Todo acerca de... mi madrastra

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:41 pm

-Por fin -digo en un susurro Al verla caminar hacia mí, La veo un poco nerviosa, es normal yo también lo estoy cada vez sus pasos se escuchan más cerca y así sentir su aroma a mi lado, mira a su padre mientras él le da un pequeño beso en la frente
He muerto todos los días esperando por ti
Cariño no tengas miedo, yo te he amado
Durante mil años
Te amaré por mil años más
-te amo -dice su padre al soltar su mano junto con la mía, Es…PERFECTA, Pude sentir choques en mi estómago, por fin estaba aquí, por fin era el momento. Ella sonríe al igual que yo. Caminamos un poco hacia el padre que nos esperaba, sentía como mis piernas temblaban, hasta poder ver nuevamente sus ojos que hicieron que me tranquilizara
“ El tiempo se detiene
Belleza en todo lo que ella es
Voy a ser valiente
No voy a dejar nada para llevar
Sin embargo, de pie delante de mí
Cada respiración, cada hora, ha llegado a esto
Un paso más"
-hermanos y hermanas hoy estamos reunidos para celebrar este maravilloso día para presenciar la unión de Dulce María Espinoza y Anahí Puente Portilla -Realmente escuché muy poco lo que decía el padre solo me importaba su suave mano y sentir su mirada junto con la mía
He muerto todos los días esperando por ti
Cariño no tengas miedo, yo te he amado
Durante mil años
Te amaré por mil años más
-Por favor repite después de mi Dulce -dice al padre, algo que hizo que nos colocáramos frente a frente -Yo Dulce María Espinoza Saviñón
A lo largo creí que te encontraría
El tiempo ha traído tu corazón a mi
Te he amado mil años
Te amaré por mil mas
-Yo Dulce María Espinoza Saviñón -digo sin dejar de ver sus ojos
-Te tomo a ti Anahí Puente
-Te tomo a ti Anahí Puente -digo al sentir nuestras miradas conectadas y las sonrisas que los demás demostraban
-Como mi legítima esposa
-Como mi legítima esposa –Sonrío al igual que ella lo hace, sentía como todo giraba alrededor de nosotros pero eso no importaba ahí estábamos tomadas de la mano
-Entre el bien y el mal -dice Anahí al apretar nuestras manos, sin dejar de sonreír
-En la riqueza y en la Pobreza -digo al derramar una lágrima de felicidad
-En la salud y en la en enfermedad -dice sin dejar de ver mis ojos y mis labios
Un paso mas cerca
Un paso mas cerca
-Para amarte
-Toda la eternidad, Todos lo días.
-¿Dulce Espinoza aceptas a Anahí Puente Como tu esposa?
-sí, si acepto -digo al sonreír, ¿no es más que obvio? sonrío al no más poder para deslizar el anillo en su dedo
-¿Anahí Puente Aceptas a Dulce Espinoza como tu esposa?
-si... sii claro que si -dice al acariciar una de mis manos y colocar el anillo, pero sin dejar de ver mis ojos
A lo largo creí que te encontraría
El tiempo ha traído tu corazón a mi
Te he amado mil años
Te amaré por mil más
-Te amo… -suspiro para no llorar de tanta felicidad que estaba dentro de mí
-Te amo...
-Puede besar a la novia -Dice el sacerdote mientras que furtivas lágrimas caen de nuestros ojos, me acerco a su rostro y la beso como si fuera la primera vez, ella tomó mi nuca para acercarme más ella y yo rodeara su cadera con mis brazos. Todos en ese momento empezaron a aplaudir y las campanas de la iglesia se hicieron presentes. Por fin nuevamente estamos juntas.
“Cariño no tengas miedo, yo te he amado Durante mil años
Te amaré por más de mil años más”

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:41 pm

CAPÍTULO 29
Expectativa Anahí
La boda fue perfecta, estaba aún más enamorada de Dulce y podré decirle al mundo entero que soy su esposa. La Fiesta ni se diga fue maravillosa, bailé con ella y la besé enfrente de todos sin tener que fingir nada, realmente estábamos muy felices tanto Angelique y Maite también estaban muy acarameladas y como tenía que ser Angelique cantó en la fiesta algo que le pareció patético a Dulce pero de todos modos se tuvo que aguantar. Hasta que por fin llegara el momento de dirigirnos a la Luna de miel en ese aspecto no sé a dónde vamos a ir, ya que Maite y Dulce se encargaron de donde iba a ser.
Me despedí de mi Padre con algunas lágrimas al igual que Dulce se despidió de su Madre. Todos nos decían adiós para subirnos al auto y que nos llevara al aeropuerto.
-Estoy tan emocionada -digo al colocar mi cabeza en su hombro.
-No más que yo -dice al acariciar mi rostro con una de sus manos
-¿y a donde vamos a ir? -digo al intentar cerrar los ojos de tanto sueño que tenía
-ya lo veras... ya lo veras, por ahora duerme, yo te despierto cuando lleguemos al aeropuerto. -Y así fue me quedé plácidamente dormida en su hombro, mientas sentía su aroma, haciendo que mi corazón latiera. Llegamos al aeropuerto y me despertó con delicadeza pero al entrar al avión nuevamente me dormí.
Salimos del aeropuerto Internacional de Hawái y nos encontramos con un hombre que sostenía un cartel que decía "Sra. Y Sra. Espinoza".
-¿y eso? -digo al no intentar reír
-¡Dios! tenía que ser Maite. -dice al reír un poco, al instante Dulce intercambió algunas monedas con el hombre que nos condujo a una limosina Hummer negra. El conductor que se presentó como Miley subió las maletas al auto y Dulce me ayudó a subir ya que decía que ese hombre se le hacía un poco extraño “ya saben cómo es de celosa mi esposa”
-Dulce, nunca pensé que me traerías a Hawai, he leído muchas historias sobre este país, ¿Crees que podremos ver el Catamarán Fair Winds? Es que ahí se encuentran tortuguitas y muchos delfines —le digo esperanzada mientras avanzábamos por algo que parecía una autopista.
-Claro amor, tengo ya casi todo planeado para nuestra luna de miel. Hoy y mañana descansaremos en la casa, luego iremos a nuestro primer destino —dice acariciando mi muslo suavemente haciendo que me perdiera en sus ojos.
-espera ¿casa? –digo al dilatar mis ojos
-mi madre viene mucho para acá, le encanta mucho Hawái al igual que a mí, y decidió prestarnos la casa para esta ocasión y cuando no la estamos usando la alquilamos para viajeros e inversionistas que no quieren quedarse en un Hotel. -dice con una hermosa sonrisa mientras que seguíamos avanzando hasta llegar a un área que parecía reservada para mansiones, abrí mucho los ojos cuando vi la casa a la que nos estábamos dirigiendo.
-Estamos en la Costa del Este —seguimos recto llegaríamos a un malecón con unos manglares y una playa, solo que no está saneada por eso no se permite nadar en ella.
Al llegar el guardia de seguridad nos dejó entrar. Pude ver bien la casa, estaba pintada de un color terracota y tenía piedras incrustadas haciéndola ver un poco campestre, se veía enorme desde afuera. La limosina se detuvo en el portal y Miley se apresuró a abrirle la puerta a Dulce y a bajar las maletas. Dulce me bajó del auto y me hizo detenerme para poder abrir la puerta.
Examiné el pequeño jardín que había frente a la casa, luego que Miley dejara las maletas dentro y se despidiera, Dulce me levantó en brazos haciéndome reír por la repentina sensación de ser elevada del suelo.
-jaja tan pequeña y puedes cargarme, ¿no crees que eso me toca a mí?, además no tienes que cargarme desde el jardín -digo al intentarme bajar, mientras cruzábamos el umbral de la casa.
-No hago nada, sino lo hago a fondo. Además no estás tan pesada -“claro que lo estaba me bajó al instante solo camino 1 metro” pienso para que me diera un ligero beso en los labios.
Lo poco que pude ver de la casa me dejó sin habla, estaba hermosamente decorada, lo colores eran muy cálidos pero en los muebles podía ver el distintivo toque de la mano de Maribel. Luego entramos a una habitación del segundo piso.
-Voy a buscar las maletas, puedes refrescarte si lo deseas… -me dijo con una tierna voz, para besar ligeramente mis hombros antes de salir.
La habitación era espaciosa, no tan grande como las que tenemos en la mansión, pero era cómoda, en el medio había una cama con delgadas sábanas blancas. Me dirigí al baño donde la ducha era bastante amplia, casi tanto como para recostarse sobre el suelo y dejar que el agua rociara mi piel sin problemas. Dejé que mi vestido cayera de mi cuerpo y entré dejando que las gotas de agua refrescaran mi piel, para mi sorpresa había el mismo jabón de cuerpo que uso y mi mismo shampoo sin duda la mano de Dulce o Maite estuvo involucrada en esto. Cuando iba a masajear mi cabello unas manos se me adelantaron, no sentí a Dulce entrar al baño hasta que sentí sus pechos en mi espalda
-Déjame ayudarte… -dijo masajeando sensualmente mi cráneo. Gemí cuando sus manos pasaron de mi cabello a mi cuello y luego a mis pechos
-Dul… Dulce… -susurré apretando mi espalda contra su pecho para poner una mano en su nuca
-Sra. Espinoza… no sabe lo que me hace sentir -sonrió cuando mis manos aparecieron más debajo de su vientre.
-Creo… que tengo una mejor idea… -giré en sus brazos poniéndome de puntillas para darle un beso en los labios, Dulce tomó uno de mis labios entre los suyos succionándolo, mientras mis manos se volvían atrevidas y recorrían su espalda para posarse en la parte baja de su espalda.
-Annie… -dice en un susurro soltando mis labios para ocuparse en mi cuello. Doble mi pierna para empezar a moverla de arriba hacia abajo por su muslo. La escuché gemir y sonreí bastante presumida por haber logrado nuevamente esa reacción en ella.
-¿Sí…Dulce? -le pregunté con fingida inocencia
-Tu sabes que… te estás portando mal y me vas a obligar a castigarte… -me dijo tomándome por la espalda y obligándome a envolver mis piernas a su alrededor mientras que sus dos dedos entraron en mí. Solté un gritito por la sorpresa que había hecho aquella pelirroja-Haz sido… una niña… muy mala… en jugar…con tu esposa…de esa manera...Sra. Espinoza –con cada palabra hacia que me aferrara más a su espalda
-Dul…Dulce!!! ¡Dios! -gemí cuando mordió mi hombro mientras se seguía moviendo dentro y fuera de mí. El agua tibia cayendo por nuestros cuerpos desnudos y unidos agregaba una sensación diferente al acto
-oooh no Sra. Espinoza…aquí no hay ningún Dios…solo Dulce…y me dicen Diablo… -dijo contra mi hombro haciendo que mi piel se erizara.
No pude decir nada, porque tomó una de mis manos y entrelazó mis dedos con los suyos para hacerla recorrer mis pechos y hacia aumentar la velocidad.
-aaa….!!! ¡Dulce! -digo al gritar haciendo que su nombre rebotara en las paredes del baño. Dejé que mi cabeza se arquera para así descansar en su hombro y ella me diera delicados besos por todo el cuello.
-Creo que ahora si necesitamos un baño -dijo haciéndome bajar de la nube 9 en la que me encontraba.
Nos bañamos la una a la otra, acariciando nuestros cuerpos con amor, sin ninguna intención sexual en nuestras caricias. Luego me hizo detenerme en la alfombra del baño mientras me secaba el cuerpo y el cabello con devoción. Envolvió mi cuerpo en una toalla antes de secarse a sí misma y ponerse una toalla. Pero ahora la levanté entre mis brazos y me la llevé a la cama donde nos acurrucamos bajo las cobijas donde caímos en un pesado sueño mientras nos decíamos lo mucho que nos amábamos.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:41 pm

Me despertó una extraña sensación, abrí los ojos y me encontré con los curiosos ojos de Dulce mirándome con adoración y con una sonrisa radiante en sus labios, su mano estaba puesta sobre mi vientre,
-bueno días hermosa- dice al acomodarme un cabello que estorbaba en mi rostro
-Buenos días –digo al tomar su rostro en mis manos y besarla apasionadamente pero nuestros estómagos nos interrumpió
-tengo hambre que te parece si salimos a comer -dice al besar mi frente mientras buscaba su ropa interior
-me parece perfecto -digo con una tonta sonrisa
Dulce tenía razón, el restaurante no estaba muy lejos, pero el sol en este país era peor que en California, por eso decidió tomar uno de los autos que habían en el garaje, era una Rav4 plateada como todos los vehículos de la mansión. Llegamos a una pequeña plaza comercial donde estaba el restaurante.
-Alohaa... bienvenidas a Honalo ¿que van a querer comer? —dijo el mesero cuando nos entregó los menús.
Dulce y yo compartimos un platillo ya que no sabíamos que comer, todo era tan extraño, reí un poco como Dulce quería pronunciar uno de los platillos pero aun así decidimos comer Sushi Rock Hawi Realmente al verlo era extraño pero al comerlo sabía muy bien. Regresamos a la casa después de pasear por el malecón de Hawai era realmente hermoso, el agua era de un color distinto que las de más playas, este era de un azul impresionante pero ahí estábamos las dos tomadas de la mano viendo como los ciclistas y las demás personas pasaban a nuestro lado haciendo ejercicio y sintiendo el agua en nuestros pies.
En la noche Dulce me volvió a tomar, esta vez con lentitud y dedicación. No apresuramos nada, mordimos y besamos cada pedazo de nuestra piel alcanzando nuestros clímax juntas antes de caer en la espesura del sueño, una sobre los brazos de la otra.
-Annie, Annie, hermosa Annie! -escuché un chillido mientras mi cama se movía como si alguien estuviera saltando en ella.
-¿Dulce? -pregunté apretándome contra ella, sabiendo que estaba en algún extraño sueño. Su cuerpo se sentía suave como una almohada, pero era su hermoso olor.
-Noo! ¡¡Angelique tu mejor amiga!! —dijo halándome un pie.
Antes que pudiera reaccionar escuché la puerta del baño golpear sonoramente la pared.
-¿Qué demonios hacen ustedes aquí en mi luna de miel? –gruñó Dulce, haciendo que me sentara de golpe halando la sabana con tan fuerza para atraerla contra mi desnudo pecho, procurando que nadie viera nada, haciendo que sin querer le pegara a Angelique en la nariz cayendo al piso
-ooooouu Annie, podías ser más considera con mi estrellita! –dijo Maite con el ceño fruncido mientras la levantaba del suelo
Allí, frente a mí… en mi cuarto… frente a mi cama… en mi luna de miel… estaban Maite y Angelique mirándome con diversión pintada en toda su cara. Apreté la sabana aún más contra mi cuerpo, verificando que no quedara nada expuesto. Dulce dio dos zancadas y se sentó a mi lado, su cabello estaba mojado por la ducha y solo tenía una toalla envuelta. Se veía consternada como si aún estuviera analizando la situación.
-Puedo ver que tuvieron una noche divertida… el rastro de ropa viene desde la entrada de la casa como un camino de migas de pan —dijo Maite con burla mientras le daba un pequeño beso a la nariz de Angelique
Mi rostro se encendió y escuche a Dulce gruñir al notar mi incomodidad.
-Vuelvo a repetir que hacen ustedes aquí, ¿en mi luna de miel? —dijo entre dientes
- Vamos amiga no seas enojonaaa nunca hemos venido a Hawai -dice Angelique al sentarse en las piernas de Maite que estaba en una esquina de la cama -que mejor manera de hacerlo que estando todas juntas como la gran familia que somos! Entre comillas!! -dice al hacer aquella sonrisa que a Dulce y a mí se nos hace extraña -Además no se preocupen no interferiremos en su luna de miel…la haremos mejor, toooodo lo tengo planeado, añadí 2 personas a todas las actividades que planeaste, tenemos las villas privadas en Na Pali Coasty muuuy bonito lugar y en la casa que alquilamos en Oahu Diving hay espacio suficiente —dijo Angelique emocionada. -¿No soy perfecta? -dice al mirarnos con alegría
-Emm… ¿creen que nos puedan dar unos minutos para vestirnos…y poder continuar esta conversación en otra habitación de la casa? -dije entrecerrando los ojos… Sip…definitivamente aunque este de luna de miel eso no significa que mi humor sea bonito.
-oooh ya veo ¡claro! –Angelique tomó a Maite para salir de la habitación pasando junto a Dulce que lucía verdaderamente apenada aunque por dentro estaba a punto de salir su demonio interno. Rápidamente toma unos pantalones y una camisa junto con su ropa interior.
-Dulce… no podemos hacer nada… ya están aquí… por favor no te enojes y arruines nuestra luna de miel —le supliqué con un suspiro.
-¿En verdad no te importa que hayan venido? ¡¡Nuestras grandes amigas!! —me preguntó incrédula.
-Ya que, Ya llegaron… podemos divertirnos con ellas. Siempre y cuando no interrumpan ningún momento… -dije mientras me sonrojaba.
-Está bien amor… pero arreglare esto —dijo saliendo por la puerta.
Me puse un vestido playero sin mangas color azul y unas sandalias sin tacón a juego. Cuando bajé tenían preparado el desayuno. Las dos parecían muy felices así que no me preocupe ya que Dulce se veía bastante tranquila.
Una vez terminamos de desayunar me di cuenta que eran casi las once de la mañana y estábamos esperando a que Angelique bajara de terminarse de cambiar de ropa ya que habíamos decidido a ir a nadar y después a caminar por la selva de Hawái en Na Pali, que no es otra cosa que una extensión de tierra que une tres islas con tierra firme que fue hecha con toda la tierra, así que tendremos una hermosa vista del volcán de Hawái.
Maite iba a ser nuestra guía y chofer. Todas bromeamos y reímos mientras nos dirigíamos a nuestro destino. En cuanto llegamos Dulce alquiló una bicicleta para cuatro personas para poder recorrer el trayecto. Al frente iban Maite y Angelique y nosotras atrás ya que así no teníamos que pedalear mucho...
Cuando íbamos a mitad de camino nos detuvimos porque Angelique quería probar un "raspao" que no es otra cosa que un cono de hielo picado saborizado con agua de sabores, leche condensada y malteada encima. Yo pedí uno 'rojo' y debo decir que me encanto.
Pasear en bicicleta era genial, la brisa marina golpeando nuestras caras, como íbamos en dirección a las islas teníamos a nuestra izquierda hasta la costa Kohala y a nuestra derecha la entrada sur la costa Kona, podíamos ver hermosos pequeñas canoas y varias mujeres con largas faldas y flores en la cabeza todo era realmente hermoso, al igual que Dulce que seguía con su cara de enojada cuando veía la gran sonrisa de Angelique, maldecía cada vez que intentaba guiarnos pero a la vez se calmaba cada vez que le daba un pequeño beso.
-¿Qué les parece si después de aquí vamos al centro comercial Waimea? Escuché que tienen muchísimas tiendas y que puedes comprar ropa demasiada hermosa y a la moda hasta en noventa y nueve centavos -aplaudió Angelique mientras terminaba su gran comercial.
-Angelique, ¿noventa y nueve centavos? —Le preguntó Dulce con una de sus muecas de enojo- Yo no me pondré esa ropa -dijo enojada -¿Tú te pondrías ese tipo de ropa?
-Sí...sí Dulce… pero quiero ver esos modelos, además dicen que por cien dólares puedes comprar muchas cosas. Y quiero ir a Waimea y ver qué tipo de ropa se ponen aquí además, se me quedó mi reloj por las prisas de empacar —dijo viendo a Maite con un puchero -ayúdame… -dice con una voz de niña pequeña.
-Dulce... -dice Maite reprochándola algo que hizo que Dulce se enojara aún más.
-No iremos de compras en mi luna de miel ¡Mía! de mi luna de MIEL!!! Maite... Además mañana partiremos temprano para ir a nadar en Oahu -Dijo Dulce saliendo de sus casillas.
-Dulce, Tranquilízate… - digo al abrazarla por la cintura, haciendo que esta se le quitara lo tensa
Así estuvimos conversando de todas las cosas que teníamos planeado hacer en los próximos días. Fuimos hasta el final del recorrido terminando en Ahatir donde para mi sorpresa Dulce tenía un yate esperando por nosotros. El lugar se veía hermoso bañando las aguas de mar y las costas. Teníamos una espléndida vista el mar realmente era hermosa, cuando cayó la noche pudimos apreciar las luces que iluminaban la hermosa isla de Hawai
Cuando terminó el paseo en yate Miley nos estaba esperando para llevarnos a la casa. Dulce se quedó conversando con Maite en la sala mientras yo caí rendida en un sofá sobre sus piernas y quedar plácidamente dormida con mi hermosa esposa.
La mañana siguiente fue caótica, nuestras maletas para la estancia de dos días fueron subidas al auto y luego de dos horas de viaje llegamos al Parque Nacional Volcanes, que según Miley es en el que se sitúa el volcán más grande del mundo y podremos ver los cambios que se han producido en la tierra en 70 millones de años, Realmente me impacté de ver aquella cosa en medio de la isla después de eso llegamos a una casa hermosa, tenía un aspecto campestre y estaba adornada por flores de todos tipos ya que debido a la fertilidad de la tierra parecían no tener problemas en florecer.
El clima era agradable a pesar de ser las nueve de la mañana, no hacía calor. Nos pusimos ropas cómodas ya que caminaríamos. Miley nos dijo que nos llevaría al Valle Waipi’o, que es una formación de montañas donde podremos escalar y andar en caballo, ya que se caracteriza por ser un valle rico en contenido cultural y espiritual. Pero lo más hermoso! Son sus cascadas que caen a 2000 pies.
-Es realmente genial. Tenemos que subir hasta arriba -dice Maite tomando de la mano a Angelique que realmente estaba emociona.
-¿Subirlaaa? -digo al Preguntar un poco asustada, pero Dulce me abrazó por la espalda y me besó los cabellos de una forma muy cariñosa.
-No te preocupes, subiremos en hermosos caballo tipo Unicornio y ya cuando estemos arriba en ese hermoso lugar nos podemos dar un baño en el chorro de los enamorados -dijo calmando mis miedos con pequeños besos en mi rostro.
Empezamos a subir con los caballos la montaña por el camino que han usado siempre las personas de aquí, la brisa azotaba con fuerza, cuando teníamos unos treinta minutos subiendo Dulce me tomaba a veces de la mano para sonreírme y no me diera miedo llegar a la cima de la montaña. Quince minutos después estábamos en la punta del valle Waipi’o. Mis pies tocaron al fin el suelo y pude ver la hermosa vegetación y vista que se miraba desde este lugar. Tomamos fotos mostrando que conquistamos la cima para emprender el descenso por el lado norte que como estaba protegido del viento tenía una vegetación bastante tupida. Dulce no me soltaba de la mano y eso me hace sentir segura, realmente me daba miedo de ver hacia abajo. Maite jugaba a querer atrapar a Angelique mientras que se daban pequeños besos de felicidad.
Conversamos y reímos hasta que escuchamos el sonido indiscutible de una caída de agua. De pronto frente a nosotros se abrió una pequeña poza formada donde caía una cascada no muy grande. Nos quitamos los zapatos y la ropa quedando solo en vestido de baño.
-¡Demonios! El agua está congelada -dijo Maite cuando se lanzó, salpicando agua por todos lados.
-Vamos amor -digo tomando con cuidado la mano de Dulce ayudándola a entrar ya que el agua estaba realmente fría, parecía agua sacada de la nevera, mis pies podían sentir la suave arenilla y las pequeñas piedras, mientras caminaba con cuidado adaptándome a la temperatura.
-¡¡¡Esta helada Annie!!! –se quejó cuando el agua le llego a la cintura.
- sii está muy fría… - digo al abrazarme a mí misma hasta que Dulce se rió y me besó los labios, solo lo suficiente para distraerme de lo que tenía ella planeado. Dejó caer sus piernas por lo que ambas quedamos sumergidas hasta el cuello en aquella agua helada. Grité de la impresión algo que hizo que Maite y Angelique Rieran.
-Por lo que veo no te gusta el frio… -rió besando mis cabellos y después mis ojos para así apretarme contra su cuerpo aún más. Después del primer shock el agua se podía disfrutar.
Dulce me dejó en la orilla con Angelique donde me envolví en varias toallas, hasta que quedar como una momia. Por suerte Angelique parecía tener a mano todo lo que pudiéramos necesitar. Después de eso Almorzamos en un hermoso hostal, porque me quejé que no daría un paso más sino me alimentaban. En la tarde las chicas se fueron a hacer canopy, yo estaba “cansada” y me tuve que quedar y a Dulce no le disgustó al revés le pareció perfecto ya que quería aprovechar nuestro tiempo solas, en "actividades" más productivas…claro, claro...
A la mañana siguiente fuimos Catamarán Fair Winds donde pudimos bucear junto con las aguas de la Bahía de Kealakekua, y pudimos ver gran variedad de peces de colores, también tortuguitas, delfines hasta ballenas.
-amor… –digo al acariciar a uno de los delfines, mientras que Dulce me abrazaba por detrás
-¿qué pasó? -dice al poner su barbilla en mi hombro.
-¿Sabias que los delfines son Tiburones Gays? -digo realmente seria, pero después de terminar aquella frase Dulce sacó una gran carcajada.
-jajajaja!!! ¿De dónde sacaste eso amor? -dice al no parar de reír, algo que hizo que yo también riera
Pasamos a si un buen tiempo, hasta que se hizo tarde partimos a las villas de la playa, yo realmente solo quería acurrucarme con mi esposa, así que ambas nos acostamos en unas hamacas a las orillas del mar, donde las dos dormimos mientras que suspiraba su hermosa fragancia y sentir la brisa del mar.
Después de regresar fuimos a comprar varios recuerdos para nuestros seres queridos de Ohio. Compré algunas muñequitas de llaverito y unas flores para nanny, Maite y Angelique compraron una tabla de Surf. Realmente Dulce y yo nos quedamos un poco impactadas por aquella cosa, pero algo que me alegró fue cuando Dulce llegó con un peluche hermoso de un Delfín para así regalármelo junto con un beso.
-Al fin!... -dije aferrándome a mi asiento mientras el avión despegaba.
-¿Tan mal la pasaste en nuestra luna de miel? —me preguntó Dulce haciéndose el ofendida.
-No, para nada, pero por suerte tenemos un avión propio porque si no hubiéramos tenido que pagar mucho en exceso de equipaje —le dije.
-¡Te escuche! —dijo Angelique desde el asiento de enfrente.
-Lo sé y no me importaaa -le dije riéndome mientras sacaba la lengua y me acomodaba en el pecho de mi esposa realmente esta luna de miel fue maravillosa.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:41 pm

Capítulo 30
Meses después. Julio-23
Expectativa Dulce
Despierto y noto unos Brazos rodeando mi cintura, brazos de la mujer que amo, aquella rubia que ahora es mi esposa y los rayos del sol alumbran su escultural cuerpo. Simplemente sonrío para darle un pequeño beso en su espalda para voltear hacia el muro y notar que son las 10:30 hora a la que debemos ir a trabajar.
-amor… princesa. -digo al intentar levantarme, pero seguía con aquella sonrisa -que estarás soñando -digo al besar sus labios
-buenos días... -dice al sonreír y alumbrarme con el azul de sus hermosos ojos
-buenos días -digo al recargarme en mi brazo y acariciar su hermosa espalda -¿que estabas soñando? -digo al mirarla
-pues, si te digo no se hace realidad -dice al besar mi nariz y levantarse de la cama
-oooh vamos amor, dime -digo al hacer un pequeño puchero
-no y ni insistas por que no te voy a decir -dice al apuntarme con su dedo pero rápidamente lo tomé para enrollarla en mis brazos
-dime… -digo al darle un pequeño beso
-no… -dice al darme una perfecta sonrisa
-dime… -digo al volverla a besar
-está bien...soñeee… con unas hermosas piernitas pequeñitas corriendo y brincando arriba de nuestra cama -dice al aplaudir con sus manos junto con una gran alegría
-jajaja esos sería hermoso, ya verás que ese sueño de todos modos se cumplirá -digo al besarla nuevamente -pero ahora hay que trabajar que tenemos mucho.
-si eso sí, tienes razón -dice al separarse de mi pero hubo algo que hizo que la volvería a tomar -woow me maree -dice al tomar su cabeza
-¿estás bien?... -digo al verla con preocupación
-sí…amor estoy bien -dice al calmarme
-¿te has tomado tus pastillas? -digo al verla seriamente
-sii, no te preocupes… -dice al tocar su nuca –me voy a meter a bañar
-está bien por mientras iré a hacer el desayuno.
-bueno
Lleva una semana así no sé qué le está pasando, dice que es normal que le ha pasado varias ocasiones y que no me preocupe demasiado, pero realmente me preocupo la amo, para que algo le suceda
-buenos días mi niña -dice nanny al preparar el café
-buenos días nanny -digo al ayudarla a bajar unas tazas del estante de la cocina —nanny… -digo en voz baja
-¿qué pasa? -dice sin dejar de preparar el café
-¿es normal que Anahí este mareada últimamente? -digo al voltearla a ver
-pues debido a su enfermedad sí, pero con el medicamento no debería de sentir nada en absoluto -dice al dejar de preparar el café
-ya veo, ¿antes ya había sentido mareos? –digo al mirarla con preocupación
-no, desde que llegó a esta casa no tuvo ese comportamiento, pero si tenía desmayos constantes -dice al sacar el café de la alacena -pero no se preocupe ha de ser por mucho trabajo, llevan más de un mes sin dejar de trabajar. -dice al acariciar mi rostro
-tienes razón -digo al sonreír -puede que sea el trabajo, pero bueno iré a llevarle su café
-está bien y no se preocupe mi niña -dice nanny al besar mi frente
-nnivel
Al subir las escaleras realmente me puse a pensar varias cosas, que pasaría si... naa no eso no es posible, somos mujeres no puede estar embarazada ¿o sí? Pero ¿de quién? digo al mover mi cabeza de un lado a otro, deja de pensar estupideces. Digo al caminar con los dos cafés hacia nuestra habitación y verla sentada realmente pálida.
-amor… -digo al dejar los cafés en una de las mesas
-no me siento bien… -dice al no mirarme a los ojos
-¿qué tienes? -digo al agacharme para quedar en su nivel
-no sé Dul... me siento débil-dice al verme a los ojos
-recuéstate amor, a lo mejor es por mucho trabajo -digo al recostarla lentamente
-puede ser… -dice con una cara de dolor
-pero que raro hace ratito estabas bien -digo al acariciar su cabello
-lo sé, yo también lo pensé, pero me volví a marear y me sentí demasiado débil, me duele mucho los músculos -dice al verme un poco cansada
-Qué extraño -digo al colocar mi mano en su frente -tienes fiebre -digo al abrir mi ojos y ponerme demasiado nerviosa -nanny!! -grito un poco desesperada
-¿qué pasa? –dice nanny un tanto agitada
-tiene… tiene mucha fiebre –digo al pararme a lado de ella
-tráeme el termómetro Dulce -dice mi madre al llegar un poco después que nanny, rápidamente voy por el termómetro que tenía mi madre entre sus cosas
-aquí esta -digo al dárselo, rápidamente mi madre quitó las sábanas para colocárselo y quitarle los 3 primeros botones de su camisa que se había colocado. Nanny rápidamente abrió las ventanas para que así pudiera entrar el aire, Yo solo miraba desesperada no sabía qué hacer. En un instante nanny desapareció de la habitación y Yo solo intentaba querer ayudar pero no sabía qué hacer.
-Dios tiene 39.7 casi 40 -dice mi madre con un tanto de desesperación algo que también sintiera, Nanny llegó con algunos trapos y un plato hondo con agua y hielos, los remojó y se los colocó lenta y cuidadosamente en la cabeza, cuellos y muñecas
-Dulce tráeme mi caja de medicamentos -dice mi madre al gritar, algo que hizo que saliera corriendo por aquella caja, realmente estaba temblando, no sé cómo se le pudo subir la temperatura tan rápido si hace 10 minutos estaba bien, pienso al no intentar llorar. Tomo rápidamente la caja para llegar con mi madre y ella empezara a buscar entre ellas algo que realmente no sabía que era
-aquí esta -dice mi madre al sacar una cajita con pastillas y dárselas a tomar, mientras que nanny seguía colocando y quitando los trapos
-todo va a estar bien mi niña, ya estamos logrando bajarle la temperatura -dice nanny al intentar calmarla y calmarme ya que me la pasaba caminando de un lado a otro
Así pasaron varios minutos, haciendo que la temperatura de Anahí bajara, mi madre y nanny cada vez se veían más calmadas pero yo no podía conseguir eso, necesitaba saber porque pasó esto, porque de estar muy bien de la nada pasó a ponerse así, digo al no intentar llorar, necesitaba ser fuerte.
-ya logramos bajar su temperatura -dice mi madre al tomarme del hombro -cálmate… a lo mejor es un refriado o una infección -dice mi madre al quererme calmar
-no lo sé... -digo al caminar hacia su cama y acostarme a un lado de ella -todo está bien amor… -digo al acariciar su cabello
-Du…Dulce… -dice al intentar pararse algo que no acepte que hiciera
-no amor, no hermosa, quédate así, aquí estoy y no me moveré para nada de aquí -digo al besar su frente
-pero… pero si estoy bien -dice al volver intentar pararse
-como que estas bien, No seas caprichosa tuviste una alta fiebre y ya te quieres levantar -digo al fruncir el ceño
-es que realmente ya me siento mejor -dice al verme con una gran sonrisa que hizo que yo también sonriera
-no amor, te vas a quedar aquí, más bien nos vamos a quedar aquí -digo al abrazarla –más al rato te llevaré al doctor -digo al acomodarla entre mis brazos
-pero Dul, ya me siento mejor además no es para tanto ir con un doctor -dice al quedarse acostada en mi pecho
-no me importa, irás al doctor quieras o no, además no es normal que tengas estos cambios tan repentinos -digo con una voz de preocupación
-está bien... -dice al besar mi barbilla -pero yo no tengo nada
Pasaron varias horas así, abrazadas y acariciando su larga cabellera. Varias cosas pasaban por mi mente desde el día que vi por primera vez sus hermosos ojos y Ahora está aquí abrazada junto conmigo después de haber pasado varios problemas, pero seguimos juntas es lo que más me importa ahora. Veo nuevamente hacia el muro y noto que son las 4:39 de la tarde tiempo perfecto para ir con el Dr. Harold un amigo de mi padre que lo ayudó en varias ocasiones, aunque a mí la verdad nunca me cayó bien, pero pues tenía que llevar a Anahí a hacerle un chequeo.
-Princesa… -digo al besar su frente -ya es hora, tenemos que ir con el Dr. Harold -digo al tomar una de sus manos y besarla
-Creo que estás haciendo estoy muy grande Dul… -dice al soplar y hacer que sus cabellos flotara
-no creo, además no te enojes, solo quiero saber que lo que tienes no sea nada grave -digo al levantarme junto con ella de la cama, no quería que se cayera o se volviera a marear.
-Dul... estoy bien amor -dice al reír
-lo sé, lo sé, pero anda vamos –digo al abrir la puerta de nuestra habitación y bajar junto con ella, al llegar a la puerta mi madre dijo que no nos podía acompañar por que tenía que hacer unas llamadas a la casa de modas.
Al llegar a la camioneta nuevamente sentí como Annie se tambaleaba pero no quería decirme para no alterarme o preocuparme, al estar adentro de la camioneta tomé su mano y estaba realmente fría, pero ella me sonreía como dándome a entender que nada pasaba, que era todo normal, pero algo dentro de mi decía que NO estaba nada bien.
Al llegar al Hospital, se me vino varios recuerdos de mi padre que estaba enfermo, Nunca me han gustado los hospitales son demasiados tétricos, parecen un cementerio pero de color blanco y lleno de gente extraña
-Buenos días -dice una enfermera atrás del mostrador
-Buenos días, señorita venimos con el Dr. Harold E. Verdts -digo al sonreír pero sin soltar la mano de mi esposa que aún seguía fría
-Ya veo, esperen aquí, en un momento la atenderá -dice la enfermera sin dejar de acomodar unos papeles
-Gracias -digo al irme a sentar junto con Annie, ya que noto que seguía débil después de la fiebre que tuvo halrededor
-Dul... realmente creo que estas exagerando todo -dice al mirar hacia las personas que estaban a nuestro alrededor
-no te pongas así, solo quiero saber que te sucede -digo al darle un beso pequeño en la cien
-está bien, solo hago esto por ti -dice al reír y tomarme por el cuello y besar tiernamente mi frente
-Anahí Puente –dice el doctor al salir de su oficina con una planilla muy extraña
-soy yo... -dice Anahí al tomar mi mano y entrar juntas a su oficina
Estuve ahí sentada mientras que el doctor le hacía varias cosas a mi esposa, la sentaba, la acostaba, escuchaba su corazón y solamente movía su cabeza de un lado a otro sin decirnos nada, todo realmente estaba callado y eso me desesperaba
-Señorita Puente quiero que venga conmigo ah hacerle unas muestras de sangre -dice el doctor al buscar unos papeles y al abrir la puerta, rápidamente Anahí tomó mi mano pero el doctor nos detuvo –no es necesario que venga con nosotros, solo serán muestras de sangre, usted espere aquí.
No quise enojarme y hacer un show enfrente de todos los que estaban ahí “qué estúpido” digo adentro de mi pero darle de una de mis forzosas sonrisas
-No… No hay problema -digo al ver como aquel cabeza de cebolla se lleva a mi Annie hermosa dejándome en su oficina con unos nervios de punta -ahggg… Odio los hospitales. -digo con tono repugnante, ya que son odiosos y espantosos además no son calientitos. Camino hacia la puerta y veo que la oficina del doctor es número 7 –genial, de mala suerte –digo al cerrar la puerta y caminar como niña chiquita por toda su oficina -¿Porque todo será blanco? -digo al ver al mi alrededor. Ya pasaron 10 minutos y no llegan, estoy nerviosa, me vuelvo a sentar y miro por la ventana e intento no desesperarme
-Listo... -dice el doctor al entrar junto con Anahí, que luego se sentó al lado de mí para tomar mi mano
-y… bueno ¿qué tiene doctor? -digo un poco nerviosa
-eso lo sabremos, pero tenemos que esperar a que la enfermera traiga los resultados -dice el doctor sin mirarme y llenar algunos formularios extraños

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:41 pm

-Todo estará bien amor -dice Anahí al acariciarme con aquella mano fría, algo que hizo que sonriera
Pasaron varios minutos realmente pasó una eternidad y el doctor se encontraba como si nada, solo llenaba varios papeles, mientras que Anahí y yo nos mirábamos y yo moría de los nervios, ¿Qué estará pasando? Hasta que por fin llegó una de las enfermeras con un folder junto con papeles, creo que son los resultados de Annie. El doctor se puso sus lentes y empezó a leer lo que contenía aquel Folder, mi corazón latía demasiado rápido, algo presentía y esperaba que no sea nada grave.
-Ya veo… -dice el doctor bajando sus lentes y mirarnos a Anahí y a mí
-¿qué sucede doctor? -digo al acercarme un poco y sentarme en la orilla de la silla sin soltar la mano de Annie
-¿y bien? -dice Anahí al intentar calmarme y sin dejar de ver al doctor
-Tengo los resultados y Anahí Puente… -dice el doctor sin dejar de verla
-¿qué pasa doctor? -digo al verlo con una de mis peores miradas, realmente el tipo lo quería hacer de emoción
-Debo decirle que… -dice al dar un gran suspiro -lo siento pero su esposa tiene Cáncer

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:42 pm

Capítulo 31
Expectativa Anahí
-Debo decirle que… -dice al dar un gran suspiro -lo siento pero su esposa tiene Cáncer -Pude sentir como la mano de Dulce me apretaba fuertemente mientras que en mi mente solo giraba la palabra Cáncer, Cáncer... Mi corazón se aceleraba por aquella noticia como la misma noticia que le dieron a Mi abuela y que había muerto de lo mismo y…y ahora...
- no eso, no puede ser posible -dice Dulce al poner una de sus manos en su boca y quedar totalmente inpactada al igual que yo.
Realmente no escuchaba lo que decían, mi corazón latía demasiado fuerte y se oprimía, me llené de valentía y salió de mi boca aquella pregunta – ¿Cuánto me queda de vida?
-Señorita no es tiempo de estar preparada para saber ese tipo de respuestas, además usted está a tiempo para poder salvarse -dice el doctor al tratar de calmarme, de calmarnos ya que Dulce realmente se había quedado en shock
-No, yo no pienso hacerme nada -digo un tanto desesperada -yo… yo no tengo nada doctor -digo al levantarme bruscamente de mi asiento golpeando con mis manos aquel escritorio. –Usted está loco… -digo al empezar a sentir como lágrimas frotaban de mis ojos
-Annie... -dice Dulce en un susurro al tomarme del hombro
-no, no Dulce yo no tengo cáncer… yo… -digo al salir rápidamente de la oficina y sentir como Dulce corre tras de mí, Cáncer, Cáncer no eso no es posible, digo al bajar por las escaleras y sentir que mis piernas se tambalean y llegar a un largo pasillo blanco, choco con unas de las enfermeras que al instante me tomó el codo para reprenderme pero la quité bruscamente y seguí corriendo. Esto, esto no puede estar pasando, digo al llorar desesperadamente para dejarme caer de rodillas y sentir una gran impotencia que salió dentro de mi -Noooooooooo!!!!!! -digo al balancearme y sin dejar de llorar, hasta poder sentir los brazos de Dulce alrededor de mi -porque..!!! -digo al aferrarme a sus brazos como una pequeña niña -Porque…!! -digo sin dejar de llorar y sentir como el corazón de Dulce no dejaba de latir
-no sé, no se amor… - dice al poner su barbilla en mi cabeza y sentir sus manos acariciando mi cabello para que sus lágrimas cayeran arriba de mí, estuvimos así bastante tiempo, abrazadas y sin dejar de llorar, sentía que todo mi mundo había acabado y que todo era un sueño, un Oops! sueño en el que quería despertar, no me debería de estar pasando esto, porque, porque cuando todo iba tan bien, porque tengo que estar sufriendo siempre, no paro de llorar y Dulce solo me abrazaba fuerte hasta que se separó un poco de mi
-Annie, lograremos salir de esto… -dice al verme con aquellos ojos marrón que tanto amo, con esos ojos llenos de amor y esperanza, pero en ese momento solo se veía un poco de tristeza
-¿cómo?... tengo cáncer, ¿sabes lo que eso? -digo al poner mi mano en mi rostro y volver a llorar
-lo sé, pero no dejaré que te pase nada -dice al quitar lentamente mi mano de mi rostro -te juro, te prometo que saldremos de esto amor, te amo y daré hasta mi vida, mi dinero lo que sea necesario para salvarte. -dice al tomar mi rostro con sus dos manos y pegar nuestras frentes
-te amo. -digo al ver sus ojos cerca a los míos y besarla con mucho amor, con aquel amor que nos teníamos y al que debemos ser fuertes
-Vamos tenemos que ir con el doctor -dice al verme con una mirada fuerte y decidida, no sé cómo hace eso, como logra siempre seguir adelante, pero muy dentro de mi dice que eso está haciéndolo para no desmoronarse como yo. Al llegar nuevamente a la oficina del doctor, rápidamente tomó mis manos y se quitó algunas lágrimas
–lo siento doctor -dice Dulce al dar un fuerte respiro
-no, no pida perdón, entiendo lo que están pasando -dice al vernos y cerrar un poco sus ojos
-doctor que se puede hacer… ¿esto tiene cura? -dice Dulce al apretar mis manos, y morder un poco su labio inferior para no llorar
-no… -al escuchar esto Dulce hecho su cabeza para atrás para respirar y no tratar de llorar.
-pero hemos tenido pacientes que han podido salir adelante pero lo único que sabemos es que se ha desarrollado durante años, se puede controlar temporalmente con quimioterapias muy costosas pero no sabemos cuánto tiempo durarán -dijo el médico al vernos
-¿cuánto cuestan? -digo con un nudo en la garganta al verlo y no intentar llorar
-20.000 Dólares -dice el doctor algo que hizo que Dulce regresara en sí
-¿20.000 dólares?... eso... eso es… no hay problema lo que sea necesario -dice al mirar al doctor
-Está bien, mañana mismo empezaremos con algunas muestras de sangre también les daré que tipo de medicamento debe de tomar, y sobre las sesiones de quimioterapias no se cuántas mas o menos son ya que duran años y No sabemos si la mutación puede llegar a expandirse por todo el cuerpo, es por eso que comenzaremos desde la raíz. Por eso también tendremos pequeñas sesiones de Radioterapia
-¿qué es eso? –dice Dulce al abrir sus ojos extrañada
-Son sesiones de partículas de alta energía capaces de penetrar al cuerpo a través de una máquina llamada acelerador lineal, se genera y dirigen esas partículas hacia el lugar concreto donde se tengan que aplicar. Las demás zonas del cuerpo se protegen para no recibir la radiación. Son rayos x para ver las pequeñas células que han sido afectadas.
-¿la quimioterapia en qué consiste? -digo al no volver a llorar realmente quería saber a lo que me iba a enfrentar
-es el uso de medicamentos para destruir las células cancerígenas, digamos que esos medicamentos, circularan por todo el organismo mientras mata las células cancerígenas originales y aquellas que pueden haberse diseminado a otros lugares. Cuando usted regrese con nosotros le daremos pequeñas sesiones de inyecciones en las venas, También combinaremos medicamentos para que se los vaya tomando y hagan su trabajo
-¿me van a inyectar? -digo un poco asustada
-así es, colocaremos una inyección que introducirá los medicamentos para destruir las células, mientras que por otra las expulsaran, pero puede tener varios efectos secundarios, pero no se asuste por el nombre, puede salvar su vida
-Que…¿qué efectos tiene? -dice Dulce al apretar mi mano
-Los efectos son: Fatiga, nauseas, vómitos, Lesiones en la boca, dolor, y…
-caída de cabello -digo al ver a un punto fijo para no derramar lágrimas -vámonos Dul... -digo con un nudo en la garganta mientras tomo su mano
-pero Annie… -dice al verme con ojos acuosos, realmente estaba sufriendo al escuchar todo eso que está diciendo el doctor
-está bien, no hay problema, pueden irse, pero mañana mismo empezaremos las quimioterapias a las 8:30 am -dice al doctor al anotarlo en su libreta
-está bien, muchas gracias -dice Dulce al estrechar su mano junto con la de él, yo no quise acercarme estaba muy asustada y llena de dolor por todo esto que estaba sucediendo. -Todo estará bien -dice Dulce al quitarme una de mis lágrimas
Pasas todo tu tiempo esperando
Por esa segunda oportunidad
Por un comienzo que lo haría bien
Siempre hay una razón
Para no sentirse lo suficientemente bien
Y es duro al final del día
Cierro los ojos y siento la mano de Dulce, mientras que caminábamos a la camioneta. Al llegar quito algunas lágrimas para subir. Todo estaba en silencio solo escucha el sonido de la ciudad, mientras que miraba por la ventana, Dulce no hablaba solo podía escuchar sus sollozos hasta que rápidamente alzó su brazo dándome la señal de que me acercara hacia ella, no dudé y me aferré a ella, mientras que nuestras lágrimas intentaban no volver a salir pero era algo que no se podía evitar llorábamos juntas, no sabíamos si lograríamos esto, no quiero separarme de ella, no quiero que mi vida termine así de rápido
Al llegar notamos que la casa estaba sola, no habia rastro ni de nanny ni de Maribel, eso era bueno para mí no quería dar ahora explicaciones a nadie, subimos juntas a la recámara, veo que estaba Kira recostada en la cama y al verme corrió hacia mí para abrazarla con mis fuerzas. Pude sentir como Dulce sonreía y me abrazó como yo abrazaba a Kira
-Todo estará bien -dice en susurro en mi oído -Lograremos salir adelante, te lo prometo
-¿vas a poder con esto Dul? -digo al verla
-Estoy dispuesta a cargar con esto, porque te amo y no podrás hacer nada para que me quede al margen. ¿Si fuera al revés tú podrías dejarme pasarlo sola?
-no claro que no, Antes me muero -digo al abrazarla por el cuello
-Pues lo mismo me ocurre a mi ahora -dice al besar mis labios -Dejemos esto, tienes que descansar.
Caminamos juntas hasta la cama junto con Kira y así poder recostarnos mientras que me acunaba entre sus brazos, pero algo dentro de mi estaba destruido. Mis lágrimas no paraban de salir pero tenía que ser fuerte, ser fuerte ante mi esposa que ahora estaba igual o peor que yo, solo es cuestión de ser fuertes y seguir adelante. Así estuvimos un tiempo hasta quedarnos plácidamente dormidas.
En los brazos de un ángel
Me alejo volando de aquí
Expectativa Dulce
Han pasado varios días desde que Anahí ha entrado a las sesiones de radioterapia y quimioterapia. Al inicio fue algo duro pero siempre intentaba salir con una sonrisa en su rostro para que no me preocupara y sobre todo yo necesitaba ser fuerte enfrente de ella no podía demostrar ahora ni un segundo de debilidad ante ella porque sería algo fatal. La amo y voy a ser todo lo posible de que no sienta que la dejaré sola en estos momentos. Ahora que ha pasado el tiempo Annie ya no se ve como antes se ve más delgada y el brillo que solía tener en sus ojos se va debilitando...
Unos días después, Me despierto y noto que no había nadie a mi lado, Anahí no estaba algo que me asustó, me levante rápidamente y pude notar ver la luz del baño encendida, me acerco y escuché un llanto en su interior.
-¿Annie estas bien? -digo un tanto desesperada al intentar abrir la puerta del baño
-si -dijo con voz llorosa
-amor… ¿puedo entrar?
-¡NO! –respondió rompiendo el llanto -¡No quiero que me veas!
-Annie amor, me estas asustando -digo ya al tomar el pomo de la puerta -¡voy a entrar! - digo ya decidida, Giro lentamente el pomo al hacerlo pude notar a Anahí llorando junto a la taza del baño haciendo que sus lágrimas frotaran demasiado y tapándose la cabeza con sus manos,
-¡Cariño que ocurre! -Anahí levantó lentamente su cabeza y verme con aquellos ojos azules y notar que una de sus manos desprende sin fuerza alguna parte de su cabello, Quedo con un dolor insoportable dentro de mi, bajo la mirada y veo varios cabellos dorados en el suelo del baño, Mordí mi labio inferior para no llorar ante esto necesitaba ser fuerte
-Me… me levanté corriendo porque tenía ganas de vomitar y al llegar aquí... al llegar aquí… - dice al Romper el llanto desesperadamente y temblar al tocar su cabeza
-No amor no llores, no… no pasa nada Annie -digo al arrodillarme junto a ella -Ya nos habían advertido que eso podía pasar… -digo al no llorar
-Lo sé… lo sé…pero... No quiero que me veas así... Márchate por favor... -dice al levantar sus ojos y profundizar su mirada ante la mía
-¿Porque? -digo seriamente -¿Te avergüenza que te vea así? -digo al notar que no me deja de mirar -A mí me da igual el aspecto que tengas Annie y soy capaz de soportar esto, o incluso si te saliera un cuerno en el centro de la frente como un unicornio amor. -Annie rió un poco en medio de las lágrimas al comentario que hice -¿ves?… Eso está mejor.
-¿De verdad tanto me amas para quedarte a mi lado con todo esto? -dice al jalar nuevamente sus cabellos dorados en sus manos
-no digas cosas así, en verdad te amo y pasaremos esto juntas -digo al besar sus labios -Ahora levántate, tenemos que arreglarnos para ir a la siguiente sesión -digo al tomar su suave mano para levantarla del piso y secar sus lágrimas -te verás hermosa con el cabello corto… -digo al frotar su cabeza lentamente y sacar una tijera, la pongo enfrente del espejo y con todas mi fuerza y con lágrimas en mi corazón, empiezo a recortar aquel hermoso cabello dorado –Listo -digo al morder mi labio nuevamente y no llorar ante su reacción.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:42 pm

-te amo -dice al Sonreírme ampliamente y yo le correspondí envolviéndola con mis brazos -He tenido tanta suerte de encontrarte, no soportaría esto de no ser por ti. -dice al besar mi frente
-Te amo y soportaría por ti lo que sea, lo que sea… -digo al besarla y caminar junto hacia a la habitación
Annie se vistió más lento que Yo pero la esperé pacientemente, sonriéndole cada momento intentándole darle ánimos, Antes de salir la abracé con fuerza y le di un pequeño beso en la mejilla.
-¿Que te ocurre? -digo al notar como temblaba un poco -¿Porque tiemblas? -digo al dilatar mis pupilas
-Tengo miedo de como reaccionen los demás al verme. –dice al bajar su mirada
-Annie amor, los demás saben lo que estás pasando, no te preocupes. Sabes que todos te apoyamos y todos, todos, estaremos a tu lado.
-Lo sé -Rió suavemente -Me siento estúpida, me estoy comportando peor que ellos. -dice al quitarse unas lágrimas
-no eres estúpida, eres muy inteligente y súper guapa, Además pudiste conquistar a estar loca orgullosa, que ahora te llenará de mimos -digo al ver como Annie rió a carcajada ante mi comentario -Cariño, cuando te sientas con ganas de mimos solo tienes que pedirlos y Dulce Espinoza irá al rescate -digo con mis mejores sonrisas y tomo su mano, la beso con una sonrisa y bajo con ella. Nanny estaba preparando café y pan tostado. También estaba mi Madre y Maite ya que me iba a acompañar al trabajo para hacer unas negociaciones con Francia, Nos vio bajar y sin mirarnos hizo lo de todas las mañanas.
-¿Cómo quieren su pan tostado? -dice nanny al sacar varias cosas de la alacena
-Con mermelada de fresa -Dijimos las dos a la vez.
Nanny sacó la mermelada y la llevó a la mesa donde ya estaban las dos sentadas esperándola, Mientras que Maite seguía leyendo el Diario, se sentó a la mesa y empezaron a comer, pero Anahí la miraba expectante.
-¿Tengo algo en la cara? -dice Maite al sacar un espejo y mirarse en el
-No, pero esperaba que te rieras de mi -Dijo avergonzada
-¿Porque habría de reírme Annie? -dijo al mirarla con una gran sonrisa -Tienes la misma cara de siempre… Annie el pelo volverá a crecer cuando todo acabe. No tengo porque reírme de algo que no es gracioso…
-Entre las dos me están haciendo sentir como una estúpida, no puedo evitar preocuparme por cómo reaccionarán todos cuando me vean así… -dice al bajar la mirada
-Pareces un niña pequeña… - me quejo -No quiero que le des más vueltas, si te vuelves a quejar de eso, me raparé la cabeza… -digo demasiada convencida.
-¿¡QUÉ!? -dice al verme enojada -¡Ni se te ocurra!
-Pues calla y come… -digo un tanto enojada
Terminamos de desayunar y fuimos a la cuarta sesión de radioterapia, El Dr. Harold nos estaba esperando en el despacho donde Anahí se puso la pijama del hospital para someterse a la sesión. Harold tampoco le dijo nada, ni ninguno de sus compañeros y compañeras de trabajo, eso hizo que Anahí reflexionara sobre su comportamiento de la mañana, Tenía que irme, necesitaba ir a trabajar realmente me dolió ya que es la primera vez que la dejo sola
Llegando al trabajo rápidamente fui por los papeles que tenía Karla preparados, ahora tenía que tomar el trabajo de Anahí, pero eso no me importaba lo que me importaba es que se recuperara y regresara aquella Anahí con brillos en los ojos, ya no aguantaba más estaba realmente mal.
-toma… -dice Maite al ponerme más papeles en el escritorio -¿quieres que te ayude? -dice al ver que yo seguía firmando y poniendo números en los papeles
-como quieras -digo secamente, lo que me importaba era terminar e irme con Anahí
-¿estás bien?… -dice al poner su mano sobre la mía -te noto demasiada cansada no has parado de trabajar y...
-Maite… por favor, sabes muy bien porque hago todo esto… -digo sin verla a los ojos – y estoy bien.
-no. no estás bien -dice al buscar mi mirada
-Maite por favor… -digo al morder uno de mis labios para que no salieran mis lágrimas pero una me ganó y cayó arriba de uno de los papeles, algo que notó Maite y rápidamente se paró para abrazarme
-sácalo… -dice al masajear mi espalda -no puedes ser siempre la fuerte Dul...
-me duele Maite, me duele tanto -digo un tanto enojada -me duele llegar cada noche y verla ahí acostada en la cama demasiada delgada y con lágrimas en los ojos y… y pálida -digo al pararme y separarme de ella -de escuchar sus llantos todas las noches, de sentir como cada hora se levanta para desechar la comida al baño -digo al poner una de mis manos en mi cabeza
-es normal ya verás que se recuperará… -dice al tratar calmarme
-noo Maite, me ha dicho el doctor que puede ser que el cáncer se expanda -digo al llorar desesperadamente -No sabes cuánto… cuánto… me dolió verla esta mañana llorando mientras que tomaba sus hermosos cabellos, como llorar en ese momento Maite, dime como llorar , tuve que ser fuerte , tuve que demostrarle que eso no importaba, que se veía hermosa… pero, pero este MAL DITO cáncer está matando a la mujer que amo..!! -digo al golpear el escritorio -Este maldito cáncer me está ganando… me está ganando!!!.. -digo al golpear y llorar con demasiada furia
-cálmate es tan solo creer en Dios -dice al ponerse enfrente de mi
-DIOS, DIOS!!! Jaa… yo desde hace mucho que yo no confió en Él, ve como me castiga Maite… vee, primero mi padre y ahora el amor de mi vida, ¿Por qué?, ¿porque no puedo ser feliz?! ¿Porque… desde hace mucho que Dios se alejó de mí? -digo al derrumbarme en uno de los sillones de mi oficina
-no digas eso Dul… -dice al sentarse a un lado para abrazarme mientras que ella también lloraba- …tienes que ser fuerte ya verás que lograran esto juntas... ¿ya fuiste con otro doctor? -dice al verme con sus ojos hinchados
-no… ¿para qué?, para que me digan los mismo -digo al bajar la mirada
-no, para ver si pueden detener el cáncer…
-no lo sé, no lo sé, -digo al quitar mis lágrimas -pero ahora lo que me importa es acabar y terminar este trabajo lo más antes posible -digo al volver a sentarme en mi asiento para volver a los papeles
-está bien, déjame ayudarte...
Así fue, Maite me ayudó y no volvimos a hablar del tema en varias horas hasta terminar el trabajo, le di mis gracias por lo tanto que me ayudado, ser fuerte ante Anahí no es nada fácil pero lo tenía que hacer, tenía que salir adelante.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:42 pm

CAPITULO 32
Expectativa Dulce
Pude llegar al hospital lo más rápido que podía ya había finalizado la sesión, ahí estaba su padre esperándola, mientras que yo sonreía abiertamente y abría los brazos para que su hija le diera un abrazo. Anahí se levantó de la silla y fue hasta su Padre sin ningún reparo.
-Estás muy guapa así cariño -dijo acariciando su cabeza.
-Gracias papá
-Mírale el lado bueno Annie -Dijo su padre -Así menos tiempo tendrás de preocuparte como peinarte en las mañana –dijo riendo
-Muy gracioso papá -Respondió intentando no reírse, pero realmente le había hecho gracia el chiste de su padre
Regresamos juntos a la casa y todos estábamos ahí apoyando a mi rubia, desde su padre hasta mi madre al igual que nanny, Maite y Angelique le dábamos nuestro cariño y aprecio para que se sintiera mejor pero Annie rompió el llanto por la emoción,
-¿Porque lloras Annie? -Preguntó Angelique acercándose a ella
-Porque son maravillosas -dijo sonriendo y pasando la mirada por cada uno de nosotros -Son la mejor familia que puedo pedir, y no me merezco tanto cariño de su parte.
-No digas tonterías -digo al tomar su mano -Te mereces esto y mucho más. -digo al ver como Annie me sonríe y me besa con todo su amor y la dulzura del mundo, cogió mi mano y seguimos platicando con todos, quería que mi rubia pasara la mejor noche con todos sus seres queridos
Anahí expectativa
Fue una hermosa noche con todos mis seres queridos me hacían sentir mejor entre sus risas y comentarios y sobre todo ver a mi hermosa esposa dándome de sus mejores sonrisas es tan fuerte. Pasamos toda la noche así, a Dulce se le ocurrió prepárame un baño caliente, me llevó hasta ahí para meternos juntas mientras me apoyaba en su pecho para que tiernamente besara mis manos, extrañaba su cuerpo y ese momento era perfecto
-¿Qué pasa Annie? -dice al besar mi hombro
-Todos han sido maravillosos -lo digo por lo de esta noche -Tengo tanta suerte de tenerlos a todos…
-La misma suerte que tenemos nosotros de tenerte a ti -dice al acariciar mi pierna izquierda -Cariño, intenta ser optimista, esto va a ser duro pero podremos con ello juntas
-Si estás a mi lado, sé que podré con ello. -digo al darle un pequeño beso en su mano y quedarnos en silencio, las dos relajadas sonriendo. Pero tenía que hacer la pregunta. -¿crees que moriré?… -digo en voz baja algo que hizo que Dulce se quedara en varios segundos en silencio
-¿Porqué preguntas eso? -dice enojada y hace que girara a ver sus ojos –no, no morirás, seguirás a mi lado entiendes, ¿te ha quedado claro?
-Lo siento, no quería molestarte. Tan solo es que me cuesta pensar que superaré esto -digo al bajar la mirada
-Pues entiende algo Annie -Dulce se levantó enfadada -Si tú te vas de este mundo, yo te seguiré. -dice para salir de la bañera, colocarse una toalla y salir rápidamente del baño totalmente enfadada
Me quedé varios minutos estática en la bañera, estuve pensando en lo que había ocurrido, en la reacción de Dulce, al mencionar que no podría no superar el cáncer. Cuando recordé la última frase que había dicho Dulce antes de salir corriendo del baño sentí un fuerte enfado, haciendo que me levantara y salir envuelta en una toalla.
La Busco en su habitación, pero no estaba, busco en el salón, en la cocina, en la biblioteca, pero nada, estaba empezando a ponerme nerviosa pensando que Dulce podía haberse salido de la casa sin decirme nada y dejándome sola, pero entonces escuché una melodía procedente de la sala de música. Me acerco lentamente y entro, al hacerlo veo a Dulce sentada ante el piano tocando las teclas de espaldas a mí.
-Dulce... ¿qué has querido decir arriba con lo de "Yo te seguiré"? -digo al ver que Dulce dejó de tocar y se quedara quieta -Contéstame Dulce
-Sabes lo que he querido decir… -dice al no mirarme
-¿Serías capaz de hacer algo así? -digo un tanto furiosa -No puedes pensar así, si yo muero tienes que seguir adelante Dulce
-¿¡Porque debería hacerlo cuando el amor de mi vida no hace más que decir estupideces sin pensar en mí?! -dice al girar hacia mi mostrándome en sus ojos furiosos las lágrimas de dolor -¿Es que acaso tu nomas tienes derecho a abandonar a los que te quieren?
-Dulce… que me muera es una probabilidad como cualquier otra, y no puedo evitar tenerla presente… -digo al bajar la mirada
-Creía que te importaba lo suficiente como para luchar y no dejarte vencer -dice al levantarse furiosa y salir de allí golpeando mi hombro –¿sabes qué? ahora mismo me iré a la casa de Maite
-¿Porque? -digo alarmada
-¿quieres saber porque?, porque me la e pasado escuchando de ti estupideces, tú no te vas a morir, ¿qué parte no entiendes? he estado contigo, he estado apoyándote y me sales con tus cosas de que te vas a morir, ¿cuánto hemos pasado Anahí? hemos pasado por tanto como puedes ser tan egoísta! ¿Y sabes qué? el único motivo por el que me siento mal es por tu actitud, cuando vuelvas a pensar con claridad llámame
Dulce salió sin coger nada más que las llaves de la camioneta, dejándome sin palabras en la puerta de la casa viendo como el coche se alejaba rápidamente de allí. Soy una estúpida, digo al llorar mientras abrazo a Kira
Dulce Expectativa
Lloro en la camioneta para dirigirme a la casa de Maite, no quería ya esto, no quería escuchar más muerte por parte de ella, no quería aceptar que todo lo que me decía me dolía. Llegué con lágrimas en los ojos y pude notar a Maite mirarme por la ventana y correr para abrazarme en el encuentro al igual que hizo Angelique. Entramos juntas a su casa y les conté lo que había pasado y como pensaba Anahí.
-Angelique, ve con Annie, intenta hablar con ella. Yo voy a acostar a Dulce, está muy nerviosa. Te mandaré un mensaje dentro de un rato para que nos digas como está ella.
Angelique asintió, besó la mejilla de Maite y salió, Mientras que yo camino con Maite que me dirigía hacia una de sus habitaciones de huéspedes y quedarme totalmente dormida con lágrimas en los ojos.
Anahí Expectativa.
Angelique entró en la casa llamándome mientras que yo estaba en el salón, sentada en el sofá, seria, con la mirada fija en la pared. Angelique rápidamente se colocó a mi lado y me miro.
-Annie…
-Se ha ido -digo sin mirarla -Ella se ha ido, me dijo que estaría conmigo y se ha marchado.
-¿Y tú no has hecho nada para que se marche? -dice al tomar mi mano.
-Solo le dije la verdad, ella no quiere aceptar las posibilidades que existen de que la terapia no funcione y yo no sobreviva. -digo al poner una de mis manos en mi rostro
-Tú tampoco deberías aceptar esa posibilidad -Angelique cogió mi hombro haciendo que girara a mirarla -Si ahora te dijeran que Dulce tiene una enfermedad que es casi incurable, ¿querrías que ella pensara que se va a morir? -dice mientras que yo niego con la cabeza
-¿¡Y como tengo que mirar a mi mujer que dice que si me muero me seguirá!? Ehh Angelique dime, como me siento al sentir que ¡Ella no está dispuesta a luchar si yo no sobrevivo!.
-¡Tú no estás luchando por sobrevivir Anahí! ¡Ella lo ha hecho intentando hacerte entrar en razón! -dice al dar un suspiro, no quería alterarse -Mira escúchame…Dulce en ningún momento ha pensado realmente en suicidarse si te mueres, quería que tú le dijeras que no lo ibas a permitir, que lucharías para conseguir sobrevivir… -dice mientras que yo abro la boca para decir algo, pero no pude, mis palabras no me salían -al que no dijeras eso y siguieras pensando lo mismo la has puesto nerviosa, no seas egoísta ya que por esta actitud le hubiera dado una crisis nerviosa y es por eso que se ha ido de su propia casa.
-¿Cuál crisis? -digo al fruncir el seño
-Anahí, si Dulce se hubiera quedado aquí intentando convencerte le habría dado una crisis nerviosa, tendrías que haberla visto cuando llego a casa -dice al bajar la mirada y dar un hondo respiro hasta que su móvil sonó, ella miró la pantalla y vio el mensaje -Es Maite, Dulce está muy alterada pero está bien, se quedará ahí a pasar la noche -dice al levantarse y dispuesta a irse -Piensa un poco, un poco -dice al decirlo con su mano -en lo que hemos hablado, Anahí tienes que ser fuerte y luchar -dice al llegar a la puerta pero antes de llegar coloco una mano cogiéndola del brazo haciendo que girara para mirarme
-Quédate a mi lado un rato, si te marchas me derrumbaré por lo estúpida que soy, por favor. -digo al sostener el brazo de aquella que antes era desconocida y ahora se ha vuelto mi mejor amiga, necesitaba desahogarme decir todas mis preocupaciones y miedos antes de volver a hablar con Dulce... y así fue, Angelique se quedó conmigo toda la noche llorando junto conmigo y dándome fuerzas.
A la mañana siguiente, Angelique me acompañó al hospital, aunque no tenía sesión, pero quería ir a ver a Dulce. Angelique se marchó a su consulta quiere tener un bebé con Maite, realmente me emocioné es lo que yo quería con Dulce pero con esto fue algo imposible, Angelique me dijo que Dulce no tardaría, ya que iba a llegar junto con Maite así que me dejó en la entrada del elevador, me quedé esperando a que llegarán las dos y en pocos minutos llegó el momento que las puertas se abrieron dejando entrar a Maite junto con Dulce saliendo de los consultorios donde había entrado Angelique, era algo extraño pero ahora necesitaba hablar con ella. Rápidamente voy a donde estaba ella pero me esquivó y se fue a uno de los consultorios que había y entró a la oficina del Dr. Harold, corro tras de ella, ya que puedo notar que estaba llorando y era verdad estaba ahí sentada empezando a llorar mientras que se tapaba con sus ma-¿Qué
-¿Qué ocurre Dul? -digo al sentarme a un lado de ella y quitar sus lágrimas con el regazo de mi manga
-nada -se giró para no mirarme y esperar a que llegue el doctor
-Dul... -digo al mirar sus ojos pero no me respondía -cariño… siento como me puse ayer -digo al no escuchar ninguna respuesta alguna -Amor… mi vida, en verdad lo siento, es que estoy nerviosa, y sé que no estoy tan mal para superar esto, pero me dejé llevar con lo de mi abuela y por no quererte dejar sola, Perdóname, por favor… -digo al notar que Dulce me miraba sin decirme nada -yo…yoo…lo último que quiero es herirte y ayer no hice otra cosa más que eso -digo al tomar su rostro con mis dos manos y besar sus labios -No quiero perderte, en ningún sentido. Te aseguro que lucharé con todas mis fuerzas por recuperarme, pero por favor, no te alejes de mí. -digo al poner mi frente junto con la de ella
-Yo no quiero alejarme de ti Anahí -dice al por fin hablar -Pero no puedo soportar que te dejes vencer, no puedo.
Al decir eso la abrazo con fuerza, tan solo una noche sin ella y estaba necesitada de su cariño, su calor y ese aroma que me enamoró desde la primera vez. La quiero tanto que haría lo que fuera por verla sonreír, hasta vencer a la propia muerte si es necesario.
-te amo -digo al besarla nuevamente pero ahora con todo mi cariño y deseo que le tenía -te amo, te amo
Han pasado varios días y Dulce me seguía apoyando con lo de mi enfermedad ahora me importaba luchar y hacerla sentir que no iba a dejar que este cáncer me ganara. Hoy Daniel le dio el día libre a Dulce para descansar ya que al cuidarme y estar todo el día trabajando era algo cansador. La esperé en el auto ya que no quería que me vieran en este estado, así que al llegar sonrió y nos fuimos a la casa
La tomo de la mano y la conduzco hasta la cama donde la rodeo entre mis brazos y beso con cariño, pero Dulce sintió necesidad de tenerme y más por tenerme cerca, desde que habían diagnosticado mi enfermedad, no habíamos tenido relaciones, y ella lo necesitaba con impaciencia al igual que yo sentía lo mismo, pero estaba demasiado débil así que solo nos besamos y tocábamos nuestros cuerpos sin actos sexuales solo nos besábamos cada parte de nuestro cuerpo recorriendo hasta lo más mínimo, recordando y sintiendo nuestros aromas, asiéndonos sentir varios sentimientos hasta darnos el último beso y quedarnos dormidas con todo nuestro amor abrazadas.
Al día siguiente miro a mi mujer dormir en la cama, acariciaba su piel disfrutando del tacto tan cálido y suave que tenía. Entró una brisa gélida por la ventana haciendo que ella tiritara, corro a cerrar la ventana, mientras que veo a Dulce tan solo cubierta por la sábana de la cama así que corro a su lado y entro en la cama para abrazarla nuevamente y darle mi calor, no quería que tomara un refriado.
-te amo, perdóname, sé que me he portado mal, pero te aseguro amor que lucharé por ti, no te pienso abandonar -digo al dar un Respiro hondamente a la fragancia de su cabello y besar su cabeza, algo que hizo que Dulce hiciera un movimiento, me separé un poco pensando que la había despertado pero no fue así tan solo era un movimiento para encontrar una mejor postura para dormir.
-Anahí -dice a un dormida -Anahí… -dice entre voz con dolor –Anahí… -vuelve a llamarme en sus sueños -no me dejes… -dice al notar que una lágrima sale de sus ojos aun dormida, algo que hizo que rápidamente la abrazara con delicadeza, intentando no despertarla, la mecía lentamente mientras besaba su coronilla, me sentía mal con aquella actitud hice que mi ángel se preocupara demasiado por mí, realmente pensó que me iba a perder.-Anahí cariño… -dice al volverme a llamar entre sueños mientras que en sus ojos empezaron a salir más lagrimas -Por favor, Anahí… –dice con desespero algo que hizo que me asustara -¡ANAHÍ! -dijo gritando y abriendo los ojos e incorporándose aun llorando.
-Dulce, cariño -digo tiernamente y la abrazo por la espalda la tiro de ella hacia atrás para que se tumbara de nuevo -Tranquila mi vida, estoy aquí, a tu lado.
-Annie amor… -dice al mirarme y abrazarme desesperada -¡No me sueltes, por favor!
-Nunca te soltaré … -digo apretándola contra mí -¿Qué has soñado? ¿Qué te ha puesto tan nerviosa?
-No quiero hablar de ello -dice al esconder su rostro en mi pecho -Solo quiero estar así, junto a ti….solo así...
-está bien, no llores, ahora duerme -me quedé así abrazada junto con ella, sin soltarla mientras que se aferraba a mí y así quedarse dormida. No pude dormir después de eso, me quedé despierta toda la noche velando el sueño de mi adorada esposa del amor de mi vida.
Dulce expectativa
Las semanas pasaban y continuaba teniendo la misma pesadilla todas las noches, por más que Anahí me preguntaba yo no quería hablar de eso con nadie. Debido a esas horrendas pesadillas, apenas dormía y eso se estaba notando en mi salud.
-Dul… -dice Maite al asomarse por la puerta de mi oficina –¿podemos hablar?
-si claro ¿qué ocurre? -digo al ponerme mis lentes y seguir trabajando
-Eso es lo que quiero que me cuentes, ¿qué te ocurre Dulce? -dice al bajar su mirada -Anahí le ha comentado a Angelique que apenas duermes y se te nota, Dulce no estás bien.
-Son solo pesadillas, nada más. -digo molesta, no quería que nadie se enterara de eso
-¿Y de que van esas pesadillas? -dice al acercarse a mí pero no respondo -¿Son sobre Annie?
-Sí -digo al verla a los ojos
-¿La ves morir?
-si -Vuelvo a asentir
-Dul… eso no va a pasar, sabes que el tratamiento está yendo bien, aún le queda mucho tratamiento por delante, pero lo superará
-Desde que le escuché decir que podía morirse no hago más que soñar con eso a pesar de que sé las probabilidades -digo al hacer un gran esfuerzo por no llorar -Te aseguro que no es algo que me guste soñar, pero no puedo evitarlo
-Pues hemos de encontrar la manera de que duermas, sino podría ser malo dada tu condición y más ahora con lo mucho que te has esforzado a no dejar de trabajar -dice al quedarse pensativa -No puedo darte pastillas para dormir… porque si no te harás adicta como en la prepa… pero si puedo recomendarte infusiones. Puede que eso te haga relajarte y caer en un sueño profundo, así dejarías de soñar.
-está bien, -digo al seguir con el trabajo
-bueno me voy, le dejaré a Karla el nombre de las infusiones para dormir
-Gracias May. -digo al dejar de firmar los papeles
-sabes que eres mi mejor amiga, sé fuerte
-no sé, si podré… -digo al bajar la mirada
-tienes que hacerlo amiga, hazlo por ella
-es lo que hago pero no quiero que muera May
-no pasará nada tan solo te fe.

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org
Volver arriba Ir abajo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:42 pm

CAPITULO 33..¡¿Lo logramos?!
Expectativa Anahí
Al abrir los ojos noto a mi hermosa mujer recostada en mi pecho, se veía tan hermosa aquella piel es la más hermosa que he visto y sentido, y sobre todo su aroma era perfecto, Me muevo un poco para no despertarla ya que después de unas semanas y con las infusiones que le dio Maite ha conseguido dormir plácidamente
Voy hacia el tocador y me miro en el espejo y noto que ya no soy la misma mujer, mis labios estaban partidos, tenía ojeras y para empeorar ya no tenía aquella melena dorada, este cáncer me estaba matando y yo no podía dejar que esto sucediera necesita ser fuerte y sobre todo ser fuerte para Dulce.
Me meto a bañar, después me pongo mi ropa y miro por la puerta, veo que seguía dormida, se ve tan hermosa pero era tarde y tenía que ir a trabajar y yo tenía que ir a ver los resultados de la última radiografía a ver si en cáncer seguía o iba disminuyendo.
-amor… -digo al besar su espalda
-mmm…
-preciosa , ya son las 10:34 tienes que ir a trabajar… -digo al acariciar su rostro
-no quiero… -dice al esconderse debajo de la almohada
-Dul… -digo al fruncir el ceño- mmm… KIRA!!! -grito y la hermosa perrita se le subió a mi pelirroja haciendo que esta se empezara a desesperar
-aaaah Kira… -dice enojada mientras que yo río, era perfecta esa escena y muy hermosa verla así –ya, ya… me desperté.
-amor, tengo que ir… -digo al levantarme de la cama
-¿a dónde vas? -dice al levantar una ceja
-tengo que ir por mis resultados Angelique me va acompañar… -digo al tomar mi bolso
-pero… ¿no quieres que vaya?
-no amor, es que quiero saber esos resultados, además pues tienes mucho trabajo, cuando me los acaben de dar rápidamente voy contigo -digo al besar sus hermosos labios, pero seguía enojada -preciosa… no te enojes
-no me enojo, pero es que quería ir contigo, quiero apoyarte
-lo sé, pero solo son unos simples resultados -digo al besar su frente para después acariciar su rostro -bueno nos vemos luego, te amo
-yo también te amo
Lo sé, yo también quería que fuera conmigo pero quiero ser fuerte y sobre todo no quiero que Dulce se preocupe tanto por mí y que regresen sus pesadillas eso no lo soportaría
Al llegar a la puerta se encontraba Angelique, me dio una de sus sonrisas y rápidamente subimos a su camioneta.
-¿cómo has estado?.. –dice Angelique al prender al auto
-pues, últimamente ya no hqe tenido los mareos pero sigo teniendo vómitos, ante eso bien...
-ya veo, y Dulce ¿sigue teniendo sus pesadillas?
-no ya no, gracias a Maite pudo conseguir el sueño
-Annie, ¿crees que puedas superar esto? -dice al no mirarme
-no lo sé Angie, pero si no es así, me gustaría que Dulce siguiera su vida, pero haré todo lo posible para que este cáncer no me mate
-tienes que hacerlo, extraño mucho a mi amiga con la íbamos juntas de compras y estoy segura que pronto regresará -dice al tomar mi mano
- eso … eso sería grandioso
Llegamos al hospital, de tanto verlo ya lo odiaba es tán odioso, Las enfermeras ya hasta me conocían y la gente que se encontraba ahí también
-Bueno días con el Dr. Harold, Por favor -digo a una de las señoritas
-sí, entre la está esperando
-gracias -digo amablemente mientras que Angelique camina junto conmigo tomada del brazo
-Muy buenos días -dice el doctor a darnos la reverencia para sentarnos
-Buenos días, ¿ya tiene mis resultados? -digo un tanto impaciente
-sí, aquí están -dice al sacar un sobre, haciendo que mi corazón empezara al latir fuertemente algo que notó Angelique y me dio un pequeño apretón de apoyo
-y bueno… -digo al notar un infernal silencio
-Señora Anahí… Le tengo una noticia mala y una buena
-no me venga con esos jueguitos -digo enojada, este doctor siempre con sus tenciones
-está bien, lo siento, estuvimos haciendo varios estudios y creo que una de nuestras enfermeras cambió los resultados del inicio...
-¿cómo? -digo un tanto irritada
-Creo que todo esto fue un error usted nunca tuvo cáncer
-ha… -digo incrédula y enojada -¿usted me está viendo la cara de idiota o qué? -digo al subir el volumen de voz -eso… eso es algo Oops!
-Annie... –dice Angelique al intentar calmarme -Hable doctor -dice al alzar su mano -¿Cómo que todo fue un error?
-Les digo muy apenado que una de nuestras Enfermer…
-sí, sí... eso ya lo sé, pero ¿cómo no se pudieron dar cuenta? y ¿los malestares y la Quimioterapia?
-Los malestares era una infección que usted tenia que nosotros pensábamos que usted tenía cáncer, realmente la Quimioterapia estaba matándola
-Dios mío… -dice Angelique al levantar la voz -esto es negligencia médica!!
-cálmese señorita… la Enfermera que cometió aquel error la despedimos, haremos lo posible y le daremos algunos medicamentos para poderle levantar su sistema nuevamente. -dice mientras Angelique y yo nos quedamos varios minutos en silencio sin decir nada, Todo esto era una locura
-entonces no tengo cáncer… -digo al limpiar unas lágrimas
-no -dice el doctor al bajar la mirada
-es… esto… maravilloso -digo al salir del trance que estábamos -entonces esto significa que no voy a morir
-no, usted en todo este tiempo nunca tuvo nada, le regresaremos todo su dinero y de ahora en adelante haremos todo para regresar su organismo a su estado normal
-…te… tengo que decírselo a Dulce… -digo al levantarme bruscamente
-vamos -dice Angelique al pararse y mirar enojada al doctor -ni se crea que se va a salvar, nos veremos en el juicio
Corrí junto con Angelique bajando las escaleras tenía que decírselo a Dulce tenía que darle la noticia de que nunca tuve cáncer que fue todo un error, un Oops! error… dejo de correr y volteo a ver a Angelique
-NO TENGO CÁNCER -digo al dar una gran sonrisa para luego abrazar a mi mejor amiga que al igual que yo estaba feliz -no tengo Angie... No tengo no me voy a morir -digo al secar algunas lágrimas
-No amiga.. nooo -dice al sobar mi espalda y llorar junto conmigo -se acabó… todo se acabó
-tengo que decírselo a Dulce, ¿podrías llevarme a la oficina? -digo al quitar mis lágrimas
-claro, por supuesto que si ¡Vamos!
Estaba tan feliz aunque enojada por lo que nos tuvieron que hacer pasar, pero por otro lado fue algo bueno me di cuenta de muchas cosas, me di cuenta que Dulce pasara lo que pasara siempre iba a estar a mi lado y yo a su lado también, en pocas palabras aunque no tuviera cáncer ¡lo logramos¡ entre peleas, lágrimas, sonrisas y pero sobre todo con todo el amor que nos teníamos pudimos contra esto, salimos de esto aunque yo no estuviera enferma seguimos adelante
Cuando te vi por primera vez, vi amor.
Y la primera vez que me tocaste, sentí amor.
Y después de todo este tiempo, aún eres la persona que amo….
Al llegar le di un fuerte abrazo a Angelique y me dirigí al edificio, quería verla, quería besarla y decirle que por fin salimos de esta maldita pesadilla
Parece que lo logramos.
Mira qué lejos llegamos, mi amor.
Quizás tomamos el camino largo.
Sabíamos que llegaríamos allí algún día.
Decían: "Apuesto que nunca lo lograrán",
Pero sólo mira cómo sobrevivimos…
Aún estamos juntas, aún somos fuertes
Corría desesperada necesitaba verla todos me miraban mientras buscaba su oficina con una de mis mejores sonrisas
Aún eres la persona,
Aún eres la persona a la que corro,
La persona a la que pertenezco.
Aún eres la persona que quiero de por vida.
Aún eres la persona,
Aún eres la persona que quiero,
La única persona con quien sueño.
Aún eres la persona a quien deseo buenas noches
Al llegar veo a Karla
-¿está adentro? -digo al darle una de mis sonrisas con lágrimas en los ojos
-sí…está adentro -dice al regresarme la sonrisa
Al abrir la puerta ahí estaba, sentada como todo un ángel, como mi ángel, levantó la mirada y yo corrí a sus brazos con las mismas lágrimas
-¿qué pasa? -dice asustada
-lo logramos amor -digo al aferrarme a ella y darle un beso con mucho deseo y amor, la necesitaba ya, necesitaba sus besos en mí, la amaba y estaba tan feliz, ahora si podremos estar juntas
-¿qué pasa? -dice al separarse un poco de mi
-amor…no tengo cáncer, estoy aliviada, no tengo nada -Me miró con sus hermosos ojos marrones para abrazarme y elevarme para girar junto conmigo -te amo... te amo… -dice al besar mis labios con demasiado sentimiento y con lágrimas en nuestros ojos y tomar su rostro para profundizar más aquel beso, Ya todo había terminado... por fin lo logramos
Aún eres la persona,
Aún eres la persona a la que corro,
La persona a la que pertenezco.
Aún eres la persona que quiero de por vida.
Aún eres la persona,
Aún eres la persona que quiero,
La única persona con quien sueño.
Aún eres la persona a quien deseo buenas noches
-eres el amor de mi vida… te amo -dice al pegar su frente con la mía -sabía que lograríamos esto, sabía que ibas a estar a mi lado siempre
-todo fue una estúpida pesadilla, estamos juntas, te amo… te amo -digo nuevamente al besar sus labios
Estoy tan feliz porque lo logramos,
Mira qué lejos hemos llegado, mi amor....

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:42 pm

CAPITULO 34
Expectativa Dulce
Estaba demasiado contenta de que Anahí, mi esposa, más bien el amor de mi vida me diera esa magnífica noticia, no se iba a separar de mí, no se morirá como en todos los sueños que yo tenía todas las noches. Todo lo que pasamos fue por la culpa de lo estúpidos doctores, pero eso ya no me importaba Angelique hizo pagar en el juicio aquel Hospital, Ya han pasado varios meses y yo seguía abrazando a mi rubia todas la mañanas ayudándole en su recuperación y cada día regresaba su hermoso tono, su cabello fue creciendo y sus ojos empezaron a tener aquel Brillo que tanto amaba.
Maite y Angelique por fin pudieron conseguir lo que ellas tanto deseaban, un bebé, Angelique por ahora está embarazada y la muy enana es demasiado presumida con mi Annie, que cada rato me reclama de que quiere uno… Ya fuimos a varios tratamientos pero para nuestra mala suerte no ha podido pegar pero aun así no perdemos las esperanzas
-Buenos días -dice Anahí al entrar con una grandiosa sonrisa, ya que había regresado a trabajar
-Hola, hola guapa -digo al recibir su sonrisa mientras que ella se sentaba en mis piernas
-Señora Dulce de Puente -dice al darme un pequeño beso –quiero presumirle mi nuevo corte de cabello -dice al mover su hermosa melena dorada, no era tan larga como la tenía, ya que ahora le llegaba al hombro pero aun así se veía guapísima
-uuuy esta guapísima Señora Anahí de Espinoza… muuy muy sexy -digo al besar su cuello
-oyee…¿y si hacemos la tarea del bebé aquí? -dice al reír junto a mis labios
-amor… -digo al levantar una ceja con una sonrisa –cómo que aquí, si no tenemos para que puedas quedar embarazada
-ya fui a que me volviera a inseminar, y está todo listo… pero tengo que esperar para que me digan los resultados
-aaa… entonces ¿quieres que te ayude?
-sii, quiero que ahora si pegue amor, ya lo hemos intentado muchas veces y nada de nada -dice al hacerme un fantástico puchero
-ya verás que ahora sí, solo es cuestión de esperar, además tenemos mucho tiempo para poner un bebé aquí -digo al poner un dedo en su panza haciendo que con aquel acto riera
-o si no tendremos que probar contigo… -dice al reír
-no, no yo no
-¿porque no? -dice al rodear mi cuello con sus brazos
-porque… yo soy como… digamos el papi jajaja
-eres una tontis… -dice al besar mi frente -entonces eso quiere decir que yo soy la mami
-uuuy y que mami
-shhh -dice al bajarse de mis piernas algo que me sorprendió –amor...
-¿mm? -digo al fruncir el ceño
-se te olvido desconectar el intercomunicador -dice al reír junto con un cordón que lo hacía girar
-jajaja… te amo -digo al levantarme y caminar lentamente hacia ella con una sonrisa pícara
-uuuy la señora Dulce quiere jugar -dice al seguir moviendo el cordón con una fantástica sonrisa, esa sonrisa que me llevaba al cielo y me regresaba al instante
-mm… si no quiere no -digo al reír y pegar su cuerpo con el mío con uno de mis brazos para tener nuestros corazones cerca -aunque… -digo a centímetros de sus labios y no dejar de ver sus ojos
-¿aunque qué? -dice con la respiración acelerada mirando mis ojos y mis labios
-aunque mi esposa nos puede Oops! -digo al sonreír
-aaa, su esposa… ella no lo sabrá -dice al jalarme de la corbata para atraerme a sus perfectos labios, era un beso lleno de pasión y desesperación haciendo que ella hiciera unos perfectos movimientos.
-te amo -digo al poner mis dos manos en su cintura y atraerla hacia el sillón, sin dejar de besar con desesperación su cuello y después sus labios como si fuera el último beso, Anahí no pensó más y desabrochó mi camisa mientras las dos reíamos por que se trababa en algunos botones
-déjame te ayudo -digo acorralándola con mis piernas pero ella se detuvo -¿qué pasa? -digo al fruncir el ceño
-amor, tengo que irme -dice al sentarse nuevamente
-pero… pero!! ¿Por qué? Annie amoooor —digo enojada
-no te enojes niña malcriada -dice al recordarme aquellas peleas que teníamos la primera vez
-pero amor… yo quería estrenar mi nuevo mueble contigo -digo al hacerle un puchero
-jaja lo estrenaremos luego, me tengo que ir por mis nuevos estudios al hospital ya que me dirán si seremos mamis -dice al ayudarme a colocar mi corbata
-pero… pero… si ni hemos hecho la tarea -digo un tanto picara
-Jajajaja con tus besos es más que suficiente, además quiero celebrarlo hoy en la noche, así que me voy -dice al darme un pequeño beso -te amo
-mmm..
-te amo -dice nuevamente a besar mis labios –no seas berrinchuda -dice al besarme nuevamente pero haciéndome reír
-yo también te amo hermosa, en la noche tu y yo tendremos una grandiosa cita
-sii… bueno me voy
-TE AMO!! -digo al gritar haciendo que se apenara ya que Karla nos vio con una sonrisa
-shh… adiós -dice al salir por la puerta
-Hola, holaa –dice Maite al entrar
-Maite ¿cómo has estado? -digo al darle un fuerte abrazo
-muuuuy bien, estuve hace rato celebrando con mi chiquita
-¿cómo que celebrando? -digo al sentarme en mi asiento
-¡¡Serás tía!! -dice al dar pequeños brincos como lo hacía la loca de su esposa
-Se te está pegando lo ‘loca’ de tu esposa -digo entre risas mientras que ella me veía con cara de pocos amigos
-podrías tener un poco de felicidad y respeto ante mi esposa… además yo no insulto a tu mujer
-uuuy que genio… claro que estoy feliz, seré tía, no tiene nada de malo que mis sobrinos sean loquitos -digo al sonreír y abrazarla
-déjame -dice enojada, pero yo no la soltaba
-no te enojes May, sabes que te quiero y también a la chihuahua
-otro sobre nombre
-es divertido, tú me conoces -digo al verla con mis mejores ojos de niña chiquita que desde secundaria la hacían reír
-yaa, yaa… jaja quita esa cara
-entonces qué… ¿cuándo haremos la gran fiesta? -digo al separarme
-pues Angelique está preparando el Baby shower, será PERFECTO y tienen que ir tú y Anahí
-sí, claro que si
-oye… y ¿tu cómo vas con Annie?
-pues ahorita fue a ver los resultados del embarazo, estoy nerviosa May
-ya verás que quedará y junto con mi bebé y el tuyo serán unos hermosos primos jajaja
-siii awww… un loquito y un hermosa hadita
-más bien, un demonio y un hermoso ángel por parte de sus dos hermosas madres
-gracias
-jajajajaja el demonio es de su parte y sobre el ángel hablaba de mí y Angelique.
-ashh! como que demonio si su madre es una hermosura
-sii, pero contigo ese bebé se hará hasta peor que tú
-no creo… quien sabe, le enseñaré que no le debe pegar a los locos
-hay vas otra vez, ¿sabes qué? iré a ver como esta mi chiquita -dice al levantarse y despeinar mi cabellera.
-aaah déjame -digo molesta ya que me dejó peor que un perro
-te ves bonita así... nos vemos luego, adiós! –se despidió con una sonrisa la cual respondí
-adiós
Por fin habíamos regresado a aquel hermoso mundo en el cual todo era felicidad ya extrañaba aquellas risas picaras y sonrisas que me hacían sentir viva, ahora me siento aún más feliz si Annie y yo tuviéramos un bebé eso sería más felicidad para nosotras dos
Pasaron varias horas y yo seguía revisando los papeles y firmas pero sin dejar de pensar en mi rubia, esa rubia que se ha robado mi corazón y con la cual he luchado demasiado para que tuviera mucha felicidad.
-señora Dulce -dice Karla por el intercomunicador
-¿qué pasa?
-tiene visitas…
-ya te dije Karla que estoy muy ocupada para las visitas -digo al rodar los ojos
-pero…
-¿Ahora desde cuando NO te gusta tener visitas? -dice con aquella voz que hizo que todo dentro de mí se empezara a acelerar, miré y ahí estaba mi peor pesadilla, lo peor que me podía ocurrir está ahí la misma mujer con una perforación en la nariz
-Ga…Gabriela... -digo al dilatar mis pupilas

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:42 pm

te por que…uff -digo al ver mi reloj -se me hace tarde. lo siento
-no…no… -dice al caminar donde estaba yo, con sus ojos realmente llenos de pasión que hicieron que cada vez que caminara un paso hacia mí yo daba uno para atrás -Tú me deseas lo veo en tus ojos, hay que terminar lo que no pudimos terminar y te demostraré que yo si soy bastante mujer -dice al hacerme chocar en uno de los muebles
-mira estúpida -digo ya molesta por aquellas palabras, está a punto de salir o si no me equivoco ya salió mi demonio interno -¿qué parte no entiendes que no quiero nada contigo? LA AMO!! Y tú, no eres nada para mi… ¿quieres que te enseñe de otra forma? -digo entre dientes
-pues con besos lo acepto -dice al quererme besar pero al instante que le iba a dar la bofetada, para mi suerte y lo que temía que iba a pasar, pasó, Anahí había llegado, algo que hizo que mi miedo frotara en ese instante
-Miren nada más... -dice Anahí al caminar donde encontraba Gabriela para tomarla del cabello
-déjame estúpida -decía al soltarse pero mi Annie estaba aferrada en su cabello no la soltaba
-¿qué parte no entiendes zorra? Ella es mi esposa -dice al soltarla y darle una bofetada que sonó en todo el edificio
-mira estúpida, tu no me vas a tratar así –dice al regresarle la bofetada lo que hizo que mi sangre hirviera por aquel acto
-Tú le vuelves a pegar -digo al colocarme enfrente de Anahí que tenía su mano en el cachete –y yo te doy una golpiza que se va a tardar años en recuperar tu espantoso rostro
-¿Qué parte no entiendes Dulce? Yo te amo -dice aquella mujer al empezar a llorar enfrente de mi
-Dios mío, no empieces con tus lloriqueos zorra -dice Anahí al volverle a pegar pero la detuve con uno de mis brazos
-Por favor lárgate -digo con el ceño fruncido
-no… -dice al levantar la mirada y querer golpear a Anahí pero rápidamente la tomé del brazo –LÁRGATE -digo al sacarla arrastrándola de mi oficina
-está bien me largo, pero te lo vuelvo a repetir no sabes lo que pierdes -dice al apretar el botón del ascensor
-como si valieras tanto -digo al ver como entra al elevador y hacerle una seña que hizo que se pusiera demasiado molesta, Al regresar puedo notar que Anahí no se encontraba –JODER -digo nerviosa –¿dónde estás?... donde estas -digo al correr por todas las oficinas
-Karla ¿sabe dónde se fue mi esposa? -digo desesperada
-se retiró y se fue por las escaleras
-gracias… puedes irte temprano hoy, adiós -digo al correr desesperadamente, pero no podía tanto por los tacones, parecía que me iba a matar en las escaleras pero no importaba la tenía que alcanzar, Al girar en la 2 escalera pude alcanzar a ver unos cabellos dorados -¡ANAHÍ! -digo entre gritos y lágrimas en los ojos -Anahí -estaba desesperada, lo peor no podía estar pasando ahora no, ahora que estábamos tan bien –Por favor…Para -Digo al sentir un nudo en la garganta y notar que salía del edificio y yo iba tras de ella como aquel día, cuando me encontró con la estúpida de Gabriela, siento el mismo miedo, el miedo de volverla a perder –¡¡Anahí!! -digo al gritar con todas mis fuerzas y como si estuviéramos regresando al pasado la lluvia se hizo presente -me lleva la… -digo al buscarla entre la lluvia y ver que corría hacia el parque –Por favor detente -digo al esquivar varios coches y toda empapada por la lluvia que no paraba, pero por arte de magia la pude alcanzar y la vi parada debajo de aquel árbol en el que lloramos – Anahí -digo al verla de espaldas mirando aquel hermoso árbol mientras que el agua nos empapaba -Amor… cariño yo… -digo al tomarla del brazo y sentir como todo dentro de mí se había quedado congelado -Yo… te juro, te juro que no pasó nada… te lo juro -digo al girarla y centrarme en sus hermosos ojos azules -te amo y no quiero que por favor pongas cosas que no son en tu cabeza -decía desesperada pero ella solo se me quedaba mirando sin decir nada -Por favor… dime algo -digo al borde de las lágrimas y con el corazón acelerado
-Lo sé -dice al sonreírme -Yo sé que me amas, escuché todo antes de entrar a la oficina, escuché cuando le dijiste que no era nada para ti y que me amabas, escuché todo lo que ella intentaba y como la rechazabas -dice al tomar mi rostro y chocar su frente con la mía para centrar sus ojos azules con los míos
-entonces ¿porque corriste así? ¿porqué te fuiste de la oficina?
-porque sabía que ibas a ir atrás de mi como aquel día… como aquel día en el que me dijiste sinceramente lo tanto que me amabas pero que no confiabas a mí porque decías que era una oportunista
-pero ahora es diferente -digo al tomar su cadera y pegarla con la mía -ahora confío más en ti, eres mi vida, mis sueños, eres la persona que siempre está en mis pensamientos, eres el amor de mi vida y te sigo amando como aquel día en que te vi, desde aquel día que lloramos y luchábamos por este amor, desde aquel día que regresaste e impediste que me fuera de aquí… te amo tanto... Hay algo que pienso todos los días y que todavía no puedo entender, No entiendo por qué el destino quiso ponerte en mi camino, por qué el destino quiso que te conociera... fue de un día para el otro, y ahora no puedo dejar de amarte. Este sentimiento que tengo adentro en lo más profundo de mi alma, yo sola puedo entenderlo, nadie lo entiende, es imposible explicarlo con palabras, deberías meterte dentro de mi cuerpo y así sentirlo. Todos los días agradezco que existes, que puedo amarte, que puedo tenerte -digo entre lágrimas
-Yo también te amo, te amo porque siempre has estado a lado mío, te amo porque pudiste pasar tantas barreras para lograr salir adelante, te amo porque cuando pensaba que todo estaba obscuro tú me hiciste salir a la luz, siempre estuviste ahí para apoyarme, te amo tanto Dulce -dice entre lágrimas y para así unir sus labios con los míos, mientras que las dos sentíamos la lluvia sobre nosotras, mientras el hermoso árbol nos protegía, Era un beso como el primero, como aquellos besos que en la noches ella iba o yo iba para velar sus sueños, Era perfecto y maravilloso porque este era mágico
-Te tengo una noticia -dice al separarse unos pocos centímetros de mis labios
-¿cuál? -digo al quitar unas lágrimas de mi rostro para darle un pequeño beso en la punta de su nariz

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:43 pm

-Estoy embarazada -dice al darme una hermosa sonrisa y con un brillo en los ojos –serás mamá -al escuchar eso mis labios se extendieron, no lo podía creer, mi felicidad estaba a punto de estallar
–TE AMOO -digo al dar un fuerte grito para abrazarla con demasiada fuera y girarla para volver a besar aquellos labios de la mujer que amo -estoy tan feliz amor -digo al besar su frente
-yo también -dice al recargar su cabeza en mi hombro
-amor… -digo al buscar su mirada -¿me concedes esta pieza? -digo al levantar mi mano
-Dul... creo que la lluvia te está afectando… no hay música
-jajaja lo sé amor pero la puedes imaginar -digo al colocar su mano en mi cintura y entrelazar mis dedos con los de ella -¿qué dices? ¿sí me concedes esta pieza debajo de la lluvia? -digo al susurrar en su oído
-si amor, si -dice al volver a colocar su cabeza en mi hombro y empezar a movernos debajo de esa lluvia que nos mojaba mientras que las dos disfrutábamos ese hermoso momento, ese momento que será inolvidable
Por todas esas veces que estuviste para mí
Por todas las verdades que me hiciste ver
Por toda la alegría que trajiste a mi vida
Por todos los errores que me hiciste corregir
Por cada sueño que hiciste realidad
Por todo el amor que encontré en ti
Siempre estaré agradecida cariño
Tú eres el único que me brindo una mano
Nunca me dejaste caer
Tú eres el único que me dijo, lo pasaras, pasaras todo
Fuiste mi fuerza cuando estaba débil
Fuiste mi voz cuando no podía hablar
Fuiste mis ojos cuando no podía ver
Tú decías que lo mejor estaba en mí
Me ayudaste a avanzar cuando no podía llegar
Me diste fe, pues tú creías
En todo lo que yo era
Porque tú me amaste
Me diste alas y me hiciste volar
Tocaste mi mando y pude tocar el cielo
Perdí mi fe, y tú me la regresaste
Tú dijiste que no había estrella que no pudiera alcanzar
Estuviste por mí y ya estoy de pie
Tengo tu amor y lo tengo todo
Estoy agradecida por cada día que me diste
Quizás no sepa cuanto
Pero sé que en verdad es mucho
He sido bendecida porque fui amada por ti
Fuiste mi fuerza cuando estaba débil
Fuiste mi voz cuando no podía hablar
Fuiste mis ojos cuando no podía ver
Tú decías que lo mejor estaba en mí
Me ayudaste a avanzar cuando no podía llegar
Me diste fe, pues tú creías
En todo lo que yo era
Porque tú me amaste
Siempre estuviste ahí para mí
El tierno viento que me llevaba
Una luz en la oscuridad iluminando tu amor en mi vida
Fuiste mi inspiración
Contra las mentiras tú fuiste la verdad
Mi mundo es un mejor lugar gracias a ti
Fuiste mi fuerza cuando estaba débil
Fuiste mi voz cuando no podía hablar
Fuiste mis ojos cuando no podía ver
Tú decías que lo mejor estaba en mí
Me ayudaste a avanzar cuando no podía llegar
Me diste fe, pues tú creías
En todo lo que yo era
Porque tú me amaste
Fuiste mi fuerza cuando estaba débil
Fuiste mi voz cuando no podía hablar
Fuiste mis ojos cuando no podía ver
Tú decías que lo mejor estaba en mí
Me ayudaste a avanzar cuando no podía llegar
Me diste fe, pues tú creías
En todo lo que yo era
Porque tú amabas
Todo lo que yo era
Porque tú me amaste
Y así estuvimos bailando debajo de la lluvia mientras que la dos sentíamos nuestros corazones latiendo uno cerca del otro, ya todo ese sufrimiento había terminado, Por fin todas las barreras que teníamos que pasar, habían terminado, ahora solo llegarán cosas nuevas pero solo sé que las lograremos pasar por lo tanto que nos amamos.
La Felicidad solo cumple su función cuando tienes con quien compartirla pero antes, solo sigue tu corazón

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Todo Acerca De... Mi Madrastra Segunda Temporada

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:43 pm

CAPITULO 1
8 meses después
Sé que no puedo dar un paso más hacia ti
porque todo lo que me espera es el arrepentimiento,
y ¿es que no sabes que ya no soy tú fantasma?
Perdiste el amor que yo más amaba.
Aprendí a vivir medio viva, y ahora me quieres una vez más
Cantaba una hermosa morena sentada en medio de un grande lugar donde las luces demostraban sus lágrimas derramándose en su rostro, se sentía mal y los sentimientos fluían de su cuerpo.
¿Quién te crees que eres?
correteando dejando cicatrices,
recogiendo en una jarra corazones,
destrozando el amor,
vas a coger un resfriado, por el hielo de tu alma.
Así que no vuelvas a por mí,
¿Quién te crees que eres?
Te oigo preguntar por ahí,
donde pues encontrar,
pero me he vuelto demasiado fuerte,
como para volver a creer alguna vez en sus brazos.
Aprendí a vivir medio viva, y ahora me quieres una vez más.
¿Quién te crees que eres?
correteando dejando cicatrices,
recogiendo en una jarra corazones,
destrozando el amor,
vas a coger un resfriado, por el hielo de tu alma.
Así que no vuelvas a por mí,
¿Quién te crees que eres?
cariño, me llevó mucho tiempo volver me sentí bien,
acordarme de como volver a llenar mis ojos de luz,
desearía haberme perdido la primera vez que nos besamos,
porque rompiste todas tus promesas,
y ahora vuelves por aquí, no me conseguirás de nuevo.
¿Quién te crees que eres?
correteando dejando cicatrices,
recogiendo en una jarra corazones,
destrozando el amor,
vas a coger un resfriado, por el hielo de tu alma.
Así que no vuelvas a por mí, no vuelvas para nada.
¿Quién te crees que eres?
correteando dejando cicatrices,
recogiendo en una jarra corazones,
destrozando el amor,
vas a coger un resfriado, por el hielo de tu alma.
No vuelvas a por mí, no vuelvas para nada.
¿Quién te crees que eres?
¿Quién te crees que eres?
¿Quién te crees que eres?

-en verdad que estas mal… -dice una rubia bajando las escaleras de aquel lugar
-demasiado… -dice al bajar la mirada y quitar unas lágrimas de sus ojos
-vamos Angie, tienes que ser fuerte -dice la rubia al colocar una mano sobre el hombro de esta
-¿cómo quieres que sea fuerte Annie? -dice al levantarse bruscamente -Maite me engañó, me dejó cuando estuvimos a punto, a punto de conseguir una familia -dice al borde de las lágrimas -¿cómo quieres que sea fuerte? Cuando consigo olvidarla, ahora quiere regresar conmigo como si nada hubiera pasado
-entiendo lo que estás pasando, pero Dulce estuvo hablando con ella y tienes que saber muchas cosas, habla con ella. -dice la rubia al intentar calmar a su amiga.
-no, no volveré a hablar con ella y por favor Anahí, sería mejor que no vuelvas a mencionarme a Maite -dice la castaña al tomar su frente para intentar no llorar
-está bien, no lo haré, pero es que me preocupas, me han dicho que no has dormido y lo peor que ya no has comido y más cuando Maite se mudó de su apartamento… no te puedes dejar caer así
-Eso ya no importa por ahora, mejor dime, ¿cómo está mi sobrinita? -dice al sobar la pancita que tenía ahora Anahí ya que tenía 8 meses de embarazo
-claro que importa, pero si no quieres hablar de eso pues cambiemos de tema… tu sobrinita consentida salió igual que su madre de latosa se la pasa pateándome -dice entre risas
-me imagino… -dice al derramar una lágrima
-¿Angie estas bien? -dice la rubia al tomar su mano
-sabes cuánto me hubiera gustado que hubiera nacido mi hijo…
-en verdad lo siento
-Maite destruyó todo lo que estábamos formando –dice entre rabia
-pero recuerda que Maite no se llevó la mayor parte, tú también tuviste un poco de culpa
----
-Angie por favor… -decía entre lágrimas de desesperación una hermosa pelinegra
-¿Qué quieres? ¿qué de la nada te perdone? por favor, te vi besándote con aquella idiota y lo peor es que no hiciste nada para para evitarlo.
-te juro que si lo evité, te amo Angelique, te amo tanto, no hagas que todo eso que estamos haciendo se vaya así, tienes que creerme -decía la pelinegra al tomarla de los brazos
-no, no y ¿sabes porque? porque estoy cansada de que siempre me estás mintiendo, ahora me doy cuenta porque llegabas tan tarde, estabas con tu amante - decía la castaña al caminar rápidamente para dirigirse a las escaleras
-¿cómo puedes pensar estupideces? -decía la pelinegra un tanto alterada
-no son estupideces, es la verdad… mientras tú estabas cogiéndote a la maldita secretaria yo aquí con mi cara de estúpida arreglando todo para nuestro bebé, que digo nuestro, MI bebé
-es nuestro bebé -decía la pelinegra al tomarla del brazo
-no Maite, este ya no será tu bebé, ¿porque sabes algo? quiero el divorcio
-no te lo daré -decía al tomarla más fuerte -te amo y saldremos de esto juntas.
-Yo no saldré de ningún lado contigo… se acabó -decía la castaña al dar la vuelta para bajar las escaleras rápidamente con lágrimas en los ojos pero uno de sus pies se movió haciendo que esta cayera ante los ojos de la pelinegra
-noooo!!!
----Fin Flash Back----
-lo sé, lo sé, pero ella… pff… mejor vámonos, No quiero recordar..,
-está bien ¿me acompañas a comprar nueva ropita para la bebé? -dice la rubia con una hermosa sonrisa
-sí, me encantaría, vamos.
_______________
Oficinas
-Maite… -decía una pelirroja moviendo su mano enfrente de ella -¡¡Maite!!
-¿ehh?
- en verdad que esto del divorcio te está dejando realmente como un fantasma -dice la pelirroja al regresar a firmar los papeles
-perdón, creo que tienes razón… -dice al bajar la mirada
-por favor, velo del lado positivo no veras más locas… -decía la pelirroja con una sonrisa de lado a lado intentando animar a su mejor amiga pero por lo visto no había funcionado -ok… me excedí, es que tú también la regaste, te dije que esa nueva secretaria que habías contratado no me daba buena espina
-yo que iba a saber -decía la pelinegra al levantarse bruscamente -además ¿tú que puedes decir? a ti te escoge las secretarias tu esposa, así que ni digas nada
-uuuy… perdón…
-perdón, es que amo mucho a Angelique y por la culpa de Jessica todo se me fue de las manos.
-es que está muy pequeñita jajaja
-¿sabes que? si vas a estar así me voy -decía la pelinegra al recoger sus papeles pero unas manos hizo que se detuviera
-perdón, soy una estúpida… es que no me gusta verte así, siempre he sido yo la que necesita de ti y me saca adelante, yo en verdad no sé cómo Maite
-entiendo -dice al sentarse nuevamente
-acuérdate que pasé lo mismo que tu estas pasando y no fue nada fácil.
-no creo que hayas pasado lo mismo… -dice al borde de las lágrimas -tu no perdiste un hijo
-sí, lo sé y eso fue duro, pero yo por poco estuve a punto de perder al amor de mi vida por culpa de mi orgullo
-me siento mal Dulce, soy una estúpida si no hubiera caído ante las garras de Jessica no hubiera pasado nada de esto, no estuviera separándome de el amor de mi vida, no hubiera perdido a mi bebé y ahorita estuviera feliz queriendo regresar a mi hogar.
-Maite el hubiera no existe, pasó y no te eches la culpa, aunque estuviste apunto de acostarte con Jessica, que la verdad no entiendo todavía… si tanto amabas a Angelique ¿porque hacerlo?
-no sé… -dice al bajar la mirada.
-vamos, nunca me has contado por qué -dice la pelirroja al sentarse a lado de su mejor amiga -¿Qué? no amabas a Angelique en ese momento o ¿qué pasó?
-si la amaba y mucho, pero… pero… -dice al tener un nudo en la garganta -pasó algo que hizo que tuviera que hacer eso -dice al acomodar unos papeles -¿sabes algo Dulce? hay cosas que nunca entenderías.
-pero Maite…
-por favor… -rogaba la pelinegra con una mano –no, ahora no…
-está bien… -decía la pelirroja al levantarse
-y ¿cómo esta Anahí? -dice al cambiar el tema y quitar unas lágrimas de su rostro
-muy bien, se ve tan hermosa, está toda esponjadita toda… aaahh -decía al girar en su silla con una sonrisa que no cambia en su rostro -¡¡¡toda hermosa!!!
-ya veo… ¿ya pensaron el nombre de mi sobrina?
-siiii… se llamará Sara, aunque no sé, porque Annie quiere que se llame Hanna pero no sé, andamos indecisas. Lo que queremos ahora es que nazca sana.
-¿porque no le ponen Diablita? -decía la pelinegra
-jaja si crees, si de por si dice Annie que la nena va a ser igual que yo por que se la pasa pateándola, imagínate como será cuando salga.
-toda una loca igual que su madre, pobre Annie ahora tendrá que aguantar a dos demonios en casa
-jaja pero así me ama
-¿y ya está todo preparado para el parto? -dice al sacar un cigarrillo algo que hizo que Dulce se sorprendiera
-ya está todo, será en el Hospital Vacters
-que bien, ahí iba a… olvídalo -dice al sacar el humo
-Maite ¿ahora desde cuándo fumas? -dice con el ceño fruncido
-pues no sé, desde la secundaria
-eso no es verdad yo nunca te vi fumando, al revés, yo era la que más fumaba y lo sigo haciendo pero desde el cáncer de Annie lo dejé por completo.
-pues sí, pero tú todavía tienes un motivo para dejarlo yo ya no tengo nada
-Maite…
-¿sabes? ya me voy… tengo que hacer unas negociaciones con el señor Raster. -dice al tomar su saco -nos vemos luego, adiós -dice al despeinar su cabello
-mmm… cuídate y ánimo hermanita fea
-jajaja sí, lo intentaré, adiós

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:44 pm

Capítulo 2
-jaja si lo intentare adiós… -dice antes de salir
-espera, ¿me podrías acompañar por Anahí? que me marcó para que fuera por ella y las cosas que compró para la nena -digo al detenerla en la puerta -anda Maite di que sí… -“que Anahí quiere volverlas a unir... no queremos unas madrinas separadas –pensé
-¿otra vez le compró más cosas? -dice al arquear su ceja para verme con el ceño fruncido
-sii, ya sabes cómo es Anahí -digo al intentar ocultar el plan que habíamos hecho ayer en la noche
-no sé… tengo mucho trabajo.
-anda, solo te robaré media hora y pues si quieres te ayudo en esas negociaciones y los papeles que tienes que firmar para el señor Rasrter.
-ay Dulcesita, eres un dolor de cabeza -dice al apagar su cigarro en mi cenicero
-anda no seas dramática y acompáñame
-está bien…
Expectativa Anahí.
-esto es hermoso -dice Angelique al mostrarme un hermoso vestido color rosa y en medio tenía una estrella
-aww es hermoso -digo al colocarlo en mi pancita -imagínate a la pequeña Dulcesita con ese vestidito
-se verá hermosaa -dice al volver a tomar el vestido -este se lo compraré yo
-noo… no, que pena -digo al tomar el vestidito realmente apenada
-vamos, además tiene una estrella y se dará cuenta mi sobrinita o ahijada que se su tía próximamente madrina se lo regaló -dice al darme una gran sonrisa, obvio no lo iba a rechazar y más con el ánimo que ahora tenía por lo de Maite
-está bien -digo al regresarle el vestidito
-awww, gracias, también le compraré esta almohada de estrella y también esto… y esto. -dice al empezar a llenar el carrito con varias cosas que hicieron que mis ojos se desorbitaran, eran muchas cosas pero su sonrisa hacia que me tranquilizara no podía negármelo –y… y… esto.
-woow son muchas cosas… -digo al ver el carrito al punto de desparramarse de cosas con estrellas, todo tenia estrellas
-sii y es hermoso
-Jajaja está bien, vamos
Llegamos a pagar todos los regalos que su próxima madrina le había comprado a mi hermoso Ángel que por fin iba a salir de mi vientre en aproximadamente 2 semanas, estoy tan emocionada y Dulce ni se diga esta que quiere ver a Dulcesita en acción
-Muchas gracias por su compra -dice la señorita de la caja para regresarle su tarjeta amablemente mientras Angelique y yo tomamos las bolsas de los regalos que acaba de comprar
-entonces ¿cómo se va a llamar? -dice Angelique al caminar junto conmigo hacia dónde íbamos a esperar a Dulce para que llegara por nosotras
-pues Dulce quiere Sara ya sabes por su abuela, pero yo quiero Hanna por parte de mi abuela pero ya sabes cómo es… -digo al rodar los ojos pero con una hermosa sonrisa, mi Dulce siempre a querido controlar todo desde el día que la conocí
-sii, es toda una psicópata, no sé cómo la guantas… -dice al hacer un guiño -pero pues yo voto por Hanna
-yo también, pero a ver qué pasa… -digo al sentarme en una banca que estaba ahí ya que esto del embarazo me cansaba fácilmente -mis pies los tengo demasiados hinchados
-jajaja sii, están demasiado hinchados
-Dulce me hace enojar mucho cuando dice que parecen unos panes, pero por lo que veo es verdad
-jajajaja ay no Annie, estas muy rosita, ojala regreses a tu cuerpo habitual
-por Dios Angie, obvio que si… solo subí 12 kilos
-mmm ¿cuánto pesabas?
-¿tenemos que hablar de eso ahora? -digo al cerrar mis ojos
-vamos, sabes que si estás bien, estuve leyendo varias revistas de embarazo y dice que es normal subir 15 kilos y por lo que veo tu estas todavía delgadita pero esponjada
-mmm… pues pesaba 52 kilos, ahora peso…
-62 kilos… realmente no estás tan gordita como pensé jajaja
-pff… lo sé
-AMOR!!! –dice Dulce al gritarme de la camioneta y bajarse rápidamente de ella para estirar sus brazos -¿dónde está la mujer más hermosa del planeta? -dice al gritarme al hacer una voz de niña chiquita para acercarse hacia mí, pero para mi sorpresa Maite venia atrás de ella con unos lentes obscuros, creo que Dulce recordó bien el plan
-Aquí está, toda adolorida amor -digo al hacer un pequeño puchero que hizo que Dulce me sonriera tiernamente para besar mi pancita
-no te decía a ti tontis, Jajaja -dice al reír junto con mi pancita –le decía a esta princesa
-aaah que mala -digo al seguir con mi puchero con mis brazos cruzados
-no te creas amor, tu eres la reina de mi corazón -dice al besarme tiernamente esto del embarazo la echo demasiado cursi, más de lo normal -creo que no fue buena idea… -dice al separarnos y poder sentir como Angelique volteaba a otro lado mientras que Maite estaba cruzada de brazos atrás de Dulce
-ammm… Maite hola… -digo al buscar su mirada pero estaba oculta tras de esos lentes obscuros
-hoola…¿cómo estás? -dice al agacharse y besar mi mejilla
-creo que yo me voy… -dice Angelique al tomar su bolso y así levantarse de donde estábamos sentadas
-creo que yo también… -dice Maite al notar que Angelique no la miraba en lo absoluto
-vamos chicas… -digo al intentar pararme
-no Annie… me tengo que ir –dice Angelique al tomarme delicadamente del brazo para darme un pequeño beso en la frente -adiós
-YA NO!! -ooh, ooh, ya salió el demonio interno de Dulce y está a punto de hacer algo que la verdad va a estar fuerte
-¿qué Dulce? ¿qué quieres? -dice Angelique al verla molesta
-ya dejen de estar actuando como niñas chiquitas y arreglen esto
-mmm… mira quien lo dice, por favor Dulce, yo no me metí cuando estuviste haciendo tus estupideces -dice Angelique al dar media vuelta realmente enojada, se le notaba en su mirada pero al ver esto Maite por fin salió a la defensiva
-¡Dios Angelique! ¿Porque tanto orgullo? podemos hablar.
-¡¡no!! y menos contigo.
-¡¿saben qué?! ya me hartaron -dice Dulce al fruncir el ceño -métanse a la camioneta
-¿perdón? -dice mi mejor amiga al verla con la cara confundida
-que se metan las dos a la camioneta para que puedan arreglar esto. -dice mi Dul al aventar a Maite hacia la camioneta acto que hizo que se molestara la pelinegra
-¡¡estás loca!! -dice Maite al darle un manaso pero aun así mi Dul la metió
-vamos Angie, entra -digo al tomar su mano suavemente -solo hablen…
-pero Annie… -dice Angelique al borde de las lágrimas -yo…
-anda, entra, o sino no serás la madrina -digo al darle una gran sonrisa para soltar su mano
-está bien… entraré -Angelique caminó hacia la camioneta con los brazos cruzados pero antes de entrar a la camioneta miró demasiado feo a mi Dul algo que no le importó, Maite al igual que Angelique se subió pero por el otro lado, se veía realmente molesta, se le notaba demasiado.
-woow están muy molestas ¿tú crees que sirva esto? -digo al tomar a Dul de la mano
–no sé, tienen de dos, que se maten a besos o que se maten a golpes… es tan solo de esperar…
-quiero un helado… -digo al hacer un puchero pequeño -¿me traes uno para mí y para la bebé?
-claro -dice al besar mi frente –ya regreso.

Camioneta
Estaba una hermosa pelinegra mirando con sus lentes obscuros a través de la ventana mientras que sus manos tomaba el volante con demasiada tensión, al igual que estaba la castaña del otro lado en la misma posición mientras tomaba su collar para ocultar los nervios, Era demasiada tensión pero alguien tenía que hablar o sino se iban a quedar así toda la vida.
-Angie… -dice al voltear a ver a la castaña pero esta seguía mirando por la ventana -Angelique… -dice nuevamente
-¿No crees que ya hablamos todo? -dice al voltear a ver a la pelinegra que estaba alado de ella
-Angelique… no, no hablamos todo ya que por lo visto no entiendes la parte que en verdad lo siento y en verdad te amo demasiado, por favor no hagas esto más difícil –dice al quitarse las gafas para dejar ver sus hermosos ojos
–¿lo sientes? no lo sientes... no me digas mentiras, si me amarás demasiado como tú dices no te hubieras acostado a tu maldita secretaria -decía la castaña en un tono demasiado fuerte mientras la apuntaba con demasiada furia
-¡¡Dioos!! ¿Qué parte no entiendes que yo no me he acostado con nadie? –dice al golpear el volante con su mano -eehh!! Que jodidos quieres que te diga
-quiero que me digas la p*** verdad!! -dice la castaña al decir entre dientes de tanta furia que llevaba adentro
-¿Quieres la verdad?
-sii, quiero saber la verdad, por eso estoy aquí en esta P*** camioneta.
-está bien, Una noche estaba yo recogiendo unos papeles para ir a que Dulce los firmara pero era demasiado tarde y ella ya se había ido, regresé a mi oficina y estaba demasiada, demasiada cansada así que le pedí a Jessica que me trajera algo para beber y así fue, me trajo una copa pero cuando la bebí me empecé a sentir mal y cuando desperté estaba desnuda con ella, -decía la pelinegra al derramar unas lágrimas -te juro que no sabía lo que había hecho, te juro que no sabía que estaba pasando, después ella llegó con unas fotos diciéndome que si no le daba una buena cantidad de dinero te las iba a mandar, yo no quería por lo del embarazo y decidí aceptar aquella cosa, pasaron los días pero aquella estúpida me pedía más… en verdad que no sabía que esta mentira iba ir demasiado lejos, en verdad me sentía muy mal Angie, te quería decir pero con lo alegre que estabas con lo del embarazo me daba miedo… me preocupe por ti… porque te amo -dice al poner suavemente su mano en las de la castaña que la veía con lágrimas en los ojos
-jajaja noo, en verdad que bravo -dice la castaña al aplaudir con sarcasmo -en verdad que te has ganado un Óscar Maite, en verdad que toda esa novela la deberías de escribir!! Porque en verdad está muy espectacular
-tienes que creerme… -dice la pelinegra desesperada al tomar el rostro de la castaña -te amo, y en verdad que sucedió esto, no es ninguna novela ni nada por el estilo, es más que la verdad
-¿Cómo quieres que te crea? ¿eeh? -dice la castaña al aventar sus manos -por favor, cuando pasó lo de Jack que solo fue un maldito abrazo, dime, ¿qué fue lo que pensaste? ¿eeh? dime.
-que… que habías regresado con él… pero ¿eso que tiene que ver? te perdoné algo que tú no puedes hacer
-¿sabes porque no te puedo perdonar? Porque rompiste las confianza que había entre nosotras, me mentiste y lo peor es que perdí a mi bebé ¡¡Por tu culpa!! ¡¡POR TU ESTÚPIDA CULPA!! -decía la castaña con demasiada furia y empezó a golpear a la pelinegra con todas sus fuerzas mientras repetía el “culpa”
-Noo -dice la pelinegra con lágrimas en los ojos para tomar a la castaña de las muñecas -no es mi culpa, no me hagas sentir que soy yo la de la culpa, me haces sentir mal por que quieras o no también era mi bebé, te mentí, lo sé, y perdón pero te juro que no sabía qué hacer
-¡¡suéltame!! -decía la castaña entre rabia
-noo -decía la pelinegra para empezar a llorar y verla profundamente -te amo Angelique, te amo tanto y en verdad me duele todo esto… Perdóname -decía la pelinegra al bajar la mirada para acercar a la castaña hacia sus labios para besar esos labios con mucha ternura ya que desde tiempo los necesitaba, necesitaba que supiera que la amaba que todo lo que había pasado era por miedo, Pero la castaña la empezó a besar con una combinación de tristeza ,odio y furia para que después, aquel beso se empezara a llenar de amor y deseo, un beso con el cual las dos querían que nunca acabara que fuera eterno pero la respiración de ambas se acabó
-yoo… yo no puedo -dice la castaña al pegar su frente con la de la pelinegra con lágrimas en los ojos mientras sus respiraciones eran agitadas
-mírame -decía la pelinegra al buscar sus hermosos ojos -te amo Angelique, te amo más que a mi vida, por favor trata de perdonarme -decía la pelinegra en cerrar sus ojos para acariciar con su nariz el rostro de su castaña
-yoo… lo siento… -dice en lágrimas para acariciar la mejilla de la pelinegra -pero… no puedo, me tengo que ir -dice la castaña al separarse de ella para tomar su bolso y abrir la puerta de la camioneta para salir con lágrimas en los ojos dejando a la pelinegra con un fuerte dolor en el pecho mientras su castaña se iba
-Angie… ¿estás bien? -dice su rubia amiga al verla salir casi corriendo de la camioneta
-me… me tengo que… ir…
-pero…
-por favor… -dice al seguir caminando y soltarse de su rubia amiga
-¡¡ANGELIQUE!! -gritaba la pelinegra con desesperación adentro de la camioneta mientras Dulce intentaba calmarla –la perdí…Dulce… la perdí

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:44 pm

Capítulo 3
Expectativa Dulce
Ya han pasado 7 años de que mi esposa y yo le diéramos la bienvenida a lo más hermoso de este mundo, una hermosa princesa que se llama Hanna Espinoza Puente es toda una niña valiente con carácter fuerte al igual que yo y es una niña muy tierna, Lo importante es que ha crecido con una familia realmente perfecta y hermosa, llena de amor con sus abuelos, nanny y sobre todo Anahí y yo le hemos dado mucho amor.
-Mi amor ya es hora -digo al gritar desde las escaleras
-ya vamos… -dice Annie al bajar junto con mi princesa con unas hermosas colitas y su mochila de Estrella color rosa, que la Madrina Angelique le compró
-que hermosa te ves -digo al cargar a mi hija y darle un beso en la frente -tú también te ves guapísima amor -digo al besar a Annie y caminar juntas a la cocina
-Nanny!! Quiero, quiero galletas de chocolate!
-vaya, vaya Hanna que bonita te ves -dice nanny al ponerle la barra de galletas en la mochila
-claro soy ig..iguadita que mi mami!
-eso ni se diga, son las más hermosas de esta casa -digo al acariciar la mano de Annie
-amor, tengo que llevar a Hanna a la primaria, voy a llegar un poco tarde ¿podrías hablar con el señor Gardent?
-claro, no hay problema -digo al darle un sorbo a mi café, pero Hanna se subió rápidamente a la silla para mirarme fijamente
-¿qué pasa? -digo al fruncir el ceño
-mamis… les tengo una noticia -nos dice al cruzar los brazos para vernos con el ceño fruncido, en verdad que salió igualita a mí
-¿cuál es hermosa? -dice Anahí al cargarla y ponerla en sus piernas
-la maestra Quiere hablar con ustedes…
-¡¿Qué?! -decimos Annie y Yo al verla con sorpresa
-pero, ¿porque Hanna? ¿qué hiciste ahora? -dice Anahí al acomodarla en su silla que tenía para ella
-es que… la maestra me dijo que no era nada normal tener una mami y una mami que lo normal era un papi y una mami…
-jajaja que estúp… -no pude terminar por que Annie me volteó a ver con reproche
-¿y que le dijiste amor? -dice nanny al acomodarle sus tiernas colitas
-pues que era una PERRA!! -al escuchar eso, una risa salió de mí haciendo que nanny y Annie me vieran con el ceño fruncido
-jajajaja, bien contestado -digo al levantar la mano para chocarla con mi hermosa hija
-Como que bien contestado -dice Annie al vernos con los brazos cruzados -eso estuvo mal
-no cabe duda que esta niña si es igualita a su madre… -dice nanny al mover la cabeza de un lado a otro
-Sí, pero eso no significa que diga malas palabras, Dulce dile algo!
-Hanna ese vocabulario no es para princesas para ti… solo las reinas como yo podemos decir groserías.
-pero mami, eso no me dijiste ayer en la noche, me dijiste que las Espinoza somos unas perras!
-¿Eso le dijiste a la niña? -dice Anahí al verme asombrada
-¿quee? es verdad… Además nosotros somos así
-es verdad -dice mi madre al entrar a la cocina haciendo que Hanna se emocionara
-abuelaa!!
-hoola hermosa -dice al cargarla
-pero suegra, le dijo Perra a su maestra… -dice Anahí al morder una manzana haciendo que le giñara un ojo
-¿eso le dijiste princesa?
-siii, dijo que estaba mal tener una mami y una mami y por eso le dije “ Usted que sabe Perra!!
-jajaja, chócalas -dice mi madre al hacer el mismo acto que yo hice
-como quieren que sea educada, si todo le dicen que está bien -dice Annie al ayudar a nanny con la lonchera de Hanna
-vamos Anahí, cuando Dulce salió de mi panza lo primero que le dijo a la enfermera fue “ Usted está gorda” y eso que acababa de nacer jajaja
-siii, es de nacimiento ser una Perras… -digo al abrazarla por la cintura -además te encanta que sea una Perra -digo en un susurro haciendo que se erizara toda
-jajaja tienes razón, pero quiero que sea una hermosa bailarina muy bien educada.
-lo sé, pero ándale no te enojes -digo al hacer un puchero para besar sus labios
-mmm… está bien, anda Hanna vamos con la maestra a explicarle porque le dijiste Perra…
-jajaja si quieres voy yo
-nooo!!! Gracias… -dice Anahí al poner su mano en su frente -le dirás hasta de lo que se va a morir… mejor voy yo.
-está bien, nos vemos al rato
-te amo -dice al besar mi frente y despedirse de nanny y mi madre
-mami mira hice un dibujo de las dos -dice al darme un beso en la mejilla pero antes sacó el dibujo
-amm, que bonito… pero ¿porque tengo colmillos?
-es que me dijo la tia Maite que tú eres el Diablo y mi mami era san Valentín pero en niña.
-esa Maite, en verdad que estar sin Angelique le está afectando…
-bueno, adiós mami -dice nuevamente a besar mi mejilla y salir corriendo a la mano de Annie
-Hanna Si te vuelve a decir algo la maestra dile que esta gorda!
-DULCE!!
-jajaja, te amoo!! -digo al gritar para ver como salen mis hermosas princesas
-en verdad que salió igualita a ti ¿ehh? -dice nanny al lavar las tazas
-sii, escogimos buenos genes pero lo que se nos hace raro es que haya salido con mi carácter
-eso que tiene, lo bueno es que se le nota lo Espinoza -dice mi madre al sacar sus lentes -cuando la veo es igualita a ti
-lo sé, es perfecta.
-te acuerdas Maribel cuando en una tarde subimos a su habitación y tenía a todas las barbies rayadas en una esquina y jugando con sus carritos.
-ooh si, desde pequeña yo sabía que tenía un niño adentro
-no es cierto -digo al poner mi taza en lava trastes –jajaja, bueno se me hace tarde para la oficina, adiós mamá –digo al besar su mejilla -adiós nanny
Oficina.
-Buenos días Karla ¿ya tienes los papeles del nuevo informe que le voy a dar a Mi tío?
-Si señora Dulce están adentro en su escritorio.
-muchas gracias. -digo al entrar a mi oficina con mi café en mano –pff, es mucho trabajo… -digo al acomodar mi saco para empezar con aquellos papeles
-señora Dulce -dice el intercomunicador
-¿qué pasa Karla? -digo al rodar los ojos, me molestaba que cuando acabo de entrar siempre me hablara por el intercomunicador
-la señorita Maite quiere verla
-pues déjala entrar, sabes que ella puede pasar cuando quiera
-es que…
-HOOOLA… -dice Maite al abrir las puertas mientras llegaba tambaleando
-¡estás borracha! -digo al levantarme de mi asiento y ver como Karla la sostenía
-noo… clar..claro que no Jajaja -dice al dejarse cae en mi sillón
-gracias Karla por traerla, regresa a tu trabajo.
-si señora Dulce
-mira nada mas como estas Maite Perroni!
-shhh -dice al sacar una botella de licor y darle un largo sorbo
-Maite deja de beber
-no quiero… -dice al pegarme para que no le quitara la botella
-ve cómo estás, no te puedes poner así
-como que no puedo… NO TENGO A NADIE!! -dice al aventar la botella haciendo que diera un pequeño salto de susto
-estás loca!! -digo al fruncir el ceño
-sii, estoy loca, Angelique ya ni me habla y me enteré que estaba saliendo con el Oops! de Jack!!! -dice al caer al piso para empezar a reír entre llanto realmente estaba muy tomada
-Maite… Maite escúchame -digo al ayudarla a sentarse en el sillón -¿cómo te puedes poner así? a lo mejor Angelique te ve en ese estado y ya no querrá regresar contigo.
-nunca querrá regresar conmigo!! Perdí todo, perdí al amor de mi vida, perdí a mi bebé y perdí a mi futura familia -dice al empezar a llorar
-¿sabes algo? Recuéstate -digo al acomodarla en el sillón -déjame terminar de firmar estos papeles y te llevaré a tu casa, estas muy mal.
-pffff -dice al acomodarse para quedarse dormida, realmente le afectó mucho haberse separado de Angelique, no la ha podido superar en los 6 años desde que se separaron.
Estacionamiento
Un hombre estaba fumando un cigarrillo mientras platicaba con una persona que no se le notaba bien la cara
-¿quiere que nada más haga eso?
-si Oops!, solo quita los frenos.
-¿cuál es el auto?
-es aquel, es el de Dulce Espinoza, quiero que le quites los frenos
-pero antes que haga eso, ¿dónde está el dinero?
-aquí esta idiota, pero antes, quiero ver que le quites los frenos.
-está bien… ahí lo tiene.
-Ninguna palabra sobre esto
-su secreto está bien guardado no se preocupe.
-perfecto, es tan solo cuestión de esperar… eso te enseñará Dulce que conmigo no se juega

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:44 pm

Capítulo 4
Expectativa Anahí
En estos momentos voy con mi hija hacia su primaria, realmente es algo hermoso y espectacular desde que nació fue algo que nos cambió la vida a Dulce y a mí, Estos 7 años me he dado cuenta que hacer esa inseminación fue la mejor decisión ya que con el amor que Dulce y yo le dimos a nuestra hija realmente parece que es hija de Dulce, tiene el mismo carácter y sus mismos hermosos ojos Café oscuro que me encantaron en su madre, tiene el mismo lunar en la espalda algo que nos impactó, también es Rubia al igual que yo y también a veces sabe controlar muy bien a su madre con su carisma y su forma de hacer que su madre controle su loco “Demonio” que al igual que ella lo tiene también.
-sabes muy bien que no me gusta que uses ese vocabulario amor… -digo en la parte trasera del carro mientras Alan se dirige a su primaria
-lo sé mami, pero es que me hizo enojar esa gorda maestra -dice al levantarse de su asiento para despeinar a Alan haciendo que este riera
-Hanna siéntate que vas a ser que Alan choque -digo al tomarla de la cintura
-es que mami, no se ve bien con ese peinado parece oso -dice al cruzar los brazos mientras Alan la mira por el retrovisor
-es igualita a su madre… -dice Alan al dar una sonrisa
-sii, es algo maravilloso
-mami, mami, te tengo una propuesta… -dice al tomar mi mano
-¿cuál princesa?
-que en vez de ir a esa escuela me… me dejaras solo ir a ballet… es que de grande quiero ser una gran bailarina.
-pero amor necesitas tener estudios para que no seas una bailarina tonta
-no es cierto, yo quiero ser bailarina -dice al hacer un puchero
-también salió a la otra madre ¿eeh? -dice Alan al parar el auto ya que habíamos llegado
-sii, creo que le daré todo mi apoyo para que pueda sacar aquella carrera que yo no la pude sacar…
-eso sería maravilloso señora Espinoza.
-entonces mami ¿ese es un sí? -dice al hacer que sus ojos brillaran
-sii, pero… -digo al poner un dedo en su nariz -cuando termines todos tus estudios
-¡mamá!
-anda vamos que la maestra nos ha de estar esperando… -digo al salir del auto para que Alan le ayudara a salir a Hanna
-gracias Alan… te puedes retirar -dice con una sonrisa y muy educada como yo
-muy bien señorita Espinoza que le vaya bien.
-mami ¿cuál es la diferencia de señora y señorita? -dice al caminar junto conmigo tomadas de las manos
-pues se le dicen señoritas a las que no están casadas.
-aamm… ¿en verdad?
-sii
-yo ya me quiero casar… -dice al soltar mi mano para peinar coquetamente su cabello otra cosa que es igual a su mamá Dul -mami ¿me tienen que gustar las niñas?
-jajaja eso no es momento, pueden gustarte niñas y niños eso no importa.
-mm… una vez me dijo mi mami “mira Hanna cuando estoy con tu mami, entiendo lo que la gente habla cuando habla del amor y cuando tu sientas eso por una persona, sea niño o niña es porque esa persona merece tu corazón”
-¿eso te dijo tu mami? -digo con una enorme sonrisa que no cabia en mi rostro realmente Dulce es todo un amor
-sipi -dice al volver a tomar mi mano
-tiene mucha razón, tu mami es muy sabia -digo al llegar a la puerta pero antes me detuvo
-¿tu sientes eso por mami? -dice al verme con sus hermosos ojos haciendo que me agachara para quedar en su estatura
-si amor, lo mismo siento y ¿sabes? siento mariposas en mi pancita cuando estoy con ella.
-¿en serio? -dice al dar una risita traviesa
-sip, pero es un secreto… prométeme que no se lo dirás -digo al levantar mi meñique
-lo prometo
-muy bien, entremos…
-Buenos días Señora Espinoza -dice la maestra al hacer una reverencia para que tomáramos asiento
-Buenos días señorita Helen –digo al colocar a Hanna en mis piernas
-Primero que nada, me alegra que haya venido para poder platicar sobre su hija. -dice al colocar sus lentes -bueno empecemos, su hija ha tenido una falta de comportamiento realmente severo, es una niña muy lista y sobre todo aplicada pero su forma de expresarse y de actuar es realmente falta de aprovechamiento.
-Entiendo, sé que es lista pero no veo ningún problema que tenga un carácter fuerte no veo que tiene de malo
-Mire señora Espinoza, entiendo, yo también, pero su vocabulario es no adecuado para una niña de 7 años ella no puede decir ese tipo de cosas y sobre todo no debería ser tan agresiva.
-¿agresiva? -digo al mirarla con sorpresa -¿cómo que agresiva?
-sii, la otra vez una compañera le puso el pie sin querer.
-no es cierto no fue sin querer… -dice Hanna al apuntarla con el dedo y con el ceño fruncido
-shh Hanna –digo al bajar su dedito -continúe por favor
-pues su hija se levantó y la iba a golpear pero varios compañeritos la detuvieron. Señora Espinoza realmente su hija es muy tierna pero cuando se enoja explota y se hace todo un monstro
-¡Es mi demonio interno y mi mami también lo tiene! -dice al bajarse de mis piernas
-ve porque la cite para que hablara conmigo.
-yo no veo ningún problema… -digo para empezar a reír -es solo que saco el carácter de su madre yo no puedo hacer nada para que cambie.
-Señora Espinoza, es eso también un problema, no puede ser que su hija viva con dos mujeres.
-¿perdón? -digo al arquear la ceja
-sii, esta niña necesita una figura paterna para que pueda entender lo que es una mano dura.
-jajajajaja, realmente usted está mal, Su madre y yo somos lesbianas y estamos orgullosas de eso y Hanna no necesita ninguna figura Paterna para tener una mano dura ya que mi esposa y yo se la damos cuando es necesario
-pero señora Espinoza…
-déjeme hablar -digo al poner una mano en el escritorio -usted realmente es una traumada, estamos viviendo en una era diferente, mi hija es así porque quiere y porque así le nace y su madre y yo estamos muy orgullosas de que sea así. ¿Y sabe qué? no sé por que se mete en las relaciones de los padres de sus alumnos, mi hija viene a estudiar no a que le meta estupideces en la cabeza
-señora Espinoza -dice la mujer al levantarse del escritorio -su hija es una grosera me llamo Perra enfrente de todos sus compañeros y me doy cuenta que es igual de grosera que usted
-Sí, me doy cuenta que mi hija sabe decir la verdad y ¿sabe algo? tenía razón de que usted es una Perra -digo al tomar la mano de Hanna –Hay mejores escuelas que esta… vámonos Hanna.
-VIEJA GORDA! -dice Hanna al salir junto conmigo con una gran sonrisa mientras la maestra nos gritaba infinidad de cosas pero nosotras ya estábamos muy lejos -MAMI ES LA TIA ANGELIQUE -dice al soltar mi mano para ir corriendo donde se encontraba Angelique y Jack
-Hola hermosa -dice Angelique al cargarla y girar junto con ella -¿cómo está mi sobrina preferida?
-muy bien tía
-hola Angie, Hola Jack -digo al saludarlos con un beso en la mejilla
-Hola Annie -dicen los dos al no dejar de ver a Hanna que jugaba con los cabellos de Angie
-Hola Hanna. -dice Jack al tomar un cabello de Hanna
-mm Hola… -dice al rodar los ojos, algo que saco de mi –suelta mi cabello.
-Hanna… -digo al cargarla -no seas grosera.
-es que no me cae bien el cara de papa -dice al fruncir el ceño
-jajaja, déjala ya después se acostumbrara… -dice Jack al voltear a ver a Angelique
-mm sii…
-No quiero acostumbrarme, quiero que mi tía Angelique se enamore de mi tía Maite –dice al bajar de mis brazos para tomar las manos de Angelique haciendo que todos nos quedáramos callados por aquel comentario, Todos sabíamos que Angelique seguía amando a Maite ella mismo me lo dijo pero aún le dolía que Maite la hubiera engañado y que estaba decidida de olvidarla con Jack
-amm Annie… te traje las fotos que le fuimos a tomar a Hanna en la sesión de fotos
-¿aah si? déjame verlas -digo emocionada al tomar las fotos de Hanna
-a ver, a ver mami quiero verlas -dice al tomar mi brazo para que hiciera que me agachara
-sacó tu belleza Annie -dice Angelique al aplaudir –es toda una princesa
-sus ojos obscuros se ven iguales que los de su madre
-sii, de grande será una belleza ¿verdad princesa?
-siii -dice emocionada al tomar las fotos -se las quiero enseñar a mi mami y a mi tía May
-¿pero no entrarás a la escuela? -dice Angelique al tomar la mano de Jack
-no -digo al sonreír y voltear a ver la primaria
-no me digas que otra vez la vas a cambiar.
-siip -digo al tomar la mano de Hanna -ya sabes como son la maestras.
-mm me imagino, pero Mira Hanna lo que te compré -dice al sacar un hermoso collar que tenía una hermosa estrella plateada que decía en medio algo escrito
-¿qué dice? –dice emocionada al tomar su estrella para que la leyera
-“Tu y Yo somos simplemente estrellas, Te ama Tía Angelique” jaja que cursi -digo al sonreírle a Angie que estaba emocionada
-aww tía más estrellas para mi colección -dice para sonreírle
-sii, pero no es cualquier estrella sobrinita hermosa ya que yo también tengo el mismo -dice al agacharse y ayudarle a ponerse el collar
-pero, ¿qué dice? -dice Hanna al tomar la estrella
-amm… -dice al tomar la estrella con la mano de Hanna -Jack podrías, por favor ¿traer el auto? es que me duele la cabeza…
-sii hermosa -dice al besar su mejilla para así retirarse
-¿qué dice tía? -dice emocionada Hanna
-te lo enseñaré si me prometes que no le dirás a nadie
-te lo prometo
-está bien… -dice al soltar su mano para enseñarle su collar
-¿qué dice?
-“Para la estrella más hermosa, Te ama Maite Perroni” -dice al dar un fuerte suspiro para limpiar una lágrima
-¿te lo regalo mi tía? -dice emocionada
-sii… pero acuérdate que es un secreto -dice Angelique al guardar el collar
-mm está bien, hoy voy a guardar muchos secretos -dice al tomar la mano de Angelique y la mía
-Vamos por un helado ¿sale? -digo al caminar con las dos hacia el auto pero me detuve ya que mi celular empezó a sonar
–agg ha de ser tu esposa -dice Angelique
-sii…¿bueno?… sí, sí soy yo… -digo al ver como Hanna y Angelique me miraban esperando para que vayamos por el helado -¿¿Qué?? Eso… eso no… -digo al sentir un fuerte vacío en el estómago -eso…¿dónde están ahora?... -digo al intentar aguantar mis lágrimas y ver como Angelique carga a mi hija -va…vamos para allá

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:44 pm

Capítulo 5: ¿Entre la Vida o la Muerte?
Expectativa Dulce
Me encontraba revisando unos papeles pero no me podía concentrar quería ya terminar todo para poder ir por mi hija y mi esposa para poder pasar una tarde hermosa ya que hoy es Viernes, las 3 juntas siempre vamos al Zoológico para después ir por un helado. Así que hago todo lo posible para terminar pronto y salir rápido pero por lo que veo tengo que llevar a la Borracha de Maite Perroni a su departamento.
-Buenos Tardes -dice Daniel al entrar con unos papeles pero no antes darle un vistazo a Maite que estaba plácidamente dormida -anda, no me digas que otra vez Perroni llegó en esas condiciones.
-pff si, nuevamente, nada más que ahora creo que le bajó a la bebida pero al cigarro no
-mm… esa Angelique Boyer la dejó muy mal.
-pues ni digas porque el caso no fue Angelique fue la estúpida de Jessica Parkad
-Nosotros que íbamos a saber que la tenía amenazada… -dice al sentarse para colocar los papeles en el escritorio -además si nos hubiera pedido ayuda todo esto no estuviera pasando.
-pues sí, pero ya han pasado 7 años y Angelique está decidida a querer olvidarla con el idiota de Jack Duarte.
-pues es decisión de ella, nosotros nos podemos hacer nada, recuerda que tú también tenías ideas realmente locas al inicio.
-va… -digo al aventar la pluma -pero eso fue diferente perdoné a Anahí y ahora nos amamos demasiado y ahora más con nuestra hija.
-hermosa por cierto… tiene tus ojos.
-sii, aunque ¿sabes? esa niña tiene la misma esencia de su madre, es igual de perfecta.
-me imagino, oye disculpa por lo que te voy a decir pero Christopher quería hablar contigo.
-¿ahora que quiere? -digo al rodar los ojos
-no lo sé, estaba abajo y me dijo que quería hablar contigo.
-Ay tío, sabes que odio que Christopher quiera hablar conmigo.
-no sé, lo noté nervioso cuando llegué pero me dijo que aunque tu no quieras quería hablar.
-pero ¿de qué es?
-a lo mejor son unas nuevas negociaciones que pudo conseguir en Polonia.
-pff… está bien, dile que hablo con él mañana a las 9:20, Ahora tengo que llevar a Maite a su departamento ya que con ese estado no quiero que le suceda algo.
-por cierto también llegó… ¿te acuerdas de Fernando tu chofer?
-sigue vivo. -digo incrédula ese idiota desde tiempo lo había despedido
-Dulce, sí sigue vivo y me pidió que sea mi chofer
-pues haz lo que quieras, no sé porque me pides permiso -digo al arreglarme las mangas
-vamos sabes que tú y Fernando tuvieron un enfrentamiento por querer el amor de Anahí
-sii, pero pues será tu chofer, malo si es el chofer de Anahí ahí si me pondría histérica -digo al tomar un cigarrillo para después dejarlo
-veo que Anahí te ha quitado el vicio.
-sii, no sé, pero desde aquellos regaños de “No fumes aquí” “te amo y no quiero que mueras por el cigarro” “imagínate a Hanna Fumando” bla bla…
-jaja me imagino, en verdad que las dos hacen una hermosa pareja.
-si
-bueno pues me voy, cuida mucho a tu familia no vayas a terminar como ella -dice con una sonrisa ladeada al apuntar a Maite
-mmm… HEY!! -digo al tomar el brazo de Maite para notar que no daba señales
-en verdad que está mal… -dice Daniel al tomar un cigarrillo y salir de mi oficina
-May… -digo al darle unas pequeños golpes en las mejillas haciendo que esta abriera los ojos
-déjame… -dice al volver a cerrar los ojos pero la tomé del brazo para levantarla de sillón
-Maite no te puedo dejar aquí, tenemos que dejarte en el departamento
-déjame en el basurero -dice al despeinar mi cabeza mientras intentaba pararse -auuch me duele la cabeza!!! JODER!!
-deja de lloriquear Maite -digo al sostenerla de la cintura para caminar junto con ella mientras tomaba su bolso, mi bolso y por último mi saco para salir de la oficina
-Nos vemos mañana Karla -digo al intentar que Maite no cayera al piso
-se va temprano señora Dulce…
-sii, ya sabes que los viernes salgo con mi familia.
-entiendo, entonces nos vemos mañana temprano.
-sii nos vemos…
-adiós señorita Perroni…
-pfff…
-Maite no te duermas -digo al darle un golpe en la mejilla
-¡¡déjame Dulce!!
-¡Dios! y de pensar que yo estuve igual hace 8 años… -digo al bajar junto con ella en el elevador para seguir caminando hacia el estacionamiento nos tardamos poco ya que Maite se empezó a sentir mal y tuvimos que parar un momento pero seguimos para dirigirnos al auto
-vamos en..vamos en mi auto -dice al apuntar su auto
-Maite como voy a manejar tu auto si no tengo las llaves -digo al rodar los ojos -además creo que las dejaste adentro
-Dulce quier…quiero… ir… en mi auto JODER!!
-pero que no ves que las dejaste adentro!! Dios Maite me caes mal cuando andas borracha -digo al buscar mis llaves en mi bolso
-yo no le caigo bien a nadie, todos me odian… -dice al empezar a llorar -Angelique me ha dejado y ahora tú me dejas… anda, pero eso si te digo yo si fui amiga..
-May…cariño -digo al tomarla del brazo -entra al auto por favor… -digo al ayudarla a ponerse en el asiento y colocarle el cinturón de seguridad -pfff en verdad eres un caso -digo al cerrar la puerta y dirigirme al otro lado del auto y notar que Maite prendió el radio para subirlo a todo el volumen –May ¿podrías comportarte? Aaaah!! -digo al bajar el radio para prender el auto y ponerme el cinturón
-quiero regresar con Angelique… ella es mi vida -dice al llorar mientras veía por la ventana
-ya May no puedes estar así todo el tiempo, Ya no eres aquella amiga que me daba ánimos y que era más fuerte que yo, llevas 2 años así, de borrachera tras borrachera… tienes que seguir adelante.
-no puedo… sin ella no puedo… -dice al subir nuevamente el volumen haciendo que yo volviera a bajar el volumen
-ya May harás que choque -digo al entrar a la carretera y subir un poco la velocidad
-cómo no vamos a chocar si le subes así la velocidad -dice al despeinar mi cabello -extraño a Angelique -dice al empezar a buscar su cigarrillos en su bolso -me quiero morir -dice al sacar la cajetilla al revés haciendo que todos caigan al piso
-Aaahh Maite ya deja de moverte -digo molesta pero sin quitar los ojos de la carretera
-¡Me duele la cabeza! -dice al quitarse el cinturón de seguridad para empezar a recoger los cigarrillos
-Maite ya déjalos ahí -digo molesta -ponte el cinturón ¿no ves que nos pueden detener? y además si chocamos tú serás la primera loca en salir -digo molesta al quitarme el cinturón pero sin dejar de ver la carretera con una de mis manos ayudo a que Maite se sentara
-¡¡quita tus manos de mis cigarros loca!! -dice al aventar mi mano de donde se coloca el cinturón haciendo que fijara la vista en ella
-estate Quieta Maite no ves que nos podemos matar -digo molesta al ponerle el cinturón de seguridad, mientras esta me aventaba –¡¡estate quieta!! -digo al intentar ponerle el cinturón pero un fuerte apretón de parte de Maite hizo que regresara mi vista a la carretera
-¡¡DULCE!!
Ese fue el último grito que escuche de Maite mientras sentía como todo giraba alrededor de mí y fuertes golpes recibían mi cuerpo, ¿qué estaba sucediendo? ¿Porque este dolor en mí? me duele la cabeza… abro lentamente los ojos y siento como algunos vidrios estaban encajados en mi cuerpo y veo el auto totalmente destruido, veo también como una gran cantidad de sangre corre por mi rostro, ¿Qué pasa? Digo al verme tirada en el asiento gracias al impacto ¿Maite? Pienso al buscarla con mi mirada pero era bastante el dolor en mi cabeza, quería levantarme pero mi cuerpo no reaccionaba por el dolor, al levantar un poco vista noto como Maite estaba a lado mío en el mismo estado que yo… -Maite… -digo en un susurro al no cerrar los ojos y con todas mis fuerzas intentaba con una de mis manos tomar su mano, pero el dolor de mi cabeza era insoportable al punto de que todo se empezara a nublar… ¿Porque? ¿Qué es lo que va a pasar? ¿Volveré a Verlas? ¿Maite estará viva? ¿Estaré Muerta?… esas fueron las últimas preguntas que pasaron por mi mente hasta que todo se apagara dentro de mi
-las dos están perdiendo mucha sangre
-Doctor… la señorita tiene pulso
-Llévenla a urgencias lo más rápido posible
-esta no reacciona…
-Doctor aquí esta desfibrilador
-1…2…3…
-inténtelo de nuevo
-1…2…3…¡vamos!
-no Doctor, no tiene pulso.
-1… 2… 3!!! Suban al 3m…vamos una vez más
-nada doctor.
-1… 2… 3!!.. ¡¡Señorita, vamos!!

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:44 pm

Capítulo 6
Expectativa Anahí
No podía dejar de dar vueltas en la pequeña sala de espera del tétrico ambiente. Justamente cuando llegué desesperada no tuve tiempo de decirle nada a Angelique solo le dije que dejara a Hanna con Nanny mientras yo venía al Hospital, Pero antes de que llegara al hospital me dieron la noticia de que Maite también estaba en el auto, temblaba con lágrimas en los ojos, esto no podía haber pasado ¿porque no podemos estar felices? ¿Por qué siempre hay sufrimiento entre nosotras? ¿Porque?
La ansiedad y la angustia que tenía en estos momentos era demasiada, y estaba segura que me volvería loca en unos pocos minutos si no me daban noticias de Dulce pronto, necesitaba saber si estaba viva… si ambas estaban vivas.
En eso, una aguda voz me hizo detenerme en seco.
-¡Anahí! —gritó Angelique y me volteé para verla correr hacia mí, y en un par de segundos ya había arrojado sus brazos a mi alrededor, apretándome fuertemente. A lo lejos pude ver a Jack entrar por las puertas corredizas.
-Angie… -digo al tomar todas mi fuerzas después de lo que iba a decir – Angelique…
-¿qué pasa? -dice al tomar mis manos
-Dulce no fue la única que estaba en el auto… -digo al apretar sus manos
-¿cómo? -dice al poner su palma de su mano en la boca -no… no me digas que…
-Angelique… -digo al derramar unas lágrimas mientras sentía como mi corazón se oprimía -Maite…
-¡¡nooo!! -dice desesperada mientras soltaba mi mano
-Maite también sufrió el accidente.
-no… eso no, eso no puede ser verdad -dice al quedar en shock mientras caminaba hacia una de las sillas del hospital -por…porque no me dijiste… -dice al sentarse lentamente
-porque me acaba de decir el doctor que también estaba Maite con Dulce en el accidente… -digo al tomar sus manos pero sin dejar de llorar
-¿com…como esta ella? -dice a un en shock
-no me han dicho nada, lo único que me dijo el doctor es que no reaccionaba su corazón… -digo al notar como su mirada se cruzaba con la mía -Angie… -digo al pasar un brazo por su espalda -Maite está muy grave
-nooo!! -dice al abrazarme con todas sus fuerzas mientras sus lágrimas empezaron a salir como yo también lo estaba- ¿Por qué? -dice al abrazarme más fuerte
Pasaron minutos pero para Angelique y para mí fue una eternidad al punto de que No sabíamos cuánto tiempo pasó, sólo sabíamos que fue mucho, pero después de una eternidad de estar sentadas en las sillas blancas que se encontraban alineadas, un señor en bata blanca apareció por el pasillo, y yo me levanté abruptamente haciendo que el doctor se acercara a mí cuando me vio.
—Buenas noches, soy el Doctor James. ¿Son ustedes Familia de Dulce Espinoza y Maite Perroni? —Preguntó con tono monótono mientras miraba una tabla con hojas
-Yo…Yo soy la esposa de Dulce Espinoza.-digo un tanto alterada mientras oprimía mi corazón mientras veo como Angelique se levanta para ponerse a lado mío
-yo soy… -dice al bajar la mirada -Novi…amiga de Maite Perroni
-mm.. -dice al arquear la ceja –ya veo… -asintió calmadamente
—¿Y? —Pregunté impaciente.— ¿Cómo están ellas? —Digo al sentir como mi voz se quebró en las últimas palabras mientras Angelique oprimía mi mano
—No se preocupe, su esposa está estable. —explicó, y yo solté el aire que había estado sosteniendo. Una sensación de alivio me invadió todo el cuerpo, y la opresión que tenía en el pecho se aligeró
-¿y mi esposa doctor? -dice Angelique en un hilo de voz
-sobre la señorita Maite Perroni… –dice al dar un fuerte suspiro mientras movía unas hojas de la tabla -está muy delicada, ahora mismo está en el quirófano, perdió mucha sangre y tuvo un paro de corazón de 2 min
-¡Dios, no! -dice al colocar su mano en su pecho
-¿pero como está?… ¿se va a salvar? -digo al abrazar a Angelique
-No se preocupen estamos haciendo todo lo posible para que la Señorita Maite pueda salvarse, El impacto que tuvo fue demasiado fuerte para ella haciendo que tuviera un colapso que tuvimos que enfrentar, es importante que ahora la estabilicemos ya que también tubo daños severos en la columna, pero tengan esperanzas que se va a salvar… -dice al colocar su mano en el hombro de Angelique para retirarse pero mi mano tomó rápidamente su brazo
—¿Puedo… puedo ir a ver a mi esposa doctor? —Dije con tono implorante, pero él solo movía su cabeza de un lado a otro -Por favor… -Su expresión se suavizó al notar mi angustia y luego de un par de segundos, asintió con la cabeza haciendo que quitara unas lágrimas de mis ojos mientras Angelique me abrazaba fuerte
-ve… -dice al separarse de mi -yo… yo me quedaré aquí para saber más noticias de Maite.
-Todo estará bien… Maite se salvará -digo al soltar su mano y dirigirme hacia la habitación de Dulce
La enfermera me guio y me dejó verla sólo por algunos minutos. Para mí aquello estaba bien. Nerviosamente me acerqué a su habitación y un nudo se me formó en la garganta cuando la enfermera abrió la puerta lentamente.
-¡Dios! -digo al morder mi labio inferior para no llorar ya que el amor de mi vida se encontraba en el peor estado que la había visto nunca. Su rostro tenía cicatrices y moretones, al igual que sus brazos. Tenía una venda que le rodeaba la cabeza. Una vía intravenosa estaba conectada en su brazo izquierdo. Resistí las lágrimas —primera vez que producía tantas en mi vida— y me acerqué lentamente hacia la camilla. Había un sofá al lado de ésta, por lo que tomé de asiento y Miré su rostro. Aun así con todas aquellas heridas, seguía viéndose igual de hermosa. Igual de perfecta. –mi amor... -dije en un susurro y Alcé mi mano tentativamente y la posé de forma delicada en su cálida y suave mejilla, acariciándola suavemente. Pasé mi pulgar por sus párpados, por su nariz, por sus labios Tocando su rostro como nunca antes había hecho.
Me incliné lentamente, acercando mi rostro al suyo, y muy delicada y suavemente, presioné mis labios sobre los suyos. Aquellas mariposas y estremecimiento que siempre sentía cada vez que hacía aquello, estuvo presente, sacudiéndome intensamente.
Cuando me separé de ella, escuché una voz detrás de mí.
—¡Dulce! —dice Angelique al alzar sus manos y frotarse su rostro con ellas, obviamente frustrada -si ella está así, imagínate Maite… -dice entre lágrimas mientras se sentaba a lado mío
-¿ya te dieron noticias de ella? -digo al colocar mi mano sobre la de ella
-sí… -dice al quitar sus lágrimas mientas bajaba su mirada -dicen que después de la operación va a estar bien pero… -dice al apretar mi mano -creen que no volverá a caminar… -dice al dar un suspiro –Anahí… ¿Por qué?... ¿Por qué nos tiene que pasar esto?... más bien ¿por qué les pasó esto? La amo tanto como para que esté en esa condición… ¡¡Imagínate cuando despierte!! -dice al colocar su mano en su frente -se va a poner mal…
-no, no lo creo… si le das tu apoyo ella va a seguir adelante, Angelique no puedes seguir torturándola con lo de la infidelidad… eso ya pasó hace 7 años, tú la amas y ella también ¿no crees que esto que pasó es una prueba para que te des cuenta de que la amas? y que con este orgullo puedes hacer que en un instante la puedas perder.
-tienes razón… -dice al bajar su mirada -creo que le pediré tiempo a Jack y le daré todo el amor y apoyo a Maite… y le pediré perdón, a ver si ella acepta ahora mi perdón ya que después de todo lo que pasó… lo dudo.
-ya verás que si… -digo al darle una sonrisa de apoyo
- pff… -dice al limpiar sus lágrimas –Annie con lo que pasó no te pude decir que a Hanna la dejé con Nanny, estaba muy asustada, me dijo que cuando supieras noticias de Dulce Por favor la llamarás
-sí, creo que pasaré la noche aquí, así que le diré a nanny que la cuide solo por esta noche… ya más al rato le llamaré a Maribel para decirle de lo sucedido. -Digo con la cabeza baja mientras caminaba junto con Angelique a la puerta, Pero en eso las dos nos congelamos cuando escuchamos un ruido detrás de nosotras. Un casi inaudible gemido de dolor se escuchó desde la camilla de Dulce
Las dos nos volteamos hacia ella y Angelique se acercó a mi lado para mirarme confundida ya que las dos vimos cómo Dulce apretaba los párpados, para después empezar a abrirlos lentamente. La alegría volvía a mí al ver como intentaba despertar, la quería llenar de besos, decirle que estaba aquí y que no se preocupara
Tomé su mano entre las mías suavemente, y vi cómo sus ojos finalmente se posaban en mí. Pasaron de mí a Angelique varias veces y yo le di un apretón a su mano.
-Dul… amor aquí estoy —susurré, llamando su atención. Pero para nada me esperé sus próximas palabras.
-¿Quién...quién eres?

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:44 pm

Capítulo 7
Expectativa Anahí
Mi mundo se vino abajo al escuchar esas palabras. ¿Quién eres? ¿Quién eres? ¿¡QUIÉN ERES!? Por más que tratara, mi cerebro no terminaba de comprender esas palabras. No quería. No...Un sollozo salió de mis labios, y no me di cuenta de que lloraba hasta que vi las lágrimas caer en las sábanas blancas.
¿Cómo esto era posible? ¿Acaso esto se trata de una broma? ¿Será que Dios quiere que pasemos bastantes pruebas? Primero tener que pasar lo de la Herencia de su Padre después tener que hacerla entender que la amaba, después el cáncer y ahora esto.
Cuando creía que por fin todo el sufrimiento iba a terminar... Ahora ella no me conoce. No me recuerda. No sabe nada de mí. Soy una vil extraña para ella…
Las lágrimas seguían cayendo libremente, mientras las mismas palabras recorrían mis pensamientos... ya no me recuerda...ya no me recuerda...No recuerda… Luego de unos momentos pude notar como Dulce me miraba confundida y con el ceño fruncido.
-dime que es una Broma… -digo al intentar dejar de llorar mientras ponía mi mano en su mejilla mientras ella negaba suavemente con su cabeza
-no… no entiendo que está pasando -dice al quitar mi mano de su mejilla haciendo que mi sollozos aumentaran
-Dulce, ¿en verdad no sabes quiénes somos? -dice Angelique a ponerse enfrente de ella
-no… -dice al fruncir el ceño mientras colocaba una mano en su cabeza
-Traeré a una enfermera -dice Angelique al salir para dejarnos a Dulce y a mí
-en… ¿en verdad no me recuerdas? -digo al colocar mi mano sobre la de ella, pero nuevamente pude ver aquellos ojos que me miraron la primera vez en el entierro de Espinoza.
-no… ¿tú quién eres? -dice nuevamente al fruncir el ceño mientras alejaba mi mano -y ¿dónde está mi madre? ¿y mi padre?… ¿dónde está Maite? ¿dónde estoy? –con cada pregunta se empezaba a exaltar mientras yo la veía con lágrimas en los ojos
-Señorita por favor salga necesito revisar a la paciente -dice la enfermera al llegar mientras yo salía junto con Angelique
En el marco de la puerta, se encontraba parado el Doctor, con una expresión comprensiva. Lo miré con furia y me fui directamente hacia él.
-¿¡Qué fue lo que pasó!? ¿¡Por qué no me lo dijo!? —decía con impotencia y chillé mientras me limpiaba las lágrimas, aunque era inútil, ya que a los pocos segundos mi rostro volvía a su anterior estado, el doctor alzó sus manos mientras que Angelique me separaba de él
-Primero que todo... cálmense, Vengan conmigo y les explicaré señorita
-señora
-yo le iba de decir, pero usted me había interrumpido cuando traté de hacerlo. Ahora, vayamos a hablar sobre esto calmada y pausadamente. ¿Sí? —dijo lentamente y Angelique y yo lo seguimos fuera de la habitación, hacia el pasillo. —No tienen nada de por qué preocuparse. Esto es común en los golpes fuertes de cabeza, los cuales mayormente se dan en los accidentes automovilísticos. El La señora Espinoza tiene amnesia temporal —dijo, y cuando escuché esa última palabra, no pude evitar abrazar a Angelique. El alivio que sentí era tan grande, que volví a empezar a llorar. ¿Acaso hoy es el día de hacer llorar a Anahí Puente? El tan sólo haber pensado en que Dulce nunca recordaría lo nuestro, me había matado por dentro. Pero ahora, mantengo las esperanzas de que pronto podrá recordarlo todo. Todo lo que vivimos juntas.
Después de un tiempo No me di cuenta de que había inundado el vestido de Angelique gracias a mis lágrimas. Inmediatamente me aparté de ella para volver a ver al doctor
-¿De qué va eso de amnesia temporal? ¿Cuánto dura? —preguntó Angelique, dirigiéndose hacia el doctor. Él se ajustó los anteojos antes de hablar.
-Verán, la amnesia temporal varía según las personas. Algunas pueden recordar sólo algunos detalles básicos de su vida, como por ejemplo sus padres o su nombre. Otras pueden recordarlo casi todo, menos algunos detalles recientes. Y otras simplemente no recuerdan nada. —tragué sonoramente ante la última opción.— lo normal es que sólo se haya olvidado de últimos hechos, tal vez de los últimos días, semanas, meses o hasta años. O tal vez simplemente se olvide de cosas de las que ella haya querido prescindir inconscientemente. No lo sabemos, pero lo único que podemos asegurarles es que la memoria perdida la recuperará en máximo unos cuantos meses. Puede recuperarla mañana, la semana que viene, incluso hoy, pero lo más normal es que dure menos de un año. No puedo decirle cuándo lo hará exactamente, eso no lo podemos descifrar. Pero hay formas para que puedan ayudar la Señorita Espinoza a recuperar la memoria perdida más rápido. Pueden hablarle de los hechos olvidados, enseñarle fotos, lugares. En fin, me parece que lo mejor es que yo vaya a conversar un poco con ella. Averiguar cuánta memoria ha perdido. ¿Les parece? —dice al darnos una larga explicación, y Angelique y yo asentimos, aun procesando la reciente información que el doctor nos había dado. —Bien, entonces pueden ir a la sala de espera. En unos pocos minutos las buscaré.
-Sobre Maite Perroni… -dice Angelique al tomar su brazo
-Ella está estable por ahora, ya que después de la operación salió exitosa pero como le había comentado Maite quedó con un problema en la columna haciendo que quedara paralitica pero haremos varios estudios para ver si puede haber algo para que sus neuronas se vuelvan a conectar con su columna para ver si hay esperanzas de que pueda caminar pero por ahora haremos lo posible.
-¿puedo entrar a verla? -dice Angelique mientras intentaba no llorar
-sii, pero por unos segundos…
-está bien -dice Angelique al soltar mi mano mientras le daba mi apoyo
Angelique expectativa
Todos mis sentimientos y dolores empezaron a fluir como nunca los había sentido, Miedo, dolor, arrepentimiento, desesperación y sobre todo el amor que sentía por Maite era insoportable mantenerlo en mi corazón, Mis pensamientos de culpa me apuntaban por haber hecho pasar todo esto al amor de mi vida, que ahora estaba luchando por su vida. Fui una estúpida, pensaba mientras ponía mi mano en la manilla, ¿Me perdonará? Es lo único que digo entre susurro para abrir la puerta lentamente y llevarme una mano en la boca por encontrar a mi hermosa pelinegra llena de cicatrices en la cara al igual que moretones, llevaba un collarín y al lado suyo estaba la máquina de respiración mis lágrimas se derramaban en mi rostro mientras una opresión irresistible en mi pecho hizo que cerrara la puerta con mi espalda mientras apoyaba mi cabeza -Dios...¿por qué?... -digo al tomar un fuerte respiro para dirigirme a uno de los sillones que estaban a lado de su cama -Mi lunita… -digo al acomodar su cabello pelinegro con demasiado cuidado, Era como si fuera una hermosa flor delicada y que necesitaba todo el amor… –Perdóname amor… perdóname -digo al pasar de su cabello hacia sus hermosos labios que tenía varias cicatrices haciendo que una lágrima se derramara por mi rostro para después juntar mis manos en su delicada mano -soy una estúpida -digo al sentir como algo dentro de mí se destruía para empezar a llorar como nunca lo había hecho, ya había perdido a mi bebé y al pasar todo esto me di cuenta que pude también haber perdido al único ser que he amado más en esta vida –Lunita tienes que ponerte bien -digo al acariciar su rostro -yo…yo estaré aquí, te lo prometo amor -digo al besar levemente sus labios con lágrimas en los ojos para sentir como aprieta un poco mi mano para dar un leve gemido –Ma…Maite! -digo al acariciar su cabello -estoy aquí
-qué…qué paso… -dice al intentar abrir sus hermosos ojos
-tuviste un accidente -digo al evitar llorar
-dó…dónde está Dulce… -dice al abrir los ojos mientras colocaba una mano en su cabeza
-ella… está bien, pero no hagas más preguntas, descansa ¿sí? -digo al darle un pequeño beso en la frente
-me…me duele todo… -dice al intentar sentarse
-no, lunita no, recuéstate estas muy delicada aun
-Angie… -dice entre lágrimas mientras tomaba mi mano -llévame con ella -dice al empezar a moverse haciendo que la tomara de los brazos
-no… amor estas muy delicada aun -digo al quererla tranquilizar pero era inevitable
-fue… fue mi culpa, estaba ebria… -dice entre gemidos y lágrimas en los ojos –Angie tuve la culpa…déjame -dice al moverse bruscamente mientras lloraba en mis brazos
-Maite, por favor tranquilízate estas muy delicada… tuviste una operación y estas muy herida, ahora no puedes hacer nada porque que te puedes lastimar, te prometo que cuando estés mejor vamos las dos con ella
-Angie… -dice al apretar mi brazo
-qué pasa… -digo al acercarme a ella mientras la recuesto lentamente
-no…no…no siento… las piernas… -decía con la voz entrecortada para que yo sintiera un fuerte dolor en el corazón -mis piernas… no me responden… que…que me pasó!! -dice desesperada mientras se quita la sábana, asustada para ver sus piernas inmóviles, que no le respondían -NOOO!!! Que me pasó!! Nooo!!! -dice con demasiado dolor mientras lloraba y se golpeaba las piernas
-amor… amor -digo entre lágrimas -por favor…no -digo al tomar sus manos -no te hagas esto… -digo al llorar junto con ella mientras que una doctora y una enfermera llegaban corriendo al intentar darle un tranquilizante
-esto… esto es tu culpa!! -dice al verme como nunca lo había hecho -esto es tu maldita culpa!! Por eso estoy así!
-señorita cálmese… -decía la doctora al ponerle un sedante mientras tomaba sus brazos
-Lárgate!! No te quiero ver!! -al escuchar esas palabras hicieron que todo mi corazón se destruyera, sentí como si el dolor que antes tenía regresara pero al doble,
-señorita, ¿nos haría el favor de salir por favor? esto es demasiado grave -dice la doctora al empezar a tranquilizarla
-está bien… -digo al bajar la mirada y salir de la habitación para recargarme en la puerta con los brazos cruzados, Tenía razón, todo esto era por mi culpa, por mi estúpida culpa, Yo pude haber detener todo esto si no hubiera sido tan orgullosa rechazándola estos 7 años… estos años que intenté tragarme todo el amor que le tenía pero no me di cuenta que ella daba todo por mí, y para estar conmigo, y yo solo se lo regresé con rechazos intentando olvidarla con Jack, esto es mi culpa, mi madita culpa, pienso sin dejar de llorar para sentir como la doctora sale de su habitación -¿cómo está?
-Logramos estabilizara
-ya veo… -digo al quitar una lágrima de mi rostro
-¿usted es algo de la señorita Maite Perroni?
-soy… soy su esposa… -digo al levantar la mirada -nada más que… estamos en trámites de divorcio…y…pues pasó este accidente y… -digo al morder mi labio inferior para no llorar
-en verdad lo siento mucho, pero veo que su visita no fue muy correspondida, con ese tipo de sorpresa la puede dañar demasiado es por eso que por ahora no vuelva a entrar.
-entiendo…
-Soy la Dra. Hadley y Bueno quiero informarle que por ahora yo seré la que tratará a la señorita Maite Perroni –dice la doctora al levantar su mano para que yo la estrechara
-Mucho gusto… Angelique Boyer
-bueno pues su…ex esposa, estará bien no se preocupe, intentaremos darle algunos sedantes ya que por lo que veo se acaba de enterar de la inmovilidad de sus piernas, También estará en el hospital ya que le estaremos haciendo algunos chequeos ya que después de la operación y su pérdida de sangre está muy debilitada
-entonces ¿cuándo saldrá? -digo al levantar la mirada
-no lo sabemos, puede ser en 1 mes o más ya que también le ayudaremos a que sus piernas vuelvan a caminar, es por eso que también necesitaremos su ayuda pero por lo que vi… -dice al voltear a la habitación de Maite -no creo que sea adecuado por el momento que usted se acerque a ella, si no después de que esté mas disponible para su visita, pero no se preocupe la tendré al tanto sobre ella.
-gracias… -digo nuevamente al cruzar los brazos para quitar algunas lágrimas
-no hay de que, mejor vaya a descansar, eso le haría bien tanto a usted como a ella
-no creo que pueda irme, en verdad…yo…
-mire… -dice al colocar una mano sobre mi hombro -no sé que haya pasado entre ustedes, pero creo que sería lo mejor que por ahora usted tenga fuerzas para lo que viene ya que no será nada fácil.
-está bien -digo al darle una leve sonrisa -muchas gracias, regreso mañana para ver como esta…cualquier cosa…por favor, por favor, llámeme
-claro que sí
-gracias.
Expectativa Maite
Desperté, y mis ojos giran al ver aquel cuarto blanco, acostada en una cama. Ahora me siento extraña me duele todo el cuerpo, Suspiré, tranquila, probablemente todo ha acabado y lo que había pasado era solamente un sueño… un horroroso sueño.
-auch -digo entre un gemido y ver un poco borroso, ¿será que estoy muerta? O que pasa, intento levantarme, pero siento mis piernas como si fueran de acero, no se mueven y mis nervios empezaron, aquel sueño fue verdad y realmente no siento mis piernas, ¿Por qué? Digo dentro de mí para voltear a ver un espejo y verme a mí misma, recostada en una camilla, con un tubo en mi nariz, mi rostro lleno de cicatrices y un pequeño tubo de plástico pasaba el contenido de una bolsa de suero por mi mano. Por un momento pensé que algo estaba mal, vi el electrocardiógrafo, que mostraba las gráficas del latido de mi corazón y otro aparato marcaba que seguía teniendo actividad cerebral. ¿Qué está pasando? ¿Qué fue lo que pasó?
La perilla de la puerta me sacó de mis pensamientos, y voltee para ver quien había entrado. Aunque no logré ver, la persona caminó lentamente hacia a mí para mirar aquella máquina.
-veo que ha despertado -dice una enfermera de castaño cabello y unos ojos iguales que los míos pero mi dolor hacia que no me figara mucho en su rostro
-que…pasó… -digo al tomar un poco de aire pero era algo difícil
-tuvo un fuerte accidente, haciendo que perdiera mucha sangre y que casi perdiera la vida,
-mis piernas no las siento -digo llorando al verme como un cadáver en la cama Mi apariencia no es de mucho conmovedora, es como la que normalmente tienen las personas que están en algún tipo de hospital. Yo tengo varias cocidas en los brazos, una en el derecho y dos en el izquierdo. No tengo mi cara intacta, tengo un moretón de tamaño significativo arriba del ojo izquierdo, una herida con muchas punzadas y un parche en el ojo derecho hecho de gasa.
-¿te duele? -dice al picar mi pierna
-no -digo al verla e intentando no llorar
-Ya veo, señorita Maite Perroni… -dice al centrar sus ojos en los míos -usted ha quedado inválida por lo del accidente… -dice al bajar la mirada -pero no se preocupe, usted tiene posibilidades de poder volver a caminar, es tan solo que sus neuronas se vuelvan a conectar a la columna vertebral
-no creo… -digo con un fuerte dolor y tristeza
-ooh vamos, ya verá que volverá a caminar, por eso estaré yo, para ayudarla
-gracias -digo sinceramente -mí…mi ex…
-su esposa
-no es mi esposa… -digo al intentar corregirla ya que sentía un dolor en mi corazón cuando ella me había mandado los papeles de divorcio, sentía demasiado dolor y una impotencia, la amo demasiado pero no puedo estarle rogando todo el tiempo.
-perdón… ella estuvo mucho tiempo esperando pero se ha ido a su casa ya que yo se lo pedí, se veía muy mal…
-eso ya no me importa… -digo al volver a acomodarme pero era algo imposible
-déjeme le ayudo… -dice al acercarse demasiado a varios centímetros de mis ojos poniéndome nerviosa
-yoo… -digo al voltear a otra dirección -yoo…
-¿qué pasa? -dice al alejarse de mí
-nada, me siento muy cansada…
-perdón, entiendo, la dejaré descansar, cualquier cosa llame a una de las enfermeras y me llamaran para venir inmediatamente.
-está bien gracias… espere…
-¿qué pasa?
-cual…cuál es su nombre…
-Oh perdón, soy la Dra. Hadley bueno me retiro, descanse
-adiós… -dice al salir de la puerta mientras que yo me quedo pensando que es lo que pasará, ¿por qué me duele tanto que Angelique esté cerca de mí? la amo pero por ahora no quiero saber nada de ella.
----------------------------
-Ya te vi -dice una enfermera al acercarse a lado de la castaña mujer
-¿qué pasa Jenny? -dice al caminar mientras miraba unos estudios
-desde que llegó esa paciente has querido su caso
-eso es diferente, necesito más dinero y sobre todo últimamente no he tenido pacientes de ese tipo.
-si como no… Hadley -dice al bajar los papeles para buscar su mirada -no te encariñes con las pacientes ya que siempre terminan rompiéndote el corazón.
-a ver Jenny, no pasará nada, es una simple paciente, no me voy a enamorar ni nada por el estilo -dice molesta
-mmm está bien…
-pero no vas a negar que esta guapa -dice una doctora con cabello pelirrojo a lado de ella
-sii, está muy guapa
-lo sabía son del tipo que te gustan -dice la pelirroja al sacar unos papeles de un buró
-Elena no le metas cosas en la cabeza
-ya Jenny no tiene nada de malo que se enamore de aquella pelinegra, no por que a ti te paso con el paciente de la habitación 345 le vaya a pasar lo mismo a Hadley.
-pero Elena…
-¿saben algo? ¡¡Ya!! no pasará nada, es solo por trabajo -dice la castaña al firmar unos papeles
-bueno Hadley solo te digo, cuidado…
-ahí vas otra vez -dice la castaña al rodar los ojos “claro que tendré cuidado es realmente hermosa”-¿saben qué? ya me voy, iré a ver a la paciente del 308 nos vemos luego

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:45 pm

Capítulo 8: Perdóname
Expectativa Dulce
Abro mis ojos y lo primero que vi fue a una hermosa rubia tomando mi mano ¿Quién era? Decía realmente confundida, sentimientos de odio, tristeza, amor, alegría y desesperación empezaron a fluir en mi mente, era una mujer muy guapa y esos hermosos ojos azules parecía que ya los había visto en alguna parte pero no lograba recordarlos.
-Dul… amor aquí estoy - fue lo que me dijo aquella rubia al tomar mis manos, ¿pero qué pasa?, no entiendo porque me dice amor, ¿Quién es?
-¿Quién… quién eres? -digo al fruncir el ceño ya que a esa mujer nunca la había visto y menos haber tenido una relación con ella, ¿qué está pasando? me duele todo, siento como si me hubieran golpeado de una forma horrorosa
-dime que es una broma… -dice al empezar a llorar haciendo que mi corazón latiera de una forma inexplicable, me hacía sentir triste que aquella rubia estuviera llorando en mis sábanas pero yo no sabía el por qué…
-no… no entiendo que está pasando… -digo confundida para empezar a ponerme nerviosa, ¿qué…qué está sucediendo? ¿dónde estoy?, digo para quitar su mano de mi mejilla, aunque intentara recordarla y que me diera tristeza de verla en ese estado, no le da el permiso de tocarme así
-¿en verdad que no sabes quiénes somos? -dice una mujer de baja estatura y cabello largo al acercarse un poco a mí, pero muy pocos recuerdos de ella pasaban por mi mente, creo que era…la nerd, perdedora que quería Maite pero al verla así, no creo que sea ella
-no… -digo al fruncir el ceño, esto es demasiado extraño, Toco mi cabeza y siento que una venda la rodeaba ¿Qué…qué me pasó?
-¿en verdad no me recuerdas? -dice nuevamente la rubia haciendo que mi enojo saliera, ¿Qué parte no entiende que no la recuerdo? , me está sacando de mis casillas esta rubia y realmente me está asustando
-no… ¿tú quién eres? -digo al quitar su mano de la mía, ¿ésta que se creía? nunca la había visto en mi vida y me toma la mano como si fuéramos algo -¿dónde está mi madre? ¿y mi padre?…¿dónde está Maite?...¿dónde estoy? -digo un tanto exaltada necesitaba ver a mis padres y sobre todo a mi mejor amiga, estas personas extrañas que estaban conmigo no las reconocía
-Señorita por favor salga necesito revisar a la paciente -dice una enfermera al alejar a la rubia que seguía con lágrimas en los ojos
-señorita… -digo al tomar la mano de la enfermera -¿qué…qué está pasando?
-lo siento, pero sería mejor que descanse -dice al ayudarme a acomodarme en la cama mientras mis pensamientos empezaron nuevamente ¿Quién era esa rubia? ¿Dónde demonios estoy? lo último que recuerdo es que estaba en Londres pero ahora solo sé que estoy con gente desconocida en un horroroso Hospital.
Pasaron algunos minutos, horas, yo que sé, estoy impaciente me duele todo, no hay nadie a mi alrededor, que porquería de lugar, ¿dónde demonios esta mi madre?... mi padre me imagino que con las brujas de sus amantes ¡¡DIOS!! ¿quién era esa rubia?, en eso la puerta se abrió para que me sacara de mis pensamientos
-Dulce mi amor -dice mi madre desesperada al tomar mis manos con lágrimas en los ojos
-¿dónde estabas? -digo molesta
-perdón, es que estaba cuidando a Hanna, pero ya estoy aquí
-¿Hanna? -digo confundida -¿quién demonios es Hanna? mamá ¿dónde estoy?, ¿porque estoy en este maldito hospital? y ¿porque estoy en este estado? ¿Qué pasó? -cada pregunta que le hacía a mi madre pareciera que sus ojos se agrandaran cada vez más haciendo que me confundiera al doble
-¿no…no recuerdas nada? -dice al sentarse en la cama para acariciar mi rostro
-otraa… -digo al rodar los ojos -no, no mamá no recuerdo nada, ¿dónde cojones estoy? -digo enojada ya que pareciera que me trataban con una vil niñita chiquita, eso era algo que me enojaba demasiado
-Dulce, estás en Ohio, perdiste la memoria… -Perdiste la memoria, perdiste la memoria, esas palabras hicieron que mi corazón latiera desesperadamente, era algo extraño ¿OHIO? ¿porque demonios estoy en Ohio? hace mucho que me largué de este estúpido pueblo para graduarme en Oxford
-mamá no entiendo ¿dónde está mi padre? -digo confundida -ha de estar con una de sus estúpidas amantes, con la nueva esa que me contaste
-amor, tu padre hace ya años que murió -dice al acariciar mi rostro
-¿¿Quee?? -digo un tanto exaltada, ¿cómo que había muerto? Dios ¿cuántos años tengo? ¿qué pasó? ¿que…que…está pasando? digo al sentir como si estuviera viviendo una maldita pesadilla -eso…eso no es verdad, mi padre está vivo yo…yo hable con él ayer por teléfono, me dijo que me iba a mandar unas solicitudes para Daniel y el nuevo negocio -digo exaltada
-no amor, en verdad tu padre murió… -dice al tomar mi mano con lágrimas en los ojos mientras yo intentaba no llorar Dulce Espinoza nunca ha llorado y menos en estos momentos -Dulce… tuviste un accidente y Maite estaba contigo
-¿cómo? -digo al dilatar mis pupilas -eso…eso no es verdad, a ella no la he visto en meses mamá, que…que está pasando, esto no es verdad... -digo al dejar escapar unas lágrimas -no creo nada de lo que me dices mamá, no…noo… -digo un tanto furiosa y mi padre no está muerto, ha de estar con su amante!
-no Dulce, con el accidente que tuviste te dio amnesia gracias a un fuerte golpe en la cabeza haciendo que borrara partes de tu vida… -dice al acariciar mi rostro, haciendo que me alejara, esto era Oops! -Dulce… estás casada y tienes una hija…
-¿¿Quee?? -digo al sentarme pero me dolía todo -pero…no mamá ¿con quién? que…que está pasando…
-Dulce, amor, te casaste con Anahí Puente… -Anahí Puente, Anahí Puente… ese nombre giraba en mi mente como si fuera algo que necesitaba recordar pero lo único que recordaba es que era una de las arpías que mi padre tenía como esposa
-¡¡¡me casé con una arpía!!! -digo al gritar con toda mis fuerzas –¡¡¡pero qué demonios!!! -digo al levantar más la voz al mismo tiempo que noto un anillo en mi dedo dejándome realmente en shock -que…que es esto… -digo al colocar la palma de mi mano en mi boca pero sin dejar de ver el anillo -no…no… esto es un sueño… más bien una maldita pesadilla
-no Dulce no… amor -dice mi madre al intentar calmarme -cálmate
-¿cómo quieres que me calme si me case con mi madrastra? -digo al ver como alguien abre la puerta de la habitación y encontrarme nuevamente con aquella rubia de ojos azules -¿qué haces tú aquí? -digo al voltearla a ver confundida
-ella es Anahí, tu esposa -dice mi madre al pararse junto con ella
-¡¡Nooo!!! Esto es una pesadilla, yo debería de estar en Londres con mi nuevo negocio con Gabriel -digo exaltada
-Dulce mi amor -dice la rubia al acercarse a mí pero una impotencia salió dentro de mí
-¡¡no te acerques arpía!! -digo con todas mis fuerzas -tú has de haber hecho todo esto para quedarte con mi dinero!!
-¿pero que rayos estas diciendo? -dice la rubia con lágrimas en los ojos
-¿Qué, qué estoy diciendo? eres aquella bruja que se quiso meter con mi padre para después sacarle…
-¡¡DULCE!! -dice mi madre al levantar la voz -no digas estupideces.
-no, no quieres que diga estupideces si esta mujer se acostaba con mi padre!!
-Dios no… -dice la rubia al caminar de un lado a otro con una mano en la frente mientras empezaba a llorar -no… no otra vez no, es como si regresáramos al maldito inicio!! -dice la rubia al abrazar a mi madre dejándome realmente confundida, ¿porque tan amigas?, ¿porque la abraza? ¿qué está pasando?
-Dulce por favor… -dice al separarse de mi madre para tomar mis dos manos -amor…por favor, recuerda, recuerda que nos amamos, recuerda que pasamos muchas cosas por estar juntas, recuerda a nuestra hija -dice al empezar a llorar pero aquel dolor y confusión empezó a hacerme sentir mal al verla en ese estado
-yo… no te recuerdo… -digo al quitar sus manos de las mías aunque realmente me hacían sentir algo dentro de mí, pero creo que todo esto que está pasando lo planeó ella para quedarse con mi dinero -pero si recuerdo que eres igual que las demás esposas de mi padre, eres una oportunista y no dudo que te acostaste con él y después pusiste tus garras en mí para ahora quitar mi dinero
-no amor… -dice al acercar sus acuosos ojos a los míos -te amo, te amo tanto, no tienes que pensar eso, eso ya lo habíamos superado, yo te demostré… te demostré que no necesitaba tu dinero, que a la que necesitaba era a ti, por favor recuerda…
-¡¡NO!! Aléjate de mí -digo al voltear mi cara para no mirar sus hermosos ojos que estaban haciendo que mi dolor aumentara
-Dul… por favor -dice al acercar sus labios a mi mejilla -por favor… recuerda… recuerda… -dice al besar mi mejilla para sentir como sus lágrimas se juntaban con las mías -por favor… -dice nuevamente al hacer que un pequeño recuerdo regresara a mí

---FLASH BACK---
–¿QUIÉN ERES TÚ, PARA DECIRME LO QUE TENGO Y NO TENGO QUE HACER?
– ¡TU PADRE MURIÓ MUESTRA RESPETO! Tu madre siempre alardea que has ido a las mejores academias y a la mejor universidad, supongo que ahí debieron enseñarte buenos modales, si es así utilízalos
– sí me los enseñaron, pero los utilizo con quienes se lo merecen, ni tú, ni estas personas se merecen un poco de educación, estoy segura que estabas con mi padre por su dinero, no me sorprende que lo hayas asesinado, no hagas papeles de buena esposa y que sabes tú de respeto, por Dios solo te acostabas con él
– COMO TE ATREVES… tú… tú solo estabas en Londres disfrutando de su dinero, él no fue buen padre, pero te dio una buena educación, lo mínimo que podías haber hecho era aunque sea llamarlo una vez al mes… y si me acostaba o no con él no es tu problema
- ¡BASTA! Anahí tranquilízate y principalmente tú Dulce
- ¿Que me calme? Ella me abofeteó es una….
---FIN DEL FLASH BACK---

-¡¡Nooooo!! -digo al alejarla bruscamente de mí -¡¡Aléjate!! -digo con lágrimas en los ojos, ahora recuerdo haber regresado y estar en la muerte de mi padre ¡DIOS! ¿Qué es esto? ¿qué está pasando? yo estaba libre en Londres, estaba disfrutando mi vida, y ahora me encuentro con esta mujer!!
-Dulce -dice mi madre realmente molesta mientras se ponía frente de Anahí que no paraba de llorar -por favor, intenta recordar las cosas que en verdad valen la pena
-claro que recuerdo… claro que recuerdo que esa mujer es una Hipócrita! Es una maldita Bru… -no pude terminar por que un fuerte dolor en mi cabeza empezó a hacer que me mareara
-¡Dulce! -dice la rubia al acercarse pero mi mareo empezó a hacer que mi vista se borrara, pero evitaba que sus manos no me tocaran -al…aléjate!! -pero el mareo hizo que mi vista se nublara dejándome caer en la cama mientras levemente escuchaba mi nombre a lo lejos ¡Dul…Dulce!
Expectativa Anahí.
El dolor dentro de mi estaba cada vez más fuerte, es como si regresara con la anterior Dulce, la Dulce llena de orgullo, resentimiento y Odio, esto era una horrible pesadilla, una estúpida pesadilla, quisiera despertar y volver a ver a mi hermosa Dulce que me amaba y que todo su orgullo lo había dejado a un lado para estar junto a mí,
Al escucharla decir todas esas cosas me hicieron sentir como aquella primera vez en el cementerio, era aquella nuevamente, era otra vez esa Dulce ¿porque? ¿Qué haré? ¿Qué voy a hacer? ¿Qué pasará si no recuerda nada? ¿Qué le diré a Hanna cuando su madre intente alejarla de ella? no lo soportaré.
-en verdad lo siento mucho Annie -dice Maribel al sentarse a un lado de mi -tienes que ser fuerte
-¿cómo Maribel? si ahora nuevamente tiene en su mente que quiero su dinero y que soy una arpía -digo al morder mi labio inferior -me odia
-no te odia y eso lo sabes, tiene un sentimiento demasiado fuerte por ti, solo recuerda que mi hija era una orgullosa, es tan solo de tiempo de que ella te recuerde.
-¡¿cómo?! si está empeñada diciendo que le quité el dinero de su padre! ¿Por qué demonios no recuerda lo que hice por ella? lo que pasamos para aceptar lo que sentíamos!
-no lo sé Annie, pero tienes que ser paciente, recuerda que es una falta de memoria temporal, a lo mejor al ver a Hanna recuerda todo…
-pero ¿y si le hace algo? -digo al levantar la mirada -no quiero que Dulce saque su enojo ante su propia hija
-Annie… -dice al tomar mis manos- sabemos que Dulce es una orgullosa y un poco despiadada pero recuerda que ella no le hará daño a su propia hija aunque ahorita no la acepte no le hará daño ya que dentro de ese orgullo y ese odio tiene un buen corazón.
-tienes razón -digo al quitar unas lágrimas de mis ojos
-Annie has estado todo el tiempo aquí, ve a la mansión y recupérate, además tu hija está muy asustada y te extraña demasiado.
-está bien -digo al levantarme del asiento, Maribel tenía razón estaba tan preocupada por Dulce que se me había olvidado mi hija, que ahora necesita entender que es lo que le ha sucedido a su mamá -Gracias Maribel, en verdad muchas gracias.
-ánimo Annie, ya verás que todo regresará como antes.
-eso espero Maribel, eso espero y gracias… adiós
Expectativa Angelique.
No sé qué está sucediendo, me siento tan mal por dentro, me siento con tanta culpa, el dolor en mi corazón, manejaba para sentir todas mis lágrimas en los ojos y recordar varias cosas que empezaron a girar en mi mente

---Flash Back. 2 Años antes---
-Por favor Angelique, por favor… -dice la pelinegra al hincarse frente de ella con lágrimas en los ojos -¡¡tienes que entender Que te amo!!
-Maite es lo que te pido a ti, no hagas esto más difícil… -dice la castaña al agacharse mientras tomaba el rostro de su pelinegra -no… no puedo creerte, este dolor que tengo es demasiado, intento creerte pero no puedo…
-¿porque no? ¿qué no ves que estoy mal sin ti? te necesito -dice la pelinegra al pegar su frente con la de la castaña -te amo, ¿qué más quieres que haga?
-nada…nada… quiero…quiero -dice la castaña al sentir un nudo en la garganta -quiero el divorcio Maite,
-pero… ¿Por qué? -dice al separarse de ella
-yo necesito tiempo, necesito darme cuenta que es lo que siento por ti
-no me amas -dice la pelinegra al parase bruscamente
-no sé Maite, después de esto yo…
-¡¡NOO!! Todo esto que estás haciendo me está matando por dentro.
-Maite… por favor… -dice la castaña al empezar a llorar en el piso
-¡¡noo!! No te daré el maldito divorcio… ¡¡porque lucharé por esto!! -dice la pelinegra al salir corriendo de la casa llena de furia y dolor en el corazón, dejando a la castaña con lágrimas en los ojos
---Fin del Flash Back.---

-Noooooo!! -digo al sentir aquel dolor que sentí cuando se fue, estaciono el auto para empezar a golpear el volante con todas mis fuerzas -¡¡Eres una estúpida Angelique!! ¡¡Eres una vil estúpida!! -digo al llorar como nunca lo había hecho, esto era demasiado -si tan solo hubiese una manera de que me perdones ahora a mí -sentía una impotencia pero más un fuerte dolor cuando una canción me dejé realmente paralizada
No hay nada que pueda decirte
Nada para que puedas ver
Lo que significas para mí
Todo el dolor, las lágrimas que lloré
Sin embargo nunca te despediste y ahora sé cuán lejos te vas
Sé que te decepcioné
Pero esta vez no…
Esta vez no te dejare ir…
Seré todo lo que quieras
Y hacer que estemos juntas
Porque tu impediste que me desmoronara
Toda mi vida…estaré contigo siempre
Para mejorarte el dia y hacerlo todo bien
-No… esta vez no te dejaré ir Maite, esta vez no -digo al tomar un poco de aire y prender el auto
Esa canción estaba haciendo que todos los sentimientos que tenía comprimidos por Maite empezaran a salir dándome cuenta que la amaba y que ahora seré yo la que lucharé por ella, cueste lo que me cueste… sé que fui una estúpida, que dejé ir al amor de mi vida, pero sean meses, años o toda la vida, lucharé ahora por ella… Lucharé por ti Maite
Sé que te decepcione
Lo revertiré todo..
Porque nunca te dejare ir.
Seré todo lo que quieras y hacer que estemos juntas
Porque tu impediste que me desmoronara
Toda mi vida…estaré contigo siempre
Para mejorarte el día y hacerlo todo bien
Porque sin ti, no puedo dormir
Nunca te voy a dejar nunca, nunca te dejare ir.
Eres todo lo que tengo y quiero
Y sin ti no se lo que haría
Nunca podría vivir un dia sin ti
¿ves? Eres todo lo que necesito
Realmente esa canción me había hecho reaccionar, como no pude darme cuenta que todo este tiempo estaba conmigo pero con este orgullo y la venda en mis ojos no dejaba ver al amor de mi vida, Ahora que estuve a punto de perderla hizo que todos mis sentimientos reaccionaran para luchar por ella,
Bajo del auto, me limpio mis lágrimas y entro nuevamente al hospital, no quiero dejarla ni por un segundo, quiero que se dé cuente que estoy arrepentida y que lucharé por ella, Al entrar respiro profundamente sé que estará molesta y no me querrá ver pero tiene que escucharme.
-Maite… -digo al abrir la puerta y acercarme a ella lentamente
-¿qué haces aquí? -dice al verme con sus maravillosos ojos
-necesito hablar contigo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:45 pm

Capítulo 9
Expectativa Maite
-necesito hablar contigo... -es lo único que salió de sus labios al levantar la vista mientras se acercaba a mí
-no, ahora soy yo la que no quiere hablar contigo -digo con todas mis fuerzas al ver como sus ojos se van acercando a mí
-Maite…
-Angelique, por favor -digo al dirigir mi mirada a otro lado
-Me tienes que escuchar -dice al buscar mi mirada
-¡¡no quiero!! -digo con furia en mis ojos
-quieras o no me vas a escuchar -dice al separarme de mi mientras se llevaba sus manos en la cabeza -TE AMO! te amo y en verdad fui una estúpida, una idiota, me siento mal! Maite en verdad lo siento… lo siento…con todo mi corazón -dice al empezar a llorar acto que yo también lo estaba haciendo, esto era demasiado fuerte, era tan confuso tan…doloroso -te amo, te amo -dice al acercase lentamente hacia a mí para poner sus manos en mis mejillas –perdóname -dice en un susurro muy cerca de mis labios
-no… -digo al pegar mi frente con la de ella –ahora soy yo la que no quiere
-porque no Maite! -dice al levantar un poco la voz -¡¡Dios!! Ya!! Por favor podemos ya estar bien! me amas y yo te amo!! ¿Por qué haces esto tan difícil?
-¡Qué raro! ¿No Angelique? -digo con lágrimas mientras mis palabras con mi furia salían entre dientes -las mismas… LAS MISMAS -digo al levantar más la voz -las mismas palabras que me estás diciendo son las mismitas que yo te decía!! ¿Y que me contestabas? ¿eh?
-yo… -dice al bajar la mirada -que…no podía…
-¿ves? sabes algo Angelique, ¡Gracias! pero la verdad no quiero verte, no quiero que regreses, no quiero que vengas a decirme todas estas mismas cosas que desde un inicio yo te las decía, me has herido mi corazón y lo peor es que por TU CULPA estoy así!! Así que por favor vete.
-¡¡no quiero!! quiero que me escuches…
-¡¡ya estoy harta!! Solo porque estoy inválida ahora te arrepientes y vienes conmigo para tenerme lástima!! ¿Sabes algo Angelique? no necesito tu estúpida lastima, quiero el divorcio!
-no… no te lo daré y No Maite no te tengo lástima porque ¿sabes algo? No te dejaré ir, te amo demasiado Maite, tanto que lucharé por ti, ¡¡te lo juro!! -dice al levantar su vista –Te juro que hare todo… todo para que me perdones ya que no te dejaré! NO TE DEJARÉ… así que metete esto en tu cabeza -dice al apuntarme con su dedo -TE AMO! Y no te dejaré
-vete… -digo al sentir como mi corazón empezaba a romperse para dejar salir más lágrimas, esto era demasiado, me dolía verla así pero necesita estar sola -por favor… déjame sola… -digo al cerrar mis ojos para escuchar levemente como cierra la puerta dejándome con un dolor insoportable, la amo tanto pero después de esto siento que solo tiene lástima del estado en el cual estoy
-Hola -dice la doctora al entrar a mi habitación
-hola… -digo al abrir mis ojos nuevamente
-disculpa, pero no pude evitar aquella conversación… -dice al acomodar algunos tubos de la máquina que estaba a lado mío
-no hay problema… -digo al cerrar nuevamente mis ojos -las escucharás seguido… -digo al abrir nuevamente mis ojos y encontrarme con la doctora sentada en mi cama
-¿sabe? -dice al acomodar con sus manos un pequeño parche que estaba en mi cabeza -no sé qué haya pasado entre ustedes, pero por lo que escuché ella no supo valorar a una hermosa mujer como usted -dice suavemente al reposar sus ojos en los míos -Bueno ya está… -dice al sonreír -solo vine a ver cómo te encontrabas…
-disculpe… -digo al tomar su brazo levemente
-¿qué pasa? -dice al darme una pequeña sonrisa
-no me hable de usted… -digo al soltar su brazo -me hace sentir vieja
-ooh ya veo, entonces mmm… me voy. Nos vemos luego
-está bien…
//////////////////////////////////////
-¿Dónde andabas? -decía una rubia al acomodar unos papeles en su escritorio
-Pareces mi jefe!! -dice la castaña doctora al llevar unos documentos hacia el escritorio
-no, no soy tu jefe, solo quiero evitar que te relaciones que la paciente Maite Perroni.
-¿Por qué tanta importancia de que si me relaciono con ella?
-porque eres mi hermana y no quiero que sufras al igual que yo.
-Eso fue diferente Jenny además eso te paso a ti no a mí, eres mi hermana mayor y te quiero, pero déjame vivir mis propios tropiezos y en verdad ya estoy grandecita para que me estés cuidando.
-Está bien, está bien, adelante pero eso si te digo, en verdad ten cuidado no te vayan a romper el corazón
-¿Otra vez con el mismo tema? -dice la pelirroja al sacar sus gafas-
-sii, el mismito… -dice la castaña al rodar los ojos -siempre me saca lo mismo.
-Jenny por favor deja a Hadley hacer de su vida un papalote, además no esta tan taradita como su hermana
-¿Saben qué? me canse ya, haz lo que quieras -dice la rubia al tomar sus cosas -por cierto hoy harás de cenar tú… ADIOS!
-No voy a poder, tengo que estar de guardia.
-pff… aun así, adiós.
-jajaja en verdad tú tienes una madre sustituta
-sii, ya sabes cómo es… pero bueno.
-emm… Hadley… -dice la pelirroja al parar a la castaña mujer
-¿qué pasa?
-¿te gusta la pelinegra?
-ooh, ¿tú también? -dice la fruncir el ceño
-no, es que solo quiero saber…¿te gusta?
-no se… -dice la casta al encoger los hombros –yo… no se la verdad, es una mujer muy guapa y pues creo que su esposa, ex esposa no la supo valorar y es por eso que la quiero ayudar a salir adelante.
-pero ¿te gusta? -dice la pelirroja al bajar la mirada
-sí Elena, me gusta… ¿ya? ¿Feliz? deja de hacer preguntas -dice la castaña al aventar a la pelirroja
-que bien, me alegra, bueno yo…creo que iré a ver al paciente que acaba de salir del quirófano nos vemos luego.
-¡Elena! -dice la castaña
-¿mande?
-¿te espero para cenar?
-sí… nos vemos luego. -“si supieras lo que siento por ti Hadley, si supieras que estoy perdidamente enamorada de ti.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:45 pm

Capítulo 10
Expectativa Anahí
“Cuando te conocí me sentí suspendida en el aire, sin saber a dónde ir…”
Son las palabras que me persiguen constantemente… y no dejan que mi cabeza descanse, nuevamente regresar al inicio eso es algo realmente espantoso, el amor de mi vida no recuerda nada, nada de lo que hemos vivido las dos juntas, me sentí tan mal, me sentí culpable, ella era la única que hacía que mi mundo fuera perfecto, Quería decirle que la amaba y que todo eso que decía eran solo malos recuerdos, pero como hacerlo si terminaremos discutiendo, ya que regreso la antigua Dulce
Siento que algún día me va a recordar, que va a recordar lo nuestro, pero a veces pienso que eso será eterno ya que es muy orgullosa y tendré que mantener mi postura para poder aguantar todo este dolor y salir adelante ayudándola a recordar, será difícil pero la amo.
Ya han pasado algunas horas y era de noche pero tenía que ir a la mansión para ver a mi pequeña, que la necesitaba más que nunca, ella me dará fuerza para también seguir. Camino hacia la puerta de la mansión y abrirla para escuchar algunas pisaditas corriendo hacia mí con lágrimas en los ojos, gritando mi nombre
-mami…mami…¿eres tú? -dice mi pequeña al abrazarme con todas sus fuerzas
-hola preciosa -digo al acomodar un cabello atrás de su oreja
-te extrañe mucho, no te vuelvas a ir así, ¿dónde está mami? -dice al buscar con su mirada por todos lados, haciendo que yo mantuviera mis lágrimas
-mami no esta hermosa. -digo al bajar la mirada y mover mis dedos nerviosamente
-¿dónde está? -dice al cruzar sus brazos y levantar una ceja al igual que su madre
-ella… a ella se la llevaron los extraterrestres… -digo sin mirarla… ya sé que eso estuvo un poco extraño pero no le iba a explicar a una niña de 7 años que su madre casi perdía la vida
-¿cómo que se la llevaron?, ¿dónde está mami?
-verás… -digo al rascar mi frente para cargarla mientras esta solamente me miraba confundida -unos marcianitos se la llevaron para hacerle estudios y pues le borraron la memoria y ahora no recuerda nada.
-eso es tonto -dice al fruncir el ceño -¿va a regresar?
-si bebé, va a regresar pero tienes que esperar y ser muy buena niña con tu mami ya que no se acuerda nadita de ti.
-pero, ¿Por qué esos tontos le borraron la mente? son malos… -dice pensativa
-pues, porque quieren ver un experimento, me dijeron que si le ayudas a recordar con fotos y tus palabritas, podrás ayudar a tu mami… -digo al besar su manita
-ooh entonces… vamos por las fotos -dice al bajar para tomar mi mano
-vamos.
Expectativa Dulce
Me duele mucho la cabeza, sentía como me oprimían la cabeza sin que yo pudiera recordar nada, esa rubia estaba en pequeñas escenas en mi cabeza.

---Flash Back---
-¡QUE SEA LA ÚLTIMA VEZ QUE ME TOQUES! –Digo al ver como se toca su mejilla izquierda -¡ERES UNA ESTÚPIDA! ¡POR MI VETE AL DIABLO!
-Quieres que las personas sean honestas y tú misma no lo eres… -dice al limpiar algunas lágrimas y darse la vuelta
– AH QUIERES HABLAR DE “HONESTIDAD”… hablemos entonces, te aseguro que yo no soy ni la mitad de falsa ni buena actriz que eres tú –digo al tomarla del brazo
- ¡SUELTAME! no sabes lo que dices –dice al intentar soltarse
–ah no sé lo que digo… porque ahora alucino, porque ahora estoy loca ¿verdad? –Digo en tono sarcástico al jalonearla –de todas formas quiero que me expliques… (Respiro) quiero que me expliques ¿Por qué diablos vas a mi habitación en las noches y me besas? –Digo ante su mirada atónita
– yo… -dice en tono enervador.
---FIN DEL FLASH BACK---

-aaaaa demonios -digo al quitar aquel tubo que estaba en mi nariz -me quiero ir a mi casa -digo al buscar mi ropa para colocármela
-señorita -dice la enfermera al colocarse en la puerta
-SUELTEME!! Quiero largarme a mi casa -digo al quitar sus manos de mis brazos
-pero señorita… -dice al no quitarse de la puerta para que llegara mi madre
-¡¡DIOS!! Hasta que llegas -digo molesta
-¿qué pasa Dulce?
-lo que pasa es que me quiero largar mamá, me quiero ir a la casa -digo al ver como la enfermera baja los brazos
-estás todavía muy delicada -dice mi madre exaltada
-ME LLEVA EL DIABLO!! -digo al buscar en el bolsillo de mi pantalón y no encontrar mis cigarrillos -donde jodidos… -digo desesperada al buscar por todos lados
-¿qué te pasa? -dice mi madre al fruncir el ceño
-donde rayos están mis cigarrillos -digo desesperada
-Dulce hace años que ya no fumas -dice al intentar calmarme
-ahh no, eso es algo también Oops!, ¡¿saben qué?! me largo -digo al tomar mi chaqueta y salir de la habitación para escuchar algunos gritos de mi madre
-¿dónde demonios crees que vas? -dice mi madre al gritar atrás de mi
-¿tiene un cigarrillo? -digo al voltear a un hombre
-sii… pero aquí no puede fumar -dice un tanto asustado
-usted démelo, por favor… -digo al buscar con la mirada su cajetilla
-pero son míos… -dice el señor al sacar la cajetilla
-¡¡Tenga!! -digo al sacar mi chequera ponerle una cantidad y dárselo -ahora deme la cajetilla.
-pero señorita esto es mucho…
-me vale una…
-aquí tiene… -dice al poner la cajetilla en mi bolso
-gracias… -digo al darme la vuelta sacar un cigarrillo y ponerlo en mis labios para prenderlo
-¿qué demonios estás haciendo? -dice mi madre al quitarme el cigarrillo
-me quiero largar, irme ¡¡ya vámonos!! -digo nuevamente al sacar otro cigarrillo, prenderlo y darle una fuerte suspirada -Ohh lo necesitaba -digo al apoyar en mi cabeza en la puerta -esto es una mierda mamá
-en verdad que regresaste a ser la misma niña malcriada y estúpida de antes
-hey, hey, que sigo siendo tu hija, ten más respeto. -digo al apuntarla con el cigarrillo, ¿qué le pasa? desde que dice que me case con la rubia esa me ha tratado peor que la servidumbre
-hablé con el doctor y me dio el permiso de irnos a la mansión -dice mi madre al caminar a fuera del hospital
-¡¡MILAGRO!! -digo molesta para sacar otro cigarrillo ya que el otro me lo había terminado -ya no está Fernandito ¿verdad?
-no, lo despediste, que raro que hayas acordado de él -dice mi madre al esperar a que Alan abriera la puerta
-a la gente de porquería como él, no se olvida, se me hace extraño no recordar a la arpía -digo al entrar al auto para notar la cara de confusión de Alan -¿Qué? ¿Nunca habías visto a nadie con una venda en la cabeza?
-Dulce -dice mi madre enojada
-uuy perdón, no me digas que este también es amante de la arp…
-si vuelves a decirle arpía te dejo en este hospital -dice mi madre al mirar por la ventana
-uuuy que geniecito -digo al sacar otro cigarrillo
-¡deja de fumar! -dice al voltear a verme
-no pidas cosas que nunca haré -digo al levantar la vista retadoramente, nunca me había regañado por fumar mi madre ya no es mi madre, ahora es una maldita controladora
-está bien, no te diré nada, pero cuando lleguemos a la mansión dejas esos malditos cigarros ya que ahí estará tu hija esperándote y quiero que la trates bien.
-jajajaaja ¿mi hija? Sí, como no -digo al reír -madre yo que me acuerde no tengo pene para embarazar a aquella mujer, así que esa niña no es mi hija -digo realmente molesta al sentir un fuerte ardor en mi mejilla
-NO VUELVAS A DECIR ESTUPIDESES -dice mi madre molesta
-¿QUÉ DEMONIOS TE PASA? -digo al apagar el cigarrillo en el asiento del auto -no vuelvas a pegarme!!
-entonces no digas idioteces, porque esa niña es tu hija aunque no quieras o no recuerdes -dice al abrir la puerta -así que por favor compórtate y trátala bien
-Trátala bien -digo al arremedar su vocecita pedante para sacar otro cigarrillo de la cajetilla y veo que era el último
Espero a que Alan abriera la puerta para salir, pero veo que no se movía y me seguía viendo con cara de Oops!.
-¿me vas a abrir la puerta? -digo al levantar la ceja
-lo siento… -dice al bajar rápidamente al abrir la puerta del auto
¿Qué estaba pasando?, ¿Que esa mujer me hizo una vil estúpida? oh que demonios, me hizo súper mandilona la mugre arpía, aviento lejos el cigarrillo para ver a mi madre que abría la puerta de la mansión para después romper frente de mi ojos el último cigarro que tenía en la boca
-no hagas ninguna estúpidez -dice mi madre al entrar mientras yo le hago una señal atrás de su espalda, ¿desde cuándo se hizo tan pedante y odiosa mi madre? Al entrar a la puerta noto como aquella rubia me miraba desde la parte de arriba con asombro ¿será que no le pareció que regresara la verdadera dueña de esta mansión?, Mi madre siguió caminando para colocarse a un lado de nanny que me veía con lágrimas en los ojos
-Mi niña -dice nanny al tomar mis mejillas -por fin a regresado.
-sii nanny… ¡Ya regresó la que va a poner ORDEN en esta mansión! -digo al fijar mi mirada con la de aquella rubia, pero por un segundo sentí como unos pequeños pasos bajaban por las escaleras mientras una niña pequeña muy hermosa y con los hermosos ojos de aquella rubia venían hacia a mi gritándome ¿mami?... ¿será que esa niña es mi hija?

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:45 pm

CAPITULO 11
¿Será que esa niña es mi hija? La veo con mis pupilas dilatas y notar como nanny y madre esperan una contestación de mi parte, pero no puedo, me siento extraña, sus dos pequeñas manos sostenían mi mano mientras me miraba con aquellos ojos que eran de un color obscuro como los míos pero la misma expresión de…de…mi rubia.
-Mami -dice nuevamente al no dejar de verme pero levemente quito mi mano, esto es demasiado extraño, ella, ella no puede ser mi hija, como podría suceder eso.
-yo… -digo al intentar buscar las palabras pero no sabía que decir
-Dulce! -dice la pequeña con el ceño fruncido para volver a tomar mi mano -yo sé que los marcianitos te borraron la memoria… -dice al darme una sonrisa que hizo que dentro de mi sintiera algo cálido -ven… -dice al halarme de una forma fuerte pero decidida ¿Qué le pasa esta niña?
-¡¡suéltame!! -digo al quitar mi mano nuevamente haciendo caer a la pequeña al piso
-¡¡DULCE!! -dice Anahí al bajar realmente roja, molesta, mientras yo intento ayudar a la pequeña, pero rápidamente la rubia la cargó -¿qué te pasa? ella no tiene la culpa de tu estúpida falta de memoria!
-¿qué me estás diciendo? -digo molesta -claro que lo tiene, ¿Por qué demonios dejas que se acerque a mí?
-es tu hija Dulce… -dice al quedarse callada mientras levanta su vista
-Ella no es…
-DULCE -dice mi madre al subir la voz
-tú no te metas -digo al fruncir el ceño pero una voz hizo que regresara la vista a ver a la rubia
-¡suéltame! -dice la pequeña –bájame mami -dice nuevamente al quererse bajar
-pero Hanna…
-por favor mami… -dice nuevamente haciendo que la rubia la bajara para que la pequeña me viera con el ceño fruncido y con los brazos cruzados -Tú no le vuelvas a hablar así a mi abuela -dice al darme una pequeña patada en la espinilla de la pierna
-¡¡Hanna!! -dice Anahí al tomarla de la mano
-aaagg… aaa!!
-te lo mereces -dice nuevamente la niña para hacerme enojar
-me largo a mi habitación!! -digo molesta al subir la escaleras con dificultad esa niña me había dado un perfecto golpe, pero al llegar a mi habitación pude escuchar suavemente su vocecita que hizo que riera antes de entrar -“harás que mi demonio interno te patee el trasero mami!” , eso me causo demasiada gracia como pudo saber de un demonio interno, eso era solamente mío,
Al entrar a mi habitación veo que estaba cambiada, esta no era como yo la había visto… ese… ese aroma, ese hermoso aroma, Me detengo en la puerta y la abro lentamente, para aspirar aquel dulce aroma combinado con el aroma de las flores, ¿Qué… que esto? digo al sentarme en la orilla de la cama para empezar a recordar varias cosas

---FLASH BACK---
Me detengo en su puerta y la abro lentamente, al entrar la hallo cobijada y con los ojos cerrados, pareciera que estuviera dormida, me acerco y me siento a su lado “parece un ángel” pienso al acariciar sus mejillas, mientras observo sus rosados labios y aspiro su dulce aroma combinado con el aroma de las flores, suelto un hondo suspiro y me acerco lentamente a su rostro “como no amarte” pienso al cerrar los ojos y rozar nuestros labios, coloco mi mano en su mejilla y la siento corresponderme el beso.
– yo… - digo estupefacta por su acción
– shhh… -dice al sonreír de esa forma tan bella y especial, amo cuando sonríe así, porque de la nada aparecen esos lindos hoyuelos que le dan una apariencia tan tierna… acaricio sus mejillas y vuelvo a cerrar los ojos, vuelvo a entrar a ese mundo mágico e inexplicable, a ese mundo maravillo al que solo pertenecemos ella y yo.
Tomo su rostro entre mis manos y la beso lentamente, no hay apuro, quiero grabar en mi memoria su sabor, siento como desliza una de sus manos por mi cuello, mientras la otra acaricia de forma suave mi espalda
-te amo –susurro en su oído, mientras la recuesto en la cama y beso su cuello, unas de mis manos acaricia sus muslos, mientras la otra su mejilla
– yo… yo también… te amo –dice al separarse de mis labios y darle pequeños besitos dulces a mi cuello, mi piel se eriza un poco y bajo la mano hasta uno de sus senos
– tu… eres virgen… - digo al cubrir mi boca y mirarla con incredulidad – era verdad… - digo al verla limpiar sus ojos – no llores… perdóname… - digo al besar todo su rostro y beber sus lágrimas hasta llegar a sus labios, esos hermosos labios, – te amo – digo al acariciar su clítoris en forma circular, para estimularla un poco y contrarrestar el dolor.
Sigo besándola hasta que siento su humedad y aumento un poco mis caricias – ahhh… - suelta un gemido al clavar un poco más fuerte sus uñas y así poder Besar su cuello
– te amo – dice al besar mi rostro y quitar algunos mechones que están pegados por el sudor
– yo también te amo – digo al acariciar sus mejillas y besar su frente, ella se acuesta en mi pecho y ambas quedamos vencidas por el cansancio.
---FIN DEL FLASH BACK---

-Dios, ¿qué está pasando? -digo al quedarme realmente quieta en la obscuridad y sentir mi corazón latía a todo lo que daba, estaba… estaba enamorada de ella… ella me ha enamorado… me dio su virginidad, me dio su sinceridad y todo su amor ella… ella realmente me ama, ¿qué está pasando? ¿Por qué no puedo recordar más?
Siento varias lágrimas en mis ojos para recostarme levemente en la cama para ahora suspirar aquella almohada haciéndome recordar algo nuevo

---FLASH BACK---
- ¿qué sucedería si una chica se enamora profundamente de ti?
– Pues… pues depende… - dice al peinar algunos mechones de mi cabeza
– ¿depende de qué? – Digo al mirarla fijamente
– depende… depende si esa chica eres tu – dice al acariciar mis mejillas y esbozar aquella bella sonrisa (donde su hoyuelos se hacen presente)
- ¿qué sientes por mí? – digo al cerrar los ojos por sus caricias
– ¿no crees que anoche te lo demostré? -dice al rodear mi cuello con sus brazos y besar mis mejillas
- … -no digo nada, solo coloco mis manos en su cintura y dejo escapar un suspiro
– pero aun así quieres saberlo de mis labios ¿verdad? – dice al besar mi cuello
– sí… - digo al abrir los ojos y notar que esta sonrojada
– alguien me dijo, que por más que el ser humano quiera explicar en pocas palabras lo que se siente al estar enamorado… es imposible, Dul yo jamás había sentido algo así por otra mujer, ni por ningún hombre, ni siquiera por tu padre… derribaste mis prejuicios, te adueñaste de mi vida, de mi alma y sobre todo… sobre todo de mi corazón – dice al dejar caer una lágrima –Cuando veo… cuando veo tus ojos, me siento desnuda, haces que pueda ver tu alma, que pueda ver lo que sientes y piensas, cuando veo tu ojos siento algo aquí –dice al tocar su estómago –y aquí –dice al tomar mi mano y colocarla en su pecho - no puedo estar sin ti – dice al acercarse a mi rostro y frotar su nariz con la mía – te amo Dul– dice al cerrar sus ojos y besar lentamente mis labios
– yo también te amo – digo al darle un beso de piquito y abrazarla fuertemente
---FIN DEL FLASH BACK---

Varias lágrimas no paraban de salir esto era demasiado como pude olvidar tan maravillosas cosas, como pude ser tan estúpida, ¿Por qué me tuvo que pasar esto? pero porque aun así siento demasiado dolor, ¿qué es lo que pasa? Digo con demasiado dolor y sufrimiento, para después sentir como alguien acaricia mi espalda
-Dul… -al escuchar esa voz mi corazón nuevamente latió de una forma inexplicable
-yoo… -digo al buscar esos hermosos ojos azules para así cruzarlos con los míos -en verdad lo siento… -digo al empezar a llorar como Dulce Espinoza nunca lo había hecho o eso creo. -yoo…Anahí… yo estoy muy confundida, yo… -digo al buscar las palabras pero con unos de sus dedos tapo mis labios
-Dulce, entiendo, entiendo lo que estás pasando, entiendo que sigas creyendo que soy una arp…
-no, no amor… -digo al poner mis manos en sus mejillas -no eres eso, yo no sabía lo que estaba pasando, yo pensé que todo esto era mentira, que no había perdido la memoria, pero al recordar pequeñas cosas me doy cuenta que es verdad…
-claro que es verdad -dice al derramar unas lágrimas -pero yo no puedo estar con alguien que todavía duda de sus sentimientos, Dulce tienes que recordar todo porque aun tienes demasiado resentimiento aquí -dice al poner su mano en mi corazón -te amo Dulce y esperaré lo que sea para que puedas recordar todo, todo lo que hemos pasado.
-en verdad que quiero recordar todo -digo al acercar mis labios a los suyos sentía dentro de mí que los necesitaba, que lo deseaba desde que la vi llorando en el hospital -quiero recordar todo…todo.
-lo recordarás… -dice al acariciar mi mejilla y levantarse de la cama -por ahora creo que iré a dormir con Hanna…-dice al buscar su pijama en el buró para sacarla -mañana tenemos junta con Daniel, me dijo que si aún te sentías mal podrías faltar.
-no, no quiero ir, además ya no me duele tanto -digo al quitar mis lágrimas -¿en verdad que te quieres ir a dormir con…
-con tu hija -dice al dar una media sonrisa -y si, si me iré a dormir con ella, ahorita Hanna está muy triste, no le gustó que hayas tratado mal a su abuela
-pff… no sé qué me pasa, en verdad, me siento tan bipolar.
-no te preocupes, puede ser que mañana recuerdes nuevas cosas que te harán sentir feliz, triste, enojada, o hasta querer llorar, pero eso si te digo… -dice al acercarse nuevamente a mí -cualquier duda, cualquier cosa que se tenga en la cabeza… solo recuerda que te amo. -dice al besar mi frente, haciéndome sentir protegida y llena de amor, ¿será que en verdad me ama? todo que está haciendo en verdad que para ella ha de ser difícil, pero tiene razón tenemos que tomarnos un tiempo para que yo recuerde todo… Al cerrar la puerta un nuevo recuerdo regresó a mí, haciendo que mi corazón se volviera a romper.

---FLASH BACK---
–Annie no lo puedo creer, te casaste con su hija… -dice la joven algo incrédula
– sí, él quería que nos casáramos –dice ella con la mirada baja
– ese tipo es un Oops!, primero se acuesta con tu madre y la vuelve loca, arroya “sin querer” a tu padre y te casa con su hija… ese hombre estaba demente –dice la chica enojada –no sé cómo se atrevió a decir que te amaba, ese hombre no amaba ni a su madre ¿ves? Mejor que te casaste con él… él muy ingenuo pensó que lo amabas jajajajaja… pensó que no sabías nada de lo que había hecho… ahora eres dueña de todo, el muy **** ya pagó lo que hizo, debe estar pudriéndose en el infierno… si la tal Dulce es lesbiana, enamórala también y así te quedas con todo –dice al sonreír.
---FIN DEL FLASH BACK---

Expectativa Maite
Me duele todo, Dios que dolor, mis piernas se sentían en verdad de hierro, no las podía mover lágrimas en mis ojos hacían que una impotencia enorme de quererlas mover era insoportable.
-Maite no te esfuerces –dice Angelique al entrar a mi habitación
-no te dije que no te quería volver a ver -digo molesta
-lo sé, pero no quiero, además quiero que nos demos una oportunidad lunita -dice al poner su mano en la mía
-no me digas lunita -digo al quitar su mano -¿ahora si quieres la oportunidad? después de que hice todo para que me dieras un Oops! sí. Ya Angelique por favor, vete, haz tu vida con el idiota de Jack
- QUE NO ENTIENDES QUE NO LO AMO! -dice al buscar mi mirada con lágrimas en los ojos -TE AMO MAITE!! Ya no sé cómo demostrártelo, decírtelo o simplemente enseñártelo, Perdóname en verdad.
-¿ya acabaste? -digo al levantar mi vista
-¿Cómo puedes ser tan org…
-no hablemos del Puto orgullo que eso no te va Angelique, me hiciste sentir una basura, me recalcaste la muerte de nuestro bebé! me negaste mis perdón, mis rosas, mis cartas, mis demostraciones de amor todos estos 7 años!! -digo con lágrimas en los ojos -y veme ahora, inválida y teniendo tu maldita lástima… Pidiéndome perdón!.
-Que no es lástima, acepto que fui una estúpida al negarte todas esas cosas, pero entiéndeme, me rompiste el corazón cuando te vi con esa mujer, después intentaste hablar conmigo y pasó lo de nuestro bebé Maite, ¿tú crees que no me iba a llenar de dolor y resentimiento?
-¿por eso te fuiste a los brazos del idiota de Jack? -al decir eso hubo un largo silencio que se sentía demasiado pesado -Bravo Angelique, en verdad, bravo, que bonito, ¿sabes algo Angelique? esto se acabó
-No Maite, esto no se acabó por que yo sé que aún me amas -dice al ponerse rápidamente frente de mi quedando sus labios con los míos -mírame a los ojos y dime que ya no me amas Maite… ¡MIRAME! -dice la buscar mi mirada pero no podía, pero tenía que ser fuerte
-no -digo al levantar la mirada- esto se acabó… -digo al derramar una lágrima y sentir sus labios con los míos -deja…dejam… -digo al intentar zafarme ya que con sus manos me acorralaba con fuerza, al inicio me resistí pero aquel beso lo necesitaba, la amaba, amaba sus labios cuando besaban los míos, la extrañé todos estos años, sus lágrimas cayeron en mi rostro mientras nos seguíamos besando, la amo, pero no sé si podré perdonarla

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:45 pm

CAPITULO 12
Expectativa Angelique
-por favor -digo al separar mis labios de los suyos para seguir con mis lágrimas, sé que la regué, sé que fui una estúpida, pero en verdad estoy arrepentida –por favor… -digo nuevamente al tocar sus labios con uno de mis dedos, para después besar una lágrima -te amo… te amo tanto, dame 1… -digo entre susurro en sus labios- dame una…una oportunidad Maite
-no sé… -dice al cerrar sus ojos para después abrirlos nuevamente -no sé, me siento tan…tan estúpida… -dice al pasar su mano por mi mejilla
-no, no tú no amor -digo al besar sus labios nuevamente -la estúpida soy yo, por favor yo sé que destruí muchas cosas… pero necesito que por favor me dejes volver a entrar a tu corazón.
-Angelique… -dice al pegar su frente con la mía -me dolió, en verdad me dolió y en verdad no sé qué… que hacer.
-está bien… -digo al seguir viendo sus maravillosos ojos -tómate tu tiempo, pero solo te digo que lucharé por ti y haré todo, todo para que nuestros corazones vuelvan a latir juntos.
-pero Angie… -dice pero yo la interrumpí con mi dedo
-shh… mira, solo te puedo decir que debí creerte y de haberte perdonado, yo…yo tenía miedo de sentir esto, tenía miedo de seguir adelante sin nuestro bebé, cuando te vi con esa mujer todos mis miedos me enfrentaron y en verdad sentí que te había perdido y me doy cuenta que con mi actitud y de las veces que te rechacé yo misma hice que te alejaras de mí… y en verdad lo siento Maite, lo siento tanto, cuando me dijeron de tu accidente, te juro que mi mundo se derrumbó, sentí que en verdad ya no te iba a tener en mis brazos y fue ahí cuando me di cuenta que te amaba y que sin ti no soy nada amor… -digo al empezar a llorar -así que por favor, por favor dame una sola una oportunidad para salvar lo nuestro amor…por favor..
-es…está bien… -dice al darme una pequeña sonrisa –pero no creas que te eh perdonado.
-lo sé, lo sé, y en verdad gracias -digo al acercarme a sus labios pero los quito rápidamente
-no creas que la vas a tener así de fácil -dice al volver a verme
-tienes razón, empezaremos desde el principio. -digo al besar levemente su mejilla para después reposarme en su oído -te amo -digo en susurro para después coger mi bolso
-Angie… -dice entre un pequeño grito para detenerme en la puerta -mañana tengo mi…mi primera terapia.
-¿en serio? -digo al dar una sonrisa y fijarme nuevamente en sus ojos -eso es genial am…Maite -digo al caminar hacia ella
-sí, la verdad sí, me ayudará la doctora Hadley -dice al arquear una ceja
-¿en serio? -digo molesta -está bien, entonces yo…
-me gustaría que tú también me ayudaras… -dice al buscar mi mirada
-está bien
Expectativa Dulce
Al día siguiente estaba muy enojada conmigo misma, por que varios recuerdos regresaron a mí, no sabía porque demonios podía sentir odio hacia Anahí si había hecho tantas cosas por mí pero después de un recuerdo, de aquel último recuerdo me dejó con muchas dudas, Así que decidí al bajar y enfrentar a Anahí.
Me puse un pantalón negro junto con un saco perfecto y me dejé el pelo suelto para después maquillarme y bajar hacia la cocina donde se encontraba nanny, mi madre, Anahí y…mi… y Hanna
-Buenos días -digo al sentarme en la cocina mientras las 4 me veían con asombro
-¿cómo dormiste? -dice mi madre al ponerme una taza de café
-bien… bueno eso creo. -digo al buscar la mirada de Anahí pero estaba jugando con la niña
-veo que ya te quitaste la venda -dice mi madre molesta
-ya no empieces mamá, -digo al rodar los ojos -me molestaba mucho en la noche y me la tuve que quitar.
-sí, pero sabes que es malo que te quites así la venda.
-Pff… ya me voy, -digo al tomar mi portafolio -tenemos junta y no quiero llegar tarde.
-Dul… -dice Anahí al por fin hablar -creo que llegaré tarde, llevaré a Hanna a su nueva escuela.
-no hay problema, me voy -digo al buscar en mi chaqueta mis cigarrillos pero no los encontraba -dónde…
-¿buscas esto? -dice la niña al sacar la caja de cigarrillo
-dame eso niña -digo al fruncir el ceño
-ammm nop -dice al también fruncir el ceño -pero si quieres, toma… -dice nuevamente al regresarme la cajetilla y al abrirlos pude notarlos todos dibujados de colores y dibujitos y sin nada de tabaco -¿qué has hecho con mis cigarros? -digo molesta viendo como Anahí, nanny y madre empezaban a reír
-no seas llorona y mejor vete a trabajar que se te hace tarde -dice la niña al tomar de la mano a Anahí
-aaaaaa!! no importa, te los regalo -digo al poner la cajetilla en la mesa -compraré otros…adiós -digo al cerrar fuertemente la puerta, esa niña realmente me saca de quicio como que se pone a dibujar en mis cigarrillos, eso es algo Oops! aunque la verdad extraño, yo antes…”BAA”
-buenos días Alan. -digo al esperar a que abriera la puerta
-buenos días señora Dulce -al abrir la puerta, pude ver como osos de peluches y algunas fotos mías con esa niña estaban por todos lados ocasionándome mucha gracia -¿qué es esto Alan? -digo al quitar una foto y ver como estaba yo con aquella niña jugando con burbujas
-su hija estuvo aquí y colocó todo esto.
-esa niña… -digo al ver las fotos para empezar a reír, realmente era yo y vestida de…¿POR QUE DEMONIOS ESTOY VESTIDA DE MINIE? como te has rebajado Dulce…pfff!... -digo al meter todas las fotos en mi maletín, después de unos segundos de reír y ver muchos peluches en el auto por fin había llegado a la empresa
-ya llegamos señora Dulce.
-muchas gracias Alan y por favor cuando llegues a la mansión saca todo esto -digo al salir del auto con mis lentes obscuros -Buenos días. -digo al ver a Karla que me miraba atónica -¿Qué…que te pasa?
-no, nada… el señor Daniel la está esperando…
-está bien, muchas gracias. -digo al firmar unos papeles para entrar a la oficina de Daniel -buenos días…
-buenos días Dulce -dice para apuntar mi asiento y poder notar que en la parte de enfrente estaba una mujer viéndome de una forma muy extraña, ¿dónde la había visto antes? –¿cómo te has sentido? fue fuerte el golpe ¿verdad?
-sii, de decirte que el Oops! golpe hizo que me diera amnesia, Joder!! Ve Daniel estoy casada y con hija -digo al levantar mi mano para enseñarle mi anillo
-lo sé, yo estuve en tu boda -dice Daniel al reír de una forma que me irritó
-pff… me siento estúpida -digo al notar como la extraña mujer me seguía viendo -¿y tú eres…? -digo un tanto confundida
-¿no me recuerdas? -dice la mujer al arquear la ceja para después sonreír coquetamente ¿Qué demonios le pasa a esta?
-Gabriela por favor, ¿podrías traerme los papeles que te pedí? -dice Daniel con un tono de voz demasiado fuerte
-no me grites -dice la mujer al pegar con su mano la mesa -ya voy… -dice enojada para salir de la oficina pero no antes de hacerme un pequeño giño que me dejó realmente confundida.
-¿quién es ella? -digo en voz baja al acercarme a Daniel
-ella es…
-Buenos días –dice Anahí un tanto exaltada creo que se apresuró al venir ya que se le hizo tarde
-Hola Anahí, ven siéntate… -dice Daniel al pararse para que Anahí se sentara a un lado mío
-¿cómo has estado Daniel? -dice Anahí al sacar unos papeles
-muy bien, sigo en viajes, apenas llegué ayer de Colombia.
-¿en serio? -dice Anahí al pasarme unos papeles que hicieron que me confundieran aun mas
-¿desde cuando hicimos el trato con el señor Ferguson?
-amm… desde hace 3 años… -dice Anahí al mirarme
-¿en serio? -digo al fruncir el ceño
-sí, tu misma hiciste ese trato con él -dice Daniel al sentarse para empezar a firmar una nueva solicitud
-aaah…
-aquí tienes… -dice la mujer al entrar a la oficina pero no antes darme una pequeña mirada
-¿qué hace esta aquí? -dice Anahí al rodar los ojos
-que te importa -dice groseramente la mujer para después tomar los papeles que le había entregado Daniel
-ahora no empiecen… -dice Daniel a pararse de su lugar
-¿qué pasa? -digo al arquear la ceja
-nada amor… -dice Anahí al tomar mi mano -que bueno que no recuerdas a varias personitas que no valen la pena,
-jaja cálmate -dice la mujer nuevamente -que a ti tampoco te recuerda querida -dice para sentir como Anahí soltaba mi mano para golpear la mesa
-¡¡lárgate!! -dice molesta haciendo que me exaltara
-¿qué demonios pasa aquí??!! -digo realmente enojada para después ver cómo los 3 se quedaban callados -¿saben qué? veo que por ahora no soy útil para este tipo de juntas -digo al tomar mi portafolio -me largo a mi oficina —digo para dirigirme pero noto como aquella mujer me seguía con la mirada ¿Qué mujer tan extraña? Digo al entrar y dejar mi portafolio en mi escritorio y notar fotos mías con Anahí y Hanna,
-hasta aquí tengo fotitos -digo al bajar el retrato ya que esto era demasiado extraño y me hacían sentir mal
-buenos días… -dice la mujer al entrar a mi oficina -vengo a traerle estos nuevos documentos… -dice al colocarlos en mi escritorio de una forma demasiada coqueta para después giñarme un ojo
-gracias… -digo al quitar la mirada
-veo que no me recuerdas -dice entre un pequeño susurro
-no…
-eso es malo muy malo… -dice nuevamente al sonreírme –bueno, cualquier cosa… -dice al acercarme una tarjeta–búscame, yo te puedo ayudar a recordar -dice al guardar su pluma para después salir coquetamente de mi oficina, ¿quién demonios es Gabriela que no la recuerdo? ¿Será que ella si me ayudara a recordar? ¿Por qué Anahí se exaltó cuando la vio? ¿Será que sabe algo?

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:46 pm

CAPITULO 13
Expectativa Dulce
Me siento extraña y confundida había muchos papeles que no sabía que tramites hacer y que firmar todo era desconocido, abro mi maletín y me vuelvo a encontrar con aquellas fotos de Hanna de cuando estaba más pequeña, Es tan hermosa, es igual que… pff, que te pasa Dulce, en verdad que me estoy volviendo loca, me la paso intentando e intentando y no se me viene nada a la mente…
-Gabriela…Gabriela… -saco la tarjeta y la giro intentando recordar ese nombre, vamos Dulce recuerda!!
-¿Me puedes decir que hacia esa estúpida aquí? -dice Anahí irritada entrando sin permiso a mi oficina
-¿no te enseñaron a tocar? -digo molesta al esconder la tarjeta
-me vale una… -dice al golpear el escritorio haciéndome sacar de mis casillas
-¿POR QUE JODIDOS TE IMPORTA TANTO?
-porque esa estúpida nos hizo la vida imposible!! por eso!
-jaja sí como no, yo que recuerde…
-tu no recuerdas lo mucho que me hiciste daño con esa estúpida!
-no entiendo… -digo al fruncir el ceño
-cómo vas a entender si se te olvido lo que me hiciste, por Dios Dulce te la pasas recordando el “disque daño” que te hice yo a ti, pero tú no recuerdas NADA de lo que me hiciste!!
-jaja ahora resulta que yo también fui una perra contigo!! vamos Anahí.
-TU ME ENGAÑASTE CON ESA ZORRA!! -dice al derramar una lágrima mientras me apuntaba con mucha furia
-eso… eso no es verdad… -digo al dilatar las pupilas -yo… nunca lo hubiera hecho… -digo al pegar mi mano en la frente -a lo mejor tu hiciste algo para que yo hubiera echo tal cosa..
-jajaja Dulce, mejor recuerda y cuando recuerdes me puede restregar lo que quieras!! -dice al levantar la mirada-Daniel Quiere que siga con una documentación, Por favor y te lo pido por favor, ve por Hanna que no puedo.
-jaja yo no voy por esa niña -digo molesta aventando el bolígrafo
-es tu hija Dulce! -dice molesta al pegar con todas sus fuerzas el escritorio poniéndose roja del coraje
-¡¡QUE NO ES MI HIJA!! Ah de ser del idiota de Fer… -nuevamente sentí un ardor insoportable mi mejilla, mi cabeza dio un giro de 90° grados ya que su abofeteada fue demasiado fuerte
-ERES UNA ESTUPIDA INFANTIL!! Pensé que habías madurado estos años, pero con esta estúpida amnesia me di cuenta que sigues siendo la hija de papi de siempre!!
-¿QUE TE PASA?
-que es lo que me pasa, Dulce esa es nuestra, NUESTRA HIJA!! Y me vale una mierda que tengas amnesia vas a ir por ella quieras o no!!
-PUES NO VOY A IR -digo al seguir sobando mi mejilla
-aaa ¿no vas a ir? -dice retadoramente recargándose en el escritorio
-NO, NO VOY A IR -digo al levantar mi mirada, no me iba a intimidar con eso
-entonces… quiero el divorcio -dice esto entre cortado pero sin bajar la mirada
-¿qué… que estás diciendo? -al decir eso sentí como algo se oprimía dentro de mí
-que si no vas por Hanna, quiero el PU** divorcio y te juro Dulce que no nos vuelves a ver ni a ella ni a mí, y en verdad me vale una mierda que te ame y que sienta esto por ti, pero primero es mi hija, y si vas a seguir con esta actitud de sentirte la maldita victima entonces quiero el maldito divorcio..
-no sabes lo que estás diciendo -digo al arquear la ceja
-sí se lo que estoy diciendo!! -dice al acercarse más a mí -por mi hija, que digo, por NUESTRA HIJA haría todo, TODO!! hasta sacar las garras contra ti si es necesario .
-¿sabes qué? -digo al rodar los ojos, para fijarme en sus labios que estaban demasiado cerca de mí, poniéndome realmente nerviosa -iré por ella, pero esto no garantiza que la quiera -digo al volver a levantar la mirada para ver como una pequeña sonrisa salía de ella, ya sé ganó pero será la última vez que gana -ponme la dirección, tengo prisa ya que también iré a ver a Maite
-está bien. -dice rápidamente al buscar unas hojas pero sin querer callo en las fotos donde salía con Hanna, haciéndola sonreír -veo que tienes fotos… -dice al escribir la dirección
-si -digo mientras veo como las toma
-creo que me las llevaré… -dice al dejar la tarjeta mientras me quitaba las fotos
-emm… -digo al ver la foto donde salgo de minie junto con mi hi… Hanna -esta me la quedo… -digo al arrebatarle la foto para guardarla en mi portafolio
-está bien -dice al verme tiernamente para acariciar mi mejilla -en verdad… yo… yo lo siento…
-no pasa nada, por cierto… -digo al tomar su mano –solo vino y me dejó unos papeles…solo eso -digo al salir de la oficina, no quería ponerme tan cursi, además sigo con mis preguntas internas, No quiero tener nada con ella sin saber varias cosas que corren por mi mente
-Buenos días señora Dulce -dice Alan al abrirme la puerta
-Yo me lo llevo Alan. -digo al tomar las llaves de la camioneta
-pero señora Dulce su madre me dijo…
-mi madre, es mi madre no mi dueña… -digo al entrar –dígale que le mando besos de mi parte…adiós… -digo al mandarle un beso en el aire
-pero…pero señora!! -dice al prender el auto
-pero que molestón es Alan, sobre todo mi madre, pff… y también mi disque esposa… “por mi hija, que digo, por NUESTRA HIJA haría todo, TODO!! hasta sacar las garras contra ti si es necesario “ -digo al arremedar su voz irritante, vaaa si esa niña es igual que yo, que se espere, es más importante ver a Maite digo al dirigirme al hospital donde se encontraba, además hace 1 semana que no la he visitado y ni me han dejado verla, quiero que ella me diga todo, es mi mejor amiga así que ella me dirá toda la verdad.
Al llegar noto varias enfermeras que me coqueteaban, pues claro soy una vil belleza quien no quiere conmigo,
-Buenos días ¿la habitación de Maite Perroni?.
-espere un momento…
-si claro -digo al mirar mis uñas para después sacar un cigarrillo
-señorita aquí no puede fumar… -dice la enfermera al apuntarme con su pluma
-ooh, perdón…¿quiere uno? -digo al giñarle el ojo
-no, por favor guárdelos -dice con cara de pocos amigos
-está bien
-mire la señorita Maite Perroni se encuentra en la habitación 398 aquí derecho dando vuelta a la izquierda.
-está bien, gracias -digo al caminar por el largo pasillo para después encontrarme con su habitación
-¡¡HEY!! -digo al verla intentando sentarse mientras me veía con asombro -¿pero qué demonios te pasó? pareces muerta…
-cállate y ven a abrazarme maldita -dice al levantar sus brazos
-May, mírate nada más, pff… -digo al besar su frente -pareces el cadáver de la novia
-jaja tonta -dice al despeinar mi cabello
-oyeee!!
-escuché que tienes amnesia… -dice al quejarse para sentarse, ¿porque se queja tanto?
-si May, ese accidente me dejó toda estúpida, no recuerdo nada con mi vida de… -digo al levantar mi mano -de mi “esposa”
-pff…pues tú no te llevaste tanto…
-¿cómo? -digo al dilatar mis pupilas -no me digas que solo eres una cabeza flotante.
-no tonta! no camino! -dice al darme un pequeño golpe -estoy inválida.
-¡¡NOO!! -digo al tomar su mano -Dios May te dije que no te juntaras con Angelique mala suerte.
-¡cállate! veo que no se te quitó tu humorcito
-nop
-y dime ¿cómo te ha ido? de seguro te estas peleando con Anahí…
-sí, ¿cómo lo supiste?
-porque eres una estúpida, por eso… -dice al reírse sarcásticamente -eres tan orgullosa, tan posesiva y negativa que a lo mejor ahorita por tu mente está pasando, y hasta puedo adivinar tus mismitas palabras “QUIERE MI DINERO” ña…ña… -dice imitando llorando
-Pff…y ¿no?... -digo al rodar los ojos
-jaja lo sabía, pff… después, ahorita te sientes arrepentida…bla bla…niegas a tu hija…¿o me equivoco? -dice al cruzar los brazos
-amm…algo así.
-en verdad que eres una idiota jajaja
-¡cállate!! por lo menos puedo hacer esto… -digo al brincar ocasionando que me aventara una almohada
-¡¡tarada!! Ojalá te hubiera pasado a ti -dice molesta
-jaja vamos May sé que vas a volver a caminar…
-no lo sé Dul…
-yo sé que sí… -digo al ver el reloj marcando las 2:50, -JODER -digo al empezar a reír -jajajaja
-¿qué pasa loca? -dice al verme con el ceño fruncido
-tenía que ir por mi “hija” a las 2:20 jajajaja
-¡OH DIOS! Son las 2:51 tarada!! Ve por ella, pobre niña he de estar asustada
-naa no creo, dejémosla otros 10 minutos más jajaja
-no seas perra y ve por tu hija
-pff… que no es mi hija…
-cállate y ve por ella Dulce -dice molesta
-está Bien, está bien, cuídate mucho May y cualquier cosa me marcas,
-está bien, te quiero loca sin recuerdos.
-yo también te quiero… olvídalo, si te digo algo seria demasiada cruel jaja bye
Al Salir del hospital en verdad me tenía que dar prisa ya eran las 2:55 y faltaba todavía tiempo para llegar a su primaria donde Anahí me anotó así que me tuve que dar prisa
Al llegar noto como toda la primara estaba sola, solo estaba Hanna sentada en una banca solita y en verdad eso me causó mucha risa, pero a la vez como tristeza, no sé, me sentí mal verla ahí solita con su leotardo rosa y su tutu.
-¡¡HEY!! -digo al sonar el claxon y ver como me miraba realmente enojada, igual que su madre viéndome con odio y ganas de golpearme –anda sube… -digo al ver que se quedó parada la pequeña niña enfrente de la puerta, pero sin decirme nada -¿qué? ¿no piensas subir?
-no… -dice al levantar la mirada -ábreme la puerta tonta.
-¿Perdón? -digo al fruncir el ceño
-¡¡que me abras la puerta!! Soy una señorita y a las señoritas se le abren la puerta, así que salte de la maldita camioneta y ábreme!!
-es broma… -digo al hacer una ladeada sonrisa, yo nunca había abierto la puerta en años y menos a una niña
-¿ves que esto sea una broma? -dice al apuntar su rostro que estaba serio
-¡Uyyy!!..perdón -digo al bajar de la camioneta para verla parada enfrente de la gigante camioneta esperándome bien paradita -listo…pase señorita -digo sarcásticamente
-la mano -dice al levantar su mano para que la ayudara a subir
-no, ya te abrí la puerta…ya fue
-¡¡LA MANO!! -dice sin verme
-está bien -digo casi al punto de que saliera mi demonio interno -listo… -digo al azotar la puerta para después subir a la camioneta pero la música estaba a todo lo que daba -¿qué es esa mierda de música?
-no quiero ser maldita mami, bueno si quiero…eres una IGNORANTE!! -dice al bajar un poco el sonido de la música -es Tchaikovski… se nota que los extraterrestres te quitaron lo fino que estaba en tu cabeza!! -dice al aventar mi cabeza con su dedo
-Mira niña a mí no…
-shhh… cuando te pones así, me irritas, prende el auto
-AAAAAAAAA!!! -digo al prender el auto realmente molesta
-por cierto ¿porque llegaste hasta ahorita? te recuerdo que salgo a las 2:20!! no a las 3:00!! -dice al volver a subir el volumen
-Perdón, tengo cosas más importantes que hacer -digo al bajar el volumen para quitar la canción y poner otra
-quita eso!!! -dice al bajar el volumen
-¡¡noo!! Yo quiero esa!! -digo molesta al volver a subir el volumen
-¿sabes que Dulce? -dice al apuntarme con su dedo -¡¡ESCUCHA!! YO TENGO ORGULLO!! Y al dejarme sola mucho tiempo me hizo enojar!!
-YO TAMBIEN TENGO ORGULLO NIÑA!! -digo al parar el auto en seco
-¿SABES LO QUE PASA EN LIMA HEIGHTS ADJACENT? COSAS MALAS -deciamos las dos al mismo tiempo retándonos con el ceño fruncido
-¡¡TONTA!! -dice al apuntarme con su dedo
-¡¡FEA!!
-¡¡TU!! -dice al poner nuevamente su música
-¡¡YO NO SOY FEA, TU ERES FEA Y SIN CEREBRO!! -digo al poner mi música
-¡¡TU ERES UNA PERRA Y YO NO DIGO NADA!!
-¡¡GROSERA!!
-¡¡TU ME ENSEÑASTE!! -dice al poner su música -DEJALE AHI!! ¡¡BRUJA!!
-NO QUIEROOO HIJA DEL DEMONIO!! -digo al apagarlo ya que estabamos a punto de llegar
-¡¡TU ERES EL DEMONIO TARADA!! -dice al prender la radio
-QUE APAGUES ESA PORQUERIA NIÑA DEMONIACA!! -digo al apagarlo para frenar –
-¿SABES QUE? ¡¡TOMA!! -dice al darme un puñetazo en la nariz haciendo que me sangrara -TE LO MERECES… juuuuuuum!! -dice al bajarse de la camioneta.
-aaaaahh mi nariz -digo al bajar mientras me dirigía en la mansión
-Hanna mi amor -dice mi madre al verla llegar -¿qué te paso a ti? -dice mi madre al ver como llegaba con sangre en la nariz
-hizo que mi demonio interno saliera abuela -dice al subir las escaleras
-jajaja con que tu propia hija te mostro a su ‘demonio’
-¡¡NIÑAA MALCRIADA!! -digo al controlar la sangre de mi nariz para ver cómo me hacia una señal desde lejos
-¡¡ERES UNA TONTA… EXTRAÑO A MI MAMÁ NO TU!!. -dice al salir llorando a su habitación
-pff… ¿ves lo que ocasionas? -dice mi madre al fruncir el ceño -Dulce esa niña te extraña.
-y a mí que!! -digo al sentarme para taparme la nariz -es una salvaje
-igual que tú, no es bastante prueba que esa niña es tu hija
-aaaaaa!!! Me duele… me pego muy fuerte!! -digo al apretar más mi nariz para que mi madre me ayudara a detener el derrame
-jaja tu misma le enseñaste ese golpe -dice nanny al llegar con algodón
-pff…
-Dulce hija… -dice nanny al poner su suave mano en mi rostro -hazme un favor pequeña… -dice al sonreírme -date cuenta lo mucho que te ama tu hija, y que en verdad te extraña demasiado…
-pero nanny… -digo al ponerme papel en la nariz -veee!! -digo al apuntar mi sangrada nariz
-jajaja si ya vi, pero ve a hablar con ella, a lo mejor ella te ayudará a recordar
-no quiero… es muy molesta y enojona -digo al rodar los ojos
-a quien se parece… -dice mi madre al apretar mi nariz fuertemente
-déjamee!! ME DUELE!!
-te soltaré si vas a ir a hablar con tu hija -dice al mover mi nariz ocasionándome mucho dolor
-está bien, está bien… iré -digo al pararme –pero nos les garantizo nada -digo antes de subir las escaleras
Expectativa Angelique.
Me encontraba muy feliz, por fin Maite me había dado una oportunidad para salvar nuestra relación, daré todo para volverla a enamorarla y también a ayudarla a caminar, pero primero iré a hablar con Jack para terminar nuestra relación, Sé que se enojará y se pondrá mal pero a la que amo es a Maite y en verdad estoy decidida de seguir adelante con ella.
-Hola -dice Jack al abrir la puerta de su departamento
-Hola… quiero hablar contigo… -digo al bajar la mirada
-adelante, ¿quieres algo de tomar?
-no, es rápido lo que te quiero decir… -digo al entrar al departamento
-mm veo que tienes prisa…
-sí, tengo una terapia con Maite… -digo al dejar mi bolso
-¿otra vez con Maite? -dice al fruncir el ceño
-es de lo que te vengo a hablar Jack… -digo al acercarme a él -quiero terminar lo nuestro -digo firmemente
-jaja ¿crees que es así de fácil? -dice al darme una sonrisa fingida
-sí, la verdad si, Jack yo no te amo, y eso lo sabes muy bien desde que tú y yo empezamos a salir…así que solo vengo a decirte que lo nuestro se acabó.
-No, no Angelique esto no se ha acabado… -dice al tomarme del brazo fuertemente -¿piensas que soy Oops!? estuviste jugando conmigo todo este tiempo ENAMORÁNDOME! Para después tu estúpida invali… -no lo dejé terminar porque mi mano aterrizó en su mejilla
-no vuelvas a insultar a Maite!! -digo al soltarme fuerte -yo nunca te enamoré, ni quise nada serio contigo y eso lo sabias, además ni nos veíamos por tu Oops! trabajo.
-YO TE AMO ANGELIQUE!! -dice fuertemente -y no dejaré que te largues con esa estúpida -dice al correr a cerrar la puerta
-no seas infantil y déjame salir -digo un tanto nerviosa
-no, ¡¡de aquí no te vas!! -dice al levantarme la voz -si no eres para mí, no serás para nadie -dice al acercarse de mi de una forma que me causó demasiado miedo
-Jack… por favor, déjame salir… -digo al tomar mi bolso para dar 3 pasos para atrás
-No, tú te quedaras aquí -dice al tomarme con una de sus manos mi mandíbula
-Jack… por favor
-no Angelique…no…
-por favor Jack… aléjate de mí…

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo acerca de... mi madrastra

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.