Antisocial

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo 24: Invisible, Invencible

Mensaje por Admin el Vie Sep 01, 2017 6:37 am

Yuri miró de reojo a la castaña que le miraba por unos milisegundos cada vez que podía, tragó saliva, estaba nerviosa y sus sudorosas manos daban prueba de aquello, sentada entre Sooyoung y Hyoyeon que le miraban con enfado "Explícame entonces ¿por qué se te ocurrió protegerla?" gruñó la prima de la bajita, Taeyeon sonrió apenada, ella estaba sentada entre Jessica y Tiffany, y ésta última tomaba su mano por debajo de la mesa intentando reconfortarla "Yo... no quería que... fuera golpeada" respondió sin mirar exactamente a alguna de las chicas que estaban en el grupo "¿De qué estás hablando? Ella golpeó a Tiffany, hizo que nos golpearan a Yoona y a mí, y..." "Yo jamás hubiese permitido que golpearan a Yoona" declaró la morena, Taeyeon la observó al igual que lo hizo la nombrada "Yo... sé que les he hecho mucho daño, y me merecía esos golpes, pero no saben cuánto lamento haberles hecho todo eso..." extendió sus manos sobre la mesa de aquel lugar y agarró la única disponible de la bajita, Tiffany pegó su mirada en esos dedos que acariciaban la mano de su novia y el calor recorrió sus mejillas, estaba celosa "Y Taeyeon... yo no sé cómo..." "Dejemos esta conversación para después, eso lo arreglaremos entre las dos" respondió Taeyeon, Yuri asintió nerviosa y soltó su mano al sentir la mirada intimidante que le daba la americana "Gracias por ayudarme" le dio una tímida mirada y todo volvió al silencio sepulcral de unos instantes atrás.
Caminaron por el parque mirándose de reojo y tímidas sonrisas se colaron en su rostro "Eres increíble Tae" pronunció, Taeyeon sonrió abiertamente y alcanzó su mano "¿Por qué lo dices?" "Aceptaste y perdonaste a alguien que te lastimó, sé que no se lo quisiste decir en frente de todas nosotras pero... como tu novia, sé muy bien que ya la disculpaste" Tiffany le miró con profundo amor en sus ojos y se inclinó un poco para besar la mejilla de Taeyeon "Ella era la persona que más quería después de Jiwoong" la americana estiró los labios en un puchero y le miró entristecida "¿Qué me ves? A ellos los quiero, pero a ti te amo" el corazón de Tiffany corrió como loco en su pecho, las palabras que la bajita soltaba sabía que siempre le harían sentir feliz, que le darían ese calorcito reconfortante que necesitaba y no podía pedir más para su mundo "Sé que no lo digo mucho, y que ha pasado muy poco tiempo desde que estamos juntas, pero los momentos que hemos vivido, son lo más importante para mí, y el sentimiento que crece cada día más en mi pecho, no necesita de un tiempo predeterminado" confesó hablando seriamente, se habían sentado en una banca, de un solitario parque, cerca del hogar de Taeyeon "En un tiempo, consideré que mi vida era miserable, que no habían opciones para escaparme del dolor que cada día sentía, mi alma se estaba consumiendo por dentro y entonces... llegaste tú, con esa sonrisa brillante, esa mirada que nunca se desvía de mi persona y ese corazón tan cálido que parece la perfecta herencia de los Hwang, Tiffany, eres genuina, maravillosa, una joven digna de ser respetada, yo jamás pensé que alguien como tú podría fijarse en mí, pero yo... me siento la chica más afortunada porque me amas y siempre te voy a devolver el mismo amor que me das, estoy tan enamorada de ti" Tiffany se dedicó a mirarla en completo silencio, no sabía cómo responder a esas palabras, a ese amor verbal que su tierna Taeyeon le estaba otorgando con cálidas y profundas miradas de dulzura.
"Mañana saldré con Tiffany a comprar el resto de las cosas que nos faltan para el viaje escolar" Jessica dejó las tazas en el lavaplatos, tenía las manos húmedas pero necesitaba revisar la comida que se estaba preparando en el horno "¿No puedo acompañarlas? Es que Yoona dijo que debía estudiar para el examen de la otra semana y... me aburriré estando en casa sola" Jessica se giró para mirarle de frente, su ceño fruncido y sus brazos cruzados "Deberías estar consiguiéndote todo lo pasado durante la clase de hoy, eres muy tonta Sooyoung" se quejó de la morena que le miraba desde uno de los pisos que tenían a un lado de la mesa en la que solían desayunar los Jung, ésta le miró apenada "No quise cometer ese error, yo solo..." su boca fue silenciada, Jessica le estaba dando un beso y la menor no pudo seguir su paso cuando ésta se separó mirándole hacia abajo "Me acabas de dar mi primer beso" la rubia le miró tiernamente acariciando los mechones de cabello que caían por la espalda de Sooyoung "Me gusta parecer más alta que tú" comentó con una divertida sonrisa en los labios, la menor pasó sus brazos por la cintura de Jessica y la pegó a ella, apoyando la cabeza contra su abdomen "A mí me gustas tú ¿Jess... está bien que nos besemos aquí... en tu casa? ¿Qué hay de decirles a tus padres sobre nuestra relación?" "No creo que sea el momento para hacerlo todavía" aclaró su garganta, estaba indecisa aun sobre decirles que no se sentía atraída únicamente por los hombres, sabía claramente que sus padres se cuestionarían la educación moral que le habían brindado y aún no estaba lista para las duras palabras de su padre o era eso lo que creía que sucedería.
Yoona se revolcaba en su cama sin dejar de pensar en la morena, seguía molesta pero muy en el fondo, en su corazón todavía seguía queriéndola, no le había dicho a su padre nunca que le gustaba su amiga, no podía hacerlo, quería que él la aceptara como tal, pero ella ni siquiera sabía si lo que en realidad sentía por Yuri era amor "Desde ahora debo empezar a olvidarte... tú jamás me querrías" pensó escondiendo su rostro en su almohada, sentía como sus lágrimas querían descocer sus ojos y a pesar de todo, no podía olvidar las palabras que le había dicho luego de que se marcharan por la misma dirección.
Unas horas atrás...
Había observado a Taeyeon marcharse con Tiffany, Sooyoung junto a Jessica y Seohyun que escuchó toda la historia de Taeyeon y el grupo, se fue con la prima de Taeyeon, Hyoyeon porque debían ir a la academia, se lamentó mil veces porque no podía gritarle que no la siguiera, vivían por el mismo camino y la morena solo caminaba a pasos lentos un poco más atrás de ella "O-o-oye..." Yoona tragó, sabía que esa voz inconfundible solo a ella le hablaría en estos momentos, no quería detenerse, necesitaba seguir caminando, solo debía intentar continuar su camino "¿Podrías escucharme por favor?" rogó, Yoona se detuvo y giró sobre sus talones, se encontró con una mirada perdida, desolada, pero se contuvo, porque su corazón le pedía a gritos que la abrazara "¿Qué quieres que escuche? ¿Será alguna mentira acaso?" "Quiero que me disculpes, yo sé que he cometido errores, pero no puedo permitirme que estés enojada conmigo, soy patética lo sé, pero te necesito en mi vida Yoona" la menor tragó al ver la desesperación con la que le hablaba, Yuri se había acercado con pasos vacilantes a Yoona "¿Por qué? No debería importarte tanto, soy amiga de Taeyeon... preferí protegerla a ella por sobre ti y..." "Es que yo... no puedo estar sin ti ¿Entiendes?" declaró mirándola con urgencia, respiraba fuerte y sus mejillas cada vez se teñían de un color rosa más intenso "Yuri, no puedo estar a tu lado... no con lo que siento por ti" confesó, la morena le miró sorprendida y bajó la vista "Me gustas Yuri, pero si tú no sabes qué hacer con tu vida, yo no puedo ayudarte" "¿Quieres acaso que le grite a la cara a mi padre que soy una maldita lesbiana reprimida?" preguntó antes de apretar la mandíbula, Yoona tragó, jamás la había visto tan molesta, pero estaba segura que no era con ella, Yuri estaba literalmente odiándose a sí misma "Nunca se lo dijiste porque tenías miedo ¿por qué ahora se lo dirías? Las cosas conmigo no cambiarían ¿o es que sientes algo distinto por mí?" pidió cruzándose de brazos, Yuri se quedó completamente en silencio, y la menor no supo comprender, solo decidió correr lejos de ella, dejando a la morena completamente devastada sin saber que ésta se había quebrado dejándose caer en mitad de la calle.
Presente...
La mañana del sábado, Yuri despertó con un dolor de cabeza, pero sabía que se debía a haberse dormido entre lágrimas, le dolía el pecho y su mente continuaba recordando las palabras de Yoona, pasó una mano por su frente y suspiró "Arruiné todo completamente" pensó sin dejar de mirar al blanco techo de su habitación, unos golpecitos llamaron su atención "¿Estás despierta?" preguntó abriendo ligeramente la puerta, Hyuk Jun, la morena le miró desde la cama "No quiero levantarme, me quedaré toda la mañana aquí" "Entonces ¿Qué le digo a Taeyeon? Está esperándote abajo" la morena se sentó sobre la cama confundida, mirando al mayor como intentando pedirle explicaciones de que estuviera ella en su casa "Papá no está, si quieres bajar, todo estará bien" comentó nervioso el mayor, Yuri bajó la vista nerviosa, no entendía nada "Dile que me esperé un poco, debo cambiarme de ropa" el mayor sonrió y salió de la habitación; Taeyeon estaba sentada mirando el lugar, había estado muchas veces en esa casa cuando era más pequeña, Yuri y Hyuk Jun habían sido dos personas maravillosas cuando aún no había sucedido nada con Jiwoong "Se está vistiendo, ya viene" comentó el mayor de los Kwon con una amplia sonrisa en el rostro, la bajita asintió nerviosa "Pero... ¿por qué viniste a verla? Hace mucho que no venías y sé la razón" "Yo... vengo a buscarla, hoy saldremos de viaje y espero que a tu padre no le moleste" aclaró la mayor mirándolo fijamente, Hyuk Jun se sorprendió, pero reconocía algo de aquella niña que había conocido tiempo atrás "Has crecido pequeña Taeyeon, te ves mucho más madura" habló el joven, Taeyeon bajó la vista nuevamente "Ah... iré a decirle a mamá que saldrán, tal vez les mande algo para comer" agregó nervioso y salió del lugar, no sin antes sonreírle, quería que su hermana y la chica volvieran a ser amigas como antes, inseparables.
"Se iba a ir con ella a Jeonju, me lo dijo ésta mañana" se quejó mientras cargaba las grandes bolsas que su amiga había estado arrastrando por el centro comercial, Jessica le miró de reojo y suspiró "¿Por qué a Jeonju?" pidió llevando el jugo de frutos a los labios de su amiga americana, Tiffany tomó un sorbo del jugo "Allá está el hermano de Taeyeon, dijo que la mejor manera de poder hablar, era estar junto a Jiwoong" "Jiwoong es..." Jessica le miró confundida y Tiffany intentó recordar si le había hablado o no del muchacho "Es el hermano mayor de Taeyeon, el que... bueno, ya sabes" comentó apenada, no sabía cómo expresarse respecto al hermano de su novia "Bueno, debes dejarla que vaya junto a Yuri, se supone que eran amigas por lo que nos contó, ellas deben arreglar todos sus problemas y la violencia ya no es un factor que tienen en común, no debes temer si piensas que Yuri la va a golpear" "No lo sé, todavía desconfío de ella, Taeyeon me dijo que dejara de pensar tanto, pero... ella la lastimó mucho, y Taeyeon es demasiado blanda, yo amo eso de ella, pero no quiero que la dañen por eso" la rubia suspiró profundamente y posó una de sus manos sobre la cabeza de la castaña, ésta la miró y observó una enorme sonrisa en el rostro de su amiga "Estás pensando demasiado monstruo, confía en tu novia" acarició la cabeza de Tiffany, ella por su parte, agradeció el gesto, era reconfortante por parte de su amiga.
No habían hablado en todo el camino, solo se habían detenido a comprar los boletos a Jeonju, sentarse juntas en el tren y andar en completo silencio por el lugar, hasta que llegaron a cierta parte que Taeyeon deseaba Yuri viera "Aquí, podemos hablar libremente, nadie nos cuestionará, podemos decirnos todas las cosas que queremos" "¿Dónde estamos?" pidió Yuri caminando a un lado de la bajita, ella sonrió "¿No recuerdas éste lugar?" la morena observó y sus ojos se ensancharon, corrió hasta aquel vidrio y sintió una lágrima correr por su mejilla "Veo que no te has olvidado completamente" "¿Por qué fue... que me trajiste hasta aquí?" Taeyeon se acercó y le miró fijamente "Porque necesitaba que vieras a la única persona que te hizo sentir importante aparte de mí, a pesar de que no lo quieras aceptar, entre tu hermano, Jiwoong, tú y yo, éramos como una familia, quiero que te disculpes con mi hermano" la morena asintió sintiendo las lágrimas bordear sus mejillas "Jiwoong oppa... perdóname por romper nuestro lazo, todo fue mi culpa, yo debía proteger a Taeyeon porque era la más pequeñita... y te fallé, lo lamento tanto, haberla lastimado solo por miedo a aceptar lo que soy, todas las palabras que le dije, lo siento... no puedo seguir cargando con éste dolor, por favor, solo... no quiero estar sola" susurró esto último sin dejar de mirar la foto del joven, Taeyeon se cubrió la boca intentando acallar sus sollozos, se puso a un lado de la morena y tomó su mano, apretándola ligeramente; Yuri miraba al vacío, en completo silencio, sin poder dejar de pensar en lo sucedido hace unos momentos, estaba totalmente tranquila, como si el peso de su crimen, hubiese desaparecido con la brisa primaveral "Toma, espero que siga siendo tu favorita" la bajita se sentó a su lado entregándole una lata de café macchiato caramelo, agradeció con una pequeña sonrisa en los labios, abrió la lata y saboreó el contenido, era un sabor indescriptible y el hecho de que aquella chica recordara ese gusto curioso para una niña de 12 años, le parecía sorprendente y reconfortante "¿Recuerdas... cuando me dijiste que te gustaban las mujeres?" pidió la morena sin mirarla, Taeyeon suspiró, tampoco necesitaba mirarla "Fue el primer día que me sentí verdaderamente sola, había perdido a Jiwoong y no sabía cómo tomar el hecho de que te gustaran las niñas, tal vez... solo debí decirte que también me gustaban" agregó con una triste sonrisa en sus labios, la bajita decidió ponerle atención "Ya eso es parte del pasado Yuri, ambas nos equivocamos mucho... me han dicho que debería sentir rencor por todas las veces que me golpeaste, y debería hacerlo pero tú y yo solo nos teníamos la una a la otra, por muy loco que fuese... si dejabas de golpearme, sabías que me perdías..." "Sigo sin entender esa parte de ti ¿por qué eres tan fuerte? ¿Por qué tienes un noble corazón incluso con las personas que más te han lastimado?" preguntó volviendo a mirarla, Taeyeon miró al vacío y suspiró con una sonrisa "Supongo que porque aprendí que si quería a alguien, nunca me debía alejar" Yuri le miró volviendo a ver borroso, las lágrimas no se hicieron esperar y lo único que pudo hacer fue abrazar a la bajita, llorando como nunca antes lo había hecho "Lo siento Tae, lo siento mucho" Taeyeon correspondió acariciando sus cabellos, sabía que era lo que podía hacer.
"¿Cómo que no te vendrás hoy?" Tiffany estaba sentada en el borde de su cama, tenía a Taeyeon al otro lado de la línea y lo único que realmente quería, era tenerla frente a ella y abrazarla, cuando escuchó a Jessica como le contaba de una forma divertida como había tenido su primer beso con Sooyoung, se había dado cuenta que lo único que necesitaba era estar en los brazos de la bajita y sentir los labios de la mayor contra los suyos "Es solo que se nos hace muy difícil viajar, Yuri está mal, quiere decirle a su padre cómo se siente al respecto pero... no se siente preparada" aclaró mirando de reojo al baño donde se encontraba tomando un baño la morena, Tiffany se dejó caer sobre la cama entristecida "Podemos vernos mañana ¿Verdad?" preguntó decaída, necesitaba estar con su novia "Claro que sí, en cuanto llegue me iré a tu casa, así podemos arreglar..." "¿Podemos estar mañana en tu casa Tae?" pidió mordiéndose el labio inferior, Taeyeon tragó saliva, no entendía con claridad la situación pero haría lo que fuera por ella "Claro, entonces... te llamaré cuando llegue y comemos algo rico" comentó con una sonrisa en los labios, Tiffany hizo el mismo gesto emocionada "De acuerdo, debo colgar, te quiero Tae" "Y yo te quiero más Phany" cortó a la llamada y miró a la morena que estaba de brazos cruzados en la puerta del baño "Cambió tu mundo ¿verdad?" Taeyeon sonrió ampliamente "Ella es mi mundo" confesó con las mejillas ardiendo, Yuri asintió aproximándose a la cama donde estaba sentada la mayor "Gracias" "Desde ahora nos protegeremos, de Jonghyun y del grupo... también de tu padre" la morena aceptó, conversar con Taeyeon, le había abierto la mente y había aclarado su corazón "Ya no hay nada que temer, invencible" sonrió la bajita, Yuri hizo lo mismo al escuchar aquello.
Tiffany había terminado de arreglar todo lo que necesitaba llevar para el viaje, serían cinco días de excursión por Jeju, miró todas sus cosas y sonrió, pero más ansiosa estaba porque llegara la llamada de Taeyeon a su teléfono "Tiffany, papá quiere hablar contigo unos segundos" comentó Leo entrando a la habitación de la menor, la muchacha asintió y salió del lugar "¿Papá?" llegó al jardín donde el hombre se encontraba arrodillado plantando y arreglando todo, el hombre le miró y sonrió entregándole un par de guantes "Ven y ayúdame un momento, la conversación será más amena si trabajamos con las flores" Tiffany se arrodilló a su lado y comenzó a trabajar en la tierra "¿Recuerdas cuando mamá te dijo que deseaba todos iniciáramos una gran florería y lo cumplió?" preguntó sin mirarla, Tiffany asintió, estaba orgullosa de su obstinada madre que a pesar de tener una pequeña florería en uno de los mejores barrios de Seúl, le iba bien "Ella siempre ha sido así, insistente, cuando la conocí me enamoré de su manera de ver el mundo, y tú eres igual a ella" habló mientras abría un espacio para plantar unas cuantas semillas, Tiffany regó unas cuantas flores "Sé que muchos padres estarían decepcionados porque te enamoraste de otra mujer, pero... nosotros somos distintos, viste algo de esa niña y lo cambiaste para bien, no podría estar más orgulloso de ti" la americana estaba sin palabras, no entendía la razón pero agradecía a su padre, se apoyó sobre su hombro "Gracias papá" sonrió sintiendo lágrimas caer por sus mejillas, su teléfono sonó y lo supo "Papá... hoy, me quedaré en casa de Taeyeon" confesó nerviosa, el hombre le miró y asintió "Confío en ella, ve y saluda a Taeyeon de nuestra parte" Tiffany asintió.
Taeyeon había pasado por una pizzería y comprado la que tuviera extra queso además de unas bebidas, no era lo más romántico pero estaba ansiosa por estar con su novia por la tarde, sonrió, se sentía feliz, tranquila y esa carga que por mucho tiempo tuvo, era ligera, recordó cuando Yuri se despidió de ella y se fue a casa, sabía que no le diría hoy mismo las cosas a su padre, pero estaba segura de que lo haría de una buena vez "Estoy segura de que lo harás bien" pensó, antes de darse cuenta, ya estaba en su hogar terminando de preparar las cosas para la tarde con Tiffany, tomó su teléfono y marcó a la americana, ya era hora de que le dijera que estaba en su hogar; su corazón latía acelerado, estaba sentada en el borde del sofá mirando al televisor y el reloj que colgaba en la pared, habían pasado unos diez minutos desde que la había llamado y debía llegar en unos minutos "Tranquila Taeyeon, no es nada nuevo, es solo Tiffany, tu novia y vamos a ver películas, comer pizzas y... ¿Qué estoy pensando?" su mente comenzó a jugarle en su contra cuando recordó como había mirado el cuerpo de Tiffany en su casa, se llevó las manos al rostro, ardía "¿Por qué ahora?" pensó, tocaron el timbre de su departamento y miró tensa a la puerta, sabía de quien se trataba y ahora su corazón estaba golpeteando en su pecho, sus manos sudaban y estaba respirando con dificultad, caminó hasta la puerta y tragó "Respira Taeyeon, respira" abrió la puerta y sus ojos se encontraron con aquellos brillantes, esa hermosa sonrisa pintada en los labios y Taeyeon tragó, estaba escaneando a su novia, y no pudo evitar notarlo, se había maquillado un poco pero lo que más nerviosa la ponía era que tenía sus labios pintados de rojo "Ho-hola" tartamudeó sonriendo torpemente, Tiffany se acercó a ella y besó su mejilla "¿Puedo pasar?" pidió tímidamente, la bajita se corrió a un lado, debía controlarse "¿Llegaste hace mucho? Dijiste que comeríamos algo rico" la mayor enrojeció, estaba pensando en otras cosas "Ah, sí... compré una pizza de camino, espero te guste el extra queso" comentó sonriente acercándose al sofá "No va a ocurrir nada, definitivamente no pasará nada" pensaba en su fuero interno, solo debía estar tranquila, Tiffany por su parte había pensado lo mismo, solo debía actuar relajada, se sentó mirando de reojo a Taeyeon y dio palmaditas a su lado, la bajita se sentó a su lado y le miró tímidamente, se sonrieron y volvieron a desviar sus miradas "¿Qué sucedió en Jeonju con Yuri?" "Bueno, es un poco larga la historia..." Tiffany la miraba fijamente, sonrió bajando la vista y tomó las manos de la bajita, acarició sus nudillos, adoraba la sensación de tener las manos de su novia entre las propias y como parecía que estuviesen hechas para estar unidas "Tenemos toda la noche para hablar... me quedaré contigo hoy" confesó sintiendo sus mejillas arder, Taeyeon la miró con los ojos abiertos como platos "Bien... cuando nos fuimos a Jeonju, la llevé a..."1
"¿Le dijiste a tus padres que estabas saliendo conmigo?" Jessica se sentó sobre el borde de la ventana, miraba hacia afuera, estaba aterrada "¿Y qué te dijeron?" Sooyoung se mantuvo en silencio, no sabía cómo decirle "Le pidieron a mi hermana que me llevara devuelta pero ella les dijo que no iría, creo que están molestos" comentó entristecida, Jessica lo notó, su tono de voz no era el característico, tan animado y feliz "Por eso no quería que les habláramos a nuestros padres sobre lo que tenemos, te quiero mucho Sooyoung, pero temo que nos quieran separar" la morena sonrió, se sentía completa solo con lo que la rubia le entregaba "Eso no va a suceder, te lo prometo"
"¿Te incomoda que quiera dormir contigo?" pidió mirándola fijamente, Taeyeon bajó la vista a sus labios, Tiffany estaba tan cerca que sentía su respiración y a ella se le cortaba el aliento, solo deseaba que la americana no se diera cuenta de que estaba demasiado nerviosa, acarició con una temblorosa mano sus cabellos y dejó su mano en su rostro, acariciando con la punta de sus dedos la suave piel de Tiffany "No, es solo que... quiero vivir cada momento contigo, yo... estoy feliz en este momento" confesó dedicándole una tierna sonrisa, Tiffany se dedicó a contemplarla, estaba absolutamente enamorada de ella "Definitivamente sucederá cuando ambas estemos listas" pensó arrimándose a la bajita, Taeyeon acarició su espalda hasta que ambas lentamente se sumieron en un profundo sueño; Tiffany abrió sus ojos estremeciéndose, bostezó mirando a todos lados y recordó en donde estaba, a su lado estaba su novia y sonrió "Te ves tan linda cuando duermes" lo había tenido claro desde aquella vez que la pilló dormida en las escaleras, el rostro de la bajita parecía el de un bebe, la americana se dedicó a pasar las puntas de sus dedos delineando los delicados rasgos de Taeyeon y se detuvo al delinear sus labios, tragó saliva al sentir como suspiraba, estaba sintiendo un calor recorrer su cuerpo "¿Qué me está pasando?" pensó, estaba ansiosa pero no quería que lo notara la bajita "Phany" su voz ronca, Tiffany se estremeció al darse cuenta de que la mayor le miraba, su mirada era intensa y no decía ni una sola palabra más, las mejillas de la americana comenzaron a teñirse de un suave rojizo "Yo... estaba... c-c-creo que d-debemos..." intentó levantarse entre tartamudeos pero la mano de la bajita reteniéndola por la muñeca, detuvo completamente su acción y volvió a mirarla, aquellos ojos profundos e intensos, estaban irradiando un brillo distinto "Phany" susurró al verla meterse nuevamente en la cama, la abrazó apegando su cabeza contra su pecho, Tiffany respiró agitada, los cabellos de la mayor le hacían cosquillas pero estaba tan ansiosa que respiraba cada vez más fuerte "Te amo" cerró sus ojos al sentir los labios de la joven contra la parte descubierta de su pecho, suspiró sonoramente, Taeyeon ascendió rozando con sus labios la piel descubierta de Tiffany hasta encontrar los labios de la americana y se besaron, como si su vida dependiera de ello, Tiffany gimió al sentir el primer contacto de la lengua de Taeyeon pasando contra sus labios y abrió su boca, sintiendo una explosión de emociones al sentir al invasor en su boca y una tímida mano que ahora recorría su muslo descubierto, se separaron luego de unos minutos "Tae..." "Te amo Tiffany, no necesito a nadie más en el mundo que a ti" confesó rozando su nariz contra la de ella y aquella sensación que había estado recorriendo su cuerpo la noche anterior, volvió, más intensa, ambas se miraron por unos cuantos segundos, hablando solo a través de las miradas, ambas querían y tranquilamente volvieron a besarse, despojándose de sus ropas, descubriendo el cuerpo de la otra, conociendo el más mínimo detalle, entregándose por medio del amor que se profesaban, sin dudas, solo con lo único que tenían en claro, jamás se separarían.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 25: Lejos del "yo" pasado

Mensaje por Admin el Vie Sep 01, 2017 6:37 am

Jessica miraba hacia todos lados, estaban todos dentro del bus que los llevaría al aeropuerto para el viaje, pero dos personas faltaban "¿Todavía no llegan?" se giró al escuchar una voz hablarle y retrocedió, una sonrisa apareció en el rostro de aquella persona "Perdona, olvidé que la última vez que hice algo así, estaba actuando como una imbécil" "Eres una imbécil Kwon" respondió cruzándose de brazos, la morena se encogió de hombros "Lo sé" "¡Perdón el retraso!" ambas miraron, las jóvenes se bajaron del auto de Michelle y caminaron hasta el lugar "¿Por qué te atrasas? Eres la que viene dirigiendo esto" reclamó la rubia, Taeyeon sonrió nerviosa y entró al bus "¿Te vienes conmigo Yuri?" preguntó mirando de reojo a su novia, Tiffany bajó la vista avergonzada, era incómodo mirarla "¿Sucedió algo?" preguntó Jessica, después de que la morena subiera detrás de Taeyeon, escaneando a su amiga de pies a cabeza, se veía normal y no creía que hubiesen tenido problemas si llegaron juntas "Nos sentamos juntas ¿verdad?" miró a su amiga por unos segundos antes de volver su vista a la lista con los nombres de todos "De acuerdo..." se quedó en completo silencio caminando hasta el bus; Tiffany apoyó su cabeza contra el hombro de su amiga y ésta le miró "Me dirás ¿qué les sucede a las dos?" pidió molesta, la americana tragó mirando de reojo al puesto que compartía la bajita con Yuri "Esta mañana nos despertamos a la hora... para venirnos y bueno... nosotras" enrojeció al pensar en la manera como le había tocado Taeyeon, escondió su rostro de la rubia y ésta lo comprendió todo "¿Lo hicieron?" asintió sin mirarla, Jessica miró por la ventana, sin saber que decir "Oh..."
Yoona se sentó junto a la estudiante transferida y sonrió, ésta semana no estaría Yuri rondando por los alrededores y lo agradecía enormemente, más por sus sentimientos confusos "Yoona unnie ¿sucede algo?" pidió la menor, Yoona pestañeó y le miró, tenía entre sus manos un lápiz y hoja "¿Qué me estabas diciendo?" "Debemos responder el taller en menos de quince minutos pero al parecer no está concentrada unnie, ¿sucede algo?" volvió a preguntar, Yoona suspiró pasándose una mano por los cabellos "Es solo que hay muchas cosas girando en mi cabeza sobre todo lo que ha pasado" "¿Tiene que ver con lo que pasó el viernes? No quiero ser entrometida unnie pero... yo puedo comprender que Taeyeon unnie o Sooyoung unnie estén interesadas en las mujeres, de todas formas, siempre me han educado diciéndome que para el amor no hay género" se encogió de hombros mirándola, Yoona suspiró sorprendida "Desearía que los padres de ella pensaran lo mismo" declaró intentando evitarlo, no quería asumir que la quería; Sooyoung estaba en la puerta, esperando a Yoona "Hola" dirigió su mirada a un lado, la prima de Taeyeon acababa de llegar al lugar con un bolso colgando de su brazo "Buenas tardes Hyoyeon unnie" "Vamos, solo dime Hyoyeon" regañó arrugando la nariz, Sooyoung asintió apenada "¿Por qué no entraste a clases?" pidió la castaña, Sooyoung se encogió de hombros "Todavía no cumplo mi sentencia, hasta el viernes no puedo ingresar al establecimiento ¿vienes por Seohyun?" "Sí, tenemos una presentación dentro de un mes y Seohyun es rol principal junto a su novio" los ojos de la más alta se abrieron como platos "¿Tiene novio? Pero si es solo una niña" "Tiene un año menos que tú, pero es muy madura, además, son solo amores de pequeños, todavía estoy segura de eso y... tengo bien advertido a Changmin acerca de no sobrepasarse con ella" señaló entrecerrando los ojos, una sonrisa nerviosa bordeó los labios de la más alta "Ya veo, tú eres la intimidante entre las dos" señaló mostrando dos de sus dedos refiriéndose a ella y Taeyeon "Mi prima es frágil por culpa de todas las personas que la dejaron de lado" "¿Y por qué tú no estuviste para ella?" pidió mirándola detenidamente, Hyoyeon suspiró rascándose la cabeza "Nunca pensé que me equivocaría tanto al no cuidar de ella, yo..." "Está bien, nosotras la hemos protegido por ti" la mayor sonrió agradecida "¿Qué tal si nos acompañan a una clase de baile?"
Yuri miró el lugar, tomó una larga bocanada de aire "¿Lista para divertirte?" golpearon ligeramente el hombro de la morena y sonrió, solo la bajita ya había agarrado nuevamente la misma confianza de siempre "Debemos estudiar Taeyeon, no nos venimos a divertir" la bajita se encogió de hombros "No necesito estudiar" "Chica genio" Taeyeon sonrió, cuando divisó entre los estudiantes a su novia, que hablaba con algunos de los profesores que les acompañaban, se mordió el labio inferior, no podía evitar pensar en lo que habían hecho antes de salir de su departamento "Se te está cayendo un poco de..." la morena le miró divertida, Taeyeon enrojeció pasándose la mano por el labio, al no sentir nada, le miró con el ceño fruncido intentado parecer enojada "A mí no me convences, hiciste algo con la presidenta Hwang, tu cara es todo un poema" levantó sus cejas divertida, la mayor sonrió divertida "No te diré que hicimos, todavía tienes mucho que aceptar y aprender" comentó volviendo a mirar a su novia, Tiffany le miró de reojo y volvió a evitarla "Es gracioso ver cómo te evita, yo diría que es algo fuera de éste mundo" Taeyeon dejó escapar un profundo suspiro, no entendía que sucedía con la americana, pero debía aclararlo "Yuri, hablamos luego, iré a buscarla" "No creo que sea posible, ella tiene consejo ahora... ya sabes, ser la presidenta de la clase y estar vigilando todo este viaje, tiene un gran peso encima, si quieres hacer algo por ella, deberías darle espacio" aconsejó la morena, Taeyeon apretó sus puños, quería estar con Tiffany, lo necesitaba.
Los días iban pasando, mientras Tiffany continuaba con sus reuniones de consejo, a pesar de que tenían tiempo libre, intentaba evitar a la bajita, desde el primer momento, se sintió nerviosa, no tenía idea del porque evadirla, ella era su novia y parecía estar triste por su poca cercanía "Oye monstruo, han pasado dos días desde que llegamos ¿seguirás sin hablarle a Taeyeon?" pidió la rubia acercándose a ella, Tiffany suspiró sentándose en una banca del campamento en donde habían alquilado "Sé que estoy metiendo la pata, pero me siento nerviosa, solo mirarla me hace recordar lo que pasó y..." "Si piensas de esa manera, no podrás estar cerca de ella nunca más..." advirtió Jessica, la americana se mordió el labio inferior, tenía razón al decir aquello "¿Por qué la estás evitando en verdad?" "Seguro porque Taeyeon es una total perdedora, ¿Te aburriste de ella verdad?" ambas miraron a quien había hablado, fruncieron el ceño, la morena sonrió maliciosamente "Sabía que mostrarías tu lado malo Kwon" gruñó la rubia poniéndose de pie, Yuri retrocedió un paso bajando la vista "¿Fue una muy mala broma verdad?" preguntó apenada, Tiffany asintió llevándose una mano al rostro "Perdón, pero Taeng está triste..." "¿Taeng?" los ojos de la americana echaron chispas al escuchar el apodo que le tenía, se sentía celosa, la morena tragó y se sentó a un lado de las chicas "Sé que debería haber hablado con ustedes también... no sabes cuánto lamento haberles causado tanto dolor, yo... estoy muy arrepentida de lo que hice, ya hablé con Taeyeon al respecto y..." "Sé que lo pasó en Jeonju" aseguró Tiffany sin mirarla, la morena se quedó en completo silencio "No te la sacarás tan fácil Kwon, puede que Taeyeon te haya perdonado y por consecuente ésta monstruo también, pero yo haré de lo que queda del viaje un infierno" señaló cruzándose de brazos la rubia, Yuri sonrió totalmente avergonzada y asintió "Me lo merezco" "Bien dicho... estúpida" disparó Jessica, Tiffany suspiró dejando caer su cabeza contra la gran mesa frente a ella, necesitaba pensar en cómo iba a disculparse con la bajita por haber estado comportándose de esa manera "¿Qué haremos hoy presidenta?" pidió la morena, Tiffany volvió a poner atención en ambas jóvenes que estaban frente a ella, hizo memoria del horario que tenían "Hoy tendremos la tarde libre, mañana saldremos a conocer un poco de la biodiversidad del lugar" "Entonces, es tu día de suerte... dormiré con Jessica en su carpa y..." "¿Por qué crees que te aceptaré en mi majestuoso lugar de tranquilidad? No me atraes confianza Kwon" señaló la rubia mirándola fijamente, Yuri tragó saliva, sabía que Jessica era mucho más directa de lo que podía llegar a ser la otra americana, tomó una bocanada de aire "El plan es que Tiffany y Taeng se reconcilien, que permanezcan una noche juntas supongo que será el tiempo suficiente para calmar los humores ¿no es cierto?" las mejillas de la americana ardieron al pensar en volver a pasar una noche con la bajita "Es una buena idea, pero no hagas ni un solo ruido o te sacaré del lugar" Yuri asintió derribada por el total poder que tenía la rubia.
La bajita se quedó sentada mirando al mar, ya era de noche y había una tranquilidad casi inquebrantable en el lugar, con el majestuoso sonido de las olas rompiendo al entrar en contacto con la arena seca, y la suave brisa que golpeaba sus frías mejillas "¿Puedo sentarme?" miró sorprendida a la persona a su lado, asintió con su corazón latiendo desbocado, la bajita pasó la manta que tenía puesta en su espalda por la de aquella otra persona y rodeó su cuerpo, dejando que su mentón reposara sobre la cabeza de la recién llegada "Lamento mucho no haberte tomado en cuenta estos días Tae" "Phany, no estoy enojada" susurró acariciando los brazos de la americana por debajo de la manta, Tiffany sonrió mirando al mar, estar apoyada contra el cuerpo de la bajita y ser rodeada por los brazos de ésta, parecía el lugar perfecto y más reconfortante para ella "Pero no lo entiendo ¿por qué me evitas? ¿Ya no quieres estar a mi lado?... Solo... querías... ¿probar conmigo?" pidió sintiendo como un nudo se formaba en su garganta al formular aquella pregunta, la americana se sorprendió, no había pensado en las cosas que su novia podría haberse imaginado, se acomodó entre los brazos de la bajita para quedar frente a ella sin descubrirse por completo de la manta "Jamás te usaría para probar algo, eres mi novia, te amo y es por todas las estrellas que iluminan nuestra noche ¿lo recuerdas? Tú me dijiste que nuestro amor es como las..." "Estrellas, lo sé..." sonrió apenada bajando la vista, Tiffany tomó suavemente su mentón y lo alzó para encontrar su mirada "Eres la persona con la que quiero estar siempre, sé que somos jóvenes, que la sociedad no entiende de nuestro amor, pero deseo estar toda mi vida contigo" los ojos de la bajita se llenaron de lágrimas y asintió con una enorme sonrisa mientras sentía correr las salinas por sus mejillas "Te amo Phany, te amo mucho" confesó antes de besarla, Tiffany sonrió entre el beso.
Jessica miró a su lado, la morena intentaba hacer el menor sonido posible, sonrió divertida de la cómica situación, realmente estaba intentando poner su mayor esfuerzo para no reírse de Yuri "¿En serio crees que así no haces ruido?" preguntó tomando la misma postura de molesta, la menor tragó saliva y se quedó sentada sobre sus rodillas mientras cerraba sus puños sobre ellos "Yo..." "Estoy jugando contigo Kwon, no te sacaré de aquí si haces ruido ¿cómo puedes llevar todo a lo literal?" reclamó sentándose frente a ella, la morena suspiró apenada "Me dueles Jung" confesó bajando la vista, Jessica arqueó una ceja sin entender lo formulado por Yuri, necesitaba una explicación de aquella declaración "¿Qué significa?" Yuri volvió a mirarla con una sonrisa, su corazón latía acelerado "Yo... cada vez que pienso y te veo a ti junto a Taeyeon o la presidenta, pienso en lo mucho que me hubiera gustado ser tu amiga desde antes, sé que Taeyeon es valiente, pero si tan solo tú hubieses estado a mi lado cuando teníamos 12 años, seguro Jonghyun no existiría más allá de ser un estudiante de avanzado, jamás hubiese golpeado a Taeyeon por miedo, yo..." "Ya, basta... supongo que Taeyeon te dijo que todo eso era pasado, así que olvídalo y vamos a intentarlo, seamos amigas de ahora en adelante" Yuri le miró sorprendida y sonrió agradecida "No sé cómo agradecerte... yo, ahora entiendo porque la compañera de Yoona, Sooyoung, te quiere tanto" las mejillas de la rubia ardieron y una sonrisa apareció en su rostro al recordar a la morena alta, ella seguro estaba saltándose en estos momentos sus estudios pero no podía evitar pensar lo linda que era "¿Qué hay sobre Yoona?" pidió Jessica, la morena tragó volviendo a dejar caer su cabeza, su semblante se tornó más triste y sombrío, su mente solo le traía ese vago recuerdo de como la había dejado sola la menor, en medio de las calles "Siempre me ha gustado... desde que la conocí" confesó bajando la vista, la rubia le miró sorprendida, no había pensado que la razón por la cual tantas veces había intentado evitar los golpes a la menor fuera por ella "Yo no creí que..." "Intenté esconder tanto tiempo esto, reprimir tantos años el hecho de que soy una maldita lesbiana" soltó sintiendo lágrimas llenar sus ojos, Jessica tragó, intentó apoyar su mano en el hombro de la morena "Yuri, no tienes que decir eso, todos hemos sufrido algo" "¿Cómo puedes decir eso? ¿Qué cosas te han hecho sufrir a ti?" pidió mirándole de reojo, Jessica suspiró "Tengo miedo de decirle a mis padres que soy bisexual y que estoy saliendo con una chica menor que yo ¿te imaginas me sacan de casa?" Yuri le miró en silencio, intentando evitar los dolorosos recuerdos de la menor evitándola "Tal parece ser... que ambas sentimos miedo de nuestros padres, pero la diferencia es que yo ya he sufrido la violencia de papá" argumentó la morena volviendo a perderse en sus recuerdos, la rubia jugueteó con sus dedos y bajó la vista intentando pensar en alguna idea para que Yuri olvidará el dolor de antes "Mira la hora... ¿Crees que se arreglaron?" pidió tratando de distraerla, la morena pestañeó un par de segundos y comprendió agradecida "Seguro que sí, me di cuenta incluso cuando golpeaba a Taeyeon que no podía estar mucho tiempo alejada de la presidenta Hwang" confesó sonriendo.
Taeyeon pasó sus dedos por los cabellos de la americana mientras las arropaba dentro de su carpa, Tiffany le miraba apenada pero disfrutaba de la sensación "¿Por qué no me habías dicho que tenías miedo?" pidió mirándola con ternura la bajita, Tiffany tragó volviendo a apoyar su cabeza contra el pecho de Taeyeon "Es solo que era mi primera vez Tae, yo estaba lista para lo que fuera contigo porque sé que contigo cualquier cosa sería maravillosa, pero fue mi primera vez de todas formas" "También fue la mía y no hay día en que me arrepienta de haberlo hecho contigo" Tiffany sonrió acariciando el brazo descubierto de la bajita "Tae, hay algo que debo contarte, es acerca de mis padres, pero quiero hacerlo cuando volvamos a Seúl" Taeyeon se mordió el labio intentando leer los ojos de la menor "No sé si puedo ser tan paciente" la americana sonrió pasando sus brazos alrededor del cuello de la bajita y acomodando su cuerpo sobre el de ella, Taeyeon enrojeció "¿Q-q-qué haces?" tartamudeó sintiendo un calorcito intenso recorrer su cuerpo y su corazón latir golpeteando contra su caja torácica, Tiffany volvió a sonreír coquetamente y acarició con su nariz las mejillas de Taeyeon "Intento calmar tu impaciencia" "Creí que eras más tranquila, que íbamos a llevar con calma lo de... tener relaciones y... yo... ah..." desvió la vista con su cara totalmente roja, Tiffany soltó una suave risita y volvió a mirarla "No vamos a tener relaciones Taeyeon, además nosotras hacemos el amor porque el deseo carnal es superado por nuestro romance puro y tierno ¿entiendes?" declaró la americana sonriendo, Taeyeon volvió a fijar su vista en ella y acercó sus labios a los de Tiffany.
Yoona caminaba por las calles de Seocho-gu a clases, su mente perdida entre lo último que había visto de la morena antes de que se marchara "¿A qué se refería con aquello?" no podía dejar de pensar en la reacción que había tenido Yuri cuando mencionó que jamás hubiese deseado que la golpeasen, suspiró profundamente "No sé porque aunque intento sacarla de mi mente, aparece con más fuerza" se lamentó mirando únicamente el suelo sin percatarse que delante de ella, una persona se había frenado y golpeó accidentalmente con su cuerpo "Lo siento, yo no..." al levantar la vista, tragó saliva "...Jonghyun..." retrocedió un paso al ver como el joven le miraba fijamente con una ceja alzada, espero que éste le tomara por el cabello o que simplemente le golpease, pero los segundos continuaban corriendo y aquello jamás pasó, la menor se le quedó observando sin entender "¿No vas a pegarme?" "No hay razón de que lo haga, solo recibes los golpes de mi grupo por culpa de Taeyeon o Yuri, pero si ellas no están para verte, no vale la pena ensuciarme las manos" se encogió de hombros y se giró sobre sus talones volviendo a apretar contra una de sus manos, su bolso y continuar su camino a clases, dejando a una desorientada Yoona sin entender absolutamente nada de lo que acababa de suceder.


Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 26: Debajo del arcoiris

Mensaje por Admin el Vie Sep 01, 2017 6:38 am

Jessica abrió la puerta de su hogar mientras intentaba no soltar su bolso, cuando sintió como un peso se adhería al suyo provocándole que cayera al suelo "¡Unnie!" la mayor suspiró mirando a la pequeña Krystal que la abrazaba por el cuello, acarició su cabeza "¿Me extrañaste mucho Soojung?" pidió intentando ponerse en pie, la menor tomó su bolso y asintió mirándole triste, Jessica sonrió enternecida y volvió a estrujarla en un abrazo "También te extrañé pequeñita" "Pero unnie, hay alguien que te extrañó más... y me molesta que lo haga" dijo lo último entrecerrando los ojos, la rubia sin entender movió sus labios preguntando en silencio de quien se trataba, la pequeña Krystal solo movió su cabeza en dirección a la sala de estar de aquella casa "Ah... ¿podrías llevar mis cosas a mi habitación por favor?" la menor suspiró asintiendo y tomó el otro par de maletas que había dejado en la puerta, Jessica por su parte, caminó con pasos temblorosos hasta el lugar y sus ojos se abrieron como platos al darse cuenta de la persona que estaba terminando de arreglar la mesa "¿Qué haces aquí?" pidió con una ceja alzada y cruzándose de brazos, aquella persona se detuvo y solo le miró fijamente sintiendo su boca seca, sonrió torpemente y retrocedió "Ah..." "¿Así es como tratas a las visitas que han estado ayudando como si fueran parte de este hogar? No has estado en toda una semana y regañas a... oh por dios ¡Jessica!" la madre de la mayor al darse cuenta de que estaba reprendiendo a la niña que no había visto por una semana, corrió a abrazarla "¿Cómo estuvo el viaje? ¿Aprendiste algo sobre Jeju? ¿Trajiste recuerdos?" "Mamá... respira, estoy bien pero te contaré de todo en cuanto me respondas ¿por qué está Sooyoung acá?" pidió mirando de reojo a la alta que entraba y salía de la cocina con los elementos necesarios, la madre de la americana sonrió divertida "Ella ha venido todos los días, dijo que quería ayudar a sus suegros" los ojos de la rubia se pusieron en blanco, miró a su madre sin entender nada "Hay mucho de lo que tenemos que hablar Jessica, pero en cuanto llegue tu padre lo haremos" la rubia asintió sintiendo que en cualquier momento se desmayaría "¿Qué fue lo que hiciste Choi Sooyoung?" pensó en su fuero interno sin dejar de mirar a su madre.
"Jessica me llamó" habló la americana entrando a la cocina del departamento de Taeyeon, la bajita le miró mientras depositaba los utensilios para la cena "Sooyoung estuvo toda la semana ayudando en su casa y su argumento fue que quería ayudar a sus suegros" los ojos de la bajita se abrieron como platos y su mandíbula cayó "No puedo creer que lo diga tan sencillamente" sonrió divertida, Tiffany suspiró mirando a su novia y caminó hasta ella, la americana recostó su mentón sobre el hombro de Taeyeon y ésta le acarició tocando suavemente sus manos "¿Te asusta?" Tiffany le dedicó una mirada temblorosa "Mis padres son diferentes a los de Jessica, son muy cálidos es verdad, y yo ni siquiera esperaba que mis padres me aceptaran, pero a diferencia, Jessica ha salido con chicos y el último chico antes de Sooyoung, él fue una especie de novio oficial... ahora todo es distinto" Taeyeon se giró para mirarle y tomar sus manos "Eres una persona maravillosa, te preocupas siempre de las personas que te rodean y me siento afortunada de que en realidad pusieras tus ojos en mí" "Créeme, tengo mis ojos puestos en ti" Tiffany sonrió y depositó un beso en su mejilla "¿Quieres que te ayude en algo? Mis padres vienen a comer aquí y en realidad, me apena quedarme sin hacer nada" Taeyeon sonrió mientras empezaba a cortar los vegetales "¿Podrías poner la mesa? Ésta vez quiero mostrarles que a pesar de que vivo sola, no me alimento a base de pizzas y cosas que podrían estropear mi salud" comentó con tono juguetón, Tiffany asintió apenada "Sobre eso..." el teléfono de la americana volvió a sonar y Taeyeon le miró "Debe ser Jessica, contéstale y pregúntale sobre Sooyoung" Tiffany tomó su teléfono mirándole nerviosa, no sabía cuál sería verdaderamente su reacción al preguntarle aquello, pero no había encontrado alguna forma de decirle y su teléfono seguía sonando.
Sooyoung estaba sentada sobre la alfombra de Jessica, la miraba fijamente mientras ella continuaba hablando por teléfono con Tiffany, sonrió detallando cada parte del cuerpo de su novia, amaba el hecho de pensar que aquella palabra tan significativa iba acompañada de la chica frente a sus ojos, Jessica le miraba de reojo y entrecerraba sus ojos intentando lucir enfadada con ella, aunque una sonrisa se le arrancaba, la alta estaba enamorada y si pensaba en algún rasgo característico de Jessica que le gustara, eran sus ojos, que podían llevarte al cielo o simplemente decirte con total claridad que deseaba enviarte al mismísimo infierno "Está loca, sigo sin comprender cómo se le ocurrió decirles a mis padres mientras estaba en..." "Sooyoung unnie ¿puedes venir a ayudarme con mi tarea?" Jessica observó estupefacta la situación, Krystal apretaba avergonzada la manga de la sudadera de la chica alta y ésta sonreía divertida "Claro que sí cuñadita" Sooyoung volvió a mirar a Jessica y le guiñó un ojo, la rubia enrojeció completamente viéndole alejarse "¡Yo soy quien te ayuda con las tareas Soojung!" gritó molesta al verlas marcharse "No sé qué hacer Tiff, mis padres la tratan como si fuera una hija, ella es mejor que yo en muchas cosas" se llevó una mano a la cabeza, acariciando las sienes "Bienvenida al mundo donde los padres aceptan nuestra orientación sexual pero adoran más a las parejas de sus hijas" "¿Qué se siente que tus padres miren como gran ejemplo a Taeyeon?" sonrió divertida intentando molestarla "Bueno, me enorgullezco de que mi novia sea una cerebrito de avanzado, ellos están felices porque asisto todos los días a clases, tengo mejores calificaciones y... ella me enseña lo que no entiendo" comentó apenada lo último, Jessica rió sonoramente "Seguro que te enseña muy bien" "¿A q-q-qué te refieres?" una sonrisa enorme se dibujó en el rostro de la rubia, se imaginaba a su amiga totalmente roja "Vi como Taeyeon te miraba en Jeju, parecía que quería devorarte en ocasiones, si es que ella te enseña a solas, seguro aprendes más de anatomía que de cualquier otra cosa" "Mis instintos animales los mantengo bajo control" Jessica siguió riendo más fuerte al escuchar la voz de Taeyeon reclamarle desde el otro lado del teléfono "No pensé que lo tenías en altavoz" "No lo tenía, pero hablas muy fuerte cuando quieres humillarme" reclamó Tiffany arrugando las cejas, Jessica se llevó una mano al estómago, no podía dejar de reírse "Monstruo... creo que por primera vez, sí soy feliz" confesó dejando de reír, una sonrisa pintaba su rostro "Cuando estaba con Taec, las cosas eran distintas, pero Sooyoung... ella me impulsa a ser mejor, por eso no quiero ocultarle nada" "¿Hablas de que ahora Yuri y tú son amigas? Porque ella debe aceptar que esa chica ya no va a volver a traicionarnos, ella cuando se despidió de nosotras estaba dispuesta a decirle a sus padres toda la verdad en ese mismo momento" Jessica tragó, había paseado por toda su habitación mientras conversaba con Tiffany y al fin había decidido sentarse en el borde de su ventana "También pensaba decirle todo a Yoona" agregó la rubia llevándose el pulgar a los labios "Espero que todo realmente salga bien"
Yuri entró con sus maletas cargadas de ropa y algunos objetos al salón vacío, respiró profundamente mirando cada espacio vacío del lugar, escuchó el sonido de la puerta al cerrarse y vio a su acompañante, quien dejaba a un lado sus maletas también "Éste será nuestro nuevo hogar Yuri... yo... ahorré para poder comprarlo y mamá me ayudó un poco" la morena le reprochó y el joven sonrió "Me ayudó bastante está bien" "No puedo creer que me rechazara" Yuri bajó la vista, sus ojos se llenaron de lágrimas, era la quinta vez que lloraba en lo que llevaba de día "Vamos Yul, estoy contigo, mamá también te apoya aunque no se lo diga a nuestro padre, pero no te dejaremos sola, el hombre es terco, lo sabes, algún día se volverá viejo y pensará en los errores de haber alejado a su niñita de su lado" Hyuk Jun limpió las lágrimas que habían caído por las mejillas de la morena mientras ésta intentaba evitar los recuerdos de la miraba reprobatoria que le había dedicado su padre mientras los veía salir de su hogar.
Unas horas atrás...
La morena recibió el cálido abrazo de su madre, le había extrañado durante los días que ella había pasado en Jeju y verla feliz era completar la vida de la mujer "Que bueno que estás de regreso hija, ¿quieres comer algo? ¿Tienes sueño?" "Sólo... necesito hablar contigo y papá... ¿está en casa?" una voz gruesa llenó todos los espacios y un escalofrío recorrió la espalda de la joven, estaba totalmente asustada, pero había tomado la decisión de que aquel, sería el día en que les dijera toda la verdad "¿Por qué me llaman con tanta urgencia?" "¿No vas a saludar a tu hija? Viene de vuelta de Jeju y no la has visto por una semana" pidió la madre de la morena reprochando el comportamiento del hombre "Hay cosas más importantes que hacer ese tipo de preguntas" respondió el señor Kwon mirando con seriedad a la menor, Yuri tragó saliva "Ahora ¿qué es lo que vas a decirnos? No quiero que me tome todo el tiempo y..." "Soy lesbiana" habló con firmeza, apretó los ojos, tenía miedo de volver a recibir los golpes que alguna vez su padre ya le había dado "¿De qué estás hablando niña torpe? ¿No te dije que esas cosas son solo inventos?" el hombre le miró respirando pesadamente, abría y cerraba sus manos, como si eso le ayudara a calmarse, la madre de Yuri la miraba fijamente y apretó ligeramente su mano, intentaba reconfortarla "¿Qué haces? Suéltala ¿no ves que ella está cometiendo errores?" "Es nuestra hija, no puedes ser tan cruel con ella" reclamó la madre de la morena y ésta bajó la vista, estaba totalmente dolida con las palabras de su padre "Siempre supe que ibas a causarme decepción" "¿Qué querías que hiciera? ¿Qué continuara reprimiendo lo que siento? ¿Lo que soy?" la morena fue la que contestó ésta vez acercándose a su padre, él le miró fijo, sintiendo toda la rabia acumulada que había guardado bajo llave por mucho tiempo "No vuelvas a decirlo o sufrirás consecuencias" "¡Soy una maldita lesbiana papá!" gritó mirándolo fijo y al igual que la fuerza de su voz, fue como la mano del hombre se estampó en la mejilla de la menor "Debo volver a corregirte, yo tengo que..." intentó sacarse el cinturón "Ya basta padre, los golpes no van a cambiar lo que es ella" el hermano mayor de Yuri, apareció poniéndose entremedio de él y la morena "¿Así que ahora tú también te revelas? ¿Qué me dirás? ¿A ti te gustan los hombres?" "Yo no toleraré que lastimes más a mi hermanita, ella estuvo sufriendo por muchos años, golpeó a su mejor amiga porque no podía entender como ella también se sentía de la misma manera, ahora Taeyeon le abrió los ojos y si tú no estás de acuerdo en apoyarla, nosotros nos iremos de aquí" los ojos del hombre se abrieron como platos, miraba a ambos jóvenes, Yuri no entendía que estaba haciendo su hermano, pero solo sentía sus lágrimas arder cuando tocaban la zona lastimada por la bofetada propinada por su padre "Entonces... tomen sus cosas, en una hora espero que ya no estén aquí" se retiró el hombre del salón y el llanto de la morena rompió el silencio que había dejado.
Presente...
"Vamos a hacer las cosas bien ¿de acuerdo?" pidió el muchacho, Yuri se volvió a secar las lágrimas que caían sobre su sopa "Yo buscaré un empleo y tú continuarás estudiando, no porque vivamos así desde ahora quiere decir que tú debes dejar las clases" "Pero y ¿las cuentas? ¿O la comida? ¿Cómo vamos a vivir?" la morena le miró preocupada, Hyuk Jun sonrió y acarició su cabeza, estaban sentados en el suelo, comían una sopa de fideos que había comprado hace apenas unas horas "Siendo valientes, detrás de las nubes, siempre sale el sol, no te preocupes pequeña" aseguró el moreno sonriente.
Taeyeon había escuchado maravillada a su novia mientras ésta contaba emocionada a sus padres, las actividades que habían tenido durante su estancia en Jeju, desde las acciones con el medio ambiente hasta los tiempos libres en los que paseaban por distintas partes del lugar, los señores Hwang sonreían felices al ver a Tiffany contenta "¿Cómo lo pasaste tú Taeyeon?" "¿Perdón?" pestañeó volviendo a la realidad, estaba totalmente desorientada, su mente solo se había impuesto como meta hasta hace unos segundos atrás el mirar a la americana, el hombre depositó la copa de vino y limpió sus labios "¿Disfrutaste tanto de Jeju como nuestra hija habladora?" pidió mirando de reojo con una sonrisa en su rostro a la castaña que miraba apenada al hombre, Taeyeon sonrió asintiendo "A decir verdad, es la primera vez que disfruto una salida escolar, si bien, los esfuerzos que puso Tiffany para que nos permitieran hacer un viaje tan largo fueron bien recompensados, creo que no había disfrutado tanto de un viaje, ni siquiera cuando estaba con mi familia" reconoció mirando a los adultos frente a ella, ambos se miraron y volvieron a sonreírle, no querían sentir que dañaban a la joven al recordarle la sensación amarga que dejaban sus padres en ella "¿Probaron un poco del kimchi? Taeyeon lo preparó y está verdaderamente sabroso" felicitó la americana agarrando la mano de la bajita sobre la mesa, Taeyeon sonrió mirándola, sabía lo que hacía "Estoy realmente maravillado con tu comida, está deliciosa" confirmó el hombre agradecido por la interrupción de su propia hija, tenía claro que ella haría lo posible por evitar el dolor y melancolía de Taeyeon, el teléfono de la bajita comenzó a sonar y miró a sus invitados apenada "Ve a contestar, debe ser algo importante" comentó la madre de Tiffany, Taeyeon asintió y respondió a la llamada, se trataba de su prima.
Yuri miró de reojo los dedos de aquella chica que golpeteaban suavemente los bordes de la mesa, suspiró nerviosa y volvió a subir la mirada encontrándose con la triste mirada de la joven "¿Por qué me llamaste? ¿Qué quieres de mí ahora?" pidió intentando sonar dura, parecer desinteresada, por más que había conversado con Sooyoung para olvidar a la morena, Yoona, sabía que eso era imposible y estaba decidida a aplicarle la ley de hielo si era necesario, la evitaría, pero al recibir aquella llamada, fue incapaz de decirle que no, sus piernas habían flaqueado tal cual como su determinación, Yuri en cambio, estaba totalmente nerviosa, se estaba jugando todas sus cartas, había lanzado todo sobre la mesa al decirle la verdad a sus padres y ser expulsada de la casa, pero aún tenía su as bajo la manga, esa carta que podía decidir si su jugada iba a terminar a favor de ella o no "Sé que no tengo mucho que decirte, yo... lamento no haberte hablado durante la semana y..." "No tenías que llamarme de todas maneras, sé que no soy tan importante para ti" declaró desviando su mirada al exterior de aquel café, Yuri se mordió el labio, quería tomarle las manos en ese mismo lugar, quería que la mirase fijo y le sonriera, quería todo de Yoona "Al contrario, debí llamarte, eres importante para mí, siempre te lo he dicho" confesó mirándola con la esperanza de que la menor se animara a cruzar miradas "¿No entiendes que me haces daño? Tú no puedes quererme como yo lo hago, jamás te enfrentarías a..." "Me acaban de echar de mi hogar..." cortó todos los argumentos de Yoona, la joven le miró después de un largo tiempo en el lugar, no entendía nada y Yuri solo sonrió "... les dije que era lesbiana y mi padre me iba a pegar, pero Hyuk Jun no lo toleró y le dijo que nos marcharíamos de casa si no me aceptaba... ahora solo somos él y yo luchando contra el mundo" declaró soltando un largo suspiro, Yoona se quedó mirándola boquiabierta, no podía creer que hubiera pasado "Ya no tengo nada que perder con intentarlo Yoona, me gustas y estaba totalmente asustada hasta hace unos días al pensar que si te lo decía... tú saldrías corriendo, pero hoy es diferente, mis miedos se fueron, la decisión solo depende de ti ¿quieres salir conmigo?"
Taeyeon le entregó una humeante taza de té a Tiffany, quien al instante se la llevó a los labios disfrutando del sabor "Debiste haberte ido con tus padres, llevamos una semana juntas" Tiffany mientras tomaba de su té arrugó sus cejas y la bajita sonrió, amaba ver esos gestos de la americana "No me mires así" "Ellos entienden, además, después de ésta semana tenemos que enfocarnos en los exámenes y quizás no pueda verte mucho" "¿De qué hablas? Yo te enseño después de clases" disparó la bajita sentándose a su lado con otra taza de té, Tiffany sonrió "Pero en esas horas, no puedes actuar como mi novia, debes demostrar profesionalidad Taeyeon" regañó divertida "Entonces ¿puedes compensar la falta de besos de esos días ahora?" pidió tímidamente la mayor desviando su mirada, Tiffany dejó de sonreír, sintió su corazón acelerarse, no estaba equivocada, su corazón latía tan acelerado como aquella vez que descubrió sus sentimientos por su novia iban más allá de una simple amistad, la americana tomó el rostro de Taeyeon entre sus manos y observó fijamente sus labios, la mirada de la bajita se había suavizado y la miraba con amor, Tiffany pasó sus pulgares acariciando la suave piel del labio inferior de la bajita "Voy a darte todos los besos que quieras" la mayor había cerrado sus ojos, esperaba sentir el tacto de los labios de Tiffany, pero el timbre del apartamento las interrumpió y ambas soltaron un quejido molesto "Seguro es la pizza, yo iré" comentó la americana, Taeyeon asintió resignada y la vio dirigirse a la puerta "Que bueno que llegó...ya..." se quedó en completo silencio mirando a las personas fuera del lugar "¿Y tú quién eres?" "Amor, olvidamos pedir... Ma-ma-mamá, Papá" tartamudeó Taeyeon sorprendida y aterrada mirando a las personas frente a sus ojos.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 27: En medio de la adversidad

Mensaje por Admin el Vie Sep 01, 2017 6:38 am

La mandíbula de la americana tembló al escuchar el tartamudeo de la bajita al definir a aquellas personas como sus padres y ¿cómo no iban a serlo? La bajita tenía un parecido sorprendente con ambos adultos "Lo repetiré una vez más y ahora quiero que me respondas tú, Taeyeon ¿Quién es ésta chicas? ¿Y por qué le dijiste de esa manera?" gruñó el padre de la mayor, Tiffany abrió sus ojos, ni siquiera los chicos que habían amenazado cientos veces a Taeyeon le habían causado tanto miedo "Pa-pa-padre, ella es Ti-Tiffany" tartamudeó la bajita, la madre de ésta agarró del brazo a la americana "Sal de aquí, no pienso que pises nuevamente éste hogar, eres una irrespetuosa" apretó con sus manos el brazo de Tiffany y ésta se quejó ante el dolor mientras era tironeada por la madre de Taeyeon, la bajita apretó sus puños desesperada "¡Ella no se va de aquí!" gritó mirando a ambos adultos "Suelta a Tiffany ahora" "Niña insolente" los ojos del hombre recayeron en los de Taeyeon; los brazos de la bajita seguían empujando con suavidad a la americana y ésta intentaba evitarlo "Taeyeon por favor" "Lo debo solucionar yo ¿de acuerdo?" Taeyeon cerró la puerta detrás de sí y observó a Tiffany "Tengo miedo" susurró la americana, Taeyeon tragó saliva "También tengo miedo, pero ya es un milagro que dejaran que te quedaras mientras solucionábamos todo éste asunto, así que... quédate aquí y deja que yo me encargue de esto" besó cortamente los labios de la americana y salió de la habitación escuchándole hablar detrás de ella, Taeyeon tomó una profunda bocanada de aire y caminó intentando mantener un semblante serio en su rostro.
Jessica se cruzó de brazos mirando a la alta, Sooyoung sonrió soltando el aire de sus pulmones "¿Seguirás molesta conmigo?" pidió la morena intentando agarrar uno de los brazos de la rubia, Jessica dio un paso atrás y asintió intentando arrugar el ceño "¿Cómo se te ocurre decirle a mis padres sobre lo nuestro?" "Quería que confiaras en mí, que podía ser capaz de hacer cualquier cosa por ti... yo no iba a renunciar a ti aunque tus padres me echaran a patadas de la casa, les demostré que era seria y que..." los labios de la alta fueron tapados por los de Jessica, quien había terminado por atraer el rostro de la menor agarrando sus mejillas, Sooyoung correspondió tomando la cintura de la rubia y atrayéndola a ella, Jessica se sentó a horcajadas sobre la más alta y continuó besándola "Eres estúpida" susurró contra sus labios y Sooyoung sonrió contra su boca sin dejar que la rubia se separara "¡Unnie!" ambas se separaron con los labios hinchados y las mejillas ardiendo, Jessica se separó mirando a Krystal en la puerta "No es lo que parece..." "¿Qué es entonces?" pidió la alta mirándole con una ceja alzada, Jessica le miró frunciendo el ceño "Ah... de acuerdo... no le diré nada a mamá y papá pero... ¿me ayudas con mi tarea de inglés?" comentó la pequeña, Jessica suspiró "Ven acá pequeña" la rubia empujó ligeramente a Sooyoung y ésta le miró "Me pregunto si le habrá pasado algo parecido a Tiffany" comentó en un tono pícaro la más alta.
Taeyeon se pasó las manos por el cabello y volvió a mirar a ambos adultos que la miraban enfadados, la bajita repasó una vez más todo lo que habían dicho y nada podía entrarle, cada palabra parecía un látigo, estaban castigándola verbalmente "¿Qué rayos tienes en la cabeza? ¿Te has dado cuenta de la estupidez que estás haciendo?" "Seguro que no lo sabe, mira que estar diciéndole a otra chica ese tipo de cosas, Taeyeon ¿en qué nos equivocamos? Estás en una buena escuela, vives bien y puedes tener todo lo que quieras ¿Qué es lo que te falta como para que quieras humillarnos más frente al país?" los ojos de la bajita chocaron con los de su madre, sentía rabia de todo lo que decían "¿Qué fue lo que me faltó? Amor, una familia... lo que ustedes no me dieron" "Tonterías" argumentó el hombre poniéndose en pie "Sabía que volverías a ser una carga, ya me parecía extraño que el padre de la niña Kwon me llamara alterado diciéndome que su hija le había dicho que era lesbiana por culpa de la mía" los ojos de la bajita se abrieron como platos "Al menos él hizo bien con ella al expulsarla de su casa" agregó la mujer, Taeyeon volvió a mirarla "¿Qué clase de padres son ustedes?" habló bajo, ambos le miraron "¿Perdón? ¿Cómo te atreves a...?" "¡Ustedes ni siquiera fueron capaces de llorar la muerte de su hijo!" gritó Taeyeon, los ojos se le llenaron de lágrimas y ambos adultos imperturbables la observaron fijamente "Me han tratado como una criminal... creen que soy una carga para ustedes, pero... ¡yo he sufrido más de lo que creen y esa chica que está escondida en mi habitación me devolvió la vida!" declaró adolorida, se limpió las lágrimas intentando impedir los recuerdos de su hermano "Veo que no podremos solucionar nada ahora" la señora Kim se puso de pie, Taeyeon le miró sin comprender nada "Dile a esa chica que se vaya a su casa, y tú..." "Los que se irán de aquí son ustedes" habló suave la bajita, miró a ambos, no comprendían nada "Éste es mi hogar y los únicos que se van a ir de aquí son ustedes" "¿Qué has dicho?" gritó el hombre intentando acercarse a la bajita, la señora Kim le agarró en el camino "Será mejor que nos marchemos, vamos a solucionar esto en otra ocasión Taeyeon" la bajita caminó detrás de ellos hasta la puerta y una vez que los vio marcharse, cerró complemente, su corazón latía acelerado y su mente estaba totalmente destruida.
Tiffany miró a Taeyeon abrir la puerta y entrar, se puso de pie y caminó hasta ella, miraba detenidamente sus ojos que se habían conectado, Taeyeon intentó sonreír débilmente y la castaña suspiró llevando una de sus manos a la mejilla de la bajita "A mí no me debes ocultar nada, yo sé cuánto te duele" susurró Tiffany sintiendo sus ojos humedecerse "Tampoco me engañes a mí, si quieres llorar... hazlo" pidió la bajita atrayendo a la americana que rodeó su cuerpo liberando las lágrimas que había retenido durante todo el tiempo que su bajita no había estado cerca de ella, tembló entre los brazos de Taeyeon mientras sus lágrimas seguían humedeciendo el hombro de la bajita y ésta acariciaba su espalda "Tenía miedo... de que nos separaran" sollozó la americana sin salir de su escondite, la bajita suspiró profundamente, sintió como algo en su interior se quebraba, a pesar de que no quería demostrárselo a Tiffany, el miedo que había crecido dentro de ella al ver a sus padres era mucho más grande que aquel que alguna vez había sentido frente a las personas que le habían golpeado, Taeyeon pasó sus manos hasta los hombros de la americana y la distanció un poco, lo suficiente para sentir su calor pero también para poder mirarla a los ojos "La única persona que puede decidir si nos separamos o no, eres tú, yo jamás querría hacerlo Phany" confesó la bajita nerviosa, Tiffany sorbió su nariz enrojecida y le miró negando "Yo tampoco quiero alejarme de ti, nunca, así que no lo pienses de nuevo Tae"
Yuri se tiró sobre el colchón que estaba tendido en el suelo, miró el techo que aun captaba las luces de la ciudad nocturna, suspiró hondamente sin poder evitar pensar en todo lo ocurrido aquel día "Todo es diferente ahora" pensó con su mirada perdida en algún punto del techo, su teléfono vibró y su atención recayó totalmente en el pequeño teléfono inteligente que brillaba a mitad de la noche, lo alcanzó con su mano derecho y lo llevó a su oreja "¿Qué?" pronunció mirando el gran ventanal que ocupaba la mitad de la pared de su habitación "¿Estabas... durmiendo?" una suave voz golpeó sus oídos y respiró hondamente "Me tienes despierta, me quitas el sueño Yoona ¿cómo quieres que duerma?" volvió a preguntar girándose sobre la cama, la menor en su hogar miraba su habitación mientras jugueteaba con sus pies, una sonrisa se dibujó en su rostro al escuchar aquellas palabras de la morena "¿De verdad te quito el sueño?" pidió nerviosa, sus mejillas ardían, escuchaba la respiración de Yuri amortiguada contra el teléfono, desde la tarde cuando le mencionó sobre su propuesta había estado con emociones encontradas "¿Qué más quieres que te diga? Eres lo único feliz que he tenido por años, me hiciste sufrir por mucho tiempo ignorándome... Hoy dejé de tener un padre y fui expulsada de mi hogar, tú me dijiste que no podías salir conmigo porque necesitabas pensar en todo esto... Si quieres que me detenga, solo dilo" "Yuri, tú me gustas en serio, pero le hiciste tanto daño a Taeyeon unnie y... no sé, me duele pensar que eras capaz de hacer cosas así" se pasó las manos por el cabello y se acostó sin soltar el teléfono, Yuri volvió a sentarse sobre el colchón "Le pedí perdón a Taeyeon, ella me dio la fuerza para decirle la verdad a mi padre... y yo entiendo que no quieras estar conmigo, cometí tantos errores... solo, creí que podrías olvidar todo eso" "Déjame pensarlo ¿bien? Necesito un tiempo Yuri" la morena se mordió los labios y suspiró dejando caer su cuerpo sobre la cama "De acuerdo... te daré tiempo" contestó cortando a la llamada sin despedirse, estaba molesta, pero sabía que no era culpa de Yoona, ella tenía la culpa de todo, por no haber aprovechado ese tiempo con la menor.
Pasaron los días y para Taeyeon eran tan tormentosos como el primer día en que aparecieron sus padres en la entrada de su hogar, cada día volviendo a aparecer o llamándola al hogar que habían vuelto a reestablecer, la bajita se dejó caer en la cama de su antigua habitación, miró hacia todos lados, estaba lleno de fotos donde era una niña sonriente acompañada de su hermano "Si pudiera cambiar algo de la vida que tengo ahora... sería tu inexistencia en la tierra" un ruido llamó su atención, y se sentó de golpe y miró hacia la puerta, un ligero movimiento le alertó de que alguien había estado allí "Ya sé que estás allí" la bajita se puso en pie y caminó hasta la puerta con pasos lentos y trémulos, su mano dio un tirón a la puerta y la presencia de una pequeña le hizo bajar la vista completamente a ella, tragó saliva, su corazón se sacudió, reconocería esa mirada en cualquier parte "¿H-Ha-Hayeon?" tartamudeó sin poder creerlo, su pequeña hermana estaba allí, mirándola tímidamente y ella se había preguntado durante los días que sus padres habían hecho de su vida un infierno, donde estaba el único rayo de sol que le quedaba dentro de su familia "¿Quién es usted... unnie?" pidió la pequeña y Taeyeon abrió sus ojos de par en par, se arrodilló frente a ella, un nudo en la garganta se acomodó en su garganta "Yo... soy tu hermana mayor, Taeyeon" pronunció sintiendo como sus ojos empezaban a arderle, quería llorar, la pequeña la miró sin entender nada "Mamá y papá dicen que tengo solo un hermano y él está en el cielo" contestó la pequeña niña, Taeyeon rompió en llanto frente a ella "Unnie ¿estás bien?" negó la mayor cubriendo su rostro con ambas manos, no podía creerlo, ellos habían acabado por apuñalar su corazón, a Taeyeon no le importaba que sus padres no la consideraran parte de la familia, pero que su hermanita ni siquiera supiese de su existencia, ese era el dolor más grande que podría haber sentido durante toda su vida.
Un agudo gritó escapó desgarrado desde la garganta de la morena, y un hilo de sangre corrió fuera de su boca luego del golpe con el cual Jonghyun la había mandado directamente contra la pared detrás de la escuela "Ahora respóndeme ¿te siguen gustando las mujeres?" Yuri miró fijamente al muchacho y una sonrisa cubierta por su sangre le enseñó "A pesar de que me golpees mil veces, no volveré a ser una matona como tú" el joven apretó las puños y se acercó hasta ella, no se detuvo ni un solo segundo antes de lanzarle una patada en la boca del estómago y dejarla tirada completamente en el suelo, Jonghyun soltó una risita maliciosa y se acuclilló frente a ella, Yuri intentó sentarse y las manos del muchacho atraparon su mentón "Bienvenida al infierno, Taeyeon no ha salido y ahora tú entrarás a uno más doloroso" "¡Será sobre mi cadáver!" el muchacho giró su vista sin darse cuenta de la velocidad con que una patada aterrizaba en su rostro, Yuri buscó la mirada de aquella persona y sintió su cuerpo lastimado sacudirse "Yoona... vete" suplicó sintiendo las primeras lágrimas escocer sus ojos, la menor la observó fijamente a la morena y negó "De aquí salimos juntas" habló totalmente segura de lo que decía, su cuerpo temblaba pero no iba a salir corriendo frente a la persona que quería, Jonghyun se colocó en pie y le miró pasándose la mano por la mandíbula "¿Te lo dije no? Yo no pensaba en golpearte si ella no podía verte, así que... por este golpe, te devolveré algo peor" gruñó formando una sonrisa torcida en sus labios, Yoona se puso en posición de defensa, esperaba los golpes, estaba dispuesta a todo, pero jamás llegaron.
Tiffany se encontraba jugueteando con los restos de su cena, estaba preocupada por su novia, ella le había comentado que iría a su antiguo hogar a hablar nuevamente con sus padres, pero lo único que hacía cuando estaba allí era sufrir y llorar a través del teléfono, ahogándose en su tormento, la americana no podía entender como alguien tan dulce y preocupada podía ser lastimada por tantas personas "¿Tiffany?" la americana alzó la vista al escuchar que le llamaban, miró a su madre, sus ojos reflejaban preocupación y al igual que la incertidumbre que ya cargaba en la espalda la americana, su madre sintió esa sensación "¿Qué sucede hija?" "Taeyeon aún no me ha llamado... dijo que lo haría después que volviera de la casa de sus padres, pero ella... tengo mucho miedo de lo que pueda suceder" el señor Hwang suspiró profundamente y dejó su servicio a un lado, limpió sus labios "También estamos preocupados hija, sigue pareciéndome un poco cruel lo que le han hecho sus padres, pero ella es fuerte... va a estar bien. Tú lo has visto" la americana asintió entristecida, aunque le dijeran que debía estar tranquila, algo le decía que nada iba bien; al entrar en su habitación encontró en su teléfono un mensaje y lo tomó rápidamente, era de Taeyeon, solo decía un lugar y la dirección de aquel, Tiffany tragó saliva, estaba totalmente aterrada, ella no era así y un millón de incertidumbres se sembraron en su mente.
Las manos de la señora Jung daban ligeros toques con algodón bañado en alcohol a las heridas que podía encontrar en la segunda joven que había llegado con magulladuras aquel día, Jessica suspiró hondamente mientras se paseaba de brazos cruzados frente a la chica que entre quejidos recibía las curaciones "¿Por qué no me llamaste? Pude haberte ayudado, mira como quedaste" reclamaba la rubia mirando a la sonriente y malherida Yuri, ésta apenada miró de reojo al otro lado, Sooyoung estaba terminando de ponerle algunas cuantas vendas a la chica que le defendió "Alguien más me ayudó" susurró desviando su mirar al notar que la más alta entre las cuatro le reprendía por medio de su mirada "Tú hiciste que lastimaran a mi mejor amiga ¿por qué deberíamos estar protegiéndote?" "Ya te dije que ella se disculpó con Taeyeon, con nosotras y..." Jessica se quedó en silencio al ver que la morena se ponía de pie corriendo con delicadeza las manos de la señora Jung "Sé que no me vas a aceptar por mucho tiempo, tengo tanta culpa carcomiéndome, estoy dispuesta a que me odies todo lo que quieras pero... no me alejes de Yoona, no podría ser capaz de vivir si ella se vuelve a alejar de mí" confesó arrodillándose frente a ambas chicas, Sooyoung tragó y Yoona solo desvió la mirada con una sonrisa pegada a los labios.
Tiffany nuevamente bajó la vista a sus manos entrelazadas con las de la bajita, tragó saliva y un quejido escapó de sus labios, le dolía, al igual a Taeyeon, la americana intentó encontrar su mirada pero los enrojecidos ojos de la mayor se desviaban a otra parte "Taeyeon, por favor" susurró Tiffany "¿Qué más quieres que te diga? La decisión ya la tomaron, además de decirle a mi hermanita que yo jamás he existido, me obligarán a vivir con ellos... eso y salir de la escuela porque no tolerarán que esté cerca de ti" confesó volviendo a sentir como su pecho se desgarraba, Tiffany deseaba llorar al igual que ella, pero debía ser fuerte, para Taeyeon "No, yo no dejaré que te vayas" soltó las manos de la mayor y la atrajo rodeándola con sus brazos, Taeyeon escondió su rostro en el cuello de la castaña rodeando la cintura de la menor "No importa lo que pase, seguiremos juntas, tus padres jamás podrán separarnos" la bajita se separó unos pocos centímetros, la distancia suficiente para quedarse entre los brazos de la americana y a su vez poder mirarla "¿Y cómo se supone que haremos eso?" Tiffany se mordió los labios buscando entre su mente alguna idea y aquello salió reluciente como el sol después de una tormenta, volvió a mirar a Taeyeon fijamente "Ven a vivir conmigo"


Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 28: Mi una vez en la vida

Mensaje por Admin el Vie Sep 01, 2017 6:40 am

Las lágrimas comenzaron a detenerse lentamente y Taeyeon le miró fijamente, tragó saliva sus ojos posados en los de la americana, no entendía y no sabía cómo comenzar una oración, en su mente no estaba formulando absolutamente nada, Tiffany por su parte la miraba con sus ojos temerosos, tenía miedo de lo que llegase a decir, solo quería estar a su lado y nunca dejarla, la amaba con todo su corazón, era su primer amor, su mundo, su todo, bajó la vista al no escuchar una respuesta y alcanzó una de sus manos entre las suyas, acarició sus dedos y besó el dorso de su mano volviendo a mirarla "Es tu decisión Tae, pero quiero que vivas conmigo" "Pero Phany... ¿y tus padres? ¿Qué dirían de mí sí me fuera a vivir a su hogar? No creo que estén muy de acuerdo, ellos son muy amables conmigo pero..." sus palabras fueron cortadas por los labios de la menor, Tiffany se sentía aliviada de que aquellas fuesen únicamente las preocupaciones de la bajita, Taeyeon enrojeció al sentir los suaves y aplastantes labios de Tiffany sobre los suyos, pero correspondió al beso porque amaba la sensación que le daban "No te preocupes por eso" susurró sobre los labios de la mayor, Taeyeon entreabrió sus ojos, quería todo de ella, Tiffany se separó y agarró su mano para volver a caminar por el lugar.
Yuri subió las escaleras con pasos débiles, le dolía demasiado el cuerpo pero el ascensor del departamento estaba descompuesto, se quedó quieta en uno de los peldaños y observó a su alrededor, soltó un profundo suspiro "¿Por qué me has seguido todo el camino?" pidió sin girarse, aquella persona salió de su escondite y caminó hasta ponerse a su lado "Tenía miedo de que te sucediera algo y prefería vigilarte desde lejos" respondió encogiéndose de hombros, la morena le miró de reojo y continuó su camino sin volver a mirarle, aquel vigilante caminó detrás de ella "Entonces ¿me vas a dar una respuesta de la pregunta que te hice? ¿Quieres salir conmigo?" se quedaron en completo silencio y Yuri no esperó nada, no volvió a mirarle, solo se quedó allí, parada en su lugar, un suave contacto le hizo estremecerse y nacía desde la punta de sus dedos, y acababa al final de su palma "Estoy lista para salir contigo" Yuri miró a la joven sorprendida, sus ojos se llenaron de lágrimas y solo se dejó abrazar por la menor "No me dijiste que ibas a llorar" comentó dando ligeras caricias en su espalda, la morena escondió su rostro "Tú no me dijiste que aceptarías, gracias Yoona" Yoona sonrió apretando entre sus brazos a Yuri, un quejido escapó de sus labios y la soltó un poco "Lo siento, olvidé que dolía tanto" "No importa, el dolor físico vale la pena por las personas que amas, me haces sentir tan feliz"
La bajita tomó ambos cafés de la barra y caminó hasta el puesto donde se habían acomodado, Tiffany le miró fijamente, una sonrisa apareció en sus labios "Entonces ¿ya lo habías hablado con tus padres?" preguntó Taeyeon sentándose mientras le entregaba su café, tomó un sorbo y disfrutó del sabor dulce de su café, Tiffany le miró fijamente y sonrió "Tienes un poco de la espuma del café en tus labios" comentó divertida, la bajita alzó las cejas miró hacia todas partes, y tomó por la nuca a Tiffany atrayéndola a sus labios, la menor sorprendida reaccionó tardíamente cuando la boca de la bajita ya se había separado de la suya y su rostro ardió completamente "¿Por qué lo hiciste? Podrían habernos visto y..." "¿Qué importa si nos ven? Tu boca sabe a café como la mía" Tiffany se llevó las manos al rostro "¿Cómo puedes decir esas cosas de ésta manera?" "¿De qué manera?" pidió con una sonrisa coqueta en los labios, la menor observó entre sus dedos a la bajita y sonrió bajando sus manos, alcanzó su mano y la acarició con la punta de sus dedos haciendo círculos en su dorso "Tae... ¿quieres vivir conmigo?" preguntó tornándose seria, Taeyeon enredó sus dedos con los de la castaña y volvió a posar sus ojos sobre los de ella "Quiero vivir contigo, si quiero" respondió con una pequeña sonrisa formándose en sus labios.
Al día siguiente, la bajita llegó a la escuela con una sonrisa en sus labios, estaba totalmente cansada, no había dormida en toda la noche, sin embargo, todo lo que le había dicho su novia el día anterior le causaba felicidad, solo había una cosa que le impedía ser completamente feliz y era el hecho de que sus padres le negaran su existencia a la menor de los Kim, tenía que intentarlo una vez más, hablar con ellos, pedirles que le dijeran a Hayeon que tenía una hermana mayor y no solo su difunto hermano, haría lo que estuviera a su alcance para poder conseguir que ellos le permitieran aquel único deseo; "¿Por qué sonríes tanto?" un escalofrío recorrió su espalda al escuchar aquella voz, miró detrás de ella, era aquel chico abusivo "Jonghyun" el chico sonrió torcidamente y la agarró por el cuello del uniforme empujándola hasta la pared, Taeyeon no alcanzó a moverse "¿Qué te sucede? ¿Por qué no me golpeas como lo hiciste hace unos días? ¿Acaso no puedes si no está tu noviecita, la estúpida esa?" se burló mientras continuaba apretando su agarre, Taeyeon intentó alejarse de él, estaba asustada "N-n-no me golpees" sintió terror, como la primera vez que él la había golpeado, nunca había sentido tanto dolor porque él cuando la lastimaba lo hacía sin un gramo de piedad, una de las manos del muchacho pasó hasta el rostro de la bajita y pasó sus dedos por la sedosa piel de la joven "¿Por qué no hacerlo? Ayer me golpearon tus amiguitas, quiero que tu noviecita sufra al verte herida" "Y-yo nunca t-te hice nada" tartamudeó sintiendo unas tibias lágrimas comenzar a bordear sus ojos, Jonghyun sonrió con maldad y pronto lanzó un rodillazo contra el estómago de la bajita dejándole sin aire, soltó su agarre y la dejó caer viéndole toser, de rodillas en el suelo, Taeyeon miró hacia todas partes, a pesar de que estaban en el establecimiento, parecía que todo el mundo había desaparecido completamente en ese horario, Tiffany estaba en sus reuniones con el consejo estudiantil y las demás chicas habían desaparecido completamente de su vista, intentó ponerse de pie, pero antes de hacerlo volvió a sentir como le cortaban la respiración, Jonghyun le había propinado una patada en el costado y nuevamente aterrizó contra el muro "No hay nadie más que te pueda salvar, y no dejaré que salgas ilesas, hace mucho tiempo que mis puños duelen por no poder golpearte" el muchacho apretó sus puños, Taeyeon se sentó en el piso intentando recuperar el aliento, una sonrisa segura apareció en su rostro y Jonghyun frunció el ceño "¿Por qué demonios estás sonriendo? ¿Qué te sucede?" Taeyeon entreabrió sus ojos y le miró sin dejar de sonreír "No importa cuántas veces me golpees, jamás volveré a llorar por esto, ya no te tengo miedo" se puso en pie como pudo y miró fijamente al más alto "Maldita basura" intentó acercarse pero Taeyeon se quedó en su lugar y antes de que se diera cuenta, le había lanzado un puñetazo a la boca del estómago al joven viéndole caer de rodillas, se apretó el abdomen tosiendo "Ya no vas a volver a golpearme nunca más" "No señorita Kim, él no lo hará" la bajita se giró sobre sus talones y miró boquiabierta a la persona que había hablado, era el director y a su lado se encontraba su grupo de amigas junto a Tiffany "El conducto escolar me dice que debería simplemente suspenderlo pero debido a que hay una constante de bullying y hostigamiento dentro y fuera de nuestro establecimiento, tomaremos acciones legales contra el joven, si usted no piensa hacerlo" Taeyeon miró incrédula toda la situación, no entendía nada "¿Realmente todo esto se va a acabar?" pensó en su fuero interno.
Sooyoung caminaba detrás de la bajita mientras las otras le seguían un poco más atrás "No puedo creer que hicieran esto" comentó con tono molesto Taeyeon, la más alta tragó saliva, se detuvo antes de llegar a la azotea de la escuela, miró a las chicas y suspiró "Por favor... necesito hablar con ella a solas" suplicó antes de girarse sobre sus talones; Taeyeon estaba sentada en el suelo, miraba al cielo sintiendo el dolor de los últimos golpes que recibiría del muchacho, los últimos y seguía sin poder creerlo, observó a Sooyoung acercarse "Discúlpame ¿sí?" Taeyeon solo la miró fijamente por unos cuantos segundos antes de volver a desviar la vista hacia el cielo "¿Sabes? Por mucho tiempo, jamás creí sentirme capaz de golpearlo, hoy fue un día en que con solo un golpe, sentí que le devolvía todo el dolor que él me había causado" "¿No estás molesta conmigo?" pidió Sooyoung sentándose a su lado, Taeyeon negó sintiendo paz en su interior "Jamás lo hubiera hecho yo"
Jessica se sentó junto a la americana y suspiró apoyando su cabeza sobre el hombro de la otra "¿Cómo llegamos a este punto de nuestras vidas?" Tiffany le miró "¿A qué te refieres?" "En menos de un año hemos pasado por muchas cosas, desde que conocimos a Taeyeon hemos cambiado tanto, todas para bien, pero tú... tú fuiste la que hizo que todo esto pasara" agarró la mano de Tiffany y ligeramente la apretó, sonrió mirando sus manos unidas "Creíste que estaba obsesionada con Taeyeon cuando quise conocerla más" "Sigues obsesionada con Taeyeon" se separó alegando la rubia, Tiffany sonrió mirándola y Jessica le devolvió el gesto "...Pero tú hiciste que esa chica descubriera la felicidad, que le diera una segunda oportunidad a la vida y así todos a su alrededor cambiamos" Tiffany se mordió el labio inferior, sus ojos se llenaron de lágrimas "¿Puedes apoyarme una vez más?" jugó con sus dedos, estaba nerviosa y no podía pensar en nada más "¿Qué sucede?" "Taeyeon no lo sabe aún pero... mañana iré a hablar con sus padres y ella se va a vivir conmigo" respondió con una sonrisa nerviosa en los labios, Jessica dejó caer su mandíbula, estaba estudiando con su mirada a la americana, estaba diciéndole la verdad pero no podía pensar en decirle algo distinto y con una sonrisa en los labios solo agregó "Tú estás completamente loca monstruo" "La cosa es que los padres de Taeyeon quieren sacarla de la escuela, alejarla de mí y simplemente están buscando la manera de que no tenga contacto con alguna de las personas que la conocen... ya he hablado con mis padres acerca de que Taeyeon se quede en casa, ellos fueron quienes me dieron la idea de hecho pero tengo miedo de la reacción de los señores Kim y quería que me acompañaras mañana al edificio donde tienen su negocio" Jessica le miró sorprendida pero simplemente asintió moviendo su cabeza "Supongo que... siempre te voy a apoyar monstruo temeraria" contestó encogiéndose de hombros.
El transcurso del día pasó rápido y las chicas volvieron a sus hogares, excepto la bajita, que se separaba de su novia para emprender nuevamente camino al hogar de sus padres, estaba convencida de que necesitaba encontrar una solución para el único problema que ellos le estaban dando, aquel dolor de cabeza que continuaba persistiendo, tragó saliva cuando Tiffany volvió a llamarla y contestó "¿Ya has llegado?" pidió preocupada, la americana le había dicho que podía pasarse a su casa luego de la visita a sus padres, pero no había insistido, Taeyeon sonrió enternecida "No, estoy a una cuadra, ya sabes... aunque yo viva en Yeongdeungpo-gu, ellos viven en Gangnam-gu, les queda más cerca del lugar de trabajo" "Taeyeon... pase lo que pase, yo estoy aquí, siempre voy a estarlo" susurró la americana, la bajita sintió su corazón acelerarse, lo sabía y era aquello lo único que le impulsaba a seguir adelante con todo, suspiró hondamente al quedarse frente a la puerta, sacó la mano de su bolsillo percibiendo el frío aire que había en el ambiente y tocó el timbre "Lo sé Phany, ahora entraré... te amo" pronunció esperando la respuesta de la americana y cortó, la puerta del lugar se acababa de abrir "Vamos Taeyeon, no tengas miedo" se alentó en su fuero interno y avanzó por el lugar; la joven no daba crédito de lo que estaba viendo, sus padres le habían dejado un puesto en la mesa mientras ellos esperaban con una sonrisa que se sentara junto a ellos, y algo para ella no estaba en su lugar correcto "¿Qué sucede aquí?" pidió sin dejar de mirar todo el lugar "¿Dónde está Hayeon?" agregó mirándoles, el señor Kim sonrió poniéndose de pie y corriendo la silla para Taeyeon "Ella está en casa de sus tíos, con Hyoyeon porque nosotros tenemos que hablar en privado contigo" contestó con la misma sonrisa plástica en los labios, la bajita con el ceño fruncido y extrañada por el comportamiento de ambos adultos, se sentó "Sé que les pedí volver a reunirnos antes de la fecha que ustedes decidieron pero quería darles mi respuesta sobre la situación" "Estamos complacidos de que vengas con la disposición de aceptar nuestros términos" respondió instantáneamente su madre mientras se llevaba una copa de vino a los labios, la bajita tragó "Bueno... yo..." "Hablaremos después de la cena al respecto, creo que es una falta de respeto arruinar la gran cena que ha preparado tu madre" intervino el hombre, Taeyeon no quería quedarse más que para responderles pero ellos estaban retrasando sus planes.
"¿Sucede algo hermanita?" Tiffany se había distraído y Leo estaba preocupada, llevaba al menos media hora ayudándole con su presentación para el día de mañana y ella solo se iba a su mundo, la menor de los Hwang tomó una bocanada de aire y la soltó para volver a fijar su vista en los de su hermano "No es nada, estoy bien" respondió pasándose una mano por su cabellos, volvió a poner su vista en la presentación y continuó escuchando a su hermano hablar, sin embargo, su mente volvía a jugarle en contra, lo único que estaba sucediendo en su mente, eran un montón de situaciones en las cuales Taeyeon estaba terminando con ella por culpa de los padres de la bajita y sentía miedo de todo eso.
Se limpió los labios y volvió a mirar a sus padres, ambos le miraban con la misma sonrisa de comercial que odiaba tanto "Entonces ¿cuál es tu respuesta? ¿A qué escuela prefieres irte?" Taeyeon tragó, escuchar a su madre decir esas palabras, creyendo que al fin le habían ganado a la bajita, le perturbaba, pero ella no estaba decidida a sufrir por culpa de ellos una vez más "Yo no me voy a transferir de escuela... tampoco vendré a vivir con ustedes" respondió lentamente, las sonrisas que habían permanecido en los rostros imperturbables de ambos adultos fueron desapareciendo y cambiaron por un rostro lleno de furia y el otro de confusión "Pero Taeyeon, estamos buscando darte una mejor educación, debes recordar que serás la heredera de nuestra empresa y..." Taeyeon comenzó a reír ante la ironía con la que estaban chantajeándole y el hombre no cambió su semblante serio "¿La heredera? ¿Están seguros de eso? Recuerdo que ustedes mismos me culparon de la muerte de mi hermano, por dios ¿qué dirían en la empresa si vieran a la hija de los presidentes rondar por los pasillos? Una criminal, asesinó a su hermano para quedarse con su puesto" un fuerte sonido provocó un silencio doloroso, la mejilla de Taeyeon ardía porque su padre le había lanzado una bofetada que se había marcado "Eres una niña malcriada, te vas a quedar en ésta casa, terminarás con esa niña porque es una abominación lo que hacen y es una decisión tomada ahora mismo" habló con autoridad el hombre, pero una sonrisa volvió a aparecer en el rostro de la bajita "Eso no va a poder ser..." respondió con suavidad volviendo a mirar a ambos, la madre de Taeyeon estaba completamente sorprendida, no había visto esa mirada en su hija antes, conocía a una pequeña Taeyeon temerosa que se escondía en las espaldas de su hermano mayor y ya no reconocía a esa niña asustada en ella "... ¿creíste que por golpearme yo me pondría a llorar y me disculparía? ¿Solo para quedarme a vivir con ustedes?" se puso de pie y con un poco más del valor que tenía en ese momento, se levantó unos cuantos centímetros la blusa de su uniforme exponiendo los últimos golpes que le había dado Jonghyun durante la tarde y algunas cicatrices que no habían desaparecido con el transcurso del tiempo "He estado acostumbrada a todo tipo de golpes porque he sufrido de bullying desde que ustedes se marcharon, por mucho tiempo pensé que nadie podría quererme, que solo mi hermano era la única persona que ya no habitaba la tierra que estaba interesado en mí, por eso yo muchas veces había pensado demasiado" declaró la bajita volviendo a arreglarse su ropa ante los ojos sorprendidos y aterrados de sus padres "Yo intenté suicidarme... un día estaba completamente harta de mi vida y no aguantaba más del sufrimiento, porque a nadie le interesaba, porque ni siquiera mi hermanita sabía de mí" agregó mirando a los silenciosos adultos que seguían con las mismas expresiones de horror sin poder creer lo que acababan de escuchar "... y un día decidí faltar a clases, ese día iba a suicidarme, pero no pensé que le entregarían mis calificaciones a la presidenta de la clase para que fuera a dejármelas porque al parecer mi profesor estaba preocupado de que no estuviera dentro de su sala de clases, pero fue ese mismo día, que esa chica que ustedes consideran una abominación detuvo ese pensamiento que terminaría acabando con mi vida... Fue Tiffany la única persona que se interesó en mí y me devolvió las ganas de vivir, con golpes o sin ellos... y es por eso que me iré a vivir con ella" concluyó mirándolos, el hombre apretó sus puños "Taeyeon, estás mal... hablemos de esto, le diremos a Hayeon que tiene una hermana pero a cambio tú dejarás a esa niña" la bajita tembló cerrando sus puños, su mente no había dejado de luchar con aquel debate interno, pero algo tenía claro, pasara lo que pasara "La respuesta es no"


Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 29: Brisa Cálida

Mensaje por Admin el Vie Sep 01, 2017 6:41 am

Taeyeon se sentó frente al portal de los Hwang, aún estaba intentando procesar todo lo sucedido en la casa de sus padres, su corazón desde el momento que había puesto un pie en ese lugar, latió como una metralleta, y ahora que todo había acabado, que sus padres convencidos de que iban a hacer un bien y si era necesario tomarían acciones legales para acabar con toda la felicidad de la bajita, su corazón latía de la misma manera "¿Qué le voy a decir?" pensó en su fuero interno, pasándose las manos por el rostro, apoyó los codos sobre sus piernas y dejó descansar su cabeza en las palmas; la americana abrió la puerta al escuchar el mensaje de voz de la bajita, se encontró con ella sentada en los escalones de su entrada, de espaldas a ella, Tiffany tragó saliva, juntó la puerta y se arrodilló detrás de la bajita pasando sus brazos por su cuello y recostando su peso sobre Taeyeon "Hayeon nunca va a saber que soy su hermana" pronunció intentando convencerse de que aquello no le importaba, Tiffany apretó sus labios, a pesar de no mirarla a los ojos, sabía que estaba sufriendo "Ellos me hicieron escoger... terminaba contigo o le decían que soy su hermana" "Y me escogiste" la americana no pudo evitar pensarlo, tenía la culpa del nuevo sufrimiento de Taeyeon, ella estaba siendo el impedimento por el cual la bajita no podría compartir nunca con su hermana menor, solo porque Taeyeon la había escogido a ella "Tú me cambiaste, me diste una oportunidad" susurró la bajita alcanzando una de las manos de la castaña.
Jessica se sentó frente a su computadora, miró a la americana que aun secaba sus lágrimas y suspiró profundamente "Querías que habláramos por video porque no eras capaz solo de decírmelo por teléfono y lo primero que haces es ponerte a llorar ¿qué fue lo que sucedió para que estés tan mal?" "Se trata de Taeyeon" habló mientras aun intentaba dejar de emitir gemidos desgarradores, Jessica le miró sorprendida "¿Terminaron?" pidió al ver a su amiga destrozada "No, es algo peor... ella me escogió a mí" contestó volviendo a esconder el rostro entre sus manos, la rubia no entendía nada "Monstruo, háblame claro, no entiendo porque eso es tan malo" "Jessica... hoy ella iba a conversar con sus padres para decirles que viviría conmigo y ellos utilizando su último recurso le dijeron que ellos le hablarían a Hayeon sobre ella, a cambio de que terminara conmigo y se fuera con ellos, pero prefirió perder a su hermanita por mí, ¿comprendes ahora lo doloroso que es para mí esto?" habló volviendo a llorar, Jessica la miró sin poder creer todo lo que le contaba, estaba sorprendida por la manera tan cruel con la cual los padres de la bajita podían tratarla, ya sabía que la morena estaba sufriendo con el simple hecho de que su padre la expulsara de su hogar, pero Taeyeon estaba perdiendo a su hermana por culpa de sus padres "Tiffany, tranquila, todo va a estar bien... recuerda que mañana irás a hablar con ellos, quizás puedas convencerlos de que lo que le hacen a Tae es un completo error" "No sé ni siquiera como enfrentarlos" un ruido llamó la atención de la americana, y volvió su vista enrojecida al lugar de donde provenían los sonidos, supuso de quien se trataba "Jess, hablamos mañana, Tae ya terminó su baño" "Está bien, pero tranquilízate ¿sí?" terminaron la video llamada y Jessica dejó escapar un gran suspiro "Creo que de esta no vamos a salir bien monstruo" pensó mirando una fotografía que tenía con su amiga, se llevó los dedos del medio e índice de ambas manos a las sienes y lentamente comenzó a frotar para aplacar el dolor de cabeza que comenzaba a hacerse presente, decidió tirarse en su cama y cerró sus ojos intentando pensar en ideas para poder ayudar a su amiga.
La bajita apoyaba su cabeza contra la palma de su mano, mientras con su otra mano acariciaba el abdomen de la americana y pasaba hasta su cintura, una pequeña sonrisa dibujaba su rostro, pero para Tiffany por el contrario, sus ojos le demostraban dolor y una profunda tristeza, y ella sabía claramente el porqué de aquellos ojos apagados "Taeyeon" "No hablemos, quiero solo poder mirarte hasta quedarme dormida sabiendo que estás a mi lado" la bajita pronunció sin detener sus caricias, Tiffany tragó asintiendo y disfrutando de la suave y delicada mano de la bajita que se extendía por aquella zona de su piel que erizaba y le hacía pensar que deseaba más, pero sabía que ese no era el momento para algo más "Te amo Tae" susurró Tiffany mirándola fijamente, Taeyeon detuvo sus caricias dejando su mano en el lugar y se acomodó en la cama pasando su otra mano debajo de la espalda de la americana para atraerla a ella "Y yo te amo a ti, Phany" la apretó contra su cuerpo mientras cerraba sus ojos. Apoyó sus labios contra el hombro de la americana e intentó amortiguar ese dolor que le desgarraba su corazón, aunque no se lo quisiese decir a Tiffany, deseaba poder disfrutar de momentos preciados con su hermana pequeña.
Yoona observó a su ahora pareja y su mejor amiga, estaban sentadas detrás observando al joven declararse culpable de todos los ataques en contra de Taeyeon y sus amigas, y la bajita estaba sentada, ocultaba su rostro entre las manos, sus codos apoyados contra la mesa junto al abogado que la escuela le había impuesto, sabía porque estaba así, ella no quería que eso sucediera, atraería la atención de los medios ante la violencia injustificada que le proporcionó el estudiante a Taeyeon, pestañeó varias veces cuando vio el martillo golpearse en la mesa del juez, pedía orden porque el chico se había levantado en un arrebato, acercándose al lugar donde se ubicaba la bajita, Yoona apretó sus puños y sintió el agarre de la morena a su lado, intentaba tranquilizarla "Voy a dar mi sentencia" habló profundamente el hombre, todos volvieron a observarlo; "Se acabó" Taeyeon levantó la vista, Yuri le extendía una lata de café, lo tomó y entibiando sus manos con el calor de la lata, se la llevó a los labios "No puedo creer que pasará todo tan rápido" "Años de dolor y el juicio duró solo un par de horas" la morena se sentó a un lado de Taeyeon y ésta suspiró dejando descansar su cabeza contra el hombro de Yuri "No pensé que él se declararía culpable de todos los actos violentos... no entiendo... ¿por qué no dijo nada de mí?" pensaba en voz alta la menor observando al vacío, Taeyeon pensaba lo mismo, no entendía las acciones del joven pero estaba segura de que ya no volvería a intimidarla jamás "Me enteré que tu padre te sacó de casa" habló la bajita nerviosa, Yuri esbozó una triste sonrisa, su vista se volvió borrosa y supuso que a pesar de que intentase morderse el labio para evitarlo, terminaría llorando "Él jamás podrá comprender que su hija quiere ser feliz, solo ven el dinero Taeng" la mayor bajó la vista entristecida, sus padres tenían el mismo pensamiento, no les importaba los sentimientos que podía tener su hija "Fue mi culpa que tus padres volvieran a pisar suelo coreano" pronunció arrepentida la morena, Taeyeon se separó y le miró sorprendida "Lo siento tanto" agregó dejando que las lágrimas cayeran "No te disculpes, hubiera pasado de todas maneras, sea como sea, con el motivo que fuese, ellos hubiesen vuelto y tendrían que haberlo descubierto" ambas se miraron fijamente y sonrieron torpemente "¿Qué nos sucede? Es como si hubiésemos vuelto a ser las mismas niñas asustadas" "Pero ahora vamos a estar juntas y no dejaremos nuestra amistad de lado" agregó la morena limpiando sus lágrimas.
Tiffany tragó saliva, apretó la mano de su mejor amiga y le miró nerviosa "No quiero entrar, todo va a salir mal, no puedo entrar... No, no, no" "Stephanie ¿quieres calmarte?" le pidió en tono autoritario Jessica, la americana calló al instante, estaba sorprendida por la forma en que le había hablado, solo la llamaba de esa manera cuando ella había perdido los estribos "Si las cosas no salen bien, estaré a tu lado, en todo momento ¿tienes claro eso verdad?" señaló empujando suavemente con su dedo índice la cabeza de Tiffany, la chica asintió apretando sus labios, no podía evitar pensar en su novia, la manera en cómo le había mirado durante la mañana, esos ojos sinceros y dulces solo le decían que la amaba a ella, pero no podía ser feliz si Taeyeon no lo estaba siendo realmente, volvió a sentir como apretaban ligeramente su mano y regresó de su fuero interno para encontrarse con Jessica mirándole preocupada "Es hora, no vamos a prolongar más esto" mencionó Tiffany, intentando metérselo en cabeza, necesitaba convencerse de todo lo que estaba a punto de suceder.
Sooyoung se llevó una de sus manos a los labios, sus ojos abiertos como platos al ver como la bajita quedaba totalmente en blanco al escucharle mencionar aquello por lo que Jessica terminaría por enfadarse en un par de horas "¿Cómo que fue a ver a mis padres?" la bajita estaba aterrada, acababa de escucharlo de la boca floja de la más alta y Yoona junto a Yuri le miraban tan sorprendidas como lo había hecho Taeyeon "Dime que estás bromeando, Tiffany no puede enfrentarse a mis padres, e-e-ella n-no..." tartamudeó nerviosa, sus manos comenzaron a temblar y las dos chicas a su alrededor intentaron tranquilizarla "Taeyeon unnie, lo siento... Jessica me pidió que no te lo dijera pero... ¡soy tan torpe!" se reclamó a sí misma llevándose las manos a la cabeza, Taeyeon estaba entendiendo todo, ese comportamiento extraño que Tiffany había tenido con ella durante la mañana y como la había besado antes de que ambas se fueran por caminos distintos "¿Qué estás pensando hacer ahora?" pensó apretando los puños.
Las manos de la castaña se cerraron en puños, su mirada estaba perdida en la alfombra, jamás había escuchado un sermón tan terrible como el que le estaban dando los padres de Taeyeon en ese momento, y a su lado estaba Jessica, mirando atentamente a ambos adultos que se movían como leones dentro del cautiverio "Taeyeon salió en las noticias, dicen que un joven la estuvo hostigando durante un par de años en la escuela y llegó a los golpes" "Seguro al chico le gustaba y no pudo soportar la idea de verla actuar como una loca diciendo que le gustan las mujeres" Tiffany alzó la vista ante el comentario que el hombre había hecho, sintió sus mejillas arder y la rabia estaba carcomiéndola por dentro "Eres la culpable de que nuestra hija se siga equivocando una y otra vez ¿qué demonios quieres? ¿Dinero? Te podemos dar todo lo que quieras, solo deja a Taeyeon" señaló el padre de la bajita, Tiffany volvió a arrugar el ceño "¿Qué? Lo siento, no puedo hacerlo, si me declaro culpable de algo que hice por ella y ustedes debiesen estar agradecidos conmigo, yo sé de Jiwoong oppa, Tae me ha llevado a verle y tengo la certeza de que aunque no quieran demostrárselo, no querrían un destino como el que tuvo su hermano para ella ¿verdad?" la mujer frente a la americana sintió un escalofrío recorrer su espalda, la niña frente a sus ojos estaba en lo cierto, aunque intentaba evitar emitir opinión alguna sobre su hija, temía que la bajita cometiera suicidio al igual que su hermano pero no iba a doblegar su mano al respecto del error que creían cometía su hija "No estoy interesada en su dinero señor y señora Kim, yo solo quiero a Taeyeon, que sea feliz y sé que puedo brindarle mucho de ello, pero ustedes le están impidiendo ser completamente feliz" pronunció lo último con temor, Jessica a su lado le miraba fijamente, quería sostener su mano, pero si llegaba a hacer un movimiento seguro los dos adultos terminarían por hacer algo injusto con ellas dos, el hombre frunció el ceño y volvió a tomar asiento frente a la joven "¿Qué quieres decir con eso? Respóndeme ahora" exigió el hombre autoritariamente, la americana tragó saliva, respiró hondamente y volvió a abrir la boca "Permítanle compartir con su hermana, deben decirle a Hayeon que tiene una hermana mayor ¿por qué quieren que sus hijas sean infelices?" "Nosotros vamos a hablar con Hayeon" inquirió la señora Kim, Tiffany volvió a fijar sus ojos en ella sorprendida "¿Le dirán? ¿De verdad?" "Sí, pero a cambio debes hacer algo por nosotros" repuso con una sonrisa que evidentemente no tenía buenas intenciones, la americana le miró nerviosa, tenía un mal presentimiento y no tenía dudas de eso.
Taeyeon entró en la casa de los Hwang, Michelle le había abierto y ésta le miró totalmente preocupada, el semblante de la bajita no era el mejor, y la mayor de los Hwang a pesar de haberla visto con golpes y malherida, creía que esa mirada era peor que todas aquellas que demostraba por el dolor de las magulladuras "¿Tiffany ya regresó?" pidió la bajita acercándose a los primeros peldaños de la escalera "Ah, Tiffany dijo que se iba a quedar en casa de Jessica, dijo que deben entregar un proyecto para ciencias y están muy atrasadas con el tema" respondió la mayor, Taeyeon se quedó en silencio intentando entender porque su novia estaba mintiendo, ella bien sabía que ese proyecto de ciencias, lo habían terminado en clases hace dos días, Michelle carraspeó al darse cuenta de lo distraída que estaba la bajita y ésta le miró "¿Sí?" "¿Quieres comer algo? Aun no llegan mis padres así que solo estoy buscando las verduras para la cena" comentó caminando hasta la cocina, Taeyeon caminó detrás de ella y se sentó frente a la isla que tenían dentro de la cocina, su mente intentaba conectar algo con lo que pudiera entender lo que estaba pasando con la americana, pero no tenía respuestas de aquello "Taeyeon" la bajita volvió a caer en cuenta de que se había perdido entre sus pensamientos "¿Te ocurre algo? ¿Estás bien?" pidió la mayor, Taeyeon le miró mordiéndose ligeramente el labio inferior por dentro "Sabes que puedes confiar en mí, no le diré nada a Tiffany" agregó sentándose frente a ella, la bajita tomó una bocanada de aire, pasó sus manos por el cabello y se rindió soltando todo el aire contenido "Sé que Phany fue a la casa de mis padres hoy, y lo hizo cuando yo estaba distraída con el tema del juicio que le hicieron a Jonghyun, solo que no entiendo ¿por qué me está evadiendo?" pensó mirando a un punto fijo en la mesa, Michelle le miró fijamente, comprendía que estaba verdaderamente preocupada, pero no podía confesarle que su hermana le había rogado entre lágrimas que no le dijera absolutamente nada acerca del motivo por el cual se quedaba en casa de Jessica "Se supone que entre ella y yo no existen secretos" pronunció cabizbaja, casi en un susurro inaudible, el dolor que estaba calando en el pecho de Taeyeon se volvía más profundo "¿Prefieres... ir y descansar mientras yo preparo todo para la cena?" sugirió Michelle, la menor volvió a mirarle y asintió poniéndose en pie, salió de la cocina y caminó con pasos débiles hasta la habitación de Tiffany, no quería estar en el lugar que le habían designado como su habitación, todavía no tenía nada de ella y ese lugar, estaba lleno de Tiffany, aspiró hondamente el perfume de la americana y se recostó sobre la cama, abrazando la almohada "¿Por qué te alejas Phany?" pensó sintiendo sus ojos llenarse de lágrimas, escondió su rostro contra la almohada antes de soltar el primer gemido desgarrado por las lágrimas.
"Boca floja" pronunció con un deje de molestia la rubia, Sooyoung se había sentado sobre sus rodillas frente a Jessica intentando pedirle disculpas, lo que no se había esperado era que Tiffany también estuviese en el lugar "Te dije que no le dijeras nada a Taeyeon ¿cómo puedes ser tan...?" bufó girándose sobre sus talones, Sooyoung se levantó caminando detrás de la rubia "Yo no quería decirle nada, solo trataba de alegrarla porque desde que salió del juicio de ese idiota, su mirada había estado tan apagada como una linterna sin baterías y sin darme cuenta, ya le había dicho que Tiffany y tú irían a hablar con sus padres" "Pero Soo..." Jessica estaba abatida, no sabía que decirle porque realmente el estado en el cual estaba su amiga en su habitación era deplorable "Tiffany... ¿se encuentra bien?" pidió la morena alta mirando a su novia que se había quedado en completo silencio, Jessica tragó y negó sentándose nuevamente en el sofá, Sooyoung hizo lo mismo pasando su brazo por detrás de la nuca de su novia "No entiendo porque hay gente tan cruel en la vida, Taeyeon no merece tener unos padres así" Sooyoung sentía el dolor impregnado en las palabras de su novia y no dudó un segundo más en estampar sus labios unos segundos en la cabeza de Jessica "Sé que no puedo cambiar nada, pero quiero que estés bien, todo saldrá bien al final de todo esto"
Al día siguiente, la americana había salido de la casa de Jessica antes de que ella incluso comenzara a desayunar y su amiga entendía que la joven necesitaba estar sola en ese momento, Tiffany solo quería aclarar su mente, ser capaz de tener todas sus ideas claras al respecto de lo que sucedería al encontrarse con Taeyeon durante la mañana en clases, por lo tanto, ingresó al establecimiento más temprano que nunca y por el cansancio acumulado terminó por dormirse sobre su banco; Taeyeon había entrado en el salón y solo encontró a una persona en el lugar, una pequeña sonrisa se dibujó en su rostro, pero su semblante preocupado no cambió en su mirar, se acercó a la castaña que seguía dormida, acuclillándose, deslizó su mirada dibujando mentalmente el rostro dormido de la americana en su mente, sus labios delicados, sus pómulos pronunciados, su suave nariz al roce de sus dedos y sus ojos, amaba esos ojos que cuando le miraban, parecían lanzar destellos, Taeyeon suspiró mirándola fijamente y llevó su mano delicadamente hasta la cabeza de Tiffany "¿Qué es lo que nos han hecho?" y como si aquello hubiese sido un encantamiento, Tiffany comenzó a despertar, pestañeando y encontrándose con ella "Tae" "Buenos días preciosa princesa" susurró mirándola con ternura, no le iba a reclamar por el hecho de que le mentía, tampoco que guardara secretos y mucho menos de no haberla visto el día anterior después de clases, no, ella solo quería vivir el momento con su novia "Taeyeon, yo tengo que..." no pudo continuar su oración porque la bajita había capturado sus labios en un beso, un beso necesitado, uno que había despertado por completo a la americana y abría su boca con urgencia al sentir la lengua de la bajita rozando constante sus labios, sin embargo ese mismo beso que había avivado la llama pasional, abrió heridas en el pecho de ambas, se separaron respirando agitadas, mirándose con los ojos cubiertos por la pasión del momento, pero lo que iba a suceder en ese momento "Tiffany te amo demasiado... vamos a terminar" jamás iban a esperárselo.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 30: Más allá de los tiempos difíciles

Mensaje por Admin el Vie Sep 01, 2017 6:41 am

El cuarto volvió a iluminarse, Jessica se había acercado a abrir las cortinas en la habitación de la americana y ésta se escondió más debajo de las mantas "Vamos, ya tienes que levantarte monstruo, es hora de ir a clases, no me hagas venir a buscarte todos los días, pierdo horas de sueño por esto" "Déjame en paz" pronunció desde su lugar, Jessica suspiró pasándose una de sus manos por la cabeza y caminó hasta la cama, tomó las mantas y tiró de ellas "¿Qué haces? No quiero ir a clases" "No aguanto más, Stephanie Hwang, es hora de que te levantes de une buena vez y vayas a clases con ánimos" regañó la rubia mirándola fijamente, Tiffany se sentó sobre su cama y miró a su amiga, sus ojos estaban hinchados y parecía que no había descansado durante la noche, bien sabía a qué se debía todo esto, pero no era la primera vez que lloraba por ella, sus ojos se aguaron con solo pensar nuevamente en aquella chica y Jessica volvió a ponerse de rodillas frente a ella, atrayéndola en un abrazo "Tiff, han pasado dos meses desde que terminaron, ni siquiera sabemos en donde se encuentra, debes superarla" la americana escondió su rostro en el hombro de Jessica y otra vez lloró desconsolada "¿Cómo puedo hacerlo? ¿Cómo voy a superarla si la amo tanto?" la rubia volvió a acariciar sus cabellos, ya no sabía cómo animar a su amiga, la primera vez que la vio en ese estado, Taeyeon acababa de salir de la sala de clases al finalizar el horario del día.
Dos meses atrás...
Jessica, miraba preocupada a su mejor amiga y compañera de puesto, a pesar de que estaba sentada allí, escuchando al profesor, parecía ausente, su mirada apagada y no había señal alguna de que su alma estuviese en ese cuerpo, se giró para mirar a Taeyeon y ésta evitó su mirada, sus ojos puestos en el texto que debían estar leyendo "Algo anda mal" pensó la rubia; al término de clases la bajita salió de la sala y Jessica antes de darse cuenta, vio a su amiga derrumbarse entre lágrimas en su lugar, escondiendo su rostro mientras sus sollozos se volvían más fuertes "Tiffany ¿qué sucede? ¿Por qué estás así?" pidió asustada al ver como cada vez parecía desmoronarse más la americana "Se acabó... Ellos lo consiguieron"
Presente...
"¿Cómo está Tiffany unnie?" pidió Sooyoung atrayendo a la rubia a sus brazos, junto a ellas, estaban Yuri y Yoona sobre la azotea, Jessica suspiró sentándose sobre las piernas de la más alta, se pasó las manos por el cabello y miró al cielo "Ella ya no es la misma chica brillante, ya no es el sol" respondió deprimida, Yoona observó a la morena "Yuri unnie, ¿no has hablado con Taeyeon unnie?" Yuri negó moviendo su cabeza de un lado al otro "He intentado llamarla pero sus padres seguro le han cambiado el teléfono" "No puedo soportar ver a Tiffany de esa manera, ya no aguanto tener que cargar con todo lo que me ha dejado" los ojos de la rubia se llenaron de lágrimas, Sooyoung acarició su espalda, no quería verla de esa manera e intentó pensar en alguna idea para encontrar a la bajita "Seohyun" "¿Qué?" pidió Jessica limpiando las lágrimas que había derramado, Sooyoung chasqueó los dedos mirando a Yoona "Debemos hablar con Seohyun, ella es la única línea directa con algún familiar de Taeyeon" los ojos de la menor se abrieron de par en par "Y de esa forma, Hyoyeon unnie nos dirá en qué lugar está" agregó la menor, Sooyoung asintió, Jessica se puso de pie y las miró "Un momento, no creo que sea buena idea, han pasado dos meses ¿creen que ella nos ayudaría a encontrarla? Yo... no puedo darle ilusiones a Tiffany" declaró desesperada la rubia, miró su reloj y suspiró "Debo ir a reunión con el consejo estudiantil, desde que todo se acabó con Taeyeon, Tiffany no pudo hacerse cargo de su lugar en el consejo, menos ser la presidenta de la clase" habló despidiéndose de las chicas, todas le miraron hasta que desapareció "Aunque deseara que ella no se preocupara tanto por Tiffany unnie, ellas son casi hermanas, han compartido más momentos" pensó en voz alta la más alta con una débil sonrisa en los labios, Yuri le miró "Será mejor que nos apuremos con esto"
Tiffany volvió a sentarse en los columpios frente al antiguo hogar de la bajita, sus ojos vacíos de vida, y su cuerpo parecía arrastrarse involuntariamente hacia aquel lugar, respiró hondamente y volvió a balancearse en su lugar "Te necesito Tae"
Dos meses atrás...
Las piernas de la americana veloces llegaron hasta el único lugar donde podía encontrarla, donde creía y tenía la última esperanza de poder hallarla, agitada y apoyando sus manos a sus rodillas buscó nuevamente obtener todo la respiración perdida en la carrera que había hecho desde la parada de autobuses que le dejaba más cerca del lugar, tragó saliva volviendo a mirar el número de la puerta y pronto comenzó a tocar, su corazón latía acelerado y más allá de la carrera, era por el hecho de que estaba desesperada por ella "Tae, no me dejes..., por favor" "¿Tiffany unnie?" la americana dirigió su mirada a la puerta contigua, Sooyoung estaba allí "Sooyoung, ¿sabes dónde está Tae?" la menor se mordió el labio inferior y negó arrugando el ceño entristecida "Mi hermana me dijo que Taeyeon le agradeció por el tiempo que cuidó de ella cuando estaba enferma y solo le dijo que se marcharía lejos" Tiffany retrocedió con pasos temblorosos "¿Estás bien unnie?" "Taeyeon se fue" susurró volviendo a bajar la vista, creyendo que en su interior su corazón se rompía.
Presente...
Seohyun miró a la entrada del salón de baile, habían dos personas que le miraban fijamente y les saludó con una sonrisa, se puso de pie y caminó hasta ellas "Sooyoung unnie, Yoona unnie ¿qué hacen aquí?" pidió mirándolas emocionada, ambas jóvenes le sonrieron "Estábamos buscándote pero en la escuela no te encontramos y pues... pensamos que ya te encontrabas aquí" "¿Y qué buscan de mí?" volvió a preguntar extrañada por la declaración de Yoona, ambas mayores se miraron de reojo y nuevamente dirigieron su mirada a ella "Hyoyeon" pronunciaron al mismo tiempo, la menor les miró sorprendida "¿Es porque desapareció Taeyeon unnie de la escuela?" preguntó, ambas asintieron "¿La encontraron?" apareció una morena detrás de las dos muchachas "Buenas tardes Yuri unnie" saludó la menor entre el grupo y Yuri le sonrió haciendo un leve gesto con la cabeza "Debería llegar en..." "¿Qué hacen ustedes aquí?" el grupo se giró y miró a la joven que llevaba ropa deportiva y el pelo tomado en una coleta, Sooyoung se acercó a ella y la abrazó "Vaya, es una linda manera de recibirme pero vuelvo a preguntar ¿Qué hacen ustedes aquí?" "Hyoyeon unnie... deberías saber porque están aquí" la rubia suspiró dejando caer sus hombros y las miró fijamente, hizo un gesto hacia otro lugar "Será mejor que hablemos en un sitio más privado, Seohyun no te quedes acá, ven con nosotras" habló la bailarina; desbloqueó su teléfono y buscó entre su galería "Aquí está" indicó mostrando su teléfono a las jóvenes expectantes, todas miraron el aparato e involuntariamente un deje de tristeza se posó en ellas, frente a sus ojos, una Taeyeon sonriente con su hermana menor estaban plasmadas en la fotografía "No se dejen engañar por esto, hay veces que Taeyeon se va a quedar en mi casa y antes de dormir llora, todas las noches..." "Es por Tiffany" pronunció Yuri, la rubia asintió apretando los labios "Me dijo que ella le pidió terminar porque no iba a ser capaz de ver como sus padres jugaban con su novia" un golpe de un puño cerrado aterrizó en la mesa, Sooyoung estaba enfadada "No puedo creer que sean tan crueles, esos dos..." "Son sus padres Sooyoung, creen que están viendo el bien de Taeyeon, pero no hacen más que mirarse los bolsillos, igual que los míos" interrumpió con un deje de tristeza en su tono de voz la morena, Yoona alcanzó su mano y la estrujó tiernamente "Pero entonces ¿por qué se alejó tanto? Se fue de su departamento, salió de la escuela y cambió su número de teléfono" pidió Yoona, Hyoyeon dirigió su vista a ella "Era de la única forma que podía hacerles entender a sus padres que iba a hacer lo que ellos quisieran" "¿Hay una manera de que podamos verla?"
Jessica asintió mientras escuchaba a su novia por medio del teléfono "Entiendo, pero... no estoy segura de si esto será una buena idea, Tiffany es mi mejor amiga, es casi como mi hermana y mi deber es protegerla" nuevamente Sooyoung habló inquieta, buscando hacerle entender "Tengo miedo Soo, quiero verla sonreír nuevamente, pero si ella la vuelve a alejar ¿crees que podré soportar verla más destruida de lo que ya está?" "Es de la única manera que creo podemos ayudarla, quieres volver a verla feliz ¿no es así?" pidió la morena por medio del teléfono, Jessica miró fijamente el paisaje fuera de su ventana, la ciudad iluminada por las luces nocturnas, se pasó una mano por el rostro "Quiero" "Entonces vamos a intentarlo"
La americana abrió los ojos, miró su reloj y se pasó las manos por los ojos mientras bostezaba, no había nadie, ningún intruso en su habitación "¿Qué hora es?" un toquecito en la puerta, dirigió su vista, acababa de llegar "Hermanita ¿puedo entrar?" Tiffany volvió a sentarse mirando extrañada a la puerta, se abrió y Michelle apareció por el borde "Ya es hora de ir a clases, te preparé el desayuno" la americana apoyó sus pies en el suelo y rascó su cabeza, dejó escapar un profundo suspiro "Jessica dijo que no vendría hoy porque tenía muchas cosas que hacer desde temprano con el consejo estudiantil por el festival cultural" una débil sonrisa adornó los labios de la americana "Se supone que debería estar organizando todo eso, pero no tengo las fuerzas ni siquiera para ponerme en pie" "Mamá y papá están preocupados por ti, sé lo difícil que es alejarte de la persona que amas pero puedes superarlo, solo debes ser optimista, si tú no quieres levantarte entonces nadie puede hacerlo por ti" habló la mayor de los Hwang sentándose a su lado y acariciando sus cabellos, Tiffany dejó caer su cabeza en el hombro de Michelle "Es que es difícil dejarla ir, Mimi, yo la amo mucho, todos los días me pregunto ¿por qué me dijo que me amaba si iba a terminar conmigo? ¿Por qué me besó de esa forma, si iba a romper conmigo?" una lágrima rebelde rodó por la mejilla de la castaña amenazando con el inicio de una nueva tempestad, Michelle suspiró "Taeyeon hubiera querido que siguieras sonriendo, a pesar de no estar contigo"
Se sentaron todas en la cafetería, era el segundo receso y cada una de las chicas estaba de acuerdo con el plan "Muy bien, yo llevaré a Tiffany a la parada de autobuses" "Las acompañaré, para que no le parezca extraño que vayas solo con ella" indicó la rubia "¿Qué hay de la reunión por el festival cultural?" pidió Yoona mirándole sorprendida, Jessica se llevó a la boca un bocado de la comida de Sooyoung y sonrió "Lo tengo todo bajo control" guiñó un ojo, entonces todas sonrieron "Mientras tanto, nosotras contactaremos con Hyoyeon unnie para que ella hable con Taeyeon unnie y al momento de que Tiffany se baje del autobús, se encuentren en el mismo lugar" "El plan no puede fallar, cada minuto es importante" habló Yuri mirando a cada una del grupo "Nos encontraremos en la entrada a las 16:00 horas" acordó la más alta.
Miró la pantalla del teléfono y esbozó una pequeña sonrisa en sus labios, cada segundo de su vida, cada minuto, no dejaba de mirar esa fotografía, porque era de la única persona que albergaba su corazón, volvió a bajar el teléfono y paseó por aquella escuela mientras todos posaban sus ojos en ella "La nueva estudiante, la del juicio por bullying, la hija de los empresarios Kim" rodó los ojos al escuchar los murmullos de los estudiantes acaudalados de ese nuevo establecimiento, Taeyeon los miró molesta "No soporto a estos niños ricos" la bajita había sido transferida a esa escuela porque sus padres creían que era mejor rozarse con gente de su misma clase social, sin embargo, Taeyeon odiaba lo que le habían hecho, apretó sus puños "Me tiene enferma esto" pensó en su fuero interno, deseaba estar en aquel lugar, con aquella persona que movía su corazón, aquella que le había enseñado la luz; miró su reloj, era hora de salir de clases y lo único que quería era escapar de ese lugar, su teléfono comenzó a sonar y contestó a la llamada "Hyoyeon ¿qué sucede?" "A... Hola Taeyeon, te llamaba porque necesito un favor tuyo" la bajita tomó su bolso mientras escuchaba la petición "¿Quieres que vaya por tus nuevas zapatillas? ¿Por qué no puedes ir tú?" "Tengo ensayo pero es dentro de 20 minutos y no alcanzo a viajar a la zapatería, por favor ¿puedes?" rogó la rubia, aquello era una absoluta mentira, idea de la más alta y necesitaba que la bajita aceptara "De acuerdo, solo mándame la dirección del lugar, ahora salgo de clases y voy por ellos" "Gracias, te lo mando por un mensaje" cortó a la llamada y suspiró "Al menos así me distraigo un poco"
"Hyoyeon ya está lista" susurró Yuri a la más alta, Sooyoung sonrió y miró a su novia "Jessica ¿te irás a casa ahora?" miraron a Tiffany acercarse y la rubia negó "Debo ir a comprar unas cosas pero ¿quieres acompañarme?" "De acuerdo" se encogió de hombros, Jessica esbozó una pequeña sonrisa en sus labios, deseaba que esos ojos apagados volviesen a brillar como antes, y realmente deseaba que el plan de esas locas chicas resultase "Entonces las acompañaré, Yoona se va por el otro camino con Yuri unnie" dijo pareciendo molesta con ambas chicas, las dos sonrieron apenadas pero Tiffany no entendía nada "Ignórala monstruo, solo está así porque Yoona le robó parte de su almuerzo y no se lo devolverá hoy" la americana asintió ante el comentario de su mejor amiga y comenzó a caminar con ellas, estaba distraída como siempre y nadie podía evitarlo, Jessica miró de reojo a su novia, agarró su mano y la más alta le sonrió ampliamente "Vamos a lograrlo" gesticuló con sus labios la menor, Jessica rogó que fuera así mientras la americana caminaba delante de ellas; Jessica miró a su amiga, estaba sentada al lado de la ventana mirando hacia afuera, sus manos temblaban, lo único que recordaba era que cada segundo contaba, necesitaba saber que lo haría bien, dio suaves toques en el hombro de la americana "Es aquí, tenemos que bajar" "Bien" ambas se pusieron de pie y Jessica le dejó acercarse a la puerta antes "Tengo que comprar papel para... no puede ser" Tiffany se giró a mirarle cuando había bajado el último peldaño del autobús "Tiffany perdona, tengo un imprevisto, yo debo volver" "¡¿Qué?! Espera Jessica" la puerta se cerró antes de que la americana se volviera a subir y le vio marchar "Bien, ahora todo depende de ellas dos" pensó la rubia sintiendo culpa de haber dejado a su mejor amiga en aquella calle.
Tiffany caminó por aquella calle, maldecía a su mejor amiga "Estúpida, me dejaste sola, a cinco distritos de mi hogar" suspiró profundamente caminando por el lugar, sus ojos subieron y como si el tiempo se hubiese detenido, sus pies quedaron clavados en aquella posición y su respiración se aceleró porque ante su mirada estaba Taeyeon, con un uniforme diferente y al igual que ella, a quince pasos, estaba pegada al suelo mirándola fijamente "Tae..." pronunció en un susurro sintiendo sus manos temblar, Taeyeon por su parte tragó saliva, necesitaba ignorarla, pero su corazón ya se había vuelto loco y su yo interior ya estaba saltando de alegría, apretó sus puños y comenzó a avanzar, Tiffany respiró hondamente y bajó la vista, se supone que habían terminado ¿por qué se acercaría a ella? "Tae... te amo" pensó en su interior cuando la bajita solo pasó a su lado, se mordió el labio inferior no quería llorar, no en medio de la calle "Solo avanza idiota" se dijo a sí misma, dio un paso pero antes de darse cuenta le habían hecho girar sobre su lugar y unos brazos apretaban su cuerpo "Fui una completa imbécil cuando creí que si te alejaba podría protegerte de mis padres, no quiero renunciar a ti" Tiffany observó a la bajita, Taeyeon se separó de ella y tomó sus mejillas, la americana pronto la observó a través de sus ojos vidriosos "Te necesito en mi vida... eres mi sol, mi Phany" volvió a hablar con un nudo en su garganta asomándose, Tiffany sonrió dejando sus lágrimas escaparan y sin pensarlo, sin importarle nada en el mundo, se fundieron en un beso que las dos sabían, era el primero de su nueva vida.


Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Capítulo Final: Días lejanos en el futuro

Mensaje por Admin el Vie Sep 01, 2017 6:42 am

Taeyeon sonrió mientras acariciaba el brazo desnudo de la americana, Tiffany le miró, sus mejillas ardieron "Me encanta ver tu rostro después de hacerlo" susurró la bajita mientras continuaba acariciando la piel de Tiffany, ella se estremeció y se acercó más al cuerpo de la bajita "Eres una pervertida, nunca pensé que serías así" la bajita se encogió de hombros y posó sus labios en los que tanto había necesitado, la americana se arrimó a Taeyeon y profundizó el beso moviendo su boca contra la de ella de forma necesitada, Taeyeon por su parte se dejaba hacer mientras acariciaba por debajo de las mantas la espalda desnuda de la americana, ambas se miraron al separarse y una sonrisa apareció en sus rostros "¿Lo hacemos de nuevo?" Taeyeon tomó por los hombros a la menor y se giró quedando sobre ella y volvió a besarla "Tiffany estoy en... oh perdón" ambas se separaron al escuchar aquella voz y quedaron sentadas escondiendo toda parte de su piel bajo las mantas, Michelle tenía una mano puesta en su cara "Podrías haber tocado a la puerta" "No esperaba que mi hermana estuviera haciendo cosas con... espera ¿Taeyeon?" miró por entre sus dedos, la bajita sonrió apenada y Michelle suspiró mirando a su hermanita, tenía esa mirada juguetona, había vuelto su hermanita "No le diré nada a mis padres, tienen suerte de que fuera solo yo, pero deben vestirse y bajar al primer piso, quiero tenerlas en mi perímetro" destacó saliendo de la habitación, Tiffany miró totalmente roja a la bajita y ésta sonrió "Eso ha sido un poco..." "Vergonzoso, pero compartir cada momento así contigo, vale la pena" señaló Taeyeon besando su mejilla y levantándose de la cama, Tiffany sonrió al mirar su trasero y le dio una palmada desde su lugar, Taeyeon le miró y sonrió "Pervertida"
Michelle se dirigió a la entrada y abrió, se trataba de Jessica y el grupo de amigas, le hicieron una serie de preguntas a la mayor de los Hwang y ésta sonrió al ver a aquellas desesperadas chicas en el portal de su casa "¿Les gustaría pasar?" preguntó la mayor, todas callaron y asintieron caminando a paso lento por el pasillo, Jessica caminó delante del grupo hasta la sala de estar y una sonrisa se asomó en sus labios, Taeyeon tenía su brazo por detrás de la americana y miró a la rubia, sonrió llevando su mano disponible a su boca, indicó que se mantuviera en silencio, Tiffany se había quedado dormida mientras observaban la televisión "Te dije que todo saldría bien" susurró Sooyoung apoyando su brazo sobre los hombros de la rubia de la misma manera que lo hacía Taeyeon con la americana, Jessica le miró sonriendo ampliamente y besó su mejilla "Te amo" declaró mirándola fijamente, la más alta enrojeció y se mordió el labio mirándola emocionada; "Entonces todo lo que hiciste fue porque sabías que habíamos ido a la casa de tus padres ¿no es así?" preguntó Jessica mirando apenada a su amiga que aun dormía apoyada al brazo de Taeyeon, la bajita asintió "Mis padres son aterradores y no podía soportar la idea de que le hicieran daño a Tiffany, estaba dispuesta a asumir las consecuencias" habló pausada y en un tono más bajo, recordando aquel agónico momento en que tomó aquella decisión.
Dos meses atrás...
Los labios temblorosos de la americana rebuscaron los de Taeyeon y ésta solo se dejó besar nuevamente, deseaba llorar pero no podía hacerlo frente a Tiffany, quería demostrarle que podía ser fuerte, que debía intentarlo porque ya había tomado la loca decisión de protegerla de sus padres "¿Por qué debemos terminar? Me amas Tae" replicó la castaña mirándola implorante, Taeyeon tragó, acariciaba sus mejillas de la manera más amorosa que podía hacerlo "Es que... yo tengo que dejar de amarte" mintió cerrando sus ojos, la americana dejó caer las manos que en algún momento habían estado posadas sobre los hombros de Taeyeon "Acepté la oferta de mis padres, por eso debes odiarme" volvió a mentir pero su corazón se estaba haciendo pedazos, Tiffany había bajado la vista, no podía llorar "Jamás podría odiarte" "Lo harás... con el tiempo, terminarás odiándome, porque te lastimé" ambas volvieron a mirarse fijamente, el silencio reinó entre ambas y los primeros pasos que se acercaban a la sala dieron punto final a su conversación, mientras Tiffany se quedaba sentada en su puesto, mirando al vacío y Taeyeon caminando a su banco, con deseos de morir nuevamente "Lo siento, te fallé" pensó en su fuero interno sintiendo su alma desgarrada.
Presente...
Dirigió su mirada al rostro de su novia "No pensé que sería tan agónico estar tanto tiempo separada de ella, de la persona que me devolvió la vida" agregó volviendo a observar al grupo de chicas, Jessica suspiró "Debería estar molesta contigo" disparó apretando sus puños, bajó la vista, no podía mirar a su amiga dormida "Ella... parecía estar muerta en vida por tu culpa" "Ya no volveré a equivocarme, no más, siento mucho haber cometido ese error" admitió alcanzando con su mano solitaria, la más próxima a ella de Tiffany, acarició sus dedos "Ya sufriste por tantos años, ese es el único castigo que te daré, ahora es tu turno para solucionar todos los problemas" señaló posando sus ojos en los de la bajita, Taeyeon asintió "Ya no temo, me encargaré de mis padres"
La bajita sonrió mirando a través del vidrio las luces que desaparecían con velocidad, pensaba en su novia, en la mirada que le había dedicado cuando se despidieron, en su boca cuando la besó por última vez en el día y las palabras que le dedicó.
Unos minutos atrás...
"¿Tienes que irte?" formó un puchero en sus labios, Taeyeon asintió mirando el auto oscuro parado frente a la casa de la americana, volvió a girarse para mirar a Tiffany "Solo serán unos días más, pero mañana vendré a verte cuando salga de clases" sonrió tiernamente, alcanzó sus manos y se las llevó a los labios "Soy feliz porque nuevamente estamos juntas" confesó la bajita besando el dorso de ambas manos, Tiffany sonrió, tragó saliva y depositó sus labios sobre los de Taeyeon, rozando con suavidad y lentitud sus labios por sobre los de la mayor "Te voy a amar eternamente Tae" susurró contra sus labios, Taeyeon abrió sus ojos y le miró, los ojos de la americana parecían lanzar destellos y ella asintió "Te voy a amar por siempre"
Presente...
"Señorita Kim, ya estamos en casa" la bajita volvió de sus recuerdos cuando el chofer que sus padres habían contratado para llevar a Taeyeon a la escuela le llamó "Gracias señor Kang, por cierto, lo que usted vio en el lugar que me recogió, jamás pasó" "Sí señorita Kim" el hombre se había ganado la confianza de Taeyeon desde el momento que se preocupó al verle llorar durante sus viajes a la nueva escuela y descubrió todo lo que había sucedido y la realidad de todo; la mayor entró en la habitación de su hermana menor con una sonrisa enorme en los labios "Tae-tae unnie" Hayeon la miró con la misma enorme sonrisa, se acercó y saltó sobre los brazos de su hermana "¿Me has extrañado durante el día?" la pequeña niña asintió mirándola fijamente "Pero Tae-tae unnie ¿qué es lo que tienes allí en el borde?" pidió observando una marca en la nívea piel del cuello, Taeyeon sonrió avergonzada, no pensó que la americana había dejado una marca "Por la noche un murciélago debe haberme intentado convertir en vampiro" inventó llevándose a la menor a la cama, miró el reloj, era tarde para la niña "¿Es posible que te conviertas en vampiro? Si es así, yo también quiero serlo" habló decidida la pequeña, Taeyeon sonrió totalmente apenada, si supiera que su vampiro solo era una chica que había estado extrañando todo de ella "Debo protegerte como hermana mayor Ha, ahora debes dormir, mañana jugaremos por la tarde, es una promesa" "¿Me leerás un cuento?" preguntó cubriéndose con sus mantas, Taeyeon se sentó a su lado y tapó sus piernas "Sí, hoy vamos a leer un cuento maravilloso"
Tiffany sonrió mirando su teléfono, la bajita le había enviado una fotografía junto a un mensaje, estaba junto a su hermana menor, y la pequeña parecía un calco de la mayor "Hermanita, mamá y papá quieren hablar contigo" Tiffany dirigió su mirada a la mayor, alzó una ceja extrañada y Michelle sonrió "No hablé al respecto de lo que vi, solo baja" las mejillas de la americana se tornaron de un color rojizo y asintió guardándose el teléfono en el bolsillo; miró los papeles que tenían depositados en la mesa frente a ella "¿Qué significa esto?" pidió volviendo a mirar a sus padres, ambos suspiraron profundamente "Significa que los padres de Taeyeon saben que ustedes se reunieron el día de hoy y no van a estar dispuestos a nada referente a ti" "Nos dieron una maleta con dinero Tiffany, ellos quieren pagar para sacarte del país" los ojos de la americana se llenaron de lágrimas "No puede ser... y-yo... j-jamás he hecho algo malo... s-s-solo, quería protegerla" "Lo sabemos cariño" habló con suave y cálida voz el hombre, Tiffany le dirigió su mirada atenta y él sonrió "Por eso, nosotros mismos vamos a protegerlas"
"¿Sacarla del país? ¿Creen que van a cambiar las cosas con algo así?" gruñó la bajita mirando a sus padres, ambos le miraban con seriedad, especialmente el hombre con rabia "¿Quién te crees que eres para desobedecer nuestras órdenes? Te cambiamos de escuela porque era lo mejor que podíamos hacer por ti, estamos buscando un pretendiente para..." "¿Pretendiente?" preguntó la bajita mirándolos fijamente, apretó los puños y tomó una profunda bocanada de aire "No voy a aceptar nada de esto, la única persona con la que estuve, estoy y siempre estaré tiene nombre y es Stephanie Hwang" declaró poniéndose de pie "Y no me importa si me desheredan, ni siquiera quiero ser dueña de esa estúpida empresa que acabó con la vida de mi hermano" agregó mirándolos a ambos, la madre de Taeyeon observaba con ojos detallistas a la joven delante de ellos, cuanto podía callar, sin embargo, dentro de su ser, había una pizca de orgullo por ver a su hija ser fuerte ante su padre "Taeyeon, acordamos que de ésta manera podrías estar con tu hermana y..." "No puedes quitarle el derecho de ver a Hayeon" habló por primera vez la mujer, el señor Kim dirigió su mirada a ella, confundido por lo mencionado, Taeyeon tampoco entendía nada "Abre los ojos y date cuenta de todo el daño que le hemos hecho a nuestra hija" sus manos temblaban, tenía miedo de lo que podía suceder después "Mamá, no trates de ayudarme" pidió la bajita, el hombre volvió a fijar sus ojos en Taeyeon, apretó sus puños y respiró profundamente "Sal de aquí"
Los días pasaron y las visitas de la bajita a su novia eran más constantes, ambas estaban nuevamente felices y el grupo a su alrededor también, porque veían a ambas chicas sonrientes, sin embargo, una constante preocupación crecía en el pecho de Taeyeon, día a día, sus padres le miraban por las noches pero no hablaban, no volvían a señalar el tema de Tiffany, y ella no le contaba de lo sucedido esa noche, por otro lado, Tiffany tampoco le había contado a la bajita acerca de lo que sus padres habían hecho, días atrás, enviaron a la casa de la americana un boleto de avión con destino a California, solo de ida, no le había contado que lloraba durante las noches aterrada de que un día sus maletas estuviesen en la puerta y le forzaran a viajar, ambas estaban ocultando sus miedos porque solo querían ser felices juntas; se sentaron una frente a la otra en la cafetería que frecuentaban desde hace un tiempo "¿Así que el festival cultural será dentro de tres días?" pidió la bajita llevándose a los labios, el café americano que había pedido, Tiffany le miró y asintió sonriendo "Jessica ha dirigido muy bien todas las preparaciones, es como si el lugar que yo tenía dentro del consejo estudiantil, ella lo hubiera aceptado mucho mejor" admitió encogiéndose de hombros, la bajita alcanzó su mano y acarició con su índice el dorso de la castaña "Espero poder ir a verte entonces, pasemos la tarde de ese día juntas" ambas se quedaron en silencio, mirándose con una pequeña sonrisa dibujada en los labios, querían decir mucho pero a la vez no tenían palabras "Taeyeon, hemos pasado días increíbles juntas" "Estoy completamente de acuerdo, cada día es mejor que el otro a tu lado" reafirmó la bajita con una sonrisa enorme en los labios, Tiffany bajó la vista preocupada, acarició con sus dedos la taza de café humeante "Pero ¿qué hay de tus padres? Estos días han sido muy tranquilos pero ha-ay algo que te-tengo que decirte" señaló llevándose la taza de café a los labios, Taeyeon alzó una ceja intrigada, tragó saliva, sus ojos pasaron lentamente de los nerviosos ojos de la menor, hasta sus temblorosos labios "Hace unos días llegó un boleto de avión a mi casa... quieren que me vaya a California" las manos de la mayor temblaron y se apretaron en su lugar, su mirada descendió hasta el líquido humeante, frunciendo el ceño intentó tranquilizarse "No quiero que te enfades pero..." "¿Cómo no me voy a molestar?" exclamó volviendo a mirarla, Tiffany la miró sorprendida, jamás le había visto actuar de esa manera, temblaba por la rabia que recorría su cuerpo entero "Yo... he perdido tanto, mi cuerpo ha recibido demasiado dolor desde que Yuri, Jonghyun y el grupo decidieron que debían castigarme pero tú me recuperaste Tiffany, y ellos que ni siquiera se han preocupado por años solo quieren convertirse en otra pared frente a mi felicidad" agregó sintiendo sus ojos humedecerse, mordió su labio inferior intentando reprimir las lágrimas que querían escapar, frente a sus ojos, Tiffany no lo resistió y poniéndose en pie, se acercó para abrazarla dejando descansar la cabeza de Taeyeon en su hombro "Para ambas esto es difícil, pero estamos juntas y eso es lo que importa, podemos salir adelante, no importa lo que digan tus padres, yo no me voy a ir, quiero quedarme contigo"
Sooyoung sonrió ante el comentario que le había hecho la madre de Jessica, sus mejillas estaban sonrosadas pero debía ser cortes frente a su suegra "Jessica siempre buscaba excusas para no hacer nada que implicara ser responsable con cualquier aspecto de su vida, desde que llegaste a su vida, ella ha cambiado mucho, incluso ahora pertenece al consejo estudiantil" comentó orgullosa la mujer mientras picaba las verduras para la cena, Sooyoung lavó el arroz mientras escuchaba atentamente a la señora Jung "Hay días que ella llega tan cansada que solo nos saluda y se va a la cama, quisiera decir que eso siempre lo hacía pero ahora tiene una motivación, y es feliz" "Me alegra mucho que me considere parte de su cambio señora Jung, pero ella es una gran chica, es fuerte y tiene sus objetivos claros, yo solo la he apoyado en todo" confesó encogiéndose de hombros, estaba feliz de poder ayudar a preparar la cena en la casa de su novia, ya que su hermana poco tiempo aparecía por el departamento desde que comenzaron a leer el guion del musical que interpretaría junto a los otros actores, la más alta se giró sobre sus talones y llevó el arroz a la máquina, una mano alcanzó su brazo y miró a la mujer, una sonrisa estaba posada en sus labios "Gracias por apoyarla y por querer a nuestra hija" Sooyoung sintió que el mundo se detenía pero esas palabras de agradecimiento, lo eran todo, con eso le bastaba para seguir siendo feliz con Jessica, la puerta se cerró "Ya llegué" exclamó desde la entrada la rubia que derrotada por todos los preparativos para el festival cultural, marchaba a su habitación para recostarse, Sooyoung miró a la madre de ésta y sonrió "Creo que deberías ir a hacerle compañía" agregó la mujer y volvió a su lugar; la alta entró en la habitación de Jessica con pasos sigilosos, esperaba no despertar a la rubia pues desde el borde de la puerta, observó a su novia sobre la cama con los ojos cerrados "Nuevamente estás quitándome el puesto de la hija número uno" habló la mayor, Sooyoung tragó ruborizándose al oír la voz de su novia "Creí que dormías" pronunció sentándose en el borde de la cama, Jessica abrió sus ojos y buscó a la menor "Percibiendo tu perfume en toda mi casa y sabiendo que estás aquí, lo único que quiero es seguir despierta para estar contigo" confesó la rubia sentándose, Sooyoung sonrió bajando la mirada, alcanzó la mano de Jessica y la estrujó entre la suya "Te amo Jessica" volvió a mirarla, con ojos amorosos, ojos cargados de pura ternura, la rubia sonrió tomando su rostro, acarició con la punta de sus dedos la tersa piel de la joven, bajó su vista a los labios de Sooyoung y pronto se aproximó a ellos, sintiendo las mismas sensaciones que la primera vez que le había besado, sin duda alguna, estaba enamorada de ella y no tenía miedo de lo que le deparara el futuro a su lado.
Taeyeon se quedó parada en el portal de los Hwang, miraba a Tiffany fijamente, su nariz roja por el frío nocturno, pasó sus manos tibias por las mejillas de la americana y ambas sonrieron sin dejar de mirarse "¿Puedes quedarte un poco más de tiempo conmigo? Entra a casa y quédate a mi lado ¿sí?" rogó haciendo un mohín, los ojos de la menor suplicaban por la respuesta de la bajita y Taeyeon dejó caer su cabeza a un lado con una sonrisa dibujada en sus labios "Me quedaré un poquito más" respondió y juntas entraron a la casa de Tiffany "Ya estamos en casa" habló la joven, desde el arco que las dirigía a la sala de estar apareció la madre de la castaña e hizo un gesto hacia ellas "¿Qué sucede mamá?" pidió la menor y ambas caminaron hasta el lugar, lo que no esperaban y las dejó de piedra en la entrada fue aquella imagen "¿Qué haces acá Taeyeon?" los padres de la bajita, estaban sentados frente a Yoon Kyu, las piernas de Taeyeon temblaron y su mano tanteando a través del espacio alcanzó la de Tiffany, necesitaba el apoyo de ella "Suéltale la mano a esa niña" "Ella tiene todo derecho de actuar como quiera y si desea sostener la mano de mi hija y su novia, puede hacerlo" habló con claridad el señor Hwang, esas palabras fueron como una dosis de seguridad para ambas jóvenes, miraron al hombre y éste les sonrió "Dejen que los adultos hablen aquí, ustedes no se preocupen" "Señor Hwang, por favor... yo amo a su hija, yo no quiero que..." sus palabras no pudieron continuar siendo articuladas porque los ojos y la forma en que se habían curvado los labios del hombre le dieron una cierta seguridad "Todo irá bien" eso fue lo que pensó internamente Taeyeon al ver aquella mirada del padre de Tiffany, ambas subieron a la habitación de la menor y solo se sentaron sobre la cama, esperando escuchar algo.
"Señor Kim, yo sé muy bien que tiene mucho poder, que podría hacer lo que quiera con nosotros pero somos una familia asiático americana y comprendemos muy bien que los jóvenes pueden tener una orientación diferente a la que nosotros tenemos, también somos cristianos pero Dios nunca dijo que debíamos rechazar a nuestros hijos, no vamos a odiar a nuestra hija por amar a otra mujer, ambas son personas, y el amor es lo más importante en el mundo, es por esto que no estamos de acuerdo con la posición que tienen ustedes frente a la vida de su hija con la mía" declaró el hombre con tranquilidad en su voz, la señora Hwang a su lado, extendió sobre la mesa de vidrio el sobre con el boleto de avión y dejó a un lado la maleta con dinero que le habían entregado "Saben bien que esto es un error ¿cierto?" "No es un error si sabemos que nuestra hija es feliz y también nos preocupamos por la felicidad de la suya" aclaró con una sonrisa pintada en los labios la mujer, los padres de Taeyeon miraron impactados a esas personas "La cosa es... que no vamos a recibir humillación por culpa de tener una hija lesbiana, no con los accionistas" declaró el señor Kim, la madre de Taeyeon le miró molesta, ella había pensado demasiado las cosas y a pesar de no estar de acuerdo con él, no podía decir nada, pero la señora Hwang ya se había dado cuenta de su semblante "A nosotros como familia no nos importaría tomar la tutoria de Taeyeon, es una increíble chica, una estudiante inteligente y es muy responsable además de respetuosa, no sería como una adopción pero hablo por los dos al decir que estaríamos de acuerdo en ser los tutores legales de Taeyeon" confesó Yoon Kyu, la señora Hwang asintió a su lado y los padres de Taeyeon les miraron impactados, sus ojos recayeron en los del contrario y el hombre suspiró "Bien, lo haremos a su modo"
Un mes después...
Taeyeon y Tiffany caminaban por el parque, en completo silencio, inquebrantable, reconfortante y aclarador de ideas, ambas se detuvieron en un lugar "Vamos a sentarnos" fueron las primeras palabras que emitió la bajita durante unas horas, Tiffany le siguió, se apoyó en su hombro mientras alcanzaba su mano "Aun no creo que tus padres sean mis tutores legales" confesó Taeyeon mirando a cualquier punto del parque, la americana se separó unos centímetros para mirarle, sus ojos puestos en los de ella, intentaba entender que pensaba su novia "¿Te molesta?" pidió asustada de que ese fuera el único desencadenante de problemas, al fin los ojos profundos de la mayor se posaron en los de Tiffany y negó formando una pequeña sonrisa en sus labios "Llegamos a esto juntas, si tú no estuvieras a mi lado, ni siquiera estaría aquí" declaró recordando el momento que cerró la puerta de su habitación, donde se ocultaba una bien fabricada horca, solo porque alguien estaba llamando incesante a la puerta de su hogar, se estremeció al imaginarse con la soga en su cuello y su cuerpo balanceándose de la viga, apretó los ojos y una sonrisa temblorosa volvió a aparecer en su rostro "Todo se volvió más brillante a tu lado" sus ojos volvieron a evocar el recuerdo de la americana sonriente en la entrada de su hogar, y ella temblando sorprendida porque la presidenta de la clase estaba ante sus ojos, se giró lo suficiente para mirar a Tiffany y tomó su rostro entre ambas manos "Hay algo que debo confesarte, tienes que saberlo porque de no hacerlo ahora, creo que jamás lo haré" una ceja ascendió en el rostro de la americana, no entendía claramente de lo que estaba hablando pero estaba esperando expectante "Yo... sé que tú eras XOLOVE... porque yo era K309" habló mordiéndose los labios ansiosa al terminar, los ojos de la menor se abrieron como platos "Tú... dios, Taeyeon me dijiste todo lo que ibas a hacer... hablamos por tanto tiempo y yo..." "Siempre estuve enamorada de XOLOVE, pero no pensé que esa persona que me escuchaba, era la misma persona que me gustaba dentro de la sala de clases" interrumpió mirándole fijamente, Tiffany sonrió ruborizada "Gracias por ser una invasora" "Y a ti por ser la Antisocial de clases" besó cortamente sus labios y volvieron a acomodarse en la banca con sus manos entrelazadas.
"¿Y ahora qué?" preguntó Tiffany mirando a la bajita, Taeyeon sonrió volviendo a mirarla "De ahora en adelante viviremos nuestro día a día, mirando el lejano futuro, juntas" declaró sabiendo que aquella era su nueva y única realidad, al lado de la razón por la cual estaba dispuesta a vivir al máximo, el único ser que podía brillar con luz propia, Stephanie Hwang.



Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Antisocial

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.