquiera un maldito mensaje, cada día que pasaba mi agonía aumentaba mas, la madre de Gaby no me visito mas, llamaba a mis amigos y nadie me daba respuesta alguna, tomaba la almohada y lloraba, ese dolor en mi pecho era mucho más doloroso, al menos el de mi pierna con alguna medicina cesaba, mas este dolor solo ella, mi novia podía curarlo, ella era mi medicina pero no estaba
La enfermera entra a mi habitación,
-señorita dulce hay una señorita afuera que necesita verla
-Gaby? -Me dije, - por favor dígale que pase, la manija de puerto comenzó a dar vuelta, mi corazón comenzó a acelerarse, al fin mi niña estaría aquí?
-Buenas tardes bonita!!
-Pero Ferrr, hermanita!!!!
-Dios mírate nada mas dulce como estas, nena te prohíbo que vuelvas a conducir esa motocicleta, mira nada mas, pensabas dejarme acaso?
Las lagrimas en el rostro de mi hermana comenzaron a rodar, yo no pude contenerme, nos fundimos en un abrazo, lloramos, luego de unos segundos en silencio reímos, la visita de mi hermana me había caído del cielo, 5 años habían transcurrido desde la última vez que nos vimos, ella se había marchado a al extranjero a estudiar la carrera de medicina.
Sin dudas opto por la carrera de sus sueños, lo que antes era un juego para ella (jugábamos a que ella era la medico y yo la paciente, no olvido las innumerables veces que "supuestamente "me pinchaba las nalgas con un palillo hahaha) ahora era una realidad, solo unos meses mas y en casa tendríamos un medico mas (mi madre lo es).
- Dejemos a un lado mi estado, dime hermanita, cuando viniste?
Fer- Y te quejas que mama es exagerada!!!
- Fer estoy bien, solo son unos pequeños rasguños, ya el médico me ha dicho que mañana me da de alta, en cuanto a la motocicleta, bueno esteeee lo pensare, sabes que me apasionan, te prometo que tendré mas cuidado.
-dulce llegue a casa por la mañana, moría por venir a verte, pero ya ves la exageraciones de mama, que descansara primero, luego almorzar, me entere de tu accidente ayer, dulce no es broma ehh, no te quiero más en esa motocicleta, mira que me has tenido sin dormir en todo el viaje, sabes que te adoro y juro que no soportaría perderte, te quiero hermanita.
-Fer
-Si?
-Fer
-Terca? Fer, esto pudo pasarle a cualquiera, llevo conduciendo más de 4 años y nunca me había pasado se que fui una tonta al conducir por esas calles a excesiva velocidad, no pasara otra vez, lo prometo (dije esto en tono de enfado)
-pero nena!! Ya por Dios, pareciera que te estas enfadando conmigo, yo solo me preocupo por tí pero veo que te molesta, tranquila no opinare mas.
-Ferrrr, nena no quise gritarte, sabes que te quiero mucho hermanita, por favor perdóname, no me siento nada bien, tengo mi cabeza hecha un ocho, me quiero largar de este lugar, necesito buscar a …..
-a quién? A quién vas a buscar dulce?
-Olvidalo, solo por favor abrazame!!!
Habia dicho anteriormente que la visita de mi hermana me habia caido del cielo, y no era en vano, estos 9 dias en el hospital he llorado mucho, sobre todo cuando llega la noche y me siento sola, extrañando demasiado a Gaby, preguntandome donde estara? Por qué no viene? Por que no me llama?, y es que no es lo mismo cuando lloras sola, que cuando hay alguien allí que te apapache, que diga esas palabras que tanto quieres escuchar, alguien con quien puedas desahogarte y que mejor que tu hermana, sé que hay hermanos que viven en conflicto pero gracias a Dios la que a mi me toco era un ángel.
María Fernanda era la mejor hermana del mundo, amoroso, comprensiva, capaz de todo por mi, me amaba demasiado, me eche a llorar en su hombro, mis lagrimas no paraban de salir, mi garganta comenzó a pasarme factura, me sentía ahogar en mi propio llanto, pensaba si era el momento de decirle la verdad, me aterraba pensara que me rechazaría por mis preferencias sexuales, ya me sentía mal y no quería que me dieran la estocada final, la guinda en al pastel o como quieran llamarle, la ausencia de Gaby y el rechazo de mi hermana sería peor a que me callera en el fondo de un volcán en plena erupción. Fer no dejaba de decirme que me quería mucho, acariciaba mi cabello, me besaba la frente……
-Fer
Sentí demasiada paz al escuchar las palabras de mi hermana, sin embargo el miedo pudo mas, asi que rápido cambie el tema. Hablamos de todo un poco, travesuras de la niñez, la universidad, su carrera, sus nuevos amigos, etc.
El reloj marcaba 6:45 cuando Fer se marcho, otra vez sola, otra vez ese vacío, otra vez ella, Gaby mi amor donde estas? Me repetía tantas veces, mi cuerpo no pudo mas ante tanto desgaste, todas estas noches sin dormir, caí en un sueño profundo y hubiera seguido dormida de no ser por la voz de mi madre, abrí mis ojos, por Dios sí que había dormido como bebita.
-Buenos días dormilona!!!
Me vestí, minutos más tarde ya estaba camino a mi casa, mama no dejaba de hablar, yo no estaba poniendo ni la mas mínima atención, no hice más que pensar en Gaby, mirar todos estos prados donde frecuentábamos montar a caballo, ver ese rio donde cada tarde nos escapábamos para disfrutar de nuestro amor, ver mi árbol, si ese mismo que una mañana ella escogió para mi (me encantan los arboles), al fin… otra vez en casa, estaba feliz, desde aquí las cosas serian mas fáciles, siempre he pensado que los hospitales enferman mas, esperaba recuperarme pronto, el médico sugirió dos días de reposo, luego de eso mi plan era ir a casa de Gaby y exigir una explicación, tuve la esperanza que en estos días sabría de ella, tal vez vendría a mi casa, una llamada, un mensaje, abrí mi habitación, me quede mirando mi cama, esta misma cama donde tantas veces la hice mía y fui suya (aprovechando la ausencia de mis padres), mi primera vez fue con Gaby y la suya conmigo, en mi mesa de noche habían dos porta retratos, una con la foto de mi familia y la otra Gaby y yo abrazadas, en la esquina del marco unas letras doradas con la inscripción "forever friends" sinceramente me molestaba eso, pero por cubrir las apariencias ya que nuestros padres no lo sabían era mejor así, además me entusiasmaba pensar que muy pronto le gritaría al mundo que era mi mujer y yo suya.
Tome el porta retratos, mi ojos se perdieron en sus labios, esos mismos que me encantaba besar, mis dedos comenzaron a acariciarla sobre el retrato, pensaba en su dulce voz, en sus besos, en sus carias en su olor, Gaby mi amor donde estas?, las lagrimas otra vez comenzaron a salir, el hecho de pensar que me ya no me amaba, que me había abandonado me hacia llorar aun mas, toc toc,
-dulce puedo pasar?? Me seque rápido las lágrimas,
-si Fer pasa….
Fer- Dios acabas de salir del encierro y entras a otro? Eso no está bien, a ver llamare a uno de los chicos para que te baje, el doctor dijo reposooooo, no encierro
-Pero ferrrrrr!!!
-pero nada muchachita, que yo quiero pasar el resto de la tarde con mi hermanita en el jardín
Minutos más tarde me encontraba con mi hermana en el jardín platicando mientras degustábamos de un delicioso jugo de naranja, el capataz de la hacienda vecina nos hacia una visita en busca de mi padre.
- Buenas tardes señoritas, he venido en busca de su señor padre para hacerle entrega de esta invitación, pero en vista que no se encuentra, por favor podrían entregárselo.
Fer - Claro Arnaldo (nos conocíamos desde hace mucho), pierda cuidado se lo daremos a mi padre en cuanto llegue.
-Está bien señorita dulce, pasen feliz tarde con su permiso.
- y ese de donde salió?
Fer- entonces debo descartar por completo ir a esa fiesta?
Hablábamos de esto cuando mi padre se hizo presente, se acerco a abrazarme y darme besitos

-Al fin mi nena en casa!!! Mi amor discúlpame que no acompañe a tu mama a buscarte, pero tenía muchos pendientes, me siento feliz de que al fin estés aquí, y doblemente feliz porque mis dos princesas están en casa, debería ser motivo de fiesta.
-Hablando de fiesta, papa, Arnaldo he venido a dejarte esta invitación, parece que el señor dictador tendrá una fiesta y nos ha invitado.
-Vaya!!! Me asombra que Lisandro Montes nos invite, y entonces cual es el plan
Fer - yo encantada de ir, me gustaría volver a ver a mucha gente de aquí, si la fiesta es en grande seguro que estará toda la gente del pueblo.
-Conmigo no cuenten, recién salí del hospital y no tengo ánimos de salir.
-Bueno iremos los tres y si tú no quieres ir respeto tu decisión.
-Gracias papa.
-Hijas las dejo, necesito hacer unas llamadas y de paso llamare a Lisandro para confirmar nuestra presencia
Seguimos nuestra plática con Fer, ella siempre tratando de preguntarme sobre mi situación pero yo siempre evadí el tema
Los días pasaron rápido, yo me sentía mucho mejor, quería salir en busca de Gaby pero los días lluviosos no me lo permitieron, no tenia excusa para salir, no quería que mis padres sospecharan así que me aguante las ganas más me prometí que el día siguiente ni las condiciones del clima me impedirían ir a buscarla.
- Fer puedo pasar?
Fer-claro, pasa
Mi hermana tenía al menos 5 vestidos sobre la cama.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:46 pm

-Y esto? Para cuando abrirás tu boutique?
-jajaja graciosa!! Que no ves que elijo me vestido para la fiesta?
-Ahhh la fiesta del dictador, lo había olvidado, -la verdad todo este tiempo solo he pensado en ella, además ni tenía por qué pensar en la dichosa fiesta ya que no sería participe (eso pensé) hasta que mi padre toco la puerta.
-Fernanda, hija tengo una noticia qua darte, mi amor discúlpame pero no podremos ir a la fiesta, la esposa de Jaime nuestro capataz está muy mal, tu madre ha sugerido que la llevamos al hospital del pueblo y eso queda muy lejos, saldremos en unos minutos, lo siento mucho mi amor.
Vi la cara de mi hermana denotaba tristeza, así que sin más como buena hermanita,- papa, claro que Fer ira a la fiesta, bueno iremos pues yo la acompañare..
-Qué bueno hija, gracias por ser tan linda, ahora, las dejo, solo vine por el coche
Salí de la habitación de mi hermana con sentimientos encontrados, me sentía tranquila de que no se quedaría triste en casa pero también me tenia mal ir a ese lugar, de verdad odiaba las fiestas, no necesite mucho tiempo para arreglarme, en vista de que todos sabían de mi accidente no necesite irme formal, me fui en jeans, un t-shirt y tenis, por esta vez estaría perdonada.
Al rato bajaba mi hermana, parece que ha traído el último grito de la moda de Europa, se veía hermosa (no porque fuera mi hermana), de veras me sentía aplastada, ella iba como una Reyna y yo en fachas, ni modo lo importante es que yo me sintiera cómoda.
Fer- entonces, que tal me veo
_que modesta mi hermanita por Dios, entonces nos vamos?
-Claro…..
Llegamos a la hacienda de los Montes, sin duda la fiesta era por todo lo alto, habían muchos invitados, el señor tirano (se creía dueño del mundo, tenía que ser militar), nos dio la bienvenida, explicamos la ausencia de nuestros padres, cruzamos algunas palabras, me deseo que me recuperara del todo muy pronto y de paso nos presento a su hija menor recién llegada de Europa, su nombre era Kitty, parece que se han caído muy bien con mi hermana así que la niñita nos hizo compañía durante unos minutos, era hermosa sin dudas, apenas contaba con 15 años pero estaba para chuparse lo dedos (hahaha), estaba escuchando la conversación de mi hermana y any sobre Europa, cuando vi pasar a alguien que me pareció conocida, si claro era nada más y nada menos que Maite, la hermana de Gaby, acompañada de sus padres, me alegre pues supuse que Gaby estaría en la fiesta.
Alguien hablo entre el público, era el señor Lisandro.
-A todos los presentes en nombre de toda mi familia, quiero darles la mas cordial bienvenida y de antemano agradezco que se hayan tomada la fina atención de asistir a esta fiesta en honor a mis queridos hijos Luis Diego, quien ha vuelto después de 7 largos años y también a mi pequeña any quien pasara sus vacaciones en nuestra hacienda
Los presentes respondimos con un caluroso aplauso, seguidamente el chico agradeció las palabras de su padre-papa muchas gracias y gracias a ustedes por aceptar la invitación y acompañarnos, aprovechando este momento, será un honor presentarles a mi futura esposa, ven mi amor, ella es mi prometida... Gabriela Montero.
Nuevamente los invitados brindaron un aplauso a la pareja, excepto yo que estaba en shock, no sabía si salir corriendo, pedir allí mismo una explicación a Gaby (la cual vi sonriente y feliz), si tomarlo a el por el cuello y decirle que esa mujer era mía, ponerle fin a esta farsa. No quise seguir mirando en dirección a ellos, el aire me estaba faltando, mis ojos estaban dando la señal que en unos segundos se inundarían de lagrimas, vire la cara al otro extremo (cosa que no debí hacer) y me encontré con la sonrisa hipócrita de Maite, en su estúpida cara se reflejaba alegría, burla y todavía tuvo el descaro de alzar su copa y guiñarme, por Dios que alguien me despierte, mama, papa, Fer, por favor hagan algún ruido, armen un escándalo, ahora mismo ya no importa si quieren darme una trompada, solo quiero despertar de esta pesadilla, no quiero sentir este dolor que me oprime demasiado el pecho.
Los invitados caminaban hacia el comedor, los miraba pasar, alegres, sonrientes, yo seguía estática en el mismo lugar, no sangraba, respiraba, sin embargo sentía que había muerto.
Fer-dulce, debemos ir al comedor-Ahhh, que, a donde?
Fer- nena estas llorando?, que te sucede?
-No me pasa nada, vamos al comedor.
Caminamos hacia el comedor, para mi mala suerte, nuestro asiento estaba frente a la "parejita", cuando tome asiento, nuestras miradas con Gabriela se encontraron, ella solo bajo la mirada y yo no deje de mirarla un segundo, ni sé donde estaba sacando fuerzas, de repente:
-Quiero hacer un brindis por mi hermanita y su prometido!!!
(Tenía que hablar esta imbécil)
-Gabriela me siento tan orgullosa de ti, no pudiste haber escogido mejor, Luis Diego felicidades tienes a la mujer más linda del pueblo, ahora la respuestas que todos queremos saber es, para cuando la boda?
Luis D:-por su puesto, es más les aconsejo que ya vayan preparándose para la segunda velada en esta casa, nos casamos en exactamente dos meses.
Dos meses? Fue la segunda puñalada de la noche, agregando que Maite seguía mirándome con ese gesto de burla, se habrá creído esta que estoy derrotada? ERROR, de esta casa no me voy sin dejarle claro a esta y a su querida hermanita que se acaban de ganar a la peor de las enemigas
-A todos los presentes, se que a lo mejor piensen que lo que diré no encaja en esta reunión, pero aprovechando que estamos todos reunidos: quiero brindar por la lealtad, por la verdad, por el amor y por la amistad, como ya sabrán hace unos días tuve un accidente el cual me envió directo al hospital, 10 días internada, 10 días en los que recibí muchas muestras de solidaridad y cariño, 10 días en los que mis más cercanos amigos estuvieron a mi lado apoyándome, especialmente de mi amiga Gabriela Montero quien aunque no estuvo cerca de mí, me envió decenas de mensajes al móvil deseando mi pronta recuperación, muchas gracias Gabriela, gracias por esta amistad que me brindas, en cuanto a ti Luis Diego, es un placer conocerte, reitero lo que Maite ha dicho, tienes lo que te mereces, una mujer decente, leal, amorosa, una mujer que jamás te engañaría y mentiría, verdad que si Gabriela?, de verdad les deseo toda la felicidad de este mundo, y por ultimo brindo por aquellos que por cubrir las apariencias huyen de la gran verdad, toda mi lastima es para este tipo de personas, el sol no se puede tapar con un dedo, amiga felicidades por que tienes lo que deseas.
-Señorita dulce me ha asombrado sus palabras y aclaro que no está de más en esta reunión me uno a su brindis yo también brindo por la amistad y el amor
La cena siguió como si nada, claro Gabriela y su estúpida hermana Maite entendieron mis palabras, Gaby ni siquiera levanto la cara durante toda la velada, yo era la bomba de tiempo, sabía que en cualquier momentos explotaría, mas la educación que me fue brindada por mis padres salió ganando, en mi primer lugar estaba de invitada en una casa, en segundo lugar toda esta gente no tenía por qué ser testigo de mi verdad y en tercero y esta era la que quizá sobresalía amaba demasiado a Gabriela y jamás le haría pasar la vergüenza de su vida, la cena culmino y llego el momento del baile, aproveche que Fer estaba entretenida con any, así que camine hacia el balcón, necesitaba aire, no podía creer lo que me estaba pasando, en tan solo días todo cambio, mi alegría de entregar la sortija a Gaby, mi accidente, mi desesperación y la puñalada de esta noche de repente sentí que alguien me tomo del brazo de una forma tan brusca.
-Se puede saber que pretendías con ese brindis, que diablos buscas estúpida, te duele que mi hermana no te hiciera caso, mírate nada más que diría esta gente si te gritara que eres una lesbiana dolida por que su amiga no le hizo caso.
-Vamos a ver, aquí la única imbécil eres tu Maite, anda!!! Grítalo, díselo a toda la gente y luego me tocara hablar a mí, si soy lesbiana al igual que tu hermanita, vamos imbécil dilo ve y grítalo frente a toda la gente, frente a esa misma gente le preguntare a tu hermana si miento cuando digo que hace solo unos días me pedía entre gemidos que la hiciera mía, que desde hace tres años tenemos una relación y que el día que fui a buscarla era para fijar la fecha de cuando le diríamos a nuestros padres toda la verdad, vamos estúpida sigue diciendo que soy la lesbiana que su amiga no le hizo caso y veras quien saldrá mas avergonzada.
-Por Dios ya quisieras tu, mi hermana jamás te haría caso, si no eres más que una vergüenza de la naturaleza.
-A si? Vamos a ver que dice tu hermanita de esto (caminaba directo al salón cuando nuevamente me tomo del brazo)
-Como te atrevas a ensuciar el buen nombre de mi hermana y te juro que…
-Qué? Que harás *******, tu y toda tu familia me hacen los mandados, ni te creas que esto se quedara así, ahora mismo sabrás de lo que soy capaz.
-dulce por favor, no fue mi intensión hacerte sentir mal, por favor dejemos esto así
-Vaya!! Qué te pasa perra, se te ha metido el rabo entre las patas?, sabes que hoy tengo ganas de divertirme contigo, a ver que me das a cambio de que no entre a ese salón para desenmascarar a tu hermanita?
-No te atrevas imbécil, no me acostaría con una lesbiana!!
-Descuida!!! Tú no eres de mi tipo, siempre he pensado que ni en mis grandes calenturas te tocaría, tengo diez dedos, tu de veras me pareces tan poca cosa Maite, es que mírate joder eres tan sin gracia, pero eso si, ahora mismo te quiero de rodillas, pídeme perdón por haberme ofendido, si no lo haces todos sabrán mis amoríos con tu hermana.
-Estás loca? Jamás me humillaría frente a una puta lesbiana.
-A no?, entonces ven y escucha lo que tengo que decir, créeme tres años de relación sirven para reinventar el kamasutra!!!
-dulce espera, será como tú digas
-Así me gusta!! A ver quiero verte (sentí una sensación de placer mientras comenzaba a doblegarse frente a mí, sin dudas era una sensación mejor que cualquier orgasmo hahaha)
-Lo siento mucho dulce, nunca más te ofenderé.
Se puso de pie mirándome como perra asustada, sin dudas esto era una probadita de lo que vendría, era solo el principio de mi venganza.
--Gracias señor Montes!!!.
Me quede en el balcón mirando hacia la hermosa laguna que ambas haciendas compartían (la de mi padre y este señor), lo que acababa de hacer con Maite no me tenia satisfecha después de todo, me sentí muy mal, me preguntaba cuales eran las razones por las que Gaby estaba actuando así, la estarán obligando?, por Dios de ser así jamás permitiría que hicieran un infierno de su vida por gustos de su familia, la palabra venganza rondaba cada vez mas mi cabeza, pero en mi corazón (aun con lo lastimado que estaba) le daban el beneficio de la duda, tenía que buscar la manera de hablar con ella y preguntarle, en eso estaba y parece que estaba tan concentrada pues no me percate que estaba alguien cerca de mí.
-No sientes frio aquí?
-Uhmm… pues sentirás frio tu, yo tengo demasiado calor, y si tienes frio deberías entrar a la casa te puedes resfriar.
-Pareciera que me estas corriendo, tu hermana se ha quedado en la sala, me pregunto si te había visto, pero desde que termino la cena no te vi mas.
-Será porque me estaba ahogando, sentía demasiado calor, perdona como es que te llamas?
-Jajaja pero si solo hace unos minutos nos presentaron me llamo any.
-Ahhh cierto, ya me acorde te llamas como la chica que traspasa las paredes de la serie de los x men.
-Veo que también te gusta la serie, soy fanática de ellos.
-Si me gustan,- dije esto colocándome un cigarrillo en la boca, iba a encenderlo cuando de repente….
-Oyeeee (dijo esto quitándome mi cigarrillo), tengo entendido que acabas de salir del hospital, eso significa que estas bajo medicamentos así que no debes fumar.
Pero que se había creído esta mocosa, quietarme mi cigarrillo y encima dándome consejitos, acaso se creía la mama de los pollitos?
-Niña no vuelvas a hacer eso, no tienes por qué meterte en mis cosas, si quiero fumar lo hare y si no te gusta lárgate y déjame sola!!!
Extendió su mano entregándome el cigarrillo, no sin antes bajar la cabeza mirando al piso y mientras lo tomaba me regalo la mirada más tierna que jamás nadie me había dado, una combinación de vergüenza y ternura, casi a punto de llorar, era toda una niñita. Que estoy haciendo por Dios, ella solo está diciendo la verdad, yo no debo fumar ahora, solo esta preocupándose por mí, y yo estoy rematando con ella, no es justo.
-Yo, yo, noooo, este, yo no quise quitarte así tu cigarrillo, lo siento
-Espera any, ven acá, any!!!
Ashhhh había salido disparada, seguramente se echo a llorar, se encerró a su habitación (típico de las niñitas de papi), fue a llorar en el hombro de su papa, etc. Quise disculparme pero ella no me quiso escuchar total me vale, si ella fue la que se metió conmigo.
Escuchaba pasos que venían del salón, alguien se acercaba….
-Te ves hermosa mi amor, soy el hombre más feliz del mundo!!!
-Bueno entonces el hombre más feliz del mundo es todo para mí!!!
Había escuchado todo, Gabriela venia del brazo de ese imbécil, y yo que le estaba dando el beneficio de la duda, escuchaba como se besaban, no sé si ella lo hacía a propósito o es que aun no se percataba de mi presencia, Salí como pude de ese lugar, le hice señas a Fer, Salí casi corriendo, cuando ya me encontré lejos no me pude contener mas, lloraba como una niña, comencé a patear la goma del coche, sentía dolor y es que no recordaba que recién había salido del hospital.
Fer:- eyyy, dulce que estás haciendo, que te pasa?
-No me pasa nada solo vámonos, yo no debí venir a esta maldita fiesta, te divertiste?? Si es así bien por ti, no sé por qué diablos accedí a tus caprichitos
Fer -un momento dulce la que se ofreció en acompañarme fuiste tú, no te obligue, por mi no había ningún problema si me quedaba en casa.
-Bastaaaaa, solo arranca el maldito coche
.Fer: -pero por Dios que te sucede? Está bien nos vamos pero sabes tienes mucho que explicarme, ese brindis tuyo estaba muy sospechoso, es acaso lo que creo, ese chico te gusta y te cambio por otra?
-Ese chico??? Por Dios, no seas ilusa, quien te dijo que me gustaban los hombres (sin darme cuenta ya me había confesado)
Fer:- cómo?
El silencio reino en el coche, Fer siguió conduciendo si decir una palabra y yo tampoco quería hablar, ya lo había dicho, si no lo entendió que mal por ella, ahora solo faltaba que me odiara por esto. Llegamos a casa, baje rápido, lo menos que quería era dar explicaciones.
Fer:- espérate dulce tu y yo tenemos que hablar
-Y de que quieres que hablemos Fernanda? Ya lo sabes ya te lo dije, soy gay, que parte de eso no entiendes?
Fer: -mira eso ya lo entendí, y por Dios hermanita no te juzgo, el hecho que seas este, pues que seas eso
-Que eso? Dilo Fernanda que sea lesbiana!!! Entre más rápido te acostumbras a decirlo mejor.
Fer: -dulce es que entiende, eres demasiado femenina para que ahora digas que te gustan las mujeres, mira solo tienes 18 años, en esta etapa tendemos a ser confusos, soy mayor que tu, nunca me paso algo así, pero en el extranjero tuve algunas amigas que pasaron por un proceso así, y todo fue confusión, ahora tienen parejas chicos, y no es que no quiero aceptarte dulce, mira en esta país lamentablemente los homosexuales son muy mal visto y yo no quiero que sufras.
-O sea que le temes al que dirán, mira Fer te diré esto y solo lo diré una vez, para mí tampoco fue fácil el día que me di cuenta que era gay, esa mujer que anuncio su compromiso con ese tarado, esa mujer ha sido mi pareja por tres años y solo hace unos días teníamos planes de hablar con nuestros padres y decir la verdad, no importando lo que viniera, nuestro amor era más fuerte que todo, escúchame bien soy gay, y no tengo la culpa de ser así, no estoy confundiendo nada, si ella quiere cubrir las apariencias y es feliz con eso pues que lo haga, yo no soy capaz de aparentar lo que no soy, con ella o con otra chica, pero jamás escúchame bien, jamás me veras con un hombre, no es lo mío, buenas noches hermanita.
Fer:- dulce, te exijo que me escuches, dulce te estoy hablando, dulceaaaaaaaaaaaaa
Me encerré en mi habitación, no tenía ganas de discutir, sinceramente ya era suficiente, mi corazón estaba totalmente destrozado, me aferre a mi almohada, recordé que en mi mesa de noche estaba la fotografía de esa lo tome y con tanta rabia lo hice pedazos, el llanto no tardo en aparecer, lloraba con tanto sentimiento, recordé ese momento en que la conocí, como se fueron dando las cosas, ni siquiera fui yo la que tomo la iniciativa, no niego que ya me gustaban las mujeres pero nunca me hubiera atrevido de no ser porque aquella tarde mientras hacíamos la tarea me confesó que estaba perdidamente enamorada de alguien y que quizá nunca le haría caso, mientras la abrace para consolarla levanto la mirada y me planto tremendo beso y me dijo "dulce te amo!!! " Dios sentí que el mismo cielo se abrió aquel día, maldita seas Gabriela por qué después de hacerme tocar el cielo me condenas a este infierno, te odio, te odioooooooo, pero juro que esto no se queda así, te voy a hacer pagar y muy caro. Pase dando vueltas en mi cama lo que restaba de la noche, no lograba conciliar el sueño, odio tener que hacer eso pero tome unas pastillas para dormir y ni siquiera me causaba efecto, recurrí a una segunda dosis, quería dejar de llorar, otra cosas vinieron a mi cabeza, mi hermana ya sabía de mis preferencias sexuales, que pasaría ahora, acaso perdería a mi hermana, any, pobre niña de verdad fui tan dura con ella (no pude evitar sonreír mientras recordaba su carita), joderrr y que hago yo pensando en esa mocosa, a mí que me importa!!!! Al fin el efecto de las pastillas……
-Se quién eres, pero no por eso puedes entrar a mi casa como si fuera la tuya, respeta!!
La voz de Fer me despertó, veo el reloj son las 10 am, joderrrr estas pastillas por poco me convierten en la bella durmiente. No tenía ganas de levantarme, pero los gritos de mi hermana se estaban volviendo cada más peor. Joderrr, abrí la puerta,
-pero qué diablos son esos gri…. Pero como te atreves a venir a mi casa después de lo me has hecho!!!
Fer: -dulce dile a esta mujer que se vaya ya mismo, entre ustedes no hay nada que decir, así que por favor váyase por donde se vino, ahora!!!
- Mira imbécil a mi hermana la respetas!!
-Gaby
-Vaya, la que se cree gran mujer resulto ser lo que pensé, una mocosa asustada.
Gaby- quiero hablar contigo dulce y a solas (dijo esto mirando a mi hermana)
-Fer por favor déjanos solas.
Fer: -pero dulce
-Fernanda se que lo que tengo que hacer, por favor!!! Pasemos a mi habitación, y por favor se breve tengo muchas cosas que hacer.
Gaby: - no te preocupes seré breve.
-Te escucho
Gaby:- dulce yo quiero decirte que lo nuestro se acabo, fue lindo mientras duro pero he encontrado algo mejor, yo estaba muy confundida y sé que tú no eres la persona con la que yo quiero estar, quiero empezar de nuevo y que mejor que con mi prometido, tengo mucho planes, yo te ofrezco mi amistad, yo se que tu eres una gran persona, siento mucho todo esto, pero yo ya no te amo, es mas creo que cuando dije que te amaba te mentí, lo que siento por Luis Diego no se puede ni comparar con lo que sentía por ti, lo amo demasiado, lo siento mucho dulce, pasa buen día.
-Ahhh si que te crees, que tu vienes y te metes a mi casa así como así, me despiertas, me dices toda esta porquería y te vas, no, de aquí no te vas a ir sin que yo te haga pagar por esto (la tome del brazo y con fuerza la tire sobre la cama) así que encontraste algo mejor no?, espera que te coja y luego me dices quien es mejor, comencé a besarla a la fuerza, antes su oposición la tome por las dos manos, no tenia salida, solo Dios podía ayudarla, la puerta estaba asegurada y yo solo tenía una propósito, esta no salía de aquí hasta que no fuera mía.
Gaby: - suélteme dulce!!!
-Claro te soltare cuando reconozcas que eres mi mujer!!
Gaby: -estás loca, amo a Luis Diego ya te lo dije.
Mi rabia aumento y mordí sus labios con fuerza, el sabor a hierro ya había llegado a mi boca, mas no era suficiente, de un tirón rompí su blusa, arranque su sujetador, me volvió a gritar que lo amaba ante esto La tome por el cabello y le di un fuerte golpe en la cara. Ella lloraba y entre su llanto…
Gaby: -dulce suéltameeeee, por el amor de Dios, estoy EMBARAZADAAA!!!
No daba crédito a lo que había escuchado, me quite rápidamente sobre ella, mi boca estaba totalmente reseca, el dolor en mi pecho en segundos se hizo inmenso, quería matarla allí mismo, su cara reflejaba temor.
Gaby: -no queda nada de la mujer que un día conocí, eres un animal dulce, ese es lo que eres un animal, me das asco.
Me abalance nuevamente sobre ella, pero esta vez con todas las intenciones matarla, una zorra como esta no merecía vivir, la tome por el cuello y comencé a estrujarlo con más fuerza cada vez, estaba cegada por tanto odio, no me importaba ella mucho menos el hijo que esperaba, no me importaba pasar el resto de mi vida tras las rejas, lo único que me importaba era hacerla pagar por lo que me había hecho, ella trataba de golpearme, al principio con golpes fuertes en mi pecho, luego se volvieron mas suaves, alguien me quito sobre ella con fuerza, estaba totalmente fuera de mi, me encontré con el rostro de mi padre, no sé en qué momento tiro la puerta, Gaby estaba sobre la cama tratando de respirar.
-La única que da asco aquí eres tú, tu Gabriela, a ver dime desde cuando te estabas acostando con ese? Responde maldita sea!! Desde cuando te has estado burlando de mi, dime crees que yo merezco esto, dimelooooooo!!!
-Que significa esto dulce???
Salí corriendo de mi habitación, no sabía a dónde ir, por Dios estuve a punto de volverme una asesina y doblemente asesina, alcance a escuchar la voz de Fer que gritaba mi nombre, no me detuve seguí corriendo, vi el coche de mi padre estacionado frente a la casa, por suerte la llave estaba enganchada, arranque y conduje sin rumbo, no sabía a dónde ir, la única persona que sabia escucharme era mi abuelo pero no estaba más, conduje hasta el cementerio, baje del coche y sentí un fuerte dolor en pie izquierdo, ni siquiera me di cuenta que había salido de la casa descalza un trozo de cristal había hecho de las suyas, cada paso que daba la sangre aumentaba mas, en realidad ni le di importancia, me tumbe sobre el nicho de mi abuelo, allí pase llorando por más de una hora, luego que me desahogue, ya pensé con más claridad, no podía volver a mi casa, tenía que esperar que las cosas se calmaran y hablar con mis papas, pero a dónde diablos iría, si no tenía un maldito centavo Salí en piyamas.
Ashhhh y ahora que iba a hacer, y para colmo mi móvil tampoco viene conmigo, Diossss y ahora que hago, me quede mirando al suelo, miraba como las hormigas se daban el festín con la sangre que había dejado, estoy herida, debo ir a un médico antes que esta herida se infecte, médico??? Claroooo ya se a donde ir, conduje por unas veredas, lo menos que quería era pasar por las calles del pueblo, Fer y mi papa seguramente estarán buscándome, una hora después llegaba a mi destino, toque la puerta muchas veces pero nadie respondió, me di por vencida, iba directo al coche…
-Papa, yo….
-Sabes que, pregúntale a esta zorra.
-Eyyy en que le puedo servir?
Entre a la casa y me senté en al sillón, tuve mucho cuidado de no manchar con sangre la alfombra, por suerte me había acordado de Bianca, fue la doctora de mi abuelo por muchos años, era una mujer de unos 40 años pero con espíritu de una chica de 15.
-Listo niña dulce, por cierto he visto sangre en el acelerador, esta herida?
-Le mostré la herida.
-Por Dios niña, así que un rasguño nada mas, espéreme aquí voy por el botiquín.
Mientras Bianca hacia su trabajo, le dije si podía quedarme esa noche en su casa, a lo que ella accedió gustosamente, hablamos mucho sobre mi abuelo, le comente que lo extrañaba mucho, quiso preguntarme sobre lo que pasaba pero yo siempre evadí el tema, le dije que necesitaba descansar ella sin más me llevo a la habitación.
-Recuerde que esta es su casa niña dulce, descanse!!
-Bianca, solo necesito un último favor, no quiero que mis padres sepan que estoy aquí, ya luego hablaremos, puedo contar con eso?
-Por su puesto niña, descuide que no diré nada.
Parece que las pastillas que me dio Bianca eran súper buenas, pase el resto de la tarde durmiendo, eran las 7 de la noche cuando me desperté, moría de hambre, me levante y fui directo a la cocina, sobre la mesa había una nota:
"Niña dulce:

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:46 pm

Tuve que salir a ver a un paciente, he hecho algo para cenar esta sobre la cocina, hasta mas tarde besos."
La sopa de Bianca estaba deliciosa, cene, luego me duche, al parecer Bianca se calculo todo, me había dejado ropa sobre las toallas, no eran de mi talla pero bueno eran para dormir, las imágenes de lo que paso en la mañana vinieron a mi cabeza, Diossss y ahora que pasaría, como lo tomaran mis padres cuando se enteren que soy lesbiana, ellos son tan conservadores, que dijo Gaby en su casa respecto a los golpes? Estaba en gravísimos problemas, una demanda sería fatal.
Pase toda la noche despierta, mis pastillas estaban en casa, y no quería molestar mas a Bianca, ni modo la siesta de la tarde sería suficiente, las horas pasaron y yo no logre dormir un minuto, cuando estaba a punto de dormir, escuche ruidos, Dios eran las 7 am Bianca estaba alistándose para ir al hospital, me levante, platicamos un momento, con mucha pena le dije si podía prestarme dinero para comprarme algo de ropa, a los que ella accedió, desayunamos y luego nos despedimos, tenia turno en el hospital.
No quise sacar el coche ya que así me ubicarían con facilidad, fui a la tienda más cercana, estaba eligiendo algunas camisetas.
-Señorita Borjez, que gusto verla otra vez.
Ese imbécil, no solo me roba a la mujer que amo (nadie le roba nada a nadie, el que se va es porque así lo quiere), y encima me dice estas cosas, termine de hacer mis compras, estaba tan enfadada, ese infeliz sin dudas había amargado el día, tenía ganas de regresar y restregarle en su maldita cara toda la verdad. Sabía que Bianca no llegaría temprano, no quería pasar sola en casa, eso me ponía peor, saque el coche y decidí ir al rio, ese lugar donde tantas veces estuve con Gaby y que también me sirvió para pensar ciertas cosas de mi vida, sabía que allí no llegaba nadie, era un lugar alejado.
Al fin aire puro, el sonido del agua era relajante, al fin lejos de todo el mundo…. Pero sorpresaaaa, creo que mi lugar secreto había sido descubierto por alguien mas, quien diablos se atrevió, ashhhhh, camine casi de puntitas quería saber quien estaba allí pero sin ser descubierta, mire su ropa, sin dudas era una chica y por lo que miraba en el suelo, estaba totalmente desnuda, mmmm creo que deleitare mi vista unos minutos, estuve observándola era hermosa, perfecta, como no lo pensé antes, Diosssss que bueno que decidí venir a este lugar, Luis Diego ya veremos cuanto te dura el odio hacia los homosexuales, ya veremos cuanto tiempo me llevare para tener ese cuerpo desnudo en mi cama, any eres el instrumento perfecto para mi venganza!!!!
Busque el mejor lugar para obtener la mejor vista, any era hermosa, por un momento deje de pensar en Gaby, en el imbécil de Luis Diego, mi cabeza se quedo en blanco, parece que la niñita era muy buena en natación, hizo la demostración en todos los estilos, pero el ultimo me hizo tragar en seco, estilo Dorso, me estaba regalando la mejor vista de la tarde, ese cuerpo será todo mío juro que si, tanta prisa tenía en encontrar ese lugar para verla mejor y no me percate que estaba sentada en una rama que estaba hueca, le hacía falta muy poco para desprenderse cuando quise moverme era demasiado tarde, ya iba en picada con todo y rama, ya se imaginaran la escena, quería sumergirme y no salir mas, tragameeeeee rioooo!!!!
No tarde tanto tiempo en salir a la superficie, ni modo que me ahogara, me vale, pero y ahora que le diría??
-Pero qué hace usted aquí? Me estaba espiando?
-No se preocupe señorita, me marcho y si tengo que pagar por usar su rio solo dígame cuanto es!!!
-Vaya vaya por que será que ustedes todo lo quieren arreglar con dinero?
-Nosotros? Se refiere a mi familia? Por qué no termina de decir que tiene usted contra mi familia, desde que la conocí he tratado de ser amable con usted y siempre termina haciéndome sentir mal, acaso soy tan desagradable? (Dijo esto con la voz quebrada)
-any, yo no quise ofenderte solo me moleste que me llamaras pervertida, yo de veras no sabía que estabas aquí.
-Tranquila ya entendí… solo hágame un favor, vírese mientras yo salgo
-Ok no hay problema!!!
Mientras se vestía mi maquiavélica cabeza comenzó a trabajar, si quería tenerla cerca no me convenía tratarla así, tenía que buscar la manera de ganarme su confianza.
-Lista, dulce le prometo que nunca más vendré a su rio.
Salí del rio, busque un lugar apropiado para sentarnos, elegí el suelo al menos se que no se desprendería (hahaha).
-any yo últimamente he tenido muchos problemas, desde mi accidente mi actitud ha cambiado mucho, tengo ciertos problemas en casa, y respecto a la pregunta que hiciste, la respuesta es no, no eres desagradable, eres demasiado agradable, yo tenía todas las intenciones de platicarte durante la velada en tu casa, pero ya ves yo no tengo mucho que platicar sobre cosas del extranjero, a los más lejos que he ido es a Caracas, no he salido de mi país, bueno ahora no, pero de niña mis padres solían viajar a México, mi abuela era mexicana, y de México lo único que puedo decirte es que es un país hermoso, hace ya muchísimos años que no vamos, y por cierto quiero pedirte disculpas por lo que paso en tu casa, yo iba a disculparme en ese momento pero parece que eres hermana de Flash, saliste como rayo.
-Jajaja no pasa nada, la que debe disculparse con usted soy yo, no debí arrebatarle así el cigarrillo lo siento.
-Bueno si eso te hará sentir bien estas disculpada, pero también quiero escuchar que tú me disculpas.
-Eso es chantaje?
-Noooo, como crees
-Solo es broma, dígame usted por qué es tan seria?
-Mmmmm, creo que no podre!!!
-Y eso por qué?
-No lo se, solo me gusta tratar con respeto a los demás
-Pero no me estas faltando al respeto somos jóvenes y podemos tratarnos de tu, pero si no te agrada entonces me veré en la necesidad de tratarte de usted, no quiero que pienses que te estoy faltando al respeto.
-Sera como tú quieras dulce!!!
-Ohhh eso me gusta más, de veras eres bien agradable, y por favor olvida lo que dije antes, a este rio puedes venir cuando quieras siempre y cuando seas solo tú quien sepa de este lugar, me gusta venir aquí para relajarme pero no será nada lindo si cada que venga encuentre caras nuevas.
-dulce yo lo siento por haberme tomado el atrevimiento y descuida yo ni siquiera me acuerdo como llegue.
-Eso significa que no vendrás mas?
-Eso significa que solo lo hare de vez en cuando, y nunca hablare de tu lugar secreto, lo prometo (dijo esto levantando la mano derecha a la altura del hombro, y otra vez esa sonrisa de Ángel)
-Muchas gracias bonita, sabes por mi accidente he tenido un grave problema en la rodilla, el médico me aconsejo unas clases de natación, me gustaría mucho encontrar a alguien que me diera clases de natación pero en este rio, para mi mala suerte todos los maestros quieren impartirlas en el complejo del pueblo y yo odio esos lugares, ojala encontrara a alguien, yo he venido muchas veces aquí y sabes apenas se nadar, sola no podría con las sesiones que necesito.
-Bueno yo no soy maestra de natación, pero he practicado desde los 6 años, si quieres yo podría ayudarte.
Bingoooooooooo!!! Justo lo que quería… ayyy dulce eres un geniooooooo
-De veras lo harías?
-Por supuesto, por las tardes no tengo nada que hacer y es aburrido estar en casa, te parece bien si empezamos mañana desde las 2 de la tarde?
-Perfecto!!! Solo quiero que me digas algo, no voy a crearte problemas cierto? Tu padre no se molestaría?
-Pero claro que no, tampoco lo gritaras a las cuatro vientos o si?
-Como crees, entonces será nuestro secreto.
-Si, nuestro pequeño secreto, ahora si me tengo que ir dulce, nos vemos mañana.
-Por su puesto, cuídate mucho yo me quedare un rato mas.
-Chao.
-any!!!
Mientras ella se alejaba…
-Si?
-Muchas gracias por ayudarme, eres una niña muy buena y muy agradable, tengo la sensación que tu y yo seremos muy buenas amigas.
-No agradezcas dulce lo hago con muchísimo gusto, no
Cuando quise responder las palabras ya no me salieron, mi padre entraba a la cocina, seguramente los dos me pedirían una explicación de lo que había pasado ayer.
-dulce!!! Se puede saber a dónde pasaste la noche, tu hermana y yo te hemos buscado por todo el pueblo, tu madre no ha dormido por la preocupación, es que acaso te gusta preocuparnos?
-Papa las cosas ayer estaban demasiado mal, que importa donde me quede lo importante es que estoy aquí, y por favor necesito ducharme.
-Está bien dulce solo te pedimos unos minutos más, tu madre y yo sabemos el motivo por el cual quisiste matar a Gaby, hija estoy tan decepcionado de ti, el problema no es que seas lesbiana, el problema es que intentas forzar que te amen, Gaby no tiene la culpa que ella nunca te hiciera caso, en el corazón no se manda hija, ella no es lesbiana.
-Qué? Que no es lesbiana, hazme el favor papa, no hables de lo que no sabes, tu hija soy yo pero parece que es mejor creer a los demás, papa, mama no les diré nada, la verdad siempre sale a la luz y ojala no sea muy tarde cuando se den cuenta quien está mintiendo, ahora me iré a duchar buenas tardes.
Fui directo a mi habitación, estaba enfadada, esa zorra ha virado a mis padres en mi contra, Gabriela disfrútalo mientras puedas, ya llegara tu día. Mientras me duchaba otra vez mis lagrimas comenzaron a salir, Gaby me estaba destruyendo, siempre fui una chica de buenos sentimientos, jamás pensé dañar a nadie, pero ahora mis pensamientos ya no eran los mismos mi sed de venganza era demasiado, ahora solo me quedaba esperar que las horas pasaran, ya quería que fueran las dos de la tarde del siguiente día. Recostada en mi cama pensaba cómo hacer para que any se enamorara como loca de mi, luego vendría una serie de maldades contra Gaby y Luis Diego, pero para eso necesitaba a any, que mejor que pegarle a Luis Diego donde más le dolía, me daba gusto imaginar cómo reaccionaría al darse cuenta que su hermanita era homosexual, quería que los días pasaran rápido.
-dulce puedo pasar?
-Claro Fer, pasa……….
-Por Dios dulce me asustaste, donde pasaste la noche y por cierto a la próxima vez hazme caso, tu y esa mujer no tenían nada que decirse, ya sabía yo que esto terminaría mal.
-Fer, no quiero hablar de eso, ya pasó, de esa imbécil no quiero saber nada.
-Mejor así hermanita, mira algún día encontraras una chica que si te va a valorar y te va a amar, ya verás que si, te quiero dulce y ahora te dejo para que descanses
-Yo también te quiero Fer y muchas gracias por ser tan linda, no bajare a cenar, hasta mañana.
Tome mi móvil y le hable a Bianca, agradeciendo su hospitalidad, le dije que ya estaba en casa y que pasaría por la mañana al hospital a dejarle su dinero. No pude evitar pensar en any, en lo que había pasado en el rio, ayyy maldita rama, que jugarreta me hizo, lo bueno que any se trago el cuento, que inocente la niña por Dios, me quede profundamente dormida, eran más de las 11 am cuando me desperté, *******, últimamente me despierto súper tarde, me duche y fui en busca de Bianca, le pague su dinero, y de regreso a casa, justo a tiempo aun faltaba 45 minutos para las 2 de la tarde, almorcé y minutos más tarde partía hacia el rio. Estacione el coche y ella sentada allí esperándome, era muy puntual la niña.
-Hola, lo siento si me tarde, tenía algunas cosas que hacer.
-Creo que fui yo la que vino muy temprano no crees?
-No lo creo, pero lo bueno es que ya estamos aquí, entonces empezamos?
-Claro, solo espera que me cambie de ropa.
-Ok yo también lo hare.
Mientras ella se cambiaba mire su bolso con dibujos de piolín, llavero de piolín, su móvil con estampas de piolín, lo único que faltaba era que saliera con un traje de baño de piolín (ashhhhh nunca me gustaron estas cosas), traía puesto mi traje de baño así que solo me quite el short y la camiseta, opte por el traje de baño más descarado que tenia (hahaha).
-Estoy lista dulce (ella vestía un mono short).
Aun no me miraba a mí y cuando lo hizo….
-Ahh aaa dulce, te decía que que ya estoy lista.
-Ok yo también estoy lista, al agua entonces?
-Sí, claro al agua.
Fueron casi dos horas de práctica, ella estaba súper incomoda de verme en ropas demasiado diminutas.
Los días fueron pasando, y yo fui actuando, algunos presentes con el animado de Piolín, los mensajes de texto cada noche fueron más frecuentes, las llamadas, y lo que me estaba agradando era que aunque muchas veces se avergonzaba me dejaba acércame mas, muchas veces estuvimos tan cerca, sentí su respiración en mi cuello, sus senos en mi espalda, any ya estaba tomando mucha confianza.
-Sabes any deberíamos ir por unos helados al pueblo, quieres?
-Siiiii yo quierooooo!!!
-Jajaja bueno entonces vamos.
Mientras conducía se me ocurrió algo, yo necesitaba saber hasta dónde mi plan estaba dando resultado, tome mi móvil y fingí una llamada.
-Hola mi amor, si estoy con mi amiguita, de veras? Entonces vienes el próximo fin de semana, ayy que bueno mi amor, te amo, te espero entonces chao.
La mirada de any había cambiado rápidamente.
-Entonces el fin de semana no practicaremos dulce?
Te parece si lo dejamos para luego de veras dulce necesito descansar.
-Ok, como tu digas, pero te dejare en el otro atajo así llegas directo a tu casa, te parece?
-Si está bien.
-Espera any, el respaldo del sillón está mal, ahora mismo lo arreglo.
El respaldo estaba bien solo necesitaba estar cerca para hacer lo que tenía pensado, me baje del coche y pase al lado del copiloto, presione la palanca del asiento, intencionalmente lo corrí hacia adelante, la boca de any quedo a centímetros de la mía, esta era mi prueba de fuego, era el todo o nada, mis labios ya estaban sobre los de ella, pensé que me rechazaría pero….. Sorpresa, me dejo besarla, lo único que hizo fue cederle el paso de mi lengua a su boca, la bese todo lo que me dio la gana y ella estaba allí estática, sin hacer nada, segundos más tarde sentía como sus manos apretaban mi espalda, pareciera que no quería que terminara, no quería dejarme ir, ay niña no sabes lo que te espera, acabas de encontrar al diablo en persona!!!!
Se dejo besar por varios minutos, me apretaba contra ella, su respiración estaba totalmente acelerada, estaba temblando como una hoja sacudida por el viento, de repente reacciono y se alejo.
-dulce llévame a mi casa por favor.
-any yo, lo siento no sé que me paso.
-dulce solo llévame a mi casa, por qué lo hiciste? Eso está mal, el homosexualismo es pecado, no quiero volver a verte.
-any te aseguro no volverá a pasar, está bien te llevare a tu casa, solo por favor no quiero perder tu amistad.
Arranque el coche y fui directo a su casa, los 7 minutos que duro el viaje fueron de absoluto silencio.
-dulce, lo siento tu y yo no podemos seguir con las clases, no quiero estar cerca de ti, no quiero verte, no me escribas, no me llames, no quiero nada de ti.
-Es tu última palabra any, de verdad no me quieres ver, de verdad no quieres saber nada de mi, porque ese beso me dice todo lo contrario, mírame (apague el coche), mírame any y dime que de verdad es eso lo que quieres.
-Si es eso lo que quiero, y anda con tu novio a él es quien tienes que besar y no a mí, te odio (bajo del coche y como siempre se alejo como rayo)
-any, espera, por favor déjame explicarte, any!!!!
Ashhhh me lleva el diablo, bueno ni modo ya se le pasara, desde ahora contare los días, su reacción fue por celos, tiene que volver. Llegue a mi casa, mi plan estaba resultando estaba más que satisfecha, me quede mirando el calendario, desde mañana justo quedaba un mes para la boda de Gaby.
Ayyy gaby, maldita sea cuanto te extraño, muero por salir a buscarte, muero por besarte, por hacerte el amor, maldita seas Gaby mil veces maldita, por qué me hiciste tanto daño, por qué me has convertido en un monstruo, por qué si tu sabias que te amaba con mi vida. Recordé que hace unos meses grabamos un video intimo, prometí a Gaby borrarlo luego de verlo pero no lo hice sin antes hacer una copia, lo tenía en mi laptop, me sentí tentada a mirarlo, ashhhh y yo para que pienso en esa puta, méteme en tu tonta cabeza dulce, esa mujer solo merece tu desprecio, tu odio, y ya es momento de borrar todo esta ******* que me recuerda a ella, elimine hasta la ultima fotografía, no quería saber nada de ella.
Ahora bien ese beso con any me tenia tonta, fue hermoso, mientras le bese ni siquiera pensé en mi venganza, ya era la segunda vez que me pasaba, dos veces en la que me desconectaba de la realidad, dos veces en las que sentí que en el mundo solo existíamos ella y yo, mierdaaaa!!! Ten mucho cuidado dulce, any es solo tu instrumento de venganza, grábatelo joder.
Al siguiente día como siempre hice acto de presencia en el rio, llegue antes de las dos de la tarde, los minutos fueron pasando y nunca apareció, estaba muy enfadada, como es que una mocosa se atrevía a dejarme plantada, pase la tarde súper enojada, el siguiente día paso lo mismo, ella tampoco apareció, quería tirar mi habitación, no sabía exactamente que me pasaba, si estaba molesta por qué mi presa se había escapado de mis manos, por qué mi venganza ya no se llevaría a cabo o es que extrañaba su compañía, ni yo mismo me entendía, el tercer día me jure que sería el último que la esperaría, ya pensaría en otra forma de vengarme, justo cuando me estaba poniendo de pie y largarme a mi casa…
-Te hice esperar mucho?
Me acerque a ella la estreche entre mis brazos y comencé a besarla al principio se estaba negando, queriendo salirse de mis brazos, pero luego no pudo contenerse mas, correspondió a mi beso, torpemente pero lo estaba haciendo, sus brazo estaban alrededor de mi cuello, sus pequeños gemidos me excitaron demasiado, poco a poco, lentamente fui bajando, la tenia acostada en el suelo, estaba sobre ella, no dejaba de besarla, fui bajando lentamente acariciaba su cuello, hubo un momento que me dejo inmóvil, tomo mi cabeza y acerco su boca a mi oreja, y allí comenzó una guerra de susurros…..
-dulce tengo miedo…
Quería hacerla disfrutar, no quería hacerla mujer esa tarde, no era el lugar, me obstine en hacerla mujer en mi cama, desabrochar cada botón fue desesperante, ahora solo su sujetador me impedía devorar sus senos, no deje de besarla en ningún momento, metí mis manos de bajo de ella para desabrochar su sujetador, mientras deslizaba el tirante mi lengua iba de tras humedeciendo su piel con mi saliva, levante lentamente el sujetador, al fin ese par de senos que me encanto ver aquella tarde serian todo míos, besaba su boca con mucha ternura, comencé a bajar muy lento, por su cuello, por su pecho, sus pezones estaban erguidos, duros, como pidiendo ser tocados, pase mi lengua suave sobre uno de ellos, su piel se erizo en segundos, lamia, succionaba, daba pequeños mordiscos, soltaba, respiraba sobre ellos, volvía a tomarlos, any temblaba en mis brazos.
-Te amo dulce.
Mientras acariciaba sus senos, lentamente desabroche su pantalón, any ya no tenía voluntad, era toda mía, se estaba dejando de mi, poco a poco fui bajando sus jeans, una única prenda me quedaba para disfrutarla completita, seguí acariciando sus senos, bajaba lentamente por su vientre dejando un hilo de saliva en cada pliegue recorrido, metí mi lengua en su ombligo, se estaba moviendo demasiado rico, era una niña demasiado tierna pero tanta sensación le estaba haciendo perder la cabeza, fui bajando poco hasta llegar a su monte Venus, si quitarle las bragas restregaba ni nariz y mis labios sobre su sexo, ella gemía de tanto placer, abrí un poco mas sus piernas, hice de lado sus bragas aun no quería quitárselo, y desde allí pase mi lengua por toda su raja, cuando lo hice intento cerrarme las piernas, mas no se lo permití, sentí su humedad, su sabor, su clítoris estaba hinchado, con la punta de mi lengua acaricie su pequeño botón, me repitió muchas veces que me amaba, arqueaba su espalda, me arañaba la espalda, sabía que estaba por venirse, aumente el ritmo de mis lamidas, succione su clítoris, any estaba gimiendo como una demente, sus gemidos fueron cada vez mas fuertes casi lloraba de tanto placer, quite rápidamente su braga, coloque sus piernas en mis hombros, mi cara estaba entre sus piernas, lamí todo lo que me dio la gana, sus gemidos pararon quedo en total silencio, apretó fuerte mi cabeza sobre su vagina, lanzo un pequeño grito, sus jugos mojaban toda mi cara, mientras se corría no dejaba de decirme que me amaba, siguió temblando por unos minutos, me acosté a su lado, rápidamente se instalo su cabeza sobre mi pecho.
-Ahora ya soy tu mujer?
-No, ahora eres mi mujer.
-Me gusta que me digas así, siento cosquillitas en mi barriguita..
-Jajaja, ere tan tierna sabes.
-Te gusta que sea así?
-Mucho, me encanta!!!
-Entonces no me pedirías que cambie?
-Nunca, quiero que siempre seas, me gusta mucho que seas tan tierna.
-No quiero irme dulce quiero quedarme así contigo.
-Mi niña, debes irte, no puedes quedarte conmigo, luego hablaremos sobre nuestra relación si.
-Nooooo, yo no me quiero ir, si ya soy tu mujer entonces llévame contigo (con pucheros y caritas malcriadas)
-any yo no puedo llevarte a mi casa, en primer lugar eres menor de edad, si lo hago iría a la cárcel, mi padres no lo aceptarían y en el peor de los casos tu padre me mataría.
-Le temes a mi padre?
-No, hace mucho que deje de temer, no le temo a nadie, menos a tu papa, pero es por ti, no quiero que tengas problemas en tu casa, anda cariño vístete y nos vamos
-Cuando sea mayor de edad podre irme contigo?
-Por supuesto que sí!!
-Te casaras conmigo?
-Bueno con que no me pidas que me ponga el smoking con gusto!!!
-Jajaja… no lo haría.
Se vistió y luego me pidió que la besara, no deje de hacerlo, ella no quería separarse de mí, pero no había opción, minutos más tarde ella se marchaba no sin antes haberla comido a besos. Lo que me estaba pasando era realmente confuso, le había hecho el amor a esta niña sin pensar un segundo que lo hacía por venganza, me había gustado mucho estar con ella y hasta sentí un hueco en el pecho mientras se alejaba.
Dios dulce que te sucede? Sera que el cazador había sido cazado?, acaso me estaba enamorando de any?
No había pasado mucho tiempo desde que dejé a any y ya la extrañaba, lo que había pasado en el rio me tenia completamente tonta, su olor, su sabor aun estaba impregnado en mi, tenía tantas ganas de ir a buscarla, no sabía que me estaba pasando, la realidad me vino a pegar durísimo, si me estaba enamorando de any que diablos haría, yo era mayor de edad, pero a ella le hacían falta poco más de dos años, su hermano era homofóbico, su padre seguramente era otro en la lista, que rayos había hecho, yo en busca de venganza y me estaba encariñando demasiado con ella, no quería dañarla, sabía que era demasiado inocente agregando que estaba enamorada de mi. Ni modo dulce tendrás que esperar y ver qué sucede con esto.
Los días fueron pasando any y yo siempre nos encontrábamos a la misma hora en el rio, disfrutábamos el tiempo juntas, definitivamente las clases de natación terminaron, me dedique en hacerla disfrutar, ella cada día se enamoraba mas de mí, yo estaba muy segura de algo, aun amaba a Gaby a pesar de todo la seguía amando, pero any me hacia olvidar todo, me hacia soñar, era algo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:46 pm

nuevo, nunca me había sentido así, una parte de mi que siempre creí que había muerto volvió a renacer.
-Sabes el viernes es mi cumple años, cumpliré 16!!!
Ufaaaa por andar de curiosa me había puesto en una posición bastante incómoda..
Bueno grandes amigas no, de ella solo puedo decir que es una buena chica, creo que tu hermano tiene lo que se merece (claroooo un homofóbico merece una lesbiana y puta además).
- Creeré que es una buena chica porque tu lo dices, entonces vendrás a mi casa esta noche?
-Y tú por qué no vienes a la mía?
- Por que si salgo de mi casa, se lo dirían a papa y eso si me traería problemas.
-Cierto, bueno espero que me prepares la cena ehhhh.
-Chispas!!! No se cocinar, pero te daré muchísimos besitos!!!
-Mmmm me gustara mi cena entonces!!!
-dulce me amas?
-Si, te amo any
-Y nunca dejaras de amarme?
-Nunca!!!
-Lo prometes?
-Te lo prometo, chiquita si quieres que vaya a tu casa debemos marcharnos, tengo que hacer algunas cosas.
-Ay nooooo, unos minutos más, siiiiii, anda di que si!!!!
-Está bien pero solo unos minutos ehhhhh….
Luego de unos minutos íbamos camino a casa, la deje en el lugar acostumbrado, mientras conducía me preguntaba que me estaba pasando, any me hablo de la famosa boda y a mí me importo un carajo, me preguntó sobre Gaby y aunque me incomode no me causo nada hablar de ella, parece que ya todo había dejado de importarme, mi pequeña se estaba convirtiendo en lo más importante para mí, me costaba mucho mirar hacia el sillón y ella no estaba mas allí, siempre estaba dejándome trabajo esta niña, pintaba corazones en el cristal con su plumón o simplemente un dulce y any, debía borrarlo antes que alguien lo viera, era un encanto de niña, su ternura me tenia loca.
Llegue a mi casa realice mis pendientes, mi reloj marcaba las 8 de la noche, no quería dar explicaciones sobre mi ausencia, las cosas con mis padres iban de mal en peor, así que decidí caminar, iba de lo mas distraída cuando de repente…
-Pero miren nada mas quien anda por aquí, dulce estas no son horas de caminar por estos rumbos, que tal si algún coche te atropella…
Uffff qué bueno que aun no llegaba a casa de mi niña, lo menos que quiero es que esta imbécil se enterara, eso nos traería serios problemas, continúe caminando y mi sorpresa fue grande cuando vi a Gaby esperándome a media calle.
-dulce solo serán unos minutos, solo quería decirte que (se acerco a mí y planto un beso, un beso que no correspondí)
Me quede sin habla, la mujer que hasta hace unas semanas se había burlado de mí y me grito que amaba a su noviecito me estaba pidiendo que le hiciera el amor, miles de cosas pasaron por mi cabeza, la tire contra el coche, sin besarla la estaba recorriendo toda con mis manos, comencé a desvestirla, en cuestión de minutos la tenia completamente desnuda.
-Ámame dulce, hazme sentir mujer como solo tú sabes hacerlo!!!
Tenía mis ojos fijos donde estaba quedando cada prenda, abrí la puerta del coche y le pedí que se acostara, mientras ella se acomodaba tome toda su ropa y con todas mis fuerzas lo lance hacia el lado izquierdo de la calle, sabía que ese ere un lugar pantanoso…
-Que haces dulce?
Los gritos de esa loca me tenían sin cuidado, mi chica me esperaba así que mejor apresure mis pasos, justo como lo pensé, se encontraba esperando afuera.
-Y mi gatita por que viene tan tarde?
-Fuckkkkkkkkkk….. será que puedo ser mas estúpida??
-Labial? Donde?
-Aquí mira…
-Ohhh lo siento, es de Fernanda mi hermana, estaba de bromas conmigo antes de venirme.

-Segura?
-Crees que te mentiría peque?
-Mmmmm no lo sé…
-Como no lo sabes, a ver ven acá y bésame….
-dulce soy la primera mujer en tu vida?
-Claro mi amor, la primera y la única, ven besameeeee!!!
No me había sentido nada bien mentirle, se que ella no se lo merecía, pero si decía que hubo alguien más seguramente me preguntaría y eso para mí ya era caso cerrado, ahora estaba más que segura que any era la dueña absoluta de mi corazón, estaba enamorada de any, ya no me importaba nada.
-Ven conmigo..
-Jamás en vida había visto algo parecido, era hermoso, la pared de la pequeña casa estaba cubierta de mariposas (pintadas) el techo estaba repleto de estrellas, una obra de arte magnifica!!!!
-Tú has hecho esto???
-Así es, y quiero que pongas atención en una muy especial, vez la mariposa del centro?
-La más grande?
-Así es, esa solo la termine de pintar cuando te conocí.
-De veras??
-Si, así que la hice para ti!!!
-Muchas gracias mi amor, no sabía que mi novia era toda una artista.
-No es para tanto, me encantan las mariposas sabes y también las estrellas, ves mi telescopio?
-Si claro.
-Ahora ya sabes mi secreto, ahora dime cual es tuyo?
-Mi secreto??
-Si
-Yo no tengo secretos.
-Si los tienes, por ejemplo me gustaría saber cómo es que una chica de cabello rojo y piel blanca pueda tener unos ojos tan hermosos?
-Jajaja.. Tendrías que preguntarle a mis padres, pero si te gustan tanto son todos tuyos..
-Y también no me has dicho por qué eres muy seria?
-Ohhh cierto lo olvide, bueno no hay mucho que decir sobre eso, yo soy así.
-La primera vez que te vi, me pareció que estabas obligada a estar allí…
-Pues casi, yo ni siquiera pensaba ir, solo que mi papa tuvo una emergencia y ya no pudo acompañar a mi hermana.
-Pues que bueno, fue lindo conocerte dulce, yo nunca pensé que me fuera a gustar una chica, pero cuando te vi no deje de pensar en ti, y me hiciste llorar jummmm…..
-Ayyy lo siento, pero ya te digo es que sales como rayo mujer…
-Te amo dulce…
-A mí lo que me gustaría saber es como has hecho para tenerme así, any yo estoy loca por ti, si no estoy contigo siento que nada es igual, me prometes que pase lo que pase nunca voy a perderte?
-Te lo prometo.
--Te amo any
….. la tome por la cintura y comencé a besarla, al principio lo hice con mucha ternura, poco a poco fuimos dejando tanta ternura para convertirlo en un apasionado beso, como si el mundo se fuera a terminar, nuestras lenguas se acariciaban entre si, temblaba, me apretaba contra su cuerpo, con la voz entrecortada por su respiración agitada….
-Esta noche será nuestra… no quiero que la olvides nunca así como yo tampoco la olvidare, dulce mi amor, quiero que me hagas mujer, quiero ser tuya………
Todo mi cuerpo se erizo al escuchar estas palabras, mi niña quería ser mía y yo moría por hacerla mi mujer, pero antes de eso quise decirle toda la verdad, quería sentirme bien con ella y conmigo misma, era preferible que se enterara de mi y no por otras personas.

-any mi amor te amo, te amo tanto chiquita, a ver escúchame hay algo que tú tienes que saber.
-Shhhhh… dulce si es algo de tu pasado no me importa, lo que importa es que a partir del momento que decidiste estar conmigo hemos empezado a escribir nuevas páginas, te amo gatita te amo!!!
Dijo esto y comenzó a besarme, parece que en las clases de besos la alumna superaba a la maestra, any no dejaba de besarme y pensé que tenía razón, para que arruinaríamos el momento, el pasado era eso…. PASADO!!! Ahora yo estaba con ella, la amaba y quería hacerla feliz, no importaba cuanto tiempo tendría que esperar, si ella estaba a mi lado tendría las fuerzas para enfrentarme al mundo entero, estaba amando a any con todas las fuerzas de mi alma.
Me coloque de tras de ella, mi mano recorría su cara, toque sus labios con la yema de mi dedo, fui bajando poco a poco, llegue a sus pechos me estacione en ellos, los masajee suavemente, mi lengua hacia su labor en su cuello, luego en el lóbulo de su oreja, suavemente susurre a su oído "te amo any", mi chiquita se dejaba de mi, sus pequeños gemidos comenzaron a excitarme, su boca me sabia a gloria, no quería dejar de besarla, sus labios suaves, su lengua tocaba la mía, era una locura, me deje llevar por la lujuria, su ropa comenzaba a estorbarme, la cual fui despojando lentamente, ver su espalda desnuda me excito a un mas, ese lunar en su espalda me encantaba, fui quitando el sujetador con mis dientes, aun la tenia de espaldas a mí, metí mi dedo en su boca, ella lo chupaba con tanta suavidad, luego que ya estaba mojado por su saliva lo coloque sobre su pezón y este reacciono a tal estimulación poniéndose duro y completamente erguido a continuación hice lo mismo con el otro, any solo gemía, ahora estábamos frente a frente….
- Cuanto me amas dulce?
any comenzó a desvestirme, nunca lo había hecho, los días que pasábamos en el rio nunca me había tocado, tímidamente desabrochaba cada botón, me despojo de mi camisa, al verme solo en sujetador comenzó a temblar, lentamente bajo los tirantes, luego intentaba desabrochar mi sujetador pero su nerviosismo hizo mas difícil el trabajo cuando al fin lo logro y vio mis senos desnudos, rápidamente se sonrojo y su mirada fue directo al piso….
-Eyyyy mi niña hermosa no te pongas así, soy tu mujer any, puedes tocarme cuando te dé la gana, no debes sentir vergüenza solo déjate llevar.
Tome sus manos y los coloque sobre mis senos, ella los tocaba con mucha suavidad, los miraba con mucha curiosidad, se fue acercando, su boca estaba muy cerca de mi seno, me miro a los ojos, sonrió y sin mas comenzó a lamerlo, a succionarlo, yo sentía que en cualquier momento iba a correrme, esta niña me tenía a mil, ahora era ella quien tenía el control, me llevo a la cama, era lindo dejarme de ella, hizo lo que quiso con mis senos, recorrió mi vientre con su lengua, me viro y lamio mi espalda, me despojo de mis jeans, luego de mis bragas, any me tenia completamente desnuda, tímidamente busco mi sexo, sintió mi humedad, luego su mano se quedo muy quieta entre mis piernas, me miro y otra vez se sonrojo, coloque mi mano sobre la suya y comencé a moverlo con mucha suavidad sobre mi clítoris…
-Así debes hacerlo mi amor, suave, ricooo…
-dulce si lo estoy haciendo mal solo dilo…
-Noooo, lo estás haciendo más que rico any no pares, no dejes de hacerme tu mujer….
Pareciera que mis palabras la animaron, se coloco sobre mí, empezó a mamarme los senos, y mientras hacía esto sus manos se movían mas rápido en mi vagina, estaba tan mojada que enseguida dos de sus dedos resbalaron dentro de mí, gemí como una demente, la suavidad con la que me penetraba me estaba llevando a la locura, comencé a moverme con sus dedos dentro de mí, su labios halaban mi pezón, mis gemidos comenzaron a entrecortarse, la abrace con mucha fuerza contra mí, "any son tuya, tu mujer, te amo, te amo…" estaba teniendo el mejor orgasmo de mi vida, mis jugos no paraban de salir, mi pequeña me había hecho tocar el mismo cielo.
Al cabo de unos minutos, luego de recuperarme era yo quien estaba sobre ella, estaba prácticamente comiendo su boca, luego me instale en su cuello, con mucha paciencia, sin prisa fui bajando hasta encontrarme con sus senos, los bese súper suave, lamia, mamaba, daba pequeños mordiscos, sabía que a mi niña le encantaba, gemía, suspiraba, arañaba mis espalda, le quite sus jeans y su braga, continúe mi trabajo por su vientre, su ombligo, su espalda, pase mi lengua por sus muslos, ella quiso tomar mi cabeza y colocarlo entre sus piernas, pero aun no era el momento, seguí bajando, lamia sus rodillas, le daba pequeños mordiscos, continúe descendiendo, lamí la planta de sus pies, chupaba sus pequeños dedos, ahora iba en asenso, pase mi lengua sobre su raja, ella tembló aun mas, abrí sus piernas y con la punta de mi lengua toque su clítoris, estaba hinchado de tanta excitación, lo tome con mis labios y comencé a mamarlo, se la mamaba como me daba la gana, ella intentaba soltarse, cerrarme las piernas, gritaba, gemía, apretaba las sabanas, me daba pequeños golpes en la espalda, lloraba de tanto placer, sabía que era el momento, mi nena estaba demasiado húmeda, me fui directo a su boca, la bese con mucha ternura, y mientras lo hacía dos de mis dedos hacia pequeños círculos rodeando su vagina..
-Se suave por favor!!!
Comencé a empujar con mucha suavidad mis dedos, su vagina estaba comenzando a ceder, sus piernas estaban alrededor de mis cintura, no dejaba de temblar, fui aumentando los movimientos, hasta que me encontré con su himen, hice un poquito de presión, mi chiquita se estremeció, sus lagrimas comenzaron a salir, al fin había dejado de ser una niña, ahora era toda una mujer, mi mujer, me encontré primero con su estrechez luego con lo caliente de su interior, metía y sacaba con mucha suavidad, no dejaba de abrazarla y besarla, yo estaba más que feliz, seguí tocándola por unos minutos más, baje hasta su sexo, mientras la penetraba, lamia, el sabor a hierro llego a mi boca, mmmm me encantaba su sabor, ella dejo el dolor por un lado, se movía en mi boca, comenzaba a cerrar sus piernas, su espalda se arqueaba, apretaba sus senos, el sonido de sus gemidos fueron en aumento, sus uñas se clavaron en mi espalda, esta vez con mucha fuerza, un último gemido y mi mujer se corría en mi boca y con mis dedos dentro.
-Te dije que lo hicieras suave!!!!
Entre dibujos y risas pasamos la madrugada haciendo el amor, horas más tarde la tormenta empezó, convirtiéndose en nuestra cómplice, nadie podría escuchar nuestros gritos nuestros gemidos y si nos escuchaban que mas daba, nos amábamos eso era lo que importaba, mi pequeña any se quedo dormida en mis brazos, me sentía la mujer más feliz del mundo, tenía que regresar temprano a mi casa, con mucho cuidado de no despertarle me levante de su lado, comencé a vestirme, mire en el piso el listón que tenía en su cabello, lo tome y lo guarde en el bolsillo de mi jeans, mientras abría la puerta para marcharme sentí su mano en mi hombro…
-Y tú a dónde vas?
Me fui a mi casa con una sonrisa de oreja a oreja, estaba súper feliz, entre por la puerta de la cocina, menos mal que mi mami aun no se despertaba, entre a mi habitación y ufff sorpresa!!!!!
-Se puede saber a dónde pasaste la noche dulce? Y entonces, a donde te quedaste dulce?
-Gracias Fer.
-Ayyy dulce eres una diabla, y ella te ama o solo es caprichito de nena?
-Fer mi nena me ama y yo estoy loquita por ella, nos amamos.
-Qué bueno dulce, me alegra que estés feliz, y si te digo prefiero mil veces de cuñada a una chica como any que la tal Gaby…
-Pues ya esta complacida hermanita jajajaja, ahora me duchare ehhh
-Claro buena falta que te hace, y por favor trata de ocultar esos arañazos en tus pecho y espalda, ya lo digo eres tremenda mujer
-Jajajaja callateeeeee!!!
Me sentía tranquila que contaba con mi hermana, estaba feliz, any y yo nos vimos por la tarde, al siguiente día le dije que estaría ocupadísima, pero no era así, fui al pueblo, sabía que solo allí podía encontrar el regalo perfecto para ella, partí en compañía de mi hermana, me aconsejo ir a la joyería y el consejo no estuvo nada mal, encontré una prenda con un dije muy original, un corazón dividido, le daría uno a ella y el otro me quedaría a mí, para que cuando estuviéramos juntas seria uno solo, saliendo de la joyería vi a un artesano que tallaba en vidrio, le pregunte cuanto demoraba en hacer un pequeño piolín, me dijo que al día siguiente me lo entregaría pues tenía que ir por unos materiales y su amigo solo podía prestarle el coche por la tarde, mi hermana tuvo la brillante idea de ir por el material mientras él hacia mi pedido, su hijo pequeño acompaño a Fer. El comenzó su trabajo estaba quedando perfecto, en la palma de la mano del animado estaba una inscripción a y d (any y dulce).
-Su novio quedara muy complacido señorita!!!
El trabajo estaba terminado, ya íbamos camino a casa, estaba loca por ver a mi princesa, pero llegamos un poco tarde, le marque y solo escuchar su voz me hacia volar, nos despedimos, me quede dormida, el día siguiente le volví a llamar muy temprano felicitándola por su cumple, ella estaba más que feliz, las horas transcurrieron y llegamos a casa de los Montes, Any estaba hermosa, me llevo un momento a su habitación y no dejábamos de besarnos, hice entrega de mis presentes y ella estaba encantada.
- Mi amor bajamos ya, tus invitados te esperan!!!
- Si mi amor, solo unos cuantos besitos mas.. te amoooooooooooooooo
-Y yo a ti!!!
Salimos de la habitación, me quede junto a Fernanda, any recibía sus obsequios, yo a lo lejos observaba que nadie estuviera mirando de mas a mi mujer.
-dulce me urge hablar contigo.
Fui a buscar a Gaby sin imaginar que ese sería el principio de mi desgracia.
-Por Dios Gaby que estás haciendo.
- Que no ves dulce voy a cortarme las venas, ya no quiero vivir, sin ti no quiero, siento mucho haberte herido, yo no quería, pero mis padres lo han perdido todo y mi matrimonio con Luis diego es por conveniencia, yo te amo dulce!!!
-Gaby, espera, no lo hagas por favor, yo estaré contigo, te ayudare a superar esto, pero por favor no lo hagas.
-Lo siento dulce no quiero vivir más, no quiero.
-Me fui acercando a Gaby, mi intención era tomar el cuchillo, pero ello comenzó a alejarse, luego que ya estaba bastante cerca…
-dulce soltare el cuchillo solo si me prometes algo, regálame un último beso, uno solo dulce y te juro que no te molestare más.
Tiro el cuchillo y se abalanzo sobre mí, me estaba besando, yo me quede estática sin hacer nada, quise salirme de sus brazos pero justo en el momento que vire mi rostro en la puerta mi princesa estaba allí mirándome con sus ojos llenos de lagrimas, no sé desde cuando estaba allí, había sido víctima de una trampa y yo como toda una imbécil caí.
-any mi amor, espera no es lo que tú piensas.
-Si any no es lo que tú piensas, esto no es la primera vez, dulce y yo somos amantes desde hace tres años.
-Cállate infeliz, any te juro que entre ella y yo no hay nada…
-Ahh no por qué no le dices con quien estuviste antes de pasar la noche con ella, díselo!!!
No tengo nada que decir sobre eso, mi amor dime algo, no te quedes callada any yo te amo!!
any: -dulce júrame por Dios que el labial en tu camisa era de Fernanda.
-Ayyy mocosa claro que nooo, esa labial era mío…
-Le pregunte a dulce, zorra infeliz, respóndeme dulce!!!!
-any, mira todo tiene una explicación, el labial no era de Fernanda pero..
-Bastaaaaa, no quiero oírte mas dulce, quédate con esta, y olvídate de mi, por favor lárguense de mi casa, fuera de mi casa!!!!
-Cariño soy la novia de tu hermano y no me puedes correr, ahhh y si le dices no te va a creer, y en el último de los casos la que pague las consecuencias será dulce!!
-any mi amor, solo dame unos minutos, quiero explicarte por favor!!!
-Lárgate dulce, no quiero saber de ti…
-any a dónde vas, anyyyy
-Ayyy dulce, te salió cara la humillación, no debiste dejarme desnuda aquella noche.
Sin dudarlo empuñe mis manos y di un golpe en la cara a Gaby. Mi corazón estaba hecho pedazos, mis lagrimas comenzaron a salir, Salí corriendo tras any, pero ella ya estaba del brazo de su padre, no sabía qué hacer, será que había perdido para siempre a mi princesa???
Espere tener un oportunidad para platicar a solas con any, pero ella no se separo de su padre, nuestras miradas se cruzaron muchas veces, su mirada tierna desapareció me miraba con desprecio, eso me estaba doliendo demasiado, como pude ser tan imbécil como pude caer en la trampa de la infeliz de Gaby y ella de lo más tranquila del brazo de Luis Diego, con clase de mujer me estuve acostando estos tres años, me destrozo y no conforme cuando encuentro nuevamente la felicidad me hace esto.
Me estaba desesperando, quería platicarle a any, no sabía qué hacer, pero de una cosa estaba totalmente segura de esa casa no me movería hasta que hablara con mi princesa, llego la hora del pastel, todos sonreían, todos menos yo que me estaba muriendo por dentro, llego la hora de los deseos y luego a apagar las velas, en el rostro de mi pequeña solo se reflejaba tristeza, me miro fijamente a los ojos acto seguido se desvanecía, Dios mío sentí que me arrancaban el corazón, su padre gritaba que llamaran a un médico, Fernanda corrió hacia ella, le reviso y pidió que le llevaran urgente hacia el hospital, no sé en qué momento corrí a su lado, no dejaba de abrazarla, no importaba lo que pensaran, su padre la cargo, le dije que la lleváramos en mi coche ya que mi hermana era medico y ella estaría allí por cualquier emergencia, el accedió, Salí acelerada hacia el hospital, ver a mi princesa así me partía el corazón, escuchaba la conversación de su padre con mi hermana, escuche claramente cuando este dijo que mi pequeña sufría de insuficiencia cardiaca, Dios todo ha sido mi culpa, si a any le pásese algo jamás me lo perdonaría, llegamos al hospital y me alegro saber que Bianca estaba de turno.
Quería ir tras ella mientras los enfermeros se la llevaban en una camilla, no pude contenerme más, me eche a llorar como una niña, su padre me miraba asombrado, Fernanda me tomo de la mano y me llevo hacia la otra sala.
-dulce se que estas preocupada por ella, pero hermanita tienes que disimular, este señor no tiene un pelo de tonto.
Había transcurrido más de una hora y no había ninguna noticia, me sentía morir, y para colmo la infeliz de Gaby estaba allí como si nada, es cierto que yo fui culpable pero ella tuvo el doble de culpa, quería reventarla a patadas, moría de ganas de decir la verdad, ella no tenía nada que hacer allí.
Al fin salió Bianca
-Sr Montes, soy la doctora Bianca Ortiz y estoy a cargo de su hija, lamento decirle que la situación de any es muy delicada, deben estar preparados, su hija ha sufrido un infarto.
Noooo… Dios mío Bianca decía estas palabra y nunca sentí tanto dolor en mi pecho, las lagrimas no me salían mas, mire a Gaby con tanto odio, Fernanda se acerco a Bianca para conversar, luego Fernanda entro al lugar donde tenían a mi niña, su padre estaba desconsolado, el imbécil de Luis Diego parecía más entretenido con esa zorra, luego de unos minutos Fernanda volvió.
-Señorita Borjez como ha visto a mi hija?
Las palabras de Fer, no me consolaban para nada, solo quería que alguien me dijera que mi princesa estaba bien, Dios como llegamos hasta aquí, por qué si y la amo de verdad, la amo, mis lagrimas no paraban, me sentía muy mal, eran las 3 de la mañana y Fernanda quería marcharse, le di las lleves del coche, no me movería de ese hospital hasta que ella estuviera bien, las horas fueron pasando y nada, al fin el ******* de Luis Diego y la perra de Gaby se marcharon, me quede junto al señor Lisandro hablamos de muchas cosas, puse especial atención cuando comenzó a platicarme sobre

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:47 pm

any, ya sabía yo que era toda una traviesa, reímos cuando el señor me hablo de las ocurrencias de mi pequeña, el me invito a un café, en realidad el no era como yo pensé, la charla fue bastante amena, mientras el platicaba por teléfono, aproveche para rogarle a Bianca que me dejara ver a any, me dio 5 minutos, entre a su habitación, Dios verla así, tan frágil, tan niña conectada a esos tubos, mi llanto no tardo en aparecer, le besaba la carita, sus manos, me sentía culpable de que estuviera en esta situación, los minutos pasaron volando Bianca ya estaba en la puerta pidiéndome que saliera.
El día transcurrió, fui a mi casa a darme una ducha, mi madre comenzó con las indagaciones, no atendí a sus preguntas, Fernanda me acompaño al hospital, pasamos la noche allí solas con el señor Lisandro, parece que el tal Luis Diego estaba tan ocupado con su zorra, pero era mucho mejor, mis acompañantes les gano el sueño, yo no quería dormir, no había comido nada en el día, Bianca me invito a un café, platicamos y termine por confesarle mi amor por any, ella estaba realmente asombrada, volví a la sala, mi hermana y el señor Lisandro dormían, las imágenes vinieron a mi cabeza, esa primera vez que la vi, lo que paso en el balcón, la tarde que la descubrí en el rio, nuestro primer beso, nuestra primera noche juntas, su voz diciéndome que me amaba, su ternura, tantas cosas y ahora estaba en un hospital y sin reaccionar, mis ojos se inundaron de lagrimas, no podía creerlo, solo hace unos días estábamos muy felices.
Me quede profundamente dormida.
-dulce… dulce despierta….
No tenia palabras, estaba tan agradecida que Dios la cuidara y la dejara con nosotros, estaba muy feliz, aunque no la recuperara, aunque viviera con ese dolor, lo importante era saber que ella estaba bien, le pedí a mi hermana que se quedara y me despidiera del señor Lisandro camine hasta mi casa, al llegar me encerré en mi habitación, pensaba en muchas cosas, tenia tanto temor de estar frente a any, me sentía avergonzada, le había fallado, le había mentido, me dedique a escuchar música hasta que llego una que me hizo llorar como niña.
"Quien te puso en mi camino
Quien te dijo que aun estaba vivo,
Quien tuvo, la brillante idea,
Con un corazón que ardía, por falta de compañía,
Por tanta, tanta soledad,
Y me dijo que también estaba sola,
Y abrí mis brazos y así le entregue la vida.
Y volamos, fuera de este mundo,
Por un rato, me sentí seguro
Y libre como el pensamiento
Como para no volver.
Y se nos fue la noche entera,
Entre besos y quimeras,
Debajo de una luna llena
Y nos dijimos pocas cosas,
Justo en lo que nuestras bocas,
Quedaban libres para hablar
Y nos perdimos en la noche plata y negra,
Y ahí comprendí que vivir vale la pena.
Y volamos, fuera de este mundo
Por un rato, me sentí seguro
Y libre como el pensamiento,
Como para no volver.
Y llegue a pensar que no era de este mundo,
Tanto amor no se concibe en un segundo.
Y volamos, fuera de este mundo
Por un rato me sentí seguro
Y libre como el pensamiento
Como para no volver."
Pensar que la había perdido para siempre me tenia mal, tenía que recuperarla, yo sin ella no podría, no quería, yo la amaba, no era solo sexo como lo que me pasaba con Gaby, esto que sentía era amor de verdad.
La noche llego y con ella un sueño profundo, me quede dormida con su listón en mi mano, me desperté en horas de la madrugada, pensé en muchas cosas, tenía que exigirle a Gaby que dijera la verdad, se que lo que tenia mal a any era porque pensaba que antes de pasar la noche con ella me había acostado con esta pedazo de puta, conocía a mi mujer y sabía que era demasiado celosa. Tenía que hablar muy seriamente con Gaby, quería que las horas pasaran rápido, nada mas desayune fui en busca de Gaby.
-Vaya!!! Y tú qué haces aquí??
Todo había salido mal, ni sé por qué pensé en venir a buscar a esta imbécil, estaba subiendo al coche cuando recibí una llamada de Fernanda.
-dulce te llamo para decirte que any quiere verte, ven rápido al hospital.
Una alegría inmensa invadió mi pecho, pase a la tienda por un pequeño osito de felpa, estaba nerviosa, pero también feliz, minutos más tarde llegaba al hospital. Me encontré con mi hermana y deseo toda la suerte del mundo, abrí la puerta y allí estaba ella.
-any, yo, yo traje esto para ti
-Muchas gracias dulce!!!
-Mi amor, yo quiero que me perdones, yo tenía toda la intención de decirte la verdad aquella noche, te juro que entre Gaby y yo no hay nada, mira si tuvimos una relación de muchos años pero todo termino se que te he fallado pero te juro que no volverá a pasar yo te amo any te lo juro, y te juro por lo más sagrado que aquella noche ella intento besarme pero yo no me deje, yo no estuve con ella la noche que dormí en tu casa por la vida de mi madre any, créeme por favor!!!
-dulce, eso es más que seguro, no volverá a pasar, lo nuestro está terminado, si te mande a llamar es para pedirte que favor no me busques, no insistas, no quiero volver a verte, y por cierto ahora sé porqué decías que es una buena chica, como no ibas a defender a tu amante
-any, no me digas eso, me estas destrozando, cariño tu sabes que yo te adoro, te amo any, te amo, de qué manera quieres que te lo diga, que quieres que haga para demostrarte que te amo, solo dilo.
-Estas segura dulce?
-Te lo juro!!!
-Ok, si de verdad me amas, si es cierto lo que sientes, aléjate de mí, no te das cuenta del daño que me estas causando por favor dulce ya no me hagas más daño, solo espero la boda de mi hermano y me marchare, no quiero compartir techo con tu amante, ya sabes lo que tienes que hacer dulce, déjame en paz.
-No mi amor, en eso no podre complacerte, no quiero, entiende que sin ti yo no podre, yo no quiero, yo te amo any, entiéndelo por el amor de Dios, te amoooooo.
-dulce ya todo está dicho, ahora márchate, vete, entiende que todo lo que hagas será en vano jamás te voy a perdonar, por Dios dulce si de verdad sientes un poquito de amor por mí no me hagas más daño.
Sus palabras me estaban hiriendo demasiado, sabía que la había perdido, que todo era mi culpa, lo menos que podría hacer por ella es complacerla, con el dolor de mi alma acepte que la había perdido, no quería que sufriera mas por mi culpa.
-Está bien any, será como tu digas, ojala nunca te arrepientas de lo que me has pedido, te juro por Dios que entre ella y yo no hay nada, tarde o temprano sabrás la verdad, por ahora solo puedo decirte que te amo y en eso jamás te mentí ni te mentiría, que todo vaya bien en tu vida.
-Igualmente dulce, ahora por favor vete.
-any mi amor solo pido una última oportunidad….
-dulce es difícil de comprender, no te quiero en mi vida, me haces daño, lárgate!!!
Sus palabras me hirieron aun mas, Salí de aquella habitación con el corazón destrozado, Fernanda me siguió y me abrazo fuerte, le pedí que nos fuéramos de allí, mientras salíamos me encontré con las mil veces maldita de Gaby.
-Pero dulce que te paso?? No me digas que tu putita se murió??
Quise matarla allí mismo, pero Fernanda como pudo me detuvo.
-Gaby, te juro por Dios, por lo más sagrado que te vas a arrepentir de esto, te lo juro que vas a llorar lágrimas de sangre, ahora si vas a saber quién soy yo.
Mientras iba en el coche no dejaba de llorar, cuando llegue a mi casa mis papas y sus preguntas, yo estaba endiablada.
-dulce se puede saber que te sucede??
Corrí hacia mi habitación, pase mucho tiempo llorando en mi cama con el listón de any en mi mano, la había perdido y todo por culpa de esa infeliz, cuando mi garganta no pudo mas, cuando en mis ojos ya no habían mas lagrimas, mire hacia mi laptop, recordé el famoso video intimo, mierdaaaa lo había borrado, espera dulce no tan de prisa revisa la papelera de reciclaje, encendí mi laptop, fui directo a la papelera de reciclaje Bingoooooo aquí estaba, nada mas di click en restaurar y listo, busque entre mis cosas un CD en blanco pero no encontré ashhhh, fui al estudio de papa, encontré unas 10, listo, a grabar se ha dicho, maldita hija de puta, yo perdí al amor de mi vida, pero ella se quedaría en la calle, jamás llegaría a ser la esposa de Luis Diego, eso era un hecho!!
Hice las respectivas copias y en minutos tenía en mis manos el arma para desenmascarar a Gaby, en realidad también me perjudicaría a mi pero que importaba, si alguien quería matarme ahora mismo en verdad me haría un favor, recordaba las palabras de any: "si en verdad me amas aléjate de mi". Esas palabras me estaban matando, si solo estaba allí para hacerle daño prefería dejarla, tenía que alejarme, pensaba en que probablemente dejaría de amarme, que buscaría a alguien más Diossss eso no lo soportaría, lo pensé muchas veces hasta que llegue a una conclusión, desenmascararía a Gaby y luego me mudaría, mi vida en la hacienda no sería igual sin ella, me negaba a estar allí, todo me recordaba a ella, nuevamente me eche a llorar, ni siquiera debí pensar en venganzas, las cosas hubieran sido distintas, no sé en qué momento me enamore de ella, solo sé que aquel día mientras su padre la presento su sonrisa me cautivo y luego lo que paso el balcón, no era en vano que aquella noche me quede pensando en ella, mi gloria duro semanas ahora estaba viviendo un infierno.
-Hola hermanita puedo pasar??
Mi hermana trato por todos los medios de hacerme sentir mejor, pero nadie lograría eso, estaba destrozada, necesitaba ir a verla, no importa si tenía que humillarme, no importaba cuanto tenía que rogar, no me daría por vencida, me duche, me vestí y salí rumbo al hospital, en el camino pensaba en las palabras que tenía que decirle, estaba sumamente nerviosa, temía de su reacción, cuando estaba frente al hospital dude un poco de lo que iba a hacer, saque fuerzas y me encamine hacia el hospital, fui a saludar a Bianca, pregunte si podía verla y me dijo que si, mientras caminaba se me olvido lo que tenía pensado decirle, pero bueno mis palabras tenía que fluir, no toque la puerta, quería sorprenderla , pero la sorprendida fui yo, una chica rubia aproximadamente de mi edad estaba con ella, acariciaba su cabello, le tocaba la cara, le besaba la frente, en ese momento sentí un volcán en erupción dentro de mí.
-Que haces aquí dulce?, Más alegre estoy yo, ayy Lisset sera lindo que vivamos juntas (dijo esto recostándose en su hombro)
No sé con qué intención any estaba haciendo esto, pero si quería hacerme sentir mal lo estaba logrando, no quería estar un segundo más viendo esta escena, sentí que el mundo se me vino encima.
-any espero que te recuperes pronto, Lisset un placer conocerte, por favor cuida mucho a any, espero que todo vaya bien en tu vida cuando te mudes a Italia.
-Créeme mejor no podrá estar dulce, estoy feliz que muy pronto me iré de este pueblo, cometí demasiados errores aquí, me arrepiento tanto….
-Comprendo, adiós any.
Salí de ese hospital con los ánimos por los suelos, la mujer que amo, cariñosa con otra y para colmo me ha dicho que lo nuestro fue un error, pero que estúpida fui, ni siquiera debí buscarla, camino a casa pensé en muchas cosas, llegue a la conclusión que ella estaba en su derecho de rehacer su vida, la que había fallado era yo, así que tenía que aceptarlo, aunque me estuviera muriendo no la buscaría mas.
Esa fue la noche más triste de mi vida, sentía un hueco en el pecho, recordar cómo se dejaba tocar por esa tipa me provocaba darle puñetazos a mi almohada, la había perdido para siempre, era un hecho tenía que largarme de este pueblo cuanto antes, si me quedaba aquí seguramente la tristeza me mataría. La noche la pase entre llantos y golpes a la almohada, a la pared, a lo que fuera.
El día siguiente tome la decisión más grande de mi vida.
-Mamá, papá necesito hablar con ustedes, es urgente, podemos ir al estudio??
Mi madre no dejaba de llorar, trato de convencerme pero mi decisión estaba tomada, pedí a mi padre que hablara con nuestra familia allá para que tuvieran lista la casa en una semana, los días fueron pasando, no había visto a any desde lo que paso en el hospital, mi vida cambio por completo pasaba horas encerrada en mi habitación, lloraba, me enfadaba, me sentía frustrada, un día antes de la boda de Luis Diego arme mi plan de venganza, fui al banco para realizar una compra , tenía dos copias del video en mis manos, ubique el lugar donde seria la boda, no fue difícil ya que fuimos invitados, contacte al encargado, estuve platicando con él, unos cuantos dólares sirvieron para tenerlo de mi lado, quedamos de acuerdo en cómo serian las cosas.
Volví a mi casa, eche un último vistazo para que todo el Cd estuviera bien, hice una pequeña nota "esta es la forma en la que su novia se divierte, si yo fuera usted no me presentaba a la boda, podría pasar la vergüenza más grande de su vida PD: averigüe la situación económica de su novia y luego piense si se casa con usted por amor." Mi sobre estaba listo, estacione el coche lejos de la entrada de la casa de any, toque la puerta y hable con la muchacha del servicio, unos dólares mas y listo. Entregaría el sobre a Luis Diego y jamás diría que yo se lo había entregado, solo diría que fue un desconocido.
Ahora a esperar, si Luis Diego era inteligente no se presentaría, pero si en el último de los casos llegaría entonces todos los invitados verían en esa pantalla gigante a la verdadera Gaby.
Llegue a mi casa y mi padre con su rostro entristecido me entrego un sobre, mi pasaje estaba listo, mañana partiría a México a mis 9 de la noche, tendría el tiempo suficiente, quería estar presente al momento que mi venganza se llevara a cabo. Hice mis maletas, no me llevo mucho tiempo, solo lleve los necesario, lo primero que guarde fue el listón de any, los dibujos que había hecho para mi, lloraba mientras hacía esto, desde mañana no estaría mas aquí, ni siquiera podría pensar que de casualidad la vería alguna vez, todo terminaba aquí, finalice en hacer mis maletas, tome unas pastillas para dormir, quería estar relajada, mañana seria un día muy agitado, ojala el imbécil de Luis Diego no se presentara, no era fácil pensar que también yo estaría en el ojo del huracán si pasaba al plan B, mis padres no me lo perdonarían, pero en fin por hacer pagar a Gaby no me importaba, me quede dormida, abrí mis ojos y vi hacia mi reloj, wtf las 7 am, la boda estaba programada para las 9, me lleve una hora en arreglarme, mi padre estaba indispuesto, así que solo iríamos Fer, mi madre y yo.
Les pedí que nos sentáramos en primera fila, los minutos transcurrieron, la novia hacia acto de presencia y todos se preguntaban dónde estaba el novio? Y la familia?, parece que mi plan estaba dando resultado, Maite no soltaba su móvil, Gaby estaba como loca donde vueltas por el pasillo, 9:30 y el novio brillaba por su ausencia, el juez decidió servirse un vaso con agua y sentarse, yo tranquilamente hacia pequeñas bombas con mi goma de mascar, Fernanda me miraba con curiosidad, mi madre de igual forma, los minutos seguían pasando, quizá Gaby quería tener el poder de detenerlos y yo me disfrutaba cada minuto que pasaba, le gente comenzó a impacientarse, algunos optaron por retirarse, las 10:15 era un hecho mi plan había funcionado, unos minutos mas y quedaban muy pocos invitados, el juez hablo con la familia parece que esperara unos minutos más, espero que lo haga sentado porque parado le saldrá ampolletas, pasada las 11 am el juez se marchaba, mi madre estaba compadecida por Gaby y yo me lo estaba disfrutando, Gaby corrió hacia el tocador, era mi momento.
-Ayyy amiga!!! De veras cuanto lo siento, Gaby de veras me hubieras dicho yo pude haber ido por Luis Diego, te juro que yo lo hubiese traído a como diera lugar, de verdad no hubiera permitido que te dejara vestida y alborotada, ay chiquita lo siento.
-dulce deja de burlarte de mí.
-Ay Gaby, no seas así, yo solo quiero ayudarte, me pregunto que habrá descubierto Luis Diego para que te dejara si?
-dulce lárgate, no quiero oírte, lárgate!!!
-Ayy chica, no seas grosera, sabes te diré algo, hace unos días soñé que te dejaban plantada y creo que mis sueños se hacen realidad, no lo puedo creer, mira te diré algo, si quieres encontrar a la culpable de que Luis Diego te dejara no busques mas, aquí estoy.
-dulce que le dijiste?? Que putas hiciste lesbiana de *******?
-Uyyy no deberías decir eso, porque tu también lo eres, pero para que veas que no soy tan mala te diré la verdad, digamos que tu Luis Diego te vio haciendo el amor conmigo, te acuerdas de nuestro famoso video??
-No, tú no hiciste eso dulce, tú me dijiste que lo habías eliminado.
-Ayyy parece que te cuesta entender la tecnología, y yo qué culpa tengo que exista la papelera de reciclaje, si ese cesto como de basura, allí mismo lo encontré sabes.
-Maldita infeliz, maldita seas dulce, mil veces maldita.
-Te lo dije querida, te dije que pagarías caro haberme separado de any.
-Pues ahora me toca a mí, veamos que dice Luis Diego cuando se entere que su hermanita es una lesbiana, y no quiero imaginar cómo reaccione su padre.
-Shhhh, ayyy Gaby que te crees tú, eso no va a hacer posible, sabes por qué? Porque si tú haces eso en primer lugar toda le gente de este pueblo tendrá en sus manos la copia del video y así sabrán por que Luis Diego te dejo plantada, en segundo lugar ayer me volví dueña absoluta de la supuesta "hacienda" de tu familia, o sea tu casa, vaya cariño que gran deuda tenia tu padre en el banco, así que tu elijes, te quedas callada o todos sabrán tu secreto y los echare como perros de mi casa!!!
-Eres una maldita dulce, te voy a matar!!!
Quiso tomarme por el cuello, pero con agilidad me moví, y la coloque con fuerza contra la pared.
-A la que debería matar es a ti, pero mancharme las manos con tu sucia sangre no vale la pena, ya lo sabes Gabriela, si me entero que has hecho algo indebido contra any, te juro por Dios que no te alcanzara la puta vida para arrepentirte, chao querida y por favor ve a quitarte ese vestido blanco, ahhh ya me acorde, te compraste un vestido negro no, ese te quedaría mejor, adiós.
Su llanto se escuchaba por todo el recinto, Maite corrió hacia ella, yo estaba más que satisfecha, al fin había logrado lo que quería, volvimos por papa, mis maletas ya estaba en el coche, partimos hacia la ciudad estaba a 3 horas del pueblo, pensaba en any, hasta aquí había llegado nuestra historia, de hoy en adelante mi vida sería otra, llegamos a la ciudad, cenamos en un restaurante muy cerca del aeropuerto, estuvimos platicando mucho, mi madre me dio todas las recomendaciones, Fernanda estaba de lo más triste pero me deseo mucha suerte, mi padre me pregunto muchas veces si estaba segura, a lo que yo respondí que sí, me recomendó que si las cosas en México no iban bien me volviera para mi casa, me entrego una agenda con los numero de teléfono de algunos familiares, llego el momento de partir hacia el aeropuerto, pase a chequeo de equipaje, todo estaba listo, estuve unos minutos más con mi familia y llego el momento de la despedida, mi madre no dejaba de llorar, mi padre estaba hablando con la voz quebrada, Fer me abrazo fuerte y me dijo que por favor me cuidara mucho, le pedí que por favor cuidara de any, que si tendría oportunidad de hablarle, le diera mi numero de teléfono, me prometió que lo haría, una ultima revisión y la puerta se abrió, mi familia, mi pueblo, mis amigos, mi amor, se quedaban atrás, era momento de empezar algo nuevo, durante el vuelo no hice más que llorar, miraba la foto de any en mi móvil, cuando estaba por dormirme escuche el anuncio del capitán, llegamos a la ciudad de México, nueva vida, nueva casa, nuevos amigos, podría olvidar a any?
Al fin pisaba suelo Mexicano, hacía muchos años que no venia, mi abuela era de este bello país, luego que ella murió, mi abuelo debió mudarse a Venezuela con nosotros, el viaje había sido demasiado cansando, hice el chequeo respectivo minutos más tarde salía del aeropuerto, el señor de la renta de autos ya esperaba por mí, una chica estaba cerca de él supuse que era su novia, pero ella al verme me dijo….
-dulce Borjez?
Firme los documentos hice el pago respectivo con mi tarjeta y listo.
-Entonces Abigail, no vamos?
-Si prima, oye por cierto tu casa esta lista, pero no sería mejor que te quedaras en la mía, digo para que no estés sola, quieres?
-Gracias Abigail.
Abigail se ofreció en conducir, mi prima hablaba y hablaba y yo solo respondía con un sí, no, aja, al fin llegamos a casa, me mostro la habitación que había preparado para mi, le agradecí por todo, sin cambiarme de ropa me acosté, pensaba en muchas cosas, sobre todo en any, que estará haciendo mi princesa? Daria todo por estar velando su sueños, me sentía muy mal, la extrañaba demasiado, me desvestí, me di una ducha ligera, otra vez en la cama, otra vez any, otra vez su olor, otra vez sus besos, otra vez sus carias, su voz, su sonrisa, ella, solo ella, todo mi mundo era mi princesa, no sé hasta donde había hecho bien en mudarme, pero sus palabras fueron claras, quería que me alejara, le hacía daño mi presencia, me quede profundamente dormida, abrí mis ojos, me estaba muriendo de hambre, sentía pena de ir a la cocina esperaría que mi prima se levantara, uffff menos mal, ella tocaba a mi puerta.
-Buenos días dulce!!! Que tal dormiste?
La plática en el desayuno fue variado, hablamos de muchas cosas, las clases en la universidad empezaban en 20 días, Abigail me dijo que mientras tanto podría mostrarme la ciudad, me pregunto si me gustaba frecuentar discos a lo que respondí que no, me dijo que le gustaría que fuéramos a alguno y me presentaría a algunos amigos, le dije que lo iba a pensar.
-Anda prima anímate ya verás que la pasamos de pelos!!!
Llame a mis padres, hable con mamá, luego con papá, y luego con Fernanda.

-dulce tenemos una charla pendiente, dime tuviste que ver con el bochorno de ayer?
Maldita sea, yo sufriendo y ella como si nada con su amiguita, Dios estos celos me van a enloquecer, por que las cosas tenían que ser así, me dolía demasiado su ausencia, la extrañaba, moría por ir a buscarla, por abrazarla, por besarla, un día en este país y ya me sentía morir, me quede pensando en lo que me dijo Abigail, necesitaba distraerme estos días, le pedí si podíamos salir en ese momento y me dijo que si, recorrimos un poco la ciudad, conocí el famoso ángel de la independencia, el zócalo, algunos museos, llego la hora del almuerzo y deguste de la comida mexicana, delicioso con mucho picante pero riquísimo.
-Abigail creo que mejor salimos esta noche, necesito distraerme.
-Neta?? Qué buena onda prima, claro que saldremos, espera ya mismo hago unos llamadas y listo.
-Ok
-Hizo las llamadas respectivas y todo listo esta noche saldríamos!!!
Llegamos a casa, dormí un par de horas, cenamos y llego la hora de alistarnos, opte por algo casual, trate de arreglarme bien, no quería que a leguas notaran mi tristeza.
-Pero muje,r que guapa!!!
Salimos rumbo al antro (así le llaman), el lugar estaba abarrotado, pensé que no nos dejarían entrar, Aby hizo algunas señas y en minutos ya estábamos adentro, era la primera vez que entraba a una discoteca, vivía en un pueblo donde jamás hubo una, para bailar tenia los dos pies izquierdos, el ambiente se veía de lo mejor..
-Allá están mis amigos!!! Qué onda chicos!!! Ya llego por quien lloraban..
Todos me miraron con asombro, parece que no encajaba, todo pidieron tequila, en realidad jamás en mi vida había bebido algo fuerte, solo en ocasiones especiales bebí alguna copa de vino, Aby fue a bailar con Miguel, me quede platicando con los chicos, les comente que venía a estudiar biología, ellos se sorprendieron, todos ellos eran de la misma carrera, ingeniería en sistemas, Lucas quiso invitarme a bailar, le dije que lo sentía mucho pero no podía bailar, así que se fue con la otra chica, todos estaban en la pista, solo Ashly y yo no quedamos en la mesa.
-Tu acaso no bebes?
La noche transcurrió, todos estaban pasándola bien, en algunas ocasiones no pude evitar sonreír por las ocurrencias de mi prima, pasada la media noche volvimos a casa, la noche se estaba convirtiendo en mi peor enemiga, cada vez que iba a la cama era para pensar en ella, lloraba mucho, la necesitaba demasiado.
Los días fueron pasando solo faltaban dos días para que iniciaran las clases, ya me había instalo en mi nueva casa, Aby pasaba el mayor tiempo conmigo, eso me ayudaba mucho.
-dulce podemos invitar a las chicas esta tarde a ver una peli?

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:47 pm

Las chicas no tardaron en llegar, la estábamos pasando bien, alguien tuvo la ocurrencia de ir a la famosa plaza Garibaldi, en realidad no me gustaba la música ranchera, me gusta mucho la música clásica, pero en fin por distraerme aceptaba ir donde sea, llegamos al lugar allí habían mucha gente con su atuendo típico (los famosos mariachis).
Aby-: a ver cántenos mujeres divinas!!!
Ashly:- mejor la del Rey.
Yo estaba idiotizada, no sabía nada de mujeres divinas, bueno si sabía de una mujer divina (any) y menos de un tal Rey, en fin el mariachi arranco con la canción, yo estaba sentada escuchando.
-Oye dulce un tequila?
Total era una diminuto vaso (eso pensé), al primer sorbo sentí que mi garganta se incendio, el mariachi siguió cantando, no estaba poniendo mucha atención hasta que mi mente se quedo en blanco y el cantante recitaba unas letras que me dolió en el alma.
"Por darle rienda suelta
A mis antojos
Por no tener conciencia de la misma
Por eso ayer hice llorar sus ojos
Y hoy mis ojos también, hacen lo mismo
Por no medir los pasos que tomaba
Por eso es que he llegado a la derrota
Le hice una traición a quien me amaba
Y ahora estoy como estoy
Con mi alma rota
Que tal que tal que tal
Se siente corazón
Ahora si te pegaron
Es cara, cara, cara la traición
Y al fin te la cobraron."
Pensé en any, me dolía demasiado no tenerla conmigo, al parecer esas letras me estaban empujando en hacer algo que jamás pensé, iba por la cuarta copa, el alcohol estaba haciendo que me soltara un poco más, continuamos bebiendo con mis nuevas amigas, ya no tenía control sobre mi cuerpo, me reía y me reía y no sabía de qué y luego de la nada me eche a llorar, mis amigas me abrazaban, pero yo solo necesitaba un abrazo de ella, solo eso pedía, mi llanto de hizo cada vez más grande, no sé cuánto tiempo estuve así, dentro de todas creo que Ashly era la única que estaba sobria, llegamos a casa todas nos quedamos en el sillón.
Al siguiente mi cabeza estaba a punto de explotar, anoche cogí mi primera borrachera y ahora el alcohol me pasaba factura, no logre comer nada, todo me daba asco, esa fue una experiencia que jure no repetir mas. Luego que todas nos recuperamos reímos por todo lo que habíamos hecho.
Las clases iniciaron los días fueron pasando, any siempre estaba en mi cabeza, no lograba olvidarme ni un segundo de ella, hablaba todos los días con mi hermana para saber de ella, hasta que un día me dijo que los Montes se habían marchado del pueblo, nadie sabía de ellos era como si la tierra se los hubiera tragado, me entristecí por esto, el simple hecho de saber de ella me hacia feliz, ahora ni eso tenía.
Hoy cumplía un año de estar en la ciudad de México, me encontraba buscando una revista al fin encontré una, vaya que suerte solo quedaba una, cuando la quise tomar alguien más lo hizo, dos manos sobre el mismo objeto, me miro, la mire, esos ojos, esa boca, esa sonrisa…………
-Ohhh lo siento, parece que queremos la mismo revista!!!
- Así es y qué mala suerte, es la última.
-Pues nada, quédatela yo la buscare en otra tienda.
-No, quédatela tú, yo la consigo después.
-Joselyn ya encontraste tu revista?
-Si mamá, ya voy, muchas gracias, adiós.
-Adiós.
Desde que me mude a México no había visto una chica más linda como ella, al menos sabia su nombre, Joselyn…. Bonito nombre para una mujer tan bonita, su belleza me había cautivado, seguí buscando otras cosas y luego me decidí a dar una vuelta por el siguiente pasillo a lo mejor la miraba otra vez, pero no tuve suerte, bueno parece que allí se quedaría, pase a caja pague y Salí del centro comercial, mientras abría la cajuela de mi coche la vi nuevamente, estaba a dos coches del mío, levanto la mano para saludarme, respondí al saludo, colocaba mis cosas y cuando cerré, demonios no sé si esa chica volaba pero ya estaba frente a mí.
-Hola, mi nombre es Joselyn!!!
No lo podía creer había confiado mi correo y mi numero de teléfono a una perfecta desconocida, demonios que había hecho, en que estaba pensando, uff total que mas dada ya estaba hecho, pase la tarde en casa de mi prima, tenía que estudiar una materia y se me hacia fácil si estaba acompañada, la noche llego y encendí mi laptop, abrí mi correo electrónico y en segundos me llego la invitación, el nombre de su correo me hizo reír, acepte y ya estaba en las lista de mis contactos, pero estaba en estado ausente, me quede revisando unos correos y platicando con Fer, al fin se abrió otra ventana.
-Hola, buenas noches dulce!!!
Me causo gracia que su escritura era más bien con emoticones, muy difícil de entender por cierto, platicamos por unas dos horas, estudiaba odontología en otra universidad, tenía 21 años, amante de los deportes extremos, hija única, gustaba mucho de la música clásica así mismo como yo, coincidimos en gustos por algunos artistas. Así empezó mi amistad con Joselyn, cada día me fue gustando mas su forma de ser, nuestras salidas a contemplar los atardeceres se volvieron frecuentes, era una chica muy alegre, sincera, cariñosa y muy hermosa.
El tiempo fue pasando y la compañía de Joselyn me fue gustando mas y mas, una tarde mientras veíamos una peli, se acerco demasiado a mí, su mano acariciaba la mía, me miro fijamente a los ojos y me beso, ni siquiera pude moverme, se apodero de mis labios y me besaba con mucha pasión, por un momento me deje llevar hasta que ella, any vino a mi cabeza, me aparte rápidamente.
-Yo lo siento dulce… por favor discúlpame, no sé que me paso.
Nos miramos fijamente y sonreímos, al parecer llegamos a la misma conclusión, aquí no ha pasado nada, las horas, los días, las semanas, los meses fueron pasando, en mis clases todo estaba bien, genial todos mis cursos estaban con muy buenos puntajes, pereciera que mi vida se estaba enderezando y mucho, aunque con Joselyn no tuvimos más acercamientos como aquella tarde, siempre andamos juntas.
-dulce por qué no tienes facebook?
Esos de las redes sociales estaba muy a la moda, escuchaba a mi prima y las demás chicas hablar de eso, en realidad no me llamaba la atención ser parte de una red social, pero bueno acepte que Joselyn me creara una cuenta, una cuenta que usaría cada vez que muriera un burro, en cuestión de minutos ya estaba creado.
-Listo ahora selecciona la foto que quieres subir en tu perfil!!!
Me sentí bien pronunciar como me llamaba mi niña, la cuenta estaba lista, así que era una usuaria mas de esa famosa red social, los días pasaban normalmente, aunque Joselyn me gustaba mucho yo no dejaba de pensar en any, una tarde mientras hablábamos por teléfono, Joselyn me recrimino que nunca escribía nada en su facebook, le comente que en realidad jamás usaba la cuenta desde que fue creada, pero que luego lo revisaría, nos despedimos, tome mi laptop y abrí la famosa cuenta, quería darle uso aunque solo fuera para alegrarla, ya que siempre estaba hablando de eso, leí los mensajes que me había dejado, algunas fotos de ella donde me etiquetaba, invitaciones de mi prima y algunos amigos, hasta Fer tenia facebook parece que yo era la única que estaba desactualizada, hice algunos comentarios, me fui al muro de Joselyn de repente algo llamo mi atención… Lisset Echeverria tiene nuevas imágenes, al pie de las imágenes "mi amiga y yo", no lo podía creer, el mundo era tan pequeño, Joselyn tenía como amiga en esta red a esta chica, fui rápidamente a revisar su perfil, el corazón me dio un vuelco, en las nuevas fotos vi su rostro, ese rostro que hacía casi dos años esperaba ver, allí estaba ella, mi niña, me sentí tan feliz de verla, tan sonriente, feliz, pero la felicidad me duro poco, esta foto me había hecho caer de mi nube, en ella estaba any abrazada de un chico, por los comentario de felicitación me di cuenta que ya había alguien más, mis lagrimas no tardaron en llegar, cerré la pagina, no quería seguir mirando esto, busque la opción de eliminar la cuenta, no quería sentirme tentada a buscar mas información sobre ella, de hoy en adelante me juraba no pensar más en ella, me daría la oportunidad con alguien más, no estaba dispuesta a seguir perdiendo mi tiempo, hasta donde sabia mi hermana, antes que any se marchara le había dado mi numero telefónico y mi correo electrónico pero ella nunca me escribió y menos una llamada, estaba más que decidida a olvidarla.
Las cosas con Joselyn se fueron dando poco a poco, teníamos un mes de ser pareja, se podría decir que todo estaba bien, ella era demasiado amorosa conmigo, su madre sabia de sus preferencias así que me evite un problema, a veces pensaba en any, pero no tanto como antes, un fin de semana que fui invitada a almorzar en casa de mis tíos me a sinceré con ellos y les dije la verdad sobre mi relación con Joselyn, ellos lo tomaron con mucha sorpresa , pero al final no le dieron mucha importancia.
El tiempo fue pasando, llevaba más de dos años en México, Joselyn y yo cumplíamos 6 meses de relación.
-Mi amor ya me tengo que ir mi mama me espera, ohhh parece que afuera hace frio, me prestas un sudadero.
-Por favor toma otro.
-Claro tómalo en el closet!!!
-Lista, te veo mañana entonces.
:-) Espera Joselyn, puedes por favor tomar otro sudadero?
-Pero por qué, si este me queda bien.
-No, a mi no me gusta cómo te queda!!!
-Mi amor ya me voy, no tengo mucho tiempo mi mami me espera bye
Joselyn me miraba asustada, le había gritado.
-Sabes que dulce, aquí está tu sudadero, prefiero irme así.
Ni yo misma entendía que diablos me había pasado, hasta hace un momento pensé que any era un asunto olvidado, pero haberme puesto así por su sudadero significaba algo, será posible que yo seguía enamorada de any, por qué me había puesto así, estaba nada mas utilizando a Joselyn? No tenia las respuestas, Joselyn no acepto mis llamadas, pasaron dos días y no quería verme, al fin logre platicarle y las cosas se arreglaron si saber que aquella tarde caería la gota que derramaría el vaso.
-Te amo dulce!!! Y tú me amas?
Entre besos la lleve hasta mi habitación, nos besábamos con mucha pasión.
-dulce hazme el amor!!!
Estaba empezando a desvestirla, por un momento me perdí en mis pensamientos, la tocaba, la besaba, lamia, mordía, y de repente dije lo que nunca debí decir, "TE AMO any……."
-any? No querida te recuerdo que me llamo Joselyn.
Durante el viaje la vi llorar y yo me sentía una basura, creí que con el simple hecho que me gustaba podría olvidarme de any, pero lo único que hice fue lastimarla, no sé que me había pasado pero parece que esta niña se había metido hasta en mis huesos, llegamos a su casa, nos despedimos, antes de irse me aconsejo que la buscara, para ella era fácil, pero yo sabía que eso era imposible, ella tenía a alguien más, de nada servía que yo aun la amara, otra vez sola y encima el cargo de conciencia por haber herido a Joselyn.
El tiempo fue pasando Joselyn y yo ahora teníamos una bonita amistad, mucho cariño, mucho respeto, era una bendición en mi vida, jamás hable sobre any con ella, llego el día que me presento una chica que le interesaba, me sentía feliz por ella, se merecía todo lo mejor, lastimosamente en el corazón no se manda, hice un viaje relámpago a mi país, después de más de tres años volvía a la hacienda de mis padres, mi estancia fue bastante corta, las cosas habían cambiado, la hacienda vecina no era más de los Montes, tenía un nuevo dueño, mi padre viajaba mucho a caracas era el principal exportador de lácteos de toda la región, Fernanda trabajaba en el mismo hospital donde estaba Bianca, mi madre seguía siendo la misma exagerada que me trataba como niña.
-Cariño y cuando nos vas a presentar a nuestra futura nuera?
Al fin pude tener una charla con Fer, desde que había llegado la pasaba en el hospital pues tenían muchos pacientes.
-Y como van las cosas en el hospital?
-Muy bien, con mucho trabajo, siento mucho tenerte tan abandonadita!!!
-No pasa nada, comprendo que mi hermana es la doctora más guapa y todos los pacientes quieren ser atendidos por ella jajajajaja…
-Pero que ocurrencias las tuyas, tu no cambias dulce y por cierto dime como esta ese corazón?
-Espera ya te digo, mmmm creo que esta latiendo jajajaja….
-Graciosa… no trates de evadirme.
-Ay Fer, tu sabes que a ti no puedo mentirte, aun pienso en ella.
-Qué? Pero si ya son más de 3 años dulce, ella ya tendrá una vida hecha.
-De hecho si, la vi en una red social con un chico y aun con todo eso aun la amo, no me he atrevido a estar con alguien más, en realidad intente estar con alguien más, una chica maravillosa a la que solo lastime, por suerte ahora somos muy buenas amigas.
-Pero dulce, si ya lo sabes, ya sabes que no tienes por qué esperar, ya no te aferres a algo que ya no podrá ser, que estas esperando hermanita estas en todo tu derecho de ser feliz.
-No espero nada Fer, solo no quiero estar con nadie más, mi felicidad solo está con ella, no quiero que nadie ocupe su lugar.
-Ay dulce que terca eres, espero que algún día llegue alguien que si logre borrar a any de tu corazón.
La plática con Fer me dejo desconcertada, será que tenia razón, era acaso momento de retomar mi vida y hacer un esfuerzo por olvidar a any?
La semana paso rápido ya estaba de vuelta a México, mi estancia en la hacienda solo me sirvió para recordarme más de any, todo allá me llevaba a ella, las cosas seguían igual en mi corazón, la seguía amando, jamás intente involucrarme con alguien más, no quería causar el mismo daño como a Joselyn, al menos con ella las cosas se arreglaron y ahora éramos muy buenas amigas, pero no con todas tendría esa suerte.
Las 11 pm y mi móvil no dejaba de timbrar, quien será a esta hora, joder que manera de interrumpir mis dulces sueños.
-Bueno!!
-Primaaaa!!! Ya dormías?
-Demonios solo mira la hora Aby!!!
-Ayyy lo siento mucho, oye prima hermosa, bella, preciosa!!
-Ayy ya Aby que quieres ahora?
-Jajaja… podemos ir a tu casa? Es que estamos celebrando mi rompimiento con el imbécil de mi novio!!! Anda di que sí.
-Aby.. Aby, ni sé por qué celebras si mañana ya estarás con él, claro puedes venir a mi casa.
-Estamos afuera ábrenos!!!!
Mi prima no cambiaba, se inventaba los días para celebrar, día del lápiz, dia de la revolución de las verduras, podría decir que hasta existía el día de las bragas y siempre culminaba su celebración en mi casa, era costumbre.
-Pasen chicas!!!
-Prima eres a todo dar, dulce te amo… eres la mejor prima del mundo!!!
-Parece que mi querida prima estaba súper pasada de copas. Aby creo que un baño te caería bien, ayúdenme chicas!!!
-No tengo nada dulce, mira te hare un 4 ves no tengo nada, jajaja….
-Aby de verdad un baño te hará bien.
-No quiero, díganme por que el amor es tan sufrido, por qué??
Vaya parece que la mayoría andábamos en mal de amores, mi prima estaba realmente mal, con las demás chicas la convencimos que se diera un baño, lo hizo y los siguientes 45 minutos la paso llorando, al fin se quedo dormida.
-: nunca se había emborrachado así, parece que esta vez sí es en serio!!
-pero espérate mujer y si Aby se pone mal, esperemos un poco más, mañana es sábado no hay nada que hacer, oigan y por qué no vamos a la playa?
-Pues esperemos que si lo sea, ese tipo no me cae nada bien.
- jajaja ya decía yo que a muchas les caía mal, a mi me cae peor que cólicos menstruales!!!
-Jajajajajajaja, graciosa.
-me marcho, solo tengo media hora para llegar a mi casa, nos vamos Ashly.

-wow al fin alguien con una súper idea, padrísimo, a donde vamos?
-pues a donde mas, ACAPULCO!!!!!
-Pero y eso no queda muy lejos?
-Ay dulce tu siempre con excusa, son menos de 400 km.
-: ufaaaa ya la jodiste, mejor nos vamos a al club no!!
-: pero bueno, por qué no terminas de decir que te gusta el chico que reparte toallas, como que al club, estoy harta de ver lo mismo, anímense chicas vamos, son aproximadamente 4 horas de viaje, yo se que Aby querrá ir.
-Mmmm, conmigo no cuenten tengo cosas que hacer.
-Pero dulceaaaa, tu siempre estas encerrada y nos debes muchas salidas, anda vamos!!!
-Solo si me prometes que el domingo por la noche estamos de regreso, no puedo faltar a clases.
-: pero de irnos es en un par de hora, así disfrutamos sábado y domingo, les parece las 5 am?
-Como quieran…
-Helen vamos a hacer nuestras maletas.
-Oigan y la ropa de Aby?
-dulce, tranqui… yo llevare ropa para ella, solo procura despertarla antes de las 5 y estaremos aquí.
-Vale.
Bueno ya todo estaba dicho, hice mi pequeña maleta, fui a la cama no sin antes dejar la alarma. 4 am mi móvil me despertaba, fui a despertar a Aby, al principio no quería levantarse, pero nada más dije que en una hora salíamos para Acapulco dos brincos y ya estaba de pie.
-Lista… seguramente Ashly me traerá ropa.
Parece que estas ya se conocían muy bien, las chicas muy puntuales pasaron a buscarnos, Ashly era nuestra piloto, ella conocía mejor la ruta, fue un viaje muy largo pero nada más encontramos el mirador de la ciudad y yo estaba encantada, parece que valía mucho la pena, buscamos un hotel, nos instalamos, descansamos unas horas, luego de eso partimos a tomar el sol, la playa estaba abarrotada. Todo estaba saliendo bien hasta que comencé a sentirme mal, tenía un fuerte dolor de cabeza, luego tenía fiebre, luego vómitos, estaba realmente mal, al cabo de unas horas luego que el médico me revisara y me dejara unas pastillas me sentía bien, no quise que las chicas sacrificaran su noche por mí, les pedí que fueran a divertirse y les prometí que si me sentía mal les llamaría, luego que se marcharan baje al restaurante del hotel, mientras pedía mi sopa mis ojos quedaron prendidos de un cuadro, podría jurar que sabia quien lo había pintado, me acerque y justo en la esquina las iniciales A. M.
any Montes? Llame al chico que me atendía y le pregunte si podía darme información sobre el cuadro.
-Claro señorita, ese cuadro es el más nuevo, recién ayer lo entrego la señorita que lo hizo.
No lo podía creer, estuve a punto de encontrarme con ella, que mala suerte, este viaje debimos hacerlo desde ayer, ashhhhhhhhhhhh. Luego de hablar con el gerente y casi rogarle me vendió el cuadro, no fue nada fácil, fue una llamada tras otra hasta que al fin accedió.
Pedí que empacaran muy bien el cuadro, las chicas volvieron al amanecer, en la mañana volví a tener los mismo síntomas, que mala suerte parece que estaría condenada a quedarme en la cama, esta vez las chicas no salieron mas, a medio día me sentía mejor y decidimos volver a casa. Llegando a mi casa desempaque el cuadro, era hermoso, solo ella podría impresionarme así, decidí dejarlo en mi habitación, me gustaba contemplarlo, me preguntaba cómo era posible que no nos encontráramos en ese hotel, por qué, si yo moría por verla, aunque estuviera con alguien más.
Como siempre los días fueron pasando, en unos días cumpliría 24 años, unos meses mas y me graduaba, pase mi cumple en compañía de mis amigos más cercanos, siempre fue la misma historia, durante la fiesta me divertía, luego que todo terminaba y me quedaba sola una enorme tristeza me invadía, sentía que mi vida pasaba y yo estancada en lo mismo, enamorada de una mujer que tal vez ni me recordaba, que tendría una vida hecha, me aterraba pensar que me quedaría sola, pero lo prefería así a estar con alguien que no amaba. Al fin culmine mis estudios, fue lindo tener a toda mi familia conmigo, estaba realmente feliz, solo me faltaba algo o más bien alguien, alguien que aunque intentaba jamás podía olvidar, mi padre me convenció que volviera a mi país, decidí ir a Venezuela por un año, acepte un empleo en la universidad de Caracas, me había enamorado de México y luego de ese año prometí volver y radicar para siempre allí, tuve muchas ofertas de empleo pero quería estar cerca de mi familia, a la semana de estar laborando una compañera de trabajo me invito a dar un paseo por la universidad ya que solo conocía el área de la facultad donde trabajaba, pasamos frente al salón de música, alguien tocaba el piano y lo hacía demasiado bien.
-Tú tienes que conocer a esta niña!
Entre con mi compañera, definitivamente la chica era muy buena en lo que hacía, estaba de espaldas a nosotras, cuando finalizo la melodía y mi compañera le aplaudía, viro su cara hacia nosotras y nos regaló una sonrisa, mis piernas temblaban, mis manos comenzaron a sudar, que haría ahora, salir corriendo? Fingir un dolor de cabeza? Espere tanto este momento, la vida, el destino o lo que fuera me lo estaba concediendo.....
Ella se puso de pie y camino directo a nosotras, cada paso que daba mis latidos aumentaban, Dios mío, la tenia de frente y yo no sabía qué hacer, que decir, jamás hubiera imaginado que la encontraría aquí.
-Buenas tardes profe Mariangel!!!
El teléfono de mi compañera empieza a timbrar….
-Ohh es mi novio, disculpen las dejo un momento.
Nos quedamos las dos solas, nos mirábamos fijamente a los ojos, no tardo en agachar la mirada, Dios cada vez que hacia eso me desarmaba por completo, no tenia voluntad, estábamos allí en silencio hasta que…
-Por cuánto tiempo estará por aquí profe dulce?
Me quede mirando cómo se alejaba, quería correr tras ella, quería abrazarla, estaba feliz al fin la volví a ver después de largos 6 años, me alegraba saber que estaba en la misma universidad donde yo trabajaba, un segundo después volví a la realidad, any? Aquí mismo donde yo trabajo? De verdad era ella? Estaba soñando acaso?
-dulce estas bien?
Me dirigí hacia mi puesto de trabajo, mientras caminaba no sabía si gritar de la felicidad, quería abrazar a todos, estaba feliz, hacia mucho que no me sentía así, me preguntaba por qué ese nerviosismo de ella al verme?, por qué me agacho la mirada?, por qué me pregunto cuánto tiempo estaría aquí?, me fui directo a mi pequeña oficina, en unos 15 minutos tenia la siguiente clase, ni me preocupe por eso, mi cabeza solo estaba funcionando para una cosa, PENSAR EN ELLA. Impartí la clase, durante el periodo no pude concentrarme en lo que estaba explicando, al fin el periodo se termino, era mi última clase, guarde mis cosas y fui en busca de mi coche, otra vez ella, esta vez se encaminaba con un grupo de chicas subieron al coche y se marcharon, conduje a mi casa pensando en todo lo que había pasado, el momento que la vi, esos minutos que estuvimos de frente, al fin en casa, aun no lo podía creer, había visto a any, esa noche no dormí nada, solo esperaba el nuevo día y verla otra vez.
Otro día de trabajo, la mañana transcurrió con tranquilidad, llego la hora en la que Mariangel me dijo que any tocaba en ese salón, me lo pensé mil veces, me arme de valor y me encamine hacia el, estando frente a la puerta no escuche nada, parece que no estaba, dude en entrar pero nada perdía con hacerlo, el piano estaba allí, ella faltaba, al parecer no vendría, bueno será mejor que me vaya.
-Espera a alguien profesora dulce!!!
Me acerque a ella y la abrace, me aferre a ella, si en ese momento se terminaba el mundo ya no me importaba quería quedarme así, su olor, la suavidad de su piel, sentía que el tiempo jamás había pasado, pareciera que solo hace un momento estaba en su habitación entregándole sus presentes de cumple, mi corazón no daba más, ella intentaba soltarse pero yo la abrace con más fuerza.
-Por favor any, no me niegues esto por el amor de Dios, yo, yo te he extrañado demasiado.
- Me has extrañado? Por Dios dulce a quien tratas de engañar, vaya manera de extrañarme al lado de tu querida Joselyn!!!
-Joselyn? Por Dios que estás diciendo?
-dulce, tu cinismo ha sobrepasado limites, me vas a negar que es tu novia?
-Claro que lo niego, porque no lo es, fue mi novia, por 6 meses pero todo acabó porque yo….
-Porque tú que dulce? Porque te buscaste a alguien más? Por que cuando tuviste que luchar huiste? Porque hiciste pedazos la vida de hombre inocente que su único pecado fue enamorarse de tu amante?
-any estás diciendo cosas que no sabes…
-Ahhh y que me perdí dulce, que te acercaras a mi por venganza, que antes de irte la pagas la deuda al padre de tu amante, que le enviaste ese video a mi hermano, lo sé todo dulce y ahora no te hagas la víctima, diciendo además que me extrañaste porque no te creo.
-Pues sabes que, no me importa que no me creas, solo yo sé como sentí estos últimos 6 años, solo yo sé cuantas veces llore tu ausencia, cuantas veces llame a mi hermana solo por saber de ti y un día desapareciste, mi hermana te dio mi numero de teléfono, mi correo electrónico, espere algo de ti y nunca llego, te llame muchas veces y no respondiste y entonces?
-Pero mira nada más, tú me engañaste con esa, heriste mis sentimientos y encima querías que yo te buscara?
-Ahhh siii, dime cuando lo hice no es que estabas toda cariñosa con la tal Lisset.
-Ella es mi amiga.
-Siii y también es tu amigo ese chico con el que estabas en la foto, dime todas esas felicitaciones por tu nueva relación me las invente yo.
-No tengo por qué darte explicaciones dulce, tu de mi no mereces nada.
No estaba dispuesta a dejarla ir, tenía que aclarar ciertas cosas, la hale contra mí, nuestras bocas quedaron a solo centímetros, nos miramos fijamente a los ojos, a pesar que hace unos momentos me demostraba demasiada seguridad ahora su nerviosismo le ganaba, comenzaba a temblar, me fui acercando mas, nuestros labios se encontraron, al principio se negaba, tome su labio inferior y lo hale, al notar que ya no ponía resistencia la bese con mucha ternura, ella empezaba a corresponderme, su respiración se estaba agitando, de repente con fuerza se salió de mis brazos, lo último que alcance a ver fue su mano que iba en dirección a mi rostro, auchhh eso había dolido.
-No vuelvas a acercarte a mi dulce Borjez, ni siquiera lo intentes porque te juro que…
Volví a tomarla de la cintura, ese golpe me lo cobraría y vaya de que manera, la lleve contra la pared y volví a besarla, esta vez la ternura se había marchado, lo hacía con mucha pasión, con locura, al notar que no podría salirse de mis brazos me mordió los labios, para ese entonces el dolor me estaba gustando.
-Te odio…
La seguí besando, otra vez no había mas resistencia de su parte, ahora era ella quien buscaba mi boca, me besaba con rabia, con desesperación, la levante y automáticamente sus piernas se engancharon alrededor de mi cintura, me corrí a la puerta y coloque el seguro, no quería sorpresas, así estuvimos por varios minutos disfrutando de nuestras lenguas, nuestros labios, mis manos se instalaron bajo su falda, presione con suavidad sus nalgas.
-dulce suéltame!!!!
Luego de decir estas palabras ella se marcho, mi fortaleza desapareció, mi fragilidad salió a relucir, lloraba como una niña, me arrepentía por haberme marchado así, por no haber luchado por ella, me deje llevar por mi inmadurez, mi desesperación, mi rabia de haberla visto con Lisset, ahora mismo sabia donde estaba parada, sabía que aun me amaba, pero para volver a ganarme su confianza tendría que poner de mi parte, enmendar mis errores y demostrarle lo mucho que la amaba, desde hoy me juraba luchar por ella, por tenerla conmigo, esta vez sería diferente, nada ni nadie me detendría, la gente, el que dirán eso me valía un carajo, en mi vida solo había un objetivo: RECUPERARLA, lucharía con toda mi alma, con todo mi corazón.
Faltaba muy poco para mi siguiente curso así que, me seque las lagrimas, respire profundo y Salí de aquel salón, muchos fueron los que no dejaban de mirarme, preguntándose el por qué de mis ojos irritados, en realidad me daba igual, no me importaba que me vieran así, llorar por amor sí que valía la pena y doblemente valido cuando mis lagrimas caían por ella, la mujer que amaba tanto.
-Hola dulce… como vas?
Pase por unos libros y me encamine hacia el salón donde impartirá la clase, la mayoría en este salón eran chicas, teníamos una tarea, docentes y alumnos elaboraríamos un insectario y justamente me toco guiar a este grupo en la elaboración, en vista de que estábamos en la ciudad se hacia un poco difícil recolectar insectos la mayoría teníamos muchos atrasos, les comente que el fin de semana la pasaría con mi familia en el campo (siempre pasaba los fines de semana en la hacienda) así que me comprometí a buscar algunos (los que se hacían difícil encontrar en la ciudad), ellas estaban felices, luego de algunas platicas la mayoría me pregunto si estaría en el concurso de talentos que se llevaría a cabo el viernes, ignoraba esta actividad, solo recordaba que cuando fui por el libro vi una nota sobre mi escritorio la cual no di importancia seguramente era la invitación, la verdad no tenia ánimos de ir hasta que una de las chicas hizo mención que la ganadora seria la pianista de la facultad de artes, rápidamente pensé en any, quien mas podría ser, si era la que tenia encantados a todos por su manera magistral de tocar y claro a mi me tenia loca de amor
Les dije que estaría sin falta en el concurso, ellas estaban encantadas, este grupo era con el que mejor trabajaba, no quiero decir que con los demás era un caos, simplemente nuestra relación era muy, muy buena. Todo quedo hablado el viernes estaría con ellas en el concurso, me despedí, fui a mi oficina a guardar mi material de trabajo, me quedo sorprendida al ver que alguien me esperaba en la puerta.
-Buenas tardes dulce!!!
Cuando me dijo estas palabras me sentí de lo peor, pareciera que una daga se incrustaba en mi pecho.
-Pasamos?
-Claro.
Guarde mis libros y luego tomé asiento.
-Y bien Lisset, en que puedo servirte?
-dulce no quiero quitarte mucho tiempo, si me he tomado el atrevimiento de venir es porque se trata de algo que me interesa y mucho, no sé cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que nos vimos, te vi una sola vez y créeme no tengo nada en contra tuya, solo por favor te exijo que no te acerques a mi novia.
-Tu novia?
-Si, any es mi novia desde hace 9 meses.
-Lisset, como lo has dicho solo nos vimos una vez, comparto contigo el sentimiento que no tengo nada en tu contra, pero tampoco voy a permitir que vengas a exigirme que no me acerque a any, nadie me exige nada a mí.
-Pues si te ha parecido demasiado subido de tono, entonces disculpas y por favor no te acerques a any.
-Lo siento mucho Lisset, aun si any me pidiera que no me acerque más no lo haría, se que ella me ama y luchare por recuperarla.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:47 pm

-dulce, perdona y que te hace pensar que any te ama, me has escuchado tenemos 9 meses de relación, una relación muy sólida.
-Sólida? Y entonces por qué temes que me quiera acercar, perdóname Lisset, pero yo lo veo de la siguiente manera, any no te ama, me ama a mí y temes que yo me acerque porque sabes que ella volverá conmigo.
-Por Dios dulce deja de soñar, crees que ella aun te ama luego que la dejaste?, que la utilizaste?, Que la engañaras?, respóndeme dulce…
-Lisset te hace falta aprender, un amor como el que any y yo tuvimos, digo tenemos porque sé que ella me ama, no es un amor cualquiera, es un amor imborrable, uno que solo Dios puede romper, en estos 6 años yo jamás la olvide, cada día que pasaba la amaba mas….
-Jajaja….por favor dulce, mira nada mas hablas con tanta seguridad, si supieras cuan feliz es conmigo, tu solo eres… mmmm digamos que el peor recuerdo de su vida.
-Lisset ríete todo lo que quieras, al final el que ríe de ultimo ríe mejor, ahora por favor necesito estar sola, tengo algunos pendientes.
-Claro dulce, tienes muchos pendientes, por ejemplo ir a visitar a la madre de tu hijo, búscala en la facultad de medicina, chao querida.
No comprendí por que me dijo estas palabras, solo sentía rabia, tenía tantas ganas de patearla hasta cansarme, venir a exigirme a mi… pensé que tenía el camino libre, pero me he encontrado con esta sorpresa, total me valía madres, sabía perfectamente que any me amaba y si esta quería guerra yo se la daría y de todos los colores, tome mis cosas y me marche a mi casa, esa noche pensé en muchas cosas, me daba rabia pensar que vivieran juntas, que compartieran alcoba, Dios estos celos otra vez, pero no, si quería recuperarla tendría que pensar con la cabeza fría.
6 Am y aun me encontraba en mi cama, este día no tenia que impartir cursos hasta mis 10:45, salí compras, sabía que any gustaba mucho de los peluches, me dirigí a una tienda de juguetes, quería encontrar algo de su animado favorito (piolín), luego de unos minutos ya estaba en la tienda, para mi buena suerte había variedad de productos de este animado, de repente sentí que alguien halaba de las tiras de mi abrigo.
-Ey, podrías bajarme un balón de eso?
Era un niño de aproximadamente 5 años,
-Claro mi amor con gusto.
Escuche una voz en el otro pasillo que me pareció conocida.
-Diego mi amor a donde te metiste? Pero mi amor deja de molestara a la …… dulce???
No lo podía creer, la cara que menos quería ver, la mujer a la que un día creí amar, la misma que destruyo mi relación con any y a la que yo destruí en venganza… la misma que siempre maldije durante estos 6 años.
-Lo siento mucho dulce, mi hijo es bastante inquieto, que bueno verte.
No soportaba estar cerca de esa mujer, toda mi vida fue un infierno por su culpa, any y yo no estábamos juntas por sus mentiras, mi odio hacia ella era inmenso, la despreciaba con todas las fuerzas de mi alma, hice mis compras y me marche lo mas rápido que pude, saber que estaba allí me enfadaba, fui directo a la universidad, tenía que buscar a any para entregarle estos obsequios, busque información sobre el salón donde estaba, ahora no sabía cómo hacer para que estuviéramos a solas, se me ocurrió ir al salón hablar con el/la catedrático/a, y decirles que necesitaba platicar con ella, que era urgente, entre colegas nos entendemos, lo hice, el salón de catedráticos no estaba lejos y sabia que ahora mismo todos estaban impartiendo cursos, así que le dije que esperaría por any allí, estaba impaciente, pensé que no llegaría, la puerta se abrió y mi corazón se acelero.
-Que necesita profesora dulce?
Coloque el muñeco frente a mi cara eh intente imitar la voz de piolín (en verdad no me salía nada mal )
-Me pareció ver a una linda niñita!!! Anda llévame contigo…..
-dulce estás loca???
-Siii dulce está loca por ti… ella es una gatita mala y me querrá comer, llévameeee!!!
Ella no pude contenerse y se echo a reír.
-Me llevas?? Anda di que siiiii..
-Pero Piolín y como explicare en el salón, de donde has salido?
-Pues esteeee, uhmmmm… pues dices que te la obsequiado tu gatita.
-dulce ya deja de decir eso o no me importara que te comas a Piolín.
Me regalo una mirada que solo ella sabe dar, esas que me hacían volar, tan tierna por Diosssss!!!!!
-Te llevare conmigo pero debes estar callado en al salón ehhh.
Tomo el animado y antes que se marchara decidí robarle un beso.
-any , pero que has estado tocando.
-Por qué lo dices???
-Tienes una mancha en la cara, espera creo que es tinta…
-Donde?
-Aquí mira
-dulceeeeeeeee!!! Te dije que no lo hicieras más….
Se marcho rápidamente, ni me dijo adiós, ni modo al menos había aceptado mi presente, al menos?? Nooooo ese era el logro más grande después que el hombre piso la luna, estaba más que feliz, además le había robado un beso, digo un roce y esta vez mi bello rostro no sufrió las consecuencias.
Al fin viernes día de dejar tareas, finalizaba mi última clase, moría por llegar a mi casa, ducharme, vestirme y presentarme a la actividad la cual estaba prevista para 8:00 pm, una de mis alumnas pasaría por mí, guarde mis cosas y me fui a mi casa, hice un par de llamadas a unas tiendas de flores, pedí algunos arreglos, con lujo de detalles le dicte al chico que me atendió lo que quería en la tarjeta, las horas pasaron y Laura (mi alumna) llego a buscarme, minutos más tarde llegábamos, las demás chicas ya estaban en nuestra mesa, la actividad dio inicio, pareciera que la competencia estaría muy reñida, debo confesar que la mayoría lo hacía muy bien hasta que llego el turno de mi niña, que arranco con love story (Richard Clayderman), los aplausos no se hicieron esperar todos estaban encantados, mi corazón estaba a punto de explotar, recordé que la prenda que le obsequie el día de su cumple lo coloque en una pequeña cajita que al abrirla tenia esta melodía.
Estaba hermosa, ese vestido negro le quedaba perfecto, al otro extremo estaba Lisset que no me quitaba los ojos, pareciera que quería matarme, como si me fuera a importar, ella estaba tocando para mí y eso valía mas que mil miradas rabiosas o palabras de esa imbécil y lo mejor estaba por venir, any finalizo y toda la audiencia estaba de pie aplaudiendo, cuando ya había bajado del escenario unos chiquillos se le acercaron haciéndole entrega de las flores que pedí para ella, ella los condujo hasta la mesa donde estaría con Lisset y sus amigas, no me quise perder el mas mínimo detalle, todos querían saber quien enviaba las flores, le mesa estaba totalmente llena, reviso una de las tarjetas, nuestra mesa no estaba tan lejos, me miro y me regalo un sonrisa.
Luego de dos presentaciones mas el juez daba su veredicto, no era de esperarse mi pequeña se quedaba con el primer lugar, dijo algunas palabras, con voz entrecortada dedicaba el triunfo a su madre y su padre los cuales no estaban mas con ella, quería correr a abrazarla, de verdad estaba asombrada, saber que el señor Lisandro no estuviera mas, continuaron la premiación, mientras sus amigas la felicitaban, Lisset estaba cerca de ella, cosa que me estaba enfadando, pero bueno todo a su tiempo, me acerque a felicitarla, mientras lo hacia una de las chicas de mi mesa saludaba a Lisset, susurre un te amo al oído de any, mientras volvíamos a nuestra mesa, supuse que nos marcharíamos, pero la chica que saludo a Lisset, nos dijo que estábamos invitadas a una fiesta en una discoteca celebrando el logro de any, por supuesto yo no iba a faltar, así que nos encaminamos a aquel lugar.
Todas nos sentamos en la misma mesa, Lisset no soltaba la mano de any, parece que todos sabían de su relación, le susurraba al oído y yo estaba rabiosa, de repente suena una canción bastante denigrante contra la mujer.
Alumna 1-: esa canción deberían prohibirla, me parece muy ofensiva.
Alumna 2-: yo soy mujer pero admito que hay mujeres que se lo merecen.
Lisset-: mujeres hay de toda clase, pero esa canción está muy buena para aquellas que se acuestan con una y con otra, no es así profe dulce?
any tragaba en seco, una sonrisa de satisfacción apareció en su labios, Lisset estaba a punto de explotar, nadie dijo una palabra, mis alumnas me miraban con asombro, a mi no importaba que ahora sabían que soy gay.
-Mi amor nos vamos, mañana tengo algunos pendientes y estoy cansada.
Wtf!!!!! Como se atrevía esta infeliz, esperaba que any se negara a marcharse, eso sería genial pero…
-Está bien mi amor, vámonos, muchas gracias por habernos acompañado, pasen muy buena noche, chao.
Sentí que explotaría, quise decirle muchas cosas pero me contuve, sabía que terminaría mal, y yo solo quería recuperarla, deje que se marchara, no la perdí de vista hasta que no la vi mas, mis alumnas bebían Whisky, pedí uno para mi, debo confesar que soy torpe para las bebidas, pero esta vez no me importaba repetir lo de la plaza Garibaldi, al menos el alcohol me haría olvidar un momento mi rabia. No sé cuantas copas me bebí, solo sé que en cuestión de una hora yo estaba totalmente ebria, mis alumnas decidieron ir a dejarme, yo me negaba dejar aquel lugar, quería seguir bebiendo, al fin lograron sacarme, ellas me dejaron en la puerta y se marcharon, todo me daba vueltas, sabía lo que me esperaba tras esa puerta, nada mas estuviera dentro y lloraría como una niña, de repente una voz tras de mi….
-Por qué estas bebiendo dulce?
-Y tú qué diablos haces aquí??...
-dulce yo siempre creí que tu no bebías!!
Se acerco a mí, su boca estaba muy cerca de la mía, me miro fijamente a los ojos, me corrió a la pared, rozo sus labios con los míos, al primer roce me hice la fuerte, el segundo roce fue con su lengua y eso me debilito, me besaba despacio, sin prisa, con ternura, luego se alejo y yo me quede con los ojos cerrados esperando por mas, se acerco a mi oído y me susurro:
-Entonces no es por mi? Que descanse dulce, chao.
Me acerque a ella, la tome en mis brazos, otra vez intentaba soltarse, pero yo no se lo permití.
-Suéltame dulce!!!!
Eso era lo que ella pensaba, yo pensaba muy diferente, una vez entrara por esa puerta no la dejaría marcharse. Entramos a mi casa, iba enganchada de su hombro, nada más cerró la puerta y la lleve contra la pared.
-Te amo tanto sabes y tú me amas?
-dulce no me preguntes, ve a ducharte.
-Soy una *******, para que pregunto, si ya sé que me amas, estas hermosa, me encantas…
Diciendo estas palabras comencé a besarla, tome su labio superior y ella no ponía resistencia parece que le estaba gustando, de repente…
-dulce debo irme a casa….
Estaba temblando, apretaba mi espalda, su respiración se agitaba, entre suspiros me dijo…
-dulce… quiero ir a casa.
Separo sus labios y mi lengua se fue enlazando con la suya, nuestras lenguas realizaban una suave y humeda lucha, ninguna de las dos quería poner fin a esto, nuestro beso se prolongaba mas y mas, mis manos hacían de las suyas en su espalada, su vestido tenía un escote que dejaba ver su piel de seda, tocaba con la yema de mis dedos, tenía tantas ganas de morder su cuello, lo pensé muchas veces y me decidí, deje su boca y me dirigí a su cuello, ella levanto su cabeza dándome libertad para hacer de ella lo que quería, pasaba mi lengua desde su cuello hasta su oreja, le susurre muchas veces que la amaba, que era toda mía, su boca estaba cerca de mi oído, sus gemido me descontrolaron, fui desatando poco a poco las tiras de su vestido, este no tardo en ir al piso resbalando con mucha sensualidad sobre su cuerpo, su cuerpo de niña había desaparecido, era toda una mujer, por unos segundos me quede estática contemplando su cuerpo semidesnudo, ella se sonrojo y rápidamente bajo la mirada, seguí besándola, ella se aferraba a mí con fuerza, quería llevarla a mi cama, dispusimos ir, entre besos llegamos hasta la segunda escalera, el deseo pudo mas, fuimos bajando poco a poco a poco hasta que nuestros cuerpos encontraron la posición perfecta, sus manos estaban bajo mi ropa, me desvistió, quite su sujetador, me encontré con ese par de senos bien puestos y duros, respiraba suavemente sobre ellos, su piel no tardo en erizarse. Con mucha suavidad pase mi lengua sobre ellos, se estremeció, su mirada tierna desapareció, me miraba con lujuria y deseo.
Apretaba mi cabeza contra sus pechos, sobre su ropa interior acariciaba su sexo, su humedad se sentía sobre la tela.
-any me amas?
-Con toda mi alma dulce, te amo.
-Eres mía?
-Toda tuya mi amor, tu mujer.
Sus palabras me excitaron aun mas, succionaba sus pechos, sus pezones estaban demasiado duros, jugaba con ellos con la punta de mi lengua, los mame todo lo que quise, baje lentamente hasta su ombligo, metía y sacaba mi lengua, levantada sus caderas, dándome paso a lo que yo quisiera, seguí descendiendo cuando llegue a su monte Venus me decidí a quitarle las bragas con mis dientes, poco a poco lo fui bajando, ella se aflojaba para hacerme mas fácil la terea, a veces soltaba la prenda y pasaba mi lengua por lo espacios ya recorridos, al fin logre quitarle las bragas, ella no se quedo atrás, desabrocho mis jeans, en segundos me encontraba solo en bragas, una de sus piernas se encontraba sobre mi hombro, desde su talon hasta su entrepierna pasaba mi lengua, cada vez que llegaba cerca de su sexo se movía queriendo que mi boca se posara sobre el, no lo hice quería verla desesperada, quería que me rogara que se la mamara.
Un momento en el que llegue a su entrepierna me tomo de la cabeza y me apretó contra su vagina, quise negarme pero con su voz entrecortada me dijo:
-Por favor, solo hazlo…. dulce mi amor quiero sentirte, muero por sentirte!!!
Seguidamente pase la punta de mi lengua sobre su clítoris, el sonido de sus gemidos fueron en aumento, mi lengua resbalaba por su humedad, ella me abría mas la piernas, yo no dejaba de mamársela cada vez mas rápido, mi pequeña temblaba y gemía, apretaba mi espalda, rasgaba la alfombra, un momento que pare y decidí mirarla, sus ojos estaban entrecerrados y sus manos acariciaban sus senos, proseguí, baje un poquito más no sin antes levantar sus dos piernas a mis hombros, comencé a penetrarla con mi lengua, sus gemidos se fueron entrecortando al punto de casi llorar, me dijo tantas veces que me amaba, que era mi mujer, sabía que estaba a punto de correrse, rápidamente me deshice de mis bragas, levante un poco sus piernas y me metí entre ellas, sentí su clítoris junto al mío, me movía suavemente sobre ella, poco a poco fui aumentando la velocidad de mis movimientos, cuando trataba de separarme un hilo de nuestra humedad se dejaba entrever.
Me tomo por la cintura y me movía a su antojo, sabía que en cualquier momento llegaríamos juntas al orgasmo, metí uno de sus senos a mi boca y lo mamaba, le daba pequeños mordiscos, any se revolcaba debajo de mi, un último movimiento y me apretó contra ella, un pequeño gemido justo en mi oído y mi mujer se corría de los más rico, me moví un poco mas con fuerza y mi orgasmo se hizo venir, me quede sobre ella unos minutos, mientras sus dedos se metían en mi cabello, me acariciaba con mucha ternura.
-any eres el amor de mi vida!!!
-Te amo dulce, ahora si debo marcharme…
-Marcharte? Pero mi amor quédate conmigo.
-No puedo dulce, debo regresar a mi casa, Lisset debe estar preocupada.
-Lisset? Pero que carajos con esa, que pinta esa mujer aquí, any por Dios, lo acaba de pasar no es jueguito de niñas, fue una entrega total, te amo y me amas, tu lugar es a mi lado.
-dulce te amo, lo que acaba de pasar fue hermoso, pero eso no significa que te haya perdonado
-Es que tampoco he dicho eso, yo quiero recuperarte any, pero para eso tú debes terminar tu relación con esa mujer, tu no la amas.
-dulce… los demás también tienen sentimientos, Lisset ha estado allí para mí, me ha demostrado que me ama…
-Si, si, te ama y a mí que me parta un rayo, ya sé que yo te falle, se que te deje, pero mi amor tu nunca me creíste que aquella noche jamás tuve algo que ver con Gaby, es cierto que tuvimos una relación de años, no niego que me dolió su traición y luego tu hermano saco a relucir sus pensamientos homofóbicos, me sentí tan mal y sé que esta es la peor parte, quería tomarte como mi instrumento de venganza, pero mi amor yo me enamore de ti.
-Sabes que dulce, yo jamás podre perdonarte eso, tengo que irme.
-any, escúchame mi amor, mira recuerdas el día que me quitaste el cigarrillo en el balcón?
-Como olvidarlo si fuiste tan dura conmigo.
-Lo siento princesa, pues desde esa noche comencé a pensarte y luego que te vi en el rio no podía sacarte de mi cabeza.
-Así que mis sospechas eran ciertas, me estabas espiando…
-Lo siento mucho, pero mujer quien te manda a bañarte desnuda!!!
-Eres una pervertida..
-Estoy loca por ti, eso sí se.
-dulce me tengo que ir.
-Si claro te vas ahora mismo a mi cama.
-Estás loca!!!
-Siiii, eso ya te lo dije, estoy loca de amor por ti, anda princesita ven conmigo a la cama, me portare bien lo prometo.
-dulce, ya te dije que no
-A no?
La tome en mis brazos y empecé a subir las escaleras.
-dulce suéltame.
-any si te sigues moviendo así caeremos y nos vamos a lastimar, bésame!!!
-No.
-Anda mi amor solo uno.
-No quiero.
-No te creo, se que te gusta besarme.
-Eres tan terca.
-Sí que lo soy, hemos llegado a nuestra habitación, aquí dormirás en mis brazos.
-Había olvidado por completo que tenía mi habitación con sus dibujos en la pared y el cuadro que había comprado en Acapulco.
-dulce se puede saber de dónde sacaste ese cuadro?
-any ya no sigas con eso… mañana le dices que dormiste en mi cama.
-dulceeeeeeeeee!!!!!
Nos acostamos y aunque ella decidió quedarse lejos de mí los aullidos de los perros se convirtieron en mis mejores amigos, al parecer le temía, así que rápidamente se instalo sobre mi pecho, besaba su cabeza y su frente, le decía al oído que la amaba con mi vida, se quedo dormida y yo no hice más que contemplarla en mis brazos, recordé que tenía que ir a la hacienda, tuve una brillante idea, así que Lisset tenía que pasar el fin de semana sola……

6 Am, me levante lentamente de su lado, no quería despertarla, quería prepararle el desayuno, verla despertar a mi lado me invadía una felicidad enorme, mientras bajaba las escaleras recordé lo que había pasado, nuestras prendas de vestir estaban en el piso, prepare el desayuno, fui al jardín de mi casa en busca de la rosa más bonita, la coloque en la bandeja y me dirigí a la habitación. Aun dormía, me encantaba verla dormir, me acerque a ella y bese su frente y sus ojos, despertó sonriendo.
-Buenos días pequeña dormilona!!!
-Buenos días dulce, wow ya es tarde debo irme.
-Cómo irte? He preparado un delicioso desayuno para ti, a ver abre esa boquita.
-dulce… me tengo que ir.
-Uhmmmm… entonces me iré al rincón a llorar, mi mujer no quiere el desayuno que con mucho amor le prepare.
-Ayyy loquita no te pongas así, está bien voy a comer. Y tu como sabes que me gustan los hot -cakes con muchísima miel?
-mmmm… me lo dijo Piolín.
-Jajaja, ya lo digo eres toda una loquita.
-Y ya te he dicho que estoy loquita por ti mi amor.
-dulce, ahora si me tengo que ir.
-Ok, solo permíteme llevarte.
-No, gracias prefiero irme sola.
-any, por favor, déjame llevarte.
-Ok está bien.
-Gracias princesa, ya mismo me cambio de ropa.
-Ayy por cierto y mi ropa?
-Pues debes ir por él en las escaleras…
-Tu lo que quieres es verme desnuda!!!
-Ohhh creo que esos hot - cakes te vuelven adivina..
-Pero no te daré el gusto ehhhh…
-Mi amor, conozco cada rincón de tu cuerpo, no debe darte vergüenza!!!
-Si, si, si, no me veras.
Tomo la sabana y se cubrió toda, me causo mucha gracia, me cambie de ropa, tome mi maleta, estaba más que lista para llevar a cabo mi plan….
-Entonces nos vamos?
-Si.
-Espera any, puedes regalarme un besito?
-No
-Anda mi amor no seas malita!!!
-Pero solo uno.
-Mmm que rico.
-dulceeeeeee, que estás haciendo, dijiste que solo uno.
-Es que tus besos son adictivos, cada vez quiero más y más.
-Vámonos que se hace tarde.
-any te amo, princesita mía te amo.
-Y esa maleta?
-Mmm, voy a la hacienda, paso los fines de semana con mi familia.
-Vaya que bien, ese lugar es hermoso, ahora vámonos.
-Si claro.
Nos dirigimos al coche, ella me estaba explicando a donde tenía que ir a dejarla, le dije que me diera unos minutos, que tenía algo que hacer, conduje por más de 20 minutos.
-dulce a dónde vas?
Seguí conduciendo, esta vez ya estaba lejos de la ciudad.
-dulce, que estás haciendo?
Seguí conduciendo, todo había salido como lo esperaba, mi princesa estaba conmigo, y claro que lo del combustible no era cierto, incluso yo tenía que llevar combustible para mi padre, pero no lo hice por esta misma razón, la quería conmigo estos días, Lisset pagaría caro los malos ratos que me hizo pasar.
-dulce para el coche.
Ya me encontraba bastante cerca de la hacienda, estaba súper feliz, cierto que la hice venir bajo engaños, pero bueno en la guerra y el amor todo se vale. Llegue a mi casa y mi madre nos recibió.
-Mi amor al fin llegas!!!
any aun seguía en el coche, no quería bajar… mi madre hablaba y hablaba y yo no dejaba de mirar hacia el coche, al fin se abrió la puerta.
-Hola señora!!!
-any Montes?? Ayy niña que bueno tenerte aquiii!!! Pero pasa niña..
-Gracias señora!!!
-No sabía que eras amiga de mi hija!!!
-Si, somos amigas…
Ella conversaba con mi madre y Fernanda recién llegaba del hospital, me saludo y me pregunto con quien hablaba mi madre, le dije que se asomara…
-dulce, estoy mal o de verdad es any?
Luego de un par de horas pasamos a almorzar, any estuvo muy callada, yo estaba feliz de tenerla conmigo, sabía que en el fondo ella también lo estaba, mi madre al fin dijo algo que me alegro:
-Y bien mi amor, debo decir que haz traído a mi futura nuera!!!
-any estaba ruborizada, solo bajo la mirada.
Cariño no tienes que ponerte así, me alegra mucho que mi hija este con una buena chica, gracias por hacer feliz a mi hija, any.
-No lo agradezca señora!!!
Al oír estas palabra Yo estaba más que feliz, ella no me negó, mi madre trataba a any como a otra hija, parece que mi mami se estaba reivindicando, todo estaba bien hasta que alguien llego, una voz con tono muy enfadado dijo:
-Se puede saber que hace esta chica aquí?......
-Se puede saber por qué ese tono papá?
Yo hice una pregunta? No creo que el padre de esta niña le agrade la idea de que su hija nos visite.
-Señor mi padre no está más, falleció hace más de un año, se siente mejor ahora? Con permiso!!!
-any espera….
Tenía ganas de tomar a mi padre por el cuello, estaba que volaba de la rabia, no me explicaba por qué diablos hacia esto, me estaba costando mantener a any tranquila y ahora mi padre salía con esto, corrí tras any, no sabía qué rumbo había tomado, pensé que estaba en el coche, pero no fue así, busque en la cocina, me encontré con Fer, decidimos buscarla juntas.
-Hija lo siento mucho, solo que tu sabes que entre Lisandro y yo las cosas no estaban nada bien.
-Mira papá, el problema era de ustedes dos, any y yo somos ajenas a eso y por favor si me conoces un poco no me dirijas la palabra y una cosa más, te guste o no ella será mi esposa, con permiso.
Seguí buscando a any, y no la encontraba me estaba desesperando, al fin mire algo que llamo mi atención, sus zapatos estaban bajo un árbol, levante la mirada y allí estaba ella, subida.
-Y bien debo creer que me enamore de una ardilla?
-Tu no me hables!!!
-Mi amor que haces allí?
-Que no ves aquí me quedare, aquí voy a dormir, no entrare mas a tu casa así que vete….
-Pues déjeme decirle señorita que de aquí no me moveré, baja de allí any, te puedes caer!!!
-No lo hare!!!
-Si lo harás, no dejare que te quedes allí, si sigues así le pediré a los peones que te bajen.
-Si alguien sube le romperé la cabeza con esta rama!!!
-Pero mi amor!!! Que dices, estás loca?
-Ya te dije que cuando me enfado soy peligrosa…
-Está bien, entonces me quedare aquí bajo este árbol hasta que bajes.
-Si te quedas allí moveré la rama para que los frutos se desprendan y te rompan la cabezota!!!
-Pero mi amor no me quieras mucho…
-No me hables!!!!
Nos quedamos en silencio, los minutos transcurrían y any seguía muy cómoda en aquel árbol, ninguna de las dos dijo palabra, me recosté bajo aquel árbol, me gustaba verla enfadada, me preguntaba como podía ser tan niña, ya estaba bastante grandecita como para actuar de esta manera, Fer llego a donde estaba, estuvieron platicando pero any no me dirigía la palabra, Fer se marcho, al reto venia la muchacha de servicio con unas galletas y jugo. Para ese entonces ya habían pasado cerca de dos horas, de repente…
-Me regalas una galleta?
-Todas las que quieras mi amor, ven y comemos estas y voy por más…
- No bajare dulce, a ver pásame una…
-Pero nena, baja por favor…
-No, si me quieras dar una galleta pásamelas, yo no bajare.
-Ok, toma esta…
Era súper gracioso tener que pasarle las galletas, pero en fin no quería forzarla, quería que decidiera bajar sola.
-Y te divertiste mucho en México?
-Mi amor no me fui para divertirme, fui a estudiar!!!
-Y me extrañaste?
-Como no tienes idea, te extrañe demasiado, moría por volverte a ver.
-Si, si, sabes que, no te creo!!!
-Pero mi amor y eso por qué?
-Tengo que recordarte que tuviste novia? la tal Joselyn…
-Creo que detecto celos… jajaja me gusta sabes, me encanta, si fue mi novia pero yo te seguí amando como siempre.
-No te creo
-Te lo juro mi amor, nunca deje de amarte any, jamás, me dormía pensando en ti, despertaba pensando en ti, tu nunca pero nunca has dejado de ser el amor de mi vida.
-Y entonces por qué te buscaste una novia?
-Pues porque estaba sola y pensé que si buscaba alguien más te olvidaría..

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:47 pm

-Querías olvidarme?
-any cuando Fer me dijo que tu ya no estabas mas en pueblo y nadie sabía a dónde te habías marchado, yo di todo por perdido, la soledad me estaba matando, solo fue mi novia 6 meses, lo juro.
-Y por que terminaron?
-Porque me di cuenta que no la amaba, yo le hice mucho daño, ahora somos muy buenas amigas, ella es muy linda.
-Si muy linda… deberías ir a buscarla….
-Pero any no te pongas así, yo soy solo para ti mi amor, te amo, mejor dime tu, te diviertes con esa?
-Esa tiene su nombre, se llama Lisset y claro que me divierto con ella, me encanta su compañía!!!
-Ahora que recuerdo me gustaba demasiado la compañía de Joselyn.
-Extraño los besos de Lisset.
-Extraño besar a Joselyn.
-Extrañe dormir con Lisset esta noche!!!
-Si Joselyn estuviera aquí, estaría besándome y no estaría en un árbol como una salvajita.
Rápidamente bajo del árbol, estaba muy enfada y ni hablar yo quería partir el árbol.
-A quien le dijiste salvajita?
-Pues a quien más, yo no estaba en ese árbol.
-Mira dulce, con todo y eso me amas, se que mueres por mi…
-Jajaja pero con qué seguridad hablas, ten cuidado, nada dura para siempre.
-Tienes razón, que bueno que Lisset me espera en casa….
Estaba tan enfada… la sangre me hervía, estaba consciente que entre Joselyn y yo no había pasado nada, pero pensar que any había estado con Lisset me amargaba y en grande.
-Mira muchachita si te quieres ir ahora mismo con esa puta, ya mismo pediré a alguien que te lleve a casa.
-Magnifico… hazme ese favor que me quiero largar.
Tire todas las galletas y me encamine a casa, busque a Fer y le dije que buscara a alguien en el pueblo que llevara a any de regreso a casa, estaba realmente enfadada, mi madre trato de calmarme pero no lo logro, Fer quedo de arreglar todo, subí a mi habitación, me eche a llorar en mi cama, me sentía muy mal, me arrepentí de haber hecho lo que hice, quizá no debí traerla, quizá estaba haciendo un esfuerzo inútil, me preguntaba por qué se portaba así conmigo, por que se dejo hacer el amor, por qué me dijo tantas veces que me amaba si luego mostraba interés en esa *******, acaso ya solo era un juego para ella?, acaso ya no me amaba? Esta última pregunta me hizo llorar más. Sentí que alguien abrió la habitación, supuse que era Fer.
-Entonces ya encontraste a alguien que la lleve?
No me respondió solo acariciaba mi cabeza.
-Fer, mi princesa se va a marchar y me duele, me duele demasiado, ya no se qué hacer, siento que ya la perdi-, de repente me susurra al oído.
-No tengo por qué irme y tampoco me has perdido, perdóname si!!!
-Mi amor abrázame y no me sueltes, no quiero, sin ti no quiero nada, entiéndelo yo te amo…
-dulce no llores, por favor gatita no estés así.
-Dime any y quiero que me digas la verdad, Lisset y tu… dime princesa ella y tu tienen intimidad?
-dulce como crees… desde que estuve contigo jamás he estado con nadie.
Esta respuesta me hizo sentir bien, si me hubiera dicho que si, me hubiera enojado, pero tampoco significaba que dejaría de amarla, al final yo fui la inmadura por haberme marchado.
-Ahora tu dime, haz estado con alguien más?
-No any, por increíble que parezca nunca estuve con alguien más.
-dulce yo te amo, nunca deje de amarte gatita, pero no es fácil para mi volver contigo, yo no puedo olvidar lo que hiciste.
-any, solo dame una oportunidad, solo una mi amor, permite borrar todo ese mal que te hice, permíteme demostrarte que no seré igual, te juro que te amo.
-dulce no sé qué decirte.
-No tienes que decirme que si ahora, solo no me alejes de tu vida, anda dime que me darás una oportunidad una sola any.
-dulce ahora mismo no puedo decirte que si, recuerda yo tengo una relación con Lisset.
-Mira any evita mencionarme a esa mujer, crees que me causa gracia?
-Lo siento dulce, pero solo estoy siendo sincera contigo.
-No pues tu sinceridad sí que me lastima.
-Por qué eres tan celosa?
-Como por qué? Mi amor ella puede darse el lujo de decir es mi novia, pero yo que puedo decir any, llevo todo este tiempo sufriendo por ti, quiero recuperarte pero tu prefieres estar con esa aun cuando sabes que me amas.
-Solo te pido tiempo dulce, entiende que no es nada fácil.
-Ok será como tú quieras any, tómate tu tiempo, solo por favor no olvides que te amo.
Me abrazo y aunque yo no me sentía nada bien, quise sacarle al lado positivo a las cosas, estaba conmigo, sabía que amaba, espere 6 años y no perdía nada con esperar un poco más, bajamos a cenar y me extraño no ver a mi padre en la mesa, le dimos poca importancia, any se sentía bastante cómoda con Fer y mi madre, platicaron sobre muchas cosas, hasta que tocaron el tema de su padre, el señor Lisandro había muerto en un accidente de tránsito, mi cabeza estaba centrada en otras cosas y olvide por completo a Luis Diego, si any volvía conmigo, como lo tomaría el sabiendo que me acosté con la que sería su esposa? Me entere allí mismo que el residía en Miami, aun no se había casado y cada cierto tiempo venia a ver a su hijo.
-Entonces dulce, haz venido tarde, luego el incidente con tu padre y no hemos decidido que habitación ocupara any?
De veras mi madre no tenía algo mejor que decir?
-Mama any puede quedarse en mi habitación…
-Que estás diciendo niña, que any dormirá contigo? No señorita nada de eso, eso solo cuando se casen.
-any estaba totalmente ruborizada, no me solía pasar pero estaba igual o peor que ella.
-Pero mamá quien ha dicho eso, yo dormiré en otra habitación y ella se queda en la mía.
-Así está mejor.
Vaya mi madre me estaba arruinando mi noche y yo que moría por dormir con mi mujer.
Llego la hora de irnos a la cama, el siguiente día seria cargado para mi, tendría que buscar algunos insectos, lleve a any a mi habitación.
-Entnces pasa buena noche, descansa princesa.
-Muchas gracias!!!
-Me hubiera gustado hacerte compañía!!!
-dulce solo después del matrimonio…
-Jajajaja…. Y tú que le haces caso, de veras quieres dormir sola, por ti me vendría de puntitas mas tarde.
-Jajaja por Dios eres una loquita.
-Estoy loquita por ti, buenas noches princesa que descanses.
-Gracias, igualmente!!!
Estaba por marcharme de repente sentí su mano en mi hombro, me viro y me beso, correspondí rápidamente, nos fundimos en un beso que se fue alargando, su lengua jugaba con la mía, nos fuimos acercando poco a poco a la cama, caímos sobre ella, tocaba el cielo de su boca con mi lengua ella se estaba dejándose de mi, de repente:
-dulce… es hora que te marches a tu habitación..
Wtfffffffffffffff……. Mi mama se le estaba pasando la mano, ni modo tendría que obedecer, o estaría toda la noche afuera de la habitación.
-dulce es mejor que vayas a tu habitación, a tu madre no le gustara que te quedes aquí.
-Te amo princesa, que descanse, nos vemos mañana, chao.
Al salir mi madre estaba en la puerta esperando a que saliera.
-Feliz noche mi amor, que descanse.
-Feliz noche mamá, gracias por arruinarme la noche..
-Que has dicho?
-Nada mamá, solo te dije pasa buena noche.
-No se te ocurra regresar a esa habitación dulce, tienes que respetar a tu novia….
Fer estaba en la puerta de su habitación, con una sonrisa de burla, hice la señal obscena más famosa y me fui a la habitación, estaba como loca, ganas no me hacían falta de volver y pasar la noche con ella, al final el sueño me gano y me dormí pensando en ella. Los rayos del sol en mi cara me despertaron, me di una ducha pase a mi habitación pero any no estaba, fui directo a la cocina y la encontré preparando el desayuno con mi madre.
-Buenos días!!!
-Buenos días mi amor, como dormiste?
-Bien mama (digamos).
-Salude a mi madre con un beso al igual que a any..
-Pero dulce, hija cualquiera pensaría que es tu amiguita y no tu novia!!!
Wow, parece que a mi mamita le gustaba ver a su hija besar a su futura nuera, tome a any por la cintura y le bese, ella como siempre se sonrojaba, mi madre se echo a reír.
-any..
-Dígame señora…
-Amas a mi hija?
Mi madre sí que se mandaba…..
-Claro señora, la amo.
-Gracias por amarla y cuidar de ella, mi dulce es un poco difícil, pero es una buena chica, tiene un carácter bien fuerte pero niña tu eres un amor, eso es lo que necesita ella para que se controle.
Mi mami era única, me hacía demasiado feliz que any aceptaba que me amaba y mucho más feliz que mi madre la aceptaba, la verdad me valía madre si mis padres no aceptaban a any, era mejor para ellos que la aceptasen, tarde o temprano seria mi esposa.
Le comente sobre lo insectos, le pedí que me acompañara a buscarlos, ella acepto, mi madre me repitió una y otra vez que respetara a mi novia, nada mas terminamos de desayunar y fuimos al bosque, había atrapado algunos con mucho trabajo, creo que ya era suficiente con los que tenia any estaba en el coche pues se sintió indispuesta de repente la encontré destapando los pequeños frascos donde tenía los insectos.
-any que haces?
-Nadita!!!
-Como nadita, que has hecho niña traviesa?
-Pues solo salve a esos pobres animales, que no vez que se estaban ahogando…
-Pero anyyyyyyyyyy!!! Y ahora que le voy a decir a mi alumnas???
-Pues que no maten animalitos, mira dulce pobrecitos…. Si los matas llorare.
-No mi amor, no te pongas así. Está bien ya no atrapare mas insectos.
-Entonces vamos a casa.
-Pero antes de eso besameeee!!!
-Pero solo uno.
-Tienes que darme un besito por cada insecto que dejaste escapar!!
-Me recostó en sus piernas y no dejaba de besarme, lo hacía con mucha ternura.
-dulce tengo algo que decirte.
-Te escucho mi amor.
-Mira, yo quiero decirte que cuando llegue a casa, terminare mi relación con Lisset.
-De veras?
-Sí, quiero darte una oportunidad.
-Mi amor, dime que es de verdad?
-Si gatita es de verdad, yo te amo….
-Y luego aceptaras ser mi novia?
-Mmmm.. Tengo que pensarlo.
-Mira any, no quiero presionarte mi amor, tómate el tiempo que quieras, pero que termines con Lisset, eso me agrada, me vas a evitar tragos amargos, te amo any.
-Y yo a ti dulce.
Pasamos mucho tiempo besándonos, me encantaba estar así con ella, luego volvimos a la hacienda, le pedí a los muchachos que me buscaran algunos insectos, no sin antes advertirles que no me los entregaran frente a any, les dije que tenían hasta las 2 pm que era la hora en que me marcharía, luego de almorzar a mi madre se le ocurrió mostrar el álbum familiar, a mí se me subieron todos los colores, any estaba divirtiéndose, tenia fotos desde que era una recién nacida hasta mis quince años, en algunas me faltaban dientes jajaja… las horas fueron pasando y llego el momento de partir, los muchachos me entregaron mi pedido así que con mucho cuidado lo guarde, me despedí de mis padres (papá al fin me dio la cara) y de mi hermana, la verdad no quería volver, de no ser porque tenía que trabajar me hubiese quedado algunos días mas, estaba feliz, any terminaría su relación con Lisset y yo tendría el camino libre para reconquistarla. Durante el viaje paré muchas veces el coche no podíamos estar sin besarnos, al fin llegamos a la ciudad, any me pidió muchas veces que no la fuera a dejar que tomaría un taxi, pero yo me obstine en hacerlo.
-Qué bueno que tienes la misma talla de Fer, me gusta cómo te queda esa camiseta….
-dulce deja de mirarme así, dobla aquí y ya estamos en mi casa.
-Jajaja… ok
-Al fin llegamos, me baje rápidamente para abrirle la puerta, deseaba tanto que Lisset me viera.
Escuche que alguien gritaba el nombre de Luis Diego.
Me di la vuelta y lo vi que se acercaba cada vez más a mí, any me pidió que me marchara pero yo me negué, tenia cosas que aclarar con él, mi princesa corrió hacia el queriendo impedir que se acercara a mí, pero él con fuerza la tiro al piso, eso me enfado demasiado.
Quizá debí hacerlo, mi padre siempre me dijo que muchas veces dar la espalda no era de cobardes, pero mi terquedad siempre fue tan grande.
-Al fin nos volvemos a ver hija de puta, solo que esta vez no vivirás para contarlo.
Su mano fue a su cintura, cuando quise reaccionar fue demasiado tarde, un ruido ensordecedor, algo golpeo mi pecho, baje la mirada y la sangre brotaba……
En cuestión de segundos caí al piso, escuchaba la voz de any, aun miraba a Luis Diego, luego ella estaba levantando mi cabeza.
-Luis Diego que has hecho? dulce mi amor por Dios, una ambulancia por favor….
Jamás hubiera imaginado estar en una situación así, pensaba en mi familia, pero sobre todo en ella, mi pequeña que no dejaba de abrazarme y llorar, el verla destrozada me dolía mas.
-dulce mi amor, resiste gatita, tú no me vas a dejar mi amor.
-any…
-No mi amor no hables, no te esfuerces, solo por favor resiste dulce, por Dios mi amor no me dejes.
-Quiero que me perdones, no quise hacerte daño.
-No mi amor perdóname a mí, yo siempre supe que me amabas, siempre dulce, solo me deje llevar por mi orgullo.
-Te amo any.
-Gatita mía, vas a estar bien verdad… yo te amo, seré tu esposa dulce y tendremos muchos hijos, verdad que así será? Dios, perdóname por no haber estado allí, siempre supe que la estabas pasando mal, perdóname por no haberte buscado dulce…
-Nunca estuviste más cerca en todo este tiempo, siempre estuviste en mi corazón, siempre me dormí pensándote, justo antes de cerrar mis ojos siempre, siempre mis labios pronunciaban un “te amo any”, nunca estuviste lejos mi amor, nunca.
Lisset tomo su chaqueta y presionaba mi herida, jamás pensé que de los ojos de mi rival brotarían lágrimas por mí, pero allí estaba ella, pidiéndome que me calmara que la ambulancia estaba por llegar, los besos de any era lo único cálido que sentía, comenzaba a sentir frio, dolor, apenas lograba sentir aire en mi organismo, todo comenzó a ponerse borroso, el llanto de any aumento.
-dulce, no mi amor, dulceeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!!
Muerte, creo que la mayoría le tememos a esa palabra, nadie quiere morir y aquel que me diga que no teme a morir no es cierto, todos amamos vivir, por muy dura que sea nuestra vida cuando tenemos un pequeño momento de felicidad, con nuestra familia, con nuestros amigos, con la persona que amamos allí quisiéramos ser eternos, allí es donde encontramos el verdadero sentido a la vida, estoy segura que si la vida se pagara mensualmente preferiríamos estar solventes aquí y no con las tarjetas de crédito, pero no es así, tarde o temprano moriremos, quizá no deberíamos temer por algo tan normal, mi abuelo me decía que por lo que deberíamos preocuparnos es por cómo nos portamos cuando aun respiramos, altruistas, solidarios, compasivos, todo se vale siempre y cuando lo hagas sin esperar nada a cambio, lamentablemente solo cuando mueres escuchas el famoso “tan buena (o) que era”, eso sí, no todos tienen la dicha de escuchar esta frase, a quien no se le escapado un bueno esta!!!, que bueno que ya está muerto, me alegra que le haya pasado eso, ya se los digo, mi abue tenía razón, siempre cosechas lo que se siembra.
De niña siempre pensé en morir, pero volver al siguiente día y poder decir a los demás donde estuve, si realmente existe un san Pedro con las llaves del cielo, me toco el cielo o el infierno?, volver? Dije volver?.
Mis ojos se abrieron automáticamente, otra vez ese olor a hospital, esas paredes blancas, las agujas en mis brazos, una bolsa en lo alto, pequeñas gotas que emanaban y hacían un viaje por unas mangueras, estaba sola, que había pasado, había muerto?, este era el cielo o el infierno?, que hago aquí? Por qué? Las imágenes vinieron, una voz que gritaba el nombre de Luis Diego….solo eso , no recordaba nada mas, mis ojos querían cerrarse, me sentía muy débil, la resequedad en mi boca era inmensa, el cansancio comenzó a ganarme, mis ojos comenzaron a cerrarse, no, no quiero, debo estar despierta, noooo, el cansancio me vence, esta vez mi sueño es tan profundo, ohhh no, un recuerdo tan confuso, estoy feliz, una chica está conmigo, escucho mi voz, “tienes la misma talla de Fer, me gusta cómo te queda esa camiseta” Fer… quien es Fer?.
Quien es la chica que estaba conmigo? Por qué estoy aquí, ahora es la voz de un chico, “esta vez no vivirás para contarlo” un arma, una explosión, mi pecho, sangre… otra vez… llanto mucho llanto, dulceeeeeeeeeeeeee noooooo!!!
-any? Donde estas? any mi amor, abrázame…. any…….
A lo lejos una voz que dice:
-Doctor lleva tres días diciendo ese nombre, pero su padre dice no saber quién es any.
Dr.: -esto fue un verdadero milagro, no pensé que lo lograría…. Y bien todo está en orden, solo falta que reaccione, ven tráeme el historial, necesito dar un vistazo a los medicamentos aplicados…
La puerta se cerro, quería gritar, abrir mis ojos, pero mis parpados estaban muy pesados, que estaba pasando, por qué estaba tan confundida?, quien era any?, ahora entiendo ese chico me disparo, pero quien era él? Por qué lo hizo?
Las horas fueron pasando, quería abrir mis ojos, pero cada vez se volvían mas pesados, caí en un sueño profundo, otra vez esa maldita pesadilla, mis ojos se abrieron esta vez era diferente, esta vez una chica estaba en el sillón, aun veía un poco borroso, poco a poco la imagen fue cobrando nitidez.
-Fernanda!!
-dulce, hermanita por Diosssss, ayyy dulceeeee..
Mi hermana estaba llorando, me abrazaba, besaba y no dejaba de darle gracias a Dios.
-dulce, por Dios, pensé que iba a perderte, nunca quiero perderte hermanita, nuncaaaa!!!
-Fer, no llores….. Donde está any?
-dulce recién despiertas, deberías descansar!!!
-Fernanda hice una pregunta….
-dulce, calma por favor, ella está bien.
-No te pregunte como esta, he preguntado donde esta?
-En su casa, no tardara en venir, ella estará feliz.
-Cuantos días llevo aquí?
-Más de un mes!!!
-Cómo?
-Tranquila dulce, por tu bien te digo, mantente calmada.
-Y cuando podre marcharme?
-Solo el médico sabes, por ahora debes estar tranquila.
Me sentía tan débil, otra vez tenía ganas de dormir, mi cuerpo me lo exigía, Fer me hablaba y yo estaba cayendo en un profundo sueño, siempre fue lo mismo me despertaba y mi debilidad me ganaba, poco a poco fui recobrando fuerza, ya me habían cambiado de habitación, ahora todo estaba claro.
Era mi primer día en mi nueva habitación y tuve una fuerte discusión con mi padre.
-Papá, donde esta any, por qué nadie quiere hablarme de ella?
-Pero dulce, el hermano de esa chica por poco te mata y aun preguntas por ella..
-Tu lo has dicho, el hermano, no ella, quiero que any venga a verme papa, lo necesito así.
-Lo siento mucho dulce, no quiero a esa mujer cerca de ti.
-Cómo? Que estás diciendo, sabes a mi no me importa lo que digas, quiero a any aquí, si ella no viene yo iré a buscarla.
-A buscarla? Estoy harto de tus caprichos dulce, te quedas aquí hasta que el médico te de alta, y cuando eso suceda, te prohíbo que busques a esa chica…
-Me prohíbes?? Mira papa, yo te respeto demasiado, pero toma en cuenta que yo no soy una niña, tengo 24 años y a mí nadie me prohíbe nada, yo decido en mi vida, así que vete olvidando que no lo buscare porque lo primero que hare cuando salga será buscarla, ella no tuvo la culpa de lo que paso.
-Sera como tú quieras dulce, pasa buen día.
Mi padre salió enfadado de mi habitación, pero él se lo había buscado, estos días nadie quería hablarme de any, estaba realmente preocupada, quería saber de ella, Fernanda no se asomo mas a mi habitación, mi madre lo hizo pero tampoco quiso hablarme sobre any, hasta me aconsejo que sería mejor que me olvidara de ella.
Llego el día que me marche a mi casa, me sentía muy bien, al fin Fernanda y yo estuvimos a solas.
-Ahora si me dirás que está pasando?
-dulce debes tener calma con esto, te diré la verdad, solo por favor no quiero que luego salgas a buscar a any, no es el momento, recuerda que el médico te recomendó mucho reposo, no fue nada fácil, cuando la ambulancia llego habías perdido mucha sangre, tuviste un shock hipovolémico, esto mismo te provoco una daño cerebral, los médicos te daban por caso perdido, todos dieron su diagnostico definitivamente no lo lograrías , yo misma lo dude, gracias a Dios no fue así, ahora bien any desapareció, nadie sabe a dónde se marcho…
-Cómo?? Que me estás diciendo, como que desapareció, ella me ama, ella jamás me hubiera dejado.
-Pero dulce espera, aun no termino, Luis Diego, luego que te disparo, se convirtió en un prófugo de la justicia, cuando dieron con él, antes de ir a la carcel….
-Que paso?
-Se suicidó.
-Cómo??
-dulce lo siento pero así fue, el se suicidó. Mi padre estaba muy molesto con any, ella estuvo a tu lado por unas semanas, luego le pidió que por favor se marchara, que no la quería allí, pues ella era culpable de lo que había pasado.
-Culpable? Pero que putas me estás diciendo, ella no tuvo la culpa, maldita sea como se atrevió, Fer, y tu acaso no hiciste nada?, así dices quererme..
-dulce… compréndeme yo estaba muy mal, además tu sabes que no me gusta llevarle la contraria a papá.
-Sabes que Fer, no me hables, y si mi papa cree que any no estará conmigo se equivoca, escúchame bien Fernanda, así tenga que mover cielo y tierra la voy a encontrar y cuando lo haga, cuando la encuentre ella será mi esposa, lo juro.
Estaba súper enfada, había tenido una cirugía muy reciente, el médico me recomedó que no me alterara, pero yo estaba a punto de tirar mi casa, por Dios como mi padre se había atrevido, mi princesa no tuvo la culpa, donde estaría, tengo que buscarla.
Llame muchas veces a su móvil y estaba desactivado, fui a buscarla a su casa y ya estaba deshabitada, me estaba volviendo loca por la desesperación, fui a la universidad por si sabían a que universidad se había trasladado y no tuve éxito, lloraba mucho, me preguntaba donde estaba, la extrañaba tanto, mi relación con mi familia estaba muy mal, Fernanda intentaba platicarme pero me volví muy cortante con ella.
Una tarde mientras hacía mis compras, una de las chicas que nos acompañaba en aquel concurso de talentos se acerco a saludarme, platicamos un poco sobre mi estado de salud, recordé que esta chica conocía a Lisset, ella podría ser la clave para encontrar a any, afortunadamente ella tenía la nueva dirección de Lisset, ni siquiera fui casa, fui directo a casa de Lisset, toque el timbre muchas veces pero nadie me atendió.
Una chica que vivía en el mismo edificio me dijo que hacia como dos semanas que no veía a Lisset, todos los días, mañana y tarde fui en su busca, pero no la encontré, mi desesperación aumentaba cada día mas, hice otra cuenta en facebook, hable con Joselyn pues hasta donde sabia era amiga de Lisset, pero esta me dijo que hacía mucho que no sabía de ella, todo se me ponía cuesta arriba.
Estaba en el sillón pensando en alguna otra forma de dar con any, alguien tocaba a mi puerta, abrí y nunca imagine que aquella tarde tendría una agradable sorpresa….
-Lisset!!! Qué bueno verte, pasa….
-Hola dulce, me alegra que ya estés bien, mi vecina de piso me ha dado tu recado.
-Siento mucho la molestia, pero necesitaba platicarte…
-No te preocupes, me encontraba fuera de la ciudad, volví anoche y ella me dio tu recado esta mañana, dulce me alegra que estés bien.
-Muchas gracias Lisset.
-dulce yo creo saber la razón por la que me buscas, pero te diré de una vez que yo no sé donde esta any, siento mucho que no pueda ayudarte.
-Lisset de veras no sabes.
-Te lo juro que no sé nada. Lamentablemente las cosas fueron muy difíciles para ella, tú estabas realmente grave, luego su único hermano se suicida, un día termino nuestra relación y se marcho, nunca me dijo a donde, yo estuve como tú, buscándola me comunique con su familia y ellos dicen no saber nada.
-Lisset yo tenía la esperanza que tu sabias donde estaba, aprovechando que estas aquí quiero decirte que yo siento mucho haberme llevado a any aquel fin de semana, se que era tu novia, desde ya disculpas…
-No pasa nada dulce, siempre supe que con any jamás tendría oportunidad, nunca dejo de amarte.
-Y bueno cuéntame de ti, que has estado haciendo?
-Por el momento solo estudiando, me tome estas dos semanas para visitar a mi hermana en Italia.
-Qué bien, Italia debe ser hermoso…
-Lo es, me gusta mucho, dulce de veras me da gusto verte recuperada, me tengo que marchar, tengo algunas cosas que hacer en la universidad, pasa muy buena tarde, chao.
-Gracias por haber venido Lisset, y por cierto te daré mi numero de teléfono, si sabes algo de any te ruego que me llames, cuídate que te vaya bien chao.
Guarde la esperanza que Lisset podría darme información sobre el paradero de any, pero me encontraba con esto, sentía que mi vida ya no tenía sentido, mi desesperación por encontrarla aumentaba, nadie sabía dónde estaba, encontré a Lisset algunas veces luego que fue a mi casa, pero no sabía nada, mi vida ya no era la misma, tenia algunos negocios en México los cuales de no ser por Aby se hubieran venido a la quiebra, bebía, lloraba, me peleaba con todos, tenía demasiado resentimiento contra mi padre al punto que le pedí que no me llamara mas, ni me visitara, nunca más fui a la hacienda, no volví a trabajar, no quería nada.
Un día de esos que por andar bebiendo aun dormía pasado el medio día, el timbre de mi casa me despertó, parece que llevaba ratos en eso, pues ya tocaban con desesperación, como pude me levante, tropezando con todo el reguero en el piso, abrí la puerta y me encuentro con caras conocidas, Aby, Susana, Helen y Ashly, mis compañeras de mis contadas noche de rumba en México, estaban en mi puerta…
-Buenas prima, y usted que hace dormida a esta hora mujer?
Aby-: parece que a alguien se le olvido limpiar su casa…
-Abyyy, chicassssss, estoy soñando o es verdad?
Ashly-: te parece una trompada para ver si es cierto?
-Joderr… no me ames tanto.
Ashly-: llevamos cerca de una hora tocando tu puerta y encima seguimos aquí, nos invitas a pasar?
-Ohhh lo siento, pasen chicas..
Helen-: no mames… pero qué clase de huracán pasó aquí.
-Opsss… chicas lo siento he estado muy ocupada…
Ashly-: ya veo demasiado ocupada, 1, 2, 3, 4, 5 botellas vacías y la sexta a poco más de la mitad, desde cuando has estado bebiendo escuincla!!!
-Chicas por favor, no tengo ánimos para discutir, además es mi casa…
Susana-: noooo, chicas parece que nuestra amiga olvido los modales, mejor nos volvemos a México.
-Chicas, chicas por Dios lo siento, no quise decir eso.
Aby:- si dulce, es tu casa, pero vamos mujer tu casa está hecha un asco y lo siento si te molestas con mi comentario y si quieres echarnos, venga hazlo, pero de una vez te digo que tendrás que llamar a la policía para sacarme porque de aquí no me voy hasta que no estés bien, mira dúchate te hará bien y si quieres tomar un descanso hazlo, chicas manos a la obra, tenemos que dejar esta casa muy limpia…
-Aby son ustedes las que deben descansar, yo lo hare…

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:48 pm

-Nadaa!!! Ve a ducharte por Dios hueles mal, digo hueles alcohol, primita haz lo que te digo.
-Ok, gracias.
Estaba muy avergonzada por mi manera de actuar y sobre todo por no tener limpia mi casa, no recuerdo exactamente cuándo fue la última vez que dormí en mi cama, últimamente lo hacía en el sillón, mientras me duchaba me sentía tranquila que mi prima y mis amigas estuvieran aquí, pero también pensé en ella, en any, la extrañaba demasiado, termine de ducharme y me vestí, quise bajar a ayudar a las chicas, pero decidí quedarme en la cama un rato, caí en un sueño profundo, allí estaba ella, en mis sueños… me besaba, la desvestía, hacíamos el amor pero luego desaparecía, me desperté exaltada, 4 pm joderrrr había dormido mucho tiempo, lave mi rostro y baje, el olor a comida llamo mi apetito, las chicas cocinaban, ahora si era una casa, todo en orden todo limpio.
Ashly:- buenos días!!!!!
Todas me rodearon para apapacharme, se sentía mas que bien, solo hace un momento me porte tan mal y ellas no le dieron importancia, mientras comía platicamos de muchas cosas, todas me pidieron que volviera a México, aunque no era compañera de rumba, pero ellas me tenían mucho cariño, con Ashly mi relación era más que buena, le tenía mucha confianza, esperaba estar a solas con ella para platicarle, al final termine por confesarle a todas el motivo de mi tristeza.
Ashly: -quizá un investigador privado pueda ayudarte..
Susana:- si, quizá alguien como sherlock Holmes…
Aby:- no seas payasa, esto es en serio, dulce no te desanimes, la vamos a encontrar, mira chiquita estamos aquí contigo y si hemos venido es para ayudarte, no es así chicas?
-Chicas muchísimas gracias, me hacen sentir bien, pero estaría mejor si la encuentro, estoy desesperada más de un mes y no sé nada de ella, no sé qué voy a hacer….
Helen: -ayyy nena no llores….
Los días pasaban y mis amigas intentaban por todos los medios hacerme sentir bien, eran solo pequeños momentos en los que sonreía, luego mi tristeza regresaba, desde que ellas estaban conmigo yo no bebía mas, estarían todo un mes conmigo, al menos su compañía mermaba mi soledad.
-dulce no seas mala, vamosssss!!!
Esta loca siempre hacia de las suyas, nunca le pude decir que no, al final siempre salía ganando, ni modo tendría que acompañarlas.
-Así me gusta que me obedezcas!!!
-Aby es la última vez que me haces esto.
-Entonces a donde nos llevaras
-Yo?
-Claro tonta, es tu país no?
-Jajaja, pero tú sabes que esas cosas no me gustan, pero bueno creo que si conozco un lugar.
Decidí llevarlas al mismo lugar donde fue la celebración del triunfo de any, ni sé por qué decidí ir allí, quizá por que era el único lugar que conocía o el simple hecho de que mi princesa estuvo allí, llegamos al lugar, las chicas estaban felices, buscamos una mesa disponible, llego la hora de decidir que beber, opte por un whisky, Aby me dijo que solo tenía permiso de tomar una copa, pero mientras ellas bailan me dedique a beber, estaba algo mareada y una chica llego a saludarme.
Desconocida: hola guapa!!
El alcohol o simplemente el hecho de la que desconocida era realmente hermosa, no lo sé, me fui a la pista con ella, apenas podía moverme, mientras ella me bailaba de lo más sensual, restregaba sus senos en mi espalda, me estaba provocando demasiado, se coloco frente a mí, se acerco demasiado, mire fijamente a sus ojos, de repente vi el rostro de mi princesa, la llame por su nombre, la hale contra mí y en plena pista comencé a besarla, no me importaba nada, el sonido de la música no me dejaba escuchar lo que me decía, se acerco a mi oído y me susurro, "quieres venir conmigo a mi casa" sin pensarlo dijo que si, ni siquiera pensé en las chicas, solo quería irme de allí y estar con ella, me tomo de la mano y comenzamos a alejarnos de la pista, de repente alguien me tomo del brazo!!!
-A dónde vas dulce?
Era Gaby….
-Y a ti que te importa estúpida…
Desconocida: que te pasa *******, suelta a mi chica…
-Perdona, estoy hablando con dulce…
Desconocida: cariño vámonos….
Gaby: sabes me das lastima, ahh espera mejor diré me da lástima any, pobre chica llorando por alguien que no vale la pena, si dices que yo soy una puta, tú no te quedas atrás…
Me quede unos minutos en blanco, luego reaccione, me solté del brazo de aquella desconocida, esta noticia devolvió mis pies sobre la tierra, pareciera que la sobriedad regreso a mi por arte de magia.
-Que has dicho Gaby?
Gaby:- olvídalo, creo que tienes algo que hacer ve con tu nueva conquista.
-Gaby, por favor, si sabes donde esta any, solo dímelo….
Gaby: dulce yo hable sin pensar, me tengo que ir.
-Mira te lo ruego, se que sabes donde esta, Gaby la herida que me causo Luis Diego estuvo a punto de matarme, los médicos no dieron esperanzas, pero aquí estoy, sobreviví, pero sin ella muero lentamente, sin ella no podre, en nombre del amor te ruego que me digas donde esta any….
Gaby: sé que estoy en deuda contigo, se que ella también está sufriendo, ustedes estarían juntas de no ser porque yo me deje llevar por la rabia y los celos, dulce se que jamás me vas a perdonar, pero esto me hará sentir bien pues creo que enmendare mi error, any esta..
-Donde?
No lo podía creer, la persona que en el pasado nos había separado ahora me decía donde encontrar a mi niña, le pregunte muchas veces si estaba segura y me dijo que si, la distancia entre caracas a ese lugar era bastante grande pero no me importaba.
Seguidamente fui con mis amigas, les pedí que se quedaran puesto que yo me marchaba a otro estado a buscar a any, ellas no me dejaron ir sola, decidieron acompañarme, yo no quise esperar, no fuimos mas a mi casa, por la distancia salimos en ese mismo momento, cada kilometro recorrido me emocionaba mas, mas de 400 km, llegamos al lugar junto con los primeros rayos del sol, jamás había visitado este lugar, fuimos preguntando a las personas que encontrábamos por el orfanatorio, unos nos decían no conocer, algunas nos explicaban pero por más que dimos vueltas y vueltas no lo encontrábamos, bajamos del coche me senté en la acera, me sentía fatal, le bebida de la noche me pasaba factura.
Mis amigas siguieron preguntando, Helen venia de prisa con una sonrisa en los labios.
-dulce ya lo encontré….
No dirigimos todas al lugar donde Helen nos guiaba, al fin estábamos frente al bendito orfanatorio.
Ashly: amiga entra que pa luego es tarde y no salgas de allí sin ella.
Helen: Ándale manita… sin nervios.
Aby: espérate cabrona, que tienes labial en la camisa, eso te pasa por resbalosa…
Susana: joder y ahora.
Ashly: fácil, a ver Helen quítate esa blusa.
Helen: y yo por qué?
Por qué más tonta eres de la misma talla que dulce, apúrate wey.
Helen me dio su blusa, estaba más que lista para entrar. Mis amigas se quedaron afuera esperándome, toque y rápidamente salió una señora mayor.
-Buenos días señorita en que le puedo servir.
Cada paso que daba mi cuerpo temblaba, mi garganta estaba reseca, las manos completamente sudadas, estaba frente a la puerta, respire profundo….. Allí estaba ella con la mirada hacia el ventanal acariciando algo que luego de acercarme un poco me di cuenta que era un pequeño gatito. Ni siquiera me escucho entrar, pensé que la voz no me saldría, respire más profundo aun….
-Si tanto te gustan los gatos, por qué no acaricias a tu gatita…
- Tú!!!!!!
Nos fundimos en un abrazo, pareciera que estaba soñando, su olor, su piel, la calidez de su abrazo me hizo darme cuenta que era real, que estaba con ella, mi pequeña estaba en mis brazos, quería gritar de la felicidad…
-dulce yo…
La tome por la cintura, la acerque a mí, sus ojos estaban llenos de lagrimas, temblaba, me bajo la mirada.
-Mírame any, mírame y dime mirándome a los ojos que has dejado de amarme.
-dulce ya no te amo…
-Jajaja… por Dios, invéntate algo mejor.
Me acerque a ella aun mas, mi boca estaba cerca, nuestras respiraciones se juntaban, pose mis labios sobre los de ella, despacio, sin prisa, inicie con el beso, ella no hacía nada, luego sentí sus manos en mi espalda, correspondió a mi beso, un beso tierno, con sabor a sal con nuestras lagrimas que caían, de repente se alejo.
-dulce vete…
Salí de aquel lugar con sentimientos encontrados, estaba feliz que al fin sabía dónde estaba, sabía que amaba, pero también me preguntaba el por qué de esta decisión, si de verdad existía alguien más. La señora que recién me atendió me pregunto si necesitaba ayuda, le dije que no, apresure mis pasos, mis amigas al verme llorando rápidamente me abrazaron, nadie pregunto, todo quedo en silencio.
-Chicas, deben volver a casa, yo me quedare unos días aquí…
Aby: pero que paso dulce, la viste, que te dijo?
-Si la vi, pero ella está muy confundida, sé que me ama pero ahora mismo quiere estar sola y yo de ninguna manera voy a dejarla.
Ashly: así se habla, chicas yo no sé qué piensan, pero yo me quedo con dulce…
-Jajajaja… tú y tus ocurrencias entonces vámonos…
Helen: nos quedamos, cierto chicas?
-Claro, de aquí no nos movemos, prima no te vamos a dejar, solo ahora tenemos que buscar un lugar donde alojarnos y por supuesto ahora mismo quiero comer, mi estomago es una orquesta…
Recorrimos la ciudad, desayunamos, preguntamos si podían recomendarnos un hotel, la señora muy amablemente no indico que su hermana tenía una pensión, que debíamos ir y conocer el lugar por si nos parecía, llegamos, la habitación tenia solo tres camas, pero nos pareció muy bonito, así que nos quedamos, seguidamente fuimos al banco, cada quien hizo su retiro, puesto que el lugar era hermoso y mis amigas querían llevar algunos obsequios.
Miles de cosas tenía en mi cabeza, me preguntaba si al saberse descubierta any decidiera marcharse y otra vez empezaría mi agonía, tenía muchas cosas en mente que pensaba hacer pare recuperarla, descanse un par de horas, luego decidí ir por la tarde al orfanato. Esta vez ella se negó a verme, le pedí a la señora si por favor me daba un recorrido por el lugar, quería conocer, me explico que se dedicaban a darle atención a niños de escasos recursos, niños de la calle, algunos recién nacidos abandonados en la puerta y clases de piano las cuales impartía any a todos los niños del lugar, le pregunte si necesitaban voluntarias ya que mis amigas y yo estaríamos algunos días en el lugar, ella rápidamente dijo que sí, que querían pintar la habitación de los pequeños que estaban internados, pero que había un problema, aun esperaban la donación de pintura.
Catalina, así se llamaba esta señora, me explico que a veces pasaban por situaciones muy difíciles, ya que habían meses que tenía muy pocos donativos que no alcanzaba para todos los niños, le dije que no esperara mas por la pintura, que mañana mismo la tendría y aunque nunca había pintado mis amigas y yo lo haríamos con gusto, ella estaba muy feliz, me fui a la pensión con una sonrisa de oreja a oreja, aunque ella no quería verme, mañana era un hecho que la vería, le dije a las chicas sobre el trabajo de mañana, ellas ni lentas ni perezosas aceptaron, me aconsejaron ir de una vez a la tienda de pinturas, ellas eligieron los colores, compramos los instrumentos necesarios así que todo estaba listo, fuimos en busca de ropa, ya que no veníamos preparadas, estaba demasiado ansiosa por que la noche pasara, no dormí nada, al fin amanecía, desayunamos y manos a la obra, nos dirigimos al orfanato.
-Buenos días Catalina!!!
-Buenos días señorita dulce.
-Pues ya estamos aquí listas para empezar la tarea, ella es mi prima Aby, mis amigas Susana, Helen y Ashly.
-Bienvenidas Chicas, desde ya se les agradece su buena intención, que Dios les bendiga grandemente.
-No lo agradezca, lo hacemos con mucho gusto….
Nos dirigió a la habitación que pintaríamos, en eso estábamos cuando una voz muy conocida interrumpió.
-Catalina uno de los niños se queja de un dolor de estomago, puedes darme a……. algo.
-Por supuesto, por cierto no te había comentado, tu prima se ofreció en ayudarnos a pintar la habitación de los niños.
-Mi prima?
-Si, tú prima dulce.
Wtf…. Eso me pasaba por mentirosa.
-Ah si mi prima.. Qué bueno, me alegra mucho que nos ayudes dulce.
Al escuchar esto any se ruborizo, su cara estaba totalmente roja.
-Mucho gusto chicas!!
Helen: tengo que recorte quien te dio el primer beso?
Ashly: la ropa sucia se lava en la casa….
Aby: y yo por que no sabía eso carajo!!!
Catalina: entonces las dejo, yo debo darle unas pastillas a la profesora, ah por el almuerzo no se preocupen, estará listo y comerán aquí, hasta luego.
Ashly: con razón estas bobita, hasta yo me animaba, esta bonita la fulanita.
-Ashlyyy respeta ehhh, que esa niña es solo mía.
Ashly: jajajaja… como crees, solo era broma, mira que soy demasiado hetero…
-Jajaja, veo que tiene secretos a ver cuenten…
Ashly: bueno con todo lo hétero que soy, mi primer beso fue con una mujer.
-Jajajaja… no me digan que no soy la única.
Ashly: bueno yo no he terminado de hablar, si fue con una chica mi primer beso, fue mi única experiencia lésbica, fue más bien juego de niñas, pero no me gustan las chicas.
-Jajajaja quien lo iba a imaginar.
Susana: chicas está muy buena la plática pero hemos venido a trabajar.
Empezamos con nuestra labor, la verdad éramos tan torpes, teníamos el piso hecho un asco, pero con todo y eso nuestro trabajo avanzaba, a alguien se le ocurrió escribir any y dulce en la pared, jajaja mis amigas si me hacían reír, mientras hacíamos el trabajo les fui relatando como me di cuenta que era gay, mis amoríos con Gaby, el momento que descubrí el verdadero amor con any, la mayoría coincidió que mi vida estaba para telenovela, minutos antes de las doce un chico nos aviso que el almuerzo estaba listo, nos dirigimos a la cocina y allí estaba ella, mi corazón se acelero, colocaba los platos, me imaginaba si con esa misma delicadeza los colocaría cuando fuera mi esposa, pensar que estaría conmigo me hacia feliz, Catalina no invito a tomar asiento, otra señora servía, no sé por qué razón Catalina le pidió a any que me sirviera a mí, sus manos temblaban mientras lo hacía, sentirla tan cerca me desubicaba, su olor me ponía loca, y no conforme con eso Catalina le pidió que se sentara a mi lado.
Acaba de conocer a esta señora y ya la quería mucho (hahaha), estaba tan cerca de mi tenía tantas ganas de abrazarla, un momento que las dos pensamos servirnos el mismo refresco nuestras manos fueron sobre el mismo objeto, nuestras miradas se cruzaron por unos segundos, sentí ese toque eléctrico en mi cuerpo, ese mismo que solo ella podía provocar, si no fuera porque Aby fingió tener tos la hubiera besado.
Catalina: muchachitas debo darles las gracias por su tiempo, en especial a ti dulce por donar la pintura.
La suerte estaba de mi lado. Todo estaba saliendo como yo quería, otro día mas al lado de mi princesa, solo que esta vez les pediría a las chicas que se tardaran más de la cuenta, tenía que estar cerca de ella, el almuerzo termino, continuamos con nuestra tarea, el calor era tan fuerte, la otra señora y any llegaron a dejarnos agua, mientras los servían me acerque a any para saludarla.
-Como estas?
-Bien y tú?
-Feliz, aunque esta tarea me tenga al punto de la deshidratación.
-Jajaja… bueno tú lo quisiste así, mira nada más que sucia y sudada estas…
Me miraba con esos ojitos, sus sonrisa tierna, tomo un servilleta y limpiaba mi frente, lo hacía con mucha suavidad, mis ojos se cerraban quería hacer eterno ese momento, luego no sentí mas su mano en mi rostro.
-Yo lo siento, me tengo que ir…
Esa maldita costumbre que salía mas rápida que una gacela me enfadaba y en grande, la otra señora no se explicaba por se había marchado así, Dios sentir su manos me hacia volar, estaba totalmente perdida por ella.
Nuestra labor finalizo, nos dirigimos a casa, le agradecí a las chicas lo que hacían por mi y les pedí que se tardaran un poco en hacer ese trabajo con las computadoras, así ganaba tiempo para estar a su lado, ella no tuvieron ningún inconveniente, ayudarme era lo que querían.
Los días pasaron, al tercer día que las chicas seguían con las maquinas (debieron pensar que eran las peores ingenieras en sistemas), me encontraba en la habitación de los bebes, tenia 3 bebes tendrían unos 3 o 4 meses, los miraba y me preguntaba si algún día tendría la dicha de tener un hijo en mis brazos, claro estaba, yo no quería embazarme, era fácil realizarse una inseminación pero en si yo no me embarazaría jamás, no era por cuestión de vanidad, simplemente prefería que mi pareja los tuviera.
-Te gustan los niños?
Me acerque a ella y la bese, la lleve contra la pared, nos besábamos con mucha pasión, una de sus manos se instalo en mi cabello, acariciaba mi cabeza, me apretaba contra ella, de no ser porque alguien se acercaba seguramente hubiéramos terminado haciendo el amor, la puerta se abrió y era el doctor que revisaría a los pequeños, any al momento salió rápido, yo quería ir tras ella, pero el médico me pidió ayuda con la cortina.
No vi mas a any esa tarde, parece que se había encerrado.
Catalina: muchachitas mañana a las 9 am tenemos una misa de acción de gracias, lo hacemos cada fin de mes, no pueden faltar ehhh.
Quedamos de acuerdo todas que teníamos que comprar ropa formal para la misa, decidimos salir temprano, así que fuimos de compras, todas compramos vestidos y zapatos altos, todo estaba listo, al día siguiente luego del desayuno decidimos cambiarnos, todas estábamos radiantes pareciera que en vez de ir a misa iríamos a entrega de premios, ni modo así lo habíamos querido, justo cuando entrabamos por la puerta de la iglesia mi móvil timbraba, me di cuenta que era Fer, no quería contestarle pero recordé que tenía muchos días fuera de casa y seguro que estaba preocupada.
-Hola!!!
-dulce por Dios al fin te encuentro, me has tenido muy preocupada te he estado llamando como loca.
-Fer, no exageres, estoy bien.
-Qué bueno, pero necesito que vengas dulce, es urgente.
-Su voz estaba totalmente quebrada, un frio inundo mi cuerpo.
-Que paso Fernanda?
-Es mamá.
-Que le paso a mi mamá?
-Ella no quiere comer, se la pasa llorando, está muy deprimida dulce, temo que se ponga muy mal, se que estas molesta con nosotros pero por favor dulce se trata de nuestra madre.
-Fer, esta misma noche estaré con ella.
-Muchas gracias hermanita, te quiero y por favor te vienes con cuidado.
-Yo también te quiero Fer, por favor dale muchos besos a mi mamá de mi parte, nos vemos en la noche, chao.
La plática la escucharon mis amigas, any y Catalina estaban muy cerca, les comente que luego de la misa me volvía para Caracas. La misa inicio, yo estaba demasiado preocupada por mi madre, estaba totalmente desconectada, recordaba tener a Helen a mi derecha, de repente alguien me hablo al oído.
-dulce pídele perdón…
Gire mi cabeza y me encontré con los ojos de mi princesa llenos de lagrimas.
-Pídele perdón a Dios, hazlo por mí, porque yo no me atrevo, dile que no puedo cumplir con mi promesa de alejarme porque te amo con toda mi alma dulce.
Diciendo estas palabras salió corriendo de la iglesia, yo estaba allí paralizada, reaccione y corrí tras ella, ni siquiera me di cuenta que llovía, parece desde hacia ratos dio inicio la tormenta, el agua corría por la calle, mire en todas las direcciones y vi como ella se alejaba, decidí correr tras ella, mis zapatos no dejaban avanzar, me deshice de ellos, no me importaba si pensaban que estaba loca, corría con todas mis fuerzas, hasta que al fin le di alcance, la tome del brazo y la abrace, ella no dejaba de llorar, poco a poco fue bajando, quedamos de rodillas una frente a la otra, la lluvia caía con fuerza sobre nosotras.
-Te amo, any te amo con toda mi alma, no tienes que pedir perdón por amarme, amar no es pecado, mírame any, por ti haría lo que fuera, creo en Dios, tengo fe, se que él me creo, no tengo la culpa de amarte y tu tampoco la tienes de amarme, nos amamos y Dios no es un inquisidor muchas personas lo hacen ver así, el lo entenderá, si él no estuviera de acuerdo me hubiera llevado con él, en el último de los casos jamás te hubiera encontrado. Niña mía te adoro.
-Te amo dulce, te amo, no puedo estar sin ti, no quiero perderte….
-No me vas a perder, porque de hoy en adelante estaré para siempre contigo, princesa se que un noviazgo es para conocerse, esa etapa ya la pasamos, me conoces y yo te conozco, se que eres lo que necesito y sé que puedo hacerte feliz, quizá no sea el lugar indicado, siempre soñé con que te pediría esto en un lugar muy especial, pero míranos, nos fugamos de la iglesia, estamos a media calle, bajo esta lluvia, con más de algún curioso tachándonos de locas, algunos de pecadoras, de sin vergüenzas pero a mí no me importa, y dame unos segundos espérame aquí.
A lo lejos divise una venta de dulces corrí hacia el lugar, diablos había olvidado mi cartera, tome mi reloj, y le dije al señor que costaba mucho dinero pero se lo empeñaría por un dulce, el me dijo que no me preocupara, que tomara el que quisiera y luego se lo pagara sin tomar el reloj. Corrí otra vez donde ella estaba.
-Ahora sí, mira quizá no es de diamantes, quizá no es el anillo que quisiste portar en tu mano, y te soy sincera ninguna joyería de este mundo haría un anillo digno para ti y como se que te gustan los dulces te lo comerás, pero no importa, lo compensare, ahora bien chiquita mía, quieres, bueno tu quieres…
-Si dulce, quiero ser tu esposa, quiero estar contigo el resto de mi vida, te amo!!!!
Me puse de pie y me aleje…
-Lo siento mi niña no escuche, que me dijiste?
-Que si acepto ser tu esposa…
Me aleje un poco más, dilo mas fuerte…

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Admin el Lun Abr 11, 2016 11:48 pm

Corrí a abrazarla, la levante y así en mi brazos llene de besos su cara, estuvimos mucho tiempo besándonos, luego estaba estornudando parece que mi pequeña se había resfriado, corrimos hacia le tienda de dulces, comimos dulces como niñitas, la lluvia ceso, mi coche se detuvo frente a la tienda, las chicas se bajaron con caras de preocupación Catalina venia con ellas.
-Alguna de las dos podría darme una explicación de lo que paso en la iglesia?........
-Sí, yo puedo explicarlo, solo que este lugar no es el indicado… podemos ir a otro?
Pensé que any estaría preocupada, pero el hecho que dijera que ella podía explicarlo me dejo sorprendida, jamás note preocupación estaba realmente feliz, tomadas de la mano caminábamos por las calles de aquella ciudad, nos besábamos en cada cuadra, pasamos frente al parque, recién había pasado la lluvia así que estaba completamente vacío, mire unos girasoles en el área del jardín, le dije que me esperara un momento, me salte la barda y corte algunas.
-Son para ti!!!
-Pero gatita si te descubren te van a poner una multa.
-No importa, por ti recibo todo lo que venga.
-Eres un loquita sabes, como se te ocurrió correr descalza…..
-Jajaja de hecho aun estoy descalza…
-Ayyy esos piecitos deben estar friítos…
-Siiii tengo friíto, deberías llevarme a tu camita y darme calor.
-dulce!!!!
-Opsss… este... solo dije la verdad.
-any…
-Si?
-Gracias por hacerme la mujer más feliz de este mundo, gracias por aceptar ser mi esposa, te juro que cada día de mi vida será para hacerte feliz….
-No tienes que agradecerlo mi amor, tú me haces demasiado feliz dulce, te amo….
-Así que había alguien mas, jummm.
-Jajaja pero tú no lo creíste cierto?, tontina como crees si yo solo te amo a ti.
-Claro que no lo creí, tu eres solo para mi, miaaaaaaaaaaaaaaaaa.
-Jajaja deja de gritar loquita.
-No lo hare, si lo sabe Dios, que lo sepa el mundo, eres para mi, te amooooooooooo, te amoooooooooooooo, te amoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo, que se entere toda Venezuela, esta chica hermosa será mi esposa!!!!
-Jajaja ay Dios eres una loquita, pero yo así te amo….
-Entonces te gustó tu anillo?
-Si estaba bien rico!!!
-Pero mi amor, ya te lo comiste?
-Es que era demasiado tentador…
-Esa boquita tiene que ser castigada por haberse comido el anillo de mi esposa, a ver acérquese..
-Que harás?
-No debes preguntar solo cierra los ojos…
-Lista….
Tome su carita en mis manos y la bese, no deje de besarla por largo rato, escuchaba hablar a algunas personas, algunos diciendo que lindo, otros que asco, que vergüenza, inmorales, jajaja como si me importara, lo único que me importaba era que mi niña aceptaba ser mi esposa y estaba próxima a casarme.
-Te amo dulce.
Al fin llegamos al orfanato, la verdad estaba un poco preocupada, any dijo que ella lo explicaría pero tampoco le dejaría todo el paquete era cosa de dos, así que sin dudarlo la tome de la mano y nos dirigimos a la oficina de Catalina, al momento de entrar su mirada fue directo a nuestras manos tomadas.
-Y bien profesora any la escucho…
any ya había hablado ahora me tocaba a mí.
-Catalina yo siento mucho en haberte mentido, pero solo de esa forma estaría cerca de ella, yo también siento mucho si te he defraudado, pero en el corazón no se manda, amo a any con toda mi alma.
-Niñas no sé qué decir, eso no está bien, Dios aborrece el homosexualismo.
-Entonces deja que sea Dios que nos señale, él si tiene derecho, pero los humanos no tenemos derecho de señalar a los demás, puesto que no somos perfectos.
-dulce, any, yo no sé qué decir, solo puedo decir que si ustedes son felices así no tengo nada que decir, ahora bien, any tu has sido de mucha ayuda aquí, los niños están felices contigo, pero tú sabes que no todos aceptan el homosexualismo, existen algunos donantes muy conservadores aquí y no quiero problemas, por el bien del orfanato y con mucha tristeza tengo que decirte que no puedes seguir siendo la maestra de música.
-Catalina no te sientas mal, te entiendo, además yo debo volver a Caracas, solo quiero pedirte un favor y te ruego que no te niegues, permite ser donante de esta institución.
-any, aquí siempre serás bienvenida, y desde ya bienvenida a la lista de donantes de esta institución.
-Muchas gracias Catalina.
-Eh, yo, bueno yo también quiero ser donante, debo confesar que me acerque para estar cerca de mi niña, pero también me ha gustado mucho lo que ustedes hacen, así que, yo también seré bienvenida?
-Jajaja… con que no les enseñes a los niños a decir mentiras, bienvenida…
-Muchas gracias Catalina.
-Entonces se marchan ahora mismo?
-Así es, yo debo estar con mi madre esta noche y si quiero llegar a buena hora tendré que marcharme en unos minutos.
-A los dos les agradezco mucho lo que han hecho por este orfanato, que Dios les bendiga, y desde ya que sean muy felices.
-Gracias Catalina, ahora debo ir por mis cosas.
-Claro.
Fuimos por las cosas de any, ella escribió una carta para los niños y lo entrego a Catalina, nos despedimos de todos, así que nos dirigimos rumbo a caracas, se nos hizo problema pues mi coche era para 5 personas y éramos 6 jajajaja, ni modo alguien tenía que sacrificarse así que si más me ofrecí en llevar a mi futura esposa en mis piernas, durante el viaje mis amigas no dejaban de fastidiarnos cada canción de amor en la radio era para que suspiraran ahhhhh el amor!!! Jajajaja .
Ashly: vaya que esto fue más difícil que llegar a la luna…
-Ayyyy estas tontas me delatarían, bueno yo también quería saber que había pasado, pues no recordaba nada.
Ashly: pues dulce cogió su primera borrachera jajajaja…
-Joderrr se me habían subido todos los colores, quería saltar del coche, todas estaban carcajeándose, hasta any.
-Ves todo lo que provocas!!!
-Mi amor lo siento mucho, pero te prometo que voy a compensarte.
Aby: y cuando será la boda?
-Bueno tendríamos que viajar al extranjero pues aquí es imposible.
Helen: y entonces quien será la madrina? Y descártame a mi eh, que me ha costado un ovario y la mitad del otro ahorrar para mi coche
-Jajajajajaja… por Dios pero que dices, los gastos de mi boda lo pago yo, de veras me la ponen difícil, si por mi fuera todas serian mis madrinas, ustedes me han ayudado mucho, aquí frente a mi futura esposa quiero darles las gracias, las quiero mucho.
-Nostras también las queremos, y no importa quién sea la madrina dulce, nosotras compartimos todo, sea quien sea a quien elijas todas nos sentiremos madrina.
Mis amigas eran lo máximo, les debía mucho a estas chicas, después de pensarlo un poco pues me decidí por Aby, al parecer ella se lo imaginaba así que no le extraño, jajaja, nosotras haciendo planes y teníamos que elegir donde podríamos casarnos sin mayores problemas con las papeles, llegamos a casa, any no estaba tan segura de bajar la tome de la mano y entre a casa con ella, para nuestra mala suerte el primero que nos vio fue mi padre, me abstuve de hablarle, mi hermana al fin salió, estaba feliz de verme con any, luego nos dirigimos a la habitación de mi madre, ella al verme se echo a llorar, me abrazaba, me besaba, no me contuve y llore como una niña en los brazos de mi mami, le pedí perdón por haberme enojado con ella, al ver a any se asombro, pero era un hecho mi madre aceptaba a any, el problema era mi padre, mis amigas estaban muy cansadas así que Fer les guio a su habitación, bajamos a cenar y mi padre no estuvo, nos divertimos, reímos mucho al recordar paso a paso nuestra aventura, se llego el momento de ir a la cama, esta vez mi madre no opino, any y yo nos quedamos juntas.
-Sabes soy demasiado feliz contigo te amo any….
-Y yo a ti dulce.
-Entonces bésame.
Nos besábamos con mucha ternura, ella me daba pequeños mordiscos en los labios, poco a poco me fui colocando sobre ella, quería llenar todo su cuerpo de besos, me encantaba como se dejaba de mi, besaba sus ojitos, frotaba mi nariz con la suya, le susurraba al oído muchos te amo, entre jadeos ella me decía lo mismo, tome sus labios con mucha suavidad, lo halaba despacio y lo soltaba, las luces estaban apagadas, pero la luna se colaba por mi ventana, así que no me perdía como cerraba sus ojos por todo el placer que mis besos le provocaba, poco a poco fui quitando su pijama, con la yema de mis dedos toque sus senos, poco a poco comenzaron a endurecerse, cuando ya estaban listos, lamí despacio su pezón, hacia círculos con mi lengua por toda la aureola, juntes sus dos senos con mis manos y no dejaba de lamerlos.
-Me encantas, me gusta mucho ser tuya.
Ella opto por quitarme mi ropa, me dejo en bragas, la vire y llene de besos su espalda, fui bajando hasta llegar a sus nalgas, los cuales mordí suavecito, sus pequeños gemidos me encantaban, seguí bajando hasta llegas a sus pies, los lamí, chupe su dedos, volví a subir, esta vez la levante un poquito, ella se arrodillo en la cama, me encontraba de tras, una de mis manos se instalo en sus senos, mi lengua recorría cuello, su oreja, mi otra manos acariciaba su monte Venus…
-dulce… mi amor, no me hagas sufrir mas, tócame….
Uno de mis dedos se instalo entre sus piernas, gemí al sentir su humedad, ella se movía en mis manos, tenía la sensación de correrme allí mismo al notar sus movimientos tan sensual.
-Te gusta….
Sus palabras apagaron la ternura, mi cuerpo se encendió, por un momento lo dude, era tan niña y temía lastimarla, pero luego…
-Que pasa cariño te has asustado?
Error, ni siquiera debió decirlo, la coloque en cuatro, lamí su vagina despacio, lo lamia desde arriba de su clítoris hasta en medio de su nalgas, entre jadeos me pedía que no parara y claro que no iba a parar, estaba dispuesta a hacer realidad su deseos, la llenaría de placer hasta cansarme, sus movimientos me tenia loca, dos de mis dedos rodeaban la entrada a su vagina, cada vez que tocaba gemía, sin más empuje mis dedos dentro, un delicioso grito salió de su boca, allí perdí la poca cordura que me quedaba, mis embestidas se hicieron cada vez más fuertes, el mete y saca fue mucho mas rápido, metía mis dedos completamente, prácticamente la estaba topando, tenía una mano en su boca, mordía sus dedos, sus piernas temblaban, le daba pequeñas nalgadas, entre gemidos me pedía que le mordiera la espalda, lo hice, lamia su espalda mientras en mi mano se corrían sus jugos que emanaban de su sexo, mi otra mano busco su clítoris y lo presionaba despacio, miraba sus manos en la cabecera de mi cama, trataba de arañarlo, luego empuñaba, volvía a hacer lo mismo, sus cuerpo se fue poniendo tenso, sus gemidos se entrecortaron, había llegado al primer orgasmo, su cuerpo cayo desfallecido sobre la cama, no saque mis dedos, la coloqué de lado, aun seguía de espaldas a ella, levante una de su piernas y coloqué sobre mis caderas, me metí entre sus piernas y seguí penetrándola, me rogaba que parara, pero no lo hice, luego de tanto gemir termino llorando, despacio me susurro que le dolía, lo hice un poco más suave, su llanto ceso, esta vez ella se movía, gemía aun más rico, se viro con mucho cuidado de no sacar mis dedos, tomo mi cabeza y las coloco sobre sus senos, me hablo al oído y me dijo:
-Son tuyas!!!!
Dios de mi entrepierna escurrían mis jugos, mientras la penetraba deguste de sus senos, mmm no quería parar de hacerlo, cuando solo lamia, ella con desesperación atrapaba mi cabeza para que no me moviera mas y no los soltara, levanto sus piernas y los coloco alrededor de mi cintura, sus gemido debieron escucharlos todos, un gemido entrecortado y se corría otra vez, mis dedos aun seguían dentro de ella, poco a poco lo fui sacando, me besaba con mucha ternura, sus respiración estaba muy agitada, estábamos bañadas en sudor, luego de unos minutos, se coloco sobre mí, me quito las bragas y poco a poco fue bajando hasta mi sexo, nunca me había dado sexo oral hasta aquella noche, la suavidad de su lengua al resbalar en mi vagina me hizo gemir como loca, apreté su cabeza contra mí, mamaba mi clítoris con mucha suavidad, dos lametones mas y me corrí, pero mi niña quería mas, quería darme más placer como yo se había dado hace unos minutos, se coloco sobre mí, el choque de nuestros clítoris hizo que las dos tembláramos, se movía despacio mientras comía mis senos, sus embestidas se hicieron mas rápidas y fuerte, se movía a su gusto y antojo, mi vista comenzó a nublarse, mi cuerpo se hizo liviano, me sentía en el aire, mis ojos se entrecerraron, nunca había sentido algo igual, arañe su espalda, me quede callada un momento hasta que por fin me salió la voz, ahhhhh sin dudas fue monumental, me quede en silencio, tenía tantas ganas de llorar, ahora fui yo la que me instale en su pecho, temblaba, la besaba, le dije muchas veces que la amaba y caí en un sueño profundo.
-Mami, mami… despierta!!!!
Allí estaba ella, parada en la puerta escuchándome como le platicaba a nuestro hijo, teníamos 7 años de casadas, nuestro hijo estaba por cumplir los 6, se preguntaran como fue nuestra boda? Pues créanme no ha habido otra mejor, nos casamos en Canadá, en compañía de mi familia (mi padre la acepto y la quiere como una hija) y mis amigas, nuestra luna de miel fue en México, decidimos vivir en España, ella es una pintura muy exitosa, yo trabajo para una institución ambientalista, hemos sido demasiado felices, algunos problemitas pero muy pequeños, la llegada de nuestro hijo cambio nuestras vidas, ahora mismo su barriguita ya se dejaba ver más de 3 meses de embarazo, esperábamos a nuestro segundo hijo, viajábamos dos veces al año, una vez a Venezuela y la otra a mi segunda patria México, mis amigas ya estaban casadas y cada quien con su hijo, aunque Aby salió mas tremendita pues ya tenía 3 jajaja, Gaby y su hijo seguían en Venezuela, ella se convirtió en una reconocida cirujana, Lisset tenía una año de casada con una chica de Italia llamada Luciana, Fernanda se caso con un colega y esperaban su primer hijo, con el tiempo todo fue quedando en su respectivo lugar, esta noche tendríamos la exposición de unas pinturas de mi esposa, esperaba en la sala con nuestro pequeño hijo, ella baja, Dios era hermosa, ver su barriguita me llenaba de cosquillas todo el cuerpo, la tome de la mano mientras cargaba a nuestro hijo.
-Entonces mariposa me regalas un beso?
-Todos los que quieras mi amor, te amo…
-Jajajaja… eres igual de celoso que tu madre.
-Querrás decir de tus mamis, tú también eres muy celosa.
-any te amo.
-Te adoro dulce.
Salimos de nuestra casa con una sonrisa en los labios junto a nuestro hijo, riéndonos de la vida, del mundo, de los problemas, luego de tantas cosas lo lográbamos, estábamos juntas, amándonos cada día más.
Finnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Besos de mariposa

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.