La sombra del pasado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:30 am


Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:30 am

Capítulo 1
any tenía ya 2 meses trabajando en el Romantic Club, el cual era un antro donde la mayoría de las chicas que asistían ahí eran lesbianas.
Ella era barman del Club, junto con María, su compañera con la que ya había entablado una relación de amistad.
Le servía un trago a una chica, que estaba en la barra, pero llevaba rato que sentía la mirada de una mujer a lo lejos que la observaba, tomo algo de tiempo para observarla… - ¡No está mal! –Se decía, mientras la mujer le dedico una sonrisa, pero ella volteo la mirada y siguió a tendiendo la barra.
Una hora después any tenía un pequeño descanso, decidio sentarse en una silla a lado de la pista para tomarse un whisky, y prendió un cigarrillo… Al escuchar la canción de fondo, que en un tiempo fue de ella y Alexa le vinieron a la mente varios recuerdos, y no pudo evitar viajar al pasado.
"Tenía casi 16 años cuando conoció a Alexa, su maestra de Piano y coordinadora de conducta en el internado donde ella estaba internada desde pequeña. Con el tiempo se enamoro de ella sin poder evitarlo, ya que por su mal comportamiento en el internado pasaba mucho tiempo a lado de Alexa, aunque muchas veces any trato de olvidarse de ese sentimiento no pudo y con el tiempo Alexa le correspondió.
Durante un año vivieron un amor a escondidas, porque sabían que era prohibido... Pero todo termino cuando se enteraron de lo que había entre ellas... Y sus tíos la sacaron del internado, para llevársela a vivir con ellos a Londres…
Ella no quería irse y enfrento a sus tíos diciéndoles que ella amaba a Alexa y lucharía por su amor, pero ellos la amenazaron con meter a Alexa a la cárcel si no se iba con ellos a Londres… Así que no le quedo otra opción que irse con ellos y no volver a verla…
A Anahí le había dolido tanto perder a Alexa, tanto como cuando perdió a sus padres.
Y aunque ya había pasado 3 años aun la recordaba y más cuando escuchaba la canción preferida de las dos.
-¡Que estúpida soy! -Se decía cuando sin querer se le salieron unas pequeñas lágrimas, apago el cigarro se paró y se fue al baño. Se lavó la cara, y respiro profundo, ya tenía que regresar a atender la barra y no quería que nadie le notara que estaba llorando, no quería pensar en el pasado porque siempre acababa llorando pero con la canción que había escuchado, todos los recuerdos se le habían venido a la mente. - ¡No debo de llorar más! -se decía.
...Había sido una noche algo pesada, no miraba el momento que cerraran el club, y aunque después de que cerraran el club tenía que quedarse a limpiar con María, se sentía mejor, a veces no soportaba ver tantas chicas juntas.
Llego al departamento, se dio una ducha, pero aunque era algo tarde no podía dormir, así que puso algo de música y se recostó en la cama....

any tenía rato tocando el piano, era unas de las cosas que le gustaba hacer, un talento que ella descubrió gracias a Alexa, ya que al principio a ella no le interesaba hacer nada en clases, era la típica joven rebelde que siempre terminaba en la dirección… Pero el amor que sentía por Alexa le cambio tanto pero desgraciadamente no duro tanto como ellas lo deseaban.

...Se le podría caer el mundo encima pero a ella no le importaba cuando tocaba el piano.
Cuando sus tíos se la llevaron a Londres la metieron a un colegio mixto, con la intensión de que cambiara sus gustos y andará con un chico, pero any tenia bien claro ya sus gustos y aunque tenía buena relación con los chicos por nada del mundo en la cabeza le pasaba la idea de tener un romance con un chico solo para darle gusto a sus tíos. Pero aun así jamás estaba tranquila ya que siempre tenía a su prima encima de ella viendo a donde iba y con quien lo hacía…
Al morir sus tíos hacia ya 4 meses atrás ella recibió de herencia una cuenta en el banco con la cual podría vivir muy bien toda su vida, y aparte cada mes se le pondría las ganancias que salieran del hotel que sus padres le dejaron al morir y del cual su primo mayor administraría hasta que ella cumpliera 21 años, y una casa en una zona residencial en Roma, así que decidió volver a Roma, porque no quería seguir vigilada por sus primos…
No necesitaba trabajar pero lo hacía porque en su casa se sentía demasiado sola y triste pensando solo en Alexa…
Había sido tentada varias veces por las ganas de buscarla pero no lo hizo, quería hacerse la idea que tal vez Alexa ya tenía a alguien a su lado.
… any llego al antro, una hora después de que lo abrieran, así quedo con María.
María abriría el club y ella se quedaría a vigilar que quedara todo en orden antes de cerrarlo. Al llegar al antro María le dijo que la dueña del antro la esperaba en su oficina para hablar con ella.

...any estaba algo nerviosa porque desde el tiempo que trabajaba ahí no había visto a la dueña del club, cuando ella entro a trabajar ahí, la dueña andaba de vacaciones, pero hoy le tocaba verla por primera vez...

any toca la puerta…
-Entre...La puerta está abierta
-¡Gracias!- Contesto any entrando… Al entrar any se quedo paralizada, al ver a la mujer, no era lo que esperaba ver…
-Pero tome asiento, no se quede ahí parada señorita puente.-Le dijo dulce la dueña del club.
-¡Oh, gracias! -Le decía any, sentándose...
any observaba muy nerviosa a dulce, mientras esta veía atenta sus documentos. Nunca había estado tan nerviosa ante una mujer... Y podría jurar que ni Alexa había logrado ponerla así de nerviosa. En estos 3 años había convivido con mujeres muy hermosas y mayores que ella y ni mencionar que el club también había mujeres de diferente edad y con personalidad pero tal vez no era lo mismo, porque siempre había una barra en medio que la separaba de todas.
-¿Así que ha vivido en Londres por 3 años?-le preguntaba dulce sacándola de sus pensamientos
-Si, claro -le contestaba any
-¿Supongo que hablara muy bien el Inglés?.-. Le preguntaba sarcásticamente.
-¡Pues digamos que aprender idiomas es lo que mejor se me da!- Contestaba con una sonrisa nerviosa y tonta.
-¡Si, ya veo!... Dime, ¿Perteneces a la familia puente de la Colina? -dulce le volvió a preguntar mirándola con una mirada que la ponía aun más nerviosa.
-Si, claro.- Contestaba any, limpiando las manos llenas de sudor en el pantalón
-¿Ellos son dueños de varios hoteles en Italia y Londres? ¿O me equivoco?
-No... No se equivoca, está en lo correcto - Contestaba any agachando la cabeza...
-¿Bueno dígame usted cómo es que siendo dueña de una buena fortuna quiere trabajar en un club, por un sueldo mínimo? -Le preguntaba mirándola con curiosidad.
-¡Bueno, está claro que no lo hago por el sueldo!- Le contestaba any.
-¿No?..¿Y entonces por qué? quisiera saberlo... ¿Digo si se puede?-le decía dulce siendo de nuevo algo sarcástica…
-Bueno la verdad no tengo buenas razones solo quiero hacerlo, aunque no tengo claro el porqué... ¿No me diga que me quitara el trabajo por ser una puente de la Colina?-le preguntaba any con un poco del coraje.
-Pero mira, si también tiene coraje señorita puente… Pero no, claro que no haré eso, solo quiero informarme bien quienes son mis empleados, no me gustan las sorpresas… Además aquí dice que tiene 20 años así que por mí no hay problema...-Decía dulce con una sonrisa burlona…
-¡Gracias!..-Le dijo con un suspiro de alivio.
-Bueno señorita puente puede regresar a trabajar después seguiremos platicando.-Decía Dulce guardando los papeles de any en un archivo.
-Si claro -dijo any que no supo ni como llego a la puerta, que cuando ya la estaba abriendo, la voz de dulce la hizo detenerse.
-¡any!
-Dígame- le pregunto dando la vuelta.
-Bienvenida al club y cualquier problema déjeme saberlo que yo lo resolveré.
any no dijo nada solo abrió la puerta y salió.
...any se sentía tan tonta, ya había pasado 1 hora desde que había estado con dulce en la oficina, y aun las piernas le temblaban, no podía creer que le pasara esto, cuando a any nada le asustaba, ni la ponía nerviosa en el colegio, siempre le hacía ver su suerte a todos, incluyendo a la directora ya que casi siempre estaba en la dirección por su mala conducta…
Pero tal vez perdió todos sus defensas al enamorarse de Alexa y ahora se sentía desprotegida y débil…
...dulce tenía una personalidad tan fuerte que atrapaba a todas tal vez por eso lograba ponerla tan nerviosa, o la forma en que hablaba, el acento mezclado, su madurez, se veía que tenía una seguridad de sí misma barbará, además any reconoce que dulce a pesar de los años era una mujer demasiado hermosa…
-¿Será lesbiana?-
Se le vino a la mente esa pregunta. ¿Si es así, traería a miles de mujeres atrás de ella? ¿O hombres si es heterosexual?...
-¿Cómo podría saberlo? -Se preguntaba mientras atendía en la barra.
any miraba a María, quería preguntarle si sabía algo sobre dulce…
-¿Pero bueno porque me interesa tanto eso? -Se decía-No... No...¿Qué estoy pensando?- se decía. -No puedo entrar a ese juego tonto de preguntas que no me debe importar...

...Por fin había llegado a su casa, paso por la habitación que había sido de sus padres y se recostó sobre la cama tomo la foto donde ella estaba con ellos, le dio un beso la abrazo y se quedó acostada con ella.
...any salió a correr un poco, quería despejar su mente, se encontró en el parque a María, que también solía correr por las mañanas y después decidieron pasar la tarde juntas en las tiendas eso a any le pareció perfecto, para ella todo lo que la hiciera no pensar en Alexa le caía muy bien, comieron, platicaron de varias mujeres de fama en el club, aunque any le había dicho ya en el club que ella era heterosexual, María le volvió a preguntar. No lo creía, pero any aprovecho para preguntarle si dulce era lesbiana.
-¿Qué?... ¡Si, ella es lesbiana!.. Yo la conozco desde niña, y siempre le han gustado las chicas. -Decía María tomando un trago de café…
-"Ahí estaba lo que quería saber."-Se decía any. -¿Entonces tiene novia? -preguntaba de nuevo any procurando no parecer interesada en dulce…
-No lo creo, no se le ve con pareja estable desde hace mucho tiempo, siempre hay rumores que anda con alguien, pero no sé, como ahora se dice que se fue de vacaciones con una mujer. ¿Pero ve a tú a saber si es verdad? -le decía María. -¿Te gusta dulce?-preguntaba María mirando a any algo intrigada.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:31 am

-No, como crees. Es solo curiosidad. -dijo any volteando la mirada para otro lado. -Bueno vayámonos que tengo que arreglarme para ir al trabajo.-volvió a decir Anahí algo nerviosa.

"any estaba ante miles de personas que le aplaudían de pie, traía un vestido blanco y caminaba hacia el escenario muy despacio hasta llegar a donde la esperaba un elegante piano, entre el público que le aplaudía estaban sus padres… any inclinaba la cabeza en agradecimiento a los aplausos que dejaban de sonar cuando any se sentó en el banquillo y empezó a tocar, "Matrimonio de Amor"
Toda la gente ponía atención, any cerraba los ojos y seguía tocando, sentía que todo el cuerpo se le estremecía. cuando de repente alguien le pone una Rosa roja sobre el piano alza la mirada y ve a Alexa, vestida de blanco, con su cabello ondulado suelto, los ojos tan azules como el agua, le sonríe, y le extiende la mano, pero any ve a sus padres que le sonreían, ella quiere dejar de tocar la melodía para tomar la mano de Alexa, pero no puede y ve a Alexa que se aleja ella quiere pararse y alcanzarla, pero no puede sus manos no se despegan del piano"... En eso el despertador logra despertarla… Apaga la alarma y se queda aun acostada en la cama, pensando porque era ese sueño... Pero no tenía tiempo de pensar más, así que se levanto y se ducho tenía que ir a trabajar o llegaría tarde.

...Hacía ya una semana desde que any había tenido ese sueño con Alexa. En el Romantic club todo estaba bien dulce casi siempre estaba en su oficina, cuando salía a la pista any observaba con atención como dulce se desempeña con las chicas que iban a bailar al club, veía que tenia a muchas suspirando por ella. A veces dulce se sentaba en la barra pedía una o dos copas le preguntaba a any como estaba, que si le gustaba el trabajo. Casi no podían hablar ya que se le acercaban varias chicas a dulce a tratar de conquistarla, pero ella solo reía y decía…-Me tengo que ir chicas, -Se iba y ya no salía del despacho, en si any no veía ni la hora en que se marchaba, cuando cerraban ya Dulce no estaba.
Al día siguiente any descansaba así que había terminado rápido con la limpieza del lugar. Se despidió de los chicos de seguridad, prendió un cigarro y se apuro a llegar a su carro, quería descansar, ya no pedía taxi, se había comprado un carro ya que conocía un poco más la ciudad y se sentía más en confianza para manejar…
Mañana tenía que recibir a Gustavo un gran amigo de ella… (Gustavo estudiaba en el internado de hombres que estaba a varios kilómetros del internado donde ella estaba. lo conoció en una de esas noches cuando ella solía escaparse con sus amigas del internado para ir a un pequeño bar que estaba a la orilla del internado desde ahí tuvieron buena comunicación pero como Gustavo era 2 años mayor que ella salió antes del internado y no lo volvió a ver hasta hace poco que lo vio en un restaurante y quedaron de ver se mañana…
any llego a su casa estaba algo cansada camino hacia la sala se acerco al pequeño bar que tenia la casa y se sirvió un vaso de whisky y observo el piano, tenía que tocarlo, no molestaría a ningún vecino, ella vivía en las afueras de la ciudad y ahí las casas estaban algo retiradas. Así que se sentó y lo hizo, toco "nostalgia" y empezó a recordar cuando vivía con sus padres, casi nunca convivio con sus padres, ya que siempre estaban de viaje y a any la dejaban con la niñera, pero aun así le dolió mucho perderles cuando apenas tenía 6 años. Al quedarse encargada con sus tíos la metieron a un internado aquí en Roma, ahí estuvo hasta los casi 17 años después la sacaron cuando paso lo de ella y Alexa… A sus tíos solo los veía en navidad, las otras vacaciones las pasaba siempre en el internado ya que la castigaban por portarse mal... pero a any no le importaba eso, prefería estar en el internado que pasarse todas las vacaciones conviviendo con sus primos ya que de los 4 que tenía con ninguno tenía mucha comunicación.
....any se levanto temprano se arreglo para esperar a Gustavo.
Cuando llego Gustavo traía el desayuno para los dos. Desayunaron juntos y platicaron de varias cosas sobre el colegio. any le comento que pensaba poner en venta la casa porque era algo grande para ella sola y no podía limpiarla, ni arreglar el jardín. Pero Gustavo la convenció de no hacerlo, le dijo que era algo que sus padres hubieran querido conservar siempre. Gustavo le dijo que él le ayudará a contratar gente para que le ayudara, el siempre se portaba bien con any siempre lo había tenido como un buen amigo y ahora era dueño de un restaurante muy lujoso en la ciudad en el cual había invitado a any a tocar el piano ya varias veces pero any se negaba a hacerlo.
-¿Entonces, any cuando te veré en el restaurante tocando el piano para mis clientes? -Gustavo le preguntaba otra vez.
-¿Cómo crees, que yo haga eso? - le dijo any…
-¿Por qué no?... Tienes talento. -le contesto Gustavo.
-¡No lo sé Gustavo es raro tocar en frente de tanta gente!
-Mira el lunes casi no hay gente, porque no lo haces en la tarde?-le preguntaba Gustavo.
-Ya veré Gustavo yo te aviso ok. -le contestaba any…
Pasaron todo el día juntos Gustavo la invito a comer a su restaurante.
En el restaurante Gustavo le presento a Paola una de sus chef, él le dijo que Paola era lesbiana, estuvo platicando con ella por unos minutos mientras Gustavo arreglaba algunas cosas en la cocina.
Ya en la comida Gustavo le quiso hacer la plática de Alexa pero any le dijo que de eso era algo que no quería hablar porque le era bastante doloroso llevarla todavía en el alma como para que todavía se pusiera hablar de ella...
Gustavo asintió que no hablaría más de Alexa si prometía que tocaría en su restaurante…
-Jajaja…- Reía any y le decía- eres un tramposo
-Ándale di que si, ¿Que no somos amigos o qué?-decía Gustavo poniéndole los ojos de borrego a medio morir…
-Esta bien vendré, pero quedara todo bajo tu responsabilidad eh… -Decía any.
-Pues me la juego por que se que eres muy buena pianista.-Decía Gustavo.
Terminaron de comer y se despidió de Gustavo y de Paola, y se fue a su casa…

...Había llegado el lunes y any estaba en frente del publico del restaurante, Gustavo la presento ante los clientes dio a conocer las dos melodías que interpretaría.
any se sentó y empezó a tocar, "Tema de Nadia" y aunque no quería los recuerdos se le vinieron a la mente, de cuando logro tocar esta melodía fue en el verano a lado de Alexa se acordaba que cuando por fin logro tocarla ante Alexa, eso la hizo tan feliz, y a any le gustaba ver a Alexa siempre riendo de felicidad, por eso para ella todos los deseos de Alexa eran como mandatos así que se desvivía por complacerla, porque sabía que Alexa se merecía eso y mas ya que se sentía amada por ella, aunque las dos sabían que era un amor prohibido.
any estaba tan metida en sus recuerdos que no había visto que entre el público estaba dulce que llevaba rato observándola, pero la mirada era tan profunda que logro que any sintiera su mirada sobre ella y levanto la cabeza y alcanzo a ver a dulce que está a su vez levanto la copa para brindar por ella any se puso tan nerviosa que tuvo que sacar fuerzas de donde no las tenía para no desvanecerse… Logro acabar de tocar la melodía, y volteo a ver a dulce que aun la miraba fijamente y le cerraba un ojo… Eso a ella la estremecía y no entendía porque dulce lograba hacerle sentir todo eso… Así que se apuro a cambiar de hoja el libro de las melodías...
por fin había acabado de tocar, la gente le había aplaudido, le había gustado claro estaba, pero el chico que siempre tocaba en ese lugar siguió tocando para ellos y any se sentó al lado de Gustavo que la esperaba en una mesa, no sin antes ver otra vez a dulce que le sonreía y any le devolvía la sonrisa, era su jefa así que tenía que ser cortes, tenía un poco de miedo que Gustavo se diera cuenta y le preguntara de donde conocía a dulce, no es que le diera miedo decirle que trabajaba para ella y en un club de lesbianas, pero no era el momento de juntar el pasado con su presente.
Comió con Gustavo y platico un rato con él, que aun sabiendo que a ella no le gustaba hablar del tema no podía evitar aconsejarle que buscara a Alexa, ella solo bajo la mirada y no dijo nada. any se sintió aliviada cuando un chico del personal del restaurante se acerco a Gustavo diciéndole que lo necesitaban en la cocina, aprovecho esa interrupción para decirle que tenía que irse se despidió de él y camino hacia la salida sin voltear hacia donde estaba dulce..
any había dejado el carro algo lejos porque quería caminar un poco prendió un cigarro y empezó a caminar pero una linda voz la detuvo…
-¿Así que eres pianista y no me lo dijiste?-preguntaba dulce caminando algo rápido para alcanzarla.
-¡Hola!... ¿yo?... no para nada, solo toco por distracción.-decía any deteniéndose un poco.
-Pues para tocar solo para distraerte tocas demasiado bien.-decía dulce sacando un cigarro de su cajetilla…
-¡Oh...gracias favor que hace!-volvió a decir any que le prendía el cigarro, algo temblorosa.
-Gracias-le decía dulce -Pero no sea modesta, además yo digo lo que veo y hoy vi toda una artista y me pregunto ¿Porqué no lo hace profesionalmente Srta. puente? En vez de estar escondida detrás de un bar.
-No… Yo, no lo he pensado así. Además me gusta estar atrás del bar.-le decía de nuevo any caminando un poco.
-Bueno... Bueno respetare tus decisiones-le decía dulce siguiéndola -¿y dime qué haces después de tocar?.. ¡Chica misteriosa!
-¿Cómo no entiendo?..-preguntaba any deteniéndose y lanzándole a dulce una mirada algo confusa…
-Si... ¿cómo es la vida de una chica que toca el piano en el día y en la noche atiende un bar?
-Jajaja… ¡No lo había visto así! Pero pues por ahora solo duermo.
-¿En serio? ... ! Pues que aburrida me resulto señorita puente!
-Hmmm... Gracias por lo de aburrida. -le decía any agachando la cabeza
-No... Solo juego contigo-le dijo dulce dándole un pequeño golpe en el hombro-¿Dime, puedo invitarte a dar una vuelta por Italia?..
-¿En serio? Bueno digo si porque no.
Hacia mucho que any no decía un sí, sin pretextos así que decidieron irse en el carro de dulce, any le había dicho a dulce que después vendría por el…
Ahí estaba any en el carro de dulce, conociendo Italia hablaban poco, en si any no sabía que decir, o más bien no quería hablar tenía miedo que entre las palabras saliera Alexa, no quería que nadie supiera de ese romance, que aun la tenía en filo de una navaja, dulce puso un CD de música instrumental, any volteo a verla y le sonrió, después volteo la cara hacia la ventanilla y se puso a mirar los edificios, se preguntaba ella misma porque tenía que ser así, porque hoy que tendría que estar feliz, de estar recorriendo Italia con una de las mujeres más hermosas de esa ciudad estaba triste?... Ella recordaba cuando hacía planes con Alexa de viajar por todo el mundo juntas, se decían que después de que any fuera mayor de edad, podrían vivir su amor sin límites y se casarían, ellas estaban seguras que juntas afrontarían todo lo que se les viniera encima. Sintió que estaba a punto de rodarle unas lágrimas, así que quito el CD.
-¿Estas bien any? -preguntaba dulce algo desconcertada.
-me duele un poco la cabeza. ¿Me podría llevar a mi casa?-le preguntaba any sin querer mirarla.
-Si claro, pero todo está bien, ¿hice mal en poner el CD?..
-No claro que no. soy yo, solo quiero irme a mi casa por favor-contestaba any,
-¡Ok te llevare!-aclaro dulce sin poder entender que le pasaba.
...any había llegado al trabajo un poco nerviosa, ya que en la tarde no se había portado muy bien con dulce y se sentía apenada. Se había sorprendido ver a María en la barra ya que hoy era día de su descanso, se le acerco a ella para preguntarle el porqué estaba ahí.
-¿Pasa algo María? ¿Pensé que hoy no vendrías?
María volteaba a verla y le contestaba. -Oh si claro me voy en unos minutos solo vine a abrir ya que dulce me

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:31 am

-Si claro no te preocupes María puedes irte... -le decía any. -No tarda en llegar dulce. Además es lunes y hay poca chicas...-decía maría regresando para darle un beso y para decirle eso…
...Hacia una hora que se había marchado María y dulce no llegaba, y no es que la quisiera ver, ni que no pudiera con la barra, sólo que pensaba que tal vez dulce no vendría por culpa de ella, se sirvió un trago para relajarse. El tiempo pasaba, una chica de nombre Lorena se había acercado a pedir un trago y se quedo a conversar con any, casi siempre iba al club y ya la conocía como a varias, pero platicaba mas con ella, le resultaba una chica interesante, además nunca había intentado tirarle los perros, al contrario platicaban de otras cosas... Lorena era una chica de 24 años, bonita, tenía el cabello largo lacio, era blanca de ojos cafés, un poco baja, estaba delgada pero tenía un buen cuerpo, tenía un gimnasio a donde ella iba varias veces... le había traído una pulsera con una pequeña piedra con su color su signo según ella para la suerte en el amor… Lorena se la estaba poniendo cuando una voz tras su espalda la hizo que diera un salto…
-¡Esta muy preciosa Lorena, a ver cuando me traes una a mí también!
-Claro dulce mañana mismo, solo decirme que signo eres.
-Pues veras soy géminis. -le dice dulce sin dejar de mirar a any, lo cual ella se voltea un poco y se pone a limpiar la barra…
-¿A qué hora llegaría? -se preguntaba any que no la había visto entrar.
-¿Me sirves una cerveza any? -le dijo una chica del otro lado de la barra…
-Si ahora.
dulce volteo a mirar a any y se le acercaba mientras a any le temblaban las piernas, tenía miedo que dulce se diera cuenta de eso, así que se sostuvo contra la barra…
-¿Cómo te encuentras any? -le preguntaba
-Muy... Bien gracias... -Decía any tratando de limpiar la barra.
dulce se volteo para acomodar algunas botellas y le dijo-lamento llegar tarde, se me complico la salida de casa…
-Oh... ¡No, todo está bien!-le decía any
-¡Si eso veo!... te desenvuelves bien con las chicas, lastima para ellas… -le decía dulce al ver que any volteo a verla algo raro termino con una pregunta. -¿porque tú eres heterosexual verdad?
-¿Heterosexual?... ¿Quien le ha dicho eso? -decía any en voz baja…
-¿Ah no?..¿Cómo está eso eres bisexual o algo así? -le pregunto de nuevo porque alcanzo a escucharla
-Si… Digo no… Oh sea que si soy heterosexual, pero no me gusta ser mala onda con las chicas es todo. -le contestaba any caminado hacia el otro extremo de la barra para entender a una chica…
Pero dulce la siguió y acercándose a ella le dijo al oído…
-Pues mira que bien eso me gusta, que trates bien a mi clientela a pesar de que seas heterosexual... Ok mira tomate 30 minutos para que descanses porque te veo algo pálida...
any no pudo voltear a ver a dulce solo le digo. -Oh, gracias. Ahora vuelvo…
...any se sentó en la misma mesa donde siempre lo hacía en sus descansos, saco un cigarro y aun las manos le temblaban, como era posible que se pusiera así al estar cerca de dulce. ¿Además porque mentía?... Porque en realidad si era lesbiana, solo una vez beso a un chico pero no sintió nada con ese beso, y con chicas si había tenido sexo varias veces, aunque con Alexa solía hacer el amor. Después que dejo de ver a Alexa había tenido varias parejas pero no duraba mucho con ellas, porque siempre estaba la presencia de Alexa en su mente, y aunque ella quería hacerse la idea que tal vez Alexa tenía a alguien más no podía dejarla de querer. Así que desde hacía 1 año se dio por vencida y dejo te tener aventuras, que en vez de ayudarle le destrozaban mas el corazón porque solo quería buscar en ellas a Alexa... Algo la saco de sus pensamientos desde la mesa podía ver la barra y vio cuando una chica se acerco a la barra y saludo con mucha confianza a dulce, se le hizo raro porque desde el tiempo que estaba ahí, nunca había visto que alguien la besara para saludarla, además parecía que dulce disfrutaba platicar con ella...-¿Será su novia?-se preguntaba any, la mujer jugaba con el cabello de dulce mientras platicaban y esta a su vez coqueteaba con ella. Por primera vez veía a dulce seducir a una mujer.
dulce se percato de que any la veía y se le quedo mirando por unos segundos, pero any volteo la mirada para otro lado, mientras sentía un nudo en su estomago
-¿Que me estará pasando? -se preguntaba. No era posible que dulce le hiciera sentir así de rara.
any miro el reloj ya habían pasado los 30 minutos de descanso, apago el cigarro, se levanto y camino hacia la barra, donde aun estaba dulce con la chica, al pasar al lado de ella hizo un gesto de pocos amigos cuando esta le dedico una mirada y se fue al otro extremo de la barra a seguir atendiendo a las chica que esperaban su trago...
...Aunque había hecho todo lo posible por no voltear a donde estaba dulce con la chica, no podía evitarlo y que había volteado varias veces para ver que dulce estaba muy interesada en lo que la mujer le decía. También pudo observar a la mujer y no estaba mal tenía el cuerpo muy bien formado, el cabello rubio rizado, de piel canela, pero dulce la cacho con la mirada sobre su acompañante, así que le dijo algo al oído y camino hacia anny. -¿Otra vez?... No por favor -se dijo any… Así que trato de contener su nerviosismo.
-any, estaré en el despacho si algo necesitas me buscas.-le decía dulce tocándole la mano.
-oh, sí claro.-dijo any quitando la mano de la de dulce.
dulce se fue, al despacho en compañía de su acompañante. No le quedaba duda a any, la chica era la nueva novia, así que siguió atendiendo la barra, sin pensar en dulce mas....
…Había pasado ya un mes desde el día que dulce se había encerrado en el despacho con su novia.
Este mes para any seguía igual aun trabajaba en el club, trataba de no pensar ya mucho en Alexa, seguía tocando el piano en el restaurante de Gustavo los días que tenia descanso.
Tenia buena química con Paola ya había salido varias veces con ella, se había metido en la cabeza que tenía que conocer a más chicas, que tal vez era mejor para ella.
Además Paola no solo era bonita, si no que muy educada y tenia buenos sentimientos y a any le gustaba pasar el tiempo con ella además solo era 2 años más grande que ella y tal vez eso era bueno any ya que se entendían mas y aunque aun no eran novias se llevaban muy bien, any le había comentado en donde trabajaba y aunque Paola era lesbiana, no era de las que solían ir a antros, era muy seria y dedicaba sus días libres en estudiar, no veía mal que ella trabajara ahí.
any a veces solía pasar por Paola al restaurante, la acompañaba a su departamento comían algo y después any se marchaba al antro.
La relación con dulce, no era ni buena ni mala, dulce siempre hacia lo mismo, meterse a su oficina al llegar, salía de vez en cuando, la chica de la cual any pensaba que era su novia había ido varias veces desde ese día, y hacia precisamente dos semanas que dulce no iba seguido al club… Pero cuando any tocaba en el restaurante dulce estaba ahí, y eso se le hacía algo raro… Solo la miraba tocar, por un rato y después se levantaba y se marchaba…
en el club había muchas chicas que trataban cada momento de ligarla, ella solo les daba el avión. Sabía que muchas de las que van ahí no buscaban nada serio, y la verdad sentía atracción por Paola y pensaba que si algo se daba con ella no quería echarlo a perder por andar de coqueta con otras.
Lorena era una buena amiga, platicaban mucho, bueno Lorena casi le platico toda su vida, any pensaba preguntarle sobre dulce pero no lo hizo, se dijo que tenía que ser seria en cuestión a lo que respecta a dulce...
dulce era su jefa y así la miraría como eso, además ella había dicho que era heterosexual y era mejor que todas en el club lo creyera así.

(La historia entre any y Alexa fue algo muy hermoso pero al mismo tiempo la hizo sufrir demasiado. sus tíos la hicieron decirle que no la amaba que solo para ella había sido como un capricho que tenía una niña de 16 años… A ella le dolió en el alma decirle eso pero sabía que si no lo hacia Alexa acabará en la cárcel, porque ante las leyes ella había cometido un error al tener sexo con una menor de edad… Pero sus tíos cumplieron, no le hicieron problemas y dejaron a Alexa libre.)

...Hoy era viernes y el club estaba lleno así que maría y any tenía mucho trabajo. dulce tenía ya una hora que había llegado y se había puesto en la barra a ayudarlas. any se sentía un poco decepcionada de dulce desde que veía como coqueteaba con su novia, podría pensarse que estaba celosa.
-No... No creo. -se dijo-¡Tengo que dejar de pensar en tonterías ya!
y siguió atendiendo a las chicas, había visto en una mesa a una mujer que tenia rato observándola, any se había acordado que era la misma chica que había visto desde hace meses, tenía mucho que no venia al club, la mujer se paro y camino hacia la barra, y le pidió una bebida a any.
-Me sirve un whisky a las rocas por favor.
-Si claro.
any se apresuro a servirlo, no quería que las demás chicas se molestaran ya que habían pedido primero que la mujer.
-¡Aquí esta!
-Gracias... ¿Puedo saber cómo te llamas?-le pregunto la mujer.
-¡anahi!-contesto
-Mucho gusto any, me llamo Karla Torresin-le digo la mujer extendiendo la mano para saludar a any
-El gusto mío. -le dijo any saludándola y sonriendo un poco. Y siguió atendiendo a las demás chicas. No sin antes ver que dulce la estaba viendo un poco seria. Así que se apuro mas, no quería que dulce se enojara por verla platicando en vez de atender. Pero la mujer aun le siguió buscando la plática.
-¡dime! ¿Las chicas tan bonitas como tú no descansan un rato?-le pregunto mirándola a los ojos
-¡Gracias! Por lo de bonita, pero no me consideró así.-decía any agachando la mirada
-Por favor, sí eres muy hermosa.
-Pues gracias-decía otra vez…
-¿Qué te parece si bailas conmigo? -le pregunto
-Creo que no podre, ahora estoy trabajando.-le contestaba any a Karla, viendo que dulce se acercaba a ella.
Karla al ver que dulce estaba cerca de any le dijo... -Pero yo podre pedirle permiso a tu jefa para que bailes conmigo.
-Jajaja, - se rió any muy nerviosa. No podía creer lo que estaba diciendo Karla. Y menos lo creyó cuando vio que Karla hizo una seña a dulce para que esta se acercara.
-¿dulce puedo bailar con esta niña tan hermosa?-le pregunto cuándo dulce llego a su lado y esta a su vez volteo a ver a any, pero con una mirada que le penetro hasta el alma.
-¿Por qué no?... Claro si ella quiere.-le decía a Karla pero sin dejar de mirar a any.
-No, no puedo estoy trabajando, además no sé bailar disculpame seguiré atendiendo. -les dijo any y se fue para el otro extremo de la barra al llegar apenas se pudo detener, todo le temblaba le dolía la cabeza, sudaba demasiado.
-¿Me sirves una cerveza any?- le dijo una chica que llego a la barra.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:31 am

-Si claro... Ok aquí esta.
La cabeza le daba vueltas, estaba enojada. ¿Cómo era posible que Karla le pidiera permiso a dulce para bailar con ella?... ¿Que se creía?... Y la otra dándole permiso como si any fuera de su propiedad o algo así. Por favor esto se está saliendo de los cabales, se acerco a María y le dijo que iría al bañó un rato…
-¡Oh si claro ve!...No te preocupes yo puedo.
Se fue los más rápido que pudo al bañó, se mojo la cara y se sentó un rato en la banca de espera…
estaba recargada en la pared del bañó, se sentía de verdad mal.
En eso entro dulce, pero any no la había visto entrar porque tenía los ojos cerrados...
...Pero al oír la voz de ella la hizo que los abriera…
-Te sientes bien any? -preguntaba dulce sentándose a lado de ella.
-Si, solo tengo un poco de dolor de cabeza, pero ya se me pasara.-le dijo levantándose…
Pero dulce la tomo de la mano diciéndole. -¡Espera! si te sientes mal no puedes estar trabajando así. –Y la hizo que se sentara de nuevo en la banca...
dulce miro profundamente a any a los ojos y le dijo. -Claro que si ya se me pasara en serio.
-No, seas terca any... Mira vamos a mi oficina te daré una pastilla y te puedes recostar un rato en el sillón…
any se volvió a parar y le dijo-no yo...
pero no pudo terminar la frase, cuando ya estaba de la mano de dulce caminando a la oficina.
dulce abrió la puerta de la oficina, hizo que entrara y se sentara en el sofá, después camino hacia el botiquín y saco una pastilla, sirvió un vaso de agua y se lo llevo a any que había recargado su cabeza hacia el respaldo del sofá...
-A ver any tomate esto y estarás mejor-Decía dulce
any vio a dulce y le dijo. -Gracias pero no acostumbro a tomar pastillas. -Solo tomo el vaso de agua y se lo bebió. -Gracias, dulce… -le volvió a decir.
-¿Pero y la pastilla? -pregunto dulce viendo a any que se volvía a recargar en el sofá…
dulce solo le quito el vaso de la mano, para ponerlo en la mesa del medio…
-¡any!... Te debo una disculpa por lo de hace rato.
any que aun tenia recargada su cabeza en el sofá solo abrió un poco los ojos pero no le dijo nada…
any se levanto y le dijo -Tengo que ir ayudar a María en la barra, pero regreso a ver cómo te sientes.
-No, yo estoy bien. -Se levanto any. -Pero le dio un pequeño mareo, que casi la hace caerse si no es que dulce la tomo de la mano. Y le dijo -No. Ya ves tú no puedes seguir trabajando tienes que quedarte aquí ok. -Y dulce salió de la oficina dejando a any recargada de nuevo en el sofá...
any se quedo un rato recostada, después se levanto, se dirigió hacia un toca discos… Vio algunos CDS encontró uno de música instrumental.
-No cabe duda que esta mujer tiene algunos de mis gustos. -se decía any mientras ponía uno para relajarse.
...(aunque la cabeza le daba vueltas, no aguantaba las ganas de fumarse un cigarro, desde que tenía 12 años empezó a fumar cuando a escondidas lo hacían ella y otra amiga que le robaba los cigarros a su papa cuando lo visitaba. y después empezó a tomar aunque ella no tenia edad para beber, lo hacía varias veces, a escondidas de las maestras en el colegio. Tenía compañeras que conseguían buenos vinos y en las noches se juntaban a tomar y contar historias, de ahí fue donde ella agarro el buen gusto por el whisky, y el vicio al cigarro… Varias veces la habían llevado a la dirección por encontrarla fumando… Pero a ella eso no le importaba… Siempre había sido rebelde eso se notaba en las malas notas en conducta…)
any seguía escuchando la música y fumando, recostaba la cabeza hacia atrás, cerraba los ojos y pensaba de nuevo en Alexa a ella no le gustaba que ella fumara, pero any lo hacía a escondidas. Abrió los ojos se había prometido a ella misma ya no pensar en Alexa... Saco su celular del bolsillo de su pantalón para llamarle a Paola, ya que había quedado de ir a verla después de salir del trabajo pero en realidad no se sentía muy bien, quería disculparse con ella…
...Al terminar de hablar con Paola se levanto y salió de la oficina... ¿No sabía que hacia ahí?... Si no podía trabajar era mejor que se fuera a su casa… Así que salió y camino hacia la barra para decirle a dulce y maría que se iba, pero antes de llegar a la barra la voz de dulce que escucho por detrás la hizo detenerse

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:31 am

Cap. II

-¿A dónde vas any?-le preguntaba dulce.
any volteo a verla y le dijo –A mi casa, claro está.
dulce la miro y movió la cabeza en desaprobación a lo que miraba.
Después se le acerco y le puso la mano en la frente y le digo- mira nomas, estas hirviendo de fiebre, si te hubieras tomado la pastilla que te di estarias mejor-La tomo del brazo y la llevo de nuevo a la oficina; tomo unas llaves del escritorio, se acerco a ella y le dijo…
-No puedes manejar a sí, ven - la volvió a tomar del brazo y la llevo a un cuarto que tenia a lado de la oficina...
any solo la seguía no tenía ganas de decir nada...
-Mira any puedes dormir un rato aquí… Yo te llevare a tu casa al cerrar el club ok…
any no dijo nada solo río un poco, mientras dulce la hacía que se sentara en la orilla de la cama…
-Pero dulce yo puedo tomar un taxi- le decía any mientras dulce sacaba de un cajón una pequeña manta ..
-Hmmm, esto no está en discusión any.- le decía dulce mientras acomodada las almohadas en la cama, después la recostó en la cama, le subió sus pies y le quito lo zapatos… La tapo con la manta.-duérmete un rato any yo te despierto cuando tengamos que irnos...
dulce tomos los papeles que había puesto en el tocador se dirigió a la puerta...
pero any le llamo...
-¿A dónde vas?-le pregunto abriendo un poco los ojos…
-A la oficina necesito arreglar algunos papeles. -le contesto apagando la luces del cuarto…
-No... No te vayas, quédate conmigo por favor...- le decía any tratándose de pararse…
-Oh… Mírala -dijo dulce acercándose a any...-¿A dónde vas?
Le preguntaba dulce caminando hacia donde estaba any tratando de pararse.
-No quiero estar sola...le digo any
-Ok… Me quedare aquí pero duerme un poco para que se te baje la fiebre-le dijo dulce acostándose al otro lado de la cama.
...any abrió los ojos y vio que dulce estaba aun dormida a su lado,
parecía un Ángel. Sin querer volvió a pensar en lo mucho que disfrutaba ver dormir a Alexa era tan preciosa hasta cuando dormía, tan perfecta…
Movió un poco la cabeza queriendo sacar de su mente a Alexa. Y volvió a ver a dulce ella también era muy hermosa así dormida, por eso era comprensible que todas las chicas anduvieran tras de ella…
Ella tenía todo lo que las chicas buscaban: Dinero, educación, cultura, feminidad, elegancia, presencia e inteligencia, y era una mujer muy trabajadora.
Pero se preguntaba... ¿Por qué si tenía tantas cualidades, no se había casado ya a su edad?... Claro estaba que era lesbiana, pero podía casarse con una chica… ¿Por qué no?
En eso dulce despertó y la miro, levanto un ceja y le dijo-¡Buenos días señorita! ¿Cómo se encuentra hoy? -tocándole la frente
-Un poco mejor gracias—le decía any, agarrándose la cabeza que aun le dolía un poco...
-¡Anoche sí que estabas liderando! -le dijo dulce y volteo a ver el reloj-Dios que tarde es -dijo dulce y se levanto.
any también lo hizo, pero le dolía la cabeza, así que sentó un poco en la cama...
dulce la miro y le dedico una sonrisa… Después saco algo de ropa de una valija… Y se metió a bañarse…
any volteo a ver el reloj y vio que eran las 9:00
-Esta mujer está loca-Se dijo y se volvió a acostar...
...any se había quedado dormida de nuevo pero dulce la despertó…
-Vamos any, tienes que despertarte es tarde tienes que comer algo-le decía dulce…
any se levanto y miro hacia el reloj eran las 12:00 del medio día…
-Omg-se decía any -¡Me he quedado dormida!
-Si... Cuando salí de del baño estabas roncando-le dijo dulce sacando una ropa de otra maleta...
-Vamos any levántate date un baño... he pedido que te traigan algo de ropa espero no te moleste.
any hizo un gesto confuso y se metió a ducharse…
...Ya después de arreglarse salió a buscar a dulce, subió a la parte de arriba que era un pequeño restaurante que también le pertenecía a dulce... al entrar camino hacia una mesa desocupada y se sentó…
Miro alrededor estaba muy bien decorado, y al igual que el antro se llenaba de chicas que solían venir a comer con sus parejas o solo a tomar un café...Era perfecto para las dos cosas… Sonaba la música tranquila mientras la gente comía… Qué bien, aunque ahora no soportaba mucho el ruido.
Pidió un expresó a la chica que se le acerco a pedirle la orden…
Buscaba con la mirada a dulce... La vio que estaba platicando con Leonor, una chica que se casaba con su novia de años, le había pedido a dulce permiso para ser su despedida de soltera en el club, ya que para Leonor era muy importante ese lugar porque ahí había conocido a su próxima esposa... Tal vez estaban arreglando los últimos detalles porque era hoy su despedida…
any tomo su celular que timbraba anunciándole que tenía un mensaje…
-Hmmm, es de Paola-se decía mientras lo habría para leerlo...
¨Hola, buenos días... ¿Solo quería saber cómo te sentías hoy?¨ Decía el mensaje…
any se dispuso a contestarlo…
-¡any puente!.. ¿Cómo es que solo tomaras un café?..-le decía dulce que estaba parada a lado de ella…
any dejo de escribir en el celular y levanto la cabeza, para ver a dulce que traía el café que le había pedido a la mesera.
-Así es… No tengo hambre-decía any tomando de nuevo su celular..
-Pues lo siento any tienes que comer algo así que ya te ordene algo-decía dulce, mientras le ponía el café en la mesa y tomaba asiento...
any volteo a verla con un gesto de desacuerdo pero siguió escribiendo el mensaje para Paola, mientras dulce la veía fijamente.
La mesera les trajo la orden que había ordenado dulce.
any al ver el plato que le ponía la mesera, hizo una mueca de desagrado, ya que no tenía nada de apetito.
Al irse la mesera, any empujo un poco el plato hacia la otra orilla...
-Hmmm... Tienes que comer algo any.-le decía dulce acercándole de nuevo el plato a su lado.
Al ver que any seguía escribiendo en el celular, se acerco un poco a ella y le dijo
-¡any, ya verás que si no comes, me harás que te de la comida en la boca con a una niña pequeña!
any volteo a verla y le pregunto. -¿En serio lo harías?..
-Pues ponédmelo a prueba any-le contestaba dulce, tomando un cubierto...
-Ok... Tu ganas, tratare de comer algo-decía Anahí tomando el cubierto.
Comieron tranquilas, no habían hablado mucho… any termino de comer y se despido de dulce ya que tenía que hacer varias cosas antes de regresar al club en la noche.
dulce le dijo que tratara de ir al doctor, también que si podía llegar un poco más temprano porque tendrían algo de trabajo por la despedida de Leonor.
...any al llegar a su casa se subió a su recámara a dormir, quería estar bien para cuando tuviera que ir al club pero el sueño era tan profundo que no había escuchado a tiempo la alarma, últimamente se le estaba haciendo costumbre, vio el reloj que tenía en la mesa de noche y vio que eran 7:30 y dulce le había pedido que llegara las 8:00 pero por lo visto llegaría tarde porque aun tenía que bañarse.
...any llego al club una hora y media después de las 8:00 y ya había mucho alboroto, vio a María que estaba en la barra así que camino hacia ella...
-¡Hola María!- Le saludo
María volteo al oír su voz y le dijo
-¡Hola!... Buenas noches any ¿Como estas hoy?
-Bien gracias María-le contestaba anahi dándole un beso en la mejilla.
-Ayer me quede algo preocupada por ti-le dijo María
-Pues estoy bien, tal vez es el estrés-decía any.
-¡Pues me alegra que hoy estés bien!
-Gracias... ¿Y dulce no ha llegado?-preguntaba any, buscándola con la mirada
-¡Oh si!... Desde cuando... Pero está arreglando algo en la oficina con Leonor…
-Ha… Pues bien -decía any, tomando un trapo para limpiar la barra…
-¿any?..Mi novio y yo iremos a al canal de Venecia… ¿Te gustaría ir con nosotros?-preguntaba María, a any que se le caía la baba al ver como estaba vestida dulce.
(… Traía un vestido rojo largo, pegado a su cuerpo la quedada perfecto y hacia que la forma de las caderas le resaltara muy bien, un escote en la espalda que le llegaba a la cadera. Y no se diga del escote de en frente, cabello suelto pero se podía ver que había puesto mucho esmero en arreglárselo…)
-any...any...any… Me oyes…-le decía María
-¡Oh!... ¿Sí que me decías? Disculpa yo… Yo-decía any, después que dulce la cacho mirándola
-¿Qué te pasa any? ... scheint, sie sah den teufel (parece que has visto al diablo)…-le decía María en Alemán, mirando hacia donde estaba dulce…
-Ich habe gesehen wer?... (¿He visto a quien?) Jajaja… No como crees… ¿Pero dime qué?... ¿Quién se va?... ¿A dónde?- decía any dando la espalda a la barra…
-Ok...te he dicho que mi novio y yo iremos a al canal de Venecia… Y pues estaba pensando en invitarte…-le decía María
-¿Oh en serio?..¿Pero cuándo?... ¿No creo que podamos ir las dos? ... Sabes que siempre tiene que estar una en el club- le decía any.
-¿Que no sabes que dulce cerrara el club el día que Leonor se case?... Porque será la madrina de la boda.
-¿En serio?... Hmmm… No lo sabía.
-Pues si, además nosotras también estamos invitadas y la boda pero será en España por eso no creo ir, quiero aprovechar esos días para irme con mi novio a pasear… ¿Tú vas a ir any?
- Hmmm… Me invito Leonor pero no sé si vaya.
-Pues piénsalo any, puedes ir con nosotros al canal además mi novio tiene un amigo que te puede presentar…
-¿Qué? No… Yo… ¡Qué cosas dices María! … Sabes mejor me voy por algunos vinos a la bodega luego seguimos platicando ok… -Decía any
-Ok… Tienes razón es mejor que nos sobren y no que nos hagan falta-le dijo María algo confundida por la reacción de any.
...any estaba entretenida en la bodega llenando una caja con algunas botellas de vino que pensaba que tal vez les faltarían después.
No vio cuando dulce entro...
-¡Hola any!..- Decía dulce acercándose a ella.
-Hola.-le contestaba any–Estoy buscando algunos vinos para llevar a piso.
-Si... Me lo ha dicho María… ¿Y cómo te sientes?-Preguntaba dulce ayudando acomodar las botellas en la caja.
-Muy bien gracias… -Decía any.
-¿Fuiste al doctor?-
-¿Qué?.. No... Ya estoy bien.
-Eso espero any, pero si te sientes mal me dices, no quiero que estés trabajando enferma- le decía dulce acercándose tanto a any que ella no pudo evitar ver hasta el fondo del escote que tenía enfrente.
-Eh, si claro-le decía, al ver que dulce había visto en donde su miraba estaba puesta, tomo la caja y le dijo-bueno yo tengo que llevar esta caja al piso- Y salió de la bodega dejando a dulce ahí.
...El club ya estaba lleno de chicas, que festejaban la despedida de Leonor de la soltería y el show se veía muy llamativo.
any estaba acomodando las botellas que había traído de la bodega, pero aun se sentía algo nerviosa después de a ver tenido a dulce tan cerca que pudo hasta sentir su respiro.
-Hey, any ahí te buscan-le decía María
-¿Quién?-le preguntaba a María… Pero al voltear vio quien era… María le quito la botella que tenía en la mano para que any fuera a donde estaba la persona que la buscaba.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:31 am

-¡Hola Paola!.. ¿Qué haces aquí?-preguntaba any dándole un beso en la mejilla, estaba algo sorprendida pues no espera ver a Paola en el club…
-¡Hola any!.. Disculpa que haya venido hasta acá, pero como jamás me contestaste el mensaje. Me preocupe por ti...-le decía Paola
-Oh... Que torpe soy... Disculparme tu a mí, es que se me fue la tarde-Decía any
-No te preocupes… ¿Pero dime ya estás bien?-le preguntaba Paola acercándose un poco a any ya que la música no la dejaba escuchar bien.
-Si claro Paola, no te preocupes por mí.
-Pues eso me agrada -decía Paola mirando hacia la pista.
-Hmmm, veo que este lugar está lleno de mujeres. Por eso afuera es difícil de encontrar alguna eh.
-Jajaja… Si verdad tienes razón en eso Paola-le decía any acariciándole la mano.-Oh pero mira que torpe que soy, no te ofrecido nada de tomar-decía any-Dime... ¿Qué quieres tomar?
-Hmmm… ¿Pues qué te parece una coca bien fría?-decía Paola.
-¿Segura?..¿No quieres algo mas fuerte?-preguntaba any.
-No… Tengo que manejar de regresó a casa-le contestaba.
-Ok... Lo que mande la dama-le dijo any cerrándole un ojo.
-Sabes que tengo que trabajar pero estas en tu casa-le volvió a decir any al ver que la barra se estaba llenando.
-Oh... Claro por mí no te preocupes any, yo estaré un rato aquí a ver qué tal me parece... Tú has tu trabajo-decía Paola agarrándola de la barbilla…
Anahi siguió atendiendo a las chicas… Sin darse cuenta que a lo lejos dulce ya llevaba tiempo observándola.
...any y María seguían atendiendo la barra que estaba hasta el tope y aun estaba llegando cada vez más gente. Paola estaba platicando con una chica que se le acerco, y eso lejos de poner celosa a any la puso contenta ya que se sentía mal que por el trabajo que tenía no podía dedicarle tiempo a Paola. Minutos después llego dulce ayudarles...
...any se acerco a Paola al ver que ella le hacia un seña, con la intención de ganar su atención.
-Si, Paola... ¿Dime?... -le preguntaba.
-Estaré en una mesa, con la chica esta… -Decía Paola señalando con la mirada a la mujer que estaba a su lado…
-¡Eso me parece bien Paola!... Ahora que tenga un tiempo libre me acerco a ti ok.-le dijo any acariciándole la mano.
Paola le cerró el ojo y le acaricio la mano respondiendo la caricia de any y se fue con la chica.
any siguió atendiendo a las chicas que esperaban su turno en la barra.
Aunque dulce estaba atendiendo la barra junto con ellas, any trataba de no mirarla, pero no pudo evitar mirar cuando llego la chica con la que últimamente dulce se exhibía por el club. La mujer se acerco a dulce y le dio un beso en la boca. any sintió de nuevo ese dolor en el estomago, pero no quiso hacerle caso y siguió trabajando. dulce se acerco a María y le presento a la mujer, después camino hacia donde estaba any y también se la presento...
-¿any?-le llamo dulce.
-¡¡Sí!!-contesto any, tratando de no mirarla a la cara.
-¡Mira ella es Pamela, nos va ayudar en la barra por hoy!-decía dulce tratando de mirarla a los ojos.
-Mucho gusto Pamela-decía any sin ponerla mucha atención ya que estaba sirviendo algunas bebidas.
Después dulce y Pamela se alejaron y se acomodaron de una forma en que pudieran atender las 4 sin problemas. En ocasiones dulce dejaba de atender para ir a ver como estaba las cosas en la pista, después regresaba y seguía ayudando...
...María había ido a tomar un descanso mientras dulce, Pamela, y any atendiendo la barra.
Pamela aprovechaba cada momento para hacerle a dulce demostraciones de cariño que se podían notar que a ella le gustaban pero a any le provocaban un sentimiento raro que ni ella misma sabia que tenia, el mismo que provocaba una fuerte tensión entre dulce y any lo cual estaba muy clara entre las dos..
Al regresar María, dulce le digo a any que tomara un descanso-Ya era hora- se dijo any mientras caminaba hacia afuera por la puerta de atrás del club… No quería mas seguir viendo tontas demostraciones de amor entre dulce y Pamela, aunque no entendía el por qué la ponían de malas... Prendió un cigarro y se sentó en una banca que había afuera y alzo la mirada hacia el cielo estaba algo estrellado… Se acordaba cuando pasaba las noches mirando las estrellas al lado de Alexa... Le era imposible no pensar en ella… Porque aun que estuviera en un internado a lado de ella parecía que estuviera en un paraíso y tenía muchos recuerdos de ella... Sintió unas pequeñas lágrimas que le recorrían en la mejilla lo cual se las seco y apago su cigarro… Suspiro un poco, le empezaba de nuevo a doler la cabeza, tenía que dejar de pensar en Alexa al menos por hoy... Entro al club... Camino hacia donde estaba Paola y se sentó en su mesa.
-Hey… ¿Qué tal?... ¿Estás divirtiéndote?..-le preguntaba any.
-Pues digamos que es entretenido, esto de ver a chicas bailando casi sin ropa… -le decía Paola, riéndose un poco
-pues si algo. Y me gusta que te agrade –decía any volteando hacia la barra donde pudo cachar a dulce que la estaba viendo.
-Pero sabes any se me hace imposible que habiendo tantas chicas en este lugar tu estés sola-decía Paola mirándola con una gesto de ¿Por qué?
-Yo... Pues ya ves… -le decía any agachando la mirada.
-Pues presiento que tendré que venir muy seguido a ver si encuentro algo.-le dijo Paola, volviendo a reírse…
-Jajaja… Pues serás bienvenida Paola… Además me agrada que vengas.-decía any mirando su reloj-Bueno te tengo que dejar porque necesito regresar al trabajo.
-Ah… Ok… any, en unos minutos yo me tengo que ir... Pero antes me iré a despedir de ti.-decía Paola
-Bien, sigue divirtiéndote-se levanto any de la mesa y se fue a la barra... Pero al llegar vio que solo estaba María…
No quiso preguntarle a María por dulce… Así que mejor se puso a atender.
...Hoy se le estaba haciendo muy larga la noche a any la música le estorbaba, la cabeza le retumbaba, pensaba que si seguía a si tendría que dejar ese trabajo y meterse de nuevo a la universidad, o tal vez le podría decir a dulce que le diera trabajo en el restaurante… Oh se dedicaría es estar en su casa todo el día aburrida… Pero no quería hacer eso... Porque solo estaría pensado en Alexa y temía que alguna día no soportara mas y la fuera a buscar al internado… Así que por eso tenía que aguantarse trabajando en algo para no tener tentaciones… Pero hoy ya no veía la hora de que terminara todo el show...
...any estaba limpiando la barra… Cuando Paola se acerco a ella…
-any me voy, porque mañana entro temprano al restaurante-decía Paola…
-Que lastima Paola, pero vete con cuidado por favor-decía any despidiéndose de ella con un beso en la mejilla.
Paola se fue y any solo miraba que se alejaba… María se le acerco y le dijo que la acompañará al estacionamiento que ella podía encargarse de todo...
-¿Estás segura María?... -preguntaba any.
-Claro que si mujer anda ve con ella.-le decía maría quitando, la franela de su mano.
any salió disparada a alcanzar a Paola…
-¡Esperarme Paola!.. Te acompaño a tu carro-decía any prendiendo un cigarro...
-¿Huy que linda eres pero no tendrás problemas con tu jefa?-preguntaba Paola
-No, todo está bien…
-¿Cuando iras a mi casa?... Quiero hacerte una receta que he conseguido en la escuela-preguntaba Paola.
-Hmmm... Pues déjeme ver-contestaba any.
-Podría ser mañana, porque trabajo de día… y tengo la tarde libre. Ya que la semana que viene tengo el turno de tarde y a ti se te complica más, por que necesitas dormir en el día.
-Pues, me agrada la idea, así que mañana te caigo a la hora de la comida.-decía any abriéndole la puerta de su carro...
-¡Gracias! any, entonces te espero mañana-decía Paola, con afirmación y dándole un beso en la mejilla después entro a su carro.
-No tienes por qué agradecerme nada Paola, lo hago porque me apetece, vete con mucho cuidado por favor.-Decía any.
-Ok… Te lo prometo-dijo Paola, encendió el carro y se fue.
any se quedo parada por un momento viendo como el carro se perdía por la calle.
Se puso la mano en la cabeza.-no lo puedo creer –se decía al ver que tenia de nuevo algo de fiebre...camino hacia su carro, lo abrió y se sentó adentro.. Quería sentarse un poco haber si se le pasaba el dolor de cabeza que tenia...
...La bocina de un carro logro despertarla...
-Omg… Me he quedado dormida-dijo, viendo el reloj-me he dormido por una hora-decía… Salió del carro, lo cerró y corrió hacia el club.
Lo primero que hizo al entrar fue ver hacia la barra para ver si estaba dulce ahí.-de aseguro que está enojada.-se decía any.
Descanso un poco al ver que en la barra solo estaba maría así que se acerco a ella.
-Disculparme María se me fue el tiempo-le decía any, atendiendo a un chica que le pidió una cerveza…
-No te preocupes any todo está bien-le dijo maría con una sonrisa, como de misterio.
-¿Dime, dulce está enojada conmigo?-preguntaba dulce.
-No se... Estuvo aquí por un rato y luego se fue con Pamela... Pero no me pregunto por ti.-le contestaba María caminando hacia el otro extremo de la barra a seguir atendiendo a las chicas.
...Por fin habían cerrado el club any se sentía aliviada… En esas 2 horas que sobraban desde que ella llego, después de dormirse en su carro… No había visto por ningún lado a dulce.
Había quedado con maría que ella se podría ir una hora antes ya que any se quedaría a ver que todo quedara limpio para mañana, por la hora que maría había estado sola...
Así que any estaba atenta a que los chicos que se encargaban de limpiar dejaran todo limpio, arreglo la barra y puso en una caja los vinos que sobraron, después ayudo a las chicas a limpiar las mesas… Se había servido un whisky... Quería que se le pasara un poco el dolor de cabeza que tenía todavía… Espero que el último chico de seguridad se fuera para bajar a la bodega a guardar las botellas de vino que habían sobrado… Hizo el corte de caja y guardo todo el efectivo en la oficina de dulce… Después apago las luces, se salió no sin antes poner la alarma.
Ya afuera camino hacia su carro y prendió un cigarro...
-¿Usted todavía aquí a estas horas Srta. puente?-la voz de dulce que le hablaba por detrás la hizo dar un grande salto. Ya se le estaba haciendo costumbre a dulce abordarla así.
-Si, me ha tocado cerrar-decía any, volteando a ver a dulce.
-¿Pensé que te habías ido temprano?-preguntaba dulce caminando hacia any.
-¡Pues eso mismo yo pensé de usted!-decía any recargándose en su carro y mirando algo raro en el caminado de dulce.
-bueno digamos que me aburren las fiestas de despedidas… Siento que no encajo ahí...así que decidí irme por un rato-decía dulce al llegar a lado de any...
-¡Si...ya veo!... ¿Y así que decidió ir a un lugar donde si encajaba y bien?...Por lo visto... ¿Oh no?-le dijo al verla que estaba pasada de copas...
-Si, me hacía falta algo de diversión-contestaba dulce, mientras caminaba de nuevo hacia donde estaba su carro.
any la vio que abría la puerta de su carro y camino hacia ella…
-Vea… dulce ahora no puede manejar a si como anda-le decía any.
-¿Cómo que no?... Me he venido manejando desde la casa de Pamela y déjeme decirte que está lejos-le decía dulce queriendo abrir la puerta pero any se lo impedía...
-pues lo siento pero no la dejare que se vaya así. -any logro quitarle las llaves.
-bueno tu ganas-dijo dulce caminando hacia la puerta del club.
-¿Y ahora donde va?- any le preguntaba, siguiéndola.
-Pues me quedare a dormir en el club.-decía dulce que no se detenía.
-Pero he puesto la alarma… Así que necesita esperarse a que llegan a quitarla-decía Anahi cuando logro alcanzarla.
-¿¿La alarma?? ¿Y por qué hiciste eso?-preguntaba dulce acariciando a any en la mejilla.
-Porque es lo normal de hacerlo cuando hay dinero adentro-le contestaba any, nerviosa al sentir el roce de dulce.
-Pero mire le llamo una taxi para que la lleve a su casa- le propuso any cuando logro quitar su cara de las manos de dulce.
-¿Oh, entonces serias capaz de dejar ir a una mujer así como yo en un taxi?-pregunto dulce, poniendo sus manos en su cintura, y exhibiendo un poco su figura para que any la viera.
-No, claro que no... Yo la puedo llevar-le decía any tomándole del brazo para llevarla a su carro, claro estaba que no la dejaría irse en ese estado con un desconocido.
Cuando por fin logro que dulce se sentara en su carro le pregunto la dirección... dulce se la dijo algo dormida...
...any manejo hasta la casa de dulce... Prendió la música en poco volumen no quería despertar a dulce que se había quedado dormida.
any había volteado a verla varias veces parecía un ángel dormida-¿Cómo era posible que Pamela la dejara venirse así de tomada?.-. Se preguntaba ella misma.
Al llegar a su casa se estaciono en frente de la puerta y despertó a dulce...
-Vamos dulce despiértese... Ya llegamos a su casa.-decía any
-¿A mi casa? Hmmm-preguntaba dulce mirando por la ventana-oh... Si claro esta es mi casa.- Se contesto ella misma. Con una sonrisa en sus labios.
-any se bajo rápido del carro y camino hacia la puerta de dulce para ayudarla a bajar... Parecía que en vez de ayudarle a dulce a mareado un poco mas así que any la acompaño a su puerta.
-¿Y dónde has dejado mi carro any? - preguntaba dulce, deslizando la tarjeta para que se abriera la puerta de su casa.
-No se preocupe ahora por su carro... Lo que importa es que usted tiene que descansar-le contestaba any acercándose a ella, para ayudarle a abrir la puerta...
Al abrir la puerta el mayordomo estaba ya ahí parado… dulce lo saludo con un beso en la mejilla, que hizo que él se pusiera rojo de vergüenza, a any le dio algo de risa sarcástica cuando se lo presento… Después el quiso ayudar a dulce a subir las escaleras pero dulce le dijo que quería que any la ayudara... any se volvió a reír pero entre dientes...-no podía ser posible que en verdad estuviera pasando este momento-se decía pero al menos las pantomimas de dulce le habían ayudado a que se le olvidara el dolor de cabeza, le dijo al mayordomo que no se preocupara que ella ayudaría a dulce a llegar a su cuarto...
cuando por fin lograron llegar al cuarto dulce entro directo a servirse un whisky.
-No... No puede seguir tomando dulce.-le dijo any poniendo en un sofá la bolsa y el saco de dulce…
Pero dulce no le hizo caso y se sirvió un whisky...después se le quedo viendo a any a los ojos y le pregunto. -¿No que eras heterosexual any?

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:32 am

-¡Hola Paola!.. ¿Qué haces aquí?-preguntaba any dándole un beso en la mejilla, estaba algo sorprendida pues no espera ver a Paola en el club…
-¡Hola any!.. Disculpa que haya venido hasta acá, pero como jamás me contestaste el mensaje. Me preocupe por ti...-le decía Paola
-Oh... Que torpe soy... Disculparme tu a mí, es que se me fue la tarde-Decía any
-No te preocupes… ¿Pero dime ya estás bien?-le preguntaba Paola acercándose un poco a any ya que la música no la dejaba escuchar bien.
-Si claro Paola, no te preocupes por mí.
-Pues eso me agrada -decía Paola mirando hacia la pista.
-Hmmm, veo que este lugar está lleno de mujeres. Por eso afuera es difícil de encontrar alguna eh.
-Jajaja… Si verdad tienes razón en eso Paola-le decía any acariciándole la mano.-Oh pero mira que torpe que soy, no te ofrecido nada de tomar-decía any-Dime... ¿Qué quieres tomar?
-Hmmm… ¿Pues qué te parece una coca bien fría?-decía Paola.
-¿Segura?..¿No quieres algo mas fuerte?-preguntaba any.
-No… Tengo que manejar de regresó a casa-le contestaba.
-Ok... Lo que mande la dama-le dijo any cerrándole un ojo.
-Sabes que tengo que trabajar pero estas en tu casa-le volvió a decir any al ver que la barra se estaba llenando.
-Oh... Claro por mí no te preocupes any, yo estaré un rato aquí a ver qué tal me parece... Tú has tu trabajo-decía Paola agarrándola de la barbilla…
Anahi siguió atendiendo a las chicas… Sin darse cuenta que a lo lejos dulce ya llevaba tiempo observándola.
...any y María seguían atendiendo la barra que estaba hasta el tope y aun estaba llegando cada vez más gente. Paola estaba platicando con una chica que se le acerco, y eso lejos de poner celosa a any la puso contenta ya que se sentía mal que por el trabajo que tenía no podía dedicarle tiempo a Paola. Minutos después llego dulce ayudarles...
...any se acerco a Paola al ver que ella le hacia un seña, con la intención de ganar su atención.
-Si, Paola... ¿Dime?... -le preguntaba.
-Estaré en una mesa, con la chica esta… -Decía Paola señalando con la mirada a la mujer que estaba a su lado…
-¡Eso me parece bien Paola!... Ahora que tenga un tiempo libre me acerco a ti ok.-le dijo any acariciándole la mano.
Paola le cerró el ojo y le acaricio la mano respondiendo la caricia de any y se fue con la chica.
any siguió atendiendo a las chicas que esperaban su turno en la barra.
Aunque dulce estaba atendiendo la barra junto con ellas, any trataba de no mirarla, pero no pudo evitar mirar cuando llego la chica con la que últimamente dulce se exhibía por el club. La mujer se acerco a dulce y le dio un beso en la boca. any sintió de nuevo ese dolor en el estomago, pero no quiso hacerle caso y siguió trabajando. dulce se acerco a María y le presento a la mujer, después camino hacia donde estaba any y también se la presento...
-¿any?-le llamo dulce.
-¡¡Sí!!-contesto any, tratando de no mirarla a la cara.
-¡Mira ella es Pamela, nos va ayudar en la barra por hoy!-decía dulce tratando de mirarla a los ojos.
-Mucho gusto Pamela-decía any sin ponerla mucha atención ya que estaba sirviendo algunas bebidas.
Después dulce y Pamela se alejaron y se acomodaron de una forma en que pudieran atender las 4 sin problemas. En ocasiones dulce dejaba de atender para ir a ver como estaba las cosas en la pista, después regresaba y seguía ayudando...
...María había ido a tomar un descanso mientras dulce, Pamela, y any atendiendo la barra.
Pamela aprovechaba cada momento para hacerle a dulce demostraciones de cariño que se podían notar que a ella le gustaban pero a any le provocaban un sentimiento raro que ni ella misma sabia que tenia, el mismo que provocaba una fuerte tensión entre dulce y any lo cual estaba muy clara entre las dos..
Al regresar María, dulce le digo a any que tomara un descanso-Ya era hora- se dijo any mientras caminaba hacia afuera por la puerta de atrás del club… No quería mas seguir viendo tontas demostraciones de amor entre dulce y Pamela, aunque no entendía el por qué la ponían de malas... Prendió un cigarro y se sentó en una banca que había afuera y alzo la mirada hacia el cielo estaba algo estrellado… Se acordaba cuando pasaba las noches mirando las estrellas al lado de Alexa... Le era imposible no pensar en ella… Porque aun que estuviera en un internado a lado de ella parecía que estuviera en un paraíso y tenía muchos recuerdos de ella... Sintió unas pequeñas lágrimas que le recorrían en la mejilla lo cual se las seco y apago su cigarro… Suspiro un poco, le empezaba de nuevo a doler la cabeza, tenía que dejar de pensar en Alexa al menos por hoy... Entro al club... Camino hacia donde estaba Paola y se sentó en su mesa.
-Hey… ¿Qué tal?... ¿Estás divirtiéndote?..-le preguntaba any.
-Pues digamos que es entretenido, esto de ver a chicas bailando casi sin ropa… -le decía Paola, riéndose un poco
-pues si algo. Y me gusta que te agrade –decía any volteando hacia la barra donde pudo cachar a dulce que la estaba viendo.
-Pero sabes any se me hace imposible que habiendo tantas chicas en este lugar tu estés sola-decía Paola mirándola con una gesto de ¿Por qué?
-Yo... Pues ya ves… -le decía any agachando la mirada.
-Pues presiento que tendré que venir muy seguido a ver si encuentro algo.-le dijo Paola, volviendo a reírse…
-Jajaja… Pues serás bienvenida Paola… Además me agrada que vengas.-decía any mirando su reloj-Bueno te tengo que dejar porque necesito regresar al trabajo.
-Ah… Ok… any, en unos minutos yo me tengo que ir... Pero antes me iré a despedir de ti.-decía Paola
-Bien, sigue divirtiéndote-se levanto any de la mesa y se fue a la barra... Pero al llegar vio que solo estaba María…
No quiso preguntarle a María por dulce… Así que mejor se puso a atender.
...Hoy se le estaba haciendo muy larga la noche a any la música le estorbaba, la cabeza le retumbaba, pensaba que si seguía a si tendría que dejar ese trabajo y meterse de nuevo a la universidad, o tal vez le podría decir a dulce que le diera trabajo en el restaurante… Oh se dedicaría es estar en su casa todo el día aburrida… Pero no quería hacer eso... Porque solo estaría pensado en Alexa y temía que alguna día no soportara mas y la fuera a buscar al internado… Así que por eso tenía que aguantarse trabajando en algo para no tener tentaciones… Pero hoy ya no veía la hora de que terminara todo el show...
...any estaba limpiando la barra… Cuando Paola se acerco a ella…
-any me voy, porque mañana entro temprano al restaurante-decía Paola…
-Que lastima Paola, pero vete con cuidado por favor-decía any despidiéndose de ella con un beso en la mejilla.
Paola se fue y any solo miraba que se alejaba… María se le acerco y le dijo que la acompañará al estacionamiento que ella podía encargarse de todo...
-¿Estás segura María?... -preguntaba any.
-Claro que si mujer anda ve con ella.-le decía maría quitando, la franela de su mano.
any salió disparada a alcanzar a Paola…
-¡Esperarme Paola!.. Te acompaño a tu carro-decía any prendiendo un cigarro...
-¿Huy que linda eres pero no tendrás problemas con tu jefa?-preguntaba Paola
-No, todo está bien…
-¿Cuando iras a mi casa?... Quiero hacerte una receta que he conseguido en la escuela-preguntaba Paola.
-Hmmm... Pues déjeme ver-contestaba any.
-Podría ser mañana, porque trabajo de día… y tengo la tarde libre. Ya que la semana que viene tengo el turno de tarde y a ti se te complica más, por que necesitas dormir en el día.
-Pues, me agrada la idea, así que mañana te caigo a la hora de la comida.-decía any abriéndole la puerta de su carro...
-¡Gracias! any, entonces te espero mañana-decía Paola, con afirmación y dándole un beso en la mejilla después entro a su carro.
-No tienes por qué agradecerme nada Paola, lo hago porque me apetece, vete con mucho cuidado por favor.-Decía any.
-Ok… Te lo prometo-dijo Paola, encendió el carro y se fue.
any se quedo parada por un momento viendo como el carro se perdía por la calle.
Se puso la mano en la cabeza.-no lo puedo creer –se decía al ver que tenia de nuevo algo de fiebre...camino hacia su carro, lo abrió y se sentó adentro.. Quería sentarse un poco haber si se le pasaba el dolor de cabeza que tenia...
...La bocina de un carro logro despertarla...
-Omg… Me he quedado dormida-dijo, viendo el reloj-me he dormido por una hora-decía… Salió del carro, lo cerró y corrió hacia el club.
Lo primero que hizo al entrar fue ver hacia la barra para ver si estaba dulce ahí.-de aseguro que está enojada.-se decía any.
Descanso un poco al ver que en la barra solo estaba maría así que se acerco a ella.
-Disculparme María se me fue el tiempo-le decía any, atendiendo a un chica que le pidió una cerveza…
-No te preocupes any todo está bien-le dijo maría con una sonrisa, como de misterio.
-¿Dime, dulce está enojada conmigo?-preguntaba dulce.
-No se... Estuvo aquí por un rato y luego se fue con Pamela... Pero no me pregunto por ti.-le contestaba María caminando hacia el otro extremo de la barra a seguir atendiendo a las chicas.
...Por fin habían cerrado el club any se sentía aliviada… En esas 2 horas que sobraban desde que ella llego, después de dormirse en su carro… No había visto por ningún lado a dulce.
Había quedado con maría que ella se podría ir una hora antes ya que any se quedaría a ver que todo quedara limpio para mañana, por la hora que maría había estado sola...
Así que any estaba atenta a que los chicos que se encargaban de limpiar dejaran todo limpio, arreglo la barra y puso en una caja los vinos que sobraron, después ayudo a las chicas a limpiar las mesas… Se había servido un whisky... Quería que se le pasara un poco el dolor de cabeza que tenía todavía… Espero que el último chico de seguridad se fuera para bajar a la bodega a guardar las botellas de vino que habían sobrado… Hizo el corte de caja y guardo todo el efectivo en la oficina de dulce… Después apago las luces, se salió no sin antes poner la alarma.
Ya afuera camino hacia su carro y prendió un cigarro...
-¿Usted todavía aquí a estas horas Srta. puente?-la voz de dulce que le hablaba por detrás la hizo dar un grande salto. Ya se le estaba haciendo costumbre a dulce abordarla así.
-Si, me ha tocado cerrar-decía any, volteando a ver a dulce.
-¿Pensé que te habías ido temprano?-preguntaba dulce caminando hacia any.
-¡Pues eso mismo yo pensé de usted!-decía any recargándose en su carro y mirando algo raro en el caminado de dulce.
-bueno digamos que me aburren las fiestas de despedidas… Siento que no encajo ahí...así que decidí irme por un rato-decía dulce al llegar a lado de any...
-¡Si...ya veo!... ¿Y así que decidió ir a un lugar donde si encajaba y bien?...Por lo visto... ¿Oh no?-le dijo al verla que estaba pasada de copas...
-Si, me hacía falta algo de diversión-contestaba dulce, mientras caminaba de nuevo hacia donde estaba su carro.
any la vio que abría la puerta de su carro y camino hacia ella…
-Vea… dulce ahora no puede manejar a si como anda-le decía any.
-¿Cómo que no?... Me he venido manejando desde la casa de Pamela y déjeme decirte que está lejos-le decía dulce queriendo abrir la puerta pero any se lo impedía...
-pues lo siento pero no la dejare que se vaya así. -any logro quitarle las llaves.
-bueno tu ganas-dijo dulce caminando hacia la puerta del club.
-¿Y ahora donde va?- any le preguntaba, siguiéndola.
-Pues me quedare a dormir en el club.-decía dulce que no se detenía.
-Pero he puesto la alarma… Así que necesita esperarse a que llegan a quitarla-decía Anahi cuando logro alcanzarla.
-¿¿La alarma?? ¿Y por qué hiciste eso?-preguntaba dulce acariciando a any en la mejilla.
-Porque es lo normal de hacerlo cuando hay dinero adentro-le contestaba any, nerviosa al sentir el roce de dulce.
-Pero mire le llamo una taxi para que la lleve a su casa- le propuso any cuando logro quitar su cara de las manos de dulce.
-¿Oh, entonces serias capaz de dejar ir a una mujer así como yo en un taxi?-pregunto dulce, poniendo sus manos en su cintura, y exhibiendo un poco su figura para que any la viera.
-No, claro que no... Yo la puedo llevar-le decía any tomándole del brazo para llevarla a su carro, claro estaba que no la dejaría irse en ese estado con un desconocido.
Cuando por fin logro que dulce se sentara en su carro le pregunto la dirección... dulce se la dijo algo dormida...
...any manejo hasta la casa de dulce... Prendió la música en poco volumen no quería despertar a dulce que se había quedado dormida.
any había volteado a verla varias veces parecía un ángel dormida-¿Cómo era posible que Pamela la dejara venirse así de tomada?.-. Se preguntaba ella misma.
Al llegar a su casa se estaciono en frente de la puerta y despertó a dulce...
-Vamos dulce despiértese... Ya llegamos a su casa.-decía any
-¿A mi casa? Hmmm-preguntaba dulce mirando por la ventana-oh... Si claro esta es mi casa.- Se contesto ella misma. Con una sonrisa en sus labios.
-any se bajo rápido del carro y camino hacia la puerta de dulce para ayudarla a bajar... Parecía que en vez de ayudarle a dulce a mareado un poco mas así que any la acompaño a su puerta.
-¿Y dónde has dejado mi carro any? - preguntaba dulce, deslizando la tarjeta para que se abriera la puerta de su casa.
-No se preocupe ahora por su carro... Lo que importa es que usted tiene que descansar-le contestaba any acercándose a ella, para ayudarle a abrir la puerta...
Al abrir la puerta el mayordomo estaba ya ahí parado… dulce lo saludo con un beso en la mejilla, que hizo que él se pusiera rojo de vergüenza, a any le dio algo de risa sarcástica cuando se lo presento… Después el quiso ayudar a dulce a subir las escaleras pero dulce le dijo que quería que any la ayudara... any se volvió a reír pero entre dientes...-no podía ser posible que en verdad estuviera pasando este momento-se decía pero al menos las pantomimas de dulce le habían ayudado a que se le olvidara el dolor de cabeza, le dijo al mayordomo que no se preocupara que ella ayudaría a dulce a llegar a su cuarto...
cuando por fin lograron llegar al cuarto dulce entro directo a servirse un whisky.
-No... No puede seguir tomando dulce.-le dijo any poniendo en un sofá la bolsa y el saco de dulce…
Pero dulce no le hizo caso y se sirvió un whisky...después se le quedo viendo a any a los ojos y le pregunto. -¿No que eras heterosexual any?

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:32 am

-¿Qué?.. ¿Y eso ahora a que viene dulce?-preguntaba any caminando a la puerta… No quería hablar de su orientación sexual con dulce y menos en el estado en que ella estaba.
-¡Lo pregunto por la chica que llego a verte al club!-Contesto dulce, sirviéndose otro whisky..
-Jajaja… El que yo hable con una mujer no quiere decir nada dulce-le decía any quitándole la botella del whisky a dulce y ayudándola a sentarse al lado de la cama-además no tengo tanta suerte como para que una mujer como ella se fije en mi.
-Jajaja-se rió dulce -¿que se me hace que estas enamorada de ella?..
-Por favor dulce… Es mejor que te acuestes a dormir.-le dijo ayudándola a que se acostara.
-Dime any, ¿Porque por más que me esfuerzo por estar bien contigo, me rechazas?...Hasta he llegado a pensar... Que me odias-le pregunto dulce mirando a any a los ojos
any se quedo algo seria no esperaba esa pregunta:
-dulce, ¿Cómo puedes pensar eso?.. Tú no me conoces dulce. ¿Qué te ha hecho pensar que te odio?.. Mi forma de ser es muy rara y no la puedo cambiar... Pero de eso a odiarte hay un gran trechó.
-Pero creo que conmigo eres un poquito más rara-le digo dulce tomando la mano de any y dándole un beso.- ¿Dime eres a si por la chica esa que estuvo hoy contigo en el club?-le preguntaba dulce...
-No entiendo tus preguntas, ya mañana hablaremos de todo lo que quieras, pero hoy duérmete… Ya es tarde y yo me tengo que ir.-le decía any quitándole los zapatos, después se levanto y camino asía el tocador, abrió un cajón que había y saco un pijama fue hacia dulce y le dijo-¡dulce ponte esta pijama para que duermas más cómoda!
Se la dejo a lado y camino hacia la puerta.
-¿Por qué no me ayudas a ponérmela?..- le preguntaba dulce, intentando levantarse pero no pudo estar de pie...
-dulce te vas a caer mujer, a ver pues deja te ayudo -dijo any, y se sentó a lado de la cama, para ayudarle.
dulce la tomo de la barbilla y le pregunto mirándola fijamente
-¿Amas a la chica que estaba contigo en el club?
-¿Y tu amas a Pamela?-respondió any, con otra pregunta. Que estaba claro que no la esperaba, porque la soltó y empezó ella misma a bajarse el cierre del vestido. Después de un silencio le pregunto
-¿Por que necesitas hablar de ella, any?
-¿Y tú, porque necesitas hablar de mis sentimientos hacia otras mujeres?... A ver déjame te ayudo-le dijo any al ver que dulce no podía bajarse el cierre del vestido.
any le bajaba el cierre del vestido lentamente que se encontraba al costado de su cuerpo de dulce. miro a los ojos a dulce y pudo ver que se reflejaba en su mirada, any sintió un escalofrío en todo su cuerpo, el mismo que sintió al estar con Alexa por primera vez.. Trato de concentrarse solo en ayudar a dulce, pero sintió en su oreja el respiro de dulce y el corazón le latió a mil por hora. Levanto de nuevo la cara, para volver a mirar a dulce, y ella la miraba a los labios, se le acerco poco a poco y la beso, dulce sintió que los labios de any temblaban al tocar los de ella y cerró los ojos al sentir que volaba… hacia mucho que no se sentía volar con un beso....poco a poco su mano fue acariciando el cuello de dulce y sentía que ella temblaba al sentir el roce de sus manos sobre su cuerpo, tal vez mas que any al tocarla.. dulce acariciaba detenidamente la cara de any, pero ella no quería abrir los ojos, porque no quería despertar de ese sueño, así que siguieron besándose tiernamente pero al mismo tiempo con pasión...
...dulce se dejo recaer en la cama, jalando hacia a ella a any y esta le empezó a besar delicadamente cada parte de su rostro. Después siguió con su cuello, para bajar poco a poco besando todo su cuerpo, pero sin querer se le vino a la mente el rostro de Alexa, y eso le hizo apartarse y abrir los ojos, se le quedo viendo por un momento a dulce a los ojos, y pensó que era injusto que ella pensara en Alexa teniendo a esa mujer tan perfecta ahora en sus brazos... dulce le dirijo una sonrisa y la jalo de nuevo hacia ella y siguió besándola. any recorría su cuerpo con uno de sus dedos… y sentía como dulce temblaba al roce de su dedo. La miraba tan débil ahí tumbada solo para ella. Y no podía creer que la mujer que era fuerte en el club y en el restaurante ante sus empleados fuera tan débil en la intimidad… Se volvió a acordar en Alexa, de lo débil que en la cama era ante any por eso ella hacía lo que quería en el internado porque sabía que en la cama Alexa todo le pasaba... Movió un poco la cabeza...-¿Otra vez pensando en Alexa?-se decía... Cuando dulce mordió un poco sus labios y any abrió los ojos y se le quedo viendo con una mirada de reclamo por morderla... dulce la tomo de la cara y la jalo para decirle algo al oído...-quiero tus pensamientos hoy en mi... ¿Se puede?-any la vio a la cara y sonrió un poco y empezó a besar su cuello lentamente, a si siguió bajando poco a poco por su cuerpo...pero aun se le venían tantos recuerdos a la mente y quería parar de besar a dulce...pero no podía una fuerza en sus labios le pedía que siguiera besando el cuerpo de dulce que era tan delicado y suave. así que siguió besándola, a sus 20 años any ya había estado sexualmente con varias chicas pero después de Alexa no había vuelto a sentir que el corazón le latía tan rápido como ahora con dulce... Bajo hasta sus pezones, se los lamia y la oía gemir, y siguió recorriendo con sus besos su cuerpo, bajo hasta la entre piernas y acarició muy profundamente su clítoris, pareciera que era lo mejor que sabía hacer, ya que dulce gemía al sentir sus caricias en su clítoris y sentía que se moría de pasión. después dulce agarro a any delicadamente de sus cabellos llevándola a su boca quería sentir sus labios besando los de ella de nuevo, any la besaba de nuevo, mientras dulce le quitaba la blusa delicadamente y le desabrochaba el pantalón.. any le ayudo y se metieron entre las sabanas. dulce se subió arriba de any y sus labios iban besando cada parte que sus dedos tocaban. Miraba detenidamente su cuerpo, pareciera como si jamás había tenido a una mujer así de hermosa a su lado, pareciera como una muñequita de porcelana, la cual tenía miedo que se le rompiera en sus manos. Gozaba al ver cada parte de any… Llego a sus pezones y se quedo ahí un rato entretenida, después siguió bajando le acaricio su vientre plano, y lo beso... Siguió bajando hasta llegar a su clítoris e hizo lo mismo que any había hecho anteriormente con el de ella… Después subió poco a poco dejando sus dedos ahí. Cuando llego a la boca de any, la beso profundamente y con mucha pasión... any volvió a sentir que volaba en un cielo de donde no quería bajar y con una dedo la penetro suavemente al mismo tiempo que lo hizo dulce, seguían besándose y con sus dedos moviéndose adentro y afuera...llegaban las dos al clímax…
Aun seguían besándose. No querían separarse...Después se miraron a los ojos pero no se decían nada solo dulce se recostó sobre el pecho de any y ella le acariciaba el cabello… Mientras pensaba en lo que había pasado entre ellas... Pero la verdad, ¿Porque tenía que pensarlo? Si por primera vez por tanto tiempo esa noche fue feliz. any se despertó con dulce a su lado, llevaba tiempo observando lo hermosa que se veía dormida…
sentía el corazón temblar pero no sabía si era por la emoción o de miedo al tener que enfrentar lo que le venía, primero porque dulce estaba muy tomada anoche y segundo porque ella hasta ayer aun lloraba por Alexa..
¿Pero tal vez dulce no se acordaba de nada?-se decía mientras se levantaba y se ponía la ropa quería salir de su cuarto antes que se despertara... No sabía cómo iba reaccionar dulce al despertar, pero fuera lo que fuera, para any era mejor a sí, que dulce no se acordara de nada, al menos any había aprendido que el tener sexo con una chica no quería decir que había amor y compromiso después...eso lo aprendió después de conocer a Alexa y saber que no dejaría de amarla aun estando con otras mujeres...pero ayer había disfrutado tanto esa noche más que otras…
any le dio un beso a dulce en la frente y salió del cuarto… Al bajar las escaleras vio al mayordomo, lo saludo y le pidió de favor que estuviera pendiente para cuando dulce se despertara para que le llevaran unas pastillas para el dolor de cabeza… también le digo que por favor mandara por su carro...
....Después de salir de la casa de dulce, se fue a su casa y se metió a dormir... Pero no podía conciliar el sueño... Pensaba tanto en dulce como en Alexa... No podía creer que estaba haciendo esto, metiéndose con alguien sentimentalmente sin todavía olvidar a Alexa…
Pero se decía que tal vez se estaba preocupado de más, porque a lo mejor dulce solo la había visto como una aventura ya que tenía a Pamela... Decidió mejor meterse a bañarse, se arreglo y salió rumbo a la casa de Paola, ya que había quedado con ella en ir a su casa. Quería distraerse un poco y dejar de pensar en tantas tonterías que solo la estaban stresando cada vez mas...
… Habían pasado ya varios días desde que any y dulce pasaron juntas la noche. Y en el club any siempre esquivaba a dulce para no tener que hablar con ella de lo que había pasado entre ellas la otra noche.
...Se había puesto un pantalón capris de cadera, color café que le hacía resaltar sus formas y podría verse también el tatuaje que traía en la cintura, una blusa blanca de cuello, se la había amarrado arriba del ombligo le dejaba ver el vientre plano y el "piercing" que traía en el ombligo...se dio unas cepilladas en el cabello y salió corriendo hacía su carro...
...Llego al club, saludo a los chicos de seguridad y siguió directo hacia la barra donde estaba María…
-¡Hola!... María disculpa que haya llegado tarde-decía any poniendo su bolso abajo de la barra…
-¿Pensé que hoy no vendrías?-preguntaba María mirándola fijamente.
-Si te contara mujer-decía any poniéndose a atender...
-Pues lo bueno que llegaste estaba preocupada por ti-le decía maría
-¿Preocupada?... ¿y por qué?-preguntaba any buscando a dulce con la mirada…
-¿Pues como que porque mujer?.. Has estado un poco rara estos días…
-Jajaja… No… Es que no me lo creerás pero me he quedado dormida-decía any caminando hacia el otro extremo de la barra para atender a un chica que le había hecho una seña.
-Hmmm… Si eso suele suceder-decía María siguiéndola.
-Si, pero a mí me está sucediendo muy seguido-le dijo any cuando termino de servirle a la chica la cerveza que le pidió y volteo a ver a María y le pregunto-¿Donde está dulce?
-¿dulce?... Hmmm-Decía María buscándola con la mirada. -Andaba hace un rato por aquí, de aseguro está en su oficina…
-Oh... ¿Entonces se dio cuenta que no llegué a la hora verdad?... - Le preguntaba any mordiéndose un dedo de los nervios…
-Si claro… Pregunto por ti, ya varias veces.-Decía María limpiando la barra, luego miro a any y le dijo-Pero si estaba enojada, tal vez se le ha pasado ya que ha venido su novia a visitarla...
-¿Ah sí?... Mira no mas que cosas-le decía any.-Ahí estaba-se decía any, para dulce era más que una simple aventura lo de la otra noche…
-Si… Claro y le ha traído un arreglo de flores tan precioso que no mas vieras-Le decía María sacando a any de sus pensamientos…
-Pues qué bien por ella. -Le decía any- pero bueno hay que trabajar María-le volvió a decir any dando la vuelta, no quería que maría viera en su cara ninguna expresión de nada, porque estaba claro que any había sentido un dolor muy fuerte en su estomago...
… any había pasado todo el turno de mal genio y se puso más genio cuando dulce salió de su despacho con Pamela y parecía que estuvieran muy felices ya que no paraban de reír. Además venían tomadas de la mano, y cuando any vio que se acercaban a la barra se puso a acomodar algunas botellas, no quería que dulce notara en ella el coraje y desilusión, que le provocaban verla con otra. ¿El por qué? no lo sabía, pero sentía ese sentimiento por ahora. Y para colmo de su mala suerte Pamela le pidió un whisky. Y como María se había ido a tomar su descanso any tenía que atenderlas aunque no quisiera hacerlo.
any se lo sirvió.
-Gracias any... -Le dijo Pamela, coqueteándole demasiado que hasta dulce pudo darse cuenta de eso.
-De nada Pamela.-Contesto any, algo nerviosa al ver la expresión de dulce en su rostro ante el coqueteo de Pamela hacia ella... Y solo le dedico una sonrisa a Pamela, y después bajo un poco la mirada cuando dulce la miro a los ojos con una mirada tan profunda que la estremeció cuando por un momento paso por su mente lo que habían hecho días antes en la cama… Pero any reaccionó, alzo la mirada de nuevo para mirarlas y solo les dedico una sonrisa y siguió acomodando las botellas…
...Trato de estar ocupada lo mejor posible, para no poner atención en las demostraciones de cariño que Pamela le hacía a dulce. Se había alegrado al ver llegar a Paola, por que vio su llegada como su salvación.
Al cerrar el club any se quedo a limpiar como siempre, se sentía desahogada que Paola la estuviera acompañando, al terminar se despidió de dulce que está a su vez le dio un adiós muy frió.
any había invitado a Paola a su casa a dormir. Cuando llegaron se prepararon un café, platicaron del restaurante y de la chica que Paola había conocido días antes en el club, parecía que Paola estaba interesada en ella, en si hoy había quedado con ella en el club y aunque se la había pasado bien con ella, Paola no era de las chicas que se entregaban a la primera cita... se rieron un poco de sus aventuras de Paola cuando era más pequeña.... después any le indico una recámara, le dio un beso de buenas noches y fue ella a su recámara.. Se dio una ducha y se acostó a dormir…
El sonido del celular la despertó…
-Omg siempre algo me tiene que despertar- se decía any, cogiendo el celular para atender la llamada…
-¡Bueno!-decía any, todavía dormida y viendo el reloj de la mesa de estar, apenas eran las 7
-¡Hola!... any soy María.
-¿María?... ¿Y eso, que pasa?..¿Estás bien?- preguntaba any sorprendida
-No nada… Bueno si... Mira es que dulce me ha llamado para que abra el restaurante hoy por qué tal vez ella no podrá venir..-Preguntaba María.
-¿Si?... Ok... ¿Y luego?-preguntaba de nuevo any un poco confusa...
-Es que mira, que ha faltado dos de las chicas que atienden la mesas y necesito tu ayuda-le decía María que antes que any pudiera decir algo le siguió diciendo-mira, se que tú no sabes de esto, pero eres la única chica que conozco y confió en que me ayudes.
any se quedo callada por un momento, no sabía que decir… Pero no podía quedarle mal a maría porque ella la ha ayudado en muchas.
-Ok… Llego ahí en unos minutos. -le decía any.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:32 am

-Gracias any, mira que te lo agradezco de corazón amiga-le decía maría
-No tienes que agradecerme nada ok, te veo alla-any le colgó se vistió y bajo las escaleras... Vio que en el comedor que estaba Paola desayunado.
-Buenos días señorita any- la saludaba Susana- ¿Le sirvo algo de desayunar?
-No… No… Gracias tengo que salir de prisa-decía any dándole un beso en la mejilla a Paola que está sorprendida le pregunto…
-¿¿any pero a dónde vas??... ¿¿No vas a desayunar nada??
-No… Ahora tengo algo que hacer... Te quedas en tu casa Paola... Te llamo más tarde-le dijo any y salió de prisa rumbo a su carro...
...Había llegado rápido le ayudo que no había tanto tráfico. Al llegar al restaurante busco a María en la cocina al verla se le acerco...
-¡¡Hey aquí estoy! ¿¿Dime en que te ayudo??-le preguntaba any
-Bueno... Lo que me hace falta es dos meseras... ¿Puedes hacer el papel de una??-María le decía any
-Ok, Lo intentare -le dijo any caminado hacia afuera...
any se puso un pequeño mandil, tomo una libreta de órdenes y camino a la primera mesa que vio.
-¿Por qué no habría podido venir ?-Se preguntaba any mientras atendía a la gente-de aseguro la Pamela esa no la dejo venir-se contestaba ella misma...-Pero no-se decía
-¿¿No puede ser que dulce sea a si de desobligada??-se volvía a preguntar. -¿¿Que es lo que me está pasando??-Volvió a preguntarse.- ¡A mí que me importa lo que dulce haga!..-Exclamaba any.-Por que eso era lo que ella quería en el fondo, que dulce la tomara a ella como una aventura... ¿Oh no?... any no estaba lista para ninguna relación seria con nadie-Así que any dejo de pensar en dulce y siguió atendiendo...
Eran ya las 12 del medio día y de dulce ni sus luces. La otra mesera que estaba con any atendiendo le había dicho que pidiera algo de desayunar que ella se podía encargar sola de todo mientras ella desayunaba… any acepto estaba un poco cansada ya que nunca en su vida había trabajado tanto...le dio algo de risa, pensar en que dirían sus primos si la vieran trabajando de mesera... Se acerco a la cocina y pidió algo de comer, después se sentó en una mesa sola que había en el restaurante, momentos después María se sentó con ella y comieron juntas

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:32 am

Cap. III
...María no paraba de hablar de sus planes de ir al canal de Venecia con su novio y como era sabido any estaba incluida también…
Le decía a any que siempre si iría a la boda de Leonor pero antes iría al canal de Venecia le había preguntado a any que si ya había reservado los boletos de avión… Ya que si no era así ella se los podía reservar con los de su novio y ella... any solo se le quedaba viendo algo espantada como si viera una loca...
-Espera, espera, María todavía no se si quiero ir a la boda y mucho menos a Venecia. -Le decía any bebiendo su jugo.
-¿Pero qué dices any?... Es lo que te hace falta- le decía María
-¿Oh si?... Tal vez pero eso es algo que tengo que pensar muy bien, porque mi vida no es tan fácil como tú crees.
-¿Pero any por qué dices eso? Yo pensé que tú... estabas de acuerdo con ir con nosotros al viaje-le preguntaba María.
-¿¿Yo?? Mira María… Yo prefiero quedarme aquí, aunque tenga que trabajar en el club. O en el restaurante, además tu iras con tu novio y pues yo... no quiero ser mal tercio.
-Pero any te he dicho que ira el amigo de mi novio y pues te lo voy a presentar-le decía María mirándola, pero al no recibir respuesta le pregunto...-¿O prefieres a una chica? -any la volteo a mirar- Bueno digo porque si es así puedes llevar a tu amiga, la que viene a verte al club...
-Jajaja… -Se reía any-No necesito a nadie María… Estoy bien sola… Solo te pido que me dejes pensarlo si...
-¿Estás segura any? -preguntaba María.
-¡¡Si claro, estoy segura de que lo voy a pensar!!-decía any sin saber que no era eso lo que quería saber María.
-No… No... ¡Yo no me refiero a eso!
-¿Ah no? ¿Y entonces a que María?
-¿A que si estás bien sola ?... ¿A que no necesitas a nadie a tu lado?.. ¿any por qué no eres sincera contigo misma y aceptas lo que eres?- Preguntaba María haciendo que any la mirara.
-No te entiendo María… Y en si no quiero hacerlo, prefiero dejar las cosas a si...
-Ya veo… Pero sabes me gustaría que algún día me consideras tu amiga y me pudieras contar ¿Qué o quién fue la persona que te hizo perder la fe en la vida y en ti misma?... Y aunque sé que tal vez jamás me lo digas... Por hoy yo te digo que dejes de mentirte a ti misma y te aceptes como eres.- any no dijo nada... Solo volvió a mirar a María y agacho la cabeza...
María al ver que any agacho la cabeza le dijo-Mira any yo tengo bien claro que te gustan las chicas.
any volvió a mirarla pero antes de que ella lo negara María le volvió a decir-Pero eso no importa, lo que aquí importa es que tú también lo tengas claro y lo aceptes.
-Va... Si… Lo acepto María soy lesbiana. ¿Pero que gano con aceptar mis gustos?... Además no quiero hablar de mi vida ahora ni aquí-decía any tomando un poco de jugo y prendiendo otro cigarro.
-any, tu a mi importas mucho... Y no es que yo sea lesbiana, porque aunque tengo años conviviendo con chicas lesbianas nunca me ha llamado la atención en estar con alguna… Yo a ti te miro como la hermana que desee tanto tener. Si te invito a Venecia, o al cine o a donde quiera que ya sea, ten en cuenta que lo hago solo porque me interesa tu amistad.
-Gracias María, yo también te considero como mi amiga en verdad-decía any.
-No me des las gracias any yo solo quiero que seas feliz- decía María viendo a los ojos-¿Sabías que de los ojos son el reflejo del alma?... Y en tus ojos solo brota tristeza-le decía María. -Nunca había visto unos ojos tan tristes como los tuyos any.
any volvió a quedarse callada...
-Sabes any necesitas a una mujer que te ayude a olvidar a la persona que ha provocado que de tus ojos solo brote tristeza… Pero sé que aquí en el club no hay nadie que lo pueda lograr… Por eso entiendo que digas que eres heterosexual en el club. -Decía María viendo de nuevo a any a los ojos. A lo lejos any vio que dulce se acercaba a ellas… Bajo un poco la mirada haciendo como no la había visto.
dulce llego a la mesa y las saludo...
-¡Hola, chicas! ...¿Cómo están?-les preguntaba mientras se sentaba a lado de ellas…
-Muy bien-contestaba María-aquí comiendo.
-Que bueno, les pido una disculpa a las dos se me complico todo en casa-les decía dulce, dirigiendo la mirada a any pero ella no volteaba a verla así que le pregunto a María-¿Y cómo va todo?
-Pues ahora todo está bien dulce, había faltado dos chicas así que le pedí a any que me ayudara pero llegaron hace tiempo ya... Y ya todo está bajo control... ¿Verdad any?-le preguntaba María a any.
-¡Si claro!-contestaba any, con la mirada para otro lado.
-Pues les agradezco todo chicas... ¿La verdad que no sabría que hacer sin ustedes? -decía dulce que le pedía un jugo a la chica que se acerco a recoger los platos
-No te preocupes por eso dulce cuenta conmigo para lo que sea-le decía María...
-any las miro a las dos y solo les dirigió una sonrisa esperando que la tomaran como: "Si, cuenta conmigo también"...
-Oh... Antes de que se me olvide tengo claro que Leonor las ha invitado a su boda así que tienen permiso de ir a la boda. ¿No creo que haya problemas si nosotras no estamos aquí por varios días? -exclamaba dulce, como pregunta.
-Gracias dulce eso nos hará tanto bien... ¿Verdad any? -preguntaba María.
-¿Ah sí?-pregunto dulce-¿Qué piensan hacer mujercillas?
-Pues pensamos ir primero al canal de Venecia y ya después irnos a España donde será la boda. ¿Verdad any?- volvía a decir María.
-Si tal vez María. -contestaba any, no podía creer que María la estaba metiendo en sus planes otra vez.
any no sabía si quería ir a la boda… Mucho menos a Venecia. Ya que había pensado ir a Londres para ver a Karina, una amiga que tenia alla y de paso a sus primos, que aunque no tenía mucha comunicación con ello no dejaban de ser su familia… Y pues ellos estaban preocupados por ella ya que tanto el teléfono de su casa como el celular lo tenía lleno de mensajes de ellos... Pero ahora no sabía qué hacer.
volteo a ver a dulce que la observaba detenidamente... Y sintió que el alma se le salía, cerro sus ojos por un instante y recordó sus besos.
Prendió un cigarro y tomo un poco de zumo, volteo a ver a María que estaba fija en unos folletos.
Sonó el celular de any y al ver que era Paola se levanto de prisa pidiendo disculpas… En otros tiempos no lo hubiera contestado tan de prisa pero era el pretexto para levantarse de esa mesa, porque sus nervios la estaban matando así que se alejo de ellas...
...Cuando any regreso de hablar con Paola vio que aun estaba dulce platicando con María así que se les acerco y le pregunto a dulce si aun la necesitaba… dulce le dijo que no, que podía marcharse a descansar que la veía en la noche así que se despidió de ellas y salió del restaurante.
any se fue directo a un centro comercial a comprar algunas cosas que le hacían faltan en su casa... Al llegar a su casa platico un rato con Susana la chica que ahora le estaba ayudando a limpiar la casa era una chica de casi 20 años y muy amable, al principio no quería que ella trabajara ahí porque era muy pequeña, pero Susana le dijo que ella necesitaba el dinero… Y a any no le quedo de otra que darle el trabajo, aunque any prefería a una señora y no por que pensara que no pudiera con el trabajo, la cosa es que pensaba que para Susana era mejor que estudiara... Quedo de acuerdo con ella en los horarios porque a any no le gustaba que Susana anduviera en la calle muy noche y porque le había dicho donde vivía y al parecer le quedaba lejos su casa...
Después subió a su cuarto se recostó en su cama, saco de la mesa unas de las fotos de Alexa que guardaba, se le quedo mirando, y pensó en los momentos que había pasado a su lado, para ella habían sido los más felices de su vida... Y pensó también en lo que María le había dicho… se levanto y se miro al espejo, vio sus ojos color azul y no vio nada
-¿Tristes?... María esta algo loca-se decía any, o al menos que any ya estuviera acostumbrada a mirar su tristeza en un espejo... Camino hacia donde tenía un estéreo y puso un CD, y saco del armario una caja se sentó en la cama y lo abrió, dio un gran suspiro al ver lo que tenía guardado, eran todas las cosas que la unían más a Alexa... Saco poco a poco todo, hasta que saco los dibujos que ella había hecho de Alexa... Tomo uno y se acostó en la cama abrazándolo, cerro sus ojos para sentir más la música que salía del toca discos.
…any se había quedado dormida… Lo bueno que ahora nadie la había tenido que despertar, vio el reloj eras las 6, así que se levanto guardo todas las cosas en la caja y la puso de nuevo en el armario y se metió a bañar…
Después se despidió de Susana y le dijo que se podía ir temprano que ella no regresaba a la casa hasta muy noche, eran las 7 así que pensó en ir a ver a Paola un rato a su casa. Ya que hoy había salido temprano le platico de la boda y del viaje al que María la había invitado y le pregunto que si deseaba ir con ella, aunque any en sus adentros no quería ir a ningún lado pero se decía que tal vez María tenía razón y era hora de seguir adelante, aunque claro que no con dulce porque estaba claro que ella ya tenía a alguien en su vida…
Paola le había agradecido la invitación y le dijo que por su trabajo tal vez no podría ir con ella pero que ella le avisaría con tiempo si le daban permiso, a any eso la había animado más a ir, porque any sabía que Paola era una buena compañía para cualquier persona... Y aunque sabía que a Paola le estaba llamando la atención otra chica es no evitaría que fueran amigas, además any así la estaba viendo cada días más. Cenaron juntas, después se despidió de ella y se fue al club...
...any iba bajándose de su carro cuando vio que dulce lo hacía también... al verla se le acerco y le pregunto-¿¿Necesita ayuda??-Mirando las cajas que dulce estaba sacando de la cajuela de su carro.
-Un poco pero están algo pesadas-le dijo dulce…
-Ok… Déjeme ayudarte-digo any tomando una caja…
-¿Segura que puedes any? -preguntaba dulce caminando atrás de ella con otra caja- Mira que ahora le llamo a alguien de seguridad para que venga por ellas.
-Vamos, dulce yo puedo en verdad-le contestaba any que seguía caminando.
-Ok… Cómo digas any, las pondré en la bodega eh...-decía dulce.
-Ok… Entendido-le digo any...
Caminaron hacia la bodega sin decir nada... Como sea Anahí no sabía que decir, en si no quería decir nada. Para ella era mejor dejar las cosas como estaban se decía…
Al llegar al club ,dulce ordeno a uno de seguridad que le trajera las otras cajas que se quedaron en su carro... y entraron en la bodega any dejo la caja en el suelo…
-¿Quieres que acomode las botellas en el estanque ahora?- le pregunto a dulce ..
-¿¿Harías eso por mi??-preguntaba dulce, con voz algo coqueta, y mirándole a los ojos.
-Si... Creo que es mi deber- contesto any bajando la mirada y buscando algo que la entretuviera, no quería ver a dulce a la cara…
any abrió la caja tomo unas botellas y camino al estaque para acomodarlas pero sentía que los pies no le respondía… Estaba claro que algo le estaba pasando con dulce pero era algo que any rechazaba profundamente ya que no quería perder la cabeza de nuevo por nadie y menos por dulce que se veía que disfrutaba hacerla sentir a si de débil a su lado… Así que siguió acomodando las botellas… El chico de seguridad llego con las otras cajas, le digo algo a dulce y esta se fue atrás del...
any suspiro de aliviada y siguió acomodando las botellas en su lugar…
-¿Puedo saber porque me has dejado sola en la cama la otra mañana?- preguntaba dulce, acercándose a any que estaba mirando hacia el estanque pero al oír la voz de dulce volteó algo asustaba…
-¿Pensé que era lo mejor?-decía any tomando otras botellas de la caja…
-¿Lo mejor?... ¿Para ti o para mí?-preguntaba dulce volviendo a acercarse a ella…
any se quedo un poco quieta y después siguió arreglando las botellas
-Para las dos dulce-le dijo caminando hacia una caja que estaba en la puerta… Pero dulce la tomo del brazo y la hizo voltear
-¿Y tú que sabes lo que es mejor para mi any? - le pregunto acariciándole delicadamente la cara...
Por un momento any sintió ganas de besarle, era tan hermoso tenerla cerca y sentía que con el roce de su piel su cuerpo se le estremecía pero recapacitó y le dijo: -Tienes razón dulce, yo no sé lo que es mejor para ti, pero si se lo que es mejor para mí y esto no lo es… Así que por favor dejarme en paz-le dijo soltándose de sus manos y siguió caminando hacia la caja que estaba en el suelo y se inclino para tomar las botellas pero se quedo un rato inclinada quería tomar fuerzas para seguir ahí con dulce, después se levanto camino hacia el estanque si mirar a dulce...
-Pues gracias por ser sincera conmigo any-le decía dulce acercándose de nuevo a any que esta al sentirla de nuevo cerca a su espalda se quedo quieta no podía moverse-Sabes siempre me he quejado de que ninguna chica es sincera conmigo y ahora que tu lo eres te confieso que me duele-le decía dulce tomándole el cabello y oliéndolo...
-Vamos dulce no quise herirte-decía any dejando que dulce le acariciara el cuello con su boca...
-Sabes any tu olor me encanta..-decía dulce...
-No es para tanto dulce… Ya hace horas que me bañe.
-Si supieras que yo dure días sin bañarme-decía dulce-¿y sabes por qué?-le preguntaba
-¡No sé! ...¿No hay agua en tu casa?-preguntaba any un poco sarcástica.
-No, No es eso es que tenía miedo de quitarme tu olor de mi cuerpo-le digo dulce.
any volteo y la miro fijamente-por favor dulce, dejemos esto por la paz si, yo no busco nada serio con nadie entiéndelo-le digo any dejando la botella en el estanque y caminando hacia afuera.
-any, espera por favor-le decía dulce que la seguía.
any volteo y le dijo-dulce comprende por favor...
-Esta bien any será como tú quieras no te volveré a molestar.-le digo sacando un sobre de su pantalón mira esto es para ti-Pero al ver que any no lo tomaba le digo-tómalo es de Leonor mañana da una cena por lo de su boda y me ha dicho que tu eres una de sus invitadas de honor y quiere que vayas.
-Omg... ¿En serio? ¿No pensé que fuera en serio lo que me dijo?-dijo any tomando el sobre y abriéndolo.
-Pues ya ves any hay gente que si toma en serio las cosas- le digo dulce dándole la espalda y caminando hacia las cajas...
any la vio e hizo una mueca de desagrado por lo que dijo dulce y camino hacia afuera.
…Hoy había estado muy lleno, así que any se la había pasado atendiendo todo el turno, y lejos de cansarse le gustaba porque así lograba distraerse y no pensaba mucho en tonterías.
dulce había pasado en la barra ayudando, any pensaba que ella solo hacia eso para ponerla nerviosa, pero sacado fuerzas para ignorarla, y poner sus pensamientos en lo que se pondría mañana en la noche...
...Cuando cerraron el club any se quedo como siempre a limpiarlo, dulce estaba haciendo corte de caja cuando any se le acercó para despedirse de ella, pero como dulce estaba muy entretenida haciendo el corte de caja, no le puso mucha atención sólo le deseo que unas buenas noches any se puso un poco triste por la indiferencia de dulce... !No puedo quejarme de eso ¡- exclamó any tomando su bolso y caminando hacia la salida... Pero por otro lado any se sintió aliviada que dulce no le digiera nada porque aunque tal vez any sentía algo por dulce, ella sabía muy bien que nunca dejaría de amar a Alexa.
Al llegar a su casa, se sirvió un whisky, puso algo de música y se sentó en la sala... Le llamó la atención una pequeña tarjeta que estaba en la mesa la tomó y decidió leerla... Era un recado de Susana, que le decía que le había dejado la cena preparara en el refrigerador... Se levantó para ir hacia la cocina abrió el refrigerador y tomó la comida que Susana le había dejado, y aunque nunca cenaba decidió hacerlo, porque el rico olor de la comida le abrió el apetito... Estaba claro que Susana tenía un don para cocinar... Susana le había dicho a any, que a ella le habría gustado seguir la universidad pero su mama se enfermo y por falta de dinero no le fue posible...
-Omg… Que ******* soy se digo- al pensar que ella podía ayudarle y no lo estaba haciendo… Se levanto lavo su plato guardo todo lo que uso apago la luz y se subió a su recámara…
Se recostó en la cama y pensó que como era posible que solo pensara en su dolor y no viera lo que estaba a su alrededor, se levanto se dio un baño y se acostó a dormir...
...any se había levantado temprano, ya que tenía que a ser su reservación para ir a Londres y también elegir su ropa para esta noche, y también aprovecho para llamar a Paola e invitarla a la cena, Paola le dijo que si estaba encantada de ir con ella a la cena, así que quedaron de verse ya alla dónde iba a ser la cena.
Bajo a la cocina y encontró a Susana desayunando.
-¡Hola!... Buenos días Susana...
-Buenos días señorita puente-le contestaba Susana-¿Desea algo de desayunar?-le preguntaba Susana levantándose.
-Si tomare algo de jugo...pero no te molestes Susana yo me lo sirvo tu sigue desayunando-contesto any tomando un vaso para servirse un poco de jugo después se sentó en la mesa junto con ella.
Susana la miro por un momento y le pregunto-¿Va a querer algo mas señorita puente?
-Pues por ahora sólo se antoja unos huevos. -Decía any- Anoche me he comido la comida que me has dejado.
-¿Y le ha gusto?-pregunto Susana.
-Claro que si... Déjame decirte que sabes cocinar muy bien, tendrás la culpa si llego a engordar- Las dos se rieron.
Desayunaron las dos juntas, platicaron de varias cosas tanto de la familia de any como de la familia de Susana. any, se sentía en armonía con Susana.
Cuando terminaron de desayunar any le dio la llave de dos recamaras para que los sacudiera... Después se fueron a limpiar una pequeña casa que estaba al final del jardín... Cuando terminaron de limpiarla se regresaron a la casa grande, Susana se fue directo a la cocina y any se metió al salón donde estaba su piano, tenía ganas de tocarlo, para relajarse un poco, antes de ir a esa cena ya que no sabía lo que me esperaba ahí...una hora después Susana entró el salón, para avisarle que la comida estaba lista, pero al ver a any muy entretenida en el piano, sólo pudo acercarse a ella para observarla... cuando any termina de tocar Susana le aplaudió y dijo que tocaba muy bien.
-¡Pero qué bonito toca!... Nunca había tenido la oportunidad escucharla tocar el piano-decía Susana, muy emocionada

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:32 am

-Gracias, pero no es para tanto... Sólo lo hago cuando deseo relajarme, y hoy era uno de un día de esos.
-Pues a mí siempre me ha llamado la atención eso de tocar el piano.
-¿En serio?...pues yo en lo personal disfrutó mucho cuando toco el piano, tanto que me olvidó de todo.
-Cuando dejé la universidad, pensé en tomar clases de piano, pero al investigar sobre las clases me di cuenta que estaban fuera de mi alcance.-decía Susana, agachando poco la mirada,
-Vamos Susana, no te pongas triste ya encontraremos la forma de que tú sigas estudiando, y sobre de aprender a tocar el piano yo puedo enseñarte lo que se, mientras nos ponemos de acuerdo para que tú puedas tomar algunas clases.
-Muchas gracias Srta. puente, pero no quiero que se preocupe por mí, esa no es mi intención al estar aquí. -Mirándola con un poco de vergüenza-Pero mire que si estoy mal, venía decirle que la comida ya está lista.
-A esta bien Susana en un momento voy para el comedor-le dijo any, al ver que Susana se alejaba después se levantó cerró el piano y camino hacia el baño.
Cuando llegó al comedor y vio que sólo había un cubierto le pidió a Susana que pusiera otro para ella, al principio Susana renegó diciendo que tal vez no era correcto que se sentara en el gran comedor con ella... Pero any insistió tanto que logró convencer a Susana.
¨Aunque any siempre había tenido de lo mejor económicamente hablando cuando estaba con sus padres, y aún cuando se murieron seguía teniendo de todo... Sus tíos, siempre le habían enseñado que el tener dinero no los hacía mejor o peor es que los demás, any jamás había visto ningún desprecio de parte de su familia hacia la gente que le servía. Era lógico que la gente del servicio no se sentara en la misma mesa, pero any no veía Susana como tal, al contrario la veía como una gran compañía en su soledad, y en verdad si le interesaba ayudarle para que pudiera cumplir todos sus sueños.
-Sabes Susana, he estado pensando sobre lo lejos que te queda su casa de la mía, y eso me preocupa porque a veces te vas muy noche aquí... Para mí sería mejor que te quedarás en alguna recamara de la casa, ¿Oh si prefieres en la casa que está al final del jardín?
-Le agradezco mucho Srta. any, pero no quiero que se preocupe por mí, yo puedo ir y venir de mi casa sin problemas además en la noches cuando me voy hay camiones o taxis.
-Pues lo siento Susana tu trabajas para mí, y es lógico que me preocupe por ti y además no quiero que me llames de usted, dirígete a mí simplemente como any por favor.
-Está bien trataré de sólo decirte any... Pero en serio no necesitas preocuparte por mí, además necesito llegar todos los días a mi casa porque mi madre me espera.
-Mira Susana cuando yo digo de ofrecerte mi casa no es sólo para ti sino que también para tu madre, porque me gustaría ayudarlas, así que piénsalo bien pueden venir a vivir aquí, o a la casa que está en el jardín, a mí sólo lo que me importa es que ustedes estén más cómodas.-Le dijo any, al ver que Susana agachó la cabeza y no dijo nada continuó hablando.- Ah y también quiero ayudarte con los gastos de la universidad...
- Muchas gracias any... Pero creo que es mucho lo que me estás ofreciendo y la verdad no sé si pueda aceptarlo, yo no tengo el dinero para pagártelo.
- Pues eso es lo de menos, ya me lo pagaras cuando te gradúes y seas toda una profesional, así que por ahora, mañana investigas todo lo referente a la universidad.
Después de esa plática aun siguieron comiendo pero en silencio, any esperaba que Susana aceptara su ayuda, y que no tome esto con malas intenciones por qué lo que menos que any quería era ofender a Susana. Cuando por fin terminaron de comer, Susana empezó a recoger los cubiertos y any subió a su recámara no sin antes decirle a Susana que lo pensara y la avisará antes de que ella se fuera a Londres.
Cuando llegó a su recámara puso su alarma a las 6 aunque la cena seria a las 9 tenía que irse un poco antes ya que el lugar quedaba a casi más de una hora de camino.
...La alarma despertó any a las 6:00 p.m. lo cual después de a pagarla any se metió a bañar... Al terminar de bañarse se empezó a arreglar primero el cabello, lo tenía un poco quebrado así que se lo enchino un poco mas… Aunque se puso poco maquillaje se veía hermosa… Sus ojos azules aunque tristes lucían bien… Se puso un vestido negro muy elegante y bonito era largo... Tenía dos largos lazos en forma de V que iban cruzados enfrente y haciéndole un nudo atrás en los hombros… Estaba tan apretado que le hacían lucir sus caderas y sus piernas… Estaba escotado tanto de enfrente como de atrás... Por un momento dudo en ponérselo, porque tenía el nombre de Alexa tatuado en la espalda y ella no le gusta que nadie se lo viera, porque le harían preguntas sobre el significado de ese nombre. Pero era el único vestido que había entre otros que tenía guardados en el armario. Además nunca lo había estrenado, y pues llevaría un abrigo porque la noche estaba algo fresca… Camino hacía su cama se sentó y se puso unos zapatos negros de tacón altos también muy elegantes y traían algunos adornos atrás que lucían con el vestido... Se levanto y se volvió a ver en el espejo vio que se veía bien…Tomo su bolso y su abrigo y se fue... Apenas llevaba tiempo para llegar... Se subió al carro puso una música relajante dio un largo suspiro y se fue… Esperaba que no hubiera mucho tráfico… Paola le había sugerido mandarle un chófer para que ella no manejara pero any se negó, le digo que sabía muy bien donde estaba el lugar que ella llegaría sola a la hora exacta... Y a si fue any llego al palacio donde seria la cena, le dio al chico encargado de estacionar los carros sus llaves y entro buscando con la mirada a Paola que estaba sentada en una banca en el pasillo del palacio...
-¡Hola!... Llevas mucho tiempo esperándome= preguntaba any.
-No… Casi voy llegando yo también…-contestaba Paola con la mirada deslumbrada al ver la forma en que any iba vestida.
-¿Pasa algo Paola ?... ¿No me digas que estoy mal?-preguntaba any algo asustada.
-Nooo... Claro que no al contrario te ves hermosa any-exclamaba Paola algo emotiva.
-Pues gracias, Paola pero tú no te quedas atrás- decía any tratando de regresar el cumplido a Paola.- pero bueno vayámonos a entrar que ya es hora...
-Sí. Claro vayámonos-entrelazaron sus brazos y caminaron hacía el salón…
Al llegar estaba a la puerta del salón estaba Leonor y saludo a any...
-¡Hola hermosa!... ¡Qué bueno que llegaste!-exclamaba Leonor dándole un beso en la mejilla...
-¡Gracias Leonor!... ¿Te ha llegado el regalo que te envié?-preguntaba any.
-¡Claro que si amor, mil gracias!
- Mira te presento a Paola, ella es una gran amiga … Me he tomado el atrevimiento de invitarla espero que no te moleste-le preguntó any
-Claro que no me molesta any- le decía Leonor saludando a Paola-Hola Paola mucho gusto en conocerte y bienvenida seas ¿Espero que te diviertas?
-Muchas gracias Leonor y el placer es mío-contestaba Paola.
any y Paola entraron al salón, buscaron el numero de mesa que les tocaba y se sentaron
any se quito el abrigo y se sentó rápido… Para que nadie le pudiera ver el tatuaje que traía atrás … Agradeció que las sillas fueran de alto respaldo…
Le dedico una sonrisa a Paola, y su mirada empezó a mirar alrededor del salón, ya había varia gente sentada pero aún estaban llegando más... Cuando sin querer su mirada se dirigió a la mesa de enfrente pudo ver a dulce, lo que le sorprendió fue que la chica que la acompañaba no era Pamela-¿Quién podía ser ella?- se preguntaba Anahi vio para otro lado, cuando dulce le dirigio la mirada.
Para any era difícil no voltear a donde estaba dulce, pero estaba sorprendida al verla con otra mujer, además la mujer le acariciara su rostro, diciéndole cosas al oído... any sentía un nudo en el estomago de celos al pensar que dulce le gustaba tener varias parejas a la vez… -¿Así que ese es el juego de dulce?... Acostarse conmigo, llevar a Pamela al club, pero tener otra para las ocasiones de prestigio… Mira nomas que inteligente me salió esta... Por no decirle otra cosa. -Se decía any.
Y no es que para any eso era nuevo, por qué había tenido la oportunidad de conocer en el mundo mujeres buenas y mujeres demasiado malas… Pero nunca había sentido ese dolor que sentía en el estomago al ver a dulce con otras…
...Se le vino a la mente Alexa, con ella nunca tuvo la oportunidad de sentirse ese dolor que ahora sentía, pero por que jamás vio a Alexa con nadie que no fuera ella, aunque se rumoreaba que Alexa tenía una relación con un maestro del colegio de hombres, pero Alexa jamás se lo paso en frente…
Los meseros empezaron a servir la cena... Leonor y su pareja hablaron algunas palabras para agradecer a todas las personas que estaban con ellas... después dieron bendición a la comida y al final se dieron un beso cuando todos levantaron sus copas para brindar por ellas... Pero any ni se dio cuenta de eso ya que estaba un poco enojada, al mirar que dulce fue besada por la chica con la que estaba y lo peor del caso fue que Dulce le correspondía...
Leonor les dijo que ya podían empezar a comer que esperaban que le gustara el menú…
any solo miraba el plato… Se le había ido el apetito en si se sentía mal… Sentía como escalofríos… Sólo quería salir de ahí... porque por fin pará any ya todo estaba claro lo que sentía al ver a dulce besar a otras mujeres eran celos, tal vez porque lo que sentía por dulce era un sentimiento muy profundo, tal vez no sería amor, por qué era lógico que ella aún amaba a Alexa. Pero era un sentimiento muy raro que la estaba haciendo perder la cabeza.
-¿any, no piensas comer?- preguntaba Paola sacándola de sus pensamientos.
-Eh... No, no tengo apetito-contestaba any, tocándose la cabeza, porque sentía que le explotaría...
-¿Te sientes bien any? -Pregunto Paola al ver que any estaba algo pálida…
-Si... Claro-le digo any tomando un poco de whisky…
...any había tratado de no voltear hacia donde estaba dulce y a petición de Paola probo la comida…
Al terminar la cena se acercaron unas chicas a saludar a any que la conocían del club entre ellas la chica que conocía a Paola y se quedo un rato platicando con ella... Mientras any platicaba con otras chicas… de vez en cuando any volteaba a ver a dulce, que esta platicaba con su acompañante muy interesada…
Leonor volvió a tomar el micrófono para decirle que iba ver una fiesta en el otro salón, así que todas estaban invitadas al baile…
Poco a pocos todos los invitados fueron saliendo… any se quedo sentada esperando a Paola que había ido al tocador… Esperaba que Paola no quisiera ir al baile, porque ella no se sentía de ánimos para fiestas, y más sabiendo que dulce estaría ahí con su acompañante... any de nuevo volteo a mirar a dulce y otra vez la mujer la besaba, eso ocasiono que ella se echara de un solo trago el whisky que tenía en la copa. -Eso me saco por estar de estúpida viendo a donde no debo-se decía any... En eso llego Paola…
-¿any has oído que hay un baile en el otro salón? ¿¿Verdad que iremos??-le preguntaba a any...
-¿Qué?... ¿Tu quieres ir Paola?-le preguntaba any levantándose y poniéndose su abrigo…
-La verdad si me gustaría, pero si no quieres nos vamos a la casa-le digo Paola tomando también su abrigo...
-No... Bueno mira yo no me siento bien... Pero tú te puedes quedar... Lo que yo menos quiero es arruinarte tu noche… -le digo any que caminaba hacia la puerta…
-No espera any, vengo contigo y contigo me voy- le decía Paola que la seguía…
-Jajaja… Se te ha olvidado que llegamos cada quien en su carro… A mí se me hace que ya estas algo tomada eh… Mira ven yo te llevo al otro salón me quedo un rato contigo mientras ves a tu amiga y luego me voy... ok-decía any caminando con ella hacia el salón…
Llegaron al salón donde era el baile buscaron a la chica que era amiga de Paola y any le dijo que se la encargaba mucho porque ella tenía que irse
-No te preocupes any yo la cuido-le dijo la chica.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:33 am

any se despidió de Paola y se fue hacia la puerta, vio que dulce estaba entrando con la mujer de la mano pero any solo siguió caminado hacia donde estaba Leonor quería despedirse de ella antes de irse...
-¿¿Hey chica como estas??- preguntaba Leonor al verla que se acercaba a ella…
-Bien...Bueno la verdad no, tengo un dolor la cabeza fatal, que será mejor que me vaya.
-Nooo... ¿Pero como así any? si apenas empieza lo bueno… Quédate un poco más de tiempo que quiero presentarte a una amiga que desea conocerte-le decía Leonor abrazándola un poco…
-Hmmm...¿¿En serio??... Jajaja… Pues si me gustaría quedarme Leonor pero la verdad no estoy de ánimos, y veras que ya habrá la oportunidad de conocer a tu amiga, nos vemos Leonor después y felicidades todo estuvo de lujo-le decía any dándole un beso
-Ok...¿Pero a mi boda si iras verdad?-preguntaba Leonor siguiéndola.
-¡Claro que si, ahí estaré mujer!-decía any caminando en el pasillo rumbo a la salida…
-Eso me gusta any… Déjame te acompaño a tu coche.
-Gracias Leonor, que amable eres.
-¿Pero piensas manejar así como andas hasta tu casa any?-preguntaba Leonor.
-Si... ¿Por qué no? además he tomado muy poco, no te preocupes… -le decía any, dándole al valed el boleto para que le trajera su coche...
-Mira any esta es la dirección de una cabaña que está cerca de aquí… Ahí puedes pasar la noche, ten toma las llaves...
-No... Como crees... Yo puedo ir hasta mi casa, estoy bien en serio.-decía any.
-No te creo any, mira esta hirviendo de calentura… Si no aceptas yo misma te llevare, pero a mi casa no puedo permitir que manejes tan lejos con la frente hirviendo.-le decía Leonor.
any se quedo callada mirando a la calle esperando su coche...
-Mira la cabaña que te estoy ofreciendo la tenía preparada para una amiga… Pero me ha dicho que se irá con su pareja a su casa… Así que pues yo te la ofrezco de corazón-le digo Leonor poniendo las llaves y el papel de la dirección en las manos...
-Esta bien tu ganas, pasare la noche en tu mentada cabaña. ¿Pero estas segura que no hay problema con nadie? -le preguntaba any al ver que ya había llegado el chico con su coche...
-Claro que no tendrás ningún problema, está libre para ti sola, espero que estés ahí mañana que yo te llame eh.
-Ok...gracias Leonor por ser tan buena conmigo... Y de nuevo felicidades y espero que te diviertas…
any se metió al coche… No sabía si ir a la cabaña o ir a su casa que estaba a 1:30 minutos.
-Ok... Iré a ver qué pasa-se dijo y puso la dirección en su GPS y siguió las indicaciones que le daba la voz...
...Cuando llego al lugar donde estaba la cabaña, abrió la puerta y entro después se quito el abrigo. -Hmmm... Que rico. -dijo y camino hacia la pequeña barra que tenia la cabaña. Observo todo a su alrededor.
- ¿Así que todo estaba listo para alguien?... Hmmm... ¿Quién podría ser?... -se preguntaba mientras se servía un whisky… Después subió una escalera de caracol que daba a una recamara.
Puso el vaso del whisky en la mesa de estar y se recostó en la cama…
...Se había quedado dormida un poco pero el timbre de su celular la despertó… le sorprendió cuando vio que era Paola la que la estaba llamando, contesto esperando que estuviera bien.
-¡Hola any!... ¿Solo quiero saber si ya llegaste a tu casa y si estás bien?-preguntaba Paola que parecía que aun seguía en el baile, por que se podía escuchar la música... any miro el reloj era ya la 1:00 de la mañana se agarro la cabeza cuando sintió un pequeño dolor. -estoy bien Paola no te preocupes en si ya estaba durmiendo.
-¿Pero en serio estas bien any? Porque si no es así ahora mismo yo voy para allá.
-Nooo. digo que no te preocupes tanto por mi Paola, además no tiene caso que vengas cuando llegues yo ya estaré dormida… Mejor quédate a disfrutar de la noche y yo te llamo mañana, ¿Sale?-decía any mientras se metía al baño...
-¿Segura any? mira que a mí no me importa ir… ¿Si me necesitas?-preguntaba Paola que apenas se oía por el ruido…
-Si claro… Mira yo me baño y me meto a la cama y mañana estaré como nueva y yo te marco ok-le dijo any y le colgó no sin antes decirle que se divirtiera...
...any busco en un cajón del mueble y vio varías pijamas..
-Hmmm ¿Serán de Leonor? - se pregunto-¿Estaría bien ponerme una?- volvió a preguntarse y de repente se le vino un aroma de un perfume que ella conocía...-No lo creo, ya estoy loca-se dijo al pensar en Alexa porque esa pijama olía al perfume que ella usaba. Dejo la pijama en la cama y se bajo a la cocina quería beber un poco de agua antes de volverse a dormir.
Al llegar a la cocina tomo un vaso de agua después camino hacia la sala, sintió la necesidad de poner un poco de música, la llamada de Paola le había espantado el sueño...Tomo un poco de agua y puso el vaso en la mesa del medio… Prendió el estéreo, camino hacia la sala donde había una grande y lujosa sala blanca y se recostó en un pequeño sofá al cerrar los ojos y la imagen de Alexa se le vino a la mente-¿Dónde estará ahora?- se preguntaba... No podía creer que nunca iba a encontrar a alguien con quien ser feliz como lo fue con ella y en seguida pensó en dulce... Disfruto mucho estar con ella, pero tenía que aceptar que ella no era mujer de solo una. Puede ser que por eso María le dijo que en el club nadie la haría feliz, tal vez María sospechaba que a any le gustaba dulce... Y si la conocía desde años sabia como era dulce.
Se sentía mal por lo que le estaba pasando con dulce... ¿Era posible querer a dos al mismo tiempo?... Oh es que dulce solo le despertaba un deseo carnal y Alexa era quien en verdad amaba... -Si eso es.- se decía any... ¿Pero si era así, cuáles de los dos sentimientos tenía más poder?...se preguntaba pero una caricia muy tierna que le recorría la cara, la hizo abrir sus ojos…
Era dulce que estaba cerca de ella...
-¡Hola!-decía any sin moverse, no tenía fuerzas para hacerlo…
-¿Te sientes bien? , le preguntaba dulce, besándola en la frente.
-¡Si, gracias!..¿Pero dime qué haces aquí? -le preguntaba any sentándose …
-Pues estaba aburrida en la fiesta y como Leonor me comento que te había ofrecido esta cabaña, porque te vio algo mal para que manejaras hasta tu casa, pues decidí venir a ver como estabas- le decía dulce sentándose a lado de ella..
-No es para tanto dulce solo me dolía un poco la cabeza, pero ya estoy bien gracias.
any miro a los ojos por un segundo a dulce y no pudo evitar hacerle una pregunta-¿Y en donde has dejado a tu novia?
-Jajaja... ¿A mi novia?... Pues se ha quedado en la fiesta… - Contesto dulce acariciándole el cabello.
-¿En la fiesta? No entiendo. Digo, ¿Y cómo fue que te soltó?-le dijo levantándose y tomando su vaso de agua.
-Jajaja... ¡¡Si verdad lo mismo digo yo de tu novia!! ¿Pero a dónde vas any? -preguntaba dulc al mismo tiempo que se levantaba del sofá.
-A dormir. -Le decía any subiendo las escaleras...
-Pues déjame acompañarte hasta la cama-le decía dulce algo sarcástica y siguiéndola.
-¿Qué?-le pregunto any al detenerse para lanzar una mirada interrogativa a dulce.
-Leonor me ha pedido que no te deje sola hasta estar segura que estas bien-le dijo dulce caminando de nuevo atrás de ella.
-Ups... Qué bien... ¿Verdad?-any siguió subiendo las escaleras y al llegar a la cama tomo la pijama que pensaba ponerse, se le quedo viendo a dulce le pregunto-¿Ah, también te ha pedido que me pongas la pijama?
dulce se sentó en la orilla de la cama y le dijo. -No… Pero lo puedo hacer cuando quieras.
-Por favor dulce no juegues conmigo-le dijo any poniendo la pijama en el tocador.
-Yo no juego contigo amore mío, yo solo obedezco órdenes.
-Jajaja... Estás loca dulce, quiero dormir así que si puede irte me harías un favor.-le dijo mientras se metía en la cama a si con ropa.
dulce se levanto camino hacia el tocador y tomo el pijama y camino hacia ella… Se sentó en la cama y le dijo. -Vamos no seas caprichosa ponte la pijama-la descobijo y empezó a desabrochar los tirantes del vestido...
any al principio se rehusaba pero con la simple mirada de dulce sintió que todo el cuerpo se le desvanecía. Además dulce empezó a recorrer con sus dedos su cuerpo y any sentía que el corazón se le salía... dulce la miro a la cara fijamente y le dijo: -"¿Sabías que eres la mujer más hermosa que he visto en mi vida?¨
any solo movió la cabeza en señal de que no lo sabía... Porque solo deseaba besar sus labios carnosos... dulce paso un dedo sobre sus labios de any... Y ella lo besaba, mientras dulce se le acercaba poco a poco hasta que por fin la beso tan tiernamente que any volvió a volar al cielo, y no quería dejarla de besarle, no deseaba que terminara ese momento con las manos recorría su cara, y la miraba a los ojos al besarle, quería perderse en ellos...
dulce le hacía que su cuerpo se estremeciera tan solo con tocarla...
dulce recorría su cuerpo muy delicadamente y poco a poco le iba quitando el vestido... any hacia lo mismo... Mientras la besaba, después al quedarse las dos completamente desnudas se metieron a la cama, esta vez, disfrutaron mas cada caricia... dulce acariciaba a any poco a poco toda la espalda y la besaba pero por un momento se quedo quieta al ver el tatuaje que any tenía en el hombro… Pero no le importo siguió besándola.
Anahi se sentía en las nubes... dulce la volteo y se acostó sobre ella... Empezó a besarle el cuello, mientras sus manos se entrelazaban y la seguía besando hasta llegar a sus pies... y subía de nuevo besándola any disfrutaba cada caricia que dulce le hacía… Estaba vez no se penetraron ya que se pudieron llegar al clímax al solo rosarse una con la otra…
Cuando terminaron any se le quedo viendo a los ojos a dulce y esta le dio un beso muy profundo y tierno, después any se acostó sobre su pecho de dulce mientras dulce le acariciaba en cabello any no sabía si preguntar, pero lo hizo porque esta vez quería todo claro se dijo...
-dulce... ¿Esta vez cuanto tomaste?
dulce la tomo de su cara haciéndola que la viera a los ojos...
-¿Cómo que cuanto he tomo hoy?... ¿Quieres decir que necesito estar tomada para estar contigo?
-¡No precisamente quise decir eso dulce y tú lo sabes!... Solo que ya van dos veces que nos pasa esto… Y no es que me arrepienta… Pero necesito saber que significa para ti... ¿Esto? -preguntaba any algo nerviosa.
dulce la volteo y se subió sobre ella... Se le quedo viendo a los ojos, por un rato después le dio una beso y le respondió-¿Esto? para mí no hay esto any, para mi eres tú, eres vida, eres necesidad de besarte, necesidad se acariciarte, de abrazarte y de mil cosas más y cuando puedo hacer aunque sea una cosa de esas mil para mi es felicidad...
any no dijo nada… Solo acaricio su cara… y le beso...
-¿Y para ti any?-le preguntaba dulce, tomándola de la cara suavemente pero any bajo un poco la mirada y contesto.
-Yo... Pues estoy un poco confundida... -le decía any
-¿¿Confundida?? ¿En qué sentido lo dices any?-preguntaba dulce.
any se quedo un rato callada, porque estaba claro que no se iba a poner a hablarle de Alexa después de haber hecho el amor con dulce, así que la volvió a mirar y la dijo-Solo hay sentimientos que no pensé sentir y me da miedo, porque hay tanta gente en medio de tu y yo… Pero también siento esa necesidad de besarte, de abrazarte, de que me mires así como solo tú lo sabes hacer… Me gusta perderme en tu mirada...
dulce le sonrió y le cerró un ojo después la volvió a besar, tan profundamente que empezaron de nuevo a acariciarse… Querían de nuevo sentirse una misma...
Se habían quedado dormidas exhaustas de tanto amarse

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:33 am

Cap. IV
...any abrió los ojos y vio que dulce la miraba…
-¡¡Buenos días amor mío!!... - le decía dulce.
-¡Buenos días mujer! ¿Que usted no duerme?- preguntaba any acercándose a dulce...
-Claro que si... Pero quería observarte antes de que salieras corriendo como la otra vez- le decía dulce dándole un beso
-Jajaja...Que chistosa amaneciste hoy, y no salí corriendo-le decía any algo enojada...
-¡Pero mira que hermosa se ve mi amor cuando se enoja!- decía dulce dándole otro beso. - Bueno. ¿Hoy que vas a hacer amor?-preguntaba dulce…
-Pues necesito ir de compras, no tengo nada para la boda de Leonor. ¡Aunque si he de ser sincera yo odio ir de compras! - decía any acostándose de nuevo.
-Me parece interesante eso de que mi amor odie ir de compras... Yo necesito ir a ver que todo esté bien tanto en el club como en el restaurante, antes de irme a España... ¡Que si he de ser sincera no tengo ganas de ir!-exclamaba dulce.
-Si... Lo sé, yo estoy igual, quería aprovechar estos días para ir a ver a mi familia a Londres, pero le prometí a Leonor estar en su boda.-decía any con fastidio.
-Puedes a ser todo eso amor mío... Si a si lo deseas, pero primero desayunamos... ¿Qué te parece?- preguntaba dulce
-Si claro, eso suena bien porque he amanecido con una hambre feroz.-Decía any mirando a dulce a los ojos-dulce solo agachaba la mirada un poco avergonzada...
any se levanto, para meterse a bañar…
-¡Espera any!- le dijo dulce.
-Si dime-dijo any acercándose a dulce.
-Es sobre lo nuestro... ¿Bueno, quiero saber si nuestra relación será seria?
-¿¿Seria en el sentido de que seremos novia y novia??-le preguntaba any sentándose en la cama -pues eso lo tienes que decidir tu dulce, yo no tengo que ocultar nada a nadie…
-¿Ah no?... ¿A nadie? ¿Y tu novia que va a pensar de lo que paso entre tú y yo anoche?-dulce le preguntaba tomándole de las manos.
-Que yo no ando con nadie... Además tu eres la que no solo tienes a una si no a dos y vaya a saber a cuantas más por ahí escondidas-le decía any soltándose de las manos de dulce y volviéndose a parar de la cama-¿Y espero que no quieras que yo forme parte de tu lista de amores?-le preguntaba mirándole profundamente a los ojos…
-Mira lo de Pamela se termino hace tiempo-decía dulce agachando la cabeza y lo de Julia es un problema que te lo explicare poco a poco.
-Ah ya veo... ¿Pero por qué no me lo explicas ahora?
-Es algo muy complicado de explicar ahora, pero any por ti voy a enfrentar ese problema-le dulce acercándose a any para acariciarla.
-Escucha dulce yo no te voy a presionar... Si no me quieres hablar de ella tus razones tendrás, así que tú has lo que mejor te convenga… Las cosas se pueden dar poco a poco sin presiones ni nada por el estilo.-le decía any dándole un beso a dulce...
-Dios mío, yo por tus besos any arreglare este problema los más pronto de lo que piensas... Pero prométeme que no tienes nada con la chica esa-le decía dulce.
-¿¿Chica esa??... Se llama Paola y no tengo nada que ver con ella.
-¿Paola?... ¿La chica se llama Paola?-preguntaba dulce algo confusa.
-Si claro... ¿Por qué?... ¿Tienes algún problema con su nombre dulce?
-No... Solo que pensé que tenía otro nombre.
-Ah...ok… ¿Pero y tú?...no te quiero ver besándote con Pamela, ni Julia, ni con nadie más.
dulce se le queda viendo y pregunta-¿Ni un poquito?
any camino hacia un sillón donde estaba su vestido diciéndole-ok haz lo que quieras dulce...Por mi puedes besarte con quien te plazca.-Tomo su vestido y se metió al baño...
dulce la seguía
-Hey esperarme any… Solo estaba jugando cariño veras que no las vuelvo a tocar-logra tomarla de la mano y hace que volteé.
-Conmigo no juegues dulce… Que te quede bien claro, que el que yo sea joven no quiere decir que sea estúpida, eh-le dice any quitándose la sabana y metiéndose a la tina...
dulce también se quita el pijama que traía y le dice.
-No te enojes disculparme era broma… Déjame bañarme contigo...
...Habían quedado las dos de acuerdo de irse a la casa de any a desayunar… dulce había llamado a su mayordomo para pedirle que le llevaran un cambio de ropa a casa de any y después recogiera su carro.
Cuando llegaron a la casa de any las dos se subieron a su recamara y se cambiaron después bajaron a desayunar, Susana les había preparado el desayuno.
Después de que terminaron de desayunar estuvieron platicando un rato mientras que llegaba el carro de dulce.
dulce había recibido unas llamadas del restaurante, y aunque any se había ofrecido a llevarla, dulce le dijo que no, que esperaría que le trajeran su carro, y a si aprovecharía para estar más tiempo con ella. Cuando por fin llego su carro dulce se fue al restaurante y como any tenía que comprar algunas cosas quedó de verse con ella mas tarde en algún lugar de la plaza comercial para comer juntas.
...any había entrado a varias tiendas, había encontrado varía ropa que le gusto así que se la compro, pero aun no hallaba el vestido que le gustara para la boda de Leonor... Ya se había dado por vencida pensó que tal vez en España encontraría algo que le gustara... Así que dejo las bolsas en su carro y decidió caminar hacia al restaurante donde había quedado de verse con dulce... Pero vio en un aparador un vestido que le llamo mucho la atención así que se metió a la tienda…
Le pidió a la señorita del mostrador que le mostrara uno de su talla, se lo probó y le quedaba perfecto… Además se acordó que tenía unos zapatos que le irían perfectos con el vestido… Así que le digo a la señorita que se lo diera… Le pago y le dio las gracias a la señorita… Vio el reloj. -Ya es algo tarde- se decía… Tal vez dulce ya la andaba buscando... Busco en el bolso de su pantalón su celular y vio que no lo traía. -Que tonta soy... De seguro lo he dejado en el carro -Se había dicho a sí misma, decidió ir de nuevo donde tenía el carro-Bueno como sea tengo que dejar esta bolsa no puedo ir con ella al restaurante.- Seguía caminando tratando de ver en su bolsillo de mano si traía ahí su celular… Iba tan de prisa que al dar la vuelta en una esquina sin querer choco con una chica… Las dos cayeron al suelo…
La bolsa que traía any en la mano se le soltó pero eso fue lo de menos porque any se quedo impresionada y sin habla al ver con quien había chocado…
-¿Estas bien?-preguntaba la chica, después de que la otra mujer con la que venía le ayudo a levantarse…
-Si... Si claro -contestaba any apenas pudiéndose levantar con la ayuda de la chica…
-Lamento este accidente… Yo venía distraída- le decía la mujer...
-No… Todo está bien-decía any mirándola a los ojos y después mirando a la mujer que la acompañaba.
-Bueno disculparme yo me tengo que ir.-digo any y se fue caminando de prisa, con su cabeza dándole vueltas...
-Hey... Hey any espera-le decía una voz que la hizo paralizarla. -Has olvidado tu bolsa…
any volteo a verla. -Oh... si claro que tonta soy...muchas gracias-por un momento se quedaron viéndose a los ojos pero no dijeron nada. -Bueno ahora si me voy adiós-any dio la vuelta y siguió caminando...
llego a su coche se recargo en el tratando de asimilar lo que había visto hoy, quería estar segura que no era una alusión o algo a si…
-Dios es demasiado tarde-se dijo al ver el reloj... Así que tomo su carro y se fue manejando hacia el restaurante porque no quería caminar mas por esas calles otra vez...
Al llegar al restaurante le digo al que estaba en la entrada del restaurante que tenía una recepción a nombre de dulce maria espinoza…
-¡Oh si claro!-le digo el mozo y la llevo a su mesa… Que estaba del lado de los fumadores...
any se alegro que dulce aun no llegara… Y tomo asiento.
-¿¿Quiere algo de tomar mientras espera señorita?? - Le preguntaba el mesero...
-Si...Tráigame un whisky por favor.
any aun sentía el corazón latir a mil por hora… Saco un cigarrillo…
-¿¿Por lo visto aun no dejas el cigarro??
-Una voz muy tierna la hizo voltear…
-¡¡Alexa!!-decía any. -Sin saber qué hacer.
-¡Si...soy Alexa!- decía Alexa, con una sonrisa en sus labios...
-¿Me puedo sentar a tu lado?-le preguntaba
any de momento no pudo contestar estaba sorprendida de volverla a verla otra vez... Pero reaccionó...
-Oh... Si claro que puedes...
Alexa se sentó y por un momento no dijeron nada solo se quedaron viendo una a la otra...
-¿Pensé que estabas en Londres?-preguntaba Alexa al ver que any no podía decir nada…
-No... ¡Bueno si estaba alla pero he regresado hace meses!- contestaba any prendiendo el cigarro aun sabiendo que Alexa no le gustaba que ella fumara pero tenía que hacerlo para calmar sus nervios…
-Ah que bien...¡¡Sabes me dio mucho gusto verte en la plaza!!... ¿Y como estas después del choque que tuvimos las dos?-preguntaba Alexa
-Yo estoy bien… Eso creo… Gracias...-contestaba any agachando la miraba
-¿Y... tu?-le preguntaba any al fin pudiendo verla a los ojos verde agua…
Alexa se le quedo mirando y le dijo. -¿Creo que este no es el mejor momento para platicar contigo verdad?
any la miro y le contesto con otra pregunta- ¿Por qué dices eso? Yo…
any no podía hablar...las palabras no le salían… Tenía tantos sentimientos encontrados... No podía creer que en verdad ella estuviera sentada a su lado y sentía como remordimientos por lo que había pasado la noche anterior con dulce y además tenía miedo que ella llegara y no saber qué decir, o hacer.
-¡Porque veo que para ti el verme no fue lo mejor que te pudiera pasar en tu vida!-le decía Alexa al ver que any volteaba seguido a la entrada del restaurante…
Alexa saco una tarjeta del bolso de su saco y le dijo.-Mira este es mi numero de celular. ¿Espero que me llames algún día?- le decía Alexa dejando la tarjeta en la mesa… Se levanto al ver que any no decía nada
cuando any volvió a reaccionar quiso hablarle pero vio que Alexa caminaba hacia una mesa donde la esperaba la mujer con la que la había visto en la plaza, además vio que dulce ya estaba entrando al restaurante... Así que any se volvió a sentar, tomo la tarjeta que Alexa le había dejado y la guardo....
dulce llego a lado de any y le dio un beso en la mejilla.
-¿Ya ordenaste algo?... - Pregunto dulce, al sentarse junto con ella...
-No... Solo un whisky-decía any mirando a dulce...
-Muy bien cariño-le digo dulce- y le ordeno al mesero uno también y las cartas del menú…
dulce le pidió disculpas por haber llegado tarde, le dijo que había tenido algunas complicaciones en el restaurante y después ordenaron la comida...
any jugaba con su celular, mientras esperaban su comida y dulce atendía una llamada que le había entrado... Pero Anahi no podía evitar mirar a donde estaba Alexa y varias ocasiones se daba cuenta que Alexa también la miraba.
-¿Cómo era posible que volviera a ver Alexa? - se preguntaba any. No lo creía posible y menos creía lo estúpida que había sido al portarse a si con ella… Después de llevar 3 años amándola y deseando volver a verla.
-¿Has encontrado lo que buscabas any?- le preguntaba dulce sacándola de sus pensamientos...
-¿Lo que buscaba?.. Oh... Si claro dulce.-decía any, después llego el mesero con sus platos y las dos comieron en silenció… Al menos any no quería hablar, solo pensaba si tenía que decirle a dulce sobre lo de Alexa… ¿Estaba siendo justa al ocultar su historia de amor con Alexa? ¿Pero como tomaría que dulce al saber que any había hecho el amor con ella llevando a otra en su corazón? No podía creer como eran las cosas que ahora que quería darse una oportunidad de amar a lado de Dulce volviera a ver a Alexa…
Al terminar de comer any le dijo que quería irse a su casa a dormir que sentía un poco cansada. dulce le había preguntado varias veces que si estaba bien al verla lejana de allí, pero ella solo decía que si estaba bien que solo estaba algo cansada
Salieron del restaurante y decidieron ir de nuevo a la casa de any, cuando llegaron a su casa se durmieron las dos juntas unas horas, después dulce le dijo que tenía que ir a su casa por sus maletas y regresaría mas tarde a su casa de ella para quedarse ahí hasta que tuviera que irse al aeropuerto.
dulce deseaba que any se fuera con ella en el mismo vuelo a España, pero ella tenía su vuelo reservado para mañana que aunque hablaron al aeropuerto no había más vuelos libres hoy, así que no pudieron hacer nada.
Cuando dulce regreso a la casa de any pasaron juntas las últimas horas que le quedaban antes de irse al aeropuerto, después any la llevo al aeropuerto le deseo buen viaje. any llegaría mañana a España antes del medio día. Después que el avión de dulce partió, any regreso a su casa. Cuando llego se fue directo a su recámara puso un disco de música instrumental y puso la melodía de "Love story" le subió volumen y ser acostó en la cama, cerró los ojos y pensó en los dos encuentros que tuvo hoy con Alexa, estaba claro que se había portado mal con ella, pero había quedado impactada de tenerla cerca y aunque hubiera querido abrazarla y besarle como lo hacía antes, no podía hacerlo porque tenía que respetar a dulce y además tal vez la chica que estaba con la que ella podría ser su novia. Saco del bolsillo del pantalón la tarjeta que Alexa le había dado. Lo leyó:
-¿Así que da clases particulares? ¿Tal vez ya no trabajaba en el colegio?-se preguntaba any mientras le salían algunas lágrimas… Quería que todas las cosas fueran diferentes para ella… Ya no sabía si quería estar de nuevo con Alexa o querer olvidarle… Pero ya lo había intentado muchas veces y no podía… Y ahora que estaba segura que tal vez con dulce sería diferente volvía a ver a Alexa y ahora estaba sola en su casa pensando en Alexa en ese año de amor que tuvo a su lado, un año en el cual por primera vez se sintió feliz y completa, tal vez es imposible que a los 16 años se pueda enamorar como ella lo hizo pero estaba claro que ella si pudo. Se seco las lágrimas, apago el estéreo y bajo para hablar con Susana porque ella le había dicho que quería hablar con ella cuando tuviera un tiempo libre.
any observaba la ciudad de España por la ventanilla del taxi, era una ciudad muy hermosa lástima que no había podido llegar antes para ir a recorrerla pero el vuelo se había retrasado por horas, any había pensado que tal vez no llegaría a tiempo a la boda de Leonor, le había llamado a dulce para decirle lo que estaba pasando le aseguro que tal vez llegaría muy tarde a la boda así que no la esperara en el hotel… Bajo casi corriendo del taxi al llegar al hotel, se dirijo a la recepción y pidió el cuarto que tenía reservado a nombre de anahi puente -¡Así claro señorita puente!-le decía la recepcionista... Le dio la llave y el mozo le llevo su maleta al llegar a su cuarto le dio un propina al mozo y le pidió que le buscara un taxi…
Después se metió al baño, ya en 20 minutos estaba arreglándose.
… any llego a la mansión y se dirijo hacia un salón que estaba al final de unos de los jardines con que contaba la mansión. Al ir recorriendo el jardín vio que aun no empezaba la ceremonia, ya que había varia gente en el jardín platicando, buscaba con la mirada a dulce, pero no la encontro por ningún lado, entonces camino hacia el salón, entro y reconoció de lejos a varias chicas, ya que eran las que más solían ir al Romantic club... Se acerco a ellas y las saludo. Siguió buscando a dulce con la mirada pero no le gusto mucho cuando por fin la vio. dulce estaba platicando con una chica que suele ir al Romantic club, pero no estaba sola tenía a su lado a Julia y no solo eso con ellas estaba Alexa. ¡No era posible lo que estaba viendo!... En qué momento any se perdió que ahora todo estaba enredado para ella. ¿Qué hacia Alexa ahí?... ¿Y con dulce?... Se preguntaba any que volvió a sentir un gran dolor de cabeza, estaba claro que las situaciones complicadas le daban dolor de cabeza.
¿Y dulce porque estaba de nuevo al lado de Julia?... ¿Acaso llego a pensar que no llegaría a la boda que se le hizo fácil estar con Julia otra vez?...
any volteo la mirada para otro lado, no quería que ninguna de las dos la cachara mirándolas, no sabía qué hacer le entraron ganas de salir de ahí, pero ya era demasiado tarde, ya que Leonor iba llegando al salón y se acerco a saludarla, le dio un beso en la mejilla, y le dijo que pensaba que no llegaría. any le explico lo que le había pasado en el aeropuerto que el vuelo se había retrasado por varias horas…
Leonor la tomo de la mano al verla que no dejaba de observar a dulce y se la llevo hasta en frente de una de las dos filas de sillas que había.
-Aquí quiero que te quedes any.-le dijo Leonor que después de darle un beso en la mano se fue a ponerse a esperar a su prometida donde estaba el juez que las casaría...
Leonor era muy buena con any, desde el primer día que la vio en el Romantic club, la trato muy bien…
La gente se empezó a sentar al ver que la novia estaba llegando… any todavía tenía la esperanza de que dulce llegara a sentarse a su lado, pero no fue así, any sintió un gran dolor en el estómago cuando sin querer vio que dulce se sentaba en frente de la otra fila con Julia.- ¡No podía ser posible eso!... ¿A que estaba jugando dulce?- se preguntaba any. Sintió un vuelco en su corazón, al pensar que dulce solo estuvo jugando con ella, era posible que a sus 20 años aun podía ser tan inocente al creer en las promesas de una mujer de casi 37 años?..
any respiro profundo no quería que dulce la notara triste...
Pensó en María, pero para su mala suerte no la había visto en ningún lugar del salón, y ya no quería voltear a ningún lado, no deseaba ver a dulce ni por equivocación… Así que puso la mirada fija hacia el frente donde estaba Leonor esperando a su prometida que al verla entrar sonrió muy feliz.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:33 am

Por fin la ceremonia había terminado any no había puesto mucha atención ya que sus pensamientos estaban en otro lado, todas las chicas se acercaron para felicitarlas, any espero un poco para acercarse ellas, después se acercó y felicito a Leonor y a su ahora esposa. (Rosa)…
- Muchas felicidades a las dos- les dijo dándoles un abrazo…
-¿Te vas a quedar a la fiesta verdad, any?
-Hmmm, no lo sé.
-¿Como que no lo sabes?
-Es que tengo planeado ir a Londres…
-No… No permitiré que te vayas, además me has prometido que estarías conmigo el día de mi boda eh!.. Veras que te divertirás.
-Este bien, me quedare solo porque te lo mereces... Bueno nos vemos en el salón -decía any al ver que había chicas esperando su turno para felicitarla...
...any salió del salón y camino hacia el otro jardín que estaba a la izquierda, donde seria la fiesta, no tenía ganas de estar en la fiesta pero se lo había prometido a Leonor.
-¿Que hacia Alexa aquí?... ¿De dónde conocía a dulce?-Se preguntaba, prendió un cigarro y siguió caminando... Pero para la parte trasera del grande jardín, al llegar a una banca que estaba en frente de un lago se sentó... El día estaba bueno había algo de sol, ya era abril...
any prendió otro cigarro y siguió pensando… Paola no había podido acompañarla aunque any no le insistió mucho porque ella pensó que no sería justo que Paola viniera si ella iba a estar con dulce, pero estaba claro que a dulce si podía estar con Julia sin importarle que any estuviera presente.
any se levando de la banca y camino por el jardín hasta llegar a donde estaban unas carpas, tapando las mesas del sol.
Busco su mesa era la número 7, camino hacia ella, pero se detuvo un poco al ver que en la mesa 7 estaba Alexa y su acompañante.- ¡Es lo único que me faltaba!-se dijo any… Pero que podía hacer. No podía hacer panchos y pedirle a Leonor que le diera otra mesa, no es que de repente odiara a Alexa, si no que no estaba de humor para ver demostraciones de cariño entre Alexa y otra mujer. Levanto los hombros como en señal de " ya que" y siguió caminando a su mesa al llegar saludo a Alexa y a su acompañante y tomo asiento...
any volteaba la mirada a otro lado cuando veía que Alexa la observaba, se alegro cuando vio que María llego a su mesa con otras 3 chicas...
Los meseros empezaron a servir el menú así que la gente empezó a sentarse en sus respectivas mesas, al lado de ella en la mesa 6 se sentó dulce y Julia y otras 4 chicas que van seguido al antro, las chicas al ver que any las estaba viendo la saludaron de lejos eso provoco que dulce también volteara a verla, por un rato se quedaron viendo las dos, any fue la primera que quito la mirada no sin antes mirarla con desprecio...
Leonor y su esposa dirigieron unas palabras, después los padres de las dos, al final bendijeron la comida y todos empezaron a comer, any hizo todo lo posible para no volver a mirar a dulce...
Alexa cruzo varias palabras con ella. Después María se unió a la plática, y le comento que había llegado tarde por causa de que había tenido una pelea con su novio... Que los planes de ir a Venecia con su novio se vinieron al suelo. Pero ella quería divertirse y esa noche lo haría con él o sin él.
Al terminar todos de comer, empezó en baile, todas empezaron a bailar, María salió a bailar a la pista con unas de las chicas que estaban en la mesa con ellas...
any se levantó de la mesa disculpándose con Alexa y se dirigió a una pequeña barra habían puesto... Se sentó prendió un cigarro y pidió un whisky, se dedicó a observar el alboroto que tenían en la pista de baile, pensando lo estúpida que había sido al creer en dulce.
-¿Qué podía hacer? -se volvió a preguntar. -Nada- Ya estaba ahí, triste y sola con un vaso de whisky en una mano y en la otra un cigarro, mientras dulce con su amante, y Alexa aunque estuvo platicando con ella, podría ser que la chica que la acompañaba fuera su novia…- Pero esto me lo merezco' ¡Se dijo ella misma! -¡Por ser tan estúpida! ¿Pero llorar? No ya no y menos por dulce...
Miro la pista aún estaba María bailando con su amiga. Vio hacia la mesa donde estaba dulce, y sin querer la cacho mirándola pero any le volvió a dirigir una mirada de coraje y se volteo hacia la barra… Pidió otro whisky, y camino por el jardín hasta llegar a la mansión, entro y al lado derecho de la mansión donde estaba una grande sala y tomo asiento en una sillón de cuero negro, había gente por toda la mansión algunas sorprendidas como que jamás habían estado en una mansión, a any no le sorprendía nada ya que gracias a Dios económicamente estaba muy bien parada, en Londres sus primos vivian en una mansión grande como esta... Vio a Leonor a lo lejos le hizo una señal para que se acercara a ella, cuando Leonor llego a su lado le pidió permiso de usar una habitación, porque quería cambiarse, el vestido que traía le estorbaba mucho, además en poco rato se iría a su hotel a ver si ya tenía listo el boleto para Londres...
-Claro que si esta es tu casa- le dijo Leonor que la llevo a una de las recamaras que estaban en el segundo piso...
any se cambió y bajo con Leonor que la esperaba afuera de la recamara, se sentaron de nuevo en la sala platicaron un rato de cómo se sentía Leonor al ahora estar casada, después apareció Rosa la esposa de Leonor y se la llevo con ella... any prefirió quedarse en la sala, cuando la invitaron a irse con ellas, pero les dijo que ella las alcanzaría en un momento después pidió a unas de las chicas que repartían las bebidas otro whisky.
any vio que Alexa entraba a la sala, y al verla se acercó a ella, la miro por un momento y le pregunto:
-¿Podemos hablar Angy?...
-¡Claro que si Alexa!...dime..-.le dijo any mirando esos ojos agua azul.
-¡Pero no aquí!..' Decía Alexa…
-¿Ah y en donde te gustaría?...
-No lo sé. ¿Qué te parece en el jardín de atrás?..
-Me parece perfecto-any se levantó y siguió a Alexa que caminaba hacia fuera de la mansión y después al jardín de atrás... Caminaron sin decir nada al llegar a la misma banca donde antes ya había estado any, se sentaron y aun no podían decirse nada...
any solo miraba hacia el lago y Alexa la observaba. Pero no se decían nada...
-¿Cómo está tu familia?... ' Por fin Alexa rompió el silencio con esa pregunta.
-Bien, gracias... ¡Bueno la poca que me queda!...
-¿No lo entiendo any?...
-Mis tíos murieron hace meses…
-¡No!... ¿Cómo?... lo siento any...-decía Alexa tocando la mano de any.
-Gracias Alexa... ¡Pero a veces yo lo siento más!.. - Le dijo mirándola de nuevo a los ojos sin poder soltar la mano de Alexa… Sin pensarlo las dos se abrazaron que any no pudo más y se soltó a llorar, Alexa la abrazo más fuerte que any no deseaba que la dejara de abrazar, soñó con este momento por 3 años.
Se quedaron abrazadas por un buen rato, después se soltaron poco a poco, Alexa le dio un beso a any en la frente y le seco con sus manos las últimas lágrimas que le salían.
-¡Alexa!... quiero que me perdones por la forma en que me comporte contigo en el restaurante...
-Hey, Angy no tienes por qué pedir disculpas, yo te entiendo, porque ni yo misma podía creer que te había visto ese día...
-¡Lo mismo me paso a mí!
-Sí, entiendo, yo jamás volví a saber más de ti, quería buscarte pero como la última vez que te vi me dijiste que yo solo había sido un capricho para ti... ¿No supe qué hacer?
-¿No sé ahora que decir de eso?..
-No te preocupes por el pasado any, lo que ahora importa para mi es que estas bien y que he podido verte de nuevo...
-¡Sí!... Alexa lo mismo pienso yo.
-Sabes any me gustaría que algún día pudiéramos salir a cenar… ¿Quisiera saber que has hecho en estos años?..
-¡Me encantaría!... ¿Pero podría ser cuando vuelva de Londres?
-¿Y eso porque te vas?... ¿Acaso es por mi? Porque si es así te aseguro no molestarte más.
-Nooo... ¿Alexa, como crees eso?... Este viaje ya lo tenía planeado. ¿Pero qué te parece que cuando vuelva te busque para salir a cenar?
-Me parece perfecto any, pero no quiero que lo sientas como presión
-Oh, no lo estás haciendo Alexa, solo que necesito este viaje hoy más que nada. Ya que no me siento muy bien, pensaba que ya estaba algo mejor pero no es así, me ha pasado algo que cambiara mi vida, pero es algo que no es justo hablar de eso contigo Alexa... Sabes es mejor que regreses a la fiesta, tu pareja ha de estar preguntando por ti…
-Hmmm... Tienes razón any... ¿Y, tú no vienes? -le preguntaba Alexa levantándose de la banca.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:33 am

-En un momento voy-le dijo, sacando un cigarro, lo cual se lo enseño a Alexa, que hizo una mueca de desagrado, y se fue hacia la fiesta no sin antes darle un pequeño beso a any en los labios, pero any no hizo nada, igual no tuvo tiempo de hacer nada porque cuando reacciono ya Alexa iba a varios pasos de donde estaba any...
...Al terminar de fumar se fue a la mansión y subió a la recamara donde tenía un pequeño maletín saco una caja de maquille y entro al baño a retocarse no quería que nadie notara que había llorado… Después se fue a la fiesta y se sentó en la barra... Desde ahí vio a María que platicaba con Leonor, después vio a la mesa donde estaba Alexa con su acompañante, no le cabía duda que la mujer era bonita, se veía un poco más grande que Alexa...
Alexa era 12 años más grande que any, estaba claro que a any le gustaban las chicas más grandes que ella...
...( A los 11 años, any empezó a tener novias, la primera que tuvo tenía 2 años más que ella, solo duraron como 1 mes, después de ahí algunas novias, pero no duraba mucho tiempo con ellas, a los 13 años conoció a Fernanda, que tenía 15 años, con ella aprendió muchas cosas, bueno aparte de las que ya conocía, duro 1 año con ella, era como su heroína, pero fue expulsada del colegio, any le dolió mucho no verla más, creo que fue la primera vez que sintió el dolor del amor... Se le paso algo rápido al conocer a Mariana, una chica latina que venía de América, empezó una relación con ella lo cual duro 5 meses, ya que any conoció después a Lidia, una chica 3 años más grande que ella, y no pudo evitar comenzar una nueva relación con ella, igual termino cuando Lidia cumplió 18 años y se escapó del internado, le mandaba cartas a any diciéndole que se escapara y se fuera a vivir con ella pero después se cansó al ver que no recibía respuestas de any... Ya que any no le apetecía escaparse en serio del internado, porque lo sentía como su reino, hacía lo que quería y tenía lo que quería. Pero a su vida llego Alexa, su maestra y por el tiempo que pasaban juntas empezó a crecer una amistad que después se convirtió en amor y empezaron su relación que duro un año, el año más feliz de su vida… Pero todo termino…)
any volteo a ver a dulce que aún estaba con Julia, podía notar que dulce estaba aburrida, lo malo que ahora any no estaría dispuesta a ser su juguete que le quitara lo aburrido como las otras noches ya estaba oscureciendo pero la fiesta duraría hasta las altas horas de la madrugada, las nuevas esposas pasarían la noche en la mansión, porque tenían planeado un desayuno solo para sus amigas más íntimas y ya en la tarde tomarían, su vuelo a América para disfrutar su luna de miel.
any había llamado al hotel para saber a qué hora tenía el vuelo a Londres, pero se la habían dado hasta mañana al mediodía… Ya que antes la había cancelado al pensar que pasaría más tiempo con dulce y pues ahora estaba claro que no pasaría nada de tiempo con una mujer traicionera.
Así que pasaría algunos días en Londres y después regresaría a Roma y vivir su vida lejos de dulce, porque quedarse a vivir en Londres no le resultaba muy agradable, ya que sabía que tendría a sus primos siempre encima de ella vigilando a ver que hacía. pensó en Alexa, sonrió un poco al recordar el pequeño beso que le dio, tal vez al regresar a Roma le llamaría, tenían muchas cosas de que platicar y porque no con algo de suerte podrían quedar como amigas y ver lo que había pasado con ella como recuerdos hermosos y ya... Pusieron una mesa con bocadillos, any tomo algunos, se sentó por un rato para comérselos, después se despidió de Leonor, any le dijo que tenía que irse porque quería dormir algo antes de irse a Londres... Leonor le recordó que tenía que estar en la mañana en la mansión para el desayuno, y como siempre any no pudo decirle que no así que estaría a las 10:00 am, en la mansión…
Subió a la recamara por su maletín, bajo las escaleras y se topo con Alexa, lo cual se despidió de ella dándose un beso en la mejilla...
- Vete con mucho cuidado Any- le dijo Alexa…
-Claro que lo tendré Alexa...
Le prometió que la llamaría al regresar a Italia, y si lo iba hacer, porque era justo para las dos después de llevar 3 años separadas. Eso no quería decir que intentaría echar a perder lo que Alexa tenía con su novia, al menos no tenía ese mal habitó de ser egoísta... No tuvo que llamar a ningún taxi, ya que cuando salió de la mansión, Leonor la acompaño a donde estaba ya un chófer que trabajaba para su madre esperando por ella el mismo que iría por ella mañana para traerla al desayuno.
Llego al hotel, y ya en su cuarto, entro directo al baño, tomo una ducha se puso una pijama, se cepillo los dientes y se acostó a dormir...
Unos toques en su puerta la despertó...
- ¿Quién es?..
-Soy yo dulce... ¡Ábreme por favor any!..
any vio el reloj, que estaba en la mesa eran las 2 de la mañana,
any no quería abrirle así que le pidió que se fuera a su cuarto, pero dulce le dijo que no se iría de ahí hasta que le abriera... any no le hizo caso y se volvió a acostar en la cama, pero dulce seguía tocando cada vez más fuerte...
any se levantó de la cama enojada y camino a la puerta y le abrió, dulce entro sin pedirle permiso…
-¿Que pasa contigo any, porque no me quieres abrir?-any no le contesto y se volvió a meter a la cama...
dulce se acostó a su lado y empezó a acariciarla, pero any no respondió a su caricias, después la beso pero al igual no obtuvo respuesta de any...
-¿Que pasa any contigo?... -Pregunto al ver que any no respondía a sus caricias y besos…
any se le queda viendo pero con una mirada de rencor, esa mirada que no conocía dulce.
-¿Qué pasa? Pasa que has escogido mal esta vez dulce, yo no soy estúpida ni el juguete de nadie... Así que por favor te pido que te vayas de mi cuarto quiero dormir…
-¿Pero any porque no me entiendes?
any no respondió nada, porque era verdad, dulce estaba equivocada al pensar que ella era tan ingenua para creer en sus mentiras dos veces.
-¡any yo te amo de verdad! Y quiero estar contigo para siempre-Decía dulce queriéndola besar de nuevo
-Basta dulce por favor.-Le dijo any y se levantó de la cama.-Estoy muy cansada y no tengo tiempo para tus ******* ok... Así que mejor vete a molestar a tu novia y a mi déjame en paz…
-¡Mi novia eres tu any!... Y quiero dormir contigo, por favor no me corras de tu lado, te prometo que mañana pasare todo el día contigo...
-¿¡Conmigo!? Pero tú sí que estás loca dulce... Ya no hay mañana para nosotras porque desde hoy todo ha terminado y yo mañana me voy a Londres, así que hazme el favor y vete de mi cuarto…
-¿A Londres?.. ¿Con quién?... ¿No me digas que con tu Alexa?... Pues no acepto que lo nuestro haya terminado y no te dejare ir a Londres, y mucho menos me iré de tu cuarto tu eres mi novia y me quedare contigo, ¿A ver si se atreve tu Alexa a venir estando yo aquí?..
-Haz lo que se te pegue la regalada gana dulce -le dijo y se acostó en la cama de nuevo, tomo una almohada y se tapó la cara…
any se despertó a las 8 de la mañana, no había podido dormir bien, vio que a su lado aún estaba dulce, esta vez la miro con coraje, se levantó se puso cualquier ropa de tomo sus maletas salió del cuarto. Liquido su cuenta en la recepción, después fue a la salida del hotel que ya la esperaba el chófer que la llevaría a la mansión de Leonor
al llegar a la mansión le pidió permiso Leonor de bañarse, no quería explicarle mucho por qué no pudo arreglarse en el hotel, pero parecía que Leonor entendía ya todo así que le dijo que tomara la misma habitación de ayer...
any se bañó, se puso una ropa algo cómoda pero elegante, se hizo del pelo una cola, se puso un poco de maquillaje para disimular la amarga noche que había pasado...(any era una joven muy hermosa, alta, delgada pero con el cuerpo muy bien formado para sus 20 años, la piel era entre blanca y apiñonada, la mezcla de sangre que tenía en sus venas se le reflejaba en el rostro ya que lo tenía muy fino, los ojos violeta, las pestañas largas, espesas y chinas, y las cejas muy curvadas, pero también algo espesas...)
Se dio algunas cepilladas en el cabello y bajo al comedor... Pero como era de esperarse Alexa, dulce y Julia, estaban ahí entre otras chicas más... any hizo una mueca de desagrado pero aun así entro al comedor saludo a todas y tomo asiento donde Leonor le pidió, que fue a lado de Alexa… Era el desayuno organizado solo para las amigas más allegadas a la pareja, aunque agradeció que la contaran entre su amigas en tampoco tiempo, pero se preguntaba que hacia Alexa ahí… ¿?... Mientras tomaba un poco de jugo… ¿Podría ser que Alexa fuera amiga de Leonor o de Rosa?... En el desayuno any hablo muy poco, solo lo necesario, cruzo unas que otras palabras con Alexa, no pudo evitar preguntarle de donde estaba su novia… Lo cual Alexa soltó una risa y le digo que ella no tenía novia, a any eso le agrado un poco, aunque tal vez se viera como egoísta. La mirada de dulce hacia ellas no le gustaba mucho, así que trataba de no hacer mucha conversación con Alexa... Al terminar el desayuno todas se fueron a la sala, any aprovecho para salir a fumar, y hablar con una amiga que tenía en Londres llamada Karina, pero no la encontró any se imaginó que tal vez estaba trabajando la última vez que supo de ella fue que trabajaba de azafata en el aeropuerto de Londres... Le dejo un recado en la contestadora...
Decidió caminar de nuevo a lado del lago, al llegar prendió un cigarro, pero esta vez se sentó en la orilla del lago... Leonor llego y se sentó a su lado.
-¿Estás bien any?-le pregunto Leonor
-Si, Leonor ¿No veo el porqué tendría que estar mal?
-¡Por lo de dulce!...
-¿dulce? ... Jajaja... ¿No te entiendo Leonor?
-¡Bueno yo sé que tú y dulce se traen algo!
-¿¿Ah sí??... Pues no nos traemos nada, dulce tiene su novia y pues yo...yo...
-¡Y tu estas enamorada de Alexa!... ¿Oh no?
-¿ Alexa?... Sabes Leonor no quiero hablar de eso con nadie... - Le dijo, mientras se ponía de pie, pero Leonor la tomo de la mano haciendo que se volviera a sentar...
-Mira any desde la primera vez que te vi me has caído muy bien, ¿Aunque no sabía quién eras?
-¿A qué te refieres con que no sabías quién era?
-Bueno hace tres años conocí a Alexa.
-¿Qué?
-Sí, la conocí en el Romantic Club, era una mujer muy triste y con el tiempo me contó lo que paso entre tú y ella... Después nos hicimos buenas amigas... y yo no sabía que eras tú de la chica que me había contado hasta que Alexa me llamo para contarme que te había visto con dulce en un restaurante...
r-Oh si… ¡¡Es verdad eso!!
-¡Pues sí, ahí me entere que eras el amor de Alexa!... Pero yo ya sabía del romance entre tú y dulce...aunque yo no estoy de acuerdo con eso.
-¿De acuerdo?... ¿Y puedo saber por qué?
Al ver que Leonor se quedó callada any volvió a insistir...
-¿Dime porque no estás de acuerdo?.. Quiero escucharte...
-Mira any, dulce es mi amiga pero yo sé bien como es ella.
-¿Y cómo es ella?... Dímelo.
-Esta bien te lo diré como sea algún día lo sabrás... Mira dulce se casó hace 5 años con Julia, la mujer con la que está ahora, tuvieron problemas porque Julia la engaño y se fue con otra, pero como las dos son dueñas del antro y del restaurante, no se quieren divorciar porque ninguna de las dos sede su parte, y pues por eso dulce vive así, cuando Julia se va de loca por ahí, dulce anda con alguien aquí, y después la deja cuando Julia regresa... ¿No se la verdad si vuelven porque aún se amen y tomen de pretexto los negocios para no dejarse?... Pero dulce sabe muy bien, que no estoy de acuerdo en que juegue contigo, y jamás se lo permitiré...
-Gracias Leonor... Pero desde que me quede sin padres he aprendido a cuidarme sola...
-Eso espero..Porque ahora que me voy de luna de miel, me quedo preocupada por ti… Porque ahora dulce actúa así contigo porque ella sabe que tu eres la alumna de cual Alexa estaba enamorada en el colegio…
-¿Lo sabe?... ¿Y cómo?
-Primero sospecho que dulce ayer alcanzo a oír a Alexa y a mi platicar de ti… Y creo que tu traes un tatuaje en la espalda que dice "Alexa", así que dulce le pregunto a ella ¿Que si te conocía y de dónde? y me temo que Alexa le ha dicho que tú eres la any (anahi)... Lo cual nos platicó hace años cuando aún lloraba por ti...
-Omg... Ahora entiendo todo Leonor, pero ya no me importa, dulce puede seguir con su romance con Julia... ¿Y Alexa? no sé, yo en pocas horas me voy a Londres y no sé cuando regrese a Italia.
-Yo solo puedo decirte que el salir huyendo no arregla nada, tienes que pensar que quieres y luchar por eso… y conmigo siempre puedes contar, yo estaré a tu lado cuando lo necesites...
-Gracias Leonor... Gracias...
Después de enterarse de todo eso any ya entendía un poco la conducta de dulce, pero aun así ella ya había tomado su decisión y era lo mejor para todas.
Se despidió de Leonor ya tenía que irse al aeropuerto, si quería llegar a tiempo, así que subió al cuarto por su maleta, any estaba a punto de salir cuando dulce entro al cuarto, y cerró la puerta tras de ella...
-¿Qué haces any?...
-Que no lo ves, tomando mi maleta.
-¿Entonces va en serio lo que me dijiste ayer?
-¿Ayer?... Dirás hoy en la madrugada, y si... ¡Claro que sí! todo lo que te dije es verdad, lo nuestro se terminó dulce, tu solo quieres jugar y yo...
-¡Y tu estas enamorada de Alexa!... ¿Oh no?
-¿Otra vez con Alexa?... Sabes dulce no quiero hablar más contigo-le dijo, tomando su maleta y caminando hacia la puerta, pero dulce se puso en frente para no dejarla pasar.
-¿Por qué no eres sincera conmigo any?
-Aquí la que no es sincera eres tu dulce, pero eso ya no me importa y no quiero ser parte de tu juego, espero que en eso me respetes.-le dijo any tratando de llegar a la puerta.
-¿Puedo saber cuándo vuelves a Roma?-pregunto dulce llegando a la puerta también.
-No lo sé, tal vez en una semana, pero no te preocupes cuando vuelva iré a firmar mi renuncia a tu club.
-Vamos any no me hagas esto por favor yo te amo-digo dulce tomando a any de la mano, pero any se soltó y se alejó de ella sin ponerle atención... Camino por el pasillo sin voltear para tras, tenía miedo que dulce la siguiera, porque si fuera a si any podría dar su brazo a torcer y seguir a su lado, tal vez por siempre, y no se podía permitir caer en ese juego que ella sabía bien que la lastimaría más de lo que ya estaba, así que bajo las escaleras y aprovecho que nadie estaba en la sala para salir corriendo, ya afuera se subió al coche y le ordeno al chófer que la llevara al aeropuerto

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:34 am

Cap. V
... any tenía dos días de haber regresado a Roma después de habe pasado un mes y una semana fueras...
Un mes se la paso con su amiga Karina de viaje en América:
Karina era azafata, pero por casualidad tenía planeado pasarse su mes de vacaciones en América, cuando any llego a su casa a buscarla, así que Karina aprovecho para invitarla a irse con ella, le tuvo que insistir un poco pero al fin any pensó que tal vez sería bueno tomarse unas vacaciones ella también..
Y no se arrepintió de hacer ese viaje, porque se lo paso de lo mejor a lado de Karina, conocieron varios estados del extranjero e hicieron miles de locuras entre otras cosas... Y la semana restante la paso en Londres con sus primos tratando de convivir lo más que se pudo con ellos...
Adrián el mayor de los 4 que tenía le había aconsejado que volviera a retomar sus estudios de administración. Porque lo necesitaría cuando se le entregara el hotel que sus padres le habían dejado como parte de su herencia. Ella le dijo que lo iba a pensar.
–¡No quiero estudiar más! - se decía en voz baja
- Como sea cuando llegue el momento preciso yo veré como me las arreglo- le dijo a su primo que por el gesto que hizo parece que no le gusto la contestación. El dedicarse a la administración venía de familia, pero como siempre debe de haber una o dos abejas negras en todas las familias, pues any y su prima Katty eran una de esas...
any dejo sus estudios de administración, y katty su prima que era 5 años mayor que ella se había aferrado a ser una Doctora...
… Cuando estuvo fuera no supo nada de dulce ni de Alexa, pero cuando llego a su casa en Roma vio que tenía lleno el celular de llamadas de dulce, pero no solo eso, en la casa había varias tarjetas que ella le había mandado con flores pidiéndole perdón por lo que había sucedido en la boda y le pedía una oportunidad de platicar ... Susana le había comentado que dulce había ido varias veces a buscarla, y le preguntaba si sabía de any, pero como Susana tenía órdenes de no darle información de donde se encontraba ella, pues así lo hizo... Había pensado en ocasiones en Alexa, a veces había sentido la necesidad de llamarle pero no lo hacía, pensaba en buscarla cuando llegara a Roma. Con suerte Alexa aun no tenía novia y podía darle la oportunidad conquistarla de nuevo.
En dulce también pensaba pero era diferente, porque ella había acabado con las pocas ilusiones que tenía en volverse a enamorar de otra persona, por ella descubrió el sentimiento de los celos, y sabía que eso no era bueno, y any prefería tener una relación estable y no una de la de cual no supiera lo que le esperara mañana. Y no es que any fuera puritana y no supiera de esas relaciones de un rato, pero con dulce era diferente porque sentía celos al verla con otras y ella quería todo o nada con dulce. Y como ella no era mujer de una sola, pues any tenía que aceptar la opción de nada.
any sabía que algún día tenía que hablar con dulce y dejarle claro que las cosas entre ellas ya estaban terminadas, porque si de alguna manera any decidía empezar una relación con otra chica, no hubiera problemas con dulce. Pero también any quería estar segura de que los sentimientos hacía dulce ya eran otros. Pero ya sería en otra ocasión se decía any...
… Hoy era viernes y se le había ocurrido llamar a Alexa para invitarla a salir, pero había pasado toda la mañana pensando que le podría decir... Cuando al fin decidió llamarla Alexa le comento que estaba arreglándose por qué pensaba ir al Romantic club, lo cual la invito a ir con ella, lógico a any eso no le agrado, solo le dijo que si se animaba ella llegaba alla...
any se había arreglado y había salido en busca de Gustavo, que ya sabía todo la historia, porque any le había llamado desde Londres y le había platicado todo lo ocurrido, incluso el también la ánimo para irse de viaje a América...
-Es un poco ilógico que Alexa me invite a ir con ella al Romantic Club-le decía any a Gustavo.
-Si... Si lo miras de lejos si es ilógico, hasta podría decirte que estúpido que te pida que vayas con ella al Romantic Club- Aceptaba Gustavo, pero después de quedarse en silencio por un rato le dijo- Pero si lo ves desde el punto que ella lo ve... Está bien que ella te invite a ese club…
-¿Qué?... ¿Desde qué punto hablas tu loco?- preguntaba any, dejándose caer en el sofá de la sala de Gustavo.
- Pues sí, mira ella sabe que tu anduviste con dulce, por eso quiere estar segura de que tu ya no tienes nada que ver con ella... ¿Y cuál es la forma más correcta de saberlo?- Gustavo hacia la pregunta, pero como vio que any se quedó callada siguió diciéndole.-Vamos any, tu sabes la respuesta, pero como te quieres hacer la tontina, yo te lo diré, Alexa quiere que le demuestres que ya no tienes nada con dulce, y la forma correcta es llegando con ella al Romantic club donde lógico dulce estará.
-Ok, lo sé, pero no puedo hacer eso... No puedo pasarle por la cara a Alexa.- decía any al levantarse del sofá.
-¿Y cómo any si puede pasarte por enfrente a cualquier mujer? -preguntaba Gustavo…
-Oh... ¿Tú quieres que use a Alexa para vengarme de dulce?- preguntaba any, caminando a donde él estaba para darle un pequeño golpe en la frente…
-Bueno no precisamente... No tienes por qué mirarlo a si... Tienes que decidirte entre Alexa o dulce... Y yo te aconsejo que pienses bien tu decisión. Recuerda que Alexa es el amor de tu vida... Y con dulce solo sufrirás porque ella no es mujer de solo una.
-Lo sé, no tienes que decírmelo... Bueno digamos que con la que quiero estar es con Alexa, pero no por eso tengo que hacerle daño a dulce... No es correcto...
-Jajaja, lo que yo veo es que estas bien confundida, y no sabes a quien quieres mas de las dos... ¿Pero por qué no vas al club solo en plan de divertirte?..
-¿En plan de diversión?
-Sí, sin compromisos con ninguna de las dos, ve toma algunas copas, baila un poco, si se da la oportunidad de hablar con las dos, hazlo... Pero ojo, el decir que hables con las dos no quiere decir que las juntes eh...
-Vamos Gustavo, ¿Qué piensas que soy tonta o qué? Seguro se muelen a puños Jajaja...
-Uf... ¿Qué romántico seria eso no?... Jajaja
any había decidido no ir al club esa noche, pensó que sería mejor ir otra día, cuando no tuviera encima el compromiso de pasarse toda la noche a lado de Alexa, y no es que no lo quisiera, pero tenía que llevarse las cosas con calma, así que mejor salió con Gustavo al cine y a cenar, después se despidió de Gustavo y se fue a su casa, a descansar.
Era sábado y ya había pasado una semana desde el día que Alexa le había propuesto verse en el club, desde ese día no volvió a hablar con Alexa, aunque le había llamado un día después para disculparse pero no la encontró... any llego a pensar que tal vez Alexa estaba molesta con ella y no le quiso contestar la llamada...
Pero como any había pasado una semana muy ocupada haciendo exámenes para revalidar sus estudios en la Universidad, no pudo llamarle de nuevo…
Decidio ir al club, quería relajarse un poco y era el único lugar que conocía para pasarse un rato relajado. Ya dentro del club any buscaba con la mirada a Alexa, era difícil encontrarla entre tanta chicas, esta vez no la había llamado porque quería estar sin compromisos en el club, en sí no sabía si Alexa iría al Romantic Club, pero tenía la plena sospecha que ella estaría ahí, y acertó, cuando la vio sentada con varias amigas en una mesa privada hacia el lado de la pista.
any dudó en ir a saludarla, pero no lo hizo, mejor se dirigio a la barra donde estaba María atendiendo, que está al verla dejó de atender para ir darle un abrazo...
-¿Que te has hecho mujer?... Te he estado llamando a tu celular y no me contestas…
-Lo siento María, andaba en unas largas vacaciones y no cargaba el celular.
-Si lo sé, me dijo Leonor que andabas en Londres, pero estaba muy preocupada por ti, no te despediste de mi...
-Discúlpame María no quise preocuparte, pero lo bueno que ya regrese.
-Si... Qué bien, porque te extrañe a montones amiga… ¡Pensé que te quedarías en Londres para siempre!... ¿Pero te vas a quedar a vivir en Roma?... ¿Y dime, seguirás trabajando aquí?
-Pues si me quedare a vivir en Roma, pero no creo que siga trabajando aquí, tengo otros planes, entre ellos está que entre a la Universidad, pero después te los contare con tiempo... ¿Y tú como has estado María?
-Pues en lo que cabe bien, tengo varios problemas en casa, ando pidiéndole a dulce que me de algunos días pero como no tiene a nadie que se quede en la barra no puedo irme.
-No me digas eso... ¿Tan mal están las cosas?
-Sí, pero te lo cuento después, déjame seguir trabajando.
-Oh si claro María lo menos que quiero es quitarte el tiempo.- le dijo a María que esta empezó a atender a las chicas que esperaban que las atendiera.
-No, tu no lo haces, quisiera platicar más contigo, te miras muy diferente, y muy hermosa veo que te sentaron muy bien esas vacaciones eh...-Le contesto María, acercándose a any al oído ya que la música era algo fuerte-Pero como ves la barra está llena, deberías ayudarme esta noche así platicamos.-replico María sirviendole un whisky.
-¡Gracias!... Por el whisky y los piropos, pero no es para tanto María, además no creo que sea correcto el que yo te ayude, no vaya a ser que dulce se moleste- le digo any buscando a dulce con la mirada y no pudo evitar preguntar por ella-¿Y esta ella ahora por aquí?
-Ahora está en su oficina... Pero últimamente está de un genio que ni te imaginas, ni ella sola se puede soportar.- contesto María, un poco preocupada.
-¿En serio?... Entonces menos meto mano aquí, no vaya hacer que me corra... Jajaja.
-Pues llego de España de un genio fatal y después se peleó con su esposa o novia vaya a saber que es, y ahora vive en un hotel, déjame decirte que creo que la mujer esta le va a quitar todo lo que tiene... Por eso me siento mal dejar el club ahora que ella más me necesita.
-Huy que feo, lo siento por ella y también por ti que tienes ese problema en tu casa... Pero aunque yo quisiera no sé si pueda ayudarte. dulce y yo no quedamos en buenos términos la última vez que nos vimos- le decía any encendiendo un cigarro.
-Si te entiendo, pero según dulce aún espera que vengas aunque sea a firmar tu renuncia.- contestaba María sirviendo una cerveza a una chica.
-¿Mi renuncia?... Ah pues entonces tengo que hacerlo lo más pronto... Iré hablar con ella... ¿Puedo?-le dijo any levantándose del banquillo y tomando de un solo trago el whisky.
-Claro que si pasa y mucha suerte.
-Gracias por la suerte, porque de verdad la necesito, más de lo que tú te imaginas.
…any sentía un apretón en el estómago mientras caminaba a la oficina de dulce, al llegar a la oficina la puerta estaba abierta así que any se quedó un rato en la entrada observándola que estaba entretenida con unos papeles, no le cabía ninguna duda que dulce se veía tan hermosa cuando estaba trabajando, pero lástima que no era tan fiel en los sentimientos, salió de ese encanto y toco lo puerta logrando que dulce dejara lo que estaba haciendo para levantar la mirada y ponerla sobre any que entraba a la oficina diciéndole:
-¿Puedo pasar? … ¡Necesito hablar contigo!..
-Ya estas adentro… ¿Oh no?...
-Si… Pero si no quieres que este aquí, sera mejor que me vaya... -le dijo any dando la vuelta y caminando de nuevo a la puerta…
dulce se levantó antes de que any llegara a la puerta y le dijo: -¡No quise decir eso!... Vamos siéntate.- Y cerró la puerta y camino hacia su escritorio y tomo asiento…
any se le quedo viendo por un rato, no le salían las palabras…
dulce se recargo en el respaldo del sillón negro de cuero, y le pregunto…
-¿Cómo te fue en Londres?... ¡Porque si estabas allá! ¿O no?...
-Pues no precisamente. Pero si me fue muy bien gracias...
-¿Ah no?... ¿Y qué milagro que te dejas ver otra vez por aquí? … ¡¿Tenía pensado que no querías volverme a ver?! - Le digo dulce un poco arrogante.
-¡Es que no he venido precisamente a verte a ti dulce!- Contesto any automáticamente a la arrogancia de dulce.
-Huy, es que más sincera no podrías ser any-Dijo dulce levantándose, para servirse un whisky.
-Porque es la verdad, solo he venido a tomarme algunas copas, y platicando con María me informo que tu aun esperas que viniera a firmar mi renuncia y pues aquí estoy.- Le dijo any, que al ver que any no le decía nada continuo diciéndole- Aunque después de casi dos meses de no pararme por aquí es más que lógico que renuncie, pero a veces hay que hacer las cosas bien...
-Ah, Ya me temía eso... Pero no tienes por qué dejar el trabajo por lo que paso entre las dos... ¿Oh es que ahora Alexa te prohíbe trabajar conmigo?..
-¿¡Alexa!?... ¿Qué tiene que ver ella ahora aquí?
-¿No es ella el amor de tu vida?... ¡¡Claro está que llevas su nombre tatuado en tu espalda!!
-dulce yo no estoy aquí para discutir sobre mis sentimientos contigo. Y como veo que ahora no estás de ánimo para hablar de mi renuncia, regresare otro día, ya con mi renuncia redactada.- Le digo any y se levanto.
-Vamos any espera no es mi intención portarme mal contigo. Solo que tengo algunos problemas, y tú no tienes por qué pagar las consecuencias.
-No te preocupes dulce te entiendo, ¿Solo espero que yo no sea la causante de tus problemas?- Preguntaba any volviéndose a sentar y aceptando el whisky que dulce le ofrecía.
-No como crees. Mira no te discutiré más sobre porque te quieres ir, pero quiero pedirte que me ayudes por unos días, solo mientras consigo a alguien más que me ayude ya que María me ha pedido permiso por una semana, porque tiene problemas en su casa. -Decía dulce esperando la respuesta de any que se había quedado callada por algunos segundos.
-María me comento algo de eso pero la verdad no creo poder dulce, yo necesito hacer otras cosas... Y...
-Entiendo que no quieras seguir más aquí para no verme más, pero tú sabes cómo se maneja la barra, solo quiero tu ayuda mientras entreno a otra chica para que se haga cargo de todo... Además te prometo que no te molestare en lo absoluto…
-Omg… dulce no es por eso, es porque ya tengo otras responsabilidades, discúlpame pero no puedo. Y la verdad lo siento por María por que se merece que la apoye, pero ahora si le quedare mal.
-Ok entiendo, y no quiero obligarte a nada que no quieras o puedas hacer.- Decía dulce, poniendo su atención de nuevo a los papeles que tenía en el escritorio.
-Bueno será mejor que me vaya, regresare otro día con mi renuncia redactada… Adiós dulce.
Después de despedirse de dulce lo cual ella no le respondió el adiós, salió de prisa de la oficina, quería salir a como fuera lugar del club, pero le fue imposible al llegar a la pista, María estaba ya esperándola ansiosa de saber que había pasado entre las dos. Así que tuvo que acercar de nuevo a la barra.
-¿Y cómo te fue?- Le preguntaba María sirviéndole otro whisky.
-Pues ni bien ni mal, esta de un genio, pero bueno ya le dije que no trabajare más aquí- Decía any que al ver que María se ponía un poco triste, termino por decir- Lo siento María, el no poderte ayudar.
-No tienes por qué disculparte any yo te entiendo.
-Es que me siento mal el no poderte ayudar ahora que más me necesitas.
-No, mira yo sé que dulce encontrara a quien me remplace, no te preocupes por eso.
-Pues ojala así sea, yo tuve que regresar a la Universidad, y también necesito encargarme del Hotel que mis padres me dejaron.- Decía any prendiendo un cigarrillo.
-¿Un hotel? ... Creo que hay muchas cosas que me tienes que contar eh. A sí que no te vayas, que cuando dulce me remplace me voy contigo para que me cuentes el chisme eh.- Decía María alejándose de ella para atender a las chicas.
-Jajaja, Si lo sé, pero con tiempo ya verás que sabrás algo de mi aburrida vida, ¿Si no es que ya la sabes?- Contestaba any algo elevado para que María la pudiera escuchar... Después tomo un poco de whisky, y miro hacia la pista donde vio a Alexa bailando en rueda con varias chicas. Pero Alexa pudo darse cuenta de que any la observaba y le sonrió, any lo hizo también, después volteio hacia la barra, cuando escucho la voz de María.
-¿Por qué dices que se tu vida? Yo solo sé lo que tú me has dicho, aunque no lo creas tu vida es un misterio para muchas de aquí.- Decía María.
-¿En serio? Pues no lo sabía, pero al menos tú sabrás algo de mi vida, porque lo tienes bien merecido.
-Pues me siento dichosa. Jajaja- Le dijo María, pero la llegada de Alexa a la barra las interrumpió.
-¡Hola!... ¿Qué milagro que vienes?- Pregunto Alexa, dándole un beso a any, y saludando a María con otro.
-Pues ya ves, como dicen por ahí no solo los santos hacen milagros. Y que bien que te veo, porque me quiero disculparme por no venir la otra noche.
-No… No tienes por qué disculparte, además creo que yo fui la que no hizo bien al pedirte vernos aquí.- Decía Alexa pidiéndole a María unas cervezas. Y al ver que any no decía nada siguió diciéndole.- ¿Pero qué te parece si te recompenso con una invitación a cenar?
-Me parece perfecto, ¿Dime cuando y donde? y yo estaré ahí.- Decía any prendiendo otro cigarrillo, lo cual vio que a Alexa eso no le pareció por el gesto que le dedico.
-Por lo visto no piensas dejar ese cigarro que solo te hace mal.- Le replico Alexa, pero any no le contesto, solo volteo la mirada hacia la pista donde estaban sus amigas algo desesperadas por su bebida. Alexa también pudo darse cuenta de eso, tomo las cervezas y le dijo a any

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:34 am

- ¿Quieres bailar conmigo?
-¿Qué? ... No me gusta bailar, y tu eso lo sabes mejor que nadie.- Decía any recordando que la única vez que bailo fue en el extranjero con Karina, pero no contaba ya que estaba pasada de copas.
-Si ahora recuerdo que nunca bailabas en los eventos del colegio.- decía Alexa, avergonzada, porque estaba claro que había olvidado eso- ¿Por qué no vienes a la mesa conmigo? ... No lo sé podemos sentarnos y platicar mejor ahí.
-No, tú vienes ahora con tus amigas, y no es justo que te la pases sentada conmigo cuando puedes bailar con ellas. -Le contesto any- Además yo ya casi me voy. Pero la salida a cenar claro que te la acepto, solo hazme saber qué día y donde.
-Ok, como usted decida señorita, y pues que te parece si me llamas mañana para ponemos de acuerdo.- le dijo Alexa, al despedirse de ella con un beso, después de any le dijo que la llamaría.
any se terminó el poco whisky que tenía, y solo estaba esperando que María tuviera una oportunidad de acercarse para decirle que la esperaba en el estacionamiento, pero dulce llego a la barra, y la miro con un poco de coraje, después se acercó a María para decirle que se podía ir, lo cual María le dijo a any que iría rápido al baño.
- Ok María, pero te espero en el carro.- Dijo any, pero antes de que se levantara del banquillo dulce ya estaba a su lado.
-¿Pensé que ya se había ido a su casa anahi?- Le pregunto
-No se preocupe más dulce que ya estoy por irme. Solo estaba esperando a María.- contesto any levantándose del banquillo.
-¿A María?... ¿Pues si son tan amigas porque te niegas a apoyarle ahora que más te necesita?- Pregunto dulce impidiendo que any caminara.
-Por favor dulce entiende que no puedo ahora… Y ahora si me permites me tengo que ir.- contesto any, pero dulce lejos de dejarla ir la tomo de la mano y le dijo:
-any trato de entenderte pero si no me dices las razones congruentes no puedo.
any esta vez no quito su mano de la de dulce, y le dijo- Ok, necesito estudiar y atender un negocio de la familia y dulce yo sé que puedes encontrar otra empleada mejor que yo.- Dijo any volteando a ver que María había llegado a la barra pero al ver que estaba con dulce siguió atendiendo la barra.
-Pero yo no quiero otra, te quiero a ti any-le decía dulce acariciándole la cara.
-dulce por favor dejemos esto por la paz. Además este no es el sitio correcto para esto.-le decía any, alejándose de las caricias de dulce y volteando a donde estaba la mesa de Alexa.
-¿Por qué? Dime any… Ah, entiendo. ¿Tienes miedo que te vea conmigo tu novia Alexa?..-le preguntaba al ver que any miraba para donde estaba Alexa, pero al ver que any no le contestaba volvió a tomarla de las dos manos jalándola hacía ella, sin importarle de quien las mirara.
any volteo a ver que varias chicas las miraban entre ellas Alexa y se quiso quitar de los brazos de dulce pero ella no la soltó…
-¿dulce, porque haces esto?... ¿Además porque siempre tienes que meter a Alexa?-preguntaba any peleando un poco contra dulce para que esta la soltara.
-¿Ah y porque no? Qué… ¿Tienes miedo que venga a reclamarme que abrazo a su novia? Porque yo no. Y la meto porque a ella siempre la has amado. ¿O no?-le preguntaba dulce dándole un beso en la mejilla.
-Suéltame dulce que estamos dando un espectáculo. Y sobre mis sentimientos por Alexa no los discuto con nadie y menos contigo.- Decía any tratando aun de luchar para quitarse de los brazos de dulce que aun la rodeaban su cintura.
-¡Lo sé, y me gustaría ser ella!- Exclamo dulce mirándola fijamente a los ojos.
-¿Ella?... Por favor dulce ¿Qué estás diciendo?...
-Sí, ella para que me tuvieras en un altar como la tienes a ella-le dijo dulc! soltándola y tomando algunos vasos que estaban en la barra… any, se quedó mirándola y sintió por un momento que el corazón se le salía por esas palabras. Y le dijo:
-Ah, y dime dulce ¿De qué me hubiera servido a mi tenerte en un altar, mientras tú te revolcabas con cualquiera que se te ponía en frente?-le dijo any, sacando un cigarrillo y caminando hacia fuera del club, sin esperar a que dulce hablara.
Después de salir del club, any espero en el carro a María, lo cual la invito a su casa, María acepto alegando que no tenía ganas de llegar a su casa. En el camino María le conto un poco la situación que estaba pasando con su padre, todo tenía que ver con su padre que se había enterado de que ella trabajaba en un antro gay y eso no le gustaba a él, que le había pedido que dejara de trabajar en ese lugar o se tendría que marchar de la casa, de momento María había decidido irse de su casa pero como su madre estaba algo delicada de salud no podía dejarla a sí. Por eso María quería dejar de trabajar algún tiempo mientras se arreglaban las cosas o su mamá estuviera un poco mejor.
-¿Pero vamos María, él sabe que a ti no te gustan las mujeres? ¿Se lo has dicho?
-Claro que sí, pero él piensa que es una enfermedad que tarde o temprano se me pegara.
-Pues si te sirve de consuelo mi familia piensa lo mismo de mí. Ellos no aceptan que me gusten las chicas, y lo que más vergüenza me da, es que mi familia siendo gente estudiada crea que tengo una enfermedad –Le dijo any un poco avergonzada pero era la realidad. Siguieron platicando de la vida de any, hasta llegar a su casa y ya ahí decidieron recalentar la comida que Susana había dejado en el refrigerador para any y tomar un café, cuando terminaron any le indico uno de los cuartos a María, se desearon buenas noches, pero any no tenia sueño así que decidió bajar de nuevo a la sala principal, se sirvió un whisky y se sentó en el sofá recargable, estaba algo enojada con dulce por su forma de comportarse en el club, además lo que le había dicho tal vez era cierto, porque siempre había tenido a Alexa en un altar dentro de su alma, pero era lógico de Alexa siempre recibió amor y dulce al contrario como que gozaba ver a any sufriendo de celos por ella y eso no podía ser amor. Además lo mejor que dulce podía hacer en estos momentos era reconciliarse con su esposa o perdería la casa y los negocios…
Y any en este mes y medio había cambiado mucho, el viaje que hizo con Karina le había ayudado a ser la misma persona que era antes de conocer a Alexa, pero ahora con la diferencia que tenía 20 años, y no solo eso Karina y ella habían tenido relaciones por varias ocasiones. Hasta habían llegado a pensar en tener una relación estable, pero la situación que tenía any de venir de nuevo a Roma para encargarse del Hotel cambio sus pensamientos de las dos, y como Karina sabia de Alexa, le había aconsejado que tratara de volver con ella, que solo así se daría cuenta si aún había futuro para Alexa y ella, para que así pudiera cerrar ese capítulo en su vida.
El timbre del celular le saco de sus pensamientos… any no reconoció el numero y pensó dos veces antes de contestarlo pero lo hizo.-
-¡Pronto!..
-¡Hola, any soy dulce!
-¿dulce?.. ¿Qué pasa? … ¿Estás bien?
-¡No pasa nada, es solo que quiero hablar contigo!
-dulce son las 3 de la mañana, y estoy cansada, hablaremos otro día… ¿Si?
-No puedo otro día... ¿Puede ser ahora any? ¿Puedes abrirme la puerta de tu casa?
-¿Qué? ¿Estás loca dulce?-preguntaba any mientras caminaba hacia la puerta de su casa.
Abrió la puerta y vio que en verdad dulce estaba afuera, no le quedó otra opción que dejarla entrar.
-¡Como sigas haciendo esto dulce un día te dejare afuera!- Exclamo any enojada.
-¿Serias capaz?- Pregunto dulce abrazándola de la cintura por el lado de atrás.
-¡No sabes de lo soy capaz ahora! ¿Pero dime de qué quieres hablar? - le dijo any subiendo las escaleras después de lograr soltarse de los brazos de dulcre.
-¡De ti y de mí, claro está!..- le contesto dulce siguiéndola.
-Ya no hay nada de qué hablar dulce-le decía any entrando a su recamara, dulce entro también siguiéndola y se sentó en un sofá que estaba cerca de la ventana…
-Según tu any, pero según yo si hay… Quiero que me digas la verdad.
any saco un pijama del tocador y entro al baño a ponérsela... Después salió cepillándose los dientes... Se le quedo viendo a dulce que estaba en el sofá mirando hacia fuera, y volvió a entrar al baño se enjuago la boca, al salir del baño se subió a la cama y se sentó sobre ella.
Suspiro un poco y volvió a ver a dulce que está a su vez la miraba también…
-¿La verdad? Ahora eres tú la que pide la verdad, cuando yo me tuve que enterar por otra gente que tu estas casada.- Dijo any, que no espero a la reacción de dulce y le siguió diciendo- Pero eso ya no importa, ahora lo que importa es que tu estas casada, y es mejor que trates de llevarte bien con Julia…
-Y tú no me dijiste que llevas años amando a otra, y si sé que estoy casada pero no la amo, te amo a ti… Aunque no me lo creas- dulce vio que any la miraba con una mirada fría sabía que esa mirada no era de la any que ella conocía... pero siguió hablando…
-Yo le he pedido el divorcio y le he dicho que le sedo la parte de la casa que me toca, por la parte del club, pero ella no quiere, al igual le he dicho que le compro su parte pero me la vende a casi lo doble que vale... Y yo no quiero perder el club, no te imaginas cuanto batalle para tenerlo, yo sé que ella no le importa el club, solo me quiere castigar por haberme enamorado y haberle pedido el divorcio…
any no sabía que decir, la escuchaba atenta, porque era lo mismo que Leonor y María le habían contado. Se le quedo viendo y le hizo una señal para que se sentara en la cama a su lado… any se levantó y camino hacia la cama donde se sentó en la orilla.
-¡dulce yo no sé qué decirte!..-Le dijo any, porque estaba claro que se sentía mal de pensar que ella podría ser la culpable del problema de dulce con su esposa.
-¡Dime que no me odias!... Sé que sabes ya mucho sobre Julia y yo, que sabes que muchas veces tenia pareja y luego la dejaba cuando Julia regresaba a mi… Y sí, me confieso culpable, por que al principio tenía la fe de que algún día todo fuera como antes al regresar Julia, pero perdí la fe, porque ella se volvía a ir cuando le apetecía, y de repente un día sin más la deje de esperar. A sí que me dedique solo al club, ya no espera como antes que ella volviera, y cuando ella regresaba ya no tenía importancia para mí, y nunca pensé pedirle el divorcio al menos no pensé que lo necesitaría porque estaba segura que no podía llegar amar a nadie, pero cuando llegaste tú a mi vida, todo cambio para mí... Y puedo jurar que no he amado como te amo a ti.
-Por favor dulce no sigas... Es mejor que las cosas se queden así, no sé si pueda yo con tanto… Además me estás haciendo sentirme culpable por tu suerte.
-No, esa no es mi intención any yo solo quiero que me creas que en verdad te amo... Aunque claro tengo que tú amas a Alexa... Yo estaba dispuesta a firmar el divorcio no importándome perder todo, porque quería estar a tu lado, Y me entero que tú has vivido toda tu vida enamorada de Alexa, yo sé su historia ella me la contó hace 3 años... Pero aun así any si me lo pides yo mañana mismo firmo el divorcio dejando todo para ella.
-¡dulce por favor, tu estas mal no puedes hacer eso!… No por mí, yo no valgo tanto como tú piensas...
-¿Por qué dices eso any? ¿Dime qué pasa?... Te pido que seas sincera conmigo any, si estas con Alexa, ¿Por qué no me lo dices?
-No, no estoy con Alexa, pero sabes es mejor que dejemos las cosas así, tal vez algún día Julia se enamora de alguien y ella te pide el divorcio entonces ahí es tu oportunidad de jugar tus cartas…
-¿Si?.. Pero cuando, Julia tiene el corazón más duro que tú y yo juntas...
-Ah pues entonces no sé qué se puede hacer. ¿Pero no hagas locuras... Y que te quede claro que yo no te odio dulce...
-Pero tampoco me amas... Y eso es peor que si me odiaras... Y no entiendo porque no quieres darme otra oportunidad si no estás con Alexa.-Preguntaba dulce, que al ver que any no le respondía seguía preguntándole- Vamos any, ¿No crees es justo para mí que me seas sincera? Dime la verdad si estas con Alexa me haré a un lado.
-dulce por favor, no te pongas así. Ya te dije que no ando con Alexa, pero no puedo andar contigo eso es todo, - Contesto any, pero al ver que dulce no quedo satisfecha con su respuesta no le quedó otra opción que ser sincera- dulce yo siento algo muy especial por ti, y por eso quería darme la oportunidad de amar de nuevo a tu lado, pero tú me heriste mucho en muy poco tiempo. Y Alexa, pues si la ame por varios años y tal vez aun la amo, y por eso quiero estar con ella.- Contestaba any agachando la cabeza.
-Ok. ¿Y porque no regresas con ella?... Y sé que estoy loca por decirte esto, pero si la amas, ¿Por qué no tratas de estar con ella de nuevo?- Dijo dulce, tomando a any de la barbilla.
-Porque tengo miedo que ella me vaya a reprochar, el haberme decidido irme con mis tíos. La vida que he llevado estos 3 años, el haber estado contigo… Y la verdad pues no estuve todo este tiempo en Londres.
-¿Ah no? ¿Entonces dónde?... ¿Puedo saberlo?.
-Pues me fui a América con Karina, una amiga mía… Y… y no me porte de lo mejor alla.
-Ya veo, ¿Entonces andas con esa tal Karina?
-No precisamente… En su momento si pensamos en tener una relación, pero como yo tuve que regresarme a Roma, porque mi primo quiere que me haga hora cargo del Hotel que mis padres me heredaron, y ella no cree en eso de la fidelidad de lejos, pues decidimos dejarlo así. Pero creo que ya hable demasiado además mira qué hora es, yo tengo que dormir...- dijo any el ver en el rostro de dulce algo de desilusión al saber lo que hizo en ese mes lejos de ahí.
-Ok, entonces me voy para que te duermas...- Contesto dulce levantándose de la cama.
-No dulce... Bueno digo puedes quedarte en otra recamara, no es bueno que manejes tan lejos ahora… Además no me agrada la idea que pases las noches en un hotel pudiendo quedarte aquí.
-No te quiero molestar any, pienso que ya te moleste demasiado...
-Hay dulce, no digas eso, miran ponte esta pijama y si me prometes portarte bien te puedes dormir conmigo en mi cama...- Sugirió any acomodando la cama y metiéndose dentro de ella.
-Prometido, palabra de mujer...- Le dijo dulce, y se quitó ahí mismo la ropa y any no pudo evitar observarla cuando se desvestía, esa mujer era muy sensual, tenía la figura perfecta, any seria tonta si no aceptaba que moría de ganas de estar de nuevo con ella, pero no, se dijo- Tengo que comportarme- y se volteo del otro lado de la cama, mientras dulce entraba a la cama solo en pura ropa interior.
-¿Puedo abrazarte any?... - Preguntaba dulce, haciendo que any volteara y quedaran tan cerca que dulce deseaba tanto besarla, pero no lo hizo, no esta vez se dijo, tenía que darse su lugar ante any, y ella misma cumplir su palabra, que entre ellas dos ya no podía haber nada.
-Adelante… ¿Si eso te hace feliz dulce?- Le contesto volteándose de nuevo.
-¿No te imaginas cuanto any?- Contesto dulce, que la abrazo por la cintura, no sin antes darle un beso y desearles buenas noches…
any solo le contesto las buenas noches, y después las dos se quedaron en silencio… Hasta que lograron quedarse dormidas.
…any estaba desayunando con María y Susana. Cuando dulce llego al comedor.
-¡Buenos días!-Dijo any un poco sorprendida al llegar al comedor y ver que any estaba desayunando con María y Susana. Las tres correspondieron a su saludo, después dulce se sentó con ellas aceptando la invitación de any para desayunar.
Estaban desayunando tranquilas, cuando el timbre de la puerta sonó.
-¡Yo iré a abrir!- dijo Susana al ver que any se disponía hacerlo.
any le dio las gracias, pensando en quien sería la persona la que tocaba la puerta. Pero no tuvo que pensar tanto al ver que Alexa entraba al comedor siguiendo a Susana.
-¡Hola, buenos días!- Saludaba Alexa, sorprendida de ver a dulce ahí, pero no tanto como estaban any y María de verla a ella ahí.
-¿Espero no interrumpirlas?-Alexa preguntaba, mirando a dulce -Yo, solo venía a traerle unos libros a Susana. Y de paso quise saludarte any.
–No. claro que no interrumpes Alexa, solo estábamos desayunando.-Contestaba dulce, un poco molesta por la forma en que Alexa la miraba.–Además yo ya estaba por irme- Volvió a decir dulce levantándose de la mesa.
–No te tienes que ir dulce solo porque yo haya llegado.
–No, descuida no es por ti, solo que tengo algo importante que hacer… Bueno estuvo muy rico el desayuno Susana… Con permiso- Les dijo de nuevo dulce saliendo del comedor, pero any le dijo que la acompañaba a la puerta siguiéndola.
–dulce disculpa esta situación yo no sabía que Alexa vendría a la Casa. -Le decía any un poco nerviosa al llegar al carro de dulce.
–No tienes por qué disculparte conmigo any, además yo ya tengo claro que quieres luchar por su amor y eso me parece bien. Y no me voy porque ella llego, me voy porque tengo que buscar quien remplace a María por algunos días mientras ella arregla sus problemas.-Le decía dulce sacando un cigarro de la cigarrera y ofreciéndole uno a any. –Gracias… Y sobre esa situación pienso que puedo apoyarte por algunas horas, ¿No sé si eso te sirva?- Preguntaba any recargándose en el carro de dulce.
-Pues la verdad si me ayudarías de mucho. Solo será mientras encuentro a alguien que pueda con la barra… ¡Digo si no pierdo el club!
-¿Cómo que perderlo dulce? Claro que no, eso tenlo por seguro. Además si tú quieres puedes vivir aquí, mientras arreglas la situación de tu casa.
-Gracias any por el ofrecimiento, pero no creo que este bien. Bueno me voy any tú tienes que atender tus invitadas. Te veo en la noche, si puedes ir.
-Ok dulce, haré lo posible por ir… Y piensa sobre mi ofrecimiento en quedarte aquí en la casa, además no necesitas quedarte aquí precisamente, esta casa cuenta con una pequeña casa para huéspedes, y puedes quedarte ahí, porque no me parece justo que estés en un incómodo hotel pudiendo yo ofrecerte un lugar mejor.
-Gracias any, te prometo que lo pensare- le dijo dulcre dándole un beso de despedida a any, y subiéndose a su caro para irse.
… any apago su cigarro y entro de nuevo a su casa, donde aún estaba las chicas en el comedor, se sentó en el comedor saludando de nuevo a Alexa, lo cual ella le pedía disculpas por a ver llegado sin llamarla. –Vamos Alexa no tienes por qué disculparte, aquí todo está bien- any le dijo, tratando de seguir con su desayuno- ¿Pero y díganme que tal van las clases de piano?- Preguntaba any, cuando por fin recordó que antes de irse a Londres le había dado a Susana el teléfono de Alexa, para que la contactara para las clases de piano. -¡Pues muy bien!... Alexa es una excelente maestra.-Contestaba Susana, con una gran confianza hacia Alexa, cosa que sorprendió mucho a any, que volteo a ver a María, con una mueca de "¿Y estas que se traen?"
-Oh, pero que bien… Y de eso no me cabe ninguna duda.-Decía any.
El desayuno se alargó un poco, ya que estuvieron hablando de las clases de piano, de la Universidad y de otras cosas más. Después pasaron al cuarto donde estaba el piano con el pretexto de que Alexa le enseñaría algunas notas de melodía a María. any se sentó para escucharlas pero ella pensaba en la situación en la que estaba dulce y en lo que habían hablado en la noche… En lo protegida que se sintió al dormir abrazada con dulce… Además pensaba que no importaba lo que pasara entre ellas dos, quería ayudarla para que no perdiera su casa ni el club. Por un momento salió de sus pensamientos al ver la forma en cómo Susana coqueteaba con Alexa, y pareciera que a Alexa eso no le molestaba al contrario le daba entrada a sus coqueteos, las observo por varios minutos, y se dio cuenta que Alexa no era la misma mujer que conoció en el colegio, era como más abierta a la gente, mas coqueta, era una mujer muy cambiada, como que salirse del colegio le ayudo en su cambio y any no sabía si tenía que estar molesta o contenta por ese cambio. Solo sabía que cada día más se estaba dando cuenta de que la Alexa de ahora no era la misma de hace casi 4 años…
… any llevaba ya un mes ayudando a dulce en el club, lo hacía cuando no tenía clases temprano en la Universidad y eso a dulce le ayudaba mucho ya que aparte de tener que desvelarse en el club, tenía que abrir el restaurante en las mañanas.
Con Alexa había empezado ya un noviazgo y parecía que las cosas entre las dos estaban funcionando bien, aunque a Alexa no le pareció bien saber que any ayudara a dulce en el club y muchos menos que dulce aceptara el ofrecimiento de any de vivir en la casa de huéspedes -Vamos Alexa, eso solo será por algunos días- Le dijo any cuando Alexa le recrimino que hiciera eso. Le pido que confiara en ella...
Para any la confianza era algo importante para que funcionara una relación…
any y dulce solo trataban de llevarse bien en el club, any ya no le hablaba a dulce de sus sentimientos hacia ella. Y aunque dulce se quedaba en la casa de any no se veían seguido, en si solo se veían en el Club, y platicaban solo lo necesario, dulce a veces recibía la visita de Julia, se encerraba con ella en el despacho, pero pareciera que discutían porque cuando salían del despacho era de un mal humor. any tenía claro que las peleas entre ellas seguían y la entristecía ver a dulce tan decaída y siempre de mal humor, así que se le había ocurrido pedirle ayuda a Gustavo para que investigara todo sobre la venta de las propiedades de dulce, y aunque al principio a Gustavo le pareció absurdo que any quisiera comprarlas, no le quedó otra opción que ayudarla.- Sabes que no estoy muy de acuerdo con lo que quieres hacer any, pero aun así cuenta conmigo para todo- Le dijo Gustavo, que ya había investigado el precio de las propiedades, y aunque a any le parecía exagerado los precios, aun así estaba dispuesta a hacer la compra, así que le había llamado al contador de la familia, para comentarle sobre la cantidad que quería retirar, pero como era de esperarse, el mayor de sus primos no tardo en llamarle: -¿Para qué quieres tanto dinero any? ¿Qué piensas hacer con él?- Le preguntaba algo enojado.
-Vamos Víctor solo lo necesito, además ya lo sabrás con el tiempo en que lo ocupare.
-No, no y no any. No puedes retirar tanto dinero sin una explicación. ¿Estás bien? ¿Tienes algún problema? Dímelo yo veré la forma de ayudarte.
-Estoy bien Víctor, no necesito tu ayuda, solo quiero mi dinero y es todo.
-Pues lo siento any no puedes hacer eso… Pediré que te congelen la cuenta hasta que me digas que harás con tanto dinero.
-¿¡Qué vas hacer que Víctor!? Tu sabes que no puedes hacer eso, ese dinero es mío, y tengo derecho de usarlo en lo que me plazca. Y si no te parece ese es tu problema no el mío.-Le digo any colgándole el teléfono a su primo Víctor. Y aunque temía que Víctor, tratara de congelarle su cuenta, aun así le firmo a Gustavo un cheque con la cantidad que pedía Julia por las propiedades.
-Gracias por confiar en mí- Le dijo Gustavo al recibir el cheque.
-No tienes que agradecerme nada Gustavo, solo espero que puedas convencer a Julia que te baje un poco el precio, ya que se las pagaras al contado.
-¿Pero any tú estás segura que quieres hacer esto? Mira que es mucho dinero, además necesitas pensarlo bien antes de darle así como así las propiedades a dulce. -Le decía Gustavo tratando de hacerla recapacitar.
-Si estoy muy segura Gustavo, además esto lo haría también por ti, por Alexa, por cualquier amigo, al que yo supiera que dio su vida por algo que ahora se lo quieren rebatar solo por venganza.
-Ok. Te entiendo any, solo espero que dulce se lo merezca.
Fueron las últimas palabras de Gustavo antes de ir al lugar donde había quedado con Julia, porque ella se encargaría personalmente de hacer la venta

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:34 am

Cap. VI
Estaba un poco angustiada, porque ya era noche y no sabía de Gustavo desde en la mañana. No sabía si llamarlo, o esperar a que él lo hiciera... Tenía miedo que el cheque no hubiera tenido fondos... O que Julia hubiera decidido no hacer la venta... Tenía ganas de al salir del club ir al departamento de Gustavo para saber que había pasado, pero tenía que ir a ver a Alexa...
Tenía algunos días que ya había entrado Faby, una nueva chica a trabajar en el club, pero como aún no se familiarizaba con la barra, María había quedado de ayudarles esa noche, porque dulce se iría temprano. Y any tenía un examen muy temprano mañana.
Cuando llego María, any se sentó en la barra para tomarse un whisky, porque quería calmar sus nervios antes de ir a la casa de Alexa… Deseaba que todo saliera bien, con la compra. Y también tenía que hallar la manera de hablar con dulce sobre eso. Y aunque pensaba invitar a dulce a cenar para celebrarle su cumpleaños, que aunque en realidad su cumpleaños era el sábado el mismo día que any los cumplía, no podía celebrarlos con dulce ni con Alexa, porque su familia llegaría ese día con el pretexto de celebrárselos a any.
-¿Qué es lo que te tiene tan pensativa any?- Le preguntaba dulce.- Sentándose junto a ella, en la barra.
-Ah, nada dulce, solo estaba pensando en algunas cosas del hotel.- contesto any mintiendo un poco a dulce.
-¿Todo está bien con el hotel? Si quieres ayuda con eso puedes pedírmela, no se mucho de hoteles pero lo intentare.- Le decía dulce acariciándole la mano... any miro su mano sobre la de ella pero no se la quitó, si no que ella también se la tomo en forma de agradecimiento y le dijo: -Ah, gracias dulce pero todo va bien con el hotel, mi primo se apiado de mí y contrato un nuevo administrador. Así que ya me libre de ese cargo… Bueno solo hasta que me gradué de la Universidad. ¡Pero siento que no sirvo para administrar un hotel!.
-No creo que no sirvas para eso any, lo que yo pienso que eso no es lo tuyo... Yo creo que lo tuyo es tocar el piano, a mí me encanta la forma en cómo lo tocas. ¡Puedes llegar a hacer una gran pianista!
-¿En serio? Pues gracias por decirme eso, me gusta que te agrade… Pero aunque me gusta mucho tocar el piano, no creo que pudiera estar dando conciertos por el mundo.
-¿Ah, no? ¿Entonces dime que es lo que en verdad te apasiona any? Me gustaría saberlo.- dulce preguntaba pidiéndole a María dos whiskies.
-La verdad no lo sé dulce, cuando estaba en el internado soñaba con viajar por el mundo, por eso estudiaba idiomas… Pero ahora que ya estoy afuera del internado no sé, como que se me han quitado las ganas de viajar, tal vez será porque ya tengo mi libertad.
-Tal vez será eso any, o tal vez por tu edad, no quiero decir a tu edad son tontas las personas, solo que aún no tienen claro lo que quieren… Te aconsejo que un día tomes tiempo para estar sola contigo misma, sin pensar en nadie y en nada, solo piensa en ti, en algo que desees hacer y lo hagas, yo sé que debes de tener algo que te apasione demasiado, solo que aún no te has tomado el tiempo para descubrirlo.-Le decía dulce sacando un cigarrillo.
-Te prometo que tratare de buscar mi pasión por algo... Porque no creo que sea bueno vivir sin tener pasión por algo. ¿Pero dime a ti que te apasiona dulce?-Preguntaba any, después de prenderle el cigarro a dulce.
-Pues bueno que te diré any, aparte de trabajar en lo que me gusta, me encanta la naturaleza, me gustaría vivir en un lugar así como un rancho, solo la idea de pensar tener caballos, gallinas, vacas, o sembrar semillas, me emociona… Si sé qué piensas que estaré loca o algo parecido, además siempre he querido tener una hacienda pero ahora agradezco no haberla obtenido, si no ahora Julia también me la estaría quitando.
-Pero dulce, yo no te veo como una mujer de rancho, es decir eres muy elegante, muy sofisticada, te puedo imaginar en un crucero americano toda elegante tomando él te. Pero no en un rancho ordeñando vacas.-Le decía any mirando su reloj. Y riéndose un poco.
-¿Ah no? ¡Pues déjame decirte señorita que toda mi niñez la viví en un rancho y si he ordeñado vacas!… Además las apariencias engañan, porque la primera vez que yo te vi, y supe que eras familiar de los dueños de los hoteles de la Colina, pensé que eras una niña de esas muy mimadas, que vienen de colegios muy caros, que están rodeadas de sirvientes que le hacían todo, y que solo querías trabajar en el Romantic por un capricho de niña rica. Pero después vi que no eras así- Le decía dulce dándole una pequeña cajita envuelta con papel de regalo que saco del bolso de mano.
-¿Huy todo eso pensabas de mí? Pues lo bueno que no estabas tan equivocada, casi en todo aciertas dulce, lo único que te fallo es que no entre a trabajar aquí por capricho, sino por otra razón, ya que a veces el dinero no te da la felicidad. - le decía any, que veía muy entretenida el regalo- ¿Pero qué es esto dulce y porque?
-Es un regalo por tu cumpleaños, sé que es el sábado y como mañana yo no vengo, pienso que entonces nos veremos hasta el lunes, así que quiero aprovechar para dártelo antes que te vayas.
-Pues muchas gracias dulce pero no era necesario. ¿Y porque no vendrás mañana? ¿Si se puede saber?- Preguntaba any un poco decepcionada al saber que mañana no la vería, y no iba poder invitarla a cenar como lo tenía pensado.
-He rentado un cabaña afuera de la Cd y quiero irme a descansar al aire libre, te invitaría pero no sé si tengas tiempo, o quieras mezclarte con una ranchera como yo.- Le decía dulce despidiéndose de María y caminando hacia afuera del club.
-¿En serio me invitarías? Porque yo si podría ir… Digo yo tengo un examen mañana, pero si me das la dirección yo llego ahí al salir de la Universidad, además yo tenía planeado invitarte a cenar mañana en la noche, para celebrar tu cumpleaños, pero si me gustaría ir contigo quien quita y puedo encontrar mi pasión por la vida estando al aire libre. –Sugería any, caminando con dulce para el estacionamiento del club. Pero ninguna decía nada, any esperaba la respuesta de dulce que solo caminaba pensando. Al llegar por fin a su carro dulce le dijo: -¿Bueno que te parece pasamos el día en la cabaña y cuando regresemos en la noche vamos a cenar y celebramos juntas nuestro cumpleaños?- Pregunto dulce abriendo su carro y entrando en él.
-Pues me parece correcto… la verdad quiero divertirme sin pensar en otras cosas, quiero que tratemos de pasarla bien sin pensar en lo que hubo entre tú y yo, así como si fuéramos buenas amigas. ¿Te parece eso bien dulce?
-Pues esa idea me gusta mucho, tratarnos aunque sea por un día como simple amigas… Pues en eso quedamos… ok, entonces te veo luego en tu casa para quedar de acuerdo en cómo llegaras allá...
-Ok, nos vemos alla, vete tú con cuidado y gracias por el regalo.-Le dijo any al despedirse de dulce, no antes darse un beso en los labios de despedida
... Alexa había preparado para cenar una comida típica Italia. Cenaron tranquilas, bebieron algo de vino tinto… Después salieron un rato a la terraza, any se sintió tentada por un momento a decirle a Alexa sobre la ida mañana a la cabaña con dulce, pero no lo hizo, sabía que estaba haciendo mal ocultándoselo pero no sabía cómo decírselo. -¿any todo está bien?- Preguntaba Alexa, al ver que any se había quedado callada. -¡Si claro Alexa! Estoy un poco cansada, y mira ya son las 11:00, será mejor que vaya a dormir, mañana tengo que ir a la Universidad temprano.-Le decía any levantándose de la silla y entrando a la casa. -Si tienes razón, lástima que no trajiste tus libros me hubiera gustado que te durmieras conmigo...
-Ah, hubiera sido perfecto, pero quiero estudiar un poco más y tú sabes que me gusta estudiar a solas. Ya sabes que me distraigo muy fácilmente, y más si tengo a mi lado a una chica hermosa como tú. -Le decía a Alexa dándole un beso y caminando a la puerta de salida.
-Te entiendo... Porque sé que no te gusta mucho lo del estudio, y no quiero ninguna excusa para que falles mañana en tu examen... Además yo me quede de ver con Susana, para darle una clase antes de que se vaya a la Universidad. -Alexa le decía dándole otro beso de despedida, y cerrando la puerta tras de any.
…Tenía ya una hora que any había llegado su casa después de salir de la casa de Alexa, se había encerrado en la biblioteca, quería estudiar porque al decir la verdad había estudiado muy poco...-¿Aunque no se dé que me sirva eso? ¡No quiero dedicarme de por vida a un hotel! –Exclamaba any, cuando abrió la libreta llena de apuntes, que una amiga le había dado... Después dejo de estudiar cuando recibió la llamada que tanto esperaba de Gustavo, para decirle que ya todo estaba listo, que se había tardado un poco porque tuvo que investigar primero que el cheque tuviera fondos, antes de verse con Julia y hacer el negocio... Pero que ya todo está bien había hecho la compra logrando que Julia le rebajara un 20% a las cantidad que pedía... Así que en unos días llegaría la hipoteca de las propiedades a nombre de ella.
any estaba muy feliz por esa noticia y porque por fin había podido hablar con dulce, sin tanto estrés entre ellas… Pensó que tenía que hablar con ella sobre eso pero no la haría mañana no quería arruinar el día.
... Había llegado la mañana esperada, any se levantó temprano aunque con un poco de sueño no había podido dormir muy bien... Se bañó y se alisto para salir a la Universidad, al bajar a la cocina vio que Susana no estaba, se acordó que Alexa le había dicho que hoy se vería temprano con ella...
Pensó en tomar un jugo de naranja pero vio que ya se le estaba haciendo tarde así que tomo la libreta de los apuntes y una pequeña mochila donde llevaba algo de ropa por si la necesitaba en la cabaña y salió de prisa a su carro... Cuando iba saliendo vio que dulce se acercaba a ella...
-¿Tú todavía aquí any? Pensé que ya estabas en la Universidad. - Le preguntaba saludándola con un beso pero esta vez en la mejilla...
-Si ya voy para allá, todavía tengo 30 minutos para llegar- Contestaba any prendiendo un cigarrillo y caminando hacia la cajuela del carro para meter la mochila... -Pero dame la dirección de la cabaña y yo llego haya al salir de la Universidad...
-La verdad me gustaría acompañarte a la Universidad- Le dijo dulce, pero al verla la cara de espanto que any puso término por decirle- Pero no te asustes, te esperare en el carro y pues ya después nos iremos, porque está complicado llegar, además quiero acompañar a mi nueva amiga es su examen. ¿Puedo?
any vio el reloj y le dijo- Ok, si eso es lo que quieres vamos.- y subió al carro, seguida de dulce que también lo hizo...
Solo pasaron por la maleta de dulce y se fueron, por un momento estaban en silencio...
any pensando en su examen... y en lo que le apasionaba, pero siempre llegaba a la conclusión que la única pasión que tenía era tocar el piano... Miraba a dulce de reojo y la veía muy pensativa, en ese momento sin saber porque sintió celos del silencio que dulce tenia... Quería saber si en esos pensamientos estaba ella, o solo Julia... Quería decirle que no tenía por qué preocuparse de nada que ella podía solucionarle todos sus problemas, con tal que solo ella estuviera en su mente...
-¿any?... ¿Y desayunaste algo antes de venirte?- Pregunto dulce sacándola de sus tonterías.
-¿Qué? ... Ha, no... No me da hambre muy temprano.-Contestaba, volteándola a ver alegrada de que por fin hablara.
-¡Vamos any! Eso está muy mal niña... Peligro y te me desmayas de tanto pensar en ese examen.- Le decía con algo sarcasmo, risa y enojo.
-ay ni que fuera para tanto dulce, además aquí la que se puede desmayar eres tú, que llevas todo el camino pensativa. ¿Me gustaría saber en qué o en quién piensas? - Dijo al último sin poder evitarlo.
-Hmmm... ¿En que pienso? No soy una mujer que piense mucho, tal vez por eso estoy como estoy ja, pero ¿En quién pienso? No creo que eso te agrade saberlo... Además quedamos en no hablar de eso.
-Si lo sé, disculpa... Lo bueno que ya llegamos, ¿Entonces me esperas aquí o vienes conmigo?- Le propuso any, pensando que tal vez Susana la vería con ella, y podría comentarle a Alexa, pero no se lo dijo al pensar que estaba en casa de Alexa.
-¿Estás segura de tu invitación?- Pregunto dulce al ver en la cara de any las muecas que hacia cuando pensaba en esas posibilidades de que Susana las viera.
-Claro que si dulce, me puedes esperar en la cafetería o afuera del salón... Tal vez me traigas suerte.

...Por fin llegaron a la cabaña, any estaba tan impresionada de ver tanta naturaleza, era un lugar demasiado hermoso, y aunque sabía que había hecho mal en ir sin decírselo a Alexa, no se podía arrepentir al ver todo ese camino tan verde y lleno de vida tenía tantas emociones juntas... dulce le había confesado que cuando ella quería escaparse de todo siempre iba ahí... any se sentía feliz, al respirar el aire limpio, se sentía libre y eso le gustaba...
Cuando un chico de los que se encargan de cuidar esos lugares llego con dos hermosuras de caballos, y dulce le propuso montar a caballo, con algo de burla pensando que tal vez any nunca había montado uno. Pero any acepto hacerlo, diciendo que ella era muy buena jinete ya que en Londres ella jugaba Polo... Estuvieron un rato cabalgando hasta que llegaron a un río donde decidieron descansar un poco... Después se metieron a nadar... Estaba claro entre ellas que si se lo proponían podían pasársela muy bien juntas, sin tanta tensión entre ellas... Se pasaron una tarde juntas muy feliz, entre risas, bromas... Para any fue una tarde muy agradable, que si por ella fuera la volvería repetir, aunque le doliera a ella y al mundo no pensó en nadie en toda la tarde, y al decir nadie incluyo a Alexa... Al llegar la tarde decidieron regresar a la casa, para arreglarse para salir a cenar, aunque dulce le vino convenciendo todo el camino de ir a un lugar a bailar después de cenar… Cosa que any se había negado totalmente alegando que ella no sabía bailar... Pero dulce le dijo que era el único regalo que le pedía, ir a bailar con ella... Así que any acepto, pero le puso de condición que ella buscaría el antro y el restaurante donde la llevaría.
Dejo a dulce en la casa de huéspedes para que se arreglara y después ella se fue a la suya para arreglarse también... Eran las 7:00 quedaron de verse en una hora.
Al llegar a su casa any checo su celular tenía varias llamadas perdidas y entre ellas estaba algunas de Alexa... Después vio que Susana salía de la cocina acercándose a ella. Y la saludo. Susana le pregunto que como le había ido en el examen... any le dijo que parecía que bien... Pero antes de subirse las escaleras le dijo que Alexa había estado en la casa esperándola casi toda la tarde, pero como nunca llego se fue... Y le dejo dicho que le llamara cuando regresara. any solo le dio las gracias y subió a su recamara.
Por un momento se acostó en la cama con el celular en la mano, no sabía si llamarle a Alexa, pero no lo hizo... Pensó que mañana le diría la verdad... Mejor le llamo a su amiga Paola para saber si ya todo estaba listo en el restaurante... Y preguntarle la dirección del lugar donde ella había ido a bailar con su nueva conquista, al menos Paola había dicho que era un lugar muy cálido, privado y ponían variedad de música... Y lo más importante es que asistía gente tanto gay como hetera...
Se vio por ultimo en el espejo para darle el último toque al peinado, que solo se había recogido unos mechones de cada lado haciendo un tipo de mariposa en medio y lo demás suelto... Se acomodó el vestido verde algo pálido, largo y apretado a su cuerpo que le hacía resaltar las caderas, tenía la espalda descubierta, y de enfrente un grande escote... Zapatillas altas, verdes pálidas con adornos de plata que combinaban con los adornos que tenía el vestido en la cintura y en los tirantes del escote... Se voltio de espaldas para ver si se le podía ver el tatuaje que traía y vio que el cabello lo tapaba...Dio gracias a Dios por eso… Después en un instante sonó su celular, que al ver que era dulce contesto sin pensarlo dos veces... dulce la saludo y le pregunto si ya estaba lista para pasar por ella... any le dijo que si pero que ella pasaría por ella y ya ahí se irían en su carro... Así que salió de su recamara, esperando que todo saliera bien...
Al llegar por dulce ya la estaba esperando afuera, para any no cabía duda que dulce tenía demasiada personalidad y elegancia, toda la ropa le quedaba bien, pareciera que estaba hecha especialmente para ella… Traía un vestido negro, que le llegaba a la mitad de las pantorrillas, que la hacía ver tan hermosa... Pero any tenía que dejar de pensar en dulce como mujer.
La saludo, y le dijo que era mejor que se fueran en su carro, así que dulce se subió al carro, le dio de nuevo un beso en la mejilla y después le dijo que se veía muy hermosa como iba vestida, any dio gracias y le dijo que ella no se quedaba atrás. En el camino fueron platicando estaba claro que cada vez más había más confianza entre ellas... Platicaban de las travesuras que any hacía en el Internado...Y de muchas cosas más…
Cuando llegaron al restaurante que estaba en el desván de un famoso hotel... Las recibieron unos mozos, que las llevaron a su mesa que quedaba enfrente de un ventanal donde se podía apreciar la ciudad de Roma... dulce le había agradecido a any el detalle de llevarla a cenar ahí ya que era un lugar muy romántico y acogedor...
Aunque le pregunto cómo es que había conseguido reserva de un día para otro, ya que en esos restaurantes tenías que hacer la reserva desde días antes...- A veces sirve de algo tener algunas palancas por ahí. –Le contesto.
Disfrutaron de la deliciosa comida Italiana, tomaron un rico vino, brindaron por sus respectivos cumpleaños... Y después se fueron a bailar.
Al llegar al Club uno de los meseros las llevo a la mesa que any ya había reservado... Era bueno el ambiente, al menos a any le gustaba y parecía que a dulce también... Pidieron dos Whiskys... any observaba el lugar, daba un toque como dé lugar latino, al menos any conocía esos lugares, porque cuando estuvo en América, con Karina era a los antros que más solían asistir... Lo cual le pregunto a dulce si le gustaba el lugar, que si no fuera así se podían ir... Pero ella le contesto que sí, que se veía bueno. Que además no se iba a escapar de bailar con ella.
No tardó mucho en decir eso cuando empezó un canción algo erótica, que aunque estaba en español a dulce le llamo la atención y la invito a bailar, any solo vio la pequeña pista que se llenaba poco a poco de parejas tanto como gay y heteras, se tomó de un solo trago el whisky y le dio la mano a dulce que la llevo a la pista... Al llegar a la pista dulce le dijo que solo se dejara llevar por ella, y por la música... any solo cerró los ojos, y recordó que había aprendido ese paso con Karina...
"Sol, no entiendes lo que pasa aquí, esta es la noche y de la noche son las cosas del amor, el corazón a media luz siempre se entregara... Mar todo el ambiente huele a mar, mucho calor, sudores en la piel, sudor sabor a sal y en la pista una pareja se vuelve a enamorar"... Esas letras que any entendía muy bien le retumbaban en los oídos, mientras el sabor del perfume de dulce, la hacía recordar en las noches que había pasado a lado de ella... Y sentía el aliento de nuevo tan cerca de ella, sentía ganas de besarle de sentir de nuevo esos labios tiernos y carnosos sobre ella... Pero en esos momentos pensó en Alexa y abrió los ojos, dio de nuevo gracias que la música término... Solo miro a dulce que le dirigió una sonrisa, y le acarició la barbilla, diciéndole -Mentirosilla, no que no sabías bailar...- Después la tomo de la mano, para llevarla a que se sentaran, como sabiendo que any se había quedado como perturbada con esa canción... Al llegar a la mesa dulce pidió otro whisky, y any solo un vaso de agua... -Yo soy la conductora designada.- Le dijo any a dulce al ver que esta le dirigió una mirada algo rara... Pero any sabía que no podía tomar más, si quería tener control con la situación…
La velada fue muy divertida, any bailo con dulce toda la noche, de toda clase de música, era imposible decirle que no a ella, eran las 4 de la mañana cuando por fin logro convencerla de ya irse a su casa... Al llegar a dejarla a la casa, mientras dulce se bajaba del carro any saco de la cajuela una pequeña bolsa, con un regalo... Se lo dio y le deseó un feliz cumpleaños, se abrazaron, se quedaron así abrazadas por un buen rato, después al separarse dulce le agradeció, por la velada diciéndole que no recuerda haberse pasado un día tan hermoso y feliz como el que paso con ella a su lado... Y se despidió de ella dándole un beso en la mejilla, pero después ese beso la llevo a darle otro en la boca, beso que any se lo correspondió... Después se dejaron de besar para reírse un poco por la canción que empezaba en la radio... Era I kissed a Girl... Estaba claro que recordaron como la bailaron en el antro...-Al menos ya tenemos nuestra canción, aunque no es tan romántica.- Le dijo any, tratando de que ese beso se quedara en el olvido...-Sí, verdad. - Le contesto dulce sin dejar de mirarla. -any hacia lo mismo, era noche de luna llena y se reflejaba en la cara de dulce y para any eso la hacía verla más hermosa. -Es mejor que me vaya dulce, esto que estamos haciendo no está bien...- Le dijo any...
-Si tienes razón any, no quiero que se pierda esto que ya hemos ganado solo por una tontería…
-Nos vemos luego, que descanses y gracias por tu compañía... Y sé que está mal lo que te voy a decir dulce, pero este beso que me diste fue el mejor regalo que me hubieras podido dar... -Le dijo eso y camino hacia el otro lado del carro, abrió la puerta, entro al carro y arranco para su casa...
Horas más tarde el timbre del celular hizo que any se despertara, vio el reloj eran las 12:00 del medio día... ¿Quién será a estas horas se dijo? Pero no quiso saber, solo se tapó la cabeza con la almohada y siguió dormida...
Tiempo más tarde unos toques en la puerta la volvieron a despertar, eran ya las 5 de la tarde, no quería saber de nadie y de nada... De repente sintió un hueco de melancolía, quería dormir todo el día, era como si quería ocultarse de algo, que ella sabía bien que tenía que enfrentarlo... Se levantó y abrió la puerta... Vio que era Alexa... Que se le quedo viendo de arriba abajo...Y le pregunto- ¿Estuvo buena la parranda anoche verdad?- Pero al ver que any no decía nada, que solo se volvía a acostar le dijo- Vamos any, no seas flojita, date un baño y te espero a abajo que te he preparado algo rico de comer, para que se te baje esa cruda que traes...Y salió de la recamara

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:34 am

any se quedó por un momento acostada, después se levantó tenía que contarle todo a Alexa y pues ya después aceptar las consecuencias.
Y si lo hizo, se arregló después bajo y entro al comedor donde ya había una mesa lista para comer... Estaba en la radio música romántica, algunos globos de festejo y un gran ramo de flores... -¿Pero qué es esto? - Se preguntaba ella sola... Después apareció Alexa que la invitaba sentarse a la mesa... Donde le servía la comida... Comieron, y Alexa abrió un champán, para brindar por el cumpleaños de any, después le dio algunos regalos, y entre ellos estaba una pequeña cajita que Alexa le pidió que la abriera primero... Al abrirla any sintió algo raro, al ver que en ella había un anillo.
- ¡Vamos, que no sea lo que me imagino!- se decía ella misma... Pero parecía que sí, era eso, cuando Alexa se acercó a ella y le dijo que se casara con ella...
any se quedó callada sin saber que decir, pero al fin le dijo.- Alexa, yo no sé qué decirte... Es un detalle muy hermoso, pero que no me lo esperaba...
-¿Y qué quiere decir eso any? ¿Sí o no aceptas ser mi esposa?
-Es que antes de nada, necesitas saber que ayer estuve todo el día con dulce.
-Ah es eso... Pues no me preguntes cómo pero ya lo sabía any.-Le decía Alexa
any pensó en como lo sabía, no podía creer que dulce se lo había dicho... ¿Quién más sabia que estuvo con ella?..
-any, solo quiero saber una cosa... y contesta con la verdad- le dijo Alexa sacándola de sus pensamientos…
-Si dime.
-¿Que paso entre tú y ella ayer? -
-Bueno solo fuimos a una cabaña, después a cenar y luego a bailar... Pero si te refieres a lo otro, solo nos besamos... Y discúlpame pero no puedo mentirte más.
-Ah, ¿Solo un beso? ... Bueno por un beso no estoy dispuesta a terminar nuestra relación... Y mi propuesta de matrimonio está todavía en pie... - le dijo Alexa, poniéndole el anillo en el dedo de any... Después la beso...Y le pidió que abriera los demás regalos...
any parecía como un robot de las dos mujeres que sentía amar, no sabía qué hacer... Con Alexa había soñado por años casarse con ella, y ahora que por fin lo podía lograr, estaba dulce que le hacía perder la cabeza cada vez que la tenía cerca de ella... Aunque en ese momento estaba algo enojada con ella, porque pensaba que ella le había dicho a Alexa que habían salido juntas, o tal vez se lo había contado a alguien y ese alguien se lo había dicho a Alexa... Pero por ahora ya no importaba, ya estaba comprometida con Alexa y era lo único que tenía que importarle... Ya después arreglaría con dulce las cosas sobre las propiedades que any había comprado pensando en ella... Al terminar de celebrar el cumpleaños de any, decidieron irse a la casa de Alexa, para pasar la noche con ella, y ya después mañana temprano se vendría para recibir a sus primos.
Cuando ya llegaron a la casa de Alexa, era casi las 10:00... Se acostaron a dormir.
De nuevo el timbre del celular despertó a any, que dio un salto de la cama al pensar que ya era de día y de seguro sus primos ya le estaban llamando. Pero no era así cuando vio que eran apenas las 3 de la mañana, tomo el celular y vio que era dulce, dudo en contestarle... -¿Quién es a estas horas amor?- Pregunto Alexa algo adormilada…
any la vio y le contesto - Es dulce- y se volvió a acostar dejando el celular en la mesilla. Al ver que dejo de timbrar.
-¿Estará bien?... Márcale amor, porque no podría estar tranquila, sabiendo que esa mujer no está bien. - any hizo una mueca rara y tomo el celular para llamarle, pensando en lo que le dijo Alexa.
any esperaba que dulce le contestara, cuando por fin lo hizo, any sintió algo raro al oírla borracha...- ¿dulce, dónde estás? Le preguntaba any levantándose y caminando hacia fuera de la recamara.
-Yo estoy bien any, solo que he venido a tomar algunas copas, pero resulta que no me quieren dejar ir a mi casa, dizque porque estoy borracha y no puedo manejar así… ¿Tú crees?...
-¿Y dime donde estas dulce? Para yo ir por ti.
-No, no any ya no te preocupes por mí... De un momento pensé en ti pero si estas ocupada, yo pediré un taxi...
-No estoy ocupada dulce, dame la dirección... o pon al teléfono a algún mesero de ahí para que me la de...
Cuando por fin logro convencer a dulce que le diera el celular a alguna persona que estuviera ahí para que le diera la dirección...
any, se puso la ropa, y le dijo a Alexa que la disculpara que tenía que ir a buscar a dulce porque estaba muy tomada y tenía miedo que algo malo le pasara. Así que se fue sin pensarlo dos veces...
Al llegar en la puerta el chico con el que había hablado por teléfono la esperaba y le llevo a la mesa donde estaba dulce.
-¡Pero dulce mírate como estas! ... No deberías de tomar tanto...- Le digo any, sentándose a lado de ella.
-¿Pero porque viniste any? Yo les dije que pidieran un taxi...
-dulce yo no puedo dejarte que te vayas así en un taxi... Además antes que nada soy tu amiga y siempre estaré a tu lado cuando me necesites... Ahora vayámonos a la casa por favor dulce- le decía any tratando de levantarla, pero dulce se resistía.
-¿Bueno y si eres mi amiga, porque no me dijiste que le compraste la casa y los negocios a Julia?- Le preguntaba dulce tomando otro vaso de vino que tenía en la mesa.
-ay dulce, si te lo iba a decir... pero estaba esperando que me llegaran los papeles para enseñártelos... Además no lo hice de mala onda... Lo que menos quiero es hacerte daño.- le contestaba tomándola de la mano.
Pero dulce pudo ver el anillo que any ahora tenía...- wow, ¿Ósea que te casas? Pues felicidades any... Deja pido una botella de champán para brindar por ti y por Alexa para que sean felices-
-Vamos dulce no te hagas más daño... Mira vamos a la casa, y alla platicamos de todo lo que quieras sí.
-No any, yo me quiero ir en un taxi... Yo no quiero molestarte más, y no quiero que tengas problemas ahora con tú prometida por mi culpa... Y el negocio que hiciste con Julia, no estoy enojada por ello, al contrarió me siento feliz que tú seas la nueva dueña... A mí la verdad ya no me importa, tal vez me vaya a América.
-dulce no digas esas cosas por favor, además no quiero que te vayas, las propiedades las compre pensando en ti... Pero ahora no es momento de hablar de eso, yo solo quiero que no vayamos a la casa... Me da miedo este lugar dulce, hubieras escogido un lugar mucho mejor para emborracharte.- le dijo any viendo al rededor, era como una taberna, y eso a any le daba escalofríos...
-¡Huy a mi princesita no le gusta los lugares de baja categoría!...
-dulce no quise decir eso y tú lo sabes... Solo que no creo que sea un lugar para que una mujer como tu este tomando aquí sola... Pero si quieres quedarte, está bien dulce ahora te ordeno un taxi...-Le dijo any levantándose para salir afuera a llamar a un taxi y de paso a Alexa para decirle que de ahí se iría mejor a su casa...
Estaba a punto de pedir un taxi cuando dulce salió de la taberna... -¿Y luego te vas conmigo dulce o te pido un taxi?
-¡Pues si no me queda otra me voy contigo!... Pero necesito saber si mi carro estará bien aquí hasta mañana...
-dulce no te preocupes por eso, el chico que te estaba cuidando nos seguirá, para que deje tu carro en la casa... -le decía any, dándole las llaves al chico, y pidiéndole que manejara con cuidado.
dulce también le pido al chico lo mismo y le dio las gracias de que la estuvo cuidando con un beso en la boca- A any no le pareció bien eso, ya que la jalo para que se metiera al carro...
dulce solo se reía al ver que any se había puesto celosa, por ese beso que ella le dio al chico.- Lo cual le pregunto el porqué de sus celos, si ella se iba a casar ya. Pero no recibió ninguna respuesta de parte de any. Lo único que any hizo es subirle volumen a la radio para no escucharla más hablar.
Al llegar a la casa, le dio las gracias al chico y le dio algunos euros para pagarle el taxi que ya lo esperaba, y otros para pagarle el favor, pero el chico se negó a recibirlos... -¡Si claro, con el beso te das por bien pagado!...-Pensó any algo enojada. Después despertó a dulce, para ayudarla a entrar a la casa.- dulce al despertarse, pregunto por el chico, sabiendo de ante mano que eso a any le provocaba celos.Pero any no le contesto y la siguió ayudando a subir las escaleras de la casa... Hasta que la metió a su recamara y la acostó. La cobijo y al verla que se quedó profundamente dormida, tomo una almohada y se acostó en el sofá que estaba en la recamara... Quería quedarse cerca de ella tenía miedo que le pasara algo, ya que estaba claro que había tomado mucho esta noche...
Ya había pasado un mes desde el día que any había tenido que ir por dulce a la taberna, y las cosas no habían salido como any las había pensado...
Primero al día siguiente había tenido que dejar a dulce sola en la mañana ya que sus primos habían llegado y le habían avisado que la esperaban en el Hotel, así que ella tuvo que salir para el Hotel a verse con su familia, dejándola aún dormida... Ese día se la había tenido que pasar todo el día con sus primos, porque ese era el plan que ya tenían pensado para celebrar los cumpleaños de ella, ya después en la noche decidieron ir a la casa a pasar la noche ahí, y cuando any pregunto a Susana por dulce le dijo que ella se había ido desde temprano... Ella se preocupó un poco por ella ya que no contestaba su celular y tampoco estaba en la casa de huéspedes donde ella se estaba quedando, le había llamado a María para saber si dulce había ido al club, pero María le dijo que no, que dulce no se había parado por ahí todo la noche. Fue a la cabaña donde había ido con ella días antes... Pero tampoco había tenido suerte de encontrarla.
Hasta el tercer día de no saber nada de dulce, María le dijo que dulce se iría a vivir a América y que varias de las chicas estaban planeando hacerle una fiesta de despedida, y que como ahora ella era la nueva dueña del Club, quería pedirle permiso para ir a esa fiesta.
-¿Se va a América? –Preguntaba any.
-Sí. Ni yo lo sabía, hasta hoy que me llamaron para invitarme. - Decía María, recordando que any busco a dulce como loca por varios días sin tener suerte. -¿Por qué no vas conmigo a la fiesta any?
-Ah… No, yo tengo muchas cosas que hacer María… ¡Le deseó que le vaya de lo mejor en América! –Le digo any a María, y se dirigió a la oficina, no sin antes decirle a María que si podía ir a su dichosa fiesta...
…any se quedo toda la noche atendiendo el club con Faby hasta que por fin llego la hora de cerrarlo…
Ya después subió a su carro y manejo por un unas horas sin rumbo quería hacerse la idea de que la partida de dulce a América era lo mejor para las dos. Tenían que seguir cada quien su camino... Ahora tenía que pensar en cómo manejar el Romantic Club y el Restaurante...
any no quiso despedirse de dulce, ni aun sabiendo la hora en la que salía el Avión... Puso como pretextó el gran trabajo que ahora tenía. Y desde ese día se aferró al trabajo, para no pensar en nada que tuviera que ver con dulce, ni en la boda que aún seguía en pie, según Alexa ya tenía casi todo preparado para dentro de un mes, en Londres...
Los días transcurrieron y con ellos las semanas como queriendo llegar pronto a la fecha esperara para el matrimonio de Alexa y any... Solo faltaba una semana para que llegara la bendita fecha, pero para desgracia de any, se enteró por una amiga de la Universidad que Alexa y Susana habían tenido una noche de pasión... A any no le causó mucha gracia saber que la habían engañado y menos con Susana que la consideraba de verdad una amiga. Y aunque en el momento dudo en reclamarle a Alexa, no pudo contenerse y lo hizo. Alexa acepto haber tenido algo con Susana, pero le echó la culpa a any de todo, lo que siempre es típico cuando hay una traición la culpa es siempre del engañado... any acepto su culpa, ya que ella sabía que en esos dos meses se había metido casi al 100% a sus asuntos, descuidando un poco la relación... Así que le dijo que sería mejor que todo se terminara entre ellas y que Alexa se buscara a alguien quien tuviera todo el tiempo del mundo para ella, hasta le propuso que lo intentara con Susana... A Alexa eso no le agradó mucho, le dijo que ella aun la amaba, y que estaba arrepentida por lo que le hizo, pero que no rompiera el compromiso... any solo le dijo que ya lo de ellas se había acabado, y esta vez para siempre, estaba claro que ella se sentía en ese momento traicionada...
Alexa se fue con la esperanza de que con el tiempo any recapacita y la perdonara…Y aunque pasado los días any la perdono no quiso volver con ella, le dijo que necesitaba tiempo para volver a confiar en ella, pero el tiempo paso y con él las esperanzas de Alexa en volver con any.
Aunque a veces salían juntas a algún lado, cuando Alexa le preguntaba para volver a ser pareja ella le decía que por ahora ella no quería tener nada con nadie, ya que no tenía el tiempo necesario para dedicarle. Pero la realidad era que any se había decepcionado mucho de Alexa por su traición, se había caído del altar donde ella la tenía. Y ya las cosas no podían ser iguales como antes no quería jugar con los sentimientos de Alexa.
De dulce no sabía mucho desde el día que María le dio el nuevo número de ella, diciéndole que dulce quería platicar con ella para comprarle la casa que ella le había comprado a Julia... Pero any no le llamo, lo único que hizo es darle el número de ella al abogado que se encargaría de hacer todo lo de la compra... Al parecer a dulce le había ido muy bien en esos meses... any pensó que eso era bueno, al menos ella sabía que dulce era muy buena para los negocios...
Y así el tiempo paso más aprisa para any, que se la pasaba de un lado para otro, entre la Universidad, el Romantic club, el Restaurante y a veces el Hotel...
A casi un año después de la partida de dulce, y con la ruptura del compromiso con Alexa, la vida de any estaba ya más tranquila... El hotel lo administraba uno de sus primos, que ahora vivía en Roma, así que de eso ya any no se preocupaba. Del Restaurante se encargaba Paola y su nueva novia Karina, si así es la amiga de any, se cansó de ese trabajo que tenia de azafata y se vino a vivir a Roma con any para ayudarle con el Restaurante y ahí conoció a Paola y con el tiempo se hicieron novias... Del Romantic Club, se encargaba María y any, aunque a veces les ayudaba Gustavo, que desde que conoció a María, se vio muy interesado en ella, así que no descanso hasta que la conquisto... Su noviazgo era tan perfecto tanto que hace una semana atrás se casaron. Fue en un lugar muy hermoso de Venecia. Ese día any estuvo muy feliz de ver a una de sus grandes amigas vestidas de blanco y con una alegría tremenda en sus ojos cafés... any aprovechó su ligereza en el piano para tocar la marcha nupcial cuando María iba entrando a la hermosa Catedral, lo que a María la hizo un poco llorar por ese regalo... Ya después de la misa, todos se fueron a donde sería la fiesta, y era una linda pista ubicada en una grande Mansión, no cabía duda que Gustavo se lució con todos los detalles además él fue quien le pidió a any que les tocara en la iglesia la marcha nupcial y en la boda el vals para que bailaran any no pudo decir que no, porque de ellos siempre ha recibido una honesta amistad y apoyo en los momentos difíciles que paso any.
Ese día any se llevo dos sorpresas, una cuando estaba platicando con María y vio a Susana que hasta ese momento no la había visto, y aunque sabía que tal vez ella llegaría, porque María la había invitado, y aunque pensaron que no estaría en la boda, por lo visto se equivocaron. Ese día Susana felicito a María y después saludo a any un poco avergonzada, claro sabía que se había portado mal con ella después de todo lo que la ayudo... Pero any les correspondió el saludo de lo más normal, para ella lo que había pasado entre Alexa y Susana era ya pasado, claro que a veces se amargaba al pensar en su traición, porque si le había dolido… Pero luchaba con fuerzas para superarlo.
Y aunque any había aceptado ese día ir a la boda con Alexa, solo por que Alexa le insistió mucho, pero any le dejo claro que eso no significaba nada entre las dos.
Porque desgraciadamente ya no quedaba nada de lo que algún día fueron… any trataba de pensar solo en los momentos buenos que paso a su lado.
any sabía que desde que Susana se había marchado de su casa estaba viviendo con María, en un departamento que las dos habían alquilado. Y aunque a veces la veía en el Romantic Club, entre ellas solo quedaba un buen, ¡Hola! ... ¿Cómo va todo?... y ya... solo por amabilidad... any no sentía rencor por ella ni nada parecido. Así que ese día se despidió de ella y de María y se fue a sentar a la mesa que le había tocado, donde estaba Karina y Paola, Leonor y su esposa y también Alexa, algo nerviosa al ver que any y Susana se habían saludado...
Pero la siguiente sorpresa fue cuando sin querer volteo a la esquina de la pista y vio sentada a dulce con Pamela y otras chicas que any no conocía... Y si que fue sorpresa, porque ella no lo sabía que dulce asistiría a la boda... any solo se limito a observar ese día a dulce.
Vio cuando dulce y Pamela fueron a la mesa principal donde estaban María y Gustavo... Después de saludarlos se quedaron con ellos platicando por un buen rato... Después se levantaron y caminaron a la mesa donde estaba any... Pero any hizo como que no las veía cuando se acercaron... Cuando llegaron a la mesa de any saludaron a todas con un beso en la mejilla, any aprovecho para respirar el dulce aroma que de dulce provenía, y recordó de nuevo las noches que paso con ella. - Lástima que tal vez esas noches no sé van a repetir-Pensó any, al ver a Pamela que la saludaba de un beso también.
Leonor las invito a sentarse a la mesa con ellas, dulce se negó alegando que venían con unas amigas, y que solo habían querido acercarse a ellas para saludarlas... Después se despidió de todas en general. Y camino hacia la mesa donde las esperaban.
any volvió a sentir ese dolor en el estomago al ver que dulce y Pamela estaban aun juntas… - ¡Así que fue con ella con quien se fue a América! –Exclamaba any algo enojada.
Ese día Leonor le hizo a any varios comentarios sobre dulce, como estos:
-¿Ya viste que hermosa llego dulce?
-¡Parece que el tiempo que dulce paso en América le sentó muy bien! ¿Verdad any? - pero any solo se hizo como que no la escucho...
–Creo que si- Se dijo any volteando la mirada para otro lado. Pero Leonor tenía razón, le habían sentado muy bien esos meses a dulce, se veía cada vez más hermosa... Aunque no quisiera le tenía que dar gracias a Pamela que le ayuda a superar todo lo que dulce paso antes de irse... any agradeció ese día de volver a verla aunque sea así de lejos y con otra...
Ese día any solo espero que los novios se fueran de luna de miel, y se despidió de Karina y de Paola, después salió para el aeropuerto. Aunque el plan era que todos los invitados podían dormir en las recamaras de la Mansión, any ya tenía reservado el vuelo, para venirse lo más pronto posible de Venecia, porque sabía que le esperaba un día cansado en el Club ya que el sábado siempre se ponía lleno...
A una semana de la boda de María con Gustavo any estaba atendiendo la barra con Fabby, el Club estaba lleno como siempre… Y aunque había dormido bien toda la tarde se sentía cansada. Y la noche estaba llena de sorpresas para ella, primero cuando llego al Club recibió un gran ramo de flores, y parecía que eran de alguna admiradora secreta ya que no tenía nombre de quien se las mandaba. Ya después cuando estaba en la barra atendiendo pudo ver a Alexa y Susana bailando en la pista parecía que el día de la boda ellas habían decidido intentar una relación. Y más se sorprendió al ver llegar a dulce, con Pamela y Leonor, al menos ella ya hacía a dulce en América. Se acercaron a la barra y antes de ordenar alguna bebida, saludaron a any, ella también les saludo, les sirvió unos whiskys, y después siguió atendiendo. Tiempo después llego Karina que se puso a ayudarles en la barra. any pensaba en lo que Leonor le había dicho sobre luchar por la persona a quien amaba. Y veía despistadamente a dulce que platicaba muy interesada con Pamela

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:34 am

- ¿Pero cómo puedo luchar por ella? Si todo el tiempo esta con Pamela. - Se decía. -¿Pero cómo puedo saber si en verdad la amo? -Se volvía a preguntar.- Si en este año solo una vez supo de ella, y aunque tenía su número nunca se animaba a llamarle... Pero ahora que la veía con Pamela, se alegraba de no haberlo hecho… Ahora podía saber con quien estuvo los días que any estuvo como ******* buscándola… -¡Pero no cabe duda que soy una *******!- se decía any pensando sin ninguna duda que entre dulce y Pamela había de nuevo algo… Y solo pensar en eso la llenaba de celos… Aunque any en estos meses pasados no volvió a tener novia, pero si se daba sus escapaditas con alguna que otra chica, ya sea del Club o de la Universidad. Pero ahora que volvió a ver a dulce sintió de nuevo algo por ella que pensaba que estaba ya enterrado.
Aprovecho que Karina había llegado y que le estaba ayudando para ir a la oficina un rato. Ya en la oficina arreglo unos papeles, hizo unas llamadas que tenía pendientes, después llego Paola que al ver a any algo cansada le dijo que ella podía encargarse del Club para que ella se fuera a descansar, así que any acepto la idea, eran demasiadas emociones en pocos días pensó. Acompaño a Paola a la barra, para despedirse de Karina y de Fabby. Al ver que dulce ya no estaba en la barra la busco con la mirada, cuando por fin la encontró la vio bailando con Pamela. Hizo una mueca de tristeza por eso y después salió del Club.
Se fue directo a su casa, al llegar solo se metió a bañar y después a la cama.
Al día siguiente se levantó temprano para irse al restaurante, a si había quedado con las chicas, ella abriría el restaurante, porque ellas se encargarían de nuevo hoy del Club, mientras any asistía a un concierto privado, que se hacía para recaudar fondos para ayudar a los niños sin hogar. Paso toda la mañana en el restaurante, después se fue a su casa para arreglarse para ir al concierto…
any llegaba al auditorio donde sería el concierto, agradeció al ver que aún no empezaba, porque llegaba tarde, ya que entre su indecisión sobre cómo vestirse y el tráfico, se le fue el tiempo. Entro y se sentó en un lugar que a ella le parecía perfecto para admirar a la cantante. A ella le gustaban los conciertos privados, porque no soportaba que hubiera tanta gente gritando, suficiente tenía con el ruido en el Club. Así que agradecía que esta cantante, siendo una de sus favoritas hiciera este concierto privado, además era por una buena causa.
Como arte de magia volteo a la entrada y vio que dulce iba entrando con Pamela y otras personas. -¡No, puedo creerlo!- se dijo al pensar que esa mujer hasta en la sopa esta. Quiso voltearse para que no la viera pero fue demasiado tarde, ya que dulce la vio al instante pareciendo como si la buscaba de antes. Se sentaron en las sillas que estaban al otro lado de ella, pero dulce les dijo algo y fue a donde estaba any, y se sentó a lado de ella, saludándola.
-¡Hola! ¿Qué milagro encontrarte aquí?- Le preguntaba dulce.
-Si verdad. Lo mismo te pregunto yo a ti.- Le contestaba algo incomoda al tenerla de nuevo tan cerca de ella.
Las luces se apagaron un poco, cuando empezó el concierto, y dulce se quedó a su lado. any estaba algo nerviosa, la poca luz que había la aprovechaba para poder ver a dulce de reojo. No ponía mucha atención a la cantante, por estar pensando en porque dulce era así... Sabía que esta mujer la iba a volver loca. Pero la dicha cantante la saco de sus pensamientos cuando dijo que la siguiente canción se la dedicaba a anahi de parte de alguien que la amaba con toda su alma. -¿Qué? Se preguntaba, algo avergonzada, al ver que la volteaban a ver. Además dulce también se le quedo viendo, y la hizo poner más nerviosa. ¿Quién podrá ser el o la que se atreve a hacerme esto? Se preguntaba any mientras ponía atención a la canción. Pensó en la última chica con la que ahora tenía una aventura, y trato de buscarla a ver si la veía por ahí, pero no la vio en los lugares donde sus ojos podían ver sin tener que voltear. Además no creía que ella estuviera ahí, si habían quedado en que any la iría a ver antes de irse al Club. Trato de no pensar ya más en nada, y mejor disfrutar del concierto. Al terminar el concierto, se levantó y aunque dulce la invito a estar con ella y sus acompañantes en el convivio, que se daba después del concierto, ella se negó, le dijo que prefería estar sola. Así que subió a donde sería la recepción. Tomo un whisky y se sentó con una de las organizadoras del evento, después llego la dichosa cantante, y le agradeció a any por las atenciones que habían tenido con ella en su Hotel. Y se quedaron un rato platicando sobre música, y aunque any quería preguntarle quien le había dedicado esa canción no lo hizo, y por parte de la chica, parecía que podía ver que any estaba avergonzada con ella, por esa dedicación, así que tampoco le dijo nada, se dieron sus números de celulares, y any se despidió de ella ya que quería ir a ver a su última aventura, antes de irse al Club. Se despidió de los organizadores y salió para pedir su carro.
-Espérame any. ¿A dónde vas con tanta prisa?- Le decía dulce que la alcanzaba.
-dulce, pensé que ya te habías ido. – dijo sin detenerse.
-No, te estaba esperando.
-¿Qué? ¿Y porque a mí? ¿Dónde están tus amigas?
-Ya se han marchado, les dije que no se preocuparan que me iría contigo.
-No puedo creer que hagas esas cosas dulce, además yo no puedo llevarte tengo otro compromiso. Así que ahora si tendrás que llamar a un taxi, o a Pamela.- Le dijo any al llegar a su carro.
-Ah, ¿En serio, me dejarías irme en un taxi?- Le preguntaba dulce, cuando any entraba al carro y lo ponía en marcha.
-Lo siento dulce, pero en verdad hoy no puedo. Pero creo que si llamas a Pamela no lo pensara dos veces en venir por ti. Adiós. –Le dijo any, y se fue dejando a dulce ahí parada, por el espejo del retrovisor la veía, y no podía creer que había hecho eso. Pero aun siguió manejando, a las dos cuadras, pensó que se había portado muy mal con ella, no sabía porque estaba portándose así, y se arrepintió el haberla dejado ahí, y se salió en la primera salida que vio, para regresarse. Al llegar al lugar pregunto al chico que cuidaba los carros por la chica que había estado con ella hacia minutos. Él le dijo que se había metido al auditorio. Le pidió que le cuidara el carro y entro al auditorio, y subió a donde era la recepción, para buscar a dulce, y la vio sentada en la barra, se acercó a ella.
-¿A dónde quieres que te lleve dulce?- Le preguntaba al sentarse a su lado en la barra.
-Ah, ¿Por qué te regresaste any? Ya voy a pedir un taxi. –Le decía tomándose un whisky.
-dulce, discúlpame por portarme así contigo. No fue mi intención. Vamos yo te llevo. ¿Quieres ir a tu hotel, a tu casa o a dónde?
-No, any en serio vete a tu compromiso, yo me las arreglo sola, además voy al Romantic Club, así que queda lejos de aquí. Y no quiero a ruinar tus planes.
-dulce, me regrese para llevarte, por favor no me compliques más las cosas, además voy para el Club, así que podemos ir juntas, te espero afuera en el carro. – Le dijo any, que se salió y al llegar al carro, solo espero unos minutos cuando dulce llegaba a su carro. Y se fueron al Club, pero no se decían nada. Las dos estuvieron calladas todo el camino. Al llegar al Club, entraron juntas, aun sin hablarse, dulce se quedó en la barra, y any entro a la oficina. –Prendió un cigarro y se sirvió un whisky, se sentó en el sillón y recargo su cabeza atrás, pensando en la forma en que había tratado a dulce. Apago el cigarro entro al baño para ponerse una ropa más cómoda después salió de la oficina y se fue a la barra, donde dulce ya no estaba, y como era de esperarse estaba con Pamela y sus otras amigas… Cosa que de nuevo la hizo sentir coraje y celos.
- ¡Vamos pero si a esa mujer solo le interesa su Pamela! … ¿Porque no se vino con ella desde al principio? –Pensaba any. –¡Lo único que quería era arruinarme mi noche! –Volvió a pensar any… Después se acerco a Karina y a Paola, y les dijo que ella podía encargarse ya de la barra, que si querían podían irse a descansar, pero las chicas le dijeron que ellas estaban bien, que se quedarían a ayudarle una hora más. dulce se acercó, a pedir un whisky a Fabby, Pero any le dijo que ella la atendía. Le sirvió el whisky. Pero antes de que se fuera la agarró del brazo y le dijo: -¿Podemos hablar dulce? Por favor.
-Si dime any- Le decía dulce.
-No, aquí no, podemos ir a la oficina. ¿Digo si tienes tiempo?
-Si claro any, pero déjame recordarte que aquí la que no tiene tiempo eres tu any.- Le dijo dulce, siguiéndola a la oficina.
Cuando llegaron any se sirvió un whisky y otro para dulce, ya que ella había dejado su copa en la barra.
-dulce, en verdad quiero pedirte disculpas por lo que paso hace rato. No fue mi intención ofenderte. –Le dijo any dándole el whisky, y sentándose en la silla del escritorio
-Ya te dije que no hay problema any. Además la culpa es mía. - contesto dulce.
-No, si puedo ver que estas molesta por lo que hice. Si pudiera hacer algo para que olvidaras ese mal trago. Lo haría.
-¿Ah y en verdad si lo harías?- Le pregunto dulce, acercándose tanto a any, que ella tuvo que levantarse para no besarla.
-¿Y cuando te regresas a América, dulce?-Preguntaba any tratando de controlar ese nerviosismo que le parecía familiar.
-¡Huy, pero si voy llegando y ya me quieres correr mujer!- Le contestaba dulce.
-¡Claro que no pretendo a hacer eso dulce! … Yo solo pregunte por curiosidad.
dulce se levanto y camino hacia donde estaba any, y se le acerco por la espalda, demasiado para poderle decir en el oído. – ¡No pienso regresar por ahora a América!
-¿No? … ¿En serio? Digo y porque no, si por lo que veo te ha ido tan bien por allá. –Le decía any alejándose de dulce, después de sentir tan cerca su respiración.
-Pues no te voy a negar que económicamente me fue muy bien… Pero mi felicidad se quedo por estos lados, y no quiero irme hasta recuperarla.
-¿Pero de que felicidad hablas dulce? Digo, porque yo pensé que ya la habías encontrado a lado de Pamela, ya que te fuiste con ella sin pensar en nada y en nadie… Pero bueno te deseó que la recuperes. –Le decía any volviendo a sentarse en el sofá.
-Huy, ¿Pero qué dices any? ¿Cómo piensas que me fui por placer a América? Tú más que nadie sabe, en que hoyo me dejo Julia. -dulce al ver que any no le decía nada, siguió diciéndole. -Pero por lo que veo, el simple hecho que yo haya regresado a Roma te molesta, y mucho Verdad.
- No puedo creer que hayas preferido irte con Pamela a quedarte aquí, donde sabias muy bien que yo te hubiera podido ayudar… -Le dijo any, sin pensar… Pero cuando por fin se dio cuenta de lo que dijo no quiso darle tiempo a dulce a que dijera nada- Pero tú eres libre de estar donde te plazca dulce. Pero será mejor que pongamos distancia entre las dos, y con eso me refiero a que no quiero tus apariciones en los lugares que yo este, por favor. - Le dijo any y vio su reloj y salió, darle tiempo a dulce de decirle nada más, ya que llego a la barra y se puso ayudarle a Fabby, para que Paola se fuera con Karina.
dulce solo se fue a donde la esperaba Pamela y sus amigas, any sola la observo y pudo notar que dulce estaba muy enojada porque se despidió de Pamela y salió del Club.
- Vamos, pero yo ya deje de amar a Alexa. ¿Oh, no? -Se decía any, recostada ya en su cama. Ya que desde que vio salir a dulce del Club, no dejaba de pensar en porque se había portado a si con ella.
-¿Tenía que ver el engaño de Alexa?, No, no lo creo.- Se contestaba ella misma.
Aunque su engaño, hizo que aumentara en ella el mal genio que ya tenía desde dulce se fue América sin despedirse de ella.
- ¿Cuándo vas a dejar ir para siempre a Alexa? –any se pregunto… Pensando que ese era el motivo el por cual ella trataba mal a dulce… Quería salir de su realidad… No quería aceptar que lo que la tenia de mal genio, era saber que dulce estaba con otra, y esa otra no era ella.
Se levanto de la cama para sacar la caja donde aun guardaba todos los recuerdos que tenia de Alexa, y aunque le rodaron algunas lágrimas por fin decidió quemarlos.
Los días habían pasado demasiado lentos para any, ya que no había vuelto a ver a dulce.
Porque aunque ella lo negaba, estaba de verdad enamorada de ella, más de lo que ella pensaba, pero pensaba que tal vez ahora si ya la había perdido. Y eso la llenaba de melancolía.
María ya había vuelto de su luna de miel, y aunque batallo pudo convencer a Gustavo de seguir en el Romantic Club. any eso le ayudo ya que se acercaban los últimos exámenes para por fin graduarse, y no iría al Club hasta después de su gradación, que era en dos semanas.
Aprovecho para entregarle la invitación a María para que asistiera a la ceremonia donde le entregarían su diploma…
-¿Y habrá fiesta después any?
-Sí, mi prima se ha empeñado en hacer una en casa… Así que espero que vayas con Gustavo. –Decía any mirando la otra invitación que le sobraba y que había pensado en mandársela a dulce. – María, tú que tienes muy buena comunicación con dulce; ¿Podrías darle esta invitación de mi parte? - Le preguntaba any.
- ¡Claro que sí! … Si hay algo que deseo es que ustedes algún día se lleven aunque sea como amigas. .. - Le contesto María, quitándole la invitación a any, antes de que se arrepintiera.- Y en su lugar le puso otra invitación…
-¿Qué es esto María?.- Le pregunto any confusa.
-Ah pues ella planeaba una fiesta en su casa, para celebrar su cumpleaños. ¡Y creo que te quiere ahí! –Dijo María, algo sonriente, después se fue a la barra dejando a any en la oficina con sus pensamientos confusos... -¡Que masoquista es esta mujer! - Decía any, con un poco de risa, al leer la invitación… -¡Bueno yo tampoco me quedo atrás!- Se volvió a decir, sentándose en el sillón.
Aunque aun dudaba en ir a la casa de dulce, se paso casi todo el día en el centro comercial, buscando algún regalo para darle. any no era buena para dar regalos, recordaba que su prima fue la que le busco el regalo para la boda de María, pero ahora era diferente, y aunque su prima le había aconsejado que solo comprara unos chocolates, algún muñeco de peluche, o le diera un arreglo de flores. any no le gustaba nada de eso.
- ¡Vamos, any! ¿Cómo puedes estar enamorada de alguien, de quien no sabes sus gustos? –Exclama su prima.
-¡Yo no he dicho que estoy enamorada! –Contestaba any, tomando una caja de unos chocolates franceses y una tarjeta.
-Es que no necesitas ni siquiera decírmelo, solo al hablar de ella se te iluminan esos ojos. –Volvió a decirle su prima, poniéndole en sus manos una cigarrera plateada con la letra D bañada en oro. –Paga eso y vámonos que si estas de indecisa se los darás para su siguiente cumpleaños.
any pago y pidió que se lo envolvieran… Porque pensó en mejor se los mandaría por correo con una tarjeta de disculpa por no ir…, Pero esta vez hasta sus primos la animaban a ir… Pareciera que también ellos ya la querían ver feliz, ya que aunque se habían hecho los ciegos, sabían que por muchos años ella había sufrido mucho por Alexa y más cuando la traiciono. Y ahora la animaban a ser feliz con dulce.
Llegaron del centro comercial, any se metió a darse una ducha, se arreglo y bajo a comer con su familia, pasaron un rato agradable. Después decidió encerrarse en la biblioteca a estudiar un rato… Pero sus primos no la dejaron estudiar mucho ya que estaban molestándola, queriendo convencerla de que fuera a la fiesta de dulce, y no se dieron por vencidos hasta que por fin lo lograron… any subió a su cuarto para arreglarse un poco.
Cuando por fin estaba ya llegando a su carro prendió un cigarro, antes de subirse al carro. Camino a la cajuela para guardar el regalo que le daría a dulce.
Cuando iba entrando al carro una voz que ella conocía muy bien hizo que se detuviera.
-Any, espérame por favor.
-¡Alexa! ¿Qué haces aquí? –Le decía algo desconcertada, y buscando con la mirada a Susana. – ¿Y donde esta Susana?- Le volvió a preguntar.
-No, ella no viene conmigo any… Nos hemos peleado, y yo me siento muy mal. Y quería verte. –Decía Alexa, llorando.
-Alexa, no te pongas así. Explícame que paso… Pero no llores. –Le decía any, viendo hacia la ventana de su casa, porque sabía que las estaban observándolas.
-Ella solo le interesa mi dinero any, y me duele saber que te perdí por ella. Por favor any perdóname, yo te necesito a mi lado. –Decía Alexa, abrazándola.
Cuando abrieron la puerta y vio que era su prima, que estaba algo desconcertada y enojada por la presencia de Alexa ahí.
Pero al ver que Alexa estaba llorando les pregunto que si todo estaba bien.
–Sí Katty, todo está bien. –Le decía any, haciéndole una seña de que las dejara solas.
Espero un rato que Alexa se calmara un poco. any no sabía qué hacer, es que eso era lo único que le faltaba para acabalar su mala suerte… Pensaba.
-Alexa, es mejor que te vayas a tu casa y trates de descansar un poco, yo tengo que entrar a mi casa... o mis primos van a salir a ver qué pasa. –Decía any, caminando de nuevo a la puerta de su casa.
-any, no por favor. No me dejes sola, hoy que te necesito más que nunca. – Decía Alexa, tomándola de la mano

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:35 am

-Alexa, es que yo no sé qué decirte o que hacer… No me esperaba esto. Porque no tratas de hablar con Susana, tal vez se aclaren las cosas. Mira que a veces cuando nos peleamos decimos tonterías para herir a nuestra pareja, pero no creo que Susana sea tan mala. –Decía any, soltándose de la mano de Alexa.
-No any, no me pidas eso, yo quiero estar contigo. Al menos hoy que es tu cumpleaños. No me dejes sola por favor.- Alexa decía volviéndola a tomar de la mano.
-Pues yo quiero entrar a mi casa Alexa, puedes entrar si quieres no creo que haya problema.- Decía any entrando a la casa, no sin antes soltarle la mano a Alexa.
Era de esperarse, cuando entraron estaban su primos, que aunque no les dijeron nada, en su cara había algo de coraje y desilusión… Y como no contestaron al saludo de Alexa, any le pidió a Alexa que la siguiera a su recamara… Ya que para any era claro que sus primos pensaban en lo tonta que ella estaba siendo al aceptarla en su casa de nuevo después de que la engaño…
Cuando estaba en su recamara le pidió que se sentara en el sofá, y ella se sentó a la orilla de la cama… Por un momento se quedaron en silencio… Después any se sentó a lado de a Alexa… Le sonrió un poco preguntándole si ya estaba más tranquila.
-¿Ya te sientes mejor Alexa?
-Sí, any gracias, pero me sentiría más bien si nos fuéramos de aquí… Tus primos me odian–Le decía Alexa, tomándola de las manos.
-¡Vamos, Alexa! Ellos no te odian… Mira por qué mejor no te recuestas un poco mientras yo te traigo un poco de agua. – Decía any, ayudándola para que se acostara en la cama… Después la tapo con una manta. Y bajo a la cocina para llevarle algo de agua. Pero su prima le dijo que ella se la llevaría que mejor ella se fuera a donde tenía que ir.
-¡No puedo dejar a Alexa sola Katty!
-Ella estará bien, yo me encargo de eso… -Le decía Katty quitándole el vaso de agua, para que ella se fuera… Y aunque any alegaba Katty la llevo a su carro… Y no se movió de ahí hasta que se aseguro que any se había marchado.
… Por fin llego a la casa de dulce, había varios carros, parecía que la fiesta estaba buena. Prendió un cigarro y bajo del carro, camino a la cajuela donde había puesto el regalo, pero no lo tomo…- Se lo daré otro día. Se dijo, al arrepentiste de estar ahí, pero aun así tenía que entrar a la casa de dulce, ya que María la había visto por la ventana.
Al llegar a la puerta no tuvo ni que tocar ya que María le abrió la puerta.
-¡Hey! ¿Pensamos que no ibas a venir?…
-Pues ya llegue… ja.- Decía any entrando a la casa…
Cuando entro a la casa todos se le quedaron viendo muy raros. Claro estaba que no esperaban verla ahí.
any se acerco a Leonor que estaba con su esposa, Gustavo, Karina y Paola y los saludo.Pero no le gusto mucho la cara que tenían… any no le quedo otra que hacerse la tonta.
Pero María que sabía lo que estaba pasando con todos, le ofreció un whisky a any, llevándosela con ella.
any aprovecho para preguntarle por dulce, lo cual le dijo que estaba en ls cocina, pero que no estaba muy feliz, por lo que había pasado.
-¿Lo que ha pasado? ¿Qué paso María? ¿Qué es todo este misterio? … No lo entiendo.
-Bueno es que Alexa se apareció aquí buscándote, y estaba como loca llorando… Y pues dulce fue la que hablo con ella.
-¿Qué? Ya entiendo porque me miran todos a sí. –Le decía sirviéndose otro whisky.
-Es que nadie pensó que ibas a venir… Bueno, pensamos que estarías con Alexa ahora
-Si fue a mi casa a buscarme, me dijo cosas que no entiendo. Pero juro que si yo hubiera sabido que ella había venido aquí a buscarme no hubiera venido.- Le decía any, tomando de un solo trago el whisky.
Después dulce salió de la cocina, con algunas botellas, y aunque any estaba cerca de la puerta de la cocina, no se acerco a saludarla, solo sonrió un poco con una mueca de coraje. any entendía el porqué ese gesto.
Siguió con la mirada a dulce hasta que se acerco a Pamela, después le dijo a María que iría a fuera a fumar.
-Pero regresas any… No quiero que te vayas, o me enojare contigo eh,- le dijo María, adivinando las intenciones que tenia any de irse de ahí.
any salió a fumar, y estuvo algunos minutos caminando alrededor de la casa, y pateaba las bolas que aun quedaban de nieve, pensando el porqué estaba pasando eso.. ¿Volver con Alexa? No, ya no, eso era ilógico pensarlo, porque ahora ya estaba segura que amaba a dulce.
Tenía que sacar fuerzas para hablarle bien claro a Alexa. Y aun más fuerzas para luchar por lo que ella quiere y no dejarse vencer de nuevo por la sombra de su pasado.
Cuando entro de nuevo a la casa, vio que algunas estaban bailando, otras platicando, busco a dulce y la vio platicando con Pamela, sintió un poco de celos, que Pamela siempre estuviera a lado de dulce. Pero mejor camino al pequeño bar y se sirvió otro whisky.
El ambiente no está mal, las chicas bien que se sabían divertir, pensaba any. Después bajaron todas a la planta de abajo, para cantar en el karaoke.
any se había quedado tomando un whisky, esperando que dulce entrara a la casa, ya que había salido al parecer a mover su carro, porque una de las chicas iba ir por unos discos.
Mientras que esperaba que dulce, entrara se tomo varios whiskies, quería agarrar valentía para platicar con ella.
Cuando por fin la vio entrar, se le quedo viendo y dulce también a ella y solo le dijo.
-¿No piensas bajar any? Si es por el whisky alla bajo hay otra barra.- Le decía dulce, sin detener el paso.
-No es por el whisky dulce, es porque te estaba esperando. – le decía caminando para alcanzarla.
-¿A mí? ¿Y eso, necesitas algo any?- Preguntaba dulce, deteniéndose. Para que any llegara adonde ella estaba.
-No, bueno solo quiero platicar contigo dulce. Bueno también quería darte este presente.-Decía any dándole la bolsa con los regalos.
-Pero no te hubieras molestado any… Pero como sea gracias. Tu regalo está en mi cuarto, pero no creo que sea buena idea, ir por el ahora. –Le decía dulce caminando hacia la biblioteca para dejar el regalo ahí.
-¿Por qué no? Bueno tus razones tendrás dulce, pero lo que quiero es pedirte disculpas por lo de Alexa, y por la forma en que estos días pasado me he comportado contigo.
-No tienes por qué disculparte any además ya te dije el otro día que no hay problema por eso. Así que no te preocupes más. Mejor vamos que nos esperan, sí. –Decía dulce caminado hacia fuera de la biblioteca.
-dulce por favor espera. Tú sabes muy bien que estas mintiendo, yo puedo sentir que estas molesta conmigo, y sé que me lo merezco por *******, ya que he cometido muchos errores contigo. Pero me duele que me ignores. –Decía any recargándose un poco en el escritorio.
-any, tú no eres una ******* y eso lo sabes mejor que yo. Es el destino que no está a nuestro favor. Yo ya entendí que es mejor la distancia entre las dos, como me lo dijiste el otro día, tenemos que aprender a llevarnos bien aunque no sea como amigas pero si como buenas conocidas ya que tenemos el mismo circulo de amigas. Además ahora Alexa te necesita más que nunca.–Le digo dulce saliendo de la biblioteca. Pero al ver que any no la seguía se regreso y le mira que se sentaba en el sofá y le dijo.
- Venga any, vámonos abajo con las demás.
-Ve tu dulce, yo voy en un rato mas.- Le dijo any.
-No quiero que te pongas mal any. Para mí también es difícil, pero es mejor para las dos. –Le dijo dulce acercándose.
-Yo estoy bien dulce. Y tal vez tienes razón, así que no te preocupes por mí. Ve, yo voy en un momento.
Después de estar unos minutos en la biblioteca, any salió afuera de la casa a fumar… Por un momento pensó en mandar todo al demonio. Casi 4 años sufriendo por Alexa, no le sirvieron de nada, al menos para Alexa no valieron ya que la engaño, y ahora volvía, cuando ella amaba a dulce, queriendo remediar todo solo con unas lagrimas, sin pensar en todas las lagrimas que any había derramado por muchas noches pensando en ella. Y ahora de que le servía amar a dulce, si esta no quería luchar por su amor. Ya no quería pasar otros 4 años llorando de nuevo por alguien. Así que hablaría con Alexa, ya sin importar si la lastimaba o no. Y si dulce no quería luchar con ella por ese amor que sentían, seria porque ella no la amaba tanto como lo decía antes. Así que any pensó que seguiría ya su vida, aunque al principio le sería difícil, pero lo lograría.
Apago su cigarro y entro a la casa, se sirvió un whisky, y bajo a la planta de abajo a donde las chicas se divertían, algunas jugaban billar, otras estaban cantando en el karaoke. dulce como era de esperarse estaba con Pamela. Vio a Gustavo que estaba jugando billar con María y se acerco a ellos.
Se puso a jugar billar con ellos…
Eran casi la 1 am, y la fiesta aun estaba en su acosije… any había tratado de divertirse y lo había logrado… Había recibido varias llamadas de Alexa, pero any había decidido no contestarlas, pero el último mensaje que recibió le decía que se sentía mal, que la necesitaba… Así que pensó que era mejor irse ya de la fiesta, pero Karina no la dejo ir así…
-No puedes manejar any… Has tomado algunas copas de más.
-No te preocupes Karina, yo estoy muy bien.
-No, y no está a discusión… Solo dame 30 minutos mientras que Paola llega de la casa de sus padres y nos iremos juntas.
any no renegó más, además si se sentía algo mareada. No le quedaba de otra que irse con Karina y Paola… Tomo otro whisky y bajo a la planta baja; se acerco al billar, donde estaba Leonor jugando con su esposa.
Después se acerco a ellas dulce.
-¡Pensé que ya habían venido a llevarte!- dulce le dijo a any, de nuevo con ese sarcasmo propio de ella.
-¡Chistosa! … Pero déjame decirte que a mí nadie me lleva, si quiero yo me voy solita.- le contesto any tomando un palo del billar.
-Wow… ¿Sabes jugar billar? No te creo.
-Pues a las pruebas me remito Mamacita. –Le dijo any.
-Ah. ¿En serio? Pues dime qué quieres apostar-le pregunto dulce.
-Lo que quieras dulce… Tú decide la apuesta.- Le volvió a decir any, cuando las chicas terminaron de jugar y ella tomo las bolas para acomodarlas.
-¿Qué te parece un beso? O mucho mejor una noche conmigo.
-¿En serio quieres eso dulce? Digo porque si quieres un beso pídemelo y te lo doy. –Le decía any acercándose a dulce.
-¿Ah sí? Y si no me basta solo con un beso. –Le decía dulce abrazándola de la cintura contra ella.
-Pues ahí si te tendrás que aguantar, porque no podemos hacer el amor aquí habiendo tanta gente.- decía any viendo que las observaban algunas de las chicas.
-Sería bueno, mira que siempre me he preguntado; ¿ que se sentirá hacer el amor sobre una mesa de billar?.-Le decía dulce, agarrando a any, y haciéndola que se recostara un poco en la mesa del billar.Después levanto la mirada y vio que tenían gran audiencia. Y le dijo – Si tienes razón ahora no podemos. –Y la levanto de nuevo, pero aun la siguió abrazando de la cintura.
-Es mejor que dejes de abrazarme a si dulce, no quiero que se enoje tu novia.- Decía any tratando de soltarse de los brazos de dulce.
-¿Mi novia? Oh ya entiendo, pero no te preocupes any ella ya se fue a dormir, y si no se lo dices tú ella no se enterara de nada.- Decía dulce tratando de besarla.
-Mira que sinvergüenza eres dulce… Y lástima que seas a sí, porque yo me estaba convenciendo que podía ver algo serio entre tú y yo, pero por lo visto otra vez me equivoque.- Le dijo any soltándose de los brazos de dulce y caminando hacia donde estaba Karina.
Pero dulce la detuvo del brazo.
-¿any no entiendo porque te pones a si? Tú eres la que tienes a Alexa ahora esperándote en tu casa… ¡Y te enojas porque lo que te dije!
Pero any no le dijo nada, solo se soltó del brazo, fue a decirle a Karina que se iba, y salió de la casa de dulce despidiéndose de todas.
any dio varias vueltas por la Cd, porque no quería llegar a su casa y encontrarse con Alexa, así que al fin termino en casa de su última aventura, que como era de esperarse la recibió con los brazos abiertos, paso lo que quedaba de la madrugada con ella.
Al despertar se despidió de ella y fue a su casa, deseando que Alexa ya no estuviera en su casa… Al llegar a su casa al parecer Alexa ya se había marchado, solo la esperaban sus primos para despedirse de ella porque tenían que volar a Londres, y aunque la veían algo triste ella les dijo que no se preocuparan que todo se le pasaría muy pronto, los acompaño al aeropuerto. Después de que se fueron, ella regreso a su casa donde durmió hasta que llego la hora de irse al club.
Ya en el club, Leonor llego a su oficina para darle su regalo, ya que le dijo que anoche salió de prisa y no espero a que se los dieran. Pero ya estando ahí le pregunto sobre lo que le estaba pasando con Alexa y dulce… Pero como era de esperarse any no le contestaba nada, solo trataba de cambiar la plática.
-Sabes me da coraje verlas que están perdiendo su tiempo cada quien por su lado, pudiéndolo compartirlo una con la otra -Le volvió a decir Leonor y al ver que any no decía nada le siguió diciendo. -Entiendo que no quieres hablar de dulce, solo te digo lo mismo que a ella le dije. Tienes que aprender a luchar por la persona que amas, sobre todas las cosas. Además pienso que ya es hora de que ustedes dos intenten ser felices.
Acabándole de decir eso, alguien toco la puerta de la oficina.
-Adelante- Decía any que pensaba que era María. Pero para su suerte no era ella, si no dulce.
-¡Hola! He venido a hablar contigo, pero veo que estas ocupada, a si que vuelvo otro día.- Decía dulce.
Pero Leonor se levanto de prisa diciéndole: No, no dulce yo ya me iba… Pásale mujer y espero que esta vez hablen como gente madura. Eh. –Les dijo Leonor y se salió de la oficina dejando a dulce y any solas.
-Siéntate dulce… ¿Quieres algo de tomar?-Decía any, sirviéndose ella un vaso de agua.
-No, any por ahora asi estoy bien… Gracias- Contestaba dulce sentándose.
-Ah ok. Bueno… ¿Dime de qué quieres hablar conmigo?- Preguntaba any nerviosa, así que prendió un cigarro
-Bueno primero que todo quiero agradecerte por los regalos que me diste. Y aquí te traigo los tuyos espero que te gusten.
-Ah gracias dulce. Y me agrada saber que te gusto lo que te di. La verdad no soy muy buena para dar regalos.
-Bueno a mi si me han gustado gracias… Pero no es solo por eso que eh venido a verte.- Decía dulce prendiendo ahora ella un cigarro.
-¿No? Pues dime, a que más has venido…
-Bueno, mira yo quiero invertir aquí en Roma de nuevo, y pues pensé en el ofrecimiento que me hizo tu abogado cuando hable con él para comprar la casa… ¿Sabes de lo que estoy hablando any? Eso de ser socias. –Decía dulce, nerviosa por la respuesta de any. Que por un largo rato se quedo muda.
-Sí se de lo que estás hablando dulce… Yo le pedí que te hiciera ese ofrecimiento
-Pues en pocas palabras, ¿Quiero saber si aun me puedes aceptar como tu socia?
-¿Y porque mejor no compras el Club? Yo te lo daría a un precio razonable… Y no es que no quiera ser tu socia, lo que pasa es que apenas que termine mis estudios me tengo que encargar del Hotel por completo.
-¿Estás segura que es nomas porque necesitas encargarte del Hotel any? ¿o es porque no me quieres ver ya ni en pintura?- Le preguntaba dulce levantándose del sillón.
-No es porque no quiera verte dulce. Además ya había pensado en vender el Club porque para mí es muy desgastante repartir mi tiempo entre el club, el restaurante y el hotel… Ya te había comentado una vez que yo no sirvo para administradora. –Decía any levantándose para servirse otro vaso de agua. Y siguió comentándole a dulce la situación. -Ya el abogado de la familia se está viendo con varias personas que lo quieren comprar

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:35 am

-Ah, ya veo… Y si me decidiera en comprarlo, ¿Necesito ver eso con tu abogado o contigo?- Preguntaba dulce volviendo a sentarse.
-Con mi abogado, claro está… Pero tu tendrías el privilegio, porque se cuanto has luchado por levantar este club… Pero necesitas decírmelo lo antes posible para yo decirle a mi abogado que ya no haga más entrevistas. -Le decía any volviendo a prender un cigarro.
-Si me interesa any y mucho… Dime cuando puedo entrevistarme con tu abogado, para hacer la compra.
-Mañana yo hablo con él, y si me dejas un numero donde pueda comunicarme contigo yo te aviso cuando este todo listo para el traspaso
-Claro que si, te dejo el número de mi celular y el de la casa… Espero que pienses en mi primero para eso de la venta. - Decía dulce escribiendo en un papel su número de teléfono.
-¡Yo siempre pienso en ti dulce!- decía any entre dientes, cuidando que dulce no la escuchara. Después tomo el papel que dulce le dio con su número, y lo guardo en el cajón del escritorio.
-Bueno espero pronto tu llamada any… Ya que tengo otra propuesta de venta, pero me gustaría más comprar este Club.
-Ah, pues no te apures por eso. Si tú quieres este club volverá a ser tuyo, tenlo por seguro.-Decía any dirigiéndole una sonrisa.
-Gracias any… ¿Y cómo va la Universidad? ¿Cuándo te gradúas?
-Bien en lo que cabe, gracias… En menos de dos meses me graduó en Administración de empresas y en Hotelería y turismo… Y también he retomado mis clases de idiomas.
-Ah… ¿Entonces piensas viajar como me lo dijiste hace meses?- Preguntaba dulce aceptando el whisky que any le ofrecía.
-Sí. Después de que me gradué, quiero tomar unas largas vacaciones, antes de encargarme por completo del Hotel.-Decía any sirviéndose un whisky para ella.
-¿Y a donde piensas viajar si se puede saber? … ¡América es un continente muy hermoso para vacacionar!- Preguntaba y sugería dulce.
-Sí, ya conocí América del norte… Solo me falta conocer América del sur, pero estoy indecisa; entre sur América o Asia… En fin es solo un deseó no sé si lo haga. Pero no te preocupes antes de irme el club será tuyo… Y discúlpame dulce, tengo que ir a ser algo ahora.- Decía any levantándose del sofá, y dirigiéndose a la puerta de la oficina.
-Ah, sí entiendo any… Discúlpame tú, por quitarte tu tiempo.- Decía dulce caminando también hacia la puerta.
-¡No me has quitado mi tiempo dulce! … Solo que tengo que encargarme de la barra, porque María se tiene que ir temprano… ¡Pero si quieres seguir platicando lo podemos hacer en la barra!- Sugería any al llegar a la barra, donde ya María estaba esperándola que después de saludar a dulce se fue con Gustavo. ...any se puso a servir a las chicas que estaban en la barra que la felicitaron por su cumpleaños pasado… Mientras dulce se fue con Pamela que llego hasta la barra y se la llevo con ella a bailar. Después volvió a la barra y siguió platicando con any, pero no hablaron nada sobre ellas, solo del negocio… Así transcurrió esa noche, entre pláticas con dulce sobre el negocio, y atendiendo la barra junto con Fabby… Cuando por fin se cerró el Club, any se fue a su casa… Y cuando llego vio que había varios regalos… Sonrió un poco recordando que algunas chicas le habían dicho que le habían mandado su regalo a su casa… -Wow, sí que tengo admiradoras- se dijo- ¡Lastima de lo tonta que soy! - Se volvió a decir al pensar en dulce. Después vio un arreglo floral hermoso… Se acerco para leer la nota que traía y vio que se lo había mandado dulce… Pensó en llamarla para agradecérselo, pero no lo hizo, mejor se subió a su cuarto, se tumbo en la cama y se quedo dormida… .
..A unos días después de que any y dulce tuvieron la última plática; any hablo con su abogado que se encargo de cerrar el negocio con dulce… Ya solo estaba esperando que llegara el papeleo que hacia dueña a dulce del Club y del Restaurante… Y al parecer Paola y Karina iban a seguir trabajando en el restaurante… Fabby trabajaría en el Club, y María solo las ayudaría de vez en cuando ya que estaba embarazada y Gustavo no quería que se desvelara tanto por el bebe… any dejo de ir a Club por que se dedicaba por completo a sus estudios, porque el examen final se acercaba… Y aunque se ponía algo triste al no tener ya excusas para ver a dulce, el estudio la ayudaba a superar esa tristeza. Pasaba las noches estudiando, y aunque a veces le daban ganas de ir al Club a ver a dulce, no lo hacía porque pensaba en que la iba a ver del lado de Pamela… A Alexa le tuvo que decirle que ya no la amaba… Que ella era un lindo recuerdo en su vida, y así quería conservarlo.
-¿Amas a dulce?- Le pregunto ese día Alexa.-Vamos dime la verdad any- Le insistió Alexa.
-Si la amo Alexa… Más de lo que yo pensaba. Y aunque no sé si algún día podamos estar juntas, yo ya no quiero hacerme más tonta, perdiendo mí tiempo en relaciones que no me llevaran a nada.-Le dijo ese día any, después salió de su casa y no ha vuelto a saber más de ella… Y aunque le dolió un poco decirle eso a Alexa, any sabía que tenía que ser sincera… Y ya no darle esperanzas de algo que ya no iba a pasar nunca. Hoy se había pasado todo el día en la biblioteca estudiando como ya se le había hecho costumbre estas semanas… No se había dado cuenta de la hora hasta que Karina le toco la puerta.
-¡Vamos mujer, sal de esa ratonera! … Ya llevas muchas horas ahí encerrada…- any, se levanto para abrir la puerta de la biblioteca.
-¿Ratonera? Si que estás loca Karina. – Decía any, observándola que estaba vestida de fiesta.- ¿Y a dónde vas ahora mujer?
-Pues vamos al Club. Paola y yo… ¿Quieres venir con nosotras?- Preguntaba Karina, tratando de alinear el pelo revuelto de any.
-No, vayan ustedes y diviértanse por mi… Yo tengo mucho que estudiar.-Le contestaba any regresándose al escritorio donde tenía un buen de libros…
-¡Vamos any! Te estás volviendo ratón de biblioteca y eso me asusta… Al menos yo no conocía esa etapa de tu vida amiga hermosa.-Le decía Karina observando todos los libros que tenia amontonados.
-¡Pero qué chistosa eres eh! … Además ya es muy tarde y mira como ando, necesito bañarme y arreglarme hay no que flojera me da… Váyanse ustedes chicas yo iré otro día.-Le decía any, abriendo su laptop para seguir escribiendo su trabajo.
-No. Nada de flojera mujer… Usted va ir con nosotras… El estudio tendrá que esperar para mañana… Ándale sube a bañarte, y a ponerte más bella de lo que eres que te espero, además Paola también se está arreglando así que hay mucho tiempo.-Le dijo Karina jalándola de la mano para que se levantara del sillón, y llevándosela para su cuarto… Aun con protestas any iba llegando al Club
-¿Pero que estoy haciendo aquí?- Se preguntaba any, que por primera vez se sentía incomoda en ese lugar donde por mucho tiempo fue su refugio. –Sentémonos en las mesas que esta a lado de la pista- sugería any.
-¡Vamos Cariño! … ¿A quién le tienes miedo? –Preguntaba Paola, algo burlona…
-A nadie Paola… Sentémonos donde ustedes quieran pues. –Les dijo, algo enojada porque sabía bien que ellas entendían que no quería ver a dulce.
-Ok, vamos a la barra… A mí en lo personal me gusta sentarme cerca de los tragos.- les dijo Karina que al ver que any le hecho una mirada rara le dijo. - No te espantes any, como ves hay una de despedida de solteras así que dulce andará tan ocupada que no creo que sienta tu presciencia.
-¡No te dijo que hoy andas de chistosita! … No tengo miedo a nadie y menos a dulce. –Le dijo any, caminando a la barra y sentándose en el lado donde estaba un poco más oscuro. Paola y Karina se rieron al ver lo que any hizo… any no le hizo caso solo saludo a Fabby y le pidió un whisky… El antro estaba lleno, y era lógico siempre que había despedidas de solteras se llenaba a reventar… any no había visto por ningún lado a dulce… A la que si había visto era a Pamela que estaba atendiendo la barra con Fabby… -Que cosas, parecen uña y mugre. –Decía any al ver a Pamela atendiendo la barra. Pero sintió el corazón latir a mil por hora cuando vio llegar a dulce a la barra. Por un momento se quedo observándola, era increíble lo hermosa que se veía, un Ángel caído del cielo… -¡No cabe duda que estoy idiotizada por esa mujer! – Exclamo any, sacando un cigarrillo. Después volteo la mirada al ver que dulce miraba para donde ella estaba con Karina y Paola… Cuando de reojo vio que dulce se estaba acercando a Paola, ella se levanto y les dijo a las chicas que tenía que ir al baño, así que se alejo a prisa de la barra. -¡Pero qué cobarde soy! –Se decía any al entrar al baño. Se quedo por un largo tiempo en el baño después salió a fuera del Club a fumar… Ella no quería estar ahí adentro, en si no quería estar ni ahí afuera… Le molestaba ver a dulce con Pamela. Se sentía tan estúpida al estar amando a alguien que tenía ya otra… Prefería estar entre tanto libros… Es como el viejo dicho, corazón que no ve, corazón que no siente…
-Yo que tu luchaba por el amor de esa mujer que está adentro.- Le dijo una voz que la hizo voltear algo aturdida.
-No te entiendo Gustavo… ¿De qué hablas?- Le decía any tratando se parecer algo tonta.
-Tú y yo sabemos de los que hablo any… Está más claro que nada, que tu amas a dulce, y yo se que ella también te ama.-Le dijo abrazándola y haciendo que sentara con él en una pequeña banca que había.
-No, ella no me ama… Ella no es mujer de una sola mujer y lo dos ya habíamos hablado de eso te acuerdas...-Decía any sacando otro cigarro
-Si me acuerdo de esa platica any… Y me acuerdo que también te dije que la que te convenía era Alexa, y me equivoque…
-Nadie es perfecto Gustavo… Al menos yo no, ya ves que no suelo fijarme en mujeres buenas. Pero eso ya es lo de menos… lo único que quiero es irme a mi casa… ¿Qué haces tú aquí? ¿Y María donde anda?
-María está bien, esta adentro. Pero no quiero hablar ahora de María, si no de ti any, y déjame decirte que no se qué haya entre Pamela y dulce, pero no creo que sea algo serio, porque dulce siempre pregunta por ti, y aunque no lo creas está muy al pendiente de lo que te pasa. ha querido ir a verte a tu casa, pero tiene miedo que la rechaces como lo has venido haciendo hace tiempo.
-Si ya veo lo mucho que le importo, tanto que sigue al lado de Pamela, y me da coraje verla siempre con ella… Parecen uña y mugre, solo que no sabría decir quién es la mugre ahí… -Decía any levantándose para sacar su celular de su pantalón quería llamarle a alguna persona para que fuera por ella, no quería estar más ahí. -Pues lucha por ella, no seas tonta… Demuéstrale que la amas, no dejes que te quiten de nuevo a la persona que amas… Entiendo que es algo difícil para ustedes porque son las dos mujeres y como mujeres están siempre acostumbradas a que se les ruegue, pero bueno hagan una excepción, por el amor que se tienen…-Decía Gustavo, quitándole el celular a any que no respingo por eso, ya que quedo atontada con las palabras de Gustavo… -No le vas a llamar a nadie, porque vamos a entrar de nuevo y vas a tratar de pasártela bien… Ya después yo te llevare a tu casa, pero eso es cuando María termine su turno…-Le volvió a decir Gustavo, que la tomo de la mano y entro con ella de nuevo al Club. ...Se acercaron a la barra donde estaba Paola y Karina que se sorprendieron al verla de nuevo llegar… any se sentó de nuevo en su lugar y le pidió a María un whisky…
-que pasa any-pregunto karina a any
-pues pasa que voy hacer algo que hace tiempo tenia que hacer- any se paro y se dirijio hacia dulce que estaba con pamela.
dulce la vio llegar asi que sin mas le pregunto- que pasa any quieres hablar conmigo
any solo la miro y dijo-quiero hablar contigo.
-si dime quieres que hablemos aqui o en privado- dulce le dedico una sonrisa tierna a any, la cual any respondio con otra sonrisa tomo la mano de dulce hizo que se parara y se la llevo a la pista de baile.
-any que onda que no querias hablar- dulce tomo a any de la cintura y la pego un poco mas a ella
- en realidad no, solo quiero que te sapares de ella - decia any moviendose muy sensualñ cosa que exito a dulce
- ok ya estoy separada de ella quieres bailar o te llevo a mi cama- decia dulce bajando un poco sus manos hasta el trasero de any
- hazme el amor aqui- dijo any con una sonrisa la cual beso por 2 segndos los labios de dulce y se dirijio a su cuello ahi lo lamio y chupo asta que dulce no pudo mas y la tomo de la mano hasta llegsr a su coche any se sento pero cuando dulce iba a prender el carro any se inclino y beso su cuello dulce despego las manos del volante y las pego en un de los muslos de any y otra en su cuello pegandola mas a ella
- any vamos a mi casa no agunto mas- decia dulce metiendo su mano por debajo de la mini de any
- que pasa si lo hacemos aqui es mas exitante no crees
- ok ven amot- dijo dulce.
dulce se subio un poco arriba de any pero any con un rapido movimiento desabrocho los jeans de dulce y metio su mano haciendo que dulce gimiera dulce beso mas fuerte a any y metio su mano debajo de la tanga de any masajeo su clitoris ya inchado y delicado bajo un poco y la penetro con 2 dedos any no paraba de gemir e hizo lo mismo a dulce las dos ya estaban en su punto pero dulce paro y le dijo a any
- amor vamos para atras porfa
- si dulce- asi fueron para los asientos de atras del carro de dulce una ves hay se despojaron de toda su ropa e hicieron el 69 dulce lamia el clitoris de any haciendola temblar y metia dos dedos adentro de ella any por su lado hacia lo mismo hasts que tocaron el cielo y mas alla dulce se acosto en los asientos y any se acosto arriba de ella respiraron un poco hasta que dulce dijo
-any quieres ser mi novia- le dijo acariciandole el cabello
-pero la unica?- dijo mirandola alos ojos
-si amor la unica y para siempre quieres- le dijo acariciandole la mejilla y besando su frente
-si quiero...dulce te amo-le dijo any a dulce
-yo igual amor -
asi cerraron su amor con un beso durmieron unos 5 minutos se vistieron y se fueron a casa de dulce a seguir con su amor dias despues ya todas sabian que eran novias se les veia feliz con pamela pues se tuvo que trabar todo ya que dulce no la queria pues ella queria any... por su parte any termino sus estudios y tomo las vacaciones que tanto queria pero con su amor dulce fueron a america del sur pasaron por brasil argentina chile y otras partes pero nunca se separaron y cada beso cada palabra cada roce cada dia se amaban mas...





fin

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La sombra del pasado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.