Photograph por SelenaftCamren

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Epílogo

Mensaje por Admin el Sáb Dic 24, 2016 9:35 pm

«Dos años más tarde»
La cama de Lauren Jauregui comenzó a moverse sin control haciendo que despertara de su profundo sueño. Al ver al borde de la cama pudo visualizar a Cameron siendo la culpable de tanto alboroto.
"¿Qué pasa, Cam? Es sábado." Dijo Lauren sentándose en la cama y tallándose los ojos.
"Lo sé, mamá, pero está llorando mucho y ustedes no lo escuchan." Los oídos de Lauren se agudizaron y escuchó el llanto de su hijo en la otra habitación. Levantó el edredón y salió de la cama, se puso las pantuflas para salir de la habitación seguida de su hija.
"Incluso lo escuché hasta mi habitación." Comentó la niña de seis años cuando llegaron al lugar de donde provenían los llantos. Lauren entró en la antigua habitación de Cameron, se dirigió rápidamente a la cuna y tomó en brazos a su hijo que lloraba.
"Creo que se hizo popo." La hija de Lauren aseguró haciendo un ademán de asco. "Cameron." La mayor rio yendo al mueble en donde estaban las cosas necesarias para cambiar al niño de nueve meses.
"Bueno, ya me voy, solamente iba a avisarles que estaba despierto." Cameron salió saltando de la habitación mientras Lauren asentía.
Una vez que cambió al pequeño bebé lo recostó de nuevo en su cuna. Su mirada estaba pegada en Lauren mientras ella le preparaba algo de leche para que desayunara. Lauren se la acomodó y besó suavemente su pequeña cabeza.
"Te amo, bebé." Dijo y observó por un momento al niño, que con su mirada café la veía expectante.
Los ojos cafés de su hijo de pronto hicieron que recordara unos ojos marrones de los que ella estaba enamorada.
Camila Cabello.
•••
El sol entraba por los orificios de las cortinas de la habitación de Lauren haciendo que la luz le lastimara sus sensibles ojos. Buscó levemente el cuerpo de Camila a su lado, pero se encontraba vacío, Lauren pensó que conociendo a Camila estaría haciendo el desayuno como cuando se acababan de casar.
La mayor de las Jauregui se sentó suavemente en la cama mientras tallaba sus ojos, aún estaba cansada por lo que había pasado la noche anterior. Una verdadera sonrisa se apoderó naturalmente de su rostro, el recuerdo aún vivo en su cuerpo. Luego de bañarse, Lauren se cambió debidamente y salió de su habitación para dirigirse a la cocina.
Mil campanas de iglesias sonaban y los ángeles cantaban en la mente de Lauren, sus dedos sentían la tensión y su estómago saltaba de la felicidad que estaba sintiendo en ese momento. Algo se sentía raro.
Al pasar por la sala y ver a Dinah sentada en el sofá con una maleta a sus pies, su corazón ardió de preocupación y rápidamente abrió la puerta de la cocina esperando encontrar a Camila, o cocinando, o con una maleta como la de Dinah. No había nadie.
Su mirada recorrió la habitación entera en vano. Nadie estaba ahí.
Salió de la cocina y se encontró con la mirada preocupada de Dinah. Verla así y con una maleta sólo significaba una cosa.
"¿En dónde está?" Preguntó a la polinesia algo molesta.
"Lauren, yo..." Dinah balbuceó.
"Dale, Dinah, dime." Exigió la de ojos verdes.
"Ella..." La voz de la más alta se apagó, no pudiendo pronunciar las palabras.
"¡Dinah!" Dijo Lauren.
"Se fue, Lauren, yo intenté detenerla, pero fue muy tarde." La mirada de Lauren cayó al piso, su respiración se volvió pesada, en sus ojos las lágrimas se acumularon, cayendo pesadamente una tras otra sin piedad.
"Lo siento," murmuró Dinah. "Ella va a regresar a Europa, nuestro tiempo aquí ya terminó."
Lauren no dijo nada. Se sentó en el sofá individual de la sala, puso sus codos sobre sus rodillas y sus palmas estaban pegadas a sus ojos, intentando calmarse, tratando de ya no sentir nada. Pero no podía. Su pequeño mundo estaba ahora tirado sobre el suelo hecho pedazos.
"Cameron está en su habitación." Comentó la polinesia. De pronto Lauren reaccionó. Cameron.
"¿Ella vio algo?" Preguntó levantando su nublada vista a Dinah, la mejor amiga de su esposa asintió lentamente haciendo una mueca. La mayor recargó su espalda en el sofá y golpeó las almohadas. Ahora no podía estar más jodido. Seguro Cameron las odiaba en ese momento.
"¿Y tú? ¿Por qué no te fuiste con ella?" Su verde mirada estaba perdida en algún punto fijo.
"Pensaba que podía quedarme para decirte que fue al aeropuerto... y que fueras a buscarla." Dijo Dinah. "Si te vas ahora la puedes alcanzar, el vuelo aún no sale."
"Yo..." Comenzó Lauren haciéndose una pregunta, analizando la situación. Pero la verdad no había mucho que analizar, la respuesta era lógica. "Debo ir al aeropuerto."
•••
La brisa primaveral chocaba contra el rostro de Lauren, la de ojos verdes se encontraba en su patio dándole agua a las flores. Un profundo suspiro salió de ella al notar lo feliz que se sentía en ese momento. Entró en la casa para encontrar en la sala sentada en el sofá a Cameron viendo la televisión.
"Pensé que estarías en tu cuarto." Comentó Lauren acercándose a su hija.
"Estaba, pero luego de leer un poco quise ver televisión." Cameron contestó encogiéndose de hombros. Lauren estaba sonriendo, verdaderamente esa niña de seis años era muy inteligente. "Además, mamá se despertó y dijo que vendría a ver algunas caricaturas conmigo."
"Qué raro." Dijo irónicamente Lauren haciendo que su hija soltara una pequeña risa. "¿En dónde está ahora?"
"En su cuarto." Cameron contestó vagamente. "Seguro se está cambiando."
"Iré a ver, Cam." Comentó Lauren yendo al pasillo para llegar a su habitación.
Al abrir la puerta se encontró con la espalda desnuda de su esposa. Sigilosamente se adentró en la habitación sin hacer ruido hasta llegar y pasar sus manos por el suave abdomen de la menor se detuvo.
"Me asustaste." La ronca voz dijo.
"Cameron dice que vayas a ver caricaturas con ella." Lauren respondió mientras el adormilado rostro de su esposa aparecía ante ella.
"Le dije que ya iba, pero debo cambiarme."
"¿Vas a algún lado?" Preguntó con preocupación la de ojos verdes.
"No," dijo "me estoy poniendo bonita para mi esposa."
"Tú siempre estás bonita para mí, Camz." Lauren respondió abrazando el torso desnudo de Camila.
"Dios, debes dejar de tocarme de esa manera si no quieres que nos quedemos acá en la habitación para siempre." Dijo Camila metiendo sus manos debajo de la blusa de Lauren.
"No me importaría," la de ojos verdes suspiró "podría pasar toda mi vida entre tus brazos." Camila soltó una risa tímida.
"Odio que derribes mis intentos de ser una pervertida con tu ternura."
"Yo amo que intentes ser una pervertida." Lauren golpeó tiernamente la nariz de Camila con su dedo. "Pero le prometiste a Cameron ir a ver caricaturas."
"Si, ya voy, Lauren." Refunfuñó Camila alejándose y rompiendo el abrazo. "Pero debes venir a verlas con nosotras." Camila comenzó a vestirse frente a Lauren. Ya era un hábito para las dos cambiarse frente a la otra, no era como si nunca se hubieran visto desnudas.
"Lawrence está dormido." Avisó Camila.
"Él no se da cuenta de lo que pasa a su alrededor, vamos, Lo." La esposa de Lauren hizo un gran puchero.
"Bueno... pero tú lo levantas, es igual de berrinchudo que tú." Aceptó la mayor.
"Pues salió de mí." Camila rodó los ojos.
"Lo sé." rio Lauren. "Voy a ir con Cameron, tú lleva a Lawrence." Mandó saliendo de la habitación y viendo cómo Camila asentía con la cabeza.
Al dirigirse a la sala para hacerle compañía a su hija, Lauren tuvo uno de esos recuerdos que jamás olvidas.
•••
Los ojos verdes de Lauren iban y venían de Cameron a la televisión. Estaba algo estresada por no poder ir al hospital y acompañar a su esposa.
Camila estaba embarazada. Todos habían estado emocionados cuando supieron que la de ojos marrones estaba en el hospital para dar a luz a su bebé.
La mayor debía quedarse en casa al cuidado de Cameron ya que su hija no quería estar con nadie más que con su madre, ni siquiera con Zayn o Dinah; y Cameron estaba demasiado asustada como para ir al hospital.
Lauren esperaba la llamada de Dinah o Zayn o Ally o Troy o Taylor o Chris o Sofí o los padres de Camila, o incluso sus propios padres. Se encontraba muy nerviosa y asustada, ya que recordaba cuando ella misma estuvo embarazada de Cameron, y la manera en que todo dolió.
"¿Estás bien, mami? Pareces desesperada." Le habló Cameron.
"Sí, cariño, solo estoy algo nerviosa." Lauren confesó.
"¿Por mami Camz?" La niña de cinco años preguntó con su mirada en la de su madre.
"Sí, Cam." Contestó Lauren. "Espero a que me llamen para saber cómo está."
"Deberías ir para saber si está bien." Dijo Cameron levantándose de su lugar en la alfombra de la sala.
"¿Estás segura de que quieres ir al hospital?" Lauren cautelosamente preguntó.
Cameron negó suavemente.
"No," dijo "quiero que tú vayas, mami. Tal vez Zayn o Cheechee puedan venir a cuidarme."
"¿Estás segura, bebé?" Lauren se acercó a su hija, quien asintió levemente con la cabeza.
"Odio los hospitales, pero en verdad quiero tener un hermanito y sería genial que vayas por él porque ya quiero verlo." La sonrisa de Lauren se extendió mientras tocaban la puerta.
Abrió la puerta y Zayn entró velozmente sin esperar invitación.
"Lo siento, pero Camila está a punto de dar a luz y aunque Cameron se asuste de los hospitales vine a cuidarla para que tú, vayas con tu esposa que te necesita y dijo que me dejaría estéril si no vengo por ti, así que ahora sal por esa puerta y ve a ver el nacimiento de tu hijo." El moreno hablaba demasiado rápido y Lauren casi no le entendía.
"Zayn yo..." Comenzó la de ojos verdes.
"Lauren no alegues y largo de aquí, Camila te necesita y yo pienso tener hijos." Dijo Zayn alterado mientras empujaba a Lauren hacia la puerta. "Toma las llaves de tu auto y ve, corre Lauren, no hay mucho tiempo." Siguió el de ojos café.
"Troy tiene la cámara para que grabes todo, anda, vete." Zayn sacó a Lauren de su propia casa. "Todos te esperan allá." Terminó cerrando la puerta. "¡Vamos Lauren!" Un último grito se escuchó.
Lauren revisó su mano y ahí estaban las llaves de su auto. Se encaminó aprisa por el rellano de su casa y subió a su auto para dirigirse al hospital.
Ese día nacería Lawrence y ella debía acompañar a Camila.
•••
Cuando Camila entró en la sala con Lawrence en sus brazos, Lauren se hizo a un lado para que su esposa estuviera en medio de Cameron y ella.
"Lawrence llora mucho." La niña de seis años dijo recostándose en el hombro de Camila.
"Todos los niños lloran mucho, Cam." Puntualizó la de ojos marrones.
"Si, pero Lawrence abusa." Cameron se encogió de hombros haciendo que Lauren riera levemente.
La familia Jauregui-Cabello estuvo disfrutando de la televisión hasta que Camila alegó que tenía hambre, haciendo que Cameron estuviera de acuerdo. Entonces Lauren se dirigió a la cocina a preparar el desayuno para dos de los tres amores de su vida.
"Éste lunes entras a la primaria." Camila dijo a Cameron cuando estaban sentadas en las sillas del comedor, desayunando.
"Lo sé, mamá, pareces más emocionada que yo." La niña avisó sonriendo.
"Lo siento, es solo que es bastante aterrador, ¿no?" La de ojos marrones hizo una pequeña mueca antes de meter un trozo de tocino en su boca.
"Tal vez, pero puedo con eso." Cameron aseguró.
"¿Estás segura?" Preguntó Camila.
"Basta, Camila, no asustes a mi bebé." Lauren, que tenía a Lawrence en brazos, se metió.
"No me asustaba, mami." La niña de ojos verdes sostenía el tenedor en su mano izquierda.
"Es divertido molestar a los Jauregui, ya sabes." La de ojos marrones confesó llevándose otro trozo de tocino a la boca.
Lauren se sentó en la silla consiguiente de Cameron.
"Todo va a estar bien, Cam, recuerda que podrás hacer amigos rápidamente." Aseguró la mayor. Cameron asintió con la cabeza mientras partía con el tenedor un pedazo de Hot-Cake.
~~~
«Cinco años y cuatro meses más tarde»
"¡Anda Lawrence! ¡Despierta!" Escuchó Lauren la voz de Cameron gritando en la habitación de al lado y abrió repentinamente sus ojos.
"Lauren, calla a tus hijos." Camila, que aplastaba su cabeza con una almohada, dijo a su lado.
"¿Ahora si son mis hijos?" Lauren preguntó sentándose en la cama. Camila asintió.
"Si, ya sabes, cuando se trata de ver televisión o salir son mis hijos."
"Que poca vergüenza tienes, Camz." La de ojos verdes se levantó tallándose los ojos.
"Lo sé." Contestó Camila dándose vuelta en el colchón para taparse completamente con las sábanas de la cama.
Lauren se colocó su bata y salió de la habitación para ir a la de al lado. Se encontró con un Lawrence con los ojos aparentemente cerrados y con Cameron con una almohada en la mano.
"¡Lawrence!" Gritó la hija de Lauren.
"¡Ya vete!" El niño de seis años gruñó acomodándose en su cama. Lauren tocó la puerta como sólo ella podía tocarla, de una manera que Lauren lo hacía para que se supiera de su presencia. Entonces Lawrence abrió velozmente los ojos
Cameron dio media vuelta soltando la almohada.
"Buenos días, mami." Dijo Lawrence levantándose mientras Cameron le sonreía.
"Bueno, si en quince minutos no están sentados en la mesa les prometo que toda la semana no habrá desayuno y olvídense de su mesada." Y con eso dicho, Lauren caminó de vuelta pasando por el pasillo y la sala hasta llegar a la cocina.
Diez minutos pasaron cuando Cameron ya estaba sentándose en la silla que siempre usaba.
"Hola, mamá." Saludó la niña de once años a su madre.
"Buenos días." Recíproco Lauren con una sonrisa.
"Mamá... umm... ahora que no está mamá Camz acá quiero hablarte de algo..." Cameron volteó sigilosamente al pasillo para asegurarse que ni Camila o Lawrence aparecieran de repente.
"Déjame adivinar." Lauren se secó las manos en un trapo de cocina. "Tu hermano se metió en problemas, de nuevo." Dijo sacando dos platos de la alacena.
"No, no es eso." Cameron negó con la cabeza.
"Bueno, entonces ¿qué hizo?" Se interesó Lauren sirviendo el desayuno en los dos platos.
"Nada, mamá, no se trata de Lawrence." La niña de ojos verdes movió sus manos frente a ella. "Es sobre otra cosa, algo sobre mí." Lauren frunció ligeramente el ceño.
"¿De ti? ¿Ya te fuiste al lado oscuro?" Preguntó fingiendo sorpresa la mayor.
Cameron negó sonriendo, entendiendo la broma de su madre. "Bueno, ya dime qué pasa antes de que venga Camila." Pidió Lauren, segura de que Cameron hizo algo malo para no querer que su esposa esté ahí, ya que, a veces, Camila exageraba las situaciones e imponía castigos innecesarios con los niños, como prohibirles la televisión para siempre o encerrarlos en su habitación hasta que ella muera, por ejemplo.
•••
La nieve caía sobre cualquier cosa que estuviera a su alcance. Lauren cargaba a un Lawrence de cinco años mientras tomaba de la mano a su hija de diez. Detrás de ella venían Zayn, Troy, Camila, Dinah, Ally y Normani con las maletas de cada uno.
Estaban en el comienzo de sus vacaciones en Praga, República Checa; era un lugar verdaderamente hermoso, y en invierno se ponía mucho mejor. Lauren quería pasar el rato en el Choco Café y deseaba comer en el Lokál Dlohuá del que tanto se hablaba.
Cuatro horas más tarde, cuando todos estuvieron acomodados en sus habitaciones; Lauren con Camila, Zayn con Cameron y Lawrence, Dinah con Normani y Ally con Troy; salieron a disfrutar de su primer día en Praga.
Zayn estaba repleto de abrigos y bufandas, haciendo que Cameron se burlara sin piedad de él, aunque luego Lauren la obligó a ponerse casi la misma cantidad de trapos para arroparse bien. Camila tenía en sus brazos a Lawrence, quien luchaba por bajarse para poder caminar sobre la nieve.
De pronto Lauren sintió un pequeño golpe en su espalda, el frío recorriendo su espina dorsal. Zayn le había aventado una bola de nieve.
"¡Malik!" Gritó algo enfadada, pero comenzó a reír cuando Cameron le había dado justo en la cara al moreno.
"Oye, pequeña niñita ¡ven acá!" Entonces Zayn se quitó uno de sus tantos abrigos y comenzó a perseguir a Cameron hasta que finalmente la tomó en brazos y tiró en la blanca nieve. Ambos comenzaron a reír y Zayn se movió en el piso creando ángeles de nieve, y Cameron le siguió.
"Eso se ve tan divertido..." Camila se mordió el labio inferior mientras se acercaba más a donde estaban Zayn y Cameron. Dejó a Lawrence en la nieve mientras tomaba sus manos cuidando que su hijo no cayera o algo por el estilo.
Lauren pudo ver cuando Zayn se levantaba con un enorme montón de nieve en las manos y se dirigía a Dinah, que estaba entretenida buscando por el Choco Café al que todos querían ir.
De pronto escuchó el grito de Dinah al sentir cómo Zayn llenaba su espalda de nieve.
"¡Vas a caer Malik!" Amenazó la polinesia mientras tomaba nieve con su mano y la arrojaba sin suerte hasta el moreno.
"Parece que los niños son Dinah y Zayn." Comentó Normani acercándose para ayudar a Cameron a levantarse, Lauren sonrió por la pequeña broma de una de sus mejores amigas.
Ally y Troy tomados de la mano se aproximaron a ver la pelea de nieve de Dinah y Zayn, luego Cameron con la ayuda de Normani se levantó y fue a la ayuda de Dinah, Lawrence se emocionó tanto que se soltó de Camila y fue detrás de su hermana, la de ojos marrones iba a alcanzarlo pero Troy, soltando la mano de Ally, paró a Camila haciendo un ademán de que él se iba a encargar, Ally sonrió y caminó junto a Normani cerca de la lucha que se estaba armando, al final, Dinah, Zayn, Cameron, Lawrence, Troy, Ally y Normani eran partícipes de una gran pelea de nieve.
Lauren los veía de cerca sin las intenciones de meterse cuando sintió la conocida mano de su esposa agarrar la de ella. Sonrió al toque.
"Estoy comenzando a amar éstas vacaciones, Lo." Camila le dijo acercándose más a ella.
"Me siento feliz, Camz." Anunció la de ojos verdes. "Es la verdadera felicidad este día, es como si, en realidad, no cambiaría éste momento para."
Lauren recargó su cabeza en el hombro de Camila. "No lo haría."
•••
"Es que... umm... hay un chico en mi salón que creo que me gusta..." Dijo Cameron insegura ganándose toda la atención de Lauren, pero siendo interrumpida por la puerta que se abrió ruidosamente.
"¡¿Cómo que un chico que te gusta?!" Una Camila con el entrecejo profundamente arrugado entró viendo reprobatoriamente a Cameron. "¡Aún eres una niña, Cameron!"
"¡Dios, Camila, cálmate!" Lauren se puso frente a Cameron para evitar que su hija se asustara.
"No me pidas eso, está pensando en esas cosas y tiene once años."
"¿En qué cosas estás pensando?" El pequeño Lawrence entró sentándose junto a Cameron y volviendo su atención en su hermana.
"En nada, Law." Contestó Lauren. "Ahora desayunen porque se les va a hacer tarde." Avisó poniendo ambos platos en frente de sus dos hijos. " Yo los llevaré a la escuela."
La de ojos marrones asintió saliendo evidentemente molesta de la cocina con Lauren tras ella.
"¿Por qué te molesta que a Cameron le guste un chico?" Lauren preguntó cuando alcanzó a Camila en su habitación.
"Porque sí." Respondió Camila.
"Esa no es una respuesta." Dijo Lauren.
"Ningún chico es suficiente para Cameron..." Camila se cruzó de brazos.
"Estás actuando raro, Camz." Lauren palmeó el hombro de su esposa mientras le sonreía. "Como esa clase de padres celosos, sólo que más enojada."
"Dale, déjame, ¿no?"
"Ya pues." La de ojos verdes se acercó a Camila y dándole un beso salió de la habitación matrimonial.
"Dinah viene hoy." Avisó Camila siguiendo a Lauren por el pasillo.
"Bien." Contestó la mayor asintiendo. "Tú los recoges de la escuela."
"Lo sé, Lauren." Camila rodó significativamente los ojos para después sonreír alegremente a su esposa.
•••
La gente iba y venía cargando maletas y caminando apresuradamente para no perder sus vuelos. El olor a recién llegados, a lágrimas de personas que ya no se volverían a ver y a café mañanero hacían que Lauren se pusiera aún más nerviosa de lo que ya se encontraba.
Su cuello se estiraba para ver por encima de las personas, ella quería encontrarla, necesitaba encontrarla.
Llevaba al menos veinte minutos que había llegado desesperadamente a buscar a Camila, el sudor recorría su cara y sus manos temblaban de nervios. El presentimiento de que Camila ya había partido estaba penetrando el destrozado corazón de Lauren. Sentía su respiración entre cortándose y sus pulmones exigían aire, pero cuando ella respiraba dolían. El tiempo se estaba agotando y Lauren se estaba alterando.
"Dios, tiene que estar aquí, no la puedo perder, no otra vez." Se dijo Lauren mentalmente.
Había pasado ya una hora y la de ojos verdes se había dado por vencida. Sentía el pecho arder como si fuera su trabajo, y sus ojos repletos de lágrimas, que habían luchado hasta el último minuto por no salir. Tomó asiento en una silla y puso su cabeza entre sus rodillas, estaba derrotada, se sentía inútil, y en su garganta había un enorme nudo que le prohibía respirar correctamente. Era un desastre.
"¿Lauren?" Los ojos de Lauren se abrieron en shock. La ronca voz de Camila le había hablado, tenía miedo de levantar la cabeza y ver que estaba alucinando. "Lauren." Volvió a decir y Lauren rápidamente volteó a su encuentro. Camila la veía desde donde estaba parada. "¿Qué haces aquí?" Las lágrimas de Lauren terminaron por salir de sus verdes ojos.
Lauren se paró de inmediato y sin pensar abrazó a la menor.
"Dios, Camila, me asustaste." La de ojos verdes se separó y dio un golpe en el hombro de su esposa. "No vuelvas a hacer eso." Dijo y volvió a abrazarla ignorando la mueca de dolor en el rostro de Camila.
"Lauren, yo..." Comenzó la menor, pero fue abruptamente interrumpida por Lauren.
"No, Camila, escucha," Lauren habló "el amor puede lastimar a veces, pero eso es lo único que sé, cuando se vuelve difícil, ¿sabes? puede llegar a volverse difícil, y es la única cosa que nos hace sentir vivos" las manos de Lauren tomaron las de Camila "el amor puede sanar, amar puede sanar tu alma, y es la única cosa que sé, prometo que se volverá más fácil, recuerda que no estamos repitiendo y es lo único que nos llevaremos al morir."
"¿Y si te hago daño?"
"Eso está bien, cariño, habrá cosas peores."
"No te merezco, Lauren, yo te lastimé, no merezco esto, que vengas hasta acá para detenerme..." Lauren tomó los lados de la cara de Camila y chocó sus labios desesperadamente en los de ella.
"Te amo." Dijo Lauren cuando se separó de Camila. "Siempre lo hice, y siempre lo haré, Camila, te amo, no me importa que no me merezcas y esas estupideces, yo quiero estar contigo, te amo, y no me arrepiento de esto, estoy enamorada de ti, y no me asusta eso, porque te amo."
La de ojos marrones suspiró mientras lágrimas caían por su rostro, Lauren apartándolas delicadamente.
"Yo te amo, Lo, y nunca voy a dejar de hacerlo." Camila confesó pasando sus brazos por la cintura de Lauren.
"No quiero que te vayas, no otra vez." Rogó Lauren.
"No lo haré," Camila negó "te amo."
Entonces Camila volvió a acomodar sus labios sobre los de Lauren, haciendo que Lauren derramara las últimas lágrimas que aún estaban atascadas en sus párpados.
•••
"Entonces puedes mantenerme dentro del bolsillo de tus pantalones rotos, sosteniéndome cerca hasta que nuestros ojos se encuentren, nunca vas a estar sola, espera que llegue a casa."

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Epilogo 2 capitulo 1

Mensaje por Admin el Sáb Dic 24, 2016 9:35 pm

El sol de verano golpeó levemente el rostro de Lauren Jauregui. La de ojos verdes se encontraba sentada en las gradas de la escuela de Miami. En el campo de juego se encontraba su hijo Lawrence en el partido de béisbol que ahora se estaba jugando. A su lado se encontraba Cameron, de diecisiete años, la hija mayor de Lauren, quién estaba entusiasmada al ver el primer partido de su hermano menor.
"¿A qué hora vendrá mamá?" preguntó Cameron. Lauren revisó su reloj de mano para darse cuenta de que estaba por comenzar el partido.
"Espera, la voy a llamar, seguro es el tráfico o algo," se excusó Lauren levantándose de su lugar.
"Recuérdale que es el primer partido de béisbol de su hijo."
Lauren levantó el dedo pulgar ya estando lejos de su hija. Sacó su celular del bolsillo y marcó velozmente en sus contactos, a Camila, al tercer timbre su esposa contestó.
"Habla." Secamente dijo Camila al otro lado de la línea.
"Camila, soy Lauren," avisó la de ojos verdes.
"Ah, hola bebé, lo siento, es que estoy un poco estresada por... Olvidalo, ¿qué pasa?"
"¿Cómo que qué pasa, Camila?" Lauren volteó a ver a las gradas y pudo ver un grupo animado de personas encontrándose con Cameron. Eran Dinah, Zayn, Ally, Normani, Chris, Troy y Sofí que llegaban con cartelones de apoyo hacia Lawrence.
"No entiendo a qué te refieres," hizo saber Camila algo confundida.
"Camila, es veintidós de julio, es el primer partido de béisbol de Lawrence, te estamos esperando, todos ya están aquí." Al final de la oración, Lauren sonó molesta.
"Rayos," articuló Camila quedamente "demonios, lo olvidé por completo, Lauren."
La mayor se percató de Lawrence reuniéndose con los demás en las gradas, le dijo algo a Cameron haciendo que volteara a verla, e igual Lawrence, seguro se preguntaba dónde estaban sus madres.
"Camila, él espera que estés aquí, estuvo toda la semana llamándote para esto."
"Lo sé Lauren, es sólo que pensé que era mañana... Yo... No creo poder llegar... Lo siento."3
Lauren colgó rápidamente la llamada. Suspiró hondamente para calmarse y se dirigió con los demás.
"¡Mamá! Ya casi comienza," Lawrence se acercó a su madre respirando irregularmente.
"Oye, calma, campeón, no estés nervioso, te prometo que todo saldrá bien, eres un Jauregui," puntualizó Lauren.
"A no ser que seas tan malo como Chris," Zayn tomó los hombros de Lawrence mientras negaba con la cabeza.
"No quiero tener que recordarte de quién fueron los esp..." comenzó el hermano de Lauren.
"¡Chris cállate!" Ally golpeó al chico en la nuca, haciendo que rápidamente se sobara la parte adolorida. Zayn empezó a reír golpeando en broma el estómago de Chris.
"Sólo cálmate, Law," Normani se acercó a Lawrence acariciando suavemente su cabello marrón, "estoy completamente segura de que lo harás genial, si es que Lauren te enseñó lo que sabe, sé que ganarán éste partido."
"Bueno, creo que voy a poder hacerlo." Dijo el niño de ojos marrones y todos comenzaron a animarlo con abrazos y palmadas en la espalda.
"Ahora ve por ellos, Law," mandó Troy haciendo que Lawrence asintiera y comenzara a correr.
"Dile a mami Camz que se siente en frente para poder verla cuando llegue," avisó antes de llegar a su lugar con el resto del equipo. Lauren sólo sonrió y se sentó en el único espacio que quedaba en medio de Dinah y Sofí.1
"¿Camila viene en camino?" la hermana menor de Camila preguntó.
"No podrá venir," contestó Lauren con enojo en su voz.
"Como siempre," Cameron susurró en su lugar y Lauren asintió.
"¿Te dijo por qué?" Dinah quiso saber a su lado. Lauren negó con la cabeza.
"Colgué después de que me dijera que no iba a venir," respondió encogiéndose de hombros la de ojos verdes.
"¿Saben? Eso de ser cantante famoso deber ser encantador y todo eso, pero es una mierda estar tan ocupado que te pierdes los mejores momentos de tu vida," Zayn opinó antes de levantarse para comprar palomitas.5
El equipo de la escuela de Miami iba perdiendo por cuatro carreras, pero ya era el turno del equipo local, y el primero en la línea era Lawrence, quién había llevado su bate de béisbol de la suerte, uno que le habían regalado en Navidad cuando les había dicho a sus madres que quería comenzar a entrenar ése deporte. El niño de once años se encaminó a la base cuando volteó para encontrarse con su gran grupo de animadores que deprisa comenzaron a hacer ruido apoyando a Lawrence, él les sonrió, pero su mirada rápidamente se movía de un lado a otro. Lauren pudo adivinar lo que buscaba antes de que su hijo moviera su boca para que la de ojos verdes leyera "¿dónde está mamá?". Entonces Lauren negó con la cabeza mientras aplaudía; Lawrence entendió que su madre no había ido, volteó a ver el suelo y se acomodó en posición para batear, pero antes de estar listo de verdad comenzó a tallar uno de sus ojos, decepcionado. Ahí fue cuando Lauren sintió sus ojos arder en lágrimas mientras se formaba un enorme nudo en su garganta

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Epilogo 2 capitulo 2

Mensaje por Admin el Sáb Dic 24, 2016 9:36 pm

Cameron Jauregui-Cabello abrió levemente la puerta de la habitación de su hermano Lawrence. El niño de once años jugaba en su laptop cuando volteó al encuentro con su hermana mayor.2
"¿Qué pasa?" el de ojos marrones preguntó dejando su laptop a su lado en la cama.
"Sólo vengo a invitarte a la plaza, Law," suavemente dijo Cameron entrando.
"¿Por?"
"Solamente quiero salir con mi pequeño hermano, ¿tiene algo de malo?" la mayor se sentó en la cama de su hermano.
"Mamá Camz no vendrá a mi debate, ¿verdad?" calmadamente preguntó el menor. Cameron bajó la mirada a su mano que jugaba con el edredón de la cama.
"Lo siento, Law," vocalizó la de ojos verdes mientras negaba con la cabeza levemente "tiene un vuelo importante a Milán."5
Lawrence tomó de nuevo su laptop y comenzó a teclear, ignorando por completo la presencia de su hermana.
"Nos queda verla por YouTube..." dijo después de un rato el menor.
"Mamá estaba molesta, salió al patio trasero para hablar con ella, pero la escuché desde mi balcón." Cameron hizo saber.
"¿Ella era así contigo?" preguntó Lawrence, "me refiero a que si ella no te veía por mucho tiempo y se perdía cosas importantes en tu vida..."
Cameron levantó la vista para encontrarse con los ojos cristalinos de Lawrence, que veían la pantalla del aparato fijamente.3
"Ella no estuvo los primeros tres años de mi vida, si eso es a lo que te refieres... Pero me prometió estar en los demás... Aunque no estuvo cuando me gradué de la primaria... Y tampoco en un período de ocho meses, cuando se fue de gira por Latinoamérica, pero casi no me hacía a la idea de que ella estuviera, yo tenía suficiente con mamá Lo, y pues con Zayn, el tío Chris, Ally, Normani y Troy, igual Cheechee estuvo la mayoría del tiempo con mamá..."
"Todos ellos están conmigo siempre pero no es lo mismo, a veces sólo necesito de su presencia, Cameron."
"Lo entiendo..." vocalizó la mayor levantándose de la cama de su pequeño hermano, "vamos a la plaza con mamá y Zayn," Cameron estiró el brazo para que su hermano tomara su mano, "tengo suficiente dinero para comprar el bate de béisbol que querías."
"Mamá Camz dijo que me lo conseguiría..."
"Sólo quiero animarte para tu debate de mañana, no seas amargado."
"Dale, ya voy, pero debo mandarle mi ensayo a Daniel," el de ojos marrones avisó tecleando.
"¿Tu novio?" preguntó Cameron yendo hacia la puerta.
"¡No es mi novio! ¡Basta!"2
La de ojos verdes salió de la habitación sonriendo. Le gustaba molestar a su hermanito, así él no recordaba su decepción por su madre.
La hija mayor de la familia Jauregui-Cabello se dirigió a la cocina en donde se encontraba su madre.
"Vamos a la plaza, mamá," dijo sentándose en una silla de la barra.
"¿Le dijiste?" Lauren miró cautelosamente a su hija. Cameron asistió.
"Como siempre, está decepcionado," dijo.
"Sabes que..." Comenzó Lauren.
"Sé que mamá trabaja para que tengamos una buena vida y es su sueño, siempre lo dicen," terminó la menor de las dos. "Me preocupa pensar que se va a perder las mejores cosas en su vida."
"Bueno, pero tú vas a estar para él, todos vamos a estar para él," Cameron vociferó.
La mayor asintió de acuerdo.
"Zayn está por llegar, así que en cuanto llegue nos vamos."
"Deberías invitar a Daniel a ir con nosotros, creo que a Lawrence le gusta..." Lauren alzó las cejas sorprendida.
"¿Hablas en serio?" Preguntó.
"Mamá, es obvio, diría que son novios si no los conociera, ¿te fijas cómo Daniel mira a Lawrence o la manera de sonreír de Lawrence cuando habla de Daniel?"
"Cameron, tu hermano tiene once años, seguro está confundido."
"¿A los cuántos años te diste cuenta de que te gustaban las chicas?"
"No es como si me hubiera dado cuenta, Camila llegó y era diferente, me enamoré de ella y ya no veía igual a los hombres," explicó la mayor.
"Pero sé que atraes a muchas mujeres, mamá, incluso sé que mamá Camz no es la única a la que has besado," Cameron rio por lo bajo ante la mirada escandalizada de Lauren.
2"¿Quién te dijo eso?" Preguntó.
"Alexa dice muchas cosas, mamá."
"Ésa me va a oír," susurró Lauren.
"Bueno ya, sé que a Lawrence le gusta Daniel."
"No es correcto que te metas en la vida de tu hermano, Cameron."
"¿No te parecería extraño que a Lawrence y a mí nos gusten los hombres? Te digo porque tú y mamá no gustan de ellos y.…"
"Basta, Cameron, sabes que no me importa que les guste lo que les guste, son mis hijos y punto final."
3Cameron abrió la boca para hablar, pero la puerta de entrada se abrió. Se dirigió al lugar esperanzada de ver a su otra madre entrar, pero era sólo un moreno de cabello negro.
"Llegó Zayn, mamá," gritó la hija de Lauren.
4"Hola a ti también, estoy bien," dijo Zayn.
"No me importa si estás bien, Zayn," sonrió Cameron bromeando "voy por Lawrence."
Al llegar a la plaza los cuatro, Lauren, Zayn, Lawrence y Cameron se encaminaron a la tienda preferida del niño de once años. Ahí le compraron cualquier juguete que quisiera, incluido el bate que tanto quería comprado por su hermana mayor.
Cuando ya era la hora, fueron a la sorpresa que habían planeado para Lawrence. Llegaron a un salón social en dónde el tema de la fiesta era béisbol, un tema sugerido por Lauren, claro.
Cameron había ideado todo eso y más para compensar a su hermano la falta de la presencia de su madre. Lawrence había abrazado a Cameron fuertemente y le había besado la mejilla contenta.
"Y aún hay más," le dijo la mayor al de ojos marrones.
Pero Cameron quería que su hermano no esperara por ése «aún hay más», porque era una sorpresa más.
Una que seguro lo alegraría más que el bate de béisbol que tanto quería.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Epilogo 2 capitulo 3

Mensaje por Admin el Sáb Dic 24, 2016 9:36 pm

“¿Te agradó tu fiesta?” Lauren preguntó a su hijo al llegar a su casa.
“Fue sensacional, ma,” respondió Lawrence sonriente.
“Bueno, enano, baja tus regalos porque yo no soy tu sirvienta ni nada,” Cameron entró revolviendo el liso cabello de su hermano menor.
“Ya voy,” aceptó el de once años saliendo de nuevo por la puerta. Lauren volteó a ver a Cameron.
“Fue muy lindo lo que hiciste por Lawrence,” dijo acariciando el brazo de su hija mayor, Cameron hizo un mohín que le recordaba mucho a Camila.
“No le digas que fui la de la idea, debo mantener mi imagen de respeto ante él,” se encogió de hombros la castaña.
“Claro que sí,” rio Lauren, “estaré en mi cuarto si necesitas algo.”
“Tengo hambre, mamá, aliméntame,” exageró Cameron, “moriré de hambre.”
La mayor sonrió por la ternura de su hija, pero no se inmutó y desapareció por el pasillo.
“Tienes diecisiete años, prepárate algo, yo no soy tu sirvienta ni nada,” gritó. Cameron hizo una mueca parecida a una sonrisa y fue a la cocina.
Un tiempo después la de ojos verdes comía un sándwich recargada en la encimera. Ya había escuchado a Lawrence haber ido a su habitación junto a la de su madre, así que cuando no había moros en la costa tomó su celular y marcó un número entre sus contactos.
Al tercer timbre descolgaron. Ella en verdad esperaba que no sonara el buzón de voz al que estaba acostumbrada cuando marcaba ése número.
“Hola,” era su auténtica voz hablando.
“Hey,” saludó Cameron sonriendo.
“Estoy en el aeropuerto,” avisó con emoción.
“Bien, estamos en casa, acabamos de llegar... así que deberías apresurarte si quieres llegar a disculparte con ellos,” se mordió el labio la menor.
“No te preocupes, estoy por tomar un taxi, ya llego,” dejó saber.
“Espero que ésta vez no lo arruines, mamá.”
“Te lo prometo, Cam,” dijo la voz de Camila al otro lado.
Cameron colgó luego de escuchar eso, ya que la puerta de la cocina se abrió. Su mamá le sonrió desde el otro lado.
“¿Era Logan?” Preguntó abriendo el refrigerador.
“Uh, sí, era él,” divagó la castaña.
“Aún estoy esperando por él para que hable con tu mamá,” rio la mayor.
“Ugh contigo, ya me voy,” Cameron rodó significativamente los ojos dirigiéndose a la puerta mientras escuchaba la risita de su madre.
La sala casi siempre estaba vacía. Cameron era la única de ésa pequeña familia que permanecía en ése lugar, ya que Lauren trabajaba o salía con Normani, Ally, Troy y Zayn, o se llevaba a Lawrence a algún lugar que seguramente él amaría, y Cameron no, y bueno, su hermano siempre estaba encerrado en su cuarto preparando discursos o estudiando o leyendo, o pasaba el tiempo en el parque con Daniel. Y su otra madre estaba de gira por Europa de nuevo, después de haber pasado un año en Latinoamérica, por lo mismo.
El timbre de la puerta sonó haciendo que Cameron saltara del sillón para abrir rápidamente.
Vio el rostro que siempre miraba en la pantalla de su celular sonreírle frente a ella. Se lanzó a sus brazos como pudo, haciendo que Camila soltara las maletas de sus manos y reciprocara el abrazo.
“No sabes lo mucho que te extrañé,” Cameron apretó su agarre.
“Yo te extrañé demasiado, cariño,” la voz de Camila estaba por quebrarse.
“¿Camila?” La voz de Lauren inundó la habitación
Cameron dejó libre a su madre.
Lauren se acercó a su esposa para después abrazarla y dejar un beso pronunciado en sus labios. Camila enrolló sus brazos en la cintura de Lauren, ya extrañaba sentir el cuerpo de su esposa junto al de ella.
“Te extrañé tanto, Lo,” dijo la de ojos marrones cuando se pararon sus labios.
Lauren se desprendió de Camila y le dio un fuerte golpe en el hombro.
“¡Auch!” Gritó Camila.
“Te mereces más por haber faltado al debate y al primer juego de tu hijo,” Lauren se cruzó de brazos.
“Bebé...” comenzó Camila, pero fue interrumpida.
“¡Mamá!” El pequeño Jauregui corrió emocionado hasta donde estaba su madre.
“¡Pequeño!” Camila se hincó para quedar a la altura de su hijo y abrazarlo.
“Te había extrañado mucho,” hizo saber el de ojos color chocolate.
“Yo también extrañé demasiado a mi pequeño campeón,” sonrió Camila, “¿ya comieron?”
***
Como los Jauregui-Cabello acostumbraban, habían pedido pizza, porque Camila no iba a dejar que Lauren cocinara, y Lauren obviamente no dejaría que Camila quemara la cocina.
Cuando hubieron terminado, estuvieron conversando los cuatro en la sala hasta que Lauren mandó a Lawrence a dormir, alegando que no se iba a poder levantar la mañana siguiente. Ese fue un aviso para Cameron para que ella también saliese del ambiente familiar para ir a su habitación subiendo las escaleras.
“¿Me dejas dormir contigo?” Camila cuestionó cuando escuchó cerrarse la puerta de Cameron.
“No estoy tan contenta como piensas,” efusivamente dijo Lauren.
“¿Es eso un no?” Camila recorrió su mano sobre la pierna desnuda de Lauren.
“Eso es un convénceme,” retó la de ojos verdes.
Camila sonrió y comenzó a besar el cuello de su esposa, metió sigilosamente su mano por debajo de la blusa de Lauren, acariciando su abdomen.
“Deberíamos ir a nuestra habitación, los niños pueden vernos,” Lauren opinó.
“No me gustaría eso.”
***
La alarma de las siete de la mañana comenzó a sonar haciendo que Camila se removiera en su lugar en la cama. Lauren abrió los ojos y estiró la mano para apagarla.
“Me gusta estar en casa, pero odio tu jodido trabajo,” la de ojos marrones se escondió entre las sábanas.
“Me gusta que hayas cumplido tu sueño, pero odio tu jodida ausencia,” soltó Lauren tallándose los ojos adormilados.
“Lo siento,” se disculpó la cantante, como si hubiera dicho algo realmente malo, pero sólo estuvo fuera de lugar.
“No importa,” Lauren salió de la cama para buscar su blusa, que luego encontró en el mismo lugar en el que Camila la había lanzado la noche anterior.
Camila se acomodó en la cama para sentarse, pero lo que en verdad amaba era ver a Lauren cambiándose por las mañanas.
“¿Puedo pedirte un favor?” la de cabello negro preguntó antes de entrar al baño.
“Claro,” Camila seguía contemplando el cuerpo de Lauren.
“¿Puedes llevar hoy a Lawrence? Es que Cameron seguro ya se fue a la escuela y entra hoy tarde, yo no podré llevarlo.”
Camila bufó, pero aceptó levantándose de la cama.
“¿En qué escuela va?” quiso saber la castaña.
Lauren rodó los ojos, le molestaba que Camila no lo supiera.
A veces quisiera que Camila renunciara a su sueño.


Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Photograph por SelenaftCamren

Mensaje por Admin el Sáb Dic 24, 2016 9:44 pm

envia tu historia en formato word a wnlesb@gmail.com


descarga PDF gratis https://ditusepilo.jimdo.com/app/download/6449171064/Photograph+por+SelenaftCamren.pdf?t=1482612142

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Photograph por SelenaftCamren

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.