Algo diferente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Algo diferente

Mensaje por Admin el Sáb Mayo 13, 2017 5:27 am

Autor: Moonlight



Admin
Admin

Mensajes : 5816
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Algo diferente

Mensaje por Admin el Sáb Mayo 13, 2017 5:33 am

La historia comienza en febrero de 1996. Tenía 20 años, estudiaba periodismo y hacía menos de una semana había cortado con mi novio de aquel entonces. Soy rubia oscuro, delgadita, ojos oscuros, pelo largo, 90 de pecho y soy muy guapa (modestia aparte).
Un sábado por la mañana me llamó mi amiga Telma para preguntarme si podía ayudarle por la tarde a preparar su cumpleaños. Sus padres tenían en un pueblo cercano un piso amueblado en el que no vivían. Era en el último piso de un bloque de tres plantas y el piso de abajo estaba deshabitado, por lo tanto era perfecto para celebrarlo allí. Una compañera suya de la facultad también estaba invitada, y por la tarde vinieron a buscarme en el coche de Nuria, que era como se llamaba su compañera. Después fuimos a por Sara, otra amiga nuestra, y después al piso donde lo celebraríamos.
Nuria iba a ir a comprar la bebida a Pryca mientras Telma y Sara le daban a la casa un ambiente festivo poniendo globos, cadenas de papel y demás, y me dijeron que yo fuera con Nuria. No la conocía de antes y según comprábamos, y durante el viaje de ida y vuelta, no paramos de hablar porque era una chica muy agradable. Era morena con el pelo por encima de los hombros y ojos oscuros. Según amigos nuestros tiene el culo un poco plano, pero tenía demasiado pecho para lo pequeñita que era. Debe medir 1,50 o por ahí.
En Pryca Nuria compró una maquinilla de cuchilla para depilarse las piernas, alegando que iba a llevar falda, no se había depilado y se dejó su maquinilla en su casa. Al llegar al piso y dejar la bebida, Telma y Sara estaban preparando sandwiches para cenar, y nos dijeron que Nuria y yo teníamos que llevar al trastero unas cajas con objetos que se pudieran romper como figuritas y otros adornos, y una mesita que había en el salón. Mientras subíamos tras dejarlo todo en el trastero, comente por el esfuerzo realizado: "Joder, cómo pesaba la puta mesa. Me he cansado y todo" y ella dándome ánimos, me dio una palmada en el culo pero después no retiró la mano, la dejó posada en mi trasero o como acariciándolo levemente. No es que me hubiera molestado, pero la miré y se la metió al bolsillo.
Después no había nada más que hacer, y como eran casi las 21:00, hora a la que tenían que llegar los invitados, Telma dijo: "Chicas, es casi la hora, nos vamos a tener que duchar por parejas" y Nuria sugirió: "Pues mientras Sara y tú termináis los sandwiches, nos duchamos Sonia y yo". Pero Telma no había reparado en que no había toallas, ni esponjas ni productos de baño, porque no vivían allí. Nos dijo que bajáramos a la primera planta, que en la puerta letra C vivía una señora muy amable que nos dejaría gel y champú. Cuando Nuria subió con los botes, entró en la habitación en la que me estaba desnudando y exclamó: "Wow, que buena estás". Me bajé las braguitas y volvió a decir: "Y afeitadito, como a mí me gustan". Eso, por supuesto, lo tomé como una broma.
Una vez en la ducha, mientras nos enjabonábamos con las manos, me preguntó si podía enjabonarle la espalda y luego me la enjabonaba ella a mí. Cuando ella empezó a hacérmelo a mí, lo hacía con caricias que me parecían demasiado suaves, pero no le di importancia a lo que hacía hasta que empezó a pasarme las manos por el culo, sobándomelo bien, cosa que yo no había hecho porque uno llega bien a su propio culo, y después pasa la mano entre mis nalgas, llegando a tocarme el coño y diciendo: "Hay que lavarse bien por todos los rincones" y frotando entre mis glúteos. Unos minutos más tarde, ella estaba afeitándose las piernas y el chocho, aunque casi no tenía vello, y cuando fui a salir yo de la bañera porque ya había terminado, me dice:
-"¿Dónde vas así?"-
-"¿Así? ¿Cómo?"- le pregunto.
-"Hay que darle un repaso a ese pubis que seguro que ya pincha."-
-"Da igual, ya lo haré en casa. Además, no creo que nadie corra peligro por mucho que pinche."- Algo así le contesté, las conversaciones no son exactamente como las escribo porque no me acuerdo.
-"¿Y si esta noche te enrollas con alguien?"- me preguntó.
-"No creo que vaya a follar esta noche, conozco a todos los chicos y no me gusta ninguno."-
-"Pero ¿quién sabe lo q puede pasar? Siéntate en el borde."-
Me convenció y lo hice. Fui a coger la maquinilla y me dio una torta en la mano.
-"Déjame a mí que soy una experta."- me dijo.
-"No hace falta, puedo hacerlo yo."-
-"Eh, eh, eh".- y me dio otra torta en la mano -"Que yo soy una experta".- así q le dejé.
Se arrodilló entre mis piernas abiertas y empezó a pasarme la cuchilla suavemente. Me tocó todo lo que quiso y más, pero era normal. Yo intentaba ayudarle a tensarme la piel y ella apartaba mis manos. Y en una de esas hundió, como quien no quiere la cosa, su dedo pulgar enter mis labios. Al notar que me introdujo un dedo en el coño, di un botecito y dijo:
- "Uy, perdona, ha sido sin querer. Ya sabes que si te descuidas un poco es fácil meter... bueno, ya sabes a lo que me refiero, ¿no? Es tan tierno... y..."- se puso un poco nerviosa y como no sabía cómo excusarse, le dije:
-"Tranquila, no pasa nada."- y bromeando -"Incluso me ha gustado."-
-"Bueno, pues si quieres una chupadita..."- dijo ella riéndose.
-"No, no, déjalo, tengo perro."- contesté bromeando otra vez entre risas.
Tengo que admitir que esa situación me excitaba un poco, y cuando ella terminó, me pasó toda la mano por la entrepierna:
-"¿Ves que suavecito está ahora?"- y como vio que le eche una mirada al pecho, siguió con una inmensa sonrisa -"Se me han puesto de punta y todo, jaja."- refiriéndose a sus pezones que se le habían puesto como piedras.
Salimos a la habitación cuidando que no nos viera el novio de Telma, que era de ese pueblo y fue el primero en llegar, para secarnos con la ropa que habíamos llevado por la tarde; ya he dicho que no teníamos toallas. Después de vestirnos y tras que Nuria me manifestase lo que le gustaba mi tanga negro y los pantalones que me puse, que me quedaban muy ajustados y por eso elegí la comodidad en esos casos de un tanga, salimos a hacer compañía al novio de Telma. Mientras Sara y ella se duchaban, las cuales entraron en el cuarto de baño protestando porque decían que habíamos tardado demasiado, empezaron a llegar nuestros amigos. A las 21:30 ya estábamos al completo los alrededor de veinte invitados y la fiesta transcurría con normalidad: un poco de música, charla, sandwiches, porros y mucho alcohol, por lo cual los primeros invitados que se fueron, se llevaron consigo a Sara que había bebido mucho y tras vomitar varias veces se encontraba mal. A las 3:00 y pico de la madrugada, llamó la madera a nuestra puerta. Los vecinos de al lado habían llamado al cuartel porque hacíamos mucho ruido y no les dejábamos dormir, a pesar de que ya habíamos quitado la música y procurábamos no hablar muy fuerte, y esa patrulla se pasó a ver lo que ocurría tras nuestra puerta. Los invitados que no se habían ido decidieron marcharse entonces. Nosotras nos comprometimos a ayudar a Telma no solo a prepararlo todo, sino también a limpiar después, y como estábamos un poco cansadas y no nos apetecía, decidimos dormir y a la mañana siguiente ya lo haríamos. El único que se quedó con nosotras fue el novio de Telma, que se metió con ella en la habitación donde nos habíamos cambiado, y nuestra amiga nos dijo a Nuria y a mí que durmiéramos en la otra habitación, la cual también tenía una cama de matrimonio. Yo me acosté con el tanguita y una camiseta, y Nuria me preguntó si me importaba que ella durmiera desnuda como hacía siempre. Le dije que claro que no, he visto a todas mis amigas desnudas, asi que no me iba a asustar por ver en pelotas a una más, aunque se iba a morir de frío. Nos pasamos una hora aproximadamente hablando mientras en la habitación de al lado oíamos como follaban Telma y su novio. Nuria me pidió permiso para arrimarse a mí porque decía estar helada, y le sugerí que se pusiera algo de ropa.
-"Es q no estoy acostumbrada a dormir con ropa porque en mi casa hay calefacción y, aunque solo sean unas bragas, no puedo conciliar el suelo. De todas formas no te preocupes, abrazadita a ti no paso frío. ¿De verdad que no te importa?"-
-"No, tranquila, yo también tengo un poco de frío".-
A continuación me preguntó que pensaba del novio de Telma:
-"No está mal, pero nunca intentaría nada con él habiendo sido el novio de ella. ¿Qué pasa? ¿te gusta a ti?"-
-"No, que va, yo no soy de esas."- me contestó.
-"¿De esas que?"- pregunté yo sin entender a que se refería.
-"Es que verás... Soy... soy... homosexual."- al principio me pareció que estaba de broma, pero atando cabos, cai en la cuenta de que decía la verdad. -"Pero por favor, no se lo digas a nadie, solo lo saben mis amigas de Alcobendas (donde ella vivía) y Telma. Te lo cuento a ti porque me caes bien y... porque me gustas."-
No tengo nada contra los gays y las lesbianas, pero me quedé muy sorprendida. Cuando recobré el sentido de la realidad, y después de haberme recuperado, intenté hacerle comprender que conmigo no tenía nada que hacer, porque yo siempre he sido hetero. Las historias lésbicas, a mí, como a otras muchas mujeres, me excitan, pero de ahí a practicarlo, va un cacho muy grande. De todas formas, sentí curiosidad y le pedí que me hablara de ello.
Éstuvimos hablando de ello otra media hora más y me contó como se dio cuenta y su primera vez. Le pregunté si se sentía algo distinto al besar a otra mujer y que sintió ella cuando besó a otra chica por vez primera, y de repente fue a acercar sus labios a los míos, pero yo aparté la cara. Ella comenzó a acariciarme el pelo, los pómulos, los labios... mientras me susurraba:
-"No pasa nada, solo es un beso. Si quieres no intento nada más, te lo prometo. Pero te garantizo que es algo maravilloso, gozar con el calor de nuestra boca y el roce de nuestras lenguas. Solo es un beso, ¿que hay de malo en un beso tierno y cálido?"- su mirada se hundía en mis ojos, sentía su aliento sobre mi rostro y en la habitación de el lado, no se oían los gemidos de Telma que en un principio, todo hay que decirlo, me habían excitado, pero supongo que era por saber lo que estaba haciendo con su novio.
Nuria volvió a acercar sus labios a los míos, los juntamos y su lengua recorrió mis encías buscando una entrada a mi interior. Sé que puede sonar a tópico eso de "me dejé llevar", porque siempre que haces algo impensable se suele leer mucho esta frase en este tipo de relatos, pero no me preguntéis porque me dejé hacer porque no lo sé. No sé si era el alcohol, aunque no creo, pero estaba excitada y abrí la boca, y al sentir nuestras lenguas entrelazadas, un impulso eléctrico recorrió mi espalda, se coló entre mis nalgas como había hecho la mano de Nuria en la ducha, despertó mi clítoris para acabar en mis pezones, que en seguida se endurecieron para que Nuria los sintiera en su pecho como yo sentía los suyos.
El tiempo se paró para mí, estaba confundida, no sabía si realmente la estaba besando, era algo muy extraño. Una mano de Nuria bajó sorteando el elástico de mi tanga y cerré las piernas. Separó su boca y abrí los ojos, pero yo no queria que se terminara ese beso. Era algo nuevo para mí y eso me excitaba.
-"La pasión que has puesto en el beso me dice que quieres abrir las piernas. Ábrelas. Si te ha gustado el beso, ábrelas."-
Y el beso me había gustado mucho y me había calentado bastante así que abrí las pienas. Empezó a acariciarme los labios. Apartó las sábanas y la manta. Levanté el culo, y Nuria sacó mi tanga. "Relájate" me decía. Empezó a besar mis piernas, subiendo por mis muslos y en vez de pasar directamente a lamerme la vagina, como hacen todos los tíos, empezó a pasar la lengua por las ingles y rodeando mi coño. Comenzó a subir por mi vientre, mi tripa, a medida q con las manos iba subiendo mi camiseta, hasta dejar mis pechos descubiertos. "Tienes unas tetas muy bonitas" y comenzó a chupar y mordisquear mis pezones. En mi cuerpo sentía una mezcla de deseo e incertidumbre. Yo no era capaz de hablar, solo podía pensar en el placer y en que esa no podía ser yo.
Nuria bajó las manos por mis costados, haciéndome sentir escalofríos por todo el cuerpo. Su lengua tomó contacto con mi monte de venus, bajó resbalando por toda la rajita y volvió a subir. Bajaba y subía, bajaba y subía. Mis jadeos empezaron a invadir la habitación. "Veo que te gusta" dijo levantando la cara, y por un momento aparté la vista del techo para ver como brillaba su cara mojada por mis flujos. "Vamos a tener que mudar la cama, esta mancha nos va a delatar" y volvió a su labor. Me abrió el chocho con los dedos y atrapó entre sus labios mi clítoris. Mi respiración cada vez era más fuerte y mis gemidos hicieron cubrirme la boca con mis manos. Dos dedos suyos entraban y salían de mi rajita. Metió un tercero y al poco exploté en un furioso y tremendo orgasmo que me arrancó un grito que rebotó contra las palmas de mis manos.
-"Te ha gustado, ¿verdad?"- me dijo y yo solo pude afirmar con la cabeza pues mi jadeante respiración no me permitía decir nada.
Se sentó a horcajadas sobre mi vientre, acariciándome los pechos, haciendo círculos con los dedos alrededor de mis pezones.
-"Espero que puedas hacer tú lo mismo."- y me colocó su vagina sobre la boca son llegar al contacto.
No estaba yo muy decidida, dudaba de hacerlo y solo pude estirar la lengua y sentir su húmedo y ardiente coño. Coloqué mis manos en sus ingles para q se levantara un poco y ver su vulva. Ella se puso de pie sobre mi pecho. Lo tenía recién afeitado, abierto, con gordos labios, los pliegues de sus labios menores sobresalían entre los mayores, y un clítoris hinchado de excitación brillaba como una perla. De pronto algo empezó a caer. Su pis empezó a bañar mis tetas y a caer por mis costados empapando las sábanas y salió corriendo al baño. Parte de ese líquido bajó por mi vientre y acabó en mi ombligo. Volvió del baño avergonzada y con los ojos tan humedecidos como su vagina.
-"Perdona, lo he estropeado todo. Es que la excitanción a veces me afloja la vejiga y..."- y cogió su camiseta y me la tendió para que me limpiara con ella el cuerpo. Puse una mano sobre su pecho, sintiéndolo blando como es, y en esa ocasión fui yo quien la besó. Me dio tanta lástima que pudo mi pudor. Recogió las sábanas y nos arropó.
Yo no podía dormir pensando en lo q pasó. Su beso había sido un beso precioso muy caliente, y creo q fue lo q más me excitó de todo. Una vez q se durmió, no pude resistirme a tener otro orgasmo, y esta vez fueron mis dedos los que se abrieron paso entre mis labios e introducirse en la caliente cueva que mantenía su fuego encendido con solo imaginar que nos volvíamos a besar. No sé si cuando me puse a hacerlo seguía despierta, pero, aprovechando que me daba la espalda, le acaricié un poco el culo mientras me masturbaba.
Bueno, pues eso es lo q pasó y por eso no pudo ser una relación completa, pero fue una experiencia inolvidable. Nos hemos visto algunas veces más en acontecimientos importantes y algún que otro fin de semana o fiesta de su facultad. Telma, ella y yo acabamos las carreras y no supe nada de Nuria hasta que poco antes de Navidad me la encontré en un pub de Madrid ciudad. Nos tomamos unas copas mientras charlábamos de nuestra vida y sobre Telma, que se fue a vivir a Barcelona con un chico y la va de maravilla. Por haber vivido esta aventura nunca me he sentido lesbi, sigo prefiriendo a los chicos para tener relaciones sexuales pero estuve durante casi un año, recordando aquello que pasó mientras me masturbaba de vez en cuando porque conseguía muy buenos orgasmos, e incluso alguna vez mientras algún chico me chupaba he pensado en ella, aunque nunca ninguno ha sabido succionarme el clítoris como ella.
A pesar de todo lo que acabo de decir, no me importaría volver a vivir algo parecido, aunque repito que me atraen y me gustan más los chicos. Quiero decir que si un día todos los chicos del mundo se extinguiesen, y algunos deberían hacerlo, el sexo iba a seguir disfrutándolo en plenitud pues Nuria me hizo correrme como nadie..
Un beso. Sonia.

Admin
Admin

Mensajes : 5816
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Algo diferente

Mensaje por Admin el Sáb Mayo 13, 2017 5:34 am


Admin
Admin

Mensajes : 5816
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Algo diferente

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.