Tequila y limón

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:48 pm

Link original : http://foro.univision.com/t5/Anahi-y-Dulce-Maria/yaelats-teqyila-amp-limsi/td-p/433595973

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:48 pm

Capitulo 1 -
ANAHI
La nada agradable sensación de tener que cruzar el atlántico se alojo en mi estomago, volar no me agrada y menos tantas horas, pero lo valía por ver a Mariana tan feliz, mi Hermana menor no lo había pasado bien durante mucho tiempo, el divorcio de mis padres no fue cosa fácil para ninguna de las dos pero para ella menos, y debo admitir que siempre fui como Hermana mayor muy sobre protectora, le llevo casi cinco años; la llegada de Ricardo a su vida fue agua refrescante, el chaval tiene todo lo que se puede querer en un tío, Guapo, simpático, hijo de familia adinerada, y encima sencillo; reconozco que si me gustaran los tíos hasta yo hubiese sentido envidia de mi Hermana. Ricardo es mexicano, aunque tengo entendido que ha radicado fuera de su País por mucho tiempo y a España llego hace cosa de un año para concluir sus estudios y quedarse definitivamente con sus Padres quienes viven aquí desde hace varios años por los negocios de su familia, apenas hace ocho meses que Mariana lo conoció, la atracción fue inmediata y casi desde aquel momento fueron inseparables, cuando Ricardo le invito a viajar con él a México esta se puso como loca, en primera porque no se quería separar de su novio por tantas semanas, y claro que a quien no se le antoja viajar a otro País; pero mis Padres no fueron tan felices como ella, por lo que fue una pelotera con todas las armas que utilizan los hijos para obtener algo que quieren, llanto, enojo, chantaje, etc. Y en el caso de mi hermanita acudir a mí en busca de apoyo, y entre las dos continuamos con la presión hasta que Papá cedió un poco y eso basto para que mi Madre hiciera lo mismo, pero esta ultima puso como condición que yo la acompañase, ahí es donde quede atrapada en esta situación, porque tenía mis propios planes para las vacaciones; fue entonces que toda la artillería de Mariana se me fue encima y tampoco le fue tan difícil vencer mis defensas y aquí estoy, montada en un Boeing 777 rumbo a Ciudad de México.
Ricardo: Tranquila Anahi –así me llamo- te aseguro que dormirás la mayoría del trayecto.
Anahi: Tú lo dices.
Mariana: Any ¿de verdad que no te da emoción conocer otro País?, que digo otro País otro continente.
Anahi: La verdad que no mucho.
Ricardo: Cuando estemos allí vas a cambiar de opinión cuñadita, estaremos apenas dos días en el DF y luego iremos a Guadalajara y de ahí a Tequila a la Hacienda de mis Abuelos, te aseguro que lo pasaras muy bien.
Anahi: No lo dudo, pero la idea de pasar doce horas a once mil pies de altura me pone mal.
Ricardo: En cuanto despeguemos te tomas una bebida y te anestesias un poquito.
Anahi: Vale – dije aferrada al asiento- pero tendrá que ser mas de una.
Ricardo: Jajajajaja
Mariana: ¿Y tu Hermana estará en México? - cuestiono dirigiéndose a Ricardo.
Ricardo: No, Dulce está en la hacienda, en cuanto esta libre vuela para allá.
Anahi: ¿Es mayor que tú?
Ricardo: Si, tiene 24 años, me lleva tres.
Mariana: ¿Y porque ella no vino a España a vivir vosotros?
Ricardo: ¡Ufff! Eso fue todo un drama, mis Papas obvio querían que viniera con nosotros, pero ella se aferro a quedarse, tiene un carácter muy fuerte y con el apoyo de mi Abuelo se quedo, además que tenía 19 años, no era fácil obligarla. Pero ya termino la carrera, y llego el momento de trabajar en el negocio, y esta vez la presión será de toda la Familia, aunque conociéndola creo que no cederá.
Anahi: ¿Tu Padre es hijo único?
Ricardo: No, Tiene un Hermano, mi tío Samuel, él con mi Abuelo se hace cargo de la producción del Agave y la destiladora, y de la distribución del Tequila en todo América, y mi Padre se hace cargo de Europa y el resto del mundo.; y se supone que mi Hermana y yo continuaremos con la labor de mi Padre y mis Primos con la de mi Tío.
Mariana: Ahhh ¿pero tienes Primos? Nunca lo mencionaste, ¿y son tan majos como tú?
Ricardo: jajajajaja nadie es tan majo como yo- dijo guiñándole un ojo- son tres Fernando que es de mi edad, Xochitl debe tener más o menos la tuya mmm, si como 17 y una escuincla divina, María de diez años. Pero creo que Fer y Xochitl decidieron pasar sus vacaciones fuera del País. Así que solo les tocara conocer a la peque.
La conversación me resulto terapéutica porque durante esta el avión se elevo y casi ni me percate de ello, tres Whiskey’s surtieron su efecto y me dormí a pesar de ser las dos de la tarde; desperté unas horas después y comí algo, bebí más y volví a dormir, hasta que la claridad se asomo por las ventanillas, la vista de la Ciudad era impresionante aquello se vislumbraba enorme, una vez que aterrizamos, me sentí extraña, el cambio de horario resulto incomodo, es como si te hubiesen robado el tiempo, ya en el taxi la sensación cambio de a poco, la vista durante el camino a lo que era el piso de la Hermana de Ricardo era maravillosa, grandes construcciones antiguas mezcladas con edificaciones modernas, Arboles enormes bordeados de flores de diferentes colores, una muchedumbre de autos y gente, diferentes colores y sonidos; me perdí en todo aquello hasta que el taxi paro en un edificio bastante alto frente a un parque precioso, una vez dentro en aquel piso admire el gusto en la decoración bastante sencilla sin muchos ornamentos, y funcional, Ricardo me llevo hasta una habitación muy amplia con un ventanal enorme con vista al parque, cama de doble plaza, en la que se apreciaban fotografías de una chica preciosa de mirada intensa montada a caballo, abrazada de un Perro enorme, con un grupo de chicas y chicos.
Ricardo: Any, esta es la habitación de Dulce, espero que te sientas cómoda en ella, o si prefieres ver la otra, él "depa" es pequeño y solo consta de dos habitaciones, cosas de mi hermana que es demasiado practica.
Anahi: No está queda perfecta para nosotras- dije seria, a sabiendas de la mala pasada que les estaba jugando a estos dos- la vista esta preciosa.- me hizo gracia la expresión de Ricardo y la mirada furiosa de Mariana.
Ricardo: ehh, amm, eeeste, mira Any yo tenía pensado que, pues que, - decía titubeante- tú sabes.
Mariana: Por Dios Anahi, que Ricardo y yo vamos a dormir juntos, no lo pongas en estas mujer - Dijo esto tomando de la mano a su novio saliendo de ahí para dejarme muerta de la risa.
Una vez sola pude satisfacer mi curiosidad inicial y tome una de las fotografías que descansaba en la mesita de noche, la única en donde la chica estaba sola, solo abarcaba su rostro enmarcado por el cabello suelto que caía cual cascada de Chocolate sobre sus hombros, su mirada era de un marrón tan obscuro que sus ojos parecían negros, de tez blanquísima labios carnosos y cálida sonrisa, supuse que era La Hermana de Ricardo, que en ese momento apareció en el marco de la puerta y meRicardoRicardo: es Dul.
Anahi: Si lo supuse- dije al tiempo que colocaba el portarretratos de nuevo en su sitio- hay mucho parecido entre ustedes.
Ricardo: si nos hicieron igual de bonitos a los dos- dijo sonriente- como ves si después de ducharnos salimos a que conozcan un poco de la ciudad ¿o prefieres descansar?
Anahi: No, Salimos ya dormí suficiente durante el vuelo. –dicho esto quedamos en alistarnos para irnos a comer, hacer algún recorrido y luego irnos de marcha.
Los dos días en el DF como Ricardo le decía a la Ciudad fueron bastante divertidos, la comida mexicana me encanto, claro no toda porque alguna es demasiado picante, "los antros" como también les llamaba Ricardo fueron suficientes para hacerme pasar del pesar inicial de haber cambiado mis planes vacacionales. Estábamos alistando todo para partir hacia Guadalajara en donde estaríamos apenas un momento ya que nos estarían esperando para llevarnos hasta la hacienda de la familia de mi Cuñado. Una vez en la salida del aeropuerto Ricardo se dirigió a un Chaval moreno de rostro amigable y que le sonreía de oreja a oreja al tiempo que le abría los brazos en señal de bienvenida; notablemente alegre por verle, Ricardo le abrazo y ambos se palmearon las espaldas.
Ricardo: ¿Cómo estas *******?, que gusto me da verte en serio wey, que ******* que ya estés aquí Poncho, y que hayas sido tu quien vino por nosotros.
Poncho: Pinche Españolito, le dije a "Lobo" que si te escuchaba sisear como al ***** de Hugo Sánchez te iba a agarrar a putazos wey, jajajaja, llegue ayer y cuando Papá me dijo que llegabas hoy, le dije que yo venía por ti, ¿y qué traes novia Wey?.
Ricardo: Si, Mira – Volviéndose a nosotras – Amor, Any, este es mi mejor amigo desde la infancia Poncho- esta es mi chava Bato, y ella es mi cuñada.
Mariana: Hola que tal, mucho gusto Mariana.- saludo mi Hermana.
Anahi: Hola mucho Gusto Poncho Soy Anahi - le dije yo a mi Vez sonriendo, me divertía el modo de hablar de Ricardo en cuanto piso suelo mexicano.
Una vez en camino a nuestro destino Ricardo y Poncho empezaron a charlar ya que estos iban en la parte delantera, no sé si de pronto se olvidaron de nuestra presencia, por su conversación parecía que así fue.
Poncho: No pus si Bato, está muy Chula tu chava, y también tu cuñada, ¡mmm! Rosi se va a poner muy celosa – Dijo esto y Ricardo frunció el ceño y la entonación de Poncho fue de seriedad- sigue clavada wey.
Ricardo: ¿Pero cómo? ¿Después de tanto tiempo?, lo siento de veras yo sé que es tu Hermana bato y sabes que los quiero como si lo fueran míos, caray crecimos juntos, y por eso mismo siempre fui sincero con Rosi, y le dije derecho que esa relación no tenia futuro.
Poncho: todos se lo advertimos hasta la misma Dulce… y Rosi lo sabía, pero como ella misma dice carnal, en el corazón no se manda, y se estampo, pero lo peor es que sigue, y ahora con la posibilidad de la convivencia se alboroto otra vez; pero me temo que traes materia de placer para el motivo de sus sueños, y de tortura para ella.
En ese momento Ricardo recordó de pronto que escuchábamos, y con evidente nerviosismo pregunto si íbamos cómodas, y aunque dijimos que así era, el rostro de Mariana reflejaba malestar por lo que acabábamos de oír, bueno hasta yo estaba un poco molesta por lo desconsiderado que había sido por parte de Ricardo el estar hablando de la relación que sostuvo con la tal Rosi con tanta frescura enfrente de su novia, aunque manifestara abiertamente que eso nunca tuvo futuro.
El resto del camino fue tenso debido a eso, Ricardo preocupado por Mariana quien estaba evidentemente descompuesta y yo en medio de aquella situación, solo Poncho parloteaba alegremente sobre trivialidades. Cuando llegamos a una verja enorme y esta se abrió automáticamente mi mente se disipo de todo para admirar el camino lleno de arboles y topar de frente con una casona enorme hermosa de evidente construcción colonial al bajar de la furgoneta ya nos esperaban una señora muy guapa y elegante que abrazo a Ricardo con efusividad y un señor altísimo muy apuesto y erguido que sonreía franco y nos miro con calidez, Ricardo los presento a ambos como sus abuelos.
Ricardo: Miren ella es mi novia Mariana y ella es su hermana Anahi- dijo esto tomando de la mano a Mariana y dirigiendo su mirada hacia mí.
Abuela: Ven acá niña dame un abrazo, mira que es la primera vez que este truhan me presenta una novia- dijo dulcemente la señora- mira qué bonita estas, - le dijo a Mariana, volviéndose luego a mi me saludo con la misma dulzura que lo hizo con mi Hermana- Que placer tenerlas aquí.
Abuelo: A ver Chiquilla, si que estas bonita, y tú no te quedas atrás - dijo esto abrazándome también- mmm Quizá tu también te quedes en la familia, yo sé de alguien que con gusto te echaría un lazo.
Abuela: Alberto la vas a asustar no hagas caso hija este viejo tiene alma de casamentero y siempre anda buscando emparejar a sus nietos.
Abuelo Alberto: jajajaja no me regañes Esther, es que esta niña de ojos azules me gusta para que se convierta en mi nieta favorita.
Ricardo: a propósito y Dulce porque no está aquí.
Antes de obtener respuesta se escucharon cascos de caballo a todo galope y todos nos volvimos en dirección al sonido, montada en un animal bellísimo venia la mujer más hermosa que hubiese visto, definitivamente la foto no le había hecho justicia, con movimiento ágil desmonto y con amplia sonrisa y caminar felino se acerco a nosotros.
Dulce: ¡¡¡Enano!!! – Abrazo a Ricardo acariciándolo en la cabeza como si este fuese todavía un crío- que ganas de verte escuincle.
Ricardo: ¡¡¡Dulce!!! Oyeee, que ya no soy un niño- decía medio avergonzado, medio divertido con la situación- mira ven te voy a presentar a tu cuñada, ella es mi Hermana Dulce mi amor,- dijo pasándole el brazo por la cintura a Mariana.
Dulce: Hola Linda es un placer conocerte al fin- se acerco y tomándole de los hombros le dio un beso en cada mejilla – Así se saluda en tu tierra ¿cierto?
Mariana: Jajajaja, si, para mí también es un placer conocerte Ricardo habla mucho de ti.
Ricardo: y ella es Anahi mi cuñada.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:49 pm

DULCE
Marcela: es cero Cool que me dejes en estas amigui.
Dulce: ¿Cambiaria en algo si me quedo Marce?
Marcela: Hay Amigui, eso es mucha crueldad de tu parte, que ¡insensibleee!
Dulce: no Marce, eso es practicidad, de verdad no te entiendo, como es posible que sigas con Alonso.
Marcela: Ese el problema que no sigo con él, ya terminamos y aparte de eso mi mejor amiga se va a enterrar a la casa de sus abuelos.
Dulce: Marcela, no has terminado nada, esto es otro pleito tonto, e inútil de tu parte con un novio que te pone el cuerno con todo lo que se le atraviesa y que es un estúpido machista. Ya te dije si quieres venir conmigo eres bienvenida.
Marcela: Nooooo amigui si está bien que estoy desesperada pero no es para tanto, oye ¿y qué onda con Fernanda?
Dulce: Que onda de que…
Marcela: pues que paso con ella, ¿lo suyo sigue?
Dulce: Pues es que en realidad no había algo así como lo "Nuestro", algo que ella no entendió, y deje de verla.
Marcela: Amigaaa, eres muy mala, pareces hombre.
Dulce: esto no es cuestión de sexos Marcela, y si tienes razón, no soy nada recomendable como pareja, es algo que ni siquiera analizo, pero no tengo interés en una relación que implique compromiso alguno, y solo me interesa pasar el rato; precisamente por eso te digo que Alonso te va a hacer mucho daño, mas del que te imaginas.
Marcela: ¡Hello, Nada que ver!, amigui, mi baby, será todo lo que tú quieras pero siempre regresa conmigo.
Dulce: jajajajaj, Tu baby, solo toma lo que tú le das con tanta facilidad, es muy fácil hacer eso, te lo digo por experiencia; Marce este Chavo de verdad no siente nada por ti.
Marcela: Dulce, me estas hiriendo amigui; además como puedes saber tu de sentimientos si eres una mujeriega, que nunca se ha enamorado.
Dulce: Lo que menos quiero es herirte, eres quizá mi única amiga, y precisamente por eso te digo que deberías apuntar para otro lado, pero sé que seguirás allí hasta que te des en la cabeza, y donde quiera que esté en ese momento buscare el modo de estar para ti.
Marcela: jajaja Si, soy tu única amiga, porque te tiras a cuanta falda se te atraviesa, me debería sentir ofendida por qué conmigo nunca lo has intentado, bueno yaaa, cambiando de tema, ¿qué vas a hacer, te vas a España o no?
Dulce: No sé, no quiero, amo vivir aquí, amo estar en la hacienda, mmm, no sé, puedo contra todos, pero mi Abuelo es otra cosa, el viejo invariablemente me ha apoyado en todo, ha estado para mí en los momentos más difíciles, cuando les solté a mis padres que soy homosexual fue él quien me respaldo, ante ellos y el resto de la familia, cuando la empresa se vio en la necesidad de que alguien se estableciera en Europa y me negué a irme también me apoyo, siempre ha manifestado lo orgulloso que esta de mi, y lo último que me dijo es que había llegado el momento de demostrar porque soy su más grande orgullo, y se refería a que me llego la hora de trabajar junto a mi Padre.
Marcela: O sea amigui que te me vas…
Dulce: No se, aún no lo sé.
El Trayecto a casa de mis abuelos me pareció eterno, de verdad amo ese lugar, moría por ver a mi viejo y a Yure, mi yegua, una vez allí, mi abue me recibió con la noticia de que Ricardo llegaba en unos días y que venía acompañado con su novia, me hizo gracia mi reacción seguía viendo a mi Hermano como un niño, hacia casi un año que no lo veía, Chelito me preparo unos chilaquiles que me supieron a gloria, mi Abuelo no estaba, y a pesar del cansancio por las horas de manejar me dirigí a las caballerizas, Yure me sintió antes de llegar y comenzó a relinchar, y la estaba acariciando cuando sentí unos pasos acercarse hacia mí, no hice mucho caso, pensé que podría ser Melesio, así que cuando sentí unos brazos rodear mi cintura me sobresalte y me volví abruptamente, Rosi me sonrió, colgándose a mi cuello me beso, por un instante me deje llevar, pero casi de inmediato con la mayor suavidad que pude me retire, lo que menos deseaba era hacerle más daño, no otra vez, ella me miro consternada y me dijo:
Rosi: estaba desesperada por verte, por favor no me rechaces.
Dulce: … Rosi, no volvamos a lo mismo, no quiero hacerte daño, sabes que te Quiero, pero no de la manera que esperas.
Rosi: Por favor, intentémoslo, ha pasado mucho tiempo y no puedo olvidarte.
Dulce: Ya lo intentamos, ya cometí ese error, y como preví te lastime, no voy a permitirme que pase de nuevo, tu sabes que quiero a Mele y a Chelito como si fuesen mis padres y Poncho es casi un Hermano para mi, y tú Rosi, en verdad me importas, no va a volver a pasar. – Dije con firmeza marchándome de ahí.
Pensé que Rosi no estaría, crecimos juntos Ricardo, Rosi, Fer, Xochitl, Poncho y yo, fueron nuestros compañeros de juegos, una vez adolecentes Poncho se volvió mi confidente, el primero en saber mi preferencia sexual, el primero en mostrarme que el verdadero cariño es comprensión, cuando me di cuenta de que Rosi se sentía atraída por mi ya tenía yo camino recorrido, en mis pininos amorosos tuve unas cuantas relaciones que se podrían considerar serias, pero pronto me di cuenta de que eso no funcionaba para mí, y me convertí en lo que soy, mujeriega, Casanova, como les guste llamarme, que le voy a hacer me encantan las mujeres, y Rosi no fue la excepción, como no gustarme esa morena de cuerpo escultural, y aunque me resistí en principio sobre todo por el afecto hacia su familia y a ella misma, y claro también porque mis abuelos le tienen muchísimo cariño y no me lo perdonarían, pero fui débil ante la insistencia de ella, la diferencia fue tal vez que le advertí cual sería el desenlace, además de que intente que las cosas fueran distintas con ella, pensando que tal vez por el cariño que le tenía podía funcionar, pero no fue así, y aquello no termino bien, Mele y Chelito nunca se enteraron, no sería fácil para ellos darse cuenta de que su hija se sentía atraída por una mujer, si lo mío les costó mucho entenderlo aun ahora Chelito dice que lo que me hace falta es encontrarme un hombre que me sepa llegar; tampoco mis abuelos se enteraron; pero Poncho si, y esa etapa logro distanciarnos, y no fue fácil superarla, Ricardo también se molesto conmigo cuando se entero. Definitivamente no repetiría la historia, y aunque ahora la dificultad de rechazarla radicaba mas en un sentimiento de culpa por herirla, sabía que a la postre sería mucho peor que accediera.
Los días siguientes fueron tranquilos, me dedique a entrenar para la charreada, a disfrutar a Yure, y a mis Abuelos, y saliendo a montar con María mi primita, y parrandear por la ciudad ligando algo momentáneo; hasta que llego Poncho, mi mejor amigo.
Dulce: ¿Que tal la Narro?- La escuela de Agronomía a la que asistía.
Poncho: Padre, ya estoy por terminar "Lobo"- así me llamaba desde niños.
Dulce: Te extrañe "Pantera"
Poncho: También yo…- note como intentaba evitar que sus pensamientos se volvieran una oración.
Dulce: Suéltalo…
Poncho: nada…Bueno si gracias
Dulce: ¿De qué?
Poncho: Rosi… todavía esta necia contigo, pero parece que lo que le dijiste surtió efecto.
Dulce: Lamento mucho que las cosas hayan sucedido así, pero te aseguro que no volverá a pasar.
Poncho: Lo sé Lobo… además mi hermana no era una niña cuando todo aquello paso... Creo que fui injusto contigo.
Dulce: no digas nada, tu sabes que te quiero Pantera, además estoy muy consciente de que no me porte bien; mejor hablemos de otra cosa, ¿sabes que Ricardo llega mañana?
Poncho: Si me dijo mi Papá le dije que yo voy por él, que trae novia el Cabron.
Dulce: jajajaja si.
Poncho: bueno eso si te digo, si lo oigo sisear le parto su madre al wey, jajajajaja.
Dulce: jajajaja, no lo creo pero ¿quién sabe?
Me levante temprano, desayune rapidísimo y estaba a punto de salir cuando mi abuela me Salió al paso,
Abuela Esther: ¿niña a dónde vas? Tu hermano no tarda en llegar, además viene con visita, ¿no deberías estar aquí para recibirlo?
Dulce: Abue, tengo que entrenar, pero te prometo que estaré aquí para cuando lleguen.
Abuela Esther: No, por supuesto que no, tú te quedas aquí, y te preparas para recibir a tu Hermano y a sus invitadas, vas a llegar tarde, a golpe de caballo, y además en fachas, Dulce, ¡Por Dios! Que Viene la novia de tu Hermano con su Hermana.
Abuelo Alberto: Mujer déjala que vaya, anda hija vete, pero eso sí tendrás que estar aquí antes de que llegue tu Hermano.
Dulce: Te adoro Viejo- dije esto dándole un sonoro beso en la mejilla para luego salir corriendo, antes de darle oportunidad a la Abuela.
Abuela Esther: Sigue consintiendo todos sus caprichos Alberto, tu Sabes que la Adoro igual que a todos mis nietos, pero gracias a ti Dulce no tiene medida.
Abuelo Alberto: Mi amor, no te voy a negar que de mis nietos es mi favorita, me siento muy orgulloso de su carácter, de su fuerza, del coraje con que defiende su vida, pero en este momento no es cuestión de consentirla nada más porque si, nadie, escúchalo bien, ni siquiera nuestros hijos aman estas tierras como ella, y en poco tiempo se tendrá que ir al otro lado del mundo, déjala disfrutar estas semanas viejita.
Abuela Esther: ay Alberto, me dejas sin argumentos, es verdad Dulce ama como solo tú lo haces estas tierras; ¡mmm! pero yo no estaría tan segura de que se ira.
Abuelo Alberto: jajajaaja ya lo veras.
La mañana se me fue rapidísimo, cuando me acorde ya era tardísimo, me despedí de las y los muchachos que participarían en la charreada e hice correr a Yure como a ella le encanta que la corra, cuando llegue vi la expresión de desaprobación de mi abuela, la mirada tierna de mi abuelo, a mi hermano muy sonriente y dos chicas que apenas detalle, baje de mi yegua y me apresure hasta llegar a mi Hermanito, debo admitir que me deleite jugando un poco con él con la intención de hacerlo pasar un mal rato, fue entonces cuando observe a las dos chicas… carajo que ojos mas lindos, de un azul turquesa intenso, detallándola más toda ella estaba lindísima, mis pensamientos se vieron interrumpidos por la voz de mi hermano que para ese momento ya tenía tomada por la cintura a la otra chica, a la que me presento como su Novia, luego espere a que me presentaran a la belleza.
Ricardo: Mira ella es Anahi mi cuñada- menos mal que es la Cuñada y no la novia pensé.
Anahi: Hola es un gusto conocerte - y a parte tiene bonita voz- esta bellísimo tu caballo- agrego.
Dulce: El gusto es todo mío, y es Yegua y no esta tan bella como tú. – note la mirada fulminante de mi Abuela, ante mi evidente coqueteo, pero poco me importo esto cuando me percate de las mejillas sonrojadas de mi concuña.
Cuando nos disponíamos a entrar a la casa mi Abuela se quedo dando órdenes a los empleados para que llevaran el equipaje a las habitaciones, y mi abuelo tomo a las muchachas una en cada brazo adelantándose junto a ellas mientras Poncho, mi hermano y yo caminábamos detrás y este me dijo.
Ricardo: ¡Quieta veneno! – en un tono juguetón.
Dulce: ¿De qué hablas? – dije con pretendida ingenuidad.
Ricardo: Dulce; no te hagas que la virgen te habla, además de que es la Hermana de Mariana, es una buena chica, y le tengo mucho aprecio, no me hagas esto, por favor- me dijo en un tono más serio.
Dulce: ¿Entonces Vas en serio con la chiquita?
Ricardo: Muy en serio. – lo dijo con una firmeza que me impresiono.
Dulce: Ok Brother, me portare muy bien, lo prometo, pero antes una pregunta más- me miro con el ceño fruncido- ¿tu cuñada es Hetero?
Ricardo: ¡Babosa! – en medio carcajadas me dio un pequeño aventón, para luego abrazarme, Poncho reía junto a nosotros y así abrazados los tres entramos a la casa.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:49 pm

Capitulo 2
ANAHI
Lo que me ha pasado con esta chica es muy fuerte, digo, claro que me ha gustado más de una mujer a primera vista, pero esto es diferente, solo sentirla cerca me estremeció, y esa mirada, el choque de su mano con la mía, el roce de nuestras mejillas me han invadido infinidad de sensaciones, y por un momento intuí un intento de flirteo… pero no, que va, una vez en la estancia se comporto de lo más normal, amable como el resto; fue más bien una pequeña jugarreta que mis deseos le hicieron a mi mente, claro, cómo iba a ser que esta tía se me lanzara así tan directamente frente a sus abuelos, hermano, cuñada y amigo; además de donde saco yo que le van las chicas, no pude evitar observarla todo el tiempo que estuvimos en el mismo espacio, creo que incluso ni me enteré de que se habló, apenas reaccione cuando la abuela de Ricardo le indico a una mucama que nos guiara a Mariana y a mí a nuestras respectivas habitaciones.
Mucama: Señorita Mariana esta es su habitación- abriendo una pesada puerta labrada- mi nombre es Rosario y estoy para servirle en todo lo que necesite.
Mariana: Muchas gracias Rosario- le contestó- Any nos vemos en media hora para comer.
Anahi: ¿Cómo? ¿Para comer?
Mariana: Mujer ¿en qué mundo vives? la abuela de Ricardo ha dicho que en media hora servirían la comida.
Anahi: ahhh si eso, vale pues ya esta- evidentemente no me entere de nada-
Rosario: Niña su habitación es un poquito más adelante- indicándome el camino, le seguí y una vez allí- bueno niña lo mismito que le dije a su hermana le digo usted, estoy para servirle en todo lo que se le ofrezca.
Anahi: Gracias Rosario eres muy amable.
Me tiré un momento sobre la cama -me sentía agotada- y volví a sumergirme en mis pensamientos, hace mucho tiempo que me asumí gay, desde los 15 años no me quedó más remedio que aceptarlo cuando me encontré en la habitación de una compañera de clases comiéndonos la boca, claro que antes de eso sabia sin admitirlo que era diferente a todas mis amigas, mientras ellas babeaban con algún niñato y se pasaban horas hablando del chico que les gustaba, yo miraba a Susy en cada oportunidad que tenia, hasta que logre acercarme a ella y terminamos aprovechando las horas en nuestras respectivas casas con el pretexto de estudiar y ayudarnos en los deberes para explorándonos mutuamente, a partir de ese momento di rienda suelta a mi sexualidad pero siempre en la obscuridad, nunca me he atrevido a asumirme ante mi familia, primero las cosas entre mis padres siempre estaban mal, después vino un divorcio tremendamente difícil, fue una lucha encarnizada que solo se detuvo cuando vieron hasta qué grado afectaron a Mariana que estaba en la edad más complicada; no sé, mis amigas - quienes hace rato abandonaron el armario- dicen que son pretextos, que lo que me pasa se llama miedo, y quizá tengan razón, no hace mucho que termine mi última relación en la que estuve poco más de un año y la razón fue que Sofía se canso de estar en la sombra, no es la primera vez que me pasa, y me duele sí, porque no soy del tipo de jugar, de verdad que busco una relación estable, quizá si fuera de otro modo me lo llevaría más fácil. Y ahora estaba en una situación extraña, sintiéndome profundamente atraída por la hermana del novio de mi hermana, ¡por Dios que trabalenguas!, no era algo que debía preocuparme mucho, empezando con que seguramente Dulce era heterosexual, además solo estaríamos unas semanas aquí y claro, lo más importante, mi hermana, su novio y la familia entera de éste, ¿qué pensarían si se enteran que soy homosexual? Me decidí a levantarme de la cómoda cama matrimonial y solo entonces admire la decoración de la habitación, la cama colonial de cabecera labrada, el suelo de barro, el ventanal con balcón, y me dirigí ahí abriéndolo de par en par, "que vista más bonita" esas deben ser las plantas de las que extraen el tequila, por lo menos es el dibujo que traen muchas de la botellas que lo contienen, pero son enormes, no sé porque se me figuraba que eran pequeñas; Y ese pequeño chalet es como de cuento. Me agradó la idea de dejar el ventanal abierto y me acicale un poco antes de marchar al comedor.
Abuela Esther: hola hijita, ven siéntate – me recibió esta dulce señora. Ya estaban en el comedor Mariana, Ricardo y en ese momento estaba llegando el abuelo.
Abuelo Alberto: niñas, ¿se acomodaron ya? – espero que se sientan como en su casa.
Mariana: Si gracias, esta preciosa la habitación.
Anahi: Si gracias, y en verdad mi habitación también esta preciosa, y tiene una vista de lujo.
Dulce: ¿Abuelo estas de coqueto con estas beldades? – irrumpió repentinamente en la pieza.
Abuelo Alberto: No hija, pero sí te puedo decir que estoy empeñado en que esta niña también quede en familia - dirigiendo su mirada gris hacia mí – ¿cómo ves? ¿Crees que se me haga el milagrito, y esta hermosa criatura se convierta en mi nuera favorita?
Dulce: no lo sé abuelo, habrá que preguntarle a Ricardo si dejará que España vuelva a conquistar México.
Ricardo: pues si bien recuerdo esa conquista le costó muchas lagrimas a Hernán Cortes.
Dulce: y sangre jajajaja. No, no le fue fácil, pero después le fue re bien.
Ricardo: No creo que sea bueno repetir la historia. No es eso lo que dicen, que para eso sirve recordar para no repetir los mismos errores.
Abuelo Alberto: mmmm, jajajajaja, mijita veo que ya te jalaron la rienda, jajajaja.
Dulce: jajajaja Si abuelo, pero tú nada más me dices, ya sabes que para mí no hay más jinete que tu, nada mas doy un reparo y echo la carrera.
Abuela Esther: Dejen de estar hablando de ese modo, miren que dudo mucho que las muchachas los comprendan, ni yo los entiendo, y tu hija no les prestes mucha atención, en esta familia las mujeres bonitas como tú siempre causan alboroto- dijo palmeando mi mano- a ver ya sirvan Chayito, espero que les guste la comida, ordené que no usaran mucho chile; y no respingues niña -dijo en dirección a Dulce- a ti te preparo Chelito algo aparte.
La comida transcurrió entre conversaciones anecdóticas sobre la infancia de Ricardo y la vida de la familia, preguntas acerca de nosotros, nuestra familia y vida, a mi me costaba trabajo concentrarme en la misma, en principio porque la mirada de Dulce -que estaba sentada frente a mi- me ponía muy nerviosa, y luego quería descifrar lo dicho por el abuelo Alberto como él mismo nos pidió que le llamásemos, Dulce y Ricardo ¿con quién me querían enrollar?, según recuerdo Ricardo menciono a un solo primo, de lo que no estoy muy segura es de la edad de este chaval, algo dijo de que era de su misma edad o de la de Mariana, pero para el caso sería menor que yo, o por uno o por cinco años, bueno tampoco es que sea mucho, además Ricardo mencionó que sus primos no estarían aquí, -mis pensamientos se vieron interrumpidos cuando escuche mi nombre.
Abuela Esther: Anahi hija, ¿si te gustaría ir a pueblo?
Anahi: Ehh, Si perdón, si claro.
Abuelo Alberto: la tarde está muy agradable, podrían darles un recorrido por los campos.
Ricardo: uyyyy hace mucho que no hago eso, es padrísimo, mi amor, Any ¿qué opinan?
Mariana: yo lo que tú quieras amor
Anahi: Si, claro lo que ustedes decidan por mi está bien.
Bueno se decidió a por eso, y nos encaminamos a nuestras habitaciones a fin de acicalarnos y ponernos algo que abrigara más porque según nos advirtieron más tarde la temperatura bajaba y podía llover, una vez lista pase por Mariana para bajar juntas. Nos encaminamos a la estancia y sentí algo extraño en mi estomago cuando vi a Poncho y Dulce tomados de la mano, pero casi de inmediato me olvide de mí cuando vi el rostro de Mariana totalmente descompuesto, y ahí me percate de que Ricardo abrazaba y jugueteaba con una chica guapísima, morena de mediana estatura, de curvas bien pronunciadas y ojazos enmarcados por unas larguísimas pestañas; una vez que percibieron nuestra presencia los cuatro se encaminaron hacia nosotros, apenas alcance a susurrarle a mi hermana que se controlara.
Ricardo: Mira mi amor- dijo abrazando a Mariana- ella es mi hermana postiza, Rosi.
Mariana se quedo estática, sin embargo la chica se acerco con una sonrisa cálida y franca y le abrazo y le dio un beso en la mejilla.
Rosi: Hola que gusto me da conocerte, Ricardo me ha hablado mucho de ti, estoy feliz de que por fin alguien le haya echado el lazo a este loco.
Mariana: Hola el gusto es mío – dijo fríamente, pero la chica ni se inmuto.
Ricardo: y ella es Anahi mi cuñadita.
Rosi: Que tal – dijo extendiéndome la mano. Es curioso pero mostro la misma frialdad al dirigirse a mí que Mariana hacia ella.
Anahi: Que tal mucho gusto.
Dulce: Espero que no estén muy cansadas, porque pensamos en un pequeño cambio de planes, vamos a recorrer los campos y después iremos a la laguna, ¿se les antoja una fogata?, o por supuesto si prefieren el plan inicial no hay problema.
Ricardo: ¿Any, mi amor, que opinan?
Anahi: Por mi está bien.
Mariana: Como ustedes quieran – aun con el ceño fruncido.
Poncho: Mis chavas, solo falta saber si saben montar a caballo.
Anahi: Si claro.
Poncho: bueno no se diga mas; Lobo, Ricardo voy por los caballos.
Dulce: Yo voy contigo.
Rosi: Yo también voy.
Una vez que se marcharon y quedamos a solas con Ricardo se desato la hecatombe entre este y mi hermana.
Mariana: Es mucho descaro el tuyo ¿No crees?
Ricardo: ¿A qué te refieres? no entiendo.
Mariana: A que tú te crees que soy tonta, a eso.
Ricardo: sigo sin entenderte mi amor.
Mariana: Ahora resulta que el tonto eres tú, te parece bien que en mi primer día aquí tenga que soportarme a una ex novia tuya, y una que además sigue colgadita por ti.
Ricardo: ..Pero… de que hablas Mariana, ¿cuál ex novia?
Mariana: Te estás pasando Ricardo Espinoza, menuda gracia me hace a mí que me trates de lunática.
Ricardo: pues no me dejas de otra Mariana Puente; por que en verdad no comprendo.
Mariana: puffff a ver si te enteras, por si no recuerdas cuando hablabas con tu amigote, estaba escuchando todo, y hablaban de Rosi y de que ella seguía colgada de ti, y estaba esperanzada de que ahora mismo podía surgir de nuevo el romance, pero que esto se le iba por el caño porque traías compañía.
Ricardo paso de la expectación a una sonora carcajada, cosa que enfureció todavía más si es que esto se podía a Mariana; mientras yo no sabía si suplicar mentalmente que regresaran pronto con los caballos o que se tardaran lo mas que se pudiera para evitar que se enteraran del pleito de estos dos.
Ricardo: Perdona, perdona, pero no pude evitar la risa, amor estas equivocada, yo nunca he tenido nada con Rosi, te lo juro, no hablábamos de mí, es complicado, es decir la situación no es fácil de explicar y claro que pensaba decírtelo, es un tema que definitivamente tenía que tocar contigo, pero con más calma, pero te aseguro que Rosi está enamorada de alguien cercano… pero no de mí
Mariana: ahhhh si ¿de quién? – totalmente incrédula de la versión que Ricardo le estaba dando.
Ricardo: ok ahora mismo no te voy a poder dar muchas explicaciones, pero te diré de quien y luego con más clama responderé a las dudas que seguramente surgirán del nombre que te daré.
Mariana: Vale estoy esperando- yo también quería escuchar-.
Ricardo: ¡Dulce!, Rosi está enamorada de ¡Dulce!

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:49 pm

DULCE
Poncho: Lobo, ¿qué te preparen a Yure?
Dulce: No, Tiene que descansar para los entrenamientos y la charreada, que ensillen a Cancia.
Poncho: ¿Y para las Chavas?
Dulce: escoge los más mansos, no sabemos qué tan acostumbradas están a montar en este tipo de terrenos. – dicho esto se encamino junto con tres peones.
Rosi: Es bonita la novia de Ricardo, ¿verdad?
Dulce: Si, lo es.
Rosi: ¿Y la hermana?
Dulce: ¿La hermana qué?
Rosi: Te gusta, ¿verdad?
Dulce: Rosi no me hagas preguntas si sabes que la respuesta no te va a gustar.
Rosi: ¿Te gusta?
Dulce: …- jale aire antes de responder- Si me gusta.
Rosi: pues no entiendo porque, es muy desabrida.
Dulce: jajajajaja, pues cuando la pruebe te digo, a lo mejor y no sabe a nada, pero chanza y esta deliciosa.
Rosi: A veces puedes ser terriblemente cruel, no entiendo como sabiendo todo lo que te amo, no me das la oportunidad de darte todo lo que necesitas.
Dulce: No me gusta lastimarte, pero no me dejas opción, lamento que no comprendas que no hay forma de que puedas satisfacer mis necesidades, creo que no hay nadie que pueda, pero lo que más lamento es que sea tan difícil recuperarte como amiga.
Rosi: Pero a ella no te importa lastimarla, es carne nueva y te mueres por tirártela, no como yo que me usaste y me botaste.
Dulce: ¡Carajo Rosi! Nunca te engañe, y lo sabes, no te prometí nada, me conoces de siempre y sabes muy bien como soy, y no te use, de verdad lo intente, pero no funciono, te pido que llevemos la fiesta en paz, quiero por sobre todo que mi hermano se la pase bien, por favor disfrutemos la tarde, hazlo por Ricardo.
Rosi: Lo siento, perdóname, es que los celos me enloquecen, y no pienso claramente.
Poncho: listo ya están los cuacos, "amonos".
Menos mal que Poncho llego, porque estaba a punto de demostrarle a Rosi lo que era mi faceta cruel, nunca le he soportado a nadie escenas de celos o panchos, lo único que me detenía con Rosi es que de verdad le tenía afecto; pero todo tiene un límite y con ella ya me está llegando, cuando regresamos al casco, note una actitud extraña en todos, Ricardo estaba muy colorado y me esquivaba la mirada, señal de que algo pasó y tenía que ver conmigo, Mariana me miraba diferente, no la conozco como para determinar qué o porqué, y Anahi ni me miraba pero estaba también muy roja, Poncho y Ricardo ayudaron a las chicas a montarse en sus respectivos caballos y cuando me disponía a hacer lo mismo Rosi me tomo del brazo y me dijo:
Rosi: Me ayudas a montar – evidentemente supe cual era su intención, quería marcar territorio, Rosi no necesitaba de ayuda alguna para montar un caballo, pero no iba a provocar una escena discutiéndole nada, así que le di por su lado, total me había hecho el propósito de cumplirle a Ricardo y no dañarle su estadía.
Dulce: a ver – la tome por la cintura para impulsarla, ella pego su espalda contra mi pecho y echo su cabeza hacia atrás besándome en la mejilla diciendo en señal de triunfo "gracias". Trate de aparentar indiferencia al momento, sobre todo por Poncho, monté también y me empareje con él, emprendiendo el galope tratando de ir un poco a parte del resto del grupo; Anahi me encantaba pero tampoco quería líos con mi hermano

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:49 pm

ANAHI
Lo que acababa de escuchar me dejo helada, pero quería respuestas a todas las preguntas que en mi cabeza se acumularon, ¿Dulce es gay?, ¿hay posibilidades de que regrese con Rosi?, ¿qué fue lo que paso entre ellas? me odié por mi mala memoria y no recordar con exactitud que se dijeron cuando veníamos hacia acá Ricardo y Poncho. En ese preciso momento los vi acercarse, Poncho venía delante con un caballo y tres hombres cada uno jalando la rienda de los que supongo eran los nuestros y detrás ellas juntas, Rosi muy sonriente acariciándole el hombro y el brazo a Dulce, Poncho le dio la rienda de su caballo a uno de los chicos y me ayudo a montarme, mientras Ricardo lo hacía con Mariana, ellos se disponían a hacer lo mismo cuando escuche la voz de Rosi pedirle a Dulce que la ayudara, esta soltó a su caballo y tomándola por detrás de la cintura la impulso, cuando vi como la morena se le restregaba al cuerpo y le besaba sentí un ardor en mis entrañas, ¡no puede ser! porque siento esto, ¿son celos?, ¡joder! ¡estoy celosa!, es absurdo, acabo de conocer a esta tía, hace tres horas no la hacía en el mundo. La veo montar con esa agilidad que me impresionó desde que la vi por primera vez, y sin siquiera mirarme se enfila junto a Poncho; por lo menos no se fue con esa tipa, pero tampoco conmigo, ¿qué se ha creído?, ni siquiera me ha mirado, joder, no digo que le tengo que gustar, pero soy una invitada, por lo menos podría tener la atención de ir junto a mí, pero nos han dejado un trecho por detrás de ellos, y ahora resulta que voy junto a "esta".
Veo como se frenan un poco y un momento después Poncho se acomoda con nosotras, por un instante di gracias a por ello, porque me estaba resultando bastante incómoda la compañía, pero el instante se esfumó casi de inmediato porque en cuanto Poncho empezó a hablar conmigo de la vista, los agaves, jimadores, Rosi se le emparejo a Dulce, y sin poder evitarlo eso me puso mal todo el recorrido, por más que lo intenté no pude quitarles el ojo de encima, deseando para mis adentros que nadie se percatara de ello; el ardor en mi estomago se intensificaba cada vez que las veía sonreírse, ¡pero si será resbalosa esta tipa!, había que ver como aprovechaba cualquier excusa para repegársele, acariciarle la cara, palmearle la pierna, bueno pero a mí que me importa, no era mi asunto, pero joder no podía evitarlo; esta sensación acida que te camina de las entrañas a la cabeza, y te sientes caliente, lo único que en ese momento me hubiese aliviado era darle un par de ostias a esa ¡hija de puta!.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:49 pm

DULCE
Poncho: No huyas cobarde – riendo al parecer muy divertido con la situación- de veras que no entiendo cómo le haces lobo para alborotar de esa manera al gallinero, pero lo que menos entiendo es cómo le haces para que te gusten todas.
Dulce: jajajajajaja pues nada más emparejo el gusto. – me alivió que no se haya tomado mal lo que paso con Rosi.
Poncho: pero es que estas como dice la canción; "te gustan las altas y las chaparritas, te gustan las gordas también la flaquitas, la viudas, casadas, divorciadas, solteras y las chatitas de caras bonitas".
Dulce: "Yo soy la aventurera puritito corazón, verdad de Dios".
Poncho: jajajajajaja "y agarras parejo, parejo, parejo", jajajaja – de repente bajó el paso y me dijo al momento en que se giraba, oye creo que les sacamos mucho trecho, ¡no friegues lobo, viene Rosi con tu concuña!
Dulce: lo dices como si eso fuera una catástrofe.
Poncho: créeme que lo puede ser, desde que Rosi la vio está muerta de los celos, según ella no va a permitir que la española le quite lo que según ella es suyo.
Dulce: No pues estoy frita.
Poncho: Además es una grosería que no vayas con Anahi ¿no crees lobo?
Dulce: No hayo ni para donde hacerme pantera, por un lado tu hermana, y por el otro, Ricardo.
Poncho: Hija de tu… o sea que si no fuera por lo que te dijo Ricardo, ya le hubieras caído a la chava. –solo le sonreí como respuesta y él se enfilo hacia la muñeca de porcelana y ojos azules.
Seguía en el frente del grupo, no me importo la soledad y pensé en disfrutar -el olor de mi tierra siempre me ha embriagado pero no me duró mucho el placer, pronto sentí la presencia de Rosi a mi lado.
Rosi: Perdóname por favor – me dijo poniendo una carita de puchero- por fa, ¿sí?
Dulce: ayyy Rosi que voy a hacer contigo, de verdad te tengo mucho cariño, y me gustaría que por lo menos intentásemos ser amigas de nuevo.
Rosi: Te voy a responder lo mismo que tú me dijiste hace dos años… no te prometo que va a funcionar, y que lo que siento va a cambiar, pero vamos a intentarlo.
Le devolví la sonrisa y cabalgamos juntas como solíamos hacerlo antes, y los recuerdos de infancia y adolescencia empezaron a fluir entre nosotras, reímos como hace mucho no lo hacíamos, remembrando nuestras travesuras, juegos y vivencias en estos paisajes agaveros. Llegamos a la laguna y buscamos un buen sitio para hacer la fogata, Ricardo, Poncho y yo desmontamos de un brinco, al ver que Rosi no lo hizo supuse sus intenciones, así que decidí que las cosas quedarían claras, y antes de darle tiempo a Poncho, me encamine hacia Anahi y le extendí la mano, ella me miro con el ceño fruncido y expresión extraña, me hizo gracia no sé porque, así que le tome la mano y ella apoyo su pie con más firmeza en el estribó y yo procedí a soltar su mano para asir su cintura con firmeza, ella al brincar se sujeto de mis brazos, ya con sus pies en tierra no se me dio la gana de soltarla, al contrario apreté mas su cintura, ella tampoco soltó mis brazos, es más creo que los apretó con más firmeza también, quedamos muy juntas con mis labios rosando la punta de su nariz, sentí el impulso de besarla, pero cuando ella levanto la mirada y vi la profundidad de esos ojos turquesa, sentí algo que me asusto y la solté.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:49 pm

ANAHI
Cuando la vi dirigirse hacia mi y extenderme la mano, me moleste, ¿pues que se cree?, pasa de mi con la mayor facilidad del mundo y ahora quiere ser amable; pero no me dio oportunidad de nada, sonriéndome me miro con esos ojazos y me tomo la mano, sentí la firmeza con que sus manos tomaron mi cintura, casi mecánicamente mis manos apretaron sus brazos saltando, sentí sus labios rozando mi piel, la cercanía de nuestros cuerpos me provoco un calorcillo que me recorrió el cuerpo cual mariposillas revoloteando en todo mi ser, tomando fuerzas de no sé donde levante mi cara y mis ojos se encontraron directo con los suyos, por un momento pensé que terminaríamos besándonos, por lo menos yo lo desee, pero repentinamente ella me soltó, se dio la media vuelta y se fue, regresándome instantáneamente a la cordura, pero qué diablos, ¿qué has estado a punto de hacer Anahi? ¿acaso te has vuelto loca?
Que fuerte, esto ya no podía cuestionármelo, la atracción que sentía hacia esta mujer era demasiado intensa como para continuar en la negación, ¿y qué si la vi por primera vez hace apenas unas horas?, me estaba pasando y ya, no tenia caso seguir cuestionándome el porqué, total tampoco es que estuviera enamorada, era atracción simplemente, muy intensa sí, pero simple atracción, inconveniente, poco apropiada es verdad, pero que ganaba yo negándomela. Ricardo, Mariana y Poncho después de amarrar los caballos se habían ido a buscar leña para armar la fogata, y ella bajaba alforjas que supongo traían alimento y bebidas, Rosi la ayudaba pero ya no se veía tan sonriente como todo el camino, muy al contrario se notaba ira en su rostro, y ahora extrañamente Dulce parecía pasar de ella, no se habían dirigido la palabra desde que llegamos. Yo me perdí en mis pensamientos mirando ese maravilloso paisaje, siempre he sido amante de la naturaleza y estas tierras eran naturaleza iluminada por un cielo profundamente azul que ahora empezaba a adquirir tonos rojizos, según me dijo Poncho aquí los lugareños acostumbraban pescar, pero ahora mismo no era buen momento por lo que habíamos traído vivieres.
Ricardo: Que pasó cuñada, ¿verdad que valió la pena el esfuerzo de volar a once mil pies?
Anahi: Si que lo valió, esto es hermosísimo Ricardo, no sabes cuánto te agradezco que hayas arruinado mis planes vacacionales.
Ricardo: No me agradezcas todavía, cuando vayamos de regreso lo haces- me mira de una forma extraña y siento como duda en si continuar hablando, pero de inmediato noto la decisión en sus facciones y continua- Any hay algo que necesito decirte.
Anahi: Si dime.
Ricardo: Lo que le dije a Mari, hace un rato, sobre mi hermana y Rosi, - me estremecí y creo que lo noto porque su mirada adquirió más firmeza- Dulce es lesbiana – me soltó- desde los dieciséis años se asumió como tal ante todo el mundo, en principio no fue fácil para nadie, pero ella no se inmuto y defendió su forma de ser y sentir como lo ha hecho con todo aquello en lo que cree, mi hermana… - titubeo de nuevo, y yo me desespere, pero trate de disimular- ella es un gran ser humano, honesta y buena, apasionada, ama a su familia por encima de todas las cosas, es buena amiga… pero en el amor.. en el amor, no es una buena opción, ¿tú me entiendes?- Dios porque me estaba diciendo esto, acaso tanto se me estaba notado, pero no me dejo interrumpirlo al parecer adivinando mis intenciones – Dulce no es de relaciones largas, ni de comprometerse, con nadie, tampoco se le da la fidelidad, es decir, ataca todo lo que puede y después lo deja atrás. Eso pasó con Rosi, bueno más o menos porque debo reconocer que Dulce no tenía ninguna intención con ella, pero Rosi se aferro y mi hermana no pudo o no quiso resistirse, y al final hizo lo que siempre hace, de eso hablaba con Poncho en camino hacia aquí.
Nuestra charla se vio interrumpida por mi hermana que se acerco en ese momento, y yo me quedé con un desconcierto y también preocupación, no entendía muy bien porque me decía todo aquello, si era solo por excusarse y que también a mi me quedara claro que él nada que ver con Rosi, pero si así era ¿por qué darme tantos detalles?, ahí me venía una punzada en el pecho, porque significaba que me lo decía porque había notado que me estaba babeando por su hermana y quería evitarme el mal rato con ella.
Poncho: Güerita "engase pa’ca" – me palmeo la espalda interrumpiendo mis pensamientos- ¿pos que hace ahí tan solita? pásele a lo barrido. – y me encamine hasta donde estaban todos, bueno no todos Dulce y su hermano no estaban.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:49 pm

DULCE
Trate de obviar lo que me acababa de suceder, y me dedique a ayudar en lo de la preparación de todo para la fogata, una vez que lo que a mí me tocó estaba listo me fui a sentar bajo un árbol, y para mi extrañeza Mariana se fue a sentar a mi lado, me sonrió y me dijo.
Mariana: Tenía muchas ganas de conoceros a todos, a los abuelos y a ti, pero debo admitir que mas a ti, ¿sabes? tu hermano te admira muchísimo, está muy unido a ti.
Dulce: A mí también me alegra mucho conocerte y estoy segura de que mis abuelos se sienten igual, y que te digo yo, adoro a mi "enano", aunque a veces me cae gordo; jajajaja.
Así estuvimos un rato hablando de tonteras aunque tenía la ligera sospecha de que todo esto iba encaminado a algo más, no sabía bien qué, pero cuando supe me cayó como bomba.
Mariana: Me apena mucho lo que os voy a comentarte, pero necesito salir de dudas.
Dulce: a ver linda si puedo sacarte de dudas, dispara.
Mariana: Cuando veníamos hacia aquí con Poncho, Ricardo y el hablaron de Rosi, y yo entendí que Ricardo tuvo algo con ella; y además que ella todavía quería algo con él, pero hace un momento cuando le reproche el me dijo que no hablan de él si no de ti, yo la verdad por más pena que sienta necesito saber si esto es verdad.
No fue fácil controlar la ira que sentí al enterarme de que estos dos habían ventilado asuntos míos frente a estas chicas, pero no iba a hacer un papelón frente a esta chiquilla que a todas luces lo único que le importaba era su novio.
Dulce: Te dijo la verdad, hablaban de mi- dije intentando de que no se notara mi enojo- no te preocupes, la infiel de esta familia soy yo- trate de sonreírle pero creo que lo que me salió fue una mueca, aunque a ella no le importo, con mi respuesta obtuvo la tranquilidad que necesitan las mujeres celosas, nunca he comprendido ese sentimiento, me parece ridículo, si algo no es tuyo, pues ya está, no lo es.
Estuve esperando el momento de hablar a solas con Ricardo y en cuanto tuve oportunidad le pedí que me acompañara con pretextos, él me siguió sin poner objeción, ahí me di cuenta de que sabía de qué iba a hablarle.
Dulce: Me puedes explicar ******* porque tienes que ventilar mis asuntos frente a dos desconocidas.
Ricardo: En primer lugar no son desconocidas, una es la mujer con la que me voy a casar, y la otra es mi cuñada, además no fue intencional, Poncho saco el tema, y se dio de manera natural, carambas Dulce, hacia mucho no nos veíamos, ninguno de los dos nos pusimos a analizar que no estábamos solos, además nunca mencionamos tu nombre.
Dulce: Y de que sirve que en ese momento no lo hayan hecho si ahorita Mariana ya sabe que hablaban de mí.
Ricardo: No tuve más remedio, mi novia pensaba que se trataba de mí y no voy a cargar con ese muerto, además tú nunca has ocultado tu sexualidad.
Dulce: Que sepan de mis preferencias sexuales es lo que menos me importa, pero detalles de mi vida eso si que no.
Ricardo: No me quedó más remedio, además vamos a estar aquí varias semanas, ¿no crees que lo tuyo con Rosi es demasiado evidente como para que se note por sí solo?, ah y también Anahi lo sabe.
Dulce: ¡******* Ricardo!
Ricardo: Ella estaba en el momento en que tuve que explicarle todo a Mariana, y ni modo que no escuchara.
Dulce: No será que te estás curando en salud.
Ricardo: ¿A qué te refieres?
Dulce: A que me pusiste como lo peor de lo peor con la hermana de tu novia para ponérmela difícil.
Ricardo: No alucines Dulce, si lo único que supieron es que tuviste algo con Rosi y termino mal y ella todavía quiere contigo, no es nada del otro mundo, además hermana, ya es hora de que entiendas que no todas las mujeres van a caer rendidas a tus pies, y créeme que Anahi esta fuera de tus ligas; no es algo que me preocupe realmente porque no tienes posibilidades con ella, ni una sola posibilidad.
Dulce: jajajajajajajajajajaja ¿tú crees?
Ricardo: No, no creo, estoy seguro, tu no la conoces como yo, es lo suficientemente lista como para caer en uno de tus jueguitos, además de que no creo que tu le gustes.
Dulce: hace un rato no parecía eso, sonabas preocupado.
Ricardo: Lo que me preocupa es que se pueda sentir incomoda.
Dulce: ¿Ah sí? bueno, si tú lo dices, así será.
Ricardo: Así es Dulce, no te enojes conmigo, pero es que tu vanidad es más grande que el popo y el iztla juntos.
Dulce: jajajaja, sale pues hermanito, mejor vámonos, ya tardamos demasiado.
Ricardo: ¿Sigues enojada?
Dulce: si, pero no tanto como para nos disfrutar de la tarde.
Ricardo me acababa de retar, y con eso me dio el pretexto perfecto para incumplirle la promesa que le hice. Una vez que regresamos, enfile toda mi artillería hacia Anahi, me senté a su lado, en un principio me pareció tensa, nerviosa, pero después de un rato se relajo, estuvimos juntas todo el tiempo, tomamos tequila y reímos como creo que hacía tiempo no me reía, en algo tenía razón Ricardo, Anahi era muy inteligente, la conversación fue siempre entretenida, incluso por momentos me olvide que estaba iniciando la cacería, pero solo fue un momento, llegada la hora de irnos no me le despegué y fui yo la que le ayude a montar, y todo el camino de regreso cabalgamos juntas, estando a punto de llegar le pedí que me acompañara al entrenamiento el día siguiente por la mañana, un poco antes de llegar se podía apreciar mi cabaña.
Dulce: Mira esa es mi casa, mi abuelo la mando construir para mí como regalo de cumpleaños 18.
Anahi: Ah ¿pero tú no duermes en la casa de tus abuelos?
Dulce: No, desde los 18 tengo mi propio espacio, luego te la muestro, me imagino que debes estar cansadísima después de este día.
Anahi: Si la verdad que sí.
Llegamos a la casa, Poncho y Rosi se despidieron, ésta última tenía cara de pocos amigos, luego de un rato mas con ellos y los abuelos me retire yo también, no sin antes decirle a Anahi que mañana después del desayuno nos íbamos al lienzo. En cuanto estuve en mi cabaña me desfaje desabroche los botones de la blusa, necesitaba un baño, me encamine a mi recamara, casi arrastrando las botas y cuando abro la puerta siento los brazos de Rosi que se aferran a mi espalda por debajo de la blusa y sus labios empiezan a devorar los míos, ¡carajo! ¿por qué la carne es tan débil?

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:49 pm

ANAHI
Las gotas de agua sobre mi piel me sabían a gloria, me sentía feliz, lo que de inicio no pintaba nada, termino siendo una tarde gloriosa, a partir de que Dulce regreso con Ricardo me dedicó todo el tiempo a mí y descubrí que además de divina es muy divertida, es… realmente encantadora, estoy volando, y es que esta chica me gusta, que digo me gusta me encanta, solo una cosa me tiene un poquitín mal, y es todo lo que me dijo Ricardo, aunque ahora pasé de la preocupación inicial de que Ricardo hubiese notado mi atracción hacia su hermana a todo lo que me dijo de ella, eso de que solo usa a las mujeres, y no toma en serio a ninguna, pero bueno en fin, tampoco es que yo me pueda tomar muy en serio un romance de vacaciones, ¿ o sí?, enfundada en mi pijama, con mi cabeza enloquecida recordando cada detalle de lo vivido este día y disfrutando la sensación que se había alojado en mi pecho, sentí unos golpes en mi puerta.
Mariana: Anahi abre mujer que soy yo.
Anahi: Que pasa Mariana, que haces aquí a estas horas, pensé que si te escabullías a algún sitio sería a la habitación de Ricardo.
Mariana: Vengo de estar con él- tomo aire- pero es importante que hablemos- dijo con una seriedad que me dio escalofrío- no digas nada, no me interrumpas porque si no se me va el valor. Any tu sabes que te quiero y que nada cambiara eso nunca- ahora si sentí miedo-, pues vale, ¡uy! es que me cuesta, hace tiempo que se que te gustan las tías –sentí cómo la sangre se me iba de la cabeza a los pies de un golpe pero no pude articular palabra, me quede muda, ella volvió a tomar aire y continuo – y no me importa, lo único que quiero es que seas feliz, tú has sido más que una hermana para mí y te amo muchísimo. Vale, aquí va la parte difícil – ¿pero es que había más?- tanto Ricardo como yo nos hemos dado cuenta de que tu y su hermana se atraen, a mi eso no me importaría si no fuera porque Ricardo me dice que ella te puede dañar, y yo no quiero verte sufrir Any, como cuando terminaste con Sofi, sí, era evidente que no era una simple amiga – me dijo al notar mi desconcierto- yo le he dicho a Ricardo que no conozco a nadie más sensato que tu, por eso creo que tu sabrás manejar esta situación, y pues solo espero que no permitas que nadie nunca te tome a juego, porque eso me lo enseñaste tú, bueno vale ya dije todo lo que tenía que decir, ahora me voy, te quiero Any – me dio un beso en la frente y se marcho dejándome muda.
Me levante de la cama, necesitaba aire; corrí al balcón y salí aspirando profundamente, llenando mis pulmones, cuando mire las luces de la cabaña en donde vivía Dulce, suspire, no sabía qué hacer, esa mujer me encantaba, y no quería dejar pasar la oportunidad de vivirlo, pero tampoco me gustaba la idea de ser el pasatiempo de nadie, en esas estaba cuando veo salir a Rosi de la casa de Dulce, a medio vestir… ahí estaba la respuesta frente a mí.

Admin
Admin

Mensajes : 3134
Fecha de inscripción : 26/01/2015

Ver perfil de usuario http://anahiydulcemarifans.foroac.org
Volver arriba

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:49 pm

Capitulo 3
DULCE
Los labios de Rosi besándome, mordiendo los míos; sus manos recorriendo mi espalda, su cuerpo casi desnudo, pegado a mí, me nublaron por completo la cabeza, su boca empezó un descenso lento, dejando la mía y siguiendo su camino hacia mi barbilla, el cuello, la clavícula; sus manos bajaron hasta mis glúteos, subieron a mi cintura desabrochando mi pantalón, sentí sus dedos acariciar mi sexo con suavidad, recorriéndola toda, abriéndose camino entre mis labios vaginales, lo cual hizo sin dificultad puesto que estos ya esperaban ansiosos el contacto de otra piel, mi clítoris hinchado me regalo un placer infinito al ser acariciado por la punta de su dedo índice, y un gemido se me escapo, ella empezó a morder y besar mis senos por encima del sostén, para entonces ya estaba demasiado caliente, la rodee con mis brazos y la empuje a la pared, besándola desenfrenadamente, masajeando esos redondos pechos coronados por una aureola color chocolate, lamiendo su cuello, sus hombros, chupando sus pezones succionándolos,- ¡hazme tuya!- me dijo con voz trémula, la despoje de la única prenda que llevaba, y casi con violencia separe sus piernas, introduciendo mi dedo en su interior, ella dejo escapar un sonido grave, inteligible, mientras mi dedo índice Salía y entraba con fuerza y mi pulgar acariciaba su clítoris, mi otra mano apretaba parte de su trasero, empezó a gritar hasta que estallo en un orgasmo que tenso cada uno de sus músculos… entonces volvió a mí la razón y con ella la desazón, la solté casi de inmediato, apenas esperando a que se recompusiera y me deje caer en el borde de mi cama, ella se quedo aferrada a la pared y con los ojos cerrados aun con su respiración agitada, y el rostro relajado y sonriente.
Rosi: Te amo, te amo, - reía al tiempo que abrió sus ojos- me hiciste el amor, cuanto deseaba que me hicieras el amor.
Dulce: No hicimos el amor, fue sexo, solo sexo, y no debió pasar. – le dije fríamente.
Rosi: ¿porque haces esto?, ¿Por qué te niegas a sentir?- su mirada se nublo y su rostro se desencajo- no puedes negar que me sentiste.
Dulce: No me niego a sentir, por supuesto que sentí, pero no te confundas, sentí el placer que me puede proporcionar un cuerpo que me atrae, pero entiende Rosi que lo que tú quieres creer no es y que mi debilidad no significa nada a tu favor – estallo en lagrimas.
Rosi: llegará el día Dulce, en que sentirás en carne propia el dolor que me estas causando en este momento, y comprenderás la magnitud de tu crueldad y lloraras amargamente como lo hago ahora yo.
Rosi tomo su ropa y salió corriendo de mi recamara, escuche el golpe de la puerta principal, pase los dedos de ambas manos por mis sienes y solté un grito de ira, ¡porque carajos no puedo controlar mis instintos!, herí otra vez a esta mujer, falte a la palabra dada a mi mejor amigo, me falle a mi misma; dejándome caer por completo sobre mi cama.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:50 pm

ANAHI
Bendito el cansancio de mi cuerpo, porque si no fuera por él mi mente no me hubiese dejado conciliar el sueño, fueron demasiadas emociones para un día, Mi hermanita me soltó que sabe que me van las tías, que me gusta su cuñada y que esta es una mujeriega que se tira a todo lo que tiene tetas; pero lo que ella no sabe, porque ni yo misma lo alcance a comprender hasta anoche, es que lo de esta mujer no es un simple gusto, yo no creo en el amor a primera vista y esas chorradas, pero si en que a veces te pasa que te encuentras con alguien que hace que la química de tu cuerpo reaccione con mucha más fuerza, algo que tiene que ver con las feromonas que expiden nuestros cuerpos; jajajaja ¡pero qué hacéis Anahi!, piensas que el amor a primera vista es una chorrada y el análisis que acabas de hacer no te parece una muy gorda; en fin aunque todavía no sabía bien que iba a pasar, a algo estaba decidida y eso es a no ser el juguetito de esta guapa.
Me di una ducha rápida, me enfunde en unos vaqueros, y una blusa azul de tirantes, me maquille levemente y recogí mi cabello en una coleta, voy bajando los escalones que llevan a la estancia y me encuentro con una chiquilla de cabellos rubios que brincaba de un escalón a otro con sus bracitos extendidos como si fuese a volar y una chupeta en la boca, cuando se da cuenta de mi presencia se la saca y me regala una sonrisa de oreja a oreja.
Niña: Hola, eres muy bonita, te pareces a mi barbie, ¿quién eres? ahhh ya se, eres una de las novias de Dulce, ¿a que si?
Anahi: Gracias por el cumplido preciosa, tu sí que pareces una muñeca… y no soy novia de nadie, estoy aquí de visita con mi hermana que es novia de Ricardo, ¿lo conocéis?
Niña: pues sí, es mi primo, igual que Dulce, me llamo María, ¿y tu cómo te llamas?
Anahi: ahhh pues me da mucho gusto conoceros María, mi nombre es Anahi.
María: oye Anahi que bonito hablas, me gusta, ¿quieres ir al monte conmigo?, yo tengo mi caballo, y mi abuelo te presta uno, el que tú quieras, menos a Yure y a Cansia, porque esos son de Dulce, y nadie más los monta.
Anahi: ah no ¿y por qué?
María: a Yure nunca nadie puede, te tira y a Cansia, porque dice Dulce que el caballo y la mujer no se prestan.
Anahi: jajajajajajaja eres adorable. ¿Te parece bien si dejamos lo de ese paseo para otro día?, porque ahora mismo tengo que salir con tu prima.
Dulce: ¡Escuincla! ven acá a darme un beso. – la pequeña salió cual bólido y se le colgó al cuello con sus brazos y le enredó las piernas en la cintura.
María: Dulce ¿puedo ir con ustedes? ¿verdad que Anahi parece una barbie? ¿has oído que bonito habla?, dice que no es tu novia – no pude evitar ruborizarme ante esto último.
Dulce: ¡me vas a volver loca chaparra!, a ver, no puedes ir con nosotros porque vamos a hacer cosas de grandes, y si, Anahi es más bonita que una barbie y también me gusta muchísimo su voz y su acento… dame chance y le vuelves a preguntar a ver que responde- le dijo guiñándole un ojo y yo no pude evitar el sonrojarme de nuevo- Ahora anda a la cocina y dile a chelito que vamos a desayunar - la bajó, le palmeo el trasero y María salió corriendo.
Con esa actitud que tiene un depredador que se comerá a su presa sin ningún problema se encamino hacia mí, con andar felino y mirada profunda, en conjunto con esa sonrisa que podía derretir un iceberg me beso muy cerca de los labios, momentáneamente me quede inmóvil, luego le sonreí y recordando lo que vi anoche pregunte no sin cierto sarcasmo:
Anahi: ¿has dormido bien?
Dulce: no tan bien como hubiera querido, ¿y tú?
Anahi: muy bien.
Dulce: se nota, estas guapísima.
Anahi: gracias.
Dulce: vamos a desayunar porque tenemos que irnos cuanto antes.
Una vez en el comedor pregunte si solo estaríamos nosotros y ella me informo que sus abuelos habían ido a Guadalajara con su Tío Samuel y lo más probable es que no regresaran hasta el día siguiente y que seguramente Ricardo y mi hermana aún dormían, llego una señora muy bonita, bajita y menuda con su cabello recogido en una trenza muy larga, Dulce la abrazo con ternura y le beso la frente y volviéndose hacia mí me la presento.
Dulce: Mira Anahi ella es Chelito, mi nana.
Chelito: cuanto gusto niña.
Anahi: el gusto es mío señora.
Chelito: dime Chelito.
Anahi: vale, Chelito.
Dulce: Nana solo voy a desayunar fruta, tú Anahi ¿qué se te antoja? Chelito es una maga en la cocina.
Anahi: si me di cuenta ayer, la comida estuvo deliciosa, pero si no os importáis a mí también me apetece fruta, por favor.
Después de desayunar, partimos hacia la ciudad, Dulce, me hablo del lugar al que íbamos, un lienzo charro, me explico que las charreadas son una tradición mexicana y que la época de las fiestas eran en los meses finales del año, pero aun así había charreadas en distintas épocas del año, festejando su día de independencia, en abril y mayo y que este evento en lo particular era para recaudar fondos, que era también un deporte, con reglas especificas que eran inviolables; ella hablaba sin parar y yo solo la escuchaba, el paisaje es divino, este pueblo es mágico, fue como trasladarse al pasado, las casas, los pequeños edificios antiguos, las calles adoquinadas, las varias placitas por las que pasamos, este lugar es de ensueño, ella aparco frente a un lugar que se asemejaba a una plaza de toros pero más pequeño. En la entrada un señor la saludó con ceremonia, unos pasos más adelante estuvimos en un área de gradas que bordeado por un cerco metálico se separaba de la zona del ruedo; una vez dentro vi la diferencia con una plaza de toros, parte del ruedo tenía una abertura bastante ancha que marcaba un espacio asemejando un camino, en el fondo de este se podía apreciar una puertezuela a cada costado y a lo largo en ambos lados, cercos que guardaban un sitio dividido en lo que parecían corrales, ahí se podía observar en ambas partes a varios chicos haciendo movimientos extraños con un lazo, nos encaminamos hasta quedar justo frente a la abertura del ruedo.
Dulce: desde aquí tendrás la mejor vista del entrenamiento de la ezcaramuza. Yo tengo que ir a las caballerizas pero en un momento estaremos en el ruedo.
Anahi: Que es la escaramuza.
Dulce: es la parte femenina de las charreadas, es un deporte con un grado de dificultad muy grande, que será mejor que veas, porque no es fácil explicarlo.
Anahi: Vale, entonces desde aquí te veo.
Dulce: Juancho, lo que necesite la señorita estas al pendiente - le dijo a un hombre que estaba montado en la reja de separación de las gradas y el espacio redondo de tierra, Dulce dio un brinco hacia el ruedo y salió corriendo hasta perderse tras una de las puertezuelas del fondo.
En ese momento me percate de la presencia de un grupo de chicas que me miraban sin reparo y cuchicheaban entre sí, trate de disimular la incomodidad que esto me produjo pero no me dieron oportunidad porque en un momento me vi rodeada de ellas, todas eran guapas, unas menos que otras, vestían ropas a todas luces finas y una de ellas con mirada inquisitiva me dijo.
Desconocida: Hola soy Cristina, ellas son Jimena, Manuela y Sandra.
Anahi: Que tal, Anahi- dije a mi vez a modo de saludo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:50 pm

DULCE
No dormí bien gracias a la resaca emocional que me cargaba, apenas hace unos días le había jurado a Poncho que nunca volvería a tener algo con su hermana y hacía unas horas que había hecho lo mismo con Rosi asegurándole que no volvería a pasar nada con ella; sé muy bien lo que me pasa, Rosi me gusta un montón, esta buenísima, pero eso no me justifica y ahora que cara le pongo después de lo de anoche, a pesar de la crueldad de mis palabras quizá es de lo único que no me arrepiento, espero que el dolor que le causé sirva para que de una vez por todas me odie y se olvide de mi; salí del baño y me enfunde en unos jeans, botas vaqueras y blusa sin mangas de cuello V, deje mi cabello suelto porque aun estaba húmedo, me disponía a ir a la casa grande cuando recordé que tenía que verificar que ya se hubieran llevado a Yure a las caballerizas del lienzo.
Antes de cruzar la puerta me detuve cuando vi a María platicando con Anahi, realmente era bonita esta mujer, de cabellos rubios lacios que le llegaban un poco más abajo de los hombros, piel rosada, cejas bien delineadas, nariz respingona, mejillas sonrosadas, labios pequeños y bien formados, cuello fino, figura esbelta pero bien torneada y esos ojos de un turquesa profundo enmarcados por largas pestañas de aguacero. Me volvió de pronto esa sensación extraña que ayer me asusto, sacudí mi cabeza y llame a María; la reacción de Anahi ante mis comentarios a mi primita se reflejo en su rostro, me satisfizo, pero era una satisfacción diferente, rara, decidí no darle vueltas y después de desayunar partimos rumbo al lienzo. Me extraña que esta mujer no hable mucho, ese papel por lo general lo juego yo, y ahora me escucho parloteando sin parar mientras ella escucha con atención a todo lo que digo y apenas abre la boca para mencionar algo del paisaje; llegamos y la dejo en las gradas, me entró un poco de escozor ver que estaba ahí el grupito de las niñas gay bien del pueblo, había tenido algo con alguna de ellas y aunque es muy ingenuo de mi parte esperaba que no me hicieran una mala jugada con Anahi. Cuando llegue al área de las caballerizas me encontré con la persona que menos deseaba.
Carlota: Hola tu, no te da gusto verme –sonriendo sarcástica.
Dulce: si, el mismo que te da a ti.
Carlota: Esperabas hacer una rutina sin mi; ahhh ya se, te querías lucir tu solita, ¿decepcionada por eso? ¿Por qué te voy a hacer sombra como siempre?
Dulce: jajajajajajajaja, Carlota tu no me haces sombra, tu eres mi sombra que es distinto, y por la rutina nadie es indispensable y menos tú, ya teníamos quien te supliera.
Carlota Urquidi es mi rival en todo, desde muy jóvenes es así, a veces he llegado a pensar que le gustaron las mujeres porque a mí me gustan, me ha seguido los pasos en todo y hemos compartido más de una chava; o ella levanta lo que yo dejo, o yo me levanto lo que trae, es un juego macabro el nuestro y ahora estaba aquí, mas dolida que nunca porque le gane la capitanía del equipo; dándole la espalda la deje y me fui donde Silverio que preparaba ya a Yure, colocando la albarda, que es la montura reglamentaria mientras yo saqué de mi mochila las botas, me coloque la espuela en el pie derecho, acaricie a Yure que estaba inquieta por iniciar la faena, me dirigí junto a las otras chicas para dar inicio a las suertes en equipo, yo a la cabeza y emprendimos el galope para dar inicio a la rutina que habíamos preparado para la competencia y fiestas del año pasado.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:50 pm

ANAHI
Allí estaba yo rodeada por estas chicas, me estaban atosigando a preguntas sobre mi relación con Dulce, pude notar cierto aire de tranquilidad sobre todo de la que se hace llamar Cristina cuando le dije que solo soy la hermana de la novia de Ricardo, pero no del todo y entonces empezaron a hacer un recuento de las conquistas que ha traído aquí para verla entrenar, de que siempre es la misma rutina para impresionar, darles a entender que le importan y luego las deja y viene el otro sabor de la semana. Me estaba desesperando cuando una voz cantarina que provenía de una chica que se hizo un espacio aventando a Manuela o Jimena, a saber cual, y se sentó a mi lado.
Desconocida: Te están mintiendo.
Una de las aludidas respondió.
Cristina: ¡Maite que Metiche eres!
Maite: y tú que mentirosa, y todas ustedes unas víboras ponzoñosas; hola soy Maite Perroni a la orden – me extendió su mano sonriendo.
Anahi: y yo Anahi Puente.
Maite: No creas una palabra de lo que te digan estas alimañas, están celosas porque ellas están aquí para ver a Dulce.
Cristina: y tu porque supones que hablábamos de Dulce – dijo con descaro.
Maite: ¿Por quién más estarían ustedes aquí? y además muertas de celos, por que por eso te lo decían, seguro que tu vienes con Dulce ¿o no? – dijo en dirección a mí.
Anahi: pues si vengo con ella.
Maite: ves lo que te digo, lo que les pasa a esta bola es que mueren por ser tú, Dulce nunca había venido con una mujer, y si es extraordinariamente sorprendente que estés aquí con ella, debes gustarle mucho.
Anahi: pues creo que me invito porque estoy de visita, mi Hermana es la novia de Ricardo.
Maite: ahhh con razón tu acento, si sabía que Ricardo estaba viviendo con sus padres en España definitivamente. Pues bienvenida Anahi, y que no te intimide esta jauría, no son malas, simplemente somos parte del selecto grupo de lesbianas, bisexuales de la sociedad de este pueblo, y Dulce es bastante asediada; y aunque tú no lo creas, es muy raro que te haya traído a un entrenamiento, y eso solo puede ser porque su abuelo se lo ordeno o porque le gustas más de la cuenta y en verdad te quiere impresionar. Así que imagínate el entripado de estas al verte llegar con ella.
Las otras chicas callaron por un momento, pero luego de un rato empezaron a conversar mas amigablemente, en esas estábamos cuando al fondo del camino aquel empezaron a salir por ambas puertecitas varias chicas montadas a caballo, al final vi a Dulce ponerse a la cabeza de una formación perfecta. Empezaron a sonar los acordes de música de mariachi, y estas en una sincronía pulcra arrancaron hacia el ruedo a una velocidad impresionante, una vez ahí se separaron en dos columnas de cuatro e hicieron círculos perfectos, mismos que deshicieron y se enfilaron hacia el contorno del ruedo, montaban todas en silla de mujer, de lado, cuando ambos grupos quedaron de frente enfilaron a todo galope uno contra el otro, fue impactante ver como se cruzaron yendo cada grupo al extremo contrario, volviendo a rondar sobre el ruedo para luego galopar al centro de éste y formar un rehilete, girando hacia la derecha y con extrema destreza giraron los caballos como si fueran partes de una misma máquina en un engranaje exacto para ir hacia la izquierda, luego cada grupo formó un cuadro y se volvieron a entre cruzar recuperando una formación lineal precisa, la que disiparon haciendo de nueva cuenta dos círculos volviendo a entrelazar uno a uno los ocho caballos velozmente, formaron de nuevo la fila que corría por la orilla, para luego deshacerla en un cuadrado que terminaba siendo un circulo y giraba cual carrusel una y otra vez, después ambos grupos se volvieron a separar en dos filas recorriendo la orilla y uno frente a otro galoparon al centro pero esta vez no se cruzaron, si no que una vez una jinete frente a otra frenaron girando el caballo cada quien en sentido contrario sobre su propio eje. Yo estaba con la boca abierta; luego volvió la formación de ocho jinetes pero esta vez una al lado de la otra cabalgando de la orilla al centro como si una línea invisible cuidara de que cada caballo fuera al mismo nivel que el otro y colocara en el suelo una pata tras otra al mismo compas, lo que más me impacta es la velocidad a la que hacen todos los movimientos y sin hacer una sola pausa, se separaron de nuevo en dos grupos de cuatro que empezaron a realizar giros formando diferentes figuras, regresando al centro rehaciendo el carrusel a toda velocidad, quedando paradas todas al unísono en un semi circulo: mi cara de asombro era tal que Maite me pregunto que si era la primera vez que veía una escaramuza, le dije que si, y que ahora entendía porque Dulce montaba tan bien, si hacia esto desde niña, ella me dijo que no montaba bien, que era la mejor, campeona regional tres años consecutivos.
Maite: mira ahora la veras en la demostración individual. Creo que primero va Julieta, que a propósito es mi prima, luego Carlota y en seguida Dulce.
En el centro del fondo del camino estaba una chica que a una señal emprendió la carrera a mucha velocidad y un poco antes del centro paró el caballo, inmediatamente dio varios giros hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Luego fue la otra chica que le imprimió más velocidad, y finalmente observe a Dulce, que en cuanto le marcaron la salida levanto a su paso una buena cantidad de polvo, venía a una velocidad que pensé que se estamparía directo a la reja, pero no, su yegua paró y empezó a girar también a una velocidad impresionante para un lado y ella totalmente erguida con una sonrisa en los labios, luego fue para el lado contrario y finalmente de frente a nosotras echo a andar a su yegua hacia atrás.
Maite: Ya ves porque es campeona.
Anahi; Si es verdaderamente impresionante.
Vi como Dulce se encaminaba galopando hacia nosotras, las otras chicas se habían alejado un poco y ya no nos prestaban mucha atención, pero cuando la vieron venir, volvieron a interesarse.
Dulce: Hola Maite, ¿Cómo estás?
Maite: Bien aquí encantada con esta niña, es muy guapa, no deberías dejarla sola porque te la pueden robar.
Dulce: eso mismo pensé, por eso vine por ella; ven Anahi vamos a las caballerizas ¿quieres?
Anahi: ¿Por dónde voy? indícame el camino.
Dulce: jajajaja, no bonita, ven, cruza la reja y monta conmigo.
El grupo de chicas le hablaron y ella las saludo y volvió a dirigirse a mí que no estaba muy convencida de hacer lo que me pedía.
Dulce: anda ven acá,- Maite me miraba divertida y me empujaba a hacerlo- ¡anda bonita ven! – decía con sonrisa seductora.
Maite: Hazlo, mira las caras de la bola de urracas que están muriéndose de la envidia, déjame disfrutarlo.
Anahi: pero tú has visto como corre esta tía en ese animal, me va a tumbar.
Dulce: jajajaja, Claro que no te tumbaría mi Reyna, anda ven ya.
Maite: Que no te tumba ándale ve.
No muy decidida empecé a bajar las pocas gradas que me faltaban para alcanzar la verja, ella me extendió su mano y tomó la mía para ayudarme a dar el brinco, monté frente a ella que con pericia se acomodo en la silla para darme espacio, me rodeó la cintura con sus brazos para tomar la rienda, se despidió de Maite y a las otras chicas solo les hizo una señal con la mano, giro el caballo y emprendió el galope, yo cerré los ojos no tanto por el miedo por que en verdad no iba muy aprisa, pero sentir su aliento en mi cuello, sus brazos rodeándome, la cercanía de nuestros cuerpos y su piel contra la mía me estaba poniendo muy nerviosa y en un momento estábamos cruzando una de las portezuelas, llegamos hasta lo que a todas luces era la caballeriza y de un salto bajo, luego me tomo por la cintura y me jalo casi cargándome.
Anahi: oyeeee, que casi me tiras.
Dulce: te dije que no lo haría bonita.
En eso se acerco a nosotros una de las chicas que estaban con ella en el ruedo, esta me comió con los ojos y me sonrió con coquetería.
Carlota: no, no, no, Dulce, ¡estas pulgas no brincan en tu petate! son demasiado finas, ¿no te da miedo que te piquen?
Dulce: no mi chula, "No le tengo miedo al chile, aunque lo vea colorado" no soy como tú "que al primer hervor te arrugas".
Carlota: ¿Segura?, mira que te puedes indigestar.
Dulce: "Si los he toreado cornudos, 'cuantimás' los toreo sin cuernos".
Anahi: hey pero no os estoy entendiendo nada y si es de mi de quien habláis me gustaría enterarme si no es molestia – dije verdaderamente enojada.
Dulce: Perdóname Anahi, tienes razón, son cosas entre esta persona y yo.
Carlota: Por lo menos ten la educación de presentarme, bueno me presento yo; hola preciosa soy Carlota y me encanta conocerte.
Anahi: Hola que tal.
Dulce: bueno ya te presentaste, ya puedes seguir con tu camino.
Carlota: ¿miedo?
Dulce: "si estoy temblando" jajajaja
Carlota: Pues deberías Gavilán, porque esta partida te la gano.
Dulce: ¡pago por ver!
Carlota: Anahi, linda, nos veremos luego seguro.
La chica se fue y yo me volví hacia Dulce fingiendo molestia, la verdad es que tenía más curiosidad por saber de que había tratado todo aquello.
Anahi: me podríais explicar que fue todo eso.
Dulce: Lo siento de verdad, Carlota es una chava con la que tengo pleito cazado desde hace años, surgió por la charrería supongo y luego continuo por…
Anahi: ¿Por qué?
Dulce: bueno supongo que no tiene caso fingir demencia, ya sabes que me gustan las mujeres, te lo dijo Ricardo ¿no?
Anahi: si me enteré – en ese momento sentí un impulso por decirle que a mí también me van las mujeres y que paso de los tíos, pero me contuve- espero que no te incomode que lo sepa.
Dulce: no en realidad no, es mejor, no es algo que oculte- Hubo un momento de silencio.
Anahi: ¿te he dicho que me fascina tu yegua?, es bellísima.- dije acariciándola; María menciono que nadie más la puede montar por que tira a quien lo intente.
Dulce: cierto, pero no te preocupes, si montas conmigo no te hará nada, Yure es el amor de mi vida, me la regalaron desde hace 6 años, es muy joven y se parece a mí en lo retobona.
Dulce le ordenó a dos hombres que llevaran su Yegua de regreso y me dijo que me iba a llevar a un lugar muy especial después de comer. Comimos algo que se llama birria, es una especie de sopa de carne muy suave, es riquísima en verdad, tomamos unos tequilas y aunque todavía me pone de los nervios su cercanía puedo controlarlos más. En su coche nos dirigimos por un camino lleno de arboles de distintos tipos y subimos por un camino bastante escarpado, paro de repente y me dijo que teníamos que seguir a pie, caminamos por una vereda bordeada de flores, arboles y hierba, ella me tomo de la mano, y yo no me resistí, de pronto me encontré frente a un manantial en medio de toda aquella vegetación, era hermoso aquello, ella me paso el brazo por la cintura, y se puso frente a mí. Cada musculo mío se tenso ante lo que se avecinaba, quería que pasara, lo deseaba, pero de pronto vino a mi mente la imagen de Rosi saliendo de su casa, aun así mis labios recibieron los suyos, me obligue a no cerrar los ojos, y a mantener a raya mis instintos, la deje besarme pero no le correspondí a pesar de que me sabia a gloria el sentir la caricia de esos labios sobre los míos y de que mi corazón latía a mil, ella se esforzó mas; con su lengua separo mis labios e intento abrirse camino hacia su interior, pero se encontró con mis dientes y entonces se separo. Me miro expectante, yo le sonreí.
Anahi: este lugar es precioso, bastante adecuado para traer un rollito.
Dulce: Eso… ¿eso es todo lo que vas a decir?
Anahi: pues no, si quieres hablamos de otra cosa, pero como me has traído aquí lo lógico es que hable del lugar ¿no crees?
Dulce: ¿No me vas a decir nada?
Anahi: ¿De qué?
Dulce: Bueno te lo digo yo, te bese y no me correspondiste, perdona, es lógico, no te gustan las mujeres.
Anahi: no, no es eso, si me gustan y mucho – no pude evitar el regocijo interno que me causo su expresión.
Dulce: Bueno entonces no te gusto yo.
Anahi: … -la mire analítica antes de responder- ¡pues claro que me gustas!, eres bellísima, como no me vas a gustar.
La confusión de su rostro era la locura, me la podría haber comido a besos, pero no Anahi, no, esta tía quería jugar, pues juguemos.
Dulce: ¿estás jugando conmigo?
Anahi: no, no veo porque piensas eso.
Dulce: porque acabo de besarte, me dices que sí te gustan las mujeres, que te gusto, pero no has tenido ni una reacción, ni buena ni mala.
Anahi: ahhh ya vale, eso, es que en ese momento no me apetecía un beso, pero ahora si quieres – dije acercándome seductoramente mirándola directo a los ojos.
Ella solo jalo aire y me sonrió de una manera extraña
Dulce: bueno ahora soy yo la que no tengo ganas.
Anahi: bien, se entiende, a veces pasa ¿no?
Dulce: bueno pues vámonos, tu hermana y Ricardo deben estarse preguntando por ti.
Todo el camino de regreso casi no habló, apenas monosílabos y yo hable como loca, su entrecejo fruncido me dejó ver que estaba furiosa y eso me encanto, cuando llegamos a la casa ella me dijo que tenía que regresar al pueblo, que nos veríamos más tarde, hasta ahí llego mi dicha, -seguro iba a por una chica-, antes de bajar me acerque y le bese en la boca como despedida, por un momento, desapareció su expresión ceñuda -por la sorpresa supongo- y no le di tiempo a nada, baje del auto y corrí hacia la casa, me volví para ver como el coche salía a toda velocidad patinado las llantas.
Reconozco que me quedo un sabor agridulce, había logrado contener mis emociones y no fue fácil, además había disfrutado muchísimo su reacción, pero ahora mismo no podía evitar el pensar que una vez pasado el momento, pasaría de nuevo de mí y se había vuelto al pueblo a buscar a alguna chica, a mi misma me toco ver que mujeres no le hacen falta y volví a sentir el ardor intenso de los celos, en la entrada me encontré con Rosario que sonriente me informo que mi hermana, Ricardo y María se fueron a no sé qué sitio del que no puedo ni pronunciar el nombre y que los abuelos seguían fuera; decidí conocer la casa que era enorme y ayer no se dio la oportunidad de recorrerla. Aprecié en todo lo que vale la majestuosidad de ésta, tenía varias estancias y salas, una biblioteca enorme llena de estantes repletos de libros de encuadernación de cuero, contaba con varios patios llenos de flores, plantas distintas, arboles y una fuente en cada uno de ellos, el ultimo al que llegué y era muy bello tenía sillas colgantes y me apeteció sentarme, el sonido del agua en la fuente y el aroma de las flores medio me tranquilizo, pero mi tranquilidad duro poco, fue ahuyentada por el sonido de una voz familiar.
Rosi: Hola.
Anahi: Hola – me extraño la calidez de su voz, muy distinta al día anterior.
Rosi: ¿Qué haces aquí tan solita?
Anahi: Es que me han dejado sola. – le sonreí.
Rosi: pensé que habías salido con Dulce.
Anahi: Si, me llevo al pueblo y a dar un paseo, pero me ha dicho que tenia cosas que hacer y me dejó aquí, volviéndose al pueblo.
Rosi: Ahh, - su mirada dubitativa me indico que algo quería decir pero no se atrevió.
Anahi: ¿Tú vives a tiempo completo aquí?
Rosi: No, don Alberto y doña Esther son mis padrinos y ellos me pagan la escuela, estudio mecatrónica en el tecnológico de Monterrey en esa ciudad.
Anahi: ¿y es muy lejos?
Rosi: uyyy sí está al norte del país y por eso casi no vengo, aunque extraño mucho a mis papás estoy segura que ellos son felices de que yo tenga la oportunidad de estudiar y mas en esa escuela.
Anahi: y a Poncho no lo extrañas.
Rosi: Es que Poncho va a la Narro, es una escuela de agronomía que está en la ciudad de Saltillo que está a 45 Km. de Monterrey y a él lo veo más seguido. ¿Y tú estudias?
Anahi: Si, yo estudio Biología.
Estuvimos charlando por largo rato, era increíble que ayer me hubiera hecho muy feliz golpear a esta chica y ahora mismo me sintiera tan cómoda con ella. Me preguntó si tenía hambre y yo le dije que si, a pesar del enorme plato de birria que ingerí se me volvió a abrir el apetito, fuimos a la cocina y ella preparo unos "taquitos".
Anahi: esto esta delicioso, me ha gustado mucho.
Rosi: pues a mí me encantan los tacos así doraditos y con crema y su salsita muy picosa… estoy muy empanzonda creo que comí de mas.
Anahi: imagínate yo que me he comido un plato enorme de birria con un montón de tortillas y ahora una cantidad descomunal de tacos.
Me miró con un gesto peculiar y de repente soltó.
Rosi: Oye yo te quiero pedir una disculpa, ayer me porte grosera contigo y no se vale, en todo caso tu ni culpa tienes.
Anahi: no, ni lo digas. Pero si me da curiosidad porqué que te he caído tan mal.
Rosi: mmm, creo que es evidente que ando cacheteando la banqueta por Dulce.
Anahi: ¿cache.. qué?, jajajajajaa
Rosi: jajajaja pues que me muero por ella… no te rías, jajajaja, uhhhm – suspiro- la verdad es que en cuanto te vi supe que le gustarías, como no si eres tan bonita, y pues la mera verdad me puse muy celosa.
Anahi: ¿Y qué te hizo cambiar de opinión? ¿Te diste cuenta que te equivocaste?
Rosi: no que va, estoy segura que le encantas, pero como te dije antes, de eso tú no tienes la culpa y de todos modos contigo o sin ti las cosas no serían distintas.
El resto de la tarde aunque no fue desagradable, porque llegaron Ricardo y Mariana y poco después se nos unió Poncho que tocó la guitarra y nos pusimos a cantar, bueno mi hermana y yo a hacer el intento y pude haberme divertido, pero con el paso de las horas mi inquietud se acrecentó, tenía la esperanza de que alguien sacara a colación a Dulce, pero nadie lo hizo, era de madrugada cuando nos fuimos a dormir, una vez en mi habitación a través del ventanal del balcón observe la obscuridad de la casa de Dulce, son pasadas las tres de la mañana, mi mente que en este momento es mi peor enemiga me empieza a torturar con imágenes de ella en los brazos de una mujer que la gozaba y disfrutaba, mientras yo aquí haciendo el tonto

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:50 pm

DULCE
De la incertidumbre a la furia, de la furia al desconcierto y ahora la rabia y el coraje que me cargaba, me hubiera esperado cualquier cosa cuando la besé, incluso el rechazo, una bofetada, pero con lo que me salió ¡ja! ¡Simplemente no se le antojaba a la niña!, y luego como despedida me besa como si nada, ahora resulta que los patos le tiran a las escopetas, manejé como loca hacia Guadalajara, era demasiado temprano para ir a un antro así que me fui a la casa que mis abuelos tienen ahí, al entrar me encontré con mi tío Samuel.
Dulce: hola tío – le salude con un beso- se me olvido que estarían aquí.
Samuel: es decir que no te da gusto ver a tu tío favorito.
Dulce: jajajaja, si me da gusto verte, pero en serio lo olvide, ¿en donde están mis abues?
Samuel: descansando un rato, fue una mañana muy ajetreada, pero todo salió bien, ¿pero qué haces tú aquí? ¿No deberías estar atendiendo a la visita? papá dice que la hermana de la novia de Ricardo esta preciosa.
Dulce: tengo algunos asuntos que resolver, por eso me vine.
Samuel: jajajaja, y de casualidad no será un asunto de faldas mi querida sobrina.
Dulce: jajajaja, a lo mejor- le di un beso en la mejilla y me despedí, mi tío era más joven que mi Papá y su carácter era muy relajado, siempre me he llevado maravillosamente con él.
Ya en mi recamara me recosté sin poder evitar recordar lo que paso con Anahi, ¿qué carajos paso?, sí que era extraña, la verdad no entendí que fue lo que me molestó tanto, porque al fin de cuentas no me rechazo, es más me dijo que le gustaba, eso me debería bastar ¿qué no?, total esta chava al parecer no era de clavarse, entonces mejor para mi, nos podíamos divertir sin remordimientos y sin dañarle la estancia a Ricardo, entonces ¿porqué estoy tan encabronada? ¿Por qué ******* no la bese cuando ella me lo ofreció? ¿Porqué me empute cuando me besó? ¿Y por qué no me la puedo sacar de la cabeza?
Me quede dormida, cuando desperté me di un baño y busque entre la ropa que tengo en esa casa; escogí un vestido rojo sandalias de tacón también rojas, me maquille ligeramente, me deje el cabello suelto y me dispuse a partir al lugar de ambiente que solía frecuentar aquí en Guadalajara, antes de salir me encontré a mis abuelos.
Abuela: niña ¿Qué haces aquí? ¿Dejaste solo a Ricardo con la visita? ¿pero qué grosería es esta?
Dulce: abuela en verdad tenía ya este compromiso previo –mentí.
Abuela: Si como no, ¿no se podía cancelar o mejor aún invitarlos a que te acompañaran? – la bese en la mejilla y la abrace con fuerza.
Abuelo: mujer déjala en paz – me le colgué al cuello y le di varios besos en la mejilla- ya zalamera termina de irte de una buena vez, y si vas a tomar te regresas a la casa, mañana nos vamos todos juntos, ¿entendido?
Dulce: si abue.
Abuela: como siempre Alberto, consiéntele todo a esta niña – la volví a abrazar apachurrándola con fuerza y besándole la frente- ya, salte con la tuya como siempre, nada mas cuídate mucho hija, y regresas para acá no vayas a manejar de madrugada por la carretera, y menos tomada.
Claro que iba dispuesta a ligarme algo que me sacara de la mente a Anahi, y no me fue difícil encontrarme con varías posibilidades pero para mi mala suerte ahí estaba el grupo de niñas bien del pueblo con Carlota, bueno menos mal que también esta Maite. Carlota estaba muy amartelada con Cristina -con quien tuve un acostón-, mi ego fue alimentado por las miradas de las otras tres de quienes ni recuerdo bien el nombre y Maite me recibió risueña, esta chava siempre me ha caído muy bien y a pesar de ser guapísima nunca hemos tenido nada, es más, nunca he notado interés de su parte, si conviviéramos mas seguramente seríamos grandes amigas pero nos vemos muy poco.
Carlota: Ya le cayó un pelo a la sopa.
Dulce: Eso desde que naciste, jajajajaja. Yo nada mas vine a saludar a mis amigas y me voy.
Carlota: ahhh pero tienes amigas en esta mesa.
Dulce: todas menos tu.
Maite: Ya párale Carlota que si te pones así te quedas sola en la mesa porque con gusto hasta tu parejita se va con Dulce.
Carlota: Tú no te metas Maite.
Dulce: ya está bien, yo nada mas vine a saludar, aquí las dejo con el limón pasado.
Maite: No espera, lo que dije fue en serio, yo me voy contigo – y en eso las otras chicas excepto Cristina se le sumaron a Maite, -en la madre… y mi plan de ligue "huevos" peló gallo- pensé.
Pero las cosas resultaron más agradables de lo que imagine, realmente nos estábamos divirtiendo, bailamos todas juntas, Maite reía divertida al ver como las otras tres intentaban seducirme, una de ellas realmente termino por llamar mi atención, Manuela, es morena clara, alta y espigada de largos cabellos castaños, pero se tenían que ir, quede con ella en llamarla y le di el numero de mi celular, una vez que quedamos solas Maite empezó el interrogatorio.
Maite: oye de verdad me sorprendió muchísimo ver que fuiste acompañada a un entrenamiento, ¿tanto te gusta esa chiquita?
Dulce: Está de visita, viene desde muy lejos, me pareció buena idea invitarla a ver algo tradicional.
Maite: ajá y yo me chupo el dedo, el hecho de que estuviera ahí contigo ya me indico algo y luego cuando fuiste por ella me imagine que mis sospechas no estaban tan erradas, pero lo que me estás diciendo ahorita me confirma que esta chava te gusta mucho más de lo que estas dispuesta a aceptar. ¿Te gusta cierto?
Dulce: si me gusta, pero no es nada del otro mundo, me gusta cómo me gustan todas las mujeres guapas.
Maite: jajajaja me estás diciendo fea jajaja
Dulce: claro que no, tú sabes que eres lindísima.
Maite: jajajaja, olvídalo entiendo muy bien porque a mí me pasa lo mismo, se que todas quieren contigo, pero la verdad yo no, siempre te he visto como amiga aun cuando casi no nos vemos y te parecerá mentira pero creo conocerte y a ti como que te pasa algo distinto con la española.
Dulce: Pero algo como que, ya te dije que si me gusta y si quiero que pase algo con ella y estoy en esas, pero no es nada especial, la chava estará unas semanas aquí y luego se ira.
Maite: bueno mujer, no te insisto mas, si no quieres admitirlo ahora más tarde lo harás.
Dulce: es que no veo la razón para que digas que es especial o diferente.
Maite: jajajaja a ver dijo un ciego, para ti la escaramuza es sagrada y más los entrenamientos, siempre has sido muy celosa de eso y no han sido pocas las veces que te he escuchado decir que en el entrenamiento no se arriesga al caballo, y tu hoy saliste a dar el espectáculo para una persona, luego tu forma de hablarle, podrían ser las mismas palabras que te he escuchado infinidad de veces decirle a otras mujeres, pero no sonaban igual y rematando en como la miras.
Dulce: jajajajaja, ¿y según tú como la miro? ¿Cuál es la diferencia con otras mujeres?
Maite: mmm ... por ejemplo, ahorita mismo a Manuela la mirabas con deseo, con ganas, te la comías, la desnudaste en tu mente y le hiciste de todo ¿me explico?, y por la mañana tu mirada hacia Anahi era muy diferente, era como acariciándola, como tocándola con ella, con un deseo muy distinto al meramente sexual.
Dulce. Jajajajajajajajaja, me has hecho reír- sus palabras me inquietaron, pero tampoco era algo que quisiera analizar.
Maite: Jajajaja, pues ríete mujer pero luego me dices si estaba equivocada.
Dulce: te lo digo ahora, estas equivocada.
Maite: ok, oye escuche el rumor de que te vas a España muy pronto.
Dulce: ufff, no sé, todavía no lo decido, no es algo que yo quiera, es cuestión del negocio familiar, la familia ya empezó a presionar pero yo todavía no decido nada.
Maite: ¿ves? si aceptas lo que te digo tendrías un buen incentivo para cruzar el charco feliz de la vida.
Dulce: jajajajajaja, mejor sigamos bailando y así dejo de escuchar tus tonterías.
La noche fue más que agradable, y si bien logre sacarme el mal humor que me cargaba al llegar, la verdad no deje de pensar en Anahi, no eran pensamientos coherentes, era simplemente pensar en ella y por más absurdo que me parecía no podía dejar de hacerlo, cuando me despedí de Maite era ya muy tarde así que me dirigí hacia la casa de Guadalajara, pero casi automáticamente y sin pensar en ello, me desvié y enfile hacia la hacienda, cuando llegue vi mi reloj de muñeca y marcaba las 4:30 de la mañana, le mande un mensaje a mis abuelos diciendo que no se preocuparan que ya estaba en Tequila, entré a mi casa sin encender las luces, me saque el vestido, avente los zapatos y me metí en mi pijama, que consistía en una pequeña blusa de tirantes y diminuto short, me estaba lavando los dientes, cuando escucho que tocan a mi puerta, quién carajos toca a esta hora, pensé lanzar un improperio, pero me contuve pensando que podía tratarse de una emergencia, cuando abrí la puerta no podía creer a quien tenía frente a mí, y menos después de lo que había pasado. Pero no me dio tiempo ni de abrir la boca, se lanzo directo a mis brazos y me beso

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:50 pm

ANAHI
Definitivamente no iba a dormir por más que lo intentara, no lograba sacármela de la mente, ¡si serás cabezotas Anahi!, ¿quién te entiende a ti?, ¿a ver quién?, estas en que quieres que pase algo con ella o en que no vas a ser su juguete, pero a que juegas tonta, si tu no es que seas inexperta, pero la verdad es que ni de coña podríais jugar a medir fuerzas con alguien como Dulce, y menos si estas que te mueres porque te vuelva a besar, porque pase todo con ella y que el mundo ruede, total lo que pasa en las vacaciones se queda en las vacaciones, ¿o no es eso lo que se dice? viene un coche, si lo escucho, ¿será ella? me asomo por el balcón y si es ella, esta aparcando frente a su casa, le veo descender, joder esta que te mueres, que bien se ve en ese vestido, se ve hermosa, saca algo de del maletero y entra a su casa, pero no veo ninguna luz, empiezo a dar vueltas como desquiciada por toda la habitación y sin pensar, porque si lo pienso mucho no lo hago y todo mi cuerpo quiere hacerlo, salgo al pasillo y mis pies enfundados en sandalias que a Dios gracias no hacen ruido parecen volar hacia esa casa, una vez frente a la puerta dudo un poco y me doy la media vuelta, pero me vuelvo a girar e impulsivamente toco a la puerta, no escucho nada, estoy a punto de marcharme cuando escucho el sonido del cerrojo, abre la puerta; hasta ese momento no analice que es lo que buscaba yendo allí pero en cuanto la vi con esa blusita y el pantaloncillo corto no tuve nada que cuestionarme, me lance hacía ella y le bese, le bese sin control, ella me rodeo con sus brazos, y me respondió con la misma fuerza.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:50 pm

DULCE
Pero que bien besa y que bien se siente tocarla, pienso mientras mis manos palpan sus nalgas, las soban y hurgan debajo de la tela acariciando su espalda, el beso se prolonga por varios minutos parando solo para tomar aire, mi excitación se intensifica y voy camino de su cuello lamiendo, chupando, mordiendo, levanto la blusita que la medio cubre y me encuentro con sus senos erectos, suaves, pequeños, me los como uno y otro en un frenesí enloquecido, mientras mis manos siguen deslizándose por toda su anatomía, estoy a punto de descender hacia esa parte de su anatomía que ansió saborear, pero ella no lo permite, con fuerza me hala hacia arriba y me vuelve a besar la boca, me empuja al sillón que teníamos detrás y se sienta en mis piernas, su lengua incita a la mía a que como si de dos entes ajenos a nuestro cuerpo se tratara se den mutuo placer, me acaricia los senos por encima de la ropa, e inicia un vaivén con sus caderas que me está transtornando, ahora me besa el cuello, me muerde, me chupa, y de pronto si venir a cuento, suspira me da un beso en la frente y me dice:
Anahi: Gracias, no podía dormir, me hacía falta esto, ha sido relajante. -parándose y arreglándose la ropa.
Dulce:… ¿Pero qué carajos?.. estás jugando conmigo.
Anahi: ¡Claro que no! – me mira sonriendo con expresión ingenua y yo me encabrono mas.
Dulce: no fue pregunta chula, lo estoy afirmando, y déjame decirte que yo no me ando con pendejaditas.
Anahi: ohh veo que te enfadaste, y la verdad no entiendo porque, yo solo quería un poco de morreo, me apetecía – mirándome directo a los ojos sin dejar de sonreír y encogiéndose de hombros.
Dulce: o sea se te antojo venir a calentarme y dejarme así, entradita nomas.
Anahi: que no, oye no lo pongáis así que no es de esa manera.
Dulce: ahhh no ¿entonces como es?
Anahi: pues ya te dije, no podía dormir te sentí llegar y pensé que sería rico que nos morreáramos un poco y he venido a por eso, ahora, que si no te gustó, pues no vuelve a pasar y ya está.
Dulce: me quieres ver la cara de estúpida.
Anahi: Que no tía, es que no veo cual es el problema, pero como ya te he dicho pues no vuelve a pasar y ya está.
Dulce, ahhh ¿no ves cual es el problema?, a ver te lo canto directo, vienes, me calientas y luego me das el beso de mi abuelita y me dices "gracias por participar", así de directo te pregunto yo a ti ¿qué pedo contigo?
Anahi: ¿qué, que?, vale ¿todo esto es porque no follamos? pues lo siento, pero no tenía ganas.
Dulce: ¿¡No tenías ganas?! – resople, en serio quería golpearla- entonces se puede saber ¿Por qué ******* viniste?
Anahi: ah porque me apetecía besaros, tocaros y un buen morreo; pero sexo no, ¿que a ti nunca te ha pasado que no tienes ganas? pero bueno mujer, seguramente me darán ganas en otro momento – me dijo con una tranquilidad exasperante.
Dulce: ¿Y si yo no tengo ganas?
Anahi: pues si no tienes, no tienes; que se le va a hacer.
Sin darme oportunidad a decir nada más se acerco a mí, me beso en los labios y salió corriendo, no entendía nada, ahí me quede, estupefacta, iracunda y caliente; ¿Quién ******* se cree esta niña?, ¿quieres jugar Anahi? ¡Pues órale vamos a jugar!

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:50 pm

ANAHI
He estado a punto de… Por Dios Anahi, definitivamente tú te has vuelto loca, todavía estoy tratando de recuperar la respiración, he ido hasta la casa de Dulce hecha una desquiciada, ni siquiera sé a ciencia cierta que me impulsó, pero una vez tenerla frente a mi me la quería comer entera, aquello fue como si mi cuerpo se gobernara solo, mi mente se perdió, no existía, ¿y cómo?, ¡uhhmmm Por Dios! su boca, esa lengua, su piel, toda ella, si no hubiese sido porque en un momento en que abrí los ojos vi un sujetador que por el tamaño y talla no podía ser suyo, me hubiera importado poco que le conocí hace menos de 48 horas, que es una mujeriega, y que seguramente después hubiese perdido el interés por mí, pero vi esa prenda, y eso fue un detonante para que mi mente se encendiera y obligase a mi cuerpo a detenerse, aún así no sé como de mi boca salió todo lo que he dicho, desconozco de donde saque la fuerza para aparentar tranquilidad cuando dentro de mí se estaba desatando una tempestad, definitivamente no podría dormir, pensé, sin embargo, me he quedado dormida y cuando despierto ya son pasadas las diez de la mañana, después de darme un ducha y llevar a cabo el ritual diario al que solemos someternos la mayoría de las mujeres, bajo al comedor un tanto apenada por las horas, ¿pero cómo puedo tener hambre después de lo que paso?, pero así es tengo hambre, en la mesa están desayunando apenas Ricardo y Mariana.
Anahi: hola.
Ricardo: hola dormilona, ¿descansaste?
Anahi: si, gracias.
Mariana: pues no se nota hermanita, traes una cara.
Anahi: la que tengo, creo que bebí de más.
Ricardo: pues no me pareció que fuera así, como sea te recomiendo el remedio de nosotros para la cruda.
Anahi: ¿para la que?
Ricardo: la cruda, la resaca, jajajajaja, Chayoooo tráele a la señorita Anahi un buen plato de chilaquiles y una cerveza.
Mariana: ¿cerveza a estas horas?
Anahi: No, una cerveza no, un jugo mejor Rosario.
Rosario: está bien niña, ahoritita mismo se lo traigo.
Mariana: Oye amor y tu hermana? desde ayer no le hemos visto- no pude evitar ruborizarme.
Ricardo: Se por mis abuelos que ayer estuvo en Guadalajara y que les aviso por la madrugada que ya estaba aquí, ahorita seguramente está en el lienzo, en unos días es la charreada.
Mariana: y tu abuelos, ¿cuándo regresan?
Ricardo: seguramente hoy por la tarde.
Después de comer los chilaquiles mi energía sí que se elevó, y es que no entiendo como los mexicanos pueden comer eso, estaba demasiado picante, rico, pero me quemó hasta las entrañas, todavía estábamos en el comedor cuando se presento Rosi quien después de saludar a todos me invito a dar un paseo por el pueblo y a comer allá, Ricardo y Mariana tenían sus propios planes y preferí dejarles solos, así que me pareció buena idea aceptar la invitación de Rosi.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:51 pm

DULCE
Prácticamente no dormí nadita, en cuanto ésta pinche vieja se fue dejándome hirviendo me di un baño con agua fría y me recosté un rato, me levante y me vestí para desayunar e irme al lienzo. Salí rumbo a las caballerizas y estuve mimando un rato a Yure y a Cancia, los caballos y las mujeres siempre han sido mi mejor antídoto para el mal humor, pero ahora estaba que trinaba por culpa de una mujer; después de darle indicaciones a Silverio fui a la cocina a desayunar, se que a esas horas lo hacen Mele, Chelito y Chayo, unos frijolitos chinitos y un asado con tortillitas recién echadas me supieron a gloria, cuando estaba a punto de irme recuerdo que ayer saque de la cajuela la mochila con mi equipo así que regresé a mi casa, escuche ruido y pensé que se trataba de chayito haciendo la limpieza, pero una vez dentro me encontré con Rosi, la verdad me moleste al verla allí y más aún cuando vi que traía un brasier en sus manos.
Dulce: ¿qué haces tú aquí? –dije bastante molesta.
Rosi: que voy a hacer, la limpieza, mi Mamá y Chayo no se dan abasto pero si tanto te molesta mi presencia pues me voy.
Dulce: pues si me molesta, además quiero saber que haces con eso – recargue mi brazo en el respaldo de uno de los sillones y señale con el otro el brasier que tenía todavía en sus manos.
Rosi: ¿Esto? – dijo sacudiéndolo al aire note cierto nerviosismo.
Dulce: si eso, porque no es mío y no entiendo que hace aquí.
Rosi: pues yo lo acabo de encontrar y si tú no sabes de quién es menos yo, ya ni siquiera te acuerdas de a quien metes aquí.
Dulce: estoy segura que eso no llegó hasta aquí por alguien que yo metí porque como bien sabes nunca traigo a nadie a mi casa, la única persona que estuvo aquí y no fue porque yo la invitara fuiste tú y eso está demasiado grande para ser tuyo.
Rosi: ¿Segura? ¿Segura que nadie más ha estado aquí? – en ese momento recordé a Anahi, pero si ese sostén no podía ser de Rosi por el tamaño, mucho menos de Anahi, la dueña de ese brasier tenia los senos del tamaño de un melón.
Dulce: sabes qué, olvídalo y no quiero ser grosera pero te voy a pedir que te vayas y no vuelvas a entrar a mi casa si yo no estoy.
Rosi: disculpe la señorita, yo solo quería aligerarle la carga a mi Mamá.
Dulce: le puedes ayudar con otras cosas, mi casa no, lamento hablarte así pero de plano ya entendí que entre nosotras no puede ni siquiera existir una amistad.- cuando hizo el ademan de irse- ah y déjame eso aquí, voy a averiguar de quien es.
Rosi se fue dirigiéndome una mirada asesina como despedida y aventó el brasier en el sillón, realmente me molestó encontrarla en mi casa, agarre mi mochila con el equipo y guarde el dichoso brasier dentro de la misma, tenía la sospecha de que Rosi se traía algo con esa prenda así que tenía que averiguar que era.
Una vez en el lienzo me encontré en el graderío a Manuela Jimena y Sandra en compañía de Cristina; las salude a todas por igual menos a Manuela, a la que le di un picorete en los labios, me dio risa la reacción de la otras y la expresión de triunfo de la referida. Me encamine de inmediato a las caballerizas y me concentre en el entrenamiento, una vez que concluimos le pedí a Silverio que caminara a Yure hasta que se enfriara y luego se la llevara de regreso a la hacienda, estaba en los vestidores sacándome el equipo cuando unas manos acarician mi cuello, luego siento el calor de unos labios, me imagino quien es y me dejo hacer, una vez que termino de colocarme las botas, me giro y tomo a Manuela por la cintura y la atraigo hacia mí y la beso con pasión, esta chica es casi tan alta como yo, la sigo besando y mis manos empiezan a recorrer su espalda, sus nalgas, sus caderas, le beso la oreja, el cuello, le masajeo los senos, la empujo hacia el baño, y le levanto la parte baja del vestido que la cubre, coloco la palma de mi mano en sus pubis, y mis dedos juegan con sus labios superiores por encima de sus pantaletas, escucho sus gemidos y eso me calienta mucho, le saco la prenda que estorba a mis fines, bajo metiendo mi cabeza en su entrepierna al momento en que ella las abre para darme espacio, colocando una de ella en mi hombro mordisqueo sus labios, con la punta de la lengua me abro paso, recorro todo su sexo, una y otra vez, hasta que siento su clítoris hinchado palpitante y me dedico a jugar con él, lo rodeo, lo titileo, los lamo suavemente, sus caderas inician el delicioso vaivén que provoca el deseo de incrementar el placer, mis movimientos se hacen tan rápidos como el movimiento de su pelvis, tomo con ambas manos sus nalgas y aprisiono ese botón de éxtasis y lo hago mío, lo succiono, lo chupo, su danza es enloquecida, sus uñas se entierran entre mis cabellos y ya no gime, grita, un ¡ohhhhh Diiiiooooossss! Enronquecido sale de su garganta estalla en un orgasmo que me deja el rostro y cabellos totalmente mojados.
Manuela: Esto ha sido delicioso… eres mejor aun de lo que me habían dicho.
Dulce: qué bueno que te gusto… preciosa ahora si me permites, tendré que asearme un poco, y arreglarme- vi en su mirada decepción - ¿Qué te parece si me esperas en las gradas y de ahí nos vamos a comer y luego por ahí?
Manuela: claro te espero – me dio un beso profundo.
No quiero regresar a la hacienda, y esta chava me gusta puedo pasarme una buena tarde con ella, me lave la cara y enjuague mis cabellos que al final decidí trenzar hacia atrás, me miré al espejo y sonreí, "estas buena" pensé, siempre me he sentido orgullosa de mi altura que es arriba de un metro con setenta, mi cuello es largo y delgado herencia de mi abuela materna, mis senos son medianos, de cintura estrecha y caderas amplias, "estoy petacona" dije palmeando mi nalgas, firmes, redonditas y paraditas, estire mis piernas largas. "Hay que bonita estoy, que bonita soy, como me quiero, sin mi me muero, jamás me poder olvidar" jajajajajaaja, y a parte sencillita

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:51 pm

ANAHI
Después de recorrer iglesias, placitas y un museos, ambas tenemos un apetito voraz, le menciono a Rosi que quiero volver a comer birria, "me encanto", y ella me dice que debo probar otra cosa, y me lleva a un lugar divino, con apariencia de cantina, muerta de sed como estoy necesito beber algo y Rosi ordena una bebida que se prepara con tamarindo, su sabor agridulce me fascina y cuando vienen a tomarnos la orden ella me dice "confía en mí".
Rosi: nos trae a ambas carne en su jugo y de entrada unas tostadas y guacamole, ah y nos trae otra jarra de agua de tamarindo.
Anahi. Oyeee, ordenaste como si fuera a comer un regimiento. jajajajaja
Rosi: jajajajaja no te hagas de la boca chiquita porque ya vi que eres de buen diente.
Estábamos pasando un buen rato riéndonos y hablando de tonterías, cuando veo entrar a Dulce acompañada por una chica guapa, su cara me sonaba, ahhhh si claro es una de las tías de ayer, vienen cogidas de la mano, y eso me pone mala, cuando volteo a ver a Rosi imaginando que estará en las mismas que yo me sorprendo al verla mirándome fijamente y con expresión analítica.
Rosi: Tú también caíste… ayyy Dios ¿que tendrá esta mujer?
Anahi: no comprendo de qué hablas.
Rosi. Si, has como que la virgen te habla, pero eso no servirá de na… - no termino la frase y no sé porque me tomo de la mano entrelazando sus dedos con los míos.
Dulce: hooolaaaa, que coincidencia, ¿se la están pasando bien?
Yo me quede muda y la verdad no se qué cara tenia, ni tampoco que expresión puse cuando Dulce me vio directo a los ojos y sonriendo me dijo.
Dulce: ¿hoy se te antojó otra cosa? pues que rico ¿no?, y tú te ves muy risueña – volviéndose a Rosi.
Rosi: Pues ya sabes el dicho, un clavo saca otro clavo… y pues siempre es divertido hacer la luchita.
Dulce: ok, pues que se sigan divirtiendo y… provecho.
Dicho esto se fue a la mesa en donde la niñata ésta le esperaba con sonrisa tonta y cara de boba, Rosi volvió a la carga e insistió en saber que me pasaba exactamente con Dulce, pero yo no di mi brazo a torcer y fingí desinterés, aunque no sé si me funcionó, pero finalmente cambiamos de tema, me pareció raro que no me soltara la mano y que sus ademanes se tornaran mas coquetos, de repente me sentí en una cita con una chica que estaba intentando ligarme en lugar del paseo inicial y aunque por un instante pensé en aclarar las cosas con Rosi, pronto comprendí que ésta solo estaba intentando provocar los celos de Dulce y pensé que el juego también podría ser a mi favor. El agua hizo sus estragos y pronto tuve que ir a los servicios, entre casi corriendo y sentí a alguien entrar detrás de mí pero no me volví, tenía mucha urgencia, cuando estaba a punto de salir del servicio tropiezo con alguien, levanto la vista encontrándome con esos ojos que me hipnotizan, me empuja levemente hacia dentro, cierra la puerta detrás de ella y me hala por la cintura con un brazo y con la mano libre toma mi rostro y me besa, sus labios aprisionan los míos con movimientos suaves, sus dientes me dan pequeños mordiscos en el labio inferior y su lengua empieza a hacerse paso en mi interior, estoy extasiada, me le cuelgo al cuello y ella me empuja a la pared acariciando mis pechos por debajo de la blusa, mis manos caminan hacia su espalda y le acaricio impulsivamente, ella levanta mi falda y siento sus dedos, la palma de su mano recorriendo la piel de mis muslos en movimientos acompasados con los dedos, a penas y me toca la vulva, apenas es un roce y se me escapan gemidos, abro mis piernas para darle entrada ya loca del deseo y ella retira su mano, me mira a los ojos, me toma de la cara con suavidad y me acerca a sus labios.
Dulce: ¡Muua! – Me planta un sonoro beso – tenias razón bonita, ¡que rico es hacer esto!, y se marcha de ahí dejándome aferrada a la pared del servicio con mis piernas temblando por la excitación y sintiendo una rabia descomunal

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:51 pm

Capitulo 4
DULCE
Poncho: Lobo pareces nerviosa, eso sí que es muy raro, siempre he supuesto que te dan nervios antes de salir a hacer las suertes pero nunca te los había notado, ¡estás muy rara últimamente!
Dulce: Si, siempre me pongo nerviosa pero suelo controlarme, ni yo sé porque estoy tan inquieta – le decía mientras me plisaba el vestido y me disponía a colocarme el sombrero.
Poncho: hasta cuando me vas a contar que es lo que está pasando Lobo, tienes días actuando de manera muy extraña, pasas de volada de un estado anímico a otro.
Dulce: Pantera no te cuento nada porque ni yo misma sé que me está pasando.
Poncho: a ver Lobo, si de verdad quieres hurgarle pues yo te doy el empujón que necesitas, porque para nadie es desconocido que sea lo que sea que te está pasando tiene que ver con la española.
Dulce: No quiero cuestionarme nada – le decía mientras nos encaminábamos a Yure- no quiero analizar nada… Pantera la verdad es que no sé ni lo que me sucede –monté.
Poncho: Pues sabes que, yo creo que será mejor que tú solita encuentres el camino, pero ahora – me sonrió con ternura mirándome y acariciando a Yure- concéntrate, ve a lucirte, que todo mundo vea lo chingona que eres pinche Lobo.
Estos días habían sido una locura, el juego que Anahi y yo iniciamos se ha ido intensificando, cuando no es ella soy yo, nos besamos, nos cachondeamos y luego nos damos con un palmo de narices y ahora resulta que Rosi no se le despega, se van a montar juntas, salen a pasear y no han sido pocas las veces que las he encontrado muy agarraditas de la mano, yo por mi parte le paso por enfrente con Manuela; me encabrona haber caído en este juego de los picones, es ridículo lo que estoy haciendo, ¡carajo ni de adolescente!, pero es que la verdad lo que en principio me fastidiaba termino por volverse vicio, eso de jugarle al desinterés y luego arrinconarnos la una o la otra para besarnos hasta que nos duelen los labios, tocarnos hasta casi estallar de placer y luego dar la media vuelta y actuar como si nada; o comernos con la mirada desde lejos pero cuando estamos cerca actuar con total indiferencia, pero sobre todo, eso de estar pensando todo el tiempo en ella, no poder sacarla de mi mente me tenía que me llevaba la chingada; Julieta me saco de mis pensamientos.
Julieta: ¿Formamos filas ya?
Dulce: Si Julieta, demos inicio.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:51 pm

ANAHI
Estos días he experimentado emociones desconocidas antes para mí, la fuerza del imán que me atrae a Dulce me está enloqueciendo, ya no pienso, no razono, actuó por instinto, lo mismo para enfadarla que cuando me entrego por completo a sus besos y a sus caricias, esos momentos de demencia en los que parecería que nos fundiremos en una y que terminan siempre abruptamente por una de las dos, pero cuando soy yo la que lo detiene ya no es razonado, ni siquiera puedo decir que es para hacerla rabiar, es extraño lo que me pasa, pero creo que lo hago porque siento que es la única manera de sentirla mía, ¡pero qué estúpida que sois Anahi!, no queréis ver la verdad aunque esta te azote en las narices, ahora mismo estoy exasperada y todo porque no le he visto en toda la mañana y parte de la tarde y es que tenerle cerca, verle, sentirla se me ha vuelto una necesidad, así sea para fastidiarnos la una a la otra; sin conciencia de lo que esto significa porque por primera vez en mi vida no quiero analizar nada, me da miedo hacerlo, así que solo me dejo llevar.
Estoy en las gradas casi en el mismo sitio que la primera vez que ella me trajo a verle entrenar, la diferencia es que ahora este sitio está repleto y yo me encuentro en compañía de su familia y mi hermana, ellos ríen, hablan, están disfrutando el momento, pero yo no puedo, tantas horas sin ella me ponen mala.
Maite: Hola Chiquilla, estas muy pensativa – llegó esta chica que en estos días se había convertido en mi pepe grillo.
Anahi: hola, nada aquí esperando a que inicie la función.
Maite: jajajajaja niña pero si ya ha empezado hace un monton, que no ves las faenas que están haciendo los chicos con las reses, los caballos… ahhh ya… jajajaja te refieres a la parte que a ti te interesa.
Anahi: eee.. no.. es que.. no me di cuenta de que esto había empezado.
Maite: jajajaja, no si no me lo dices ni en cuenta, pero no te preocupes que Dulce está a punto de salir.
Anahi: ¿Dulce? … no, no es lo que me interesa, es decir, si, pero todo, es decir a todas las quiero ver.
Maite: jajajajaja si claro.
Anahi: bueno ya basta tía tampoco te burles, que tu sabes que me ha encantado lo de la escaramuza y que es por eso que quiero verles.
Maite: no si son tal para cual.
En ese momento la voz de Maite se perdió entre la multitud y en mi cabeza ya no hubo más sonidos, en el fondo vi salir a todas las chicas y como la vez anterior Dulce salió al final pero esta ocasión hizo reparar varias veces a Yure que relinchaba mientras que su ama le jalaba la rienda y le hacía pararse en dos patas, se veía preciosa en ese vestido y con su sombrero charro, toda la rutina mis ojos estuvieron posados en ella, impresionada de lo que era capaz de hacer sobre esa yegua y asustada porque temía que sufriera algún percance, estaba montando de manera más temeraria; mi mente estuvo jugando conmigo porque varias veces me pareció que sus ojos me buscaban y cuando nuestras miradas se encontraron ella me sonrió, pero debió ser mi cabeza movida por mis deseos de ser tan importante para ella como lo es ella para mí, pero por lo menos eso es lo único que me quedaba de conciencia, la completa certeza de que su interés por mí es por el juego que hemos entablado y que una vez que obtenga lo que desea pasara de mí y si logro irme sin que esto suceda no tardara nada en entretenerse con otra

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:51 pm

DULCE
Estaba nerviosa, si, muy nerviosa y Yure lo sentía, bailoteamos juntas en un intento de calmarnos mutuamente, ella relinchaba como exigiendo que me concentrara, yo lo intente pero algo no me dejaba, empezamos la rutina y a Dios gracias que mi yegua es especial porque yo no tenía cabeza en esos momentos más que para buscar entre la multitud esos ojos turquesa que necesitaba ver, la busque entre el gentío mientras Yure galopaba a toda velocidad y cuando me encontré con su mirada fija en mi un estremecimiento que jamás había sentido me recorrió todo el cuerpo, no pude evitar una sonrisa ni tampoco la sensación que se alojo en mi pecho al notar en esa mirada azul algo especial, preocupación quizá, admiración, no lo sé, pero eso me basto para desear dar la mejor cabalgada de mi vida y creo que lo logre

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:51 pm

ANAHI
Lo que hizo Dulce esta noche ¡ha sido increíble!, ¡fenomenal!, no sé qué adjetivo darle, estuvo maravillosa, mis sentimientos me juegan una mala pasada porque toda la rutina tuve esa sensación de que ella estaba corriendo en ese caballo, realizando todos esos movimientos para mí, al final de la rutina vuelvo a sentir la profundidad de su mirada posarse en mí, me río de mi, ¡tan tonta Anahi!, pero me niego a dejar de sentir la emoción que esto me produce. Una vez que terminó su actuación individual se quito el sombrero y lo extendió y … si, esta vez no pudo haber sido un juego de mi mente, se ha dirigido a mí, y me desmorono al ver su sonrisa seductora y esos ojos obscuros posarse directo en mi, siento que estoy volando, el cosquilleo en mi estomago me hace reír y ella me devuelve el gesto a lo lejos, cuando se da vuelta, me vuelvo a cuestionar si no he imaginado todo aquello pero bendito Pepe Grillo que me habla al oído.
Maite: Uyyyy este arroz ya se coció.
Anahi: ¿de qué hablas? –le dije con una sonrisa tonta en la cara.
Maite: De que voy hablar mujer, ojala pudieras verte la cara jajajaja, y lo que más me gusta es que estuve aquí para verlo.
Anahi: ¿para ver qué? – quería que me lo dijera, quería escuchar de otra persona que lo que acaba de pasar no había sido una fantasía.
Maite: jajajaja te digo si tu por fin me confiesas que estas hasta las manitas por esa mujer que casi se mata hoy en el ruedo.
Sería tan fácil decirlo, pero no, era muy difícil porque una vez que lo dijera no había marcha atrás, moría del miedo, sé que es muy tonto pero no puedo decirlo, ni siquiera puedo pensarlo, es como si el no hacerlo me proporcionara una seguridad a la que necesito aferrarme.
Anahi: jajajaja amiga, no te puedo decir eso porque no es así.
Maite: lo dicho, son tal para cual. Jajajajajaja.
Abuela: bueno vámonos porque la gente no tardara en llegar a la hacienda, ¿hijita vienes con nosotros de una vez? – dirigiéndose a Maite.
Maite: Si doña Esther, seguramente mis tíos se irán directo para allá.
Abuelo: bueno pues entonces nada más vamos a las caballerizas a felicitar a mi nieta por lo que acaba de hacer y nos vamos.
Abuela. ayyy esa niña, me tuvo todo el tiempo con el corazón en la garganta, se arriesgo demasiado hoy, ni que estuviera en competencia.
Abuelo: lo esta mujer, lo está y quizá la más importante de su vida.
Abuela: ay Alberto tú siempre con tus frases a medias.
Ricardo, Mariana, María, Samuel, Maite y yo los mirábamos riendo al tiempo que nos encaminábamos todos hacia el área de las caballerizas. Mi corazón empezó a latir a mil cuando la vi, realmente se veía hermosa enfundada en ese vestido blanco con vistos de diferentes colores de vuelos y holanes, botas largas de piel; su cabello totalmente trenzado dejaba ver su rostro anguloso totalmente despejado, adornado con unas arracadas de oro bellísimas, sus perfectas y bien delineadas cejas, nariz afilada, labios carnosos y sobre todo esos ojazos, ella no se había percatado de nuestra presencia, hablaba con el resto de las chicas y se abrazaban unas a otras, Poncho se acerco a nosotros y dio aviso a Dulce de nuestra llegada. Ella se acerco y abrazo a sus abuelos que venían primero, a su tío Samuel, luego a Ricardo, Mariana, María y Maite, a mí me temblaban las piernas tenía pánico de darme cuenta de que lo que acababa de vivir hace un momento fuese solo producto de mi imaginación, para cuando llego frente a mí los demás se habían encaminado a felicitar al resto del equipo, sonrió y me miro igual que en el ruedo mientras se iba acercando en un acto impulsivo me le colgué al cuello y apreté mi cuerpo contra el suyo, ella me rodeo con sus brazos y me susurro al oído.
Dulce: ¿Te ha gustado?
Anahi: Me ha encantado – dije también en un susurro.
Dulce: Que bueno, porque lo he hecho solo para ti.
Cerré mis ojos y me deje llevar por la intensidad de las emociones que sacudían a mi cuerpo, nos abrazamos con mas fuerza, sentí el latido de su corazón en sincronía con el mío.
Anahi: me fascino pero moría del miedo, a momentos sentía que ibas a caer.
Dulce: ¿Te preocupaste por mi bonita? – pego sus labios a mi oído y acaricio mi espalda con sus manos apretándome más contra ella, yo sentía que estaba en la gloria.
Anahi: si mucho, me dio muchísimo miedo que cayeras, que te sucediera algo, y es que yo no lo hu…
Manuela: mi aaamoooorr, ¡estuviste genial!, estoy tan orgullosa- la voz de Manuela acabo de golpe con toda la magia del momento y me volvió a la realidad cuando jalo a Dulce atrayéndola para sí – verte montada allí y saber que eres mía.
Dicho esto la tomo por la cara con ambas manos y le beso, en ese instante se apareció Carlota y la rabia y los celos que me estaban consumiendo provocaron lo que siguió.
Carlota: hola preciosa, no me vas a felicitar; mira que a mí también me aplaudieron.
Anahi: si claro que si – la abrace- ¿vendrás a la reunión que se está preparando en la hacienda?
Carlota: Pues si tú me invitas y prometes estar siempre conmigo claro que iré.
Anahi: Pues yo también estoy de invitada, pero no creo que haya ningún problema.
Dulce: Claro que no hay ningún problema Anahi, tu sabes que no eres una simple invitada, esa es tu casa – dijo esto sonriendo de esa manera que me sacaba de quicio mientras Manuela que estaba detrás de ella le abrazaba por la cintura haciendo añicos todas las ilusiones que me había hecho hacia un momento, ¡pero qué estúpida soy!
Anahi: pues nada, ya esta, entonces marchémonos de una vez, ¿te importaría si nos vamos juntas Carlota?
Carlota: no claro que no preciosa, vamos

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:51 pm

DULCE
Abrace a todos y cada uno de manera mecánica deseando llegar hasta ella, cuando la tuve frente a mí me quede inmóvil, ¡por Dios estaba nerviosa!, pero ella rompió la barrera colgándose a mi cuello y yo la abrace con todas mis fuerzas, mi corazón empezó a latir desbocado cuando sentí en mis brazos el temblor de su cuerpo, sentía la necesidad de sentirla mía y la apreté con más fuerza, le dije que la faena había sido para ella, sentí la emoción que provocaron mis palabras y me confirmó que había sentido temor a que algo me ocurriera en el ruedo, la acaricie con una ternura de la que nunca me creí capaz con una mujer, ella está a punto de decirme algo, presiento que todas mis defensas están a punto de caer pero en ese instante se aparece Manuela interrumpiendo ese momento en que pareciera que no soy yo, en principio no puedo reaccionar y cuando estoy a punto de hacerlo se presenta Carlota, estaba por mandar a las dos intrusas a volar cuando Anahi se comporta demasiado amigable con Carlota y eso me fastidia, entonces una señal de mi cerebro me dice que así está mejor y empieza de nuevo el jueguito entre nosotras. Pero también ha llegado el momento de poner las cosas en su sitio con Manuela.
Manuela: ¿Nos vamos ya mi amor?
Dulce: Manuela, si quieres ir a la fiesta estas invitada pero antes tu y yo tenemos que aclarar las cosas, yo no soy de nadie y tu y yo no somos pareja, novias ni nada que se le parezca, salíamos juntas, nada más.
Manuela: pero es que yo pensé… tenemos más de una semana viéndonos casi todos los días.
Dulce: a ver, cuando tu y yo empezamos a salir te dije que yo no era de relaciones serias, ¿no?, que no me comprometía a nada contigo y me dijiste que tenias eso perfectamente claro.
Manuela: pues si pero eso fue al principio, durante el transcurso de los días las cosas han podido cambiar.
Dulce: No insultes mi inteligencia, tú has armado todo el teatrito de hace un rato para fastidiar a Anahi y de paso a mí.
Manuela: pues sí, es que me pudre ver como la tratas, como la miras y quiero que se dé cuenta de que no eres para ella.
Dulce: pues lastima Manuela, la estábamos pasando bien.
Manuela: Por lo menos dime en mi cara que me estas mandando a volar por esa pinche vieja.
Dulce: Te estoy mandando a volar por qué no me gustan los panchitos ni que digan que tengo dueña, adiós Manuela, si quieres venir a la fiesta eres bienvenida, pero no conmigo ¿te queda claro?
No sé qué carajos me está pasando, ni por qué hice lo que hice en el ruedo ni por qué le hable así a Anahi; por qué me sentí así con ella y en este momento no quería saber, lo único que quería era un tequila, toda la familia se había marchado ya, solo me esperó Poncho y partimos a la hacienda, llegue y me fui directo a mi casa a cambiarme de ropa, solté mi cabello, me puse una falda y una blusita de tirantes y sandalias de piso, quería comodidad. Salí rumbo al espacio en donde se desarrollaba la fiesta que ya estaba en su apogeo, estaba allí medio pueblo, mis abuelos felices, María correteando con otros chiquillos, Mariana, Ricardo, Poncho y Rosi en una mesa, Anahi en otra con Carlota y Maite, todos comían, había carnitas, birria, tostadas, enchiladas, guacamole; mis tripas me reclamaron, me serví un buen plato y me senté aislada a comer, mi abuelo se acerco a mí con su mirada tierna.
Abuelo: ¿Ya encontraste tu correa huarache?
Dulce: Viejito mula – le dije sin dejar de comer.
Abuelo: ¿sabes por qué eres mi nieta favorita?, ¿porque me siento tan orgulloso de ti?
Dulce: porque soy divina – lo besé en la mejilla.
Abuelo: aparte, porque desde niña nunca te ha ganado el miedo a nada, si algo te asustaba lo enfrentabas, no le sacabas la vuelta, cuando nos dijiste que eras diferente, que eras homosexual, te apoyé por tu determinación a defender lo que eres y lo que sientes, no fue fácil hijita, esta ha sido una familia conservadora durante siglos, en una sociedad igual de conservadora tú lo sabes, pero no dudé en apoyarte abiertamente porque admiro profundamente tu entereza, tu temple.
Dulce: tú sabes que siempre te voy a agradecer todo tu apoyo viejo, pero la verdad no sé por qué me estás diciendo todo esto.
Abuelo: jajajaja, ya veo… mi niña este momento puede definir tu vida, ¿me estas escuchando? tu vida; piénsalo – y se marcho dejándome con un montón de dudas en la cabeza ¿pues que se trae mi abuelo?

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.