Loca por ti

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:05 am

Autora: Izar (Yarix)


Última edición por Admin el Miér Abr 13, 2016 2:27 am, editado 1 vez

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:05 am

-¡Me tiene harta Maite! Solo quiero que se detenga y me deje en paz.
-Pero es bonita…
-¡No es bonita! ¡Es hermosa! Pero no por eso va hacer que yo me fije en ella. ¡Y comprándome menos!
-Cálmate Dul… Esa fue la forma que a ella le enseñaron para conquistar.
-¡Pues conmigo esas cosas no funcionan!
-Habla con ella.
-¡Estás loca! ¡Yo a esa tipa no la quiero ver ni en una pintura!
-¿Que harás con las flores que te acaban de llegar?
-¡Lo mismo que todos los días, échalas al zafacón!
-¡Pero Dul! ¡Son hermosas!
-¡Ya te dije, al zafacón!
-¡Le deben haber costado una fortuna!
-Por eso exactamente no las quiero.
-¿Y el collar?
-Ese se lo envié a la compañía Puente esta mañana muy temprano. - Maite suspiró.
-Los diamantes eran hermosos.
-Sí, por eso precisamente se lo devolví porque era tan hermoso como costoso.
-La verdad no te entiendo Dul… ¿No te gusta ni un poco?
-Hemos hablado eso mil veces Maite y no pienso discutir.- Dijo calmándose un poco.
-¿No crees que ella sienta algo por ti?
-Ella no siente nada por mí, pero como ve que no me puede comprar ahí está haciendo hasta lo imposible.
-Y… ¿Estás segura de que solo la viste un par de veces en ese bar? ¿No compartiste con ella en algún lado? o no sé… ¡Es que Dulce! Es imposible que esta chica lleve dos semanas enviándote regalos e invitaciones a salir así nada más.
-Ya te lo he dicho mil veces May… - Dulce suspiró. - Te lo cuento de nuevo ¿Ok?

Flash Back
Fue hace dos semanas… Como de costumbre era un viernes salía cansada de mi trabajo y Ale me invita a ir con ella a una disco. Perfecto, yo accedí. En la noche ella me recogió y llegamos al lugar. Se veían muchas luces de colores y un buen ambiente. Ale y yo fuimos por unos tragos y fue ahí cuando la vi. Yo estaba de pie en la barra tomando mi trago mirando a todos bailar y divertirse cuando entro esta rubia espectacular, su vestido era despampanante un rojo intenso igual que su boca. Se me cortó la respiración de solo observarla y ella me miro a los ojos sonriéndome. Clavó su vista en mí y sentí que mis piernas flaqueaban. Se acercó y me plantó un beso en la mejilla sin conocerme, sin siquiera hablarme. Y le hizo señas al empleado para que nos trajera otros dos tragos, me dio uno y brindó conmigo. Creo que estaba en shock. Sus amigos llegaron a pedir más tragos y alardeaban de todo lo que tenían y de su dinero. Cosa que en un instante detesté. Ella se acercó a mi oído y me susurró “Preciosa, ¿Te gustaría dar una vuelta en mi nuevo Lamborgini? Podríamos ir a mi mansión y meternos en la piscina, solas tú y yo ¿Qué dices?” Yo negué con mi cabeza y ella se sorprendió. Pero le respondí.
-No salgo con gente como tú. - Su cara era indescriptible creo que en su vida se habían negado a Salir con ella.
-¿Gente como yo? - Yo asentí y me alejé de ella. Se pasó toda la noche buscándome, me negaba a bailar con ella. Nos vimos un par de veces más en el bar, ella seguía con su jueguito de conquista y yo me negaba a caer… Hasta que un día que ya tenía unas cuantas copas en mi sistema…
-Anda no seas mala baila conmigo ¿Si? - Me dijo mirándome a los ojos y me desconcentraba no sé si era el alcohol o sus bellos ojos azules como el mar. Pero acepte bailar con ella. Era música electrónica y bailábamos muy bien. Su cuerpo era perfecto y sus movimientos más aún. No sé en qué momento pasó pero sentí sus labios en mi cuello y me estremecí. Me separé inmediatamente de ella, dejándola desconcertada. - ¿Qué sucede? - Me pregunto siguiéndome.
-Ya te lo dije. No quiero nada contigo.
-Pero ¿Por qué? Soy bella y ¡tengo dinero suficiente como para comprar el mundo! ¿Qué es lo que quieres? Pídelo y lo tendrás. Pero me vas a enloquecer con tu actitud.
-De eso se trata. ¡Yo no quiero tu dinero! Solo quiero que te alejes de mí.
-No puedo… - Dijo mirando al suelo. - ¿Y si nos vamos a Paris? Es la ciudad del amor… Tú y yo paseando, disfrutando del mundo. - Yo negué de nuevo. - ¿Quieres que te compre una casa? ¿O podrías vivir conmigo en la mansión? - Yo sonreí negando estaba incrédula.
-¿Por qué yo? Hay tantas chicas que quisieran hacer eso y miles de cosas más contigo.
-Pero yo solo te quiero a ti.
-¡No me conoces! No sabes nada de mí…
-Sé lo que necesito saber cuando miro a tus ojos… - Se acercó casi llegando a mi boca y me alejé.
-Pues tendrás que encontrar a alguien más.
Fin del Flash Back

-Y eso es todo Maite no la he vuelto a ver. Y me sigue enviando obsequios. Me va a enloquecer.
-¿Que es lo que te molesta? ¿Que sea tan distinta a ti? ¿Que no le importe el mundo? Las personas tienen defectos ¿sabes? - Dulce suspiró.
-No tolero a le gente como ella, que cree que todo lo puede comprar. ¡Yo no estoy a la venta y le debe quedar bien claro! - En ese instante sonó el timbre y Maite habló.
-A tiende tu, yo estoy muy cansada solo quiero dormir.
-Ok ok. - Contestó Dul mientras iba hacia la puerta. Al abrirla se sorprendió y se tornó seria. - ¿Qué haces aquí?
- quiero saber… ¿Por qué me niegas los regalos? ¿Y por qué hay una pila de flores en tu zafacón afuera? - Dijo un poco triste y Dulce se sintió un poco mal. - He hecho de todo para conquistarte y realmente no lo entiendo. Se lo que provoque en ti el primer día que nos vimos y sé lo que provoco en ti ahora. - Intentó tomar la mano de Dulce que temblaba un poco.
-Tú no intentas enamorarme, tú intentas comprarme y yo no estoy a la venta. - Anahí abrió grandemente los ojos.
-Yo… yo…
-No todo es acerca del dinero Anahí.
-¿Y acerca de qué?
-Ven debes ver el mundo.- Dulce tomó a Anahí de la mano y caminaron un poco.
-¿Por qué no vamos en mi coche? Sería más fácil…
-Porque la vida no es fácil.
-Ok, entonces… ¿A dónde me llevas?
-No seas impaciente.
-Nunca he tenido que esperar. - Dulce no podía creer lo que Anahí decía. - Además está oscuro y tenebroso.
-Calla, quiero que veas lo que yo veo. - Caminaron unas cuantas cuadras y llegaron a un parque oscuro, el suelo estaba sucio y mojado, había muchas personas allí, unas dormidas, otras en los bancos y unos niños arropados con una pequeña manta mientras su madre les oraba antes de dormir. Anahí ni respiraba estaba, más que preocupada por esas personas, se encontraba asustada.
-Dul…
-¿Ves esto? Es la vida real, no todos tienen las riquezas que tú tienes y aun así eres capaz de presumir. Con todas las flores que me has comprado durante semanas y la cadena de diamantes podrías haber alimentado a todas estas personas por meses. - Anahí la miraba sorprendida sin comprender.
-Vámonos de aquí, este lugar me da miedo. - Anahí la miró un poco asustada. - Si quieres ayudare estas personas pero sácame de aquí.
-Tú no entiendes nada Anahí. - Dijo Dulce un poco decepcionada volteándose para irse. Dio unos pasos lejos de Anahí y esta seguía en shock observando a las personas. Cuando de pronto llegan cuatro motocicletas rodeándola.
-Bonita ¿Qué haces aquí tan lejos de casa?
-¡Aléjense de mí!
-Tranquila que no te haremos daño. - Le dijo uno acercándose a ella y tomándola acariciándola con una pistola.
-¡Auxilio! -Gritó mientras otro le quitaba la cartera y otro su abrigo. Dulce corrió hasta ella.
-¡Déjenla en paz!
-¿Dulcecita que haces por aquí?
-Déjala Rey ella es mi amiga.
-¿Esta ricura? - Le pasaba el arma por la pierna y Anahí gritaba llorando. El hombre le tapó la boca.
-Sí, por favor suéltala.
-Pero Dulce yo solo quiero divertirme y los muchachos también. ¿No es así muchachos?
-¡Sí! - Gritaron todos al unísono.
-Rey ella va a donar dinero para ellos, por eso la traje, para que viera el lugar. Tú sabes cuán importante es eso, ellos lo necesitan. - El tipo titubeo un poco apenado.
-Lo siento princesa. Vete con Dulce. ¡Vámonos!- El tipo se separó de ella y todos corrieron en sus motocicletas lejos del lugar tirando la cartera de Anahí sin dinero a su lado. Anahí lloraba sin moverse y Dul se acercó y la abrazó.
-Lo siento, lo siento tanto… No quería que pasaras por esto. - Dul acariciaba su cabello tratando de calmarla. - Todo es mi culpa no llores por favor. Vamos a casa, llamaré a un taxi.
-Ese homb..re… - Trataba de hablar pero no podía contener las lágrimas y Dulce la abrazaba aún más fuerte.
Minutos después un taxi las dejo en el apartamento de Dulce. Cuando entraron a la casa, Maite bajaba las escaleras.
-¿Que pasó Dulce? - Preguntó asustada.
-Rey y su banda. - Dulce se sentó con Anahí en el sofá y Maite seguía de pie mirándolas.
-Pero… ¿Tú no estabas con ella?
-Discutimos y me aleje y entonces ellos la rodearon. Ya princesa no llores. - Decía Dulce tratando de calmar a Anahí quien parecía una niña desprotegida.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:06 am

-Voy por agua y unas píldoras.- Dijo Maite saliendo hacia la cocina. Dulce seguía abrazando a Anahí quien había logrado calmarse. Maite llegó con el agua y ella tomó un poco.
-Dulce… - Anahí la miró y Maite entendió que debía dejarlas a solas. La mirada de Anahí era de miedo. Nunca me había sucedido algo así. - Aun estoy aterrada.
-Lo siento de verdad, lamento haberte llevado allí. - Dulce le acariciaba las mejillas, secando sus lágrimas.
-No es tu culpa… Es mía por obstinada y querer conquistarte… - Bajo la mirada.
-Yo no soy para ti Anahí.
-Pero yo te quiero… - La miró a los ojos con ese azul intenso.
-¿Aun después de lo que pasó hoy?
-Hoy te quiero más… Me has protegido y cuidado. Te enfrentaste a esos tipos por mí. Eso quiere decir que quizás te importo. - Dulce cambio la mirada miraba a cualquier parte excepto Anahí.- Yo no sé ser de otra forma… Siempre he tenido todo lo que he querido. Excepto tú.
-Ves es eso… Solo estas obsesionada porque no puedes tenerme. Si tenemos algo ya te olvidaras de todo… de mí… -Anahí le sujetó el rostro para que Dulce la mirara a los ojos.
-Eso no es cierto, porque desde que te conozco, no he dejado de pensar en ti ni un solo segundo. En tu mirada puedo ver lo especial que eres y daría lo que fuera por ser la persona que te haga sonreír porque tu sonrisa me llena, me da paz. Te amo Dulce. Sé que es pronto para decirlo, ¿pero cuanto debo esperar si es lo que siento? - Dulce se puso de pie, las palabras de Anahí la desconcertaron pero aun así estaba negada a creer que fuesen verdad.
-Es tarde Anahí… Es hora de que te marches. - Anahí se puso de pie y la tomó de la mano.
-¿Por qué no crees en mí? Puedo demostrarte que mis palabras son ciertas.- Anahí se acercó a la boca de Dulce y cuando la iba a besar Dulce corrió su rostro y Anahí beso su mejilla. Dándose cuenta de esto le susurró - “Voy a cambiar por ti, te demostrare que mis palabras son ciertas”. - Anahí salió sin esperar respuesta de Dulce.
-¿A dónde vas? - Preguntó Dulce pero Anahí ya iba de prisa en su auto.
…………………………………………………………………………………
Al día siguiente Dulce veía la televisión cuando se quedó inmóvil. En las noticias estaban presentando un nuevo proyecto para ayudar al que lo necesitase, le ofrecían un techo y trabajo para mantenerse. Este proyecto sería establecido en una zona cercana a Dulce. Y todo el proyecto era movido por la familia Puente. Se veían imágenes de cómo la misma gente que estaba la noche anterior en el parque hoy sonreían por que tendrían comida y un techo. Al terminar de ver el noticiero el teléfono de Dulce comenzó a sonar, sacándola de sus pensamientos.
-Hola…
-Dulce soy yo… - Anahí.
-¿Como tienes mi numero?
-Eso no es muy importante… ¿Viste lo que acabo de hacer? - La voz de Anahí se escuchaba emocionada.
-Sí… Es muy bueno de tu parte. Esas personas realmente lo necesitan…
-¿Saldrás conmigo esta noche? - A Dulce la pregunta la desconcertó.
-¿Qué? A caso… - Anahí Interrumpió a Dulce con sus preguntas.
-¿No era eso lo que querías? ¿Qué ayudara a esas personas?
-¿Te estás escuchando? ¡Yo no me vendo Anahí! Y ¡NO!, no saldré contigo.
-¿Así que hice todo esto por nada? Pasé toda la noche despierta buscando personas para que me ayudaran en este proyecto, revolucioné a todos en plena madrugada para resolver esto cuanto antes, llamé a MI padre para que me diera su aprobación ¿Sabes hace cuanto no hablo con él? Y tuve que prácticamente rogarle para poner nuestro apellido en esto ¡y tú solo me dices que no te importa! No te entiendo Dulce…
-Sí me importa y te agradezco enormemente que hicieras todo esto pero… No debes hacer esto por mí sino por ellos. No intentes comprarme.
-¡NO INTENTO COMPRARTE, MALDITA SEA! - Gritó Anahí y se escuchó un sollozo.
-¿Y qué es esto entonces? Porque así lo veo yo… Haces todo esto de ayudar y al minuto siguiente me llamas para que salgamos, ¿Acaso crees que eso es suficiente? ¿Que con esto ya me tienes? Te equivocas Anahí.- Se escuchó un silencio y una respiración cortada.
-No creí que se viera tan mal… O que te daba la peor impresión del mundo… Yo solo pensé que qué yo hiciera esto te agradaría y que quizás me darías una oportunidad… Creo que me estoy obsesionando contigo, nunca había estado detrás de nadie en mi vida, todos siempre están tras de mí. Quizás deba alejarme antes de enloquecer. - Hablo tranquilamente y resignada. - Cuídate Dulce.
-Any… - Y se escuchó el sonido del teléfono colgar. - Esta mujer me volverá loca.
-Tú la quieres. - Interrumpió Maite en la sala escuchando lo último que dijo Dulce.
-¿Yo? Claro que no.
-Lo vi en tu mirada anoche… Estabas realmente preocupada por ella.
-Me preocuparía por cualquiera que le sucediera eso y más si es por mi culpa.
-Di lo que quieras pero yo sé lo que vi, y ella también siente lo mismo por ti y realmente lo está intentando Dul… No deberías ser tan mala con ella.
-No soy mala solo no me gusta cómo piensa.
-La educaron así… ¿Has visto la cara de su padre? Es un hombre duro, de esos que solo dan instrucciones y nunca las siguen. Su madre también luce igual en los desfiles de modas, ella se ve hermosa pero con carácter. Es obvio que la hija los heredara.
-Yo no tengo nada que ver con ella, ni lo tendré.
-Niégalo mil veces pero ella lo está intentando… Y es más que obvio que le han dado de todo menos amor en su casa. - Maite camino hacia el estante de libros y Dulce observándola volvió a hablar pero esta vez en un tono pasivo.
-Me dijo que no durmió en toda la noche… Y que llamó a su padre para rogarle que la apoyara en esto. - Miró al suelo pensando en todo lo que eso significaba.
-Te lo dije… Pero haz lo que quieras… Total tú siempre crees tener la razón, y mientras te escondas del amor más daño te haces. - Maite salió de la sala con su libro en mano dejando a Dulce muy confundida con sus pensamientos.

Por otro lado Anahí se encontraba sola en su casa, vivía sola desde hace unos años, completamente sola. Una que otra empleada trabajaba allí durante el día y en las noches se marchaba de la casa.
-Hoy te sientes muy vacía… Quizás deba traerte a un perro. -Voy a enloquecer hablando con la casa. Anahí rió acostada en su sofá viendo la tele. De pronto el sonido de que el pastel que estaba haciendo ya estaba listo la sacó de sus pensamientos. Caminó hasta la cocina y sacó el pastel.- Mmmm hueles delicioso. Te dejaré enfriar y luego te comereeee ha ha ja. - Rió malévolamente mirando al pastel y luego estalló en carcajadas. Camino hasta la sala recordando la conversación con su padre.

Flash Back
-Espero que esto no sea otra de tus locuras para conquistar a otra idiota.
-No padre, te lo juro. Solo quiero que esta gente viva mejor, además es perfecto para tu plan de la nueva fábrica, ellos pueden vivir y trabajar para ti. No perderás nada, además ese edificio lleva tiempo desocupado. La familia Puente se verá bien haciendo obras de caridad. - Anahí intentaba como sea convencerlo. Él suspiró.
-Como esto salga mal voy a cancelar todas tus tarjetas y tendrás que ganarte tu solita cada dólar que gastes. - Anahí tragó.
-No saldrá mal padre, por favor. Además me gano lo que me das trabajando en la compañía.
-Jugando en la compañía dirás... - Dijo en tono serio y Anahí se sintió muy mal. - Sabes que nunca te he negado nada pero… El apellido para mi es sumamente importante.
-Padre será para algo bueno te lo aseguro.
-Ok, retira la suma de dinero que me pediste y pon a tu disposición mis hombres.
-Gracias.
-No me defraudes o te atendrás a las consecuencias. Y colgó el teléfono.
Fin del flash back

-Padre eres tan amoroso… -Dijo sarcásticamente.- ¿Qué te ocurre con Dulce? Ya no te conozco Anahí. ¿Yo moviendo un dedo para conquistar a alguien? Debo estar muy loca o debe estar muy buena… - Anahí rió por sus palabras. La verdad es que desde que la vi supe que ella era especial… - Se quedo embobada pensando y luego se regaño - ¿Así o más patética? No puedo creer ni las cosas que pienso. - El sonido del timbre interrumpió su monologo. Ella caminó hasta la puerta y la abrió sorprendiéndose. - Dulce…
- Lamento llegar sin avisar pero no tenía tú número…
-Está bien, pasa. Estás en tu casa. -Anahí se hizo a un lado para que Dulce entrara. Luego cerró la puerta y se encontró con los bellos ojos de Dulce dejándola sin habla. Se observó la ropa y se avergonzó. - Lo siento, estoy desarreglada es que no esperaba a nadie. - Anahí tenía un pantalón poco debajo de las rodillas negro, era de hacer ejercicio y una camiseta grande gris de Minnie que de lo grande dejaba un hombro al descubierto. Su pelo estaba recogido y un poco despeinado.
-Te ves hermosa. “¿Eso Salió de mi boca?” -Se preguntó Dulce.
-¿Qué? - Dejo salir Anahí de su boca sorprendida y Dulce sonrió.
-¿Que estabas haciendo?
-No mucho… Solo ver TV… aaah y hornear un pastel.- Sonrió al recordar el pastel.
-Suena delicioso.
-Lo está. -Dulce la miró sorprendida.
-¿Entonces eres toda una chef? -Pregunto Dulce bromeando. Mirándola con la ceja levantada.
-Así es… -Le sonrió seductoramente siguiéndole la broma. -Podrás probarlo tú misma. Solo espera a que se enfríe.
-¿Compartirás tu rico pastel conmigo?- La miro sorprendida bromeando.
-Compartiría todo contigo…- Anahí la miró a los ojos al decir esto y logro poner un poco nerviosa a Dulce. Esta sonrió al notarlo. -Pero… Eres tú quien no quiere.- Se encogió de hombros. -Por cierto… ¿A qué se debe tu visita? ¿Y cómo supiste donde vivía?
- Tengo poder de convencimiento que utilizo en ocasiones para conseguir lo que quiero.- La miro y sonrió seductoramente. Anahí sonrió y Dulce de nuevo se torno seria. -No me gusto como terminamos la conversación…
-¿Y viajas más de una hora desde tu casa porque no te gusto como terminó nuestra conversación?- Dulce asintió.
-Era mejor hablarlo en persona.
-Creo que el pastel ya se enfrió, ¡vamos a comer!- Anahí quiso evadir el tema y pasó junto a Dulce quien la sujetó del brazo haciendo que se detuviese mirándola a los ojos. Anahí se quedó sin aire, se perdía en la mirada de Dulce.
-No es eso lo que pienso de ti… Lo siento Anahí. Es solo que tú alborotas mi mundo, en todo lo que creo y eso me asusta, me asusta enamorarme y salir lastimada. -A Dulce se le aguaron los ojos y Anahí acarició su rostro.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:06 am

-¿Y tú crees que esto no me asusta? Estoy aterrada.- Sonrió un poco y Dulce también.- Nunca me había gustado alguien tanto como para hacer locuras. ¿Y hablas de alborotar mundos? Tú has puesto el mío de cabeza. Me he tragado mi orgullo y por más que me rechazas ahí sigo tras de ti. Fui a buscarte, caminé mil cuadras contigo, casi me violan esa noche y me asaltaron. Llamo a mi padre, revoluciono a todos solo por hacerte feliz. Y tú me sigues rechazando… ¿Crees que no estoy aterrada si mi corazón late así de fuerte?- Anahí puso la mano de Dulce en su pecho para que sintiera los latidos de su corazón. - Pienso que puedo morir, si sigue latiendo así de fuerte. -Anahí sonrió y Dulce le correspondió la sonrisa. -Dulce yo lo siento realmente… No se otra forma de conquistar, pensé que te gustaban los obsequios como a todo el mundo y cuando entendí que no, no supe que hacer solo buscarte para entenderte.
-Cargo un pasado Anahí… Algo que quizás algún día te contaré… pero eso me hace dudar de todo incluyéndote.
-¿Qué puedo hacer para que te fijes en mi?
-Ya lo estás haciendo. -La miro sorprendida.
-¿Obras de caridad? -Preguntó asintiendo.
-Ser tu misma Anahí.- Esta la miro un poco confusa y con los ojos aguados.- ¿Por qué no vamos mejor por ese pastel? -Dijo con una sonrisa y Anahí asintió.
Pasaron gran parte de la noche hablando y conociéndose más. Se contaron cosas de cuando eran niñas y las locuras que hacían. Ambas reían, se sentían muy a gusto juntas.
-¡Oh por Dios! Es tardísimo debo irme.- Dijo Dulce muy preocupada.
-Tranquila te quedas aquí esta noche.
-No, no creo que deba.
-Por favor. -La miraba Anahí suplicante como niña, mientras tomaba la mano de Dulce acariciándola.
-No me mires así que me convences.
-Plissss.
-Ok ok, solo porque es muy tarde para manejar.
-¡Sí! -Gritó sonriendo y de la emoción abrazo a Dulce y luego la besó rápidamente en los labios. Dulce se quedó sorprendida al igual que Anahí quien rápidamente comenzó a disculparse. -Lo siento, perdóname, yo no…
-Tranquila… Lo sé.
-Pero… -Se detuvo internalizando la respuesta de Dulce.- ¿Lo sabes?
-Sí… Solo fue la emoción del momento.
-Gracias por quedarte.- Le sonrió Anahí y Dulce correspondió la sonrisa.- Entonces qué dices… ¿Piscina? ¿Películas? ¿mmm juegos de mesa?
-Mmm la verdad es que estoy un poco cansada… -El rostro de Anahí se observaba desilusionado y asintió pero Dulce lo notó rápidamente.
-Voy a preparar una habitación para ti… -Cuando se levantó del sofá Dulce la sujetó del brazo.
-Espera Any… -Anahí la miró a los ojos. -Creo que podemos jugar algún juego de mesa en mi cama… ¿Qué te parece?- Dulce le sonrió y Anahí igual.
Minutos más tarde ambas estaban jugando a las cartas en su cama.
-Se que no es asunto mío pero… -Dulce bajo la cabeza un poco apenada.
-¿Que quieres saber Dul? -Dijo levantándole el rostro con sus manos.
-¿Has traído muchas… mmm mujeres a esta casa?
-Tú eres la primera y la única que quiero que este aquí.- Dijo Anahí mirándola intensamente. A Dulce se le cortó la respiración. - ¿Por qué preguntas eso?
-Pues… Como el primer día que vine me invitaste aquí…- Anahí sonrió.
-Bueno… Uno ese era mi plan de seducción que además de mi belleza quisieras venir a conocer mi mansión y bañarnos en la piscina…- Mordió su labio de solo pensarlo. Pero también tú eras especial… Desde que te vi te he querido solo para mí.- Anahí sonrió poniendo incomoda a Dulce.
-Ee e ok…
-Claro, que no funcionó… -Hizo puchero.
-Creo que las personas se deben fijar en ti por quien realmente tú eres y no por lo que tienes…
-¿Y quien realmente soy?
-Esta niña tierna que esta frente a mí, con su camisa de minnie…- Dulce y Anahí sonrieron. -Que esta despeinada y aun así se ve hermosa. Quien ha dejado últimamente su “conford zone” para luchar por lo que quiere. Una chica normal que hace un pastel delicioso y que ama jugar juegos de mesa. Y a pesar de todo eso sigue siendo una increíble mujer seductora pero dulce a la vez. -Anahí tenía una sonrisa en su rostro.
-Dulce… ¿Puedo hacer algo que me muero por hacer? -La miró con ilusión e inocencia. Dulce se encogió de hombros sin entender y Anahí se acercó rápidamente a Dulce y la besó. La beso tiernamente mientras Dulce correspondía.
-Yo no creo que esto sea buena idea.- Dijo Dulce separándose de Anahí quien se quedó desconcertada.
-Pero… ¿por qué? -Dulce se levantó de la cama.
-Lo siento… Tú y yo solo podemos ser amigas, nada más. -Dijo sin mirarla buscando algo en su bolso de espaldas a esta. Anahí se puso de pie y colocó sus manos en los hombros de Dulce.- Quien se estremeció al contacto.
-Yo soy la que se tiene que disculpar.- Dijo volteándola para que la pudiese ver a los ojos. -Pensé que… que esto significaba algo, pensé que podríamos intentarlo… -Dulce bajo la mirada.
-No puedo confiar en ti… Lo siento.- Dijo alejándose de Anahí. Anahí tenía los ojos aguados y sin mirar a Dulce habló.
-No lo comprendo pero…- Se volteó para mirar a Dulce y con una sonrisa fingida y sus ojos aguados, le dijo -¡Está bien que tengas buenas noches Dul!- Y salió de la habitación cerrándole la puerta. En cuanto entró en la suya se tiro en el suelo detrás de la puerta a llorar. Nunca le había importado alguien tanto como para hacer algo y ahora que había encontrado a la persona que quería le era imposible tenerla. Anahí no lo entendía "¿Qué es lo que quiere Dulce? No le importa el dinero, le he sido sincera y parece no importarle… Aun no puedo creer que le dije todo lo que sentía y a ella no le importó." Anahí seguía llorando. "¡Maldición! ¿Cuando he llorado yo por alguien? ¡Nunca! así que ahora mismo me voy a celebrar mi vida. No habrá nadie que se me resista esta noche." Anahí se baño y se arreglo hermosa para salir aunque ya era tarde no le importó. Cuando salió de su habitación y bajo las escaleras se encontró de frente a Dulce quien la miró sorprendida y embobada.
-¿A dónde vas? -Le cuestionó sorprendida y Anahí la miro con arrogancia.
-¿Te tengo que dar explicaciones? -Dulce se sorprendió por su respuesta.
-Yo..ee mm. -Dulce titubeaba y Anahí la miraba esperando una respuesta.- No, claro que no… -Dijo bajando la cabeza tratando de calmarse. Quería decirle tantas cosas a Anahí. Empezando porque no se fuera y terminando con una disculpa por su actitud.
-Estás en tu casa… -Pasó junto a Dulce y esta la agarró por el brazo volteándola y besándola apasionadamente. Anahí se separo bruscamente de Dulce.- ¿QUÉ TE PASA? ¿ESTÁS LOCA? ¿POR QUÉ ME BESAS?
-Es lo que querías ¿no? -La cara de Anahí era de shock.
-¿Qué? ¡Escúchame bien Dulce! no porque me haya enamorado de ti significa que voy a permitir que me trates de esta forma. Primero me rechazas, ¿Crees que eso no duele?- Anahí la miraba a los ojos y Dulce bajo la cabeza.- ¡Mírame! -Dulce la miró.- Y ahora vienes y me besas ¿Crees que todo puede ser cuando tu quieres? ¡Pues no! Tú no sabes nada de mí, no sabes ni lo que siento ni como me siento. Me expuse a ti, deje que jugaras conmigo, mi tragué mi orgullo y solo me has lastimado. Ahhh -tiró un cojín al suelo furiosa y se sentó en él a llorar tapándose la cara con otro cojín, su espalda contra el sofá. - ¡Y me re jode que no pueda controlar como me siento!- Esto se escucho ahogado por la almohada. Dulce salió de su shock y se sentó en el suelo junto a Anahí le quitó suavemente la almohada de la cara y esta puso sus manos. Dulce también las removió suavemente.
-Perdóname Anahí. Por favor perdóname. -Dulce también tenía lágrimas en sus ojos. Anahí la miro como si fuese una niña y la abrazó. Dulce la abrazó fuertemente. Anahí lloraba en su pecho. -No quiero que llores princesa, yo te quiero Any.- Anahí al escuchar esto alzó la cabeza para mirarla a los ojos.
-¿Por qué?
-¿por qué? Pues solo quiero protegerte. Pero temo que me rompas el corazón esto que siento es confuso, no quiero confiar en ti. Temo que seas igual que…
-¿Igual que quien?
-Que ella.- Dijo bajando su rostro.
-No soy igual.
-Te pareces en muchas cosas y no quiero que te parezcas... Por eso no quiero sentir lo que siento, por ti.
- No te fallaré.- Dulce la miro y acarició su rostro.
-Soy yo la que no quiero fallarte. No quiero que pase lo que ha pasado hoy…
-Siempre es posible que tengamos problemas…
-Yo no quería que te fueras y estuvieras con alguien más… Eso era lo que ibas hacer y no quería.- Anahí sonrió.
-Quiero besarte, ahora sí que quiero besarte. -Dulce sonrió y acercó sus labios a los de Anahí. Ambas se fundieron en ese beso.
…………………………………………………………………………………………
-¿Me dices que pasaste la noche en la casa de Anahí y no pasó nada?
-Nada más que lo que te he dicho.
-Wao… Y con lo sexy que es…
-¡Calla! -Dijo arrojándole un cojín.
-No te pongas celosa sabes que yo amo a mi Nicholas.
-Sí… Hoult es muy apuesto.
-Vendrá por mí esta noche, iremos a bailar ¿Te gustaría ir?
-Mmm no lo sé.
-Ven anda, así te relajas… La pasaremos súper bien.
-Ok ok iré.
…………………………………………………......................................................
En la noche…
-Te ves fabulosa.
-No más que tú.
-Claro que sí, Hoult morirá cuando te vea.
-Eso espero. -Dijo sonriendo como en una nube.
-¡Hey! Tierra llamando a Maite. ¡Hola!
-Déjame.

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:06 am

-Escucho un auto. Creo que ya está aquí.
-Vamos… -Dulce y Maite llegaron a la puerta y al abrirla estaba allí Nicholas.
-Amor, estas… Estas hermosa. -Él estaba embobado observándola mientras Dulce reía.
-Hoult ya puedes cerrar la boca que vas a babearte jajaj.- Nicholas salió de su hipnosis y observó a Dulce sacando la lengua.
-Tú también estas hermosa Dulce. Amor te traje esto.- Le extendió un ramo de flores muy bonito y le dio un beso en los labios. Maite y el llevaban 2 meses saliendo juntos.- Y para ti también hay algo. -Dijo mirando a Dulce. Como se que odias las flores por la colección que tienes en tu zafacón te traje chocolates jaja. Espero te gusten.
-Awww eres un amor cuñadito.- Dijo Dulce dándole un beso en la mejilla abrazándolo. Maite debes casarte con este hombre. Maite la miro sorprendida y él sonrió.
-Vámonos que se nos hace tarde.- Ella intentó evadir el tema y Dulce miro a Nicholas sonriéndole y negando con la cabeza en complicidad.
Minutos más tarde llegaron al lugar. Estaba lleno de luces de colores y un buen ambiente. Ponían todo tipo de música. Ellos se dirigieron al piso superior a uno de los balcones para poder ver todo el local.
-Me encanta. Esta increíble este lugar.
-Me alegro que te guste Dulce.
-Vamos a bailar amor, mejor bajamos y bailamos en el centro.
-Como digas amor.
-¿Dul, vienes?
-No, yo iré por un trago y luego me les uno.
-Ok, nos vemos ya.- Dijo Maite dándole un beso en la mejilla. Dulce fue por su trago y se posó en el balcón a ver las personas bailar en el centro de la pista aunque a su alrededor también estaban bailando. A Dulce le pareció ver una chica con el cabello de Anahí. Y estaba bailando sola, Dulce decidió ir a ver si era ella y bajo al centro. Al acercarse notó que era ella y cuando va a acercarse más se detiene porque ve a una chica darle un trago. Esta le sonríe y luego la besa. Dulce se quedó inmóvil, no podía creer lo que estaba viendo. Luego vio como seguían bailando y esta chica la tenía sujetada por la cintura. De vez en cuando le besaba el cuello y Anahí se dejaba. Dulce pudo reaccionar y pronuncio una palabra.
-Anahí. -Aunque fue bajito esta la escucho y al voltearse se quedó impactada.
-Dulce… -Dulce la miró con desaprobación negando con la cabeza sin poderlo creer y salió a toda prisa del local. Anahí la seguía tratando de alcanzarla. Cuando Dulce llegó a la entrada pidió un taxi y Anahí ya estaba allí.- Déjame explicarte por favor.- Le dijo tomándola por el brazo.
-No quiero escucharte, ya vi todo lo que tenía que ver. -Abrió la puerta del taxi y Anahí la volvió a cerrar.
-Escúchame.
-Tengo que irme y realmente no quiero hablar contigo.
- Bebé te estoy esperando, ¿Por qué saliste así? -Llego una chica hablándole a Anahí. La misma con la que estaba bailando anteriormente. Anahí miró a la chica, luego a Dulce y esta se subió al taxi saliendo de allí.
………………………………………………………………………………………………………
A la mañana siguiente…
-¡Dul te llamé unas siete veces! ¿Por qué te fuiste sin decirme nada? Cuando llegué ya dormías.
-Tuve que salir de allí.- Contestó sin decir nada.
-¿Y eso por…?
-No quiero hablarlo. Y tampoco quiero confiar en nadie nunca más.- Escuchó como tocaban la puerta.- No abras.
-¿Por qué?
-Porque es Anahí y no quiero saber de ella en lo que me quede de vida.
-¿Discutiste con Anahí?
-Tampoco quiero hablarlo.
-Al menos debo salir y decirle que no quieres verla. Porque es más que obvio que ambas estamos aquí.
-Haz lo que quieras pero no quiero verla. -Maite se dirigió hasta la puerta y Dul se fue a su habitación.
-Anahí, no sé qué pasó pero Dulce no te quiere ver.
- Necesito hablar con ella.
-Lo siento pero no puedo dejarte pasar.
-¡Dulce escúchame! No es lo que crees, ella es solo… Es solo una amiga.
-¿De qué hablas Anahí?
-Ayúdame a hablar con Dulce.
-¿Que le hiciste?
-Soy una idiota.
-Te daré un consejo, aunque Dulce se vea fuerte, ella es sensible y la han lastimado. No quiero que tú le hagas lo mismo. Ahora que ella ha comenzado a quererte.
-Déjame hablarle por favor.
-No quiero que le hagas daño.
-Te lo suplico dame solo unos minutos, yo la amo.
-¿La amas? -Anahí asintió.- Pero… ¿No es muy pronto para…?
-Lo sé, pero nunca me había pasado algo similar con nadie, por favor déjame verla.- La miró suplicante y Maite suspiró.
-Sube a su cuarto, ella está allí… Es el de la derecha. Pero solo te daré dos minutos y sí le haces daño me las pagaras.
-Gracias.- Le besó la mejilla y subió rápidamente. Encontró la puerta un poco abierta observó que Dulce estaba escribiendo y secaba una lágrima que caía por su rostro. Anahí entró sin hacer ruido y cerró la puerta acercándose a ella. Dulce al escuchar la puerta cerrarse miró hacia ella.
-¿Qué haces aquí? -Preguntó calmada.
-Aclarar las cosas.
-No me tienes que dar explicaciones y más cuando mis ojos lo vieron todo.
-Yo…
-¿Que vas a decir? ¿Qué te besó a la fuerza? Cuando vi como sonreías luego del beso. ¿Qué dirás, que no la conoces? Cuando te llamó bebé y te besaba constantemente en el cuello y te dejabas. -Dulce la miraba a los ojos y Anahí respiró bajando la cabeza.
-Diré que soy una idiota y que todo lo que dices es cierto. Pero también puedo decir varios puntos a mi favor aunque no te sean suficientes... Ella es mi ex, está haciendo un gran trato con la compañía y mi padre prácticamente me ordenó que no la cagara esta vez y que saliera con ella a cerrar el trato.
-Y para eso tenias que besarte con ella o acostarte con ella.- Anahí la miro sorprendida.
-¡No me acosté con ella!
-¿Y que lo iba a impedir?
-Lo que siento por ti.- Dijo seriamente.
-Eso no limitó que te besara, que la llevaras a bailar, que dejaras que ella te acariciara…
-La llevé a cenar pero ella no quiso firmar el trato sin que antes la llevara a bailar y tuve que aceptar. Y pues… Luego pasaron esas cosas que viste.
-¿Firmó el trato?
-Sí…
-Que buena hija eres, muy complaciente la nena…
-Dul…
-¿Tu padre está feliz?
-Dul…
-Me alegro que él este feliz, porque yo no.- La miró muy seria.
-Es mi padre.
-Pues quédate con él.
-Dul por favor.
-¿Que pretendes que este feliz? ¿Qué cada vez que a él se le antoje salgas y cierres sus tratos? ¡Ah y con tu EX! Pudiste negarte, es más pudiste complacerlo pero no bailar con ella o al menos no dejar que constantemente te estuviese besando. ¡Pero claro! que tonta soy… Estoy celosa, sí muy celosa y no tengo razones. Entre tú y yo no hay nada ni lo habrá… -Dijo mirando a otro lado y parándose de la cama junto a la ventana.
-Perdóname soy una tonta. No pensé que te molestaría tanto y mucho menos que nos verías.
-Aaahh claro… porque no me lo pensabas decir… Se me olvidaba… -Se volteó para observarla.
-Dul yo nunca he tenido una relación que se le pueda llamar así. Realmente no sé cómo llevar esto. Y siento haberte lastimado. -Se acercó a Dulce poniendo sus manos en los brazos de Dulce.- Perdóname.
-¿Como creerte? ¿Cómo puedo confiar en ti? Si a la mínima oportunidad ya te veo besándote con alguien más. -Dijo un poco sentida.
-Estoy aquí y si estoy aquí es porque no quiero perder esto que tenemos. No sé lo que es, pero quiero vivirlo contigo. Solo te pido que me ayudes y no nos separemos porque yo realmente te quiero.
-¿No vas a salir más con ella? -Anahí negó con la cabeza. ¿No dejaras que más nadie te bese? -Anahí sonrió.
-Si así lo quieres así será, solo tú podrás besar mis labios. - Dijo sonriendo y acercándolos a la boca de Dulce.
-Tú… Yo… Te quiero Anahí.
-Yo también te quiero Dulce. -Y la besó.
-Necesito confiar en ti y no sé cómo hacerlo… -Dijo entre los brazos de Anahí mirándola a los ojos.
-Confía en mí, no te decepcionaré. -Dulce asintió y la abrazó fuertemente.
................
Días después…
-Ya estas feliz con Anahí por lo que veo… Te he visto salir un par de veces con ella estas dos semanas.
-Algo así Maite, pero la verdad no me siento segura. Yo se que ella me quiere pero no sé si de la forma en que yo la quiero. A veces pienso que soy solo una obsesión y que esto se le pasará y me volverán a lastimar.
-Si no aprendes a confiar nunca podrás amar en su totalidad.

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:06 am

-Lo sé pero tengo miedo a que me crea todo esto y no sea más que un vil sueño y cuando despierte este desnuda sobre una cama con una estúpida nota que diga “Estuviste excelente, gracias por todo, espero volverte a ver algún día, ahí te dejo un pequeño obsequio besos” junto con un estúpido cheque de 50,000 dólares como si con eso pudiera apaciguar mi dolor. -A Dulce se le salían las lágrimas mientras Maite la abrazaba.
-Dul Anahí no es ella, no es Lorena.
-Ni pronuncies su nombre.
-Ya tranquila, Any es como una niña inocente ella jamás sería capaz de hacerte algo como eso.
-Cuando la vi bailar con esa tipa y ver como la besaba y acariciaba sentí que mi mundo se desplomaba.
-Ella te explicó todo y te juró que no volvería a pasar así que no vuelvas a pensar más en eso.
-Tienes razón.
-Deberías contarle todo lo que te pasó a Anahí.
-Aún no.
-Cómo tú quieras, pero deberían tenerse más confianza si es que deciden estar juntas.- Dulce sonrió.
-Sí, me gustaría estar con ella.
-Pues arriésgate a amar y sé feliz. -Dulce suspiró.
-Lo intentaré Maite, te quiero de aquí al infinito. -Maite comenzó a reír.
-Yo te quiero más bobita por eso quiero tu felicidad.
-Yo también quiero tu felicidad por eso quiero que te cases con Hoult.
-¡Cállate! Casi me muero cuando lo dijiste la última vez.
-Jajaja él es para ti y te adora.
-Yo lo adoro más.
-Ya ya mucha miel. Voy a vomitar un arcoíris.
-¡Tonta! - Se quejó dándole un golpe a Dulce. - A demás tú también tienes a alguien. - Dulce sonrió.
-Quiero verla.
-Pues visítala.
-¿Y si no está?
-Pues la esperas.
-Ok, voy para allá.
Horas más tarde… Dulce llegó a la casa de Anahí y la empleada la dejo pasar aunque Anahí no se encontraba, ya que la última vez que vino a la mañana siguiente de dormir allí Anahí se le presentó a la empleada y le dijo que ella siempre era bienvenida. Así que Dulce pasó tranquilamente a la sala y horas después la empleada se fue dejando a Dulce sola en la mansión. Se encontraba sentada en el sofá de la hermosa sala cuando escuchó a Anahí entrar al teléfono con alguien.
-Sí, te lo juro amiga estoy muy feliz, estoy babas por ella... Sí, sí, ¿pues créelo? mi padre aceptó. - Anahí dejo las cosas que trajo sobre la barra del comedor mientras seguía hablando siendo escuchada por Dulce. - Sí es adorable, la amo… sí, sí, ya sé es súper pronto pero… Aja. De momento cuando cruzó para la sala se quedo en shock y una sonrisa se dibujo en sus labios. - Dulce al verla así se puso de pie y se acercó a ella. - Amiga te llamo luego que mi delirio esta frente a mí. - Dijo esto y colgó. Dulce al acercarse colocó sus manos alrededor del cuello de Anahí sonriéndole.
-¿Así que soy tu delirio y estas babas por mí? - Le sonrió coqueta. Anahí asintió.
-Y te amo. - Dulce sonrió.
-Tú eres… - Anahí no la dejó hablar y la besó. Estuvieron envueltas en un profundo beso por un largo rato, tanto que se sentaron sobre el sofá y seguían besándose. Ambas se reían y jugaban con sus besos.
-Vente a vivir conmigo. - Dijo Anahí mirándola a los ojos.
-¿Qué? - Preguntó Dulce sorprendida pero divertida.
-Vente a vivir conmigo.
-Amor yo creo que en una relación normal primero se pide estar en una relación y luego vivir juntas. - Dulce sonreía.
-¿Y quien dijo que yo quería una relación normal? Yo te quiero a ti y solo a ti.-Volvió a besarla. Dulce sonreía contra los labios de Anahí.
-Bebé.
-Mmm seguía besándola. - Mientras Dulce sonreía divertida.
-Any. - Anahí se separó mirándola a los ojos.
-¿Ya no quieres que te bese?
-Me encanta que me beses, pero esto, señalando su estomago muere de hambre.- Anahí rió y se acercó al abdomen de Dul levantando un poco su camisa. Dulce se quedó sin habla solo la observaba. Anahí depositó un beso en su barriga y le susurró.
-Ya ponto comerás, solo déjame darle un besito más ¿ok? - Dulce sonrió.
-Estas loquita.
-Pero así te gusto. - Le robo un intenso pico y se levantó del sofá dándole la mano para que Dulce la tomara. -Traje comida hace… -Miró su reloj.- Mmm wao ¿ya han pasado 2 horas?
-Tus interminables besos…
-Aaaah ¿ahora te quejas?- Le dijo indignada. - Pues no más besos.- Anahí le dio la espalda y Dulce la abrazó.
-Te quiero Any.
-Y yo a ti Dul. - Dijo volteándose sonriendo.
Minutos después…
-¿Y qué dices?- Preguntó feliz mientras comen pizza sentadas en el suelo como niñas con sus piernas cruzadas con cojines a su alrededor.
-¿Qué digo de qué?- Dulce sonrió mientras daba otro mordisco a su pizza.
-De que vivamos juntas. - Anahí la miró esperando su respuesta.
-Aaah pero… ¿Eso iba en serio?
-Por supuesto, te quiero conmigo día y noche… Quiero poder verte, tenerte cerca…
-Te cansaras de mí…
-Jamás. -La miró, luego tomo su mano entrelazando sus dedos con los de Dulce. Jugó con sus dedos mirándolos y Clavo su mirada en Dulce mientras le hablaba. - Vente a vivir conmigo.
-Mi trabajo queda a más de una hora de aquí… - Dijo bajando la mirada.
-¡Pues no trabajes! Tengo dinero suficiente pa… - Anahí se detuvo al ver la cara que le estaba poniendo Dulce. - Ok amor que te parece si pides que te trasladen o buscas un trabajo acá o…
-Any…
-No te quieres venir a vivir conmigo ¿cierto? - Dijo un poco triste.
-Es que eso no es una decisión que se toma así a la ligera.
-Si estoy tranquila pidiéndotelo. - Sonrió inocente. - Piénsalo ¿sí?
-Eso significa tener una relación más seria…
- Eso es lo que yo quiero contigo. ¿Tú tienes dudas?
-No tengo dudas pero me asusta mucho… - Anahí sonrió acariciándole el rostro.
-No te hare nada que no quieras, te lo prometo. -Dijo sonriendo y levantando su mano derecha. Dulce rió.
-Quiero estar contigo, quiero verte cada vez que despierte y cada vez que me acueste, de eso no tengo dudas… Lo que me da dudas es si estamos listas para saltar a esa etapa. Si no será una decisión alocada.
-Podemos aprender en el camino. - Dulce sonrió y lo pensó por un momento.- ¿No es de eso de lo que trata la vida? ¿De equivocarse y seguir, de arriesgarse y ser feliz?
-Te amo. Me mudare contigo ¡pero! no dejare de trabajar eso te lo advierto. - Anahí sonrió.
-¿Te mudaras aquí? -Preguntó sonriendo sin poderlo creer. - Voy a ordenar la casa debo arreglar tu cuarto tus cosas y… - Anahí estaba exasperada pero Dulce la calló con un beso.
-Primero no tienes que arreglar ni recoger nada, lo haremos entre las dos. Y dos… yo…
-¿Qué ocurre? - Preguntó entre asustada y preocupada.
-Pensé que dormiríamos en una misma habitación… - Anahí la miró sorprendida y luego sonrió.
-¿En serio quieres que durmamos juntas? - Estaba emocionada y Dulce sonrió.
-Solo si tú quieres…
-¡Te amo! ¡Y clarooo que quiero! Ven aquí.- Dijo acercándose y dándole un pequeño e intenso pico.- ¿Te quedaras desde hoy?
-Amor no traje ropas ni nada de eso…
-¡Yo te presto! - Dulce rió un poco.
-Me encanta verte así de feliz.
-Viviremos juntas y dormiremos juntas ¿cómo no quieres que este feliz? - Sonreía muy emocionada.
-También te amo princesa. Pero…
-Porfiiiiiii, quédate esta noche ¿sí? A demás de que es tarde y no te dejare volver solita. - Dulce le sonrió.
-Ok, conste que me obligaste… - Anahí la miró sorprendida.
-Ya sabes cómo va a ser nuestra relación. Yo mando. -Le saco la lengua.
-¿Ah si? ¿Estás segura?
-Completamente. - La miró creída.
-Eso lo veremos ahora. - Dulce se levantó y se lanzó sobre Anahí hacerle cosquillas.
-No, Dul… ahahaha. Pliss tu mandas, tú… Du… - Dulce se detuvo observándola.
-Ninguna manda es un acuerdo. - Dijo sacando su dedo meñique en señal de promesa y Anahí entrelazó con él su dedo meñique.
-Ta bien bebé. - Dijo mirándola desde su posición acostada en el suelo Dulce estaba sentada sobre sus piernas mirándola desde arriba sonriendo.
-¿Así que me vas hacer un pastel de chocolate para celebrar nuestra relación y nuestra etapa de convivencia? - Anahí la miro juguetona haciéndose la confundida.
-¿Qué pastel? ¿Quién habló de pastel?
-Mi amor tú haces los pasteles más ricos del mundo tienes que enseñarme cómo y consentirme también ¿no?- Anahí le sonrió

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:07 am

-Ven te consiento todo lo que quieras.- La aló para que cayera sobre ella en el suelo y la besó intensamente.
-Creo que esto es mejor que el pastel. - Dijo al separarse.
-Bebé te haría el pastel pero hay que comprar los materiales y ya es tardecito…
-Any solo estaba jugando.
-Ajam, con lo golosa que eres solo jugabas… - Dulce la miró sorprendida.
-¿Por qué dices eso?
-No creas que no he visto, siempre estas comiendo golosinas y tienes la cartera llena de ellas.
-Jajaja soy inocente.
-¿Inocente? A ver trae tu bolso.
-Ok me declaro culpable, pero tú también has comido de mis dulces.
-Solo una vez…
-Ves mi amor, por eso siempre tengo, para darte también a ti jajaj.
-Que mentirosa eres. - Dijo tocándole la punta de la nariz - ¿Bebé que te parece si recogemos todo esto y nos alistamos para dormir?
-Me parece perfecto. Estoy súper lista para dormir contigo. - La miró coqueta y Any sonrió. Recogieron todo en la sala y llegaron a la habitación. Esta era normal, no muy grande, las sabanas y el conford tenía decoraciones de color vino y blanco muy delicados y bonitos. Había un armario donde guardar las ropas y varios gaveteros. A pasos de todo esto estaba el baño con un cristal inmenso sobre los dos lavamanos, unas lámparas pequeñas en la parte superior para darle estilo y luego estaba el inodoro, la ducha y un pequeño jacuzzi. Dulce luego de pasearse por toda la habitación sonrió. - La última vez que me quede aquí no me mostraste bien tu habitación… Creo que es simplemente perfecto.
-No es inmenso pero tiene todo lo que necesito.
-Yo traería la nevera y podría vivir en él. - Anahí la abrazó por la espalda.
-Mi glotona y después dices que no te gusta comer.- Dulce rió.
-Es uno de los grandes placeres de la vida. Claro que me gusta. Jaja.
-Me gusta que te guste el cuarto. Quiero que te sientas cómoda y que cambies algo si así lo deseas. Podríamos comprar un pequeño refrigerador y…- Dulce se volteó callándola con un beso.
-Está perfecto como esta princesa.
-Ok, si te gusta pues está bien…
-Me encanta, porque estás tú en él. - Le sonrió y Any le correspondió.
-Estoy realmente feliz de que estés aquí.
-Y yo de estarlo bebé. - Le acarició el rostro sonriéndole mientras la tenia abrazada de frente por la cintura.
-Siento que todo esto ha ido tan rápido que parece un sueño, una ilusión, un… un espejismo. Y tengo miedo que se desvanezca en cualquier momento.
-Eso no pasará, yo estoy aquí, yo no soy un espejismo y lo que siento por ti es real. - Le dijo mirándola a los ojos.
-Te amo.
-Y yo te amo a ti.
-¿Quién se bañará primero? - Dulce sonrió. - ¿Por qué me miras y sonríes así?
-Porque eso me recuerda que tienes un jacuzzi en el cuarto.- Volvió a sonreír y Anahí poso sus brazos alrededor del cuello de Dulce.
-Mmm entonces quieres que estrenemos hoy el jacuzzi… A mí me parece excelente idea. - Sonrió coqueta y Dulce rió.
-No, más bien planeaba darme un relajante baño SOLA en el jacuzzi, escuchando rica música y dormirme allí por un rato.
-¡Dul! - Dulce rió.
-Te amo. - Le dio un pico en los labios.
-Y yo a ti. Pero… ¿Qué vamos hacer?
-¿Que vamos hacer de qué? - Contestó y Anahí la miró levantando las cejas.
-Olvídalo… - Soltó a Dulce y se volteó para irse cuando esta la volteó hacia ella y la besó tomándola por la cintura y el rostro. Era un beso apasionado y Dulce la guiaba hacia el baño mientras reían entre besos. Los besos eran apasionados jugaban con sus labios, sus bocas, sus lenguas y Dul metió su mano dentro de la camisa de Anahí por la espalda, acariciaba su espalda desde la parte inferior.
Dulce subió su mano por la columna hasta que en su paso se topó con el sujetador y en el beso hizo una mueca he intento hablar. - Esto hay que quitarlo. - Continuó besándola mientras lo desabrochaba solo con una mano, Anahí tenía sus manos alrededor del cuello de Dulce acercándola más para besarla más intensamente. Dulce cuando pudo terminar de soltarle el sujetador sonrió contra sus labios y se separó de Anahí mientras le levantaba la blusa para quitársela. Anahí levantó sus manos y le dejo quitar su blusa. Dulce no respiraba y solo contemplaba el bello cuerpo de Anahí. Anahí sonrió y la acercó a ella para besarla mientras intentaba quitar también su blusa. Al separarse y quitarla notó que el sujetador de Dulce se desabrochaba en la parte delantera y sonrió mientras se acercaba a Dulce y esta ni se movía. Anahí pasó su dedo desde el abdomen de Dulce hasta el cierre haciendo trazos en su estomago. Al llegar al cierre colocó ambas manos en él para desabrocharlo pero el cuello de Dulce era tan tentador que dejando sus manos allí, lo besó y Dulce echó su cabeza hacia atrás dándole acceso a Anahí suspirando. Pasó su lengua por él y le daba pequeños mordisco entonces recordó que quería quitar el sujetador. Sonrió contra su cuello mientras lo quitaba, se separó y lo deslizó por sus manos observando el cuerpo de Dulce. Anahí sonrió y Dulce hizo lo mismo. Dulce al ver que Anahí no hacía nada más se acercó a ella desabrochándole el pantalón y bajándoselo. Anahí terminó de desnudarse mientras Dulce hacia lo mismo luego de abrir el agua en el jacuzzi y esparcir una rica loción en el agua para hacer espuma. Cuando se terminó de desvestir, el jacuzzi estaba listo y entro en él ofreciéndole una mano a Anahí. Esta entró en él y Dulce se sentó recostándose de una de las paredes y le hizo señas a Anahí para que se sentara recostada de ella y así lo hizo. La espalda de Anahí contra el pecho de Dulce y Anahí estaba entre las piernas de Dulce, una a cada lado del jacuzzi. La respiración de Dulce era un poco agitada debido al contacto pero se relajó recostándose más y recostando a Anahí. Esta colocó su cabeza sobre el hombro de Dulce y Dulce besó su cuello. Esparcía burbujas de jabón por los brazos de Anahí, por su cuello, por sus pechos y esto hizo estremecer a Anahí. Dulce sonreía mientras seguía llenándola de burbujas y espuma. - Te amo. - Le susurró y Anahí sonrió dándole un pico y volviendo a su cómoda posición.
-¿Me creerías si te digo que nunca he estado así con nadie? - Dejo salir de su boca suavemente.
-¿Relajada en un jacuzzi?
-Desnuda con alguien. - Dulce escucho esto y tomó su rostro para que la mirara sonriendo.
-¿Así que la sexy, seductora chica vestida de rojo pasión de la disco era solo una fachada? - Le dijo Dulce sonriendo fingiendo asombro. Anahí sonrió.
-Oye no te burles que así caíste tú también. - Dulce sonrió.
-Eso no es completamente cierto.
-¿Ah, no? - La miró con la ceja levantada.
-Fue eso, más conocerte realmente. - Dulce le sonrió y la besó. Era un beso tierno que duro unos minutos. - Si puedo añadir algo… - Anahí la observó. - Solo una vez he estado con una chica. - Anahí la miró expectante a que dijera algo más. Pero Dulce calló.
-¿Qué pasó?
-No sé si sea el momento apropiado para contar eso… - Dulce sonrió. - Es… es triste aunque ya no me afecta tanto contarlo. ¿Realmente quieres saber?
-Sí.
-Pues te lo resumo en que me enamoró, salimos por muchos meses, esa noche estuvimos juntas y a la mañana siguiente me desperté con un cheque en mi cama y una estúpida nota. - Anahí la miraba sorprendida. - Es por eso que desconfiaba de ti también… Lo siento mucho Any. - Dijo bajando la mirada e inclinando la cabeza.
-No. - le subió de nuevo su rostro. - Soy yo quien te pido disculpas, es que soy una nena caprichosa y realmente no me di cuenta de que tu pensabas que intentaba comprarte. Cuando esa no era mi intensión. Pero me alegro de que lo habláramos y estemos hoy aquí a punto de convivir, en un jacuzzi. Contándonos cosas muy relajadas. Y tampoco sabía que habías pasado por una experiencia así. Pero esa mujer fue una estupida. Aunque si no hubiese pasado eso quizás no te conocería hoy. - Dulce le sonrió.
-Me gustas tanto. - Dijo mordiéndose su labio. Anahí sonrió besándola. - Así que yo tengo el privilegio de estrenar este jacuzzi y de estar viendo tu cuerpo desnudo por primera vez.
-Voy a sonrojarme si lo dices así.
-Ya lo estas desde hace algún rato… - Dulce le sonrió. - Me gusta, eres mi pequeña, mi hermosa y bella princesa. Y estoy loca por ti. - Le dio un beso en la mejilla. Dulce tenía sus piernas dobladas y Anahí le llenó la rodilla de burbujas y deslizó su mano por toda la pierna de Dul. Lo mismo hizo con la otra y tomó otra porción de espuma en sus manos se volteó separándose un poco de Dul y la esparció por su cuello y mejillas. Dulce sonreía al sentir las manos de Anahí sobre su cuerpo. Anahí tomó más espuma y pasó sus manos por los pechos de Dulce haciendo que esta se estremeciera llenándolos bien con espuma mientras sonreía. Llenó a Dulce casi toda con espuma. - Creo que ahora es tu turno. - Dijo Dulce llenando sus manos con espuma forrando el cuerpo de Anahí quien estaba arrodillada frente a ella entre sus piernas. Dulce se puso de rodillas también y empezó a acariciar el cuerpo de Anahí llenó sus manos de espuma y lleno toda su espalda acercándose a su cuerpo, luego la pasó por sus hombros, pechos, abdomen, subió nuevamente a su cuello, brazos. Y besó su boca mientras pegaba su cuerpo completamente al de Anahí. Anahí y Dulce se acariciaban con la espuma mientras seguían su apasionado beso. Al separarse Anahí sonrió. - Aun hay una parte a la que le falta espuma. - Dijo Dulce mientras se sentaba en su posición anterior y pasaba su mano con espuma desde la parte más intima de Anahí hasta su entrepierna haciéndola suspirar. Dejo su mano ahí unos segundos, llenándola de espuma y acariciándola. Anahí cerró sus ojos suspirando. Dulce se acercó a Anahí pasando sus manos por sus glúteos y bajando a sus piernas mientras besaba el enjabonado abdomen de Anahí y bajaba sus besos hasta la parte intima. Luego Dulce subió y besó a Anahí en los labios. La aló para que se recostaran como antes pero esta vez una frente a la otra acariciándose y comiéndose a besos.
-Creo que a ti también te falta jabón por aquí. - Dijo Anahí contra los labios de Dulce pasando su mano por la entrepierna de Dulce. Dulce rió contra sus labios y se dejó acariciar. - Te amo Dul. - Anahí se separó y colocó su espalda contra el pecho de Dulce nuevamente, tomando las manos de Dulce colocándolas en su estomago en forma de abrazo. Dulce besó su oreja.
-Me gustaba más cuando estabas de frente a mí. - Anahí sonrió volteando su rostro para verla.
-Cuando estamos así como ahora, me siento segura, protegida, cuidada.
-¿Y de la otra posición como te sientes?
-Con ganas de comerte - Dulce rió. - Con ganas de no parar de besarte, con ganas de ser tuya cada segundo, con ganas de… -Dulce la besó y mientras se besaban hizo que se pusieran de pie y caminaran hacia la ducha. Dulce la encendió con una mano mientras con la otra tenia abrazada a Anahí a su cuerpo. El agua cayó sobre ellas y Dulce acariciaba a Anahí quitándole la espuma, lo mismo hizo Anahí con Dulce. Ambas reían mientras acariciaban sus cuerpos y no dejaban de besarse. Dulce besó los pechos mojados de Any devorándolos por la pasión, Any suspiraba mientras el agua seguía cayendo por su cuerpo y sentía la lengua de Dulce recorrer sus pechos, su abdomen, su cuello. Dulce se separó mirándola con deseo y Anahí sonrió posando sus manos en los pechos de Dulce jugando con ellos. Mientras Dulce se acercaba nuevamente al cuello de Anahí. - Me vuelves loca Dul. - Se escuchó casi como un gemido.
-Vamos a la cama. - Su susurro fue ahogado por la excitación. Anahí sonrió y asintió. Dulce apagó la ducha, estiró la mano y tomó una toalla. Comenzó a secar cada parte del cuerpo de Anahí suavemente. Anahí solo se dejaba hacer y luego secó a Dulce. Quien al terminar le extendió la mano para dirigirse a la cama, una vez cayeron en ella, una frente a la otra en cada lado de la cama. Dulce acarició el rostro de Anahí. - Te amo. ¿Quieres que hagamos el amor? - Anahí asintió y Dulce sonrió y la besó. Se entregaron la una a la otra toda la noche.

Al día siguiente...
-¿Realmente vivirás con ella? ¿Me piensas dejar aquí sola?
-Vamos May, estoy segura de que puedes cuidarte muy bien. Podría llamar a Hoult para que te cuide y haga guardia cada noche en tu puerta.
-Muy chistosa.
-No pongas esa cara, ¿Quieres mi felicidad o no?
-Por supuesto que quiero tu felicidad, pero… pero… eres mi mejor amiga hemos estado juntas desde que éramos de esta estatura. - Hizo un gesto con las manos indicando el tamaño de uno de sus dedos.
-Ven aquí. - Dulce la abrazó. - No me perderás bobita, siempre estaré para ti cuando me necesites.
-Pero todo será diferente si no estás aquí. Te extrañare demasiado.
-May no me hagas esto, voy a llorar y luego Any querrá que vivas con nosotras.
-¡No! Definitivamente seré yo la que vomite arcoíris si eso llegara a pasar jajaja.
-¡No molestes!
-¿Acaso no es eso lo que dices cada vez que estoy con Nicholas?
-Sí pero es que tu pones una cara de babas increíble.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:07 am

-Justo como la que tienes tú en este momento. Maite rió. ¿Cómo te fue ayer? Además de convencerte de dejarme. - La miró indignada.
-Fue la mejor noche de mi vida. Ella es todo lo que una vez soñé y más. Es tierna, es alocada, es… - Dulce suspiró. - Ella es el amor de mi vida Maite, estoy totalmente enamorada de ella. - Maite sonrió.
-Estoy muy feliz por ti Dul. - Maite la abrazó fuertemente. - ¿Tienes tus cosas en el auto?
-Sí solo mi ropa y unas cositas. Estoy emocionada por comenzar esta nueva vida a su lado. - Dulce sonreía embobada.
-¡Anda vete que llegaras tarde!
-Sí, me tardo poco más de una hora y el clima no se ve muy bien. Prométeme que en el fin de semana iras a visitarnos.
-¿Fin de semana? Mañana mismo voy a molestarte jajaj. - Ambas chicas rieron.
-Nuestra casa es tu casa así que ven cuando quieras. Te quiero Maite.
-Y yo a ti Dul. Ve con cuidado y me llamas al llegar.
-Ok madre jaja.
-Boba. Le envías saludos a Anahí.
-Lo haré chao. - Dulce se subió a su auto y tomo rumbo hacia su nueva vida junto a Anahí. Aunque no siempre las cosas son como las esperas.
……………………………………………………………………………..
Horas después…
-Hermanita estoy en la ciudad y quiero verte. ¿Dónde estás?
-Estoy en el hospital, me acaban de llamar que mi novia se accidentó en su auto. Estoy muy mal ven por favor.
-¿Qué? Any pero… ¿La novia de la que tanto estas enamorada?
-La única que tengo.
-Ok, odio los hospitales pero ok, todo sea por ti. Ya voy para allá.
Minutos más tarde…
-¿Any como estas? ¿Cómo esta ella? - Dijo la joven abrazándola y Anahí se encontraba en llanto.
-Recibió un fuerte golpe, pero el doctor dijo que pronto podríamos pasar a verla.
-Tranquila Any todo saldrá bien.
-Gracias por estar aquí Lorena. - Lorena es una joven hermosa de cabellos rojo oscuro y los ojos azules parecidos a los de Anahí.
-Ya pueden pasar a ver a la paciente, aun no ha despertado pero en cuanto lo haga, nos avisa para poder revisarla.
-Ok doctor. - Contestó Anahí. - Vamos a entrar. - Le dijo a su hermana. Anahí entró en el cuarto y Dulce estaba despierta pero aturdida mirándose las manos y la habitación. - ¡Amor, al fin estas despierta!- Dijo acercándose rápidamente a Dulce sonriendo -. No sabes el susto que me has dado. - Dulce la miraba sorprendida.
-Tú quien eres? ¿Por qué me llamas amor y que me ocurrió? ¿Dónde estoy?
-¿Cómo que quien soy yo? - Anahí la miraba asustada.- Soy Any, Anahí amor. - Anahí intentó tomar su mano pero Dulce se la alejó.
-¿Hermanita ya puedo ver a tu novia? - Lorena entró sin esperar respuesta y Dulce al verla se alteró.
-¿QUÉ HACES AQUÍ LORENA? ¡YO NO TE QUIERO VER JAMÁS! ¡LARGATE! ¿CÓMO TE ATREVES A VENIR AQUÍ? - Gritó alterada.
-Dulce cálmate, yo no sabía que eras la novia de mi hermana. Además no te puedes quejar, la pasamos realmente bien y hasta un regalo te deje.
-¡LARGATE! - Aventó una lámpara que tenía a su lado hacia Lorena quien salió corriendo y Anahí asustada llamó al médico y a las enfermeras apretando la alarma. - ¡Tú también lárgate! ¡Yo no te conozco y no te quiero conocer si eres familia de esa mujer! - Dulce comenzó a llorar.
-Dul…
En ese instante llegaron doctores aplicándole un sedante a Dul para que se calmara y sacaron a Anahí de la habitación.

Fuera de la habitación...
-¿POR QUÉ LA ALTERASTE ASÍ? ¿QUÉ TE PASA LORENA? - Le gritaba Anahí muy confundida.
-Primero no me grites, segundo jamás me dijiste que Dulce era tu novia.
-No sabía que la conocías y menos que fueras capaz de jugar con ella como lo hiciste.
-¡Yo no jugué con ella!
-¿No? ¿Y por qué la dejaste al día siguiente de estar con ella con una nota y un cheque? - Lorena miró a otro lado bajando la mirada. - ¡DIME! ¡TE EXIJO QUE ME DIGAS!
-No me alces la voz, soy mayor que tú.
-Me importa poco, explícame.
-De que vale que te explique. - La miró arrogante. - Dulce no es nadie en mi vida y estas feliz con ella, así que olvídalo.
-Eres… ahhhh. - Anahí estaba molesta y luego comenzó a llorar sentada en una de las sillas.
- No llores Any, bebé… - Lorena se acercó para abrazarla y Anahí no la dejó. Lorena suspiró.
-No podía estar con Dulce… Me gustaba, me gustaba mucho y sabía que ella estaba muy enamorada de mí, pero no podía tener algo serio con ella. Yo no soy de tener una relación y familia… Ella quería eso y eso era algo que yo no le podía dar. Sé que fui una canalla pero realmente quería ser… la primera en su vida. Además le deje un regalito para que nada le faltara. Admito que esta noche fue fantástica pero… - Anahí se levantó de la silla molesta y le dio una cachetada a Lorena.
-¡CÁLLATE! ¿CÓMO TE ATREVES? - Lorena sujetó su rostro por la cachetada y la miró con ira.
- ¿Acaso aun me extraña? ¿Aun me necesita que estas tan molesta? - Anahí estaba hecha furia y respiró para calmarse.
- Vete de aquí Lorena, vete y déjanos tranquilas.
-¿Vas a enojarte conmigo solo por una chica? Podríamos compartirla… - Lorena sonreía y Anahí estaba hasta el tope de coraje respiraba para no lanzarse sobre ella y la sacaran del hospital.
- ¡Ella NO es cualquier chica, ella es la mujer que amo y lo entenderás cuando te enamores realmente!
-¿Por qué tener una cuando puedes tener muchas?
-Porque una tiene todo lo que necesito y más.
-Wao… De todas formas Dulce ya no me interesa… Pero me gustaría que no te enojes conmigo.
-Si nos dejas en paz, prometo intentar olvidar lo que le hiciste a Dulce. - Lorena sonrió y asintió.
-Te quiero hermanita. Voy a ver a nuestra madre y regresar a Francia.
-Que te vaya bien… -Lorena sonrió y le tiró un beso de lejos. Caminaba hacia la salida cuando se volteó.
-Espero que el amor de tu vida se recupere… - Dicho esto le guiño un ojo y salió del hospital. Anahí se sentó nuevamente en la silla y sujetando su cabeza agachada lloraba aturdida por todo lo que acababa de vivir. Primero Dul no la reconocía y luego Lorena resultó ser la mujer que jugó con Dulce. Sin duda era demasiada información para procesar.
……………………………………………………………………………………
Horas más tarde dejaron entrar a Anahí pero le explicaron que Dulce sufrió una amnesia temporal y que quizás por eso no la podía recordar pero que tuviera paciencia. Anahí acepto y entró a verla.
-Amor… me dijeron que tienes una amnesia temporal y pronto todo estará bien. Vamos hablar.
-Vete. No me llames así y no quiero verte ni hablar contigo. No te conozco entiéndelo. Déjame tranquila y aléjate de mí.
-Si tengo que conquistarte de nuevo pues lo haré, empezaré desde el inicio… Si no me quieres ver, pues me veras. Si no me quieres cerca, pues ahí me tendrás. Porque ahora que te tenía no dejaré que te separes de mí. No me importa si no me recuerdas. - Dijo con sus ojos aguados. - Tú eres mía como yo lo soy tuya.
-¿Siempre eres así de testaruda? - Dijo una calmada Dulce.
-Contigo sí. - Dulce expulsó el aire de sus pulmones.
-¿Por qué no entiendes que no quiero saber nada de ti? No te conozco.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:07 am

-Sí me conoces… Es solo que no me recuerdas. - Dijo tristemente. - Estábamos a punto de vivir juntas. De formar una vida juntas… - Una lágrima cayó por su rostro y la limpió rápidamente.
-Es imposible, eres la hermana de la mujer que odio. Es imposible que eso pasara, a menos que quisiera vengarme de ella. - Anahí la miró asustada y sorprendida. Planteándose esta posibilidad pero sacando inmediatamente ese pensamiento de su cabeza.
-No sabías que ella era mi hermana y yo no sabía que ella fue esa mujer que te lastimó.
-¿Cómo no iba a saberlo si te pareces tanto a ella?
-Te equivocas, yo jamás te haría lo que ella te hizo. Yo jamás te lastimaría al menos de esa manera.
-Pues si tanto me amas déjame, déjame libre, olvídame y desaparécete.
-¿Tú escuchas lo que estás diciendo? Me estas pidiendo que me aleje de ti. Yo te estoy diciendo que nos amamos ¿y tú me pides que te olvide? ¿Crees que eres la única que lo está pasando mal por todo esto?
-Bueno tú no estás en una camilla con tu cabeza y brazos heridos… Ah y por si lo olvidaba sin recordar nada de los últimos meses. -Dijo con ironía.
-Bueno tú no tienes al amor de tu vida delante de ti sin recordarte, detestándote, pidiéndote que te alejes y no la busques nunca más. Cuando hace unas horas todo era felicidad, cuando hace unas horas acabábamos de hacer el amor y pasar la mejor noche de nuestras vidas. Pero claro cómo vas a entenderlo si solo estas cegada por ti, por lo que quieres ver, culpándome de algo que no hice. ¿Y qué importa si lo que digo es verdad? ¿Qué importa si la chica rubia que tengo frente a mi tiene la razón? ¿Qué importa si la amo y ella se aleja? ¿Qué importa si le rompo el corazón? Nada, nada importa. - Anahí salió llorando y tirando la puerta al salir. Dulce suspiró.
-Será mejor así Anahí… No podría estar con la hermana de la mujer que tanto odio, realmente lo siento princesa.
………………………………………………………………………………
-¿Eres idiota o te haces?
- ¿También me gritas?
-Sí, y más bien debería golpearte. ¿Cómo le hiciste eso a Anahí? ¿No vez que la amas? Definitivamente quiero golpearte.
-Déjame en paz Maite. ¿No ves que no recuerdo? No quiero verla, no quiero tenerla cerca…
-Pero tú la amas y debes recordarlo.
-¿Y cómo? Además aun recordándola no podría estar con ella. ¿No entiendes que es la hermana de Lorena?
-¿Tu no entiendes que Lorena es pasado? - Dulce respiró calmándose. Maite la imitó. - Dul, Any está mal… No es justo esto que le haces. - Dulce miró hacia la ventana.
-No viene hace dos días…
-¿Y qué esperabas después de cómo la trataste?
-No la conozco May, no la conozco y ella quiere que la recuerde ¿no entiendes? - Dulce comenzó a llorar sujetando su cabeza por el fuerte dolor en ella.
-Dul, Dul… Cálmate, voy a llamar al doctor. - En ese instante Dulce se desmayó. Maite corrió por ayuda.

Días después…
-No te preocupes May, esta noche yo me quedaré con ella. - Dijo Anahí observando a una dormida Dulce.
-Any yo…
-No la alteraré, pero por favor déjame cuidarla aunque este dormida. - Maite asintió y se fue dejando solas a Anahí y a Dul en esa fría habitación de hospital. Anahí se acercó a Dulce y acarició su rostro suavemente procurando no despertarla.- Te amo Dul. - Una lágrima corrió por su mejilla. - No pensé que te fuera a querer tanto… - Luego acarició su mano y Le dio un pequeño beso en ella. Aló una silla y la colocó junto a la camilla para estar más seca, la observaba y lloraba en silencio extrañándola. Tenía su mano entre las suyas y su cabeza apoyada en la camilla cuando se quedó dormida.
A medianoche Dulce despertó y se asustó al notar que una mujer rubia dormía en la silla y tenía una de sus manos entre lazadas a la suya. Dulce pensó que la chica tenía que ser Anahí, a pesar de no poder ver su rostro. Algo dentro de ella la hizo sentir ternura y con su mano aún débil sintió la necesidad de acariciarla, cuando su mano iba a tocar el cabello de la rubia mujer se detuvo y la alejó. La verdad era que le producía ternura pero no dejaba de olvidar que esa mujer no era nada ni nadie en su vida y que era la hermana de la mujer que detestaba tanto. Dulce se sentía terriblemente mal por esto y sin saber el por qué de sus confusos sentimientos. Decidió no despertarla y volvió a quedarse dormida.
Cuando Dulce despertó en la mañana busco rápidamente con la vista a Anahí pero esta no estaba por ninguna parte y en su corazón sintió un poco decepción o de dolor, ella no lo sabía identificar bien sus emociones. Pensaba en esto cuando Maite entro por la puerta.
-Despertaste, ¿Cómo amaneciste hoy?
-Mejor… ¿Te quedaste anoche a dormir aquí o alguien más se quedó?
-Por supuesto que me quede yo. - “Imposible” pensó Dulce “la mujer de anoche era rubia no pelinegra como Maite”.
-Ok, gracias May.
-De nada Dul.
-¿Anahí volverá a venir o ya no quiere verme?
-Me llama diario preguntándome por ti pero dice que discutir contigo la afecta así que prefiere no venir a verte. Dice que tu estas completamente negada a verla o simplemente a que te toque o te hable y ella no lo está llevando nada bien eso. Por eso prefiere estar alejada mientras te curas. Siempre me dice que te recuerde que ella te ama. - Esas palabras Dulce las sintió como una daga en el corazón.
-May… No la recuerdo… No puedo recordarla. - Una lágrima salió de sus ojos.
-Cálmate ya lo recordaras todo muy pronto.- Dulce asintió.
Esa noche Dulce se hizo la dormida esperando que Anahí se apareciera. No sabía por qué lo hacía pero deseaba saber o conocer a Anahí realmente. Le parecía una mujer hermosa aunque no olvidaba el hecho de que Lorena era de su sangre. Cuando estaba a punto de quedarse dormida sintió la puerta del cuarto abrirse casi temblaba de miedo, quería ver si era Anahí o alguien más pero sus dudas fueron aclaradas en solo segundos.
-Hola Dul… Hola amor. Sé que esto no es fácil para ti princesa… Tampoco lo es para mí, realmente te extraño. - Se escucho la voz quebrada, estaba llorando Dulce lo podía sentir.- Te amo ¿sabes? Debería ser más valiente y venir de día, decirte todo lo que pienso y siento en la cara pero no puedo amor. Me destroza que me mires de esa forma, con ese coraje, que pienses que soy igual que ella, me destroza que no me recuerdes y me rechaces. Pero también me mata tenerte lejos por eso estoy aquí cuidándote los sueños. Realmente esperando y arriesgándome a que no despiertes, porque si lo haces me irá muy mal y tengo miedo a que me lastimes con tus palabras. - Una lágrima cayó en la mano de Dulce. - Extraño tocarte. - Anahí se acercó y acarició suavemente su mano y luego su rostro. -Extraño besarte. - Pasó sus dedos por los labios de Dulce. - Realmente extraño todo de ti. - Tus caricias, tus sonrisas, tus miradas… - De nuevo su voz se escuchó quebrada y sus lágrimas bajaban por su rostro. Dulce sintió unas enormes ganas de abrazarla pero no podía Anahí seguía siendo una desconocida.
………………………………………………………………………………………………
Dos días después…
-Hola Dul… - Pronunció tímidamente Anahí desde la puerta.
-Hola Anahí.
-Maite me dijo que querías verme… - Preguntó Dudosa y conteniendo las ganas de llorar de solo ver la Dulce frente a ella.
-Ven acércate. - Anahí se acercó un poco, estaba a los pies de la camilla de Dulce.
-¿Cómo te sientes? - Dulce sonrió levemente inclinando la camilla para ver mejor a Anahí.
-Pues… mejor, bueno eso creo… - Anahí asintió. -¿Vendrás a cuídame esta noche?- Preguntó tímida Dulce y Anahí se sorprendió. No se esperaba esa pregunta y mucho menos que Dul supiera que ella venia cada noche.
-Dul, yo… yo…
-Quiero pedirte una disculpa. - Dijo Dulce mirándola a los ojos. - Yo no te he tratado nada bien y tú no tienes la culpa de nada, pero eres una extraña para mí y no es tan fácil confiar. - Anahí asentía con lágrimas en sus ojos.
-Yo no quería incomodarte, no sabía que tú sabías que venía cada noche a cuídate… Yo, yo solo quería estar cerca de ti aunque estuvieses dormida… - Se secó una lágrima que salía de su ojo y continuó. - El doctor me dijo que sería mejor para ti si no te presionaba y te dejaba recordar… Es por eso que no he venido nunca más de día. Por tu bienestar.
- Perdóname Anahí.
-Claro que te perdono Dul. Tú eres todo para mí.
-¿Mis cosas están en tu casa? Algo así me comentó Maite. -Anahí asintió.
-Yo no sabía que habías perdido la memoria y cuando me dieron tus pertenencias… Las que llevabas en el auto… pues las envié a casa. Pero si tú… - Dulce la interrumpió.
-No, está bien. - Dijo sonriendo. - ¿Te parecería buena idea que nos conozcamos poco a poco? - El rostro de Anahí se ilumino en una hermosa sonrisa que dejo a Dulce sin habla. “Ella es hermosa, es increíblemente hermosa y yo la trate demasiado mal” pensó Dulce y su rostro se tornó triste.
-¿Qué pasó? ¿Por qué te pusiste triste?
-Porque he sido una imbécil al tratarte de esa forma.
-No pensemos en eso ¿sí? Mejor pensemos en eso que me has dicho. - Dijo sonriendo nuevamente. - Yo seré todo lo paciente que quieras Dul, yo sé que pronto recuperaras tu memoria, tranquila. - Tenía unas enormes ganas de decirle “te amo Dul” pero sabía que no podría, al menos no ahora. Dulce sonrió.
-Gracias.
-Estoy comenzando a montar el árbol de navidad de nuestra casa. - Dijo emocionada y Dulce sonrió. - ¿Te gusta algún color o motivo en particular para comprar los adornos?
-Hace mucho que no tengo un árbol de navidad. - Dulce sonreía. - Maite y yo siempre estábamos muy ocupadas para esas fechas y muy pocas veces decorábamos pero definitivamente me encantan. - Miró a Anahí dulcemente. - ¿Podría decorarlo contigo? - Anahí sonrió sin poderlo creer.
-Por supuesto me encantaría, esperaré hasta que salgas del hospital y lo haremos juntas. - Dulce sonrió asintiendo.
-¡Hola Hola! ¿Cómo esta mi paciente favorita? - Entró el doctor en la habitación y se quedó sorprendido mirando a Anahí y luego cambió su vista a Dulce.
-Pues… Aún no recuerdo nada de lo que ha pasado recientemente en mi vida y mi cabeza a veces quiere estallar.
-Es normal, seguramente en un par de días lo recordaras todo, solo se paciente. Pero hoy te veo más alegre y me alegro de que no le estés gritando a esta linda señorita. - Dulce miró al suelo apenada. - Te tengo buenas noticias, hoy mismo te daré de alta y podrás irte a casa.
-¿Casa? - Preguntó Dulce en un susurro que solo Anahí escuchó, sabía que Dulce estaba asustada al igual que ella, no sabía qué pasaría con sus vidas una vez Dulce saliera del Hospital. El doctor continuó hablando y solo escucharon el final de la conversación.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:07 am

-Es por eso que debes usar el cabestrillo para no forzar ni tu brazo ni la clavícula. Cuando estés lista envía a tu novia para que firme los papeles y se haga responsable de traerte en una semana. Así que te veo aquí pronto.
-¿Novia? -Preguntó en otro susurro que el doctor escuchó y señalo a Anahí con la cabeza.
-Cuídela señorita y me la trae en perfectas condiciones. Dijo el doctor a Anahí y salió de la habitación.- Dulce miró a Anahí sin saber qué hacer.
-Nuestra casa está disponible para recibirte cuando tú lo desees pero yo no voy a presionarte. Sí tú quieres quedarte con Maite… - Dulce la interrumpió negando con la cabeza y notando el miedo de su respuesta en la mirada de Anahí.
-Vamos a decorar el árbol ¿recuerdas? - Dijo sonriendo y el aire volvió a los pulmones de Anahí y su sonrisa a su rostro.
-Entonces voy corriendo a firmar ese papel. ¿Necesitas que te ayude en algo?
-Me acabo de bañar así que no, ya estoy absolutamente lista para irme de aquí. - Anahí sonrió.
-Ya vuelvo.
Minutos después estaban en el auto y antes de salir se encontraron con Maite y le explicaron todo.
-Dul…
-Dime. - Dijo Dulce cambiando la mirada de la ventana hacia Anahí.
-¿Te sientes bien como para comprar las decoraciones? - Dulce sonrió.
-Sí, solo que no las podré tomar con mi mano izquierda pero estoy bien. ¡Vamos por esos adornos!
Minutos después…
-¡Anahí mira este!
-Es hermoso Dul, ponlo en el carrito. ¿Qué te parece este?
-¡Me encanta!
-Vamos a tener como mil colores en nuestro árbol. - Se detuvo a pensar Anahí.
-Nuestro árbol va a ser el más bonito de todos. - Dulce que estaba al lado de Anahí la miró directo a los ojos y le sonrió.
-Seguro lo será. - Anahí no podía creer lo que vivía de la felicidad total al dolor y ahora tenía a Dulce de vuelta con ella. Aunque sin duda no era la misma Dulce.
Una vez en la caja registradora para pagar Anahí estaba sacando su tarjeta y Dulce la detuvo.
-No, yo quiero hacerlo. - Dijo esto y cuando tocó sus bolsillos miró a Anahí sorprendida.
-Tranquila Dul, todas tus cosas están en la casa, puedo pagarlo.
-Sí pero es que… - Anahí la interrumpió acariciando su brazo bueno.
-Lo sé amor, pero ya luego compras las decoraciones del resto de la casa. - Dulce la observó y luego observo la mano de Anahí sobre su brazo, se quedó inmóvil. Esta al percatarse rápidamente la alejó de Dulce. - Lo siento.
-No pasa nada.
……………………………………………………………………………………………………………
Una vez guardaron las cosas en la camioneta de Anahí…
-¿Quieres helado?
-Sí, claro que sí. - Contestó rápido sonriendo y Anahí rió. - ¿Qué? ¿Por qué ríes?
-Porque a veces te llamo “mi glotona”, cualquier cosa dulce te gusta.
-Comer es uno de los grandes placeres.
-Sí, esa es tu frase para justificar que te fascina comer.
-Lamento no poder recordar las cosas que vivimos juntas. - Dulce la miró un poco triste.
-Pronto lo harás… Vamos por ese helado. - Dijo alejándose un poco y Dulce la detuvo halándola del brazo. Anahí la miró directamente a los ojos. - ¿Qué ocurre?
-¿Qué pasará si nunca puedo volver a recordar? ¿Te irías de mi lado?
-¿Por qué preguntas eso? - La miró entre seria y asustada.
-Porque no quiero enamorarme por segunda vez de ti y esta vez salir lastimada. Por eso prefiero saber las cosas desde el principio, para saber a qué atenerme. - Dulce la miró confusa, dudosa.
-Escúchame bien. - Tomo sus manos entre las suyas. - Yo te amo a ti, con o sin memoria. Quiero que recuerdes para que te sientas bien, para que no pienses que nadie te ha engañado y para que me ames como me amabas. Pero si tu no recuerdas aún así estaré aquí a tu lado, porque te amo Dulce, te amo demasiado y si tengo que volverte a conquistar lo hare. Empezaremos de nuevo pero lo haremos juntas. ¿Estás de acuerdo con eso? - Dulce asintió y Anahí besó su mejilla.
En la casa…
Ambas habían pasado gran parte de la tarde decorando el árbol, reía y hacían bromas de diversas cosas. Cuando finalizaron ambas se tiraron al suelo para respirar. - Esta hermoso, gracias Anahí.
-Pero que dices, si sin tu ayuda jamás habría quedado tan hermoso.
-Y sin regresar a comprar el árbol tampoco. Y eso que quien está mal de la mente soy yo.- Dulce rió.
-Es que cuando estoy contigo olvido todo. Pero al menos no era tarde para regresar por él.
-Anahí…
-¿Qué ocurre Dul? - Preguntó mirándole desde el otro extremo de la sala.
-¿Te molestaría si preparamos alguna de las otras habitaciones para que duerma en ella? - Le preguntó con un poco de miedo por su respuesta. A Dulce realmente le gustaba mucho Anahí, bueno le gustaba mucho por segunda vez. - Sé que quizás pues nosotras… Tú sabes… pero yo no me siento como decirlo… mmm…
-Lo entiendo Dulce tranquila, ya para mí es un gran avance que tan siquiera hayas considerado vivir aquí, y que estés aquí eso es más que suficiente. Nunca pretendí que durmiéramos juntas… Bueno no por ahora. - Sonrió. - Hasta que tu lo decidas o recuperes tu memoria…
-Gracias Anahí.
-¿Te puedo pedir algo?
-Por supuesto.
-¿Podrías dejar de llamarme Anahí? - Dulce la miró sorprendida.
-¿Cómo quieres que te llame?
-Como quieras menos así, es que se siente tan formal, tan seco, suena como si estuvieses molesta.
-¿Cómo te llamaba? - Preguntó Dulce mirándola a los ojos.
-Amor, princesa, bebé, Any. Pero no te pido que me llames así quizás me puedas decir Any… -Dijo un poco avergonzada.
-Está bien. Si tú haces todo para que yo me sienta cómoda puedo hacer lo que sea por ti. - Dulce sonrió.
-Hice un poco de tu pastel favorito anoche. ¿Quieres?
-¿Pastel? Así que eres toda una chef. - A Anahí se le hacia esta escena un “déjà vu” era exactamente lo mismo que Dul había dicho la primera vez. - ¿Qué sucede? Te quedaste pensativa…
-No es nada Dul… Entonces… ¿Voy por tu pastel? - Dulce asintió.

Minutos después…
-¿Puedes bañarte sola? - Preguntó Anahí normal y Dulce se tornó un poco nerviosa.
-No dejare que me bañes. - La miró seria y Anahí sonrió. - ¡Oh no! - Su cara era de sorpresa. - ¿Ya lo hemos hecho antes? - Anahí asintió aún sonriendo.- Aun así creo que puedo sola. Pero no te alejes tanto.
-Ok, estaré aquí en la habitación. Si me necesitas solo grita.
-Ok.- No habían pasado ni dos minutos cuando se escucha a Dulce llamar a Anahí.- ¡Any!
-Dime Dul. - Estaba en la puerta sin entrar.
-Entra por favor. - Anahí entro y encontró a Dulce casi igual a como estaba hace dos minutos solo que esta vez la blusa estrujada y el botón del pantalón y el cierre abierto.
-¿Qué pasó?
-Necesito que me ayudes a quitarme la ropa. Lo intenté pero me duele demasiado mi brazo y mi hombro. - Tenía unas lágrimas en los ojos.
-Tranquila bebé, yo estoy aquí. ¿Por dónde comienzo?
-Mis pantalones, en lo que se calma un poco el dolor de mi brazo.
-Ok. - Anahí cuidadosamente fue bajando el jean de Dulce hasta sacarlo de sus pies. - ¿Estás lista para la camisa?
-Eso creo.
-Bueno al menos es un poco grande, vamos a sacar primero tu brazo bueno, luego la cabeza y al final la deslizamos por tu brazo fracturado.
-Ok, pero con cuidado pliss.
-Así lo haré. - Cuidadosamente la ayudo a quitarle la camisa. Para Anahí, ver a Dulce así en ropa interior era la perdición pero estaba tratando de controlar sus pensamientos y solo ayudar a Dulce para que no se lastimara. - ¿Estás lista para lo que queda de ropa?- Preguntó.
-¿Estas lista tu? - Anahí la miró confundida y Dulce sonrió. - Sé que tengo un buen cuerpo pero estas a punto de desmayarte. - Anahí se puso sonrojada.
-No te burles o no te ayudo. - Dijo seriamente, haciendo puchero. Dulce se acercó a ella y le tomó el rostro suavemente.
-Me gustas, me gustas mucho. - Anahí colocó sus manos en la cintura de Dulce acariciando su piel expuesta.
-Tú me gustas más a mí.- Dulce sonrió.
-Me encantas pero… este es tiempo de ayudarme a desvestir para bañarme. - Dijo alejándose de ella y Anahí sonrió. Se acercó a ella y lentamente le bajó su braga y luego le quito el sujetador. Todo lo hizo tan rápido que ya estaba fuera de la habitación sin darse cuenta. Dulce sonreía dentro del baño por la actitud de Anahí y se duchó. Cuando salió Anahí la ayudó a vestir y luego se fue ella a hacer lo mismo.
…………………………………………………………………………………………………………
Al día siguiente…
-¿No vas a trabajar? - Preguntó Dulce entrando a la cocina y Anahí dándole una taza de café.
-Es domingo Dul…

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:07 am

-Es que con todos estos días en el hospital ando aturdida. Gracias por el café. - Dulce le sonrió y Anahí la miraba con una sonrisa en su rostro.
-De todas maneras me quedaría a cuidarte aunque tuviera que trabajar.
-No es necesario Anahí. Quiero decir Any…
-No lo es, pero quiero hacerlo. Quiero que estés bien.
-En un par de días regresar é a trabajar de todas formas. - Dijo esto y tomó un sorbo del café.
-Si te sientes bien… pues hazlo, pero sabes que no tienes que hacerlo.
-Quiero hacerlo, eso mantendrá mi mente ocupada. No es como si ahora no lo estuviera tratando de recordar a una linda chica rubia que me ama. - Dulce sonrió y Anahí se sonrojó. - Te ves aun más linda cuando estas sonrojada. - Anahí mordió su labio nerviosa. Dulce se acercó a Anahí acariciando sus mejillas. - No sabes lo que daría por recordarte. - Dijo esto mirándola a los ojos y aguándose los de ambas.
-No te presiones Dul… - Dulce pegó su frente a la de Anahí rozando sus narices. - Te amo. - Una lágrima bajó por el rostro de Anahí y Dulce se separó secándola.
-No llores princesa, todo volverá a estar bien. Te lo prometo. - Dulce besó la frente de Anahí y se fue a su habitación. Cuando entró le dio otro de sus fuertes dolores de cabeza. Las chicas se mantuvieron alejadas por el resto del día y en la tarde cenaron. Al final cada cual se retiró a su habitación.

2 horas más tarde…
Dulce sintió el sonido de que tocaban su puerta interrumpiendo sus pensamientos. - ¿Puedo pasar?
-¡Pasa! - Gritó Dulce desde la cama y Anahí asomo su cuerpo por la puerta.
-¿Quieres algo de comer o algo de compañía? - Dulce sonrió, estaba arropada con el inmenso confort.
-La compañía estaría bien. Ven siéntate a mi lado. - Tocaba la cama para que Anahí se sentara y así lo hizo. De frente a ella cerca de sus pies.
-¿Te tomaste los medicamentos?
-Sip. ¿Te gustaría contarme como te conocí? - Anahí sonrió.
-Estabas en una disco cerca de la barra cuando entre junto con mis amigos, no sé en qué momento pasó pero nuestras miradas se encontraron no dejabas de mirarme ni un segundo y decidí acercarme a ti. Claro era más que imposible que no lo hiciera estabas hermosa como siempre claro, -hizo una pausa sonriendo. - Tenías un sexy vestido negro, tu cabello ondulado y una sonrisa perfecta. Me acerque a ti y besé tu mejilla.
-A sí sin conocerme me besas? Anahí rió.
-Algo así debiste pensar porque te pusiste rojita. Pedí unos tragos y mientras los tomábamos coquetee un rato contigo. Claro que no fue de la mejor manera… - Anahí hizo una mueca observando a Dulce y esta sonrió intrigada por la historia.
-¿Qué hiciste?
-Te invité a pasear en mi nuevo lamborgini, usar la piscina de mi mansión y pasarla bien. - La cara de Dulce era de sorpresa y confusión.
-¿Y con eso caí? Imposible.
-No, claro que no, ahí comenzó mi tormento… Te buscaba te invitaba a bailar a salir pero me negabas todo. Estabas enojada conmigo y no sabía el por qué. Conseguí la dirección de tu casa y te comencé a enviar flores y regalos pero todo lo que te enviaba o me lo devolvías o lo tirabas a la basura… Un día fui a tu casa para entender lo que pasaba y casi me violan, me asaltaron. Ahh de solo pensarlo me da escalos fríos, el punto es que me defendiste y ahí comenzó todo. Mi amor sincero por ti y tu interés por conocerme realmente.- Anahí sonrió. - Claro que en el transcurso peleamos, nos enojamos, nos besamos, y al final resolvimos todas nuestras diferencias y felices por siempre hasta el día de tu accidente.
-Resumiste nuestro noviazgo en solo segundos. - Dulce rió.
-La verdad es que todo fue apresurado y un loco amor.
-Anahí… . Dulce bajó la cabeza.
-¿Pasa algo? - Preguntó acariciando la mano de Dulce sobre la cama.
-Me gustaría mucho recordarlo todo y poder corresponderte.
-Pronto… Esperemos que sea muy pronto.
-Quiero besarte. - Anahí la miró sorprendida.
-Yo más, te lo aseguro. - Sonrió Anahí.
-Es que si te besara ahora, no sería la Dulce de siempre, sería esta nueva Dulce que no te conoce y que no besaría a una extraña. - Anahí sonrió.
-No sé si besarías a una extraña pero me besaste como la tercera vez de vernos así que la Dulce de ahora tiene ventaja, vive conmigo y es absolutamente correspondida en lo que sea que este sintiendo. - Dulce la miró y se acercó a ella lentamente. Cuando estaba a punto de besarla se quejó sujetándose el brazo. - ¿Dul estas bien? ¿Quieres que te lleve al hospital? - Anahí sonaba angustiada y estaba tan cerca de Dulce que Dulce subió su rostro y sonrió. Anahí tenía una cara de confusión y Dulce la besó, la besó atrayéndola con una mano profundizando el beso. Mientras la besaba comenzó a tener un fuerte dolor de cabeza pero lo ignoró para seguir con el beso.
-Te amo princesa y no sabes cuánto te extrañe. - Anahí al escuchar esto se separó del beso agitada.
-¿Qué?- La miraba asustada y Dulce sonrió.
-Lo recuerdo todo, absolutamente todo, pero no quiero hablar sobre eso, solo quiero besarte más y más. - Anahí sonrió y se acercó a Dulce para continuar con la rutina de besos.
…………………………………………………………………………
Días después…
Dulce llegó del trabajo y anahí se encontraba en la cocina haciendo la cena. Al sentir que alguien llegaba Anahí salió a recibir a su amor.
-¡Bebé llegaste temprano hoy!
-Sí princesa para pasar más tiempito contigo. -La besó mientras Any colocaba sus manos alrededor del cuello de Dulce.
-Hice algo rico para comer. - Dijo sonriendo.
-¿Tu estas en el banquete? - Preguntó coqueta y Anahí sonrió.
-Puede ser… puede ser. Vamos a la cocina que muero de hambre.
-Luego dices que la glotona soy yo. - Dulce le sacó la lengua y Anahí reía. - Bebé esa camisa que tienes hoy me encanta. Nunca te la había visto, deberías usarla más a menudo. - Anahí se observó la blusa que tenia puesta y era la de minie color gris con su hombro al descubierto por el tamaño. Hizo una extraña mueca que Dulce no notó pero decidió olvidar el comentario.
Horas más tarde…
-¿Amor podemos ir al cine? - Preguntó Dulce mirando en su teléfono la cartelera de películas, ambas recostadas en la cama.
-Claro bebé.
-¿Qué película quieres ver? Hay una de acción, otra de misterio, comedia…
-Sabes que no me gustan las de comedia.
-También hay una romántica. - Dulce la miró con una sonrisa. - Se llama Any y Dul a besos sobre la cama. - Dulce se acercó a Anahí con una sonrisa coqueta y la besó. Anahí reía.
-Te amo Dul.
-Y yo a ti princesa. ¿Entonces amor que hacemos?
-No querías ir y que al cine. - Decía sonriendo.
-Ok ok pero luego quiero ver esa de Any y Dul… Se ve que estará muy buena.
-Jaja te adoro. -Any haló a Dul y la siguió besando.
………………………………………………………………………………
Días después…
-La cena estuvo deliciosa, tengo ganas de salir ¿qué te parece si salimos a bailar?
-Excelente idea.
Minutos después las chicas estaban alistándose en el cuarto de Anahí, mientras Anahí estaba en el baño terminando de delinear sus ojos, Dulce buscaba algún collar que ponerse entre las cosas de Anahí. Encontró una caja negra y al abrirla observó un bello collar de diamantes.
-¡Bebé! Esto es hermoso. ¿Puedo usarlo?
-Puedes usar lo que quieras. - Gritó desde el baño.
-¿Hace mucho que te compraste esto? - Anahí regresó a la habitación y al ver el collar sobre el cuello de Dulce se sorprendió mirándola a los ojos. ¿Por qué me miras de esa manera?
-Ese es el collar que te regale y me lo devolviste a la compañía. - Contestó seriamente y Dulce se sorprendió.
-¿Segura que es este? - Se notaba un poco nerviosa. - No lo vi tan bello la primera vez o puede ser que no lo haya visto.
-¿No lo recuerdas? - Preguntó Anahí inquisitiva.
-La verdad no recuerdo si lo abrí, creo que como estaba tan molesta contigo posiblemente te lo devolví y ya. - Anahí asintió aunque no estaba convencida.
-Te queda hermoso, nunca debiste devolvérmelo.
-Tú sabes cómo soy, no me gusta que nadie intente comprarme.
-Y yo no lo hago, - dijo acercándose a Dulce y besándola. - ¡Ahora a bailar!
-¡Sí!
Esa noche celebraron, bailaron y festejaron toda la noche. Noche que terminó con ellas haciendo el amor en el jacuzzi.
…………………………………………………………………………………………
-Dul, despierta bebé que hoy es la cita con el doctor.
-No quiero, además ya me acuerdo de todo. - Puso su almohada sobre su cabeza para que Any la dejara dormir.
-Firme como que te llevaría y te voy a llevar.
-Ok, ok, no me regañes, tengo sueño. No quiero ir al doctor. - Se quejaba y ponía carita de bebé.
-Es que eres una bebé. Ven acá. - Anahí abrazó a Dulce quien se acostó sobre sus piernas aún media dormida.
-Te quiero Anahí.
-Lo sé. - Anahí sonrió. - Pero la cita con el médico es importante, es importante que tu brazo se recupere y le cuentes de tus recuerdos. - Dulce abrió los ojos y suspirando se levantó de las piernas de Anahí.
-Ok, no tengo de otra… - Hizo puchero y Anahí le dio un tierno beso en los labios.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:08 am

…………………………………………………………………………………………
-¿Cómo se siente? - Preguntó el doctor.
-Perfectamente, ya recordé absolutamente todo. Solo tengo un pequeño dolor en mi brazo aún. - El doctor la miró seriamente y Dulce apretó la mano de Anahí un poco asustada.
-Entonces estará usted de alta total hoy mismo. Solo déjeme revisar su brazo y listo.- Minutos después el médico ya había terminado el chequeo. - El próximo chequeo para su brazo es en un mes. Así que cuídese y disfrute.
-Gracias doctor.
-Salieron de allí. Any, amor ¿qué te gustaría comer? - Dul tenía las llaves del auto en la mano.
-Llévame a mi restaurante favorito. - Dulce la miró y tragó.
-Claro bebé pero mejor conduce tú que aun no me siento muy bien. - Anahí la miró seria.
-Le dijiste al médico que estabas perfectamente.
-Odio a los doctores, hospitales y todo ese tipo de cosas.
-Está bien amor pero ¿crees que tomaré menos tráfico por la carretera 123 o por la 55? - Dijo tomando las llaves de Dulce.
-Toma la que quieras mi vida. - Ambas se subieron al auto y se dirigieron al restaurante.
-¿Bebé tomaras lo de siempre o algo diferente? - La miraba insistentemente.
-Deja que traigan la carta y así decido. - Respondió calmada con una sonrisa y Anahí asintió.
-¿Dulce como estas? ¿Cómo te está tratando esta señorita? -Dijo muy contento el mesero y Dulce miró sonriendo a Anahí.
-De maravilla.
-¿Vendrás a la iniciación de TAU? - Dulce lo miró sorprendida sonriendo.
-No lo sé… Quizás tenga que trabajar ese día. - Anahí la miró un poco extraña.
-Es sábado Dul…
-Además estarán todos los amigos de Any, los que estuvieron en aquella cena. - Dijo el mesero.
-Sí pero en la compañía hay un proyecto pendiente y a veces me requerirá que me quede. - Lo siento princesa haré lo posible por asistir.
-Está bien bebé.
-No te pongas así. - Dulce acarició su mano y le dio un pico.
-Ya tenía planes contigo para cuando saliéramos de allí. - Dijo haciendo puchero.- Debiste decírmelo antes…
-Yo… mmm. Lo siento. Veré que puedo hacer.
-Tranquila ya compartiremos tú y yo solitas mis planes otro día.
-Por supuesto amor.
…………………………………………………………………………………..
Días después…
-¿Bebé que pasa? Te noto un poco angustiada, un tanto distraída.
-No es nada amor.
-Sabes que puedes confiar en mi ¿verdad?
-Absolutamente. -Anahí fingió una sonrisa. -¿Amor tienes el número de Maite?
-Pues sí, ¿para qué lo quieres princesa?
-Es que… como ella es psicóloga tengo un problema con… una amiga y quiero saber si ella le podía dar una cita.
-Anótalo es este.
-Gracias. Ahora que tengo que salir a revisar algo de la empresa la llamare a ver si puede atenderla o recomendarme algún otro colega.
-Te veo en la noche amor. - Dijo Dulce besando los labios de Anahí.
-Sí… Te veo más tarde…
…………………………………………………………………………………
-Maite, tengo un problema. ¿Podemos vernos?

Una hora después…
-¿Qué sucede? Te noté casi desesperada. - Llegó Maite al encuetro saludándola.
-Es Dulce, Dulce me está mintiendo.
-¿Qué? - Preguntó alarmada. - ¿A qué exactamente te refieres? ¿Te engaña con otra?
-No, no, no esa clase de mentira.
-¿Entonces?
-Estoy un 90 por ciento segura de que ella no recuperó la memoria y me está mintiendo. Más bien nos miente a todos.
-¿Por qué crees eso?
-Son cosas sencillas como no recordar que había visto antes mi camisa.
-Any por favor yo no recuerdo ni la ropa que tenía ayer puesta.
- No, no, no. Ella la recordaría. Fue la ropa que llevaba un día que ella estuvo en mi casa e incluso se quedó a dormir y no recuerdo qué pero me dijo algo de mi camisa. Yo intenté ignorarlo pero son muchas cosas y la duda no me deja de rondar en mi cabeza.
-¿Qué más? Cuéntame, porque eso no parece ser suficiente.
-Déjame pensar… mmm. A sí, el collar Maite. ¿Recuerdas el collar carísimo que le envié a Dulce y ella me lo devolvió?
-¿El de diamantes?
-Sí ese.
-Claro que lo recuerdo ¿por qué?
-Pues ella se lo colocó en su cuello un día que íbamos a bailar y me preguntó que hace cuanto lo tenía que si lo había usado y no sé cuantas cosas más. Le dije que ese era el collar que le había regalado y ella me dijo que probablemente no lo recuerda o no lo vio cuando se lo envié.
-Imposible, es demasiado bello para olvidarlo y te aseguro que lo vio porque yo estaba allí.
-¿Cabe la posibilidad de que no recuerde las pequeñas cosas?
-No lo sé Anahí.
-Me está mintiendo May y me siento fatal porque yo lo sé. Hay pequeños detalles de cuando cenamos y cosas tontas sobre nosotras pero la duda me está comiendo.
-Tranquila, solo hay una manera de averiguarlo.
-¿Cual?
……………………………………………………………………………
-Dulce bebé…
-Dime princesa.- Estaban en un parque recostadas bajo un árbol abrazadas.
-¿Recuerdas a mi hermano Filip? El que te presenté en la fiesta de Susy dos días antes de tu accidente. -Hubo un silencio.
-¿Claro princesa que sucede con tu hermano? - Anahí se puso de pie mirándola y Dulce hizo lo mismo poniéndose frente a ella.
-¿Estás segura que lo recuerdas? Creo que… que solo te lo presenté unos segundos.
-Pues princesa es tu hermano, claro que lo recuerdo. Por cierto te veías fabulosa esa noche. - Los ojos de Anahí se aguaron. -¿Qué pasa por que vas a llorar? - Preguntó preocupada trató de acariciar el rostro de Anahí y esta se alejó. - ¿Amor?
-Jamás fuimos a una fiesta, no existe una tal Susy y no tengo un hermano. - Anahí estalló en llanto.
-Any yo…
-¡Me mentiste Dulce! ¡Me mentiste! Y me sigues mintiendo.
-Any yo…
-¡Me mentiste Dulce! ¡Me mentiste! Y me sigues mintiendo. ¿Cómo tienes la descares de mentirme en mi cara? Jamás recuperaste la memoria. Me has engañado por semanas. ¡HICIMOS EL AMOR! ¡Por Dios! Es como si hubiese estado con una extraña. ¿Dormías bien sabiendo que me mentías cada día?
-¿Qué pretendías que hiciera? No encontré otra solución… Perdóname.
-¿Otra solución? -Preguntó indignada.
-Te veo mirarme de esa manera como si me amaras tanto y yo no puedo sentir lo mismo. Sé que te amo pero no lo recuerdo.
-¿QUÉ? - Preguntó en shock.
-Yo solo quise verte feliz y pensé que después de todo lo que has hecho por mí era lo único que podía hacer por ti. - Anahí estaba en llanto.
-Era mil veces mejor que me dejaras como estábamos en el hospital, tú llena de rabia y yo llena de dolor. Porque ahora solo estoy llena de odio. Jugaste con mis sentimientos, fingiste amarme, y tú… tú no sientes nada por mí. - Anahí lloraba de rabia y dolor.
-Tú eres realmente bella y… - Anahí no la dejo continuar y le dio una bofetada en su rostro.
-la Dulce que eras antes, sentiría vergüenza de la que eres ahora. No puedo creer que me hayas hecho esto.
-Pensé que podríamos estar bien, tú me amas y das todo por mi yo… - Anahí volvió a golpear a Dulce por el pecho empujándola lejos de ella para que no se acercara.
-¡No me toques! No quiero saber nada de ti, absolutamente nada. - Anahí corrió lejos de Dulce llorando. - ¡Lárgate de mi vida!
………………………………………………………………………………………………………
-Quiero golpearte.
-May…
-No puedo creer lo que has hecho, eres una miserable. - Maite la miraba sin poderlo creer. Ambas estaban sentadas en el sofá de su apartamento.
-No voy a recuperar la memoria, si no lo hice en la primera semana y aun no lo he hecho, no lo hare en lo que me queda.
-¿Entonces por qué no hiciste lo que le dijiste de conocerse poco a poco?
-No lo entenderías… Ella me mira como si me adorara.
-¡Porque te adora mensa!
-Sí, pero saber que ella siente tanto por ti y no poder decirle “Anahí también te amo” es difícil. Por eso fingí para que ella fuera feliz, para darle aunque sea un poco de lo que daba. A demás no lo sé, pensé que podría enamorarme de ella. Ella es…- A Dulce se le aguaron los ojos y se los limpió antes de que cayera alguna lágrima. -Ella es perfecta

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:08 am

-¡Bajo mentiras es imposible que crezca el amor!
-Ella realmente me gusta, es muy linda, me protege, besa espectacular y en la cama… - Maite no la dejo hablar y le dio en el estomago con el libro que traía. - Auchh. ¿Tú también me vas a golpear?
-Estoy demasiado molesta, Anahí es un sol y tú… Ahhh ¡Dulce! no puedo creerlo.
-¿Qué no puedes creer amor? - Dijo entrando en la sala el apuesto joven.
-¿Tú quien eres?
-¿Qué te pasa Dul? Soy Hoult bueno así me llamas.
-Nicholas, Dul fingió recuperar la memoria.
-¿Qué? ¿No sabes que eso puede perjudicar tu tratamiento?
-Todo lo hice por ella y ahora ella me odia.
-¿Todavía esperabas a que te amara? Debe estar pensando en que solo la utilizaste para acostarte con ella. - Dulce la miraba sorprendida.
-Eso no es lo que pasó, jamás haría eso y tú lo sabes.
-Yo ya no sé nada Dul, y por más que quieras justificar tu mentira… Estuvo mal, muy mal.
-Aún no perdono lo que me hizo su hermana y eso me perturba.
-¿Y por eso lo hiciste? -Preguntó sorprendida.
-¡NO! Ya te lo dije solo quería que ella fuera feliz. Tú no la veías llorar porque yo no recordaba las cosas, es difícil Maite.
-Y tú escogiste el camino fácil.
-Estoy completamente perdido. - Dijo Nicholas.
-El menos doloroso.
-Amor luego te explico. - Nicholas asintió. - ¿Qué me dices de ahora? ¿Es realmente el menos doloroso?
-No, porque siento un maldito dolor en mi pecho y mi cabeza va a explotar.
Días después…
-Soy una imbecil no puedo creer que haya pensado que ella era el amor de mi vida y menos puedo creer que este aquí en la oficina de mi padre esperando por él.
-¿Qué haces aquí? No me digas que tienes otro problemita que resolver con alguna de tus noviecitas.
-No exactamente. - Contestó seriamente.
-¿Que quieres?
-Renunciar a la empresa.
-¿Qué? ¿Has perdido la cabeza?
-No padre, no quiero depender de ti ni de nadie.
-¿A caso estás diciendo que no quieres más mi dinero?
-Lo que estoy diciendo es que no quiero trabajar más para ti. - El padre asintió.
-¿Con qué vivirás?
-Con el dinero que me dejo abuela más el de los años que he trabajado para ti quiero montar mi propia empresa.
-¿Montar una empresa tú? - Comenzó a reír. - Pero princesita si tú no tienes que hacer nada de eso, solo tienes que cerrar mis tratos en la empresa y listo. ¿Para qué complicarte? Ahora estas dirigiendo mi empresa no tienes ninguna necesidad. Sabes que no puedo estar en ella todo el tiempo y tú eres buena y de confiar.
-No entiendes nada papá. Quiero ser completamente independiente. Tú podrás conseguir a alguien más.
-Como quieras… pero ya te veré de vuelta en un par de semanas. Manejar una empresa no es nada fácil. Y sin mi apoyo estarás perdida.
-No te estoy pidiendo permiso. Solo quería comunicártelo personalmente. - El padre asintió.
Pasaron dos meses en los que Anahí estableció la nueva empresa era una sociedad de teléfonos móviles, una idea completamente innovadora que renovaría este mercado. Su padre la trataba como una niña consentida pero lo cierto es que ella había estudiado en la mejor universidad del país y era brillante pero se sentía como la trataban, como una niña hasta que tomó esta decisión. Ella se refugió en su trabajo para olvidar todo lo sucedido con Dulce y hasta cambió de casa solo para no recordar lo feliz que fue con ella en ese lugar. Pasaron 5 meses más y la compañía estaba al máximo sus celulares eran uno de los más vendidos en tan corto tiempo y su sociedad crecía constantemente.
-Richard llama a Stuard Kinof necesitamos crear un nuevo modelo algo aun más exitoso, más innovador.
-¿No te conformas cierto?
-Jamás, cuando quiero algo voy por todo. Y este año venderemos mucho pero debo planificar cual será la estrategia para fin de este año y comienzos del próximo.
-En seguida lo llamo.
Horas más tarde…
-Anahí te tengo malas noticias. - Dijo entrando a la oficina.
-¿Qué ocurre?
-El ingeniero Kinof falleció ayer en un accidente de tránsito.
-¿Qué? Oh waoo. - Levantó el teléfono para llamar. - Zoe, necesito que le envíes un gran arreglo de flores y mis condolencias a la familia Kinof. Ok, perfecto, confío en ti. - Colgó el teléfono. - Richard debemos conseguir otro ingeniero de computadoras y rápido.
-Yo… Conozco a alguien, acaba de realizar un gran proyecto y decidió tomar vacaciones pero creo que puedo convencerle y hacer que firme un contrato al menos por esta campaña.
-Perfecto coordina la cita y nos reunimos lo más pronto posible.
…………………………………………………………………………………..
Una semana después…
-Anahí ya te están esperando en la sala de reuniones.
-Dame un segundo Zoe. Diles que ya estoy con ellos. - Zoe asintió y salió de la oficina. Anahí terminó de hacer anotaciones y caminó hasta la sala de reuniones iba vestida con un traje rojo con un cinturón azul, se veía realmente sexy pero imponente. Los tacones la hacían ver más alta e inalcanzable. Muchos en la empresa de solo verla suspiraban. Anahí abrió las puertas de la sala de juntas y tomó asiento. Al sentarse levantó su vista encontrándose sorprendida al encontrar aquella mirada.
-Anahí te presento a Dulce Espinosa. Dulce te presento a Anahí Puente la directora de esta compañía. - Ellas estaban en shock. - Bueno Dulce como te estaba comentando Anahí tiene un sinnúmero de ideas novedosas pero solo tú eres capaz de decirnos hasta donde podemos llegar y es por eso que te necesitamos. - Anahí miró por primera vez a Richard.
-No hace falta que continúes Richard, esta reunión ya ha finalizado. - Anahí se levantó y Richard salió de su estado de shock para detenerla.
-¿Que sucede? - Le preguntó ya en el pasillo.
-No trabajaré con ella.
-¿Pero por qué?
-No tengo que darte explicaciones.
-¿A caso estas uniendo lo personal con lo laboral? ¿Quién es ella?
-No trabajaré con ella.
-¿Por qué no quieres trabajar conmigo? - Preguntó Dulce interrumpiendo en el pasillo.
-¿Y todavía lo preguntas? - La miró indignada.
-¿Tienes miedo de no poder aguantar lo que sientes por mi?
-No, lo que tengo es miedo de estrangularte. - Dijo seriamente. - Y no quiero pasar mis días en una cárcel. - Dulce sonrió.
-También te extrañé Anahí.
-¿Entonces se conocen?
-Vivíamos juntas. - Contestó Dulce y Anahí la fulminó con la mirada.
-No entiendo ustedes compartían apartamento o…
-Sí Richard solo eso, compartimos residencia en la universidad. - Dulce sonrió ante la mentira.
-Yo diría que más que eso... - Sonrió coqueta.
-Y yo diría que te calles si no quieres tener problemas.
-Chicas tranquilas. Anahí, ella es realmente buena en lo que hace así como tú. Reconsidera tu decisión.
-Mejor me voy a la quiebra antes de trabajar con ella.- Decía sin mirarla.
-Anahí yo solo te dije la verdad.
-¿La verdad? - Preguntó incrédula. - Claroo lo olvidaba la verdad luego de más de un mes lleno de mentiras día tras día. Si por supuesto…
- Perdóname ya, esto es solo cosas del trabajo.
-¿Por qué tienes tanto interés? ¿No ibas a tomar unas vacaciones?
-El proyecto me gusta. Tu compañía está subiendo como la espuma y me gustaría colaborar en esto. “A demás de que estas tú aquí” Eso ultimo se lo reservo solo para ella. - Anahí suspiró.
-No quiero trabajar contigo.
-Prometo portarme bien. - Anahí la miró a los ojos fijamente.
-Te odio pero quedas contratada. - Dulce sonrió y Anahí se alejo sin siquiera decir adiós.
………………………………………………………………….
-Que estás trabajando para Anahí?
-Así es. - Dijo sonriendo.
-Esto está realmente mal.
-La empresa será un éxito.
-No es la empresa lo que me preocupa… Son ustedes dos y ese extraño amor que se tienen. No le mientas Dulce.
-No puedo decirle la verdad tampoco. Tu sabes cómo es Any, si le pido perdón me odiará más y obviamente no me perdonará. Jamás pensé que el destino nos uniría tan rápido. Después que supe que se cambio de apartamento y dejo la empresa. Realmente pensé que la había perdido. Y ahora estoy junto a ella. - Dulce sonrió.
-Dul, no la cagues con Any.
-Tranquila Maite, solo quiero tenerla de vuelta y que todo sea como antes.
……………………………………………………………………………………

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:08 am

Al día siguiente Dulce estuvo reunida con Richard quien le explicaba todo el funcionamiento de la empresa y conoció al personal. En la tarde él le dijo que debía reunirse con Anahí para que esta le presentara sus ideas. Dulce toco la puerta y Anahí le indicó que pasara. Esta se encontraba trabajando en la computadora y Dulce se quedó de pie muy cerca de ella pero de frente.
-Quiero que nos reunamos en un hotel para cenar y discutir todo lo de la empresa.
-Es una reunión de la empresa no una fiesta señorita Espinosa. - Lo dijo sin mirarla.
-Siempre hago mis reuniones fuera del entorno laboral. - Anahí estaba muy enojada, lo podía ver en su mirada.
-Pues yo no y esta es mi empresa y tú trabajas para mí. - Dulce sonrió.
-Me gusta cuando tienes carácter, te ves realmente sexy. - Anahí rodo sus ojos.- Vamos Any en un restaurante será mejor además de que muero de hambre.
-No me digas Any.
-¿Ahora quieres que te llame señorita Puente luego de que ha habido tanto entre nosotras? Te aseguro que puedo dibujar cada parte de tu cuerpo sin siquiera mirarte.
-Si dices un solo comentario más acerca de cómo me veo o lo que pasó entre nosotras te dejo fuera de este proyecto. - La miró seriamente.
-Ok, prometido. ¿Y la cena?
-Tengo cosas que resolver así que siéntate y concluyamos esto. - Dulce se sentó resignada y comenzaron a discutir todas las ideas de Anahí con sus pros y sus contras.
……………………………………………………………………………
Días después…
-¿Qué harás esta noche? - Preguntó de repente Dulce cambiando el tema de la reunión y Anahí la miró levantando una ceja.
-¿En que concierne esa pregunta en la reunión? -Dulce suspiró y Anahí siguió hablando de diversos puntos que Dulce no podía prestar atención.
-Hay un lugar para bailar que esta genial. ¿Te gustaría ir? - Interrumpió Dulce lo que Anahí estaba hablando de la empresa.
-No, no me gustaría ir. Me gustaría que te concentraras en los temas referentes a la empresa y nada más. - Anahí se veía molesta.
-Te hace falta distraerte te ves realmente estresada.
-Tú me estresas. ¿Podríamos terminar?
-¿Y si terminamos nos vamos a cenar o bailar o a tomar algo? - Dulce sonrió y Anahí se levantó de su silla tomando su cartera y chaqueta. - ¿A dónde vas? - Preguntó confundida.
-Por lo visto no tienes ningún interés en la empresa así que ya me marcho. - Anahí se acercó a la puerta y Dulce la tomó del brazo arrinconándola contra la puerta, su rostro quedando muy cerca del de ella.
-La empresa me interesa muchísimo pero más me interesas tú. - Dulce dijo esto en un susurro mirando los labios de Anahí. Anahí la separó de ella y se alejó de Dulce, se fue sin decir ni una sola palabra. La cara de Dulce era de frustración.
-Me odia…
…………………………………………………………………
-Era de noche mientras Anahí se encontraba casi dormida cuando escucha a su perro Shep ladrando fuera de la casa. ¡Shep calla! - El perro seguía ladrando y de pronto escucha un grito.
-¡Aaaaaa suéltame, Aaaaaaa! - Anahí rápidamente se paró de su cama y encendió todas las luces de la casa y la del patio asomándose por la ventana vio de quien se trataba y salió al exterior.
-¿Qué rayos haces aquí? ¡Shep ven con mamá! - El perrito se acercó a Anahí.
-Voy a demandarte, tu perro me ha mordido. - Se tocaba el tobillo quejándose sentada sobre la grama.
-Tienes suerte de que es solo un bebé. A demás es de noche y entraste a mi patio saltando mi cerca. Así que tú te lo buscaste. - Dijo Anahí encerrando a Shep en su jaula.
-Quería verte.
-¿Como sabes donde vivo? - Dulce sonrió.
-Richard me lo dijo. Le dije que quería enviarte unas flores para hacer las paces. - Anahí hizo una mueca de “no puedo contigo”.- Pero por lo visto las flores desaparecieron. - Dijo esto señalando todo el césped cubierto de flores blancas. - ¿Me vas a invitar a entrar o quieres que me quede aquí toda la noche? A demás necesito alcohol no sé si tu “cachorrito” está vacunado. ¿Debería ir al hospital? - Preguntó un poco asustada.
-Mi bebé tiene todas las vacunas, debería ser yo la que lo lleve al hospital por morderte a ti. Le puedes haber contagiado algún veneno. - Dulce rió.
-Vamos Any, ¿siempre vas a estar así conmigo?- Se levantó del suelo.
-¿Y qué pretendes? No te quiero ni ver y ahora tras que te tengo que ver diario, interrumpes en mi casa impidiéndome dormir. - Para cuando dijo esto ya Dulce estaba de pie muy cerca de Anahí, tan cerca que cuando dijo esto la dejo sin habla al acariciarle el rostro.
-Lamento haberte despertado… -Dijo dulcemente. Anahí se alejó rápidamente de la mano de Dulce al escuchar esto.
-Dulce no sé qué pretendes pero no quiero estar en ello. - Le dijo mirándola a los ojos.
-No pretendo nada… ¿Me dejas pasar para curarme?
-No creo que esa pequeñísima boca te haya hecho algo… Pero está bien, ya que eres mi empleada es mi deber velar por tu salud. - Dulce sonrió asintiendo.
Ya dentro de la casa…
-¿Puedo quitarme mi pantalón para ver la mordedura?
-Absolutamente no, mejor levántatelo un poco y vemos que te hizo. - Dulce sonrió.
-Por favor Any si has visto más que mi ropa interior. -La miró entrecerrando los ojos.
-No me importa, no vas a estar semidesnuda en mi sala.
-Ok, ok. - Dulce se sentó levantándose la pata del pantalón y se asustó al igual que Anahí. - Oye, me dolió pero esto se ve feo, muy feo.
-Solo debes ponerte hielo. Voy por unos analgésicos y el alcohol. - Anahí se fue a buscar las cosas mientras Dulce le colocó un papel debajo del una lámpara que estaba sobre una de las mesitas de la sala. Anahí regresó y se colocó frente a Dulce. - Aquí está, tomate esto. -Le dio un vaso con agua, Dulce se tomó el medicamento. -Aquí están las gasas y el alcohol, ya puedes curarte. - Dulce la miró como una niña pequeña perdida.- ¿Por qué me miras así?
-¿No me vas a curar? - La miro un poco asustada como una niña.
-No me pongas esa carita por favor. - Le dijo mirándola a los ojos.
-Te quiero. - Contestó sin apartar su mirada. Anahí desvió la suya.
- Si no te vas a curar es mejor que te vayas. - Dulce suspiró. Se fue a parar y casi se cae si no es por Anahí que la sujetó por la cintura.
-Auuu, dueleee, duele mucho. - Miró a Anahí quien estaba a milímetros de distancia y bajo la vista hacia sus labios. Anahí tragó profundamente y se alejó de Dulce ayudándola a sentarse en el sofá.
-No sé a qué estás jugando pero te pido que te marches Dulce.
-Ya me voy, solo necesito que me ayudes a llegar a mi auto. ¿Podrías?
-¿Puedes manejar o quieres que te lleve? - Preguntó sinceramente.
-No, yo puedo manejar y en la casa esta Maite así que tranquila. - Anahí asintió.
-Vamos, - Ayudó a Dulce a ponerse de pie e iba con ella abrazada sujetándola para que no se callera ya que estaba caminando con un solo pie. Dulce respiró el delicioso arroma de Anahí.
-Amo tu olor.
-Calla que ya estamos llegando.
-¿Por qué me temes?
-Dul, no comiences que te dejo aquí y te las arreglas tu solita para llegar al auto. - Dulce hizo silencio y llegaron al auto Anahí la ayudó a subir en él y cuando se iba a alejar Dulce sujetó su mano suavemente haciéndola voltear y verla a los ojos.
-Gracias…
-No hay de qué. - Entró a la casa sin despedirse.
…………………………………………………………………………
-¿Y tú creías que sería fácil?
-No fácil pero ella me detesta.
-Dul, quizás con paciencia pero no te aseguro nada. Todo te está pasando por idiota.
-Lo sé Maite… Y no sabes, no tienes ni idea de cuánto la quiero.
…………………………………………………………………………
-¿Zoe y estas flores?
-Las trajo el mensajero esta mañana. - Anahí la miró entre sorprendida y confundida.
-¿Alguien está tratando de conquistarme? - Preguntó sonriendo.
-Yo creo que todos aquí tratan de conquistarla, es solo que usted no se deja. - Anahí rió un poco.
-¿Tenía alguna tarjeta o una nota?
-Solo esto. - Zoe le dio un pequeño sobre. Anahí vio lo que había en su interior y lo tomo en sus manos era un pequeño corazón cortado en papel rojo y en el centro tenía un dulce pegado con cinta adhesiva. Anahí respiró.
-Deshazte de ellas. Es más no, ¿Dulce ya llegó?
-Sí señorita, la señorita Espinosa esta desde muy temprano en su oficina. - Anahí tomó en sus manos la bella canasta de flores y caminó por el pasillo hasta llegar a la oficina de Dulce, abrió la puerta sin siquiera tocar. Dulce estaba trabajando con la cabeza hacia abajo y no se percató de su presencia hasta ver que habían colocado algo en su escritorio delante de ella. Rápidamente levanto la vista sorprendida.
-Creo que en tu oficina se ven mejor.- Dijo con sarcasmo.
-Es considerado de tu parte que me traigas flores pero son para ti, solo para ti.
-Pues mira a ver qué haces con ellas, porque yo no las quiero. Y ni se te ocurra volver a traerme flores. No quiero ser el entretenimiento del personal. Mi vida privada es privada y por supuesto que tú ya no estás en ella. - Anahí salió sin dejar a Dulce hablar.
-Esto será más difícil de lo que pensé... - Susurró Dulce para sí misma.
…………………………………………………………………….
Días después…
-¿Puedo hablar contigo?
-Depende. - Contestó Anahí sin siquiera mirar a Dulce. - Si es laboral sí, si es personal no.
-¿Me darías una oportunidad? - Anahí al escuchar semejante pregunta dejo caer la pluma con la que escribía y miró a Dulce

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:08 am

-¿Qué?- Preguntó aun sorprendida.
-¿Me darías la oportunidad de volver a estar en tu vida? - Preguntó sinceramente mirándola a los ojos.
-Debe ser una broma, esto debe ser broma. ¿Es broma? - Preguntó casi entre miedo y confusión.
-No.
-Lo nuestro se termino Dulce… Tu misma lo dijiste no sientes nada por mí y yo…
-¿Ya no me quieres? - Preguntó con los ojos aguados. Anahí estaba desconcertada.
-¿Que te sucede? ¿Por qué hoy vienes con todo esto?- Dulce se acercó a Anahí volteando su silla para que quedara frente a ella que ya se encontraba arrodillada.
-¿Ya no me quieres?
-Dulce, esto no se trata de si te quiero o no. Se trata de que me mentiste y jugaste conmigo. A demás ya lo superé ¿ok? No quiero volver a tocar este tema y si estás aquí cerca de mi es solo por lo laboral. Te voy a pedir que no interfieras en mi vida.
-Lamento mucho todo lo que sucedió.
-Dul, déjame trabajar ¿sí? -La miró casi suplicante porque se fuera.
Dulce asintió y se puso de pie cuando estaba a punto de alejarse la llamó. - Anahí. Anahí - la miró y en ese instante Dulce tomó su rostro y la besó. La besó tiernamente, Anahí se dejó llevar por el beso, por esos labios que extrañaba tanto. Los mismos que una vez jugaron con ella. Al recordarlo se separó de Dulce.
-¿Ahora ya estas feliz? Vete por favor.
-Estaría feliz si tú estuvieses a mi lado. - Dijo un poco triste.
-Estaría a tu lado si hubieses sido sincera conmigo. - Habló Anahí tranquilamente.
-Te mentí para hacerte feliz.
-¡Y lo conseguiste, mira que feliz soy! - Dijo sonriendo irónica con lágrimas en los ojos.
-Lo siento, realmente lo siento... - La miraba suplicante.
-Olvídalo, como yo lo estoy haciendo…
-No es fácil olvidar tanto amor. - Dijo Dulce saliendo de la oficina dejando descolocada a Anahí.
…………………………………………………………………………………………………..
Pasaron los días y las cosas se calmaron. Anahí y Dulce solo se veían para hablar exclusivamente de trabajo. Una noche se encontraban reunidas en la oficina de Anahí terminando el plan para la nueva campaña y ajustando unos detalles.
-Dul, voy al baño, ya vuelvo.
-Ve, ve.
Pasaron solo dos minutos y alguien entró en la oficina interrumpiendo a Dulce.
-¡Hola! - Al levantar su vista Dulce quedó totalmente sorprendida y molesta.
-¿Qué haces tú aquí? - La chica se sorprendió grandemente.
-¿Te conozco?
-Quizás, pero aun no respondes mi pregunta.
-Vine por Anahí.
-¿Por qué vienes por ella, que tienes que ver tú con ella? - Dijo un poco molesta.
-¡Bebé llegaste! - Dijo feliz Anahí cuando vio a la joven mujer.
-Qué bueno que te alegra verme porque a alguien por aquí le molesta mi presencia.
-No le hagas caso. Dulce ya terminamos por hoy. Como puedes ver tengo un compromiso. - Dulce se sentía realmente molesta e indignada.
-¿Puedo hablar un momento contigo? A solas… - Preguntó Dulce mirando a Anahí.
-Dulce.
-Por favor…
-Bebé dame un minuto y salgo ¿sí?
-Ok, respondió la mujer y le dio un rápido beso en los labios. - Saliendo del la sala de reuniones.
-Anahí no puedes hacerme esto, con ella no.
-Dulce tú y yo no somos absolutamente nada, así que no te estoy haciendo nada.
-Con ella no.
-¿Terminaste?
-Any…
-Ya debo irme. - Salió por la puerta un poco molesta.
……………………………………………………………...
Horas más tarde…
-¡Woo llegaste temprano! Pensé que te quedarías en su casa o mejor aún que la traerías a la tuya.
-No me molestes… - Dijo Anahí buscando las llaves en su cartera para abrir la puerta de su casa. Dulce la voleó para que la mirara.
-¿Qué era? ¿Otro trato que cerrar?
-Déjame en paz, estas tomada.
-¡Maldita sea contéstame!
-¡No me grites! Y no, no era ningún trato y no me vuelvas hablar así o terminaremos peleando. Ella me gusta y nos estamos dando una oportunidad. ¿Ya estas feliz? - Dijo observándola y luego siguió buscando sus llaves.
-¿QUÉ? No, no puedes hacer eso.
-¿Qué haces aquí? ¿Ahora decides espiarme? Porque que yo sepa no he contratado a ningún guardaespaldas.
-¿Por qué ella?
-¿Por qué no?
-¡Porque me engañaste con ella! ¡No es justo! - Dulce estaba molesta no podía creer que su Anahí fuera a salir con su ex. La misma con la que la vio aquella noche en el bar.
-Lo que no es justo es que vengas a mi casa a dañarme la paz.
-Tú no la amas.
-A ti tampoco. - Dijo muy suavemente mirándola a los ojos e insertando la llave en la puerta.
-Eso no es cierto. - Dijo en el mismo tono que ella.
-¿Desde cuándo tienes tu memoria?
-Desde el día en que te marchaste. -Anahí asintió.
-Me alegro que hayas recordado todo.
-Yo no, porque me culpo cada día por lo imbecil que fui.
-El pasado es pasado… Ahora si me disculpas quiero dormir…
-¿Estas totalmente decidida a no perdonarme haga lo que haga?
-Yo te perdono pero estoy totalmente decidida a no volver a estar contigo.
-Entonces ya no te insistiré más. Pero… ¿Me dejarías besarte por última vez?
-No.
-¿Tienes miedo de que te guste tanto que decidas perdonarme? - Anahí sonrió incrédula.
-No, solo no quiero absolutamente nada contigo, ni siquiera un beso.
-Sabes que eso no es cierto. - La tomó por la cintura y la pegó a ella. - Sabes tanto como yo que aun me quieres y que de solo estar así de cerca estas temblando.
-Puede que así sea.- Dijo separándose.- Pero eso no me hará cambiar de opinión. Así que respétame y te pido que nuestro único trato sea laboral. No vengas a mi casa porque no somos ni siquiera amigas y es lo mejor para ambas.
-Yo te amo.
-Yo solo quiero vivir tranquila Dulce. Olvidemos todo.
-¿No hay ni una gota de oportunidad?
-No, no la hay. - Dulce asintió con lágrimas en los ojos y se subió a su auto.
…………………………………………………………………………………
Semanas después…
-Dulce deja de molestar.
-Solo quiero que me des mis dulces.
-Estoy conduciendo y estas demasiado hyper, no te daré los dulces.
-Déjame conducir.
-Me vas a volver loca Dulce, no te das cuenta de que está lloviendo y a ti no sé qué te sucede pero tienes una sobredosis de azúcar. Debió ser todas las galletitas que te comiste en la reunión, la próxima vez no te traeré conmigo.
-Ya acepte que no me quieres pero no es justo que siempre quieras conducir. Además las galletas estaban deliciosas y sí, soy una glotona. -Dulce estaba haciendo berrinche como una niña pequeña con sus brazos cruzados en su pecho y puchero.
-Yo siempre conduzco. Soy la jefa ¿lo recuerdas? - Dijo con una sonrisa a las ocurrencias de Dulce. La verdad era que durante esas semanas que transcurrieron Dulce no intentó absolutamente nada con Anahí. Solo la trataba como su colega y poco a poco intentaba bromear con esta y tratar de ser su amiga. Habían mejorado su trato en la empresa. Aunque Dulce estaba un poco resignada quería a Anahí con todas sus fuerzas.
-Soy el amor de tu vida ¿lo recuerdas? - Dijo seriamente mirándola. Anahí miró sorprendida a Dulce y cuando miró a la carretera estaba a punto de atropellar a una niña si no es porque Dulce tomo el volante y lo desvió de ella. Era de noche y era muy raro que una niña anduviera sola por ese lugar de noche. Anahí del susto de haberla herido detuvo la camioneta. - Vamos a ver si la niña está bien.
-Sí. - Dijo un poco asustada. Ambas se bajaron y se encontraron con la niña. - ¿Estás bien? -La niña asintió asustada.- Tranquila no te haremos daño.
-¿Por qué estas caminando por aquí sola a esta hora?
-Solo iba al pueblo por la medicina para mi madre, ella está muy mal y necesita medicamento. - Dulce miró a Anahí y esta comprendió la mirada de Dulce.
-Nosotras te llevaremos al pueblo. ¿Prefieres que llevemos a tu madre al hospital?
-No, no señorita no tenemos con qué pagar todo eso.
-No te preocupes el dinero no es… - Se calló al entender la mirada de Dulce. - Todo estará bien, mejor llévanos con tu madre y la ayudaremos. - La niña asintió y subió con las chicas a la camioneta de Anahí. Al llegar al humilde hogar la madre de la niña se encontraba realmente mal, Dulce la ayudo a subir a la camioneta mientras Any buscaba un poco de ropa para la niña y la madre. Al llegar al hospital, los médicos la atendieron rápidamente y comenzaron hacerle pruebas.
Anahí se alejó para atender una llamada y se podían escuchar fragmentos de la conversación aunque Dulce seguía con la niña y no lo prestó atención. "No, no puedo ir ya te lo expliqué… ¿No entiendes que me surgió un problema? No lo entenderías, a demás odias a los niños… Sí hablamos después… Como digas… " Dijo Anahí colgando el teléfono. "Es imposible que yo este con ella, es totalmente diferente e insensible ahh". Se quejaba de las actitudes de su actual pareja. Al ver al doctor acercarse a donde estaba Dulce rápidamente se dirigió a él

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:08 am

-Tal parece que sufrió una indigestión pero queremos estar seguros, le haremos un lavado estomacal y esta noche se quedará en observación. ¿Quien se hará cargo de sus gastos? Porque no creo que ella pueda pagar este tipo de hospital.- Dijo en un tono de burla. Dulce estaba más que molesta por el comentario y antes de que insultara al doctor Anahí habló.
-Yo me haré cargo de absolutamente todo y le sugiero que no se vuelva a expresar así de mi tía la señora Margarita Puente-. Los ojos del médico se querían salir de su rostro.
-Yo, yo lo siento es que… Su vestimenta…
-Ella es modesta y si tiene algún otro comentario al respecto tenga por seguro que me quejare con el director del hospital, que por cierto es el mejor amigo de mi padre, Enrique Puente. - La cara del doctor no se podía describir estaba más que asustado.
-Lo siento, perdone, no volverá a ocurrir. - Salió rápidamente del lugar y cuando Anahí volteó a ver a Dulce esta tenía una sonrisa imborrable en su rostro algo que sin duda contagió a Anahí y tuvo que sonreír. - ¿Por qué me miras así? - Dijo aún sonriendo.
-Al doctor le temblaban las piernas.- Rió Dulce.
-Odio que las personas se expresen así de otras como si pudieran manejar al mundo y lo único que importara fuera el dinero. -Dulce estaba realmente sorprendida.
-No puedo creer que te expreses así, creo que ahora te amo aun más. -Dijo mirándola a los ojos y Anahí se sonrojó.- Nunca pretendí ni pretendo cambiarte pero esta no era la Anahí del bar.
-La Anahí de la disco era ingenua y un poco ignorante del mundo en el que vivía pero ya esa Anahí no está. - por un momento ambas olvidaron a la niña y en un segundo como si las dos la hubiesen recordaron la miraron. -Tu madre se va a poner bien pero tendrá que permanecer en el hospital esta noche. ¿Te vendrías con nosotras a la casa y mañana tempranito te traemos?
-¿No puedo verla?- Preguntó un poco triste la niña.
-Eres muy pequeña para pasar a verla y ahora ella duerme, pero te prometo que mañana al amanecer te traeremos de vuelta. -La niña asintió a las palabras de Dulce y la abrazó fuertemente. Dulce se quedó sorprendida y miró a Anahí. Luego abrazó también a la niña.
-¿Podríamos buscar a mi hermanito?
-¿Hermanito?
-Sí la vecina lo está cuidando pero ella no es muy buena con los niños… Ya sabes…
-Claro, ahora mismo vamos por él. -Contestó Dulce y luego miró a Anaahí.- ¿Vamos?
-Claro.
…………………………………………………………………………………..
Horas después…
-¿Ustedes dos viven aquí?
-¡No! Contestaron ambas a la vez.- La niña las miró y sonrió.
-Esta es su casa… -Contestó Dulce.
-¿Tienes algo para comer aquí? O sea que me puedas dar… -Preguntó avergonzada.
-Claro por supuesto, no lo pensé antes vamos a la cocina. Te prepararé algo.- Dulce miraba a Anahí con una sonrisa en sus labios mientras tenia al bebé dormido en sus brazos.
……………………………………………………………………..........................
Horas después la niña se quedó dormida luego de comer y bañarse. Anahí la había acostado a dormir en su cama y fue a ver a Dulce quien tenía el nene en la sala. El bebé estaba envuelto en una sabana en el amplio sofá y Dulce no apartaba la mirada de él. La luz era tenue para no despertarlo.
-Se ve adorable ¿cierto?- Interrumpió Anahí sus pensamientos. Dulce la miró y asintió.
- Quizás ahora podríamos haber tenido una familia como esta… Estoy segura de que te gustaría.- Anahí sonrió levemente y asintió un poco sentándose cerca de Dulce quien no dejaba de mirarla.- Perdóname, por favor perdóname… -Sus palabras salieron ahogadas y sus ojos estaban aguados. Anahí por instinto acarició suavemente su rostro.
-Quisiera confiar de nuevo en ti…- Apartó la vista y sus manos tristemente.
Dulce le tomó el rostro. -Una vez me pediste que confiara en ti y que nunca me harías daño. Yo no te puedo prometer eso pero te pido que confíes en mí, no volveré a mentirte aunque eso signifique hacerte daño. Yo solo quiero poder estar en tu vida como antes, poder ver tu sonrisa todos los días, poder acariciarte, poder besarte, poder escucharte. Quiero mirarte a los ojos y no sentir esta culpa de que fui yo la que destruyo nuestra relación. Quiero mirarte a los ojos y sentir que contigo lo tengo todo, como antes... Dame una oportunidad para conquistar tu corazón.- Dulce acarició el brazo de Anahí y tomo su mano acercándola a sus labios. Deposito un pequeño beso en ella volviendo a mirarla a los ojos.- ¿Podemos ser felices? ¿Podrías volver a amarme? -Dejó salir de su boca casi en susurro con los ojos aguados.
-Yo nunca he dejado de amarte…
-Yo tampoco… Aunque tuve un mes de confusión total. Me gustas tanto que en lo único que pienso cada segundo que estoy contigo es en abrazarte, besarte, en que me perdones, en gritarte que te amo, en que te deseo más que cualquier cosa en el mundo y ese deseo está en su nivel máximo ahora mismo.- Anahí sonrió.
-¿Así que en su nivel máximo?- Sonrió coqueta y luego mordió su labio.
-Acabas de romper el termómetro que mide mi deseo por ti.
-No quiero romper ese termómetro.- La miró seria y Dulce confundida. -Quiero tu amor, no tu deseo. -Dulce sonrió.
-Mi amor siempre lo has tenido y lo tendrás.
-Bésame Dul.- Susurró muy sensual y Dulce no aguantó ni un segundo más para besarla dulcemente. Después de unos segundos se separaron y Dulce le sonrió.
-Creo que debo llevar el bebé junto a su hermana… -Anahí asintió. Dulce lo tomó en sus brazos y lo llevo hasta la habitación. Mientras Dulce hizo eso Anahí se quedó en el sofá sentada pensando en lo que acababa de ocurrir, en que ama a Dulce con todo su ser. Se volteó para encender la lámpara a su lado y notó algo que sobresalía un poco debajo de esta. Anahí frunció el seño y levantó la lámpara para tomarlo. Era una pequeña nota. La cual leyó.

“Daria todo lo que tengo por no haberte lastimado, por volver el tiempo a tras, he recuperado la memoria y sería mejor no haberlo hecho porque te amo tanto y me culpo cada día por haberlo echado todo a perder… He sido una tonta y te ruego me perdones, sé que eso no es suficiente, que estás muy lastimada… Muy dolida, que has rehecho tu vida y que debería ser más valiente, disculparme en persona pero… No sé qué decirte, lamento tanto, tanto haberte mentido y sé que me arrepentiré de esto por el resto de mi vida. Solo quiero que sepas que te amo y te amare siempre con todo mi corazón. En unas semanas debo ir a Colombia para firmar unos papeles… Me voy a trabajar allá y sé que esta no es la despedida que mereces pero… Discutimos tanto… Y me odias… Realmente lo haces y creo que será mejor así. No podría decirte adiós, porque mi corazón nunca lo hará, te llevo conmigo donde quiera que voy, imaginando tu sonrisa, tu mirada, nuestros días de felicidad, y este amor, este amor que me diste y que perdí por no poder ver la realidad. No sé ni siquiera si te importe o si leas esto… Esta tonta nota no puede decir todo lo que siento pero espero algún día puedas perdonarme. Sé que nunca podre amar a nadie más que a ti. Quizás cuando encuentres la nota ya esté muy lejos pero recuerda que realmente te amo y te amare siempre. Por siempre tuya Dulce”.

Para cuando Anahí terminó de leer la nota ya tenía los ojos aguados y lágrimas caían de sus ojos. - Any, princesa, quizás es mejor subir a dormir ya es tarde y hemos tenido un día a…. ¿Estás bien?- Dulce estaba entrando en la sala pero cuando Anahí la miró esta se percato de su cambio de ánimo y de las lágrimas en su rostro.
-¿No pensabas decirme? - Dijo con la voz entrecortada agitando la nota.
-Oh… yo… Puedo explicarlo.
-Oh sí, claro que puedes.
-Esa nota la deje el día que…
-Ya sé cuando la dejaste, ¿te ibas a ir así sin decirme? ¿Desaparecer y ya? - Dulce bajo su rostro y por el de Anahí caían más lágrimas las cuales trataba de contener y las removió con su mano. - ¿Cuándo te vas?
-Dentro de tres días. - Volvió a subir su rostro y Anahí asintió. Removió la mirada de Dulce y caminó apresurada mente por su lado para escapar e ir a su habitación pero Dulce la detuvo. - Perdóname.
-¿Yéndote quieres que te perdone? - Una lágrima cayó por el rostro de Anahí y Dulce la secó y la abrazó fuertemente.
-Te amo.
-No digas algo que no sientes. - Su voz estaba quebrada.
-Yo nunca digo algo que no siento. Yo no quería irme pero tu habías rehecho tu vida, y ya teníamos casi todos los planes hechos para la compañía. No me querías cerca y la oferta de trabajo era muy tentadora. - Anahí se separó de Dulce.
-¿Más tentadora que quedarte a mi lado y luchar por nosotras? Ya veo cuáles son tus prioridades. -Dijo alejándose y Dulce la aló nuevamente para mirarla a los ojos. Colocó sus manos en las mejillas de Anahí.
-Mi prioridad siempre has sido y serás tú. Tú más que nadie lo sabes, me iba a vivir contigo con muy poco tiempo de conocerte por el solo hecho que me lo pediste. Te mentí solo para hacerte feliz porque mi prioridad siempre has sido tú y tu felicidad. -Entrelazó sus manos con las de Anahí.
-¿Tú no entiendes que mi felicidad eres solo tú? ¿Qué haré si te vas? Me enamoré como una idiota de ti, de tu mirada, de lo que veías en mí que yo no veía, de tu sonrisa, de tus besos, de tu corazón noble, de toda tú. Y me has hecho tantas cosas… -Anahí bajó la mirada.
-Y lo lamento tanto…Yo te amo, realmente te amo. -Anahí volvió a mirarla a los ojos.- Desde tus locuras, hasta tus peleas, tus sonrisas, tus cosas de bebita, hasta tus gritos, amo cada centímetro de ti. Perdóname por favor nunca he querido lastimarte.
-Pero te marchas… -Dijo serena.
-No me marcharé si tú no quieres. - Dijo mirándola a los ojos.- Además menos ahora que aunque sea me has dejado besarte.- Sonrió. -Eso quiere decir que tengo una oportunidad y sé que me amas como yo a ti. No pienso dejarte con esa víbora, de solo pensar que te besa, que te toca quiero matarla.- Anahí sonrió.- ¿Por qué sonríes?
-Porque estas celosa y no tienes por qué.
-Bueno es ella quien camina a tu lado.
-Y eres tú quien está en mi corazón. Además no he estado con ella ni lo estaré.
-¿A qué te refieres?
-Ah… ya sabes a eso.- Dulce la miraba confundida. -No he estado con ella en la intimidad ni lo estaré. De hecho había preparado una cena romántica y quería que pasara la noche en su casa, yo realmente no quería estar en ese plan pero… Bueno de todos modos me alegro de que pasara todo esto. Aquí me siento mejor, ayudamos a alguien, estoy contigo y… -Dulce besó a Anahí muy tiernamente.
-Te amo. -Dijo entre susurros mientras la seguía besando. -No sabes cuánto extrañe esto. Acompañame a Colombia.
-Sabes que acabo de comenzar la empresa no pued… -Dulce la calló con un beso en los labios.
-Será solo un par de días, deniego su oferta y pasamos unos días solitas tú y yo. ¿Sí? -Anahí sonrió y luego mordió su labio. Dulce sonrió y nuevamente atrapó su boca en un apasionado beso.
-Debo cortar mi relación.
-Eso es facilísimo llámala y hazlo. -Dulce sonrió.
-No haré eso por teléfono loquita. - Dijo sonriendo y Dulce hizo puchero.
-Tú no la quieres.
-No es que no la quiera es que no somos… no hay mucha química es muy diferente a mí.
-Yo era diferente a ti, bueno soy muy diferente a ti.
-Sí, pero contigo todo es distinto. Tú hacías mis días más bonitos. Me levantaba cada día con una sonrisa solo pensando en verte. -Anahí sonrió y Dulce acarició su rostro.
-En cambio tú hacías mis días un poco más complicados jaja. Todos los días un bello ramo de flores que me hacia rabiar y una dulce nota… Que aunque lo negaba siempre las leía. Y luego tenía confusión. Sabes me hubiese gustado que nuestros días de felicidad hubiesen durado mucho más. Recuerdo que cuando me despedí de Maite para mudarme contigo irradiaba felicidad por cada poro de mi piel, estaba en las nubes…- Sonrió al recordarlo. -Me hubiese gustado que en ese accidente no hubiese perdido la memoria.
-Hay cosas que no podemos controlar Dulce…
-Como el pasado…
-Sí, como el pasado. Pero me enseñaste a amar, a luchar por lo que quiero y a no detenerme nunca.
-¿Lo dices por la empresa?
-Lo digo por la empresa y por lo que voy hacer cada día de mi vida por tu amor.- Dulce le sonrió sin poderlo creer estaba casi a punto de saltar.
-¿Eso quiere decir que me perdonas? -Preguntó exaltada.
-Eso quiere decir que te amo, con tus locuras y con tus defectos.
-Mentí por amor sin saberlo

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:09 am

-Lo sé, pero ya no quiero más mentiras.
-Lo juro.
-Te amo.
-¿De por vida?
-Un segundo.- Dulce la miró confundida. -Solo basta un segundo para amar, para perdonar, para vivir, para cambiar el rumbo de la historia y mi historia yo quiero que sea a tu lado así dure toda la vida o un solo segundo. Porque un solo segundo puede cambiarlo todo. Como cuando te subiste a ese auto, como cuando decidiste fingir recordar la memoria, como ahora cuando salvamos a la niña, cuando colocaste la nota, cuando nos besamos. Solo basta un segundo de elección para cambiarlo todo. Así que te amare segundo a segundo, prometo cada segundo amarte más y más.
-Yo en este segundo te amo demasiado y muero de ganas por besarte por los próximos billones de segundos que nos queden.- Anahí rió un poco.
-Te amo Dulce.
-Yo te amo más mi niña.
-¿Sabes que también tengo en esta casa justo en una habitación? - Dijo coqueta colocando sus manos en el cuello de Dulce.
-¿Qué cosa? - Preguntó dándole un pico.
-Un frasco de espuma… Una gran tina de baño… Y unas ganas inmensas de… - Dulce no la dejó hablar y la besó intensamente guiándola hasta la habitación. Anahí sonreía y Dulce no dejaba de besarla.
Tres días después…
-Espero no te hayas aburrido en el hotel mientras yo salía de esta reunión. - Dulce había estado en una reunión denegando la oferta de empleo, explicándoles que no iba a poder quedarse en Colombia trabajando y Anahí llego luego a la compañía para encontrarse con ella.
-Para nada bebé solo fue como una hora.- Contestó sonriéndole.
-Ahora sí soy toda tuya.- Dijo Dulce con una sonrisa ambas caminando por las calles de Colombia con sus manos entrelazadas .
-Yo pensé que siempre lo habías sido. -Anahí la miro seria pero con ganas de reírse.
-Siempre lo he sido. -Dulce la abrazó de lado por la cintura. -Solo que ahora ya no tengo compromisos aquí en Colombia y podemos hacer todo lo que desees.- Dulce le dio un beso en su mejilla. -Sin contar con que ya eres totalmente libre para mí.
-En mi corazón nunca hubo nadie más y lo sabes. -Se volteó y la besó en los labios.- ¿Cuáles son los planes para hoy?
-Hacer el amor, hacer el amor y de nuevo hacer el amor.- Dulce sonreía divertida.
-¡Dulce! -Dulce rió.
-Adoro cuando te pones rojita.
-Calla, Anahí tomó su rostro y la besó. ¿A demás de hacer el amor que haremos? -Dulce sonrió.
-Pues te tengo preparada una pequeña excursión.
-¿Excursión?- Anahí sonreía. -Ya me imagino tus locuras.
-¿Locuras YO?
-Sí tú.
-¿Cuándo he hecho alguna locura? -Preguntó divertida.
-Cuando saltaste mi verja y te colaste en mi patio. ¿Te parece poco?- Dulce sonrió.
-Eso era por una buena causa, quería verte, quería estar cerca de ti. -Dulce la miraba a los ojos hipnotizada. -Haría cualquier locura por ti. Estoy muy enamorada y completamente loca por ti.
-Yo más por ti, mi vida.
-Ahora vamos. Que antes de comenzar nuestra aventura quiero hacer algo primero.
-¿Ah sí? ¿Qué cosa?
-No me puedes decir que no. -Anahí la miró seria y Dulce sonreía.
-De acuerdo loquita de mi vida.
-Te adoro amor.
Minutos después estaban subiéndose a una avioneta.
-Nunca dijiste que nuestra excursión tendría que ver con un paseo en avioneta.

-Quiero que veas la cuidad y es más fácil llegar a donde vamos. ¿No le temes a las alturas verdad?
-No… -Contestó dudosa y Dulce sonrió.- ¿Por qué lo dices?
-Porque tendremos que saltar.
-¿Qué?
-Es la única forma de bajarnos de aquí.
-¿Dul quieres matarme?
-No, amor. Estoy segura de que te encantará.- Anahí suspiró. -Confía en mí.
-Tú estás completamente loca. Nunca he hecho esto. ¿Tú lo has hecho antes?
-Sí, claro. Dije que jamás te volvería a mentir. Así que… ¿Quieres subir a la avioneta o no?- Dulce le sonrió.
-Me da un poco de miedo. Pero contigo voy hasta el fin del mundo. -Le dio un beso en los labios a Dulce.
-Te encantará, lo prometo.
-Te amo Dul.- Las chicas se subieron a la avioneta y observaban toda la cuidad.- Es hermosa la vista.
-No más que tú.- Anahí se volteó y le dio otro beso en los labios.
-Bueno tortolitas ya es hora de saltar.- Dijo sonriendo el copiloto.- ¿Lo han hecho antes?
-Sí,- Contestó Dulce.
-Yo no.
-Iremos juntas en uno. Eso fue lo que acorde con la agencia.
-Ok, entonces diviértanse. -Dulce comenzó a amarrar a ella y Anahí juntas y se colocó el paracaídas.
-Dul…
-No hay nada de que temer.- Dio un beso en su mejilla.
-No puedo creer que me hagas hacer estas locuras.
-¿Confías en mí?
-Absolutamente.
-Entonces respira que es hora. -Ambas sentían el fuerte viento en sus rostros y cuerpos-. ¿Lista?
-Lista.- Ambas saltaron y gritaban al caer.
-Dame tus manos. -Anahí lo hizo y Dulce las entrelazó con las suyas a ambos lados de su cuerpo como si estuvieran volando.- Siente el viento como acaricia tu piel y la adrenalina en tus venas. Es como si fueran tus últimos segundos, estamos cayendo a la nada y a pesar de todo tengo todo lo que quiero junto a mí. No necesito aire, agua, o comida porque todo eso es nada si no estás junto a mí. Te amo Anahí.
-Y yo a ti Dulce. Pero si no abres el paracaídas voy a morir del corazón o voy a ser yo quien te mate a ti. -Dulce comenzó a reír y abrió el paracaídas.
-Que novia hostil tengo.
-Y yo una loca, desquiciada pero la más hermosa del mundo. -Anahí volteó un poco el rostro y la besó mientras caían.
Dulce se separó cuando ya estaban a pocos metros del suelo-. Any mira. -Anahí miró y se quedó sorprendida.
-¿Qué es eso?- Miró sonriendo. En el piso había muchos corazones con Dulces en su interior formando una pregunta.
-¿Te casarías conmigo? -Preguntó Dulce en su oreja cuando tocaron el suelo. Frente a la sorpresa de Dulce. Anahí estaba tan emocionada que no notó cuando Dulce ya había soltado sus amares. Se volteó y abrazó a Dulce llorando.
-Te amo Dul, te amo.
-Hey, no llores princesa. -Le acariciaba el cabello. Anahí se separó y la besó apasionadamente. Mientras Dulce la tomaba de la cintura elevándola. -Te amo.- Ambas se separaron. -¿Y qué dices?- Preguntó Dulce expectante.
-¿Que digo de qué? -Preguntó Anahí con una sonrisa.
-Pues de si quieres o no ser mi esposa.- Lo pregunto con un poco de miedo mordiendo su labio. Anahí sonrió. Se dio la vuelta y caminó hasta la pregunta en el suelo.- ¿Any? Hubo un silencio y Dulce estaba realmente asustada siempre pensó que Anahí le diría que sí y ahora ella estaba callada.- Yo… Entiendo… Puedes… pensarlo, -le estaba costando mucho hablar.- No hay prisa, yo solo… -No sabía ni que decir, mientras veía a Anahí observando la pregunta.- Yo te amo sea como sea. -Estaba a punto de llorar y Anahí se volteó y al verla así la abrazó.
-¿Tontita porque vas a llorar? Sí te amo más que a mi vida.
-Es que… -Del rostro de Dulce salían lágrimas.
-Es que fueron muchas emociones, casi muero al lanzarme de un paracaídas y luego me haces esto. ¿Me estas pidiendo que me case contigo? Yo… Creo que voy a morir.- Sonrió limpiando las lágrimas de Dul.
-Pues yo estoy apunto si no respondes mi pregunta ya, sea cual sea tu respuesta. -Dulce sonrió pero estaba asustada. Anahí sonrió y la besó en los labios tiernamente. Al separarse habló.
-Entonces… ¿Aún te quieres casar conmigo? -Preguntó Anahí sonriendo colocando sus brazos alrededor del cuello de Dulce.
-Sí, claro que sí.
-Yo también, mi vida. Eres todo lo que siempre soñé y más.- Dulce sonrió y le dio un intenso pico en los labios abrazandola a ella fuertemente.
-Amor tenía todo súper preparado, pero… Los anillos no me llegaron a tiempo, lo siento.- Dijo un poco apenada y Anahí sonrió.
-Pues creo que no te me adelantaste del todo.- Dijo aun sonriendo y Dulce la miraba sin comprender. Anahí mordió su labio y sacó de su bolsillo una pequeña cajita de color plata. Abrió la cajita y había dos anillos. Dulce estaba en shock nuevamente y sonrió. Miraba a Anahí y a los anillos tratando de comprender. -Pues yo también te iba a proponer que te casaras conmigo.- Anahí sonrió coqueta. -Claro que no había preparado una locura como esta, era más bien… Ya lo veras cuando… -Dulce no la dejo hablar y la besó.
-Te amo princesa. Te amo, te amoooo.- Decía entre besos.
-Y yo a ti bebé.- Al separarse Anahí tomó uno de los anillos y se lo colocó en el dedo a Dulce. -Segundo a segundo recuérdalo.- Dulce sonrió.
-Segundo a segundo te amaré más y tú me amaras más.- Colocó el anillo en el dedo de Anahí y se fundieron en un beso. Luego se marcharon al hotel donde les esperaba la sorpresa de Anahí. -Ha sido un día agotador.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:09 am

-Ya lo creo. Amor entra tu primero a la habitación, nunca se sabe cuando haya alguien.
-Es un hotel mi vida. -Dulce la miró divertida y le dio un besito en la nariz. -Pero entrare y enfrentare a los malos.- Anahí sonrió. Al Dulce abrir la puerta habían miles de “sticks notes” pegados en las paredes. Que decían: “Te amo”, “Te adoro”, “Me gustas mucho”, “Bebé (corazón)”, “En ti tengo todo lo que una vez soñé”, “Quédate conmigo para siempre”, otros eran caritas felices, otros dibujitos de muñequitas de palitos besándose, y muchas más frases. Dulce sonrió ante tal ocurrencia de Anahí. Fue entrando en la habitación y viendo todas las notitas que Any había dejado. Luego estaba la cama con un corazón hecho con los “sticks notes” y cada uno de ellos decía te amo. Dulce volteó a ver a Anahí sonriéndole con amor. En su mirada se veía amor, ese brillo reluciente del amor. Anahí solo la miraba expectante también con ilusión. -Eres absolutamente perfecta y eres mía.- Anahí sonrió y Dulce se acercó a ella tomándola por la cintura y cargándola hasta la cama donde la besó intensamente.- Prometo amarte por el resto de mis días.
-Yo te amo hasta el universo y más allá.- Ambas se besaban entre risas. -Ven que quiero mostrarte algo. -Anahí tomó a Dulce de la mano con una sonrisa mientras esta la abrazaba por la espalda. La llevó hasta el baño.- Mira lo que te prepare.- La tina tenia espuma y pétalos de rosas, y los mismos también estaban esparcidos por todo el suelo. Había también en un lado una botella de vino y un estéreo.
-Eres simplemente perfecta.
-No, no lo soy. Pero ya que nunca has podido relajarte SOLA en una tina o jacizzi te he preparado esto, musiquita y vino.- Dulce la había dejado de escuchar desde que dijo la palabra “sola”.
-¿Sola? -La miró sin comprender y Anahí se alejó de ella riendo.
-Sí, es solo para ti, yo tengo unas cuantas cositas que hacer.- Y pasó riendo casi corriendo por el lado de Dul. Esta rió y antes de que se alejara más la tomó por la cintura ambas entre risas y pequeños besos.
-Yo creo que tendrás que cancelar todos tus planes. Tu futura esposa te quiere solo para ella, esta y todas las noches. -Anahí mordió su labio sonriendo.
-Y yo estaré aquí a tu lado, esta y todas las noches que nos queden. Porque estoy absolutamente, completamente loca por ti. -Dulce la besó tiernamente. Y ambas se fundieron en ese beso que sería el inicio de una nueva aventura y mil locuras más juntas. Solo un segundo o para siempre pero eso ya no dependerá de ellas. Mientras existan ellas estarán la una para la otra luchando por su amar por siempre y para siempre.

5 meses después…
-Tú has estado tan extraña hoy. -Anahí se sentó sobre Dulce quien estaba en una silla de playa mirando el mar. Dulce la abrazó por la cintura. -Me tienes preocupada Dul. Te noto como con estrés y nerviosa. ¿Está todo bien?- Le tomó el rostro y Dulce le sonrió.
-Nunca había sido tan feliz en mi vida.
-¿Y por qué estas así?- Dulce sonrió sin responderle.
-Amor no tienes absolutamente nada de qué preocuparte.
-¿Me amas?
-Con toda mi vida.
-¿Y por qué no confías en mí? Y me dices que te está pasando.
-Solo tengo un poco de estrés.- Dulce comenzó a darle besitos en el cuello a Anahí. -Y sé cómo se me puede quitar ese estrés.
-Dul, no quiero seguir con el mismo tema pero… Yo sé que me estas ocultando algo y ese sentimiento no me gusta. Y estamos de vacaciones aquí en Hawái así que no tiene nada que ver con trabajo. Mi mente está volando pensando mil tonterías...- Dulce la miró.
-¡Hey! No, yo no quiero que te sientas mal,- Dulce le tomó el rostro con sus manos.- Jamás tengas dudas de lo que siento por ti. Ya sé que he estado más que con estrés, preocupada… Buenooo te voy a decir solo para que estés tranquila.- Anahí sonrió-. Esa sonrisita es de manipulación ya la conozcooo, es trampa.
-Soy inocente. -Anahí rió.- Pero si quiero saber que te ocurre.
-He estado preparándote una sorpresa.
-¿Una sorpresa? -Preguntó sonriendo.
-Sí pero como tú eres una niña curiositaaaa.- Le toco la punta de la nariz.- No me dejas que te sorprenda del todo.
-Bueno es que… -Dulce la besó. -Esta noche tendrás tu sorpresa ahora solo dame mucho amor. -Anahí sonrió y le dio muchos besitos por todo el rostro de Dulce. -Te amo Dul.
-Yo más princesa.
-¿Entonces la sorpresa es…?- La miró sonriendo.
-Nop, no te diré absolutamente nada. -Dulce la miraba divertida.
-¿Sabes que tengo mis métodos cierto? -Anahí se mordió su labio.
-No me convencerás. -Anahí se acercó al cuello de Dulce, le dio un beso suave, luego pasó su lengua sensualmente y le dio un pequeño mordisco.
-Any… -Mientras hacía esto las manos de Any estaban juguetonas, intentaba subirle la camisa. Susmanos subieron por la espalda y le desabrocharon el sujetador. -Amor…- Anahí no la dejo continuar y la besó, comenzó a acariciar los pechos de Dulce y mordió un poco el labio de Dulce. Se separó y con una sonrisa triunfante se levantó con el sujetador de Dulce en su mano sonriendo-. ¡Dame eso! -Dul intentó quitárselo y Anahí comenzó a correr por toda la playa y Dulce siguiéndola. Ambas reían y Anahí corrió hasta dentro de la casa de playa que tenían rentada. -Niña traviesa ya verás.- Anahí se tiró de espaldas a la cama y Dulce se subió sobre ella ambas sonriendo. -Estas loquita.
-Por ti. ¿Así que cual es la sorpresa? O te dejo con las ganas.- Dulce entrecerró los ojos.
-Primero dame el sujetador.- Estiró su mano.
-¿Para qué? Si en unos segundos voy a volar toda tu ropa muy lejos de tu cuerpo.- Dulce sonrió divertida sentada en la cama mirando a Anahí que estaba recostada.
-¿No se supone que las sorpresas son eso sorpresas?
-No quiero esperar y ya quiero quitarte esa cara de preocupación.- Dulce suspiró.
-Abre el armario.
-¿Qué?
-Abre el armario.
-¿Qué hay en el armario?
-Tu sorpresa.
-¿Qué? -La miró confundida.
-Anda abre el armario.- Dulce le sonrió. Anahí se paró de la cama y fue al armario.
-¿Lo abro?- Dulce rió.
-¿Quieres o no quieres ver tu sorpresa?
-Pues… Si quieres esperamos…
-Anda mi princesa abre el armario.- Anahí respiró y abrió el armario. Al abrirlo su cara era de shock.
-¿Dul, eso es…? -Dulce abrazó su cintura por la espalda.
-Sí princesa. Ese es un vestido de novia, tú vestido de novia.
-¿Qué? Es… Es… ¿Real?
-¿Te gusta?
-Es hermoso. -Anahí se volteó a abrazó a Dulce.
-En unas horas vendrá una modista para que te lo pruebes y hacer los debidos ajustes. Nos casamos a las 7, vendrá una limosina que te llevará hasta el lugar de la ceremonia y ya están en la isla tus padres, tu hermana y Maite y mi familia.
-¿Qué? -Anahí la miraba sorprendida sin comprender. Dulce sonrió.
-La verdadera sorpresa es que nos casamos hoy aquí en Hawái por eso estoy nerviosa. - Anahí estaba confundida y su corazón latía fuertemente. -¿Quieres casarte hoy aquí conmigo?- Dulce la miraba expectante.
-Tú me harás enloquecer.- A Dulce se le borró la sonrisa del rostro.
-Si no te gustó la sorpresa podemos cancelar todo, yo…- Anahí la besó.
-¿Cómo no me va a gustar la sorpresa? Sí tú eres lo que más quiero en el mundo.- Dulce sonrió.
-Dulce…
-¿Qué?
-¡Nos casaremos esta noche! -Anahí irradiaba felicidad y Dulce de solo verla sonreía. Anahí le dio un pico a Dulce.
-Me gusta verte así, feliz.
-Tú me haces feliz.
-Y lo haré por siempre, para siempre y cada segundo de mi vida. Te amo, mi futura esposa.
-Yo te amo más con todas las locuras que se te ocurren para hacerme feliz y en solo horas estaremos casadas. Aun no puedo creerlo.
-Te veras hermosa con ese vestido.- Dijo aun teniéndola abrazada por la cintura pero esta vez de frente a ella mirándola con amor.
-¿Dónde está el tuyo?
-¿El mío? -La miró sorprendida. ¡Oh no, debo buscar mi vestido! Es que estaba tan nerviosa que olvide pasar por él antes de que despertaras.- Besó a Anahí rápidamente en los labios.- Nos vemos en solo horas mujer de mi vida.
-Jaja te amoooooo.
-Y yo estoy loca por ti.- Le lanzó un beso y salió corriendo del lugar. A los dos segundos regresó y Anahí ya la esperaba sonriendo con el sostén en la mano.
-¿Olvidaste esto?
-No. -Se acercó a Anahí,- olvide esto.- Le tomó el rostro y la besó intensamente. Guiándola hasta la cama. Anahí sonreía en el beso.
-¿Y el vestido?
-Aun tengo tiempo para darte mucho amor. -Anahí rió y Dulce la recostó tiernamente en la cama y se quedó sobre ella mirándola a los ojos con un amor indescriptible.- Te amo tanto. -Dejo salir de sus labios junto con un suspiro. Anahí acarició el rostro de Dulce suavemente, muy tiernamente. Se levantó un poco y le robó un beso a Dulce volviendo a su posición original. Ambas se miraban sin decir palabras y sonreían sin apartar la mirada. Y es que para el amor no hacen falta las palabras, el idioma, el país, las costumbres, o las leyes. El amor es un lenguaje universal que se siente, que se respira, que se demuestra y sale por cada poro de la piel. No hay nada en el mundo más fuerte y más bonito que él amor.
FIN

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Loca por ti

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.