Tequila y limón

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:52 pm

ANAHI
Los celos y la rabia me nublaron la razón, últimamente no razonaba casi para nada y solo me di cuenta del lío en que me había metido cuando sentí la mano de Carlota posarse en mi cintura, con la mayor sutileza de que fui capaz me solté y me acerque a Maite que estaba a unos pasos con el resto de la familia Espinoza, ella me miro curiosa y divertida a la vez.
Maite: ¿y ahora que pasó entre ustedes dos? – no pocas veces me sorprende la suspicacia de esta tía.
Anahi: Que me enerva Dulce, eso es lo que ha pasado – dije ya incapaz de mentirle- y la rabia me ha llevado a meterme en un lio gordo con esta tía, ¿me haríais el favor de no dejarme a solas con ella? - le hice una mueca suplicante.
Maite: jajajajaja pues si que te has metido en un problema, Carlota no es fácil de manejar, no te apures que seré tu chicle.
Anahi: gracias te adoro ¿sabes? – le hice un puchero de agradecimiento.
Antes de partir a la hacienda pasamos a casa de Carlota a que ésta se mudara de ropa, la chica no estaba muy feliz con la compañía de May pero eso de alguna manera me dio la oportunidad de dejarle claro que mi intención al invitarla fue solo amistosa, situación no del todo cierta pues la verdad es que lo hice cegada por la ira, para darle en la cabeza a Dulce.
Maite: aprovechando que estamos solas, dime, ¿qué paso con Dulce?
Anahi: uffff… ¿qué paso?, es que… me cuesta... me cuesta decirlo…
Maite: a ver te ayudo un poco, dijo o hizo algo que provoco que quisieras darle en la torre y Carlota fue la opción del momento ¿algo así?
Anahi: podría deciros que no, podría continuar mintiéndote y mintiéndome pero ya no lo soporto, estoy que me ahogo… esto se ha vuelto como una montaña rusa, por momentos siento que vuelo para luego sentir que me muero.
Maite: pero dime exactamente qué pasó.
Anahi: umhhh… -eché mi cabeza hacia atrás y me cubrí el rostro con las manos- que por un instante pensé que estaba tocando el cielo, pero llegó Manuela gritando lo orgullosa que estaba de su mujer, besándola, abrazándola… y… y…-me costaba, me era difícil decirlo, pero a la vez ya no podía y estalle- ¡yo enloquecí de celos!, ¡de rabia!, ¡de ira!, ¡todo junto! … ¡haaaaaaa! – grite.
Maite: algo así imagine – me miraba con ternura.
Anahi: en ese momento llegó Carlota y llevada por la rabia le invite a la reunión, quería fastidiarla, quería que padeciera como yo, pero que va May, soy una imbécil.
Maite: jajajaja no no amiga, no eres una imbécil, eres una mujer enamorada eso es lo que eres, ¡ah! no me lo niegues –mostrándome la palma de su mano para detener las palabras que estaban a punto de contradecirla- pero no te tortures, mira que no has hecho del todo mal, estoy segura que en este momento Dulce esta que se la carga la chingada.
Anahi: puff no lo creo... es que si la hubierais escuchado, no tuvo reacción alguna, me dijo que yo podía invitar a quien quisiera y seguía ahí dejándose abrazar por la flaca esa sonriendo como si nada.
Maite: jajajajaja lo dicho las mujeres enamoradas se vuelven brutas, amiga; Dulce es un lobo viejo no esperes que pierda el control fácilmente y menos delante de su archirecontraenemiga, no, para eso hay que llevarla al límite y sabes que esta noche vamos a empezar.
Anahi: ¿Qué estas tramando tía?
Maite: tu solo déjate llevar un poco por Carlota esta noche, déjala que medio avance contigo… pero eso si mantenla a raya.
Anahi: pero ¿no os parece que ese juego es demasiado peligroso?, que esta tía tampoco es fácil de mantenerla a raya.
Maite: tú puedes amiga y ya verás, además pronto recogerás los frutos, a lo mejor no esta noche, pero si eso no pasa hoy ya se me ocurrirán las oportunidades para que suceda.
Anahi: ¿por qué haces esto?
Maite: porque me parece muy divertido, porque me caes muy bien y porque soy así de adorable – paso su brazo sobre mi hombro y me guiño un ojo.
En eso llego Carlota quien todo el camino y hasta que llegamos le hizo saber de todas las maneras tanto directas como indirectas a Maite que estaba sobrando, pero ésta, divertida con la situación me dijo que no le daría gusto hasta que llegara el momento optimo, la verdad es que yo no me quería quedar a solas con esa chica, había algo en ella que no me gustaba, no me sería nada sencillo permitirle ciertos avances. Dulce seguía sin aparecer, todos estaban ya menos ella; May me dio un golpecito con su pie y me señalo con su mirada hacia Dulce que estaba donde la comida, me encanta que lleve el cabello suelto, se sentó en una mesa sola y se dispuso a comer sin prestarle atención a nada, su Abuelo estuvo un rato con ella y le vi sonreír, en ese momento May me miro y sonrió con complicidad indicándome así que era hora de empezar con ese plan en el que yo no confiaba mucho, pero necesitaba intentarlo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:52 pm

DULCE
Maite: hola amiga ¿te puedo hacer compañía?
Dulce: Claro.
Maite: ¿y eso que estas solita?
Dulce: mmm no sé, no te pasa de repente que tienes ganas de estar sola.
Maite: jajaja ay amiga esa fue una indirecta muy directa, hoy como que en todos lados sobro jajajaja.
Dulce: no, no digas eso, no lo decía en ese sentido, me refería a otro tipo de compañía.
Maite: jajajaja bueno menos mal ¿porque no has ido a la mesa de Ricardo, su novia,Poncho y Rosi?
Dulce: mmm solo te puedo decir que no es conveniente para mí estar en esa mesa.
Maite: ahhhhh no me digas… ¿con Rosi? – no tuve que responder ella solo rió con ganas – que bárbara amiga no dejas títere con cabeza.
Dulce: ¿y tu porque dijiste que en todos lados sobrabas?
Maite: pues ya sabes amiga como dice el onceavo mandamiento, no estorbar, o como es el otro, donde hay dos que se interesan tres son multitud.
Dulce: ahhh – sentí una punzada en el estomago.
Maite siguió hablando de trivialidades, hicimos lo que la mayoría de las mujeres hacen, heterosexuales, lesbianas o bisexuales, criticar a todo mundo, reíamos, pero mi malestar no se me pasaba y a decir verdad estaba haciendo un esfuerzo sobrehumano por no mirar hacia donde estaba Anahi y por no cuestionar a Maite sobre el asunto, pero ella saco el tema a colación.
Maite: oye ¿tú crees que Carlota logre algo con Anahi?, la verdad me extrañó mucho verlas juntas y en un principio me quede con ellas pensando que Any se sentiría más cómoda, pero al final me di cuenta de que sobraba.
Dulce: ahhh ¿entonces Anahi se la está pasando muy bien? – sentí un vuelco mas en mi estomago.
Maite: pues vieras que sí, bueno ya sabes que Carlota cuando anda en plan de conquista puede ser encantadora… y guapa es.
Dulce: ¿se han hecho muy amigas tú y Anahi?
Maite: Si, la verdad es que Anahi es súper encantadora y te digo algo, si no fuera porque en este momento realmente estoy enamorada de mi pareja seguro que ya me habría apuntado también para hacer mi luchita con ella.
Dulce: ¿también?
Maite: ajá, tú qué piensas ¿quien ganara? ¿Rosi o Carlota? digo porque también con Rosi Anahi se ve muy cómoda ¿no crees?
Lo que estaba sintiendo ya no era un simple malestar, es una sensación desconocida este calor agudo que me recorre todo el cuerpo y me está tensando cada uno de los músculos, mi estomago me arde, ¿qué me pasa? ¡estoy furiosa!, eso es lo que me pasa, ¿pero por qué? ¡Carajo!.
Maite: ¿te pasa algo?
Dulce: no nada ¿porque la pregunta? – ¿si me pasa algo? ¡quiero matar a alguien!, pero no se a quien… ¡si se!, ¡a Carlota!, a ¡Rosi!… ¡a ti Maite por dejarlas solas!.
Maite: no se de repente te pusiste muy seria y tu expresión cambio, ¿te molesto lo que dije?
Dulce: no porqué me habría de molestar – ¿me molesto?... no... me encabronó... pero que *******, ¡que carajos me pasa!
Maite: bueno pues porque a ti también te interesaba que pasara algo con Anahi, pero como te he visto muy amarteladita con Manuela por más de una semana pensé que habías perdido totalmente el interés por Anahi… o que de plano te diste cuenta de que a ella no le interesabas. –aouch eso si me dolió.
No sé qué decirle y es que, ¿qué le digo?, que si quería, que si quiero que pase algo con Anahi pero que ha saber por qué fregados se me complicaron tanto las cosas, que Manuela fue solo una ficha mas en este juego que tenemos, ni yo misma sé que estoy haciendo ni qué es lo que realmente quiero, a lo mejor lo único que quiero es que las cosas sigan como siempre en mi vida, sin complicaciones emocionales, pero también quiero tenerla, no falta mucho para que se vaya ¿acaso me voy a quedar con las ganas?
Maite: Heyyy ¿qué te pasa Dulce?, estas como ida amiga.
Dulce: nada, cansancio creo… si eso, estoy cansada.
Maite: ahhh pues mira tengo un remedio para eso, que te parece si nos vamos a Vallarta unos días.
Dulce: heyy esa es una idea genial.
Al final caí en la tentación de mirar hacia donde estaba Anahi, tuve que hacer acopio de toda la fuerza de la que soy capaz para controlar la ira que me invadió al verla muy sonriente mientras Carlota le hablaba al oído y dejaba con singular alegría que esa bruja le acariciara el brazo y la mano, para esos momentos Poncho estaba con nosotros pero estaba enfrascado con Maite en una charla al parecer muy animada porque ningunos de los dos parecía acordarse de mi presencia, de algún modo tenía que separar a esas dos, ¿pero cómo? con Pantera de plano no contaba, es extraño pero tengo la impresión de que estos dos están como que muy raritos, bueno en este momento eso no me interesa, ¿quién?, ¿quién?… ahhhhh ya se me prendió el foco, no pude evitar una sonrisa maliciosa

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:52 pm

ANAHI
Esto definitivamente no estaba funcionando, Dulce ni siquiera me ha mirado en todo lo que va de la noche, soy yo la que no ha podido dejar de mirarla, se la ve tranquila hablando con Maite , bebiendo, algo que si es extraño es que casi no le he visto sonreír eso si es muy raro en ella que casi siempre tiene esa sonrisa que me derrite la mayoría de la veces y otras tantas me saca de quicio, está demasiado seria. Lidiar con Carlota ha sido menos complicado de lo que pensé, me habla al oído, me pasó un brazo por la espalda pero basto con inclinarme un poquitín para que lo dejara colocado en el respaldo de la silla, con su otra mano si me da ligeros toquecitos en la mía, me dice cosas tontas intentando endulzarme el oído, ni de coña le podría hacer competencia a Dulce a pesar de ser guapa, creo que se ha percatado de mis miradas furtivas hacia Dulce a pesar de mis intentos de disimularlo pero no ha dicho nada.
Ya está Poncho con ellas en la mesa, me pregunto en donde esta Manuela, pensé que estaría aquí con ella pero no ha aparecido ni ella ni ninguna de las otras; uhhhmm que bella te ves tan seria y pensativa, con la mirada perdida… el viento jugando con tus cabellos, me llama la atención que aunque tu figura siempre esta erguida ahora pareces tensa, muy tensa… y ahí está esa sonrisa y me pregunto en qué estaréis pensando, te veo levantarte… ¿a dónde vas? y te me pierdes… ¿qué voy hacer con esto que estoy sintiendo por ti Dulce? ¿qué voy a hacer conmigo? oigo la voz de Carlota sin escuchar, le respondo con frases cortas como autómata, sonrió igual mecánicamente, siento unas ganas de llorar, me siento estúpida haciendo esto quisiera estar en casa, quisiera no haber venido nunca… no… no te mientas Anahi cuando el atlántico me separe de esta mujer, cuando no respire su mismo aire, cuando al despertar tenga la certeza de que no le veré, cuando no exista la posibilidad de sentirla… creo que entonces sabré lo que es el dolor. Unas manitas que se aferraron a mi brazo me sobresaltaron.
María: Anahiiiii ven conmigo que te quiero enseñar algo, ándale siiiiii ven – me halaba y yo me encontré con la oportunidad perfecta para deshacerme aunque sea momentáneamente de esta chica.
Anahi: Carlota voy un momento con la niña – me levanto y me marcho sin darle oportunidad a que proteste, dejándome conducir por María que me lleva de la mano hacia no sé dónde.
Caminamos hacia la parte oeste de la casa grande y ahí me di cuenta de que íbamos hacia las caballerizas y fuera se encontraba un caballo ensillado y cargado con algunas alforjas.
Anahi: oye cariño no creo que sea buena idea el ir a ese paseo que te debo – le dije recordando que le tenía prometido eso.
María: no Anahi lo que quiero es que conozcas al nuevo potrillo, nació apenas y esta chiquito.
Anahi: ah vale – me haló con más fuerza y casi entramos corriendo a las caballerizas.
María: ¿mira verdad que esta bonito?
Anahi: si muy bonito – sentí unos pasos detrás de nosotras y me volví a la vez que lo hizo María.
María: Dulce ¿lo hice bien? ¡a que si!, le quitamos nuestra barbie a la odiosa esa.- la niña corrió hacia ella.
Dulce: si escuincla lo has hecho muy bien, gracias por el favor- le guiño el ojo y la niña le sonrió- ahora corre que te esperan tus amiguitos para seguir jugando, te quiero mucho – le beso.
Ahí estaba yo de pie con la respiración agitada y muriendo de los nervios, con el corazón acelerado y ella mirándome sonriente, se había mudado de ropa -ahora llevaba unos vaqueros y botas-, camino hacia mí con esa seguridad de siempre, desde que le conocí me atrapó con esa manera de moverse, podía ser tan femenina pero tan ruda, sigilosa y atrevida.
Anahi: ¿Qué pretendes tía?
Dulce: robarte
Anahi: ¿ccc.. cómo?
Dulce: sí, te voy a secuestrar – me susurro al oído.
Anahi: pero que te has creído, mira que a mí me espe… - me interrumpió clocando su mano en mis labios.
Dulce: Shhh no digas nada.
Me tomo de la mano y como hechizada me dejé conducir hasta el caballo que estaba fuera, como si fuese una cría me deje colocar una chaquetilla y monté, ella se coloco detrás mío con su acostumbrada agilidad y con la misma me halo con sus brazos hasta que nuestros cuerpos quedaron casi pegados, sus brazos me rodearon para asir la rienda y emprendió el galope hacia la obscuridad. Me dio temor, el caballo corría a toda velocidad cruzando el campo agavero.
Anahi: ¡Dulce por Dios no corras tanto!, ¿a dónde vamos en medio de esta obscuridad?
Dulce: no temas barbie, te prometo que nada malo te sucederá – besó sutilmente mi cuello.
Llegamos a una construcción antigua semejante a una enorme bodega, estaba resguardada por un gran portón de madera. Dulce saltó y tomándome por la cintura me halo hacia ella, amarro al caballo, tomo las alforjas y procedió a abrir el cerrojo, se perdió por un momento dentro de esa negrura que en segundos se vio iluminada ligeramente.
Dulce: entra -me dijo-, di unos pasos y aquello se empezó a iluminar mas, pude verla encendiendo varias candilejas y me quede maravillada por aquel sitio, la sentí acercarse, rodeo mi cintura y descanso su cabeza en mi hombro.
Dulce: ¿verdad que esta es una mucho mejor vista que la horrenda cara de Carlota?.
Anahi: esto es… hermoso dije ante lo que tenia frente a mí, estábamos en una bodega llena de barricas acomodadas en montones que hacían varias pirámides, entre cada una de estas había una mesa de roble con sillas, sentí que me soltó pero yo seguí embobada con el lugar, recorrí las paredes que estaban labradas con diferentes ornamentos, en una estantería vi diferentes recipientes artesanales que contenían tequila, las botellas lucían bastante antiguas, cada de una de ellas diferentes y todas estaban fechadas en distintas épocas y tenían grabado el nombre de la hacienda.
Dulce: Cual quieres que bebamos – me dijo poniéndose a un lado mío – escoge la botella que más te guste para que te la quedes.
Anahi: ¿pero vamos a beber una de estas? por las fechas estas deben valer una fortuna.
Dulce: pues sí, si se vendieran serian muy caras, pero estas no están en venta son para ocasiones especiales o para antojos personales.
Anahi: ¿y esto qué es? ¿una ocasión especial o antojo personal?
Dulce: mmm te propongo un trato, vamos a disfrutar este momento, a tomarnos el mejor tequila del mundo, comer rico… y..
Anahi: ¿y?
Dulce: y solo lo que tú quieras.
Y ese era el problema, lo que yo quería, mi cuerpo me jugaba en contra, yo quería que pasara todo, quería entregarme por completo a ella, a sus besos a sus caricias, a satisfacerla, darle el gusto de que me follara -porque eso sería para ella-, solo eso, un acoston, ¿Qué hacer? ¿Regresar a Madrid sin haberla tenido por completo? o ¿regresar a Madrid totalmente derrotada por mis deseos hacia una mujer que nunca sería para mí? ¿qué sería peor? ¿qué me haría menos infeliz?.. si resisto y no me rindo me llevare por lo menos el sabor agridulce de un triunfo ante ella y si cedo me llevare el agridulce recuerdo de haber hecho el amor con la mujer de mi vida aunque para ella solo signifique un polvo.
Estábamos comiendo, charlando, bebiendo y el calorcillo que produce el tequila en mi organismo solo incrementa mi apetito por ella, este anhelo en concederme completa a los deseos de mi cuerpo, de mi alma… de mi corazón

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:52 pm

DULCE
Daria lo que fuera por saber que piensa, creo que está un poquito tomada, sus pupilas están dilatadas, podría ahogarme en sus ojos, ya no soporto y tomo su rostro con mis manos, acerco mis labios a los suyos lentamente, los rozo, los acaricio la beso despacito, la saboreo, me pongo de pie sin dejar de besarla levantándola al mismo tiempo, la acerco a mí, al abrazarla siento el temblor de su cuerpo, la escucho suspirar, sus manos en mi pecho, mi corazón se acelera, las sensaciones que estoy experimentando me dan miedo pero me embelesan y no quiero dejar de sentirlas, el beso se profundiza, nuestras lenguas se mueven en una sinfonía lenta, deliciosa, no sé cuánto tiempo a trascurrido, mucho seguramente pero siento que es poco porque quiero más, no quiero soltarla, no quiero parar, pero la necesidad de respirar nos obliga, mis brazos se niegan a soltarla y la aprieto mas, recargo mi cuerpo sobre la mesa, mis manos recorren su espalda, me deleito al sentir su aliento en mi cuello, acaricio sus cabellos y volvemos a besarnos, después de otro larguísimo beso ella se acurruca en mis brazos hundiendo su cabeza en mi cuello, la beso en la frente, no sé por qué estoy haciendo esto y como siempre no quiero saber, la traje aquí con toda la intención de seducirla, de poseerla, pero no quiero hacerlo así, no en este sitio, sería burdo, tosco, grosero, no con ella, no sé porque, pero no deseo eso con ella… llevamos varios minutos así fundidas en un abrazo, besándonos a momentos en silencio, estoy embriagada por su aroma, por el sabor de su boca en la mía.
Dulce: tenemos que regresar a la casa – le dije en un susurro, odiando la idea de hacerlo, de romper ese momento.
Anahi: Si se deben estar preguntando dónde estamos.
Dulce: es muy probable, aunque la fiesta debe seguir en su apogeo, pero si no te regreso mi abuela te obligara a casarte conmigo – me reí al decirle esto, ella suspiró y me miró, rodeó mi cuello con sus brazos y nos besamos otra vez.
Durante todo el camino de regreso seguí besándola, acariciándola, caminamos de las caballerizas a la casa tomadas de la mano, la acompañe hasta la puerta de su habitación.
Dulce: sueña con los angelitos – la tome por la cintura y la bese con ternura, ¡caray! Yo besando con ternura.
Anahi: tu también – su mirada tenía un brillo especial, estuve a punto de empujarla a su recamara y… pero no quería romper el encanto, no quería que aquello fuera algo furtivo.
Dulce: te veo en unas horas – la bese una vez más, espere a que entrara y me fui a mi casa, quería meterme en la cama y repasar lo que acababa de vivir, no quería razonarlo, pero mi mente quería otra cosa ¿qué diablos me esta pasando con esta mujer? pensé. No, no quiero saber

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:52 pm

ANAHI
El brillo de esos ojos obscuros bajo esta tenue luz me magnetizan más que de costumbre, me está mirando fijamente, me pregunto qué piensa, ¡Dios! Sus labios, sus manos en mi cintura, la proximidad de nuestros cuerpos me produce una serie de temblores extremadamente placenteros, me pierdo completamente en su boca, en sus brazos, todo deja de existir para mí, no hay miedo, ni tiempo, ni incertidumbre solo existe este momento que quiero que sea eterno. Ya no importa nada solo el sentirla como ahora… mía la siento plenamente mía, me hundo en este abrazo, en cada beso soy íntegramente suya, puede hacer de mí lo que desee, pero no lo hace, solo me abraza mas, me acaricia y me vuelve a besar, me dice que tenemos que volver… no quiero… bromea… pero su broma no me hace reír… suspiro al escuchar esas palabras. Abandonamos ese lugar en el que he vivido las horas más felices de mi vida; pero las horas maravillosas aun no se extinguen, vamos montando a paso lento, siento su mano firme sobre mi vientre y el sabor de sus labios de cuando en cuando, así estamos frente a la puerta de mi habitación donde nos volvemos a besar, se despide de mi, deseo pedirle que nos se vaya, que la quiero en mi cama, que necesito que me haga suya, pero ella no me da oportunidad, me besa una vez más con infinita ternura y se marcha. La delicadeza, la ternura con que me ha tratado estas horas me tienen sumida en un profundo éxtasis, no siento el peso de mi cuerpo, en mi mente solo hay cabida para remembrar cada beso, cada caricia, el calor de sus brazos y me entrego a esos pensamientos hasta que me pierdo en un sueño placentero.
Cuando abro los ojos temo que todo haya sido un sueño, pero en mi boca tengo su sabor, una corriente eléctrica recorre toda mi anatomía y sé que ha sido real, muy real.
Anahi: hola buenos días – digo sonriente al llegar al comedor, están ahí todos menos Dulce.
Ricardo: Hola cuñadita ¿qué paso contigo anoche de repente te perdiste?- me ruborice, si notaron mi ausencia con más razón la de Dulce.
Anahi: ahhh la verdad que me sentí un poquito mareada y me he ido a dormir temprano –mentí esperando que nadie haya ido a buscarme a mi habitación.
Abuela: pero ya estás bien hijita.
Anahi: si gracias, muy bien.
Estaba inquieta por la ausencia de Dulce, lo regular era que a esta hora no estuviese en el comedor porque estaba en el entrenamiento pero ya no tenía por qué ir, me tuve que morder la lengua para no preguntar por ella, en ese momento me regresaron todos los miedos y la desconfianza.
Ricardo: también Dulce se desapareció anoche, estaba muy rara mi hermana prácticamente se aisló.
Abuelo: si mijito tenía muchas cosas en que pensar, a veces es bueno estar solito para eso.
Abuela: Esa niña parece potro desbocado, esta mañana salió rumbo a México como alma que lleva el diablo por que le hablo no sé quien que le pasó algo a una tal Marcela, ni siquiera se llevo su coche, Poncho la llevo a Guadalajara a que tomara un vuelo - ¿cómo? ¿quién es Marcela?
Ricardo: ahhh ¿y no te dijo que le pasó a Marcela? – será que alguien puede explicarme quien es ella.
Abuela: no, no me dio detalles, ya la conoces, solo me aviso que se tenía que ir, que era una emergencia, por más que le dije que era una grosería teniendo visita en casa, ni siquiera me dijo cuando vuelve. – mi sangre se fue de golpe a la cabeza, ¿cómo? yo estaba a un poco más de una semana de marcharme y ella no tenía para cuando volver.
Ricardo: en un momento le hablare para ver que le paso a Marce.
Mariana: ¿me podríais decir quién es Marcela mi amor? – benditos los celos de mi hermana, a ver si así calmaban los míos.
Ricardo: Marcela es la única mujer que le importa a Dulce fuera de las de la familia, la quiere muchísimo.
¡Joder!, ¡joder!, ¡*******!, se suponía que este tío iba a calmar mi celos no a atizarlos, ¿pues qué no se suponía que para Dulce no había ninguna mujer importante? y ahora resulta que esta mujer es única, que le quiere muchísimo, joder cálmate Anahi, que todos se van a dar cuenta de lo que te está sucediendo.
Rosario: Niña Anahi, está ahí la señorita Maite que viene a buscarla – ayyy Pepe Grillo que apareces cuando más te necesito.
Abuela: pero criatura hazla pasar, que grosería es esa.
Maite entro al comedor, a Dios gracias declino la invitación a desayunar de la abuela Esther, yo me disculpe, la tome de la mano y casi salimos corriendo, necesitaba hablar con ella, soltarle todo lo que llevaba dentro porque si no explotaría, estaba enojada decepcionada, frenética, defraudada, furiosa, odiaba a la tal Marcela, odiaba a Ricardo por decir lo que dijo, odiaba a la Abuela por no detenerla, odiaba a Dulce… me odiaba a mi por ser tan imbécil.
Maite: ¿Qué te pasa? yo vine pensando que me las iba a encontrar juntas, como anoche se desaparecieron las dos...
Anahi: me pasa que soy una imbécil, una *******, una estúpida…. ¡ahhhh! Soy una tonta, una subnormal, eso es lo que soy - estalle en lagrimas.
Maite: cálmate amiga, tranquilízate, dime que pasó, ¿porque estas así?
Anahi: por que anoche me hizo sentir que… me hizo pensar que… y yo la muy tonta… he caído, he caído…
Maite: ¿tuvieron sexo?
Anahi: … no – dije limpiándome las lagrimas y vi su expresión de desconcierto.
Maite: a ver, ya me perdí, explícamelo con manzanitas.
Anahi: pues anoche María, la niña me ha dicho que quería enseñarme algo y yo que quería zafarme de Carlota me he ido con ella y me llevo a las caballerizas y ahí estaba Dulce, nos fuimos en caballo a una bodega de barricas y ahí bebimos… y … y … ella… y yo… nos besamos mucho, estuvimos abrazadas todo el tiempo, fue tan dulce, tan cariñosa, tan especial… me acompaño hasta mi habitación y me quede ahí alucinando, hoy me levanto con la noticia de que se ha marchado a la capital del país corriendo por una tía… por una tal Marcela y Ricardo dice que es la única mujer que le importa a Dulce… y yo me estoy muriendo May, me estoy muriendo, quiero desaparecer… me he enamorado May, me he enamorado como una loca, me he enamorado de una mujer que se fue siguiendo a otra y yo la quiero aquí conmigo, ¡quiero que regrese ahora mismo! – grite y me abrace a ella bañada en lagrimas.
Maite: shhhh ya mi niña, llora, necesitas sacarlo, han sido muchos días conteniéndote, tratando de controlarte – me consolaba acunandome.
Anahi: la amo, May, la amo y ya no puedo callarlo… necesito decirlo, pero duele, duele mucho May, duele mucho saber que ella no siente lo mismo, saber que ha ido corriendo a ver a la única mujer que le importa.
Maite: mmm yo no estaría tan segura de ninguna de esas dos cosas, me corto una bubi si me equivoco, Dulce siente algo más que atracción por ti y en cuanto a esa chava Marcela primera vez que la escucho mencionar, no creo que sienta amor por ella.
Anahi: jajajaja – reí irónica- Dulce no me ama y Ricardo ha dicho que esa tal Marcela es la única mujer que siempre le ha importado.
Maite: Yo no me atrevería a decir que te ama porque sería muy arriesgado aseverarlo, principalmente por como es Dulce, pero te aseguro que siente algo muy fuerte por ti, desde que te vi por primera vez en el lienzo lo pensé y ayer lo confirmé, su reacción con lo que le dije fue muy obvia, si no fuera porque en serio tiene un gran autocontrol te juro que hubiese golpeado a Carlota, a Rosi y en ese momento hasta a mí y luego lo que me cuentas de anoche, te tuvo en bandeja de plata, tuvo la oportunidad de llevarte a la cama ¿y no lo hizo? Y como me dices que se comporto, ¡ah! ¡ah! Dulce siente algo por ti; en cuanto a lo que dijo Ricardo de esa chava, pues puede tener infinidad de explicaciones, la que se me viene en este momento a la mente es que sea una gran amiga, la verdad es que Dulce y yo no nos vemos mucho, pero sería muy extraño que siendo esta chava alguien que le importe tanto en el plano romántico nunca la haya traído… no sé. ¿Cuando dices que regresa?
Anahi: ¡Qué no tiene para cuando! – dije exaltada- quiero que regrese May, la quiero lejos de esta chica, la quiero lejos de cualquier chica, la quiero conmigo.
Maite: jajajaja bueno por lo menos ya avanzamos y que hayas reconocido tus sentimientos nos va a servir mucho ¿quieres que regrese volando?
Anahi: si eso quiero, pero no soy tan optimista como tú.
Maite: pues te voy a demostrar que no soy optimista, solo inteligente. Nos vamos a Vallarta.
Anahi: ¿nos vamos? ¿quiénes?
Maite: Tu, yo mmm... Carlota, Rosi… Poncho, por supuesto y Ricardo y tu hermana si quieren venir con nosotros.
Anahi: Y que te hace suponer que eso hará que Dulce deja a la tipa esa y regrese.
Maite: te apuesto mi otra bubi a que lo hará. En cuanto se entere de que estas en Vallarta entre Rosi y Carlota la tendremos allí.
Anahi: ahh ¿y cómo se enterará de que vamos todos?, no creo que Ricardo le avise y aun si lo hiciera no le daría muchos detalles.
Maite: ayer le dije que debíamos ir a Puerto Vallarta así que le llamare para decirle y yo si le daré detalles.
Anahi: ¿cuándo nos vamos?
Maite: jajajaja no comas ansias, hoy de plano no podemos, mañana tengo un compromiso en casa de mis tíos, así que tendríamos que irnos hasta pasado mañana. Si, ya se para ti suena a una eternidad – sonrió adivinando mis pensamientos- ¡ayyy con las mujeres enamoradas! sí que nos ponemos desquiciadas – me dio un codazo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:52 pm

DULCE
El sonido de mi celular me sobresaltó al sacarme abruptamente del profundo sueño.
Dulce: bueno – contesté.
Voz: Dulce – escuche sollozos – habla Mary.
Dulce: Mary, ¿te pasa algo?, ¿estás bien? – Mary es la hermana de Marcela, me extrañó su llamada, no somos nada cercanas.
Mary: No a mi no me pasa nada, es Marce, está en el hospital, está muy mal Dulce – el llanto se intensifico.
Dulce: ¡¿pero que tiene?! ¡¿Qué le paso?! ¿Sufrió un accidente?
Mary: noooo, es algo mucho peor, ha intentado suicidarse Dulce, desgraciadamente nos dimos cuenta demasiado tarde y está en coma, te llamo porque dejo una nota para ti… está muy mal… dicen que se va a morir Dulce.
Dulce: ¡no! no por Dios no digas eso Mary, salgo inmediatamente para allá – dije con el llanto a flor de piel- ¿en qué hospital esta?
Mary: en el Ángeles del Pedregal.
Mi amiga, ¡no mi amiga!, la única amiga que he tenido, la que ha estado conmigo en todas, mi seso hueco no podía ser, porfa Diosito que se ponga bien, salgo corriendo en busca de Poncho, solo tomo mi cartera, necesito que me lleve a Guadalajara y tomar el primer vuelo a México, mientras Poncho prepara la camioneta voy a avisar a mis Abuelos, mi Abuelo como siempre comprensivo, mi Abuela no se lo toma muy bien, es lógico ellos ni conocen a Marcela no tienen idea de que ha sido mi amiga desde la preparatoria; ni siquiera escucho las objeciones de mi abuelita salgo como un rayo y le pido a Poncho que maneje lo más rápido que pueda, tomo el primer vuelo que sale, tuve suerte de encontrar lugar, es temporada alta. Durante el vuelo mi mente era un nudo de pensamientos entre mi preocupación por mi amiga y Anahi, mis ¿sentimientos? Hacia ella, aun no sé qué me pasa con ella, que es lo que siento, pero no tiene caso no aceptar que siento algo, no sé bien que es, pero algo me mueve esa niña, de repente caigo en cuenta de que me fui sin decirle nada…. ¿pero por qué me preocupa el no haberle dicho nada?, carajos no se pero me siento incomoda sin haberme siquiera despedido, sin haberle dicho el motivo para irme así tan de prisa, la voz de la azafata indicando que estábamos a punto de aterrizar me saco de mis pensamientos. Prácticamente volé por el pasillo para llegar hasta la salida, compré el boleto para el taxi, el trafico en periférico me exasperó me pareció que duró más mi trayecto del aeropuerto al hospital que de Guadalajara para acá.
Llegué a la sala de espera en donde me indicó la recepcionista que se encontraba la familia de Marcela, me encontré a sus padres totalmente abatidos, Mary destrozada, los tres llorando.
Mary: Dulce, marcela nos está matando a todos con ella – me dijo bañada en lagrimas abrazándose a mí.
Dulce: no digas eso Mary, Marce se va a poner bien, se tiene que poner bien.
Salude a sus padres y trate de consolarlos, como si eso fuera posible, Mary me dio la nota que me escribió Marcela y que ella guardo para evitar que sus padres sufrieran más todavía.
"Ami" sé que es cero cool lo que hice, que estoy haciendo el oso de mi vida,
pero lo bueno es que ya no estaré aquí para soportarme las burlas de las brujas que me odian por ser bonita.
Ami… Alonso se casó, ¡se casó!, estaba comprometido no se desde cuándo y yo de tonta, tú tenías razón, mi baby no me quería, nunca me quiso, pero yo no puedo vivir sin él, no puedo princcess.
Lo único que me puede de hacer esto son mis padres, la histérica de mi hermana
y tú amiguis, porque sé que te voy hacer falta, siempre me dijiste que soy un seso hueco
y si ami, tienes razón, pero ¿sabes? te quiero mucho y esa vida que estas llevando
o sea nada que ver. Cuidate
TQM
Marce.
Como puede alguien querer morirse por otra persona, como fue capaz de hacer esto Marcela, como no pensó en la gente que la quiere, en el dolor de sus padres, me quede con ellos todo ese día esperando a tener noticias de los médicos, solo fui un momento a mi departamento para darme un baño y cambiarme de ropa ya que salí con lo puesto. Pasaban las horas y no nos decían nada, es desesperante esta situación, me permiten pasar un momento a ver a Marcela. Verla ahí llena de tubos, tan indefensa, me dio mucho coraje y la empecé a regañar como siempre, solo que esta vez no escuche su vocecita tonta revirarme; ¡carajo Marce no podías ser más tonta!, mira que hacer esto por ese hijo de la chingada, ¿no podías haberme llamado?, te dije que siempre estaría ahí para ti "ami"… seso hueco, niña fresa… despierta porfa, si no abres los ojos no vas a verme llorando como una niña, te perderás la oportunidad de verme sufriendo… Marce… te necesito Marce… ahora te necesito tanto "ami", tengo que contarte algo, algo que seguramente te divertirá mucho y podrás burlarte de mí, pero si no abres lo ojos no te lo diré, -me derrumbe al pie de su cama llorando-.
Han pasado tres días y Marcela sigue sin reaccionar, le están haciendo estudios y hay que esperar a ver que indican, no me he movido casi para nada de aquí, no he llamado a mis abuelos, no he sabido nada de ella… de Anahi… los días avanzan y pronto se ira, pero no me puedo regresar, no puedo irme hasta saber algo en concreto del estado de Marcela. Sus padres y Mary me obligan a irme un rato a mi departamento y cuando llego veo mi celular sobre la cama, lo deje aquí y ni cuenta me di, tengo varias llamadas perdidas, son de Maite, de Ricardo y de mi abuelo. La contestadora señala varios mensajes.
Abuela: Niña ¿por qué no respondes? ¿Por qué no te reportas? Estamos preocupados por tu manera de irte, ya han pasado dos días y ni tus luces. Comunícate en cuanto escuches este mensaje.
Ricardo: Heyyyy sist ¿Qué le paso a Marce? Espero que no sea nada grave, llámame al cel. Porque vamos llegando a Vallarta todos… bueno no todos jajajaja pero me gustaría que nos alcanzaras. Ya falta poco para que regrese a Madrid, bueno avísame qué onda con Marce, bye. – ¿en Vallarta? ¿quiénes?
Abuelo: Hijita ¿está todo bien? Supongo que sí, las malas noticias vuelan, pero aun así repórtate hace tres días que te fuiste y tu abuela me va a volver loco.
Maite: Amigaaaaa que onda ¿on tas?, te he dejado un millón de mensajes en tu cel. quedamos en ir a Vallarta recuerdas, nosotros ya estamos aquí, mmm te estás perdiendo la pelea cuerpo a cuerpo entre Rosi y Carlota… ¿a cuál le apuestas?, no sería una apuesta justa te llevo ventaja porque yo estoy viendo quien va ganando jajajaja, bueno llámame al cel. Estamos en el Hacienda San Ángel, ojala que puedas venir… bueno llámame.
Espera, espera, ¿Carlota y Rosi están en Vallarta con Anahi?, la pelea entre estas dos…. ¿quién va ganando? me entro desesperación, le marco a Maite pero ésta no responde, llamo al hotel, pido con la habitación de Maite Perroni y no contesta, se me ocurre pedir que me comuniquen a la habitación de Anahi Puente y timbra una, dos, tres…
Voz: Bueno…. Bueno… - Que carajos…¡que hace Carlota es esa habitación! ¡Puta ma…! Colgué.
¿Qué hago? ¿Qué hago?, no me puedo ir, pero si no me voy… por lo menos tengo que esperar los resultados de los estudios de Marcela, no, no me puedo ir, aun así Reserve habitación, me toco tomar la presidencial por que no había otra y reserve vuelo directo a Vallarta y solicite que me lo dejaran abierto. Seguí marcándole a Maite como desquiciada pero no responde, marco a la hacienda y tranquilizo a mi abuela, no le digo que planeo ir a Vallarta, me devuelvo al hospital, estoy temblando del coraje, de la rabia, de… no eso no

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:53 pm

ANAHI
Puerto Vallarta es un paraíso, es una hermosa bahía enmarcada por majestuosas montañas bordeadas por playas de aguas color turquesa y esmeralda, la modernidad y elegancia de los hoteles contrasta con ese aire encantador de estar en un viejo pueblo mexicano que le proporcionan las casas blancas con tejados de barro adornadas con jacarandas y buganvilias así como sus calles empedradas, el hotel en que nos hospedaremos es bellísimo, una antigua hacienda de no muchas habitaciones, este es un sitio propicio para el romance, para la sensualidad, pero a decir verdad, toda ésta perfección, toda ésta belleza me resulta vacía, ya no me vale ni enfadarme conmigo misma por sentirme así, hace dos días que hemos llegado y cuatro que estoy sin ella, sin su presencia, sin su mirada y ya estoy mas allá de la desesperación, de los celos, se que Ricardo la llamó, también antes de viajar hacia acá su abuela lo ha hecho, May la llamo varias veces a su móvil y al teléfono de su piso en la ciudad de México, pero no responde, ¿qué significa eso? Ricardo no da detalles de la tal Marcela, escuetamente le ha dicho a May que es amiga de Dulce, pero ¿qué clase de amiga?, Rosi me ha dicho que Dulce no tiene amigas, se que ya debe saber que estamos aquí, May le ha dejado mensajes diciéndole que veníamos y no le ha importado.
En principio Carlota ha dicho que no podía acompañarnos, pero ya estando aquí nos ha alcanzado y resulta que el hotel está al tope de su capacidad, mi hermana y Ricardo comparten una misma habitación, Poncho, Rosi, Maite y yo estamos solos, y al decidir quién compartiría habitación con Carlota, mi adorado Pepe Grillo me salvó y le cedí la mía a Carlota compartiendo yo con May, aunque esto no es del todo cierto pues en las dos noches que hemos pasado aquí he dormido sola, May me ha confesado que desde hace varios meses tiene una relación con Poncho, que ella estudia en la ciudad de Monterrey y allá se encontró de casualidad con él y las cosas se fueron dando y para cuando se han dado cuenta ya estaban liados, según me dice han mantenido su relación en reserva de todos sus conocidos por varias razones, la diferencia de clases, además la bisexualidad de May, en fin que es asunto de ellos y si me ha pedido discreción pues no me corresponde a mi juzgar sus motivos.
Anahi: pues tendrás que cortarte ambas tetas May, porque ya esta visto que Dulce no vendrá y que le importo nada. – le dije con la mirada perdida en ese mar.
Maite: ay amiga, la verdad es que yo estoy muy sacada de onda, en serio que yo juraba que vendría de inmediato, es muy extraño que no conteste ningún teléfono y no se haya reportado, lo que me hace pensar que algo realmente serio está ocurriendo.
Anahi: ¿algo serio está ocurriendo? tía… acaso estas bromeando, estoy a punto de volverme loca, loca de celos, de desesperación, de abstinencia, ¿te parece suficientemente serio?
Maite: jajajaja … perdón, perdón – dijo ante mi mirada asesina- lo siento amiga, lo que quise decir es que creo que la razón por la que Dulce se fue a México es más grave de lo que pensamos y que ni siquiera sabe que estamos aquí.
Anahi: ¿de verdad lo piensas?
Maite: si claro, no es lógico que no se haya reportado con nadie, ni con sus abuelos ni con Ricardo, además de que Dulce es todo lo mujeriega que quieras pero no grosera, si hubiese visto mis mensajes ya se hubiera comunicado; mira déjame le marco una vez más – hurgo en su bolso para sacar su móvil- ¡auch chihuahuas! Se me olvido el cel. en la habitación… déjame ir por él.
Anahi: no tía, que no voy a arruinarte tu bronceado por mi histeria, si no le interesa pues no le interesa y ya está.
Maite: anda vamos, que de todas maneras casi es hora de comer – me tomó de la mano levantándome junto con ella.
Cuando llegamos a la habitación e May tomo su móvil una sonrisa maliciosa apareció en su rostro.
Maite: jajaja ¿qué te dije? Si yo nunca me equivoco- me dijo poniéndome de frente la pantalla del móvil – ya viste cuantas llamadas perdidas de tu amor tengo jajaja ¿ves? te dije que no había visto mis mensajes y aquí está la prueba.
Anahi: dieciséis llamadas perdidas – mi corazón latió con fuerza al ver su nombre en la pantalla y la cantidad de veces que ha llamado- llámale por favor May- le pedí devolviéndole el aparato.
Maite pulso un botón y luego otro para poner el alta voz escuche un timbrazo, luego otro y…
Dulce: ¡bueno! May ¿por qué no me respondes? te he llamado varias veces.
Maite: sorry amiga deje olvidado mi cel en la habitación y hasta ahora que regresé vi tus llamadas – solo oír su voz a través de ese aparato me provocaba la sensación de un millón de mariposas en mí estomago- amiga donde te metes, ¿si será que vienes a Vallarta?
Dulce: Una amiga sufrió un accidente y está hospitalizada, espero poder viajar a mas tardar mañana… dime una cosa May… ¿esta pasando algo con Anahi y Carlota? – May me hizo una mueca en señal de triunfo.
Maite: ahhh pues sí, ya sabes... el ambiente de "bahía banderas" es más que propicio, la playa, el mar, la brisa marina en las noches, ¿por qué amiga? – con tono de voz ingenuo pero sonrisa malévola.
Dulce: … no por nada… no digas que has hablado conmigo… estoy allá mañana mismo.
Maite: sale aquí te esperamos un beso amiga bye. – y corto.
Anahi: ¿Qué fue eso de Carlota y yo?
Maite: amiga recuerdas que te dije que teníamos que llevar a Dulce al límite –asentí con la cabeza- pues ha llegado el momento y vas a hacer lo que te diga, tienes que ser fuerte y no dejarte llevar por lo que sientes ¿eh?, mañana vas a comprobar que lo que te digo es verdad y la misma Dulce te lo va a demostrar

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:53 pm

DULCE
El avión esta por aterrizar y mi cabeza es una revolución, por lo menos estoy más tranquila en lo referente a Marce, los estudios indican que tiene actividad cerebral y que solo queda esperar a que reaccione; soy un manojo de emociones desconocidas, el aroma delicioso de Vallarta me despeja un poco y mi mente y cuerpo cobran fuerza ¿pelea entre Carlota y Rosi? ¡ja! Si como no, ¡ya estoy aquí! ¡y ninguna de estas pendejas va a quitarme lo que es mío!

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:53 pm

Capitulo 5
DULCE
La suite presidencial, demasiado grande y ostentosa, pero no me quedo mas remedio, no había otra, lo único que me parece espectacular es la vista que tiene y el hecho de que los ventanales del tamaño de ambas paredes diagonales se corran por completo dando paso libre a la grandísima terraza haciendo la ilusión de que flotas sobre el mar, la cama colonial King size, la antigüedad de los muebles me hace sentir que estoy en una de las habitaciones de la hacienda, la panorámica que ofrece la terraza del centro de Vallarta y de la bahía me empuja a fantasear con Anahi completamente desnuda sobre uno de los camastros de la misma, cierro los ojos sumergiéndome en las imágenes de mi mente…mmm, la brisa marina me revitaliza, estos han sido días muy pesados, la angustia por la salud de Marce me agotó física y mentalmente, no puedo obviar la ansiedad por no saber nada sobre Anahi y el stress de las horas previas a mi llegada; aun sigo sin saber qué es exactamente lo que siento y sin querer definirlo, no quiero complicarme más, estoy segura de que la quiero para mí y no le voy a dejar el camino libre a nadie, lo que pase después… no se… por ahora la única certeza que tengo es que muero de ganas por verla, por volver a tocarla, no se todavía en que plan voy a llegar, tampoco quiero ponerla en camisa de once varas, me da la impresión de que si bien su sexualidad está completamente definida no la vive con la misma libertad que yo… bueno supongo que actuare de acuerdo a las circunstancias con que me encuentre, la verdad es que aunque siempre he sido muy segura de mi misma no puedo olvidar el hecho de que cuando llamé a su recamara contesto Carlota, le he dado mil vueltas a esa situación y me produce una sensación que se me va haciendo común estos últimos días, un calor agudo en todo mi cuerpo, un ardor en mis entrañas, ¿serán…? no por favor no, yo no podría sentir eso, es un sentimiento marginal, absurdo y ridículo. Estudio la imagen que me regresa el gran espejo que reposa en la pared a un costado de la cama, necesitas un buen baño Dulce y maquillaje, luces terriblemente demacrada y cansada, cuando esté lista le llamare a Pantera, espero que me ayude a caer de sorpresa, presiento que algo se trae con Maite, no sé bien que es pero su actitud en la fiesta fue muy rarita

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:53 pm

ANAHI
Maite: Dime Alfonso Herrera, mirándome a los ojos dime que Dulce no te ha llamado – prácticamente acorralándolo.
Poncho: mi amor ya te dije que Lobo no se ha comunicado conmigo, caray Maite no lo ha hecho con nadie, ¿por qué estas tan segura que a mí me ha llamado? – al igual que May me parecía que si a alguien le hablaría sería a Poncho.
Maite: te voy a pedir que cuando te llame a preguntar en donde estamos, -porque lo va a hacer- me lo digas amor, si no tendremos un problema tu y yo. – la expresión de Poncho fue la de quién acaban de poner entre la espada y la pared.
Poncho: bueno ustedes las mujeres no entienden que para los hombres es muy difícil traicionar la amistad.
Maite: Los hombres siempre sirven de tapadera de otros hombres… Dulce es mujer –en ese momento intervine interrumpiendo los argumentos de May y la intención de Poncho por debatirla.
Anahi: sé que me conoces de hace muy poco Poncho, ¿pero acaso no me consideras tu amiga también? – Dije en considerable tono de chantaje – a estas alturas en que he compartido con vosotros tantas cosas no voy a mentiros, estoy colgadisima de tu amiga y por lo menos quiero estar preparada emocionalmente para cuando le vea.
Poncho: claro que te considero una amiga, no cualquier amiga Any, pero si Lobo se comunica conmigo y me pide no decir nada pues no lo voy a hacer.
Maite: pues te voy a decir una cosita mi amorcito si Dulce nos cae de sorpresa vas a dormir tu solito lo que resta de estas vacaciones ¿me has entendido?
Poncho: ayyy que complicadas son ustedes las mujeres… no las entiendo, así como ustedes no entienden que no puedo jugarle chueco a Lobo.
Maite: ¿jugarle chueco? Pero si esto es también por su bien, hazle un favor a tu amiga y ayúdanos, te aseguro amor que esto también es por su bien. – Poncho nos miro a ambas con un "ni de coña" dibujado en su rostro.
Anahi: Por favor Poncho, tampoco te estoy pidiendo que le mientas solo que me aviséis que ya llegó, ayúdame por lo menos a no hacer el tonto ¿sí? – le mire suplicante.
En eso el móvil de Poncho empezó a sonar, May y yo le vimos con cara de ¿es ella? Cuando vimos su expresión al ver la pantalla, May le quito el aparato y antes de responder junto sus manos en señal de suplica pulso para admitir la llamada y la puso en alta voz.
Dulce: ¿Pantera? … bueno Poncho ¿estás ahí? - ahora las dos teníamos las manos juntas rogándole a Poncho.
Poncho: Lobo… si, dime… ¿dónde te has metido? – respondió Poncho al fin con el seño fruncido.
Dulce: en el DF (ciudad de México) pasó algo y tuve que ir allá, pero ya estoy aquí… ¿me tienes en spekaer?
Poncho: si, si – nos hizo una mueca como diciendo "ya ven"- es que me estaba lavando la cara Lobo.
Dulce: ahhh … pues te decía que llegue hace un rato, quiero saber qué planes tienen para hoy, ¿dónde van a estar?
Poncho: ahorita quedamos de vernos en la playa.
Dulce: Poncho ¿en qué habitaciones están?
Poncho: yo estoy en la "crown view", Ricardo y Mariana están en la "angel’s view", Rosi está en la "serafín", Carlota en la "ángel dome", Maite y Anahi en la "san Gabriel".
Dulce: ¿Maite y Anahi están compartiendo habitación? ¿porque? – le hacíamos señas de que no dijera mas pero el nos obvio.
Poncho: Carlota nos alcanzó y ya no había habitación, Any le cedió la suya y por eso comparte con May. ¿tú en cual estas? – por lo menos le preguntó.
Dulce: en la presidencial, es la única que alcance, bueno Pantera les caigo en la playa bye.
Maite le reprocho el haberle dado tantos detalles, pero este le reviro diciéndole que lo que le pidió fue que nos dijese cuando llegara y eso ya lo sabíamos. Al final le dejamos y quedamos de vernos en la playa.
Maite: bueno ¿lista amiga?
Anahi: uuhhhmmm –suspire profundo- ¡no! – la mire con susto.
Maite: tienes que tranquilizarte, recuerda en cuanto la veas trátala con cortesía, se muy amable pero marca distancia, muestra poco interés por su ausencia en estos días, tienes que ser fuerte a su cercanía y verte cómoda en la compañía de Carlota o de Rosi fíjate bien con cual se pone peor y entonces eliges, una vez que elijas te tocara llevar las cosas más lejos Any, pero sutilmente solo deja que la elegida haga su labor.
Anahi: ¿hasta dónde permitiré que lleguen las cosas?
Maite: hasta donde Dulce lo permita – mi expresión debió ser de mucha angustia – jajajajaja no seas tonta amiga, te aseguro que no permitirá que lleguen a mucho.
Quisiera tener la seguridad de May, pero no, estoy padeciendo desde ya por lo que tengo que hacer, me va a costar un mundo mostrarle desdén y no creo ver un atisbo de celos por mi cercanía a Carlota o Rosi, en ambas situaciones he estado ya y nunca ha demostrado nada, May dice que el amor embrutece y que por eso no me he dado cuenta, pero que si me lo propongo lo notare y si no en todo caso ella me lo dirá, estoy segura de que a la postre eso es lo que pasara, May tendrá que decidir por mi y haré lo que sigue con la duda de que verdaderamente sirva de algo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:53 pm

DULCE
Poncho estaba raro, podría jurar que no estaba solo, ¿me estoy lavando la cara? Eso estuvo bizarro, pero ¿será? o realmente se estaba lavando la cara y estoy paranoica, sí estoy paranoica, no le dije nada de lo que tenía pensado decirle, de cualquier manera fue fructífera la llamada, es un alivio saber porque razón está Carlota en la habitación que supuestamente es de Anahi; estoy hecha un lio con la ropa, de plano no se que ponerme, nada me parece, nada me gusta, un bikini, nada extremo top y tanga, un short, sandalias, el cabello medio recogido, maquillaje -en serio que sin él me veo demacrada-, ok me miro no muy convencida, me da risa la manera en que me estoy viendo al espejo, siempre he sido muy vanidosa y me gusta hacerlo pero creo que es la primera vez que lo hago de esta manera, parto rumbo a la playa, tengo la boca seca y las manos sudorosas…¿estoy nerviosa? ¿por qué?, ya me estoy hartando de preguntarme eso; ya estoy en la playa, sacudo las manos, necesito beber algo, antes de empezar a buscar tomo algo en el bar, miro con calma, ubiqué a Ricardo con Mariana, cerca esta Poncho con May y Rosi no veo a Anahi, sigo buscando… la veo… ¡carajo! ¡la veo! y siento fuego en mis venas necesito un trago, necesito serenarme, necesito la botella de tequila… ¡hija de su…

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:53 pm

ANAHI
Toda yo soy un cumulo de sentimientos, de sentimientos encontrados, estoy nerviosa, angustiada, tengo miedo… pero estoy emocionada, tiemblo solo de saber que la voy a ver, casi cinco días sin verle, sin sentirla cerca y saber que en un momento mi necesidad será saciada provoca que se me erice la piel de solo pensarlo, tengo que ser fuerte, lograr que no se me note el estallido de felicidad que está a punto de brotar desde mis adentros va a ser toda una hazaña, tengo que ser fuerte… tengo que ser firme… tengo que controlarme, me concentro todo lo que puedo.
Carlota: tienes cara de estar a punto de presentar un examen de física nuclear jajajaja
Anahi: uyyy eso sonó a que tengo una cara muy fea.
Carlota: tú nunca podrías tener una cara fea – anda ya Anahi, tía respóndele algo, concéntrate.
Anahi: Gracias es bonito que le digan a una cosas lindas.
Carlota: ummm pues me la pones muy fácil, contigo las cosas lindas salen solitas.
Anahi: vas a provocar que me ruborice.
Carlota: eso estaría muy bien, ¿quieres ir a nadar? – sentí la mirada de May penetrándome.
Anahi: Vale vamos – me tomó de la mano y yo eché a correr soltándola, me costaba, en verdad me era muy difícil.
Ya adentradas en el mar me dedique a disfrutar del agua y la espuma en mi piel, nadamos, brincábamos las olas, parecíamos dos crías jugando, Carlota aprovechaba cualquier oportunidad para tomarme entre sus brazos, desde un revolcón de las olas, hasta un momento de risa por alguna situación divertida, yo estaba muy consciente de lo que estaba haciendo pero me dejaba hacer sabiendo que en cualquier momento Dulce se podría aparecer, dudosa de que esto surtiera algún efecto en ella

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:53 pm

DULCE
-¡Un Tequila derecho! -le pedí al cantinero- me miró con extrañeza cuando puse el caballito sobre la barra -¡otro! – y a este le siguieron no sé cuantos más, los necesarios para calmarme, mi cerebro repasaba una y otra vez la imagen de Anahi risueña mientras Carlota con su cuerpo pegado a su espalda la sostenía con firmeza de la cintura con ambos brazos, tomándose de las manos, ¡ver como Anahi se le colgó del cuello!, -¡otro! -le dije al cantinero-, me lo tome de golpe al igual que los otros, un poquito de sal en mi mano una chupada a un limón y ¡vámonos!
Dulce: Hola – dije a modo de saludo evitando el besito y colocándome en una tolla sobre la arena.
Poncho: ¿vienes entrada Lobo? – evidentemente mi tufo a tequila era muy escandaloso ¿será que me vieron?
Dulce: entradita nomás.
Ricardo: ¿Que le paso a Marce? ¿Fue muy grave?
Dulce: si es muy grave, está en coma, pero el diagnostico es muy alentador.
Ricardo: ¡¿en coma?! Pero ¿Cómo paso?
Dulce: un accidente – mentí no era cosa de ventilar la privacidad de mi amiga.
Maite: y quien es Marcela amiga, ¿es tu novia?
Ricardo: jajajajaajajaja noooo, Marce es heterosexual.
Maite: ahh entonces es la única mujer que te ha dicho no.
Dulce: Es mi mejor amiga quizá la única amiga que tengo -dije molesta por el comentario- y hay muchas heterosexuales en el mundo que seguro no estan interesadas en mi.
Poncho: no te molestes Lobo, May no lo dijo con mala intención -seguramente así era, no la tenía en ese concepto pero como ando ahorita, no era quien me la debía si no a quien se la cobraba.
Continuamos hablando de trivialidades, yo haciéndome la loca para no voltear hacia donde estaba Anahi con esa bruja, en eso llego un chico güerito de buen cuerpo, alto, rojo como un camarón producto del sol intentando darse a entender en español.
Chico: Hola, yo te está viendo y pensé si me podía estar a ti y hablar uno poquito conmigo y tomar algo tu y yo, tú ¿piensas que pu… ee do?- me dijo con evidente esfuerzo.
Dulce: Si claro por qué no, -me pareció divertida la situación y me levante para ir con él, pedimos algo de beber y estuvimos charlando un rato, pude facilitarle las cosas y hablarle en ingles pero me pareció muy divertido escucharlo, no es que me burlara, no al contrario, siempre he admirado como los canadienses y los estadunidense no le temen a hablar nuestro idioma y me choca un poco que a nosotros nos da pena hablar en inglés por vergüenza a que nos escuchemos mal, carajo si no es nuestro idioma, es lógico que cometamos errores, bueno el caso es que Keith resulto muy agradable, es corredor de bolsa en Nueva York vive en Manhattan y tiene veintinueve años es soltero y heterosexual y "según él" cuando vio mis ojos pensó que había conocido a la mujer con la que se casaría, su expresión fue graciosa cuando le dije que yo no me casaría y que en el remoto caso de que lo hiciera lo haría con una mujer, después de un momento incomodo seguimos charlando por un buen rato mas, nos despedimos con la promesa de salir a disfrutar de la vida nocturna antes de que cualquiera de los dos dejara Vallarta, regrese donde los demás y ya estaban ahí Anahi y Carlota, a diferencia del resto me acerque a saludar a Anahi y le bese en la mejilla.
Dulce: Hola Any ¿Cómo te lo estas pasando?
Anahi: Muy bien gracias.
Carlota: ¿y a mí no me saludas?
Dulce: por supuesto Carlota "es un placer encontrarte aquí"
Maite: oigan como que es hora de que vayamos a comer algo ¿no?
Decidimos ir a nuestras habitaciones a darnos un baño y cambiarnos de ropa para ir a comer, más bien cenar y después irnos de antro, Anahi estuvo... como decirlo… seca conmigo, fue amable y cordial pero seca… aunque el tequila había hecho su labor y podía aparentar tranquilidad, por dentro estaba que me cargaba la chingada.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:53 pm

ANAHI
Desde el instante en que le vi llegar a donde estaban todos con ese aire seguro que siempre tiene, todos mis esfuerzos se fueron por el caño, ya no pude hacer otra cosa que mirarle, mirarle sin importarme que Carlota se diera cuenta, sin importar los consejos de May, mis ojos no obedecían solo ansiaban deleitarse con ella, con su figura, con esas largas y bien torneadas piernas, su cintura bien acentuada por el perfecto tamaño de sus caderas, sus senos de mediano tamaño, pero como siempre sus ojos, esos ojos que me embrujan y mi cuerpo traicionero vibra ante su sola presencia, así esté a tantos metros de distancia, en cambio a ella se la ve tranquila, sonriente como casi siempre, ni siquiera me ha buscado, no he visto una señal de interés por mi ausencia, sus ojos permanecen en dirección a todos y a nadie… espera, espera… se le ha acercado un tío… y ella le sonríe, se levanta y… ¡¿se va con él?!, ¡*******! Anahi todo te sale al revés, ¿pero que no se suponía que la que tendría que estar ardiendo en celos es ella?, todo mi cuerpo adquiere vida aparte alimentado por la cólera y camina solo hacia donde están todos, May me mira intentando calmarme, pero nada puede hacerlo, no puedo dejar de verla divertida con el tío ese que se la come con los ojos, le acaricia el cabello y ella lo permite, ¡¿Por qué coños lo permite?!... no entiendo nada, que no se supone que no le van los tíos.
Maite: Any quita esa cara mujer… ¿en qué quedamos? – me hablo al oído.
Anahi: ¿pero es que tu le has visto?
Maite: no digas nada, que ahí viene, al ratito hablamos y has todo como quedamos… sí puedes Anahi, sí puedes.
Sentirla… su cercanía, joder, no fue fácil controlar los estremecimientos de mi cuerpo y de mi voz, pero creo que no ha ido tan mal. Ella fue… ¿cálida conmigo?… si sentí calidez en su mirada y en su voz… y como siempre mi imaginación juega conmigo y creo haber notado un dejo de tristeza al sentir mi frialdad, sus palabras hacia Carlota fueron corteses pero sonaron irónicas, claro que eso no necesariamente tiene que ver conmigo, ellas siempre se han odiado. De cerca pude ver cansancio en su rostro, me da rabia no poder preguntarle donde es que ha estado estos días, May casi me lleva volando a la habitación cuando nos separamos del resto del grupo.
Maite: ayyy Any me han entrado unas ganas de matarte, pero que suerte has tenido de que Dulce no volteara a verte cuando por fin se hizo presente, porque si lo hubiera hecho lo habrías arruinado todo.
Anahi: ¿suerte? dices que eso fue suerte, ¡paso de mi May!, con toda la facilidad del mundo, pasa de mí, no le intereso nada ¡¿y tú le llamas a eso suerte?! – Ella me miraba divertida, cosa que a mí me enfureció mas- ¡no le veo la gracia tía! ¿va a ser necesario que folle con Carlota frente a sus narices a ver si así por lo menos se rasca?
Maite: ¡claro! – sonó como comprendiendo mi reacción-… es que tú no la viste cuando llego.
Anahi: si le he visto… le he visto desde que llego.
Maite: no Any tú la viste cuando llego con nosotros no cuando llego a la playa, creo que solo Poncho y yo la vimos, te vio con Carlota amiga y le cayó como bomba.
Anahi: ehh… ¿Cómo?.. ¿en qué momento?
Maite: llego al pie de la playa la vi desde que nos empezó a buscar con la mirada y cuando no te ubico empezó a buscarte y te vio con Carlota jugueteando en el mar… créeme amiga que estaba enojadísima, se fue al bar y estuvo bebiendo un buen rato, supongo que para calmarse. Algo tienes que tener muy claro Any, Dulce no va a perder los estribos fácilmente, en serio vas a tener que poner mucho de tu parte para que eso suceda.
Anahi: ¿y si se ha puesto así por la rivalidad que tiene con Carlota? ¿ si no es por mi?
Maite: ¡Anahi me desesperas!... me ha tocado ver a estas disputarse campeonatos y mujeres muchas veces y Dulce se divierte en esas disputas, nunca la he visto enojada y hace un rato estaba encabronada mujer, muy encabronada.
Anahi: ¿de verdad?- le sonreí poniendo carita de niña que le acaban de decir que le van a regalar la muñeca que tanto desea.
Maite: de verdad… tonta jajajaja, ahora porfa amiga ¡hazme caso! ¿sí? –asentí con la cabeza llena de emoción, deseando que todo eso fuera realidad y que el ridículo que iba a hacer valiera la pena –bueno ahora toca escoger que vas a usar esta noche, tienes que ir a matar niña

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:54 pm

DULCE
¿Qué pedo contigo Dulce?, esta niña me está afectando demasiado, no me gusta, no me gusta lo que acabo de experimentar ¿qué es esta sensación?… ¿me pudo?, si me pudo su indiferencia, me trato como si nos hubiéramos visto ayer, al parecer mi ausencia le fue inclusive, es evidente que se la está pasando bomba… es que ¿acaso lo que paso entre nosotras la noche anterior a mi partida no significo nada para ella?... ¿y para mí que significo?, ¿por qué con ella soy así?, ¿por qué con ella me siento así?... ¿qué me está pasando contigo Anahi?
Después de otra batalla con el espejo, decidí dejarme lo último que me estaba probando cuando me di cuenta de la hora, pensé que podría interrogar a Poncho, pero lo deseche de inmediato porque para hacerlo tendría que darle respuestas así que me toca irme a ciegas en esto. He sentido a esa mujer temblar en mis brazos, la he escuchado suspirar con mis besos. NO ME LA VOY A DEJAR QUITAR

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:54 pm

ANAHI
Maite: mmm no rojo no… negro tampoco… mmm ¿rosa?... tampoco – ambas camas eran una montaña de ropa la mía y la de ella, sonrió con expresión de haber encontrado por fin la armadura perfecta para esta noche y es que me siento como a punto de entrar a un campo de batalla -el azul es perfecto resalta el color de tus ojos, tu cabello y tu piel… sí resalta esa belleza etérea que tienes.
Me sentía muy ridícula haciendo todo esto, como si fuera una púber jugando a la gran conquistadora, pero es tanta mi ansia por conquistarla que estoy dispuesta a hacer lo que sea, a dar lo que sea necesario, hasta mi sensatez, claro que ésta hace rato que la he perdido, ahora solo soy un manojo de emociones y pensar que según yo me he enamorado antes varias veces, pero esto que siento es tan distinto, un millón de veces más intenso, me controla todos los sentidos, me pierde, me impulsa, llevándome a la gloria y al infierno… estoy enamorada hasta la medula de la persona más peligrosa para mi corazón y temo que voy a salir herida, pero es tanta mi locura que no me importa nada ya, quiero vivirlo, quiero llevarme este recuerdo así me duela el resto de mi vida.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:54 pm

DULCE
;;Ahhhh Parece un ángel… ¡Dios!, ¡que bella esta!, esta sensación en mi pecho, en mi estomago, estas ganas de abrazarla, de acariciarla, necesito saber que es mía, pero está resguardada de un lado por Rosi y del otro por Carlota, una le acaricia el brazo la mano, la otra la mejilla, el cabello y le habla al oído y yo paralizada, sin atreverme a hacer nada y es que nunca le he pelado una mujer a nadie, nunca he sentido esa necesidad, ni siquiera con Carlota, es decir confieso que si le he bajado varias chavas, pero… era… como decirlo… natural… y en este momento mi mente y mi cuerpo no son capaces de coordinarse, Rosi me mira a cada movida que da con Anahi, se que lo que pretende es hacerme rabiar, pero a pesar de tener la certeza de que su interés no es verdadero detesto que la toque; y Carlota mi eterna rival… es curiosa mi sensación, pero me sucede exactamente lo mismo, no es que quiera ganarle de nuevo la partida no… lo que quiero es que le quite las manos de encima, que deje de hablarle al oído ¡carajos será que Anahi puede dejar de sonreírle así! ¡porque la deja tocarla de esa manera!, ¡no quiero que la toque! ¡ no quiero que la toque!, estoy a punto de saltarles encima, respiro profundo y me levanto para salir casi corriendo a los baños, una vez ahí golpeo la pared con todas mis fuerzas y grito todos los improperios que me sé, me mojo la cara, respiro profundo tratando de calmarme y me dirijo tratando de dibujar la mejor de mis sonrisas hacia la mesa.
Ricardo: estamos discutiendo que tipo de antro escoger ¿Tu qué piensas?- me cuestiona mi hermano ajeno totalmente a mi tempestad interna.
Dulce: el que ustedes decidan por mi estará bien.
Carlota: uno romántico y que sea mixto, para sentirnos cómodos todos –hija de su puta… -y para que te ligues algo Dulce es deprimente estar solita en Vallarta.- ¡vas y ******* a tu m..! Sola te vas a quedar tu cabrona, pensé mientras le sonreía, no le voy a dar el gusto de verme emputada.
Maite: vaaaaamoooonoooossss que la noche es joven.
Arribamos a un lugarcito bastante mono a media luz, en la zona romántica de la bahía, en un momento se esfumaron Ricardo y Mariana, Maite y Anahi se perdieron unos minutos pero en cuanto volvieron Carlota se adueño de ella y Poncho se fue a Bailar con May, nos quedamos Rosi y yo solas, pero no estaba el horno para bollos y respondí a sus iniciativas de conversación con monosílabos, así que se fue furiosa no se adonde. Yo no le podía quitar los ojos de encima a Anahi que realmente se veía hermosa en ese vestido azul cuya tela caía sobre su cuerpo dibujando sutilmente las formas que cubrían dejando a la imaginación el resto de los trazos, en esos momentos solo bailaban, no me gustaba pero por lo menos no pasaba nada mas allá, no me entendía, vine aquí decidida a quitar de en medio a quien se me pusiera enfrente y ahora mismo me sentía incapaz de hacer nada, me daba pánico que los demás se dieran cuenta de lo que me estaba pasando, no podía controlar esta situación como tantas otras porque todas mis energías estaban puestas en controlar esta tormenta interna, no quería perder los estribos, no quería hacer el ridículo, me dedique a observar refugiada por esta semioscuridad cada uno de los movimientos de ese cuerpo que deseaba como nunca he deseado nada en mi vida, una sensual voz me saco de mi ensimismamiento
Desconocida: hola io soy Adua te estoy viendo desde hace un momento, estas multo sola, te importaría si me siento contigo - me volví en dirección a ese sonido casi musical para encontrarme con unos ojos verdes propiedad de una chica muy morena de cabellos muy cortos, bellísima.
Dulce: hola Adua yo soy Dulce y me encantaría tu compañía –le sonreí haciendo un ademan con mi mano para que se sentara.
Adua: perdona si soy muy directa, pero io soy así y tú me gustas mucho, me interesa saber si no me estoy equivocando y quizá no estés interesada.
Dulce: pues si que eres directa -le dije con verdadera sorpresa- ¿y cómo no estar interesada en una mujer tan bella.
Adua: ohh eso es muy lindo oírlo, es una verdadera lástima que ahora mismo me tengo que ir, mi vuelo sale en unas horas pero me darías tu teléfono io voy a regresar en unos días a la capital, te llamo y quedamos, io voy hasta donde tú me digas.
Dulce: claro que si –busqué en mi cartera y le di una tarjeta de presentación con la certeza de que no volvería a saber nada de ella pero al leer la tarjeta me dijo.
Adua: ¿tu vives en la ciudad de México?, io viajo mucho para ahí por negocios. Te llamare ciao -y se marcho dándome un pequeño pico en los labios.
Cuando mi mente y mis ojos regresaron a lo que verdaderamente les importaba me di cuenta de que ya nada podía detener lo que estaba a punto de desatarse, no había anestésico posible, mi cuerpo entero se convirtió en un volcán

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:54 pm

ANAHI
¿Será posible?... o como siempre lo estoy imaginando, me mira de una forma extraña, con admiración, con deseo, pero un deseo mas allá de lo carnal, mil hormigas recorren mi piel, me estremezco, pero me enfoco en lo planeado, esta vez no daré paso en falso, me dejo conducir por Carlota hasta la mesa y recibo alegre las caricias furtivas y mal intencionadas de Rosi, que pasea su mano desde mi hombro hasta mi antebrazo, descansa su mano sobre la mía, se con claridad cuáles son sus intenciones a diferencia de las de Carlota que si está en verdadero plan de ligue y es mucho más atrevida, pega sus labios en mi oreja, me pasa los nudillos por la mejilla y no sé si a ella le importa pero por lo menos no me ha quitado el ojo de encima, su expresión es seria, lo que me da un rayo de esperanza en que esto verdaderamente funcione.
Estamos en un sitio muy bonito con ambiente bastante bohemio y romántico, hay parejas de chico y chica, chico y chico y chica con chica, May me dice que la elegida debe ser Carlota y concuerdo con ella.
Estoy en la pista con Carlota y bailo normal, no me atrevo a nada más y me cuesta permitirle avances, es decir no soy una santa pero nunca he sido de ligues casuales y cuando mi corazón está comprometido simplemente me resulta imposible ver a alguien más con deseo o gusto y ahora mismo mi corazón ya no es mío, le pertenece completamente a esa mujer que no hace sino mirarme con expresión extraña. En ese momento vi a Dulce hablar con una mujer muy bella, la vi sonriente ligándose a la morenaza esa y la ira y los celos me brotaron por cada poro, sin poder evitar el resoplido que emití.
Carlota: Ella no es para ti Anahi –su voz suena gentil, sin afán de herir- no pienses que te lo digo por mi rivalidad con ella, hay muchas cosas que tendría que explicar más profundamente para que entendieras la sinceridad de mis palabras, lo que te digo es que Dulce no es para ti porque no es para nadie -noté como su mirada se nublo y algo dentro de mí se movió comprendiendo de pronto una verdad acojonante.
Anahi: pero… es que tú… ¿tú sientes algo por ella?
Carlota: … -suspiro- nunca imagine decirlo en voz alta y menos a otra de sus chicas… desde niña, pero por mi forma de ser no encontré otra manera de estar siempre presente en su vida que así, no soy una persona fácil ¿sabes? no me conformo fácilmente y decidí que si no podía tener su amor tendría su odio –calló, cabizbaja continuó- me apena muchísimo reconocer que mis intenciones al acercarme a ti inicialmente no fueron muy diferentes a las de Rosi, digo eres bellísima pero también me movieron los celos… si, también me he dado cuenta de que tú eres especial para ella… pero sinceramente te digo que creo que vas a salir lastimada, espero que no… pero Dulce es como es y no creo que cambie, no lo hace por maldad, es simplemente su naturaleza… pero quién sabe, a lo mejor lo que intentas funciona… no te sientas mal conmigo – dijo serenamente al notar la vergüenza reflejada en mi cara- pero hay que hacerlo más contundente, úsame, mira que no ha dejado de verte, no sé si de verdad se logre el propósito, pero vamos a intentarlo.
Me brindo una sonrisa franca, sincera y yo le devolví el gesto, entrelace mis brazos alrededor de su cuello en un gesto comprensivo, empático.
Anahi: ¿me besarías? Por favor –le pedí a Carlota.
Carlota: ¿segura? – asentí ligeramente con la cabeza.
Ella fue acercándose poco a poco a mis labios mientras yo cerré mis ojos, temiendo que de no hacerlo me retractaría, fueron segundos pero se me hicieron eternos, apenas note el aliento de Carlota cruzarse con el mío cuando sentí unos dedos enterrándose en la piel de mi brazo y halarme con fuerza, abrí los ojos sobresaltada y vi su rostro enrojecido, esos ojos negros que adoro parecían dos hogueras y sus labios generalmente húmedos, rojos y carnosos lucían tensos carentes de color.
Dulce: ¡Ya fue suficiente! ¡Tú y yo nos vamos ahora mismo! –mirándome fijamente y pasando de Carlota.
Carlota: Estúpida ¿no te das cuenta de que ella está conmigo?, de que quiere estar conmigo.
Dulce: NO, ella está conmigo, ella se va conmigo… –lo dijo de tal forma que dejo muda a Carlota, soltó mi brazo y tomo mi mano halándome con delicadeza pero firmemente hacia la salida

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:54 pm

DULCE
Ver cómo estaban de pie en la pista sin bailar solo mirándose de esa manera extraña, diciéndose no se qué cosas, hizo que el esfuerzo por contener toda la rabia acumulada fuera nulo, desbordándose cual caudal embravecido, mientras caminaba hacia ellas las vi abrazarse, estaban a punto de besarse y apresure el paso, casi corrí, en ese momento ya no supe de mí, no sé que dije ni que hice, solo recobre la conciencia cuando fuera de ese lugar seguía caminando sin saber a dónde con Anahi de la mano.
Anahi: ¿me puedes decir que coños te sucede tía? – Me dijo soltándose de mi mano- que yo no soy un objeto, te enteras… no soy una de tus mujercitas, no soy de tu propiedad.
Dulce: yo… yo solo… no sé que me paso... – balbucee.
Anahi: ahhh no sabes que te paso… pues te diré que te paso tía… ¡que la señorita está acostumbrada a que lo que toca le pertenece y que solo ella decide cuando lo bota! ¡eso es lo que te sucedió ahí dentro!
Dulce: ¡Noooo!, no es así – grite tomándola por los hombros volviéndola hacia mí.
Anahi: ¿no? ¿no es así? dime como es entonces Dulce, has actuado como si fueras mi dueña, segura de que me puedes tomar a la hora que se te dé la gana y desecharme igual -vi las lágrimas empezar el recorrido por sus mejillas y eso me quebró.
Dulce: no Anahi, eso no es así, yo… yo no actué así porque te considere un objeto….
Anahi: dime entonces por qué lo has hecho, porque yo ya no soporto este juego Dulce, me rindo, tu ganas, vale ¡tu ganas! – se cubrió su rostro con sus manitas, sollozando.
Dulce: Lo lamento…-me acerque temerosa- lamento lo que dije allá dentro, pero no estaba pensando, ¡no lo soporte más! ¡son horas torturándome! ¡Imaginado a Carlota o Rosi tocándote! y llego y te veo en sus brazos, feliz todo el día con ella y cuando te vi mirarla de esa forma, abrazarla de esa forma, ya no pude…- levante su rostro para que me viera se lo quería decir mirándola a los ojos, necesitaba que su mirada azul me diera las fuerzas necesarias para asumir que experimente con toda la intensidad de que era capaz ese sentimiento primario y absurdo que siempre he considerado ridículo -¡estoy celosa! estoy tan celosa que no sé cómo me contuve para no golpear a Carlota el día de hoy, no sé cómo no la golpee cuando estaba a punto de besarte, ¡muero de los celos si alguien te toca, si te miran con deseo, si te veo sonreírle a cualquiera como te vi hoy hacerlo con ella!
La abrace con toda la ternura de que soy capaz, la tome por la barbilla y la besé suavemente, despacito, saboreando cada parte de sus labios, inspeccionando con mi lengua cada espacio de su boca y permitiéndole a la suya hacer lo mismo, ella separó sus labios de los míos y me susurro al oído.
Anahi: vámonos ¿sí?
Yo no respondí con palabras, caminamos abrazadas, besándonos de cuando en cuando, me deje llevar por las sensaciones que cada roce y cada beso producían en mí, llegamos a mi habitación, estábamos en silencio, no sé cuánto tiempo me perdí en sus ojos azules, acariciándole el cabello de la raíz a la punta con ambas manos, dibuje con la yema de mis dedos el contorno de su rostro, de su cuello, sus hombros, le tome con delicadeza del cuello y el mentón con ambas manos y la atraje hacia mí cubriendo su boca de breves besos, sus mejillas, su nariz regresando de nuevo a esos labios, recorriendo de nuevo cada poro de la piel de su rostro apenas en un roce, nuestras miradas se encontraron, mi frente pegada a la suya, sus manos caminaron hacia mi cuello y mi boca hacia la suya, movimientos leves, suaves, sutiles, probándonos, saboreándonos de nuevo por largo rato para después dejar que nuestras lenguas iniciaran un baile lento, pausado, que se fue intensificando, mis manos se deslizaban sobre su espalda por encima de la tela que la cubría, ella desataba mi cabello, con movimientos suaves sin dejar de besarla le desabroche la cremallera y en una caricia escurrí los tirantes que se ceñían a sus hombros, la tela de su vestido se deslizo por su piel hasta llegar a sus pies, yo seguí besándola mientras sus dedos desabrochaban uno a uno los botones de mi camisa, sus manos fluyeron sobre mi vientre, abdomen, mis senos, aunque cubiertos por la tela que los arropaba se erizaron ante su paso, mi clavícula, mi cuello y hombros, extendí mis brazos hacia atrás permitiendo que me despojara de esa prenda, nuestros labios unidos, separándose solo lo necesario para tomar aire, nuestra lenguas entregadas a esa danza deliciosa, el coloquio de nuestros cuerpos entendiéndose a la perfección, nuestras manos quitando una a la otra las ultimas prendas que nos estorbaban para que todo fuera piel, su piel y mi piel, su cuerpo y el mío, unidos en lo que en ese momento parecería una masa amorfa de movimientos cadenciosos, de extremidades entrelazadas, con mis labios pegados a los suyos le susurre -"te necesito" - mi lengua resbalo hasta su cuello, a sus hombros, conduciéndola hacia la cama recorrí con manos, lengua y labios toda su piel de la cabeza a los pies reconociéndola entera, mi peso sobre ella deleitándome en el contacto de nuestros cuerpos, nuestras bocas saboreándose con desespero, entrepiernadas sintiendo la humedad de su intimidad, regalándole la mía en una antología de besos y caricias, de susurros inteligibles, de gemidos ahogados retrasando al máximo el momento, hasta que nuestra carne no pudo más y mis dedos palparon con suavidad los mojados labios vaginales, examinaron cada área de su intimidad, sus piernas me abrieron camino para saciar mis ganas de sentir lo que en este momento sentía mío solo mío y toque, sentí, acaricie, aquella zona que me recibió húmeda, caliente, palpitante, sentí su mano aprisionar mi vulva, sus dedos juguetones y tiernos internarse en mi, nuestras caderas iniciaron movimientos rítmicos, acompasados, nuestras bocas y lenguas siguieron besando, lamiendo, queríamos mas y hurgamos ambas en nuestro interior, nuestras caderas pasaron de movimientos lentos a meteóricos, su brazo libre me aprisiono con fuerza, nos mirábamos fijamente hasta que ambas explotamos en una marea de placer, mi cuerpo se desvaneció sobre el suyo que se había liberado del último átomo de energía al abrazarme; la humedad de sus ojos desparramarse sobre su rostro me lleno de un sentimiento de infinita ternura, no dijimos nada, en ese delicioso silencio solo se escuchaban las olas del mar y la respiración de dos mujeres con brazos y piernas entrelazadas, cada espacio de nuestros cuerpos húmedo y pegajoso, estuvimos así hasta que el cansancio producto del éxtasis nos hizo caer en un profundo sueño.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:54 pm

ANAHI
Desperté, sentirme aprisionada en esos brazos me hizo abrir los ojos para constatar que era ella la que me abrazaba, que era su respiración la que sentía en mi rostro, le miré por largo rato, extasiada en sus rasgos, en su respiración pausada, el aroma a salitre y la brisa marina me dieron ganas de salir a la terraza, con suavidad me desprendí de ese abrazo, me enrede en la sabana y me encamine hacia la barandilla, suspiré, a lo lejos se escuchaba un mariachi entonando unas letras que me estremecieron.
"Despacito, muy despacito se fue metiendo en mi corazón
Con mentiras y cariñitos la fui queriendo con mucho amor
Despacito, muy despacito crecía la llama de mi pasión
Y sabiendo que no era buena le di mi vida sin condición
Y hoy que quiero dejarla de amar no responden las fuerzas de mi alma
Ya no sé dónde voy acabar, pero yo ya no puedo olvidarla
Despacito, muy despacito, me dijo cosas que nunca oí
Me enseño lo que tantas veces con otros labios no comprendí
Pero todo, todo se acaba
La dicha grande también se va
Y nos deja nomas recuerdos, recuerdos de ella que no vendrán
Y hoy que quiero dejarla de amar no responden las fuerzas de mi alma
Ya no sé dónde voy acabar, pero yo ya no puedo olvidarla"
Aquellas frases me llegaron al alma y volví a sentir el temor atenazando mi corazón, saldría herida como me habían advertido, como yo misma sabía, pero lo que había pasado no lo cambiaba por nada, esta noche sentí que por primera vez en mi vida hice el amor, esta noche por primera vez supe lo que es amar de verdad, me entregue como nunca antes lo hice y sentí que ella se ha entregado a mí con la misma pasión, con la misma ternura. Sus brazos me rodearon, sacándome de mis pensamientos, besándome la mejilla, me volví encontrándola frente a mi completamente desnuda.
Anahi: jajajaja pero tú estás loca tía, que te pueden ver.
Dulce: hazme un espacio dentro de la sabana – me la quitó y la volvió a colocar encima de las dos, tirité al sentir el calor de su piel y su boca en la mía- ¿tienes frio mi amor?- pregunto con sus labios pegados a los míos, mi temblor al escuchar esas palabras se acrecentó.
Anahi: no – dije sin dejar de besarla.
Dulce: ¿no? –Se separo mirándome a los ojos con picardía – ¿entonces soy yo la que te provoco ese estremecimiento?
Anahi: engreída –le di un empujón quedando yo fuera de la sabana.
Ella termino por aventarla y me volvió a abrazar, besándome con más pasión nos fue llevando hasta recostarnos en uno de los camastros.
Dulce: ¿sabes? Esta mañana cuando llegue te imagine desnuda aquí mismito y te hacia cositas muy ricas.
Anahi: ah sí ¿qué cositas?
Dulce: ¿te las platico o te las hago? – me dijo metiendo su lengua en mi oreja provocando un gemido involuntario.
Anahi: no se, ¿puedes hacerlas y platicarlas a la vez?
Dulce: pues esta difícil, porque lo que imagine requiere de mucha lengua.
Hicimos el amor una y otra vez, nos saboreamos sin saciarnos, hasta que el cansancio de nuestros cuerpos termino por vencernos y nos quedamos dormidas. Desperté con el delicioso sabor de su sexo en mi boca y la placentera sensación de su cuerpo pegado a mi espalda y sus brazos aprisionando mi vientre.
Dulce: no te levantes, no te muevas – me dijo al sentir la intención de mi cuerpo- quédate así conmigo -me apretó mas entre sus brazos.
Anahi: necesito ir al servicio - le dije acariciando sus brazos.
Dulce: hazte pipi aquí – me beso en la nuca.
Anahi: jajaja tu sí que estás loca tía.
Dulce: estoy loca por ti mi amor – me volvió hacia ella colocándose encima de mí, "mi amor" me estremezco al escuchar esas palabras, seguramente la intención de ella al pronunciarlas no es la misma con que las reciben mis oídos, pero amo escucharlas, me besa el cuello, la boca, los senos, sus manos me recorren toda de nuevo, las piernas se abren, friccionamos nuestras vulvas rozando clítoris contra clítoris, nuestros movimientos pasan de pausados a frenéticos, hasta que nos tensamos por el estallido de placer.
Anahi: cariño – me sorprendo ante esa palabra que pronuncia mi boca porque me sale del alma- en serio tengo que ir al baño.
Dulce: sale pues vete, abandóname – me hace un puchero que me hace tomarle la cara con ambas manos y besarla, doy un brinco y corro al servicio.
Escucho el teléfono de la habitación sonar y a ella responder.
Dulce: hola… si está conmigo, sale gracias Maite… no sé… te envió un mensaje ¿va? … yo tengo otros planes… pero no se ella… por eso te envió un mensaje en un momento.
La veo de pie en el marco de la puerta del servicio a través del espejo, me sonríe, adoro verla desnuda solo esa cascada de chocolate que cubre espalda, hombros, brazos hasta la cintura.
Dulce: era Maite, no sé si tendrás problema con eso, pero le dije que estábamos juntas, estaba preocupada por ti, le dijo a todos que seguías en la habitación, creo que tienes que comunicarte con Ricardo o tu hermana, para que los tranquilices…- me miró dubitativa, con expresión de no encontrar las palabras para decir lo que quería decir- también quería saber si los alcanzábamos, creo que quieren dar un paseo en yate, le dije que te preguntaría… pero a decir verdad a mi me gustaría que pasáramos el día tu y yo aparte.
Su mirada era muy diferente, me volví recargándome sobre el lavabo y estire la mano en ademan de que se acercara, al hacerlo me levanto hasta hacerme sentar sobre la superficie plana de éste quedando a su altura, se acomodo entre mis piernas, entrelace mis brazos alrededor de su cuello, ella me rodeo la cintura con los suyos, pegue mi frente a la suya.
Anahi: pues claro que prefiero que estemos solas tú y yo – le bese mordisqueándole los labios, ella me abrazo con más fuerza y por primera vez la escuche suspirar.
Dulce: tengo hambre ¿nos damos un baño rapidísimo para ir a desayunar fuera? – me dijo sonriente.
Anahi: vale pero antes hay que hacer llamadas, tu le avisáis a May y Poncho, y yo hablo con Ricardo y Mariana.
Dulce: ¿a May y Poncho? – me miro con cara de desconcierto y mi expresión fue la de alguien que ha dicho algo que no debió.
Anahi: bueno quise decir a May. Porque ella es mi amiga y a Poncho porque es el tuyo… y… pues eso – me hice una pelotas impresionantes desparramándola más todavía.
Dulce: jajajajajajajaja si mi amor intenta componerla – suspire al escuchar esas dos palabras otra vez.
Anahi: vale pues ya he metido la pata hasta el fondo, pero por favor podrías fingir que no estás enterada.
Dulce: sale, pero quiero detalles - hable a la habitación de Ricardo y Mariana y he preferido decir la verdad que estoy con Dulce y que pasare el día con ella, sé que no les ha hecho mucha gracia pero no me han dicho nada, Dulce le hablo a May diciéndole que hoy no les veríamos. Luego del baño "rapidísimo" que tomamos juntas fuimos a mi habitación a que me mudara de ropa y salimos sin rumbo fijo.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:54 pm

DULCE
Me desperté y sentí un desasosiego al verme sola en esa enorme y revuelta cama totalmente desnuda, escuche música a lo lejos y cuando me incorpore mis ojos la vieron enredada en la sabana al borde de la terraza, me encamine hacia ella y la abrace con fuerza, en un jugueteo ella quedo frente a mí en todo el esplendor de su desnudes muy cerca de un camastro trayendo a mi mente mi fantasía de hacia una horas y procedí a hacerla realidad, hemos estado juntas una y otra vez, y mis ganas de ella no se agotan, lástima que mi cuerpo sí y me quedo dormida con ella en mis brazos. Cuando despierto la veo dormida aun, nuestros cuerpos se han separado durante el sueño, pero necesito sentirla y me pego a su espalda y la abrazo, aspiro profundamente deseando llenarme de su olor, sigo sintiendo un profundo temor a mis sentimientos por esta mujer, pero me niego a dejar de sentirlos, me inundan los recuerdos de anoche cuando la tuve por primera vez, nunca en mi vida he sentido a una mujer como al he sentido a ella, nunca me he entregado como lo hice con ella, no fue solo corporal fui mas allá en cada beso en cada caricia iba algo muy mío, muy de mis adentros, todavía no me atrevo a ponerle nombre, lo único que quiero es disfrutar de estos momentos, se que se irá pronto y yo todavía no decido nada sobre mi futuro y tampoco sé si seré capaz de entregarme a una relación, de estar solo con una mujer y tengo la certeza de que con ella las cosas tendrían que ser así, mi única convicción en estos momentos es que los días que este aquí la quiero para mí y me quiero con ella.
Siento el impulso de su cuerpo intentando levantarse, la aprieto mas y se lo impido, bromeo con ella y volvemos a entregarnos al placer que nuestros cuerpo se producen, me sorprende lo cariñosa que soy con ella, es decir, soy una persona muy cariñosa, lo soy con mi familia, con mis caballos, lo era con Chocolate el perro gran danés que recibí como regalo en mi cumpleaños 9, pero nunca he sido cariñosa y tierna con una mujer, pero con ella las palabras melosas me brotan solas, sin pensarlas, sin poder evitarlas, me sorprendo también ante la emoción que me produce cuando se comporta cariñosa conmigo, cosa que siempre deteste con otras mujeres, Maite llama preocupada porque que Anahi no ha ido a dormir a su habitación, me extraña que haya llamado hasta ahora, la tranquilizo y reconozco que está conmigo, después de una breve conversación voy al baño en busca de Anahi, la observo frente al espejo del lavabo, se ve preciosa despeinada, desnuda, me invita a acercarme y aprovecho para volver a meterle mano, nos ponemos de acuerdo para pasar el día y una vez que resolvemos lo acordado la veo meterse a la ducha y la sigo, siento su piel mojada en la mía y me extasió, la beso, la acaricio recorriéndola toda, la empujo contra la pared con suavidad y bajo hasta su pubis separando sus piernas, comiéndomela entera saboreando el producto de su éxtasis.
Ambas estamos hambrientas y vamos en busca de un sitio donde comer, quiero llevarla a un lugar especial, deseo que este día sea inolvidable para ella, para las dos, decido que vayamos a la isla Rio Cuale.
Me fascina ver su expresión embobada al ver el paisaje que se presenta ante sus ojos, comemos en un restaurantito a orillas del río, yo ordeno chilaquiles y ella me arma pulla entre risas por no ordenar algo del mar, me da toda una cátedra de los valores nutricionales del pescado y los mariscos, después de escuchar que no me gustan, me hace reír, me obliga a probar de su pescado zarandeado y yo le obligo a comer de mis chilaquiles, me mato de la risa al ver el enrojecimiento de su cara y dar brinquitos en la silla haciéndose aire con ambas manos, ella me da un golpe en el brazo por mis burlas, le veo tomarse su bebida y la mía de golpe pero no se le quita lo enchilado, la tomo de la mano y sacudo el salero en su palma, le digo que chupe y repito la operación varias veces, hasta que siente que se le pasa un poco.
Anahi: ya una vez comí esto en casa de tus abuelos pero no estaban tan picantes… como puedes comer eso corazón te vas a quedar sin estomago.
Dulce: es que los que comiste en la casa seguro te los prepararon con casi nada de picante sabiendo que eran para ti jajajaja y no te preocupes por mi yo estoy acostumbrada a comer chile desde que tengo uso de razón, la comida no me sabe a nada sin picante.
Anahi: estás loca, como puedes disfrutar de una comida que te quema los labios, la lengua, la boca entera, el esófago y las tripas.
Dulce: te digo que es cuestión de costumbre.
Anahi: anda ya, yo nunca me acostumbraría.
Dulce: ¿no?- me le acerque seductora, verla así me habían dando unas ganas locas de besarla, no me importó la gente y la bese, fue un beso chiquito, un picorete.
Anahi: no, no me acostumbraría – me beso también.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:55 pm

ANAHI
Durante la comida un grupo de mariachis amenizaba y escuche las letras de la canción que anoche oí desde la terraza.
Anahi: oye esa canción ¿Cómo se llama? – ella sonrió-
Dulce: Despacito de José Alfredo Jiménez. ¿te gustó?
Anahi: si es hermosa la música y la letra – respondí-, y es lo que me está pasando contigo pensé.
Dulce: José Alfredo Jiménez tiene canciones bellísimas, muy tequileras.
Anahi: ¿Tequileras?
Dulce: jajajaja si, canciones para enamorados, para despechados, canciones para llorarle al amor con una botella de tequila.
Anahi: ahhh – ella me beso y decidimos que era hora de marcharnos.
Caminábamos tomadas de la mano por la orilla de un rio serpenteado de ornamentación de todos los colores, árboles, arbustos que lo llenaban de verde intenso, flores silvestres rojas, blancas, amarillas, construcciones en ladrillo bastante rusticas adornadas con pequeños balcones adornados con flores que le dan un aire verdaderamente pintoresco al sitio, nos introducimos en pequeñas callecitas adoquinadas repletas de coloridos puestos de vendedores de artesanías, plata y talavera, admire la belleza de la iguanas que entre los arboles lucían un tamaño descomunal y según nos conto un niño que jugaba junto a otros en el río son orgullo del lugar, Dulce se empeño en tomarme una fotografía muy cerca de uno de esos bichos y estaba muy divertida por la expresión que quedó plasmada en la foto. Cuando nos cogió el atardecer después de ir a comer regresamos a la ciudad y caminamos por la playa, mi cuerpo tenía necesidad de ella, de sentirla de nuevo y después de disfrutar de la puesta del sol corrimos a la habitación para dar rienda suelta a nuestros deseos, nos volvimos a entregar con desenfreno y de nuevo me he quedado dormida extasiada entre sus brazos, al día siguiente también lo pasamos solas recorriendo los alrededores de ese puerto que no están dentro de la guía turística pero que son bellísimos, llega la noche y una sensación de nostalgia adelantada se aloja en mi pecho, mañana partiremos de nuevo rumbo a la hacienda y en unos días regresaremos a España, es unos días un océano me separara de ella… necesito hablar, decirle como me siento, lo que siento, pero no me atrevo, me gana el temor a escuchar algo que rompa el cuento de hadas que estoy viviendo y prefiero callar ante esa posibilidad y disfrutar los pocos días que me quedan en este País, en estas tierras de las que me he enamorado y en las que nació la mujer de mi vida.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:55 pm

DULCE
Amanecí otra vez entre sus brazos, sintiendo su piel pegada a la mía, feliz, liberada, plena; así me siento y no quiero pensar en mañana, ni en los días que faltan para que se vaya, no quiero pensar en nada, solo quiero vivir este momento, la he hecho mía infinidad de veces pero aun me parecen pocas, me he entregado a ella otras tantas y mi cuerpo siempre me pide más de ella, prácticamente estos días no hemos visto a nadie, ella abre sus ojos y me pierdo en ellos, hace el intento por decirme algo pero no la dejo, la beso con pasión, mis manos resbalan por esa piel, tocándola toda, acariciándola, me pierdo en su cuello, entre sus senos, devorándolos, lamiendo y succionando esos pezones, escuchar sus gemidos me excita mas y mi lengua enloquece, bajo hambrienta de ella, deseosa de sentir ese sabor de nuevo en mi paladar y la lamo, la chupo, la penetro, adoro los movimientos de sus caderas, de sus piernas que se abren de par en par, dejándome poseerla, me mojo de placer cuando le sobreviene el orgasmo.
Estos días nos hemos aislado de todos, se supone que tendríamos que regresar mañana pero le pido que nosotras nos quedemos mas días, la expresión de su rostro me provoca comérmela a besos, es tan transparente no intenta ocultar la felicidad que le causa mi petición.
Anahi: ¿de verdad? ¿no se molestaran tus abuelos? – me mira con esos pedazos de mar que tiene por ojos.
Dulce: no mi amor, no lo creo, en todo caso Ricardo regresa con Mariana y es quien creo que debe pasar… - mis palabras se detienen en mi garganta, es la primera vez que soy consciente de que en unos días se habrá ido al otro lado del mundo -más tiempo con ellos.
Anahi: si, si quiero pasar más días contigo aquí.
Pasamos esos días sin separarnos para nada, nunca había pasado tanto tiempo con una misma mujer, nunca había sentido de esa manera a ninguna otra y sabia que en unos días tendría que desprenderme de ella, no me iba a sentir liberada después de todo como pensaba, me dolía el solo pensarlo, esa última noche en Vallarta cenamos en la terraza de la habitación.
Dulce: ¿te gusto venir a México barbie?
Anahi: me enamore de México.
Dulce: ¿de verdad?
Anahi: si de verdad – bajo su cabeza ocultando su mirada, levante su barbilla.
Dulce: ¿qué te pasa linda?
Anahi: me… me gustaría saber si… ¿vas a ir a Madrid?
Ahí estaba la pregunta tan temida, no sabía a estas alturas que era lo que sentía por ella pero si sabía que no deseaba herirla. Pero tampoco quería mentirle.
Dulce: mi amor, podría decirte que iré de visita y con eso irme por la tangente, pero sé que tu pregunta se refiere a la decisión pendiente de irme a vivir definitivamente para allá – ella volvió a agachar su cabeza y esta vez le tome con ambas manos la cara levantándosela con toda la dulzura de que fui capaz- todavía no decido nada, pero honestamente te digo que mis deseos de quedarme a vivir aquí no han cambiado y no sé si al final cederé a la presión de mi familia.
Anahi: aunque no lo creas te entiendo, yo también amo a mi patria y si estuviera en tu lugar no sabría que hacer… pero hay algo que necesito decirte esta noche… desde que te vi por primera vez… es mas antes de verte en carne y huesos cuando vi tu fotografía en tu piso… yo me… me sentí profundamente atraída por ti y he vivido una vorágine de sentimientos hasta admitir que estoy locamente enamorada de ti y aunque no nos volvamos a ver necesito que lo sepas.
No conceptualizar lo que sentí al escuchar aquello, lo que sentí al ver anegada de lagrimas esa mirada azul, solo sé que enmudecí y me puse de pie tomándola en mis brazos con mi corazón desbordándose, le bese los cabellos, los ojos, el rostro completo, me fundí con ella en un abrazo eterno y luego la bese profundamente, pausadamente le bese el cuello, la desnude poco a poco dejando un camino de prendas de la terraza a la cama, besando cada parte que iba quedando libre de tela, lamiendo cada espacio de piel, acariciando hasta la última partícula de su cuerpo, me hice paso hasta su interior deleitándome en el, mientras besaba su boca, su cuello, su clavícula, el nacimiento de sus senos, sus pezones, su vientre; me hundí en esa cueva que sentía tan mía, la lamí, la saboree anhelando que quedase eternamente su sabor en mi boca, ella se obsequio a mí, me entrego todo su placer y en ese momento… le puse nombre a esa entrega corporal que solo vivía con ella… la ame, la ame con locura… le hice el amor hasta desfallecer durante toda la noche, la mañana y hasta el momento de marcharnos

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:55 pm

ANAHI
Soy incapaz de describir en palabras lo que sentí cuando me propuso que pasásemos mas días solo nosotras en este lugar que se ha vuelto mi paraíso y es que si por mi fuera nunca nos iríamos de aquí; he disfrutado cada segundo que paso con ella, pero el tiempo cruel avanza sin detenerse. Esta última noche estoy decidida a saber que pasara con nosotras, necesito saber si hay un nosotras o si me tendré que quedar con el recuerdo de lo aquí vivido, tengo mucho temor como siempre, principalmente porque tengo la certeza de su respuesta aún así hago acopio de coraje y le cuestiono, ella comprende a que me refiero y aunque sus palabras sonaron dulces me hieren, ha sido honesta conmigo y no ha ocurrido nada dentro de ella que le haga desear vivir en España y dejar México y le miento le digo que le comprendo porque yo en su lugar sentiría lo mismo, pero que gran mentira Anahi, si tú en su lugar no durarías en dejarlo todo por estar con ella. Sin embargo en un impulso le confieso lo que en verdad siento por ella, esperanzada por encontrar eco a esos sentimientos, pero ella se queda en silencio, solo me mira con ternura y me besa, me hace el amor como me lo hizo la primera vez, pero esta ocasión la siento más entregada, mas mía, aun así no dice nada que me dé a entender que corresponde a mis sentimientos, hacemos el amor toda la noche, no hemos dormido, seguimos en esa entrega delirante aun cuando nos duchamos, hasta que el tiempo apremia y tenemos que prepararnos para partir, llegamos a la hacienda y nos separamos, tengo el tiempo justo para preparar mi vuelta a Madrid.
Maite: Amiga me lo tienes que contar todo y con detalles- me decía mi adorado pepe grillo sentada en la cama mientras yo terminaba de hacer mi maleta en unas horas partiríamos hacia la ciudad de México.
Anahi: amiga ahora no me alcanzaría el tiempo para darte detalles, solo que sepas que tus bubis están a salvo por qué tenias razón en todo lo que has dicho.
Maite: jajajaja no creas que con eso me conformo, por lo menos me merezco que me cuentes algo más.
Anahi: que te digo, que estos últimos días han sido los más felices de mi vida, que me llevo el recuerdo de haber sentido mía a la mujer que amo y que a partir de este momento empieza el calvario para mí – mis lagrimas brotaron – y que te quiero mucho y te estoy muy agradecida por todo lo que has hecho por mí.
Maite. Ven acá – me abrazó- pero es que ¿no han quedado en nada?, ella no te ha dicho nada en concreto, no te dijo si te alcanza en España.
Anahi: ha sido honesta conmigo y me ha dicho que su deseo es quedarse a vivir aquí y que no ha decidió nada aun, eso significa amiga que no siente lo mismo que yo porque si lo sintiera me hubiera pedido que me quedara.
Maite: ¿te quedarías a vivir aquí si te lo pide?
Anahi: con ella me iría al fin del mundo May.
Caminé rumbo a la casa de Dulce, es curioso pero salvo la vez que por impulso fui hasta allí nunca más volví a entrar y esa ocasión solo llegue esta el living, ella me hala en cuanto abre esa puerta y me besa con desesperación llegamos ya a medio vestir a su habitación, siento sus manos tocarme y me estremezco pero esta vez no es de placer, es agridulce esta sensación de sentir el gozo que me producen sus caricias y saber que quien sabe cuando las volveré a sentir, mas aun quien sabe si las volveré a sentir, le suplico que me muerda ansiando que me deje marcas en mi cuerpo que perpetúen un poco más allá este momento, soy consciente de cada gemido, de cada suspiro que escapa de ella, de los míos propios, del tacto de mis manos en su piel, del sabor de su boca, los movimientos de su lengua dentro de la mía, del calor de su vagina, de las contracciones de la mía que aprietan sus dedos en mi interior, quiero probarla y lo hago deseando llevarme su sabor y no olvidarlo jamás, los jugos que produce el orgasmo que detona en mi cuerpo no son la única humedad que se produce en mi organismo, siento lagrimas recorrer mis mejillas, las limpio antes de que ella se dé cuenta y le vuelvo a decir que le amo, desde que se lo he dicho por primera vez fluye con facilidad y me deleito en decirlo.
Anahi: ¿vendrás con nosotros a México? -pregunto con un hilo de voz.
Dulce: por supuesto linda.
Anahi: ¿aunque solo sea para despedirnos unas horas después en el aeropuerto?
Me besó con ternura y no dijo nada más, solo me abrazo.

Las despedidas nunca han sido fáciles, me he encariñado con todos, me despido de Chelito, Rosario, Melesio y parto rumbo a la estancia a despedirme del resto, ahí están los abuelos, María, el tío Samuel, Rosi, Poncho y mi Pepe Grillo, al despedirme de ella le abrazo con fuerza y le pido que sigamos en contacto, le suplico que me despida de Carlota y que le dé las gracias de mi parte por aquel momento, al ver su cara de extrañeza le pido que solo le diga eso, que ella entenderá, prudente como siempre no insiste mas, solo me dice que le puede mucho el que su vuelo hacia México salga unas horas después que el nuestro, que le hubiera gustado despedirme allá, pero que cuando yo este partiendo ella apenas estará llegando, me cuestiona para asegurarse de que tengo sus teléfonos de Monterrey y México y su correo electrónico y me abraza muy fuerte; la abuela Esther, esa tierna señora que siempre intenta hacerse la mala llora al abrazarme, Poncho, me carga y me da vueltas antes de decirme que seguramente nos veremos antes de lo que pienso, María también llora y me pide que me quede con ella, hago un esfuerzo sobrehumano para no llorar también, Rosi me abraza y me dice al oído que a pesar de todo no puede evitar que le caiga yo muy bien y le correspondo el gesto, el tío Samuel me abraza muy fuerte y me ratifica que ésta es mi casa, siempre que quiera venir me esperaran con los brazos abiertos.
abuelo Alberto: Quédate mi niña… no esperes a que ella te lo pida, hay ocasiones que hay que tomar decisiones por ella, es muy testaruda pero te aseguro que está muriéndose porque te vas –me susurra al oído y me abraza con fuerza.
Anahi: quisiera estar tan segura como usted abuelo – me afirmo con su tierna mirada lo que antes había dicho.
Durante todo el trayecto a Guadalajara apenas y nos rozábamos las manos, lo mismo en el avión rumbo a México, ya en el aeropuerto en la espera comimos algo y en un momento en que Mariana y Ricardo se fueron a comprar algún libro o revista, me perdí en esos ojos obscuros y le repetí acariciando su mejilla que le amo, ella siguió mi caricia y vi como sus ojos se nublaron atizando mi esperanza de escuchar decir al menos un te quiero de esos labios, pero no fue así, vi como abrazaba a Ricardo y mi hermana de pie a punto de cruzar la línea de revisión para abordar.
Mariana: me ha encantado conoceros, espero veros a todos muy pronto por Madrid.
Dulce: a mí también me ha gusto mucho conocerte, a todos nos ha gustado mucho.
Ricardo: sister, cuídate mucho, recuerda que te extrañamos un ******* y estamos en contacto.
Dulce: dale besos a Papá y Mamá, diles que los quiero y tú cuídate mucho, te quiero bro.
Ellos se introdujeron dándonos oportunidad de despedirnos a solas, trate de que mis lagrimas no me traicionaran sin éxito, ella me miro con ternura con esos ojos que adoro y me abrazó con fuerza, me besó y mis labios se abrieron para recibir los suyos sin importarme nada que nos viera todo mundo.
Dulce: Cuídate mucho bonita… te…. – mi corazón se acelero- voy a extrañar mucho, -me miró a los ojos -¿te he dicho que me fascinan tus ojos?
Anahi: no – forcé una sonrisa- cuídate mucho, vale… te amo – la abrace con todas mis fuerzas, le volví a besar y salí corriendo sin mirar atrás. Cruce la revisión y me entregue al llanto que inundaba mis ojos y me bañaba el rostro sin importarme nada, nadie, ni Ricardo y Mariana.
En la sala de espera para el abordaje, mi hermana se sentó en un costado y Ricardo en el otro. Apenas hacia una hora que me había separado de ella y sentía que me estaba ahogando.
Mariana: Any no me gusta verte así… a lo mejor has debido quedarte un poco mas de tiempo, hasta que resuelvan algo tu y Dulce… díselo tu Ricardo.
Ricardo: Any… la verdad es que yo nunca había visto a mi hermana así con nadie, quizá si debiste forzarla a que enfrente sus sentimientos, estoy seguro de que se siente igual que tu.
Anahi: ¿Por qué me dicen esto ahora? ¿porqué no me lo han dicho antes?
Ricardo: la verdad no me atreví, pero todavía estas a tiempo, tu billete puede ser cambiado a cualquier otra fecha, quédate, ve con ella y resuelve lo que esta inconcluso entre ustedes.
Lo miré entre desconcertada con sus palabras y esperanzada con la opción.
Anahi: pero si no llego con Mariana mis padres se cabrearan en serio.
Mariana: nuestros padres se han pasado la vida anteponiendo sus propios intereses por encima de nosotras, es hora de que tú hagas lo mismo hermana, anda hazlo, ve.
Ricardo: ten la llave del departamento, dale la sorpresa.
Les mire y empecé a reír, recordé las palabras del abuelo, les bese y salí corriendo por esos pasillos hasta la taquilla de los billetes del taxi.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 10:55 pm

DULCE
Te amo le escucho decir una vez más, me estremezco como cada vez que lo escucho, le digo que la voy a extrañar, ¿por qué le digo eso? no es eso lo que quería decir, pero me cuesta un mundo decirle lo que siento, me da pavor sentirme atrapada por alguien, así sea por ella, mis brazos no quieren soltarla, mi cuerpo desea suplicarle que se quede, pero mi mente no lo permite, ni siquiera logro llorar, al verla cruzar la división hacia las salas de abordaje salgo corriendo del aeropuerto quiero estar en mi departamento a solas, estallo en lagrimas una vez me siento bajo ese resguardo, me maldigo por no detenerla, por no pedirle que se quede más tiempo, por no decirle lo que siento, me estoy partiendo en pedazos en la obscuridad de mi sala, escucho el timbre de mi puerta y trato de recomponerme antes de abrir.
Me sorprendo cuando veo frente a mí a esa mujer, no recuerdo siquiera como la conocí, pero ella no me da oportunidad de nada, entra cerrando la puerta avienta su bolsa y abrigo y me besa palpando mi boca con urgencia, en principio me paralizo y no respondo, pero luego siento que me puedo aferrar al placer que me puede proporcionar el cuerpo que tengo en mis brazos y me entrego a las caricias sexuales con esta mujer de la que ni siquiera recuerdo su nombre y la conduzco hacia la recamara.
Adua: io tenía muchas ganas de esto desde que te vi en aquel bar de Vallarta y he venido con la sola esperanza de encontrarte.
Ahí recordé donde fue que la conocí y que le di mi tarjeta, el solo recuerdo de un momento en que mi Anahi estaba todavía conmigo me lastimó por dentro. Toque con lujuria aquel cuerpo, era un festín de lenguas enredadas y manos toqueteándose sin pudor alguno, necesitaba adormecer lo que siento, necesitaba aturdirme. Me odiaba por mi cobardía, me odiaba por mi incapacidad de renunciar a la vida que he llevado hasta ahora, me odie por mi inhabilidad para pertenecerle a alguien… estúpida de mi si le pertenezco ya, ya no soy dueña de mi

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tequila y limón

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.