Todo acerca de... mi madrastra

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:36 pm

Capítulo 14
Anahí Expectativa:
Abro los ojos perezosamente y siento sus brazos rodear mi espalda, froto un poco mis ojos y beso levemente sus labios – te amo, gracias por lo de anoche – digo al soltarme de su abrazo y sentarme en la cama – mmm… - digo al fruncir el ceño y sentir un poco de dolor corporal en mi entrepierna principalmente – supongo que esto es normal… - digo al correr la sábana y ver algunas pequeñas manchas de sangre en la cama, dejo escapar un hondo suspiro y me levanto.
Camino hasta el baño y humedezco mi rostro – aun te siento en mi Dul. – digo al sonreír y cepillarme los dientes. Tomo mi bata negra y cubro con la sábana su desnudo cuerpo, abro las puertas hacia el balcón y aspiro el dulce aroma de las flores.
Me siento diferente… me siento completa, sus besos, sus caricias y sus palabras me hicieron sentir segura, amada, nunca imaginé que hacer el amor se sintiera tan bien, tan Bonito, suelto un leve suspiro y cierro los ojos al recordar la noche anterior, me estremezco un poco por el recuerdo y una gran sonrisa se dibuja en mis labios
- buenos días – la escucho decir muy cerca de mi oído, cosa que hace que me sobresalte un poco
- ¡ahh! Me asustaste, buenos días – digo al tocar mi pecho y sonreír
– Lo siento, no fue mi intención – dice en tono bajo sin mirarme. Supongo que no sabe que decir, me acerco un poco más a ella y tomo su rostro entre mis manos -¿qué tienes? – digo en tono bajo al fruncir el ceño
- ¿qué sucedería si una chica se enamora profundamente de ti? – Dice algo temerosa, aun sin mirarme
- Pues… pues depende… - digo al peinarle un par de mechones
- ¿depende de qué? – Dice al mirarme fijamente
– depende… depende si esa chica eres tu – digo al acariciar sus mejillas y esbozar una sonrisa
- ¿qué sientes por mí? – Dice con los ojos cerrados al sentir mi mano en su mejilla
– No crees que anoche te lo demostré… - digo al rodear su cuello con mis brazos y besar sus mejillas lentamente, espero su respuesta, pero noto como baja la cabeza, como si no supiera que decir - pero aun así quieres saberlo de mis labios ¿verdad? – digo al besar su cuello y sentir como deja escapar un hondo suspiro de su labios
- si… - dice al abrir sus ojos haciendo que me sonroje un poco, “al ver su ojos siento que puedo tocar el cielo con mis manos”
– alguien me dijo, que por más que el ser humano quiera explicar en pocas palabras lo que se siente al estar enamorado… es imposible, Dul yo jamás había sentido algo así por otra mujer, ni por ningún hombre, ni siquiera por tu padre… derribaste mis prejuicios, te adueñaste de mi vida, de mi alma y sobre todo… sobre todo de mi corazón – digo al dejar caer una lagrima – Cuando veo… cuando veo tus ojos, me siento desnuda, haces que pueda ver tu alma, que pueda ver lo que sientes y piensas, cuando veo tu ojos siento algo aquí – digo al tocar mi estómago – y aquí – digo al tomar su mano y colocarla en mi pecho - no puedo estar sin ti – digo al acercarme a su rostro y frotar su nariz con la mía – te amo Dul – digo al cerrar mis ojos y besar lentamente sus labios
– Yo también te amo – dice al darme un beso de piquito y abrazarme fuertemente
-¿tienes hambre? – Digo al acariciar su cabello
– sí, un poco – dice al hacer un puchero que hace que me ría
– Yo también, vamos – digo al sujetar su mano
- ¿me harás el desayuno? – Pregunta al sonreír
– Si… ya verás que te va a gustar – digo al darle un piquito
– Espera… - dice al detenerme
- ¿qué? ¿Qué pasa? – Digo al fruncir el ceño
– esto… - dice al tomarme por la cintura y besar mis labios de forma apasionada, une mi lengua con la suya haciendo que ambas se enfrenten en una batalla campal y salvaje, toma uno de mis senos y lo aprieta un poco, me acorrala a la pared y acaricia mis muslos
– va… vamos… vamos a comer… tendremos… tendremos tiempo para esto – digo al intentar recuperar el aliento
– Esta… está bien – dice al tocar mi nuca y hacerse una sexy coleta.
“debí dejarla que me hiciera el amor” pienso al bajar las escaleras y caminar hasta la cocina
- ¿qué quieres comer? – digo al sacar del refrigerador (huevos, leche, uvas y algunas fresas)
– pues… - dice al mirar mis piernas
– Dul, Dul ¡¡DULCE!! – Grito fuerte para que me preste atención
- ¿ah? – dice al hacer esa tierna mueca de niña pequeña y rascar su cabeza
- ¿qué quieres desayunar? – digo al partir una fresa y darle la mitad en la boca
– a ti… eh huevos y tostadas – dice al tocar su nuca de forma nerviosa
– Jajajaja… eres todo un caso Dul – digo al besar sus labios brevemente – está bien… – digo al sonreír por sus ocurrencias y buscar la sartén.
Rompo los huevos y los dejo caer en el sartén, para luego revolverlos y poner hacer el café, tomo unas cuantas uvas, y siento la respiración de Dulce en mi cuello, una de sus manos se desliza por mi vientre y la otra acaricia mi seno, mientras susurra en mi oído un tierno te amo
- Dul… quédate… quédate quieta… harás que se quemen los huevos – digo al sonreír
– Está bien – dice al abrir el refrigerador y servirse un vaso de jugo de naranja
- ¿iremos a la oficina? – digo al servirme un vaso de leche
– tengo algunos pendientes, pero ¿tú quieres ir? – dice al tomar dos uvas
– Bueno yo también tengo cosillas que hacer… pero me hubiera gustado quedarme – digo al morder mi tostada
– de todas formas hoy llega nanny… aun no podemos confesarles lo que sentimos – dice al soltar un suspiro
– Me da mucha pena con ellas, después de todas las cosas que nos dijimos – digo al hacer una mueca
– Lo sé, por ahora será mejor que nadie lo sepa – dice al morder su tostada y probar sus huevos
- ¿están ricos? – digo al tomarla por la cintura
– están… deliciosos, pero no más que tus labios – dice al robarme un beso
– Mmm… lo mismo opino – digo al sonreír, me encanta cuando sonríe de esa forma ¡ay mi Dul, te amo tanto preciosa!!!
– Sube a ducharte, yo lavaré los trastos - dice al partir una fresa y darme la mitad
– No… - digo en tono de niña al rechazarla
- ¿no quieres? – Dice al fruncir el ceño
– La quiero de tu boca – digo al jalarla y besarla de forma dulce y apasionada - ¿ves? De esa forma sabe mejor, iré a ducharme – digo al beber un poco de café
– Está bien – dice al sonreír y beber el suyo.
Subo las escaleras y entro a mi habitación, cierro la puerta y siento su olor en mi cuerpo y en toda la alcoba – creo que no puedo ser más feliz – digo al dejar caer la bata y caminar hasta el baño.
Al salir me quito la toalla, mientras intento escoger mi atuendo
- yo… - dice ella sonrojada al dilatar las pupilas - llegó nanny – dice al tragar saliva
– está bien… te gusta este – digo al mostrarme un juego de falda y saco color azul marino – o este – digo al mostrarme otro juego, solo que este es de color negro y es con pantalón
– Te ves hermosa con lo que te pongas, pero me gusta más el de la falda – dice al sonreír con cierta picardía
– Me lo imagine… - digo al negar con la cabeza y sonreír – iré a ducharme – dice al darse la vuelta y cerrar la puerta.
Termino de vestirme y bajo a la sala, donde encuentro a nanny arreglando unos cuadros
– Buenos días nanny ¿cómo te fue? – Digo al sonreír
– Buenos días señora, me fue muy bien gracias… la noto radiante - dice al sonreír
- ¿sí? Qué raro, hoy amanecí normal – digo al sentarme
– hubiera visto a mi nieta, salió con los ojos verdes de mi hija y rubia como el padre – dice al fruncir el ceño
– me imagino lo bella que debe de estar, su hija debe estar muy feliz con su primera niña – digo al sonreír
– De verdad señora, hoy amaneció diferente – dice al fruncir el ceño
– Debe ser porque ayer el día no estuvo tan cargado y pude dormir sin problemas – digo al cruzar las piernas
– debe ser… es que se ve… distinta – dice al colocar el cuadro en su lugar
- y ese milagro que me esperaste – dice Dulce al levantar una ceja
– me entretuve hablando con nanny… no tengo por qué esperarte – digo al levantarme
– No sé ni por qué te hablo – dice al salir y pedirle a Alan que nos lleve

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:37 pm

– Te doy lo que resta de la semana libre – dice al mirar a Fernando
– Pero… - lo interrumpe
– Sé que me lo agradeces, no te preocupes, nos vemos la otra semana – dice al subirse a la camioneta
– Buenos días – dice Alan al subir
– Buenos días –contestamos ambas al unísono – ayer almorcé con el señor Miyagi, dice que la próxima vez que cenemos quiere conocerte - digo al cruzar las piernas y mirar hacia la ventana
– ah sí… si tengo tiempo iré, si no tendrás que volver a ir sola – dice al ver por la ventana
– Tendrás que sacar tiempo… - digo al tomar su mano
– si quiero no lo hago… no me fastidies – dice al sonreír y apretar un poco mi mano.
Así pasaron varias cosas me he enamorado plácidamente de ella, la adoro la amo, no sé qué haría si algo pasara
Después de revisar algunos documentos, me levanto de mi asiento y fijo mi vista en la catedral– quiero estar contigo siempre Dul – digo al suspirar levemente – pase – digo al escuchar que tocan la puerta – ojalá seas tú… - digo al voltearme
– Buenos días, ¿usted es la señorita Anahí Puente? – dice un chico castaño con un arreglo de margaritas en las manos
– Si… - digo desconcertada
– Firme aquí – dice al señalar la raya
– ok… - digo al firmar
– Que tenga muy buen día – dice al dejar el arreglo en mi escritorio y salir, busco la pequeña tarjeta y a leer lo que dice esbozo una enorme sonrisa – “te amo Angelita….Dulce” – aspiro el aroma de las flores – yo también te amo Dul- digo al mirar el reloj (11:45AM) – voy tarde… - digo al tomar mi bolso y salir.
Al día siguiente…
Al abrir los ojos la hallo junto a mí
– te amo tanto… - digo al suspirar y darle un beso en la frente, nunca me había sentido de esta forma, me siento tan feliz, toda la noche estuve entre sus brazos, su aroma es tan dulce e inexplicable que reconforta mi cuerpo, cuando estoy junto a ella siento que nada me falta… no sé si ustedes han sentido algo así, pero les confieso que lo que ahora mismo estoy sintiendo, es como caminar entre las nubes y si llego a caer, lo haré en sus brazos, sé que su amor me protegerá de todo. Quiero estar junto a ella siempre, me gusta cómo me abraza de forma sobre protectora en las noches, como al estar dormida pronuncia mi nombre, indicándome que me extraña a pesar de tenerme tan cerca, no quisiera que esto jamás se acabara, no me importa lo que piense Maribel, nanny, Estefanía o el mundo… ¡no me interesa! a su lado siento una felicidad jamás soñada que no quiero dejar ir, Dulce se ha convertido en mi todo, quiero despertar cada día y verla junto a mí, quiero sentir siempre su aroma en mi piel… no hay fortuna en el mundo que valga más que tenerla a mi lado.
Me siento en la cama y froto mis ojos, para luego levantarme – eres mi todo Dul– digo antes de salir e ir a mi habitación, al llegar me saco la playera y la acerco a mi nariz – Dul… - digo al sonreír y meterme al baño.
Al salir nanny toca la puerta – adelante – digo al secar mi cabello
– señora, abajo esta la señorita Estefanía (Celina en Rebelde) y quiere hablar con usted
– Dile que me espere un momento, debo terminar de arreglarme – digo al sentarme en la cama
- le diré, con su permiso – dice nanny al salir
- Estefanía aquí… que extraño – digo al fruncir el ceño y dejar caer la toalla – supongo que debe haberse enterado de la muerte de Espinoza – digo al buscar en las gavetas mi ropa interior – espero no demorarme… quisiera salir con Dul a caminar o a comer, no importa, mientras este junto a ella, el resto sobra – digo al colocarme mi ropa interior (negra) y sacar de una de las gavetas un top negro – esto estará bien – digo al colocármelo y sacar del armario una falda de mezclilla – veremos que quiere Estefanía ahora… - digo al recoger mi cabello y salir.
Al bajar saludo a Maribel que sube las escaleras y veo a Estefy sentada en uno de los sillones
– Hola – digo al suspirar y mirarla fijamente
– la mansión es preciosa… me entere que el viejo se murió, supongo que te dejo todo el muy Oops! – al escuchar esas palabras la tomo fuerte del brazo
– Aquí no podemos hablar – digo al jalarla hacia el estudio
- ¡suéltame! Por qué me agarras así – dice al tocar sus brazo y mirarme desconcertada
– Siéntate… - digo al tomar asiento y bajar la mirada
- ¿qué tienes? – dice al sentarse y fruncir el ceño
– Espinoza no me dejó todo, su fortuna la dividió en dos, una parte para mí y otra para Dul… para Dulce, su hija – digo al jugar con mis dedos
– no importa… aunque sea te dejo algo y ese algo es bastante – dice al sonreír
– en su testamento puso una cláusula, la única forma de poder tocar el dinero que me dejó y no perderlo es que me casara con… con Dulce– digo sin mirarla
– Ah dime que no es cierto Annie, dime que no te casaste con una mujer… - dice al dilatar sus pupilas
– si… nos casamos y yo la a…
- tiene que ser lesbiana o loca para aceptar algo así – dice indignada
– si… Dulce es lesbiana… y nosotras nos… – quiero confesarle la verdad, sin embargo me interrumpe otra vez
– Annie no lo puedo creer, te casaste con su hija… - dice incrédula al cubrir su boca
– Sí, él quería que nos casáramos – digo al suspirar, no me atrevo a mirarla y decirle lo que siento por Dulce
– ese tipo es un Oops!, primero se acuesta con tu madre y la vuelve loca, arroya “sin querer” a tu padre y te casa con su hija… ese hombre estaba demente – dice ella enojada – no sé cómo se atrevió a decir que te amaba, ese hombre no amaba ni a su madre ¿ves? Mejor que te casaste con él… él muy ingenuo pensó que lo amabas jajajaja… pensó que no sabías nada de lo que había hecho… ahora eres dueña de todo, el muy **** ya pagó lo que hizo, debe estar pudriéndose en el infierno… si la tal Dulce es lesbiana, enamórala también y así te quedas con todo – dice al sonreír, la miro estupefacta y a la vez enojada por su Oops! comentario
– yo… - me quedo pasmada al ver como la puerta se abre de manera intempestiva y veo a Dulce con los ojos algo hinchados y el rostro un poco rojo ¿acaso a estado llorando?
- así que te casaste con mi padre por venganza – dice al soltar una lagrima y mirarnos a las dos – siempre lo supe… sé lo dije a todos y nadie quiso creerme… ¡ERES UNA ZO****!!!! QUIERES DINERO… TEN TU COCHINO DINERO – dice al sacar de su cartera algunos billetes y tirármelos en la cara
– Dul… Dulce déjame explicarte… mi amor yo te amo – digo al intentar tomar su mano, quiero que me escuche, que me deje explicarle, pero hay algo en su mirada que me para en seco… son sus ojos, ya no tienen aquel brillo espectacular que me hace desvariar, ahora… ahora su mirada es tan fría que siento un dolor punzante en mi pecho. De un instante a otro siento mi rostro girar, veo como su mano sigue levantada en el aire y su mirada se vuelve más fría ¿dónde quedo su mirada tierna, llena de amor, de ternura? Ahora sus ojos me miran con… con ¿odio?
- no vuelvas… ¡NO VUELVAS A DECIR QUE ME AMAS! No digas más mentiras… ¡DEMONIOS! Yo siempre lo supe… no te importó entregarme tu virginidad… solo querías mi dinero… ¡ME DAS PENA Y ASCO!! - dice al darse la vuelta, corro y la tomo por la cintura hasta darle la vuelta y besar su rostro
– yo te amo… déjame explicarte – digo al llorar, por más que quiera no puedo retener las lágrimas, su mirada me causa dolor, un profundo y punzante dolor
- ¡¡¡NO ME TOQUES!!! – Levantando su mano - No vuelvas a decir que me amas… no quiero explicaciones… - dice al empujarme cosa que hace que caiga al piso y me golpee un poco el brazo (izq...)
- y tú… LARGATE DE MI CASA – dice al mirar a Estefanía y salir
- ¡Dulce no te vayas! – digo al cubrir mi rostro y romper en llanto
–Anahí tu no estas enamorada de ella…tú no puedes estar enamorada de ella! – dice Estefanía al agacharse y tomar mis manos
– Si… - digo al morder mi labio inferior y ahogar un grito en mi interior
- no llores… eso tal vez es lo mejor que pudo haber pasado… ¡por Dios ANAHÍ! ¿Cómo pudiste enamorarte de ella? De una mujer… acaso estás loca, eso no está bien… lo único que tenías que hacer era vengarte de ese Oops!, tu recompensa sería su dinero… ¡No su hija! Acaso no sufriste cuando tu madre prefirió abandonarlos por él… después de tener lo que quiso de ella la botó, como se bota algo que no sirve – dice enfurecida al soltar mis manos – no lo soportó y enloqueció… tu madre está en un sanatorio mental por su culpa y tu padre está en coma porque ese desgraciado lo arroyo…
- ¡CALLATE! No sabes lo que dices – digo al limpiar mis lágrimas y levantarme – en ese momento sentí dolor… él había destruido lo que más amaba, destruyó mi familia… pero cuando lo conocí, era un hombre tan solitario, lleno de preocupaciones, de dolor, además de su enfermedad, vivía con una gran condena… por no prestarle la suficiente atención a su ex esposa y a su hija, estas lo abandonaron – digo al limpiar mis ojos, pero es en vano las lágrimas siguen saliendo – él se refugió en mí y yo en él… con el tiempo llegué a perdonarlo, llegue a quererlo… él se convirtió en un padre para mí y yo en una hija para él - digo al bajar la mirada
- ¿QUÉ? ¡Annie no seas estúpida!!! Ese hombre… - digo al interrumpirla
- ese hombre me dio apoyo, cariño… tiempo después se enteró lo de mis padres, me ayudó… sé que fue por remordimiento, pero lo hizo - digo molesta
– Annie ese hombre arroyó a tu padre… - dice al cruzar sus brazos
– de eso no estoy segura, ni siquiera tú lo estas – digo al tratar de calmarme
– has enloquecido!… no estás bien amiga, perdonar a ese miserable es una cosa, pero enamorarte de una mujer… - dice en tono exasperado al hacer una mueca
- aunque te moleste, te fastidie, así es… amo a Dulce, la amo como no tienes idea, pero ¿tú qué sabes?, nunca has conocido el amor – digo al darme la vuelta
– no digas tonterías… NO ESTA BIEN AMAR UNA MUJER… en que idioma te lo digo para que lo entiendas – dice completamente roja
– y tú no entiendes que la amo… amo a DULCE con toda mi alma y me importa un reverendo pepino lo que pienses tú y el mundo – digo al intentar salir
– Annie no seas terca…
- ¡déjame en paz! ¡Vete! – digo al salir
– ANAHÍ PIENSA MEJOR LAS COSAS… ESO NO ES AMOR, ES…
- ¡TE DIJE QUE TE FUERAS!!! ¡¡¡LÁRGATE!!! – digo al subir las escaleras y azotar la puerta de mi alcoba.
Me acuesto en la cama y empiezo a llorar, como nunca antes lo había hecho, conozco muy bien el carácter de Dulce, no me dejará explicarle, sé que no me perdonará. Me preocupa que cometa una locura, si es así jamás me lo perdonaré, Dulce lo es todo para mí, si le llegase a suceder algo yo… yo no podría vivir.
Me levanto de la cama y salgo de mi habitación y entro a la suya – Dul… - digo al acostarme en su cama y abrazar una de sus almohadas – mi amor perdóname… quisiera que me escucharas – digo al limpiar mis ojos y mirar una fotografía de ella junto a Maribel - ¿Dónde estarás? – digo al sollozar levemente y cerrar mis ojos hasta quedarme dormida.
Horas después…
Abro los ojos lentamente y me encuentro a oscuras, alcanzo la lámpara que está en la mesita de noche y la enciendo – qué hora será – digo al frotar mis ojos y ver el reloj 8:30PM – subí a la nube más alta y al caer no lo hice en sus brazos como pensé – digo al soltar un suspiro y escuchar unos ruidos afuera.
Salgo de la habitación y bajo a ver qué es lo que está sucediendo
- ¿qué está ocurriendo nanny? – digo aun somnolienta
– La niña Dulce acaba de llegar algo ebria y no dejaba que Alan la bajara del auto – dice al hacer una mueca
– Y dónde está – digo al fruncir el ceño
– Ahí – dice al señalar el sofá blanco que se encuentra detrás de mí
- y dónde está Alan – digo al acercarme el sillón y verla dormir
– Está afuera – dice al mirarla dormir
– Gracias – digo al salir y buscar a Alan
- ¿se despertó? – dice Alan alarmado
– no, está dormida… gracias por quedarte con ella – digo en voz baja
– no se preocupe… estaba muy mal, bebió casi todo el día, cuando despierte tendrá la cruda de su vida – dice al rascarse la cabeza
–supongo que sí… - digo al suspirar
– disculpe que me entrometa, pero ella estuvo diciendo su nombre en todo el camino, no dejaba de llorar… sus frases eran difíciles de entenderse, pero una de ella decía que usted la había lastimado como nadie en el mundo – al escuchar eso bajo la cabeza y una lagrima se desliza por mi mejilla

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:37 pm

– Gracias por cuidarla… - digo al limpiar mis ojos y entrar.
Al entrar veo a nanny cubrirla con una manta - la dejarás ahí – digo al agacharme y quitar algunos mechones de su rostro
– No quiero que se despierte – dice nanny temerosa, tanto ella como yo, sabemos que si Dulce llegara a despertar, sería muy difícil calmarla – está demasiado ebria para hacerlo, - toma – digo al darle la manta y cargar a Dulce
– pero señora… - dice nanny al dilatar sus pupilas
– No… no te preocupes – digo al subir las escaleras
– An... Anahí – balbucea al mover una de sus manos
– Perdóname… - digo al besar su frente
– por qué me… - dice a moverse un poco
– shhh… duerme – digo al abrir la puerta y acostarla en la cama – cuando despiertes hablamos – digo al quitarle las sandalias y el pantalón – te amo… - digo al a cobijarla y besar brevemente sus hermosos labios.
Sé que al despertarse comenzará una nueva pesadilla, sé que su profunda y fría mirada me destruirá, espero que mañana quiera escucharme, aunque sé que si lo hace, aun así no me perdonará
Me saco la ropa y me acuesto a dormir…
Al día siguiente…
Me levanto un poco tarde, me da algo de miedo ver a Dulce, pero sé que tengo que afrontar esta situación y así lo haré. Después de bañarme y vestirme (suéter beige, jeans y botas negras) salgo de mi habitación y bajo las escaleras.
Al bajar ella está en la sala junto con Maribel, noto como se toma una taza de café humeante, supongo que es para contrarrestar la resaca
- Buenos días… - digo al mirarla
– Buenos días Anahí – dice Maribel al sonreír – le decía a Dulce que nanny me comentó que la cargaste y la dejaste en su habitación – dice Maribel al mirarla
– Deberías agradecerle – dice mi “suegra” al retirarse
– No le voy agradecer nada… - dice Dul al levantarse – dime Anahí ¿debo agradecerte algo? – dice al mirarme fijamente “No me mires así Dul… me estas matando”
– Si tu no quieres… no lo hagas – digo al bajar la mirada
– ¡que hipócrita eres! – dice al hacer una mueca
– Dul… - digo al mirarla
– no quiero escuchar tu voz, no quiero nada de ti, por favor ahórrate ese buenos días, no te cae la hipocresía… no quiero más mentiras, es que no quiero ni verte… me das tanta pena Anahí, una persona avara me da mucha lástima, porque hacen cualquier cosa por dinero, no les importa hacer cosas que no quieran, mientras que sea por dinero… venden hasta su madre, son capaces hasta de vender su virginidad…– dice al dejar caer una lagrima
– No hables así… – digo al morder mi labio inferior para no llorar
– cada vez que recuerdo lo que hiciste me da nauseas… ME DAS ASCO – bajo la cabeza y empiezo a llorar – eres patética…por una vez en tu vida, deja de mentir - dice al sonreír y subir las escaleras.
Trato de respirar, más me es imposible, siento como mis piernas se sienten débiles y mis parpados se cierran. Al abrir los ojos veo a nanny con un algodón en la mano
– que… qué me pasó – digo al mirar a mi alrededor
– Te desmayaste… - dice Maribel al acercarse
– ¿has tomado tus pastillas? – dice al alzarme un poco la cabeza para que beba un poco de agua
– No… - digo al cubrir mi rostro con mis manos y empiezo a llorar en silencio
– ¿quieres estar sola? – dice en voz baja
– Si… - digo sin mirarla.
Sus ojos ya no me miran con amor… ella jamás me perdonará, he perdido a Dulce para siempre. Lo único que me queda es esperar la culminación del año, pero no creo soportar que me trate así, que me odie…por qué me pasa esto, te amo tanto no quiero pasar esto...

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org
Volver arriba Ir abajo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:37 pm

Capítulo 15: Mentiras
Expectativa Dulce
Azoto la puerta de mi habitación y me siento en la orilla de la cama
- ¿cómo fuiste capaz de hacerme esto? – digo al morder mi labio inferior y limpiar mis ojos - ¿cómo haré para olvidarte? Si estas tan adentro, no puedo sacar de mi mente tu voz, no puedo creer que esto me esté pasando… - digo al acostarme y abrazar una de mis almohadas – cómo puedo odiarte, si te amo tanto… pero no puedo olvidar que eres una mentirosa, que solo te importa el dinero, que me engañaste… cómo olvido tu olor si esta en toda mi habitación – digo al aspirar su perfume en mi almohada – yo no puedo seguir así… cómo aguantar el tiempo que aún falta para acabar éste matrimonio a tu lado?…- digo al cerrar los ojos y tratar de dormir.
Lo que resta del día me la paso en mi habitación, no quiero verla, es muy difícil estar cerca de ella y no poder besarla, decirle que la amo y cuando estoy a punto de hacerlo, recuerdo que ella no me ama, que a pesar que fui su primera vez, ella lo hizo por interés, se entregó a mí para asegurar su futuro, sabía que yo le daría todo sin que me lo pidiera, y pensar que no me interesa el dinero, sino ella, solo ella… somos tan diferentes
Sé que tengo que olvidarla, sé que tengo que arrancármela de la cabeza y del corazón, sin embargo no sé si sea capaz de eso…
¿Cómo olvidar a alguien que amas tanto? ¿Cómo decirle a tu interior que no la llame a gritos? ¿Cómo decirle a tu cuerpo que ella te hace daño, cuando este te dice que la necesita para poder vivir? Por favor que alguien me diga cómo hago para dejar de pensar en ella, para no necesitarla más…
El dolor me hace decirle tonterías, tonterías que al pronunciarlas me duelen demasiado, me duelen más a mí que a ella; pero es mi única defensa para no caer a sus pies y rogarle que me ame, que estoy dispuesta a darle todo, con tal que me quiera… Sin embargo no puedo cometer esa estupidez, tengo que ser fuerte, pero al verla llorar, mi corazón se parte un poco más, a pesar de todo lo que hizo, me duele verla sufrir, sé que le duelen mis palabras… pero es mejor de esa manera, porque ya no sé si también finge ese sufrimiento, si también forma parte de su “plan” para quedarse con todo mi dinero, no quiero escuchar su manipuladora explicación, siento que en éste estado cualquier cosa que diga podría convencerme… un día se lo dije y ella no me creyó, nada es para siempre…
¿Saben? Cuando uno está enamorado, se siente como si caminaras entre las nubes, no tienes miedo a caer por que se está seguro que si uno llegase hacerlo, esa persona no dejaría que cayeras y si lo hicieras, sería entre sus brazos, pero hoy me doy cuenta que acabo de caer y no lo hice precisamente ahí como pensé…
Al día siguiente…
Despierto temprano y decido ir a la oficina, el trabajo logrará distraerme, logrará que no piense en ella.
Le doy las gracias a Alan por todo lo que hizo por mí y le pido que me lleve a la empresa. Al llegar saludo a Karla y entro a mi oficina
– Acabó de llamar el señor Daniel, dice que necesita hablar con usted, la espera en el restaurante Pullini… - dice Karla al entrar
– está bien… - digo al colocarme la chaqueta y notar que Karla me mira atenta
- ¿sucede algo? – digo fruncir el ceño
– Eh no… disculpe – dice al salir
– Esa mujer es extraña… - digo al rascar mi cabeza y salir.
Al esperar el elevador me topo con Anahí
– Buenos días María – dice sin mirarme
– Veo que ya entendiste… - digo en tono bajo al entrar al elevador.
Al salir camino un poco deprisa hasta que detengo un taxi
– lléveme al restaurante Pullini – digo al ver el reloj (9:35AM) – ¿de qué querrá hablar Daniel?… se suponía que debería estar en Colombia – digo al tocar mi nuca y fruncir el ceño, miro a lo lejos la catedral de san Bartolomé, cosa que me hace recordar el día de mi boda “Jamás besaría a una bruja como tú” son las palabras que vienen a mi mente – ¿cómo fui a enamorarme de ti? – digo al soltar un hondo suspiro y notar que ya había llegado – gracias… - digo al pagar y entrar al restaurante
– Buenos días señorita Dulce– dice uno de los mozos al sonreír
– Buenos días, ¿el señor Daniel ya llegó? – digo al tocar mi nuca
– Sí, acabó de llegar, sígame – dice al caminar.
Lo sigo hasta el segundo piso y veo a lo lejos a Daniel
– Aquí tiene, permiso – dice al entregarme la carta
– Hola – digo al besar la mejilla de Daniel
– Hola – dice al levantarse y jalar mi silla
– gracias… - digo al sentarme
– ¿tú no deberías estar en Cartagena? – digo al ver el menú
– Sí, pero el trabajo llama, recuerdas a Jazmín - dice al sentarse
– Sí, es la esposa de Damián – digo al mirarlo
– Regresé porque su hermana quiere hacer negocios con nosotros – dice al llamar al mozo – tráigame un cappuccino, tres cruasanes con alcorza y un poco de jugo de Tomate, y tú que pedirás Dul – dice al ver el reloj
– lo mismo solo que en vez de jugo de Tomate, que sea de Naranja – digo al beber un poco de agua
– Enseguida – dice al retirarse
- ¿por qué miras tanto el reloj? – digo al mirarlo
– Por que estoy esperando a Gaby – dice al mirarme
- ¿Gaby? – digo al fruncir el ceño
– la hermana de Jazmín… -
- disculpen la tardanza – dice una joven, de finas facciones, ojos cafés, y con una perforación en la nariz,
– No te preocupes – dice Daniel al levantarse y besar su mejilla
– Te presento a Dulce – dice al señalarme
– Mucho gusto, Dulce Espinoza – digo al levantarme y extender mi mano
– El gusto es mío, Gabriela Vega – dice al tomarla
– ¿vas a desayunar? – dice Daniel al mirarla, sin embargo ella sigue mirándome
– Solo quiero un cappuccino – dice al soltar mi mano y sonreír - ¿sabes? Nunca pensé conocerte en persona – dice al cruzar sus piernas
– Por qué lo dices – digo al ver al mozo llegar
– En el ámbito empresarial, uno de los nombres que más se menciona es el tuyo – dice al pedirle al mozo que le traiga un café
– Debe ser por mi padre – digo al beber mi jugo
– tu padre fue una leyenda por decirlo así… pero la mayoría dicen que eres igual o mejor que él –sonríe
– Te voy a creer… - digo al esbozar una media sonrisa – me comentó Daniel que quieres hacer negocios con nosotros – digo al beber mi café
– sí, él me comento que el señor Smith se retiraría como socio, así que quedaría un puesto libre y bueno quisiera ocupar ese puesto – dice al mirarme
– entiendo… a mí me parece muy buena idea – digo al mirar a Daniel
– solo tendríamos que hacer una junta para ver si los demás están de acuerdo, de todas formas le dices a Anahí a ver qué opina – dice Daniel al probar bocado
– Está bien – digo al hacer una mueca
- ¿Anahí? – dice Gaby al fruncir el ceño
– Oh disculpa, se me había olvidado decirte que Anahí es la esposa de Dulce – dice él al mirarme
– Ah no sabía que eras casada – dice al hacer una mueca “no por mucho tiempo”
– Si… - digo al probar mis cruasanes
– La conocerás en la junta – dice Daniel al beber su jugo
– Organizaste una junta – digo al mirarlo
– Si, por eso te llamé – dice al tomar la servilleta
- ¿te molesta? – Dice ella en tono dulce

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:37 pm

– No, para nada – digo al beber un poco de agua
- disculpen – dice Daniel al levantarse y contestar su celular
– además de ser una gran empresaria y una excelente tenista ¿qué más te gusta hacer? – dice al recoger su cabello
– cómo sabes que soy buena en el tenis, ¿te lo dijo Daniel? – digo al sonreír
– no… pero responde mi pregunta – dice al ver al mozo llegar con su café
– Me gusta tocar el piano, y me encanta cantar aunque tengo años de no hacerlo – digo al quitarme la chaqueta
– Me gustaría escucharte alguna vez, sería interesante – dice al beber su café – después de la junta, me gustaría invitarte a cenar, si quieres invita a tu esposa – dice al suspirar
– Claro, me gustaría cenar contigo, no creo que Anahí quiera venir… - digo al bajar la mirada
– ok… entonces nos vemos aquí mismo a las 7:00PM te parece bien – dice al sonreírme coquetamente
– Sí, me parece perfecto – digo al mirar a Daniel
– La junta empezará a las 2:00 PM - dice al sentarse
– Disculpen… - digo al sentir mi celular vibrar – ¿aló?
– señora, el señor Mijail llamó y dijo que estaría aquí en 30 min.
– Voy para allá – está bien – bye – digo al colgar – disculpen que me tenga que ir, pero tengo una reunión con un nuevo cliente – digo al colocarme mi chaqueta
– No te preocupes – dice Daniel al levantarse y besar mi mejilla
– Nos vemos en la junta - digo al repetir la acción – fue un gusto conocerte Gaby – digo al besar su mejilla
– Lo mismo digo Dulce – dice al mirarme fijamente
– Nos vemos – digo antes de salir. Fue impresión mía o ¿esa mujer me estaba coqueteando abiertamente?…
Tomo un taxi hasta la oficina y al llegar le pregunto a Karla si ya llego el señor Mijail
– No, dice que tardará un par de minutos – dice ella al soltarse el cabello y sonreírme
– está bien… - digo al darme la vuelta “qué le pasa a Karla el día de hoy?” pienso al caminar hacia la oficina de Anahí – ella está ahí – digo seria
– sí, pero esta o… - no la dejo terminar y abro la puerta
– María cuantas veces te he… - dice sorprendida al verme
– Sal… - digo al ver al idiota de Fernando “lo sabía” pienso al apretar mis puños
– permiso… - dice afligido al sal
– Vine a decirte que hoy habrá una junta a las dos, la hermana de Jazmín comprará las acciones del señor Smith – digo al darme la vuelta
– Ok… espera - dice al levantarse y acercarse – déjame explicarte… Dulce no me trates así, aunque no me creas yo te amo, mi amor…
- CÁLLATE… deja de decir que me amas, no ves que me hieres?, di la verdad, di que todo lo hiciste por dinero, sé sincera y por lo menos gana un poco “dignidad” ante mí, que siempre supe lo que buscabas!… Anahí ¿cómo pudiste hacerme esto?, ¿Cómo pudiste hacerle eso a papá?, yo confié en ti, como él también lo hizo, a pesar que algo dentro de mí, me decía que no lo hiciera, pero este amor me cegó… y de la peor manera – digo al llorar y mirarla fijamente
– yo no quiero herirte mi amor, no busco eso, solo quiero que me creas, solo quiero que entiendas que te amo con toda mi alma – dice al secar mis lágrimas y acariciar mis mejillas
– no puedo creerte, no después de lo que escuché decir a tu amiga… una de las bases de una relación es la confianza y yo ya no confió en ti – digo al quitar su mano de mi rostro – no quiero hablar más de este tema, no quiero que me toques, no quiero que vayas a mi habitación, no quiero ni verte, pero sabes bien que tengo que hacerlo por el compromiso que existe, ahora más que nunca pienso dejarte mi dinero, no porque sea lo más importante para mí, sino porque ahora sí estoy segura de lo que significa para ti! – Digo al mirarla con frialdad – has tu vida con Fernando y DÉJAME A MI EN PAZ - digo al darme la vuelta
– ya me cansé Dulce! me cansé de pedirte perdón, cuando Dios sabe que te amo…
- NO HABLES DE DIOS… ¡NO SEAS TAN DESCARADA! – digo al mirarla con indignación
– ¿sabes qué? Cree lo que te dé la gana, me da igual lo que pienses… yo haré mi vida, tú has la tuya – dice al secar sus lagrimas
– así será… buscaré a alguien que no me mienta, que me ame de verdad- digo al cerrar la puerta y salir.
Antes de entrar a mi oficina Karla me avisa que Mijail ha cancelado la cita y… no le presto mucha atención y azoto la puerta al entrar – de seguro me dijo eso porque está con él – digo al tirar todas las cosas de mi escritorio – está bien… has tu vida, has lo que te dé la gana, yo no te necesito, para que quiero a una oportunista en mi vida? – digo al sentarme y golpear el escritorio – no te necesito… - digo al cerrar los ojos y cubrir mi rostro con las manos. Dulce María Espinoza nunca le rogará a nadie, a nadie!! Aun que te ame, nunca lo haré.
Recojo algunos papeles del piso e intento concentrarme, intento no pensar en ella, no sé cuánto tiempo ha pasado hasta que Karla me avisa que todos me esperan en la junta, – ya voy… - digo al levantarme y soltar un suspiro.
Camino sin apuro y abro la puerta
– Buenas tardes, disculpen la tardanza – digo al entrar
– Tranquila, no te demoraste tanto – dice Gaby al mirarme
– Está bien – digo al sentarme a su lado
– los he reunido para informales que… - dice Daniel al anunciar que las acciones del señor Smith han sido vendidas a la Srta. Gabriela Vega
- ¿te sientes bien? – dice ella en tono bajo al tomar mi mano
– La verdad, no – digo al mirar sus ojos
– Aunque por dentro te estés muriendo, deberías sonreír, tienes una muy bella sonrisa para que estés tan seria – dice al esbozar una linda sonrisa que me invita a sonreír
– Tienes toda la razón… - digo en tono bajo al ver a Anahí mirarnos
– Por cierto cuál es tu esposa – susurra ella en mi oído
– eh… la Rubia de ojos azules – digo al pasar saliva
– ah ya… - dice al mirarme de forma coqueta – Levanta la mano – dice sin mirarme
– por qué… - digo sin entender
– ¡DULCE! – Dice Daniel al llamar mi atención - ¿estás de acuerdo? – estuve a punto de preguntar “de acuerdo con qué” pero por inercia dije que si
– entonces, bienvenida Gaby! – dice Daniel al estrechar su mano, ella solo sonríe, mientras me mira
– ¿eso era todo? – Dice Anahí al levantarse – no, informare… disculpen, pero debo retirarme – dice Anahí enojada al salir
– Bueno, sigamos – dice Daniel al hacer una mueca y mirarme
– creo que tu esposa esta algo molesta – dice Gaby al jugar con mis dedos
– puede ser… no hablemos de ella – digo al mirar sus llamativos y tentadores labios
– Mmm… me parece bien – dice al morderse los labios y cruzar sus sensuales piernas – y dime Dulce, ¿qué otras cosas te gustan hacer? – susurra lentamente en mi oído, haciendo que mi piel se erice y mi rostro se torne algo rojo
– pues yo… - digo al quedarme sin palabras, provocando que ella sonría
– Tranquila, puedes responderme después de la cena – dice al tocar brevemente mi mentón
- Dulce, firma – dice Daniel en tono molesto al pasarme un bolígrafo
– ok… - digo al levantarme y firmar
– quiero que te sientes a mi lado – dice en tono bajo al mirar a Gaby
– Por qué – digo al fruncir el ceño
– Porque quiero que prestes atención… ahora sé por qué Anahí se salió – dice al darme una mirada de reproche - … - me siento a su lado y trato de concentrarme en la junta, aunque es casi imposible, amo Anahí, pero sé que tengo que olvidarla y aun no entiendo por qué me puse tan nerviosa con Gaby… ¿qué me está pasando?
Después de una hora salimos de la junta, quiero seguir charlando con Gaby, pero el señor Mijail acaba de llegar y tenemos asuntos que tratar. Le pido a Daniel que me acompañe a la reunión, por alguna razón intuyo que esto demorara un poco.
Demoramos una hora y media en convencer al señor Mijail que firmara el trato, pero al fin lo hizo, sin querer fijo mi vista en el reloj y noto que son las 7:30PM y aún faltan algunos papeles que firmar, pido disculpas y llamo a Daniel aparte
– tienes el número de Gaby, es que quedé con ella en ir a cenar y creo que no podré ir – digo al soltar un bufido
– Sí, búscalo – dice al hacer una mueca y darme su celular
– aquí esta – digo al ver el número y marcarlo en mi celular – Aló Gaby, creo que no podré ir a cenar, estamos firmando un contrato y aún falta firmar algunos documentos
– mmm… que te parece si cenamos allá
– aquí…
- sí, llevo la cena y comemos allá, si no te molesta
– claro que no, ven dentro de una hora
– está bien, nos vemos al rato
– ok
– nos vemos
–Sí, nos vemos – digo al colgavemo
Vuelvo a sentarme y escucho una propuesta que le hace Daniel al señor Mijail, la verdad no le prestó atención a lo que dicen, mi cuerpo está presente, más mi mente no lo está. Sé muy bien las intenciones de Gabriela y aun así no me negué a que viniera… quizás con ella logre olvidar a Anahí para siempre.
Después de despedirme de Daniel y del señor Mijail, me quedo parada viendo hacia la ventana, viendo las pequeñas luces de los edificios brillar como estrellas, dejo escapar un leve suspiro y ciento la mirada de alguien en mí
– Hola – dice Gaby a un metro de mí
– Hola – digo al voltearme y mirarla
– ¿y la cena? – digo al buscar las bolsas
– De verdad querías cenar – dice al acercarse y acariciar mis mejillas
– creo que no… - digo al besarla apasionadamente y acariciar su cuerpo por encima de la ropa, haciéndola gemir, ella se separa un poco y besa mi cuello, mientras desabrocha mi pantalón, cierro los ojos momentáneamente hasta que deslizo mis manos por su espalda hasta llegar a la cintura, la tomo de ésta y la siento en mi escritorio, me quito el top blanco que llevo puesto y me encargo de desabrochar su blusa con una mano, mientras la otra se desliza por su falda y acariciar su entrepierna – ahh! – Le saco la blusa y acaricio sus senos por encima del sujetador
- ¡DULCE! – dice Anahí al abrir la puerta
– yo… - digo pasmada al verla.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:38 pm

Capítulo 16
Expectativa Anahí
Abro los ojos perezosamente y dejo escapar un hondo suspiro - ¿será que tendré que olvidarte? – Digo al correr la sábana para luego levantarme y caminar hasta el balcón – ¿cómo hago para que me creas? Para qué entiendas que te has convertido en mi vida, que no puedo estar sin ti… - digo al cerrar los ojos brevemente debido a la fuerte brisa veraniega – hubiese querido que nos conociéramos de otra manera, quizás esto no estuviese pasando… - digo al caminar hasta el baño y quitarme la pijama.
Me recojo el cabello y humedezco mi rostro “tengo que ser fuerte, pero cómo serlo si me duelen tus palabras” pienso al buscar mi cepillo y pasta de diente. Al terminar me ducho un poco de prisa, hoy tengo una importante reunión con el señor Thomas y voy algo tarde.
Al salir escojo rápidamente mi atuendo (una camisa blanca, falda negra, saco y botas del mismo color al terminar de arreglarme bajo las escaleras y encontrarme con nanny
- ¿cómo se siente? – dice al dejar de limpiar y acercarse
– mucho mejor – digo al sonreír fingidamente
– me alegro ¿va a desayunar? – Pregunta al conectar la aspiradora
– No, voy algo tarde, nos vemos en la noche – digo al darme la vuelta y salir.
Al salir encuentro a Fernando algo ido, como si estuviera pensativo
– Buenos días – digo al sentarme a su lado
– Buenos días – dice al encender el motor
- ¿te encuentras bien? – Digo al fruncir el ceño
– Sí, no se preocupe – dice al encender el radio
– Es que últimamente… últimamente has actuado extraño – digo al cambiar la emisora
– No es nada… de verdad – dice sin mirarme
– Está bien – digo al mirar por la ventana y sumergirme en mis cavilaciones. Sé que algo le sucede ¿qué será? Espero que no sea nada grave…
Al llegar a la empresa me despido de él y subo el ascensor – tengo que crear una barrera, para que tus palabras no me hieran Dul… – digo antes de salir del ascensor y encontrarme con ella, bajo la mirada y saludo a María “me duele su frialdad” pienso al notar su indiferencia
– Buenos días señora, el señor Thomas llamó para avisar que vendría más tarde, como a las 12 - dice al mirar su reloj
– ok… - digo al entrar a mi oficina y tomar asiento – supongo que lo único que puedo hacer, es esperar que el año concluya… tu no me perdonarás… - digo al soltar un suspiro y tratar de no llorar, pero es imposible. Limpio con el dorso de mi mano algunas fugaces lágrimas, para luego colocarme las gafas y tomar una de las carpetas de mi escritorio para revisarla
– señora, el señor Smith se encuentra en la línea dos
– Está bien – digo al tomar un bolígrafo negro – Buenos días señor Smith
– la llamo para avisarle que he vendido mis acciones, imagino que habrá una junta sobre ello, sin embargo no podré asistir, acabo de llegar a Polonia
– entiendo, no se preocupe… y a quién le vendió las acciones
– a una amiga del señor Daniel, su nombre es Gabriela Vega
– no la conozco, pero imagino que pronto lo haré
– supongo, que tenga un buen día
– igualmente
- adiós – dice al colgar.
Vuelvo abrir la carpeta y tomo el primer documento para luego firmarlo
– señora, su chofer desea hablar con usted
– Dile que pase… - digo al fruncir el ceño
– Hola – dice al entrar algo nervioso
- ¿pasa algo? – digo al quitarme las gafas y levantarme
– no… ¿ha estado llorando? – dice al fruncir el ceño y acercarse tímidamente
- … - bajo la mirada y suelto un hondo suspiro
– Me imagino que otra vez discutió con ella – dice al acercar su mano a mi rostro
– Algo así… - digo al mirar a otra dirección
– no me gusta verla así…. La verdad es que me duele… me duele mucho verte así – dice al bajar la mano y sentarse
– No te preocupes… - digo al suspirar
- no es justo que ella la… no es justo que ella te trate así, siempre logra lastimarte y tú no haces nada! – dice algo molesto
– tú qué sabes!! Te pido que por favor no te metas – digo al mirarlo
– aunque desearía no hacerlo, me es imposible y sabes ¿por qué? – dice al bajar la mirada
- ¿por qué? – digo al fruncir el ceño
– Porque yo…- dice al pasar saliva - porque te amo, creo que siempre lo he hecho; sin embargo sé que eres imposible… eres solo un lindo sueño que quisiera alcanzar y cuando estoy a punto de hacerlo, despierto y me doy cuenta que siempre serás eso… solo un sueño y nada más – dice con voz queda al bajar la mirada
– yo… - digo al dilatar mis pupilas y ver como la puerta se abre
- María cuantas veces te he… - digo al darme cuenta que no es María sino Dulce
– Sal… - dice al mirar fríamente a Fernando
- permiso… - dice este al levantarse y salir
- vine a decirte que hoy habrá una junta a las dos, la hermana de Jazmín comprará las acciones del señor Smith – dice fríamente al darse la vuelta
– Ok… espera – digo al acercarme y tomarla del brazo– déjame explicarte… Dulce no me trates así, aunque no me creas yo te amo, mi amor… - digo al morder mis labios para no llorar
- CÁLLATE… deja de decir que me amas, ¿no ves que me hieres?, di la verdad, di que todo lo hiciste por dinero, sé sincera y por lo menos gana un poco “dignidad” ante mí, que siempre supe lo que buscabas!…Anahí ¿cómo pudiste hacerme esto?, ¿Cómo pudiste hacerle eso a papá?, yo confié en ti, como él también lo hizo, a pesar que algo dentro de mí, me decía que no lo hiciera, pero este amor me cegó… y de la peor manera – dice al llorar “no llores Dul… no me gusta verte así”
– yo no quiero herirte mi amor, no busco eso, solo quiero que me creas, solo quiero que entiendas que te amo con toda mi alma – digo al acercar mi mano tímidamente a su rostro y secar sus lagrimas
- no puedo creerte, no después de lo que escuche decir a tu amiga… una de las bases de una relación es la confianza y yo ya no confió en ti – dice al quitar mi mano de su rostro - no quiero hablar más de este tema, no quiero que me toques, no quiero que vayas a mi habitación, no quiero ni verte, pero sabes bien que tengo que hacerlo por el compromiso que existe, ahora más que nunca pienso dejarte mi dinero, no porque sea lo más importante para mí, sino porque ahora sí estoy segura de lo que significa para ti! – dice al mirarme con frialdad, a pesar de eso sé que me ama, pero el dolor no la deja perdonarme - has tu vida con Fernando y DÉJAME A MI EN PAZ! – dice enojada al darse la vuelta
- ya me cansé Dulce, me cansé de pedirte perdón, cuando Dios sabe que te amo… - digo realmente irritada
- NO HABLES DE DIOS… ¡NO SEAS TAN DESCARADA! – dice al mirarme con indignación
- ¿sabes qué? Cree lo que te dé la gana, me da igual lo que pienses… yo haré mi vida, tú has la tuya – digo al secarme las lágrimas
Así será… buscaré a alguien que no me mienta, que me ame de verdad- dice al cerrar la puerta y salir
– arggg… DULCE joder!!!! ¿Por qué es tan difícil que creas que te amo? – digo al sentarme y hacer una mueca de molestia – ¿acaso podré seguir adelante sin ti?...– digo al tratar de calmarme y volver abrir la carpeta - lo dudo… - digo al tomar el bolígrafo.
Lo que resta de la mañana me la paso “leyendo” algunos documentos, por más que intente concentrarme me es imposible, Dulce está grabada en cada pensamiento, por más simple que sea este, ella simplemente está ahí…
Y por otro lado esta Fernando “por qué te amo, te amo desde el primer momento en que te vi; pero siempre he sabido que eres imposible… eres solo un lindo sueño que quisiera alcanzar y cuando estoy a punto de hacerlo, despierto y me doy cuenta que siempre serás eso… solo un sueño y nada más” ¡no sé qué hacer! No por que sienta algo por él, sino que lo quiero como un amigo y me será muy difícil decirle que a la que amo es a Dulce.
Me levanto y camino hacia la ventana
– te extraño Dul… extraño tus besos, tu aroma… no quiero resignarme…
- señora, los socios han llegado – dice María al abrir la puerta sin tocar
– gracias… - digo al darme al darme la vuelta y salir de la oficina.
Camino de prisa a la sala de junta
– Buenas tardes – digo al saludar algunos socios y sentarme
– Buenas tardes señora Anahí, tan hermosa como siempre – dice el señor Eidel al sonreír
– Gracias – digo al sonrojarme por el cumplido
– ¿y su esposa? – dice al buscarla con la mirada
– Supongo que llegará pronto… - digo al suspirar
– Si… iré a saludar a Mauricio, con su permiso – dice al volver a sonreír
- …- asiento con la cabeza y esbozo una media sonrisa en forma de respuesta “¿Dónde estarás Dul?” Pienso al cruzar los brazos y ver a una joven pelinegra saludar a uno de los socios de forma coqueta “supongo que ella debe ser la señorita Gabriela Vega” pienso al suspirar y escuchar la puerta abrirse
- Buenas tardes, disculpen la tardanza – dice Dulce algo apenada al entrar
– Tranquila, no te demoraste tanto – dice Gabriela al indicarle que tome asiento a su lado
- está bien – dice al sonreírle, sin mirarme
- los he reunido para informales que… - no presto atención a lo que dice Daniel, supongo que anuncia que las acciones del señor Smith las compró la Srta. Vega, observo atenta como ella toma la mano de Dulce y esta esboza una media sonrisa, mientras susurra algunas palabras, para luego sonreír abiertamente “¿acaso se están coqueteando?” pienso con cierta molestia al notar que las dos me están mirando, bajo la mirada y asiento con la cabeza a la pregunta de Daniel “estás de acuerdo con que la Srta. Vega sea nuestra nueva socia” trato de no mirarlas, pero es casi imposible, estoy segura que esa mujer sabe que Dulce es mi esposa y aun así le coquetea descaradamente sin importarle mi presencia.
Me levanto molesta y camino hacia Daniel
- ¿eso era todo? – digo sin mirarlas
- no, informare… - lo interrumpo
- disculpen, pero debo retirarme – digo al salir y azotar la puerta “yo pensando en ti y tu… y tu tratando de olvidarme con ella!!! Con esa vieja horrible cara de noomo!!” pienso al caminar de prisa a mi oficina “ay Dulce hubiese sido mejor que nunca no hubiésemos conocido…” pienso al acercarme a la ventana y quitarme el saco, mientras desabotono el primer botón de mi blusa debido al calor
No sé qué haría si comenzaras una relación con ella… no soportaría verte besarla o decirle te amo… ¡NO LO SOPORTARÍA! Aaa!!! Pero maldita nomaa!!! – digo furiosa al empuñar mi mano y golpear el escritorio – nunca debí enamorarme de ti… No sé en qué demonios estaba pensando!!! - digo furiosa al cerrar los ojos para tratar de no llorar, respiro profundo y camino hasta el mini bar para servirme una copa de Vino
– ¿Señorita está bien? – dice María temerosa al entrar
– NO! ¿CUANDO VAS A ENTENDER QUE ANTES DE ENTRAR SE TOCA LA **** PUERTA?!!! EEEH!!!- digo al mirarla
– lo… lo siento… le prometo que la… que la próxima vez tocaré – dice al salir y cerrar la puerta
-arggg… que demonios hice! María no tiene la culpa de mis problemas… - digo al soltar un bufido y servirme otra copa – lo peor que pude hacer fue casarme contigo Espinoza,… pero creo que peor fue casarme con tu hija y enamorarme de ella – digo al caminar hacia la ventana y ver como el sol se oculta, dándole la bienvenida a la noche.
Después de beber algunas copas, recojo los papeles y los ordeno en mi escritorio, me coloco mi saco y tomo mi bolso; al salir me encuentro con María
– María quería pedirte disculpas, no debí gritarte – digo al notar su semblante algo nervioso
– no se preocupe, además tiene razón, antes de entrar aun lugar se debe tocar la puerta – dice al tomar su bolso
- pero… - me interrumpe
– hasta mañana… - dice al caminar hacia el ascensor
– Espera… - digo al tomar su brazo – Dulce ya se fue? – digo al soltarla
– No… aun está en su oficina – dice al voltearse y tocar el botón del ascensor.
“quiero que me digas si tienes algo con esa mujer” digo al caminar nerviosa por el pasillo (tengo tanto miedo que al preguntarle me diga que “si”… si lo hiciera no sabría que hacer o que responderle) me detengo al frente de su puerta, arreglo mi cabello y suelto un hondo suspiro, acerco mi mano a la perrilla, para luego alejarla “vamos Anahí, tu puedes…” digo al colocar mi mano en la perilla y girarla.
Al abrir la puerta ciento como mis pupilas se dilatan y ruego en silencio que lo que mis ojos presencian sea solo un cruel juego de mi imaginación
- ¡DULCE! – Digo incrédula al ver como acaricia la entrepiernas de “esa” ESTUPIDA!!!
– yo… - dice ella sorprendida al verme
– ¿Cómo pudiste?… - digo con un nudo en la garganta para después morder mi labio inferior “No quiero que me vea llorar… no seré el hazmerreír de ambas!”
- An…Anahí yo… - dice apenada al colocarse su top blanco – no es lo que… - la interrumpo
– ¡QUE NO ES LO QUE PIENSO!! No tengas la osadía de negarme en mi cara que estabas a punto de revolcarte con esta!! – Digo al acercarme y notar la sonrisa cínica de “esa” P*** Mujer
– de verdad no es lo que crees… Dul y yo solo charlábamos de forma amigable ¿verdad Dul? – Dice en tono sarcástico al abotonar su blusa
– ¡NO SEAS DESCARADA! – digo furiosa al caminar hacia ella y abofetearla como nunca lo había hecho
– CÓMO TE ATREVES! – dice ella al levantar su mano, pero Dulce la detiene
– NO! – dice esta al mirarla
– pero… pero ¿qué haces? – Dice ella desconcertada
– no te atrevas a ponerle una mano encima!… - dice Dulce molesta
– SUELTAME!! – dice Gabriela furiosa
– Annie yo quiero… - dice al bajar la mirada para luego mirarme a los ojos
-Para ti Anahí, ehh!!! No quiero que me expliques nada!!… ¿esto tiene alguna explicación? a ver dime DULCE ¿qué me vas a decir?… ah ya sé que para poder olvidarme sentiste la necesidad de acostarte con ella ¿ah? ESA ES TU **** EXPLICACIÓN!! BRAVO DULCE BRAVO!!! – digo al limpiar con el dorso de mi mano algunas fugaces lagrimas

– Anahí… - dice al sujetar mi brazo
- ¡NO ME TOQUES!! – Digo al soltarme – ella es la mujer que según tú, no te va a mentir y que te amará de verdad… Jaja – rio incrédulamente- PUES BIEN! HAZ LO QUE QUIERAS!!! Pero ¿sabes que Dulce? Nunca te mentí cuando te dije que te amaba – digo al darme la vuelta y salir de su oficina.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:38 pm

Capítulo 17
Expectativa Dulce
“Ella es la mujer que según tú no te va a mentir y que te amará de verdad…Jaja PUES BIEN! HAZ LO QUE QUIERAS!!! Pero ¿sabes que Dulce? Nunca te mentí cuando te dije que te amaba” Al escuchar aquellas dolorosas palabras me di cuenta que jamás la olvidaré; Anahí siempre será la mujer a quien yo ame, aunque jamás pueda perdonarla
– Si tú quieres yo… - dice Gabriela en tono meloso al acariciar mi mejilla
– detente! Por favor vete… – digo al darme la vuelta y soltar un hondo suspiro
– ARGH ACASO LA QUIERES… ¿TE IMPORTA?... ¿Creo que esa fue una pregunta estupida cierto? - dice al sacar un cigarrillo de su bolso e irse molesta al azotar la puerta
- … - no pude escuchar lo que dijo, creo que ni si quiera hubiera querido hacerlo, a pesar de “saber” qué Anahí es una mentirosa y una oportunista no les niego que la amo con todo mi ser y que me dolió verla llorar… ARG!!! Estoy tan confundida!! Algo dentro de mí me dice que la olvide, sin embargo me es imposible hacerlo… por alguna razón me siento culpable, como si le debiera alguna explicación y lo peor es que muero por dársela!
Salgo de prisa de mi oficina y toco insistentemente el botón del ascensor
- ¡vamos! Sube!! – digo de forma desesperada – ¿le sucede algo señora Dulce? – dice Henry “el de la limpieza” algo preocupado al fruncir el ceño
– es que mi esposa y yo discutimos y… arggg olvídelo! es solo que quiero alcanzarla y el ascensor no sube – digo irritada al golpear con mi mano las puertas de este
– tranquila, si no me equivoco acabo de ver a su esposa entrar a su oficina – dice al sonreír
– gracias… - digo antes de correr hacia la oficina de Anahí.
Al llegar suelto un leve suspiro y toco dos veces la puerta
– Anahí ¿estás ahí?
– ¡NO!… ¡DEJAME EN PAZ!!
– abre la puerta tenemos que hablar
– VETE AL DIABLO!!
– No creo que le abra la puerta – dice Henry al hacer una mueca
– yo tampoco… pero quiero hablar con ella – digo al soltar un suspiro
– se nota que esta “algo” alterada, si entra ahí es capaz…
- lo sé, pero aun así quiero hablar con ella – digo al hacer una mueca y mirar la puerta
– Tome – dice al darme un juego de llaves – abra con esta… dele vuelta a la derecha y listo – dice al señalarme la llave
– Gracias – digo al esbozar una media sonrisa
– No se preocupe… - dice al darse la vuelta e irse.
Respiro profundo para luego introducir la llave y girarla hacia la derecha, al entrar la veo acostada en uno de los sofá, “supongo que está llorando” cierro la puerta y aclaro mi garganta, cosa que llama su atención
– Debemos hablar – digo en tono bajo, pero audible
-¿Cómo?… Vete!! – dice al levantarse
– ¡¡déjame hablar!! – digo al acercarme
– ahora soy yo la NO quiere escucharte… ¡¡¡VETE!!! – dice al darse la vuelta
– NO SÉ POR QUÉ TE HACES LA VICTIMA… TU ME ENGAÑASTE TE ACERCASTE A MÍ CON LA ÚNICA INTENCIÓN DE ROBARME TODO MI DINERO… - digo exaltada al voltearla mientras la tomaba del brazo y mirarla a los ojos
– si verdaderamente me amarás supieras que jamás te engañe; pero tú SÍ… tu no confiaste en mi cuando más te necesité – dice al tratar de soltarse
– ¡¡no te engañé!! – digo al sujetarla un poco más fuerte
– ¡¡POR QUÉ LLEGUE A TIEMPO!! Jamás te… - no la dejo continuar ya que sus labios hicieron que la besara, quería romper esa tención ya no podía más
- ¡DÉJAME! – dice al empujarme y levantar la mano, no obstante la detengo y sujeto sus manos – SUÉLTAME!! – cierro los ojos y me acerco de forma impulsiva y audaz a su rostro hasta volverla a besar. Se resiste un poco haciendo que el beso sea algo salvaje al comienzo, para que poco a poco dejarse llevar; y así tornándolo apasionado y dulce a la vez. Mientras su lengua se une con furor con la mía, mis manos sacan rápidamente su saco y desabotonan desesperadamente su blusa. Me acerco a su cuello y lo beso de manera apasionada y delirante, mientras una de mis manos acaricia su seno haciéndola soltar un pequeño, pero audible gemido.
Le sujeto por la cintura sin dejar de besarla hasta acercarme al sofá y dejarla caer
– Suéltame… - dice con la voz un poco entre cortada
– No… - digo al tratar de besarla, pero voltea su rostro
– No quiero… no así – dice al empujarme y levantarse – dijiste que te dejará en paz, pues así lo haré… haz con tu “amiga” Gabriela lo que te dé la gana… - dice al tomar su saco y su bolso
- … - me siento en el sillón sin saber que decir
– Lo peor de ambas fue habernos conocido Dulce – dice al alejarse y cerrar la puerta con fuerza.
“quizás ella tenga razón… mi peor error fue conocerla y amarla como la amo…”
¿Qué sucederá de aquí en adelante? no lo sé, lo que sí sé es que el verano está por finalizar y muy pronto será otoño y todo acabará.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:38 pm

Capítulo 18
Expectativa Dulce
Ha pasado un mes desde aquella discusión en su oficina. Las cosas siguen casi iguales, solo que ahora nos vemos muy poco, ya que ella pasa la mayoría del tiempo encerrada en su oficina y llega a la mansión a altas horas de la noche, tanto mamá como nanny están preocupadas por ella. Siendo sincera con ustedes, yo también estoy preocupada, sin embargo este **** orgullo me obliga a seguir siendo fría, me obliga a decirle cosas que en realidad no siento...
Estas últimas semanas han pasado demasiado deprisa, en tan solo una semana, el año junto a ella acabará, el abogado vendrá y leerá el último documento de mi padre y este matrimonio llegará a su fin. Hace casi un año desee que el tiempo pasara rápido, para volver a Los Ángeles y olvidar este “terrible” suceso, pero han pasado tantas cosas entre ella y yo que la verdad será muy difícil seguir mi vida como si nada hubiese pasado, recuerdo que hace años mi madre me dijo que uno por más que quiera, nunca olvida las cosas solo las guarda en algún rincón de la memoria o del corazón.
Tomo del armario uno de mis abrigos y salgo de mi habitación
– El otoño por fin ha llegado… - digo al bajar las escaleras y ver por una de las ventanas como una de las hojas muertas de aquel viejo roble se desprende de una de las ramas hasta que cae al suelo
- Buenos días mi niña – dice nanny al verme bajar
– Buenos días, nanny ¿dónde está mamá? – Pregunto al buscarla con la mirada
– Está en el jardín con la señora Natasha – dice al dirigirse a la cocina.
Me coloco el abrigo y camino hacia el jardín – sigue igual… – pienso al ver aquella fuente en forma de querubín que me hace recordar aquellos años de juego y travesuras junto a May – te extraño amiga… - digo con voz queda al meter mis manos en los bolsillos del abrigo y seguir caminando.
Por un momento entro en mis cavilaciones y recuerdo aquellas palabras que son mi tormento “el peor error de ambas fue habernos conocido Dulce” - tal vez si nos hubiéramos conocido en circunstancias diferentes… tal vez nuestra historia hubiera terminado diferente, pero “hubiera” no existe
– ¡Dulce! – dice mi madre al sacarme de mis cavilaciones
– Buenos días madre – digo al besar su mejilla
– buenos días cariño, ¿vas a la empresa? - Dice al besar mi frente
– sí, ¿dónde está la señora Natasha? – Digo al tomar de su cesto una rosa blanca
– se fue hace unos minutos, ¿no la viste? – dice al fruncir el ceño
– No, es que venía pensando en algunos papeles que debo firmar, tengo dejar todo listo – digo sin mirarla
– ¿todo listo? ¿Acaso te irás? – dice sorprendida al mirarme seriamente
– Si, por la empresa no debes de preocuparte Daniel se encargará de todo – digo al suspirar
– a que le estas huyendo Dul? – dice al tomar mi mano
- a nada… es solo que quiero regresar a mi departamento, quiero regresar a la vida que tenía antes – digo al soltarme
– Tanto tú como Annie me desconciertan… - dice al suspirar
– Nos vemos en la noche – digo al besar su frente y salir del jardín. Camino deprisa y le pido a Alan que me lleve a la oficina
– Se ve algo angustiada señora Dulce – dice al mirarme por el retrovisor
– No te preocupes, no es nada – digo al cerrar los ojos por un momento hasta darme cuenta que hemos llegado
- tomaré un taxi para regresar a la mansión – digo al salir y cerrar la puerta. Camino algo deprisa hacia el elevador y me encuentro con algunos empleados que me saludan cordialmente, meto las manos en mis bolsillos y vuelvo a sumergirme en mis pensamientos – espero que el tiempo sepa curar la herida que has dejado en mi Annie – pienso al salir del ascensor y caminar hasta mi oficina.
Al llegar saludo a Karla y cierro la puerta
– Espero que esta semana pase deprisa – digo al quitarme el abrigo y sentarme en el sillón –adelante – digo al escuchar que alguien toca la puerta
– señora Dulce, él señor Daniel llamó hace una hora dejando dicho que por favor lo disculpará, debido a que se ausentará en la fiesta de cumpleaños de la señora Anahí
– ¿qué fiesta? – digo al levantarme
– no se preocupe, le dije que la señora Anahí no hará ninguna fiesta por su cumpleaños
– Anahí… ¿es hoy su cumpleaños? – digo al mirarla
– Si… - dice confusa
– ¿ella ya llegó? – digo al rascarme la cabeza y sentarme en mi escritorio
– Sí, llegó muy temprano – dice al darse al vuelta
– Gracias… - digo soltar un bufido – nunca te lo pregunté, no lo puedo creer… - le digo a la nada y tomo una pluma para agitarla y comenzar a hundirme en mis pensamientos– ya sé – digo al tomar mi abrigo y salir.
Camino un poco deprisa hacia su oficina
– Buenos días señora Dulce
– Buenos días María, ella está ahí?
– No, salió a desayunar con el señor Eidel – dice al tomar el teléfono
– gracias…– digo antes de dar la media vuelta.

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org
Volver arriba Ir abajo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:38 pm

A pesar del dolor y del coraje que siento al recordar todo lo que me ha hecho, no puedo negar que aun la amo y que quizás jamás deje de hacerlo, no puedo bloquear mis pensamientos y mi corazón que me dictan que aunque sea debo felicitarla, pero por dentro me muero por abrazarla, por sentir esa sensación mágica recorrer mi cuerpo al aspirar su aroma o sentir el calor de su cuerpo, es una sensación que agudiza mis sentidos y me hace sentir viva, me hace sentir completa, sin embargo aún no puedo perdonarla, me duele saber que lo único que le importa es el dinero.
Al escucharla hablar no puedo creer en sus palabras, por más sinceras y tiernas que suenen, solo puedo recordar que en su vida solo fui un juego y nada más.
Salgo de mis cavilaciones y me doy cuenta que estoy tocando desesperadamente el botón del ascensor – necesito aire… - digo en voz entre cortada al respirar agitadamente
– Señora Dulce, acaba de llamar la señora Anahí, al parecer demorara un poco más – dice María al acercarse
– No te preocupes, no era nada importante lo que tenía que decirle – digo al sacar la rosa blanca de mi abrigo y entrar al elevador. Suspiro hondo y trato de controlarme, pero… pero es que ella me hace sentir demasiadas emociones a la vez “dolor, coraje, amor, ternura…” a veces pienso si algún día podré perdonarla. Salgo del ascensor y saludo al guardia de seguridad, cruzo la calle y vuelvo a sumergirme en mis cavilaciones, hay demasiadas preguntas rondando mi cabeza, ¿qué haré con mi vida al irme? ¿Qué será lo que contiene ese último documento? ¿Podré volver a enamorarme otra vez?
Salgo de mis cavilaciones al darme cuenta que estoy en el restaurante Pullini
– Buenos días señora Dulce – dice uno de los mozos al verme
– Buenos días – digo al quitarme el abrigo y sacar la rosa
– Alguna mesa en especial – pregunta al tomar mi abrigo
– Que tenga una buena vista – digo al mirar la rosa
– ok. Entonces le daré la mesa número 25 del segundo piso, Samir la llevará – dice al hacerle señas a un joven castaño de ojos grises
– Buenos días, sígame – dice el joven amablemente al sonreír. Por alguna razón que aun no comprendo, no he podido dejar de ver la rosa, es como si presintiera que algo está a punto de ocurrir.
Al subir las escaleras, Samir me muestra mi mesa y me da el menú
– estaré en la otra esquina, cuando vaya a ordenar solo me hace señas y yo vendré de inmediato – dice antes de retirarse
– gracias – digo al sentarme y ver el menú – (suelto un bufido) no tengo apetito – digo al dejar el menú en la mesa y ver a lo lejos a Anahí con el señor Eidel y su esposa – qué más podría ocurrir – digo sarcásticamente al jugar con una de las copas hasta dejarla caer, “FANTASTICO DULCE BRAVO!!!” Pienso al notar que aquella copa hace que llama la atención de todos – ¡lo sabía! – digo entre dientes al ver a uno de los mozos acercarse
– no se preocupe, ya vienen a limpiar – dice al serle señas a una joven rubia
– Ok – digo algo apenada al sentir la mirada de todos
– Dulce – dice el señor Eidel al acercarse
– Hola – digo al levantarme y darle un beso en la mejilla
– Disculpa que me haya secuestrado a tu esposa, pero como siempre hablo de ella con Zoraida, me insistió que la trajéramos a desayunar para celebrar su cumpleaños y así conocerla – dice algo apenado
– No te preocupes… - digo al notar la mirada de Anahí ponerme un poco nerviosa
– Ven a sentarte con nosotros, Zoraida tiene tiempo de no verte – dice al sonreír
– Ok – digo al levantarme y seguirlo hacia su mesa
– Dulce ¡que gusto verte! – dice la señora Zoraida al besar mi mejilla
– El gusto es mío – digo al sonreír y sentarme
– Disculpa que no te hayamos avisado, pero Eidel no sabía si iba a tener la mañana libre y cuando preguntamos por ti, aun no llegabas – dice algo apenada
- no te preocupes, de todas formas el cumpleaños es de Anahí, no mío – digo sin mirarla
– Si – dice la señora Zoraida algo confusa por mi actitud
– Feliz cumpleaños Anahí – digo al colocar la rosa blanca en la mesa
– Gracias – dice ella fríamente sin verla
– Disculpen – dice el señor Eidel al levantarse para contestar una llamada
– Por ahí me dijo Eidel que muy pronto será su aniversario – dice señora Zoraida al tomar un poco de jugo
– Sí, será el otro lunes – digo al fijar mi vista en la mesa
– Me imagino la emoción – dice la sonreír
– No se imagina cuanta – dice Anahí sarcásticamente al mirarme
– disculpen, ahora vuelvo – dice la señora Zoraida al levantarse y dirigirse hacia el tocador
- ¿qué haces aquí? – dice Anahí al cruzar sus piernas y mirarme fijamente
– ¡que se viene hacer en un restaurante Anahí! No te preocupes no te vine siguiendo, ni nada por el estilo, lo último que quiero ver en este mundo es a ti – digo lo más indiferente que puedo al ver fijamente sus ojos azules y estremecerme
– entonces, te hubieras quedado en tu mesa y así me evitas tu presencia, ah toma no necesito tu hipocresía – dice al tomar la rosa y dármela.
En ese momento sentí unas inmensas ganas de levantarme e irme, pero por alguna razón mis pies no obedecieron mi mandato
– vete o me iré yo – dice al mirarme
– la que debería estar molesta soy yo!! Fuiste tú la que me viste la cara de estúpida, quisiste aprovecharte de mí porque sabías que me había enamorado de ti – digo al mirarla tan fijamente que por un momento todo el coraje y el dolor desaparece
– no sé cuántas veces quieres que te diga que yo no quiero tu dinero, no lo necesito, pero ¿sabes? ¡Cree lo que quieras! Me tiene sin cuidado tu opinión, gracias al cielo el otro lunes se acaba toda esta farsa – dice al sacar de su bolso una caja de cigarrillos, cosa que me sorprende
– No te puedo creer después de lo que dijo tu amiga, además en ningún momento se lo negaste – digo al beber un poco de agua
– la próxima vez que quieras escuchar una conversación ajena, espera a que las 2 o más personas terminen de hablar – dice al dar una calada y esquivarme la mirada
–… - me quedo en silencio por un momento meditando sus palabras
– Discúlpame con el señor Eidel y su esposa – dice al tomar su abrigo y salir casi corriendo.
Tomo la rosa y me levanto de la mesa
– ¿y Anahí? – pregunta la señora Zoraida al llegar
– disculpe, no se sentía bien, debo retirarme – digo al besar su mejilla
– sé que están teniendo problemas… pero no hay nada que el amor no perdone – dice algo apenada
– ¿y una mentira? – digo al mirarla
– escuche su corazón, ambas son muy jóvenes aun... falta mucho por aprender – dice al sonreír
– Gracias por todo – digo al despedirme e ir a buscar mi abrigo.
Al salir noto que está lloviendo a cantaros, muchas personas corren por tomar un taxi y otras se refugian dentro del restaurante - ¿por qué demonios la estoy siguiendo? – Digo al buscarla desesperadamente con la mirada, hasta verla cruzar la calle
– Señorita quiere que detenga un taxi – dice uno de los mozos al cubrirme con un paraguas
– No gracias – digo al correr detrás de ella. -No sé para que la estoy siguiendo si al alcanzarla no sabré que decirle – pienso al darme cuenta que se dirige al parque Karst– hay tantas preguntas cruzando a la vez por mi cabeza que siento que voy a enloquecer! -La amo con todas mis fuerzas, pero algo me impide creerle, el día que escuché a su amiga decir que solo estaba conmigo por el dinero de mi padre fue como si hubiera estrujado mi corazón – pienso al detenerme para tomar un poco de aire – aun duele recordarlo – digo al pasar la mano por mi rostro y ver como se refugia debajo de un roble
– Qué… qué haces… aquí – dice tiritando por el frío
– Feliz cumpleaños – digo al entregarle la rosa
– Me seguiste solo para… - no la dejo continuar y me acerco rápidamente hasta unir mis labios con los suyos, siento como su corazón late rápidamente al igual que el mío
– ¡¡noo!! – Dice al empujarme– ¡vete! ¡¡Vete con ella!! – dice a punto de comenzar a llorar
– No llores… - digo al sentirme culpable y tratar de acariciar su rostro
– ¡¡¡yo nunca te mentí!!! ¡¡¡NUNCA!!! Si no hubiera llegado te hubieras acostado con ella – dice al quitar mi mano de su rostro – yo te amaba tanto Dulce!!! Pero me rompiste el corazón – dice al llorar
– ¿y tú crees que no me rompiste el mío? POR DIOS ANAHÍ!! Tú no sabes lo que sentí al escuchar a tu amiga decir que solo estuviste con mi padre para quitarle su dinero… No me digas que no entiendo Anahí!! ¡¡¡Porque en ese momento yo sentí que el mundo se me venía encima!!! – Digo al llorar – sentí que la única persona que he amado había jugado conmigo…. Así que no te atrevas a decirme que no entiendo – digo al tratar de respirar
– Si me amarás como dices no hubieras estado con “esa” en tu oficina – dice al tratar de calmarse
– Quería olvidarte… - digo al bajar la cabeza
– ¿Y ESA ERA LA MANERA? ¡AH CONTESTAME! – dice al tomar en sus manos mi abrigo
– no… ¡¡NO!! Pero quería no solo olvidarte sino sacarte por completo de mi corazón y de mi vida, cada vez que te veo no sabes las ganas inmensas que tengo de abrazarte, de besarte, de decirte que te amo, PERO NO PUEDO… no puedo porque siento – digo al tocarme el pecho – que no puedo confiar en ti, te amo, pero no puedo perdonarte – digo al llorar – me duele decirte cosas, pero lo hago para que tu sientas aunque sea un poquito del dolor que llevo adentro – digo al mirarla
– y tú crees que no sufro!!! DULCE SUFRO CON SOLO VERTE LLORAR, CON VERTE CONFUNDIDA… no tienes que decirme estupideces para que sufra, porque YA LO HAGO!! - dice al acariciar mis mejillas – nunca podremos estar juntas si tu no confías en mí – dice al pegar su frente con la mía
– Lo sé, pero no puedo hacer nada para dejar de sentirme así – digo al acariciar su rostro
– Entonces es mejor dejar las cosas así, para no herirnos más – dice al intentar separarse
– Espera… - digo al abrazarla y mirarla fijamente – yo… yo… - digo sin poder pronunciar palabra alguna
– yo entiendo Dulce, adiós – dice al separarse y correr a tomar un taxi
– te amo – digo en voz baja para apretar fuerte mis puños y verla marcharse mientras que miles de lágrimas recorren mi cara.- ¡¡ANAHI!! -digo al ver como se aleja aquella rubia ante mis ojos y la lluvia reposaba y mojaba lentamente mi cuerpo.- noo!!

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:38 pm

Capítulo 19
Expectativa Anahí
– yo… yo… - dice como si buscara que decir
– yo entiendo Dulce, adiós – digo al separarme y correr a tomar un taxi, escucho algunos gritos de ella, realmente me siento pésimo, no quiero regresar, no quiero sufrir más por ella, estoy cansada de llorar - por favor deténgase – digo en mi interior al ver pasar un taxi
– Gracias… - digo en voz baja, para mirar antes de subir como Dulce está destrozada - lo siento amor - pienso al subir al taxi – Buenas tardes – digo al subirme
– Buenas tardes señorita, a donde la llevo
- A la mansión Espinoza, ¿sabe dónde es? – digo al mirar por la ventana
– Sí, es una de las mansiones más grande del área – dice el hombre al mirarme por el retrovisor.
Siempre en los cuentos de hadas los enamorados vencen las dificultades y están juntos al final “y fueron felices para siempre”, cuando nos enamoramos tenemos la esperanza de que eso mismo ocurra, pero hoy tanto mis esperanzas como mis sueños están rotos, ella me ama lo sé porque lo vi en sus ojos, pero jamás me perdonara y sin confianza esta relación no llegara a ningún lado.
-Señorita hemos llegado – dice el hombre amablemente
– Gracias – digo al pagarle y entrar a la mansión
– Annie, tan temprano en casa que sorpresa! – dice Maribel al sonreír
– Sí, es que no tenía más pendientes – digo al tratar de sonreír
– pero Annie, estas empapada!! – Dice algo preocupada
– No es nada… - digo al bajar la mirada
– vas a pescar un resfriado, ve a cambiarte la ropa… por cierto llamó una enfermera del hospital diciendo que tenían que hablar contigo
– gracias, llamaré desde mi recamara – digo al subir las escaleras.
Al llegar a mi habitación me saco la ropa y me coloco mi bata negra favorita para luego secarme el cabello – espero que todo esté bien con papá – digo al tomar el teléfono y marcar al hospital - Aló buenas le habla la señora Anahí Puente quisiera saber…
- ah sí, la llamamos para informarle que su padre ha despertado del coma y no ha dejado de preguntar por usted
– gracias… - digo al colgar.
-¡¡¡No lo puedo creer!!! Mi padre ha despertado por fin del coma – pienso al sonreír y acostarme en la cama – tengo que arreglarme, necesito hablar con él – digo al sonreír y levantarme para buscar mi ropa.
Salgo de la mansión y le pido a Fernando que me lleve al hospital
– disculpe, sé que no debí haberle dicho que la amo – dice al mirarme por el retrovisor
– No te preocupes, hay veces que no podemos controlar nuestros sentimientos, porque son ellos los que nos controlan – digo al mirar por la ventana “Dulce”
– yo sé que usted… - no lo dejo continuar
– eres una gran persona Fernando y te mereces lo mejor, lastimosamente no puedo corresponderte…
- porque está enamorada de ella ¿cierto? – dice en voz baja
– Si… lo siento – digo al ver que hemos llegado.
Bajo del auto y entro al hospital
– Señora Anahí – dice la doctora al verme
– doctora ¿cómo se encuentra mi padre? – digo al mirar sus ojos cafés
– su padre se encuentra bien, su evolución ha sido sorprendente pareciera como si solo se hubiera quedado dormido – dice al sonreír
– ¿puedo verlo?
– Claro, sígame – dice al subir al elevador
– Hace 3 días que despertó, no la llamamos porque él mismo nos lo impidió, pero al parecer no soporto tanto tiempo sin usted – dice al salir
– Si – digo desconcertada
– Aquí es, cualquier cosa me llama – dice la doctora al salir.
Al entrar a la habitación no puedo retener algunas lágrimas de alegría
– Despertaste… - es lo único que logro decir antes de acercarme a su cama y abrazarlo – te extrañe tanto papá – digo al sentirme protegida en sus brazos
– Yo también pequeña – dice al besar mi frente
– Hay muchas cosas que debo contarte – digo al limpiar algunas lagrimas
– Lo sé todo – dice un poco serio
- ¿qué es lo que sabes?- digo sin entender
- a pesar que estaba en coma podía escuchar todo, intentaba despertar, pero era inútil… sé que te casaste con Espinoza, también sé que murió y que para heredar te casaste con su hija
– pero yo…
- shhh… sé que te enamoraste de ella y ella de ti – dice al acariciar mi cabello – ella vino aquí y me lo dijo, no recuerdo muy bien todo, pero recuerdo muy bien que dijo que te amaba
– Sí, pero piensa que yo quise robar el dinero de su padre – digo al bajar la mirada
– ella se dará cuenta que no es así pequeña, ya verás – dice al sonreír
– no lo sé papá, ya no quiero sufrir más, quiero alejarme por un tiempo de todo – digo al levantarme y mirar por la ventana – no quiero su dinero… quiero terminar mi carrera de Baile, quiero olvidar y comenzar una nueva vida – digo al observar como anochece
– huyendo no conseguirás nada, solo más dolor
– no estoy huyendo, solo quiero alejarme un tiempo… quisiera irme lo más rápido posible – digo al mirarlo
– Si eso es lo que quieres, te apoyaré – dice al hacerme un ademán con la mano para que me acerque
- estas últimas semanas hable con una de las Academias de Paris para seguir mi carrera, en dos días debo ir para arreglar los papeles y esas cosas – digo al acostarme en su pecho
- ¿cuándo te vas? – dice al acariciar mi cabeza
– Pensaba irme pasado mañana, estaba preocupada porque no quería dejarte, pero trataría de venir cada vez que pudiera – digo al cerrar los ojos y evitar tener que pensar en Dulce
– No has respondido mi pregunta Annie – dice al acariciar mi rostro para que lo mire
– mañana y quiero que vengas conmigo
– está bien, de todas formas mi salida era hoy, pero quise quedarme para meditar algunas cosas
– mañana iré a despedirme de mamá irás conmigo - digo al levantarme
– Ayer fui a verla, ve tú – dice al mirar hacia la ventana
– Está bien, iré arreglar mis maletas, mañana vendré a recogerte como a las 9:00Am – digo al besar su frente
– Está bien, te esperaré – dice al sonreír
– Hasta mañana – digo al salir de la habitación.
Sé que he tomado una decisión “algo” impulsiva y apresurada, pero no puedo estar ni un día más cerca de Dulce y menos después de lo de hoy, será muy difícil estar lejos de ella, pero es más difícil estar cerca y no poder abrazarla y decirle que la amo tanto! Que nada en este mundo se compara a lo que siento por ella. Lo mejor para ambas es estar separadas así no nos lastimamos y podremos seguir con nuestras vidas.
Salgo del hospital y le digo a Fernando que regresemos a la mansión, tengo que arreglar mis maletas y tener todo listo para mañana, hoy será mi última noche en Ohio, mi última noche compartiendo el mismo techo con Dulce, hoy simplemente será la última vez que la veré – pienso al sentir algunas fugaces lagrimas recorren mi mejilla
– ¿está bien? – dice Fernando al detener el auto
– Estoy bien, sigue – digo al sacar un pañuelo y tratar de distraer mi mente con el paisaje, aunque mi mente y mi corazón solo gritan una sola frase “adiós Dulce”
Al llegar a la mansión subo inmediatamente a mi habitación, no quiero correr el riesgo de toparme con Dulce, saco 4 de mis maletas y empiezo a guardar mi ropa en ellas – que mal que todo haya acabado así – digo al dejar las maletas por un momento e ir al balcón. La noche esta algo fría y el cielo completamente oscuro, ya no se puede sentir el aroma de las flores, es como si cielo reflejara mi tristeza “algo curioso ¿verdad?”
Al terminar de empacar y llamar a Michael (un viejo amigo que ahora trabaja en el aeropuerto internacional…) para reservar el boleto de papá, me coloco mi pijama y me acuesto a dormir, mañana sería un muy difícil día, mañana enterraré mi pasado para siempre. Adiós mi amor.
Al día siguiente…
Despierto con los primeros rayos del sol – que rápido amaneció – digo al estirarme y ver que son las 7:00Am me saco la ropa y camino hasta el baño para darme una rápida ducha, ya que aún me falta ir a despedirme de mamá.
Al salir del baño me coloco mi ropa (un suéter rojo, jeans azul y unas botas negras) al terminar de vestirme, me maquillo muy natural y bajo a pedirle a Fernando que suba las maletas en el auto
– ¿señora se va? – dice nanny algo sorprendida
– Sabes que lo haría tarde o temprano, si Maribel o Dulce te preguntan por mí, diles que no me has visto desde ayer – digo al abrazarla – cuídate y muchas gracias por todo – digo al besar su arrugada mejilla
– cuídese y buena suerte – dice al sonreír
– Antes iré a recoger algo – digo al subir las escaleras y dirigirme al cuarto de Dulce.
Abro la puerta lentamente y la hallo profundamente dormida, me acerco despacio a su cama y beso sutilmente su frente – adiós Dul – digo al quitarme aquel anillo de oro que me entrego Maribel el día de nuestra boda – te amo – digo al acariciar su despeinado y largo cabello, me levanto de la cama sin hacer ruido y salgo de su habitación.
Al bajar las escaleras le sonrió a nanny y me acerco a ella para abrazarla otra vez y susurrarle un débil “adiós” salgo de la casa y le digo a Fernando que me lleve al hospital para despedirme de mamá. En el camino no puedo evitar llorar, pero debo ser fuerte sé que esto es lo mejor para ambas o aunque sea lo mejor para mí.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:38 pm

Capítulo 20
Expectativa Dulce
Abro los ojos lentamente y siento su perfume en el aire – sé que estuvo aquí – digo al frotar mis ojos y levantarme, camino hacia el baño y me saco la ropa – hoy será un día difícil – digo al estirarme y abrir la llave.
Después de ducharme me siento en la cama y me seco un poco el cabello
– Espero que hoy no haya junta – digo al buscar mi cepillo y encontrar una argolla de oro
– ¿esto qué es? – digo al mismo tiempo que mis pupilas se dilatan y corro desesperadamente hacia su cuarto –
-¡Anahí! – grito al abrir la puerta de su habitación y no hallarla a ella ni a su ropa – se fue… - digo al dejar caer la argolla al piso – ella no pudo irse… porque… porque si se fue pierde… pierde su parte de la herencia… y si eso ocurre significa que… - digo al sentir como las lágrimas recorrían mi mejilla una y otra vez
- significa que no era una oportunista – dice nanny al abrir la puerta – se fue señora Dulce, le dejó todo el dinero a usted… me imagino que ahora estará más tranquila – dice al mirarme severamente
– no… nanny yo… yo la he perdido… nanny se fue… eso significa que no me MINTIÓ Y QUE ME AMABA… nanny la perdí!!!! – Digo al abrazar sus piernas como si me aferrara a un objeto sólido para no caer en alguna especie de abismo – nanny… nanny que voy hacer – digo al sentir un enorme vació en el estómago y también cerca del corazón
- ¿qué está pasando aquí? – dice mamá sin entender lo que ocurría
– Mamá se ha ido… - digo al mirar hacia la nada y sentir una especie de dolor tan profundo que eriza mi piel
– La señora Anahí se fue esta mañana – le dice nanny a mi madre
–Dulce ¿qué tienes? – dice mi madre al arrodillarse para quedar a mi altura y abrazarme
– mamá yo… yo… yo la amo y no le creí cuando… cuando me dijo que ella no quería… el dinero de papá… yo no le creí y ella siempre dijo la verdad… mamá perdí a la mujer que amo – digo al mirarla a los ojos y sentir como una enorme daga atravesaba mi alma y mi corazón
– de seguro aún no se ha ido, podemos averiguar donde esta – dice mi madre desesperada
– Fernando tiene que saber dónde está – dice nanny al mirarme –
- sí, él tiene que saber dónde está ella – digo al correr a mi recamara y vestirme lo más rápido que puedo (suéter negro *cuello de tortuga* jeans azul y botas marrón) bajo las escaleras casi corriendo y busco desesperadamente a Fernando
– ¿DONDE ESTA? – digo al tomarlo del abrigo
– No sé de qué habla – dice al empujarme
-¿DONDE ESTA ANAHÍ? – digo al sujetarlo de nuevo
– ¡no se lo diré! – dice al empujarme otra vez
– te lo suplico, por favor dime donde esta ella… ella es mi vida y si ella se va yo… yo no sé qué hacer – digo en tono bajo al bajar la mirada para que no me viera llorar
– está en el aeropuerto internacional, está en la sala L – 5 a esta hora ya habrá partido, hace una hora que la deje ahí… se fue – dice al darse la vuelta y marcharse.
En ese instante sentí como si acabaran de dictaminar mi sentencia de muerte, sé que tanto mamá como nanny están diciéndome cosas que aunque quiera no puedo escuchar o entender, todos mis sentidos han sido bloqueados, mi corazón late deprisa y las lágrimas no dejan de brotar de mis ojos, un agudo grito se escucha en mi interior – NOOOO – digo al caer de rodillas al suelo y sentir como todos mis músculos se tensan a la vez
– Dulce, tienes que calmarte… - dice mi madre al abrazarme.
Ella nunca me mintió cuando me decía que me amaba, muy tarde me he dado cuenta…. Ahora ¿qué será de mi vida sin Anahí?
3 Días después…
-Dulce, tienes que comer – dice mi madre preocupada al entrar con la charola y colocarla encima de la cama
- no quiero… - digo con la mirada fija en la ventana con mis ojos hinchados y sintiendo como lagrimas caían
– Mi amor no puedes dejarte morir por esto – dice al acercarse
– mamá tu no entiendes!!! YO LE GRITÉ COSAS A ELLA QUE JAMÁS DEBI DECIRLE, PORQUE ELLA NUNCA ME ENGAÑÓ!!! MAMÁ ELLA SE FUE Y NO VA VOLVER, NO PUEDO SENTIRME BIEN! QUIERES QUE COMA Y ACTUE COMO SI NADA HUBIERA OCURRIDO!… esa mujer se llevó mi vida y yo… y yo simplemente no podré reponerme de esto – digo al limpiar algunas lagrimas
- ¿por qué nunca me dijiste lo que ocurría? - dice al sentarse en mi cama
– porque era difícil admitir en un principio que estaba enamorada de ella, después las cosas se fueron dando y ella me entregó su corazón, y algo muy valioso para ella – digo al bajar la mirada – después su amiga llegó diciendo que ella solo estuvo con papá por el dinero, en ese momento perdí la razón- digo al tomar un poco de aire – a pesar que mi corazón me decía que confiara en ella mi mente me decía que no! Que no lo hiciera, no me atreví a decírtelo, porque algo dentro de mí se negaba a aceptar que a pesar de lo que había descubierto seguía amándola con la misma intensidad y un poco más – digo al voltearme y volver a fijar mi vista en la ventana - mi orgullo pudo más que el amor y por eso hoy pago mi error… ella lo único que siempre me pidió fue que la amara y yo no confié en ella, me dejé cegar por la rabia y por el dolor y no le permití que me diera una explicación – digo al tratar de tomar aire y apretar fuerte mis puños – ¿sabes? Estuve a punto de estar con otra mujer para tratar de olvidarla, pero ella llegó en ese momento y me dijo palabras ciertas y dolorosas que desde ese día son mi tormento – digo al tratar de sonreír – yo no sé qué será de mi vida sin ella, sin su sonrisa, sin su voz… quisiera decirte que estaré bien, que no te preocupes por mí, porque lograré superarlo, pero no es así… ella era mi razón para vivir – digo al tocar el frío cristal de la ventana debido a la lluvia
– no digas eso Dulce! Tienes que reponerte, alguien más vendrá y te hará feliz – dice al mirarme
– no mamá!!! Solo ella me hacía feliz y ya no está y es por mi culpa… - digo al llorar en silencio – Hace 3 días que se fue y desde ese día no ha dejado de llover… hasta el cielo llora tu ausencia Annie – digo en un hilo de voz
– sé que es por gusto que te diga que te calmes, porque no lo harás – dice al hacer una pausa – además de traerte la comida quería avisarte que el abogado esta allá abajo, llegó hace 20 minutos y desea hablar contigo – dice al levantarse – soy tu madre y siempre podrás contar conmigo, porque te amo – dice al besar mi frente y salir.
Estos tres últimos días han sido un infierno para mí, cierro los ojos y escucho su voz, recuerdo su sonrisa, su mirada, el olor de su cabello, ¡recuerdo todo! y es ahí donde siento que mi corazón a dejado de latir, me siento como si todo dentro de mi estuviera muriendo lentamente, ni los cigarrillos ni el alcohol logran quitarme el vacío y culpa que llevo en el interior.
Salgo de mi habitación y bajo las escaleras
– Buenas tardes – digo al extenderle la mano al abogado
– Buenas tardes señora Espinoza, me enteré ayer que su esposa abandonó la casa, como sabrá…
- si lo sé, ambas perdemos todo – digo sin ánimos
– Vengo a leerle el último documento de su padre – dice al sacar una carpeta de su portafolio
– Vamos al estudio – digo al indicarle a mamá que nos siga. -Veamos que nueva sorpresa me tiene mi padre – pienso al entrar al estudio – ¿quiere? – digo al servirme una copa de vodka
– no gracias, no bebo – dice al colocarse sus anteojos – quiero pedirles que me dejen leer todo el documento, después podrán decirme lo que piensan – dice al mirarnos a ambas
– Está bien, empiece – digo al sentarme.
“Yo, Roberto Espinoza en mi sano juicio y junto con dos testigos he decidido dejar un último documento donde le confieso a ambas la verdad
Me imagino que el año juntas debió haber sido caótico, pero supongo que para esta fecha ambas están enamoradas, dejé este documento para responder algunas de sus preguntas o dudas. Anahí sé muy bien que te casaste conmigo con la intensión de vengarte por lo que ocurrió con tu madre; aunque sé también que luego te arrepentiste de ello, pero estoy en la obligación de contarte la verdad.
Anahí, tu madre era una mujer muy ambiciosa, ella decía amarme, pero únicamente se amaba a ella misma y a mi dinero. Cuando decidí terminar nuestra relación porque ya no le hallaba sentido, ella comenzó a desvariar y más cuando tu padre se enteró de nuestra clandestina relación y le pidió el divorcio. De un momento a otro me di cuenta que tu madre había perdido la razón y tu padre ahogaba su decepción en el alcohol, me lamenté mucho porque la que más sufría por la situación eras tú, supongo que en ese momento pensaste que yo era el culpable de todo. Al verte en la empresa dejando tu hoja de vida, sabía que conseguirías el trabajo y también sabía que venías con la intención de acercarte a mí.
Pasaron los meses y fuiste ascendiendo por tus excelentes ideas y por los grandes contratos que obtenías para la empresa, siendo franco estaba muy orgulloso de ti, aunque presentía tus intenciones. Aquella primera vez que nos quedamos solos en mi oficina para discutir tu nueva idea sobre el contrato de Liverpool, te noté algo coqueta, pero tus ojos no reflejaban eso, sino rabia, dolor y hasta cierto miedo.
Ese día confirmé mi presentimiento, querías destruirme como yo destruí a tu familia. Cada vez que te veía recordaba a Dulce, deseaba enormemente algún día poder trabajar con ella como lo hacía contigo, pero nunca le di la oportunidad de demostrarme que tan buena era, siempre trataba de verle un defecto y más cuando me enteré que era lesbiana.
Sé que con el tiempo te diste cuenta que yo no destruí a tu familia, tu madre solo estaba con tu padre por la herencia que tu abuelo le dejó y lo peor es que él lo sabía, sin embargo tú eras y eres su orgullo, tú lo ayudabas a seguir adelante, a ver la vida de otro punto. Cuando sufrió aquel accidente te derrumbaste y aunque tratabas de ocultarlo podía ver el dolor a través de tus ojos.
Por eso decidí pedirte matrimonio, para no sentirme tan solo y ayudarte con los gastos del hospital de ambos, ya que Alejandra (Madre de Anahí) despilfarró todo el dinero de tu padre en estúpidos caprichos y el poco que les quedaba lo gastó en bares de mala muerte para alimentar su adicción. Te agradezco enormemente el haberme perdonado y también por estar conmigo en esos momentos tan difíciles.
Tuve que imponerte que te casarás con Dulce, porque era la única forma de que se enamoran y de que Dulce sentara cabeza, es muy buena en los negocios, sin embargo malgastaba su vida en mujeres que no valían la pena. Tarde o temprano te enamorarías de ella por su carisma y singular actitud.
Espero que sean felices y que disfruten de cada segundo juntas, Maribel fue el amor de mi vida y no lo supe valorar, no me gustaría que la historia se repitiese Dulce, ama a Anahí como a un tesoro que no tiene precio, como a lo más grande y bello que tendrás en la vida, lo mismo te digo Anahí.
Dulce, te pido que me perdones por los errores que cometí, a pesar de mi frialdad hacia a ti, jamás dejé de amarte, eres mi única hija y lo más hermoso que me dio tu madre, por favor te pido que le digas a ella que la amé como ella no se imagina y que fui un idiota al ponerle más importancia a los negocios que a ustedes, las quiero mucho adiós.”
-Ninguna de las dos perderá su parte de la herencia, aunque no estén juntas… – dice el abogado al quitarse sus anteojos
– permiso, debo retirarme – digo al levantarme casi corriendo e ir a encerrarme en mi habitación.
Papá sabía que me enamoraría de ella y quizás también que haría algo Oops! para perderla, porque a pesar de todo él y yo éramos iguales – lo siento papá… la historia se repitió – digo al sentarme en la cama y abrazar fuerte mis piernas, mientras sentía como las lágrimas recorrían mis mejillas – espero superarlo, espero poder olvidarla… - digo al limpiar mis ojos y sonreír sarcásticamente – superarlo quizás, pero olvidarla… olvidarla jamás - digo al acostarme, mientras observo lo único que me dejó... el anillo de bodas.
No importa cuánto llorara o me arrepintiese, ella no volvería y era algo que debía afrontar… así pasaron los días, las semanas y los meses y su recuerdo aún se hallaba vivo en mi memoria.
Un año después….
Las cosas en la empresa marchaban bien a pesar que iba rara vez a la oficina, he logrado superar un poco su ausencia, después de 6 meses en terapia; sin embargo cada vez que iba a la oficina mi corazón se aceleraba como si esperara encontrarla en los pasillos o en su oficina. Por más que me repetía y me repito que no volverá algo dentro de mi guarda la esperanza que algún día regresará y tendré la oportunidad de pedirle perdón.
Salgo de mis cavilaciones y observo atenta como aquel enorme roble deja caer sutilmente la última hoja de una de sus ramas – y vuelve el otoño otra vez… - susurro levemente, mientras que recuerdo que en un par de días se cumplirá el año desde su partida.
Subo a mi habitación y tomo mi gabardina negra al igual que una bufanda de igual color
– Veo que saldrás – dice mi madre al entrar
– Sí, necesito un poco de aire, iré a tomar un café con Maite – digo antes de salir
– Está bien – dice al esbozar una media sonrisa.
Al salir me subo en el auto y le pido a Alan que me lleve a la plaza
– Este año el otoño ha llegado un poco más temprano – dice al encender el auto
– Si, a pesar de todo el año ha pasado de prisa – digo en voz baja al soltar un bufido
– Me ha dicho su madre que las cosas en la empresa marchan bien – dice al acelerar
– sí, Daniel se ha encargado de todo… cuando me dejes en la plaza puedes regresar a la casa – digo al sentir como el viento helado despeina mis cabellos
– está bien. - Lo que resta del camino ambos permanecemos en silencio, sé que todos hacen un gran esfuerzo para no mencionarla o recordarla, pero el silencio y cada cosa a mi alrededor se encarga de hacerlo. Al llegar a la plaza me despido de Alan y camino hasta el café Marsella que es uno de los nuevos cafés que han inaugurado los franceses.
Al llegar al café saludo a uno de los mozos
– Acaba de llegar – dice Lucas con su usual acento irlandés
– Lo imaginé – digo al sonreír – llegando justo a tiempo – digo al levantar una ceja
– No… llegué hace media hora Dul – dice al sonreír
– sí, te creo – digo al sentarme
- ¿cómo has estado?
- supongo que bien y tu
– bien, algo exhausta de tanto trabajar, mañana Angelique y yo iremos a visitar a sus padres, así que deséame suerte
– suerte… - digo al quitarme el abrigo
– Tu madre me dijo que te compró unos boletos a Hawai y los devolviste – dice al levantar una ceja
– no quiero vacaciones… he pensado en comenzar a trabajar, Daniel me dijo que inauguraron una nueva sucursal en Los Ángeles y quiere que yo la administre, ya que no quiero estar aquí
– ¿y que le respondiste?
– aun no le he respondido, todo este tiempo he permanecido en Ohio con la esperanza de que ella regrese, sin embargo sabemos que no lo hará, por tal motivo quisiera regresar a Los Ángeles, aunque aún no estoy segura – digo al sacar de mi bolsillo el anillo
– te entiendo, no quisiera que te fueras, te extrañaría demasiado, pero tengo que ser consciente de que estar aquí no te hace bien… - dice al tomar mi mano
– lo sé… Lucas, tráenos dos capuchinos – digo al mirar mi reloj
– ¿tienes prisa?
– es que acabo de recordar que tengo que ir a la empresa, al parecer Daniel tiene algo importante que decirme
– mmm… quieres que te acompañe
-sí, así después caminamos por el parque – digo al levantarme
– Aquí tienen – dice Lucas al darnos los capuchinos
– Toma – dice May al pagar.
Salimos de Marsella y tomamos un taxi hacia la empresa
– al parecer tendré que mandarte la invitación de bodas a Los Ángeles – dice al mirar por la ventana
– eso parece, no te preocupes estaré ahí en primera fila, además no olvides que mi madre vive ahora acá, así que vendré de vez en cuando a visitarla y a ti también – digo al ver la catedral de San Bernardo
– entonces ya tomaste tu decisión
– Sí, me iré después de navidad – digo al ver a lo lejos la empresa.
La decisión ya está tomada, dentro de 3 meses regresaré a Los Ángeles, al parecer tendré que comenzar de cero de nuevo y guardar para siempre su recuerdo. Le pago al taxista y saludo a la seguridad
– Al parecer te han extrañado – dice May al oprimir el botón del ascensor
- eso parece – digo al entrar a este
– no te quieres ir ¿verdad?
– no, a veces tengo la sensación que Daniel sabe dónde está, le he rogado y casi llorado que me dé aunque sea una pista, pero su respuesta sigue siendo la misma “no sé dónde está, si lo supiera ya te hubiera dicho” No quisiera irme, pero tendré que hacerlo o enloqueceré – digo al salir del ascensor.
Caminamos hasta la oficina de Daniel donde saludo a Karla
– Buenas tardes señora Dulce – dice al sonreKarl
- buenas tardes Karla – digo antes de entrar a la oficina de Daniel
– Dulce, puntual como siempre – dice Daniel al levantarse – Maite es un gusto verte de nuevo – dice al darle la mano
– Lo mismo digo – dice May al sentarse
– Aquí estoy, que era lo que tenías que decirme – digo al sentarme

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org
Volver arriba Ir abajo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:38 pm

– Dul, no sé cómo decirte esto – dice al servirse una copa de Tequila
– Sea lo que sea dilo ya – digo un poco más seria
– Vlad me llamó esta mañana, dice que ha intentado localizarte, pero tu celular siempre está apagado, así que decidió llamarme y decirme que… - dice al beber de una su trago
– ¿decirte qué? – digo al levantarme
– llamó para decirme que el abogado de Anahí lo llamó y le mandó los documentos… Dulce, Anahí quiere el divorcio y está en la ciudad para qué firmes los papeles – dice al sentarse - Vlad quiere que mañana se reúnan en el restaurante Pullini y desayunen juntos, Anahí llegará con su abogado para llegar a un acuerdo.
En ese instante no supe que decir, cuando por fin tomo la decisión de dejarlo todo atrás ella regresa y precisamente para pedirme el divorcio – a que… a qué hora – digo en tono bajo sin mirarlo
– A las 8:00AM - dice al levantarse y tocar mi hombro
– está bien… hablamos después, debo… debo irme. -Camino lo más deprisa que puedo – ha vuelto… - me repito una y otra vez en mi mente, mientras bajo las escaleras deprisa hasta detenerme, ya que me hace falta un poco de aire
- ¡Dulce! ¡¡¡DUULL!!! ¡Espera! – dice May al sujetar mi brazo
- ¡suéltame! – digo al sujetar mi abdomen
– tienes que tranquilizarte
– ¿por qué todos me dicen tranquilízate? Desearía que por un segundo estuvieran en mis zapatos… NO ME DIGAS TRANQUILÍZATE CUANDO MAÑANA TENGO QUE PRESENTARME EN ESE RESTAURANTE, SENTARME Y MIRARLA DE FRENTE COMO SI NADA HUBIERA PASADO… tú no sabes los días y los meses que he esperado que Daniel me dijera que ella estaba aquí o que había conseguido su dirección, lo que jamás imaginé es que regresaría solo para pedirme el divorcio – digo esto en un hilo de voz
– lo siento Lo siento Dul… sé que quieres que te entendamos, pero que quieres que te diga que te niegues rotundamente a ese divorcio y que hagas hasta lo imposible por recuperarla!! - dice un poco exaltada
– Sabes que no tienes que decírmelo, porque eso es lo que haré – digo al mirarla – no le daré el divorcio, no hasta darme cuenta si ya me ha olvidado – digo al bajar las escaleras de manera más calmada
– Entonces soy yo la que te desea suerte, porque la necesitarás – dice al tocar mi hombro y darme una gran sonrisa
– Lo sé – digo al esbozar una media sonrisa ya que mi amiga me agitó el cabello,
Al salir de la empresa me despido de Maite
– Tendremos que dejar el paseo para después – dice al parar un taxi
– Sí, me saludas a Angelique – digo al besar su mejilla
– Te cuidas – dice al subir al auto e irse.
Necesito pensar, tanto tiempo esperando que este momento llegara y no sé qué le diré, no sé por dónde empezaré…
Camino despacio por la avenida Libia, hasta detenerme al frente del parque y sentarme en una de sus bancas
– Mi vida es demasiado complicada – digo en voz alta sin darme cuenta
– creo que todas las personas creemos eso algunas veces, la vida no es complicada somos nosotros los complicados ¿no cree? – dice un señor asiático en voz baja
– Creo que tiene razón… - digo al bajar la mirada
– ciento que está usted muy confundida
– sí, lo estoy… le ha pasado que desea algo con toda sus fuerzas y de repente lo obtiene y no sabe qué hacer con eso ahora – digo al arreglarme la bufanda
– Si, por más confundidos que estemos siempre sabemos en el fondo lo que en realidad queremos hacer… - dice al levantarse e irse
– gra… gracias – digo un poco más calmada. Después de unos minutos decido ir a casa, tomo un taxi y en menos de 20 minutos llego a la mansión – buenas noches – digo al llegar
– Daniel me llamó y me dijo que…
- sí, sí, si ahora mismo no quiero hablar, voy a acostarme a dormir… no te preocupes, estoy bien – digo al besar su frente – hasta mañana – digo al subir las escaleras.
Cuando llegué a la mansión pensé que lo más difícil sería soportar la presencia de Anahí y ahora sé que lo más difícil fue soportar su ausencia. No le daré el divorcio ni la oportunidad de que se aleje otra vez de aquí, la amo y ahora no tengo dudas de ello.
Me quito la ropa y me acuesto – mañana será un día muy largo… – digo al colocarme el anillo.
Al día siguiente…
- Dulce, Dul, Dulce… ¡DULCE! ¡DESPIERTA!!! - dice mamá al sacudirme
– No… no quiero – balbuceo, mientras cubro mi rostro con las sábanas
– Dulce, son las 7:30AM llegarás tarde – dice al abrir las persianas
– No quiero darle el divorcio… - digo al sentarme
– díselo… siempre has tenido un cierto encanto con las mujeres… es tiempo que lo uses – dice al peinarme algunos mechones
– no es lo mismo mamá… cuando hablo con cualquier chica me sale natural, pero cuando estoy con Anahí es muy diferente, me siento nerviosa, no sé qué decir y si digo algo de seguro será una tontería
– no lo será de eso estoy segura, usa tu ingenio – dice antes de salir.
De seguro lucirá tan hermosa como siempre, manteniendo esa seguridad, esa calma… ¿por qué nos dejamos consumir por el orgullo? ¿Por qué nos dejamos llevar por la razón y no por lo que sentíamos? Porque fuimos unas tontas y más yo. Entro al baño y me saco la ropa para luego abrir la regadera y bañarme – ¿aún me amará? – Me pregunto, mientras lavo mi cabello – yo no he podido olvidarte, no creo que lo haya hecho ¿o sí? – digo al enjuagarme - vamos Dulce deja de torturarte – salgo del baño y abro el armario – MAMÁ!!!! – grito lo más que puedo al colocarme mi ropa interior
– ¿te sucedió algo? – dice agitada
– No, no sé qué ponerme – digo al sentarme en la cama
– Dulce no te comportes como una niña pequeña, porque no te cae, escoge algo elegante con lo que te sientas cómoda y ya – dice al hacer una mueca e irse
- elegante y cómodo… ahora sí que será fácil – digo al levantarme y ver vestidos, faldas, pantalones, camisas, etc. - esto se ve bien – digo al tomar una camisa azul y un pantalón negro.
Después de vestirme y encontrar mi abrigo, recojo mi bolso – estoy lista – digo al terminar de maquillarme
– Suerte – dice nanny al verme bajar
– gracias, nos vemos más tarde – digo al besar la frente de mi madre y salir.
- vámonos Alan – digo al subirme al carro
– se ve muy bien
– gracias Alan – digo al mirar el reloj – 8:15 AM que viva mi puntualidad! – pienso al soltar un vago bufido.
Algo en mi quisiera decirle que me perdone por haber sido tan terca y orgullosa, por no haberla escuchado, por no estar con ella en esos momentos en que me necesitaba, que jamás había amado a alguien como a ella y… - la amo y la extraño tanto y ahora no tengo nada que decir.
- Señora hemos llegado – dice Alan al abrirme la puerta
– gracias, yo… yo tomaré un taxi al salir – digo al bajarme. Entro al restaurante y hablo con uno de los mozos
– Buenos días, su nombre por favor – dice un chico alto de ojos cafés
- Buenos días, Dulce María Espinoza – digo al quitarme el abrigo
– Mesa 21 Andrey la llevará –dice al tomar mi abrigo
– Sígame – dice Andrey al sonreír
– ok.
Al subir las escaleras reconozco a lo lejos a Vlad
– Buenos días, señora Dulce – dice este al levantarse
– buenos días Vlad, donde está mi esposa y su abogado
– ellos…
- Buenos días Dulce – dice una voz familiar
- ¿Christopher? – digo atónita al levantarme
– A mí también me da gusto verte de nuevo – dice al sentarse
– ¿se conocen?
– Sí, él es mi primo – digo al sentarme
– aquí están los documentos pertinentes donde mi cliente te devuelve la otra mitad de la herencia, solo necesito tu firma, una aquí y la otra en el siguiente documento y listo – dice al sonreír
- ¿Dónde está Anahí? – digo al beber un poco de agua
– tenía asuntos pendientes, no te preocupes lo único que tienes que hacer es firmar – dice al mostrarme su bolígrafo
– No firmaré nada hasta hablar con ella a solas – digo al levantarme
– Dulce querías tu dinero ahí está, solo tienes que firmar y ya – dice al sujetarme el brazo
- no quiero el dinero… la quiero a ella ¡no me toques! – digo al alzar un poco la voz
- está bien, haz lo que quieras, pero tarde o temprano tendrás que firmar – dice al recoger los documentos e irse.
- ¿qué voy hacer Vlad? No quiero firmar esos papeles, no hasta hablar con ella – digo al sentarme y bajar la mirada
– no lo sé señora Dulce, lo que le dijo su primo es cierto, tarde o temprano tendrá que firmar, cuando decida hacerlo me llama para leer los documentos, aunque por lo poco que leí todo parece estar en orden – dice al levantarse
– está bien… Vlad necesito verla – digo en tono bajo y suplicante
– Mmm… debería ir a un lugar que ambas frecuentaban o ir a la casa de algún familiar de ella… nos vemos señora Dulce– dice antes de retirarse
- ok… ¿lugar que frecuentábamos? Salíamos juntas pocas veces y era por compromiso no por placer… ¿algún familiar Mamá me dijo que su padre había salido de coma y él se fue con ella – digo al frotar mi sien
– no hay más familiares… ¿Dónde estás Annie? – Me pregunto, mientras miro el anillo – su padre se fue con ella, pero su… - me levanto deprisa y recojo mi abrigo salgo corriendo pero uno de mis tacones se han roto – ¡¡¡JODER!!!
– Señorita le detengo un taxi – me pregunta uno de los mozos
– Sí, gracias – digo al sonreír y subirme al auto – por favor lléveme al hospital – digo al cerrar la puerta. Para rápidamente tronar el otro tacón “no te puede pasar algo peor Dulce” Su padre se fue, pero no su madre… ella aún debe estar en ese hospital - pienso al ver el reloj
– Por favor conduzca un poco más rápido… - digo algo desesperada
– Señorita solo falta una calle más, tranquilícese – dice el señor hacer una mueca
– tengo que llegar ahí… es de vida o muerte – digo en voz baja.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:38 pm

Capítulo 21
Expectativa Anahí
- ¿firmó? –digo al llamar a Christopher
– no, dice que no firmará hasta verte
– no quiero verla…
- lo sé, conozco a Dulce muy bien y no firmará esos papales hasta verte, así que tú dirás
– te llamaré más tarde
– está bien
– Bye – digo al colgar.
Después de un año no sé si soporte verte de nuevo Dulce, me fui para que no pudieras herirme más, sin embargo ahora me pregunto qué duele más: ¿estar contigo o estar sin ti?
Bajo del auto y entro al hospital
– Buenos días, vengo a visitar a…
- a la señora Alejandra, usted debe ser su hija ¿cierto? Yo soy la doctora Alma – dice una joven rubia de ojos obscuros como los de...
– si… mucho gusto, mi nombres es Anahí Puente - digo al ver detenidamente los ojos de la chica
– ¿sí? – dice algo desconcertada
– disculpe, es que me recuerda a alguien –digo algo apenada
– Suele pasar – dice al sonreír – hemos intentado otro tratamiento con su madre, pero no ha dado resultado aun… ella siguen sin reconocer a nadie solo pronuncia…
- lo sé, solo pronuncia Roberto Espinoza – digo en voz baja al subir las escaleras
– sí, estos últimos días ha cambiado mucho de ánimo, a veces no quiere comer, no habla, otras veces se vuelve algo hiperactiva y lo único que dice es “Espinoza”
- ¿le han mostrado las fotografías? – pregunto al quitarme el abrigo
– sí, pero no hay reacción
– Entiendo, voy a entrar – digo al colocar mi abrigo en una silla
– Está bien, la esperaré aquí – dice al abrir la puerta de la habitación de mi madre
– Gracias – digo al entrar – hola… - digo al verla sentada en el suelo – no me reconoces ¿cierto? – Digo acercarme y acariciar el rostro – no sabes cuánto me duele verte así – digo al intentar no llorar
- ¿Dónde está Espinoza? – dice al mirarme fijamente, su mirada se ve ausente
– Él murió mamá – digo al tomar su mano
– no… él está vivo y vendrá por mi porque… porque él me ama y se casará conmigo, ya verás… haremos una gran fiesta – dice al levantarse y halar un poco su cabello – invitaremos… invitaremos a personas importantes y el pastel será enorme – dice al golpearse la cabeza
– Mamá por favor no hagas eso… - digo al levantarme y abrazarla
– él me ama… él me ama solo a mi… solo a mí – dice al sentarse en el suelo y mecerse, mientras juega con sus dedos – tu no estas invitada a la boda jefe… tu no estas invitada no podrás comer pastel… ahora vete o si no Espinoza se molestará y no quiero que se moleste… vete… ¡¡VETE!! – dice al voltearse y darme la espalda
– Está bien – digo antes de salir.
Por más que intento no llorar las lágrimas siguen saliendo, la mujer más fuerte y hermosa que he conocido ha perdido su equilibrio mental solo por un capricho
– Hoy habló un poco más, pero no me reconoció – digo al limpiar mi rostro con el dorso de la mano
– lo hemos intentado todo, pero ella sigue en ese mundo imaginario donde no quiere salir… para ella lo único que existe es Roberto Espinoza – dice Alma al mover su cabeza de forma negativa
– Si… - digo a la toma mi abrigo
– Seguiremos intentando, lo último que se pierde es la esperanza – dice al hacer unas anotaciones
– Gracias por todo doctora Alma – digo antes de bajar las escaleras – adiós mamá – digo en tono bajo al ir pensando en que pasará mucho tiempo para que regrese a verla otra vez.

Expectativa Dulce
- tome – digo al pagarle al taxista y entrar corriendo al hospital - Buenos días, quisiera ver a la señora Alejandra Portilla - digo algo agitada
– Nombre por favor – dice una joven castaña de ojos verdes
– Dulce Espinoza
– mmm… no aparece aquí… la única persona autorizada para verla es su hija
– lo sé… solo quiero saber si ella ha venido a visitarla o está aquí – digo al tratar de recuperar el aliento
– esa información no puedo dársela señorita Espinoza – dice la joven algo apenada
– Ella es mi esposa y desde esta mañana no sé nada de ella, no contesta su celular y el único lugar donde creo que pueda estar es aquí – digo en tono de “preocupación”
– Mmm… no lo sé – dice al hacer una mueca
– por favor… - digo algo suplicante
– está bien, su esposa en estos momentos se encuentra visitando a la señora Alejandra… solo tiene que esperar que baje – dice al sonreír
– gracias, usted es un sol – digo al caminar hasta las escaleras
– después de un año por fin te… - dejo de hablar y me quedo atónita por lo que mis ojos ven, sigue igual de hermosa como siempre, con ese toque de elegancia y de seguridad
– A ti… a ti te estaba esperando – digo al bajar la mirada y sentirme completamente nerviosa
- ¿Dulce? Dul...Dulce que haces aquí – dice nerviosa al terminar de bajar el último escalón
– vine porque… porque quiero que hablemos – digo al mirar esos ojos azules que hacen que cada célula de mi cuerpo se altere
– No tenemos nada que hablar – dice al voltearse y caminar deprisa
– Espera… por favor solo te quitaré 5 minutos… nada más – digo al sujetar su brazo
– la última vez que hablamos me dejaste muy claro que no podías confiar en mi… así que no tenemos nada que hablar, solo firma los papeles y ya – dice al soltarse
– después que te fuiste leyeron el último documento de papá y él…
- Dulce, lo nuestro se acabó… - dice al mirarme fijamente
– dime… dime que ya no me amas, que verme de nuevo no te hace sentir nada, que lo que sentías por mí ya no está ahí – digo al tocar su pecho
– Tu mataste lo que yo sentía por ti… cuantas veces te dije que te amaba, que no quería tu dinero, que solo te quería a ti y tu que me respondías… - dice al quitar mi mano de su pecho
– Anahí yo…
- RESPONDE
- te… te decía que eras una mentirosa, una oportunista y que jamás me amaste como yo a ti… - digo al bajar la mirada y tratar de retener las lágrimas que ya brotaban de mis ojos
– exacto, nunca me escuchaste… ahora soy yo la que no quiere escucharte, la que no quiere verte ni saber nada de ti – dice al darse la vuelta e irse
Aquellas palabras resonaban fuerte en mi cabeza, destruyéndome una y otra vez haciéndome sentir peor que hace un año, tenía la esperanza que ella me perdonara, pero ahora sé que jamás lo hará y no puedo hacer nada.
– Aló Vlad
– sí, señora Dulce
– sí, firmaré los papeles
– está bien, le avisaré a su primo para que mañana él y la señora Anahí pasen a mi oficina
– a qué hora
– a las 10:00 Am
– está bien, adiós –digo al colgar.
Tomo un taxi y le pido que me deje en la empresa
– Dulce, me acabo de enterar que Chris…
- no digas nada… sabía que me habías ocultado su dirección, pero jamás pensé que pondrías a Christopher como su abogado… ¡DEMONIOS! Se supone que éramos familia y me atacas por la espalda – digo al apretar fuerte mis puños
– Dulce yo…
- cállate no quiero escucharte decir una mentira más… esto podía esperarlo de Christopher, pero jamás de ti… no quiero que me llames, tomaré unas vacaciones y cuando regrese de Los Ángeles cualquier reunión donde tengamos que encontrarnos mandaré a alguien de confianza… no quiero volver a verte – digo antes de salir y azotar la puerta
– Adiós Karla– digo antes de tomar el ascensor – ¿Aló mamá?
– ¿sucedió algo Dulce?
– no… mamá necesito que le digas a nanny que arregle mis maletas
– ¿te vas?
– mañana firmaré los papeles del divorcio y después tomaré un vuelo a un lugar lejos de aquí
– está bien
– Adiós – digo al colgar.
Sé qué pensarán que estoy tomando las cosas demasiado precipitadas, que irme es un error, pero ¿qué puedo hacer? Ella no se quedará en Ohio, no me escuchará como yo no la escuche aquella vez. No puedo estancarme en el pasado, porque quiera o no la vida seguirá su curso, ella conocerá a alguien que de verdad la ame y yo tendré que hacer lo mismo.
- Aló Damián
– ¿Dulce?
– la misma… mira necesito unas vacaciones de urgencia, crees que podría ir a Cartagena
– claro! ¿Vienes con tu esposa?
– no… es una larga historia que después te cuento
– ok entonces apenas llegues me llamas
– está bien
– chao
– Eh adiós – digo al colgar. Tomo un taxi y le pido que me lleve a casa…. En el camino escucho atenta una canción que remueve muchas cosas dentro de mí…
Puedo ser dura
Puedo ser fuerte
Pero contigo, no es en lo absoluto
Existe una chica a quien le importa un Mi***da
Pero detrás de este muro
Por la que tu solo atraviesas.
Y recuerdo, todas esas cosas locas que decías
Las dejaste corriendo por mi cabeza
Siempre estás allí, estás en todas partes
Pero ahora desearía que estuvieras aquí
Todas esas cosas locas que hacíamos
No pensaste en ellas, sólo te fuiste y te las llevaste
Siempre estás allí, estás en todas partes
Pero ahora desearía que estuvieras aquí
Diablos, diablos, diablos
Lo que haría por tenerte aquí, aquí, aquí
Desearía que estuvieras aquí
Diablos, diablos, diablos
Lo que haría por tenerte cerca, cerca, cerca
Desearía que estuvieras aquí
Me gusta tu forma de ser
Así es cómo soy, no tengo por qué fingir
Siempre decimos que así es como las cosas deben ser
Y la verdad es que las extraño...
Todas esas locuras que decías
Las dejaste revoloteando en mi cabeza
Siempre estás allí, estás en todas partes
Pero ahora desearía que estuvieras aquí
Todas esas locuras que hacíamos
No pensaste en ellas, sólo te fuiste y te las llevaste
Siempre estás allí, estás en todas partes
Pero ahora desearía que estuvieras aquí
- señorita hemos llegado… ¿señorita? – dice el conductor un poco preocupado
– ¿sí? Gra… gracias – digo al pagarle y bajarme.
- No te olvides de mí Anahí… - digo en voz baja
– mi niña ¿le sucedió algo? se ve pálida – dice nanny al servirme un poco de agua
– No… nada – digo al tomar el vaso
– ya arregle sus maletas, ¿desea algo de comer? – dice al tomar el vaso
– No… no tengo apetito – digo al subir las escaleras deprisa – solo necesito dormir….- digo al cerrar la puerta de mi habitación, mientras que otra vez lagrimas frotan para que salgan por mi rostro, te tendré que olvidar... Digo contastemente para así quedarme totalmente dormida, mañana será otro día.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:39 pm

Capítulo 22
Expectativa Anahí
“-dime… dime que ya no me amas, que verme de nuevo no te hace sentir nada, que lo que sentías por mí ya no está ahí – dice al tocar mi pecho
– Tu mataste lo que yo sentía por ti… cuantas veces te dije que te amaba, que no quería tu dinero, que solo te quería a ti y tu que me respondías… - digo al quitar su mano de mi pecho
– Anahí yo…
- RESPONDE
- te… te decía que eras una mentirosa, una oportunista y que jamás me amaste como yo a ti… - dice al bajar la mirada
– exacto, nunca me escuchaste… ahora soy yo la que no quiere escucharte, la que no quiere verte ni saber nada de ti”
No puedo creer que la mirara a los ojos y se lo dijera con tal frialdad
– Anahí, que sorpresa – dice Daniel al abrazarme
– disculpa, que no avisara – digo apenada, mientras me siento
– no te preocupes… dime ¿qué tienes? – dice al fruncir el ceño
– fui a ver a mi madre y me encontré con Dulce… la mire a los ojos y le dije que ya no la amaba – bajo la mirada y aprieto mis puños
– y ¿eso es verdad? Se supone que te fuiste de aquí porque ya no podían vivir juntas – dice al sentarse a mi lado
– no… no es verdad, al verla ahí parada delante de mi tratando de decirme que me ama… - suelto un pequeño gritito y comienzo a llorar
– Toma – dice al darme su pañuelo – Annie, no se a quién quieren engañar… ella te ama y tú la amas a ella… no sé cuál es el problema – dice al servirse una copa de Vino Blanco
– el problema es que sufrí demasiado a su lado… ella y yo no podemos estar juntas porque nos hacemos mucho daño – me limpio el rostro y trato de calmarme
– Anahí cuando uno está enamorado es como estar un día en el cielo y al siguiente en el infierno… no todo es felicidad
– sí, pero cuando uno ama no hace daño
– cuando uno ama es cuando más lastima, consciente o inconscientemente… el amor es hermoso, pero también doloroso – dice al darme un vaso con agua– para que la situación cambie ustedes deben tenerse confianza y sobre todo deben comunicarse o si no tarde o temprano se separarán… Dulce vino aquí y me dijo que la traicioné, porque te preferí a ti que a ella que es mi familia – dice al sentarse – me dolieron sus palabras, sin embargo no podía darle tu número ya te lo había prometido, además ella no se encontraba bien ni tu tampoco. Vlad me llamó hace poco, dice que Dulce firmará… después que Dulce firme se irá y no se a donde
– no me importa… por fin entró en razón – digo al levantarme
– cuando prometí guardar tu dirección como uno de mis más grandes tesoros, lo hice porque ambas necesitaban tiempo, para pensar, además tenías una carrera que terminar… ahora ya pensaron y una se dio cuenta de lo importante que era la otra...
–pff ¿hasta AHORA?
– no importa cuando, lo importante es que se dio cuenta… ahora te toca a ti
– Me voy – digo al abrir la puerta
– no cometas el peor error de tu vida Anahí
– El peor error lo cometí al casarme con Dulce – digo al cerrarla. Al salir de la empresa me subo a mi auto * un Pontiac Solstice rojo* - él no entiende… no quiero volver a sufrir – digo al morder mi labio y empezar a llorar como nunca lo había hecho, acelero el auto lo más rápido que puedo – mañana ya se terminará todo… ya no habrá nada que nos una Dul...
Al llegar al departamento me quito el abrigo y la bufanda
– Quizás deba escucharla – digo en voz baja al salir al balcón y observar a la nocturna y fría Ohio
– Deberías hacerlo – me volteo y veo papá recostado en el marco de la puerta
– fue a buscarme al hospital… se veía como una pequeña niña sin saber que decir… - digo al mirarlo
– solo quiero tu felicidad Anahí, no importa con quien sea, mientras tú seas feliz todo está bien… - dice al abrazarme
– Me iré a acostar, si sigo pensando la cabeza me explotará – digo al besar su mejilla y caminar hasta mi habitación. Al entrar me quito la ropa y me coloco un pantalón rosa holgado y una playera blanca – mañana será un nuevo día – digo al a cobijarme y cerrar los ojos.
Dulce expectativa.
Me levanto temprano y me ducho lo más rápido que puedo
– Buenos días – dice nanny al dejarme la charola con mi desayuno en la cama - ¿cuándo volveré a verla? – dice al sentarse
– solo permaneceré un mes en Colombia, regresaré para navidad y luego me iré en enero para Los Ángeles – digo al secar mi cabello
– se le ve bien así – dice al sonreír
– No tengo tiempo para secarlo un poco más, así que se irá así - tomo un suéter rojo y unos jeans azul
– se ve diferente, pero a la vez sigue siendo la misma chica de carácter fuerte y ojos deslumbrantes
– gracias nanny… no te preocupes que cuando regrese de Colombia te traeré un obsequio y en cambio me enseñarás algunos trucos en la cocina… en Los Ángeles siempre cocinaba mamá o tenía que comer en el katsuya – digo al mirarme en el espejo, mientras me maquillo
– ¿katsuya? – pregunta al levantar una ceja
– Es un restaurante en Los Ángeles con la vista más hermosa de la ciudad, sirven buena comida, pero quiero comida casera – digo al colocarme las botas negras
– entiendo… no se preocupe que cuando regrese no la dejaré salir de la cocina, mire que la señora Ann… disculpe – dice apenada
– no te preocupes, a pesar de todo me llevo los mejores recuerdos de ella – digo al besar su frente
– El café está buenísimo nanny – dice Maite al entrar – no te irías sin despedirte ¿verdad?
– claro que no… - digo al abrazándola es como una hermana para mi
– Llámame cuando llegues…– dice al probar mis hotcakes
– Damián y Jazmín no dejaban de hablar de eso la última vez… necesito vacaciones, espero que el clima cálido de Colombia me siente bien – digo al tomar la maleta
– ¿acaso no desayunarás? – dice mamá al entrar
– Tendré que hacerlo en el avión, recuerda que aún tengo que ir a firmar el divorcio a la oficina de Vlad – digo al besar su mejilla
- ¿por qué no quieres que te acompañemos al aeropuerto? – dice Maite al beber un poco de café
– Porque no me gustan las despedidas, no quiero llorar… - digo al besarle la mejilla – me saludas a la loca de Angelique… te cuidas y aun no quiero ser tía ¿ok? así que eso que están planeando piénsenlo bien - Digo al sonreír – nos vemos en un mes mamá, nanny cuida de ella – digo antes de salir. Alan sube la maleta al auto y le digo que me lleve a la oficina de Vlad
– Buenos días – digo al entrar
– Buenos días, usted debe ser la señorita Dulce – dice un joven rubio con acento francés
- si – digo al mirar el reloj
– Puede pasar, el señor Vlad la espera – dice al amablemente abrirme la puerta
– gracias.
Al entrar en la oficina me encuentro con Christopher
– Buenos días, donde debo firmar – digo al acercarme al escritorio
– Todo está en orden Dulce, en un par de días todo volverá a tus manos – dice Vlad al sonreír
– ah ok… ¿dónde firmo? – digo un poco impaciente
– Aquí – dice Christopher al abrir la carpeta y mostrarme la raya
– bien y donde más – digo al firmar
– Y aquí - *adiós Anahí*
- bien… ¿eso era todo? – digo al tratar de sonreír
– Si eso era todo, después se te enviarán las copias y la notificación que eres “libre” – dice Christopher al sonreír torcidamente
– No hay problema – digo al darme la vuelta
– Dulce… acabas de perder a una valiosa mujer – dice al cruzar las piernas y los brazos
– Lo sé – digo al abrir la puerta
– no te importará si salgo con ella ¿verdad? – dice al sonreír otra vez *odio esa sonrisa, tan cínica y estúpida*
- para nada… pero sé perfectamente que no lo harás, tu padre te pidió el favor que ayudarás a Anahí, porque se supone que eres alguien de confianza… Anahí no saldría contigo ni aunque no tuviera sexo, por cierto veo que te quedo una pequeña cicatriz en la nariz ¿ves? Por favor no me digas que pego tan duro… – digo al sonreír y cerrar la puerta.
Al salir noto como caen lentamente algunos copos de nieve – desde hoy en adelante todo será diferente… ya nada nos une… bueno solo el recuerdo – digo al subirme al auto – Alan, vamos al aeropuerto – digo al cerrar la puerta.
Anahí Expectativa:
-Annie, Annie, Annie… - escucho decir a lo lejos – ¡¡¡ANAHÍ!!!
– ¿ahh? – digo con los ojos aun cerrados
– Anahí, son las 10:40 AM – dice papá al quitarme la sábana del rostro
– ¿QUÉ? Voy tarde – digo al levantarme de la cama
– el señor Daniel llamó dice que el vuelo de Dulce sale a las 11:30 AM que no la dejes ir – dice al sentarse en la orilla de la cama
- ¿qué debo hacer?
– Mmm… creo que deberías bañarte, vestirte e ir a buscarla… dale la oportunidad, escúchala – dice antes de salir
- ella no…
*-Anahí, no se a quién quieren engañar… ella te ama y tú la amas a ella… no sé cuál es el problema – el problema es que sufrí demasiado a su lado… ella y yo no podemos estar juntas porque nos hacemos daño – Anahí cuando uno está enamorado es como estar un día en el cielo y al siguiente en el infierno… no todo es felicidad – sí, pero cuando uno ama no hace daño – cuando uno ama es cuando más lastima, consciente o inconscientemente… el amor es hermoso, pero también doloroso – para que la situación cambie ustedes deben tenerse confianza y sobre todo deben comunicarse o si no tarde o temprano se separarán… ahora ya pensaron y una se dio cuenta de lo importante que era la otra –pff ¿hasta AHORA? – no importa cuando, lo importante es que se dio cuenta… ahora te toca a ti*
- yo… yo no puedo dejar que se vaya – digo al quitarme la ropa rápidamente y meterme al baño – asshh nuestra separación fue por el orgullo y yo… ¡¡que tonta soy!! – digo al abrir la regadera.
............................................................................................
- Alan, ¿qué sucede? – digo al ver que no avanzamos
– Al parecer hay tráfico, recuerde que para esta fecha muchos viajan – dice al hacer una mueca
– Tienes razón… - digo al ver a lo lejos la catedral de San Bernardo – ese día lucía hermosa… pff...
**Jamás besaría a una bruja como tu** - que tonta fui… - digo al mirar mi mano derecha – aun estas ahí – digo al ver la argolla – esto es lo único que me queda de ti – digo en voz baja al notar que nos movemos.
..............................................................................................
- Papá ¿dónde están las llaves del auto? - digo al colocarme un suéter de color rosa
– no lo sé… buscaste en tu mesa de noche
– No… gracias - digo al golpear mi frente y correr a mi recamara
– aquí están… PAPÁ ME VOY – digo al tomarlas y salir prácticamente corriendo del departamento.
¿Por qué será que en momentos así la razón no sirve para nada?
Me subo al auto y acelero – no puedo dejar que te vayas
** desearía estar así siempre, no tener dudas, que nunca exista un pero… quisiera tenerte siempre cerca de mí, poder ver cada día tus ojos al levantarme y acostarme “pero” lastimosamente dicen que la felicidad no es para siempre**
-No es para siempre, vendrán días difíciles, pero sé que es algo que sabremos afrontar… no quiero perderte Dulce – digo al pasar una luz roja y acelerar un poco más.
...........................................................................................................
- ¿Cómo haré para olvidarte Annie? Siento que no puedo irme, pero ya te perdí
** Un día mamá me dijo que si alguien caía en agua helada, había que calentar el cuerpo, pero si no había con que, entonces lo más factible sería… lo más factible es el calor de otro cuerpo.- Cuando te conocí me sentí suspendida en el aire sin saber a dónde ir, no me gusta admitir mis debilidades, pero tú eres una de ellas, sé que jamás sentirás algo por mi… **
- Tenía tanto miedo de perderte… ya para ese entonces te amaba tanto… pero al final de todas formas te perdí Annie– digo al soltar un bufido. - Alan, déjame aquí… el aeropuerto está un poco más adelante, llegaré más rápido caminando.
……………………………………………………………………
- ¡No puede ser! – Digo al ver el enorme tráfico – así nunca llegaré – digo al ver el reloj (11:25AM) – ¡ya es demasiado tarde!… por este **** tráfico no te volveré a ver - digo al golpear el timón – ¡¡¡DULCE!!! – Digo al morderme los labios para después romper en llanto – te perdí… - al cubrir mi rostro con las manos y tratar de respirar – el **** orgullo… volvió a ganar…
– es un tonto el que hace llorar a una mujer tan bella como tu… ¿sabes? ¡Deberían mandarlo a la horca! – dice un chico de acento polaco en una moto
– no moles… ¿a dónde vas? – digo al limpiarme los ojos
– al aeropuerto… si quieres te llevo
- sí, gracias – digo al sonreír.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:39 pm

…………………………………………………………………………………………….
-Disculpe señorita, pero habrá una tormenta y todos los vuelos quedan cancelados – dice una chica castaña de ojos azules
– ESPERO MINUTOS SENTADA EN ESE **** TRAFICO… CAMINO 5 MINUTOS Y AHORA LOS VUELOS SE CANCELAN… ¡¡BRAVO!! – Digo al aplaudir – ¿por qué el destino se empeña en mantenerme en Ohio? – digo al suspirar resignada y sentarme en una de las bancas. (Colocar la canción...)
No hay nada que te pueda decir
Nada que pueda hacer
Para hacerte ver
Lo que significas para mí
Todo el dolor, las lágrimas que llore
pero aun así nunca dijiste adiós
Y ahora sé
Que lejos te has ido
Lo sé, te decepcioné
Pero ahora no será así
En este momento no te iras
- Gracias por traerme… has salvado mi vida – digo al darle un beso en la mejilla
– De nada… cualquiera hubiera hecho lo mismo – dice al tocarse la mejilla
– Puede ser… bye – digo antes de correr – ojala no haya partido su vuelo. Corro como nunca antes lo había hecho siento como mi corazón late, pero necesito alcanzarla
Seré
Todo lo que quieras
Y tendré mi mente pegada a mi cuerpo
Porque me dejaste acabada
Toda mi vida
Estaré contigo siempre
Para pasar el día a día
Y hacer que todo esté bien
Tenía todo
No sabía lo que la vida podía darme
Pero ahora veo
Honestamente
Tu eres lo único bueno
El único que esta dejo entrar
Ahora puedo respirar
Porque tu estas aquí conmigo
Y si te pierdo
Daré la vuelta
Porque nunca te dejare
- Mmm… ahora que quiero irme no puedo… y lo único en lo que pienso es en qué estarás haciendo… ¿estarás pensando en mí? – Digo al rascar mi cabeza – de seguro no… - digo al quitarme la argolla y meterla en el bolsillo de mi pantalón
Porque sin ti no puedo dormir
No quiero nunca nunca dejarte
Tu eres lo que conseguí, lo que realmente quiero
Yeah
Y sin ti no sé qué hacer
No podría vivir un día sin ti
Aquí con migo
¿Ves?
Eres todo lo que necesito.
- Disculpe, quisiera saber si el vuelo de las 11:30 AM hacia Londres ya salió – digo al cruzar los dedos
– No señorita… todos los vuelos fueron cancelados debido a que habrá una tormenta – dice una joven castaña de ojos azules
– gracias… - digo al sonreír
– Gracias a usted por ser amable y comprender la situación, hay personas que se alteran y no comprenden que es por su bien – dice al hacer un respingo
– Sí, me imagino – digo antes de darme la vuelta – si no se ha ido… entonces, ¿dónde está? – digo al buscarla con la mirada.
Seré
Todo lo que quieras
Y tendré mi mente pegada a mi cuerpo
Porque me dejaste acabada
Toda mi vida
Estaré contigo siempre
Para pasar el día a día
Y hacer que todo esté bien
Tenía todo
No sabía lo que la vida podía darme
Pero ahora veo
Honestamente
Tu eres lo único bueno
El único que esta dejo entrar
Ahora puedo respirar
Porque tu estas aquí con migo
Y si te pierdo
Daré la vuelta
Porque nunca te dejare
-Es por gusto que siga aquí… - digo al tomar mi maleta
– ¿pensabas irte y dejarme aquí? – dice una voz suave desde mi espalda
– yo… - digo al voltearme y verla ahí – yo… - digo sin poder encontrar palabra alguna
– siempre sabes que decir en el momento adecuado… - dice al acercarse y acariciar mi rostro – la última vez que hablamos me dijiste que teníamos que hablar… estoy esperando – dice al colocar sus manos en mi cintura y acercarme a ella
– yo… quería pedirte perdón por ser una orgullosa, una tonta que no valoró lo que más amaba y ama, también quería decirte que te amo más que a nada y que te necesito a mi lado – digo al pegar mi frente a la de ella
– Yo también te amo – dice al acercar un poco más su rostro y unir nuestros labios lentamente.
Siento aquella cosquilla mágica en mi estómago, mientras su sabor se funde con el mío y nuestras lenguas se encuentran una vez más
– ¡espera! Pero ¿qué haces aquí? –Digo al separarme
– No crees que en estos momentos esa pregunta es algo tonta – Dice al frotar su nariz con la mía
– Jeje creo que si… pero aun así quiero saber – digo al tocar su rubio cabello y ver aquella hermosa sonrisa que me deja sin aliento
– supe que te irías y me puse a pensar… somos unas tontas Dul, el orgullo nos cegó… yo no quería que te fueras, te amo y no quiero estar nuevamente lejos de ti
– yo tampoco – digo al abrazarla y sentir ese inconfundible aroma que tiene su cuerpo, que por alguna extraña razón embriaga por completo mis sentidos – ¿y el divorcio? - Digo al mirarla fijamente
– solo son papeles Dul… lo que tú y yo sentimos es más fuerte que eso – dice al darme un piquito – ¿vamos a casa? – Dice al hacer ese tierno puchero donde sus hoyuelos aparecen
– vamos... toma esto es tuyo – digo al tomar su mano y ponerle lentamente aquella argolla que siempre fue de ella
- te amo - dice al darme un pequeño beso, para tomar mi mano
A veces tenemos cosas importantes delante de nosotros, pero el orgullo o el egoísmo nos ciegan por completo y cuando nos damos cuenta es demasiado tarde para reaccionar. El orgullo solo nos conduce a la soledad ¿Por qué cuesta tanto pedir perdón, pedir ayuda o expresar lo que realmente hay en nuestro corazón?... no dejemos perder momentos únicos y grandiosos de nuestra vida solo por alimentar nuestro ego; recordemos siempre que la humildad es el mejor camino hacia la felicidad. Pero realmente este será el Fin o abran más obstáculos entre ella o yo, yo sé que la amo y los lograremos pasar.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:39 pm

CAPITULO 23
Expectativa Dulce
A veces tenemos cosas importantes delante de nosotros, pero el orgullo o el egoísmo nos ciegan por completo y cuando nos damos cuenta es demasiado tarde para reaccionar. El orgullo solo nos conduce a la soledad ¿Por qué cuesta tanto pedir perdón, pedir ayuda o expresar lo que realmente hay en nuestro corazón?... no dejemos perder momentos únicos y grandiosos de nuestra vida solo por alimentar nuestro ego; recordemos siempre que la humildad es el mejor camino hacia la felicidad. Pero realmente este será el Fin o abran más obstáculos entre ella o yo, yo sé que la amo y los lograremos pasar.
-te amo demasiado ¿sabes? -digo al tomarla de la cintura, y así darle una de mis mejores sonrisas.
- yo también Dul, tenemos que ir a casa, - decía al darme una sonrisa pícara –
- ya se por dónde vas - digo al toma su mano y hacer una seña para tomar un taxi – TAXI...
-buenas noches a donde se dirigen.
-por favor a la mansión Espinoza. -digo sin dejar de ver aquellos ojos que realmente me han enamorado, pasaron algunos minutos y se notaba que ella estaba cansada rápidamente la abracé para que así pudiera cerrar sus hermosos ojos, se ve tan hermosa cuando duerme -
-ya llegamos señoritas.
- muchas gracias -digo al pagarle y darle un pequeño besito a mi rubia en la frente -hermosa... ya llegamos.
-mmm...tan rápido. -dice al darme una pequeña sonrisa-
-si ya llegamos a tu casa, más bien a nuestra casa. - digo al bajar junto con ella del taxi -ya quiero ver la cara de nanny cuando lleguemos,
-Jajaja se va poner feliz ya lo verás. - dice al darme un pequeño beso en el cachete
- señora Dulce!! Señora Anahí, como es que ustedes – dice al correr hacia nosotras y darnos un apapachador abrazo – pero señora ¿usted no se iba a ir?
- no algo hizo que me quedara - digo al voltear a ver a mi rubia-
- ya veo - dice algo sonriente -¿quieren un café?
- no nanny muchas gracias, ¿y mamá? – digo al buscarla con la mirada
- su madre ahorita no se encuentra fue a firmar unos papeles
- bueno creo que nosotras nos vamos… A dormir un poco. -digo al subir junto con Annie, hacia mi habitación pero la voz de nanny hizo que nos detuviéramos
- buenas noches.
- buenas noches nanny –dice Anahí al apretar su mano con la mía, rápidamente ella y yo llegamos a su habitación - extrañé mucho esta habitación – dice al correr y mirar hacia al balcón – sobre todo aquí.
- yo venía todas las noches, en verdad te extrañé demasiado, yo… yo realmente me arrepentí muchas veces. – Digo al ponerme a un lado de ella para mirar aquella luna que alumbraba aquella noche-
-no hay que recordar cosas que antes nos hacían daño, ahora comenzaremos desde cero, yo te amo, y quiero estar contigo siempre -dice al acomodar uno de mi cabellos, para tomar mi cara con sus hermosas manos -Dulce eres la única, la única que hace que mi corazón lata
-Annie... realmente fui una estúpida.
- shhh… -dice para poner unos de sus dedos en mi boca y mirarme con ese azul profundo que yo tanto amo, en un instante me tomó de la cadera para pegarla con la de ella, al igual que nuestras frentes -quiero, quiero que me vuelvas a hacer tuya... - dice mientras rozaba sus labios con los míos, y así sentir su respiración, al igual que ese perfume que yo tanto amaba y que por fin estaba regresando a mi cuerpo como si fuera mi alma, rápidamente me acerque a ella para besarla, pero la traviesa me sonrió para volver a mirar mis ojos
-Yo Amo y extraño -digo al rozar mis labios con los suyos- cada espacio de tu cuerpo -respiro junto con ella y sentir nuestros corazones latir rápidamente -tu aroma –digo al aspirar suavemente al tiempo que recorría su rostro sin tocarme -amo la suavidad de tu piel -digo para que ella con una de sus manos me acaricie el rostro lentamente -extrañé todo de ti sobre todo cuando deslizabas tu boca por mi cuello –digo para que entonces sus labios me llenaran de suaves besos mi barbilla y bajaran hacia mi cuello.
-amo todo de ti, ya no puedo más -me dijo y sentí una excitación nunca antes sentida, sus brazos rodearon mi cuello y sus manos se deslizaron lánguidamente por mi espalda y sentí sus labios llenarme de besos -aaah –rápidamente con una fuerza inexplicable subí sus piernas para que rodearan mi cadera, y así besar su cuello desesperadamente, llegamos al borde de la cama y la deje caer lentamente mientras besaba mi cuello, y sin dejar de ver mis ojos en un instante se recargó contra la cabecera de la cama –ven –dice para llevarme consigo y sentir su pecho en mi espalda y su barbilla descansaba sobre mi hombro- amo tu cuerpo. - decía para jugar con mis dedos
– te amo -digo al besar uno de ellos y levanto mis manos sobre su cabeza y así dejarlas descansar sobre su rubia cabellera , para besarla y ella pudiera besar mi cuello, rápidamente gire para acorralarla con mis piernas, y besar nuevamente su cuello, Tomo su rostro entre mis manos y la beso lentamente, no hay apuro, quiero grabar volver a sentir sus labios con los míos, nuevamente desliza una de sus manos por mi cuello, mientras la otra acaricia de forma suave mi espalda -te amo – susurro en su oído, mientras la recuesto en la cama y beso su cuello, unas de mis manos acaricia sus muslos, mientras la otra su mejilla
– yo también… te amo – dice al separarse de mis labios y darle pequeños besitos dulces a mi cuello, mi piel se eriza un poco y bajo la mano hasta uno de sus senos – ahhh… - suelta un gemido y así temblar, abre los ojos y vuelve a besarme con desesperación, sus manos desenfrenadamente tocan mi entre pierna y con la otra tocar mi pecho
Tomo una de sus manos para unirla con la mía, mientras beso y lamo su cuello, acaricio su pierna y subo un poco su camisa, hasta ver nuevamente aquel vientre y empezarlo a besar, regreso y Beso sus hombros, mientras ella desabrocha e intenta sacar mi sostén - déjame te ayudo -susurro para sentarme en su cadera e irlo bajando lentamente, algo que hizo que sus ojos se abrieran, y con sus dos manos tocar y acariciar mi cintura – sube los brazos – digo en tono bajo al perderme en su hermoso azul de su mirada, ella obedece y saco su camisa.
Al sacarlo noto nuevamente sus desnudos y hermosos senos, que en segundos devoro sin compasión, los extrañaba, realmente extrañaba todo de ella, puedo escuchar sus sutiles gemidos que incrementan mi excitación. Después de un rato bajo hasta su vientre que beso y respiro el olor de su piel, haciéndola que tiemble un poco, beso sus piernas, mientras deslizo sus bragas hasta sacárselas. Ella me jala un poco y me besa con furor haciendo que nuestras lenguas se unan en una danza apasionada y algo salvaje. Como extrañaba esto. Abrazo su cuerpo y siento como sus piernas rodean mi cintura
– Te amo – dice al besar de forma fogosa mi cuello, mientras acaricia uno de mis senos
– ahhh… - suelto un gemido al sentirla desabrochar mi pantalón, ahora es ella quien me recuesta y baja hasta mis senos.
Los besa, succiona y muerde haciéndome soltar otro gemido –Annie... – digo un poco agitada, baja a mi vientre donde besa mi ombligo y lame algunas gotas de sudor, siento su mano bajar mi cremallera, mientras acaricio su nuca y espalda. Rápidamente baja mi pantalón junto con mi braga. Pude sentir como sus cabellos acarician mi entrepierna y ella besa cada parte de mi cuerpo, Me acerco a su rostro y besos sus húmedos y apetecibles labios, coloco mis manos en su espalda y damos un pequeño giro quedando yo encima de ella nuevamente.
Coloco mis manos en su cabeza y nuestras miradas vuelven a cruzarse, esbozo una leve sonrisa, mientras mis manos acarician su vientre – te amo, te amo tanto Anahí – digo al unir nuestros labios y besarla de forma apasionada, Beso sus mejillas, frente, pómulos, mentón y por último beso brevemente sus labios para bajar a su cuello
-Aaaahhhh! Dulce –susurró mi nombre una y otra vez mientras acaricio su entrepierna, la siento temblar y veo como muerde su labio inferior para no gemir. Sigo bajando hasta sus pechos donde me deleito un rato y me dedico a prodigarle caricias que la hacen gemir, rápidamente una de sus manos detiene mi mano para sonreír
- Ahora me toca a mí -dice para colocarse arriba de mi e ir bajando su mano hacia mi delicado sexo
-aaah Ann...Anahí!! -le digo con una voz de deseo, mientras que ella lentamente introduce uno de sus dedos -aaah!!!...mas -digo para que ella hundiera su segundo dedo dentro de mí. Estaba tan excitada que mi caderas incrementaron aquel movimiento mientras me perdía entre sus besos, sujeto mi pecho con su mano y lo apretó firmemente, sin dejar de besar mi cuello y así estar dentro de mí. - aaaahhhh!!!! Anahí –me aferro a su espalda para que ella rápidamente pusiera su frente con la mía
-Mírame -me pidió y entreabrí los ojos, sus azules ojos se posaron en mis ojos y entonces una súbita ola de placer me llenó por completo, tocándome hasta la última fibra de mi ser -mírame… - dice al besar mi barbilla, y en un instante empieza a morder el lóbulo de mi oreja, mientras le pido en tono bajo y casi suplicante que aumente un poco la velocidad, sonríe levemente y besa mi cuello. Al aumentar el ritmo de mis caricias, ella comienza a besar mi cuello con ansiedad, beso su hombro y entra un poco más en mi – Ahhh!! –soltamos un gritito y así mover con pasión nuestras caderas
– por… por favor… no…no te… no te de… detengas – digo al jalar un poco de aire y besarla con desesperación.
Coloco una mano debajo de su cabeza y beso su cuello y hombros, hasta que empiezo a dar pequeños saltitos que me avisan que estoy a punto de llegar, bajo hasta sus senos, aumenta más el ritmo, haciendo que arqueemos al mismo tiempo nuestra espalda –Aaahhh!!!! Anahí!!!! –digo para ver como ella se retira de mí con mucha suavidad, sus labios se curvaron en una dulce sonrisa plagada de deseo.
–Dul… yo te amo y no me canso de decirlo – dice al acariciar con uno de sus dedos mis labios.
-No crees que por tanto tiempo es necesario decirnos lo tanto que nos amamos -digo al darle una de mis sonrisa y besar su frente. -te amo mi Annie -nuevamente la besé como nunca la había besado, era un beso con mucha pasión y sentimientos encontrados, hasta así quedarnos sin aliento y permanecer abrazadas sintiendo nuestros cuerpos, y respirando la esencia de aquel amor y aroma que quedó impregnada en el aire, acariciándonos y besándonos y prometiéndonos un amor eterno, hasta quedarnos profundamente dormidas.
Al despertar veo como aquellos largos cabellos dorados cubren aquel rostro de la mujer que yo amo, esa mujer que antes odiaba y detestaba por haber sido mi madrasta, a la que le la insultaba, y le decía que la odiaba pero ahora es aquella que ilumina todo mi ser, sonrió y quito uno de los cabellos, mientras que los rayos de la mañana iluminan su hermoso rostro -eres tan hermosa –digo al admirar su rostro cuando duerme y así darle un pequeño beso en la frente, para que pudiera abrir lentamente sus ojos hasta encontrarse con mi mirada. -buenos días hermosa como amaneciste –digo al darle una de mis sonrisas
-A tu lado muy bien -dice mientras me da uno de fugases besos en mis labios.
-jaja que bueno - digo al sentarme
-te amo lo sabias -me dice al darme un beso en la nariz algo que hizo que sonriera
-me lo has dicho mucho anoche muchas veces, pero no me canso de oírlo
- y yo nunca me cansaré de decírtelo
- te amo -digo al darle nuevamente un beso pero algo hizo que nos separemos – pff... -pegando mis labios a su frente para girar los ojos de molestia -
-jaja es mi celular amor.
-no contestes. -digo mientras le hago un puchero y la abrazo con fuerza
-amor, ha de ser algo importante -dice al darme besos por todo el rostro.
- no quiero.
-Jajaja ahora desde cuando eres tan niña pequeña. -dice al tomar su celular
-pues desde que te conocí... -digo al ver como contesta su teléfono
-buenos días, Hola Daniel.
-Mmm... -me levanto envuelta con una de las sabanas para dirigirme a ver la gran vista de aquel balcón, mientras pienso como amo despertar junto con ella, amo sus ojos , amo todo de ella, por fin estaremos juntas.
-Daniel quiere que vayamos a la oficina –dice al abrazarme por detrás y sentir sus manos en mi vientre, y su barbilla en mi hombro
-no quiero -digo al girar un poco mis ojos y poder ver los suyos
– No seas berrinchuda -dice al empezar a darme pequeños besitos en el cuello algo que hace que erice totalmente
-mmm con la condición de... -digo al voltearme y poner mis brazos entre su cuello
- ¿de qué? - dice al hacer una de sus grandiosas sonrisas picaras
- de que nos demos una ducha juntas ¿qué te parece? -digo al tomarla por la cintura e ir bajando lentamente aquella sabana que cubría su escultural cuerpo.
- no lo sé, puede ser que esa respuesta señora Espinoza se la tenga mañana -dice al empezar a besar y lamer mi cuello lentamente.
- mm... ¿y si me la da hoy mismo? -digo al empezar a besar aquellos labios que deseo tanto y llevarla lentamente hacia la puerta del baño
-creo que usted ha hecho que cambie de parecer -dice mientras que una de sus manos abre el grifo de la ducha, y así lentamente irnos introduciendo en ella, sin dejar que nuestros labios dejen de hacer aquel baile que desde hace mucho deseaban, podía sentir sus suaves manos recorriendo mi cuerpo al igual que el agua que mojaban nuestros desnudos cuerpos. -Dul… -dice para que yo rápidamente la acorralara en la pared del baño mientras la beso apasionadamente, mis manos recorrieron su hermoso abdomen y subir hacia sus pechos para acariciarla lentamente algo que hizo que se estremeciera -Dul… -dice mi nombre con una sonrisa pícara sin dejar de besar mi cuello, lentamente voy bajando mi dedo para introducirlo algo que hizo que mi rubia gimiera... -aaah…Dul -se sostuvo de mi cuello para entrelazar sus piernas a mi cintura mientras que yo seguía aquel movimiento que nos excitaba a ambas -Duuul…Duuulcee…aaah… -decía mientras que sus dos manos se sostenían en gran vidrio del baño, mientras mordía el lóbulo de mi oreja al igual que mi cuello –Dul...mas, te quiero adentro de mi -decía entre gemidos y así fue, introduje el según dedo haciendo que se excitara mas, rápidamente empecé ah hacer los movimientos que a mi rubia la llenaron de placer –aaaaa Duuul…aaaaa!!!! -en eso su cuerpo se tensó haciendo que se aferrara a mi espalda mientras que yo seguía -aaah…te amo...te amo -en eso su espalda se arqueó al igual que su cabeza, dándome la señal que ya había llegado, pequeños besos empezaron a brotar en su rostro y cuello, hasta que pude notar lágrimas en sus ojos.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:39 pm

- te… ¿te lastimé?… -digo al tomarla con las dos manos su hermosa cara, para ver aquel azul que me deslumbra cada vez mas
- no, no es eso, es que –rápidamente me abrazo, y lágrimas frotaban mientras se aferraba a mi espalda – te extrañé tanto, extrañé todo de ti, te necesité tantas veces, no quiero separarme nunca más de ti, por favor, por favor nunca me dejes -decía mientras se apoyaba a mi pecho y se aferraba cada vez más, no soportaba como si me la quisieran arrebatar de mi
-no amor, no, eso nunca pasara, estaremos juntas siempre, siempre estaré contigo, te amo, y te prometo que nunca me separare de ti otra vez.
Ahí estábamos las dos, mientras que el agua de la ducha nos remojaba y yo estaba con el amor de mi vida, con mi hermosa madrastra que ahora ya no es eso, ahora es mi vida entera. Pasaba el tiempo y nosotras estábamos disfrutando aquel momento abrazadas, y respirando nuestros aromas, que tanto habíamos extrañado. Hasta que alguien rompió aquel momento.
-señorita Dulce -decía desde afuera de la habitación de Anahí
-mmm... que nadie nos puede dejar en paz - digo al colocar mi manos en su cintura
-Jajaja Dul ya hasta tenemos los dedos de viejitas, ya hay que salirnos amor -dice al darme un beso en la frente y después en la nariz y para el final en mis labios -mmm bueno ya anda hay que salir- dice al abrir el vidrio de la ducha,
-Mira se quedaron tus manos -digo al verla con una sonrisa pícara y arquear una ceja.
-si ya me di cuenta -decía al colocar su sexy bata negra.
- señora Dulce -decía nanny al volver a tocar la puerta
-¿qué pasa nanny? -digo al secarme mi cabello con una de las toallas
- su madre esta abajo y quiere verlas a ambas -dice desde afuera de la habitación.
- está bien, bajamos en un momento -digo al hacer una mueca que hizo que mi rubia riera. – amor, voy a mi habitación
- noo – dice al abrazarme como niña pequeña y hacerme un puchero que realmente me encantó-
- ándale o dime quieres que ande desnuda por toda la mansión -digo al darle un besito en la nariz
- mmm no sería mala idea -dice al subir una ceja y acariciar lentamente mi brazo.
- Jajaja amor, no sería mala idea, pero mamá espera déjame irme a vestirme y nos vemos en 10 minutos ¿está bien? -digo al llenarla de besos.
-mm bueno -dándome un pequeño beso -pero después vamos –beso -a ir –beso –a desayunar –beso
- está bien, te lo prometo -digo al sonreír y taparme con una de las toallas para abrir la puerta de su habitación -te amo.
- te amo.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:39 pm

CAPITULO 24
Expectativa Anahí
-Te amo - sonrío al ver como lentamente cierra la puerta, aquella mujer que hace que mi cuerpo se estremezca, realmente la amo demasiado, pienso al sacar mi ropa interior y así colocármela, busco entre mi armario y saco un vestido blanco que me encantaba como se me veía- listo… realmente me has hechizado Dulce Espinoza - digo para sentarme en el espejo y acariciar lentamente mis labios, y recordar aquella noche que tanto esperé, que realmente deseaba. Todo lo que pasamos debe ser olvidado y tengo que demostrarle que la amo, quiero permanecer siempre en su vida, Termino de maquillarme y sonrío ante el espejo, ya que oigo a alguien tocar, debe ser ella, sonrío y me levanto para abrir la puerta y exactamente era ella con un pantalón y una playera blanca con un moño se ve tan sexy, están perfecta.
-Lista – dice al verme con sus ojos obscuros de arriba abajo
-amor mis ojos están aquí. -digo al tomar su barbilla
-también son bonitos, que digo bonitos ¡¡HERMOSOS!! -dice al darme un pequeño beso mientras sonreíamos -pero te digo algo, yo sé que es bonito mi moño pero no crees que es momento de ver tú también mis ojos jaja.
-es inevitable, cuando podre quitar aquel moño ¿ehh? -digo al sonreír pícaramente, acto que hizo que mi pelirroja se sonrojara
- yaa... Bajemos que muero de hambre -dice al hacer un puchero
-está bien bajemos -digo para tomar su mano y bajar las escaleras y así encontrarnos a Maribel desayunando en la cocina mientas tomaba un café y a la vez una galletas que había preparado nanny.
-buenos días -dice Maribel, al vernos con una gran sonrisa por vernos tomadas de la mano -veo que están juntas
-sí, alguien me detuvo en el aeropuerto Jajaja -dice Dulce al sentarse alado de su madre mientras que fui directo a sacar dos tazones para el cereal.
- pero ya está bien -dice Maribel al darle un sorbo a su café.
- si más que bien -dice al darme una sonrisa,
- qué bueno – dice nanny al ayudarme a poner el cereal en los tazones y colocarlos en la mesa -entonces ya nada de peleas ¿verdad?
-no nada de peleas, eso se ha acabado -digo al tomar su suave mano y empezar a disfrutar el desayuno.
-mamá de que querías hablar con nosotras
-pues estuve platicando con la señora Graciela para ir mañana a París, y pues necesito hacer un trámite en la empresa de tu padre, y quería saber si vas a volver a tomar tu cargo en la oficina. -dice Maribel a mirar a Dulce mientras toma su taza de café-
-pues, creo que si, además Daniel está a tres oficinas de mi -dice al levantarse y dejar el tazón en el fregadero
-amor... - digo al notar que Maribel y nanny dejan de hacer lo que estaban haciendo para mirarme, algo que hace sonrojarme –mmm… Dulce.
-Jaja vamos Anahí, no hay problema es solo que nos asombra, es algo nuevo para nosotras -dice Maribel al soltarme una sonrisa
- si además de escuchar insultos, es bueno que ahora se digan cosas bonitas - dice nanny al empezar a lavar algunos trastes que se encontraban en la cocina
-bueno, amor, creo que deberíamos hablar sobre Daniel - digo al levantarme de la mesa
-hablamos luego, tenemos que ir a la oficina, ya que el trabajo se nos va a juntar. –dice Dulce al tomar su portafolio
-está bien, nos vemos luego Maribel – digo al darle un pequeño beso en el cachete -adiós nanny- digo al hacer el mismo acto.
-adiós mamá, adiós nanny
-¿quién nos va a llevar? -digo al caminar a lado de ella para tomar su mano
-Fernando no.- dice girando los ojos
-yo no dije nada, vamos es un amigo. –digo con una sonrisa para darle un pequeño beso
-sii un amigo que te coquetea, creo que lo despediré. -dice con una sonrisa un poco sarcástica
-Jajaja no harás eso, ¿o sí? -digo para llegar al auto que rápidamente nos abría la puerta Alan -Buenos días
-buenos días señoritas -dice Alan al esperar que entremos
-Buenos días Alan, pues no, pero ya no será tu chofer.
-está bien entiendo, oye... - digo al susurrar en su oído – cuando vamos a estrenar este auto. – digo con una risa mientras reía en su oreja
-pues no sé, no creo que quieras que Alan nos vea desnudas o que escuche tus gritos de placer -dice al darme una sonrisa que realmente me encanta
- no, pero no se vale, hace 1 año que no te sentía -digo al empezar a oler ese perfume que hace que sienta varias sensaciones adentro de mi
- ni yo -dice al abrazarme para que yo pudiera recargarme en su hombro, y mirar por la ventana
-hemos llegado - dice Alan al detener el auto, Dulce rápidamente bajó para tomar mi mano nuevamente, me encanta sentirla es tan suave, llegamos y todos los empleados se nos quedaban viendo era algo nuevo para toda la gente de nuestro alrededor, siempre llegábamos, enojadas o insultándonos entre ambas, pero ahora nuestras sonrisas ya no podían ser tan grandes, lo que sentíamos ya no lo podíamos esconder
-buenos días Karla -dice Dul, al ver unos cuantos papeles
- señora Anahí el señor Miyagi desea verla para firmar sobre los tramites del nuevo negocio en Japón. – dice al entregarme varios papeles.
- dígale que lo veo en mi oficina -digo al tomar los papeles -nos vemos más al rato ya que necesito hablar contigo
- está bien, te espero en mi oficina por mientras hablaré con Sergio sobre los nuevos clientes que tenemos.
-está bien, adiós –digo al darle un pequeño beso y dirigirme a mi oficina - bueno días María.
- buenos días señora, el señor Miyagi está a punto de llegar -dice sin dejar hablar por teléfono.
-lo sé gracias, cuando llegue dígale por favor que entre a mi oficina -Entro nuevamente a mi oficina, a aquella oficina que hubo, gritos, lagrimas, besos, declaraciones y sobre todo recuerdos con mi hermosa pelirroja. Lentamente camino hacia mi escritorio y miro por la ventana donde se encontraba aquella Iglesia donde nos casamos Dulce y yo. Como olvidar ese día

Flash Back
** Cierro los ojos y giro hasta estar frente a ella para luego abrir los ojos y notar que me miraba con odio y desprecio, ya quería que todo terminara, digo en voz baja y con un nudo en la garganta “Acepto”, y lágrimas empezaron a frotar de mis ojos y ahí estaba la mujer que más odio y temo, pude escuchar que el padre dijo “ahora puede besar a la novia” veo sus ojos furtivas lagrimas caen, me acerco a su rostro y…
-Jamás besaría a una bruja como tú – dice antes de salir de la iglesia mientras que todos me miraban con asombro**
FIN DEL FLASH BACK

-ay Dul, si supieras que esa bruja se ha enamorado de ti -digo al sonreír y ponerme las gafas, mientras que escucho a María hablar por el intercomunicador,
- señora Anahí, el señor Miyagi acaba de llegafavo
-Dígale que entre -por favor
-Buenos días señora Anahí-san. -dice al hacer una reverencia
-buenos días señor Miyagi, entre tome asiento. -digo al levantarme e indicarle que tomara asiento
-gracias Anahí-san, veo que usted volvió a tener aquel brillo de agua en sus ojos. -dice el hombre con una gran sonrisa.
-si… Nuevamente la felicidad regreso a mí.
-se equivoca, siempre estuvo a su lado, no más que usted no lo quería aceptar.
- lo sé, creo que el orgullo no deja ver más allá de los sentimientos que nosotros tenemos en el corazón -digo al tomar una de las plumas de la oficina
-¿cómo está su esposa? -dice en tono bajo.
-muy bien, aunque ya no lo somos -digo al sonreír
- o ya veo, ustedes los opuestos por fin se pudieron atraer, ¿ustedes están juntas otra vez? – dice al mirarme
- sí, nuevamente, pero ahora los sentimientos que tenemos son reales.
- ya veo, que usted ha madurado mentalmente, ya pudo entender el significado de amor. -dice al tomar un poco de té que había traído María
- sí, un gran sabio me dijo “el amor es más complejo, es un sentimiento tan puro, profundo e inexplicable que aunque busquemos, diccionarios o enciclopedias no lograremos encontrar un solo significado que diga exactamente lo que las personas sienten al estar enamoradas…” y la verdad creo que por fin pude darme cuenta y entender lo que ese sabio me quiso decir.
- jaja, usted ya es sabia, pero permítame hacerle nuevamente unas preguntas, ¿usted que siente por su novia? O ¿qué cree sentir por ella? – dice al cruzar sus manos y mirarme con sabiduría
-creo que ahora, ya sé muy bien lo que siento por ella, siento que la amo, la deseo enormemente , cuando está conmigo ahora sí creo que es el amor de mi vida, siento cosas que nunca había sentido. Y simplemente no puedo dejar de pensar en ella. –digo al suspirar
- muy bien por fin encontró la respuesta que desde hace mucho se negaba a aceptar -dice al sonreír. -pero bueno, creo que estoy decidido realmente hacer este negocio con usted señorita Anahí-san.
- me parece perfecto solo firme estos papeles -digo al colocarlos en el escritorio.
- muy bien, listo -dice al darme una gran sonrisa -nos veremos muy pronto, pero quisiera realmente que en ese pronto este la señorita Dulce-san. -dice al levantarse e inclinar su cabeza
- ya vera, que eso será muy pronto, muchas gracias por sus sabios consejos -digo al tomar su mano y sonreír.
- no, yo no hice nada, usted misma pudo encontrarse adentro de usted. –dice al abrir la puerta y poner una mano en mi cabeza -mucha suerte, de aquí en adelante Anahí-san. -dice al salir de mi oficina, realmente ese hombre es un gran sabio, digo adentro de mis pensamientos, hasta que nuevamente el nombre de Dulce regresa a ellos - necesito hablar con ella -tomo mi saco y camino hacia la puerta de su oficina, y colocar mi mano sobre la manija y en un instante recordar aquel día.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:39 pm

Flash Back
**Quiero que me digas si tienes algo con esa mujer -digo al caminar nerviosa por el pasillo (tengo tanto miedo que al preguntarle me diga que “si”… si lo hiciera no sabría que hacer o que responderle) me detengo al frente de su puerta, arreglo mi cabello y suelto un hondo suspiro, acerco mi mano a la perrilla, para luego alejarla “vamos Anahí, tu puedes…” digo al colocar mi mano en la perilla y girarla.
Al abrir la puerta siento como mis pupilas se dilatan y ruego en silencio que lo que mis ojos presencian sea solo un cruel juego de mi imaginación
- ¡DULCE! –Digo incrédula al ver como acaricia la entrepiernas de “esa” ESTÚPIDA!!!
– yo… - dice ella sorprendida al verme
– ¿Cómo pudiste?… -digo con un nudo en la garganta para después morder mi labio inferior “No quiero que me vea llorar… no seré el hazmerreír de ambas!”
- Ann…Anahí yo… - dice apenada al colocarse su top blanco –no es lo que…**
FIN DEL FLASH BACK

- ahora es diferente, es pasado –digo antes para abrir la puerta y encontrar a mi Dul, mirando unos papeles y firmando, que hermosa se ve con lentes, -¿está ocupada señorita Dulce?
-mmm solo firmo unos papeles, pero no son tan importantes como usted -dice al quitarse las gafas e indicarme que me siente en sus piernas acto que no pensé más de dos veces. - ¿cómo te fue con el señora Miyagi?
-muy bien, me gusta mucho platicar con él, ¿sabes? es un hombre muy sabio -digo al acariciar su cabello
-ya veo, ya entiendo por qué fue el mejor amigo de mi padre –dice al abrazarme y darme un pequeño beso en los labios
-Algún día lo vas a tener que conocer. –digo al besar su cuello
-creo que sí, si es tan maravilloso como tú dices -dice al darme un pequeño beso
- oye quería hablar contigo sobre Daniel. -digo al detenerla con una de mis manos.
-Annie no quiero hablar de él. -dice al hace un puchero.
-no amor, tenemos que hacerlo, es que tú te estas poniendo en tu cabecita, algo que nunca sucedió, él te quiere mucho Dul.
-si me hubiera querido, me hubiera dicho donde encontrabas, y peor puso al idiota ese de Christopher.
- de donde sacas tantas ocurrencias, mira amor, escúchame -digo al ver como se echa para atrás para girar su ojos nuevamente, y hacer una cara de molesta -escúchame
- mmm… está bien.
- tu tío me ayudó mucho para abrir los ojos, el orgullo me cegó y me dijo palabras que realmente hicieron que reaccionara, además tu sabes muy bien que no me atrae nadita Chris. -digo al poner mis manos al alrededor de su cuello. -tu eres la única, la única mujer que pone mi mundo de cabeza, así que deja de ser tan testaruda y habla con tu tío. -digo al darle un beso en su cachete ya que estaba demasiada molesta, la conozco su orgullo es demasiado y no perdonara a Daniel hasta que hable con él. -no más enojo… ¿si-está
-está bien, está bien, hablaré con él, pero ya hay que dejar de hablar del ¿no crees? además, ¿sabes algo? -dice al tomarme de la cintura
- ¿qué cosa? - digo al sonreír y mirar sus hermosos ojos
- Me acabo de dar cuenta que eres muy hermosa, terriblemente hermosa pero hay algo de ti que me mata por completo –dice mientras delinea mi rostro con su dedo índice deslizándolo hasta mi pecho -y es tu corazón, tus sentimientos, tu dulzura, tu ternura, Amo… Amo TODO, ABSOLUTAMENTE TODO DE TI –dice al darme un beso sutilmente en los labios –Todo –dice en un susurró junto con una sonrisa para ir lentamente subiendo su mano por debajo de mi vestido y acariciar lentamente mi entrepierna, y así llenarme de besos todo el cuello
-Dul…- digo al masajear uno de sus pechos para luego desabotonar aquella camisa que desde la mañana quería hacerlo, introduzco mi mano para acariciarlo lentamente, pero Dulce seguía haciendo movimientos en mi sexo, que hizo que me estremeciera -aaa...Duul. -digo pero algo hizo nuevamente que nos detuviéramos.
-señorita Dulce, la señora Maite Perroni se encuentra afuera y desea hablar con usted -decía Karla por el intercomunicador
-dígale que ahorita estoy ocupada -dice mi pelirroja para besar nuevamente mi cuello
-dice que es urgente
-pff…por que no puedo hacerte el amor en mi oficina -dice al dar un gran respiro de molestia
-Jajaja pues a nadie -digo al levantarme y acomodar mi falda
-oyee... sabes muy bien que solo a ti me encantaría hacértelo en este mismo escritorio. - dice al abotonarse su camisa
-mmm... pues te diré -digo un poco molesta algo que notó rápidamente
-amor -dice al rodear mi cuello con sus brazos -tus eres y siempre serás la mujer que tendrá mi corazón, es tuyo y de nadie más, prometimos que lo que pasó en el pasado se quedará en el pasado, ahora comenzaremos desde cero, además esa mujer estaba fea. Jajaja.
-mmm ni lo digas, que feos gustitos tienes, creo que el único bueno fui yo –digo al bajar la mirada al hacer un puchero que hizo que mi Dul sonriera
- me encanta cuando te pones así -dice al subir mi cara con un uno de sus dedos -te amo, te amo, te amo, y nunca lo dejaré de decir -dice mientras vuelve a darme un beso suave pero lleno de amor
- bueno me voy, tengo que ir con tu mamá de compras. –digo emocionada y aplaudo con mis dos manos
-oyee esa no me la sabia -dice al sonreír mientras que arqueaba una ceja
- sii todos los lunes vamos, así que me retiro, te amo -digo al tomar mi bolso y darle un beso en la frente
-te amo, cuídate no andes de loquilla por ahí.
-te prometo que no -digo al abrir la puerta y sentir que Maite entra rápidamente a la oficina con lágrimas en los ojos
-Dulce tenemos que hablar -dice al mirarla
- yo... yo las dejo solas... te amo -digo en vos baja para salir de su oficina

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:40 pm

CAPÍTULO 25
Expectativa Dulce
-Te amo… -digo en voz baja al ver como mi hermosa rubia sale de la oficina - ¿Que pasa May? -digo directamente a abrazarla
-Es...es Angelique -dice al aferrarse a mí y llorar desesperadamente
-a ver , a vee tranquilízate –digo al sacar un pañuelo de mi bolso y dirigirla hacia el sillón de mi oficina
-no puedo Dulce, no puedo -dice un tanto desesperada
-inténtalo, para que así me puedas explicar que pasó -digo al quitarle unas lágrimas
-es que, iba por la calle a buscarle el anillo de compromiso, y en uno de los restaurantes la vi... pff…
- la viste… -digo al acomodarle uno de su cabellos
-la vi con el idiota de su exnovio besándose -dice levantándose con furia
-¿y vio que la viste? -digo intentando tranquilizarla
-sii Dulce me vio, pero yo no quería verla, Salí rápidamente del restaurante y ella me siguió, quería darme explicación y la abofetee -dice al volver a llorar con furia
-¡¡Noo!! , no sabes que tienes May, estás haciéndote una maldita historia en tu cabeza, una historia que realmente solo te está bloqueando, ¿porque no dejaste que te explicara? -digo al fruncir el ceño
- ¿no crees que lo que vi no es más que suficiente? - dice sin dejar de llorar
- No, mira deja el orgu... -no pude terminar por que rápidamente me interrumpió
- no me hables de orgullo, porque tú no eres buena de hablar de ese tema – dice al levantarse totalmente enojada
-Maite, tranquilízate y si por el orgullo por este maldito orgullo, estuve a punto de perder el amor de mi vida, así que vas abriendo tus ojitos y date cuenta que al cerrarte ante las consecuencias, vas a perder a lo que más amas. –digo al levantar un poco la voz algo que hizo que mi mejor amiga quedara totalmente paralizada
-Dul... yo, yo en verdad no sé que hacer - dice al sentarse nuevamente en el sillón para llorar
-May, ve con ella, dile que te de las explicaciones, que te dé una razón de perdonarla -digo al abrazarla -no dejes que por un beso con ese idiota , todo lo que han construido se derrumbe, así que mejor ya deja de llorar y ve a enfrentarla
-tienes razón, creo que solamente he imaginado cosas que todavía no han pasado, realmente la amo –dice al quitarse una lágrimas y darme una sonrisa
-¿ves May?, así me gusta que sonrías, -digo al abrazarla nuevamente
- muchas gracias, en verdad te quiero mucho, y perdón por quitarte tu tiempo
- que dices, en verdad que estás mal de tu cabeza, tu eres mi mejor amiga y siempre estaré aquí para apoyarte y darte todo mi tiempo del mundo
- gracias
-¿y qué haces aquí? -digo al levantarme y tomar su mano
- como que ¿qué hago aquí? -dice al levantar una ceja
-no pierdas tu tiempo, ve con Angelique, que te dé una explicación ¡¡anda!! Y después que te la de, hazle el amor como nunca se lo has hecho.
- Dulce -dice al reír un poco -pero creo que ahora si te hare caso. Me voy –dice al despeinar mi cabello como siempre lo hace
-mucha suerte -digo al abrir la puerta de mi oficina.
-oye y tú también te piensas casar nuevamente ¿verdad? -dice antes de salir
- si, pero ahora si será con amor
-Qué bueno eso me alegra, mañana te digo que fue lo que paso
-está bien -digo al despeinar su cabeza y sonreírle -quiero que vayamos juntas después a comprar el anillo de compromiso ¿que te parece?
-me parece genial, pero pues a ver qué pasa con Angelique -dice al bajar la mirada
-vamos ánimo, todo se arreglara -digo al subir su mirada -vamos esta no es la Maite que conozco. Yo sé que puedes así que anda… ve
-Gracias, adiós -dice mientras la veo como se retira de mi oficina, realmente como el amor puede tener varias sorpresas. La vida están extraña, mientras unos se aman otros sufren, porque es esto así, cuando yo casi moría por no estar alado de mi rubia y ella se la pasaba feliz diciendo que se iba a casar con Angelique pero Ahora Maite está totalmente bloqueada por lo que le acaba de pasar y realmente espero que esto se solucione.
-buenos días -dice Daniel abriendo la puerta algo que hizo que me sacara totalmente de mis pensamientos
-¿Que no te enseñaron a Tocar? -digo un tanto molesta, realmente me enoja que entre la gente sin avisar.
-Dulce ¿cuanto tiempo vas a estar así? -dice al sacar un cigarro y poderlo prender
-Desde que decidiste no ayudarme desde un inicio, y pusiste al idiota de mi primo como el abogado de mi novia, sabes muy bien que el siempre a querido ganarme en todo
-Tú también eres un tanto competitiva, porque no me perdonas por un pequeño error que cometí, además no fue una gran traición, no te pude dar su número porque ni tú ni ella se encontraban en buen estado.
- no sabes cuánto me dolía que no me dijeras, te lloré hasta te rogué, ¿y con que me salías? “no sé dónde está, si lo supiera ya te hubiera dicho” -digo al golpear el escritorio.
-pero qué demonios pasó, yo hice que Anahí cambiara de opinión, yo te ayudé siempre Dulce -dice al levantarse
-si me ayudaste… claro después de 1 año –digo un poco sarcástica realmente no sabía que decir
-a ver Dulce dime donde se encuentra Anahí -dice al darle una calada. -y dime porque no te fuiste a Colombia como lo habías planeado ¿quién te detuvo?
-Anahí -digo al bajar la mirada realmente no entendía que pasaba
- Que no te das cuenta que yo mismo te ayudé, siempre estuve para ayudarte desde antes que te ibas a ligar a Gabriela. O dime ¿no recuerdas? -dice para servirse un poco de tequila
-sí, sí me acuerdo y creo, que me precipite… Perdón -digo sin verlo a los ojos, realmente me ha ayudado en varias cosas -pero por que poner a Christopher
-Chris sabe muy bien que Anahí lo va rechazar porque ella te ama a ti, o dime ¿que querías? que le pusiera a uno nuevo, después de saber de tus celos, obviamente no iba a hacer eso
-realmente, creo que tienes razón, lo siento tío, es que esta rubia me pone totalmente así, es que la amo tanto que no quiero perderla. -digo al mirar atreves de la ventana
-igual de insegura que tu padre, Ella te ama y nunca te dejará ir, así que deja de pensar cosas así, dime ¿te vas a casar nuevamente con ella? -dice al desabotonar su saco para poderse sentar
-sí, quiero que regrese a ser mi esposa. -digo al sentarme y cruzar mis piernas.
- eso es algo perfecto, ya es momento de que esta familia tenga algo de felicidad -dice al dar una sonrisa- entonces que ¿ya no estas molesta?
- no tío ya no - digo al sonreír y recargarme en mi asiento
-qué bueno, después de ver la cicatriz que le dejaste a Chris, realmente me di cuenta que tienes tus carácter –dice al levantarse y abrir la puerta -me retiro tengo que hacer nuevas negociaciones en Los Ángeles, nos vemos mañana, recuerda tenemos junta.
-si, hasta mañana -Digo al dirigir mi vista hacia la ventana y notar aquella Iglesia de San Agustín donde nos casamos… Han pasado ya 2 años desde ese día, Creo que es el momento de empezar a pensar como proponerle matrimonio, rápidamente tomo mi saco para ponérmelo, y salir de la oficina
-Karla mi esp... novia ¿ya llegó? -digo al sacar un cigarrillo de mi bolso
-no, su novia no ha llegado -dice Karla al tomar el teléfono
-mmm… ¿no ha llamado?
-no, lo siento -dice al acomodar algunos papeles
-ya veo, gracias - digo al dirigirme hacia el ascensor -mm yo quería comer con ella, ¿donde está?, la llamaré –digo al buscar mi celular entre las varias cosas de mi bolso hasta escuchar que el ascensor se abre y poder notar aquella voz que hizo que me quedara totalmente paralizada
-Hola Dulce

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:40 pm

Capítulo 26
Expectativa Anahí
- yo…yo las dejo solas... te amo -digo en voz baja para salir de su oficina -que tendrá... –digo al pensar y dirigirme hacia el elevador y ver que sale desesperada una mujer del elevador y choca contra mí. -auch..!!
-oh lo siento, perdón, perdón, lo lamento tanto, veo que te dolió, en verdad lo siento, no fue mi intención -dice al sobar mi hombro con lágrimas en los ojos
-oye, no fue tan fuerte para que llores. -digo al darle una sonrisa
-no es eso, es que eh seguido a mi... -dice al bajar la mirada
-a tumirad
-a mi prometida -dice al volver a subir la mirada
-ya veo, tú haz de ser Angelique -digo al tomarla del hombro
-si, en verdad lo siento tanto, pero es que necesito encontrarla estoy desesperada , no sé que hacer, la ha seguido desde varias calles, y no se detenía y... y la veo entrar aquí, yo sé que está aquí pero... pero no la encuentro… –dice al volver a llorar

-tranquilízate -digo al tomar ahora ambos hombros, esta mujer hablaba demasiado –sí, sí está aquí
-¿en verdad? -dice al abrir los ojos y mirarme
-si solo que esta con mi esposa en este momento, bueno ex esposa, que ahora es mi novia -digo al rascar mi cabeza la verdad ya no sé qué éramos ahora
-ósea… ¿Cómo? -dice al arquear una ceja -¿Dulce Espinoza es tu esposa?
-si –digo al sonreír cada vez que dicen su nombre realmente me emociono
-en verdad ¿cómo aguantas a esa mujer?
-Jajaja, es una larga historia, pero en verdad no creo que ahorita Maite tenga ganas de hablar contigo -digo al bajar la mirada para acordarme como entró Maite a la oficina totalmente mal
-lo sé -dice al poner una de sus manos en su frente –soy una estúpida
-mira, ahorita iba con mi suegra, bueno tu entiendes, a comprar cosas e ir a comer, pero me marcó hace unos segundos diciéndome que nos viéramos más tarde… ¿qué te parece si vamos a tomarnos un café para que te tranquilices?
-no sé -dice al mirar a María que estaba totalmente atenta a nuestra conversación
-vamos, además creo que mi novia ha de estar haciendo entrar en razón a tu prometida
-si eso creo, son mejores amigas desde la panza de su mamá –dice al sonreír
-¿ves? entonces déjalo todo a mi novia, y vamos a que te tranquilices -digo al tomar mi bolso y dirigirme hacia el elevador -¿vienes?
-está bien… eeee… ¿como me dijiste que te llamabas? -dice al ponerse a un lado mío
-aaa… perdón, Anahí Puente –digo al darle mi mano acto que ella aceptó
-mucho gusto -dice al entrar al elevador -y dime… ¿qué se siente tener de novia a Dulce? me platicaron que ustedes estuvieron casadas, después tú te fuiste y le pediste el divorcio.
-sí, fue algo así, bueno realmente fue así, tuvimos muchos pequeños problemas, que digo pequeños, grandes problemas -digo al salir del elevador
-mmm… los problemas, pero ustedes se… ya sabes ¿se aman? -dice al caminar junto conmigo por la calle y así colocarse sus gafas de sol, realmente tenía sus ojos muy hinchados
- sí, demasiado pero ya ves el orgullo… -digo al hacer una mueca de fastidio, acto que también hizo
-pff... por ese orgullo es por lo que estoy así con ella -dice al hacerse una coleta
-ni lo digas, por esa palabra todo se derrumbaba… Buenas tardes una mesa por favor -digo al hombre de la puerta del restaurante
-sí, síganme por favor… -dice un hombre rubio que nos llevó a una de las mesas que se podía ver hacia la calle, es uno de los mejores cafés de Ohio -¿que es lo que desean tomar? -dice al sacar una libreta
-Yo quiero un Capuccino Helado por favor
-¿y para la señorita? -le dice a Angelique que estaba totalmente ida mirando a través de la ventana
-Angelique -digo al tomar su brazo
-aaa… perdón… yo quiero lo mismo por favor
-en un momento se los traigo
-gracias… y dime ¿qué fue lo que pasó? -digo al acomodar un poco mi cabello
-pues… -dice al quitarse las gafas -me vio con mi ex besándonos…
-¿¿Cómo?? -digo al dilatar mis pupilas eso realmente era fuerte
-lo sé, lo sé… no me mires así… -dice al bajar su mirada
-no, no… pero como… ósea, porque o que , ¿qué pasó?
-Pues Bueno déjame te cuento… bueno pues cuando tenía 16 años tomé unas clases de canto y danza y bueno un día en esas clases entró un nuevo alumno llamado Jack que era todo un amor, pues se enamoró de mi obviamente yo también…
-¿Jack es tu ex? –digo al intentar entender lo que decía, ¡Dios! esta mujer habla rápido y apenas puedo procesarlo en mi cabeza
-Sí, pero espera, no me interrumpas, realmente te estoy contando una historia que tendrá un poco de drama, así que solo escucha y dime tus comentarios hasta el final
-está bien -digo al no intentar reír, realmente es extraña
-buuueno, como te iba diciendo, pues ese muchacho Jack, que ahora es mi exnovio, me acabo enterando que iba conmigo en la preparatoria ¿puedes entender eso?, eso fue impactante para mí, realmente quería andar con él, además era jugador de futbol, todo un amor… obvio nos hicimos novios, ya sabes –dice al mover una ceja con una gran sonrisa -Amor de adolescentes totalmente calientes, pero bueno eso es otra cosa que realmente no quiero recordar
-aquí están sus Capuccino Helados
-gracias -dice al darle una gran sonrisa, realmente no le dolerá sonreír tanto, de un momento a otro cambia, de estar deprimida ahora sonríe peor que el gato de Alicia del país de las maravillas
-gracias -digo al tomar el popote del Capuccino y empezarlo a tomar. -y… luego -digo al ver que me miraba con aquella sonrisa
-bueno, pues un día iba caminando por los pasillos de la preparatoria y choqué con la persona que más amo en esta vida, mi prometida, que obvio en ese momento no, pero yo lo sentí cuando vi aquellos ojos -dice al hacer su sonrisa más grande y pegar sus dos manos -pero sabes ella era totalmente popular porque era porrista y era muy... como decirte…
-malvada
-no, bueno si, algo así se la pasaba molestando a los antisociales, a los perdedores - dice al reír -pero sabes ¿quién era su secuas?
-No, me digas que… -digo al no escuchar el nombre de…
-sí Dulce, ella misma
-ósea como, ¿mi Dulce era porrista? -digo al mirarla un poco asombrada porque no me había contado eso
-sii, las dos eran porristas y las más populares… Bueno a lo que iba, pues choqué con ella, pero hubo algo que se me hizo extraño yo era una perdedora, pero Maite, nunca me trataba mal, cuando me veía bajaba la mirada y se ponía nerviosa, y hasta veces me protegía de los insultos de tu salvaje novia -dice al fruncir el ceño
-Jajajaja me imagino
-bueno, entonces un día en una fiesta que hicieron los del salón, pues estaba rara conmigo, hasta que más noche me besó, fue un beso que en verdad sentí tantas cosas -dice al dar un hondo suspiro -pero pasaron los años y nunca se me declaró y yo todavía seguía con Jack me la pasaba hablando de él, para darle celos pero nunca me decía nada, hasta que me cansé de Jack y lo corté se puso totalmente loco me dijo que le diera un motivo, y claro que le di el motivo “estoy enamorada de una chica” uuuuuuy has de ver como se puso, pero no me importó yo estaba enamorada de Maite, seguían pasando los años pero ella como que me evitaba, hasta que hace 1 año cuando estábamos de vacaciones con mis padres… TATAN!!! –dice al aplaudir y decirme totalmente emocionada -¡¡me dijo que me amaba!! Que estaba enamorada de mí, fue el día más perfecto de mi vida
-me imagino -digo al sonreír y tomar un poco de mi Capuccino
-sii no sabes cuánto, luego íbamos tan bien, hasta me propuso matrimonio todo iba bien hasta que… -dice al bajar la mirada y cambiar de una gran sonrisa a quitarla por completo -hoy me dijo en la mañana, voy por los anillos te veo más tarde, me besó, y se fue con una gran sonrisa, porque ya sabes tuvimos una noche que ni te cuento -dice al reír
-Jaja ya veo
-pero a lo mejor va a ser la última -dice al volver a cambiar de estado, realmente es bipolar -en eso fuí por mi desayuno y que me encuentro a JACK!! Casi corro, me escondí entre las mesas, pero me encontró, y me dijo que no podía vivir sin mí, bla bla, hasta que… el drama viene en camino… ¡¡me besó!! y lo peor May nos vio, tipo obra de hollywood!!! ve el nivel, porque en el preciso momento tuvo que llegar, volteo y veo cómo sale llorando desesperadamente y no vio cuando cacheteo al idiota este, voy y la tomo del brazo e intento explicarle pero ¿sabes lo que hizo? -dice en voz baja, mientras nuevamente bajaba la mirada
-¿qué te hizo? -digo al acercarme, realmente no había escuchado todo lo anterior bueno si pero habla demasiado rápido, apenas puedo entender
-¡¡me abofeteo!! Me dijo que como la pude traicionar, que eso no era imposible que la engañé, yo… yo... lloré desesperadamente, realmente creo que la perdí... -dice al secar una de sus lágrimas
- noo, explícale, dile que te lo encontraste… que la amas, no la perdiste -digo al apretar una de sus manos -lucha por ella

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:40 pm

-creo que eso haré -dice al levantar la vista y nuevamente sonreír -como Evita Perón peleó por su Argentina, o como Barbra Streisand que peleó por el Premio Grammy en la categoría de "Mejor interpretación vocal femenina" en 1985, contra Sheena Easton, Tina Turner y la grandiosa Dionne Warwick
-eee… si como ellas, anda ve y lucha por ella, y dile lo tanto que la amas -digo al levantarme de la mesa acto que ella hizo
-gracias en verdad gracias realmente, me voy, tengo que ir por mi hermosa luna, prometo luego vernos y decirte que paso ¡¡chao!! -dice al darme un fuerte abrazo y salir del café rápidamente, realmente esta mujer es extraña, pero es tierna
-¿Bueno? –digo al contestar mi teléfono
-¿Anahí donde te encuentras?
-perdón Maribel estaba con una amiga pero ahora mismo voy para allá
-No te preocupes, recuerda que hoy vamos de compras
-Nos vemos en un momento -digo al colgar y Rápidamente tomar un taxi, en el transcurso del camino solo pensaba en mi Dulce, su cabello, sus labios, su cuerpo y sobre todo su aroma, no aguanto realmente estar más tiempo separada de ella, la quiero ver ya.
-Hola, Hola -dice Maribel al decirme desde una de las mesas de un restaurante
-perdón por la tardanza -digo al darle un saludo de beso
-no te preocupes, ahora vámonos de compras… Hoy quiero que mi Dulce cuando te vea realmente se deslumbre por ti -dice al tomar mi brazo y caminar por las tiendas de ropa que se encontraban en Ohio, reímos y entrabamos y me probaba infinidad de ropa mientras que mi suegra me veía, y me decía como me veía, realmente es como la madre que yo nunca tuve… Paso así un gran tiempo agradable con ella, pero yo ya no tenía el vestido blanco de la mañana ahora tenía un pantalón negro demasiado pegado a mis piernas, una camisa del mismo color pero con escote demasiado provocador que se podían ver mis pechos, pero no al nivel vulgar, unos tacones negros altos y para terminar un saco que realmente se me veía bien -qué guapa te ves Annie -dice mi suegra al sonreír -mi hija te desconocerá, además con esos tacones te ves altísima -dice mientras me miraba, realmente Maribel es muy pequeña
- no digas eso, que me reconozca o sino que voy a ser si eso pasa -digo al reír un poco junto con ella
-ya verás que sí… bueno me tengo que ir Annie me llamaron de la casa de modas sobre unas negociaciones con Londres, y ahorita todo es un caos
-ya veo no te preocupes nos vemos luego, voy a ver si puedo ir con Dulce a algún lado no le avisé que iba a ir a comer contigo.
-Está bien, hasta luego –dice al subir a su auto mientras que yo subo al mío
-adiós -digo al dirigirme a la oficina realmente quiero que Dulce me vea así, la extraño demasiado que ya la quiero ver, camino hacia el elevador y sigo pensando en ella, realmente esta mujer no sale de mis pensamientos, al abrir las puertas ahí estaba hermosa como siempre buscando no sé qué en su bolsa, realmente no sé qué es lo que tiene en la cabeza siempre tan desordenada, digo al reír un poco y acercarme a ella
- Hola Dulce -digo al ver que voltea y ver como sus hermosos ojos se quedan totalmente atónicos al verme
-Ann…Anahí… que haces vestida así -dice al sonreír y verme de arriba abajo
-¿No te gusta? -digo al hacer un puchero
-que no me gusta… me... ¡¡me encanta!! -dice al acercarse a mi muy sensualmente, que mujer tan sexy digo adentro de mí y hacer que me sonroje -oye y si en vez de ir a comer ¿te como a ti? -dice al susurrar en el oído haciendo que me estremeciera y no saber que decir -¿qué dices si ahora si le quitamos el moñito en la oficina? -dice al reír en mi oído y sentir su respiración
-creo que si sería buena idea -digo al tomarla de la cintura y besarla como nunca lo había hecho, era un beso totalmente apasionado y lleno de amor, la deseaba tanto, caminamos juntas sin separarnos de nuestro besos hacia la oficina y chocar con varias cosas, realmente no nos importaba quien nos viera o que nos dijeran, simplemente queríamos llegar a la oficina, al llegar a mi puerta, vi como María se nos quedó viendo totalmente nerviosa acto que me hizo reír -María no quiero que nadie me moleste, ni por el caso de que el edificio se esté quemando, no quiero ninguna distracción -digo mientras Dulce ríe en mi cuello, por ver como María se había quedado totalmente atónica
-no señora Anahí… yo… Yo no diré nada -dice al acomodar unos papeles al acabar de decir eso sonreí al ver a mi novia y abrir la majilla de la puerta y entrar junto con ella, y besarnos nuevamente , sentía sus manos por todo mi cuerpo haciendo que me excitara totalmente, hasta que se detuvo y me sonrío pícaramente y se separó de mi -¿que pasa?... -digo al ver que camina hacia mi escritorio
-no quiero distracciones -dice al quitar el cable del intercomunicador y arrojarlo al igual que las cosas que estaban en el escritorio y sentarse arriba de el, Mi hermosa Pelirroja empezó lentamente a quitar aquel moño y desabotonar los primeros botones de su camisa –ven… -dice al mover su dedo y sonreír para que yo me acercara, algo que no lo pensé en hacerlo, y me dirigí lentamente a sus labios besándolos lentamente como si fuera la última vez los besaba hasta que su lengua jugara con la mía haciendo un baile, un hermoso baile que hace mucho no lo habíamos sentido, la besaba con ansiedad y así separo sus piernas y me coloco en el medio de ellas comienzo a besar su cuello, mientras una de mis manos se desliza dentro de su pantalón y acaricia su entrepierna algo que hizo que temblara. -te deseo, te amo… -digo al masajear uno de sus senos para que luego ella pudiera sacar de forma brusca mi saco –te amo… - dice al besar mi cuello, mientras se quita su blusa y solo dejar aquel sujetador totalmente espectacular, después ella me saca la playera, para así acariciar mi nuca y besarme tan lentamente, al separarse de mis labios me mira a los ojos… – te amo –digo nuevamente al tomar su rostro y besarla, la voy a recostando lentamente en el escritorio mientras ella desabotona mi pantalón e intenta bajarlo pero sin dejarme de besar, lentamente me tomó del rostro con la palma de su mano y centró sus ojos cafés en los míos
-te amo… quiero que grabes con fuego en tu mente que nunca, Jamás, podría fijarme en alguien más que no seas tú, eres y serás el amor de mi vida, y nadie se interpondrá entre tú y yo, te amo Annie -dice al derramar una lagrima algo que hizo que la volviera a besar y quitar aquella lagrima con mis labios
-Dulce... -la atraje hacia mí y la besé profundamente y me deleité en sus labios y en el interior de su boca, le besé lenta y largamente dándole solo breves espacios para respirar.
-Soy tuya…- dijo entre besos, una y otra vez –únicamente tuya… hazme otra vez tuya -Me permití hacerme el amor nuevamente, recorrió con sus manos por completo, lentamente fui acariciando su bien contorneada figura, ligera y suave al tacto fue la sensación que percibí de su piel, esa piel que desprendía un aroma maravilloso y exquisito, me dejé embriagar por el calor de su cuerpo, por el sabor de sus besos y por la intensidad de sus caricias, me deslicé a lo largo de su cuerpo llenándolo de sutiles besos que dejé plasmados en su suave piel –aaah Anahí… - dice totalmente excitada mientas me hundí en ese dulce mar mientras que bajaba su braga y me deleitara en su entrepierna, y así escuchar sus dulces gemidos
- …An… Anahí…- cada jadeo me provocaba una excitación indescriptible, me animaba a seguir probando cada espacio de ese sensible cuerpo, la hice llegar una y mil veces, sencillamente no podía detenerme, necesitaba hacerla llegar al éxtasis una y otra vez. Lentamente dio un giro y quedó arriba de mí y así quitar lentamente mi braga, podía sentir su piel rozando con la mía hasta quedar totalmente expuesta a ella, rápidamente se colocó arriba de mí y así mirarnos nuevamente mientras que colocaba su mano en mi nuca y la otra fue bajando hacia mi delicado sexo
-…te quiero dentro de mí -digo al volver a besar esos labios que tanto deseo, hasta que pude sentir como su dedo fue entrando en mí, choques de electricidad rodearon mi cuerpo como la primera vez, después de eso pude sentir el excitante movimiento que empezó a hacer, hasta que introdujo el segundo dedo -aaaa..!!! Dul... Dulcee!!! -digo al poner mis manos en su espalda mientras que mis uñas se aferraban a ella por el gran vaivén que me estaba haciendo Dulce -aaa...aaa!!! Du...aaaa!! Dulce -fue aumentando la velocidad, los choque eran cada vez más espectaculares yo simplemente me aferraba en su cuello dándole besos y mordiendo su oreja, hasta que por fin sentí como mi cuerpo se contraía, para darle paso a que arquera mi espalda junto con mi cabeza dando un pequeño gemido -…te amo -digo en su oído hasta ponerme ahora arriba de ella sin dejar de ver sus ojos, suavemente abrí sus piernas para colocarme entre ellas y empezar a mover mis caderas junto con la de ella, haciendo que las dos nos empezáramos a excitar -aaaa…!!! -dice al abrazarme y besar mi cuello, mientras que aun así seguíamos con aquellos movimientos, cada vez eran más y más excitantes, me aferré más a ella acercando más su cuerpo con el mío para así mover más rápido y sentir todos aquellos sentimientos, rápidamente ella entrelazó sus piernas a mi cadera, podía sentir su respiración entre cortada al igual que la mía hasta que ya no podíamos, habíamos llegado al clímax, los gemidos eran cada vez más altos, para que así ir soltándola lentamente y chocar nuestras miradas nuevamente, realmente ya estaba cansada, pero aun así la volví a besar quería sentir sus labios con los míos, me separé y me acomodé para quedarme arriba de ella mientras acariciaba mi espalda con su manos haciendo figuras sobre mi mientras que yo escuchaba su corazón latir, realmente quería quedarme así… y así fue nos quedamos recostadas arriba de ese gran escritorio Sintiendo nuestra piel sin decirnos nada solo respirando aquel amor que habíamos dejado en la oficina y disfrutando este momento que nunca será inolvidable, hasta que su voz nuevamente sonó en mi oído
-cambiemos de lugar, siento que tengo una pluma debajo de mi jajaja... -dice al reír para sacar aquella pluma de su espalda mientras me daba un pequeño beso en la frente
-¿porque no me lo habías dicho antes? Jaja ¿y como llegó eso ahí? -digo al juntar mi frente con la suya para reír en sus labios
-no sé, pero como voy a interrumpir el mejor momento de mi vida -dice al abrazarme y besarme nuevamente hasta que pude escuchar un sonido que provenía de su estómago -creo que alguien tiene hambre -sonrió para bajarme del escritorio
-sí creo que sí, pero no importa mientras que te coma a ti es más que suficiente -dice al bajar y entrelazar sus brazos en mi cuello tiernamente
-lo sé, pero yo también tengo hambre -digo al acariciar su rostro y darle un pequeño beso en la nariz
- ¿y si pedimos algo?
-aaa… si claro amor, pero acuérdate que destruiste el intercomunicador -digo al apuntarlo con uno de mis dedos
-Jajaja se me había olvidado, simplemente me pones salvaje ¿sabes? pero bueno, hay que vestirnos, tenemos que ir a comer o sino moriré de hambre -dice al besar en medio de mis ojos para poderse separar y buscar su ropa interior y lo que traía, acto que también hice yo… al terminar de vestirnos…
-listo… - digo pero pude sentir como Dulce entrelazaba sus brazos en mis caderas por detrás de mí y poner su barbilla en mi hombro -vámonos… -digo al abrir la puerta y ver desesperadamente a María
- señora Anahí… la buscan… -dice María al no mirarme a los ojos ya que estaba Dulce atrás de mi
-¿quién me busca?... -digo al fruncir el ceño
-Yo Anahí… Yo soy la que te está buscando...
-Tú… tú ¿qué haces aquí?... -digo al ver como se levanta de unos de los sillones y sentir como Dulce se separa de mi para tomar mi mano
-Tenemos que hablar… -dice en un tono fuerte algo que hizo que realmente me pusiera nerviosa, ¿que será lo que quiere?

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:40 pm

CAPÍTULO 27
Expectativa Anahí
-Necesitamos hablar -dice al colocarse frente de mi
-cualquier cosa que me quieras decir lo puedes decir enfrente de mi novia -digo al ver a Dulce que estaba totalmente atenta mirando aquella escena
-No entiendo antes era “NO LA AGUANTO me trata muy mal es una maldita” después hacen que te cases con ella, después mandas el divorcio y por último déjala es mi novia, que bonito Anahí. Por cierto, a ti no te enseñaron a no escuchar las conversaciones ajenas -dice al levantar una ceja con el ceño fruncido, algo que hizo que se prendiera Dulce
-mira estúpida... -dice al reír un poco para darle un golpe en el hombro, algo que hizo que rápidamente yo la tomara de la cintura -¡¡¡déjame!!! –dice al quererla golpear
-cálmate amor, No a la violencia -digo al darle un pequeño beso en el cachete que creo que hizo efecto ya que rápidamente se tranquilizó
-pero… -dice al bajar la mirada y cruzar sus brazos -está bien.
-y tú sabes muy bien que lo que pasó con Espinoza fue algo del pasado, cuando vas a entender que amo a Dulce
-¿cómo puedes amar a una lesbiana? a la hija del idiota que atropelló a tu padre!!
-eso no es verdad, -digo al fruncir el ceño -eso…eso es mentira
-aaa no, no pero el muy idiota te hizo que te casaras con… con ella...
-¡¿sabes qué?! –dice Dulce al tomarla del brazo, pero la detuve
-ella… ella es el amor de mi vida Y nos amamos, te guste o no Estefanía!
-pero como puedes decir tal estupidez!! -dice al soltarse fuerte de la mano de Dulce -Por Dios me sorprendes, no lo puedo creer -dice incrédula al cubrir su boca -realmente olvidaste la venganza ¿verdad?
-Esto ya lo habíamos hablado Estefanía y te lo vuelvo a repetir en ese momento sentí dolor, yo si llegué a perdonar, algo que tú no has sabido hacer y la verdad no sé porque tanto te importa lo de mi venganza ¿tu quien eres? yo no debería darte explicaciones, porque tú no eres nada de mi -digo al subir la voz.
-soy tu mejor amiga
-si fueras mi mejor amiga me apoyarías... -digo al derramar una lagrima
-te apoyaría, pero yo no apoyo que te estés revolcando con una mujer... - dice en tono exasperado al hacer una mueca
- aunque te moleste, te fastidie y en verdad te lo vuelvo a repetir así es… amo a Dulce, la amo como no tienes idea!!
-realmente te desconozco -dice al mirarme totalmente enojada
-¿sabes? me cansa esta conversación contigo, por favor vete
-creo que tienes razón, realmente estas mal
-la que está mal eres tú –dice Dulce al mirarla – ¡que no entiendes que te largues!
-está bien, me voy, pero eso si te digo Anahí después no vengas conmigo llorando -dice al retirarse y entrar rápidamente al elevador
-ESTÚPIDA!! -digo con una gran furia realmente la odio pensé que era amiga pero es una basura
-cálmate… -dice Dulce al tomarme de la cintura –no te arrugues por ella ¿sabes? creo que es una prueba de que realmente me amas -dice al besar mis labios lentamente y sonreír junto con ellos
-pff realmente lo siento, realmente es una… -no terminé por que me volvió a besar
-ya amor prometimos que todo esto lo dejaremos en el pasado
-tienes razón -digo al besar su frente tiernamente
-bueno, Ahora vámonos que recuerda que tengo hambre… -dice al reír y salir junto conmigo tomada de la mano realmente tenía razón todo lo que pasó en el pasado que se quede en el pasado es momento de que viva el presente con ella ya que es lo que más me interesa
Expectativa Dulce
Ya es sábado y mi hermosa Anahí y yo seguimos igual de acarameladas, realmente la amo cada vez más, no hemos salido mucho y pues no he tenido tiempo para ir a comprar su anillo de compromiso ya que veo que está esperando desde varios días que le diga pero realmente en ese aspecto no sé cómo hacerlo he pensado en varias ideas, pero creo que me he bloqueado, aunque ya creo tener la idea
-buenos días Ale -digo al sacar mi celular
-Dulce que milagro
-si lo sé, hace mucho sin hablar, necesito un favor
-si claro que si ya sabes que cuentas conmigo
- hoy quiero que me reserves el lugar solo para mí por favor
-si sabes que si, después del favor que me hiciste sabes que te lo debía
-¿en verdad? gracias, bueno ya te mandé un correo de lo que necesito en ese lugar y también te voy a liquidar el dinero necesario para que me ayudes
-claro, claro y ¿a que se debe todo esto picara?
-pues es que voy a pedir matrimonio a la mujer que más amo, así que necesito tu ayuda
-ya veo, si es por eso te haré el 50% así que no te preocupes tanto por el dinero y el precio. Cuentas conmigo y junto con mis compañeros haremos lo mejor que se pueda ya lo veras
-jaja muchas gracias, en verdad gracias bueno nos vemos más tarde iré a ver como quedo todo ¿te parece?
-sí, si no te preocupes por ahora déjanos todo a nuestras manos.
-está bien, bueno adiós
-adiós… -digo al colgar el teléfono -espero te guste Annie…
-señorita Dulce, la señorita Maite Perroni quiere hablar con usted -dice Karla por el intercomunicador
-Dígale que entre por favor
-Hola holaaaaa!! –dice al entrar con una gran sonrisa.
-hola holaa ¿y esa sonrisa? - digo al levantarme de mi asiento y saludarla –creo que ya se, te reconciliaste con Angelique
-¡¡AFIRMATIVO!! Siiii… fue hermoso, perfecto, maravilloso
-me alegro tanto por ti, pero dime ¿cómo fue? -digo al correr junto con ella al sillón de mi oficina
-pues ya vez que una semana no hablé con ella.
-sii…
-puues estaba mirando una película y en eso me llegó un mensaje de ella pidiéndome que mirara al cielo, al inicio se me hizo extraño y rápidamente fui hacia la ventana de mi departamento y miré hacia donde me indicó y en un instante un avión escribió en el cielo, SORRY TE AMO
-noooo!!! –digo al poner una de mis manos en mi boca ya que realmente me había emocionado - ¿y que pasó?
-¡¡pues me emocioné!! y empecé a reír y al bajar la mirada ahí estaba sonriéndome desde abajo, no resistí más y corrí a sus brazos -dice al abrazarse a ella misma, realmente estaba muy feliz
-que romántico y cursi jajaja… -digo al despeinar su cabello
-lo sé, lo sé, pero oyee ¿ya pensaste que vas a hacer para pedirle matrimonio a Anahí?
-si ya, estuve pensando toda la noche, aunque ella no me dejo dormir, tu entiendes… jaja
-sí, sí entiendo, pero dime ¿cómo va a ser?… -dice al acomodar su despeinado cabello
-aaamm es secreto… además eso te lo cuento más tarde -digo al dirigirme nuevamente a mi asiento
-vamos Dul, no le diré a nadie -dice al sentarse en frente de mi
-claro que sí, le dirás a Angelique y me acabo de enterar que nuestras novias son grandísimas amigas.
-¿en serio?
-sii, han salido muchas veces y van de compras y así por el estilo
-jaja no sabía de eso
-pues entérate, espero tu novia la chismosa no le cuente cosas del pasado.
-no le digas chismosa, sabes muy bien que me molesta que le digas así -dice al hacer una cara de molestia que realmente me hace reír
-vamos sabes que la quiero, solo que ella y yo no nos llevamos… es demasiado odiosa y no tiene nada de sexy.
-tú y tus cosas Dul, por favor ya no estamos en la preparatoria.
-noo pero extraño esos momentos de popularidad, mientras mi padre se la pasaba con sus amantes y nunca me hizo caso esos momentos para mi eran gloriosos, y más cuando mi padre me rechazó al saber que era lesbiana. -digo al bajar la mirada
-si pero aun así seguías siendo perfecta para todos, sean para hombres y mujeres, y sobretodo yo te apoyé...- dice al tomar una de mis manos
-te quiero Lupeee –Sabía que aunque era su segundo nombre, le irritaba que le dijera así
-aaaa ya vamos a empezar -dice al hacer nuevamente ese aquel gesto chistoso que desde pequeñas me hacía reír
-jajaja sabes que te quiero May.
-no hay problema Diablo -dice al reír algo que me hizo enojar, realmente desde tiempo no me lo habían dicho
-bueno, bueno ve con tu chis… Angelique, mientras yo termino de firmar unos papeles que me mandó el señor Jeremy de Rusia, realmente me está sacando de quicio este hombre -digo al jalarme un poco el cabello
- no te deja en paz desde el año pasado, pero es un buen cliente el ha estado desde los inicios de la empresa
-sii, pero se la pasa mandándome papeles, pero bueno el trabajo es trabajo, y más tarde veré sobre el lugar donde le pediré matrimonio a mi Annie.
-oye, perdón pero me adelanté a comprar el anillo -dice al sonreír
-no te preocupes, yo también me había adelantado -digo al sacar una cajita del bolsillo de mi saco
-ya veo, que bueno, realmente ya no podemos esperar -dice al mirarme para así levantarse -bueno me tengo que ir tengo que ir a hacer una negociaciones.
-ya veo, nos vemos mañana -digo al arreglar mis mangas
-espero termines pronto –dice al darme un pequeño beso en el cachete –adiós
-adiós
Pasaron varias horas, mientras que yo seguía firmando algunos documentos aunque la verdad seguía pensando en cómo iba a ser aquella noche realmente estoy nerviosa. Han pasado 2 años desde la primera vez que nos casamos, que en verdad no fue muy bonita la boda, “Jamás besaría a una bruja como tú” que estúpida eras Dulce Espinoza en verdad que no te dabas cuenta que aquella mujer de ojos azules ahora sería la mujer que te ha robado el corazón, pero no, eres necia y orgullosa, esa mujer se apodera de mi mente de una manera adictiva, realmente estoy enamorada de su aroma, sus gestos, sus dorados cabellos y sus hermosos ojos. ay Anahí realmente todo el día pienso en ti.
-señorita ya son las 7:36 ¿no se piensa ir? –dice Karla al llegar con unos cuantos documentos en brazos
-Dios no me había fijado -digo al ver mi reloj y al mismo tiempo pegarme levemente en la frente -Gracias por recordarme Karla
-no hay de que -dice en voz baja
-bueno por favor guarda todo esto del señor Damián para que mañana mismo se los mandes –digo al tomar el saco de mi asiento -nos vemos mañana
-está bien, suerte
-gracias -Digo rápidamente para dirigirme hacia el elevador, pero antes fui a preguntar si se encontraba Annie, pero por lo que veo no estaba, se fue temprano a la mansión. Eso realmente es bueno así podré arreglar las cosas que faltan. Llegué al lugar y estuve acomodando varias cosas al igual que los detalles. Estaba quedando como yo lo había ordenado, si no fuera por Ale no sé que hubiera hecho, después de ver que todo estaba arreglado para la noche, me decidí ya ir a la mansión e ir por mi rubia, ya que quería que todo fuera perfecto
-buenas noches Señorita Dulce -dice nanny al abrir la puerta de la mansión
-buenas noches nanny ¿dónde está Annie? -digo al buscarla con la mirada
-se encuentra arriba, está viendo unos cuantos documentos, por lo que veo el trabajo no las deja. - dice nanny al caminar junto conmigo hacia la escaleras
-sí, ya sabes que en esta época del año los clientes son más exigentes, pero el trabajo es trabajo
-si ya veo, aunque se me hace extraño de que hubiera llegado tan temprano -dice al tomar mi saco y guardarlo
-pues es que hoy llevaré a mi novia a una cena -digo al hacer una pequeña mueca algo que hizo que nanny se alegrara
-qué bueno que ahora todo este arreglado, realmente esta mansión necesitaba felicidad -dice al tomar mi mejilla -y sobretodo usted mi niña.
-bueno, voy a ver a Annie ya quiero llevarla a cenar -digo al darle un beso en la mejilla y subir las escaleras, camino por el pasillo y poder abrir lentamente la puerta, Y ahí estaba mi hermosa rubia acostada en nuestra cama, ya que desde que nos reconciliamos dormimos siempre ahí, Entro sigilosamente como en aquellas noches que nos visitábamos solo para besarnos sin que la otra se diera cuenta, Al llegar donde se encontraba me agaché para quedar a su altura y quitar algunos cabellos que cubrían su hermoso rostro. Que hermosa es, digo al acariciar su rostro y acercarme sus labios para besarnos tiernamente, al instante abrió sus azules ojos para encontrarse con los míos y corresponder el beso.
-Hola hermosa -digo al sonreírle y acariciar su mejilla
-llegaste temprano -dice al corresponder la sonrisa y sentarse en la cama
-sí, y te llevaré a cenar -digo para así notar que aquella sonrisa del inicio se agrando más de lo que ya estaba
-¿en serio? -dice al abrazarme
-siii… anda ponte guapa, pero yo tengo que irme -digo al darle un pequeño beso
-¿a dónde vas?... -dice al abrir un poco los ojos.
-quiero darte una sorpresa, solo vine a arreglarme, Alan te llevará al lugar donde me vas a encontrar
-pero como… ¿me vas a dejar aquí? -dice un poco molesta
-no, no, hermosa Alan te llevará a nuestra cita quiero que sea algo perfecto para ti, así que nos veremos allá
- pero…
- nada de peros, adiós, te amo -digo antes de salir de su cuarto, en verdad que estoy nerviosa pero lo bueno es que ya todo está preparado, me dirigí a mi habitación para sacar de mi armario, aquel vestido que tenía preparado para esta ocasión, Al terminar me maquillé y tomé mi bolso para así poder salir de mi habitación, al bajar las escaleras puedo notar a nanny arreglando algunas flores de la entrada.
-¿cómo me veo nanny? -digo al girar y sonreír realmente quería saber cómo me veía
-qué guapa se ve mi niña -dice al abrazarme y tomarme del rostro -y sobre todo con esa sonrisa hace que sea más hermosa.
-gracias nanny realmente estoy nerviosa -digo al verme en el espejo y arreglar un poco mi maquillaje -bueno me tengo que ir por favor nanny cualquier cosa me llamas, quiero que salga todo perfecto

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:40 pm

-No se preocupe, Haré lo que me ordenó
-Gracias -Rápidamente me subí a mi auto para dirigirme al restaurant, quiero que todo se vea hermoso y maravilloso esta noche que sea una noche inolvidable para mi rubia
Expectativa Anahí
-¿Que estarás planeando Dulce Espinoza? -digo al sonreír frente de mi espejo, estoy emocionada, al instante saque un vestido de mi armario y ponérmelo rápido no quiero hacerla esperar. Al terminar de colocarme el vestido me maquillé, me peiné y al final me puse mi fragancia. Tomé mi bolso y Salí de mi habitación, al bajar las escaleras pude ver a nanny que estaba esperándome impaciente
-señorita Anahí, Alan la está esperando
-gracias nanny lo sé -digo al darle un pequeño beso en la mejilla, pero me detuvo tomándome del brazo
-antes que se vaya, tenga se la da la señorita Dulce -dice al darme una rosa hermosa que sin más ni pensarlo al instante la tomé
- es hermosa -digo al respirar su fragancia
-Espero pase muy bien esta noche
-gracias nanny ya verás que si -Camino hacia donde se encontraba Alan esperándome para llevarme, al tomar su mano pude sentir que estaba fría
-está nerviosa –dice al mirarme
-un poco. -digo al hacer una pequeña sonrisa, realmente nunca me había invitado a cenar Dulce y no sabía a donde me iba a llevar
-no se preocupe… -me decía para que me tranquilizara, pasaron varios minutos y seguía el coche andando, ¿dónde me llevará? hasta que me mordí el labio nerviosamente mientras el auto se estacionaba frente de lugar que creo debería ser el indicado, parecía una clase de restaurant aunque la verdad muy grande. –Ya llegamos señorita Anahí
-Muchas gracias Alan… -Digo al bajar rápidamente del auto y me dirigí hacia la entrada del aquel lugar. Al entrar realmente me quede congelada, el restaurant estaba vacío. Solo había una gran escalera en espiral negra en el centro, adornada con pétalos de rosas rojas, blancas y unas velas alumbrando. -que es todo esto... - digo al subir las escaleras despacio, tratando de no aplastar muchos pétalos. Eran tan hermosos. Terminé de subir después de unos minutos. Había un rastro de pétalos de rosas que guiaban a un elevador. Fui hacia allá. Había un corazón pegado en el botón del último piso, así que lo presioné. –genial... -digo al sentir como el elevador fue muy lento para mi gusto.
Las puertas se abrieron. Lo que vi me sorprendió. Me encontraba en el piso más alto del edificio. Todo Ohio estaba frente a mí. Había luces parpadeando, podía ver la punta de los edificios. Era increíble. El camino estaba decorado por pétalos y velas y guiaba hacia una pequeña habitación de cristal. Entré lentamente, buscando a Dulce
-Dulce -digo al susurrar suavemente su nombre y ver que estaba de espalda acomodando varias cosas en una mesa para dos, había velas rosas en el centro. Había una botella de champán en el centro, dos vasos al lado. Y al final un piano estaba situado en la esquina de la habitación…
-Annie... -dice al girar y sonreírme con una hermosa sonrisa especial, se acercó un poco a mí pero corrí hacia ella, aventándome a sus brazos
-Realmente esta cena es la más dulce y romántica que he visto -dije comenzando a sollozar al final, realmente estaba muy emocionada, todo era perfecto. Dulce se rió ligeramente, llevando sus labios a los míos.
-Te amo Annie… -dice para así dar un pequeño suspiró. -espero te guste… -volvió a poner sus labios sobre los míos, besándome apasionadamente. Había extrañado besar a Dulce como lo estaba haciendo ahora, Nadie más podría hacerlo como ella. Sus besos eran reales, apasionados, con amor, suaves y lujuriosos todo combinado para formar un súper beso. Era totalmente fabulosa. -qué guapa te ves Annie... -dice al acariciar mi rostro.
-tú no te quedas atrás amor… -digo al besar su frente
-La cena esta ya servida espero te guste -dijo llevándome a la mesa.
-Claro que me va a gustar amor... -digo al caminar hacia la mesa para que ella apartara la silla para mí. Ella al instante se sentó en frente a mí, sirviendo una copa de champán. Había un plato de mi comida favorita y las velas eran hermosas, empecé a comer, realmente tenía hambre. Dulce rió ligeramente antes de comenzar a comer el suyo. Al terminar Dulce tomó mi mano
-Annie... -dice al mirarme a los ojos -¿Puedo Cantar algo para ti?... -al decir esto un hombre salió para sentarse en el piano, realmente eso me sorprendió
- ¿tu cantas?… -digo al dar una gran sonrisa
-sí y me gustaría que escucharas una canción que la he preparado desde hace tiempo, para que quedara perfecta en el momento -Se puso de pie, tomó mi mano con la suya y caminamos hacia el piano eh hizo una pequeña seña con los ojos para que el pianista empezara a tocar una hermosa melodía. Rápidamente Dulce tomó mis dos manos y me miró a los ojos para empezar a cantar.
Por ti, no habrá más llanto
Por ti, el sol brillará
Y siento que cuando estoy contigo
Todo Está bien, sé que está bien.
A ti, Te regalaría el mundo
Contigo, nunca voy a tener frío
Porque yo siento que cuando estoy contigo
Todo Está bien, sé que está bien.
Y los pájaros están cantando,
Como si supieran la partitura
Y Te amo, Te amo, Te amo: Yo también te amo pensé para mí, dándole a Dulce una enorme y llorosa sonrisa. Dulce me sonrió de vuelta.
Como nunca antes… ooh
Me miró por unos instantes mientras lagrimas salían de nuestros ojos, aquella melodía seguía y yo simplemente sonreía realmente su voz es hermosa, es espectacular
Y Te deseo todo el amor del mundo
Pero sobre todo, le deseo que sea de mí.
Y los pájaros siguen cantando
Al igual que si supieran la partitura
Y Te amo, Te amo, Te amo
Como nunca antes, como nunca antes.
-Dulce... -digo al susurrar ya que mi mentón estaba temblando. -Eso…eso fue tan hermoso… - Al terminar entrelacé mis brazos en su cuello para besarla, ya no resistía más necesitaba ya volver a besar sus labios -Te amo… -murmuré en sus labios.
-También te amo…ven todavía faltan muchas sorpresas -dice Dulce al sonreírme, levantó un poco su brazo para que yo lo pudiera tomar, Jadeé por la sorpresa mientras me llevaba afuera para mirar las estrellas.
-Me encanta aquí… - suspiró… -Es el único lugar en la ciudad donde puedes ver las estrellas en el cielo.
-Es hermoso -digo para mirar al cielo. Me di cuenta de que Dulce estaba temblando ligeramente y estaba a punto de preguntarle si tenía frío cuando una luz pasó sobre mi cabeza y bañó el cielo de colores que hizo que me sorprendiera. Rojo, rosa, verde, morado, amarillo, azul y naranja volaron en todas direcciones. Estaba impresionada. Era más intrigante que ningún otro show de Forks, incluso en el cuatro de Julio. Los colores se mezclaban con la oscuridad, formando todo tipo de formas. Podía sentir los ojos de Dulce en mí pero yo no podía despegarlos del cielo. Era tan hermoso.
Y estaban formando palabras. Me sentí confundida por un momento cuando Dulce se alejó ligeramente. Hasta que Leí las palabras en ese momento. “TE AMO” sonreí y las lágrimas se agolparon en mis ojos, al voltear pude ver como Dulce se acercaba lentamente hacia a mí con una caja hermosa y un moño arriba de color rojo, lentamente Dulce, abrió aquel regalo para sacar de adentro de él un hermoso cachorrito (golden retriever) que en su cuello tenía un moño lentamente Dulce se acercó a mí y sonriendo tiernamente.
-es… es hermoso… -lo tomé entre mis brazos a aquel cachorrito para darle un pequeño beso a Dulce
- es el primer miembro de nuestra familia que vamos a formar. -dice al sonreír y acariciar el cachorro
- como… no entiendo… - digo realmente estaba demasiado feliz para entender muy bien sus palabras
-mira… -rápidamente Dulce sacó del moño del perrito una cajita que hizo que me emocionara más de lo que ya estaba-Anahí Geovanna Puente Portilla -dijo al arrodillarse enfrente de mí. Al escuchar esas palabras me sentí temblorosamente, viendo cómo se desvanecían las palabras del cielo y acariciando el hermoso cachorro. Me acerqué para darle a Dulce mi total atención después de eso, sin intentar siquiera detener el río de lágrimas que me salían de los ojos… miré sus hermosos ojos -Anahí, te he amado desde el primer día que te vi, tuvimos varios problemas, nos decíamos cosas que nos heríamos mutuamente, pero aun así seguimos juntas, solo te digo que te amaré por el resto de la eternidad. Mientras el sol brille, mientras el cielo sea azul al igual que tus ojos, mientras que la noche sea testigo de nuestro amor y por todo lo que pasó, siempre, siempre te amaré… Me… ¿Me harías el honor de volverte a casar conmigo? –dijo al abrir lentamente la pequeña caja y junto con ella mi gran sonrisa. El anillo estaba hecho de Oro blanco y tres enormes diamantes en el centro. Todo era hermoso y sobre todo al verla ahí hincada hacia a mí, coloqué una de mis manos sobre mi boca mientras cargaba a aquel cachorro, estaba totalmente emocionada.
-Sí… sí Dulce… claro que me volveré a casar contigo -digo al contestar sin aliento. ¿Qué más podía decir? Todo había sido perfecto. Dulce, la cena, la canción, esta noche, la proposición. Todo era perfecto y lleno del amor incondicional que Dulce tenía por mí. Era increíble. Dulce rió feliz y deslizó el anillo por el tercer dedo de mi mano izquierda, se puso de pie y presionó sus labios con los míos emocionadamente-Estoy encantada de volverme a casar contigo Dulce -digo al dar un profundo suspiro. –Ahora podré casarme con la verdadera tú, a la cual amo y con quien quiero pasar el resto de mi vida. Te amo.
-Te amo. -dice al abrazarme nuevamente y chocar sus labios con los míos, realmente esta noche es perfecta.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:41 pm

CAPITULO 28: ¡LA BODA!
Varios meses después.
Expectativa Dulce
-Señorita Dulce tiene visitas -dice nanny al tocar la puerta de nuestra habitación
-en un instante bajamos -digo al acariciar la espalda desnuda de mi hermosa rubia -amor… -digo al susurrar en su oído
-mmm… -dice al moverse un poco y colocarse debajo de la almohada -no quiero...
-hermosa ya son las 11:35… -digo al subirme arriba de ella y dar pequeños besos en su hermoso cuello color nívea
-nos acabamos de dormir Dul… -dice al voltear a verme de reojo -además con eso que me estas haciendo, así nunca me moveré -dice al bajarme de ella y empezar a hacerme cosquillas.
-yaaa!!!... jajajaja -digo al intentar alejar sus manos pero era algo imposible
-noo hasta que me dejes dormir jaja -dice al reír junto conmigo
-jajaja… noo Annie, yo… jajaja… no tengo la… jajaja culpaa…!!! -digo al tomarla de las muñecas y acercarla a mí -te tengo… -digo al hacer una hermosa mueca pero la muy traviesa quiso besarme, pero mal intento me alejé a varios centímetros de ella –noo...
-no se valee!!! Quiero beso -dice al hace un puchero mientras se intentaba zafarse
-no, ayer te di muchos, que te los dé Fernando -digo al empezar a reír, extraño muchas esas peleas que nos dábamos
-‘que te los de Fernando…’ -dice al arremedar mi voz, algo que me causo demasiada risa -noo te rías harás que salga mi lado malo… -dice al mover una de sus cejas
-aaaa ¿sii?! -digo al hacer una mirada retadora –quiero ver…
-ya verás… - dice para soltarse de mis manos y cargarme en su hombro –ahora dime que gané…
-suéltame jajaja!!... -digo mientras movía mis piernas de arriba a abajo, ya que me traía por toda la habitación envuelta en una sábana y la verdad realmente no entiendo cómo me puede cargar -BAJAME!!! Jajaja
-buuueno -dice al dejarme caer en la cama y así ella también caer encima de mí y mirar aquel azul que tanto me hechiza, su sonrisa tan angelical, y… es tan… wow, ya no hay palabras
-soy muy mala -dice mientras movía varios de sus cabellos dorados en mi rostro, haciendo que realmente me empezara a reír nuevamente
-sii eres muy mala…jajaja está bien... está bien tu ganas -digo al ver como se tranquiliza y nuevamente hace que choque nuestras miradas, para así quedarnos viendo varios segundos
-te amo… -dice al acercarse lentamente a mis labios y besarme tiernamente, se separa un poco de mi para tomar aire, pero yo nuevamente coloco una mano en su rostro para profundizar aquel beso que estaba lleno de amor. Hasta que recordé las visitas.
-am...amor -intento separarme pero seguía besándome -am…am...amor...
-¿mande? -dice al verme con el ceño fruncido
- lo siento amor, pero alguien nos acaba de visitar y tenemos que bajar -digo al jugar con unos de sus cabellos
-no quiero… -dice al hacer una cara de niña chiquita
-lo se amor, yo tampoco quiero pero no podemos estar todo el tiempo en la cama, además hay que disfrutar estos días de vacaciones -digo al tocar su nariz con la punta de mi dedo
-pero… pero si eso hacemos -dice al hacerme un puchero
-amor… ya el siguiente sábado es nuestra boda, así que es momento que empecemos a prepararnos, o que ¿no quieres casarte conmigo? -digo al hacerme la sentida y cruzar mis brazos
-que dices!! -dice al querer separar mis brazos -claro que quiero, no seas tan enojona -dice al intentar nuevamente abrir mis brazos -yaa no te enojes. -dice al darme pequeños besos en todo el rostro
-no me convence señorita Anahí -digo al no dejar que separe mis brazos
-mm te amo -dice al verme con aquel brillo en sus ojos
-no… -digo al intentar no reírme -ya no te quiero. -digo al mirar a otra dirección
-aaa!! -dice al abrir los ojos al igual que su boca -está bien, como usted diga, si se quiere comportar como niña malcriada, usted se lo pierde -dice al besar mis labios y levantarse de arriba de mi -me iré a bañar ya que la niña chiquita, enojona y orgullosa no me quiere
-no… -digo al no verla a los ojos, ya que me estaba riendo de aquella escena
-bueno, yo que quería que la señorita Dulce se bañara conmigo, pero bueno de lo que se pierde -dice al cerrar lentamente la puerta del baño -estaré toda mojadita, toda hermosa ahí adentro, quien me dará ahora un masaje de espuma, lastima… -al escuchar eso rápidamente me levante de la cama algo que hizo que mi rubia gritara -aaaa me atacan -dice al intentar cerrar la puerta pero falló ya estaba yo adentro
-con que queriéndose bañarse sin mi Señorita Puente... -Digo al abrazarla por la cintura y rápidamente meternos a la ducha. Pasaron varios minutos y creo que nuestros visitantes o quien sea estará totalmente aburridos esperándonos abajo, ya era demasiado tarde eran las 12 y por fin habíamos salido de la ducha. En aquel instante nos vestimos con lo que había en el closet, nos maquillamos y nos colocamos nuestras fragancia que más amamos.
-Bueno días… - decimos al bajar por las escaleras y encontramos a Maite y a Angelique, jugando totalmente acarameladas con Kira “no se porque Anahí le puso Kira a la cachorrita pero me dijo que por un león blanco que veía cuando era pequeña” pero bueno ahí estaban las tres tomando un té con galletas que nanny les había hecho.
-Hasta que por fin… -dice Maite al mirarnos
-no fue tanto tiempo… -digo al sonreírle a mi rubia y tomar su mano
-Kiraa… -dice mi rubia al agacharse y abrazarla para llenarla de pequeños besos
-no, claro que no, como ahorran agua ¿verdad? -dice Angelique a reír junto con Maite
-no me digan que ustedes no –dice Anahí al dirigirse a donde estaban sentadas
-pues la verdad... si –dice Maite al darle un sorbo a su té
-shhh, no digas intimidades –dice Angelique a darle un pequeño codazo
-Jajaja… uuuy sigues siendo la misma agresiva de siempre -digo al tomar una de las galletas que se encontraban en la mesa
-sii, mira quien lo dice, la brabucona de la preparatoria -dice Angelique a darme de sus extrañas sonrisas
–Mira hija perdida de Dakota Stanley.
-Dulce... -dice Maite al mirarme con sus ojos llenos de furia
-es que ve, como se atreve a decirme una brabucona, además se vestía como señora grande.
-Dul... -dice Anahí al tomar mi mano y calmarme realmente no se como lo hace pero hace que mi enojo se valla rápido
-Ahí Boobs McGee… -dice esto último con una sonrisa y empezar a reír
-ahora si le dooooy!!! -digo al levantarme bruscamente para escuchar un grito desesperado de Angelique -ESCUCHA…-
-Tranquila -dice algo tranquila -Dulce ya cálmate –dice Angelique a levantarse y lavar su taza
-amor tranquilízate -dice Annie al tomarme de la cintura y volverme a sentar
-en verdad que no has cambiado -dice Maite al mover su cabeza de un lado a otro
-y dime Annie ¿ya tienes listo tu vestido de novia? -dice Angelique nuevamente al colocarse a un lado
-sí, mi suegra lo diseñó y mañana mismo me lo traen de París, ¿quieres ir a verlo conmigo? -dice emocionada
-claro que sii, además quiero decir que me encantaría cantar en tu boda, ya sabes canto hermoso y me gustaría que los invitados se dieran cuenta de mi talento, porque pues no quiero presumir pero estudie en NYADA
-Dioooos donde demonios se apaga -digo al rodar mi ojos –Maite, como la aguantas –digo al pararme junto con ella -amor regreso... -digo al darle un pequeño beso a Annie en la frente
-la aguanto por que la amo -dice al darle un beso en el cachete y así dirigirse junto conmigo al jardín donde ella y yo jugábamos desde pequeñas -y dime ¿ya tienes todo preparado?
-sí, todo lo tengo ya planeado como el día que le propuse matrimonio -digo al sentarme a una de las bancas del jardín y sentir como Kira llega al treparse a mi piernas -hoola bonita
-Qué bueno, veo que ahora te notas más feliz, desde la primera vez que te vi llegar de los Ángeles, Eras una persona fría y llena de resentimiento.
-sí, la verdad si, siento que al venir a Ohio, y conocer a mi ODIOSA madrastra creo que ha hecho que mi vida diera un giro por completo. Espero siga esto así.
-ya verás que sí...
Pasamos varias horas hablando sobre nuestras bodas y como iban a ser, La verdad quería que ya se fuera rápido el tiempo para casarme con el amor de mi vida, y así fue, el tiempo empezó a ir más rápido, Mientras que Angelique y Anahí veían sobre los arreglos de la boda, como el vestido, las invitaciones y yo junto con Maite me encargaba sobre la luna de miel que iba a pasar junto con mi hermosa Rubia. Todo iba a la perfección.
Desde la primera vez que nos casamos, yo fui muy seca y nunca tuvimos una luna de miel como realmente tenían las normales parejas, Pero ahora será diferente ya tengo todo pensado para hacer aquel viaje.
Ya pasó la semana y por fin era el gran día. Rápidamente mi Madre me despertó al igual que a Anahí pero lo que me molestó es que mi madre nos haya dicho “No puedes ver a la novia antes de la boda” eso que significa, porque eso es injusticia y una cursilería. Pero que más puedo decir hoy es la boda. Ahora asistirán Muchos familiares de parte mía y de Anahí, como May y Angelique, mi madre, nanny y Vlad (abogado) el vestido que utilizaré es de color Blanco con tirantes, muy ajustado a mi cuerpo además Dulce Espinoza se ve sexy, creo que esta boda no sería de luto como aquella vez ya que ahora me casaré con la mujer que más amo ¿qué utilizará ella? No lo sé, Mi madre no dejó que ni le diera su beso de buenos días.
Entro al baño y me ducho de prisa, aun no puedo creer que estoy a menos de una hora de casarme con Anahí, estoy realmente emocionada, ella al igual que yo estamos muy emocionadas. Salgo envuelta en una toalla Blanco y comienzo a colocarme mi ropa interior que también son de color Blanco, me siento en el taburete que se encuentra frente al tocador
–hoy es el gran día Dulce –digo al sacar mis cosméticos, delineo bien mis ojos para que pueda notarse aquel obscuro de mis ojos y Al terminar de colocarme el labial, Mi madre toca la puerta para preguntar si necesito ayuda y le respondo que no, con una de mis mejores sonrisas, recojo mi cabello para resaltar mi rostro, me coloco el vestido y por último los zapatos de tacón alto blanco. Realmente estaba muy emocionada, Hoy era el gran día, el Día de la primera boda sentí que iba a ir al infierno, ahora siento que iré al cielo,
-que hermosa te ves -dice Maite al verme arreglándome para la boda -Dejaste de fumar desde que conociste a Anahí ¿verdad?
-sí, eso es algo extraño, realmente quiero comenzar una nueva vida junto con ella.
-como han pasado los años, parece que fue ayer que me dijiste que Anahí era una oportunista y que solo quería tu dinero
-fui una estúpida, creo que desde ese momento que la vi en el cementerio no me quise dar cuenta que ella era la persona que ahora iba a ser que todo lo que siento sea muy fuerte. –digo al mirarme en el espejo
-Qué bueno que has cambiado de parecer, ahora has madurado, desde esos días y te mereces mucha felicidad junto con Anahí después de los obstáculos que han pasado las dos.
-sí, la verdad creo que sí, ya estoy lista –digo al levantarme del tocador
-creo que no... -dice al sacar un collar y colocármelo enfrente del espejo -Era de mi madre cuando se casó con mi padre, te lo quiero prestar… para desearte bueno deseos
- gracias... -digo al sonreír junto ella
-no te lo quise dar en tu primera boda, porque me ibas a matar, pero creo que esta vez si sería lo mejor
-te quiero mucho May! –digo al abrazarla
-yo también, pero anda vamos que tenemos que llegar antes que la novia. -dice al tomar su bolso
Al bajar las escaleras observo que todos se quedan en silencio junto con una gran sonrisa
- Mi niña se ve hermosa. –dice nanny al abrazarme
-Gracias nanny, creo que no podré opacar a la novia, lo presiento -digo al sonreír junto con los demás
-no, pero de las novias usted es la más hermosa, tenga -dice al colocarme un pulsera de color azul -es para proteger esta hermosa unión contra personas negativas, y para que en esta relación haya mucho entendimiento -dice al darme un pequeño beso en la frente y por ultimo darme su bendición
-gracias nanny... -digo al besar su mano -ahora vámonos... que no quiero llegar tarde... -digo al salir, junto con nanny y May ya que las demás están arreglando a mi rubia - vámonos…!! -digo muy emocionada al subirme a la camioneta
En el camino ninguna de nosotras hablábamos, podía sentir como mi corazón latía demasiado, ya quería llegar a la catedral pero ahora iba a ser diferente Anahí quería que la boda sea afuera de la catedral en el enorme jardín que tiene esa hermosa Iglesia, en la cual nos casamos por primera vez.
-Dulce ya llegamos -dice Maite al tomar mi mano ya que las dos estábamos muy emocionadas, ya que ahí estaban todos mirándome, no con enojo como aquella vez ahora era con una gran sonrisa
-May estoy nerviosa -digo sin dejar de sonreír y al bajar al igual que ella
–Tranquilízate que aún no llega –dice al caminar junto conmigo hacia donde iba a ser el lugar. Realmente era hermoso, caminé por la alfombra blanca que estaba en aquel jardín -hablé con Angelique y vienen en camino No te preocupes -dice al darme un pequeño beso -quédate aquí, tu tranquila, que ya será el gran momento
-aggg tengo ganas de vomitar May. -digo al estar totalmente nerviosa
-No pasará nada, me voy -dice al irse y colocarse al otro lado de la hermosa Iglesia, realmente Angelique y Anahí hicieron un hermoso trabajo, Toda la iglesia estaba llena de rosas blancas por todo el jardín, en la entrada había un arco donde estaba lleno de rosas y margaritas de las que tanto adora mi Hermosa Annie. Todo era perfecto y hermoso realmente mi rubia se lució. Al estar parada ahí siento como mi vida pasa por mis ojos en segundos, desde la primera vez que la vi en el cementerio, lo de Canadá, nuestra primera vez, las peleas, cuando se alejó de mí, hasta cuando me detuvo en el aeropuerto, pero aquí estoy nuevamente, ahí estaban todos nuestro seres queridos, Daniel y mi Catalina, Ana, El idiota de Christopher, Alan, Fer... bueno ese Oops!, Nanny, Jazmín y su Esposo Damián, El señor Miyagi. Todos se encontraban ahí, miro al padre que me regala una sonrisa como la primera vez así que me le acerco
– Padre creo que ahora si escuché a mi corazón –digo al darle una gran sonrisa
– hija siempre lo escuchaste nada más que tu no aceptabas lo que él te decía –dice al tocar mi hombro
– la novia ha llegado –escucho decir a lo lejos a mi madre
Mi corazón latía al no más poder, sentía que todo era un sueño un hermoso sueño, a lo lejos veo sus hermosos ojos azules acercándose, Junto con aquel velo que la adornada, Lentamente se va acercando del brazo de su padre, Se ve tan hermosa, el vestido era perfecto, Me sonríe algo que también hago, Todos miraban aquella escena con una sonrisa, Aquella escena que nadie podrá olvidar como si fuera la primera vez.
“El corazón late rápido
Colores y promesas
Cómo ser valiente
Cómo puedo amar
Cuando tengo miedo a caer
Pero viendo que estas sola
Todas mis dudas
De repente desaparecen de alguna manera
Un paso más cerca"

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.