La iniciación

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:42 am


Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:43 am

Para Dulce Espinoza, todo iba de maravillas, no tenía problema alguno con sus clientes, ganaba su buen sueldo en las exposiciones pues la mitad de la ganancia iba para ella. Como representante artística, especialmente en escultores y pintores, debía lidiar con críticos de diarios, revistas, etc. Con el que más odiaba lidiar era con Gabriel, el mayor crítico de la revista "Natural", quien no tenía sapiencia acerca de pintura, más bien criticaba por si le gustaba o no, aunque muy, pero muy en el fondo le tenía un poco de cariño..
Una de las tantas noches de presentaciones artísticas, donde León Lemperz presentaba sus pinturas y su galería estaba llena de gente, invitados de honores y por supuesto lo críticos. Todo indicaba ser una noche normal, una noche rutinaria, pero lo que no contó Dulce sería que Gabriel le presentaría su nuevo suplente, su nuevo crítico de "Natural" alguien nuevo, alguien que recién empezaba en este tema de ser crítico. Anahí Puente.
- Dulce….gracias al cielo llegas querida, creo que estoy a punto de volverme loco...
- Por favor Christian....¿Cuál es el problema ahora?.
- ¡¡Lleno de gente mi vida, ese es el problema!!.
- Ese no es un problema...¿No es lo que queremos, que la Galería se llene?.
- Claro que sí, pero necesito de tu encanto allí dentro...detesto a las personas.
Dulce sonrió. Christian podía ser alienante si se lo proponía. La galería de arte estaba llena a más no poder y el artista que inauguraba esa noche aún no llegaba. Era un pintor genial, pero más loco que Christian con su temor a los lugares con muchas personas. Tenía que distraer a la prensa, mientras Christopher lo convencía de la necesidad imperiosa de salir de su estudio y venir a la inauguración de su propia muestra.
Gabriel Márquez se acercó a ella, impecable con su traje negro. Lo único que le faltaba esa noche era soportar al engreído de Gabriel, crítico de arte del “Natural”, quién pensaba que sabía mucho de arte....y solo escribía en base a su gusto personal, dado que de arte entendía tanto como Dulce entendía de Química Termonuclear. Aún así logró que su sonrisa no pareciera demasiado falsa y lo besó en la mejilla.
-Querida Dul...¿Dónde te habías metido?....¿Dónde escondes al artista?..-mirando por ambos lados
-Llegará en cualquier momento....sé bueno con él....es un muchacho muy talentoso.
-Seré equitativo como siempre...además esta crítica no la escribiré yo, -sonrió- de hecho, ya no escribiré más críticas de artes, ahora me dieron una sección mucho más importante en el “Natural”..-sonrió satisfecho. Volteó y le indicó a alguien que se acercada- Quiero presentarte a Anahí Puente, la más reciente adquisición del "Natural" y mi nueva suplente...ella es Dulce Espinoza, directora de Relaciones Públicas de esta Galería...¿o debo decir alma mater?.
-Basta Gabriel...a Christian le dará un ataque si te escucha. Mucho gusto Anahí.
-El gusto es mío. -Respondió la rubia
Dulce no se fijó en Anahí más de dos minutos, lo suficiente para notar que no era muy alta, y que si bien no era hermosa tenía un cierto porte que la convertían en una mujercita interesante. Christopher llegaba con el artista y fue con ellos, por suerte León Lemperz estaba en sus cabales, se mostró encantador con los invitados y se puso a la crítica en un bolsillo.
-Muchas, muchas, muchas gracias –susurró León en el oído de Dulce
-De nada, sólo pongo el lugar, la gente, periodistas…Eres tú el que pone lo esencial… -sonrió Dulce
-De igual manera, te lo agradezco, hasta el momento hay sólo buenas críticas, lo cual me pone de genial humor….-mirando entre la gente
-Has topado con Gabriel? –preguntó la mujer divertida y la cara de León lo delató
-este..pues..es que me entretuve con una estudiante de la univer…
-Claro –lo interrumpió Dulce- ¿Lo has evitado?
-a toda costa..
-León…
-Es que no quiero que arruine mi entusiasmo hacia mis pinturas..
-Sabes que no debe afectarte la opinión de la gente, además –sonrió- Gabriel no trabajará más de crítico..
La sonrisa del hombre se volvió enorme enseñando su perfecta corrida de dientes
-¿A no?
-nop trabajará en otra sección..
-Entonces las malas críticas de mis pinturas no estarán en “Natural”?
-Sí estarán en el “Natural” pero de que sean malas, no lo sé..
Ahora el hombre estaba confundido, tomó un sorbo de su vino blanco y se arregló los lentes.
-¿Cómo Espinoza, no te entiendo?
-Es que, él ya no trabajará más como crítico, pero dejó a un suplente en su puesto
-Ay Dios! –comenzó a echarse aire con su mano
-No, León, cálmate es una mujer.. –se apresuró a decir- quizás no tiene el mismo punto de vista que Gabriel..
-Que la virgen te escuche María, porque no puedo con más críticas viles y odiosas..
-No te preocupes, las mujeres somos más compasivas al momento de criticar… -rió la mujer dando un golpecito en el hombro de su cliente- Bueno querido, te dejo que debo supervisar que los mozos entreguen perfectamente los canapés
-Ok, ve tranquila que nos queda una larga noche –suspiró
Llegó donde estaban los meseros y fue viendo que cada bandeja estuviese con su respectiva comida. Al salir nuevamente a la galería se encontró con la mirada de la nueva crítica del “Natural”, Anahí. Tomó un par de copas de vino, y se acercó a la rubia.
-¿Aburrida?
-oh.. gracias –recibiendo la copa- y ¿Por qué piensas que estoy aburrida?
-pues, estás acá –mirando alrededor- en este rincón, sola, mirando hacia la nada.. –sonrió- faltan motivos?
Anahí bajo la mirada y sonrió
-pues, es mi primera exhibición y …-se mordió el labio- no sé exactamente lo que tengo que escribir en este papel
-me ha pasado, los nervios del primer día de trabajo a veces traicionan.. –sonrió y miró la pintura que había frente a ellas- “La comida roja” es una gran pintura, resalta el motivo del título, son prácticamente carnes rojas y frutos rojos.. –comenzó a decir- y si te fijas bien la gente está roja también por el efecto del vino tino, que es también, rojo.. –la miró- ahí ya tienes una crítica, el rojo en esta pintura resalta la dicha…
La rubia la miró un poco asombrada y anotó lo que dijo Dulce
-sabes mucho de pintura para no ser la que pinta eh?
-mm..no tengo el don de pintar ni de dibujar..-se encogió de hombros- pero si sé de lo que trata cada pintura..
En ese momento León interrumpió tomando a Dulce del brazo
-Disculpen señoritas, Señorita Puente –le sonrió- pero necesito a Dulce un momento
-no hay problema señor Lemperz
Luego de que León le pidiera ayuda en algunos asuntos, la noche siguió su curso normal, sólo que Christian se puso tan feliz que tomó mucho más de lo debido, así que Dulce tuvo que llevarlo a casa al final de la exhibición....otra de las muchas manías de Christian era, el no comprar un auto porque tenía miedo de manejar.
Pasada la medianoche, Dulce ya estaba en su departamento de soltera que había comprado en la ciudad. Era algo cómodo, perfecto para ella, mientras se deslizaba en su sillón favorito, con una última copa, pensó que estaba agotada de esa vida. La apasionaba su trabajo, pero Christian ya no se ocupaba de nada en la Galería, lo cual le obligaba a vivir para ese empleo. Había olvidado la última vez que dispuso de toda una tarde para sí misma.
- "Cumpliré 27 años en un par de semanas...¿y qué es lo que he hecho con mi vida?...me asusta pensar que estoy desperdiciándola....y el sentirme sin fuerzas para cambiarla...por otra parte no sé tampoco qué debo hacer para cambiarla”
Hace tiempo que ya estaba soltera, con Luis habían durado dos años y lo dejaron porque prácticamente para Dulce era una rutina la relación. Hoy pasaba las noches sola, viendo alguna película romántica o simplemente durmiendo con su pequeña “Sally”, su gata angora.
Terminó su copa, y miró a su mascota durmiendo y se imaginó que Sally era la representación de su vida cotidiana, es decir, todo el día durmiendo. Ante esto, se levantó del sofá decidida a ir al centro comercial a comprar cosas nuevas, ropa nueva, muebles nuevos, etc, pero, algo la paró. 12:40 am, ¿Cómo pensaba que el centro comercial estaría abierto a esa hora?
-Eres despistada Espinoza.. –se dijo
Al final se decidió ir a dormir, y ya mañana empezaría la nueva Dulce Espinoz

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:43 am

Capitulo II
Recorría el centro comercial con deliberada lentitud esa tarde de sábado, sin buscar nada en especial y mirándolo todo. ¡Vaya la nueva Dulce! Sus planes de ser nueva habían ido a parar a Tokio cuando se levantó. En fin, de igual manera fue al centro comercial, por último para matar la mañana, cuando la voz del hombre sobresaltó a Dulce.
- Dulce querida...¿no me saludas?.
- Gabriel...no te había visto.
- No mientas querida, te crecerá la nariz.
- Tienes una mala opinión de ti mismo ¿verdad? - Dijo Dulce, quién pensaba que Gabriel se había dedicado a criticar arte por no ser capaz de crearlo.
- Que los demás alimentan....¿tomamos un café en la plaza de comidas?.
- Bueno.
Ya que no tenía nada bueno que hacer. El café ubicado en la plaza de comidas era muy coqueto, con unas mesas pequeñas en hierro y sillas de ratan. Gabriel ordenó dos capuchinos, conocedor de los gustos de Dulce después de tanto tiempo de conocerse.
- Muy bien la crítica.
- La escribió Anahí.
- ¿Cómo es que permites eso, con tu gran ego?
- Claro que sí, tengo dos razones, la primera que es la que ya sabes, mi suplente y la segunda...está entrenándose así que le permito escribir lo que no me interesa - respondió Gabriel con rapidez y con deliberada malicia. Dulce meneó la cabeza....no podía esperar una respuesta menos mordaz de ese hombre.
- ¿Sabes que eres muy desagradable?.
- Trabajo para mejorar y ser peor. Dulce, ella es muy buena en esto...muy buena. A mi no me agradaba tu nuevo artista...es demasiado bueno....
- ¿Y de dónde salió esa chica?.
- Estaba trabajando en Buenos Aires...es muy buena, sabe de arte y escribe bien...una pena lo que le sucedió.
Dulce sorbió un poco de su capuchino...Gabriel alabando a alguien y hasta compadeciéndose...esa era toda una novedad, que impulsó su curiosidad.
- ¿Qué le sucedió?.
- Unos asaltantes asesinaron a su pareja hace tres años...le llevó tiempo reaccionar, estuvo unos meses sin trabajar...creo que lo pasó muy mal pobre chica. Luego decidió venirse a esta ciudad.
- ¿Planeaba casarse?.
- Ningún país permite el matrimonio entre mujeres.
Dulce tosió y tuvo que cubrirse la boca con una servilleta, atorada. Gabriel le alcanzó un vaso con soda lo más rápido que pudo, ella tomó unos sorbos y recuperó el aliento.
- ¿Qué dices?.
- Anahí vivía con una chica...hey, ¿no serás una de esas homofóbicas, verdad?...me desilusionarías mucho. Como también me desilusionaría mucho que dijeras esto que te estoy contando...en el "Natural" solo yo sé esto sobre ella, y le harían la vida difícil si se enteran.
- Por supuesto que no...vivo rodeada de gays...pero no me pareció que Anahí... Y me ofende que me pidas discreción, sabes que soy ultra discreta.
- ¿Tú piensas que la gente gay anda con un cartel en la frente proclamando su condición?. Hasta tú estás predispuesta a cruzar la línea un día.
- Yo no soy así, lo sabes....
- ¿Lo sé?. ¿Lo sabes tú?. Nadie lo sabe Dulce...¿cuánto hace que estás sola?.
- ¿Cuánto hace que tú estas solo?.
La homosexualidad de Gabriel era conocida, aunque nadie se refiriera directamente al tema. El sonrió, ladino.
- Touche...terminemos el capuchino en paz...pretendo mantener nuestra precaria amistad.
Dulce terminó el capuchino, pensativa...¿Anahí gay?....era increíble...no daba con el tipo...no lucía como un hombrecito...además no había notado nada extraño en ella...¿gay?....claro que si Gabriel lo decía, sería cierto....aunque malicioso, él era incapaz de decir algo falso sobre una persona.
Estuvieron un rato más platicando, Gabriel se tuvo que ir y Dulce se fue a la casa de Christian a terminar la tarde con su amigo. Al llegar no podía ocultarle lo que recién le habían contado
- Me estás queriendo decir que la chica, la nena esta, la de pelo castaño medio rubio es..¿Gay? –sin creerlo aún
- Sí te digo que Gabriel me lo acaba de contar …-Luego indicó con el dedo la nariz de su amigo- Si le dices a alguien que esto te juro que te rompo la colección de perfumes de Hugo
- No te preocupes Dul sabes que no le diré a nadie, menos si me lo pides tan….educada…-sarcásticamente
- Lo siento es que no quiero que luego todo el mundo lo sepa.. Además de todo lo que debe de haber sufrido la pobre..
- Sí, yo no diré nada….Por lo que ayer vi, era muy reservada …no hablaba nada..
- Lo justo y necesario…-Concordó Dul
- Bastante autista..
- Es que piensa, si matan a tu novio, ¿Andas feliz de la vida?
- No, pero bueno, debe de tener amigos que la consuelen.. –se paró y vio la hora- Bueno porque no mejor dejamos de hablar de trabajo, o de personas que involucren trabajo, y vamos a dar una vuelta al bar?
- Ya sabes que no me gusta los lugares de ambiente..
- No pasará nada, además ya has ido a más de uno..
- No iré luego de lo que me pasó la última vez..
- Esta vez iremos con Christopher, anda vamos.. –insistió- si se pone pesada la cosa nos devolvemos, pero hoy quiero ligar..
- Christian, a Christopher le da repulsión esos lugares, es más de la ataque cardiaco.. –negó con la cabeza- no iré ..
En pocos minutos estaban ya en el bar. Christian ya estaba eufórico por ligar, de hecho ya se había insinuado a unos cuantos hombres, pero no los seguía ya que tenía a Dulce muerta de miedo en la mesa.
- Me dijiste que había día de hombres –espetó Dulce- no día mixto
- Lo siento cariño, pero me mintieron –se acercó Christian- pero ya vamos Dul, no pasará nada que tú no quieras..
- “No pasará nada que tú no quieras” …mm eso lo escuché la última vez que pisé este lugar –se cruzó de brazos- y terminé en el auto de una mujer amarrada..
El rubio teñido comenzó a reírse burlonamente al recordar a su amiga en el asiento trasero del auto de Magda, una lesbiana posesiva y algo agresiva.
- No le encuentro la gracia, fue un episodio muy vergonzoso e incómodo..
- Está bien perdón, pero es que tendrías que haber visto tu cara cuando te encontré..-sonrió, pero se le borró al instante la sonrisa por la asesina mirada de Dulce- Ok! Perdóname, pero te aseguro qe ahora no pasará nada..
- ¿Sabes qué? Yo me voy –se paró con su bolso- ni sé para qué vine hasta acá..
- No! No! No! –la paró- por favor espera a que un chico venga y te vas, por favor!
- ah claro!, por supuesto.. –irónica- no pienso quedarme a “cuidarte” hasta que alguno venga por ti… -miró a un chico en la barra- porque no vas con aquél? Lo invitas a un trago y listo!
- Tú sabes que no soy de los que dan la iniciativa María..
- Entonces espera solo.. –Comenzó a caminar hacia la salida
Dulce lo menos que quería era estar ahí, donde fue a punto de ser secuestrada por una lesbiana psicópata loca. Se llamaba Magda y al principio parecía ser amable con ella, sabiendo que Dulce no era gay. Luego de un par de copas comenzaron a bailar guardando una distancia prudente para no incomodar a Dulce. Al cabo de un rato, mientras que Dulce estaba en el baño, Magda llegó por detrás y la llevó por la puerta trasera hacia el auto. Al llegar, la sentó en el asiento trasero y la amarró. Dulce aterrorizada no comprendía lo que hacía aquella mujer. “Vas a ser mía, te convertiré…vamos a estar juntas mi amor..” le dijo Magda al ver la confusión de Dulce, ésta al escuchar semejante respuesta se alteró y comenzó a gritar, pero poco le duró ya que Magda le había colocado un pañuelo. Al terminar de amarrarla, Magda fue por su chaqueta que la había dejado en la mesa, por mientras Dulce agradeció el manos libres de su celular y marcó el primer número que salía en la lista, que por suerte era Christian.
Al cabo de un rato, el rubio llegó acompañado de su pareja quienes al ver a Dulce en el asiento trasero fueron en un segundo en su ayuda. La desamarraron y al voltearse dieron con la cara de pocos amigos de Magda. Intentaron explicarle que Dulce era heterosexual por todas las formas posibles, y como Magda no entendió, procedieron a llamar a seguridad quien se encargó de ella. Nunca más se supo de la psicópata, pero Dulce le tiene terror a cualquier lesbiana que se le acerque, aunque…cómicamente a una no le tiene terror, más bien…otro sentimiento.

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:43 am

Capítulo III
Dulce salió a correr muy temprano ese domingo, estuvo desvelada en la noche y la mejor forma de correr el cansancio, era trotar. Iba por la costanera, escuchando “Never love” de su ipod, cuando por la playa, a un perrito que le llamó la atención y que estaba en el mar nadando. Ahora lo que se preguntaba Dulce era si ¿Estaba nadando por gusto? O ¿Estaba nadando por salir del mar y salvar su vida? En ese segundo de distracción tropezó y cayó, sintiendo cómo su tobillo se torcía. Al intentar ponerse en pie se dio cuenta que su tobillo no se lo permitía. ¡Bendito perro! Aunque lo odió más, cuando vio que pasó delante de ella minutos después todo mojado.
Como pudo llegó a una banca, y se sentó. Estaba masajeándose el pie cuando la voz suave preguntó:
- ¿Puedo ayudarte?.
Levantó la vista y vio a Anahí, arrodillada junto a ella con gesto preocupado. Notó esta vez los inmensos ojos azules que tenía, y el tono del cabello, un rubio oscuro casi castaño.
- Creo que me lastimé el tobillo –Se quejó
- Te ayudo a ponerte en pie
Dulce asintió. Se apoyó en los brazos de Anahí, que mostró tener una considerable fuerza para su estatura...si alguien las viera....se sonrojó de pensarlo. Intentó dar un paso y menos mal que Anahí fue rápida para sujetarla e impidió que cayera.
- Tengo el auto cerca...te llevo a casa.
- No, deja, llamo a un taxi....
- ¿Crees que te dejaré ir en taxi?. ¿Quién te va a ayudar a entrar?. Yo te llevo.
Dulce se dijo que necesitaba ayuda en ese momento....¿Qué más daba que Anahí fuera gay?. Se apoyó en ella.
- No estamos lejos de casa, no será necesario el auto.
Una vez en el apartamento de Dulce, Anahí preparó dos bolsas plásticas con hielo y con una silla, puso el pie de Dulce en alto con las bolsas a ambos lados del tobillo, y unos almohadones detrás de la espalda.
- ¿Quieres algo más?.
- Tengo un antiinflamatorio en el baño...se llama Perifar Flex, tráeme uno por favor.
Anahí trajo el medicamento y Dulce tomó una pastilla.
- ¿Quieres llamar a un doctor?.
- No, gracias...ya has hecho suficiente por mí.
- ¿Es mi impresión o no te simpatizo? - preguntó Anahí. Era evidente que Dulce se sentía molesta de su presencia en esa casa.
Dulce se ruborizó. Se estaba portando horrible con Anahí, y ella solo se desvivía por ayudarla.
- No es que no me simpatizes...solo que no te conozco bien, y temo que soy demasiado celosa de mi casa...discúlpame, sé que estas aquí porque yo necesito ayuda...pero me siento rara.
- ¿Alguien te ha dicho cosas sobre mí?. ¿Acaso Gabriel?. No quiero que me juzgues sin conocerme...no conozco a nadie en esta ciudad, y si Gabriel se ocupa de predisponer a las personas en mi contra quiero saberlo.
- No, no es así Anahí...te agradezco mucho tu ayuda, y no estoy predispuesta negativamente hacia ti...solo que creo que no es buen momento...estoy dolorida y eso me pone de muy mal humor.
- Bueno...me voy entonces, creo que quieres estar sola....cuida ese pie ¿sí?.
- Me cuidaré, de verdad lo haré.
Vio irse a Anahí sintiéndose extraña. Anahí se había comportado muy bien con ella, y lo que había hecho todo el tiempo era alejarla por lo que Gabriel le había contado...comportándose como una homofóbica, actitud que siempre había detestado. Debido a su trabajo trataba con gays todos los días...y jamás se había portado tan discriminatoria como lo había hecho esa mañana. ¿Qué derecho tenía ella a discriminar a Anahí por gay, si estaba segura de que si todos supieran que Dulce María Espinoza, la exitosa directora de relaciones públicas de la Galería Beta era aún virgen, también la mirarían de modo raro y dirían cosas extrañas?. Tomó el teléfono...Any tenía razón, era mejor llamar a un doctor...el tobillo comenzaba a dolerle seriamente...y además un par de días sin ir a la Galería le vendrían bien.
Al cabo de unas horas, Dulce estaba en su cama viendo una mala película de asesino en serie. Le habían dado reposo por lo menos dos días y ¿Qué mejor que pasarlos acostada viendo alguna que otra película? Pero su mente no estaba concentrada en la película, si no que aún estaba pensando en lo mal que trató a Any, siendo que ésta le había ayudado en todo. Sencillamente era un egoísta que no valoró lo que hizo esta chica. ¿Tanto importaba que Anahí fuese gay? ¿Quizás aún tendría miedo de que hiciera lo mismo que pasó con Magda? ..no .. no lo creía, Any no era de las posesivas, no presentaba ser así. Entre tanto pensamiento y conclusiones, decidió que era mejor llamarla y disculparse, pero.. un momento ¿Cómo la iba a encontrar? No tenía su número, no sabía donde vivía, no sabía cuándo la volvería a ver… ¡Bien Dulce!...
- ¿Aló? Contestó una voz algo ronca, quizás por el sueño..
- Gabriel….
- ¿¡Dulce!?
- Sí..
- ¡Dios mujer! ¿Sabes qué hora es? ¡Estaba dormido!
- Lo siento, pero es que me urge hablarte ..
- No, llámame mañana por dios, es tarde..
- ¡Vamos *****! Mañana no tienes que trabajar..
- Ugh.. ok..
Dulce no pudo dejar de pensar en todo el resto de la tarde en cómo conseguir el número de Anahí, cenó y volvió a la cama con la misma interrogante. Eran cerca de las 3 de la mañana cuando se le vino a la mente Gabriel ¡Claro! ¿Cómo no se le ocurrió antes? De veras que estaba en las nubes.. entonces sin pensarlo más, marcó el número de su sarcástico amigo.
- Necesito que me des el número de la Srta. Puente
- ¿Anahí?
- Ajá..
- ¿Para qué lo quieres?
- No te incumbe
- mmm.. ¿Por qué será que no me extraña?
- Ya, ¿Lo tienes o no?
- Vale, vale.. sí lo tengo
- Bueno ¿Qué esperas?..
- Dulce María -Dijo buscando entre sus contactos en el teléfono- Más te vale que no estés planeando nada peligroso..
- ¿A qué te refieres Márquez? –dijo con algo de incomodidad
- Pues a que no te metas con ella más de lo necesario … bien tengo el número anota..
- Lo tengo.. –Luego suspiró pensante- Gabriel, a qué te refieres de que no me meta más de lo necesario..
- ¿Recuerdas nuestra conversación en el café ayer en la mañana?
- Sí..
- ¿Y recuerdas también, la línea a la cual todos estamos predispuestos a cruzar?
- uh… sí, pero.. ¿Qué tiene que ver eso con esto?
- ¿Hace cuánto estás sola Dulce?
- Eso ya lo sabes, pero aún no entiendo..
- ¡Dios Dulce! No agarras ninguna.. ¿Sabes qué? Perdí mucha saliva contigo, me voy a dormir, adiós –cortó
Dulce quedó con el auricular en la mano, mientras que lo colocaba lentamente en la base. Quedó pensativa con lo que le dijo Gabriel. ¿A qué se refería con que estoy predispuesta a cruzar la línea y con que estoy sola? .. No quiero imaginar la respuesta, pensó. Esto lo hacía por agradecimiento y por disculparse, nada más. No había otra razón.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:43 am

Capítulo IV
Anahí desocupó la última caja y suspiró aliviada. Era la cuarta mudanza de su vida...la primera fue de casa de sus padres a la pensión en Buenos Aires. Conoció a Eva en la Universidad donde ambas tomaban clases de periodismo, ambas estudiantes no muy adineradas y del interior del país, simpatizaron de inmediato y se hicieron amigas. Eva se mudó a la pensión donde Anahí paraba, ya que era mejor que el lugar donde ella estaba alquilando...Anahí nunca imaginó que se enamoraría de esa chica morochita y menudita...no recordaba como comenzó la magia entre ellas. Eva ya tenía experiencias previas con mujeres, en tanto para Any fue la primera mujer de su vida...pero no la culpaba de nada...en cierta manera había sido ella quién había propiciado el primer encuentro entre ellas, queriendo investigar porque Eva la emocionaba tanto.
Eva descubrió pronto que no tenía madera de periodista, y más práctica que Anahí, consiguió un empleo en un banco que les permitió alquilar un pequeñísimo apartamento y abandonar la pensión. Anahí terminó su carrera de periodismo, y consiguió empleo en una revista de actualidades. Vivían en relativa calma, la una para la otra, no frecuentaban lugares de ambiente ni tenían muchas amistades gay. Eva obtuvo un préstamo en el banco y compraron un coqueto apartamento en otro barrio, más grande y a pagar en plazos...con los sueldos de ambas les daba para soportar eso y tener una buena vida.
La tragedia se desencadenó poco después de mudarse al apartamento. Un par de ladrones entraron al banco donde Eva trabajaba...armados y totalmente drogados, se enfurecieron porque Eva no sabía la combinación del cofre de seguridad...y la mataron a tiros.
La familia de Eva, que durante todos esos años apenas se había limitado a escribir para Navidad, aparecieron de pronto...despojaron a Anahí de los cuadros, los discos, la ropa, los muebles....y hasta del apartamento de Eva, ejerciendo sus naturales derechos de sucesión. Anahí se encontró de pronto sin su compañera de vida, sin casa, y sin siquiera poder conservar algo que le recordara a esa mujer con la que había compartido tantos años. Fue devastador. Durante muchos meses vivió en la abulia, refugiada en casa de una buena amiga...hasta que decidió que lo mejor era alejarse de Buenos Aires a un lugar totalmente diferente. Movió sus contactos y encontró empleo en el "Natural". Más lejos de esa ciudad donde había sufrido tanto no podía estar. Pero no era fácil hacer amigos en esa ciudad...y lo sería menos si Gabriel contaba su propia versión de la historia que había atravesado.
- Estoy segura que Gabriel le contó a Dulce...por eso trataba de correrme de su casa a como diera lugar...¿será ella una anti gay?. Pero si trabaja con arte...vamos, todos sabemos que entre los artistas abundan los gays....en fin, no dejaré que esto me venza...si superé la pérdida de Eva, puedo superar casi todo en la vida.
El teléfono la asustó, casi nadie conocía ese número, salvo que fueran sus padres o Gabriel. Levantó el tubo después de dejar unos libros en la mesilla.
- Diga.
- ¿Es Anahí Puente?
- Sí -respondió dubitativa, no reconocía la voz femenina...seguramente alguien de la redacción del "Natural"...pero si había entregado todo antes de irse - ¿Quién habla?
- Dulce Espinoza
- Vaya, no recuerdo haberte dado mi número de teléfono -Fue lo único que se le ocurrió comentar mientras se sentaba junto al aparato
- No me lo diste...yo lo averigüé...espero que no te moleste.
- No, claro que no...¿te sientes mejor?.
- Sí, gracias...Escucha, fui muy desagradable contigo ayer...estoy sola en casa....y pensé que tal vez te gustaría cenar conmigo...claro que tendrías que venir aquí, el médico me ha ordenado reposo dentro de lo posible.
Anahí estaba sorprendida...no comprendía la actitud de Dulce...aunque la voz sonaba sincera y quizás sí estaba arrepentida de cómo le había tratado el día anterior. Y después de todo...le estaba dando una muestra de amistad que no podía darse el lujo de rechazar, no conocía a nadie en esa ciudad.
- Está bien....acepto.
Fue al baño para bañarse y prepararse a ir a la casa de Dulce.
Dulce fue a abrir apoyándose en un bastón, preguntándose si había sido una buena idea invitar a Anahí a su casa...pero ya era demasiado tarde. Anahí se veía rara vestida con jeans, zapatillas deportivas y un swater rojo, lejos de la imagen profesional que siempre ostentaba....bueno, ella también llevaba jeans, estaban disfrazadas "de domingo".
- Llegas rápido -dijo Dulce después de besar ligeramente la mejilla de Anahí a modo de saludo
- No tengo una vida social muy agitada...así que pude cancelar mis compromisos para venir a cenar contigo…
- ¿Estás molesta conmigo?.
- No, claro que no...Eres la primera persona de esta ciudad que me da una muestra de amistad...debo agradecerte la invitación Dulce. Desde que llegué aquí me he sentido muy sola, y rechazada por todo el mundo.
- Temo que contribuí a hacerte sentir mal...no soy esa chica detestable que encontraste con un tobillo lastimado en el parque....detesto estar en inferioridad de condiciones, y eso me hace ser desagradable...¿qué tomas?.
- Mira Dulce...si no te molesta, creo que es mejor que te sientes y yo me haga cargo de la bebida, si me dices donde queda la cocina.
- Gracias...uh.. odio confesarlo, pero el tobillo está muy molesto....es la puerta de la izquierda….
Sonrieron, cómplices. Anahí fue a la cocina y trajo un par de latas de cerveza que encontró en el refrigerador. Se quitó el sweater, quedando solo con una camisa blanca muy sencilla y se sentó en una silla frente a Dulce.
- ¿Y cuántos días de reposo te dieron por ese tobillo?.
- Una semana...Christian se volverá loco...pero creo que lo superará.
- ¿Y quién va a cuidarte?.
- Me cuido muy bien sola...lo he hecho desde que dejé la casa de mis padres.
- ¿Y tus amistades?.
- No tienen tiempo Any...viven en una locura aún mayor que la mía.
- Es el precio -respondió Any. Dulce la miró sin comprender-
- ¿El precio de qué?
- Somos mujeres independientes, con éxito en nuestros trabajos, cierta solvencia económica..pero estamos solas...me asusta.
Dulce se removió inquieta en el sillón y Anahí se dio cuenta que su comentario ponía inquieta a su anfitriona. Bebió un largo trago de cerveza...durante unos minutos el silencio fue tenso, y Dulce lo interrumpió.

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:43 am

- ¿Y tu familia?.
- Viven en Mendoza...mis padres...mi hermano mayor esta en Los Angeles, hace años que vive allá, tengo un par de sobrinos que conozco solo por fotos..mis padres son muy sencillos, me aman y me aceptan todo lo que hago. Les quiero mucho.
- Mis padres están en Florida...se mudaron allá cuando papá se retiró....que par de locos ¿verdad?...tienen una casita cerca de una playa...mis hermanas también están allá, en Miami...viven en el mismo vecindario....se casaron con unos primos, sudamericanos ellos también, así que mis sobrinos tienen todos el mismo apellido.
- ¿Y qué pasó contigo?....rompes una especie de tradición familiar.
- Mi madre dice que tengo el corazón duro....y no me gusta vivir en USA.
- ¿Nunca te has enamorado?.
- No he tenido tiempo. Desde pequeña tenía en claro que quería ser alguien...ser más que mi madre, que es una excelente mujer, pero sin más ambición que cuidar de su esposo y sus hijas. Cuando logré lo que quería...me di cuenta que no podía formar pareja...soy una solitaria.
- No puedo creer eso Dulce, eres una persona muy simpática.
- ¿Y aún piensas eso?. Te traté de un modo terrible ayer.
- Pero lo has remediado y tienes la grandeza de aceptar tus fallas, cosa que no mucha gente hace.
- Yo no puedo enamorarme...no soy capaz...bueno una vez duré mucho con un chico, Luis, él era el novio perfecto hasta que me di cuenta que no lo ame nunca sólo le tenía un gran cariño y nuestra relación se convirtió en rutina hasta que dije basta…pero generalmente salgo con un hombre y a la tercera cita pierdo el interés...lo único que buscan es acostarse con una lo antes posible..me indigna....y creo que esta cerveza me está haciendo hablar demasiado -dijo Dulce al darse cuenta que la conversación estaba tomando rumbos demasiado íntimos...¿qué clase de conversación era esa para mantener con alguien a quién apenas conocía?. ¿Y que además...tenía otra opción de vida?.
- Dulce..no voy por la vida haciéndome ideas raras no te preocupes...sé que Gabriel debe haberte dicho algo sobre mí...y te pido que no me prejuzgues. Necesito amigos... no creas que no puedo entender nada de lo que me dices. En la Universidad también salí con chicos, aunque no lo creas....era yo muy popular...salía con chicos guapos.
- ¿De verdad?.
- ¡Claro que sí!. A ver...déjame recordar...Diego un aspirante a jugador de fútbol que pasaba el tiempo fingiendo estudiar...Carlos que era el mozo del bar donde íbamos con mis compañeros todas las mañanas...Bernardo que iba un año más adelante que yo en la carrera....y Martín, hijo de un ricachón porteño....realmente insoportable pero guapísimo y con mucho dinero...¿otra cerveza?.
- Claro...y cuéntame que pasó...
Anahí trajo un par de cervezas más desde la cocina.
- No hay mucho que decir...ninguno duró más que un par de meses...en cuanto se daban cuenta que no me iría con ellos a la cama perdían el interés y me plantaban.
- ¿No te enamoraste de ninguno?.
- No..en realidad...a la segunda o tercer salida ya me daba cuenta que la relación no prosperaría...pero no quería verlo...así que seguía hasta que ellos me dejaban...y cuando eso sucedía....¡¡Daba gracias a Dios por liberarme de semejante plomazo!!.
Ambas rieron ruidosamente...Dulce porque nadie mejor que Anahí había descrito lo que sentía cuando salía con algún hombre. Anahí sintió que había ganado algo de la confianza de Dulce, de algún modo había logrado acercarse.
- Eres graciosa y sabes describir muy bien lo que sientes...admiro eso.
- ¿Por qué?.
- Siempre he sido incapaz de ponerle palabras a mis sentimientos...puedo hacer lo que sea en mi trabajo, soy muy buena en eso...pero no sé decir lo que llevo dentro.
- Te da miedo.
- Soy cobarde, lo admito –levantó las manos- quieres ver la cena?...está en el horno...ya debe estar lista.
Anahí fue a la cocina. La carne ya estaba lista, así que cortó dos trozos, puso las papas, trajo los platos al comedor, luego la soda y el vino. Dulce caminó con dificultad hasta la mesa y se acomodó.
- ¿Me dejas poner música?....es que como siempre ceno sola, me he acostumbrado a la música.
- Claro, no hay problema. Es lo menos que puedo hacer, ya que desde que llegaste has servido todo y yo te invité.. –medio sonrió
- No te preocupes por eso, estás con un tobillo malo.. no quiero que lo tortures más..
Anahí eligió una estación donde pasaban oldies y tomó asiento frente a Dulce, que terminó con el contenido de su plato con una rapidez sorprendente.
- ¿Siempre comes tan deprisa?.
- Sí...es que nunca tengo compañía...y me parece pérdida de tiempo demorar...lo siento, creo que te dejé comiendo sola.
- ¿No te hace daño?
- No....siempre he comido así de rápido.
Anahí sonrió vagamente...con un dejo de tristeza...Eva solía comer de ese modo también, era un manojo de nervios, el engullir la comida era un ritual..se sirvió un poco de vino.
- ¿Por qué te has puesto tan seria?. Disculpa....no quise apurarme...
- No fue por eso...es que recordé algo que me puso triste...hablemos de algo.
Dulce adivinó que Anahí estaba recordando a su chica..y no supo que hacer. Se moría de ganas de preguntarle sobre ella...de curiosidad por saber cómo había sido la compañera de Anahí...le parecía desagradable preguntar, pero se moría por saber.
- "Creo que tomé demasiado...sería de muy mal gusto preguntarle....y si continúo bebiendo terminaré pensando que Anahí es atractiva...nada mas mira que ojazos azules."
No conversaron mucho mas el resto de la cena...Dulce observaba a Anahí, que había quedado con un aire triste y como ausente. Al terminar la cena Anahí lavó los platos para evitarle molestias a Dulce y hasta dejó todo guardado.
- Eres increíble...te invito a cenar y haces todo...
- No me molesta Dulce.
- Me hace sentir mal...¡Vaya anfitriona soy!
- La próxima cena será en mi casa..en cuanto mejores.
- Claro Any...y gracias...eres una agradable compañía.
- También lo eres Dul..¿Te puedo decir así verdad?
- ¡Claro! –le sonrió-

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:43 am

Capítulo V
Un par de semanas después Dulce estaba totalmente repuesta. La galería tenía su actividad habitual, tragando a Dulce como siempre. La relación con su nueva amiga Anahí había cogido fuerza, pues se hablaban casi todos los días, una llamaba a la otra y viceversa. Un día hablaron hasta cómo destapar el baño.
- ¿Estás segura que debo meterle este ácido?
- Sí, créeme que eso funciona.. disuelve todo tipo de sustancias..
- ¿Pero es que si no funciona? ¿Si me cae un poco en las manos? .. ¿Estás segura?
- ¡Vamos Anahí! Sólo mete un poco para que se vaya tu ******* por el alcantarillado
- ¡Oye María! .. no se tapó el inodoro, se tapó la cañería del lavamanos… -protestó medio divertida y molesta
Sonrió al recordar aquella conversación, cuando la vió entrar a la galería. Fue hacia ella, sonriendo aún. Se rozaron la mejilla con un beso.
- Me alegra ver que estás totalmente recuperada.
- Sí...tengo buenos huesos..¿Cómo estás hoy?.
- Bien...creo que me habituaré a la ciudad definitivamente. Ayer me avisaron que Gabriel se irá el próximo mes y quedaré completamente a cargo de la columna...así que eso me afianza en el trabajo...lo demás pues me iré habituando.
- Wow..Te felicito.
- Gracias.
- Dulce...Christian está nervioso y te necesita -dijo Christopher, llegando junto a Dulce y rodeándola por la cintura...se detuvo al ver a Anahí - ¿Y quién es esta belleza?.
- Anahí Puente, del "Natural"...pórtate bien porque tomará el puesto de Gabriel...este es Christopher Uckermann....mi pseudo ayudante, mas payaso que otra cosa.
- Es un placer conocerla -dijo Christopher, inclinando ligeramente la cabeza. Anahí reconocía esa mirada, ese hombre se había quedado impresionado con ella- Dulce, el jefe te espera -Queriendo tener la oportunidad de estar a solas con Anahí
- Sí, voy...-un tono de molestia se notó en su voz- uh..¿me esperas Any?.
- Claro.
En cuanto Dulce se alejó, Christopher comenzó a desplegar sus artes de seducción. Esa reportera era justo el tipo de mujer que le gustaba...bah, en realidad todas las mujeres eran su tipo.
- Así que en el "Natural" ¿eh?.
- Sí, llevo poco en la ciudad –tratando de ver alguna que otra pintura para no prestar atención
- Podría mostrarte algunos lugares interesantes...soy el mejor guía que puedas conseguir.
- ¿Ah sí? -respondió Anahí con desinterés. Christopher no era tonto...de inmediato se dio cuenta que su estrategia no estaba resultando
- ¿Piensas que soy un presuntuoso?.
- Si no lo eres....haces grandes esfuerzos por parecerlo.
- No lo soy...dame una cita y te lo demostraré.
- Estás bromeando...pero um… quizás lo considere.
Dulce regresó en ese momento y oyó la última frase. Conocía a Christopher...sabía que tenía suerte con las mujeres...hasta con ella se había lanzado muchas veces, a pesar de llevar mucho tiempo trabajando juntos...pero...¿convencer a Any?. La idea no le gustó.
- ¿Saldrás con Christopher?. –dijo una vez que el galán se había retirado
- No lo sé...necesito conocer un poco la ciudad...y un hombre que quiere impresionar a una mujer es un buen guía..tal vez acepte una salida.
- Mira que es muy rápido...peligroso...te convence con facilidad.
- ¿Lo dices por experiencia propia? -preguntó Anahí, picada por la curiosidad
- Jamás...soy su jefa, no es lo correcto...no puedes salir con un subordinado.
- ¿Sabes que te apegas demasiado a las reglas? –rodeó los ojos- Bueno...eso no importa...yo vine aquí para invitarte a cenar...mañana, en mi casa...me corresponde jugar de local en esta ocasión...a las 20 horas.
Dulce se sintió rara, pero rara en el buen sentido, hasta un pequeño cosquilleo le llegó al estómago. ¿Qué rayos?
- eeh.. Claro, dame la dirección.
Anahí le dejó una tarjeta y se fue de la galería. Apenas cruzó la puerta, Christopher se acercó a Dulce.
- ¿Cómo es que no me presentaste antes a semejante preciosura?.
- ¿Puedes calmar a tus hormonas? –un poco harta de sus intenciones
- Es una belleza....que piernas...y que ojos...háblale bien de mí...si me acepta una cita, no le dejaré escapar.
- No creo que la conquistes –sonrió
- ¿No confías en mí?.
- Sí, pero ..uh.. no..creo…uh…eres un i.diota
Dulce se fue. Conocía a Christopher...pero también conocía a Any...no creía que fuera ese tipo de lesbiana que cada tanto tiene un "desliz" con un hombre....pero eso era algo que no le explicaría a Christopher. Entró como condenada a su oficina con la cual compartía con Christian.
- Vaya criaturita, cierra más despacio esa puerta… -dijo por encima de sus lentes al ver a Dulce tan enojada- ¿Pasa algo?
- ¡Estoy harta que los hombres vean a un par de piernas lindas y se lancen hacia ellas! –se cruzó de brazos en su silla
- Wow .. –Christian se movió con su silla hasta el frente de Dulce- ¿Estás celosa?
Dulce lo miró furia, ¿Celosa? ¿De quién? No había nadie, le lanzó un gruñido y luego tomándose la sien espetó
- Por supuesto que no, además, ¿De quién?.. es sólo Christopher que piensa que yo puedo hacer todo el trabajo mientras él liga con chicas..
- Uhmm..
- ¿Sabes quién es su última víctima?
- ¿Quién?
- Anahí Puente..
- ¿A sí?
- Sí, pobre no sabe lo que le espera.. no entiendo cómo piensa aceptar salir con él… -pensó dubitativa- ¡Es que no es posible!
- Ok, cariño.. cálmate ve como estás
- Chris.. lo siento pero ¡Es que no me cabe en la cabeza!..
- ¿Desde cuándo Dulce?
- Desde cuando qué
- Pues te gusta..
- Me gusta quien.. –un gran escalofrío le recorrió el cuerpo
- Pues, Christopher..
La risa de Dulce se escuchó en toda la galería, no podría creer que creyeran que le gustaba Christopher. ¡Christopher! El mismísimo hombre que siempre se le insinuó pero jamás le dio el pase, porque uno; era mujeriego y dos; era su asistente, la relación jefe-empleado nunca se vio buena. En realidad jamás se vio con Christopher, chico lindo, musculoso, de buena familia, y si le cambias el corazón mujeriego, el hombre perfecto, pero no era de su estilo. Definitivamente no.
- Eh...¿Dul?...¿Estás bien? –le tocó la frente
- Claro que sí Christian, es que no puedo creer que pienses que me gusta Christopher ¡Dios! Si hace años que se me insinua y nunca le acepté ninguna cita.. ¡Ni siquiera para que me acompañara a comprar cigarros!
- Entonces no entiendo..
- El qué..
- Pues que estés enfurecida por el hecho de que él salga con Anahí.. –su cara cambió bruscamente- a no ser, que..
- ¿Sabes? Ya me desquité con esta conversación, iré por un café ¿Quieres? –se levantó para evitar las conclusiones de Christian, ya la estaban asustando
- Hey… no me evadas..
- No te evado, seguimos con esta plática pero luego ¿Sí? Muero por un café..
- Sabes que tarde o temprano hablaré contigo..
Dulce no respondió, no quería saber nada más por hoy, además ya esas cosas la estaban asustando y no quería darse cuenta de nada. Lo que pasó hace rato fue nada más que un estúpido berrinche que debería haberse aguantado.

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:44 am

Capítulo VI
Anahí se esforzó en la cocina...pollo con salsa de champiñones, ensalada rusa, postre y vino importado. Dulce llego temprano, antes de la hora que habían acordado. Llevaba un vestido negro muy sencillo y cómodo, y unos zapatos bajos negros. Anahí llevaba jeans y una remera azul que le venía algo grande....aún no se había cambiado de ropa, pero ya no podría.
- ¿Es muy temprano?
- No, no...es mejor, nos da tiempo de hablar.
- ¿Me permites ir al baño?.
- Claro..tienes que entrar al dormitorio...por esa puerta..las luces están a la derecha.
Fue al baño, y al salir recorrió el dormitorio con la mirada. Estaba coquetamente arreglado, muy ordenado...sobre la mesa de noche había una foto...Anahí con una chica morocha y delgadita...esa debía ser su chica...la que murió. Miró el rostro de Anahí...se veía feliz en esa foto, ambas sonriendo. La voz de Anahí le hizo tomar conciencia que estaba tardando demasiado.
- ¿Te sirvo vino?
- Sí respondió, apurándose a salir del dormitorio. Anahí tenían unos tentempiés preparados sobre la mesa centro.
- ¿Estas bien?.
- Claro...estaba curioseando, ah..perdona....
- No te avergüences...mi presupuesto para decoración es reducido...es la primera vez que preparo un lugar sola, creo que no quedó tan mal.
- Pasable.. –bromeó- naah.. quedó lindo
- Come algo...el pollo tardará
Tomaron asiento una junto a la otra. Dulce quería preguntarle acerca de Christopher, moría de ganas de hacerlo y si mientras no lo hacía se engullía brownies de chocolates.
- y....uh….¿Te llamó Christopher?.
- Más que eso...me mandó un ramo de rosas al "Natural"•.
- ¿Saldrás con él?.
- Dulce...si él te interesa yo no acepto su invitación...sabes que a mi tanto me da, solo quiero conocer un poco la ciudad....
- ¡Dios! No.. ¿Cómo piensas que me gusta Christopher?
Anahí se quedó mirando a Dulce, confundida...¿entonces por qué tantas preguntas?. Sabía que Dulce no era gay, así que su interés no podía estar centrado en ella...tenía que estar interesada en Christopher, y celosa además.
- Quizá salga con él...y como ya te dije no hay mejor guía que un hombre queriendo impresionar a una mujer.
Dulce estuvo a punto de ofrecerse a mostrarle la ciudad, pero se mordió la lengua. ¿Qué quería hacer?. ¿Qué Any pensara que estaba interesada en ella?. "No soy una de ellas...sería injusto ilusionarla".
- ¿No te gusta el vino? - Preguntó Anahí, que estaba observando atentamente las reacciones de Dulce...un poco desconcertada. Si algo conocía esa expresión eran celos.
- oh.. este.. sí, sólo que bebo despacio....digo tonterías cuando bebo, así que me cuido.
- Por mí no te limites..nada de lo que digas hará que te pierda estima..eres la primera persona que se ha mostrado amigable conmigo en esta ciudad.
- ¿No dejarías de estimarme ni aunque supieras algo vergonzoso?.
- ¿Y que podrías hacer tú de vergonzoso?...vamos Dul...eres la mujer perfecta.
- Y virgen - confesó Dulce, apurando luego el resto del vino de la copa de un solo trago. No supo porque le dijo eso a Anahí, en ese momento...nadie lo sabía...ni su propia familia. Todo el mundo daba por descontado que tenía experiencia sexual, a su edad era lo esperado. Anahí se sentó junto a Dulce..no sabía que decir...era evidente que ese hecho representaba para Dulce no solo un problema, sino algo que la avergonzaba.
- ¿Nunca....? eeh…pues.. mm..
- Nunca. No he podido...me da asco el solo pensarlo diug…
- ¿Asco?...ay, perdona...parezco un loro repitiendo lo último que tú dices...no debes preocuparte. Tendrás tiempo.
- Casi tengo 30 años Any...todo el mundo a mi edad ya tuvo sus experiencias...y con varias personas...me siento un bicho raro. Me da miedo....miedo de ser insensible, de nunca poder enamorarme ni disfrutar de una sexualidad normal.
- No es algo tan tremendo mujer, además, te quedan 3 años para los 30...cuando te enamores será el momento y perderás el miedo...
- ¿Y si jamás me enamoro?.
- Lo harás...a todas nos pasa....y cuando te enamores, querrás demostrar tu amor.
- Estoy avergonzada...¡Diablos! es la segunda vez que compartimos una cena y te cuento algo tan...estúpido y vergonzante....
- Dul...está bien...me enorgullece que confíes en mí...trataré de hacerme merecedora de esa confianza.
- ¿Te acostaste con un hombre alguna vez?.
La pregunta dejó de una pieza a Anahí, por inesperada.
- uh..pues..una sola vez...con Bernardo...y prefiero no recordarla...fue un desastre. Todo sucedió tan rápido que ni me enteré...era un verdadero patán el hombre.
Dulce sonrío ante el gesto que acompañó la descripción de Anahí. Recostó la cabeza en el hombro de Anahí por un momento, olvidando lo que sabía de ella, buscando protección. Any le acarició el cabello.
- Solo sigue a tu corazón..la felicidad está en los lugares y las personas que una menos imaginas
- ¿Fuiste feliz alguna vez?.
- Lo fui...mucho..pero te escandalizarías si te cuento y quiero que sigas siendo mi amiga...¿vas a decirme que tú nunca te sentiste feliz?.
- Pensé que lo sería cuando estuviera asentada...ahora lo estoy y me mato trabajando y me doy cuenta que me falta algo...y no sé que es, ni como remediarlo.
Anahí sintió unos violentos deseos de besarla...tuvo que ejercer un fuerte autocontrol, recordar que le había costado mucho acercarse a Dulce y que hacer eso significaba ponerse en el lugar de obsesa sexual que siempre le atribuían a las mujeres lesbianas. Dulce se sentiría acosada, aprovechada en su buena fé y seguramente no volvería a mirarle la cara. "¡Ah! Me ocurre de nuevo...creí que al perder a Eva jamás me pasaría de nuevo...¡Maldita mujer hermosa! Me hace sentir cosas, me hace vivir nuevamente..."
- ¿Piensas en ella a menudo?.
- ¿En quién?- respondió Anahí, alejándose de Dulce para no perder los estribos.
- Gabriel me contó...y vi la foto en el dormitorio...no es la primera vez que pones cara extraña...
- Ella era Eva. Conoces el final de la historia. La mataron a tiros unos asaltantes...perderla me trajo a esta ciudad...sufrí una grave depresión, la perdía a ella, a nuestra casa.....a sus cosas....fue como si la mataran dos veces....una los asaltantes, la segunda vez fue su familia...pero tenía que seguir viviendo...más que nadie por ella, que siempre me decía que la vida era una aventura digna de ser vivida...no podía desilusionarla dejándome vencer.
- ¿Crees que la olvidarás algún día?.
- No olvidas a quién amaste...viví años con ella..nos amábamos tanto...estábamos tan bien juntas, nuestras amigas nos envidiaban...éramos la pareja perfecta...disculpa si te escandalizo.
- No, no....quiero saber, entenderte...no te juzgo, lo prometo.
- No lo entiendes si no lo vives, pero agradezco tu esfuerzo...Eva era genial. No merecía morir en esa forma...la gente tampoco ayudaba allá. Piensan que las lesbianas somos promiscuas y que en poco tiempo yo olvidaría a Eva y me enredaría con alguien mas...no fue así.
- ¿Crees que podrás rehacer tu vida algún día?.
- No lo sé...si encuentro a una mujer que me conmueva nuevamente quizás....Dulce....
- ¿uhm?.
- Creo que se quema nuestra cena - respondió Anahí, corriendo a la cocina...
Una pequeña mentira para distraer la conversación, que estaba yendo por senderos escabrosos. No quería seguir hablando de Eva..le parecía una falta de respeto...porque estaba sintiendo cosas por Dulce.
Compartieron la cena hablando de mil y una tonterías, riendo, Dulce se puso un poco borracha y al fin se durmió en el sillón mientras Anahí lavaba los platos.
Anahí se quedó viéndola desde la puerta de la cocina. "Tan fuerte en la galería...con fama de manejar todo con mano de hierro...tan frágil en tu vida...necesitas a alguien Dulce".
Fue hasta el dormitorio a buscar una manta para cubrir a Dulce. Se detuvo frente a la foto que tenía en la mesilla de noche...recorrió el rostro de Eva con un dedo...recordó una frase que Eva siempre le murmuraba al oído: "Lo único que quiero es verte feliz Any".
Regresó al living con la manta y cubrió a Dulce. Se preparó un té y ocupó la berger frente a Dulce. "Sería capaz de enamorarme de nuevo..y es un disparate. No es como yo...sería un desatino. Sé que a ella le gusta Christopher...por eso pregunta tanto si saldré con él...jamás se fijaría en una mujer. Tiene un miedo terrible a relacionarse, pero eso no la convierte en lesbiana...regla número uno Any...nunca te fijes en una Hetero. Te hará sufrir...y has tenido suficiente sufrimiento en los últimos años".
Sorbía el té con lentitud. Recordó lo que sintió al darse cuenta que Eva le atraía más que cualquier chico que conocía...lo que había sentido cuando Eva le confesó que era lesbiana...el deseo que la invadió cuando estuvieron juntas por primera vez...el primer beso, que Any buscó. "Yo no era lesbiana entonces...es más, no había pensado en eso jamás...y viví más de nueve años con Eva..más de lo que dura un matrimonio heterosexual hoy en día. Pero soy consciente que Dulce no siente lo que yo sentía...ella está en el otro lado de la acera....y jamás cruzará".
Dulce se despertó desorientada, sin recordar donde estaba. Solo al ver a Any recobró el control...bajó los pies del sofá, ruborizada.
- umm…eh…me dormí...¡Dios que tonta!
- No te preocupes –le sonrió- Creo que fue demasiado vino con la cena.
- Será tardísimo....y yo sin auto....
- Te llevo a casa....¡Vamos, no pongas esa cara!....a esta hora nadie nos verá.
- No me importa lo que digan Any...
- Me alegra eso...porque me agrada ser tu amiga y no pienso perderme ese placer...anda vamos.
La dejó en casa y se aseguró de verla entrar al edificio. Era agradable tener de nuevo alguien a quién cuidar...ya estaba olvidando lo bien que se sentía hacerlo.

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:44 am

Capítulo V
Dulce colocó unos lilium en el masetero de la entrada de la galería, para que le diera un toque más femenino y más alegre.
- Vaya, ¿Toque romántico?
- Buenos días Puente.. y no, es un toque alegre..esto cada día se ve más fúnebre..
- ¿Cómo has amanecido?
- perfecto.. –le sonrió y luego borró su sonrisa- ¡Diablos no! Me duele la cabeza… aag..
- Para que veas que el vino a mitad de semana es un poco mmm.. ¿Complicado?..
- y tú no hiciste nada por impedir que me engullera una copa de tinto..-entrecerró los ojos
- Hey, no me eches la culpa María, tú solita comenzaste a tragarte las 20 copas de anoche..
- ¿Las contaste?
- Era impresionante ver a una mujer tomar de aquella manera..
- Cielos, perdón –se ruborizó cosa que causó ternura en Any
- Vamos, te invito a un café.. me dieron la mañana libre en el “Natural”, además me dijeron acerca de una fuente de soda espectacular..
- ok, deja avisar a Christian..
- ¿Crees que te deje salir don histérico?
- Claro que sí, me lo debe…
Dulce no tuvo problemas con salir a tomar algo con Any, de hecho Christian casi le da hasta dinero para el café. Fueron en el auto de Dulce, ya que Any andaba en taxi solamente. Al llegar se sentaron frente a la ventana y pidieron dos cafés con un trozo de torta cada uno.
- Bien, debo decir que la atención es excelente, lleva un punto a su favor..
- ¿Ya te he dicho que eres muy cuadrada en tu vida?
- mmm…no..pero me lo has dicho con otras palabras, aún así..Gracias..
- De nada, me gusta sentir que cada vez que te lo digo te entra por un oído y te sale por el otro… es…gratificante..
- lo sé, me ha pasado, pero lo superarás…créeme..
- gran consejo..
La mesera llegó con los pedidos, y le guiñó el ojo a Dulce, quien sorprendida la miró con la boca abierta.
- Wow….eres pésima ligando ¿Eh? .. –dijo entre risa por la expresión de Dul
- Dios, no puedo creerlo .. –dijo acomodándose inquieta en el asiento
- ¿Qué? Has ligado a la mesera… -rió
- No..digo, ¡Sí! Pero.. uh.. –miró a la mesera quien reía coquetamente- ¿¡Me está coqueteando?! –comenzó a agachar la cabeza y esconderse entre la servilleta y el menú
- Nah.. sólo te mira como si fueras una exquisita comida.. lista para saborearte…
- ¡Any!.. –le reclamó- Dios, no puedo creer que le llame la atención a una mujer..
- ¿Y por qué no? –curiosa- ¿Acaso te da pudor? ¿Miedo?...mmm..¿Asco?.
- no claro que no, sólo que .. nunca me pasó..
- ¿Y cómo te sientes al respecto?
- pues rara…
- ¿Rara?...
- Diferente..
- ¿Diferente? Uh!.. ahí va el loro de nuevo repitiendo lo que dices, lo siento, pero a que te refieres con eso..
- uhh.. pues, no solía ligar con nadie luego de chicos hace muchos meses atrás…..un año para ser exacta..
- Bueno pero para todo hay primera vez María…
- Sí, y prefiero no saber..
- Acaso te da miedo que una mujer se interese por ti
- ¿Una mesera? Sí.. no sabes de dónde provienen… generalmente tienen otro trabajo, quizás tengan toda una vida psicopateándote y ni cuenta te das..
- Osea que si otra mujer se interesara por ti…¿No te da miedo?
- Dependiendo de la mujer..-comenzó a enderezarse al ver que la mesera ya no estaba cerca
- Haber…¿Y cuál es la mujer conveniente que estuviese interesada en Dulce María?
- La secretaria de Christian, sería una ventaja.. podría manipularla a mi manera y hacer lo que quisiera con las citas de Christian –sonrió maquiavélica
- Eres una interesada ¿Lo sabías?...
- Gracias..
- Ahora, mi siguiente pregunta..
- Bah..¿Ahora estoy sometida a un interrogatorio?
- ajá…bueno mi siguiente pregunta, si una amiga tuya, por ejemplo, si esta secretaria fuese tu amiga, desde pequeñas.. y de un día para otro te confiesa que está interesada en ti.. ¿Qué haces?
Una pequeña directa camuflada en la pregunta para saber que pasaría si Any le dice sus sentimientos a Dulce. Ésta en cambio, quedó pensando un segundo mientras cortaba un trozo de torta.
- Bueno…eso sería diferente, en primer lugar porque, ella sería mi amiga, y eso está ante todo…le diría que yo no soy así, y que no puedo corresponderle, por lo tanto no habría nada entre nosotras…es mi amiga, nada más.. –se encogió de hombros- aunque si estuviese buena, y tuviera menos años de los que ya tiene, pues… cambiaría las cosas ¿Mencioné también que podría manipular todo? –bromeó
- Ya ves que eres interesada
- Sólo soy buena relacionando los pros y contra de ver que una mujer se interese por ti..
- ajá, y yo ando con Leonardo Di Caprio
- Les deseo lo mejor de verdad.. –levantó la taza de café- Brindo por eso..
- Estás mal, la galería te empeora.. –le sonrió
Siguieron tomando el café hasta terminarlo. Al pedir la cuenta Any para molestar, le dio el dinero a Dulce para que ella pagase la cuenta y de paso hablar con la mesera.
- Acompáñame –dijo la mesera a Dulce- la caja está por acá..
- uh..pero…¿No deberías traer el papelito? Ese que dice cuanto te debo y te paso el dinero y te quedas con el cambio.. –urgida
- Sí, pero la caja es mejor calculadora que mi mente –le sonrió y se fue contorneando la cintura
- Vaya, sí que está dispuesta a conquistarte –dijo Any viéndola ir
- Anda tú..no puedo ir yo –le rogó Dul
- oh no cariño, tú debes decirle que eres heterosexual y que no quieres nada con ella..
- Por supuesto que no, ¿Si me pega?
- Créeme que ese pollo de allá no mata una mosca..
- uugh! .. Puente, acomáñame..
- aamm..no lo creo..
- Por favor, luego hago lo que sea…pero no me dejes sola con esa “come-dul”
- ¡¿“Come-Dul”?! jajajajaja –rió con fuerzas
- Por favor
- Está bien, está bien –levantándose- pero conste que esto te costará ver conmigo “Paranormal Activity”..
- Ok, todo lo que quieras –sonrió y partió con Any hacia la caja
Anahí apenas tomó su cartera ya que Dulce la tomó de la mano y sin querer entrelazó sus dedos con los de ella. Al llegar a la caja, la sonrisa coqueta de la mesera se había ido por completo.
- Son 10 con 5.. –dijo seria
- ok –le pasó el dinero algo confundida por su actitud
Any quien había visto el cambio de humor de la mesera, sonrió burlesca, sabiendo que se había puesto seria por como la tenía tomada Dulce.
- El cambio es tuyo .. –tratando de irse lo más pronto posible
- Si.. –sin levantar la mirada de la caja
- Bueno Dul te espero afuera –yéndose hacia la salida
- No espera que ya me pasa la boleta –la miró con cara “no me dejes sola”
- No te preocupes, aquí tienes –la mesera le pasó la boleta- ve con tu novia..
- oh… ¿Ella?... –apuntó a Any quien reía incontrolablemente- uh….no…es decir……am…eh…yo…
- No, es hetero… somos amigas nada más –sonrió Any
- ¿De verdad? –la mesera se ruborizó completamente
- Este…sí…perdona… –sonrió Dulce algo urgida y comenzó a retroceder- Bueno, gracias por el café adiós..
- Adiós –se despidió Any algo apurada por Dulce
Al salir no pudo evitar burlarse de Dulce, y de su cara aún en shock por el acoso de la pobre mesera. ¿Quién no hubiese hecho lo mismo con semejante mujer de cliente? Pensó la rubia.
- Bien, ya que te has reído suficiente de mi…La próxima vez haré que te acose un heterosexual… -entrecerró los ojos acomodándose el cinturón de seguridad
- Oh woow, eso sí que será un espectáculo, porque cuando a los heterosexuales les confiesas que eres del otro bando, colocan una cara que ni Dios sabe que existe..
- Anda preparándote Anacleta porque este viernes saldremos… esta vez yo invito –sonrió
- ¿A sí? Y a dónde iremos..
- mm.. no lo sé aún, pero creo que tengo en mente “N&N”..
- Me han dicho que es buena..
- La locura se desata…me alimento de ello..
- Ok, ¿Paso por ti?
- nah.. yo invito, yo paso por ti

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:44 am

Capítulo VII
Durante los siguientes días antes del viernes todo estuvo de maravillas, claro que Christopher siempre trataba de sacarle alguna información acerca de Anahí a Dulce, pero ésta siempre lo evitaba mandándole trabajos que hacer.
El viernes llegó, y con eso grandes acontecimientos. Primero, Any había recibido mayor aumento en su sueldo por lo que había llamado a Dulce para comentarle la noticia.
- Así que hoy pago una ronda de tragos esta noche –comentó feliz la de ojos azules
- No nada de eso, tú hoy eres mi invitada, yo te invito, yo pago ¿Recuerdas?
- Ok, pero cuando veamos Paranormal Activity yo pongo mi casa y las palomitas..
- ¿Eh?..
- ¿No lo recuerdas?
- ¿El qué?
- uh… tienes una memoria muy mala… el miércoles, cuando fuimos a tomarnos el café…
- No me recuerdes esa desayuno por favor..
- Ajá, y luego por acompañarte a la caja me pediste que hicieras lo que yo te diga..
- oouch, verdad..
- Las promesas duelen ¿Eh?
- No es que me dé miedo, pero ¿No hay otra oferta?
- Lo veo difícil, ya que soy yo la que pongo las reglas..
- Cariño necesito de tu ayuda rápido –le indicó Christian a Dulce mientras le mostraba unos papeles- ¡Ahora!
- ugh.. ¡Ya voy Christian! –gritó algo enfadada
- uy, creo que te subieron los niveles..
- Odio que me interrumpan, lo siento debo irme.. este…uh.. paso por ti a las 9
- Te espero..
Las horas del día pasaron volando, Dulce ni se dio cuenta que ya eran las 6 de la tarde y debía cerrar. Terminó con los últimos clientes, se despidió de Christian que era el único que quedaba y se fue hacia su casa. Al llegar se dio una ducha y se puso una falda blanca que le llegaba poco más arriba de la rodilla y una blusa negra con tirantes. Irresistiblemente bella. Se dio los últimos retoques y se fue rumbo a la casa de any.
Tocó una, dos, tres…cuatro veces y Any no abría. Se habrá retrasado. Pensó.
- ¡Ya voy!... ¡Cielos Boby déjame pasar!
- ¿Boby?.. ¿Está con alguien?...-susurró
- ¡Ya te di de comer cariño, me agotaste toda la leche!
- uh.. –los ojos de Dulce estaban fuera de órbita, ¿¡Qué diablos hace Any con este tal “Boby”?!
- Hola, pasa –dijo una vez que abrió la puerta encontrándose con una Dulce tartamuda
- este..uh..em…¿Estás..Estás con alguien?
- No para nada, entra.. –sonrió- te ves espectacular por cierto..
- uh..gracias pero, no quisiera molestar si hay alguien yo..
Dulce fue interrumpida por un hermoso felino de raza angora, algo pequeño pero muy tierno, se entrecruzaba entre las piernas de su ama maullándo
- Oh, este es Boby mi nuevo gatito..
- ¿Un gato? –dijo Dulce entendiendo todo
- sí..así parece, no puede ser un caballo, o perro…es muy chico y muy peludo para ser esos animales –le tomó el pelo
- Tengo que dejar de ver películas –dijo entrando- está muy lindo
- ¿Ocurre algo?
- Nada preocupante.. –sonrió- ¿Lista?
- Sí, déjame dejarle comida a Boby y nos vamos…
- ok..-una vez que any entró a la cocina comenzó reír tontamente- Tienes una mente de alcantarilla que nadie te la quita…
- ¿Disculpa? –se asomó Any desde la puerta, tenía el trasero parado en dirección hacia Dulce y ésta no se había percatado de eso hasta ahora
- Na..nada.. –se desconcentró al ver tan formado trasero ¿Qué diablos?- irás…irás así..con esos pants tan cortos…
- sí, pensé que me daría calor allá, no pienso dejar de bailar toda la noche..¿Por qué?..¿Muy desubicado?
- No, es que.. los hombres..te van a comer… digo, como eres del otro bando…no te gustaría que los hombres anduviesen detrás de ti ¿Verdad?
Anahí sonrió, eso era celos, ese tono, esa recomendación era celos, pero ¿Por qué si Dulce era hetero?
- No te preocupes, que eso es lo que queremos ¿verdad? Es mi turno de ser acosada por un heterosexual, a ver qué cara ponen al momento de saber mi verdad..
- Veo que buscas el acoso eh?
Llegaron a la disco, era bastante mona, tenía unos colores espectaculares y la gente muy linda también. Se sentaron a la orilla de la pista, y pidieron dos “***********///////********//////****** on the beach” un gran trago mencionó Anahí pícara.
- Bien, vamos viendo quién será la víctima de tu desprecio.. –dijo Dulce vagando con la mirada hasta toparse con un par de hombres que miraban en dirección a ellas- Vaya, sólo han pasado 10 minutos y tenemos dos buitres
- ¿Dónde? –mencionó Any tomando su copa
- A tu derecha
- No están nada mal… -sonrió
- Eres cruel..
- Bah… tú también lo fuiste con la mesera..que no estaba mala, de lo contrario tenía unos.. –se calló al ver la cara de Dulce- lo siento no quiero espantarte…
- No me espantas, es sólo que…uh…
- ¿Ves? Te espanté
- Ok, sí, puede que lo hayas hecho, pero no me molesta..
- Bien porque no te quiero perder por mis comentarios lésbicos..
- Rayos, Any puedes decir lo que te venga a la mente, no te limites por mí….eres mi amiga ¿Recuerdas? No me importa hasta el hecho de que seas deforme..
- Gracias, por aceptar como soy.. debería haber más gente como tú en este mundo..
- y es que soy única en mi especie –sonrío y bebió un trago enorme
- Vamos a bailar –le dijo
- No sé… es que casi recién llegamos y..
- No me digas que no sabes bailar..
- Claro que sí..
- ¿Entonces?
- uh…
Anahí la pesco de un brazo y la llevó a la pista. Comenzaba con una música muy movida. Dulce al principio, atacada por la timidez, no se movía al ritmo, pero luego con la ayuda de Any quién bailaba a todo lo que sus piernas podían, logró vencer a la timidez y ponerse a bailar al nivel de Any.
Si alguien las viera diría que son un par de amigas que salieron un día viernes para divertirse, pero luego como un imán, como un acto por impulso se acercaron. Se topaban sus caderas, sus manos, sus brazos. Dulce sabía que estaba en terreno peligroso, pues se encontraba muy cerca de Any, no paraba de mirarla a los ojos, ojos que pedían algo, ojos con un brillo especial que le daba un vuelco al corazón. Estaba hipnotizada con aquella mirada, no podía apartarse, su mente le decía que reaccionara, que se alejara porque luego podría haber arrepentimiento por parte de la pelirroja. Sin embargo comenzó a acercarse más y más, su cuerpo respondía sólo a sus instintos.
Anahí por su parte no entendía que pasaba, estaba realmente confundida, no sabía que ocurría con Dulce. ¿Porqué se comportaba así? Si no la conociera diría que es gay y que pretende algo más que un simple baile. Sin embargo, hizo caso omiso a sus pensamientos y siguió mirándola de manera provocativa. Sus manos llegaron a los hombros de Dulce atrayéndola más hacia ellas, y no tuvo resistencia por parte de la pelirroja.
Sus cabezas fueron acercándose peligrosamente, se miraban a los ojos, pero de un segundo a otro sus miradas cambiaron en dirección a sus labios. Dulce sabía que iba a pasar, sabía que un poco más cerca y la besa, pero de pronto, dejando sorprendida y algo..¿Decepcionada? Anahí cambió su dirección y fue a su oreja donde susurró.
- Ya me dio sed, y creo que mis piernas ya tuvieron suficiente tortura bailando así.. ¿Vamos a sentarnos a tomar algo y descansar un rato?
Con el dolor de su alma, Any, había decidido cambiar de ruta hacia su oído. Una chispa de la realidad le mostró lo mucho qie le costó acercarse a Dulce como para echarlo a perder a la primera. No estaba segura de las intenciones verdaderas por parte de Dulce, necesitaba estar segura de algunos asuntos antes de dar el siguiente paso.
- uuh… ah.. –tratando de concentrarse- Claro, claro… creo que también estoy cansada..
- vamos entonces –con una sonrisa apuntó con su cabeza a la mesa y hecho esto se volteó caminando en dirección a la salida de la pista
Dulce fue detrás de Anahí pensando en cómo era posible que estuvo a punto de besarla, apunto de tocar sus labios que la llamaban a gritos. ¡Rayos, no podía estar pasando! ¡Ella no! No podía sentir lo que estaba sintiendo, una alarma sonaba en su cabeza, una alarma que había puesto el estúpido de Gabriel “la línea a la cual todos estamos predispuestos a cruzar” ….ya la estás cruzando Dulcecita…

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:44 am

Capítulo VIII
Christopher le alcanzó una taza de café, sonriendo de oreja a oreja....había estado extraño toda la mañana de ese día lunes, pero Dulce no le había hecho mucho caso. Al fin soltó la noticia.
- Saldré con tu amiga.
Dulce miró a Christopher, sorprendida. Dejó la taza en la mesilla baja...la mano le temblaba un poco y no quería que Christopher lo notara.
- ba..ba..uh…¿Con Any?. ¿Saldrás con Any?.
- Sí...hoy en la noche...será fantástico...¿no te contó nada?.
- No..no le he visto hace unos días...no te portes como un patán con ella Christopher.
- Me portaré como ella me deja Dul...voy a atender.
Christopher se alejó a atender a un cliente y Dulce le vio alejarse, sintiéndose rara...no quería que Any saliera con Christopher. ¿Por qué diablos tenía que meterse ese patán entre ellas?. "Cálmate Dulce...seguirá siendo tu amiga...eso no cambiará. Es una barbaridad sentir celos...Any tendrá ganas de conocer un poco de vida nocturna, y tú no tienes idea de donde se va de noche....déjala salir con Christopher". Su pensamiento fue interrumpido por una llamada entrante de su celular.
- ¿Qué quieres Anahí? –Contestó fastidiada
- Uau…qué ánimos…
- Estoy ocupada, es eso…¿Para qué llamas?
- Para saber cómo amaneciste hoy, pero veo que llamo en un momento inapropiado .. lo siento…eh..
- ugh!...no Any, perdóname a mi…estoy siendo grosera contigo nuevamente… -¿¡Es que no podía controlarse?! RESPIRA…
- Estás estresada, pero bueno por lo menos tuviste un gran fin de semana para descansar ¿No es así?
- ajá.. pero igual, el trabajo los días lunes son un asco…
- este bueno, como sabrás toca llevar a Boby al veterinario y quería saber a dónde llevas a Sally cuando está enferma..
- ¿Tú gatito está enfermo?
- Al parecer, amaneció mal del estómago..
- Ok te daré el nombre y dirección del veterinario de Sally, espero que mejore tu hijo..
- Gracias, las maestras del jardín me avisaron de su estado –bromeó
Dulce rió sin ganas, no podía sacarse de la mente la idea de que Any y Christopher salieran y que hasta el minuto Any no le haya contado nada..¿Cómo es que se pusieron de acuerdo para salir? ¿Cómo es posible que Anahí haya aceptado tal proposición, sabiendo cómo es Christopher? ¡Rayos la situación la consumía por dentro! No quería sentir celos, no por ella…
- ¿Estás ahí Dul?.. –la otra chica la llamó para despertarla
- Sí, si..aquí estoy…
- ah….
Any no sabía qué decir, además no supo porqué la llamó. Boby estaba en perfectas condiciones como para ir a un veterinario. Diablos, Dulce le estaba gustando fuertemente, y no había cómo parar ese sentimiento. Ahora había aceptado ir con Christopher por la ciudad para terminar sus conclusiones acerca de Dulce, no aceptó por gusto propio, pues sólo le bastaba mirar el mapa y ubicarse.
- Dul…
- Dime..
- este….voy a salir con Christopher..
- Vaya…qué bien…
Ahí está, el tono celoso, el tono indiferente, el tono delatador. ¿Porqué se pone así si no le interesa Christopher? Además, que es heterosexual
- ¿Estás bien con eso?
- Claro..claro..
- Te noto rara..
- ¿Rara?
- Estás como molesta.. ¿Segura que no hay problema con que salga con Christopher?
- No por supuesto que no, pero te advierto Christopher no es de fiar, te pilla volando bajo y zas! Te ataca..
- Lo tendré en cuenta… -sonrió por el tono de Dulce
- Bueno Puente debo regresar al trabajo, ¿Tú nunca trabajas?
- Hey, golpe bajo…pero sí, de hecho ahora estoy en la oficina, pero estoy esperando a que se imprima mi redacción….
- ajá… bueno te veo por ahí…
- ok pero espe…
Any fue interrumpida por el pitito del teléfono. Dulce había cortado, estaba molesta era un hecho. No supo la razón pero en ese momento Any sonrió y hasta rió un poquito. Esa mujer se estaba delatando poco a poco y si sus razones no le fallaban, Dulce estaba celosa por ella. Aunque aún así no quería falsas esperanzas. Por el momento saldría con Christopher para ganarse quizás otro amigo en esa ciudad.
Christian se acercó. Conocía tan bien a Dulce... Le pasó un brazo sobre los hombros.
- ¿Pasa algo mon cherie?.
- Nada Chris.
- Estás preocupada y triste, conozco esa expresión.
- No es así.
- ¿Christopher, al final saldrá con esa amiga tuya?.
- Sí.
- Dime la verdad ¿Te interesa Christopher?.
Dulce se rió con ganas...esto se estaba poniendo de cabeza…
- Gracias por preocuparte por mí Christian, pero no.. y ya hablamos de este tema ¿Recuerdas? .
- Ajá, y me dejaste intrigado con..
- y ya cerramos la conversación, no quiero hablar de eso –lo interrumpió
- ¿Sabes que eres una mujer muy complicada?.
- Lo sé...vivo con lo que hay en mi cabeza y en mi corazón a diario.
- ¿Y cuando pondrás en orden todo eso?.
- Cuando tú me dejes tiempo para hacerlo.
- Vamos, no me culpes....mira, nuestro genio ha llegado.
León fue directo a saludar a Dulce. Su obra se estaba vendiendo más que bien....acabaría volviéndose rico a ese ritmo, y sabía que se lo debía a Dulce. Le besó en ambas mejillas.
- ¿Cómo esta mi mecenas el día de hoy?.
- Bien León...¿qué te trae por aquí?.
- Invitarte a cenar..y a bailar....hoy vendiste mi vigésima obra...quiero festejar este milagro con quién lo hace posible..y no acepto negativas..¿A qué hora paso por ti?...usaré traje si es necesario...hasta me afeitaría.
Dulce observó a León. Su aspecto había mejorado desde que eran los managers de su obra. El cabello más corto le sentaba, y la barba desordenada había quedado atrás, ahora usaba una barbita candado que le quedaba bien...era un hombre guapo...y un genial pintor.
- ¿A las siete?.
- Bien...ponte bonita...te llevaré a un lugar muy elegante.
Dicho esto se fue a ver algunos clientes que lo llamaban, Christian apenas quedó solo con su amiga la miró insinuante
- Vaya, al parecer alguien tendrá una cita..
- No es una cita Christian, es sólo una salida de amigos..
- No creo que León quiera invitarte como amigos… además, sé que es heterosexual, varias veces me le insinué y salió arrancando..
- Claro, Gay o no, todos los hombres huyen de ti..
- oye, eso fue cruel…
- lo digo en el sentido de cómo los conquistas, eres un fraude amigo, déjame decírtelo, debes ser más paciente, más galán..
- Vaya, pero si es la reina de las conquistas quién me lo dice..
- ¿Sabes? –viendo la hora- quiero comer, y por lo que veo el mujeriego puede ocuparse de la galería, que para algo le pago..
- Uy celos! .. –molestó Christian-
- Cállate o no te invito..

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:44 am

Capítulo IX
El lugar no solo fue elegante, sino carísimo...León parecía un príncipe con su traje azul oscuro y la camisa gris. Conversaba con tal soltura que Dulce descubría a otro León, no al bohemio pintor. Después de la cena la llevó a una discoteca muy exclusiva y soltó un par de billetes para que les dejasen entrar. Evidentemente estaba decidido a impresionarla....León sostenía la teoría de que si impresionas a una chica puedes conquistarla.
- Bien Espinoza...a bailar...no hago esto desde la secundaria –dijo en un tono emocionado
- ¿También bailas?
- Puedo hacer de todo Dul....¿no dicen los periódicos que soy un genio?
León era un excelente compañero de baile, tanto que cuando la música cambió y la enlazo por la cintura no se opuso....la estaba pasando tan bien que quería sentir algo más...quería sentirse conmovida por ese hombre...quizás si sentía su perfume, el calor de su cuerpo, si lo abrazaba podía ocurrir..sentir deseo por él. Apoyó su mejilla contra la de León, que usaba una colonia suave y se propuso relajarse. Adiós confusiones torpes.
Fue entonces cuando vio a Christopher y Anahí, bailando muy cerca de ellos, también abrazados. "Pero...¿qué es esto?".
Christopher besó ligeramente a Anahí en los labios, y ella no le rechazó. "Mendiga lesbiana ¿Qué diablos haces Any?....Christopher se acuesta con todas...¿y no que a ti te gustan solo las mujeres?. "
- ¿Qué pasa Dul?.
- Nada León...¿por qué?.
- Has perdido totalmente el paso...pareces disgustada.
- ¿Por qué habría de estar disgustada?.
- ¿Quizás porque Christopher está con otra mujer?.
¿Qué rayos le ocurría al mundo que pensaba que le gustaba Christopher?
Dulce ocultó su cara en el pecho de León, para que él no notara su expresión fastidiada. Si esto continuaba hasta Christopher pensaría que ella estaba interesada. ¿Qué cara pondría León si le dijera que lo que le molestaba era ver a Any en brazos de otro hombre?.
- ¿Por qué crees que me gusta Christopher?.
- No dejas de ver hacia donde él esta.
- Es una idea tuya...no me interesa Christopher.
Desvió la cabeza para verlos mientras lo decía...Christopher parecía estar diciendo algo muy gracioso, porque Anahí reía mucho y él se acercaba y tocaba su mejilla. ¿Cómo diablos Any se lo permitía?.
- Lo ves....lo estás haciendo de nuevo.
Dulce miró a León..no parecía disgustado, sino mas bien divertido. ¿Acaso no era un artista loco?. Solo así podía comprender que no sintiera celos al no ser el centro de atención, después de todo lo que había hecho para impresionarla.
- ¿Y si lo admito...que me gusta otra persona a pesar de lo amable que has sido conmigo?.
- Diré que eres una gran tonta si permites que te quiten lo que quieres. Cuando a mí me interesa alguien, voy y se lo digo. Solo puedes recibir un no...pero al menos lo habrás intentado.
- Me asusta mucho.
- ¿Una mujer como tú asustada?. No lo creo...bailemos esta noche...y mañana vas y tomas las riendas de tu vida, que ya es tiempo…
- No estoy segura de poder hacerlo…no comprendes..
- ¿Amar a alguien? ¿Cómo es que te da miedo amar a alguien?
- ajá…ese es el problema, ese “alguien” no puede ser..
- Dul te equivocas, todos los “alguienes” pueden ser. El corazón no te pregunta o no te pide permiso para enamorarse de una persona, sólo lo hace y ya
- Pero es que León, no entiendes ¡Yo no puedo enamorarme de esa persona! ¡Simplemente no puede ser porque mi moral no lo permite! –dicho esto se separó de León y se fue a sentar a la mesa, la situación la ponía de mal humor
Anahí había visto a Dulce llegar, no podía creerlo. De vez en cuando, sin que Christopher sospechara, veía a la mesa donde la pelirroja estaba con el pintor de la otra vez. Se veía que se sentía a gusto, al parecer la estaba pasando súper bien con el fulano ese…agh era inevitable sentir celos, debía controlarse por no pararse de la mesa y tomar del brazo de Dulce para llevarla lejos de aquél hombre y también por ella de alejarse de Christopher que no paraba de insinuarse, aunque hasta el momento se había portado bien con ella, recorrieron por muchas partes esa tarde. Fueron a los monumentos nacionales, museos, playa, restaurant deliciosos y pararon en el mejor y más elegante antro que había en la ciudad, y ahora él pagaba por todas las rondas de tequila que el barman traía. Definitivamente todo un caballero para conquistarla, por ese lado se sentía fatal al estar “jugando” con él.
- ¿Quieres bailar?
- ¿Uh?.... –movió la cabeza al hombre rubio despejando sus pensamientos
- Que si quieres bailar
- Oh…este…-miró de reojos a Dulce quien estaba divertidísima- Claro!
Así fueron a la pista de baile, donde bailaron varias canciones y Any por un momento quiso olvidar que Dulce estaba en el mismo local, pero algo quería que la viera con Christopher para ver que sentía ella al verla con Christopher, ¿Celos?
Pronto la vio bailando con el artista también, cerca de ellos lo cual la hizo hervir en celos, de veras que estaba ardiendo por pegarle al artista que la tomaba de la cintura muy confiado. Any miró a Christopher quien le sonreía y comenzaba a bajar la cabeza para poder pedir un beso. Miró de reojos a Dulce, y vio que su mirada estaba puesta en ella. ¡Momento perfecto! Pensó juntando sus labios con los de Christopher.
Al separarse, él le sonrió y ella le devolvió la sonrisa pero sin mucho ánimo. Acostó su cabeza en el pecho de él para hacer una mueca de desagrado por haberlo besado, y de pronto su cabeza se volteó para ver a su chica, y la sorpresa la invadió al verla justo en el momento en que dejó, enojada, al pintor en la pista de baile.
- Vaya….Qué extraño.. –susurró
- ¿Has dicho algo hermosa?
- Nada ucker, no te preocupes… -suspiró- Creo que me cansé mucho por hoy…. ¿Te parece que nos tomamos el último trago y nos vamos?
- Por supuesto… -En su mirada reflejó cierta picardía- La noche es joven
“Perfecto, lo que me faltaba, este tipo y yo teniendo sexo….Ahora ¿Cómo me lo saco de encima?...Diablos Any!!” Pensó al momento en que salían de la pista de baile

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:44 am

Capitulo X
No se detuvo a pensar si era demasiado temprano cuando tocó el timbre. Cuando no duermes en toda la noche, no te das cuenta. Tampoco piensas que es lo que haces, sólo sigues tus instintos que te han inquietado toda la puta noche. Recién al cuarto llamado la voz somnolienta de Anahí respondió.
- Diga...
- Soy Dulce….
- Sube.
El sonido del portero le granjeo la entrada. Subió al tercer piso. Durante el camino Dulce iba con una pura idea clara en la mente, hablar con Anahí. León la noche anterior le insistió tanto que se autoconvenció de que podría hacerlo, podría enfrentar aquello que le carcomía el alma cada vez que veía a Any con otro hombre. Salió del ascensor y se fijó que Any ya había abierto la puerta. Llevaba una bata a cuadros y tenía el cabello revuelto. Dulce cerró la puerta, de pronto cayó en la cuenta de que eran las seis de la mañana, sí que no le importó que fuese martes y que ambas trabajaban ese día. Al acercarse a saludar a Anahí sintió el perfume de Christopher en la bata. ¡Rayos, ahí venía el sentimiento de ardor!
- Si preparas el café te perdono el hacerme levantar a estar hora.
- Mejor me voy y te dejo dormir…-Se volteó hacia la puerta
Any le detuvo por el brazo. Dulce se veía extraña, como muy vulnerable. “Alguna buena razón la habrá impulsado a venir a verme a esta hora”. Pensó la rubia
- No te vayas...prepara el café..y quítate ese abrigo...que llenas toda la sala de agua. Voy a vestirme –suplicó
Dulce asintió y obedeció. Al ir hacia la cocina vio colillas de cigarrillos de la marca que Christopher fumaba en el cenicero. “Veo que el hombre pasó un buen rato aquí” Preparó el café sintiéndose furiosa...”¿¡Cómo le había permitido subir?!”. Al volver a la sala con los dos jarros Anahí ya estaba vestida.
- Dame ese café o me duermo de nuevo...¿qué pasa Dulce?.
- ¿Qué diablos hacías anoche con Christopher? –sus palabras salieron tan pronto como quiso borrarlas, no podía controlarse
- ¿A qué te refieres? –preguntó con el ceño fruncido
- Dejaste que te besara...lo dejaste subir. ¿Qué crees que haces? –Ella misma se iba sorprendiendo pero a la vez se iba desahogando
- Hey...¿por qué tan enojada?. Dijiste que no te interesaba Christopher..entonces....puedo salir o hacer lo que sea con él.
- ¿Dormiste con él?. –Al fin salió de sus labios furiosamente esa pregunta que moría por hacerle-
Anahí dejó el jarro sobre la mesa. Dulce estaba descontrolada...si hubiera sabido que se pondría tan mal, no habría aceptado jamás la invitación de Christopher. Estiró el brazo para tomar el brazo de Dulce, pero la otra mujer se apartó.....sí, estaba furiosa, no había duda.
- Creo que debes calmarte..-susurró
- Tu bata huele a su perfume...hay colillas y tú no fumas..¿pasó la noche contigo?. ¿Te olvidaste de lo que eres... y te acostaste con él? –su mirada estaba fija en la mesa de centro y el tono de voz era frío y brusco
- Dulce...su auto se averió mientras me traía a casa. Se empapó y le dejé subir. Le presté mi bata mientras buscaba alguno de mis buzos deportivos que le quedase bien, se tomó un café, se fumó un par de cigarrillos....pretendió quedarse, sí, quizás todo lo hizo para que tuviese alguna posibilidad de acostarse conmigo, pero yo no lo permití. No entiendo Dul. Me dijiste que no te importaba nada de Christopher...y vienes aquí con un ataque de celos..Si, le dejé que me besara porque no quería que se sintiera usado...ni siquiera fue un beso apasionado, nada de qué preocuparse.
- ¡No me interesa Christopher, con un demonio! -Estalló Dulce, exasperada y rompió a llorar, totalmente indefensa. Any la abrazó, sintió que tenía que hacerlo.
- No llores chiquita...shhhh....no llores por favor.
- Es que....no puede pasarme a mi Any...no a mí...yo...no….
- ¿Qué es lo que no puede pasarte?.-dijo acariciándole el pelo sabiendo ya la respuesta
- Me atraes Any....yo no soy una lesbiana...pero me muero de celos al pensar que Christopher te besó...que te tocó....me muero...es un….
- Dulce...-suspiró con los ojos cerrados
- Yo no sé que quiero...pero no soporto la idea de que otra persona esté a tu lado ….-dijo entre sollozos
- ¿Quieres que vayamos a un psicólogo?...yo te acompaño, un profesional podría ayudarte a manejar esto….-tratando de secarle las lágrimas
- No sé lo que quiero Any…o….quizás sí lo quiero…. Es a ti
- Entonces...llora todo lo que quieras y luego preparamos el almuerzo....¿te parece buena idea?.
- No.. me voy...yo me voy
Respondió Dulce entre hipos, queriendo cortar un llanto que insistía en salir de lo más hondo de su pecho...quiso deshacerse del abrazo de Anahí, pero ésta no lo permitió...con una dulce firmeza la mantuvo contra su cuerpo.
- ¿Por qué irte?. ¿A estar sola en tu apartamento?...confía en mí..Solo prepararé el desayuno y conversaremos con calma...al fin que me despiertas a las seis de la mañana para soltarme una confesión como la tuya y luego quieres dejarme sola...¿no piensas que también has desajustado mi vida hoy?.
Dulce se limpió las lagrimas y miró a Any...tenía razón...estaba trastornando su vida y pretendía irse sin más. Esbozó una sonrisa..Tenía que estar volviéndose loca., pero un momento: ¿Había desajustado la vida de Any? ¿Qué quería decir con eso?
- ¿A qué te refieres con que también desajusté tu vida hoy?
Con un suspiro pesado miró su mano entrelazarse con la de Dulce y luego levantó la vista a los ojos marrones, con cierto brillo especial.
- Dul…tú me atraes de la misma o quizás más fuerte intensidad que yo a ti, desde el primer momento en que te vi, y luego…al conocerte, comenzaste a clavarte muy seriamente en mi, pero no podía decírtelo ya que te consideraba fuera mi mundo….sólo tenía que conformarme con tu amistad, no podía forzarlo a más que un simple amistad
- Uau…-simplemente dijo Dulce
Anahí la miraba....no, Dulce no podía estar fingiendo...algo fuerte sucedía entre ellas...quizás era el destino que las había acercado, pero aún así no estaba segura del todo, hasta un par de semanas atrás, Dulce era la mujer más heterosexual que pisaba en la tierra.
- Lávate la cara...no me gusta verte así toda llorosa.
Dulce obedeció. Fue al baño y se lavó la cara, se peinó y hasta se puso un poco de agua de colonia que había en el botiquín...ahora lucía mejor. Salió del baño. Anahí había puesto música y preparado mas café. Se sentaron una junto a la otra.
- ¿Mejor?.
- Claro que sí...perdóname.
- No hay nada que perdonar...es maravilloso que descubras tus sentimientos...no se pide perdón por eso.
Anahí puso un brazo sobre los hombros de Dulce y la atrajo hacia sí sin hallar resistencia. Dulce apoyó la cabeza en el hombro de Any, quería quedarse allí...la voz de Any era suave y le acariciaba el cabello.
- Además...estoy muy halagada.
- ¿Por qué?.
- ¿Sabes el tiempo que ha pasado desde que causé tantos celos en alguien?...me hiciste sentir muy atractiva hoy mujer….
Dulce tuvo que reírse de la ocurrencia de Anahí. Levantó la cara para mirar a Any y descubrió que esta había acercado su cara también...estaban a pocos centímetros de distancia...tenía que besarla o moriría. Anahí se sorprendió al sentir los labios de Dulce sobre los suyos...se dejó besar...colaboró abriendo un poco la boca y explorando suavemente la boca de Dulce con su lengua...el beso sabía a café. Por primera vez Dulce sintió que algo extraño sucedía con ella...estaba profundamente conmovida.
Se miraron a los ojos y Dulce aparto el cabello de Any de su rostro y volvió a besarla...inexperta sí, pero Anahi, más veterana en las lides al amor, comenzó a guiarla en el beso con delicadeza, pero pronto la dejó de besar y con los pulgares le acarició la mejilla de una Dulce confundida.
- Ehh……-miró Dulce avergonzada- ¿Hice algo malo?
Any soltó una risita juntando sus frentes
- Me encanta cuando te sonrojas…..pero no, no has hecho nada malo sino todo lo contrario
- ¿Entonces por qué me has dejado de besar? –buscando sus labios nuevamente
- pooorque –se alejó de sus labios riendo bajito- no quiero que vayamos apresuradas ..
- ooh..ok..-seguía mirando sus labios- Es que es primera vez que beso a una mujer.. y…es fascinante..-mordiéndose el labio
- Has dicho las mismas palabras que pronuncié yo cuando lo hice por primera vez jajajaja… -le sonrió y le dio un pequeño pico
- Aunque.. –Prosiguió con voz melosa- no sé si me encanta el besar a una mujer o….sólo a ti
Anahí la miró y acto seguido la volvió a besar con infinita ternura y amor, acariciándole cada mejilla con sus pulgares.
Siguieron tomándose el café con calma mientras iban hablando de cómo comenzó esta atracción entre ambas y como se fue desarrollando a medida que se conocían. Aunque siempre Dulce, tuvo cierta curiosidad hacia Anahí de una manera especial, y bueno, Anahí desde que vio a Dulce se enamoró perdidamente de ella. Ahora, había descubierto luego de aquél beso, que amaba de manera incondicional a Dulce, y con ayuda de ciertos celos, pudo comprobar que ella también la quería, pero lo que no sabía era hasta qué punto la quería. No se dio cuenta cuánto estuvo en silencio, pero lo haya sido lo percibió Dulce.
- ¿Ocurre algo Any?
- Hay algo……-dijo seria la rubia- es decir..
- ¿Qué cosa?
- Bueno….estás recién empezando en esto… digo, estás comenzando recién con esto..uh…dije lo mismo..–se tomó la cabeza con ambas manos- lo que quiero decir es, que no quiero apresurarte ni comprometerte a nada… ¿Entiendes?
- mmmm algo… -Contestó dubitativa Dulce- pero, creo que esto lo tengo claro, al menos sé que te quiero Any…..de una manera sorprendente..
- De igual forma, necesito estar segura, esto no se da de un momento a otro….-al ver la cara de más confusión de Dulce, suspiró- Sólo quiero pedirte un favor.. Antes de seguir así.. –apuntándose a ella y a Dulce a la vez
- Dime cual
- Vamos con un psicólogo, tengo uno que es de mi confianza… él puede atenderte y no sé, estar segura de que lo que sientes por mi es realmente algo amoroso y no una confusión de intensa amistad… -se mordió el labio al ver la cara pensativa de Dulce
- Mira… no sé qué conseguirás llevándome a un Psicólogo si no estoy loca, y además siento que esto nunca me pasó con una amiga, o con alguien que conozco hace tres semanas….pero está bien, acepto.. Sólo una condición..
- Cual, pide lo que quieras –sonrió tomando el último sorbo al café
- Acompáñame a cada una de las citas, porque no quiero ir sola… Nunca fui al psicólogo cuando pequeña y por lo que sabía por mis amigas, era terrible ver un tipo que se las dé de amigo tuyo queriendo saber intimidades tuyas
Any sonrió ante la condición de Dulce, e indudablemente aceptó acompañarla.
Estuvieron toda la mañana hasta el mediodía juntas hablando de varias cosas, primero prepararon un gran desayuno donde ambas cooperaron, con Michael Jackson de fondo. De vez en cuando se daban un ligero beso en los labios con la excusa de que tenía sucio el labio por la comida.
Al terminar de desayunar recogieron todo y dejaron ordenado. Estuvieron en la sala y Any aprovechó de llamar a Poncho, su psicólogo, el cual le ayudó a salir adelante por la muerte de su ex amante.
- ¿Estás segura que él es de confianza?
- Sí, él además de ser mi Psicólogo personal, es mi mejor amigo…
- um…ok..
Any vio a su amada con la cabeza ladeada y supo que algo le pasaba, la oyó suspirar y le preguntó
- ¿Pasa algo?
- Este… es que…. Creo que no es tan necesario ir a un psicólogo.. ¿Sabes? Siento que esto –se tocó el corazón- es real…es de verdad… no es sólo un sentimiento pasajero.. digo.. no es lo que tú piensas.. –se mordió el labio- Cada vez que hablas, miras, sientes, respiras, es como una droga para mi.. diablos any, jamás pensé ser celosa y cursi y hoy he hecho eso más de una vez…¿De verdad piensas que lo que siento por ti no es verdadero?
- Lo que pasa Dul… -se quedó sin palabras al aún no poder asimilar lo que había escuchado segundos antes- Cuando yo comencé en este mundo, tenía muchas dudas… me demoré un montón en aceptar que amaba a Eva…y más me demoré en aceptar salir con ella …fue un cambio muy largo.. fue todo un proceso.. y es por eso que tengo mis dudas…Tú estás recién comenzando a sentir esto, y aunque me encanta y deseo con todas mis fuerzas que sea de verdad, necesito que vayamos con calma y que estés más que clara de lo que sientes por mi…
- Bueno.. –se acercó para quitarle un mechón rubio de la frente y tomar sus manos- Vamos a ir….juntas….aunque aún tengo la ligera impresión de que no es necesario –sonrió- pero te entiendo y creo que hablando la “Dulce coherente razonable”, también coincide contigo…pero hay un problema..
- ¿Qué problema?
- No resisto las ganas de besarte.. –dijo hipnotizada por los labios de Any, los cuales se ensanchaban al escuchar sus palabras

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:45 am

- Bueno, aquí nadie habló de que se te prohíba besarme.. –acercándose a Dulce para atrapar su boca que la esperaba con hambre
Dulce la atrajo más agarrando su cuello con una mano mientras que la otra le acariciaba la mano. Any por su parte, le agarraba la cintura para atraerla más. Pronto el beso comenzó a ser más desesperado, más hambriento y profundo. Sus lenguas se encontraron jugando entre sí y las manos juguetonas comenzaron a recorrer.
Una punzada en el centro hizo saber a Anahí que estaba excitada y que si no paraba ahora, no lo iba a hacer nunca. Su cerebro comenzó a emitir la alarma de “Peligro, aléjate” pero su cuerpo sólo respondía a su palpante excitación. Tuvieron que separarse por el sonido del teléfono, con sus respiraciones aceleradas y mejillas rojas, se miraron por un momento y Any fue a coger la llamada.
- ¿Bueno? ……
Dulce quedó sentada en el sofá con la mirada donde había estado sentada Anahí, aún con los labios hinchados por tanto chupeteo por parte de Any. Se miró sus senos y comprobó su duda, sus pezones estaban erectos y se notaba por la camisa que llevaba…
Escuchó que Any se despedía de su llamada y volvía con ella sentándose con una cara molesta y algo enojada.
- ¿Pasó….pasó algo? –Preguntó Dulce controlando la respiración
- Sí.. –contestó enojada la rubia mirando el mueble y luego volteó la vista triste hacia Dulce- Debo ir a la revista, me han llamado de la editorial que necesita mi redacción para hoy.. me resultó imposible postergarla para mañana…lo siento Dulce, quería estar todo el día contigo aquí.. pero..
- No te preocupes Any.. –la interrumpió- No te preocupes, mira, hagamos algo.. yo te voy a dejar a la revista y luego me voy a la galería que debo arreglar también unos asuntos y ya después paso por la revista a buscarte y vamos a cenar.. ¿Qué te parece?
- Una excelente idea –sonrió para luego darle un pequeño beso- ¿Me está invitando a cenar señorita Espinoza?
- Necesitamos hablar de la última columna de crítica hacia la obra: “Mantel rojo” de León Lemperz, creo que hay ciertos puntos que quisiera reclamarle –siguió con su juego buscando sus labios nuevamente
- Muy bien, como buena profesional –dijo encima de los labios de Dulce- Escucharé sus reclamos para mejorar.. –y volvió a besarla- Pero… -se separó- por mientras puedes esperar aquí mientras yo me voy a arreglar y luego nos vamos.. ¿Sí?
- Está bien…
Anahí fue a su dormitorio a arreglarse y darse la ducha más rápida que había hecho en su vida y se vistió de manera decente para ir a la revista. Al salir se encontró a Dulce terminando de intrusear la colección de discos que tenía en la sala.
- ¿Es una buena colección verdad? –preguntó apoyada en el umbral de la puerta
- Es estupenda, me encanta, variados tipos de música… Beatles, Madonna, Lenny kravits…¡Oasis! .. –fascinada dándose la vuelta
- Regalo navideño de Alfonso.. –sonrió al ver la cara de felicidad de Dulce- ¿Nos vamos? –acercándose a Dulce
- Claro, vamos.. –le tomó la mano a Any y salieron del departamento
Por el camino fueron escuchando la radio y a la vez iban hablando. Desde que habían descubiertos sus sentimientos la comunicación era más fluida y relajada, sin nada de tensión. Al llegar a la revista Dulce estacionó y Any se bajó, rodeó el auto hasta llegar a la ventana del conductor.
- Bien, ¿Te espero entonces?
- Sí, paso por ti en unas horas más..
- Ok... –se acercó- ¿Puedes hacerlo? ¿Aunque alguien nos ve…-la interrumpieron unos dulces labios antes de que terminara
- Me incomoda la idea de que alguien nos vea, pero no se puede resistir a ese sabor a fresa que te pusiste en tus labios –dijo lamiéndose los labios
- Gracias por traerme Dulce –le sonrió y se alejó de la ventana para que pudiera salir
- No hay de que.. –Comenzó a retroceder- Acostúmbrate a la idea de que te vendré a dejar… -le guiñó el ojo y salió rumbo a su trabajo
Any se quedó pensando en la última frase de Dulce, ¿A qué se refería con que vendría a dejarla siempre?..
Llegó a la galería y se fue directo a su oficina, no puso atención a sus clientes que le preguntaban de precios ni a Christopher que le preguntaba el porqué de su gran atraso. Abrió la puerta, tiró su abrigo al sofá y se sentó en su silla con ruedas y comenzó a dar vueltas en ella sentada con una gran sonrisa. Quería reír, gritar, saltar, bailar, pero a la vez quería llorar, matar, que la mandaran a volar lejos.. ¿Qué demonios le pasaba? .. ante su gran batalla interna rió fuerte.
Christian y Christopher entraron a la oficina con caras de preocupación y de cierto miedo al ver a Dulce así.
- ¿Crees que está bien? –preguntó el rubio corpulento a su jefe
- Creo que se ha fumado algo –inspeccionó por encima de sus lentes
- Nunca llega tarde
- Nunca no atiende al cliente
- No se ríe sola….a decir verdad, nunca ríe de esa manera
- Tampoco se da vueltas en la silla sola..
- Tengo miedo de preguntarle qué pasa..
- Naah.. no creo que muerda -dicho esto Christian se acercó a Dulce- Dulce cariño, ¿Qué tienes?... ¿Qué te pasó que has llegado tarde?
- ¿Pasó algo con tu auto? –preguntó Christopher desde atrás de Christian
- ¿Estás enferma? ¿Te quedaste dormida?
A todas estas preguntas Dulce no las escuchaba, sólo veía a su mejor amigo y empleado con una sonrisa en el rostro, su extrema felicidad los tenía consternados y a ella la tenía bien liada. Se paró de la silla dejándolos con más confusión y comenzó a pasear por su oficina con una mano en el mentón dudando si decirles o no.
- Christian, la perdimos..
- Fue una buena compañera
- Fue una buena jefa..
- ¿Pueden dejar de dar especulaciones acerca de mi comportamiento? –soltó de repente la mujer- Digo, estoy bien si es su pregunta principal.. de maravillas –sonrió más aún
- uh… -Christopher la veía extrañado
- Ahora, si son tan amables ¿Pueden ir a hacer sus quehaceres que tenemos un montón de gente esperándolos para comprar? –siguió hasta su silla obviando a sus compañeros- Yo hoy trabajaré solo en mi oficina, si llama alguien pásalo a la línea sin preguntarme
- ok..-susurró Christopher- lo que tú digas Dul
- Bien, ahora si me disculpan…¿Pueden retirarse de mi despacho por favor? Necesito terminar de contratar a los 5 últimos artistas para sus próximas exhibiciones aquí en la galería, y necesito concentración para elegir a los mejores.. –señaló la puerta
Christian siguió a Christopher hasta la salida, aún no sabía que le pasaba a su amiga pero lo averiguaría, dejó que Christopher saliese a la galería y él se devolvió al despacho de Dulce cerrando la puerta tras suyo.
- ¿Pasa algo Chris? –dijo pegada viendo su ordenador
- Eso debería preguntarlo yo cariño.. –acercándose para tomar asiento frente a ella- ¿Y bien?
- ¿Qué? –volteó hacia Christian
- Dime porqué llegas a esta hora, porqué de repente quieres trabajar aquí y terminar cuanto antes, dime porqué estás tan feliz.. ¿Te has ganado la lotería?
Dulce suspiró sonriendo a su amigo no lo podía engañar, quizás él podría saber el porqué verdadero de sus acciones.
- Chris, esto es algo que ni yo aun lo he podido descifrar… pero si ha pasado algo.. –inevitablemente sonrió
- Vaya… creo que sé por dónde va el asunto…
- ¿A sí? –se extrañó-
- Tuviste sexo con León –afirmó seguro
Dulce se le escapó una gran carcajada ante la afirmación de Christian.
- uh…¿Estás bien?
- Sí…sí….-tratando de calmarse-
- Bueno…entonces ¿Es eso? ¿Te has acostado con León? Porque él tampoco ha llegado…
- No.. Chris…él y yo sólo llegamos a bailar y nada más… supongo que él fue por otra mujer para que lo complaciera por la noche..
- Entonces no entiendo
- Haber, es una historia larga..
- Tengo tiempo, Christopher se encargará …
Al terminar de contarle todo, absolutamente todo a Christian, éste la vio en silencio por varios segundos, casi un minuto, como viendo sus facciones, como tratando de encontrar algo en su mirada. Luego soltó.
- Creo que siempre debí suponerlo…
- Como..
- Siempre, ahora que lo pienso mejor, siempre sentiste algo por Anahí, más que una amistad sólo que no pudiste darte cuenta. Hasta ahora..
- Quizás… pero no me pasa esto con todas, es extraño, porque por ejemplo si veo a otra mujer, no es el mismo sentimiento que tengo con Anahí.. es simplemente extraño….a otra mujer no la podría ver con deseo…
- mm no tengo respuesta a eso, pero sí te puedo decir que lo que sientes por Anahí es fuerte…. Nunca te he visto tan celosa, ni cuando estabas con Luis..
- ¿Ves? Por eso mismo….yo tengo miedo Christian…
- ¿Miedo?
- Sí, no quiero ser así ¿Entiendes?...me da miedo el hecho de que me guste una mujer..
- Te entiendo, y créeme que yo al principio cuando supe mi condición sexual, hice hasta lo imposible por no ser gay…pero es algo inevitable…eres así y punto
- Sí, pero y ¿Qué pasa con la discriminación? ¿La gente que te apunta con el dedo? ¿Que juzga antes de conocerte?
- Esa gente se va al infierno estoy seguro de aquello, pero mientras no se muere, es un peso que debes cargar, aunque después te acostumbras.. pero vamos, que no sea eso un impedimento para que estés con Any
- No lo sé Chris…Cuando estoy con ella es extraño, no me importa nadie más que ella …pero luego cuando estoy sola, es diferente, comienzo a pensar en el qué dirán, qué pasará…
- Por eso Anahí quiere que vayas a psicólogo, para que estés clara…Aunque yo sé que en el fondo tú la quieres de verdad, jamás te oí hablar así…incluso con Luis…
- Sí, quizás sea bueno que vaya a uno…

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:45 am

- Además… hay que ver que Anahí es bastante respetuosa y fuerte..
- ¿Porqué lo dices?
- ¿Cómo no lo ves?.. ella te soportó como amiga todo el tiempo a pesar de sus sentimientos hacia a ti… Jamás te dio indicios de que quería algo contigo porque respetaba tu posición heterosexual, jamás te insinuó sus sentimientos porque no quería que te alejaras de ella… ¿Te imaginas lo que se aguantó?
- Sí… -dijo pegada viendo su ventana- es por eso quizás lo que me gustó de ella.. que sea tan respetuosa, inteligente, hermosa por dentro y por fuera…su manera de ser conmigo… creo que me flechó…
- ¡Y vaya que lo hizo duro!....
- Quiero verla, ahora…
- Está trabajando Dul…
- No me importa..
- Tú también tienes trabajo que hacer..
- Tú eres mi representante .
- oh no…ni lo pienses… ¡No haré tu trabajo! Pienso salir temprano hoy…
“Es así como el mamífero tiene un comportamiento agresivo frente al peligro, su olfato y oídos le indican del peligro cercano. La adrenalina se sintetiza de manera sorprendente dándole la facilidad al mamífero en peligro correr más rápido por su vida, aunque, hay algunos que utilizan tácticas para engañar a su oponente…”
El teléfono interrumpió su último párrafo de su redacción, lo cual a refunfuñones lo contestó.
- ¿¡Bueno?!
- Uy rubia creo que te llamé en mal momento…
- Alfonso, perdón…-suspiró- es que estaba por terminar el párrafo de mi redacción
- Si quieres te llamo en cuanto termines..
- No espera.. –terminó de teclear unas cuantas palabras- Listo, terminé…
- Vaya…qué rápida…
- Soy una profesional…
- Sí como no…
- Cállate y dime para qué llamabas
- Pues, es que margarita me dijo que tú me habías llamado..
- sí, te llamé en la mañana… es para preguntarte si tienes horas disponibles..
- Para atenderte no necesitas hora..podemos vernos en un restaurant y listo, de hecho puedes venir a mi casa y de pasito nos contamos que tal la vida mexicana…
- Sí lo sé, pero esta vez no es para mi, es para mi… -¿Novia?- amiga..
- ¿Amiga?.....¿Tienes una amiga?.... –incrédulo
- Sí, es una larga historia
- Ya veo que me he perdido demasiado de tu vida…
- No tanto la verdad, pero ¿Tienes disponibilidad o no?
- Sí…-se escuchó el tecleo de su ordenador- para mañana, al mediodía… ¿Motivo?
Anahí sabía que si le mencionaba el motivo, Poncho sabría por donde iba el asunto..
- Confusión de su sexualidad… -cerró los ojos al decir esto
- Uauh… ¿Quieres decir que ella no sabe si es Gay?
- No..
- Any….¿Tú tuviste algo que ver?
- ¡No! –se apresuró a decir- Yo no he interferido en su confusión, ella solita se confundió..
- Ok… si tú lo dices… te creo..
- bien…
En eso entró la secretaria de Any a su oficina anunciando que tenía visitas.
- Bueno Poncho debo colgarte, al parecer tengo al director de la revista esperándome…
- Bueno Any cuídate adiós
- ¡Pase! –gritó y dirigió la vista a su ordenador para que el director viese que era trabajólica- Señor, estaba a punto de imprimir mi redacción y enviársela, no es por nada, pero me ha quedado excelente muy…-se quedó callada al ver quién estaba en la silla al frente- ¿Dulce?
- No soy “Señor”…
- ¿Qué haces aquí? –sonrió- digo, ¿No tenías que trabajar?
- pues sí, pero ya terminé –le sonrió devuelta- y te vine a buscar…. Ya es hora de cenar…
- ok déjame imprimir la redacción y nos vamos.. –le sonrió y comenzó a imprimir
- Déjame decirte que te vez sexy con aquellos lentes y este uniforme de periodista y concentrada en tu trabajo…..y…uff, esas piernas deberían ser prohibidas… -se paró del asiento y rodeó el escritorio hasta llegar donde su rubia
- Y tú no te quedas atrás –susurró para luego robarle un beso que fue correspondido
- Te extrañé en estos últimos momentos….
- Y yo a ti
Esperaron a que Anahí estuviese desocupada completamente y luego partieron rumbo a un restaurant que había indicado Dulce. Se sentaron en un rincón donde la luz de la luna les daba en la mesa acompañada de las velas aromáticas y una luz tenue que había por sobre sus cabezas. Pidieron una ensalada césar y unas quesadillas con jalapeño.
- Este pedido ha sido el más extraño de mi vida, una ensalada césar, lo más light del mundo junto con quesadillas, con harta grasa..
- jajajajaja Hay que disfrutar la vida… además en buenos aires no hay estas quesadillas, que son tan exquisitas
- Lo sé, por eso quizás amo a mi México querido..
- Por cierto –se limpió la comisura de los labios antes de proseguir- He pedido hora con Poncho para mañana a las doce…
- Ok….¿Supongo que me acompañarás?
- Claro, te lo prometí, además que quiero hacerlo…
- Bien…-levantó la copa- Salud por eso…
Terminaron de cenar y se quedaron conversando un buen rato en la terraza del restaurant tomando tequila. Cuando vieron la hora decidieron que era hora de regresar. Dulce al llegar al departamento de Anahí, quiso bajarse pero luego se arrepintió.
- Gracias Dulce, ha sido un día espectacular…-agarrándole las mejillas
- Tú has sido espectacular Any… de verdad… a ti gracias –acercándose para darle un beso lleno de amor el cual transmitió todo lo que sentía
- wow…creo que con ese beso me iré feliz a la cama…
- Bien por qué las niñas como tú deben ir a la cama felices..
- Te quiero Dul
- Y yo a ti Anahí
Anahí y Dulce fueron a la consulta de Poncho durante un mes, durante ese período Dulce se dio cuenta de que en realidad le gustaba mucho Any, y que no era pasajero, de vez en cuando pedía consejos a Poncho y a Christian para aclarar más sus confusiones y al final supo que realmente amaba a Anahí. Poncho les hizo varios ejercicios a Dulce los cuales debía hacer con Anahí y sin Anahí.
- Bien, esta semana no se verán -sentenció Poncho en alguna de sus citas- Dulce tú vas a vivir una semana como las de antes de conocer a Any, irás a trabajar como toda mortal y tú Anahí deberás hacer lo mismo
- eh -protestó la castaña- Yo no estoy en este proceso....
- Sí lo estás -la interrumpió- Como decía, durante esta semana, no se verán, no se llamarán, no preguntarán por ustedes...no existen
Dulce sufrió toda esa semana, pero más que ella, sufrieron Christian y Christopher quienes les tocó pagar todo el magnífico humor de la pecosa. Anahí por otro lado quería matar a su amigo, al ver que sonreía cada vez que Anahí le contaba las ganas que tenía de ir a ver a Dulce.
En otras pruebas que Poncho les dio, se trataba de cenar juntas, pero con la condición de que el psicólogo estaría presente durante toda la velada. La cena fue en casa de Anahí, comieron a gusto todos juntos y Dulce no hallaba la hora en que Poncho se fuera, pero sabía que eso no era parte de la prueba. La pelo violeta cada vez se daba cuenta de sus sentimientos verdaderos hacia Anahí .
- Alfonso esto es injusto -se molestó Dulce
- No querida, esto es parte de tú prueba.. -sonrió maliciosamente Poncho evitando que Dulce se acercara demasiado a Anahí- Siéntate en aquél sillón -apuntó hacia el sillón bien alejado de la castaña
- Eres un.....-Evitó insultarlo y se fue de mala gana a sentar en el sillón- Bien..
- Así es -asintió Poncho- Bueno chicas, hagan como que no estoy aqui, vamos, conversen.. -sonrió acomodándose en el sillón- sólo deben comportarse como dos amigas, sin verse con deseo o como si fueran algo comestible
- Algo me dice que esto ya lo haces por malicia -Entrecerró los ojos Dulce- ¿Qué tiene que ver mi aclaración sexual con no tocar a Anahí?
- Tiene mucho que ver, además ¿Quién es el psicólogo aquí? -sonrió al ver la cara de fastidio de Dulce y la fumilnante mirada de Anahí
Al terminar el mes terminaron de ir con Poncho, ya porque Dulce no lo necesitaba para aclarar sus sentimientos y además que no soportaba las torurtas de no ver a su amada, o hacerle la desconocida por obligación en la calle y hasta mismo no poder tocarla estando tan cerca.
Para el fin de semana le tenía una sorpresa a Anahí, quería demostrarle que no había ninguna confusión más, que estaba todo claro y lo que quería era estar con ella y no separarse nunca más. Con la ayuda de Christian fue haciendo su sorpresa para ese viernes en la noche.
- ¿Tienes la dirección?
- Sí, pero aún no entiendo para qué es..
- Es una exposición nueva…
- Pero mi jefe no me ha mandado para allá
- Es que nadie lo sabe, sólo te lo digo yo primero para que le ganes a los demás periodistas pegotes que roban toda la información
- Tienes razón, más vale ir primero..Gracias Christian te debo una ..
- Naaah… no te preocupes, ahora vete luego
- Sí, pero debo esperar a Dulce que me dijo que iba a hacer algo..
- No ella me dijo que te dijera.. ¿Está bien lo que dije?...sí.. –se respondió él solo- bueno dijo que ella le surgió un imprevisto y no podrá ir a tu depa

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:45 am

- Ok.. de todas maneras la veré mañana
- Sí, bueno suerte Anahí
- Gracias adiós
- ¿Se la creyó? ¿Irá? –preguntó Dulce al lado de Christian una vez que cortó
- Sí, al parecer irá..
- Bien, gracias, gracias, gracias
- ok ok –sonrió- Ahora cariño cuídate tú
- Lo haré Chávez…cuida por mi la galería por esta noche y mañana ¿Sí?
- Está bien…me volveré loco solo aquí con todos los clientes, pero sobreviviré…
- Lo harás… -dicho esto le plantó un beso sonoro en la mejilla y se fue al estacionamiento para irse a su departamento
Anahí llegó al lugar de la dirección y encontró a una pequeña cabaña iluminada. Se sorprendió al ver que era la única que había llegado al parecer. Sonrió y salió del auto. Escuchó la música proveniente de la casa y se encaminó a la puerta. Se vio a su espejo de mano para arreglar sus mechones y pestañas, y tocó la puerta.
Al tercer toque le abrieron la puerta y vaya sorpresa le dio
- ¿Estabas aquí? –lo único que pronunció antes de ver a Dulce con un vestido negro, de gran escote y un corte en la pierna
- Hola reportera…..-pronunció casi como un ronroneo- ¿Vienes a la exhibición?...
- Eeh….
- Lo tomaré como un sí…
Y como una serpiente, le tomó el brazo y la atrajo hacia ella pegándola. Le lamió el lóbulo de la oreja y le susurró.
- Será una exhibición privada… espero que vayas tomando nota..
- Uh…-sólo monosílabos
La llevó a la sala de aquella casa y cerró la ventana detrás suyo, le sonrió y le acarició la cara para luego darle otro beso. Anahí no podía creerlo, ¿Todo esto lo había formado Dulce? ¿Todo era una sorpresa para estar con ella? De repente le cayó el veinte y concluyó que Dulce quería estar con ella. Con este pensamiento pasó sus brazos por el cuello e intensificó el beso con ternura y dedicación que hizo temblar y ahogar un gemido a Dulce.
- Eres increíble... –dijo Anahí al separarse del fogoso beso- Es una linda sorpresa….
- Any…-tranquilizando su respiración que de repente salió disparada
- Dime
- Debo decirte algo
- Claro..
- Ya tengo mis dudas aclaradas… -mirándola a los ojos- Ya sé lo que siento verdaderamente
- ¿Sí? …-un pequeño brillo iluminó los ojos de Any- ¿Qué…qué es lo que sientes?
- Que te amo…-la miró a los ojos tratando de transmitirle todo lo que sentía por la mirada- que realmente me has llegado al corazón y no me importa nada más, no sé cómo habrá pasado pero sí tengo claro que eres tú la que amo con toda mi alma y que creo que será para siempre…
- Te amo… -lo único que salió antes de cubrir su boca- Te amo, te amo, te amo…
- Quiero estar contigo Anahí…Quiero que mi primera vez sea contigo, aquí…y no quiero sólo una primera vez, quiero una segunda vez, tercera, cuarta, cien…
- Las tendrás todas…te prometo que serán inolvidables -nuevamente cubrió su boca
El beso lo decía todo, era dulce, tremendo, profundo, mágico. Las manos acompañaban acariciando cada parte de ambas. Pronto el beso comenzó a intensificarse, a ser pasional, sexual. Sus lenguas danzaban fogosamente. Ya estaban sintiendo punzadas un poco más abajo del vientre de ambas, los pezones ya se erectaban con el roce de los mismos senos. Anahí al ver que Dulce estaba algo inexperta pero sí muy excitada se rió y se separó un poquito y se dio cuenta que ambas estaban coloradas…
- Vaya…..eres ansiosa…
- Espere por este momento 27 años y un mes de tortura yendo al psicólogo...¿y me llamas ansiosa?....
Se rieron....Dulce la rodeo con sus brazos y le dio un beso que no dejo dudas en Anahí, se notaba que Dulce ya no tenía confusiones. Se separaron juntando sus frentes.
- Vamos al cuarto....
- Sí...
Tomadas de la mano fueron al cuarto. Anahí desnudó a Dulce con parsimonia....como intentando enfriarla un poco, logrando todo lo contrario...bajó el cierre del vestido negro y lo dejó caer en el piso. Dulce llevaba un brasier blanco muy sencillo, denotando su inexperiencia en buscar ropa que excitara, lo que hizo que Anahí sonriera levemente. Acarició los senos sobre la prenda íntima y pudo sentir como reaccionaban a la caricia, vaya, qué sensibles eran. Desprendió el broche de la prenda, que fue a quedarse junto al vestido. Luego bajó la última prenda de Dulce y ahí estaba, desnuda por primera vez frente a Any. Delgadita sí, pero con puntos fuertes, los senos eran muy firmes, con unos pezones grandes y amarronados, completamente duritos. El vientre liso, las manos de Any la recorrían y le contemplaba admirada.
- Eres hermosa...
- Quiero verte yo también....
Anahí separó los brazos, invitadora...Dulce desprendió cada prenda de Any cuidadosamente, dejando besos por donde la piel de la rubia quedaba expuesta. Una vez que la tuvo completamente desnuda, la miró y descubrió la antigua cicatriz en el vientre, producto de una cirugía y la acarició con ternura. Luego subió las manos a los senos, grandes, con pezones notorios y rosa morado y los masajeo, notando que la excitaba sobremanera acariciar los senos de Anahí.
- También eres hermosa
- No tanto como tú...
- No tengo idea de qué hacer....
- Shhhh...Sólo sigue acariciando -murmuró Anahí
Estaba disfrutando de las torpes caricias de Dulce en sus senos. Se tendieron en la cama de costado, una frente a la otra, mirándose a los ojos...las manos de Anahí recorrían el cuerpo desnudo de Dulce con suavidad, mientras la besaba en los labios, en el cuello o mordisqueaba el lóbulo de la oreja, poniéndola cada vez más excitada.
Dulce sentía que su vagina se humedecía y que la temperatura de la zona se elevaba. Anahí estaba en sus senos ahora, chupando prolijamente los pezones, que se endurecían como piedra al contacto de esa boca inquisidora sobre ellos.
Suavemente hizo que Dulce quedara boca arriba y bajó una mano hasta la vagina de la muchacha, que ya había visto cubierta de vellos oscuros y abundantes. Cuando la mano estaba llegando allá abajo sintió que Dulce hacía un movimiento como para alejarse.
- Tranquila amor...no te apartes, no te lastimaré...confía en mí...
Con dedos suaves recorrió los muslos, rozando cada tanto los labios vaginales al descuido, completamente mojados. Buscó a la fuente del placer femenino, el clítoris de Dulce, que estaba escondido en un capuchón, pero Anahí era una amante paciente y lo encontró.
Al principio Dulce no sentía nada especial con las caricias de Anahí, hasta que el hormigueo comenzó a ganar la zona erógena, y la temperatura se elevó unos grados sin previo aviso. Movió las caderas para acercarse a esos dedos que exploraban allá abajo. Anahí se puso sobre Dulce, restregando su cuerpo con el de ella con los senos pegados. Continuó estimulando el clítoris al tiempo que se frotaba, con el resto del cuerpo, contra Dulce quién empezó a gemir y a respirar fuertemente, sintiendo que la excitación crecía.
Con un dedo tentó entrar en la vagina de Dulce, que aunque muy estrecha estaba, también estaba abundantemente lubricada por los jugos que la lenta masturbación había provocado. Con el pulgar derecho, Anahí penetró la vagina de Dulce muy despacio, la elevación de las caderas de Dulce le indicaron que su amada necesitaba algo más para calmar la excitación que sentía, así que, hundió ese único dedo hasta donde pudo, dando pequeños empujoncitos mientras que, con el resto de la mano cubría la parte alta de la vagina, logrando así, que la palma de su mano estimulara directamente al clítoris. Comenzó un mete y saca al ritmo que su compañera marcaba con las embestidas de su cadera, y los gemidos sofocados que indicaban que estaba en el camino correcto. El primer orgasmo de su vida sorprendió a Dulce, que abrió los ojos e intentó mirar que era lo que Anahí hacía para provocar ese tumulto de sensaciones en su vagina. Anahí se quedó quieta hasta que los movimientos convulsivos pararon y entonces retiró la mano.
Subió hasta la boca de Dulce recorriéndole el cuerpo con largos lametazos, para unirse en un beso profundo, apasionado. Las manos de Dulce parecían no tener descanso ni querer dejar de tocar a Anahí que ya estaba súper excitada, pero quería que esa primera vez de Dulce fuera algo inolvidable.
- Quiero tocarte cómo tú lo has hecho - murmuró Dulce.
- Aún no....déjame continuar...te prometí que sería inolvidable y lo cumpliré.
Recorrió el cuerpo de Dulce con las manos. Besó los labios nuevamente, bajó hasta el fondo de la cama y comenzó a besar desde la punta de los pies de Dulce hacia arriba, en ambas piernas. Al pasar las rodillas las separó, dejando el sexo de Dulce a la vista, cubierto de vello castaño, con los labios vaginales hinchados por la reciente sesión de sexo, pero con líquidos que comenzaban a salir de nuevo, indicando que la muchacha estaba otra vez excitada, sonrió ladina

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 4:45 am

Besó los muslos, suaves, mientras sentía por primera vez el olor del sexo de Dulce, olor a mujer limpia y excitada, dulzón, embriagante. Con la nariz empujó el capuchón que cubría el clítoris, como para avisarle lo que venía antes de dar la primera recorrida con su lengua en todo el sexo de Dulce, quién levantó la cabeza para ver lo que Anahí le hacía y le estaba provocando tanto placer. Any se concentró en lamer los labios vaginales de Dulce, provocando que una abundante cantidad de jugos salieran, con una mano empapó sus dedos de esa miel espesa y blanquecina, mientras con la lengua estimulaba el clítoris con movimientos circulares que provocaban la delicia de Dulce, que gemía quedamente
Entró con la lengua en la vagina de Dulce, mientras uno de sus dedos comenzaba a estimular el ano, que ya estaba mojado por las abundantes secreciones vaginales de Dulce, que resbalaban incontenibles y estaban mojando hasta la sábana.
- ¿Qué harás? -preguntó Dulce entre gemidos
Anahí no respondió, sabía bien lo que hacía. Continuó metiendo su lengua dentro de la vagina, mientras con uno de sus dedos intentaba entrar en el ano, que ofrecía resistencia, pero Anahí era muy delicada e insistente, y Dulce movía las caderas como una loca, caliente al máximo con la mamada que Any le estaba dando.
De pronto el esfínter cedió y el dedo de Anahí entró hasta la segunda falange. Lo dejó allí y atrapó al clítoris de Dulce formando una O con la boca alrededor y chupándolo con fuerza, mientras daba pequeños empujoncitos con el dedo dentro del ano de la muchacha, que a estas alturas estaba perdiendo el sentido de la realidad, solo concentrada en las sensaciones que Any le provocaba.
Se vino con un gritito, en un orgasmo muy fuerte que la dejó suspirando ruidosamente. Anahí retiró su dedo, dio una cariñosa lamida a la vagina de Dulce y se acostó en la cama a mirarla, agotada, tendida boca arriba, respirando agitada para recuperar el aliento, súper excitada ella misma, pero feliz de provocarle tanto placer a su amante.
- No es justo....no me has dejado tocarte....
- Shhhhh...Esta noche es tu noche....tu primera noche....quiero que disfrutes
Anahí, mientras levantaba la pierna izquierda de Dulce un poco, ponía su pierna derecha por debajo. Dulce la miró sin comprender, pero dejó que luego Anahí elevara su pierna derecha y acercara su sexo al suyo...
- ¿Qué haces?.
- Vi que bailas bien...¿no te gustaría bailar ahora? -Preguntó Anahí, pegando su vagina a la de Dulce de pronto
Dulce sintió que la vagina de Anahí quemaba, “¡Claro!, todo el tiempo la única que había calmado su calentura soy yo...la pobre Any debía estar a mil”. Pensó
Creyó comprender lo que su novia quería y comenzó a mover las caderas como si estuviese bailando algún tema erótico y se dio cuenta que las vaginas se rozaban entre sí de aquel modo.
- Eso chiquita -dijo roncamente Any
La rubiacastaña cargó todo su peso sobre la vagina de Dulce, dejando ambas zonas genitales totalmente pegadas y comenzando a moverse en círculos sobre la muchacha, que respondía al ritmo de modo excelente, con cada presión de Anahí hacia abajo Dulce respondía elevando las caderas de tal modo que ambos clítoris y labios vaginales estaban totalmente estimulados, cada vez podían aumentar el ritmo facilitado por las abundantes secreciones que esa estimulación caliente y mojada provocaba en sus vaginas.
Se vinieron al mismo tiempo, fue el tercer orgasmo de Dulce y el primero para Anahí, que continuó moviéndose un poco más y sintió su vagina estremecida por un segundo orgasmo, muy intenso. Se bajó de su posición sobre Dulce y se tendió a su lado boca arriba, cerró los ojos para descansar, lejos de imaginarse que Dulce aprovecharía ese momento de reposo para deslizar su mano entre sus muslos y comenzar a acariciar torpemente su sexo, que respondió casi de inmediato.
- Sigues excitada...
- No te preocupes...
- Sí me preocupo...quiero estés bien
Dulce al decir esto, sus dedos se toparon con esa protuberancia, dudando presionó ligeramente, y al ver la expresión en el rostro de Any supo que había dado con algún punto correcto, así que se concentró en masajearlo suavemente en círculos. El movimiento de las caderas de Anahí le indicaron que le gustaba esa caricia.
- ¿Te gusta?.
- Mas de lo que imaginas -respondió Anahí, mirándola deseosa
No podía creer que esa chica no hubiera tenido sexo nunca antes. Si así era, entonces tenía una sensibilidad extraordinaria como amante. Estaba logrando que se mojara completamente aún a pesar de haber tenido dos orgasmos seguidos. Sintió que Dulce la penetraba con dos dedos, que se deslizaron fácilmente dentro de su vagina, emitió un fuerte suspiro y con un empujón de su cadera metió los dedos tan adentro como pudo.
Dulce no se hizo esperar y cargó su cuerpo sobre la mano para profundizar la penetración, entrando y saliendo, cargando el cuerpo al entrar del modo en que a Anahi le gustaba. Sintió cómo las paredes de su vagina se tensaban ante la inminencia del orgasmo.
- Apúrate -susurró suplicante
Dulce no se hizo esperar y apuró su trabajo de mete y saca, logrando que otro orgasmo sacudiera el cuerpo de Anahí, un orgasmo que duró varios segundos, sorprendiendo a Dulce con la cantidad de contracciones vaginales que atraparon a sus dedos, ya que al no saber qué hacer los dejó dentro hasta que sintió que la vagina se relajaba. Retiró los dedos y se acostó sobre Anahí, dejando la cara entre los senos de su amante.
- Gracias... –susurró Dulce-
- ¿Gracias por qué bebé?
- Por enseñarme el amor...los celos... el sexo...gracias mi amor....me siento viva, capaz de sentir todo eso que pensé que me estaba vedado.
- Gracias a ti pude recuperar la capacidad de sentirme deseada y de volver a desear, que pensé que nunca más sentiría....también has hecho que me iniciara en un nuevo camino.
Se besaron. Un beso tierno y profundo, los cuerpos pegados, sudorosos, agotados y sin embargo el calorcillo que ahora Dulce sabía reconocer comenzó a subir por su vientre. Se miraron a los ojos con Any y sonrieron, cómplices.
- ¿Va por la segunda werita? –pronunció Dulce
- ¡Órale! –imitó a un mexicano
- Mi amor…te prefiero con un “*****”… no te sale el mexicano…
- ¡Hey!..
- jejejeje…te amo, si te sale bien todo..
- Te amo

Admin
Admin

Mensajes : 5725
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La iniciación

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.