Sin darme cuenta

Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:40 pm

Esta es las historia de dos chicas, dos chicas para las que aparentemente el destino tenia caminos totalmente distintos. A veces las cosas no son lo que parecen, a veces tienes el verdadero amor delante de los ojos y no te das cuenta, a veces incluso tienes que vivir cosas antes de poder disfrutar y amar plenamente. El universo es sabio…y si algo está destinado a pasar, tarde o temprano moverá los hilos para que ocurra. Yo personalmente suelo pensar que los obstáculos hacen las cosas mas reales…Si eso es así, esta relación es lo más real que tendré en la vida. Soy Dulce, y les voy a contar algo, podría empezar bastante atrás, pero entonces estaría contando mi historia, y lo que realmente quiero contarles es nuestra historia…la historia de cómo “SIN DARME CUENTA” conocí a mi verdadero amor

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:40 pm

Capitulo 1

Hasta ahora mis relaciones habían sido sin importancia. Sueño con enamorarme, creo en el amor pero nunca he experimentado el significado de esa palabra. Aparentemente fría, tímida, poco cariñosa con mis amigas y nada con los chicos con los que me he liado. Nunca he podido tener una relación de más de una semana, las ataduras, compromisos y sentimientos no son para mí, a pesar de eso, en la soledad de mi cuarto me gusta pensar que algún día llegara esa persona que me haga cambiar.
Cambios… la vida está llena de cambios y sin duda cuando más los experimentas es en la adolescencia-juventud. Tengo 20 años y hace aproximadamente 2 años vengo planteándome mi preferencia sexual, siempre he estado con chicos, pero nunca he podido mantener una relación duradera con ninguno. Empecé a perder las esperanzas de que el amor fuera para mi, ¿Por qué todas mis amigas tenían novio y yo no podía? Entonces comenzó la duda, digamos que mis horizontes se ampliaron, extrañamente me sentía atraída por algunas chicas, por ahora eran solo ilusiones, ídolos, cantantes o chicas de televisión, así que eso hacía que no me lo tomara en serio, que no le diera importancia, era extraño que ninguna amiga o alguien cercano me gustara. Así pasaron 2 o 3 años, no recuerdo exactamente. Hasta que comencé a salir con mi primo Christian, era el único que sabía acerca de mis dudas, el único al que me atrevía a contarle…es Gay, así que eso lo hacía más fácil. Lógicamente salíamos a sitios de ambiente, mi mente se abría cada vez más, cada día sentía menos miedo y más libertad… Sí, todo eso estaba perfecto, pero había un problema, seguía sin haber una sola chica que me gustara. Se me acercaban, se presentaban, las miraba y no sentía absolutamente nada. Así pasaron meses… hasta que llego ella. A día de hoy sigo sin saber que me pasó esa noche, era bonita, sí, pero no era una super modelo. Había conocido a chicas mucho más guapas y ninguna había movido dentro de mí lo que movió ella… Gema. Sobra decir que ella fue la primera ¿no?.
Los meses siguientes fueron bastante extraños, Gema resultó no ser muy buena pieza, vivía en un constante “ni contigo, ni sin ti”, hubiera sido fácil si me hubiera dejado ir desde el principio, mis sentimientos hubieran muerto, pero sucedió todo lo contrario, mis sentimientos no hacían más que crecer mientras ella un día venia y al siguiente se marchaba. Cuando comencé a darme cuenta de eso, decidí seguir mi vida, total, los sentimientos aun no eran demasiado fuertes así que comencé a probar con otras chicas, intentando que en una de estas, ella saliera definitivamente de mi cabeza, pero eso tampoco funcionó. Después de un gran enfado volvió a aparecer y yo ya estaba cansada de probar por despecho así que me relajé. Su forma de hablarme, de buscarme volvían siempre a crear una ilusión en mí. Pero no soy tonta, sabía que siempre era lo mismo y que no se iba a decidir. Así que mis sentimientos fueron cambiando, ya no me centraba en estar con ella y mucho menos quería un simple lio, estaba queriéndola de verdad, así que comencé a ser su amiga. La observaba mucho, su forma de actuar, conocía el ambiente en el que se movía y sabia que no tenía a nadie real a su alrededor. Mi corazón me decía que tenía que estar ahí, apoyarla, no dejarla sola y eso hice…
no me voy a engañar. Aunque luchaba por ser su amiga en el fondo esperaba algún día poder ser algo más.
Hace aproximadamente un mes que estoy hablando con Ivana por msn, es “amiga” de Gema. Nos conocimos en la discoteca y nos hemos caído bastante bien. Me acaba de invitar a salir con ella y su grupo de amigas. Es domingo y quieren ir a un sitio bonito a ver las estrellas. Es un plan interesante y como no tengo nada que hacer, voy a ir. Me da bastante vergüenza, no soy muy habladora y mucho menos cuando trato con gente que no conozco.

Me recogieron en mi casa Ivana y debora… -¿conoces a mis “mamis”?- Me preguntó esta última.
-No…¿Quiénes son?
-Ahora las vas a conocer, son una de las mejores parejas de este mundillo. Tienen una relación envidiable.

Poco después llegamos a la siguiente parada, una chica subió al coche y se presentó…Dunia. Me saludó bastante simpática y quedo sentada a mi lado. Supuse que ella era una de las “mamas” de debora.
Enseguida llegamos al siguiente destino, la última chica que cabía en el coche entró. Escuché un simple “Hola” general, ni si quiera la había visto, Dunia estaba en medio. Y esta misma fue la que decidió romper la tensión…

-Mira mi amor, ella es Dulce… Dulce ella es mi novia, Anahí.

Me incliné un poco hacia delante para decirle “Hola”… Pero al encontrar sus ojos con los mios, ni una sola palabra salió de mi boca, una simple sonrisa fue mi forma de decirle “Encantada”…Y para mi sorpresa ella respondió de la misma manera, con una tímida pero preciosa sonrisa que me puso bastante nerviosa.

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:40 pm

Capitulo 2

Han pasado aproximadamente dos meses desde que conocí a las chicas, desde entonces soy un miembro más de su grupo, hemos cogido mucha confianza, salimos prácticamente a diario y nos lo pasamos muy bien. Con una persona he cogido una confianza especial, o más bien ella conmigo, Dunia, es bastante extrovertida, habla mucho, todo lo contrario a mi, quizás por eso es que nos llevamos tan bien. Y todo lo contrario a Anahí, su novia, tímida, callada, misteriosa, la mismísima Dunia dice que somos muy parecidas. Es con la que menos hablo, creo que muy pocas veces nos hemos dirigido la palabra directamente, no sé por qué motivo, quizás porque las dos somos igual de reservadas. Eso no significa que me caiga mal, al contrario, le tengo un cariño especial. Siento que aunque no hable conmigo, está ahí, lo escucha todo y… me comprende. Siempre que cuento algo, sin querer busco su mirada y ahí está, esperándome, con esa sonrisa que me hace sentir comprendida. Sin duda esas miradas son mágicas.
O eso pienso yo. A veces siento que me mira diferente… Pero es imposible, tiene “novia” ¿Por qué iba a fijarse en mi? Es muy extraño, cuando las conocí, me dijeron que eran una de las parejas mas solidas de este “mundillo”, pero yo veo algo raro, mas bien en Anahí veo algo distinto. Observo bastante y he notado que siempre es Dunia la que la busca, en cosas tan simples como cogerle la mano, darle un beso, nunca la he escuchado decirle “Te quiero”. Quizás sea simplemente por su forma de ser… ¿Fría, distante? Así la describe su novia, dice que no es una persona demasiado cariñosa… Pero cuando me mira a los ojos la veo tan dulce, cálida y… bonita. Si, sin duda Anahí es una de las chicas más bonitas que he conocido.
Y también es la novia de mi amiga… sé que ahora mismo no están pasando por una buena racha. Dunia me contó que se están dando un tiempo, aunque extrañamente hacen las mismas cosas que siempre han hecho. También me contó que hace unos días hablaron de nuestra relación, según tengo entendido, Anahí le dio a entender que nuestra relación parecía especial, que yo era una buena persona y que se nos veía tan amigas que quizás podría llegar a ver algo más.
¿Pero qué demonios le pasa? No necesito que nadie me busque pareja, todas saben lo que yo siento por Gema. ¿Cómo cree que me voy a fijar en su novia? No sé por qué pero estoy realmente molesta. No sé si es el hecho de que crea algo que no es y nunca será… o que eso le de igual. Que esas miradas, solo hayan sido mágicas para mi.
Hoy quedamos todas para ir a hacer la compra, nos vamos a pasar el fin de semana a la casa que Ivana tiene en el pueblo.

Estamos en el supermercado. Todas las chicas están de lo más normal… menos Anahí y yo. Hay tención, estoy molesta y ella lo notó desde el principio. Está como ausente, seria, nuestras miradas no se ha cruzado en toda la tarde.
Dunia, Ivana y Anahí están comprando los embutidos, yo decidí quedarme esperando un poco mas atrás. Estaba distraída cuando siento que alguien me acaricia el brazo… y al mirar veo que me está ofreciendo un trozo del embutido que le habían dado para probar.
-Tengo un chicle… -Le dije con una pequeña sonrisa, disculpándome por no poder aceptar lo que me ofrecía.
Para mi sorpresa, extendió su mano indicándome que se lo diera y así poder comer. No pude negarme. Expulsé el chicle en su mano y seguidamente ella introdujo el pedazo de comida en mi boca.
Sonreí tímida en señal de agradecimiento… Y ella acarició suavemente mi mejilla sin dejar de mirarme a los ojos con esa dulzura que siempre había mostrado.
A partir de ese momento se rompió el hielo. No hubo mas tensión ni enfado durante toda la tarde.

Estamos rumbo al pueblo. Ivana, Dunia, Any, Debora, Desi y yo… Iba a venir Gema también, de hecho todo esto fue idea suya, pero como ya es costumbre en el último momento se echó para atrás…
Me duele… estuve a punto de no venir porque sus cambios de opinión me ponen de mal humor y la verdad es que consiguió amargarme la mañana. Pero bueno, no voy a dejar de divertirme por ella, además estar con las chicas me distrae.
Aun estamos en el coche y tenemos la música a todo volumen, reggaetón. En el coche de Iva no se escucha otro estilo de música, pero la verdad es que a todas nos gusta mucho y nos anima.
Comenzó a sonar mi canción y no pude evitar que se me dibujara una sonrisa tonta…

-Voy…voy a seducirte, SIN DARME CUENTA…si…SIN DARME CUENTA…te robaré un suspiro aunque sea el motivo, de mi delirio woo (Cool
“Mi Delirio-remix con ken-y” Amo esa canción y fui yo quien se la envié a Ivana para que la grabara en el CD.
Mi sonrisita tonta se transformo en cara de sorpresa cuando vi que alguien la estaba cantando junto a mi.
La miré y continuamos cantando a duo…

-…Si tu mirada se tropieza en mi…es accidente, juro que yo no lo vi venir…no tuve mas remedio que sonreír…tu no…(Cool

Hasta que fuimos interrumpidas por una voz

Dunia: ¿Te la sabes? –Pregunto extrañada dirigiéndose a su novia

Anahí: Claro…es la que tiene puesta en su perfil y… me encanta

Al escuchar esto una extraña emoción me invadió. No solo le gusta la canción de mi ídolo, además se la sabe…y lo más importante, la descubrió porque la tengo en mi perfil, eso quiere decir que está pendiente de lo que publico y le interesa.
No pude evitar sonreírle con complicidad una vez mas, eso es lo único que había entre nosotras, sonrisas y miradas cómplices…las palabras no existían.
La cara de Dunia fue todo lo contrario a la mía, noté que no le había gustado nada esa atención que Anahí mostró por mí. Y sentía como su mirada se clavaba en ambas hasta que se cansó y olvidó.

Llegó la noche y comenzamos a beber y a hacer diversos juegos con la bebida, uno de ellos era el “Yo nunca…” consiste en que cada una de las personas que participen, por turnos van diciendo “yo nunca…+ algo que nunca hayan hecho” el resto de participantes si han hecho alguna vez eso que se dijo, tienen que beber. Si tampoco lo han hecho, pues no beben. Normalmente el juego empieza suave para ir cogiendo confianza y cuando los tragos ya han hecho su efecto se sube la intensidad y se acaban contando cosas que no contarías en un estado normal.

Yo sinceramente no me estaba divirtiendo mucho…será que soy demasiado tímida y no me gusta airear mis intimidades, además tampoco tengo tanta experiencia como tienen todas ellas. Yo soy la mas nueva y no tengo mucho que contar. Más bien me dediqué a observar, quizás por eso me di cuenta de un hecho que todas pasaron por alto.
Algunas de las chicas dijo: “Yo nunca…me he enamorado”
Y todas bebieron… indicando que si se habían enamorado… Dunia, Ivana, Desi, incluso Debora que fue la que lo dijo, todas bebieron excepto yo…y…Anahí.
Exacto, Anahí confirmó que nunca se había enamorado y ese hecho pasó desapercibido para todo el mundo menos para mí… y por supuesto su novia que quedó incrédula y bastante dolida ante la confesión.
Lo siguiente fue que Dunia salió corriendo al baño y una vez allí llamó a Anahí, supongo que para pedirle una explicación. No supe nada mas, pero deduje que no habían llegado a una buena conclusión, pues en seguida se fueron a dormir. Yo tampoco tenía muchos ánimos, así que decidimos recoger he irnos a dormir.

A la mañana siguiente, después de desayunar nos reunimos todas en una misma habitación. No teníamos televisión, así que poníamos música y nos pasábamos horas hablando y riéndonos. Esa mañana además hubo sesión fotográfica, a la señorita Anahí le regalaron una cámara y no se le ocurrió otra cosa que estrenarla con nosotras o más bien conmigo ¬¬ … en pijama, despeinada, sin maquillar, ¿cómo se le ocurre hacerme fotos así? Ella está bastante entretenida, pero no sabe lo cercana que está mi venganza.
Cuando decidió terminar con la sesión, me acosté en la cama de enfrente, debora se puso a mi lado y justo encima estaban Dunia y Any, esta última se había levantado bastante juguetona. Mientras todas hablaban sentí que algo bajaba por una ranura que comunicaba la cama de arriba con la de abajo, era una espada laser de juguete, nos la regalaron en una hamburguesería y alguien la estaba usando contra mí. Así que con un movimiento rápido agarré la espada y me divertí viendo como intentaba que la soltara. No la hice sufrir más y se la devolví, pero entonces asomó su cara por el hueco y me dio a entender que iba a vengarse. Que graciosa es cuando se enfada.
Seguimos jugando con la espadita hasta que conseguí quitársela, pero si llego a saber lo que vendría después nunca lo hubiera hecho… o si. Bajó de su cama y rápidamente, se metió en la mía, buscando como loca su juguete…
Al ver mi cara triunfante por haberla escondido bien, se abalanzó sobre mi y comenzó a hacerme cosquillas.

-No!!!! Any!!! Cosquillas no porfavor!!! –Supliqué entre risas
-¡¡¿Dónde está mi espada?!! –Decía riendo y haciéndome cada vez mas cosquillas
Conseguí escaparme como pude… por poco tiempo porque ella vino detrás.
Cogí una almohada y la usé para defenderme…mal hecho!!
Enfrentarse a Anahí era salir perdiendo y lo estaba comprobando.
El juego había empezado entre las cuatro y no sé por qué las únicas que lo alargamos fuimos nosotras dos.
Después de darme unos cuantos almohadazos, consiguió tirarme en la cama de nuevo

-¿Cómo puedes ser tan pequeña y tener tanta fuerza? – Dije intentando recuperar el aliento

-¿Me estas llamando enana? –Preguntó volviendo a las cosquillas

-Nooo!! ¿Cómo crees? –Respondí entre risas –Solo digo que tienes mas fuerza de la que parece

-Devuélveme mi espada!!

-Está bien Any!!... ya para!! Me rindo

Su sonrisa triunfante era adorable

-Si te sirve de consuelo, eres la que más a tardado en rendirse al enfrentarse a mí já!!

-¿Cómo puedes ser tan chula?

-Es parte de mi encanto –Finalizó con esa sonrisa suya.

Había sido muy divertido… al menos para nosotras, para otra persona no tanto.

Dunia: ¿Y tú desde cuando tienes tanta confianza con Dul?

Anahí: No lo sé… solo estábamos jugando.

Dunia no quedó muy convencida. La verdad es que es la primera vez que nos acercamos tanto… y me gusta. No entiendo por qué tengo que tener confianza con todas las del grupo menos con ella, además Anahí tiene algo diferente, algo especial.

Esa noche salimos de fiesta, todas menos Any y Dunia que se quedaron haciéndose más fotos, pero les advertimos que cuando llegáramos fuera la hora que fuera las íbamos a despertar.
Y así lo hicimos, cuando llegamos nos abalanzamos sobre ellas.
No sé de qué manera terminamos todas acostadas en una misma cama.
Dunia, Anahí, Ivana, Yo y Desi… en ese orden, Ivana en el centro, Any y yo cada una a un lado abrazándola, haciendo que nuestros brazos se junten… no sé cómo ni por qué, pero empecé a sentir que me hacían caricias en el brazo y eso erizó toda mi piel, con un simple roce mi cuerpo se estremeció y automáticamente comencé a hacer lo mismo.
Éramos cinco personas en esa cama, incluida su novia… pero una vez más, la gente desapareció a nuestro alrededor, ni si quiera Ivana que estaba en medio consiguió ser un obstáculo. Me perdí en sus caricias y ella se perdió en las mías, olvidándose de todo, incluso de la persona que tenia detrás abrazandola

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:41 pm

CAPITULO 3

Hoy es día 1 de Enero. Ayer fue fin de año, después de estar con nuestras familias, quedé con Gema para salir, íbamos a celebrar en la discoteca a la que solíamos salir, donde nos conocimos. En principio íbamos a ir nosotras dos solas, ya que las chicas preferían ir a otro sitio. Pero cuando llegamos nos sorprendieron estando allí, lo habían planeado todo para darme la sorpresa, y la verdad me hacía bastante ilusión pasar el fin de año todas juntas. Era la primera vez que me veían con Gema, al menos Dunia y Anahí, que no solían salir de fiesta y Gema no salía con nosotras por las tardes, así que nunca habíamos coincidido y aunque ellas sabían lo que yo sentía por ella, nunca habían visto como nos comportábamos juntas.
Anahí me decía que no para de mirarme, de buscarme… en cuanto veía que me acercaba a alguien corría a reclamarme. Puede ser… quizás nunca me había sentido tan cerca de ella pero a pesar de que fue una noche increíble, y me encantó pasarla con ella, hace unos días tomé un decisión, me sentía demasiado cansada y si ella no hacia algo urgente, me iba a rendir.

Ahora Ivana va a venir a buscarme, es día festivo y no hay mucho que hacer, pero vamos a dar una vuelta. Dunia está de viaje, justo esta mañana se fue y estará una semana fuera. Anahí creo que no tuvo ganas de venir. Invité a Gema y sorprendentemente aceptó. Así iremos las tres a dar un paseo, cenar, etc.
La tarde pasó bastante tranquila, cenamos, hablamos, estuvimos muy a gusto y volvimos a casa. Volví con una sensación extraña.
Como cada noche me conecté, era la 1 de la madrugada y a los cinco minutos apareció el cuadrito naranja avisándome de que me estaban hablando. Me sorprendí mucho al ver quién era, ella nunca me había hablado por msn.
Y en estos momentos lo necesitaba tanto… fue como si recibiera una señal de ayuda.

Any: que tal esa vuelta
Dul: Bien!! Fuimos a limpiar el coche y a cenar a un sitio riquisimooo
Any: jajaja que gordas!!! Fue gema también??
Dul: Si…
Any: Y que tal??
Dul: Pues bien, el día bien… pero ahora me estoy despidiendo de ella. Creo que esta vez si se acabó.
Any: Ya hablaste con ella?
Dul: En esto estoy… es duro
Any: Pobrecita…! Realmente no creo que le tengas que dar explicaciones, pero bueno si tu crees que tienes una buena amistad con ella y no la quieres perder… lo que hagas me parecerá bien. Y cualquier cosa, aquí estoy eh
Dul: Que linda eres (L)(L) Muchas gracias! En verdad no le estoy dando explicaciones, pero tengo que decirle que me voy a alejar voluntariamente, para que no me busque, porque si lo sigue haciendo como hasta ahora, se me hará mas difícil. Si me deja ir, demuestra que no siente y nunca ha sentido nada por mi…
Any: Aiii mi niñaa… con lo buena que tu eres, te mereces lo mejor!! No entiendo por qué te fijaste en ella, la verdad… en la peor, no se que le viste, vale que es guapa pero no tiene nada mas interior y solo juega con la gente. Pero no te preocupes mi niña que ahora estaremos nosotras ahí para molestarte y hacerte no pensar… y cuando aparezca la persona perfecta para ti, la cazaremos
Dul: Ojala me llegue algo bonito así como lo que Dunia y tu tienen…con sus problemas pero ahí siguen.
Any: Bueno, de lo nuestro no sé qué decirte, nos conociste cuando ha estado la relación peor, antes era todo mas bonito, la gente nos envidiaba y todo…
Dul: Bueno lo importante es que las dos estén bien, juntas o separadas…
Any: Si… eso es lo que le digo yo a ella
Dul: Espero que pronto se nos arreglen las cosas a las dos
Any: Ya verás como si… y tu no estés triste, que si alguien tiene que estarlo es ella por perder semejante maravilla. Si necesitas algo ya sabes que aquí estoy.
Dul: Any…
Any: Dime
Dul: Muchas gracias por todo
Any: Gracias a ti también, tonta
Dul: Oye… mañana vamos a ir al cine por la noche, ya sabes, como no quiero salir de fiesta para no encontrármela… ¿quieres venir?
Any: Esta bien, pregunto a mis padres a ver y mañana les digo.
Dul: Ok… Pues buenas noches Any, Otra vez gracias
Any: De nada mi niña!! Buenas noches a ti también
Dul: (L)
Any: (L)

Hoy es un día extraño.
Tengo sentimientos encontrados que no se explicar muy bien… Por una parte estoy triste… muy triste. Después de tantos meses, mi relación con Gema se quedó en nada, tanto esperar, tanto aguantar, tanto esfuerzo por acercarme a ella… para que me deje ir así, sin importarle nada.
No puedo seguir luchando por alguien a quien no le importo, pero se me hará muy difícil no hablar con ella, no verla…
Y por otra parte siento algo de… ¿emoción?
Es un día diferente, el primer sábado en meses que no salgo de fiesta.
La verdad es que no sabía muy bien cómo iba a llevarlo, tenía miedo de ya no tener ninguna ilusión… Pero no era así.
Me sentía mal, es cierto pero la idea de ir al cine ese dia me hacía sentir diferente, tranquila, no estaba sola y mis amigas me lo demostraban… Aunque siendo sincera, no era la idea de ir al cine lo que me ilusionaba.
Anahí había convencido a sus padres y vendría con nosotras. Dunia estaba de viaje… era la primera vez que la vería sola.
Ivana, su novia, Anahí y yo… solo nosotras cuatro. Curiosamente me hacía feliz la idea de tenerla solo para mi…
¿Solo para mi? No sé que significa eso exactamente, pero ambas estábamos solas ese dia y poder acercarme a ella como a una amiga mas, como lo hago con todas, me daba bastante curiosidad.
Y no solo iríamos al cine, además Any y yo nos quedaremos a dormir en casa de Ivana esta noche.

Dimos una vuelta por un centro comercial, Ivana tenía que comprar algunas cosas, pero algo no va bien…
No puedo evitar sentirme triste, estoy como ausente y ella lo nota. Me lanza miradas comprensivas y yo se lo agradezco con una sonrisa… Poco a poco consiguen que me olvide de todo.
Ya sabíamos que película íbamos a ver así que cuando llegamos al cine, compramos directamente la entrada y fuimos a la sala, ya casi iba a empezar.
Rosi, Ivana, yo y Any… Así nos sentamos. Creo que me temblaba todo el cuerpo y no sabía por qué.
Aquellas dos se tomaban la mano, se besaban, como cualquier pareja hace en el cine y nosotras dos nos sonreíamos, nerviosas… ambas estábamos nerviosas. Pero su mirada era tan tranquilizadora, podía conseguir que te olvidaras de todo.
Y creo que poco a poco el ambiente del cine fue haciendo su efecto… de pronto me invadieron unas ganas enormes de estar con Anahí igual que estaban nuestras amigas.
No besarla… a tanto no llegaban mis pensamientos, pero sentía ganas de estar cerca de ella, de sentirla.
Y como por arte de magia leyó mis pensamientos. Eso… o ella quería hacer exactamente lo mismo que yo.
En el instante en que su mano rozó mi piel todo mi cuerpo se estremeció, me tensé, no supe bien cómo reaccionar. Pero poco a poco sus caricias en mi brazo hicieron que me relajara o más bien que mi cuerpo se destensara, porque mi corazón por ningún motivo bajaba el ritmo de sus latidos que iban a mil por hora y mi estomago no dejaba de revolucionarse. Cuando llegó a mi mano pude reaccionar y presione la suya suavemente, no quería que me soltara, no quería que parara y ella lo entendió con la respuesta de mis caricias.
Apoyo su cabeza en mi hombro, le di un pequeño beso en la frente e hice lo mismo… y ella continuó acariciando mi brazo con la yema de sus dedos.

Al salir del cine volvimos al mundo real… me hubiera quedado para siempre allí dentro, tengo que admitirlo. Aquí fuera tenemos que mantener las distancias y no sé por qué tengo la sensación de que eso cada vez me cuesta mas.
Ya íbamos rumbo a la casa de Ivana, pero antes paramos a dejar a su novia, ambas se bajaron del coche para despedirse a solas. Se creó un silencio un tanto incomodo entre Anahí y yo, pero rápidamente lo solucioné preguntando lo primero que se me pasó por la cabeza.

-¿Te parece guapa Rossi?

-Mmm no…me pasa algo raro con ella

-¿El que?

-Mientras mas la conozco menos guapa me parece, por mucho que diga la gente, a lo mejor es que su personalidad no me gusta y me influye, pero no.

-jaja puede ser…

-¿Por qué me lo preguntas?

-Por curiosidad… A casi todo el mundo le suele parecer guapa, por eso quería saber.

-¿ Y a ti Dul?

-No es mi tipo…

-¿Y cual es tu tipo?

-(Tú…) –Ojalá hubiera sido tan valiente para decirle eso, pero ese pensamiento no salió de mi cabeza. –No sé, siempre me han gustado las chicas así finitas casi pijitas pero no tontas, me refiero a sus rasgos, bonitas y que sean tranquilas, misteriosas… (Si…exactamente como tú)

-(¿Cómo yo…? Parece que me está describiendo… Oh no por dios Anahí, deja de imaginar cosas)

Me pone nerviosa no saber que está pensando, así que simplemente sonrio -¿Y tu tipo de chica como es?

-Pues no me suelen atraer las personas que tienen una belleza exuberante, sino mas bien…lindas, dulces…

Ahora si se volvió a producir un silencio incomodo que no duró mucho tiempo ya que fue interrumpido por Ivana que volvió para llevarnos a casa.

Ivana: Bueno… ¿Como vamos a dormir? –Nos pregunto mirando su gran cama… Sí…gran cama pero solamente una… para las tres. En ese momento me temblaron las piernas, teníamos que dormir las tres juntas.

Dulce: Anahí en el centro!! –Dije rápidamente- (¿qué? Dulce, definitivamente tu boca no está conectada con tu cerebro ¿verdad?)
Ambas me miraron, pero Ivana no pareció darle mucha importancia aunque si noté un poco de molestia por su parte… en cambio Anahí me miraba extrañada y yo no sabía donde meterme.

Anahí: (¿Por qué habrá dicho eso?¿Quiere que yo duerma a su lado o no quiere dormir con Ivana? Qué extraño es todo esto…)

Ivana: Está bien, Any si quieres duerme en el centro

Anahí: Vale…no me importa (Solo espero poder dormir)

A la mañana siguiente sentí como mi propia tos me despertaba, no recordaba haber tenido síntomas de gripe el dia anterior, seguramente cogí frio en algún momento de la noche. No quería despertarlas y esa sensación era bastante fastidiosa, si me aguantaba sentía que me asfixiaba y si decidía toser con fuerza las despertaba, así que como pude intenté no hacer ninguna de las dos cosas e ir tosiendo con el menor ruido posible, poquito a poco para no asfixiarme y tampoco despertarlas, pero eso tampoco funcionó, lejos de calmarme, fue peor, parecía que no podía parar y me estaba agobiando bastante, hasta que por arte de magia, todo pasó.
Sentí como una mano se posaba en mi pecho y comenzaba a frotarlo suavemente, dándole calor, con toda su ternura y para mi sorpresa estaba funcionando.
No sé si fue por los nervios que se cortó radicalmente esa horrible y molestosa tos, pero no me importaba el motivo.
Ella había conseguido aliviarme y mostraba cariño, preocupación, ternura en vez de molestia por haber interrumpido su sueño.
Acaricié su mano que aun seguía posada en mi pecho, la agarré en señal de agradecimiento y así seguimos algún tiempo mas, sin abrir los ojos, sin movernos, disfrutando de ese momento antes de despertar del todo.
No sé como lo haces Anahí pero siempre consigues que entre en calma.

Poco tiempo después tuvimos que levantarnos, pasamos el dia bastante entretenido, hicimos creps, bueno… Anahí los hizo, nosotras solo mirábamos. Le quedaron bastante ricos la verdad, no conocía esa faceta cocinera suya, los disfrutamos, vimos novelas, películas… todo el dia para nosotras tres.
Sin olvidar esas miradas cómplices, sí… éramos tres pero a veces se me olvidaba que Ivana también estaba ahí.
Como cuando nos acostamos en la cama a ver la tele. A Anahí no le interesaba mucho la película por lo que pude apreciar. Se acostó dándole la espalda a la televisión y frente a mi, abrazada como si fuera ese peluche con el que duermes todas las noches desde que eres pequeña, me abrazaba con fuerza y aunque yo tenía por detrás a Ivana haciendo lo mismo, apenas lo sentía, solo la sentí a ella aferrada a mi como si no quisiera que me escapara.
Y curiosamente el nerviosismo propio de un momento así desapareció. Nunca había estado así con nadie, nunca he sido cariñosa ni con amig@s, ni con parejas, ni siquiera con mi familia y sentía que ese era mi lugar, que yo le pertenecía y ella me pertenecía. Es la única persona que ha conseguido sacar una parte “mimosa” que no sabía que existía y no me siento mal por ello. Pensar en todo lo que tenemos detrás me da un poco de miedo, pero es tan grande esta sensación que en este momento nada importa, en este dia nada importa… es solo para nosotras y lo que pase después, solo el universo lo sabe.

Y parece que el universo tenía algo planeado para nosotras, que escapaba totalmente de nuestro control, porque sin saber cómo, nos encontramos jugando como dos niñas pequeñas encima de la cama. Me atrevería a decir que eso era más que un juego, era una forma disimulada de acercarnos. Una forma de descargar todo eso que llevábamos dentro.
Me hacía cosquillas y yo no podía parar de reir, intentaba no dejarme vencer y a ella eso le gustaba, cuando creíamos que el juego había terminado y ella intentaba salir victoriosa de entre mis brazos, la agarraba y la tiraba de nuevo en la cama, colocándome sobre ella y volvíamos a empezar.
Mordidas, cosquillas… todo era valido en esa guerra. Pero no solo nos torturábamos, como recompensa después de cada mordida había un pequeño beso en el mismo lugar…”una de cal y otra de arena” ese parecía ser nuestro lema en el juego y apuesto lo que sea a que eso era precisamente lo que no nos dejaba despegarnos.
Pasamos así bastante tiempo. Tiempo que para nosotras no pasaba pero sí para una persona que estaba en esa misma habitación y que sin querer habíamos olvidado.
Las mordidas continuaron, cada vez más cerca de los labios… Estoy segura de que esas mordidas equivalían a los besos que en realidad queríamos darnos, porque eran intensas, incluso con algo de rabia y seguidamente un beso tranquilizador en la comisura de los labios. Ninguna de las dos se atrevía a cruzar esa barrera, seguía habiendo algo que lo impedía pero si pasábamos mucho tiempo más en esa situación nada ni nadie iba a poder parar ese huracán de magia.
En un despiste consiguió someterme, con un movimiento rápido consiguió colocarse encima mia agarrándome los brazos que había situado junto a mi cabeza, impidiéndome el movimiento. Eso me fastidiaba bastante y ella disfrutaba con la situación y con mi cara de no rendirme.
Hasta que poco a poco dejé de forcejear y solo pude fijarme en sus ojos, que me miraban como nunca nadie lo había hecho antes, el tiempo se detuvo, nuestro mundo desapareció, y en mi cuerpo tuve una sensación que nunca había tenido.
Me sonreía y mi mirada se intercalaba entre sus ojos y su sonrisa, no se cual de las dos cosas atraía mas. Pero estábamos como hechizadas y era el momento justo para que nos dejáramos llevar por esos sentimientos, era el momento justo para entender todo lo que nos pasaba con un beso…
Pero eso no sucedió. Aunque ambas lo deseábamos profundamente.
No existe otra palabra que pueda definir ese momento, esos sentimientos y sensaciones mas que… Magia.
La magia del amor cuando llega tan inesperadamente a dos personas.

Pero no podemos olvidarnos de que en esa habitación había alguien mas que aunque nos daba la espalda había escuchado y visto todo y por lo que demostró no le había sentado nada bien.
Pero aunque ese momento tuvo que terminar y el dia había llegado a su fin, algo estaba claro. Esto es mucho mas fuerte que cualquier otra cosa, esto había sido real y lo habíamos vivido las dos. No quedaba ninguna duda de que existía algo fuera de lo normal.

Aunque una vez en el coche, de vuelta a casa, suena el teléfono de Anahí…

-¿Diga?

-Mi amor, ¿Dónde estabas? Llevo todo el dia llamándote…

…De vuelta al mundo real…

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:41 pm

Capitulo 4

Siento nostalgia.
No quería volver a casa, no quería que eso tan bonito se quedara ahí y tenía muy claro lo que iba a pasar, me conozco y por muy feliz que me haya sentido con ella en esos momentos, no voy a hacer nada. No voy a dar un paso mas y menos sin una señal por tu parte.
Tengo que matar esta ilusión que creció dentro de mi, porque aunque estoy segura de que esto no lo sentí yo sola… es un imposible y no tengo fuerzas para otra decepción.

Esos eran mis pensamientos en el trayecto hasta casa, pero que equivocada estaba.
Cuando algo está destinado a suceder, no importa lo que pienses, lo que hagas, todo tu plan se puede venir abajo con una simple frase que no esperabas y que cambia el rumbo de las cosas.

“Mordiendo…ñaamm”

Esa fue la frase que me encontré nada mas conectarme y abrir mi perfil. Ella la había publicado en su estado.
Me estaba llamando… seguía picándome porque sabría que nuestro orgullo era demasiado grande como para alguna dar el primer paso después de aquello y era su forma de reclamar mi atención.
Bueno… Fuera o no fuera eso lo que quería conseguir, lo hizo… captó toda mi atención.


*Msn*
Dulce: Encima te sientes orgullosa
Anahí: Soy una buena mordedora (H)
Dulce: Ya bueno, eso dices tu, pero te recuerdo que siempre terminaba ganando
Anahí: ¿ganganando? Cada vez que conseguía salirme de la cama me volvías a tirar
Dulce: Es que no se me da bien eso de perder…nunca me rindo
Anahí: Ya me di cuenta…aunque mas bien pienso que no querías que terminara el “juego”
Dulce: Pues no… ¿Y tu?
Anahí: Ambas sabemos que el juego no habría durado tanto si alguna hubiera querido parar
Dulce: Creo que si nos dejan hubiéramos estado horas
Anahí: Si… no quería volver a la realidad
Dulce: ¿Crees que solo fue un juego?
Anahí: ¿Qué fue para ti?
Dulce: Creo que se me notaba en la cara Any, no quería que te fueras de allí, no sé estaba tan a gusto, tan aislada.
Anahí: Fue mágico.
Dulce: ¿En serio?
Anahí: Si…No sé como explicarlo. Creía que esas cosas solo pasaban en las películas. En la vida real y mas en nuestro “mundo”, la gente se conoce en una discoteca o de fiesta, se atraen, se lían y así va surgiendo todo.
Dulce: Y lo que pasó ayer fue tan diferente, tan natural e inesperado…
Anahí: Exacto…”inesperado” quizá por eso me impacto tanto. Yo no sabía que tu…
Dulce: Yo tampoco lo sabía… aunque siempre han habido miradas, complicidad…no sé, lo veía tan imposible
Anahí: ¿imposible por qué?
Dulce: Estas con Dunia
Anahí: Lo sé…
Dulce: ¿La quieres?
Anahí: Si…
Dulce: ¿Entonces?
Anahí: Claro que la quiero Dul, llevo mucho tiempo con ella y ante todo es mi mejor amiga… pero si estuviera enamorada… no hubiera sentido lo que sentí ayer contigo.
Dulce: ¿Y que sientes ahora?
Anahí: Estoy tan confundida
Dulce: Lo entiendo y quiero que estés tranquila, no te agobies, lo que tenga que pasar pasará…
Anahí: Gracias…
Dulce: Solo me gustaría pedirte algo
Anahí: Dime
Dulce: En el momento en el que veas las cosas claras, si yo ya no tengo cabida en este asunto, dímelo sin rodeos ¿vale? No soportaría volver a ilusionarme y esperar por nada.
Anahí: No te preocupes que eso se notará pero aun así te lo diré claro si así te quedas mas tranquila.
Dulce: Gracias Any
Anahí: Por ahora puedo decirte que ese momento mágico no para de repetirse en mi cabeza.
Dulce: Ya son dos cabezas pensando en lo mismo entonces…

Mientras esta conversación llegaba a su fin otra comenzaba paralelamente

….: Hola!
Dulce: Hola
….: Quiero decirte algo
Dulce: Dime
….: Te echo de menos
Dulce: ¿Que?
Gema: Echo de menos hablar contigo, te he extrañado mucho estos días.

Esa fue la única conversación sensata y sincera que había tenido con Gema, quedamos en llevarnos bien. Por alguna razón me necesitaba y no podía dejar que saliera de su vida y por mi parte le deje bien claro que siempre iba a poder contar conmigo, es muy fuerte lo que he sentido por ella y ese cariño no se va de un dia para otro. También le conté que había sentido algo lindo por otra persona y que eso me había abierto posibilidades, quizás por eso ahora podía ser realmente su amiga. Se sorprendió bastante y aunque intento por todos los medios averiguar quien era esa persona, no podía decírselo.

Por fin voy a verla, después de lo que pasó es la primera vez que vamos a estar juntas, no como quisiéramos porque estarán todas nuestras amigas y Dunia incluida, ayer llego de viaje y sé que estuvo en su casa.
Sé que no tengo derecho a sentirme celosa y no creo que sean celos lo que siento, pero tengo miedo.
No sé como voy a actuar, no sé que voy a hacer si las veo besándose, agarrándose de la mano, no puedo hacer absolutamente nada pero sé que voy a estar muy incomoda.
Tengo tantas ganas de ser yo quien la bese y sin embargo tengo que mantener las distancias y guardar las apariencias.

Intentamos evitarnos.
A veces tengo la impresión de que si hacemos eso es mas obvio lo que pasa, pero no me atrevo a mirarla… si lo hago puedo caer rendida y no apartar la vista en todo el dia.
En la parte trasera del coche hay un silencio.
Anahí y yo, una en cada extremo mirando el paisaje a través de la ventana, sumidas en nuestro pensamiento y sin querer saber nada del mundo.
Dunia en el centro, mirando a una y a otra

-¿Y a ustedes que les pasa?

-Nada… -dije con una pequeña sonrisa incomoda, intentando salir del paso.

Entonces miró a su novia buscando una respuesta de su parte
Anahí levantó los hombros en señal de pasotismo y respondió lo mismo que yo… nada.
Nos pasaban tantas cosas en realidad.
Cuando iba a devolver mi atención a los edificios por los que pasábamos vi como en un gesto discreto Dunia agarraba la mano de Any… todo mi cuerpo se tensó y no pude evitar sentirme triste, es cierto que no tenia derecho a estar celosa, al fin y al cabo ella era su novia y yo simplemente una intrusa, pero tenia tantas ganas de ser yo quien tomara su mano.

Minutos más tarde llegamos a una avenida, comenzamos a pasear y entonces sentí como alguien me agarraba del brazo y me apartaba un poco del grupo.

Dunia: Tengo que contarte algo

Dulce: ¿Qué pasó?

Dunia: Any y yo ya no estamos juntas

En ese momento sentí un estallido dentro de mi cuerpo y mi corazón comenzó a latir desesperadamente. ¿Cómo?¿cuándo?¿por qué?

Dulce: ¿Qué?

Dunia: Ayer cuando llegue del viaje fui a su casa a entregarnos los regalos de reyes y… estaba más fría de lo normal, ausente, como si su mente estuviera en otro sitio. Esta mañana hablamos y me dijo que no podía seguir, que no podía obligarse a sentir algo que no sentía.

Dulce: (¿Lo siento? ¿Que decir cuando en realidad no lo siento?) …No sé que decir

Dunia: Solo prométeme que seguirás siendo mi fuerza

Dulce: …Intentaré serlo

Dunia: ¿Qué? ¿Por qué?

Dulce: Yo… Siempre que tu quieras seré tu apoyo Dunia, pero… no creo estar en condiciones de ser tu fuerza ahora mismo

Dunia: ¿Qué ha pasado con Gema?

Dulce: Nada…somos amigas

Dunia: ¿La sigues queriendo?

Dulce: Y la querré siempre pero ahora… la veo diferente… todo es diferente.

Después de esta conversación buscaba como loca la mirada de Anahí, necesitaba que me explicara. ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué no me contó nada? Dios, no sabía como reaccionar ante lo que Dunia me decía. Por un lado me sentía mal por ella, me sentía culpable pero por otro… me abordaban unas ganas enormes de correr hacia Anahí para abrazarla.
No pudimos hablar, apenas podíamos acercarnos. Dunia no nos quitaba la vista de encima a ninguna de las dos.
Pequeñas miradas era lo único que podíamos dedicarnos, un roce discreto de manos cuando nos cruzábamos, sonrisas y poco mas.
El dia estaba acabando y sentía que ya no podía aguantar mas, tenia la enorme necesidad de acercarme a ella, aunque sea por una vez y nuevamente como por arte de magia el universo me indicó como hacerlo.
Estábamos en la playa, era de noche y habíamos ido para jugar y pasar un rato tranquilo pero ya había terminado. Todos nos dirigíamos al coche.
En mi camino se cruzaron los zapatos de Anahí, se los había quitado para jugar en la arena con la pelota.
Así que ahí vi mi oportunidad, antes de que pudiera darse cuenta me adelanté y los cogí. Seguí caminando y eche la vista atrás para ver su reacción.
En cuanto se dio cuenta de que sus zapatos no estaban en el mismo sitio donde los había dejado, alzó la vista buscándolos y allí me encontró a mi. A unos cuantos metros…con una sonrisa completamente burlona, desafiándola.
Y actuó exactamente como esperaba que lo hiciera.
Sin importarle nada ni nadie corrió hacia mi, intente correr un poco yo también pero no sirvió de nada, cuando volteé ya me había alcanzado y solo pude sentir como se abalanzaba sobre mi, colgándose de mi cuello como un chimpancé para seguidamente caer juntas a la arena.
Quedamos cara a cara, intentando recuperar el aliento. La respiración completamente agitada y una vez mas, en la misma situación que días antes, no podía apartar la vista de sus ojos.
Intentó coger sus zapatos que yo seguía agarrando con fuerza a pesar de la caída, pero no la dejé.
Incorporé un poco mi cuerpo apoyándome en los codos, acercando mas aun nuestros rostros.

-¿Por qué no me dijiste que terminaste con Dunia? –Le pregunté en un susurro

La sonrisa burlona no se borraba de su cara y en vez de responder algo razonable simplemente me dio un beso en la mejilla, casi rozando la comisura de los labios.
Me volvió a mirar sonriente, con esos ojos que brillaban hasta deslumbrar y echó a correr, dejándome allí tirada, completamente hipnotizada

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:41 pm

Capitulo 5


Creía que nunca llegaría este momento…
Estoy…emocionada, nerviosa, no sé bien como describirlo, no sé lo que va a pasar.
Por fin después de tantos días con ese recuerdo en la cabeza, vamos a vernos, a solas…sin nadie que nos moleste y nos impida hacer lo que sentimos.
¿Cómo actuaremos? ¿De qué hablaremos? ¿Y si no conectamos? ¿Y si no tenemos tema de conversación o la timidez nos vence?

Llegó a buscarme en su coche.
Nunca la había visto conducir. Entré y me acerqué para darle un pequeño beso en la mejilla, me sonrió algo tímida.
En cuanto me puse el cinturón de seguridad arrancó y nos dirigimos a un centro comercial.
Cuando entro en un coche parece como si entrara en trance, me concentro en la carretera, no hablo y me quedo absorta en mis pensamientos. Esta vez no fue menos, pero mis pensamientos eran ella.
Estaba tan bonita, vestida igual de fina que siempre, con una bufanda adornando su cuello y a la vez protegiéndola del frio típico de enero.
Es tan femenina… y conduciendo se ve tan…sexy
Yo misma sonreí al darme cuenta de lo que estaba pensando, pero era verdad. Anahí era una de las chicas mas lindas que había visto nunca y manejar el coche con esa firmeza la hacía mayor, tan segura que hasta me atrevo a decir que me imponía… y seguramente eso me gustaba aun más.

Llegamos al centro comercial y nos dirigimos al cine, ojeamos un poco las películas y como no nos decíamos por ninguna:

-¿Vemos “Alvin y las ardillas”? –Propuse

-Mmm si…buena idea, así me rio un poco de ti.

Mi cara de asombro fue mas que obvia

-¿Y por qué te ibas a reir de mi, vamos a ver?

-Porque te emocionas viendo películas infantiles

Mi cara se transformo en fastidio y eso le encantaba

-¿Y tu como sabes eso?

-Ohh porque te observo mucho -Dijo sonriendo

Aunque quería hacerme la ofendida no pude, la sonrisa tonta me salió sin controlarlo y las ganas de picarla como ella lo estaba haciendo también.

-A ver si voy a ser yo la que termine riéndose

-¿Y tu por qué eh?

-Porque eres igualita a la ardilla chica, mírala -dije señalando el cartel de la película –Vestida de rosa, se le ve igual de pijita que tu.

Ahora la asombrada por mis palabras pasó a ser ella.

-Al menos es linda jum –cruzó los brazos como si estuviera ofendida.

-Nadie a dicho lo contrario mi rezongona –Dije susurrándole al oído para que notara la intención de cariño

Pero no funcionó, me miró de reojo con cara de quererme matar mientras yo reía divertida, aunque volvió a la carga

-Entonces tu eres el chico ardilla

-Amonooos ¿Y por qué tengo que ser yo el chico?¿Que tengo pinta de hombre o que?

-No… pero así te enamoras de mi.

Dicho esto se dirigió hacia las taquillas con una sonrisa más que triunfante mientras yo la alcanzaba segundos más tarde.

Las dos horas de la película transcurrieron muy parecidas a la semana anterior, cuando habíamos ido con Ivana y Rossi.
Caricias en la oscuridad, roce, cercanía, juego… le robaba su “chupa chup” (caramelo con palo) y me lo comía delante suya con descaro, me encantaba ver su cara de fastidio, molestarla y esos juegos que teníamos.
Cuando estaba con ella me olvidaba de la timidez, todo me salía con naturalidad, por el simple hecho de querer estar mas cerca.
Salimos del cine y fuimos a una terraza, el paisaje se veía precioso, estábamos solas allí fuera, era tarde y el centro comercial estaba casi vacío.
Nos apoyamos en una barandilla.

-¿Por qué no me dijiste que habías dejado a Dunia? -Pregunté sin mas.

-No quería que te sintieras culpable porque no fue por ti

-¿Y por qué fue?

-Nuestra relación ya estaba muerta antes incluso de conocerte. Pero simplemente me di cuenta de que no puedo estar con alguien si mi mente esta todo el tiempo pensando en otra persona.

Eso ultimo que dijo me hizo sentir una emoción extraña.

-No sería justo para ti, ni para ella, ni para nadie

-Exacto… ¿Te ha contado algo?

-Si…como se siente. Ha intentado que la aconseje, que la anime como hacía antes, pero soy incapaz…corto la conversación, le digo que no puedo o cualquier cosa. A lo mejor es muy sospechoso pero no puedo hacer otra cosa Any, no puedo darle consejos de cómo reconquistarte porque no quiero que lo haga, no puedo decirle que algún dia volverás porque deseo que eso no pase. Será egoísta pero es lo que siento y no puedo mentirle, aunque no le cuente nada de nosotras no puedo aconsejarla como si fuera su gran amiga porque en el fondo le estoy fallando, así que simplemente me alejo de ella, y lo nota.

-Te entiendo… esto es demasiado difícil para todas

-Tengo un poco de miedo ¿sabes?

-¿Miedo de que?

-De lo que se nos viene encima, no solo Dunia. También las chicas…presiento que nadie nos apoyará.

-¿Crees que merece la pena correr el riesgo?

-¿Qué? No entiendo

-¿Que si tu crees que lo que estamos sintiendo merece la pena, como para arriesgar tantas cosas, o es simplemente una atracción?

-Creo que si solo hubiéramos sentido una atracción tu no hubieras decidido tomar esa decisión y ninguna de las dos estaría aquí ahora, arriesgándonos a perder a nuestras amigas por un simple capricho. Creo que ambas sabemos que hubo algo mas, algo que no pudimos controlar.

Ella sintió de acuerdo y antes de que pudiéramos seguir fuimos interrumpidas por mi teléfono, que sonó indicando la llegada de un mensaje:

“ Hola!! ¿por qué no sales esta noche de fiesta, que vamos a estar todas? Llámame…Un beso. Gema”

Me sorprendió bastante ese mensaje.
Gema sabia perfectamente que yo ya no quería salir de fiesta y nunca me había mandado un sms para pedirme que lo hiciera.
Aun así decidí llamarla para aclararle que no iria.

Gema: Holaa!! ¿Cómo estas?

Dulce: Hola! ¿Bien y tu?

Gema: Bien también, ¿Dónde estas?

Dulce: En un centro comercial

Gema: Ah…¿Vas a salir esta noche?

Dulce: No..no creo Gema

Gema: Sal por favor, así te veo un rato

Su forma de pedírmelo, su insistencia, me hizo dudar.

Dulce: Bueno depende, no sé ni a que hora llegaré

Gema: … Estas bien acompañadita ¿no? –dijo en tono ironico

Dulce: Pues si, bastante –dije mirando a Anahí que se había quedado un poco seria

Gema: Esta bien, pues sigue divirtiéndote entonces

Dulce: Gracias, ya nos vemos, un beso

Así termino la conversación, noté cierto enfado en su voz y aunque me quede pensativa por unos segundos, se me olvido completamente cuando observe a Anahí que había escuchado toda la conversación y miraba al frente, pensativa, sin decir ni una palabra, me abordaron unas ganas enormes de…


Agarré su bufanda y la atraje de un tirón suave hacia mí,
observe como se había extrañado por mi gesto.
Pero estábamos tan cerca que todo lo que había alrededor dejo de existir una vez más, los pensamientos desaparecieron.
Nuestros rostros no tenían ni un milímetro de distancia, nuestras respiraciones estaban agitadas, nerviosas, ansiosas.
Y sin poder controlarlo mas nuestros labios se juntaron.
Haciendo un conjunto perfecto, moviéndose con tanta coordinación como si fueran hechos los unos para los otros.
Primero, dulce…timido…
Después cada vez mas apasionado.
Solté la bufanda y agarré su cintura, pegándola completamente a mi cuerpo, quería sentir cada parte del suyo.
Ella agarró dulcemente mi rostro.
Pero mientras mas pasión mostraba el beso, mas fuerte me agarraba, como si quisiera que nos fundiéramos en una sola persona.
Nuestras lenguas jugueteaban, nuestra complicidad aumentaba.

¿Era posible no querer dejar de besar a alguien ni aunque te estuvieras quedando sin respiración?
¿Era posible tanta perfección en un primer beso?
Quizá este no fue el momento mas mágico para ese primer beso, quizá habíamos pasado por cosas mas bonitas y en otro momento hubiera quedado mejor,
mas…de película por así decirlo.

No sé si fue o no el momento indicado, no sé si fue o no el beso mas romántico de la historia.
Solo sé que estuviéramos bajo el paisaje que estuviéramos ese beso hizo que mi estomago se contrajera y comenzara un cosquilleo que no me dejaba parar.
Fue el primer beso mas perfecto que podíamos haber tenido.
Y una vez mas se demostraba que nuestra complicidad era natural,
Como en un puzle que encajan todas sus piezas.

Poco a poco nos fuimos separando,
y aun abrazadas, a un palmo de la cara,sonriendo y recuperando poco a poco el oxigeno, nos dimos cuenta de que una vez mas las palabras sobraban entre nosotras.

Llego la hora de volver a casa.
Antes de bajarme del coche me despedí con un tierno beso

-Diviertete esta noche si sales -dijo antes de que me fuera

-Quizas me de una vuelta pero no creo estar mucho tiempo...

Le volvi a dar un beso,esta vez simplemente dulce, tranquilizado

Al final decidí salir, aunque ni siquiera me cambie de ropa. Nunca había salido sin tacones, hasta hoy, pero bueno tampoco había nadie que me interesara y decidí salir porque estaba feliz, feliz de mi cita con Any, feliz de nuestros besos, de nuestra complicidad, me sentía segura y nadie me iba a empañar esa felicidad.
Por una vez iba a salir sin preocupaciones, sin preocuparme por ponerme guapa para Gema, sin tener la necesidad de verla, sin nada de eso…simplemente para divertirme con mis amigas y mostrar mi felicidad.
Aunque me hubiera encantado que Anahí viniera conmigo y pasar el resto de la noche con ella, sin escondernos de nadie.
Pero eso era imposible por ahora.

Un poco antes de llegar a la discoteca vi a gema, casi en la entrada con unas amigas.
Estaba de espaldas así que no me vio llegar y yo seguí de largo. Llamé a Ivana antes de salir de casa así que me estaría esperando dentro, justo en la puerta.

-Hola señoritas!!! –Dije sonriendo, saludándolas con un beso en la mejilla.

-Ivana: Eiiii ¿Qué tal tu cita misteriosa ehh?

-Dulce: Jajaja ¿Qué cita misteriosa? Te dije que sali con una amiga.

-Rossi: Pues tu querida Gema nos preguntó que donde y con quien estabas

-Ivana: Es verdad…tan preocupada ella a estas alturas –Dijo en todo ironico

-Dulce: Si…de hecho me mando un mensaje esta tarde para que viniera

-Ivana: A buena hora viene a espabilar…

-Dulce: Aiis…yo no sé, pero bueno me da igual lo que esté pasando por su cabeza

-Rossi: Hablando de la reina de Roma… -Señaló la puerta de entrada por la que aparecía Gema

Se acercó a nosotras

Gema: Hola!! –Me dijo dándome un beso en la mejilla, con su aire misterioso de siempre

Dulce: Hola

Gema: Al final viniste…

Dulce: Si… un rato

Gema: Espera un momento, no te muevas…ya vengo

Y sin más salió de allí dejándonos a las tres extrañadas.
Nos pusimos a hablar y pasaron aproximadamente diez minutos cuando estaba de vuelta, la verdad es que ni siquiera la vi entrar.
Me di cuenta de su presencia cuando estaba justo frente a mí con su brazo estirado ofreciéndome…
una rosa.
Puede que me quedara en shock, no sabía como reaccionar, me cogió completamente desprevenida y para nada me lo esperaba.

-¿Y esto? –Pude preguntar con hilo de voz

-Es para ti… -Dijo sonriendo

Sin salir de mi asombro lo único que pude pronunciar fue un tímido “gracias” al que ella respondió dándome otro beso en la mejilla y mi corazón… mi corazón dio el mismo estallido que el día en que la conocí.
Para no dejarme salir de mis pensamientos, de mi trance…mientras a lo lejos escuchaba murmullos. Todos habían quedado igual de asombrados que yo, pues Gema no hacía ese tipo de cosas.

-Ivana: ¿Has oído eso de “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”? Pues ten cuidado porque creo que eso le está pasando a ella.

-Dulce: No lo sé…no lo entiendo Ivana, ella tuvo su oportunidad durante mucho tiempo y la dejo escapar, así que sea lo que sea lo que pasa por su cabeza, ese tren pasó…

Eso decía mi cabeza pero… ¿Que dirá mi corazón?
La noche pasó tranquila, entre bailes y risas.
Era la primera vez que estaba tan pendiente de mi, aunque iba y venía como siempre.
Cada vez que llegaba me hacia alguna broma, me molestaba, incluso me pedía besos que por supuesto no le daba.
Si…estaba bastante alegre esa noche.

Pusieron una canción, la última de la noche, que siempre es lenta y encima me encantaba.
A Gema también, no había más que ver su cara al escucharla y no tardo ni dos segundos en sacarme a bailar bajo la mirada de todos…

Pegó su cuerpo completamente al mio, me abrazó como nunca lo había hecho, comenzamos despacio a bailar esa canción tan bonita.
Tengo la dichosa manía de cantar las canciones que me sé mientras bailo.
Pero esta no era la mas indicada… o quizás si.

“Enamorada…tejiendo lunas en la madrugada,
Aunque otros brazos calmen mi deseo,
En cada beso sin querer te buscaré,
Enamorada…
aunque haya otro que me encienta el alma,
será el secreto que llevo tan dentro,
el que en el fondo me desnuda la verdad…”

Me miró fijamente a los ojos y sonrió al ver que cantaba.
Y no sé por que decidió acompañarme, también se la sabía.

“…Entre el amor y el odio hay solo un paso,
Entre la verdad y el engaño, hay un océano de dudas…
Me ahogo en soledad en mis naufragios,
Me aferro a tu recuerdo y me ilusiono aunque te pierdo,
Y cada noche pienso en ti aunque me haga dañoo…
Enamoradaa!!...”

Terminamos de bailar y vivir la canción como si fuera nuestra y así terminamos la noche.

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:41 pm

Capitulo 6

Han pasado unos días.
La última vez que nos vimos Any y yo fue al dia siguiente de nuestra cita, pero nuevamente no estábamos solas, sino con todas las chicas.
Así que de nuevo a ser amigas y disimular…
A pesar de no suceder nada más que nuestras miradas y sonrisas habituales, Dunia comenzó a sospechar algo, quizás porque ahora esta mas pendiente de lo que hace o deja de hacer Anahí o quizás porque después de besarnos y pasar una tarde juntas ya no podemos ocultar lo evidente. El caso es que lleva toda la semana haciéndonos preguntas y hoy no iba a ser menos.

*Msn*

-Dunia: ¿Solo quiero saber si eres tú la persona que le gusta a Any?

Dulce: Dunia, me has hecho esa pregunta mil veces esta semana

Dunia: Y esta será la última, no soy estúpida y no quiero que me traten como tal. Además ninguna de esas mil veces me lo has negado.

Dulce: Es que no tengo que negarte ni afirmarte nada porque no me corresponde.

Dunia: ¿Y a ti te gusta Anahí?

Dulce: Ya te he dicho que es bonita, eso nadie lo puede negar

Dunia: No te estoy preguntando eso…

(En otra conversación)

Dulce: Any ya no sé como negar lo evidente, me estoy agobiando con tanta pregunta y sobre todo con mis respuestas, no se lo niego y es demasiado obvio para ella.

Anahí: Ya lo se Dul, yo estoy igual, no deja de preguntarme lo mismo y no se ya como salir. ¿Qué hacemos?

Dulce: La decisión es tuya, pero yo creo que llego el momento de hablar claro, si no, terminara odiándonos.

Anahí: No quiero hacerle daño

Dulce: Ni yo…pero ya se lo estamos haciendo.


*Conversación de tres*
(Dunia,Anahí,Dulce)

-Dunia: ¿Qué es esto?

-Dulce: Una conversación para las tres

-Dunia: Eso ya lo veo, pero ¿para que?

Anahí: Para hablar de lo que te preocupa

Dunia: ¿Por qué no me lo dices claro, Anahí? Te lo he preguntado de mil maneras

Anahí: Porque no es necesario explicar lo evidente

Dunia: Pff llevo una semana preguntado y hasta ahora me lo reconocen ¿tanto miedo tienen?

Dulce: Miedo de hacerte daño

Dunia: Eso lo hubieras pensado cuando te fijaste en mi novia. ¿Y saben que es lo que mas duele?

Anahí:¿Qué?

Dunia: Que lo sabía, desde el primer día. ¿creen que soy *******? ¿Qué no me fijo en sus nicks? ¿En sus mie*rdas de miradas? Y encima fuiste tu quien me diste la clave Dulce

Dulce: ¿Yo por que?

Dunia: Cuando te pregunte si serias mi fuerza, respondiste que lo intentarías…ahí me di cuenta de todo.

Dulce: Te dije que podías apoyarte en mi como siempre, pero no iba a ser tu fuerza, no podía darte fuerza cuando estaba sintiendo lo que siento.

Dunia: ¿Y que ******* sientes? Porque hasta hace poco te morías por Gema. Que rápido cambiaste de gusto.

Dulce: Nunca he dicho que no quiera a Gema, pero el otro dia te dije que las cosas eran diferentes y eso es en parte gracias a Anahí, a lo que siento por ella.

Dunia: ¿Qué sientes?

Dulce: Ese no es el caso

Dunia: Si es el caso, necesito saberlo para entender todo esto.

Dulce: Antes de todo esto le tenía un cariño enorme y ahora mucho mas, además me gusta, me siento bien con ella, me olvido de todo y… ya Dunia, no quiero seguir haciéndote daño, lo que querías saber ya lo sabes

Dunia: Solo te voy a decir una cosa, nada ni nadie va a separarme de ella ¿Entiendes?

Dulce: No es lo que pretendo

Dunia: Por si acaso.

Poco más hubo en esta conversación. Hablaron de que nunca se iban a dejar solas la una a la otra, etc y yo ya no tenía mucho hueco ahí, además me sentía incomoda. Me cuesta demasiado hablar de mis sentimientos como para encima tener que dar explicaciones.
Por otro lado…

Gema: ¿Anahí?

Dulce: Si…

Gema: ¿Enserio es ella tu chica misteriosa?

Dulce: Si Gema, te prometí que serias la primera en saberlo y después de Dunia así tenia que ser

Gema: Ya bueno…pero llevo una hora diciéndote nombres para adivinarlo

Dulce: Jajaja bueno ya lo sabes

Gema: No me lo esperaba la verdad, creía que ella y Dunia seguían juntas. Pero aun así… creo que es la mejor que pudiste elegir, guapísima y buena persona igual que tu…

Dulce: Gracias enana, tu apoyo significa mucho para mi

…Después de un rato…

Gema: Mira entra en esta pagina rápido…

Dulce: ¿Qué es?

Gema: Tu entra, date prisa


Entre a esa dirección y escuchaba una locutora de radio.
Si…era una radio virtual.


“ El siguiente tema va dedicado para Dulce, de parte de Gema.
Espero que te guste dulce”

-Aunque estés con el, Luis Fonsi-

“Sé que puedo controlar mis pensamientos…
Pero no consigo, callar el sentimiento,
Que es libre como el viento…

No pretendo que lo dejes todo por mi amor,
No te digo que conmigo te va a ir mejor,
Solo pido que no ignores a tu corazón,
Es el único que siempre tiene la razón…
He inventado mil razones para olvidarte,
He luchado con mis ganas para no llamarte,
Mi promesa siempre ha sido ser un hombre fiel
Mi promesa es respetar tu piel…
Y no dejare de amarte…aunque estés con el”


Dulce: ¿Entonces mañana nos vemos?

Anahí: Si…Ahora tenemos que contárselo al resto de las chicas

Dulce: ¿Cómo lo vamos a hacer?

Anahí: Como nos salga…simplemente hagamos lo que sentimos y punto, quien lo tenia que saber primero, ya lo sabe.

Dulce: hablando de eso… Gema ya lo sabe

Anahí: Si… antes me hablo para decirme que se alegraba aunque no se lo esperara

Dulce: Que raro que te haya hablado a ti

Anahí: No la creo

Dulce: ¿Por qué?

Anahí: No lo sé… simplemente no creo que se alegre de que sientas algo por otra persona que no sea ella.

Dulce: Lo mío con ella tuvo su momento.
Y este es el nuestro.

Llegó el dia.
Presiento que este va a ser muy complicado. Por un lado hoy tienen que enterarse todas nuestras amigas de lo que hay entre nosotras, no podemos alargarlo mas.
Y por otro, estoy cansada de dar explicaciones. Explicaciones que nadie entiende y que juzgan como si fuera un pecado.

“Mi pecado…eres tú”

Es la frase que tengo ahora mismo en el Nick del Messenger.
Y creo que bastante acertada.

Anoche quedamos en que Any viniera a buscarme a mi, porque también vendrían unos amigos de Ivana y no cabíamos todos en un solo coche.
Dunia que en un principio también vendría, después de enterarse de todo decidió no hacerlo, aunque dijo que por la noche llamaría, para que fuéramos a buscarla y así estar un rato todas juntas, “por ultima vez” como dijo ella.
Eso sí ,nos “prohibió” comportarnos con naturalidad en su presencia, nada de cariño…
Y nosotras… aceptamos ¿Cómo no?
Al fin y al cabo la dolida era ella.

Cuando Anahí llegó yo ya estaba lista. Entré en el coche y le di un tímido beso en la mejilla a modo de saludo, correspondió con una de sus lindas sonrisas.
Sin más nos reunimos con nuestras amigas.
Primero fuimos a un centro comercial que estaba cerca de mi casa. Paseamos entre risas y fiesta como siempre, no había dia que nos aburriéramos.
Pero de pronto vi a Chris, mi mejor amigo, que nos vio de desde lejos y se acercó a saludarme.
Le di un tremendo abrazo bajo la mirada de todos, que aunque ya lo conocían, en un principio no lo reconocieron.

-Dulce: Mira…Ella es Anahí –Dije mientras lo abrazaba, con cuidado de que nadie me escuchara.

Él ya sabía toda la historia así que,miró con disimulo.

-Chris: Es preciosa!!! –Respondió guiñándome un ojo
A lo que yo asentí con total acuerdo.

No hicimos mucho mas en el centro comercial.
Any y yo aun no estábamos completamente sueltas así que nuestros acercamientos consistían en molestarnos, picarnos y caminar todo el tiempo juntas eso sí, una vez mas estábamos entre parejas así que nosotras íbamos como una mas. A pesar de no hacer nada evidente por el momento, creo que se iba empezando a notar que no éramos las mismas amigas de siempre.


Salimos de allí y nos dirigimos a un parque.
Parece como si en el coche nos hubiéramos transformado. De repente nos agarramos por la cintura y comenzamos a caminar como si realmente fuéramos una pareja.
Puede que lo hayamos hecho inconscientemente porque nosotras seguíamos con nuestras risas y nuestra naturalidad mientras todos nos miraban extrañados.

Este parque es uno de los mas bonitos, de los mas románticos.
Después de dar unas cuantas vueltas nuestros amigos se fueron dispersando. Cada pareja sentada en un banco diferente. Ellos mismos nos obligaron a aislarnos juntas.
Nos sentamos en el banco mas alejado, al principio estábamos tímidas, pero atónitas con esa situación, se supone que íbamos todos juntos.
Pero bueno poco a poco el romanticismo del parque fue haciendo efecto sobre nosotras.
Any, inesperadamente, se levanto de su sitio y se sentó sobre mis piernas.
Me puse muy nerviosa, pero no voy a negar que me encantó ese gesto. Comencé a darle pequeños besos en la mejilla, a los que ella sonreía. Siempre mirándome a los ojos, hipnotizándome con su dulzura.
De pronto vi un aire juguetón en su mirada, picardía es lo que expresaba. Se acercó lentamente a mi oreja y comenzó a mordisquearla, suavemente…jugueteando con mi lóbulo su lengua, mientras todo mi cuerpo se erizaba, se estremecía. No había un centímetro de mi que no estuviera sintiendo eso que me hacía, que me hizo perder completamente la noción de tiempo y de lugar.
Ya no recordaba que estábamos ahí con nuestras amigas, ya no recordaba que la gente pasaba de un lado para otro.
Simplemente sentía sus labios jugando con oreja y seguidamente con mi cuello, succionándolo y haciéndome estremecer.
Hasta que no pude aguantar mas.
Agarré su cara con suavidad y pasión al mismo tiempo y la besé intensamente, desesperadamente.
Ella notaba mis ansias por tenerla mas cerca y me atrevo a decir que eso le encantaba.
Nuevamente el mundo desapareció a nuestro alrededor.
Nuestras lenguas jugueteaban, luchaban, se acariciaban. Puso su mano en mi cara, acariciándome y separándome un poco de ella, para poder morderme el labio inferior.
Cosa que me desesperó aun mas, así que volví a la carga con ese intenso beso.

Poco a poco nos fuimos separando para poder recuperar el aliento, y a medida que eso pasaba volvíamos al mundo real. Dándonos cuenta de que nos habíamos dejado llevar y probablemente todos nos habían visto.
Efectivamente vimos como Desi y Debora, que antes no estaban con nosotras llegaron sin que nos diéramos cuenta.
Se acercaba para saludarnos y Anahí seguía sentada sobre mis piernas.

-Debora: Hooola chicas!!

-Desi: Hola!!!

Dijeron mientras nos saludaban con un beso

-Debora: Creo que nos perdimos algo

-Dulce: Algo…

Nos miraban esperando una respuesta por nuestra parte.
Pero en ese momento Ivana pasó como alma que lleva el diablo. Hablando por teléfono.
Se acercó a nosotras y le ofreció el teléfono a Anahí, sin mirarnos a la cara.
Estaba claro que lo había visto todo y no le sentó muy bien por lo que se ve.

Any respondió al teléfono y era Dunia.

-Anahí: Dice Dunia que si la puedes ir a buscar

-Ivana: Ya lo sé, dile que no puedo.

-Anahí: ¿Por qué?

-Ivana: Porque no quiero que vea esto –Dijo señalándonos despectivamente.

Todas nos sorprendimos. Anahí hablo con Dunia un rato mas para explicarle que Ivana no quería ir a por ella, cosa que Dunia tampoco entendía.
Se armó un jaleo tremendo. Ivana termino llorando y muy nerviosa.
Any y yo no entendíamos por qué. Nos perdimos un poco en nuestra propia historia.
Intentamos varias veces acercarnos para hablar con ella y ni si quiera nos respondia.

-Desi: A ver si lo entiendo… Ustedes dos están liadas, Ivana se acaba de enterar igual que nosotras y no quiere traer a Dunia para que no lo vea.

-Dulce: Por lo visto es eso lo que pasa…Pero el caso es que Dunia fue la primera en saberlo

-Anahí: Exacto, no se por que Ivana se puso así

-Dulce: Están convirtiendo esto en un show y estoy empezando a cabrearme. Nosotras no hemos hecho nada malo.

-Desi: Claro que no…esto son cosas que pasan. Ivana tendrá que entenderlo

-Anahí: Entendería que Dunia se pusiera asi, pero ella….¿llorando? ¿A que viene eso? Sin ni siquiera hablar con nosotras como si estuviera enamorada de Dulce.

-Debora: Ustedes simplemente sean fuertes y tiren para adelante con lo que venga, si lo que sienten merece la pena.

Cogí la mano de Anahí y me levante sin más, sin agradecerles sus palabras. En ese momento era lo que necesitábamos pero no lo veía real, no terminaba de creérmelo y es que ellas dos nunca habían sido de mi confianza. Probablemente por detrás dirían todo lo contrario.

Llegamos hasta donde estaba Ivana y esta vez si, con un tono enfadado en mi voz.

-Dulce: ¿Vas a hablar con nosotras o no?

Se levantó y sin decir nada comenzó a caminar para alejarse un poco de la multitud.

-Ivana: ¿Qué quieren?

-Anahí: Saber por qué estas así

-Ivana: ¿Les parece poco haberme enterado de que hay algo entre ustedes de esta forma?

-Dulce: Te enteraste, que es lo importante y por nosotras, no por nadie mas …el modo de hacerlo quizás no fue el correcto pero no lo controlamos y sobretodo no nos escondimos de nadie.

-Ivana: ¿Y como pretendían que trajera a Dunia aquí para que se enterara igual que yo?

-Anahí: Dunia fue la primera en saberlo Ivana

-Dulce: Estas haciendo un mundo de todo esto y encima te portas como una niña pequeña y ni siquiera nos dejabas hablar.

-Ivana: No quiero hablar porque estoy enfadada y no quiero decirles cosas de las que me arrepienta.

-Dulce: ¿Cosas de las que te arrepientas? No eres nadie para juzgarnos y ya estoy harta de que todo el mundo lo haga y de tener miedo por hacer lo que siento. No tenemos que dar ningún tipo de explicación, a quien se la debíamos ya lo hicimos. Esto es lo que hay, si tu quieres aceptarlo perfecto y si no…pues me da igual.

Anahí me miraba con la boca abierta. Seguramente sorprendiéndose por lo contundente que estaba hablando.
Yo no solía enfadarme. Nunca me habían visto alterada ni nerviosa, hasta ahora… y es que esta situación me estaba sacado de mis casillas.

-Dulce: Además, no entiendo por qué tanto alboroto si esto es algo que ya se notaba, tú mas que nadie tenias que hacerlo porque todo comenzó en tu casa.

-Ivana: Eso es lo peor de todo… en fin, no tengo nada mas que hablar de este tema.

Dulce: Yo tampoco.
¿Vamos? –Dije ofreciéndole una mano a Anahí para que me acompañara.

Aun sin salir de su asombro asintió con la cabeza y salimos de aquel lugar sin mas


Minutos mas tarde llegamos a un descampado.
Habíamos estado en silencio todo el camino, solamente hablamos para decidir un sitio tranquilo en el que pudiéramos quedarnos dentro del coche.

-¿Qué te paso? –Preguntó directamente.

Sonreí un poco, pues ya estaba mas tranquila.

-Me alteré un poco ¿No?

-Si…No conocía ese genio tuyo –Dijo sonriendo, intentando tranquilizarme mas

-Supongo que llegué a mi límite. Me saco de quicio toda esta situación.

-Ya…te entiendo porque yo también estoy harta, pero sacaste las uñas.

-Estos días he tenido que explicarle a todo el mundo lo que siento y lo que es peor, sentirme mal por ello. Y estoy cansada.
Tu y yo vivimos algo mágico y no quiero que por centrarnos en tantos obstáculos y presiones lo olvidemos.

Sin dejar que continuara hablando, me besó.
Con pasión, con desesperación.
Como lo habíamos hecho momentos antes.
De pronto le dio a la palanca que inclinaba el sillón del coche y lo dejo completamente horizontal, haciendo que ambas cayéramos hacia atrás al quedarme sin respaldo.
Se encontraba sobre mi, besándome cada vez con mas intensidad.
Pasó de mis labios a mi cuello…recorriéndolo con su lengua, muy despacio.
Provocando que mi cuerpo se tensara. Sabía perfectamente lo que hacía y sabia lo que provocaba en mi.
En esos momentos me vino a la mente el pensamiento de que no entendía como esa cara tan dulce escondía a una persona tan pasional.
Es cierto que en sus ojos siempre había algo de picardía, cosa que por cierto me volvía loca.
Pero lejos de eso, Anahí estaba consiguiendo cosas en mi cuerpo y en mi que nadie había conseguido nunca.
Me sacó de esos pensamientos con un mordisco en el cuello que erizó cada centímetro de mi piel.
Y fue como el botón detonador…que me activaba.
Comencé a meter sus manos por debajo de la camisa, acariciándole la espalda y sintiendo como también se erizaba. Me incorporé un poco para poder quitársela y tirarla por algún lado del coche.
Ya que estaba un poco erguida aprovechó a hacer lo mismo con la mía.
Caímos hacia atrás de nuevo. Dejándonos llevar por la pasión. Un sitio tan pequeño nos impedía bastante la capacidad de movimiento, pero ni eso nos importaba.
Me quede unos segundos mirando su cuerpo, era tan perfecta. No podía creer que estuviera allí, encima mía, haciéndome todas esas cosas.
Notó como me ruborizaba al ver que me había descubierto observándola. Y creo que eso le encantó, definitivamente en estos momentos esa niña tan dulce perdía toda la vergüenza y se convertía en una autentica mujer. Algo que me imponía, porque no tenía tanta experiencia como ella y sobretodo nunca había estado con nadie que me gustara tanto y que me estremeciera como ella lo estaba haciendo.
Con esa sonrisa picara que ya era parte de su rostro, comenzó a quitarme el pantalón.
Dejándome sin ningún obstáculos para sus maniobras.
No quería quedarme atrás así que le quité el sujetador (brasier).
Y ahora si… Teniéndola completamente para mi, atrapé uno de sus pechos entre mis labios, haciendo que mi lengua jugueteara alrededor y succionándolo después con un suave mordisco al final que le hizo emitir un pequeño gemido. A lo que sonreí por mi triunfo.
Ella queriendo vengarse me empujó hacia atrás de nuevo, dejándome totalmente acostada.
Comenzó a pasear sus besos por todo mi cuerpo, desde el cuello, hasta los pechos, jugando con ellos y su lengua. Mientras su rodilla daba suaves golpes en mi zona mas intima, en movimientos circulares.
Creo que me estaba enloqueciendo con cada movimiento, hacia que perdiera completamente el control. Así que agarré su cabeza , la atraje hacia mis labios y la bese con mas pasión que nunca, incluso mordiendo suavemente sus labios, haciéndole entender que no podía mas.
Le encantaba verme en esa situación y su sonrisa triunfante era cada vez mas maliciosa.
Se acostó a mi lado, sin dejar de besarme y bajando su mano hacía la zona mas intima de todo mi cuerpo. Notando que estaba totalmente mojada y sonriendo una vez mas, al descubrirlo.
Le encantaba saber que llevaba el control.
Comenzó a hacer movimientos circulares en mi clítoris con uno de sus dedos, primero despacio y después cada vez mas rápido…
Cuando sintió que mis manos apretaban con fuerza la parte que pillaran de su cuerpo, lo tomó como una señal de que era el momento justo.
Introdujo uno de sus dedos dentro de mi y seguidamente me miró para asegurarse de que todo estuviera bien. Yo había cerrado los ojos para sentir mas, pero al cabo de unos segundos los volví a abrir, necesitaba verla, sus ojos azules, su mirada y su sonrisa eran lo que mas me hacía sentir.
Comenzó a dar suaves embestidas con su dedo, hacia adentro y hacia afuera.
Cuando vio que no tenía ningún impedimento introdujo un segundo dedo…y ahora sí, con dos dedos dentro de mi, moviéndose hacia adentro y hacia afuera y el pulgar en el clítoris haciendo círculos.
Primero despacio…
Mis gemidos no soportaban mas, me quedaba sin respiración por momentos y solo podía apretarla mas contra mi cuerpo.
Cada vez mas rápido…
Y mas intensas esas embestidas.
Comencé a sentir que mis caderas se descontrolaban, mis manos solo sabían apretar con intensidad su cuerpo. Incluso sin darme cuenta le mordí el hombro para poder controlarme, para no gritar de placer por lo que me estaba haciendo.
Pero ya no pude mas.
Cada vez aumentaba la rapidez y la intensidad y…
Llegó un momento en el que esos movimientos tocaron un punto preciso que hizo que todo mi cuerpo recibiera una fuerte descarga y un gran gemido hizo que ella se diera cuenta…y con una sonrisa triunfante fue reduciendo el movimiento.
Mientras yo trataba de recuperar la respiración.
Salió completamente de dentro de mi y me dio un pequeño beso en los labios para luego recostarse sobre mi pecho.
Escuchando el latido acelerado de mi corazón que intentaba volver a su estado normal.

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:42 pm

Capitulo 7


Han pasado unas dos semanas.
Al principio todo fue muy bien. Any y yo hablábamos mucho.
Siempre con nuestros juegos y nuestros piques.

Pero últimamente noto algo raro, no sé si soy yo o es ella.
Llevamos unos días en los que apenas hablamos. Está de exámenes y no quiero molestarla.
Tengo miedo de que todo lo que nos ha pasado haya roto la magia que vivimos al principio. Y no sé si es por eso por lo que estoy así.
Por una parte, no estoy acostumbrada a estar pendiente de nadie, si tengo un dia malo, me encierro en mi misma y ya, al dia siguiente se me pasa. Pero ahora eso trae consecuencias, porque ella lo nota y al creer que es con ella se pone igual, entonces yo me pongo peor…y así hasta que nuestras conversaciones llegan a un punto en que no hay por donde cogerlas.
Sé que me encanta y… la quiero, aunque no se lo diga nunca. Le tengo muchísimo cariño.
Pero quizás ese sea el problema, que sigo sin demostrar las cosas ella necesita mas.

Por otro lado, he visto a Dunia en alguna ocasión.
Eso también me influye aunque parezca raro…Veo que sigue ahí, dándole todo a Anahí aunque ya no esté con ella y yo…a pesar de tenerla, no soy capaz de darle lo que necesita, quizás no la merezca.

Solo espero que esta racha pase y que después de todo lo que nos jugamos podamos conocernos de verdad sin ningún impedimento.

Hoy empiezan los carnavales de mi ciudad, una de las mejores fiestas.
Todos nos reunimos en un parque, algunos disfrazados, otros no…pero lo importante es disfrutar de la música.
Gema me invitó a ir con ella y acepté.
Pasamos la noche bailando, estaba más cariñosa que de costumbre, me abrazaba cada dos por tres y yo no salía de mi asombro.
Aunque no me negaba y le respondía, nunca salía de mi misma. Hasta con ella era incapaz de ser…cariñosa.
Me lo estaba pasando realmente bien y me sentía muy a gusto con ella. Realmente esto era lo que siempre había querido.
Pero ahora mismo no lo sé…estoy completamente dividida.
Una parte de mi quiere que Any esté aquí, hace días que no la veo y la echo de menos, me gustaría que todo estuviera bien…pero otra… otra está feliz por estar recibiendo la atención que siempre había querido por parte de quien siempre había querido.

La noche estaba acabando… como siempre, las canciones lentas las dejaban para el final y cuando sonó una que le gustaba me sacó a bailar.
Me abrazaba con fuerza, como había hecho semanas antes.
De repente se separó para mirarme, de una forma extraña…estaba claro que quería decirme algo y yo estaba ansiosa por saber.

-¿Te imaginas que en el futuro acabemos juntas tu y yo?

Esa pregunta me dejó completamente en shock. No sabía que responder, no sabía que ella pensara en esa posibilidad y sobre todo no sabía si yo la pensaba o no…

-Quizás…en un futuro.

Creo que mi respuesta me dejó aun más atónita que su pregunta. Si realmente pensaba eso quiere decir que aun no la había olvidado como yo creía…Entonces si que tengo un problema.

A la mañana siguiente.

*Msn*

Gema: Entonces… ¿Te gusta Ester para mi?

Dulce: No…

Gema: ¿Por qué no?

Dulce: No lo sé, quizás porque cualquier persona me va a parecer poco para ti y siempre voy a exigir demasiado

Gema: Que linda eres… ¿Y que es lo mejor para mi?

Dulce: Alguien que te respete, que entienda tu forma de ser y no te juzgue, que te quiera mucho…pero sobre todo que tu también la quieras.

Gema: Alguien como tu…

Dulce: Yo llegue a sentir eso, y pude ser…pero tú no me querías.

Gema: Las cosas cambian

Dulce: Si… TODO ahora es diferente.

Gema: ¿Llegue a dudar contigo sabes?

Dulce: ¿A qué te refieres?

Gema: Llegué a pensar mucho en ti, a recordarte, me estabas gustando y se lo conté a mi mejor amigo.

Dulce: Nunca me dijiste nada, por eso me alejé de ti.

Gema: Ya lo sé, porque no puedo decirte algo de lo que no estoy segura.

Dulce: Ya…Pero bueno eso ya pasó

Gema: Me siento muy mal cuando pienso todo el daño que te hice

Dulce: Gema no seas boba!! Míranos como estamos ahora, creo que por fin somos amigas de verdad así que olvida el pasado.

Gema: Eres la mejor persona que he conocido nunca

Dulce: No…Soy una de las pocas personas que te han querido de verdad.

Gema: ¿Me sigues queriendo?

Dulce: Tu sabes que siempre te voy a querer

Gema: Ya pero sabes a lo que me refiero…

Dulce: No sé a lo que te refieres, yo siempre te voy a querer, has sido muy importante para mi y eso no se olvida de la noche a la mañana.
Pero me gusta Anahí, aunque a veces nos alejamos, me gusta, le tengo mucho cariño y ahora mismo quiero estar con ella.
Nadie sabe lo que pueda pasar en un futuro…


(*Por Otro lado..*)

Dulce: No entiendo por qué nos está pasando esto

Anahí : Yo tampoco lo entiendo

Dulce: Llevamos días así, cada vez hablamos menos. No nos vemos

Anahí: Dices que no te pasa nada, pero yo sé que algo te está pasando y hasta que no lo descubras no podrás avanzar.

Dulce: Any, mi intención nunca ha sido hacerte daño, pero no se que pasa. Quiero estar bien contigo…pero somos demasiado iguales y nos estancamos

Anahí: Creo que solo hay una solución para esto.

Dulce: ¿Cuál?

Anahí: No quiero que te agobies tú ni agobiarme yo por no saber lo que pasa…vamos a ser amigas, como éramos antes, vamos a seguir tratándonos y ver si así nos damos cuenta de lo que está pasando.

Dulce: ¿No quieres que pase nada mas entre nosotras?

Anahí: No he dicho eso, pero está claro que tenemos un problema y si seguimos así no nos va a quedar ni la amistad que teníamos antes. Porque eso es lo que mas me duele… que ya ni siquiera somos amigas.

Dulce: Tienes razón…y me parece bien lo que propones. Pero no sé..tengo ganas de verte, te echo de menos

Anahí: Yo a ti también…y nadie ha dicho que no podamos vernos

Dulce: ¿Te parece si quedamos un día de esta semana?

Anahí: Esta bien…avísame cuando tu puedas.

Así terminó esta conversación, seguramente era la mas larga que teníamos en días y seguíamos pareciendo dos cubos de hielo.
Todo esto es muy confuso.
Y ahora mismo solo tengo ganas de estar con ella y saber si esto son realmente tonterías o simplemente no estamos hechas para estar juntas.

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:42 pm

Capitulo 8


Después de tantos días vamos a vernos.
No ha cambiado mucho la cosa en estos últimos días…ella ha seguido saliendo con Dunia y yo con Gema.
Se sacan fotos en todas las fiestas…se les ve tan bien juntas.
A lo mejor por eso hemos cambiado tanto, a lo mejor está volviendo a sentir algo por ella.

Esta vez no pasó a buscarme, decidimos quedar directamente en una playa. Era de noche, pero pasearíamos por la avenida.
Al verla de lejos siento lo mismo que siento cada vez que la tengo en frente, me pongo nerviosa y por un momento casi se me olvida todo lo que estaba pasando.
Al acercarse, la noto seria, es lógico, pero no me gusta verla así.
Me da un beso en la mejilla, como siempre hace para saludarme, aunque este es muy distinto.
Estamos frias, distantes…

Comenzamos a caminar por la avenida y apenas nos dirigíamos la palabra. De vez en cuando intentaba sacarle tema de conversación.

-Ya tengo casi todo para el disfraz de Peter Pan

-Ah… está bien –Respondió cortante

-¿Y tú?¿Al final te vas a disfrazar de campanilla?

-No lo sé…

No podía reprocharle nada, llevaba una semana prácticamente sin hablar con ella y ahora quería que todo fuera como antes…lógicamente no iba a estar receptiva. Pero aun así, me dolía, cuando la tenía enfrente simplemente olvidaba todo y solo quería estar bien con ella.

Llegamos a un sitio tranquilo.
Decidimos bajar a la playa y sentarnos en la arena.
Al principio seguíamos calladas pero poco a poco fui acercándome a ella, la molestaba, la picaba o cualquier cosa… Cualquier excusa era buena para sacarle una palabra o una mirada de odio que en realidad significaba que volvía a ser la misma.
Estuvimos un rato jugando, cuando no era con un hilo que se había soltado de su chaqueta era con el tenedor de plástico que habíamos usado en la cena. Todo lo que ella usaba para entretenerse yo se lo quitaba para llamar su atención.
El ambiente se fue suavizando, fuimos convirtiéndonos en las mismas de siempre.
Any ya no mostraba tensión, estaba relajada y volvía a tener la misma dulzura y picardía que me encantaba.

Después de un rato volvimos a caminar, pero esta vez en dirección contraria, de regreso al coche. Y ahora si, en vez de ir por la avenida que estaba llena de gente, nos quitamos los zapatos y decidimos caminar por la orilla del mar.
A pesar de estar en pleno febrero hacía una noche preciosa.
Ya lo habíamos hecho otras veces y la verdad es que me encantaba pasear por la playa con ella, era muy relajante y estábamos “lejos” de las miradas de la gente, así que podíamos seguir jugando y molestándonos.
Haciendo el intento de tirarnos al agua la una a la otra…
(Confieso que eso era solo una excusa para poder abrazarla)

Entre juegos y miradas llegamos a su coche, nos metimos dentro para estar mas tranquilas.
Se estaba haciendo bastante tarde y a esa hora de la noche empezaba a refrescar, asi que si nos quedábamos fuera acabaríamos enfermas.
Esta vez nos sentamos las dos en el sillón de la parte trasera, escuchando música.
Era todo perfecto…menos la distancia que había entre nosotras.
No podía mas con ella, así que en un impulso me acerqué y me recosté sobre su pecho. Al apoyar mi cabeza en su hombro sentí como su cuerpo se tensaba, como si no se lo esperara como si se hubiera puesto nerviosa.
Comencé a hacerle caricias en el brazo para que se relajara ella y para relajarme yo… Funcionó porque poco a poco fue dejando su pose de chica de hielo y también empezó a acariciarme el pelo, con toda su dulzura.
Levanté ligeramente la cabeza y le di pequeños besos en la mejilla ,a los que ella respondía con una sonrisa. Me miró un momento a los ojos y seguidamente me dio también un beso en la frente, que era lo mas próximo que tenia a sus labios.
Pasamos unos minutos más en esa posición. Yo recostada sobre ella, abrazándonos.
Nuevamente fui levantando la cabeza poco a poco, volví a darle unos pequeños besos en la mejilla como había hecho antes, pero esta vez necesitaba más.
Mas bien, esta vez ya no me pude controlar. Con mi mano izquierda agarre su rostro y fui girándolo lentamente hasta que quedamos cara a cara, mirándonos a los ojos.
Eso es lo que estaba buscando desde que nos encontramos, eso era lo único que necesitaba para tener todas las respuesta. Teniéndola allí, enfrente de mi, con su mirada que una vez mas me hipnotizaba, me olvidaba de todo, de mis dudas, de mis durezas, de mi orgullo… solo existíamos ella y yo.
Así que poco a poco nuestras miradas fueron bajando a los labios a medida que nos acercábamos.
Hasta que ya no nos separaba ni medio milímetro.
Sin aguantar mas, juntamos nuestros labios, nos besamos…
Despacio, sin ningún tipo de prisa y sin desesperación.
Dulce…y tranquilo…
Con la mano que sostenía su cara hice un poco de presión, pegándola aun mas a mi, quería sentirla mas cerca.
Nuestras lenguas habían empezado a juguetear, pero con mucha tranquilidad.
Este beso era simplemente dulce, anhelado. Era lo que nos hacía falta, lo que nos hace falta cuando nos perdemos. Tenernos cara a cara y olvidarnos del mundo.
Poco a poco nos fuimos separando, hubiera seguido horas, si no es porque me quedo sin respiración.
Pero antes de dejarla ir del todo le di un pequeño pico.

-Eres tan extraña –Me dijo de pronto, sacándome de mi hipnosis

-¿Por qué me dices eso?

-Porque no entiendo nada de lo que haces…y mira que somos prácticamente iguales.

Sonreí timidamente,bajando un poco la cabeza,algo avergonzada

-Sé que soy un poco difícil de entender. Pero no puedo responderte cosas que ni yo misma sé…lo único que sé es que cuando estoy contigo se me olvida todo.

-¿Y que te pasa cuando no estás conmigo?

-Que me alejo y tú te alejas… Estoy todo el dia con Gema, tu estas todo el dia con Dunia...se hacen miles de fotos, las publican y cuando las veo parecen tan felices. Que a veces pienso que yo no puedo darte lo que ella te daba

-Entre Dunia y yo no hay nada, que veas unas fotos no significa que haya vuelto a sentir algo por ella, y si tienes esa duda, con preguntarme basta...y yo me alejo cuando tú pasas de todo Dul

-Ya lo sé Any, pero ninguna de las dos estamos acostumbradas a esto. Somos igual de orgullosas, igual de “pasotas”…si una no va, la otra tampoco. Quizás estás acostumbrada a que tiren más de ti…y el problema es que yo no estoy acostumbrada a tirar de nadie.

-Ya hemos llegado a esa conclusión pero no dejo de pensar que hay algo más.

-En este momento no…
cuando te tengo delante no hay ni existe nada mas…


No podia decirle otra cosa, no podia explicarle de otra forma que aunque durante la semana nos comportáramos como unas imbéciles y nos asaltaran millones de dudas,
cuando la miraba todo carecía de importancia.
Y lo unico importante pasaba a ser...
Ella.

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:42 pm

Capitulo 9
Hoy es un día mas de carnaval.
Esta noche también voy a salir con Gema. Nos vamos a disfrazar de policías. Bueno mi disfraz es un poco casero porque no tuve ni tiempo ni ganas de comprarme uno de verdad
Lo único que compré fueron los complementos y con tanta emoción, anoche los dejé en el coche de Any, así que ahora va a venir a traérmelos.
Tengo muchas ganas de verla.
Anoche nos reencontramos y aunque no sepa si esto va a funcionar o no, sé que lo que siento cuando estoy con ella es real…y me gusta.
Ojalá pudiera encontrármela esta noche también, aunque ella irá por su lado con Dunia y yo por el mio con Gema.
Llegó como siempre en su coche, sé que tenía un poco de prisa así que no pretendía entretenerla
Abrí la puerta y antes de coger mis cosas me acerqué rápidamente a ella y le di un beso intenso, en la mejilla…pero intenso.
Me miró sonriendo y algo ruborizada, definitivamente no se esperaba ese impulso

Gracias!! –Le dije después de coger mis cosas.

-De nada –Respondió aún con esa tímida sonrisa en la cara.

Sin más bajé del coche y me dirigí hacia mi casa, viéndola marchar
Al llegar arriba mi corazón me dio un impulso, me dieron unas ganas enormes de hacer algo, cogí mi móvil y empecé a escribir un mensaje

“Me encantó verte hoy...Pásalo bien esta noche,
espero que nos encontremos.
TQ (L) Dul"

Enviar...

La verdad es que no fue el mensaje más romántico de la historia, pero le había dicho te quiero y aunque no era la primera vez que lo hacía, no eran palabras que salieran muy a menudo de mí y menos por un impulso.
Por otro lado, mi relación con Gema crecía cada vez mas, estábamos bastante unidas, pero precisamente hoy estaba mas antipática de lo normal, aunque decidí no darle importancia.
Llegó la noche, al principio no estaba pasándomelo muy bien.
Hasta que empezamos a beber, la cosa se fue animando y además me encontraba con algunos amigos.
Amigos Gays… a los que saludaba con un pico.
O bueno, eso intentaba, porque la señorita, cada vez que veía algo de eso, se le activaba la alarma y como fuera lo impedía.
El alcohol estaba haciendo que tuviera un ataque de celos y yo que no había bebido tanto, me divertía mucho con esa situación. No dejaba que nadie se me acercara, no me dejaba bailar ni si quiera con amigos Gays…
Bueno eso de que no me dejara es una forma de hablar, porque yo hacia lo que me daba la gana, pero enseguida estaba ahí, metiéndose por medio con disimulo y cuando me acercaba a hablar con alguien no quitaba la vista de encima, chico o chica, gay o heterosexual…le daba igual.
En medio de todo esto, yo no dejaba de buscar a alguien…
Por desgracia me encontraba a todo el mundo menos a Anahí. Mala suerte o que el universo no quería conspirar a nuestro favor todavía.
El alcohol continuó haciendo su efecto sobre Gema…y sobre mi también, aunque estaba bastante mas controlado.
De pronto comenzó a intentar darme un beso y no solo eso sino que encima me retaba. Pero no me enfadaba, me divertía bastante la situación y sobretodo ver que conseguía mantenerme en mi lugar .Y eso me gustaba, porque ya no era débil frente a ella, si podía resistirme era por algo.
Cada vez que intentaba darme un beso me hacía para atrás o la detenía con los brazos, hasta que mis reflejos fueron más lentos y consiguió darme un pico apenas perceptible pero que provoco una respuesta que ni ella ni yo esperábamos.

-Ya no siento nada con tus besos –Dije tajante pero divertida.

Su cara me demostró que eso le había dolido bastante

-Yo no estoy tan segura de eso –Respondió desconfiada.

-Puedes pasarte toda la noche dándome picos si quieres que ya no me mueves ni un pelo.

Entornó un poco los ojos y si hubiera podido me hubiera fulminado con la mirada. Pero al menos eso bastó para que desistiera de su intento, al menos por rato.
Pasamos toda la noche bailando.
Ese dia había mas gente con nosotras, incluso su amiga Ester. Pero sorprendentemente no le hacía caso a nadie, yo era su única prioridad y mientras mas cuenta me daba de eso mas lo aprovechaba.
Intentaba darme celos, pero al ver que no lo conseguía volvía a buscarme para bailar conmigo.
Definitivamente la Gema de esta noche estaba demostrando demasiadas cosas.
Cosa que no era nada habitual en ella, pero que me gustaba, me estaba divirtiendo y estaba mas a gusto que nunca a su lado.

-Te odio mas –Me dijo mientras bailábamos

-¿Por qué? ¿Yo que hice? –Pregunté extrañada

-Porque le digo a la niña que venga para estar con ella un rato…y desde que llegó no le he hecho maldito caso… por tu culpa

-Bueno…entonces no haber venido conmigo

-Ya claro…que fácil lo ves

-¿Por qué

-Porque tu eres la única con la que quería venir.

-Entonces no te quejes y baila

Le di una vuelta mientras disfrutaba de su “odio” y seguimos bailando
Al poco tiempo estábamos a punto de irnos, ya habíamos salido de la multitud y una amiga se acercó para hablar con nosotras.
Estaba a punto de casarse o al menos tenía planes, comenzó a hablarnos de su boda...
Y…no sé si fue el alcohol, la situación, la conversación, la noche que habíamos pasado…pero hice algo que nunca pensé que haría
Me arrodillé
Delante de todo el mundo, aunque gracias a dios nadie me estaba haciendo caso.
Tomé su mano y...

-¿Quieres casarte conmigo?
Fue un impulso que mi corazón pasó directamente a mi cuerpo, sin pasar por el cerebro porque si me hubiera parado un segundo a pensarlo, desde luego no lo hubiera hecho.
Ella me miraba atónita, pero a pesar de lo absurdo de la situación.
En sus ojos había emoción estoy segura que no sabía si reírse o llorar.

-Nadie puede luchar contra el corazón –Dijo nuestra amiga

Sin más Gema me agarró y entre bromas hizo que una amiga suya nos “casara

-Sé que esto ahora es una broma, pero algún dia…cuando termine de estudiar y encuentre trabajo, te pediré que te cases conmigo.

-¿Me estás hablando enserio? –Pregunté sorprendida, Pues aunque mi impulso fue incontrolable, después había pasado a ser un juego

-Claro…

-¿Y tu como sabes lo que va a pasar de aquí allí?

-No lo sé… Pero es lo que me gustaría que pasara.

Procesando muy despacio sus palabras y recordando esa frase de “Nadie puede luchar contra el corazón” terminó está noche tan llena de emociones...
Puede que mi corazón estuviera completamente dividido…Pero algo ya me había quedado muy claro...

Al llegar a mi casa suena mi móvil, indicándome que un mensaje nuevo llego a mi bandeja de entrada, me apresuro a leerlo, sabía que solo una persona me escribía siempre después de vernos.

“Te he buscado en un millón de auroras y ninguna me enamora…
y me he dado cuenta ahora (Cool
Buenas noches.Gema”
*Msn*

Dulce: ¿Podemos vernos hoy

Christian: Claro…¿pero estas bien?

Dulce: No…o si… no lo sé. Pero necesito hablar de esto con alguien

Christian: Sabes que aquí me tienes…esta tarde nos vemos.

Así es…necesitaba hablar con mi mejor amigo, era la única persona que podía comprenderme, con la única que podía desahogarme, necesitaba soltar todo esto que llevo dentro y que me está quemando.
Decidimos vernos en un sitio cerca de mi instituto, una plaza donde nos reuníamos cuando nos escapábamos de clase, para pasarnos horas y horas hablando.
Ahí las palabras salían por si solas y nos sentíamos muy a gusto

-Chris: Cuéntame… Que pasó

Le conté todo lo que había sucedido la noche anterior, con pelos y señales
Y prácticamente con la boca abierta

-¿Enserio hiciste eso?

-Si Chris…pero el punto no es que le pidiera a alguien que se casara conmigo, cosa que nunca pensé llegar a hacer y menos de esa forma.El caso es lo que eso significa.

-¿Significa que estas enamorada de Gema?

-Significa que estoy totalmente confundida, que mis sentimientos se contradicen…Cuando estoy con Anahí el mundo desaparece, no existe Gema, no existen problemas, no hay dudas, me basta con mirarla a los ojos y todo empieza a tener sentido.
El problema es que cuando no estamos juntas nos alejamos…cada una hace su vida y por suerte o por desgracia Gema siempre está ahí, tirando de mi, confundiéndome con sus detalles, con sus palabras, tu mejor que nadie sabes lo que he sentido por ella. Lo mal que lo he pasado y lo que ha significado para mi.
Que haya vuelto de esta forma, tan diferente, tan amiga, tan entregada, tan detallista… me descoloca. Hasta el punto de conseguir confundir mis pensamientos.
Llevo todas estas semanas queriendo estar con Anahí, a pesar de esos detalles, de ese intento de reconquistarme por parte de Gema, aguantaba, podría a ver tenido algo con ella si hubiera querido. Pero me negaba, estaba totalmente aferrada a Anahí porque lo que siento con ella es mágico.
Pero no puedo mas Chris… -Unas lágrimas comenzaron a salir de mis ojos… -Me está arrastrando la corriente y necesito dejarme llevar… ayer comprendí que aunque quiero a Anahí y hoy quiero estar con ella… Mi mente, mi corazón… no deja de imaginar su futuro con otra persona.
No quiero estar con Gema hoy, ni mañana…pero sé que mi mente no deja de imaginar un futuro juntas. Y de esa forma no puedo estar con nadie mas.
Puede que sea el peor error de mi vida, puede que algún dia me arrepienta y ya no haya vuelta atrás, puede que Anahí sea la mujer de mi vida y la este dejando escapar por estúpida.
Pero ella merece mucho mas de lo que yo le estoy dando ahora. Merece alguien que se entregue al 100% por y para ella…y yo en estos momentos no soy capaz de hacerlo

-No llores mas… -Dijo secándome las lagrimas de los ojos.

Lloro porque hemos pasado muchas cosas Chris y no quiero fallarle, no quiero que se sienta decepcionada y que piense que simplemente fue un capricho
Todo lo que siento cuando estoy con ella es real…y me duele no poder dar mas de mi ahora mismo

-Tú me dijiste una vez… que si algo está destinado a pasar, el universo mueve sus hilos y tarde o temprano, de una o de otra forma pasará.
Creo que tu historia con Gema estaba incompleta…y tiene que ser para siempre o tener un final definitivo.
Tienes que vivir…y dejarte guiar por tu corazón en todo momento, que él se encargará de llevarte hacia tu “leyenda personal”, viviendo y afrontando todos los obstáculos que vengan…¿Has visto cuanto me ha servido El Alquimista? –Dijo divertido ,sacándome una sonrisa que parecía imposible. –Anahí te conoce y aunque no entienda esto o no le siente bien, sabe que eres buena persona y estoy seguro de que ha sentido lo mismo que tu y sabe que es real…piense lo que piense la gente

-Que difícil se me hará hablar con ella...

-No le des una explicación exacta si aun no estas preparada

(Horas mas tarde)

Msn*

Dulce: Hola...

-Anahí: Hola ¿Qué tal?

-Dulce: Pues ahí voy ¿Y tu?

-Anahí: Bien…¿Qué te pasa?

-Dulce: Nada…Solo quiero hablar contigo

-Anahí: Esta bien

-Dulce: Lo que hablamos el otro dia…lo de ser solamente amigas. Creo que será lo mejor

-Anahí: Una vez mas no te entiendo…Eso es en lo que habíamos quedado, aunque después tu…

-Dulce: Por eso… Todo lo que te dije el otro dia es verdad. Pero he estado pensando y creo que es mejor que todo se que así...

-Anahí: Está bien

-Dulce: Una cosa mas

-Anahí: ¿Qué?

-Dulce: Aunque no nos veamos y hablemos menos…quiero que sepas que si necesitas algo puedes buscarme, sea lo que sea…aquí voy a estar.

-Anahí: Gracias…tu también puedes hacerlo.

-Dulce: Gracias…
Bueno yo me voy ya que ha sido un dia duro.
Espero que todo te vaya muy bien y...Cuidate mucho

-Anahí: Tu también (K)

-Dulce: (L)

(Dias mas tarde)

*Msn*


Gema: Me dijeron que luchara por ti…

Dulce: ¿Quién?

Gema: Dunia

Dulce: ¿Dunia? ¿Cuándo te dijo eso?

Gema: El otro dia, me dijo que si te quería luchara por ti

Dulce: Ah… pues no sé a cuento de qué te dice eso. ¿De que estaban hablando?

Gema: De ti… de lo que sentía por ti.

Dulce: No sabía que ustedes eran amigas

Gema: Y no lo somos, pero surgió.

Dulce: Ya…Bueno supongo que también le interesaría

Gema: ¿El que?

Dulce: Que luches por mi

Gema: ¿Por Anahí?

Dulce: Claro…

Gema: ¿Qué tal con ella por cierto?

Dulce: Bien…

Gema: ¿Mejoraron?

Dulce: No mejoramos, ya no tenemos nada

Gema: ¿Qué? ¿Y por qué me dices que “bien”?

Dulce: Por decir algo

Gema: ¿Desde cuando no están juntas?

Dulce: Hace unos días

Gema: ¿Y no me habías dicho nada?

Dulce: No…

Gema: ¿Por qué?

Dulce: No sé, porque no…además que mas da eso si nada va a cambiar.

Gema: ¿Te sigue gustando?

Dulce: Si supongo

Gema: ¿Y por qué no hablas con ella?

Dulce: Porque eso no tiene nada que ver, me gusta y le tengo mucho cariño… pero cuando hay ciclos sin cerrar no te puedes entregar al 100% y no creo que Anahí merezca algo así. Además se le ve muy bien con Dunia, siempre se ha desvivido por Any y quizás sea eso lo que necesita

Gema: Sigo siendo el malo que no dejas de querer (Cool ¿?

Pasaron unas semanas, Gema y yo seguimos saliendo juntas a todos lados, cada vez mas unidas. Había cambiado y lo estaba demostrando.
Al principio no hubo nada entre nosotras. Yo no estaba segura de lo que ella sentía, nunca deje de tener esa desconfianza por lo que había pasado anteriormente así que no me atrevía a dar el paso.
Y ella, cada vez que hablábamos del tema aseguraba que yo seguía sintiendo algo por Anahí… Cosa que veía estúpida, aunque quizás no lo fuera tanto.
Aunque no estuviéramos oficialmente juntas, ella lo sentía así, sentía que era suya…y en uno de sus ataques de celos al ver que otra persona se interesaba por mi, reaccionó y por fin quiso asegurarse de que fuera solo suya.

“Hoy me he dado cuenta de todo lo que siento por ti y quiero estar contigo…No sé si tu también, pero bueno… Te quiero"

Y así fuimos oficialmente novias.

(Dias mas tarde)


*Msn*


Gema: Será mejor que hables ya con Anahí sobre nosotras

Dulce: ¿Por qué?

Gema: Porque acabo de decírselo a Dunia

Dulce: ¿Y por qué haces eso? Te dije que tenía que decírselo yo misma…y ahora se va a enterar por ella.

Gema: Si…pero ya es hora de que lo sepa y como tu no te decides, no sé a que estas esperando.

Dulce: No tenias ningún derecho a hacerlo. Son cosas mias.

Gema: Parece como si no quisieras que se enterara...


La verdad es que estaba bastante molesta.
No soportaba la idea de que Anahí se enterara por otra persona que no fuera yo, sentía que al menos eso le debía…y Gema no tendría que haber dicho nada sabiendo que Dunia correría a contarselo.
Pero por otra parte…llevaba días queriendo hacerlo y no podía, era incapaz de hablarle después de tanto tiempo para decirle eso.
Quería que Any se enterara por mi y al mismo tiempo no quería decírselo… No sé por qué siento tantas contradicciones cuando se trata de ella



Dulce: Hola!!

Anahí: Hola

Dulce: ¿Como estas?

Anahí: Bien ¿y tú que tal?

Dulce: Bien también…

Anahí: Me alegro entonces

Dulce: Gracias… Mira en verdad yo quería verte para explicarte algo…porque no quería que te enteraras por alguien que no fuera yo. Pero por esperar hasta estar segura creo que ya te enteraste…

Anahí: Si, ya me enteré…pero no pasa nada tonta, no me tienes que explicar nada.

Dulce: No…si tengo. Porque eres la única persona que me importa lo que piense y no quería que te enteraras por otros o te pillara de sorpresa. Pero creo que la ca*gué…tarde demasiado.

Anahí: Que no seas tonta Dul, aunque no me enterara ya lo suponía y no te sientas mal porque entonces yo tampoco te he contado las cosas. Al parecer las aguas volvieron a su cauce.

Dulce: ¿Volviste con Dunia?

Anahí: Es evidente

Dulce: ¿Y cómo te sientes?

Anahí: Bien bien, por ahora estamos mejor que nunca… a ver. ¿Y tú?

Dulce: Pues mientras tu estés bien.. me alegro.
Yo bien pero no quiero que pienses que te mentí…

Anahí: ¿Qué me mentiste?

Dulce: Cuando me decías que a lo mejor este era el momento para Gema y para mi… Cuando te respondía que no, era porque así lo sentía, pero las cosas fueron cambiando

Anahí: ¿Te acuerdas cuando decíamos que todo pasaba por algo?
Pues ya sabemos por que fue…y me alegra que lo nuestro haya servido para que Gema se diera cuenta de lo que vales. Además también nos sirvió para abrir los ojos con nuestras “amigas”.

Dulce: Y para conocernos de otra forma Any. Yo no quiero pensar que todo esto pasó por otras cosas, sino que tu y yo teníamos que vivirlo en ese momento, lo demás es secundario.
Y…bueno también de que estés bien con Dunia

Anahí: Todo pasa por algo…y no me arrepiento de lo que pasó porque en ese momento lo sentía.
Espero que todo te vaya bien con Gema.

Dulce: Gracias…yo también lo espero aunque no será facil. Y que sigamos siendo amigas…ahora mas que nunca, porque me tienes para lo que sea, espero que lo sepas

Anahí: Tu también tonta. Pero… ¿Por qué dices que no te será fácil?

Dulce: Porque Gema sigue siendo Gema…y yo sigo siendo yo…ya me conoces, nunca dejaré de tener miedo.

Anahí: Pues muy mal querida amiga!!!
Si quieres ser feliz deja el miedo atrás, enserio…Si Gema ya se dio cuenta, no te dejará escapar. Pero tienes que quitarte ese caparazón que llevas para que puedas mostrarte como realmente eres. Sin rebeldías ni durezas.
Además yo quiero ser la madrina de la boda

Dulce: Jajaja eso sería muy gracioso.
Gracias Any…

Anahí: ¿Por qué?

Dulce: No lo sé, por todo…

Hablar con ella significaba ver las cosas de otra manera. Siempre dispuesta a aconsejarme a entenderme…
Cuando estábamos “juntas” nunca llegue a abrirme del todo, me refugiaba tras mi dureza, mi rebeldía. Y aun así, aunque no soy nada fácil, siempre ha hecho un gran esfuerzo por entenderme.
Quizás por eso me siento tan bien cada vez que hablo con ella, tan segura, tan comprendida. Ni si quiera nos hacía falta hablar…recuerdo aquellas tardes en el coche de Ivana, aquellas miradas, recuerdo como siempre sentí que era la única que me entendía aunque a penas cruzáramos palabra.
…A veces me pongo a pensar…
Si hubieras llegado antes Any, las cosas serian tan diferentes…

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:43 pm

Capitulo 11

…Dos semanas mas tarde…

Aunque Anahí y yo a penas hablamos, sigo pendiente de ella.
Es muy poco lo que puedo saber, pero a través de su perfil en redes sociales, de los Nick en Messenger, etc… Puedo saber más o menos como le va, como se siente, sin necesidad de preguntarle.
Ojala supiera que si no la busco no es porque me haya olvidado de ella o porque no me interesa su vida, simplemente prefiero dejar las cosas así. Es lo mejor para todas.

De repente una duda asaltó mi cabeza.
Hace días que no veo actualizaciones suyas y eso es bastante raro porque continuamente está haciéndose fotos y subiéndolas…
Así que decido ir a comprobar algo, entro en mi red social y al poner su nombre en el buscador…
Mi temor es confirmado…Me eliminó.

De pronto una terrible sensación de coraje me asaltaba. Apreté con fuerza la mandíbula y fruncí el ceño.
¿Cómo era posible? ¿Por qué lo había hecho? ¿A caso no quería saber nada mas de mi?

En principio pensé en no decirle nada…que hiciera lo que le diera la gana. Pero al final mi coraje fue más fuerte que mi orgullo.

*Msn*

Dulce: Hola

Anahí: Buenas, ¿Qué tal?

Dulce: Bien ¿y tú?

Anahí: Me alegro! Bien también, gracias

Dulce: Me alegro también
¿Puedo hacerte una pregunta?

Anahí: Claro, dime

Dulce: ¿Por qué me eliminaste de tu perfil?
Me metiste en el mismo saco que a todas las del grupo…

Anahí: Lo siento Dul, yo te iba a dejar porque para mi no eres como todas, tu lo sabes…pero Dunia y yo hablamos y llegamos al acuerdo de eliminar ambas a la gente que nos hacía daño (A ella de mi perfil y mi del de ella) Espero lo entiendas, que solo fue por eso…

Dulce: No lo entiendo…pero lo respeto

Anahí: ¿El que no entiendes Dul?

Dulce: Nada…Vale que borres a la gente que a ella le hace daño, pero igualmente sentí que me metiste en el mismo saco…Porque yo no te hubiera borrado a ti Anahí, me lo pidiera quien me lo pidiera. Y me duele…
Pero da igual, no te lo estoy echando en cara… Si a Dunia le hacía daño, pues no importa, es solo un perfil.

Anahí: Igualmente le dije que no me pidiera que te eliminara del Messenger porque no pensaba hacerlo. Aunque no lo entiendas espero que sepas que te sigo teniendo cariño y que todo sigue igual…como tu dices, es solo un perfil.

Dulce: Ok…

Anahí: Bueno…Yo me tengo que ir, pero te pido que no me tengas en cuenta esto…es solo un perfil.
Ya hablaremos mejor
Buenas noches (K)

Dulce: Buenas noches

Pues si… creo que fue la primera vez que realmente me molesté con ella. Quizás no tenga ningún derecho.
Pero me dolía…no me eliminó porque no quisiera saber nada más de mi, sino porque su novia se lo pidió. Y eso no estaba bien, aunque no habláramos todos los días quería saber de ella.

Esa fue nuestra última conversación.
Ha pasado casi un mes y tantas cosas en él.
Mi relación con Gema ha sido bastante extraña desde que la hicimos oficial. No puedo decir que sea mala o que no me trate bien… tiene sus rarezas como todo el mundo pero ha sabido conquistarme, si antes ya sentía algo por ella…ahora con total seguridad puedo decir que me enamoré perdidamente. Y lo peor del caso es que ni si quiera me di cuenta yo sola…como siempre Chris estaba ahí para definir los sentimientos que yo no me atrevía a reconocer.
“¿Alguna vez has esperado tanto por alguien que nunca te dio nada?¿Has sufrido y aun así has sentido que siempre vas a estar ahí, pase lo que pase y haga lo que haga? –Dijo como si estuviera descubriendo mis propios sentimientos

-No…

-Pues asume que estas enamorada…y que si no lo estuvieras no hubieras aguantado tantas cosas.

-Lo sé pero…siempre he tenido una idea diferente del amor

-Que estés enamorada no quiere decir que sea el amor de tu vida…Es el primero, eso sí y por suerte o por desgracia, esa intensidad y rapidez no podrá tenerla nadie más. Pero si quieres mi opinión, no creo que Gema sea el amor de tu vida y no creo que sea la persona a la que más y mejor quieras. Te conozco y sé que tienes mucho más que dar y mucho que crecer.

-No lo sé…pero aunque no sea lo que siempre había soñado. No tengo ojos para nadie mas."

Estaba enamorada si...

Pero por alguna razón, quizás por su forma de ser o por la mía no llegaba a mostrarme realmente como era.
A veces pienso que nunca he llegado a pasar esa barrera de“"amigas".
La verdad es que no sé explicarlo pero aunque se me saltara el corazón todas las mañanas con su mensaje de buenos días, aunque me emocionara con cada canción que me dedicaba, aunque temblara al tenerla cerca…No era capaz de darle un beso si tenía ganas, no era cariñosa y aunque lo sentía, no decía te quiero muy a menudo… seguía siendo yo, la niña dura y rebelde…ni siquiera el amor me ablandaba y no porque ella no me lo pidiera.

Supongo que amar…no siempre significa amar bien.

Y por eso llegó lo inevitable:

Dulce: Solo te estoy explicando algo que me sentó mal.
Si te importo deberías intentar entenderlo.

Gema: Pues no, no lo entiendo.

Dulce: Osea, ¿qué te da igual?

Gema: Pues si...

Dulce: Pues entonces no tenemos nada más que hablar.

Gema: Si es lo que quieres...

Dulce: Es lo que quiero

Una forma un poco extraña y fría de cortar una relación, sobre todo si no se explica nada más.
Pero pienso que no hay necesidad. Esta relación no se rompió por esta discusión…simplemente a veces te das cuenta de que el amor no es suficiente y menos si solo lo siente una de las partes.
Es tan cierto que si dos personas están destinadas a estar juntas, lo estarán pase lo que pase… como que si dos personas están destinadas a ser amigas no llegaran a ser más que eso aunque lo intenten.
No voy a negar que estoy destrozada, aunque yo misma haya roto la relación.
Ni si quiera me duele que no sea mi pareja…me duele que por haber intentado algo mas, durante mucho tiempo no podremos tener eso por lo que tanto luché, su amistad. Me duele que una vez más me deje ir así, sin más… como si todo esto solo fuera importante para mi. Como si eso de ser su mejor amiga no sirviera para nada.
Sé que vienen tiempos difíciles, que no me será fácil superar esto. Sé que mi corazón ahora estará más cerrado que nunca y sé que pase lo que pasé la amaré durante mucho tiempo.

Mañana había un partido de futbol de chicas, ella jugaba y yo había prometido ir...
Pero me iré a la montaña con Chris, para aislarme del mundo, despejarme y no pensar…Si vuelvo pronto puede que también vaya a la playa por la noche. Hay otro partido y estar entretenida me vendrá bien… además se que Gema no irá y no conozco a nadie...o…eso creo.

Como había planeado fui a pasar el dia a una montaña, con Chris y su novio.
La verdad es que me sirvió bastante para distraerme, hicieron lo posible porque no pensara en nada. Y estar aislada de la civilización me hacía mucho bien, me sentía libre y en paz.
No volví muy tarde a casa.
Mientras iba en el autobús me llamó mi “amiga” Paula, para pedirme que fuera al partido de la playa. No tenía muchas ganas, pero al final decidí ir. Era otra forma de distraerme y cansarme para esta noche dormir profundamente, sin tiempo a pensar y extrañar.

Llegué a la playa y allí estaban todas.
Creía que no conocía a ninguna, solo a Paula. Pero me alegró descubrir dos caras conocidas…Desi y Debora.
Hacía mucho tiempo que no las veía y entre tanta gente extraña me alegraba de que estuvieran allí.
Desi también se alegró. Me pidió que la acompañara a sacar dinero a un cajero automático y así lo hice, dejándolas a todas allí. Hablamos bastante por el camino, empezó a contarme cosas que no esperaba, pues nunca habíamos tenido mucha confianza dentro del grupo. Pero estaba bien…
Al cabo de diez minutos estábamos de vuelta con todas las chicas, desde lejos pude ver como el grupo se había agrandado. Notaba mas gente pero supuse que también desconocidas.
Nos acercamos al banco donde todas estaban sentadas y antes de poder si quiera reaccionar mi corazón comenzó a latir desesperado…mis manos sudaban.
Quedé completamente paralizada.

Anahí… estaba allí parada, hablando con Debora.
Lógicamente no estaba sola. Cuando mi mente volvió a tomar conciencia de la situación pude ver que también estaba Dunia.
Sentí como el corazón se me encogía. Una presión que no podía controlar.
No sabía que hacer, como reaccionar, no podía parar de mirarla, mis pies no respondían y parecía no ser capaz de moverme…¿Pero yo era la única que se había dado cuenta?
Conseguí darme la vuelta y solo pude decir

-Anahí…

-¿Qué? -Preguntó Desi algo extrañada

-Anahí está ahí…con Dunia

-¿Y que?

-No sé que hacer

Estaba realmente nerviosa, no sabía cómo reaccionar. Mi corazón quería correr hacia ella y abrazarla como no lo había hecho nunca… pero mi mente quería correr en sentido contrario.

-Siéntate –Dijo Desi, tirando de mi brazo hacia abajo,
para que le hiciera caso, ya que mi cuerpo estaba mas lento de lo normal.

Me senté con los codos apoyados en mis rodillas, sé que Desi me hablaba pero no podía escucharla… me estaba invadiendo una tristeza enorme por no poder ir a saludarla, no quería incomodar.
Pero me moría por hablar con ella, por ver como estaba después de tanto tiempo… casi dos meses sin verla y estaba igual o mas linda que antes.

¿Cómo era posible que esto pase así y justo hoy? –Me preguntaba a mi misma.
¿Ni si quiera va a venir a saludarme? Sé perfectamente que ya me habrá visto, aunque no la haya vuelto a mirar. ¿Se va a ir sin decirme nada?

Tenía la cabeza apoyada entre mis manos, deseando que ese mal rato pasara lo antes posible, que esa tristeza ya no estuviera mas en mi mente
Y de pronto sentí como me acariciaban una de las manos que sostenía mi cabeza.
Reconocí perfectamente esa caricia, esa suavidad y dulzura que la caracterizaba, pero tenía miedo de mirar, mis sentimientos estaban a flor de piel y no sé si iba a poder controlar que alguna lágrima desesperada escapara.
Poco a poco levanté la cabeza y me encontré con esos ojos,
esa mirada que sin saberlo tanto extrañaba. Parecía que hacia un siglo que no la veía… y sin embargo seguía consiguiendo que me olvidara del mundo y de las personas que habían a mi alrededor.

-Hola… -Dijo con una de sus sonrisas
Sé que no era de felicidad. No me atrevo a decir nostalgia,
pero sé que el hecho de verme también movió algo dentro de ella.

-Hola… -Respondí
Mentiría si dijese que también le sonreí.
No podía evitar que mi rostro expresara exactamente lo que estaba sintiendo.
Pero como siempre…ella se dio cuenta.

-¿Estás bien? –Preguntó algo preocupada

Está ves si sonreí y asentí un poco, aunque no dejaba de ser una sonrisa forzada, triste… una forma de que pensara que todo estaba bien.

Sé que no me creyó

Posó una de sus manos sobre mi mejilla y me acarició tiernamente, intentando tranquilizarme.
Yo seguía sin poder articular palabra, habían mil cosas que seguramente quisiera decirle, pero en ese momento no hallaba manera.
Así que simplemente cerré los ojos, antes de que mis emociones me ganaran la partida, y le di un pequeño beso en la mano con la que me acariciaba.
Cuando volví a mirarla estaba sonriendo.
Mirándome intensamente, con dulzura, con comprensión, con cariño…

Nos quedamos unos segundos más mirándonos a los ojos, hasta que una voz nos sacó de ese estado, llamándola, haciendo que con una última sonrisa desapareciera y yo volviera a bajar la cabeza, pensativa. Dejando que pasara un poco el tiempo, antes de tener que explicar cómo me sentía.


Minutos después fuimos a cenar, bueno las acompañé porque no cené nada.

Y una vez más… el universo la puso en mi camino, esta vez ni si quiera miré, la había visto de lejos pero al cruzarnos hice como si no me hubiera dado cuenta.
Aunque eso fue aparentemente. Cuando pasó la altura a la que estábamos, sin poder evitarlo voltee para observarla, para verla una vez mas ya que no sabía cuándo volvería a hacerlo.

Después de cenar todas las chicas se fueron, menos Paula que quiso acompañarme a casa y así de paso dar una vuelta para hablar de cómo me sentía.
Ella era amiga de Gema, había estado saliendo las últimas veces con nosotras. Pero desde que se enteró de lo ocurrido me llamo para ofrecerme mi apoyo y no sé, me parecía buena chica, podía confiar en ella.
No sabía nada de lo de Anahí, así que no se percató de lo ocurrido, solo del inmenso bajón que dio mi estado de ánimo.
Le explique mas o menos por encima la historia y seguimos hablando de Gema.

-Puede que haya solución –Dijo intentando animarme –Pero si es definitivo, no te preocupes…todo pasa y tarde o temprano encontrarás a alguien que te haga olvidar.

Sonreí irónicamente al escuchar esa última frase.

-Sabes, desde que conocí a Gema todo el mundo me dice lo mismo? Y ahora mas que nunca sé que eso no va a pasar.

-¿Por qué lo dices?

-Porque si no fue Anahí no será nadie…Gema y ella son las dos únicas personas con las que he QUERIDO tener una relación de verdad, son las únicas que me han llegado y por las que he sentido algo verdadero.
Y ahora estoy totalmente segura de que no hay nadie más que me pueda hacer sentir eso.

La charla continuó unos minutos mas y me fui a mi casa, necesitaba descansar, necesitaba escribir, desahogarme…algo.
El dia había resultado más cargado de emociones de lo que yo pensaba.

Abrí mi Messenger y sin conexión busque a la única persona con la que necesitaba hablar, el que siempre tiene la frase indicada, para el momento justo.

Dulce: Vi a Anahí…

Christian: ¿Qué?

Dulce: Me encontré con ella ahora…en la playa

Christian: ¿Y que sentiste?

Dulce: Siento como si el universo se estuviera burlando de mi…justo hoy Chris…después de haberlo dejado con Gema.
Es una forma de restregármelo y decirme: mira lo que te perdiste?
Porque no lo entiendo… no entiendo porque después de tanto tiempo sin verla, después de haber tomado una decisión sigo sintiendo esas cosas. Es como si algo me uniera a ella ¿sabes? Una conexión, una magia…que por muchas cosas que pasen sigue ahí a pesar de mis sentimientos.

Christian: No creo que sea un castigo, creo que aun no sabes ver las señales.

Dulce: Ninguna señal Chris… definitivamente el universo está jugando conmigo.

Que a veces no lo escuchara o no le hiciera caso, no quiere decir que Chris no estuviera en lo cierto.

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:43 pm

Capítulo 12

Una noche más en la que apenas he dormido, pesadillas que me despiertan y me hacen incapaz de volver a conciliar el sueño…
O sueños hermosos que al despertar resultan ser solo eso, sueños. Mi realidad es otra muy distinta.
Me levanté de la cama muy temprano, cansada de dar vueltas y de pensar.
Necesitaba de alguna forma expresar lo que sentía, así que después de encender el ordenador cogí un viejo “diario” que guardaba, busqué un bolígrafo y empecé a escribir todo lo que llevaba dentro…

“Quererte fue una estupidez total,
Un paso más allá del bien y el mal.
Una tormenta de dolor, una historia de terror,
Un sueño rosa que hoy es gris…palabras sin valor.

Sé que fui, ingenua y me sentí
Colgando mariposas en el cielo
Y hoy estoy temblando arras del suelo…
Fui ingenua y te volví mi aire
Y hoy la vida es un desierto por amarte a corazón abierto…

Intentaré reconstruir mi paz
Quemar tus besos, no mirar atrás…
Te di mi oxigeno y mi voz, hice un mundo para dos
Hiciste que creyera en ti
Y después dijiste adiós…”

Al cabo de unas horas, interrumpiendo mi escritura y mi mal dia, vi como el recuadro naranja de conversación en messenger aparecía parpadeando. La verdad es que no tenía ganas de hablar con nadie… hasta que vi el nombre de la persona que me hablaba.

Anahí: Buenas!!

Dulce: Hola

A pesar de mi frialdad me puse algo nerviosa cuando vi su nombre y era a la única persona que contestaba en toda la mañana, al resto las ignoraba y cerraba la ventana.

Anahí: ¿Qué tal?

Dulce: Bien ¿y tu? Cuanto tiempo

Anahí: Si, la verdad que si…Por eso te hablé, para ver como estabas.
Y porque me quede preocupadilla el otro dia cuando te vi

Dulce: ¿Preocupada por qué?

Anahí: Por tu cara sobretodo…no sé, te noté mal.

Dulce: Si…Estaba un poquito mal y además no esperaba encontrarte allí,
Pero bueno no te preocupes.

Anahí: Ya me imagino…Yo tampoco.
Me alegra que estés bien entonces.

Dulce: Gracias

Anahí: Quería decirte que si me notaste fría el otro dia o algo que me perdones,
ya sabes por qué es…Pero que sepas que no me pasa nada contigo.

Dulce: No te preocupes, lo entiendo…
Igual me da tristeza, pero lo entiendo no pasa nada.

Anahí: A mi también me da tristeza porque sabes que te aprecio muchísimo tonta, y no es fácil para mi guardarme un abrazo o algo. Pero gracias por entenderlo (k)

Dulce: Así deben ser las cosas, no te preocupes.

Anahí: Igualmente quería recordarte que te quiero, para que no se te olvide.

Dulce: Yo también Any y ojalá algún dia las cosas puedan ser diferentes,
pero mientras ya sabes dónde estoy ¿vale?

Anahí: Ya lo se cariño y lo mismo te digo,
aunque las cosas tengan que ser así, sigo siendo tu amiga para lo que quieras.

Dulce: Muchas gracias (L)

Anahí: A ver si te muerdo…¿Cómo que gracias?
Ni que te lo tuviera que decir…

Dulce: Jajaja ¿Me vas a morder?
Vía msn lo tienes difícil…

Anahí: A ver si voy a tu casa y te enteras

Continuamos picándonos y molestándonos como habíamos hecho siempre, como solíamos hacer antes de volvernos estúpidas.
Curiosamente había conseguido que olvidara mi estado de ánimo y todo lo que me pasaba. Molestarla y defenderme de sus ataques, intentando superarlos sin éxito, era lo único que ocupaba mi mente en este momento.

Hasta que sin quererlo terminamos poniéndonos filosóficas las dos:

Dulce: ¿Nunca te has estampado con la misma pared una y otra vez y cuando crees que tienes un agujerito por el que puedes pasar te vuelves a estampar…y de repente te das cuenta de que nunca avanzaras, que esa pared siempre estará impidiéndote el paso?

Anahí: ¿Te refieres a Gema?

Dulce: Si…

Anahí: ¿Volvió a hacer de las suyas?

Dulce: Ya no estamos juntas.

Anahí: Aunque no me lo dijeras, me lo imaginaba… No sé que habrá pasado Dul, solo puedo decirte que es muy difícil que una persona cambie. Y me da muchísima pena por ti, enserio... pero creo que trate de abrirte los ojos muchas veces.
Ahora te toca seguir con lo tuyo y tratar de olvidar que tarde o temprano aparecerá alguien…

Dulce: Esa ultima frase me hace mucha gracia

Anahí: Si…Ya se que es lo último que te dije antes de que pasara nada entre nosotras.

Dulce: Me hace gracia porque si no fuiste tú, Any, no va a ser nadie. Me hiciste darme cuenta de que tengo que cerrar un capítulo para abrir otro. Tú y mucha gente intentaron abrirme los ojos…pero me enamoré y no hay vuelta atrás. No creas que estoy enfada con ella…simplemente me siento mal porque creo que nunca voy a avanzar y es frustrante.

Anahí: Lo sé Dul, pero es porque estás enamorada.
¿Pero cuanta gente se enamora y se desenamora cariño?
Date tiempo, lo importante es que hayas aprendido algo de todo esto.
Y algún dia, cuando ella vuelva…porque sé que volverá, sabrás pararla y entonces será cuando realmente puedas tirar para adelante y hacer tu vida.

Dulce: ¿Por qué eres tan buena?

Anahí: ¿Buena por qué?

Dulce: Por ponerte en mi lugar, entenderme, valorarme, aconsejarme.

Anahí: Porque te entiendo y sé que por mucho que te diga la gente,
eres tu solita la que tiene que abrir los ojos y tarde o temprano lo haras.

Dulce: Perdóname Any… porque sé que en su momento te diste cuenta de que algo me estaba pasando y en vez de confiar en ti y contártelo me fui alejando…No te lo merecías.

Anahí: No pienses en eso Dul, Yo también me alejé…así que la culpa es de las dos.
Lo importante es que hayamos aprendido y que ahora sepamos que podemos contar la una con la otra.

Dulce: Oye ¿Te puedo preguntar algo?

Anahi: Claro…

Dulce: ¿Por qué volviste con Dunia?

Anahí: Porque volví a sentir lo de antes porque estábamos como antes

Dulce: A lo mejor les hacía falta que todo esto pasara para recuperar la ilusión

Anahí: Si… a ver cuánto me dura, porque me conozco

Dulce: ¿Por qué lo dices?

Anahí: Porque siempre me dura la ilusión un tiempo y después se esfuma…Me ha pasado toda mi vida.
No sé que es peor amar a alguien y sufrir o sufrir porque nunca has amado a nadie…

Dulce: A lo mejor es que no te ha llegado esa persona que te haga amar de verdad, estoy segura que tienes mucho para dar y una ilusión inagotable, para la persona indicada.

Anahí: Muchas gracias…ojala eso sea así y que no sea porque no estoy hecha para enamorarme.

Esta sin duda era la conversación mas larga que habíamos tenido en meses, ni si quiera cuando había algo entre nosotras hablábamos tanto, tan sinceramente y con tanto cariño. Me encantaba hablar con Anahí de esta forma y aunque la conversación llegó a su fin me quedé con ganas de mas, sentía que de alguna forma tenía que agradecerle y escribiendo de nuevo me salieron unas palabras para ella.
Pero como ya se había ido, le envié el mensaje privado a su red social.

“ Sé que no he sido la mejor persona del mundo contigo, arriesgaste muchas cosas por mi y seguramente sentirás que te fallé. Pero quiero que sepas que a pesar de todo te quiero mucho Any…Tú mejor que nadie sabes que me cuesta muchísimo decir y hacer esto. Pero es lo que me sale ahora mismo…Gracias, por entenderme a pesar de todo, por apoyarme, por no juzgarme, aunque eras la única con derecho a hacerlo. Por seguir ahí, por tener siempre una palabra y un gesto cariñoso hacia mi cuando lo necesito. Aunque no lo creas con nuestra última conversación me hiciste entender muchas cosas…Espero que pronto llegue el momento en el que con total seguridad pueda decirte, se acabo…está superado y que así te sientas orgullosa de mi. Siempre me haces ver las cosas diferentes y aunque solo sea durante los minutos que hablamos, consigues que me olvide de todo.
Gracias…Por todo eso y mas…
Te quiero. Dul”

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:43 pm

Capitulo 13

Ya han pasado unas semanas.
La última vez que hablé con Any fue para agradecerme el mensaje privado que le dejé en su perfil. Habíamos quedado igual de bien que las últimas veces que hablamos…pero después de ahí no la volví a buscar… y ella a mi tampoco.
¿Por qué me desaparecía de su vida tanto tiempo cuando más cerca me sentía de ella?
Precisamente por eso…
Me sentía demasiado bien las veces que hablaba con Any incluso llegaba a pensar que la necesitaba. Y no me gustaba eso, no me gustaba que mi estabilidad dependiera de otra persona, no me gustaba necesitar hablar con ella para estar bien, no me gustaba depender de nadie…y mucho menos de Anahí, con todo lo que había pasado.
Y menos ahora, no quería que se sintiera mi salvavidas, porque realmente sigo estancada en lo mismo de siempre.

Con Gema la cosa no ha hecho más que ir a peor.
Si ya es difícil romper una relación cuando estás enamorada, es mucho más difícil cuando esa persona no te deja avanzar. Cuando te sigue diciendo que te quiere, que te extraña, cuando te dedica canciones tristes, cuando cree que estas divirtiéndote y te hace sentir culpable sin saber que en realidad estas en la cama, sin poder parar de llorar. Cuando vez que ella avanza. De la noche a la mañana encuentra a alguien y ni siquiera te enteras por ella…medio mundo lo sabe antes que tu. Y cuando te lo dicen además de quedarte con cara de idi*ota, esas lagrimas que creías que ya no tenias vuelven a salir. Y vuelves a sentir que te fallaron y a pensar que fue lo que te faltó.
En el corazón no se manda y todos alguna vez tenemos que sufrir por amor.
El problema es que, si además del propio sufrimiento que causa un desamor, la otra persona en vez de ayudarte hace que te hundas más, llega un momento en el que no encuentras salida.
“Lo único bueno de eso…es que cuando tocas fondo no puedes hacer más que ir hacia arriba.”

Estoy rumbo a la playa.
Unas amigas me invitaron a pasar el fin de semana en un apartamento, hay unas fiestas muy famosas en esa zona y voy a intentar disfrutar.
Voy en el autobús, mis amigas hablan entre ellas, todo el mundo feliz y armando alboroto. Yo simplemente miro el paisaje, como siempre que voy en un auto.

De pronto…me encontré pensando algo extraño
¿Qué estará haciendo Anahí ahora?
No sé porqué se me vino ella a la mente, pero sentí la necesidad de verla, de que supiera que seguía acordándome de ella. Así que en un impulso agarré mi móvil y escribí un sms:

“Hola…Se que te parecerá extraño recibir un sms mío después de tanto tiempo. Pero solo quería que supieras, que me acuerdo mucho de ti, aunque no te lo demuestre. Ya sabes que soy un desastre… Espero de corazón que todo te esté yendo bien y que estés siendo muy feliz.
Un beso enorme. Cuídate… Dulce”

…Hecho…

No sabía por qué razón había hecho eso, pero lo hice…y durante algunos minutos tenía la esperanza de recibir una respuesta. Aunque en el fondo sabía que no llegaría…
Pero bueno, si ella no quiere saber nada mas de mi, también tengo que entenderlo. Solo espero que sepa que puede contar conmigo.

Llegó la noche.
Ya habíamos llegado al centro comercial donde se realizaba la fiesta y mi amiga Paula recibió una llamada… Era Gema.
Estaba en el mismo sitio que nosotras y esperaba que nos encontráramos en un lugar concreto.
No lo entiendo…Ella sabía perfectamente que yo estaba con Paula y aun así quería que nos encontráramos. Lógicamente le hice señas a Paula para que le diera largas, le dijera que ya nos íbamos o cualquier excusa.
No quería verla…hacía algunas semanas que habíamos decidido terminar con cualquier tipo de relación que había entre nosotras, ni si quiera la amistad nos quedaba. Llevaba mucho tiempo sin hablar con ella y no tenía ganas de encontrármela y hacer como si no pasara nada o estar incomoda…o simplemente volver a sentir que me desmoronaba frente a todos.

Todos mis intentos fueron inútiles.
Cuando menos me lo esperaba apareció donde yo estaba, con su “novia” y una amiga.
Antes de darme cuenta de que ella estaba ahí, sentí como las miradas de todas las chicas se clavaban sobre mi, temiendo lo que iba a pasar. Al verla simplemente sentí ganas de irme de allí, pero me lo impidió. Sin si quiera saludar a nadie, llegó hasta donde yo estaba y me agarró la mano para que la acompañara…

-¿Puedo hablar contigo?

Sin contestar la seguí hasta donde me llevaba.

-¿Por qué estas así? –Me dijo de pronto

-¿Así como?

-Así… -Dijo señalando mi cara, que expresaría tantas cosas

-¿Te parece poco todo lo que has hecho Gema?

-No quiero hacerte daño, no quiero que sufras…creí que lo mejor para ti era que me alejara.

-Ese ha sido siempre tu problema…haces lo que crees que es mejor para mi, sin preguntarme lo que realmente quiero.

-¿Qué es lo que quieres? ¿Qué hablemos? Que seamos amigas como antes?

-Ya no… me decepcionaste.

-¿Por qué?

-Eres la persona mas importante de mi vida y creía que yo de la tuya, pero me fallaste…no confiaste en mi cuando tenías que hacerlo, no has hecho más que machacarme y dejaste que me enterara de que estas con Ester, por todo el mundo menos por ti. Cuando tú siempre has sido la primera que sabe algo de mi vida… Dejaste que esto se apagara y no valoraste ni si quiera nuestra amistad.
Ya no espero nada de ti Gema…eso es lo que ha cambiado.

De pronto me cogió ambas manos… pude sentir como temblaba y me extrañaba bastante que estuviera de esa forma.

-No quería hacerte daño Dul.

-¿Estás con ella, es tu novia?

-No me preguntes eso…no puedo respondértelo –Dijo poniéndose mas nerviosa aún

-¿Por qué?

-No lo sé…simplemente no puedo. Pero si eso es lo que te hace daño...yo...

-Mejor no lo digas...
Yo no puedo hacer nada mas por ti Gema, te he dado todo, no quisiste tenerlo…no quieres amor, no quieres amistad. No sé qué es lo que has esperado de mi, pero ya no puedo dártelo. Si lo que te preocupa es que esté mal…tranquila, estoy bien y ya que hasta ahora se lo has preguntado a todo el mundo menos a mi, te digo que no hagas caso a nadie, ESTOY BIEN y la única palabra que debe valerte es la mia.

Me sorprendía a mi misma por todo lo que estaba diciendo y sobre todo por estar serena, calmada, ni una lágrima, ni un grito… creía que en el momento en que hablara con ella me iba a venir abajo y no podría parar de llorar. Pero no… ni siquiera tenía ganas de hacerlo.
Al contrario que ella, fui notando como sus ojos brillaban y aunque con las manos intentaba calmarla, al escuchar mis últimas palabras comenzó a llorar. No sé qué es exactamente lo que creo esa reacción en ella…pero estaba llorando desesperadamente y nunca la había visto hacerlo.
Intenté secarle algunas lágrimas, pero al ver que no podía parar sin más la abracé.
Era un abrazo de cariño, de todo el cariño que a pesar del sufrimiento, le seguía teniendo.

-No llores más… -Le dije mientras la abrazaba –Yo siempre voy a estar ahí…pase lo que pase, nunca te dejaré sola y aunque tengamos que separarnos sabes dónde encontrarme.

Con cada palabra mía, hacia el abrazo más intenso, no respondía…pero me abrazaba y me abrazaba con fuerza intentando evitar que me fuera.
Pero ese momento tuvo que ser roto. Mis amigas llevaban tiempo llamándome porque ya nos íbamos.
Así que dándole un último beso en la mejilla, me fui de allí. No sin antes decirle a sus amigos.

-Cuídenla mucho…

No voy a mentir, pasé el resto de la noche pensando en ella, en como estaría. Me había preocupado verla así y por ningún motivo quería que se sintiera mal.
Pero por primera vez desde que la conozco no pensaba en ella como siempre lo había hecho, no quería correr a buscarla, abrazarla, besarla y decirle que termináramos con esta tontería.
No sé en qué momento, ni que cosa exactamente hizo que me sintiera así, pero algo no era lo mismo dentro de mi, algo se había roto o simplemente había cambiado.

Al llegar al apartamento, después de una larga noche descubrí un nuevo mensaje en mi móvil, era de un numero que no conocía…

“Yo nunca quise, ni quiero hacerte daño, tu sabes que te quiero muchísimo y aunque pasen muchas cosas nunca me olvidare de nada, porque eres y serás parte de mi vida siempre. Perdón por todo. Gema”

Entonces sentí que había guardado mis sentimientos en una especie de caja, donde patalearan, gritaran y lloraran hasta que los deje salir…Pero por primera vez seré fuerte y no lo haré NUNCA más, porque una vez consigues cerrar esa caja, es para siempre…

Pasaron algunos días después de todo aquello.
Había visto a Anahí conectada en alguna que otra ocasión pero al no recibir respuesta al mensaje ni intensión de hablar conmigo, ya había dado por hecho que no quería saber de mí, quizás fuera mejor así…
Pero una vez mi teoría se vino abajo cuando recibí un email. Me sorprendí al ver que era de ella:

“Muchas gracias por el sms, la verdad que me sorprendió…Espero que estés bien. Cuidate ¿si? Un besito”

Enseguida fui a comprobar si estaba conectada. Pero no era así. Supuse que estaría sin conexión aunque me extrañaba bastante que me enviara un email y no estuviera conectada.
La noté un poco fría, tampoco tenía por qué responderme pero quizás esperaba mas cariño por su parte. Aún así quise responderle:

“No debería sorprenderte…Espero que tu también estés bien y saber de ti de vez en cuando. Cuidate mucho”

La verdad es que fui igual de fría que ella. Pero bueno... daba la conversación por terminada cuando…:

“Pues claro que me sorprende!! Primero, porque viene de ti (Y todos sabemos que no eres mucho de hacer eso) y segundo, porque si me lo mandas estando en la calle más me sorprende.”

¿Cómo sabía que estaba en la calle? –Me pregunté a mi misma extrañada.

“¿Y tu como sabias que estaba en la calle? ¿Me vigilas? Pues si es así no lo parece eh porque no te acuerdas de mi nunca jum!! Pero bueno, no te sorprendas si lo hago…que de vez en cuando demuestro las cosas“

Claro que me acuerdo de ti tonta, eso no lo dudes!! ¿Cómo iba a olvidarme de “mordisquitos” eso no se puede!! Y me sorprende porque lo haces muy pero que muy de vez en cuando”

“Bueno..pues me alegra haberte sorprendido…así es mas divertido Pero mas te vale que no me olvides eh!! Ya se que soy tu mordedora favorita”

“Siii ya sé que te gusta jugar conmigo (H) Pero está bien..si te hace ilusión…eres mi mordedora favorita (L)”

“Me das la razón como a los locos…después soy yo la que se hace la dura L Eres una chula y siempre lo serás jum!”

“Jajaja que linda!! Me diste pena y todo…L Me estoy ablandando, esto no puede ser…Tienes razón, para una vez que no te haces la dura (k) Ya sé que soy una chula pero así te gusta y te gusta morderme (H)…Al parecer eso nunca cambiara (L) echaba de menos molestarte…”

Esta conversación fue tomando rumbo y de ser frías pasamos a ser las mismas de siempre, con el mismo cariño y el mismo pique que siempre habíamos tenido…
Por algún motivo nunca hemos podido cambiar y pase lo que pase…siempre recuperamos nuestra esencia

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:43 pm

Capitulo 14
(Un mes más tarde)

Desde que terminé con Gema no he podido estar con nadie más, han pasado casi tres meses desde entonces y la verdad es que no tenía ganas de estar con nadie.
Mi recuperación ha sido lenta, no tengo ilusión por encontrar un nuevo amor y hasta hace muy poco era incapaz de volver a besar a alguien.
Las únicas personas a la que he podido decirles te quiero son Christian y Arhely.
Creo que me he vuelto más fría y salvaje que antes.

Ayer conocí a una chica. Me pareció guapa…se pasó toda la noche buscándome y al final nos dimos un par de besos.
Nada serio…vivía en Irlanda y en cierta forma sabía que no iba a tener que comprometerme. Pero al menos terminé de darme cuenta que si después de tres meses ya he sido capaz de besar a otra chica es porque Gema está totalmente superada para mi.

También dejé de estudiar y comencé a trabajar…digamos que en un mes mi vida a cambiado bastante.
Ya ni siquiera salgo de Fiesta, trabajar los domingos no me lo permite. Pero gracias a dios hoy es domingo y tengo dia libre, así que para no variar estoy tumbada en la cama, viendo la tele y con el Messenger conectado, sin contestar a nadie como casi siempre…hasta que:

Anahí: Eso es verdad

Dulce: ¿El que?

Anahí: Nick

Me cogió totalmente por sorpresa aunque después de tanto tiempo era un poco raro que me hablara así. Le había llamado la atención mi Nick que hablaba sobre las señales.

“Las señales son perfectas…solo hay que saber verlas”

Dulce: Tú parecer india ¬¬

Anahí: Es que yo convertir en India.
Anahí saludar…Hau!!

Dulce: Jajaja Hau!!

Anahí: Gran jefe “tribu Tunikiwate” preguntar ¿Cómo estas?

Me resultaba muy graciosa esta conversación que salió de la nada, así que seguí con el juego

Dulce: Niña mágica que ve señales estar bien
¿Cómo estar gran jefe “tribu tunikiwate”?

Anahí: Gran jefe estar molón (H)
Gran jefe “Tunikiwate” estar interesado en el tema de las señales.

Dulce: Niña mágica puede responder cualquier pregunta que interese al Gran jefe…

Anahí: Gran jefe se pregunta, ¿Por qué llamar niña mágica?
A gran jefe gustar ese nombre.
Gran jefe poner ese nombre a su descendiente.

Dulce: “Tribu Waka Waka” poner ese nombre a niña mágica cuando nació porque no todos poder ver señales.
Gran jefe tiene permiso de poner ese nombre a su descendiente siempre y cuando sea guapa y lista

Anahí: Descendiente ser así porque gran jefe ser así (H)
Wauu niña mágica tener poderes qerrá pasar una temporada en mi tribu?

Dulce: Jajaja ya me cansé de ser india.
Chula…

Anahí: Yo también te quiero J
Aunque me duele que no quieras pasar una temporada en mi tribu jum
Ahora encerio…¿Cómo estás?¿Todo bien?

Dulce: Si..estoy un poco malita pero todo bien. ¿Y tu?

Anahi: Yo bien…Pero eso de estar mala hoy te pasa por salir y no abrigarte anoche.

Dulce: ¿Y tu como sabes eso? Que miedo

Anahí: Ah ¿Te da miedo verme?

Dulce: No…Me da miedo que me veas y yo no verte

Anahí: ¿Y eso por qué a ver? ¿Querías verme?

Dulce: Claro Any

Anahí: Ohh que linda ,eso me llegó

Dulce: No..pues ahora me enfado, me viste y no me saludaste

Anahí: Tonta…¿realmente crees que lo haría?
Te saludaría solo para molestarte, aunque estando borracha no sé como te lo tomarias.

Dulce: Pues primero me hubiera quedado en shock y después te habría dado un abrazo asfixiante sin importarme quien estuviera delante, asi que…quizás fue mejor que no nos encontráramos.

Anahí: Ohh que bonito!!!
Ni que a mi me importara lo que piensen los demás.
Ahora me quedé con ganas de ese abrazo.
¿Y por que te quedarías en shock? ¿Tan fea soy?

Dulce: Me quedaría en shock porque hace mucho que no te veo y te echo de menos

Anahí: Que linda!! ¿Tú diciendo esas cosas?

Dulce: Ya… puede que haya cambiado un poco

Anahí: Pues espero que todos los cambios sean para bien, como este…y que no te lleven por el mal camino. La Dul que conocí no quiero que cambie.

Dulce: La esencia es la misma, no te preocupes (L)

Anahí: Me dejas mas tranquila entonces

Dulce: Que linda preocupándose por mi…

Anahí: Claro…vales demasiado como para que te eches a perder y te tengo mucho cariño. No quiero que dejes de ser mi Dul.

Dulce: ME QUIEREEEE ME QUIEREEEE!!!!

Anahí: Que boba!! Ni que no lo supieras…

Dulce: ¿Y que? Pero cuando lo dices soy feliz jum

Anahí: Jajaja que linda
Pues te quiero!!
Para que seas mas feliz aun.

Dulce: Joo estoy sensible

Anahí: ¿Por qué boba?

Dulce: Porque hace mucho que no hablábamos

Anahí: Si…Porque si yo no te hablo tu no lo haces ¬¬

Dulce: Mentira..pero es mejor así porque si hablamos todos los días se convierte en la típica conversación. Y yo contigo no quiero eso

Anahí: ¿Y por qué conmigo no?

Dulce: Porque tu eres diferente…esas conversaciones son para la gente de todos los días y tu estas muy por encima de todo eso.

Anahí: Ohh Eso me llegó eh, al final me vas a poner sensible a mi también.

Dulce: Pero no hace falta que te lo diga porque eso tu lo sabes.

Anahí: Bueno…pero me gusta que me lo recuerdes, porque eso podría ser en el pasado.

Dulce: Pues que no se te olvide eh…hay personas que pasan sin dejar huella, pero desde luego tu no eres una ellas. Pase el tiempo que pase y aunque estemos meses sin hablar te seguiré queriendo.

Anahí: Definitivamente eres otra Dulce…
Pero me alegra mucho saber eso.
Aunque pienso que de vez en cuando hay que alimentarlo, el roce hace el cariño.

Dulce: Para mi hay cosas que van mas allá de eso.

Anahí: Tiene que ir más allá de ello…porque si fueras otra persona ni me acordaría de ti.

Dulce: Ves…es especial.

Seguimos hablando un rato mas, como siempre volvíamos a nuestros juegos…pero la verdad es que esta conversación la notaba mas cariñosa, mas cargada de sentimientos.
Al menos por mi parte, creo que nunca me había mostrado así de sensible con y por ella.
Pero le decía exactamente lo que sentía, por primera vez, sin durezas, caparazones, ni orgullos…simplemente ella y yo.

Al dia siguiente había quedado para cenar con la chica que conocí y unos amigos suyos. La verdad no iba con muchas y menos ganas aun iba a tener cuando a los cinco minutos de estar juntas me dice:

-¿Conoces a Anahí?

Mi corazón dio un vuelco…escuchar su nombre hizo que pudiera sentirla cerca. Me había puesto muy nerviosa y aun no sabía por qué me estaba haciendo la pregunta.

-Si… ¿Por qué?

-Porque yo conozco a Dunia

-¿Y…?

-Que ayer vio nuestra foto y me contó toda la historia. Aunque ya me la había contado antes.

El interés que antes me había creado la conversación enseguida se vino abajo, pues sabía todo lo que me iba a decir.

-¿Y eso?

-Cuando Anahí y tu estuvieron juntas, ella y yo hablábamos mucho por Messenger, digamos que coqueteábamos…Estaba a punto de volver de Irlanda e íbamos a conocernos.

-Qué pequeño es el mundo, eso sí que no me lo esperaba ¿Y que te contó exactamente?

-Que eras su mejor amiga, que le quitaste a su novia por un capricho y no habían ni llegado al mes cuando te fuiste con otra.

-Ya…esta bien.

-¿Está bien? ¿Hiciste eso?

-Ajá...exactamente eso. Pero ella te contó su historia no la mía.

Me mostraba completamente indiferente ante lo que pensara, aunque por dentro estaba muriendo de la rabia. No me importa que Dunia cuente las cosas como a ella le de la gana, que Barbara crea lo que quiera…lo único que me importaba era que Anahí también pensara eso, o tuviera alguna duda de lo que había sentido por ella.

-Quiero conocer tu historia…

-No tengo por qué estar dando explicaciones a nadie de lo que sentí o deje de sentir ¿sabes?Las únicas que sabemos lo que vivimos fuimos Anahí y yo… Dunia y el resto del mundo pueden decir lo que quieran, no me importa lo que piense nadie mas que ella.

Barbara se estaba quedando un poco atónita con mis palabras… le estaba diciendo muy claro que podía pensar lo que quisiera, que no me importaba otra cosa que no fuera Anahí.

Pasé toda la noche muy callada, seria, ausente…no podía dejar de pensar en eso. Y no tenia ganas de cenar ni estar allí.
Cuando conseguimos despedirnos de sus amigos fuimos para su casa y allí comenzó de nuevo con la conversación.
Pero mas bien quería saber de mi, lo que había vivido, para conocerme un poco mejor. Reconozco que me comportaba bastante fría con ella pero le conté mas o menos por encima mis dos historias mas importantes.
Y sin saber cómo terminamos hablando de nosotras.

-Mañana me voy –Dijo con lágrimas en los ojos…

-Lo sé

-¿Sabes?…nunca había tenido ganas de quedarme hasta que te conocí.

-No te pongas triste…seguiremos hablando –Dije intentando animarla un poco.

-Si… Pero no estoy segura de que estés preparada para mantener una relación a distancia.

-Barbara…yo ni siquiera estoy preparada para tener una relación. Te acabó de contar un poco por lo que he pasado…y aun no estoy lista, ni tengo ganas. Te lo dije desde el principio.

-Lo sé…pero tengo la sensación de que con alguien si la tendrías.

-¿Con quién?

-Con Anahí…

De pronto sentí algo extraño, mi estomago se contrajo. No me esperaba esa respuesta y menos aún esperaba dudar ante esa “posibilidad” que hasta ahora no me había planteado.

-Te acabo de contar mis dos historias..te dije que me enamoré de Gema como nunca lo había hecho. ¿Y quien te preocupa es Anahí? ¿Por qué?

-Porque de ella hablas diferente… no sé como explicártelo, te brillan los ojos, te quedas ausente. Es como si tuvieras algo guardado ahí dentro.

Esas palabras me hicieron pensar, me hicieron recapacitar sobre algo que hasta ahora no había pensado. Desde que Barbara la nombró al principio de la noche, no dejé de pensar en ella, en lo que estaba pasando por su cabeza. Me daba rabia y coraje que todo el mundo creyera que solo fue un capricho para mi…pero me daba tristeza pensar que ella también podía creerlo. Y además por mi culpa…por nunca ser capaz de decirle lo que sentía tal y como lo sentía.
Me invadieron unas ganas enormes de buscarla, de abrazarla, de pedirle mil veces perdón, de decirle…que la quería…que a pesar de todo nunca había salido de mi corazón.
De explicarle todo lo que estaba pasando por mi mente en ese momento, que ni yo misma sabía lo que era.
Sin duda…esa noche, esa rabia que había sentido y todos los sentimientos que la acompañaron después había abierto una veda en mi corazón y aunque ahora no sabía bien lo que significaba… Solo pronunciaban un nombre.

…Anahí…

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:43 pm

Capitulo 15

Pasé todo el dia pensando en el mismo tema. Aunque en el trabajo al menos me distraía un poco…pero aún así Anahí seguía siendo el centro de mis pensamientos. Deseaba hablar con ella…se me había quedado un agujero en el estomago y solamente diciéndole lo que sentía iba a poder llenarlo.
Llegué a mi casa tarde. Cuando me conecté ella estaba ahí…pero aún así no me atrevía a hablarle.
Todo el dia esperando y ahora no sabía que decirle… Y como si hubiera escuchado que la llamaba en silencio, hizo su aparición:

Anahí: ¿No me lo habías dicho?

Sabia de que lo estaba hablando pero aún asi:

Dulce: ¿El que?

Anahí: Que estabas con Barbara.

Dulce: Yo no estoy con Barbara…y si hubiera sabido que la conocías te lo hubiera dicho.

Anahí: Tranquila, no te estoy pidiendo explicaciones. Es solo que me extraño…

Dulce: No Any…pero yo me enteré de todo ayer, si llego a saber que la conocías te lo hubiera contado, créeme.

Anahí: Pues parece que tiene el mismo gusto que yo

La noté algo molesta, así que traté de picarla un poco para ver como reaccionaba y asegurarme.

Dulce: No te pongas celosa…es normal que se fije en mi, pero tu tranquila
Anahí: No es que me ponga celosa, pero me fastidia que sea justamente ella, no sé por qué…y tranquila que tu y yo somos tu y yo, no puedo estar celosa.

Dulce: Eso está claro…estamos unidas para siempre y nadie lo va a cambiar.

Mi broma había pasado a convertirse en lo que realmente quería hacer

Anahí: Para siempre??

Dulce: Forever!!!! Yo te tengo en un pedestal del que no te va a bajar nadie.

Anahí: :$ ¿Tu que quieres, ponerme sensible o que?

Dulce: No…pero soy yo la que últimamente está demasiado sensible

Anahí: ¿Con todo el mundo estás así?

Dulce: Solo contigo…

Anahí: Pues me encanta que estés así solo conmigo…y me dan ganas de darte un abrazo enorme.

Dulce: Ves…no siempre soy dura

Anahí: Pero eso es porque estas sensible y porque hace tiempo que no me ves

Dulce: Pues si…pero también es porque en su momento no pude demostrarte las cosas y ahora cuando hablamos a veces noto que tu dudas y eso me pone mal.
Me asusta porque sé que es por mi culpa, porque nunca te demostré lo que merecías, Y a veces me pongo a pensar lo que tu has podido creer todo este tiempo y me da rabia de mi misma.
Aunque las dos sabemos que el nuestro es un cariño especial y que nuestros juegos son únicos.

Anahí: Si…aunque todavía no sé que es lo que lo hace especial pero algún dia lo averiguaré, espero

Dulce: ¿A que te refieres?

Anahí: Pues que me pongo a pensar y no sé que es lo que lo hace especial, siento que es algo que está ahí…pero lo estoy pasando por alto.

Dulce: Como dijimos una vez…es magia.

Anahí: Si…ojala esa magia hubiera durado mas tiempo.

Dulce: Yo creía que esas cosas, lo que nos pasó en casa de Ivana aquel dia, solo pasaban en las novelas o en las películas. No creía que eso pudiera pasar en la vida real.

Anahí: Yo tampoco créeme, hasta que nos pasó.

La conversación se estaba poniendo bastante nostálgica, pero si algo tenía claro era que no quería dejar de hablar con ella. Momentos de juego…de mas sensibilidad y cariño, así pasamos un rato…

Dulce: Celosa!!
Anahí: ¬¬
Ya te gustaría, yo te comparto

Dulce: Que fuerte… ¬¬

Anahí: ¿No quieres que te comparta?

Dulce: Claro que no…¿Estás dispuesta a compartir esa magia?

Anahí: No!!! Esa magia es mia (L)

Dulce: No hay quien te entienda…entonces que es lo que quieres jum!!

Anahí: A ti…

Dulce: Ohh

Anahí: ¿Quedó bonito no?

Dulce: Demasiado…

Sin duda estaba dándome cuenta de muchas cosas, todo lo que me decía me afectaba, me hacía ponerme nostálgica, sensible…sentía todo el tiempo ganas de decirle que la quería, aunque aun no lo había hecho.

(Al dia siguiente)

Dulce: Ya me tengo que ir a trabajar…
Pero antes quería decirte que te quiero mucho.
Espero que no lo olvides nunca (L)(K)

Anahí: Ohh que linda!!
Yo también te quiero mucho y espero que tengas un buen dia en el trabajo.

Esa tarde y todas las siguientes no podía dejar de pensar en ella, en la posibilidad de volver a conquistarla. Era un pensamiento muy lejano pues apenas me atrevía a saludarla por Messenger…mi orgullo seguía presente. O quizás es que no quería terminar de reconocer lo que realmente sentía, no quería volver a fijarme en la persona equivocada, porque ya había tenido mi oportunidad con ella…y no hubiera soportado otra desilusión… comencé a tener un miedo terrible por no controlar mis pensamientos ni mis sentimientos…porque ambos estaban empezando a ser controlados por ella.

Dias mas tarde fui al cumpleaños de una amiga. Conocía a las invitadas pero no tenía mucha confianza y al estar cansada porque acaba de salir de trabajar, tampoco es que me apeteciera mucho mantener conversaciones.
Así que cogí prestado su ordenador abrí el Messenger sin conexión a ver si ella estaba conectada, pero no era así…lo suponía, pues un sábado por la noche no era muy lógico que se quedara en su casa.
Entonces comencé a dar vueltas y vueltas por la red hasta que se me ocurrió algo.
Ella me había borrado de uno de sus perfiles, pero quizás otra red social la tuviera pública…Sin pensármelo mas fui directa y busqué su nombre y apellidos.
Efectivamente…ese presentimiento era cierto.

Y sentí mucha alegría al ver las fotos que tenia publicadas, eran fotos viejas…pero nuevas para mi ya que era la única forma en la que podía verla.
Mi amiga se dio cuenta de lo que estaba haciendo y en seguida vino.

-Vaya niña dejaste escapar…

-No me digas esas cosas por favor

-Es que es guapísima

-No solo es guapa, también es una de las mejores personas que he conocido…es alguien que realmente merece la pena.

-¿Te arrepientes de haberla dejado ir?

-No puedo arrepentirme de eso porque seguí mis sentimientos…de lo que me arrepiento es de no haberla sabido ver y valorar. Siempre he sabido como es y lo que hay en ella…pero nunca había sentido esto, nunca había pensado tanto en ella, ni había esperado que llegaran las noches para hablar, ni mi bien estar dependía del tipo de conversación que tenia con ella. Y lo peor es que me di cuenta demasiado tarde…

-¿Por qué no lo intentas?

-Porque esta con Dunia…

-¿Si tuvieras la oportunidad de volver a conquistarla pensarías en Dunia?

-No…en la única que pensaría es en ella. Si viera que está enamorada, que está feliz…y yo solo soy un estorbo, una confusión. Me alejaría para siempre…
Pero si viera que no está enamorada…lucharía por ella, porque ahora si sé que puedo darle lo mismo o mas que Dunia. Ahora siento que puedo entregarme al 100% y que puedo hacerle sentir cosas que nunca ha sentido.

Sin más terminó esta conversación y con ella la noche.
Ya estaba cansada y al dia siguiente trabajaba temprano, así que me dirigí en taxi a mi casa.

Como siempre iba mirando las calles…cuando de pronto sentí que una vez más mi corazón quería salir corriendo… No podía creérmelo, era ella…
Estaba caminando con Dunia y creo que iban entre un grupo de gente, no sé quienes eran, cuando la vi, no pude ver nada mas que no fuera ella.
Fueron cuestión de segundos lo que pude mirarla, pero con eso me bastó para sentir esa tristeza, por no poder ir a abrazarla…Una vez más el destino me la estaba pasando por delante de los ojos, para recordarme que no podía escapar a lo que estaba sintiendo, por mucho que quisiera.
No sé que pretendía el universo… pero estaba empezando a desesperarme…
¿Eran eso señales?
¿Por qué no podía seguir tranquila con mi vida?¿Por qué tenía que volver a sentir esto por alguien?
Y sobre todo…¿Por qué siempre que hacía algo ella estaba presente de una u otra forma?
¿Por qué se encargaba de restregarme en las narices lo que había perdido?
¿Por qué no podía dejar de sentir eso al verla?

Al bajarme del taxi, sentía como temblaba…no podía irme a dormir así. No sabía qué hacer y tenía tanta euforia y sentimientos encontrados que necesitaba sacarlo.

Llamé a mi amiga Yanira, con la que había estado momentos antes.

-Acabo de ver a Any…

-Cállate!! Que casualidad, ¿Dónde?

-Ella estaba caminando…yo en el taxi. Está por esa zona quizás la veas…

-Osea que ella no te vio a ti…¿Por qué te pasaran estas cosas? Justo hoy que hablamos de ella

-No lo sé…alguien se está riendo de mi. ¿Puedo pedirte un favor?

-Dime

-Si por casualidad la ves…dile…no sé…dile que la q…. mejor dale un beso de mi parte.

-No te preocupes si la veo se lo digo.

Colgué el teléfono y seguía sin sentirme a gusto, desde luego esa noche no iba a poder dormir si no hacía algo mas. Así que cogí mi móvil…

“Hola…Creo que acabo de verte caminando,
no estoy segura de que fueras tu…Pero bueno, aunque haya sido de lejos, me alegró mucho.
Pásalo bien esta noche…Un beso (L)”

Llevo todo el dia esperando a que diera señales de vida y no me ha hecho ni caso. No he podido evitar fijarme en su Nick desde hace días, la primera vez que lo vi enseguida fui a google a ver de que canción se trataba. Y me encantó…nos vi reflejadas en esa letra, no sé si era casualidad o que…pero yo también puse una parte de la misma en mi Nick.

Ya no aguanto más, necesito saber si era ella o no.

*Msn*

Dulce: ¿Tú que?

Anahí: Holaa!!! ¿Qué vienes buscando pelea ya?

Dulce: Si jum!!

Anahí: Que linda!! Pues peleemos entonces

Dulce: ¿Como que linda? ¿No notas mi enfado?

Anahí: ¿Enfado por qué?
Dulce: Porque te mande un sms y no me has contestado y ni siquiera me hablas por aquí…

Anahí: Perdona mi amor, es que me olvide el móvil en el coche y cuando volví ya era tarde.
Y lo de aquí…quizás es que me este haciendo la dura.

Dulce: Pues muy mal…¿Entonces si eras tu?

Anahí: Si…¿Tu donde estabas?

Dulce: En un taxi

Anahí: Ah!! Ya me iba a enfadar porque no me saludaste

No tenía ganas de seguir hablando de ese tema, porque ya bastante me había frustrado la noche anterior así que:

Dulce: Yo me quedo contigo aunque sea prohibido (Cool

Anahí: Ohh! (L) Sabes que yo también…
No me digas adiós, que tus labios no mienten yo sé lo que sienten, no digas que no (Cool

Dulce: Yo nunca te diré adiós… (L)
Esa canción me recuerda mucho a ti.

Anahí: A mi también…pero no ahora, la primera vez que la escuché pensé en ti y es extraño.

Dulce: Amor secreto, yo te prometo, aquí estaré cuando me necesites (Cool

Anahí: Va a ser verdad eso de amor secreto…
Tus recuerdos son mi dios (Cool
Y ahora que no estás aquí, mi cuerpo extraña tu pasión…y me le escondo al corazón que me pregunta por tu amor (Cool

Dulce: Que bonitaa!!
Sé que tu y yo tenemos una historia, que nos dejó en medio de la soledad…y a flor de piel hay un adiós difícil de olvidarlo, pero también se dio un AMOR que puede hacer MILAGROS (Cool

Anahí: Que lindo Hay muchas canciones que me recuerdan a ti…

Dulce: ¿Si?¿Cuáles?

Anahí: Mi delirio y Down, por ejemplo…

Dulce: Tu encima de mi o yo encima de ti..haciendo el amor por el cielo..quiero que pierdas todo el control (Cool

Anahí: Exacto…

Dulce: Fueron nuestras primeras canciones.

Por el momento se acabó las confesiones a través de canciones…solo por el momento.
La conversación se desvió un poco y empecé a preguntarle que sentía exactamente por Dunia:

Dulce: ¿Estas enamorada de Dunia ahora?

Anahí: Creo que ya sabes la respuesta…si lo estuviera no te diría tantas cosas a ti, ¿no crees?

Dulce: Si…es lo que yo creo, pero no sé exactamente lo que tu sientes.

Anahí: ¿Y a ti porque te interesa eso a ver?

Dulce: Tu sabes por qué me interesa, no te hagas la tonta…

Anahí: No me hago la tonta, boba…¿Qué voy a hacer contigo?

Dulce: ¡¡¡Quererme mucho!!!!

Anahí: Ya te quiero ya…mas de lo que debería.

Dulce: Pues quiéreme mas y mas..hasta el punto en que no puedas vivir sin mi (a)

Anahí: Jajaja Que mimosa esta mi niña hoy…

Dulce: Si…me sorprendo a mi misma.

Anahí: Me gusta que estés asi

Dulce: Yo soy…la hoja que lleva el viento que va volando a tu alrededor…y tu…el aire que me levanta que me da fuerzas para este amor…(Cool

Anahí: Tu amor me hace tanto bien (Cool

Dulce: Muy bien!!

Anahí: Para tu madre:
Su hija me gusta, mi única intención es quererla y amarla… haría lo que fuera por tenerla, solamente una oportunidad le pido (Cool
Yo no me puedo ir de aquí hasta que diga que si…(Cool

El ambiente se estaba poniendo cada vez mas romántico, nunca había sido así con nadie y necesitaba dedicarle una canción, que había escuchado en el trabajo unos días antes y enseguida me recordó a ella.
Así que se la envié, la letra era exactamente lo que yo sentía en este momento y la siguiente frase que le puse lo reflejaba bastante bien:

Dulce: Dime que aún te puedo esperar…que ahí tu vas a estar, que no termina todo aquí (Cool

Anahí: Ai dios (L)
Que esto no es el fin, dimelo tú (Cool

Dulce: Dimelo tú…

Anahí: No será el fin hasta que nosotras no queramos.
Definitivamente no me cansaré de decir que eres otra Dulce…

Dulce: Y si en tus sueños escuchas el llanto de mis lamentos, en tus sueños no sigas dormida…que es verdado, no es un sueño no…(Cool

Anahí: Si en mis sueños te tengo presente, preferiría que no fuese un sueño

Dulce: Puedo volar como Peter Pan (Cool

Anahí: Pues vuela hacia mi…¿a que estás esperando?

Dulce: Esta noche cuando estés dormida, voy a buscarte y te llevo a “nunca jamás”

Anahí: Estaré esperándote entonces…

Dulce: Pues no olvides dejar la venta abierta…

Anahí: Claro que no! ¿Cómo iba a olvidarme de mi Peter Pan.

Dulce: Que cantarín está tu Peter Pan…

Anahí: Pues por mi que no se corte. Aunque al oído me gustaría mas.

Dulce: Al oído me da vergüenza. Pero bueno…quizás algún dia lo haga.

Anahí: Dame el calor, dame la vida (Cool

Dulce: Te doy todo lo que tu me pidas

Anahí: No me digas eso!!
DULCE mirada que me invita a pecar (Cool
No aguantas mas, quiero sentir tu cuerpo…(Cool Que nadie se entere que entre tu y yo existe esta atracción

Dulce: Ahora eres tú la que cantas

Anahí: Me encanta cada vez que veo tu rostro sonreír, otra vez cuando te pegas a mi…yo puedo complacerte (Cool

Dulce: No tengo miedos, no tengo dudas..Lo tengo muy claro ya, todo es tan de verdad que me acojono cuando pienso en tus pequeñas dudas y eso que si no te tengo reviento…quiero hacértelo muy lento (Cool

Anahí: Regálame aunque sea una noche, una nada mas, te aseguro que no olvidaras mi nombre, y dime tu que quieres hacer, si la noche es clave yo quiero ser el dueño de tu piel (Cool
Están tocando la puerta…ojalá seas tu (Cool

Dulce: Soy yo…

Anahí: No hay medicina que pueda a mi curarme, si no me das de lo tuyo empiezo a desesperarme (Cool

Dulce: Soy tu medicina, tu vitamina, la que te da vida..la que te fascina. Solo quiero ENLOQUECERTE, ENAMORARTE…con mis besos dulcemente acariciarte (Cool

Anahí : ¿Y porqué pones mayúsculas?

Dulce: Para que te quede bien claro…

Anahí: Es que no logro entender… que aunque ya no estés conmigo, no me doy por vencido (Cool

Dulce: Yo quiero un mundo contigo…juro que vale la pena esperar y esperar un suspiro…una señal del destino. No me canso, no me rindo (Cool

Anahí: Y cuando todo pasé te buscaré…lo sabes y lo sé (Cool

Dulce: ¿Esa que canción es?

Anahí: Una ahí…no puedo decírtela

Dulce: ¿Por qué?

Anahí: Porque es cosecha propia…

Dulce: ¿Te la inventaste para mi?

Anahí: Es que todo lo que nos hemos puesto es por algo, no simplemente por cantar.

Dulce: Te esteraré, yo te esperaré…porque he descubierto que es tu amor lo que me hacer crecer.
Te esperaré yo te esperaré…como la selva a la lluvia, que le quitará la sed (Cool

Anahí: (L)
Que te quiero cada dia mas, que te digo una vez mas que sin tus besos ya no puedo mas…que por ti puedo esperar un año, siglos, una eternidad..pero regresa, te lo pido ya…una vez mas (Cool

Dulce: Quiero saber si puedo estar en tu mundo…yo quiero saber si lo que sientes es profundo…Yo quiero que tu me digas, necesito que me lo digas (Cool

Anahí: ¿Tu que quieres que yo haga? Necesito de ti, por tu amor (Cool

Dulce: Dime que aún te puedo esperar…(Cool

Anahí: Esto no es el fin (Cool
Así que…si me puedes esperar.
Cariño me tengo que ir ya…no olvides que te dejo la ventana abierta para que vengas a buscarme.

Dulce: Tu cree y apareceré…Pero si por la mañana no me encuentras no te desilusiones. Es parte de la magia.

Anahí: Con que estemos juntas en el sueño me conformo…

Y así terminó esta conversación, llena de canciones que sin decir nada lo dicen todo.
Quizás es la forma en la que dos personas igual de orgullosas se pueden decir todo lo que sienten la una por la otra.
Sea como sea…nunca habíamos tenido una conversación con tanto contenido sentimental…y lo extraño del caso es que quería mas y mas y mas…la quería a ella.

Cada vez me importaba menos mi orgullo, lo único que quería era hablar con ella y decirle que sentía una y otra vez. Es como si no pudiera controlarlo, como si al dejarlo dentro me quemase el pecho.
Y la única forma en la que podía hacerlo sin repetirme y sin decir siempre lo mismo era cantando:

Dulce: Y voy a vivir los momentos que desde hace años los traigo guardados y creo es el momento de tomar riesgos, de hacer todo a un lado y decir lo que siento… Si ya te he encontrado no pienso de nuevo llorar mi pasado si es que ya te tengo. Siguiente parada será mi destino, seremos tu y yo un lugar para dos…se llama AMOR y quédate…justo aquí…aquí conmigo (Cool

No tarda en responder…

Anahí: Siempre he buscado el amor con miedo, con miedo a tener una desilusión…pero ahora te encontré y no voy a dejarte ir porque yo…quiero ser tu ángel guardián y cuidar tu corazón, porque siempre quiero estar contigo amor (Cool

Anahí y yo seguimos hablando de esta forma durante aproximadamente dos semanas más. Mis sentimientos hacia ella no hacían más que crecer y me moría por que llegara el dia en que pudiera volver a tenerla delante.
Aunque seguía sin atreverme a proponérselo…sé que me corresponde.
Pero tengo miedo a decírselo…ella aun está con Dunia, y si nos vemos no sé si sea capaz de controlarme. Además tampoco sé si ella esté dispuesta a verme teniendo en cuenta su situación.
Definitivamente si hubiera sido por nosotras nos pasamos meses y meses hablando de esta forma y sin atrevernos a dar el paso.
Pero gracias a dios teníamos una especie de hada madrina que intercedió por nosotras y nos planificó un encuentro…nuestro primer encuentro “a solas” después de todo lo que ha pasado.
Bueno no era realmente a solas.
Yanira organizó una cena mañana en su casa, con su pareja y nosotras dos.
No sé si podré dormir esta noche, no sé como reaccionaré, ¿Qué le diré? Después de tanto tiempo…¿Que sentiremos? ¿Y si ya no existe esa magia? ¿Y si me ve y no siente absolutamente nada?
Definitivamente no…esta noche no dormiré…

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:44 pm

Capitulo 16

¡! Por fin llego el dia !¡

Después de tantos meses voy a verla…Sin nadie que nos impida expresarnos, acercarnos, abrazarnos.
El dia se me ha hecho eterno, cada segundo imaginando como será el reencuentro, que haremos, que nos diremos, como transcurrirá la noche. Lo había imaginado de mil formas diferentes y aunque deseara que llegara el momento, en el fondo también me moría de miedo…
Miedo por si ya no existía esa magia por su parte, por si al mirarme no veía mas que una amiga.
Eran miles las dudas que me asaltaban. Pero al menos pasé el dia entretenida.
Por la mañana en el trabajo y el resto de la tarde organizando el encuentro.
Any no sabe donde es la casa de Yanira, así que quedamos en que me haría una llamada perdida cuando llegara a un sitio cercano que ambas conocíamos y yo iría a buscarla.
Los últimos minutos se me hicieron eternos, mas largos que el resto del dia…ya no sabía que hacer para mantenerme ocupada y controlar mi nerviosismo. Miraba el móvil una y otra vez por si no escuchaba la llamada.
Y de un momento a otro, como esperaba, mi móvil sonó. Apenas pude escuchar un segundo de la canción que tenía como tono y al mirar la pantalla, efectivamente aparecía su nombre.
Cogí las llaves del apartamento y salí corriendo en su busca. No sé si caminaba tan rápido por mi nerviosismo o porque no quería hacerla esperar, pero no tardé ni un minuto en llegar.
Desde lejos la buscaba con la mirada, pero no había rastro de ella. Al llegar al punto exacto me di cuenta de que aun no había llegado, seguramente me llamaría cuando estacionó el coche y aún estaría caminando.

Pues sí que debí caminar rápido –Me decía a mi misma.

Pasaron unos minutos. Bueno, quizás fueran segundos pero se me seguía pasando el tiempo realmente lento. Como no aparecía comencé a preocuparme y a pensar que quizá se había equivocado de sitio o no recordaba cómo llegar, así que intenté llamarla, pero no respondió.
Poco después entendí por qué…
Levante la vista y ahí estaba…aún demasiado lejos para apreciar algún detalle de su cara. Pero la reconocía perfectamente. Su forma de caminar, de moverse…no las había olvidado y era imposible no reconocerla. Así que me levanté de mi asiento para recibirla.
A medida que se iba a acercando pude ir descubriendo que estaba preciosa, exactamente igual de linda que siempre y yo seguía sintiendo lo mismo al verla.
Estaba nerviosa, sí… pero ya estaba aquí, caminando hacia mí, la espera había terminado y eso me tranquilizó. Eso y sus ojos… esa mirada que después de tanto seguía transmitiéndome la misma paz.
Por fin había llegado, estaba a unos pasos de mí y me esperaba con una gran pero tímida sonrisa. Así que sin pensarlo más me acerqué a ella, puse una mano en su cintura y directamente intenté darle un beso en la mejilla.
Y no sé lo que pasó, ambas quisimos girar la cara a la vez, o estábamos tan nerviosas que ni siquiera controlábamos nuestros movimientos o simplemente fue una nueva señal…Pero en vez de un beso en la mejilla, nos lo dimos casi rozando los labios.
Fue tímido, nada del otro mundo…pero sirvió para que ambas nos tensáramos, aunque no pensé que eso fuera algo malo, puede que todo lo contrario.
Estaba dispuesta a separarse para seguir caminando pero por primera vez mi cuerpo se dejó llevar por sus impulsos y antes de que pudiera despegarse de mi, hizo lo que llevaba tanto tiempo queriendo hacer.
…Abrazarla…

La abracé como nunca lo había hecho, como si hiciera siglos que no la veía, como había querido hacer las dos últimas veces que nos encontramos y no podía si quiera acercarme. La abracé con fuerza, con mucha fuerza y ella respondió exactamente de la misma forma que yo. No quería que se fuera, no quería que dejara de abrazarme nunca. Pero definitivamente estaba siendo demasiado intenso así que comencé a separarme antes de dejarla sin respiración.
Nos encontramos cara a cara, ambas sonriendo y algo ruborizadas por el accidental beso de momentos antes.

-¿Cómo estás? –Pude preguntarle con hilo apenas de voz.

-Bien ¿Y tú? –Respondió sonriendo.

-Bien…por fin llegas.

-Lo siento, es que aparqué un poco lejos.

-No te preocupes… ¿Vamos? –Dije indicándole el camino.

Y así nos dirigimos hacia el apartamento. No hablamos mucho más durante el camino, seguíamos igual de tímidas que siempre y después de habernos dicho tantas cosas, no había mucho que decir. Pero la verdad es que no nos hacía falta… nuestras miradas hablaban solas, no necesitaban ningún tipo de ayuda.

Llegamos al apartamento y ahí volvió de nuevo mi nerviosismo.
Abrí la puerta como pude, le cedí el pasó y noté como miraba extrañada a su alrededor, todo estaba a oscuras…a penas una tenue se apreciaba al final del pasillo.
Le ofrecí mi mano y la conduje hacia el lugar al que pertenecía la luz.

Una vez allí observé su cara desencajada al ver una mesa preparada, con velas, pétalos azules esparcidos por todo el suelo del apartamento y más velas alumbrando el salón del mismo. Creando un ambiente cálido, romántico. En la televisión con muy poco volumen, sonaban canciones que seguramente le serían muy familiares… nuestras canciones.
Me situé justo detrás de ella, dejándola observar todo el espacio.
Cuando pudo reaccionar se dio la vuelta, quedando cara a cara conmigo una vez más y sin dejar de alucinar me preguntó:

-¿Y… esto?

-Esto es para ti… -Dije sonriendo

-Pe…pero…¿Dónde está Yanira?¿Cuando preparaste esto?

-Yanira está en la playa…y digamos que me alquiló su apartamento por un dia. Para que pudiera prepararte algo especial.

Sin decir nada más me abrazó…fue un abrazo más corto pero igual de intenso que el anterior.

-No sabía que fueras tan romántica –Dijo aún sin salir de su asombro

-Pff yo tampoco la verdad… No sé qué me pasa últimamente.

Sin dejarla volver a responder cogí el control de la televisión y comencé a buscar una canción en concreto. Mientras, ella volvió a darse la vuelta para ver que estaba haciendo pero no podía dejar de mirar esa mesa tan perfectamente preparada, con cada detalle.
Encontré la canción que estaba buscando. Dejé que comenzara a sonar.
Y situada a su espalda, abrazándola por la cintura, con mis labios cerca de su oído…comencé a cantar, casi susurrando…

“Mil y una historia me he inventado…para estar aquí, aquí a tu lado
Y no te das cuenta que…yo no encuentro ya que hacer…
Sé que piensas que no he sido sincero,
Sé que piensas que ya no tengo remedio…
Pero quien me iba a decir…Que sin ti no se vivir
Y ahora que no estás aquí…me doy cuenta cuanta falta me haces…

(Agarró fuertemente mis brazos para que pudiera abrazarla más, sentí como con cada palabra su piel se erizaba y cerró suavemente los ojos para sentir más mi canción)

Si te he fallado te pido perdón de la única forma que sé…
Abriendo las puertas de mi corazón para cuando decidas volver,
Porque nunca habrá nadie que pueda llenar el vacío que dejaste en mi,
Has cambiado mi vida me has hecho crecer…
Y es que no soy el mismo de ayer…
…Un dia es un siglo sin ti…

(Le di un pequeño beso en la mejilla derecha a lo que respondía con una dulce sonrisa)

Mil y una historias me he inventado, para demostrarte que he cambiado,
Ya lo que pasó pasó…rescatemos lo que nos unió
Que todos aprendemos de nuestros errores,
sólo yo te pido que ahora me perdones
Pero quien me iba a decir…que difícil es vivir
Y ahora que no estás aquí… me doy cuenta cuanta falta me haces…


Al notar que dejé de cantar se dio la vuelta quedando cara a cara conmigo una vez más.
Pude notar un brillo diferente en sus ojos, emoción...intriga…no sé que era exactamente.

-Te dije que algún dia te cantaría al oído –Dije sonriendo e intentando romper el hielo de alguna forma.

-¿Todo eso sientes? –Preguntó aún algo incrédula, pero emocionada.

-Si te he fallado te pido perdón de la única forma que sé,
Abriendo las puertas de mi corazón,
Para cuando decidas volver…

Esa fue mi manera de responderle, volviendo a cantar esa estrofa de la canción que aun escuchábamos de fondo.

Acarició dulcemente mi mejilla y sin más me abrazó de nuevo. Sé que estaba en shock por la sorpresa, probablemente no esperaba nada de esto y menos por mi parte.
Pocos segundos después me separé y con un tierno beso le dije:

-Voy a hacer la cena

La dejé ahí, un tiempo a solas, asimilando todo lo que estaba pasando.

Al cabo de unos minutos apareció en la cocina, mientras yo cocinaba, pasó sus manos alrededor de mi cintura y apoyó su barbilla en mi hombro derecho, abrazándome.

-¿Que estás cocinando? –Preguntó husmeando por encima de mi hombro

-Algo de comida mexica… ¿Te gusta?

-Si… tiene buena pinta.
¿Te costó mucho hacer todo esto?

-Pff lo que más me costó fue limpiar el apartamento…parecía una pocilga.

-Pobrecita… -Dijo riendo. –Gracias por todo.

-No tienes nada que agradecer…una vez te dije que siempre lucho por lo que quiero.

-Si pero… No te imaginaba preparando una cena romántica, cantándome esa canción, con ese significado.

-Yo tampoco Any… pero si lo hice es porque así lo sentía. Quizás quiera compensarte o no sé… pero llegó la hora de demostrarte lo que de verdad siento.

Finalizando esa frase le di un pequeño beso en la frente y con los platos en la mano, le hice la señal de que me siguiera, era la hora de cenar.

Cenamos tranquilamente, disfrutando la comida y hablando…muy poco, como siempre. Pero con esas intensas miradas que nos caracterizaban.
Después de la cena, apagamos la música y nos acostamos en el sofá-cama a ver una película que me había descargado precisamente para la ocasión.

Nada más acostarnos y acomodarnos no pude evitar romper esa distancia entre nosotras. Sé que era peligroso eso de estar acostadas en una cama, solas… pero en ese momento no me importaba nada, era mía...solamente mía, aunque solo fuera por una noche.
Me acerqué lentamente y pasé uno de mis brazos por su cintura, pegando mi cabeza a su pecho, acercándome lo máximo posible. Noté como su cuerpo se tensó, pude sentir su nerviosismo. Pero no podía evitar pegarla cada vez más a mí.
Y me sorprendía por lo que estaba sintiendo, por no querer despegarme…yo, que eso de los mimos no eran mi punto fuerte. La tenía ahí y no quería separarme de ella ni un segundo.

-No te vayas nunca… -Dije apenas sin pensarlo.

Sé que esa frase le sorprendió, nunca le había dicho algo así, nunca la había abrazado de aquella forma y sentí como después de eso, su cuerpo se relajó, ya no había tensión. Se había conmovido y sé que sintió tanto al escuchar esas palabras como yo al decirlas.

-Que linda… -Dijo acariciándome el pelo.

Vimos tranquilamente la película. Demasiado romántica y triste por cierto…
Bueno, eso de tranquilamente es solo una forma de definirlo, de vez en cuando jugábamos, volvían nuestras mordidas, aunque esta vez eran más suaves, más dulces…más bien besos disimulados.
Las cervezas que nos habíamos tomado en la cena estaban haciendo efecto en mí y llegó un momento en el que todo me daba igual, llevaba toda la noche queriendo hacer algo y por respeto no lo hacía. Pero en ese momento nada me importaba y ni siquiera sé por qué fue…pero mi corazón le dictó algo a mi cuerpo y en un impulso mientras la oía hablándome, sin escuchar lo que me decía, me incorporé un poco ya que ella estaba casi sentada, quedando por encima de mi, y le di un pequeño beso…rápido, fugaz, impulsivo.
Sus ojos se abrieron enormemente, sorprendida por lo que acababa de hacer, desde luego no se lo esperaba y yo tampoco. Pero no le dio mucha importancia, sonrió y siguió hablando como si no hubiera pasado nada.
Al cabo de un rato, los juegos continuaron, pequeños besos en la comisura de los labios, como en aquel día mágico. No nos atrevíamos a dar el paso a pesar de que ya hacía mucho tiempo que habíamos pasado la barrera, aunque no llegáramos a besarnos, hacía mucho que el juego se había convertido en algo mas…
Pero aún así, en los momentos justos, nos quedábamos quietas, con nuestros labios a milímetros de distancia, mirándonos fijamente a los ojos y finalmente sonreíamos, tímidas…
Me atrevo a decir que en este momento el resto del mundo ya no existía…No había nada ni nadie mas fuera de esa habitación. Era nuestro mundo y solo existíamos nosotras dos.
Así que era solo cuestión de tiempo. Sin poder retrasarlo más, sin poder evitarlo… Llegó nuevamente ese momento en el que nos quedamos cara a cara, yo encima de ella, sonriendo, tan cerca que nuestras respiraciones agitadas chocaban la una con la otra…nuestras miradas se intercalaban entre los ojos y los labios…
Y sin poder resistirlo más…

…La besé…

Junté mis labios con los suyos, al principio con miedo de que no respondiera. Ella también tenía miedo y lo notaba…pero poco a poco se fue relajando, tranquilizando…correspondiendo.
Profundizó el beso introduciendo su lengua, buscando la mía que la esperaba ansiosa y comenzaron a jugar.
Este beso era tranquilo, dulce…no había ningún tipo de prisa, teníamos todo el tiempo del mundo para nosotras, teníamos el resto de la noche…
Esa noche que entre beso y beso pasó así…tan dulce y romántica, tan tranquila, tan aislada… De una forma como nunca antes habíamos estado, como nunca habíamos sentido…

…Tan cargada de sentimientos y de… Amor…

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 9:44 pm

Último Capitulo


A los dos días de ese encuentro Anahí rompió definitivamente con Dunia. Tengo que decir que lo pasé muy mal…Porque aunque sabía lo que habíamos sentido ambas esa noche, llegue a pensar que nunca se decidiría, que no volvería a jugársela por mí. Por suerte estaba equivocada.
Al principio no le dijo nada sobre nosotras, pero poco después terminó enterándose y no de la mejor manera…Así que, ya imaginaran como se puso.
Ellas dos fueron amigas durante un tiempo, cosa que finalmente terminó afectándome.
No eran exactamente celos, pero Dunia seguía siendo demasiado posesiva con Any.
Y sentía como si yo misma continuamente estuviera compitiendo y comparándome con ella. Eso agota a cualquiera.
Quizás también tenía un poco de inseguridad…
¿Quién no tiene miedo de perder a la persona que quiere?
Eso nos trajo algún que otro problema…nada grave, simplemente cosa de desgaste o agotamiento.
Pero finalmente y para mi sorpresa, Dunia no sé portó muy bien con Any, su relación de amistad tal y como era antes, se rompió. Ahora simplemente hablan de vez en cuando… Y en cuanto a mi…no quiero verla ni en pintura.

Gema y yo, después de un tiempo conseguimos ser amigas, esta vez de verdad.
A Anahí le costó asimilarlo. Nunca dijo nada…pero cada vez que se tocaba ese tema notaba su incomodidad. Tenía muchos motivos para tener miedo, por lo que había pasado anteriormente y por el gran cariño que aún existía. Pero poco a poco fui demostrándole que era solo eso…cariño y que la única persona a la que quería, era ella. Así que ha ido aceptándolo.

Dos meses después de ese reencuentro la señorita decidió ser mi novia oficialmente.
¡¡Sí…dos meses tardó en aceptarme!!
¿Me lo tenía bien merecido no?

Bueno…tengo que decir que la espera mereció la pena.
Aunque al principio parecía no ser muy romántico, estábamos sentadas en unas piedras, escuchando el mar, teníamos frio y unas cuantas cervezas de más…Pero en cuando le hice la pregunta directa, un beso fue su forma de responder...
Un beso apasionado acompañado de la lluvia, que como si de una película se tratase, comenzó a caer sobre nosotras. Creando un ambiente romántico, aparentemente preparado por alguien…
…cosa del destino.

También tengo que contar que formamos una familia.
Tuvimos un hijo…llamado Tambor.
El dia de mi cumpleaños me sorprendió con un pequeñito conejo, era tan bonito y diminuto que cabía en la palma de mi mano. Lo bautizamos Tambor porque es gris y blanco, igual que el de la película “Bambi”.
Me encantaba que tuviera esos detalles conmigo y me encantaba más haber formado una pequeña familia, juntas.

Hemos pasado mucho durante este tiempo, cosas buenas y malas. Millones de obstáculos que nos han hecho casi tirar la toalla…
Pero aquí seguimos…

…Un año después…

Acabamos de llegar al sur de nuestra ciudad, un sitio lleno de playas paradisiacas y sol radiante todo el tiempo.
Hemos quedado de reunirnos aquí con Yanira (nuestra hada madrina). O eso es lo que cree Any…
No encontramos el sitio exacto al que teníamos que ir, así que le pedí que esperara un momento para entrar en una tienda a preguntar por la dirección.
En la tienda me informaron perfectamente del camino así que sigilosamente y sin que ella se diera cuenta salí de allí corriendo. Dejándola un poco abandonada, llena de bolsos y maletas, pues íbamos a pasar el fin de semana allí.

Creo que tardé aproximadamente quince minutos. Cuando volví estaba ahí, en el mismo sitio que la había dejado, sudando y muriéndose de calor, no pude evitar reírme al verla así, pero en el fondo me daba pena, y mas me vale que ella no me viera riéndome porque tenía cara de enfado…
Pobrecita, seguro pensó que la abandoné.
Me acerqué a ella y ayudándola con todo el cargamento nos dirigimos hacia donde supuestamente estaba Yanira.
Llegamos a la puerta de un gran hotel. Al principio no quería entrar, se había empeñado en esperar fuera porque su aspecto no era el adecuado para la ocasión. Me encantaba ver sus berrinches en este momento, pero al mismo tiempo estaba harta de que me pusiera pegas, ya no sabía que mas decirle.
La convencí y entramos.

Nada más cruzar la puerta nos encontramos con un puente de madera, se escuchaba ruido de agua, miramos hacia abajo y pudimos ver unas enormes cascadas que caían a un rio.
Al fondo palmeras, muchísimas palmeras.
Estábamos en un hotel, pero parecía que nos encontrábamos en los lugares más paradisiacos de África, sin duda era el hotel más bonito y espectacular que había visto nunca. Ella miraba a nuestro alrededor asombrada, hipnotizada, pero enfadada porque ya estaba harta de cargar con tanta maleta.

Me acerqué al mostrador de recepción y le indiqué que me acompañara.

Antes de dirigirme a la chica recepcionista le dije a Any:

-Bienvenida al Hotel Baoab 5*

Me miraba con cara de no entender nada.
Entonces le ofrecí a la recepcionista mi documento de identidad

-Estuve antes aquí para hacer efectiva la reserva, solo hacía falta que ella se registrara –Dije mirándola

Definitivamente ahora su cara sí que estaba desencajada. Una mezcla entre sorpresa, rabia y enfado.
La chica también se quedó un poco extrañada con la situación, creo que más o menos la entendía y le sorprendió.
Un poco a regañadientes aceptó darle también su documento, pero mientras, me miraba con cara de querer matarme, de… cuando estemos solas. Verás”

Terminamos el registro y nos dirigimos hacia la habitación, en el camino no hablamos, yo simplemente reía por dentro. Pero también pudimos apreciar más espacios de ese precioso hotel de cinco estrellas.

Al llegar a la habitación, dejamos las cosas en el suelo, inspeccionamos un poco, y nos quedamos al pie de la cama. Ella seguía en shock, ni siquiera me hablaba, miraba a todas partes alucinada. Yo simplemente la miraba y sonreía, esperando el momento en el que reaccionara…Me hubiera encantado grabar su cara en ese momento para enseñársela después, estaba realmente graciosa.
Sin hacerle mucho caso, saqué una botella de champagne que había traído en mi maleta, la desenrosqué y liberé el tapón, viendo como Any daba un pequeño salto por el susto.
Serví dos copas y le ofrecí una de ellas.

-¿Brindamos? –Dije extendiendo el brazo que llevaba la copa

Las juntamos un poco haciendo un pequeño ruido y seguidamente bebimos. Yo seguía sonriendo y ella mirando a todas partes.

-¿Enserio llevas una semana entera engañándome? –Dijo aún atónita.

Levanté un poco las cejas y puse cara de “niña buena” esperando que no me regañara.

-Me siento tonta…

-¿Tonta por qué? –Pregunté riéndome.

-Porque seguro que tenias esto preparado desde hace mucho…y todavía no entiendo como no me di cuenta de nada.

-Es que soy buena en lo que hago cariño –Dije alzando una ceja.

-Tú lo que eres es una mentirosa –Respondió haciendo pucheritos –Ya no voy a confiar más en ti jum.

-Ven aquí refunfuñona –Me acerqué a ella lentamente y pasé mis brazos alrededor de su cintura -¿No te gustó la sorpresa?

-Si… Pero sigo sintiéndome tonta, cuando salga del shock te vas a enterar.

-¿Ah si? ¿Qué me vas a hacer? –Pregunté poniendo cara de traviesa.
Sin si quiera responderme,
Con sus dos manos me empujó hacia la cama, caí boca arriba y antes de que pudiera reaccionar, ella ya se había puesto encima, con sus dos manos a ambos lados de mi cabeza, impidiéndome el movimiento y sonriendo maliciosamente.
Sabía perfectamente que me intimidaba cuando hacía cosas así. Me encantaba que fuera tan pasional y quisiera llevar el control. Intenté besarla pues ya se había caldeado un poco el ambiente, pero me lo impidió. Cada vez que intentaba acercarme a sus labios empujaba mi frente hacia atrás, con la suya y de nuevo se reía, desesperándome, haciéndome sufrir. Aún no entiendo como un cuerpo tan pequeño puede tener tanta fuerza.
Mientras más me impedía acercarme, más me desesperaba por hacerlo. Disfrutaba con mi cara de frustración.
Flexionó una de sus rodillas y comenzó a rozarla con mi intimidad, primero superficialmente, después con embestidas un poco más rápido y más tarde en movimientos circulares.
Sentía que no podía mas...o me dejaba moverme o iba a estallar allí mismo. Pero ella seguía divirtiéndose con la situación, le encantaba ser mala y sabía que eso me excitaba aún mas.

-Te odio… -Le dije con la respiración ya completamente agitada y apretando con mis manos su cintura

-Mmm me encanta que me odies de esta forma –Respondió sin dejar de sonreír, con esa cara de demonio disfrazado de ángel.

Esta vez sí, conseguí... o más bien ya dejó que la besara.
En un descuido, rápidamente la sitúe a ella debajo, había llegado mi hora y estaba tan acelerada que no podía controlarme. La besé apasionadamente, acariciando su cintura e introduciendo un poco mi mano por debajo de su blusa.
Poco a poco fui subiéndole la camisa, hasta que conseguí quitársela del todo. Y ahora sí… la tenia debajo, acorralada… absolutamente toda para mi.
Con la mano derecha en la parte baja de su ombligo, comencé a acariciarla, de abajo hacia arriba…siguiendo con la mirada cada paso que mi mano daba por su cuerpo. Haciendo que cada rincón fuera mío.
Al llegar a los pechos pasé justo por el medio de ambos y seguidamente acaricié la parte que sobresalía de su ropa interior. Definitivamente me encantaba tenerla así.
Aunque me lo puso difícil, conseguí desabrochárselo y hacer que de una vez se desprendiera de él brasier
Me quedé un segundo observando sus pechos, me parecía tan perfecta que incluso me intimidaba pensarlo.
Sin poder aguatar más, los acaricié… primero suavemente haciendo que se acostumbraran al tacto y después con un pequeño apretujón, símbolo de que ya no podía aguantar más las ganas.

Bajé mi cabeza hasta la parte baja de su cintura, desabroché el botón de su pantalón, con mi mano acaricié la superficie de su intimidad, por dentro de la ropa interior. Me desprendí definitivamente de su pantalón. Y desde ese lugar comencé a besarla tiernamente, haciendo el mismo recorrido que antes había hecho mi mano derecha. Pasando la lengua por su ombligo y por cada centímetro de su piel, haciéndola estremecer.
Llegué a los pechos y continúe con mis besos, primero en uno…rodeándolo, después dirigiéndome hacia la parte central, una vez allí comencé a hacer círculos con mi lengua, una y otra vez mientras notaba como se excitaba. Finalmente lo introduje entre mis labios y lo succioné un poco, dejándolo descansar después… lo mismo hice con el otro, despacio, sin prisa. Cada centímetro de su cuerpo merecía ser tratado especialmente y dedicarle el tiempo necesario.
Continué subiendo mis besos hacia el cuello, donde le daba pequeños mordiscos y notaba como toda su piel se erizaba.
Llegué a los labios por fin y ahí sí, después de sonreírle igual de maliciosa que ella lo había hecho antes comencé a besarla, apasionadamente, mientras mi cuerpo situado sobre el suyo iba haciendo movimientos, hacia arriba y hacia abajo. Rozando la parte superior de mi pierna con su clítoris.
Haciendo movimientos cada vez más rápidos con mi cadera intentando que sintiera cada movimiento de mi cuerpo. Ambas comenzamos a respirar muy agitadamente, debido a la excitación, al calor y al esfuerzo.
Mientras más aumentaban mis movimientos más apretaba mi trasero con sus manos, o cualquiera de las partes de mi cuerpo que pillara por el camino. Indicándome que no aguantaba más.
Así que siguiendo sus indicaciones. Me recosté a un lado, dejando descansar mi cuerpo, sin parar de besarla e introduje mi mano derecha por dentro de su ropa interior. Haciendo círculos en su clítoris con uno de mis dedos, buscando el punto exacto y notando que estaba completamente excitada, haciéndome así más fácil el movimiento. Introduje el primer dedo de mi mano dentro de ella, era mas pequeño, pero con ese podía llegar más lejos y hacer mas fuertes los movimientos.
Así comencé a moverlo, primero en círculos dentro de su intimidad para que no le doliera…y después hacia dentro y hacia fuera, lento al principio y cada vez más rápido después.

Cuando menos me lo esperaba, con un movimiento fugaz se dio la vuelta dejándome a mi debajo, y con las manos a ambos lados de mi cabeza, como mismo habíamos empezado… Pero esta vez mi dedo aún seguía dentro de ella y había entendido perfectamente que quería tomar el control de nuevo.
…eso me encantaba.

Comenzó a mover todo su cuerpo hacia arriba y hacia abajo mientras sus caderas hacían círculos, despacio, sonriéndome pícaramente. Sabía perfectamente cuanto me excitaba verla así.
Así que empezó a aumentar los movimientos de sus caderas, mientras con el de su cuerpo rozaba mi intimidad y me hacía perder el control.
Introduje los dos siguientes dedos, sacando el que ya tenía dentro…después un tercero. Intentaba seguir su ritmo, estaba enloqueciendo y me estaba enloqueciendo a mi también.
Pegó su frente a la mía y con los últimos movimientos desenfrenados, pude notar como su columna se arqueó un poco. Indicándome que había llegado al cielo.

Sonreí satisfecha y me besó, esta vez tiernamente, sin prisas, sin respiraciones entrecortadas, simplemente disfrutando de ese momento de calma.
Se recostó a un lado, apoyando su cabeza en mi pecho y dejando descansar su cuerpo… mientras nuestro corazón y nuestros pulmones volvían a su ritmo habitual.

Llegó la noche.

Habíamos pasado todo el día en la piscina y haciéndonos fotos en cada lugar de ese precioso hotel. Realmente parecía que habíamos salido del país sin siquiera salir de la ciudad…Allí no nos conocía nadie, era nuestro mundo…nuestra pequeña África (L)

Any estaba tomando un baño largo y relajante así que yo decidí salir a la terraza de nuestra habitación para tomar un poco el aire. Es una noche preciosa… Apoyada en la barandilla se puede ver perfectamente el mar. Creo que es el paisaje más bonito que había visto nunca.
Sacándome completamente de mis pensamientos:

-Mi amor!! Mi amor!!! –Dijo alegremente, abrazándome por la cintura.

-Hola mi vida! –Respondí dulcemente, dándole un pequeño beso en la mejilla.

Vio el cuaderno que tenía en mis manos y antes de que la curiosidad le matara tuvo que preguntar.

-¿Qué haces? ¿Qué es eso?

-Esto…mm pues nada, sólo estaba intentando pasar el rato.

-A ver!! –Dijo intentando quitármelo.

-No señorita, es privado…

-¿Cómo que privado? ¿Desde cuándo tienes secretos para mi? –Arqueando una ceja.

-Es que… es una carta para mi amante y lógicamente no puedo enseñársela a mi novia, entiéndelo.

Esta vez había arqueado las dos cejas arrugando la frente, era su señal de enfado.

-*******!! –Me dijo dándome un pequeño golpe en el hombro.

-Oye pero agresividad –Me quejé -¿No sé supone que te habías dado un baño relajante?

-Es que mira las cosas que me dices… -Poniendo carita de niña triste.

-Que tontita es mi niña –Dije acariciándole la mejilla, -Ni que no supieras lo molestosa que soy.

-¿Entonces qué es?

-Es una carta para ti mi amor, con lo que tardaste casi me da tiempo de escribir nuestra historia…

-Pero que exagerada eres!! –Dijo riendo –¿Una carta para mi? ¿Y me la vas a leer?

-Mmm no sé yo eh… Me abandonaste mucho tiempo y encima ni siquiera me has dado un beso aún, además me da vergüenza.

Esta vez fui yo la que puse cara de niña triste, a lo que ella respondió con una dulce sonrisa y besándome tiernamente.

-Bueno..está bien, te perdono…Pero la lees tú ¿ok?

-No no…yo quiero que tú me la leas

-Any… -Casi suplicando

-Dul,mi vida…anda, quiero que tú me la leas

Y finalmente resignada comencé a leer:

“Mi amor… No sé muy bien lo que quiero escribirte,
pero mientras te bañas no puedo dejar de pensar en ti, en el momento en que vuelvas para estar conmigo y disfrutar de esta preciosa noche, juntas.
Sé que no he sido la mejor persona del mundo contigo,
sé que en su momento te fallé y sé que quizás no soy la novia perfecta.
Pero quiero decirte que a pesar de mis defectos, has hecho de mí una persona completamente diferente.
He crecido, he madurado, he aprendido a querer como no lo había hecho antes, de una forma sana, demostrando mis sentimientos, sin durezas, sin miedos…dirás que aún me queda un poco de eso, pero aunque no lo creas has conseguido en mi, lo que no ha conseguido nadie.
Eres mi mejor amiga además de mi novia y confío ciegamente en ti.
“Sin Darme Cuenta”…te fuiste metiendo en mi corazón, quizá no fue de la forma rápida y fugaz que esperabas, pero te aseguro que poco a poco te fuiste haciendo un hueco en lo más profundo. Por eso a veces me da miedo…es tanta la unión que tengo contigo que ya no sé ni cómo expresarlo, ni cómo explicarlo, ni cómo llamarlo.
Ambas sabemos que nuestra relación no ha sido fácil, que hemos tenido muchos obstáculos, innumerables piedras en el camino, ganas de tirar la toalla, incluso a veces hemos pensado que tenemos mal de ojo ya que pocas de las cosas que planeamos nos salen bien.
Hemos luchado contra la corriente…
Y aquí estamos… luchando por nuestra personalidad tan parecida, esa que tantas veces no has traído quebraderos de cabeza, que a veces nos hace pensar que no tenemos solución, que nunca cambiaremos nuestro orgullo.
Una vez me dijiste que era extraño…porque soy la relación en la que mas has tenido que trabajar y sin embargo me quieres como no has querido a nadie y tienes una confianza conmigo que nunca has tenido con nadie. Hoy yo quiero decirte lo mismo a ti…
“Sin Darme Cuenta”…te convertiste en la persona más importante de mi vida…
“Sin Darme Cuenta”…Me demostraste que siempre habías estado ahí, que siempre habías sido tú y solo tú… Mi amor.
Nunca había creído en el “Para siempre”…
Hoy quiero pedirle al universo y al destino, que si tanto han hecho para que estemos juntas y “eso” realmente existe…me permitan vivirlo a tu lado.

Y a ti quiero pedirte que confíes en mi, que confíes en nosotras.
En nuestra historia de Magia… Esa que solo sé vive en las películas,
Esa que estaba destinada a ocurrirnos.
Esa que siempre estará presente en mi…porque pase lo que pase…
Estés donde estés…Mi corazón irá a donde quiera que tu vayas.
Porque no necesito esta noche, no necesito esta playa, ni este hotel de lujo,
No necesito respirar…ni comer…ni dormir…Sólo necesito vivir para amarte,
…Amarte para poder vivir.”

Cuando terminé completamente de leer levanté la vista para encontrarme con sus ojos, atentos, brillantes, emocionados…y sin siquiera pensar, simplemente dejando que mis sentimientos se hicieran dueños de mis palabras…

-Te amo…

Sus ojos brillaban ahora mucho más que antes.

-Es la primera vez que me dices eso…

-Pero no será la última… Te amo.

Sin más, agarró dulcemente mis mejillas y me besó, despacio…sin prisa…teníamos todo el tiempo del mundo por delante.

-Yo también te amo…

Fin...

(De este relato...A día de hoy,
la historia continua...)

Admin
Admin

Mensajes : 6482
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin darme cuenta

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.