Una nueva forma de amar

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:50 pm

Link original : http://foro.univision.com/t5/Anahi-y-Dulce-Maria/webnovela-lt-3-una-nueva-forma-de-amar-lt-3/td-p/485247407

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:51 pm

Una nueva forma de amar
Prólogo
Que una investigación se complique es algo… pero esto es demasiado. Ser detective no fue lo que realmente quise para mi vida, pero desde que tengo 15 años, mis dotes de deducción, espionaje y actuación, interesaron de sobremanera a mi padre, dejando me involucrada en todo esto. Mi gran sueño era estudiar teatro pero aquí me ven emplear mis sueños frustrados en una oficina federal. Gracias al cielo este será mi último año obligado de trabajo, se me concedió la libertad de elegir por mí, siempre y cuando, ejecute el último trabajo perfecto.
Acepté los términos sin darme cuenta que esto sería mucho más complicado que antes… ahora tengo que ser una persona bastante contraria a lo que realmente soy, tendría que ser un hombre. Actuar como uno no me era difícil, lo complicado es que… debía enamorar a una chica… ¡Sí! A una chica.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:51 pm

personajes ::
dulce maria: dul de 19 años , una detective del fbi radicada de los 11 años obligada por su padre , la mandan a una mision la cual debe enamorar a una mujer , es fuerte , de cuerpo marcado, pelo oscuro, ojos miel de un 1,75m , actura como ethan espinoza
anahi: anny , de 17 años , hija de un jefe narcotraficante , ella no sabe de ello , es tierna popular cariñosa,se enamora de una persona la cual la cual no es su verdadera identidad
alfonso herrera : poncho , 25 años ex novio y mejor amigo de dulce trabajan en el fbi
jane : abuela de dulce , no esta de acuerdo con lo que hara su nieta, pero la apoya incondicionalmente por su libertad
reberte espinoza : es el padre de dulce trabaja en el fbi es el jefe , y hacer aser una misión a dulce para dar con el paradero de la persona que mato a su esposa blanca y su hija mia , le da el paso de libertad a dulce ya que no quiere que este mas en peligro por eso le manda una ultima mision
enrique puente : padre de anahi es el lider y jefe de una red de narco trafico mas importante se venga por la muerte de su hijo ucker y mata a la mama y e hija de reberte por venganza y hara todo lo posible para en contrar a dulce y matarla
maite : mejor amiga de anahi desde niñas , tiene novio y apoya a anahi
christian : novio de maite y amigo de ethan
zayn malik: es el novio de anahi es celoso y odia ethan es el popular del school y capitan de futbol

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:51 pm

Capítulo 1
narrado por dulce
Aquel día me dormí.
Había estado hasta tarde recordando el contenido de ese contrato que me libraría de mi padre. Pero el problema era que no recordaba nada; estoy segura que me habían drogado.
Ese día desperté a las diez de la mañana, me quedé sin aliento al recordar el título “Contrato de libertad”
Me aseé, duché y vestí en diez minutos. Ni siquiera desayuné. Dejé mi desordenado apartamento a la carrera- es tan pequeño que cualquier cosa fuera de su sitio ya crea sensación de desorden y caos; aunque ¿Para qué quiero algo más grande si vivo sola?- y llegué al departamento federal pasadas las diez y media, porque no quise saltarme ningún semáforo pese a que preferí la moto por razones obvias.
La primera sonrisa de la mañana me la dirigió poncho, quién estaba detrás de un extenso escritorio lleno de carpetas y papeles. Nos llevábamos bien. Digo “llevábamos” por el simple hecho que ese puerco fue mi novio. - Buenos días dulce- me deseó poncho antes de darme la noticia- reberte quiere verte ahora ya.
Apreté la mandíbula. Mi padre es de las personas que aterrizan en la oficina a las nueve en punto. Como un reloj.
Caminé en dirección a la oficina de mi padre, ¿Conté que él era el jefe? Llamé a la puerta y, tras abrirla, metí mi cabeza sin esperar una respuesta procedente del interior.
Estaba sentado en su gran silla de cuerina negra, todo como un rey. Admiro a ese hombre pero no tanto como para amarlo, a veces lo odio; por culpa de él siempre termino en peligro o en el hospital.
Se apoyó en el respaldo, juntó las yemas de sus dedos y me miró fijo a los ojos. - ¿Recuerdas a ENrique Puente?
Así que eso era.
inicio recordatorio
15 de mayo de 2005
Sonó el dichoso timbre que esperaba cada día después de un arduo y agotador día de colegio, arduo por los estudios y agotador de tanto correr para que esas idiotas no me agarraran a golpes. Suelo tener problemas en el colegio, no me llevo bien con casi nadie solo con barbara que poco a poco me he ido alejando de ella pues, esta tomando las mismas malditas actitudes que esas huecas de Lucy y Amanda. Pero bueno, cosas que pasan en todos los lugares que hay mucha gente; siempre estará el Oops raro a quién molestar… en este caso yo.
Salí de mi salón directo a la salida a encontrarme con mi querido poncho que de milagro mi padre me ha dejado estar con él. Tiene 6 años más que yo pero pareciera que tuviera menos al lado mío. Demasiado inmaduro. Pero regalón. Hoy es mi cumpleaños y me esperaba afuera con un globo de helio que decía “te amo”, corrí hacía a él y me lancé a sus brazos, besé su mejilla haciendo sonar el beso. Cosa que a él no le gusta pero lo encuentra adorable. Me tomó la mano y caminamos hacía mi casa. Algo me empezó a molestar las entrañas, tenía un mal presentimiento y no pude evitar no apretar la mano de mi novio al ver algunos autos desconocidos para mí. Solté el globo dejando que fuera libre. poncho me jaló y me escondió tras de unos arbusto. Me besó tiernamente y me pidió que no me moviera. Sacó su arma de servicio y se dirigió a mi casa. No aguante más, no pude, tenía que sacar a mi hermana pequeña mia de esa casa; sabía que algo malo estaba pasando. Caminé hasta la puerta trasera y para mi suerte estaba abierta. Entré y vi a un hombre con una niña entre sus piernas, apuntaba a mi padre con un revolver y alguien más apuntaba a mi madre junto con mi hermana. Mi hermanita mia lloraba descontroladamente pegada al pecho de mi madre, quién la sujetaba fuerte. Él hombre que apuntaba a mi padre le decía algunas cosas que yo no logré escuchar. Él también lloraba; ¿Qué esta pasando? De pronto escuche “mira anny esto es vengar a tu hermano ucker” y sin decir más desvió su arma y disparó a mi madre. Corrí lo más fuerte que pude y tomé a mi hermana; poncho yacía en el suelo mal herido… me eché a llorar. Mi padre me grito algo inaudible y de pronto me encontraba en el suelo con la vista nublada.
Desperté en una sala típica de hospital, con poncho en una camilla igual a la mía a un costado de la habitación y mi padre tomaba mi mano. Pregunté por mi hermana y mi madre; reberte no me quiso responder, lo volví a preguntar pero esta vez gritando; ni él ni poncho quisieron responderme. Comencé a desesperarme ese hombre las pagaría con todas las de la ley. Mi padre comenzó a llorar, ahí comprendí que ellas habían muerto. “¡Dime su nombre!” grité. “Enrique Puente” me respondió.
fin flash
- Claro ¿Cómo olvidarlo?- apreté mis labios con rabia

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:51 pm

Capítulo 2
Volvimos al tema central, después de secar algunas lágrimas de ira, me concentré en lo que mi padre me decía y leía, debía ir a dallas. Seguí escuchando y me paralicé.
No podía creer en la Oops! en la que me había metido. Escuchaba estupefacta la orden de mi padre. Me leía el contrato la cual no leí. Gran error “_dulce_”. Espera si lo leí pero no recordaba el ¡Oops! contenido! Maldita sea.
Leyó el punto más interesante pero donde tuve mayor negación, donde yo dulce maria espinoza saviñon debía volver a vestirme como hombre y actuar como tal durante 5 meses, en donde tengo que ser “coqueto”, “atento”, “romántico”, “masculino” y lo peor de todo, “enamorar a una chica”o tratar de gustarle, nunca en mi vida había besado ni mostrado interés hacía mi propio género y no tengo la más mínima intensión de enamorar a una chica, más encima es la hija del que debo investigar y al ser que más repudio… Pero si no hacía esto, estaría metida aquí durante varios años más y la verdad no quiero pasar ningún minuto más aquí.
Seguí escuchando a mi padre con disgusto, lo mire fulminante, pero mi expresión cambia a temor al ver que me mostraba el contrato firmado por mí. ¡Si firme drogada! Aún así esa firma me costaba mi dulce libertad. ¡Que ironía!
- Bien “dulce”, ese era el trato y tú ya firmaste- canturreó.
- ¡Pero papá! No jodas…- protesté en vano.
- Papá nada, es lo último que te pido.
- No me pidas besar a una chica, dile a poncho que lo haga, yo no quiero- crucé mis brazos e hice una mueca de desaprobación.
- Tú sabes que últimamente poncho ha sido un asco.
- Eso es verdad- reí despacio- pero aún así no quiero… me costó mucho recuperar el largo de mi cabello.
- Lo lamento mucho hija, se que no quieres ir, y que te acuerdas del pasado pero nadie mejor que tú lo puede hacer; yo ya estoy viejo si no lo haría yo…
- Papá el problema no es ir; el verdadero problema es que ¡TENGO QUE COQUETEARLE A UNA CHICA! ¿Por qué me haces esto?-dije enojandome ya
- Es tú último trabajo. -dijo mi padre que ironia
- ¡Osh!- tomé la carpeta y una caja que estaba en el escritorio- dame dinero para ropa, no gastaré ningún peso de mis bolsillos por ahora. -le dije seria
- Está bien- me entregó una tarjeta de crédito- compra lo que creas necesario para 5 meses. -ya tranquilo
- Oops! 5 meses…- murmuré- sabes te odio y ojala sea la última vez que te lo diga.-ya no podia del enojo
sali hecha una furia de su oficina y pegué un portazo; todos los que pasaban por ese pasillo me miraban con cautela- se alejan con solo verme enojada- ninguno se atrevió ni a respirar. Salí del departamento y antes de salir poncho gritó algo demasiado ofensivo; me detuve y escupí su cara. - Los tiempos de antes, ni sueñes que volverán.
Me dirigí a mi moto y saqué de su pequeño maletero mi mochila, metí la caja y la carpeta y me la coloqué en la espalda, abroché mi chaqueta de cuero y me puse el casco. Tomé un rumbo distinto a mi casa, debía ir al peluquero antes de arrancarme yo el cabello; esto será un verdadero martirio.
Llegué a mi destino y estacioné la moto, tomé mi casco y entre con él, ni loca lo dejo allí ya me han robado dos…
- dulce querida- me saludó con un cálido abrazo Miriam, una señora afroamericana más agradable que mis propias tías.
- Hace tiempo que no te veíamos aquí dulce_- me saludó llenándome de besos Tina, amiga de Miriam de la misma descendencia que ella.
- Demasiado tiempo- reí una vez que me dejaron de besar.-dije tranquila
- Y ¿Qué te trae por aquí dulce?- me preguntó la primera mujer.
- Bien… vengo a desahogarme mientras me cortas mi pelito- hice un pequeña trompa.
- No me digas que tu padre de nuevo te obligó a cortarte el cabello- dijo mientras yo me sentaba en mi típico asiento.
- Si… -dije con la mirada triste
- Tu padre es un malvado- golpeó un mesón con la revista Tina.
- Lo sé… más encima adivinen que me pidió- bufé.
- No soy muy buena adivina dulce- rió Miriam.
- Bien… me pidió enamorar a una chica…-dihe ironicamente
- Pero ¡que! Tú padre de verdad esta loco- estaba realmente enojada Tina.
- Esta desquiciado pero lo bueno que será mi último trabajo- me estiré.
- Sabes pondré el letrero de cerrado, no nos podrán interrumpir- Tina se dirigió a la puerta y cerró todas las persianas- ya que esta cerrado ¿Se te apetece una copita de vino?
- Solo una- respondí mientras veía una revista de cortes masculinos- ¿Cuál crees que me vendría mejor?
- Bueno tu cara es neutra, con pelo corto pareces chico y con el pelo largo chica así que cualquiera te vendría bien- murmuró Tina mientras me entregaba una copa de vino blanco.
- ¿Tienes alguna fotografía de la chica?
- ¿Para qué?
- Pues, creo que viendo su foto podremos saber cual te vendría mejor- susurró Miriam.
- Bien… creo que en mi mochila hay alguna.
Me paré de mi asiento y me caminé hasta donde estaba mi mochila, saqué la caja y me senté nuevamente en donde estaba en un principio. La abrí y había muchos papeles, supuse que las fotos estaban en un sobre voluptuoso por lo que opté en abrirlo. Y en efecto, estaban las fotos en ese sobre blanco. Saqué una foto y allí la vi, por unos segundos me quede mirando a esa niña que supuse tenía unos 17 años, una hermosa sonrisa para decir verdad. Le entregué la foto a quién me cortaría el pelo. La inspecciono minuciosamente por lo que pude ver y me la entrego.
- Ya se como dejarte, quedaras de maravilla.-dijo riendo
- Te lo dejo todo en tus manos.-dijo riendose ya que le gusto su cara de alegria
Mientras bebía y terminaba de ver todas las fotos, hubo algo que me llamo mucho la atención; la niña débil que había visto en mi casa era toda una señorita con su mirada opaca y dura a la vez. Tragué saliva y las aventé en la mesa que tenía en frente. Tina me servía más y más vino hasta que acabamos la botella, tomó una de whisky y me dio un poco. La verdad es que el whisky no me agradaba mucho pero en esos momentos lo necesitaba más que nunca – por una extraña razón-.
- Mira como quedaste Dulce, bellísimo- dijo con orgullo Miriam.
- Oh… genial.-dije impresionada real mente me veia bien
Me quedé mirando al espejo y me agradaba mucho lo que veía, el pelo lo tenía regularmente corto me tapaba las orejas, la chasquilla levantada con gel, dejaban ver mejor mis ojos pardo. También me fije que había pegado en mi rostro un fino bigote falso en mi barbilla. De verdad parecía chico.
- Y mira con estos lentes, a lo policía, te verás más genial- me comentó Tina.
- De verdad parezco chico- dije con los pómulos rojos- ¿Cuánto es?
- Tómalo como un regalo- sonrieron las dos.
- No, no soy capaz de no pagar… -dije avergonzada
- No te preocupes cariño, de verdad tómalo como un obsequio, las dos queremos que dejes de trabajar para tu padre.
- Oow gracias- las abracé al mismo tiempo.
Seguimos hablando y bebiendo hasta que se me hizo de noche. Guardé mis cosas y las fotos, me despedí de las mujeres, no se como hice para convencerlas de irme así de mareada. El alcohol ya estaba haciendo un poco de efecto en mí, pero de todos modos me fui en mi moto.
No se como fue que llegué a mi departamento, no tengo ni idea tampoco como quedo mi moto y en donde merda la deje. Lancé mi mochila lejos y me tumbé en mi cama; lentamente me fui quedando dormida y no pude evitar soñar con ella

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:51 pm

Capítulo 3
Desperté solo porque los rayos del sol golpeaban mi rostro, otra vez una horrible jaqueca ya era dueño de mi cerebro. Traté de levantarme y un intenso mareo se apodero de mi estómago. Todo me daba vueltas… o no. Corrí al baño y no pode evitar botar todo lo que ayer había bebido y peor aún ayer no había comido nada. Me sentía horrible con el estómago vacío, me senté frente al sanitario como una verdadera anoréxica. Respiré con dificultad y me decidí a pararme del piso helado. Me miré al espejo y me veía realmente fatal… lavé mi rostro y por fin me veía mejor. Miré nuevamente mi cara y se me había olvidado que era yo la que estaba reflejaba allí. Ojala esto funcione para llamar la atención de ella…. ¿Pero que Oops! dulce? Como si te fuese a importar del todo.
Me dirigí a mi cuarto y busqué mi mochila. Sobé mi cabeza y rasqué mi frente para así poder pensar mejor en donde la había dejado. Ladee mi cabeza y me sentí estúpida en hacerlo, mi cabeza no era nada una antena que necesitaba señal Wi-fi. En un lapsus de segundos recordé que estaba en la sala. Caminé hasta allí chocando con el marco de la puerta.
-Oops!- bufé.
Llegué a la sala y encontré mi mochila en mi pequeño sillón. La tomé y me senté en donde ella estaba. La abrí y saqué la caja junto con la carpeta. Me dispuse a leer primero la carpeta. Lo primero era el contrato que me la salte por razones obvias, luego otra hoja estaba impresa algunos datos de donde tendría que vivir por los próximos 5 meses. Vi la dirección y me pareció bastante familiar.
-Calle Hatcher, Calle Hatcher… oh mi Dios…
Esa calle era en donde vivía mi querida abuela. Seguí pasando las hojas y había una nota de mi padre. “Dulce se que aún estas sentida conmigo pero ¿Ya te diste cuenta en donde te quedarás cierto? Mándale muchos saludos a mi mamá y cuídala. Cuídate mucho tú también no quiero sorpresas de nuevo. Te quiere reberte.”
Esta vez tomé la caja y tomé las fotos de anahi. Las mire una y otra vez, la verdad si es bonita, demasiado bonita. rubia, de hermosos ojos azules… ¡Aaaaaah… saca de tu mente cada pensamiento lésbico de tu mente dulce!
Decidí darme una ducha; al terminar busqué en mi armario la ropa antigua que ocupaba para este tipo de trabajo, tomé una venda y me la envolví en mi torso. Me coloqué el bóxer para luego vestirme con una musculosa y unos pantalones negros anchos. Me mire al espejo que tenía en mi habitación y agradecí todos los años de entrenamiento y esos meses de estúpidos esteroides... Mis brazos eran relativamente puro músculo y con la camiseta que llevaba se veían realmente geniales. Me estoy volviendo ególatra…
Una vez lista camine hasta la puerta, salí y la deje con llaves. Baje por las escaleras y busqué en el estacionamiento mi moto… estaba allí intacta sin ningún rasguño.
- Nunca más me volveré a arriesgar contigo bonita- le hablé a mi moto.
Subí en esta y me dirigí a cualquier tienda de ropa de la ciudad, me metí en una y empecé a buscar lo que me gustaba. ¡Camisas! Tomé alrededor de 15 camisas diferentes, 9 pantalones, poleras anchas, algunas ajustadas y otros accesorios. Amaba por estos momentos ser un tanto plana. Me dirigí a la caja y pagué todo. La cajera comenzó a insinuarse y yo no pude evitar reír, si supieras que soy mujer muchachita.
Camine hasta la tienda de al lado y compre zapatos. Lo mismo pasó con la cajera, ya me estaba sintiendo incómoda. Con tantas bolsas y cajas me subí a la moto a duras penas. Al llegar al estacionamiento de mi edificio, aparque y subí por el elevador. Entre a mi departamento y tome una maleta. Bienvenida nueva vida.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:51 pm

Capítulo 4
Era tempranísimo; estaba recién saliendo el sol y yo me dirigía en mi Jaguar negro a Dallas, específicamente a la Calle Hatcher. Espero que mi abuela no me regañe o algo por el estilo.
Al entrar a la Segunda Avenida, me sentí realmente incómoda con todas las miradas de los pandilleros que a estas horas de la mañana, estaban en la calle aún fumando sus porquerías. Tragué saliva y seguí mi camino.
Llegué por fin a la casa de mi abuela, blanca con el tejado negro. Un espacioso estacionamiento y por último sus plantas. Mi abuela si que era adicta a la jardinería. Bajé de mi auto después de aparcar a un costado. Las vecinas que vivían en las casas de al frente se asomaron por las ventanas sigilosas. De seguro son de las típicas mujeres que no tienen nada más que hacer que chismorrear cosas de los demás. Saqué mi maleta del asiento trasero y me dirigí con esta hasta la puerta de la casa. Toqué el timbre con la esperanza que ella estuviera. El primer toqué nada. Al segundo tampoco. Maldije nuevamente a mi padre entre dientes, capaz que ni siquiera le aviso que vendría. Oh simplemente llegué muy temprano. Toqué por última vez el timbre y salió la persona que menos esperaba.
-Buenos días- saludé lo más serena posible.
-Buenos… días- me miro de pies a cabeza- ¿A quién busca?- preguntó tímida.
-A Jane- respondí.
-¿De parte de quién?- Oh ¿Qué no se cansa de preguntar? Solo ve…dije pensando
-De parte de Ethan espinoza.
-Bien… espera aquí- suspiró y cerró la puerta antes que yo pudiera pronunciar otra palabra.
Rasqué mi frente un poco nerviosa, capaz que mi abuela me pegue un balazo si me ve así. Desvíe mi mirada a un pequeño banquillo, me senté en este a esperar que Jane saliera. Me saqué los lentes y quedé mirando a la nada hasta que caí en la cuenta que ella me había atendido pero… ¿Qué hace aquí?
La apertura de la quejumbrosa puerta me sacó de mis pensamientos dando paso a la figura maternal de mi abuela. Me levanté del banquillo, estiré un poco mi camisa y sonreí de lado. Ella me miraba confundida y con el ceño fruncido.
-¿Quién eres?-dijo mi abuela
-Pensé que rebete le diría Abuela- baje la mirada.
-¿dulce?- susurró.
-Shh- hice la señal con mi dedo.
-Pero ¿Qué Oops! te hizo tu padre?- se veía enojada, no hay nada peor que mi abuela enojada- me dijo que vendrías pero no así…
-Es una historia un poco confusa- murmuré.
-¿Qué le hicieron a tu voz?
-Nada- rasqué mi frente nerviosa.
-¿Cómo que nada? Mataré a tu padre- gruño.
-Ya abue…
-Pero dul... digo Ethan, ¿Cómo dejas que haga contigo lo que se le plazca?
-Mmm… ¿Me seguirás regañando? Por que si es así mejor me voy y me quedó con mi padre más años.
-¡No!- gritó- entra, ahora- ordenó.
No hay peor cosa que mi abuela me regañe, me recuerda a mi madre cuando me portaba mal y me perseguía por toda la casa. Tomé mi maleta y entre después que ella, camine un poco hasta llegar al lado de un sofá, la cual estaba ocupado por "ella". Tragué saliva y deje la maleta a un costado del sofá. Mire a la chica de reojo y noté que ella me miraba. Wooh si es linda…
-¡Ethan ven!- gritó desde la cocina.
-Voy- respondí de la misma manera y camine hasta llegar a su lado, cerré la puerta, no quería que ella escuchara.
-Dime porque viniste…- preguntó más calmada, sabía que si yo me vestía así no era nada bueno.
-Pues… tengo que investigar un caso- murmuré.
-¿De qué?
-Narcotráfico…
-Y tú vestimenta ¿A qué se debe?- se cruzó de brazos.
-Se debe a una petición especial de mi padre- mordí mis labios. No puedo decirle el porque estoy así, de seguro me echa a patadas.
-Recuérdame matar a tu padre ¿si?- rascó su frente.
-Si, yo te lo recuerdo Abue…
-Odio que te utilice para su bien- refunfuneo.
-En realidad esto es por mi bien- susurré.
-¿A que te refieres ahora?
-Es que… si hago esto quedo libre de mi padre, o sea seré libre- reí bajito.
-En ese caso… espero que sea el último- dicho esto salió de la cocina dejándome sola. Se notaba que ya estaba más calmada pero yo sabía que desde lo más profundo, ella quería asesinar a mi padre.
Caminé hasta el living tomé mi maleta, le pregunté a Jane cuál sería mi habitación y me dijo que sería la de la puerta azul. Subí las escaleras y había muchas puertas, pero esa era la única azul. Entré a la que ahora era mi habitación y comencé a recorrer con la mirada que había. Una cama de dos plazas, un armario, un espejo y un pequeño escritorio.
Dejé la maleta en la cama y saqué absolutamente todo, dejando toda la ropa y demás desparramados. Tomé las camisas y las metí en los típicos colgadores de ropa. Estaba apunto de terminar de ordenar lo que me quedaba de ropa cuando interrumpen con golpecitos en mi puerta. La manija se dio vuelta y dejo ver a la rubia de hace un rato. No quería pensar que era ella ojala que sea solo coincidencia el parecido de las fotos que me habían entregado.
-¿Se puede? – preguntó tímida.
-Claro entra.
-Gracias…
Se acercó lentamente a la cama y me miro minuciosamente. Agarró la silla del escritorio y la posó frente a mí.
-¿Eres nieto de Jane?
-Si…- respondí sin mirarla era un poco incómodo tenerla frente mío.
-Soy anny- No…- y tú Ethan ¿no?- buscó mi mirada.
-Si- sonreí por lo bajo- y tú ¿Qué haces aquí?- esta vez si la mire.
-Pues mi padre viajo y no quería dejarme sola… y estoy aquí gracias a Jane- sonrió de lado.
-Entonces nos veremos seguido- ¿Por qué Oops! me sudan las manos?
-Si…- volvió a reír- bien… bueno eso era- un silencio se formó entre nosotras para mi era agradable… no se si para ella era igual.
-Y ¿Qué haces? Estudias, trabajas- trate de quebrar el hielo.
-Em… Solo estudio- contestó- y ¿tú?
-Soy un vago- reí- no hago nada me tome un año sabático.
-Genial- rió conmigo, la mire por inercia y ella seguía riendo, no pude evitar no sonrojarme- bueno señor vago te dejo con tus cosas, a en un rato estará listo el desayuno creo… o eso me dijo o me dijo que ooh… nos vemos- salió casi corriendo de mi habitación, se escuchó un portazo de la puerta de al frente para luego verla salir ya vestida. Supongo que ella fue la que pego otro portazo a la puerta principal.
Reí un poco con su rara reacción, claramente se le había olvidado algo y me causo mucha gracia la manera en que salió de mi habitación. Me eché a la cama, puse mis manos en mi nuca y suspire

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:52 pm

Capítulo 5
Mi abuela llamaba desde las escaleras que bajara a desayunar. Al momento de levantarme de la cama se me cayeron todas las fotos de anahi. Las cogí rápidamente y las guarde en un cajón del armario. Bajé casi corriendo las escaleras por la insistencia de Jane. Al llegar al comedor, Anahi ordenaba la mesa y dejaba una serie de cosas sobre esta. La miré de reojo y llevaba puesto su uniforme, ladee un poco la cabeza y fruncí el ceño, llevaba su falda muy corta y su blusa un poco desabotonada, ella me miró y sonrió ampliamente, desvié mi mirada a otro punto de la habitación, ¿Cómo era posible que con solo horas me cohibiera tanto con una persona?
-Siéntate- dijo con naturalidad- Jane viene en un instante- dicho esto ella se sentó al frente mío.
-¿Vas al instituto?- pregunté, obvio que va al instituto tarada, me reclama mi otro yo.
-Si- bufó- es un asco ir…
-Mmm… ¿Por qué lo dices?
-Por nada importante.
-Bueno…
-Bien ¿té o café?- me preguntó Jane.
-Café- contesté.
Finalmente comí algo en estos días, digo comí porque no creo que la chatarra sea una especie de comida que sea tan llenadora como la comida de mi abuela. Al momento de tomar otro pedazo de Kujen de durazno, Anahi pegó un grito haciendo que saltara de mi silla, con temor la mire y ella tomaba su vaso de leche al seco.
-¿Qué te pasa loca?- preguntó mi abuela.
-Voy tarde- dijo mientras se levantaba de su asiento con una tostada en la boca.
-Como siempre- negó con la cabeza mi abuela.
-¿Quieres que te lleve?
-¿Harías eso por mí?- me miro ¿esperanzada?
-Obvio… para algo tengo carro- ladee la cabeza y palpé mis bolsillos en busca de las llaves.
-¡Gracias!- me tomó del brazo y me jaló.
-Con cuidado Ethan- me fulminó con la mirada mi abuela.
-Siempre conduzco con cuidado- sonreí levemente y me acerqué a Anahi.
-No me refiero a eso- murmuró.
¿Ok? ¿Qué quiso decir Jane? Sacudí un poco mi cabeza y salí de la casa, Anahi me esperaba en la acera en el momento de cerrar la puerta tras de mí. Me sonríe de nuevo y yo le contesto de la misma manera, saco las llaves de mis bolsillos y me dirijo a mi auto, ella lo mira por unos minutos para luego murmurar un “Wooh”. Le abro la puerta del copiloto, al cerrarla me regala otra sonrisa. Tímida paso por adelante del Jaguar y mi abuela silva desde la puerta. La miro y niega con la cabeza. Esta mujer me conoce tanto, a pesar que no nos veíamos hace tiempo logra descubrir lo que tramo.
Luego de un rato de conversación y risas, llegó a su instituto 5 minutos antes. Según ella es un record.
-Bien… muchas gracias por traerme Ethan- trata de abrir la puerta pero yo la interrumpo.
-Espera, ¿no has visto las miradas que están pegadas en este precioso auto? deja que abra la puerta por ti- murmuró.
-Oh vamos es solo un auto.
-¿Solo un auto? Es un Jaguar- digo dolida.
-Lo se y me da nervios que tú me abras la puerta- ríe creo que ¿nerviosa? ¿Esta nerviosa?- se que es un Jaguar y que todos miran curiosos pero si me ven que tu abres la puerta puede que empiecen a…
-¿Hablan mal de ti?- pregunté un poco molesta.
-Si… digamos que no soy muy querida aquí- su rostro muestra pena… Oh no debí comenzar con la cuestión de la puerta.
-Lo siento… no quise incomodarte- apreté el botón que sacaba el seguro de su puerta.
-¡anni!- grita una chica desde afuera y se acerca a la ventana.
-Oops! may- murmura- debo irme que tengas un buen día- emboza una sonrisa algo fingida.
-Que te vaya bien- susurro- ¿quieres que venga por ti?
-No es necesario nos vemos en la tarde.
Salé del vehículo y se va del brazo con su amiga la cual gira su cabeza y me mira. Me percató que le habla algo en el oído y anny desvía la mirada hacía a mí. Me hace una seña de adiós y yo no la respondo. Me siento extraña como si estuviera apenada. Arrancó el auto y me dirijo a mi nueva casa, seguramente mi abuela me espera para hablar

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:52 pm

Capítulo 6
-¿Por qué te enviaron hasta aquí?-dijo mi abuela
-Porque… es mi último trabajo y verdaderamente ya no quiero seguir- dije mientras dejaba caer mi cabeza a la mesa- esto es complicado Abuela… por un lado quiero terminar toda relación con mi padre y por el otro…
-¿No quieres hacer sufrir a alguien?
-No se exactamente si esa es la palabra- murmuré.
-Sé porque estas aquí dulce y no te dejare hacer lo que pretendes.
-¿Qué?- la mire extrañada.
-Se nota por la manera que miras a Anahí
-¿Qué insinúas?
-Date cuenta tu sola.
-Oh vamos ¿crees que estoy aquí por ella?- Oh tan sabía que salio para mi que practica la brujería – si lo crees así eso es falso- frunzo el ceño enojada.
-Tu nerviosismo te delata- canturrea.
-¿Cuál es tu problema?
-¿Cuál es el tuyo?
-¿El mío? - murmuro.
-¿Qué problemas te trae aquí?
La miro impasible ¿Qué Oops!? Joder esto me esta confundiendo y demasiado. ¿Mi problema? Mi problema es que se metan en lo que no les importa… eso creo. Mi abuela me mira directo a los ojos como buscando algo; le sostengo la mirada y no pienso en nada hasta que ella suspira y baja la mirada.
-Sé que tarde o temprano no querrás hacer nada y solo querrás desaparecer.
-Como todos los días- murmuró y subo las escaleras directo a mi habitación.
Una rabia contenida se apodera de mis manos y golpeo lo primero que tengo en frente. Hundo ligeramente la madera de la pared. Oh-o…
Me tiró a la cama y tomó mi laptop; al encenderlo aparece como fondo de pantalla la última foto que sacó mi hermana pequeña para el día de mi cumpleaños número 15, antes de que me fuera al colegio.
Comencé a navegar por Internet y ver si algo interesante me presentaban las redes sociales y mi correo electrónico. Al hojear un poco me doy cuenta que tengo un mensaje de Poncho, frunzo el ceño y lo abro.
De alfonso herrera. Para dulce espinoza
No entiendo porque sigues enojada conmigo… me gustaría que cuando vuelvas estuvieras dispuesta a hablar conmigo al igual que yo lo he estado todo este tiempo. Te quiere poncho x.
Rascó mi cabeza y busco una buena respuesta, pero no la tengo… ¿Cómo es posible que aún me quiera después de todo lo que le he dicho? Me ruborizó al pensar la cantidad de palabrotas con que lo he lastimado…
De dulce espinoza. Paraalfonso herrera
"Espera cinco meses."
Cierro la laptop y me abrazó de una almohada… lentamente entro a un mundo de ensueño en donde soy feliz nuevamente con mi madre.
Despierto de golpe al escuchar el portazo de la puerta de al frente. Salto de la cama en dirección a mi puerta. La abro y camino un poco para estar en frente de su puerta. Un leve sollozo se escucha desde adentro. Sin mas toco la puerta.
-anny ¿Puedo entrar?
-No, Ethan vete.
-Vamos déjame entrar…
-¡Vete! No molestes, no fastidies y métete en tus asuntos- vaya… ya se como se siente poncho cuando le gritaba lo mismo.
-Bueno- canturreo y me de vuelvo a mi habitación.
Me quede tumbada en mi cama escuchando su llanto, no me gusta escuchar llorar a nadie. Inevitablemente comienzo a llorar.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:52 pm

Capítulo 7
Prácticamente ha pasado alrededor de dos semanas en donde anahi y yo nos ignoramos mutuamente. Es algo extraño estando en la misma casa pero es así. Durante las dos semanas recapitule una serie de información que mi padre me enviaba al correo. Mientras la leía, me entró en la cabeza la idea de abandonar todo y tomar esto como vacaciones, reberte nunca se enterara, a menos que envíe a alguien y averigüé por mí.
Era viernes y el sol lentamente se fue escondiendo atrás de las casas. Acostada en la cama miraba el techo y trazaba algunas líneas imaginarías. Decidí levantarme e ir al pasillo principal del segundo piso, para así mirar el paisaje a través del balcón.
Inconscientemente desvié mi mirada a la calle; anahi se encontraba hablando con una amiga, la misma que me miro raro cuando la fui a dejar al instituto. Suspiro pesadamente, apoyo mis manos en las barandas y dirigió mí mirada nuevamente al paisaje. La vecina de al frente me hace muecas y señas para tomarla en cuenta. Lo logra. Levanto la mano y la saludo tímidamente. Ella como reacción se esconde detrás de las cortinas. Debe tener unos 6 años, es adorable. Lamentable para ella saber que soy mayor que ella y más encima mujer. Sonrió ampliamente mientras niego con mi cabeza. Vuelvo a centrar mi atención al paisaje pero la voz de la chica que acompaña a anny me distrae y me hace querer escuchar. Bastante chillona la señorita esa. -
-Vamos anny no te amargues por ese Oops y ven conmigo al baile.
- No iré aunque me insistas mil veces más mayte.
-Pero… -
-Nada de peros, no tengo pareja y no quiero ir a amargarme la existencia viendo a zayn con la zorra de Cloe- bufó.
- No me habías dicho eso- la regaña con la misma voz chillona. Me giró apoyando ahora mi espalda en las barandas, no quiero que piensen que soy chismoso o chismosa. -
-¿Para qué contarte si todo el mundo sabe? zayn me boto y comenzó a hablar de mí de inmediato ¿Por qué crees que no he ido al colegio estos días? - dijo seria con los ojos triste
-Eres una mentirosa; me habías dicho que estabas enferma. -
-Ok… sabes estoy apunto de estallar contra a ti, no ha sido un buen día y mi padre me dijo que estaría más tiempo afuera. Así que diviértete por mi maite- suspiro- Te quiero nos vemos el lunes.
Me giro nuevamente y miro a la calle, maite mira a anahi entrar a la casa, lanza un leve bufido y se va. Ya al ver que el sol ya no estaba dominando el cielo. Camino hasta mi habitación, pero las manos de anny me detienen.
- ¿Estabas escuchando?- me fulmina con la mirada.
- ¿Ah? -dije atonita
- Que si estabas escuchando- inquirió.
- No y suéltame- me alejé de ella mientras fruncí el ceño.
- Oh vamos te vi que estabas allí en el balcón. -seria
- No fue culpa mía que tú estuvieras afuera con la chillona
. - Así que si estabas escuchando- arqueó una ceja. -
-Dile a tu amiguita que aprenda ha hablar más bajo, escuchó hasta la niña de al frente- murmuré.
- ¡Oh! Oops! tan pesado y arrogante que eres Ethan…- se alejó de mí y se dispuso a caminar.
- Oye espera- tomé su brazo y la pegué a mí- ¿Qué ocurre? ¿Qué te pasa? -
-Nada que te importe…
- ¿Si no me importara te preguntaría?
Ella calló por unos segundos y lentamente comenzó a sollozar.
- Oh vamos ¿Qué ocurre?- La rodeé entre mis brazos
- Hoy se suponía que iba ha ser la mejor noche de mi vida- limpió su nariz con el torso de su mano- pero me botaron por una mejor que yo.
- Tranquila- la apreté un poco más.
- Tú tienes la culpa- me regañó.
- ¿Ah? ¿Yo? ¿Por qué? -
-Porque zayn, mi ex Oops! novio, me vio contigo, hizo una escenita de celos y bueno terminamos y a los minutos después estaba con la zorra de Cloe…
- Lo siento… no creí que fuera tan malo ir a dejarte al instituto.
- Eso no fue lo peor… la otra razón a la que no quiero ir al baile es porque… estuvieron hablando mal de mí toda la Oops! semana.
- No me digas que les darás en el gusto.
- ¿Por qué lo dices? -
-Tú no debes porque soportar que nadie te quite la ilusión de tener una buena noche, debes ir, verte reluciente y que todas las jodidas perras que te hayan insultado se queden con la boca abierta por lo bonita que eres- tomé un poco de aire- además hasta llorando te ves linda…
- Solo lo dices para sentirme bien Ethan- Golpeó mi pecho y comenzó a reír.
- Así me gusta que estés con una sonrisa en el rostro- sequé un par de lágrimas. -
-¿Tú crees que debo ir?- preguntó tímida. -
-Claro ¿Por qué no?
- Ve conmigo… Por favor…
- Pensé que aún estabas enojada conmigo- sonreí de lado.
- No ya no… y bien ¿Quieres ir conmigo? -
-Y ¿Me dejarás conducir mi Jaguar?
- Claro. -dijo ya riendo de la locura que dijo dulce (ethan)
- Entonces si te acompaño- reí. -
-Gracias- me abrazó desde el cuello jalándome hacía abajo quedando a pocos centímetros de juntar nuestros labios.
anahi se ruborizó a más no poder, estaba a punto de besarla, pero no… no puedo, no debo y no se… ella es una chica. La separé de mí un poco y sonreí de lado. No sería capaz de hacerle falsas ilusiones por lo que decidí dirigirme a mi habitación sin antes decirle que se cambiara.
Buscando en mi maleta encontré mi traje negro, que compre con la tarjeta de crédito de mi padre. Una camisa blanca, corbata negra y el bestón gris. Una vez lista- duchada, aseada y arreglada- me miro al espejo para darle un poco de forma varonil a mi cabello castaño. Opto por el típico peinado de la chasquilla levantada con gel. Me aplico desodorante y un poco de perfume. Arreglo mis patillas y barba falsa. Y finalmente; salgo en busca de Anahi. Al tocar la puerta; ella me dice que aún no estaba lista por lo que preferí esperar en el living.
Al llegar abajo, la mirada de mi abuela se planta en mí; me mira boquiabierta. Yo solo le sonrió.
- ¿A dónde vas?
- Acompañare a Anahi a su baile…- murmuró.
-- ¿Ah? -
Ella me lo pidió.
- En ese caso- se acercó a mí y arreglo la corbata- cuídala y pórtate bien, no hagas nada malo y cuídate también.
- Si Abuela- sonreí y la abracé.
- Estas bien fuerte muchachito- golpeó mi pecho- ¿Eres un maniático del ejercicio?
- Algo así- murmuró- sabes aún no me acostumbro a que me llamen “él”, es raro- rió
. - Yo tampoco me acostumbro- dijo apenada mi abuela- pero se que es por tu seguridad.
- Gracias. -
-Yo que tú me giro Ethan- me guiñó Jane.
Al girarme me encontré con una espectacular rubia ,Vestía de un largo y sofisticado vestido de satén rojo que dejaba remarcar su linda figura. El pelo ondulado y maquillaje leve, pero sus ojos se resaltaban mucho más. Oh **** ¿Por qué mis piernas flaquean?
- Y ¿Bien?- murmuró ella avergonzada
. - Wooh… te… te ves genial- respondí.atontado
Mi abuela se acercó a anny y la abrazó, luego nos pidió posar para esas típicas fotos de los bailes y con gusto me la tomé. Una vez listos, decidimos irnos. Pero antes de irme mi abuela me jalo y susurró a mi oído:
- Elijas lo que elijas siempre serás mí adorada nieta

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:52 pm

Capítulo 8
Aparqué al frente del instituto, las miradas se pegaron en mi auto y una sonrisa de satisfacción se cruzó en mi rostro al ver a Anahi sonreír. Bajé del auto para luego rodear la parte delantera y llegar por fin a su puerta. La miré a través de la ventana y ella nuevamente me sonrió. Abrí la puerta y estiré mi mano, lo que tuvo como efecto una decena de miradas o más sobre mí.
- Lista señorita para deslumbrar en esta noche tan hermosa.
- Más que lista señor- tomó mi mano y salió del auto.
Después de hacer un gesto cortés que era besar los nudillos de su mano aseguré el auto y ofrecí mi brazo como apoyo, la cual fue bien recibido.
- Que caballero eres Ethan- murmuró avergonzada.
- Trató de ser lo mejor para usted- sonreí. -
-Tanta formalidad señor, me siento alagada- rió bajo.
- El alagado soy yo.-no se que me pasaba pero me dejaba llevar lo caballeroso
Entramos por la gran puerta del instituto mientras una rubia oxigenada miraba a Anahi con mala cara; ella no se dio cuenta pero yo sí, miré a la rubia de vuelta, provocando que se sonrojara de vergüenza a pesar que mi mirada era asesina.
Caminamos hasta llegar a un gran gimnasio, estaba repleto de gente y no pude evitar ponerme nerviosa. El director del instituto nos dio la bienvenida y elogio a Anahi, no lo culpo se veía realmente hermosa. Luego me saludó a mí e intercambiamos palabras. Finalmente entramos al recinto.
- Ethan- susurró ella.
- Dime- la miré atenta. -
-Estoy nerviosa; no dejan de mirarnos- se ruborizó. -
-¿Será por qué yo tenía razón y tú serías la que deslumbraría aquí?
- ¡Oye! Tú no te quedas atrás- rió.
- ¿Gracias?- murmuré y sentí que mis mejillas se calentaban- ¿Qué quieres hacer ahora?
- Bien… no sé… me gustaría beber algo pero primero quiero sacarme una foto allí- apuntó entusiasmada a un fotógrafo y la típica manta de fondo, flores y tonteras.
- Bien… vamos- ofrecí nuevamente mi brazo pero ella en vez de agarrar este, tomó mi mano.
Nos dirigimos hasta el fotógrafo e hicimos la fila, abracé a Anahí por sobre los hombros cuando la sentí inquieta… mire hasta donde ella dirigía la mirada y vi a un moreno, alto y no tan fornido. Este miraba descaradamente a Anahi a pesar que llevaba a una rubia de la mano. -
-¿Qué ocurre?- susurré en su oído. -
-Él es zayn… -
-¿El moreno?- llevé mis manos desde sus hombros hasta su cintura. Ella asintió- es… mmm… feo- reí y no era chiste, a pesar de que los moreno siempre eran lindos; este no lo era, su pelo desordenado lo hacían ver tan demacrado… como de recién follado y su acompañante no se quedaba atrás
. - Ahora que lo veo bien, tienes razón- llevó sus manos hasta posarlas junto con las mías sobre su abdomen.
No sabía que era lo que hacía pero me gustaba el contacto de nuestras manos en ese lugar. Fugazmente las palabras de mi abuela pasaron por mi mente y logre atraparlas. Elija lo que elija…
- ¿En que piensas?- preguntó anny mirando hacía arriba.
- Pues, en que esta fila no avanza mucho pero me gusta estar así…- susurré mirándola desde arriba, no me había dado cuenta que era mucho más alta que ella.
- A mi igual… y pensar que hace unas horas te grite bien feo- se estremeció.
- ¿Pero fue para bien?- pregunté. -
-Yo creo- rió.
Tenía que reconocerlo, aquella risa me causaba mucha ternura y no podía evitar no abrazarla más y sonreír. Hace tiempo que no sonreía de esa manera o me sentía tan bien con alguien. Como deseo ser hombre y no mujer.
Por fin llegó nuestro turno; nos paramos frente al fotógrafo y él le entrego unas flores para que posara con ellas, eran rosas rojas igual que su bonito vestido. Nuevamente las miradas se fijaron en nosotros, eche un vistazo a mi alrededor y las mujeres miraban recelosas a Anahí, supongo que es por lo bonita que se ve. Cuando ya nos tomaron la foto, el caballero que sacaba las fotos nos felicitó, por lo bien que nos veíamos. Yo asentí agradecida al igual que anny.
- Bien… ahora solo queda esperar la foto.
- Eso creo- murmuré. -
-¡anny!- escuché un chillido. No por favor que no sea ella. -
-¡maite!- gritó anni mientras abrazaba a su amiga. -
-¿Quién te convenció a que vinieras?- preguntó ignorando mi presencia pues no quería que me mirara aún. Esa niña me intimidaba un poco y la verdad es que las chicas huecas no son lo mío.
- Ethan- dijo ¿contenta? Mientras jalaba de mi mano y me tiraba a su lado.
- Hola. Así que tú eres él famoso Ethan- me sonrió ¿coqueta?- que bien lo tenías escondido puente- murmuró un poco alto en el oído de anahi. -
-Y ¿Con quién viniste?
- Con christian… pero no se donde se metió. -
-Aquí estoy hermosa- un chico alto y rubio se acercó a maite y le dio un sonoro beso en la mejilla para luego abrazarla por detrás. Como lo había hecho con anahi hace unos minutos atrás
- Hola anny- le sonrió ampliamente- Hola, Soy christian- estiró su mano hacía a mí.
- Ethan- estiré la mía y lo saludé junto con una amplia sonrisa
. - Nunca te había visto antes- murmuró- ¿De donde eres amigo?
- De… d.feral- murmuré.
- Y ¿Qué haces aquí en Dallas?- preguntó maite metiéndose en nuestra conversación. -
-De vacaciones, mi abuela vive aquí y decidí quedarme un tiempo, quiero librarme de todo lo que tenga que ver con luces y cosas así, ustedes entienden- murmuré nerviosa.
- Oh claro… tú eres el nieto de Jane, él de quién tanto comentan estás dos señoritas.
Un leve rubor cubrió mis mejillas. ¿Eso es en serio? Nunca antes había escuchado que hablaran de mí y creo que son cosas buenas pues, christian me sonría siempre y me daba un aire de confianza. Mire a anahi y ella estaba roja como un tomate.
- Calla christian, eso no se dice- susurró mi acompañante.
Yo solté una leve carcajada y abracé a anny desde la cintura para luego pegarla a mí y besar su mejilla. Me causo tanta ternura que dijera eso. Creo que logré que ella se sonrojara aún más. -
-¿Deseas tomar algo puente?- susurré. -
-Si. - me dijo
'Bien… nos vemos o ¿Vienen con nosotros?- pregunté.
- Adelántense, nosotros vamos enseguida
anny tomó nuevamente mi mano y me llevó hasta la barra, increíblemente había alcohol, pero cada alumno podía beber máximo tres copas o vasos de alcohol, eso en mis tiempos de colegio nunca hubiera pasado
. - ¿Sorprendido?- me preguntó
. - Si algo- reí ante su pregunta. -
-¿Qué tomaran chicos?- nos preguntó el Barman.
- Pues… yo quiero un ponche normal… sin alcohol- dijo anny- Y ¿tú Ethan… que pedirás?
- Bien yo creo que… lo mismo- a pesar de que me gustaría tomarme una buena copa de vino, estoy manejando y estoy a cargo del cuidado de anny
. - Enseguida chicos.
- Pensé que pedirías cerveza o algo así…
- Tengo la responsabilidad de cuidar a una bella dama esta noche. No me arriesgaré a conducir con alcohol en la sangre. Uno me darían un parte y dos mi abuela me mataría.
- Que tierno eres Ethan- murmuró.
- ¿Tú crees?
- Si, si lo creo- besó mi mejilla y bebió de su ponche.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:52 pm

Capítulo 9
La música comenzó a ponerse mejor y finalmente decidimos bailar un poco. A pesar de que anny sabía que no bailaba nada de bien igual me tironeo hasta llegar al lado de maite. Ella la amiga de pente me sonrió nuevamente coqueta… ¡Que descarada! Y tan buen chico que se ve christian. anahi me jalo a su lado pues, se dio cuenta de la cara de su amiga y rodó los ojos poniéndolos en blanco por un segundo.
- Eres malvada… me harás bailar a pesar de que no bailo nada- me incliné y le susurré en el oído.
- Si soy mala quiero ver como se mueven esos pies- rió.
- Lo reitero… eres mala- hice un leve puchero.
- ¡No hagas eso que muero de ternura!- me apretó las mejillas.
- Lo siento- reí.
No podía parar de reír, la verdad era que no bailaban tan mal después de todo, como decía ella. Capaz que mis pies lograron recuperar su sentido. Ya no más dos pies izquierdos como dijo riendo Anahi. Repentinamente la música cambio drásticamente a un lento. Mire a mi alrededor y estaban todos muy juntos. Algunos comiéndose las bocas y una mirada que me llamo bastante la atención era dirigida a mí. Era zayn, me miraba celoso, con ira. Creo que esta noche me meteré en unos cuantos problemas. Mire a anny la cual me miraba tiernamente. Me acerqué a ella y pase una de mis manos por su cintura, con la otra corrí un mechón de pelo que cubría uno de sus ojos. Ella paso sus manos por mis hombros dejando descansar sus manos en mi cuello. Jugueteo un rato con el pelo que cubría parte de mi nuca. La pegué más a mí y baje mi mano libre hasta su cintura. -
- No bailas nada de mal- comentó fascinada.
- Eso creo- reí.
Seguimos meciéndonos al compás de la música. Lentamente me fui perdiendo en la mirada de ella, esa intensa mirada que oculta algo pero que a la vez se ve liberada. Por impulso, deje caer mi cabeza y la pegué con su frente, ella sonrió levemente y bajó un poco su cabeza y luego la levanto para rozar nuestras narices. Al Oops! la Oops! de que un hombre debe amar a una mujer y viceversa, yo la quiero y mucho.
- Gracias por invitarme- susurré muy cerca de sus labios.
- Gracias por haber aceptado- se inclinó levemente y rozo mi labio inferior con los suyos, donde depositó un dulce y tierno beso en la comisura de mis labios.
- ¿Puedo?- pregunté obviamente pidiéndole permiso de probar esos lindos labios carmesí.
- Claro- sonrió de lado y se abrazó mucho más de mí.
Me incliné levemente, pase una de mis manos por su nuca y junte nuestros labios. Los moví con suavidad y aunque digan que los besos no tienen sabor, para mi si lo tuvo. Un sabor tan dulce como embriagador. Se abrazó a un más a mi cuello y yo la apreté un poco más a mí, bajando mi mano que estaba en su nuca hasta su cintura, moldeando toda su espalda. Los dos al mismo tiempo sonreímos entremedio de ese beso por una razón que no me lo explicaba. Me separe un poco de ella para poder respirar, pero antes de poder decirle algo un tipo me empujó haciendo que también empujara a anahi. -
-¡¿Qué Oops! te pasa?!- grité al notar que zayn me había empujado. Levanté rápidamente a anahi del suelo.
- ¡Tú no debiste meterte con mi novia!- gritó de vuelta y me dio un leve golpe pero fuerte en el pecho.
- No es tu novia.
-Ven anny- jaló su mano- tu eres mía y de nadie más.
Se notaba a leguas que ese Oops estaba ebrio, tomé a anny del brazo y la jalé hacía a mi, para luego protegerla con mi espalda. Todo nuestro alrededor estaba expectante de lo que pasaba, por lo que formaron un circulo.
- Tú no la tocas- mascullé. Estaba realmente enojada ¿Qué se cree este Oops de arruinar mi momento?
- Supieras todas las veces que toqué a esta perra mal parida- dicho esto el gentío comenzó a reír y de inmediato me hirvió la sangre.
- Haré que te tragues esas palabras- lancé un buen puñetazo a su mandíbula casi se la desfiguré.
zayn se quejó y volvió a mí y me atacó, agradezco todo el entrenamiento físico que mantuve durante años, sobre todo por defensa personal y algunas técnicas de karate. Esquivé un golpe del idiota y agarré de inmediato su brazo, doblándoselo hasta atrás. Luego lo tire al suelo y poniendo mi pie sobre su espalda doble su brazo. Inminentemente se quejó. Me senté sobre él y levante su cabeza jalando su asquerosa cabellera
. - ¿Qué habías dicho de ella?- pregunté al mismo tiempo que dejaba caer su cabeza contra el piso
. - Que es una perra mal parída- masculló y se giró rápidamente teniéndome a mí en el suelo.
En un movimiento rápido me levanté del suelo y el también. No recuerdo haber dejado tan mal a un tipo tan rápido, la nariz le sangraba, al igual que el labio y la ceja. Si previo aviso se abalanzó hacía mí dándome un golpe sobre el bajo vientre haciendo que me inclinara. Un rodillazo fue a dar a mi boca. Oops!.
Me repuse del golpe y lo mire con odio, este mal nacido me las pagara y se tragara las palabras y toda su Oops!. Un nuevo golpe iba directo hacía a mí. Pero tome su brazo y lo gire junto con él. Di un golpe y le quebré el brazo. Le di un rodillazo en la entrepierna y al ver que ya estaba en el suelo le di una patada en las costillas. Me agaché un poco y tomé nuevamente su pelo para levantar su cara.
- ¿Qué habías dicho de ella?
- Na… na… Nada- masculló adolorido.
- Buen chico- les di unas palmadas en las mejillas y me levanté.
Al reincorporarme mire a la multitud; estaban asombrados ¿Qué acaso nunca habían visto caer a un ****a? Mire a anahi y ella lloraba. No había escuchado ningún grito de ella mientras lo golpeaba incluso solo lo escuchaba a él.
- Escúchenme bien- dije gritando- me enteró que un Oops o una Oops trata mal a Anahi se las vera conmigo- jadee un poco- ¿No están bastante grandes para el Bullying? Que pena que aún existan Oops! mediocres que creen que haciendo sentir a alguien mal se hará superior. Pero la verdad es que cada vez se meten más en un hueco que nunca lograran salir. ¡Malditos imbéciles sin vida!
A los pocos minutos todos bajaron las miradas, sonreí de lado a anny, ya se había calmado y me devolvió la misma sonrisa. Llegó el director del colegio junto a un policía y un paramédico. El policía me jaló del brazo y me llevó hasta afuera. Oh…o.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:52 pm

Capítulo 10
- Quédate aquí- me ordenó el policía.
Me senté en la escaleras de entrada del instituto, segundo después sentí unas manos recorrer mi torso. Era ella. -
'Lo siento… de verdad…
- No te preocupes anny ¿Creías que no haría nada verdad? -
-Si… no me esperaba esa reacción tuya.
- Para que veas que si me importas- susurré al recordar una escena de la tarde.
El policía volvió hacía a mí y pidió mis documentos. Caminé hasta el auto seguido por puente. abrí la puerta del copiloto y le ordené de buena forma que me esperara allí. Ella accedió sin antes darme un leve beso en la mejilla. Sonreí y saqué los documentos. Caminé de vuelta hacía el policía que me esperaba impaciente. Le entregué mis documentos y espere a que hablara.
- ¿espinoza? -
Si… ¿Hijo de reberte espinoza? Él no tiene hijos solo una hija- reí. - ¿dulce?- preguntó confundido.
Mire al hombre que tenía al frente y fruncí el ceño ¿Cómo sabía mi verdadero nombre? Lo miré una vez más y analicé mejor sus facciones. -
-¿William? -
-Él mismo- sonrió.
- Oh no puede ser- lo abracé cálidamente- tanto tiempo.
- Demasiado- murmuró.
William Black, fue uno de mis grandes amigos del colegio, nunca creí que estaría él aquí, oh Dios creo que me he salvado.
- Dime… Ethan- encaró una ceja después de que nombrara mi nombre falso, le conté en pocos detalles de que se trataba el nuevo trabajo de mi padre. Si él también sabía algunas cosas sobre mí- ¿Qué ocurrió?
- Pues… vine a un baile con una "amiga" y un Oops la comenzó a insultar, estaba ebrio el tipo y dijo cosas horribles, tu sabes que no puedo soportar que insulten a una mujer frente mío, por lo que la defendí y termino todo en eso- apunté la camilla que salía del instituto con zayn encima.
- Tú no cambias- rió.
- No- reí. -
'Bien… han llamado a tu padre- dijo viendo un papel- ya puedes irte, agradece que llegué justo durante estas semanas , capaz que te hayan metido presa y uff ni te cuento- negó con la cabeza- Bien dulce. Cuídate.
- Igual Will- me despedí con un apretón de manos.
Me entregaron mis documentos y me dirigí de vuelta al auto. Al subir al asiento del piloto, cerré la puerta y finalicé con un gran suspiro de alivio.
- ¿Qué tal te fue?- preguntó preocupada.
- Pues… no me creerás- sonreí.
- Dime- insistió. -
-El policía ese que me sacó, es un amigo mío
. - Dime que bromeas- sonrió ampliamente.
- No bromeo. -
-Que suertudo eres- me miro con ternura.
- ¿Tú crees?- ladee mi cabeza a un costado.
- Si- susurró.
- Y bien- suspiré- vamos a casa- acaricié su mejilla
. - Bueno… así te limpio tu labio.
- ¿Crees que sanaría con un beso?- susurré en un tono poco audible para ella pero de todos modos escuchó. -
-Probemos- sonrió y se acercó lentamente a mí.
Saqué mis manos del manubrio y las posé en sus mejillas, me incliné levemente y besé tiernamente sus labios. Esos adictos y deliciosos labios que cada vez mi cuerpo pedía más. No puede ser… como era posible que ella haya cambiado tantas cosas en mí… ¿Quién imaginaría que yo me estuviese enamorando de una mujer?
***
Llegamos a casa a las 3 de la mañana. No me di ni cuenta que la hora había pasado tan rápido. Entramos y la luz del living estaba encendida, pero mi abuela no estaba en ningún lado del primer piso, por lo que supuse que estaba durmiendo. anny tomó mi mano y me dirigió hasta la cocina. Me senté en uno de los taburetes que tenían allí y espere a que ella llegará con un botiquín, pues solo hace pocos minutos se fue por él.
Al llegar tomó el botiquín y sacó un poco de algodón, humedeció este con agua y luego limpio mis labios. Mis ojos no se despegaban de los suyos y varias veces me sentí cohibida. -
-Te ves tierno cuando te sonrojas- mencionó en un susurró.
Eso provoco que me sonrojara aún más, ella rió y luego untó alcohol desinfectante en un nuevo algodón y lo paso por mi labio. - Arde. Arde- me queje.
Ella sopló sobre la herida y un escalofrío recorrió mi cuerpo. Oh… - ¿Mejor?
- Si- susurré.
Terminó de curar mi cara y puso un pequeño parche curita en mi ceja. Guardó el botiquín y a los pocos minutos volvió conmigo. Se sentó en la encimera de la cocina al frente de mí dejando al descubierto un poco su rodilla. Nos quedamos mirando por unos largos minutos, apoyé mi cabeza sobre sus piernas y ella comenzó a acariciar mi cabello.
- Sabes… nadie nunca antes, había hecho eso por mí- su tono de voz es algo melancólica.
- No iba a dejar que ese Oops hablara así de ti- besé su rodilla descubierta.
- Gracias- murmuró casi en un sollozo.
- Hey… no te pongas así- levanté mi cabeza y me encontré con sus ojos cristalinos- No llores- me levanté del taburete y me instalé frente a ella- No llores princesa- sequé un par de lágrimas que se asomaban.
- Es que…- me abrazó y se recargó en mi pecho- nadie en mi Oops! vida me había defendido de esa manera, ni menos dejar callados a esos idiotas- respiró hondo- ni mi padre había reaccionado así cuando le conté que me molestaban en el colegio, pero tú, un desconocido que solo conozco hace un mes; volcó mi vida y logró callar a tantas personas… cuando dijiste todo eso y te llevo el policía… me quede un rato allí… la gente me miraba avergonzada… e incluso miraban avergonzada a todas las chicas que insultaron en la vida escolar. Lograste hacer tanto en un solo día.
- ¿Qué más logré?- acaricié su cabello y su espalda.
- Lograste hacerme sentir tan bien con solo una caricia, un abrazo, hiciste que esta noche sea muy especial.
- Me alegra escuchar eso- separé su cabeza de mi pecho y la tomé con delicadeza sus mejillas- tú también hiciste que este día fuese muy especial para mí- besé su frente.
- ¿De verdad?- sonrió.
- Si- la abracé.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:52 pm

Capítulo 11
La canción Situation de Escape the Fate, me saca de mi mundo irreal y me somete a la realidad. Tallé mis ojos con pereza, extendí mi mano y alcancé el celular que aún sonaba. Apagué la alarma y traté de seguir durmiendo pero fui increíblemente saboteada
. - ¡Ethan!- gritó ella aventándose sobre mí.
- Ay…- me quejé levemente.
- Lo siento- se trató de levantar pero yo la atrapé rápidamente
. - No te vayas- dije con los ojos aun cerrados- no me dejes. -
-Oh Ethan- se metió debajo de las sábanas y me abrazó.
- Buenos días- saludé mientras abría los ojos y miraba fijamente sus lindos ojos castaños.
- Buenos días- sonrió
- ¿Cómo estas? -
-Bien a pesar que me duele un poco aquí- sobé mi estómago- creo que es hambre o porque me golpearon anoche- susurré.
- Creo que la segunda opción- murmura apenada.
- Hey… ¿Qué ocurre?
- Te duele por mi culpa.
- Claro que no- fruncí el ceño- no fue tu culpa.
- Me gustan tus ojos- dijo cambiando drásticamente el tema- son hermosos.
- No tienen gran ciencia son solo de color pardo- murmuré. -
-Pero a mi me gustan- enterró su cabeza en mi cuello.
- Y a mí me gustan los tuyos.
La mañana paso rápido, mi abuela no aparece por ningún lado y muero de hambre. Apoyo mi cabeza en la mesa del living mientras observo a anny hacer sus tareas. Se ve tan concentrada que no quiero preguntarle si sabe cocinar. Es extraño pero a pesar de vivir sola, la cocina nunca ha sido mi fuerte.
- Ethan…- me sorprende mirándola, desvió mi mirada a un florero.
- Dime.
- Tengo hambre.
- Yo también
mi estómago ruge y me ruborizó.
- ¿Sabes cocinar?- pregunta dejando su lápiz grafito a un lado.
Su pregunta me desconcierta y me sonrojo- no, no se cocinar.
- Yo tampoco- susurra.
Bien, no soy la única en el mundo que no entra a una cocina para freír un huevo. Miré a anny y seguía haciendo sus deberes.
- Deja eso allí, vamos a comer- dije mientras me levantaba y sacaba las llaves de mi auto del bolsillo. - Pero…
- Vamos, yo invito- sonreí.
Sin mayor objeción, anny subió al auto y nos dirigimos a cualquier restaurante. Le pedí que ella eligiera y mientras pensaba, me pasee por varías calles de Dallas.
- ¿Podemos ir al mcdonald Hace tiempo que no voy allí- murmura.
- Claro que podemos- reí.
Conduje hasta divisar el restaurant que Anahi quería visitar. Aparqué en el estacionamiento y ayude a puente bajar del auto. Me fijé que siempre que hago eso, ella siempre se sonroja.
Al entrar el espacio es acogedor y bastante agradable. El aroma del ambiente es embriagador. Un mesero se nos acerca y nos da una mirada rápida, pedimos una mesa y él nos conduce a una desocupada en el centro. - Bienvenidos a mcdonald.
-soy Billie Gee- dijo entregándonos la carta- ¿Qué desean pedir?
Echo un vistazo a la carta y en la lista hay una serie de platillos deliciosos, buscó con mi mirada y optó por las hamburgesas big mac. Miro a anahi y ella sigue con su pedido
. - Y también quiero de postre Mousse de Chocolate y ¿tú anahi?
- Copa de helado de lúcuma bañado en chocolate
. - ¿Algo para beber?
- Una Sprite.
- Y yo…- pienso determinadamente en beber algo pero… ¡estoy conduciendo!- Una Coca cola por favor.
Conversamos por largos minutos mientras esperamos nuestro pedido, comentamos sobre lo sucedido en la noche y reímos de variadas situación sobre todo cuando humille en cierto sentido a zayn. Sonrió con suficiencia cuando Billie llega con nuestros platillos y bebidas.
Mientras comimos, su celular suena y la expresión facial de ella cambia de alegre a preocupada.
- Disculpa- susurra.
- Oh no te preocupes por mi, contesta- sigo comiendo.
- ¿Alo?... muy bien papá y ¿tú?- ¡Oh la llama su padre! Me trapico un poco pero ella no se da cuenta, bebo de mi gaseosa- Ok… no te preocupes… si… estoy en buenas manos papá… vuelve pronto… te extraño
. - ¿Todo bien?- pregunté dejando el vaso a un lado
. - No del todo- murmura y lleva un bocado más a su boca- mi padre no volverá en un mes más. -
-Oh… lo siento- paso mi mano por sobre la mesa y la poso encima de la suya.
- Estoy acostumbrada desde mmm… 5 años.
- ¿Qué hace él?
- Es un hombre de negocios- contesta nerviosa, conozco eso en las personas esta mintiendo… pero no quiero hostigarla con mis preguntas ahora.
- Genial- finjo asombro
. - Y el tuyo… ¿Qué hace?- me mira ansiosa.
- El mío- es un Oops! bastardo que consiguió lo que quería- trabaja en una oficina de no se que… nunca me he interesado en lo que hace- modo actuación modeon.
- ¿No te llevas bien con él?- ¿Cuándo se desvió el foco hacía a mí?
- Uhm… no- por favor deja de preguntar- Bonito lugar- miro mi entorno detenidamente y una mirada asesina me mira. ¿Quién es ese tipo?
- ¿Pasa algo Ethan?
- No… ¿Por qué?
- Pues… estás pálido- acaricia mi mejilla.
- ¿Sabes quién es el tipo que mira hacía aquí?
- a ver… -
- Espera… no te gires tan obvia… ve al tocador y vuelves.
- Bien…
anahi se levanta y camina hacía el tocador, se demora un poco simulando estar dentro y luego vuelve, con el ceño fruncido. -
-Es mi primo- sigue con el ceño fruncido. -
-Pues… creo que me quiere matar- hago una mueca de “no quiero más problemas”.
- Si hace algo yo me meto a defenderte ahora- sonríe alegremente.
- No es necesario- río por lo bajo.
Terminamos nuestra comida y nos encontramos disfrutando del postre y de una nueva conversación. Me dijo que anoche le llegaron una serie de fotos al celular que fueron recibidas por maite primero, sobre varias cosas de anoche sobre todo nuestro beso. Me contó también sobre su afición. El canto.
- Yo solía tocar guitarra, ya estoy añejo- murmuro.
- Ethan cuando dices eso me haces pensar que tienes 25 años, pero no te ves tan viejo.
- ¿25?- preguntó sorprendida.
¿Tan vieja me veo?- solo tengo 19… pronto 20- y diciendo eso me siento una pedófila maldita lesbiana.
- Solo 2 y casi 3 años mayor que yo- dijo con tono tranquilizador- creo que la edad es algo superficial- termina diciendo al igual que su postre.
Y ¿El género también es algo superficial? Me pregunto mentalmente

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:52 pm

Capítulo 12
Luego de comer y pagar lo consumido, decidimos volver a casa. De la mano salimos del restaurante y nos dirigimos a mi auto. Al subir, puse el stereo y sonaba "donde esta el amor de jesse joe y pablo alboran "mientras avanzaba junto con la canción, sentí como anny cantaba bajito. No cantaba nada de mal y debo decir que su voz me gusto bastante.
- Que lindo cantas- sonreí.
- Gra... Gracias..
- No dejes de cantar- pedí
- Que vergüenza- se ruborizo. -
Vamos, canta, por favor.
- Pero si cantas conmigo.

Me detuve en el primer semáforo y comenzó a sonar en la radio "darte un beso de prince royce" La mire por unos segundos y note que me miraba impaciente. ¡Rayos! ¿Que hago ahora? No creo que sea muy adecuado que cante, mi voz aun no se acostumbra al cambio. Hasta creo que si canto, se dará cuenta de mi secreto
. - Me podrás haber obligado a bailar- reí- pero no lograras que cante.
- Ou... Y si te doy una recompensa- dijo con una voz sensual, cosa que hizo que mi cara se calentara.
- No... No me convencerás- trate de sonar lo mas seria y convincente posible. Dirigí mi mirada hacia a ella y tenia un leve puchero en su rostro. Se veía muy tierna. - ¿Lo que yo quiera?- eche a andar el auto y seguí el camino.
- Si- sonó esperanzada.
- Quiero que cuando lleguemos, veamos películas y nos besuqueemos.
- Y ¿No puede ser ahora?-dijo ella en un susurro.
- Estoy manejando anny no debo desconcentrarme- reí nuevamente
. - Buu... Entonces canta- mascullo risueña.
- Era solo una idea.
- ¡Malvado! yo quería escucharte. -
- Bien ya hemos llegado- me estacione frente a la casa y bajamos.
anahi pegaba pequeños saltitos detrás de mí. Antes de abrir la puerta, sentí como sus manos rodeaban mi torso. Metí las llaves en el pomo y al momento de girar ella me apretó aun más.
- ¿Que ocurre?
- La pasé muy bien contigo- me soltó ligeramente.
- Ou yo también la pase muy bien, linda- me gire y la apretuje en un abrazo
- me gusta tu sonrisa- me incline y sonreí al igual que ella sobre sus labios.
- y a mi la tuya.
No me importaba ya que alguien me viera, yo solo quería besarla en ese mismo instante. Tome sus mejillas y junte nuestros labios, formando un delicioso y pasional beso. Ella aún tenía en su boca el exquisito sabor de chocolate con lúcuma en su boca. Mmm deliciosa.
Entramos y cerramos la puerta tras de nosotras. La mire con una sonrisa Oops en mi cara y nuevamente me abrazó, pero esta vez por el cuello. Volví a besar sus labios y con un solo empujón ella me tiró a uno de los sillones. Me acomodé en el sillón con una pierna colgando y la otra flectada. Ella se subió sobre mí y descansó su cabeza en mi pecho. Pasé mi mano por su espalda y con la otra acaricié su mejilla. Levantó su cabeza y se acercó mucho más a mi cara, teniendo mayor acceso a su boca, posé mis manos en su cintura e inmediatamente reclamé sus labios. Mientras nos besábamos, sentimos un ruido provenir de la biblioteca. Pensé que era mi abuela pero no se, no me importó del todo. Seguí con mi faena pero nuevamente sentimos unos ruidos más cercanos a la cocina. Me separé de Demi y la mire extrañada.
- anny - susurré. -
-¿Am? -
¿Dónde fue mi abuela? -
-Dijo que iría a… mmm… a la casa de una amiga algo así y que estaría alrededor de las 9 aquí ¿Por qué?
- anny son las 7:30 pm…
Ella me miró preocupada y yo me preocupe más ¿Estaba mi abuela realmente en la casa?

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:53 pm

Capítulo 13
- Jane- pronuncié aún acostada- Abuela- murmuré y me senté en el sofá para ver mí alrededor. anny se sentó a mi lado y me miro con miedo. Pues no obteníamos respuestas. - Quédate aquí- le ordené tiernamente, no quería que nadie le hiciera daño
. - Pero… -
-Solo espérame ¿si?- besé su frente.
- Está bien ten cuidado- susurró preocupada.
Me levanté del sofá y me di cuenta de que estaba oscuro. ¿Cuándo Oops! se había oscurecido tan de repente? Le pedí a anny que encendiera la luz haciendo que toda la casa se iluminara. Desde la cocina sentimos como caía al suelo algún servicio y luego era recogido. ¿Qué Oops!? anahi de todas formas me siguió. Fruncí el ceño hacía ella pero no podía enojarme, pues, me miro tierna y con los pómulos rosados, haciendo que me derritiera allí mismo.
Tomé lo primero que encontré de la vitrina de mi abuela. Una botella antigua… Jane me matara si se entera que esta botella desapareció de la faz de la tierra. Caminé sigilosa hasta la cocina y al momento de entrar levante la botella, con fuerza la baje pero me detuve de inmediato. ¡¿Qué Oops! hace él aquí?!
- Wooh sabía que me odiabas pero no tanto- me miró él asustado.
- ¿Qué Oops! haces aquí poncho?
- Me mandaron- sonrió irónico
- Ethan…-susurró ella detrás de mi espalda- ¿Quién es él?
- Eh… un primo- mentí, ¿Cómo le iba a decir es mi ex? ¡Me creería gay!
- Hola- la saludó con una sonrisa calida de esas que enamoran a cualquiera… si yo caí una vez por culpa de esa sonrisa. -
- Hola- respondió ella no tan convencida y se paro al lado de mí.
- ¿A qué vienes?- mascullé. ¡Quita tu sucia mirada de ella maldito bastardo! Grité a mis adentros.
- No creo que ella deba escuchar- murmuró desviando su mirada impasible hacía mí.
- Voy a casa de maite y vuelvo me llamas ¿si?- respondió rápido y besó mi mejilla sorpresivamente. Se despidió con una señal de manos de poncho y se fue.
- Así que ya conseguiste que ella se enganchara de ti- acarició su propio mentón como si fuera un gran pensador- realmente es bonita, pero no tanto como tú- me miró. Oh no esa mirada oscura- sabes realmente pareces chico, pero te conozco tanto que puedo jurar que tus pechos están más aplastados que nunca.
- ¡Cállate!- me sonrojé con su inapropiado comentario- dime a que haz venido.
- Tu padre no ha recibido noticias tuyas ni de enrique puente- se levantó del taburete y llevó un posillo al lavaplatos- además tenía ganas de verte, sabes aún te extraño- susurró.
- Oh reberte- llevó mi mano a mi cabeza, fingiendo a que no he escuchado lo último- ya lo llamaré ahora vete
. - No me iré. Tu padre sabía que abandonarías la misión que te encomendó y me envió a mí… no creí que te gustaran las chicas espinoza-murmuró.
- No es algo que debería importarte, no somos nada. Solo compañeros de trabajo.
Trate de alejarme rápidamente de la cocina y camine hacía mi habitación, veo una maleta desconocida sobre mi cama… oh no… ¡Se quedará aquí!
- Tu abuela me dijo que podía dormir aquí, así no levantar sospechas- susurró detrás de mí. ¿Cuándo fue que llegó?
- No quiero que toques a Anahi- susurré
. - Uh creo que de verdad te gusta
- ¿Si y qué? No debería importarte- murmuré nerviosa al sentir sus manos en mi cintura-
-no me toques poncho
. - Esto si que no me lo creo… la homofóbica dulce maria espinoza esta enamorada de una chica
- Nunca dije eso- fruncí el ceño mientras me giraba y lo encaraba.
- Demuestra lo contrario, tus actos te delatan.
No se como Oops! hizo pero yo me encontraba en la cama acorralada por sus brazos. Sus fuertes brazos por cierto. Lo mire a los ojos y vi las misma miraba que me daba cuando yo era una adolescente… esa mirada inocente pero con amor… ¡Oops! dulce vuelve a la tierra!
- poncho aléjate- traté de salir de su prisión pero me tomó de los brazos y los puso en mi cabeza.
- Sabes dulce te he extrañado muchísimo… y sabes que nunca quise que todo terminara tan mal
- Si lo se pero aléjate, por favor.
- Me alejare cuando me digas que no extrañas esto-
¡Rayos! ¿Por qué hace esto cuando pienso que mi vida esta mejor que nunca con anahi? Pero en algo tenía razón, si extrañaba esos calidos besos que sabía darme en el cuello. - Basta, por favor- gemí
. - ¿De verdad quieres que me detenga?
- Si por favor- lloriquee. Una parte de mi no quería que se detuviera pero… ¡Oops! espinoza ¿Quieres a Anahi no? Déjate de payasadas y patéale la Oops! entrepierna. Le hice caso a mi subconsciente y le pegué un buen rodillazo en su zona voluptuosa.
- Con un aléjate bastaba- se tiró al suelo y llevó de inmediato sus manos a su sexo
- Te dije que te detuvieras poncho- jadee
- Me las pagarás dulce- me fulminó con la mirada y levantándose rápido cerro la puerta con pestillo, me sonrió divertido y recordé uno de los días con los que pase con él, mejor dicho el primer día que él me había confesado su amor y me besó. Cosas del pasado. Una sombra de sonrisa trató de salir de mi boca y me levanté rápido de la cama.
- ¿Recuerdas esto verdad?- meneó su mano en el aire. Mi sonrisa por fin apareció y reí un poco. Corrí hacía a un extremo de la habitación y él me siguió hasta que me tomó y tuvo el control por unos minutos.
- No lograrás besarme otra vez así poncho -moví mi rostro para que él no lo tomara
. - ¿Cómo estas tan segura?- gruño y sacó sus manos de mi cintura para pasar una por mi nunca y con la otra sostuvo mi mentón.
- Te abofeteare al igual que esa vez, así que suéltame.
- Estás muy agresiva pero eso me encanta- susurró y sin previo aviso me besó.
Me separé de él y le di una buena bofetada, para luego una de sus manos pegara de lleno en mi trasero.
- Te golpearé de nuevo si no te detienes- mascullé zafándome de sus labios
- Oops! dulce quédate quieta- me volvió a besar y me rendí.
Lo extraña y me sentía horriblemente culpable, estaba engañando a Anahi aunque no teníamos nada concreto, pero de todos modos me sentí mal.
- No…- dije cuando sus manos estaban sacando la venda, no me había dado cuenta que no estaba con mi camisa- detente… no quiero. Por favor detente.
Él se detuvo y me miró extrañado baje la mirada, me levanté de la cama y caminé hasta llegar al armario, saqué un pijama y una cobija y baje las escaleras. Me metí al baño e inexplicablemente me largué a llorar. Oh anahi perdóname. Me cambie de ropa, lavé mi rostro, afeite, mejor dicho me saqué el Oops! bigote y lo guarde en un bolso que también había sacado. Nada más de bigote por un tiempo, es incómodo.
Me acerqué al sofá más grande acomodé los cojines y me acosté allí. No podía dormir sabiendo que ella estaba fuera y que más encima con la culpa de lo que acabo de hacer. Solo fue un beso, me regaño mi mente. Será solo un beso pero ella no se merecía que le hiciera eso. ¿No?

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:53 pm

Capítulo 14
¿Por qué apuntan a mami con eso Dulce? _
-Dulce ¿Qué ha sido ese sonido?
- DulceMami ya no me apreta... ¿Que pasa?
-Dulce ¿Para dónde me llevas?
No me sueltes me gusta estar en tus brazos hermanita.
- ¿Por qué corres? Me estas asustando Dulce
- Dulce ¿Qué haces en el suelo? Levántate, ese hombre viene tras de mi,Dulce
- ¿Por qué duermes ahora? No es de noche... Dulce..
- Vamos, despierta... ¡Dulce ayúdame! ¡Dulce! Despierta. ¡dulceeeeeeeeeeee__!
- Ethan. ¡Ethan! Despierta.
- anni...-susurre con los ojos llorosos y con la respiración agitada.
- Tranquilo-acaricio mi mejilla secando así algunas lagrimas- no pasa nada, tranquilo
. - Oh Oops!- tape mis ojos con mi brazo
- solo fue una pesadilla...
Mientras mi respiración se regulaba y mi labio dejaba de temblar, anny seguía acariciando mis mejillas, cabello y una que otras veces, plantaba pequeños besos en mis mejillas. Todo ese tiempo se limito a no preguntar, de seguro mientras tenia la pesadilla gritaba el nombre de mi hermanita
. - ¿Que hora es?
- Las tres de la madrugada- respondió en un murmullo.
- Tardísimo- quite mi brazo de mis ojo- Lo siento por no llamar, se me olvido mientras discutía con el idiota de mi primo...- la mire a los ojos y note ese brillo de preocupación
. - No te preocupes- se inclino y me besó cortamente.
- ¿Hace cuanto que estas aquí?- me senté para que ella se sentara al lado mío, pero en vez de hacer lo que creía, se sentó en mis piernas quedando frente a frente.
- Estoy viéndote desde las doce- abrazo mi cuello.
- Hace mucho- susurre desviando mi mirada a mi alrededor
. - Si- sonrió- te veías tan tierno durmiendo que no quise despertarte... Además ¿Que haces aquí?
- Me quitaron mi cama y no me gusta compartir mis cosas con el
. - Suenas tan posesivo... ¿Conmigo la compartirías?
- Claro... Que si- pose mis manos en sus caderas y acaricie toda esa zona.
- Bien... Entonces vamos- me besó para luego tomar mi mano y llevarme a su habitación.
Una vez adentro, me sonrió ampliamente, al mismo tiempo que me ordenaba que me girara. Espere a que me diera la nueva orden y a pesar de que mi cuerpo quería girarse para poder mirarla, mi cordura me lo impedía.
- Listo.
Al darme la vuelta, la vi con su pelo tomado en una cola de caballo y vestida con un short y una camiseta musculosa. Oh **** que sexy se ve.
- Me gustas mas sin esto- quite su coleta dejando su pelo suelto. Cuando la mire con los pómulos rojos caí en la cuenta que le había dicho esto.- ¿Te gusto?- pregunto temblorosa, pero con una sonrisa en sus labios.
- Si... Si me gustas- jugué con mis dedos, en ese momento me salio todo lo nena.
- Solo eso- me miro esperanzada.
- No... No solo eso- trague saliva- te quiero anahi, te quiero mucho- me acerque a ella y la abrace- te quiero.
- Oh Ethan- se acurruco en mi pecho- Yo también te quiero y mucho.
- Me siento como todo un adolescente- reí.
- Te creo-bostezo- ven -tomo mi mano y me llevo hasta la cama.
Cada una tomo un lado de la cama, me acomode en el lado izquierdo y de inmediato sentí sus manos sobre mi pecho. Le sonreí y bese levemente para después, abrazarla, pegarla más a mi, besarla una vez mas y dormirme placidamente

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:53 pm

Capítulo 15
Una semana, una semana más soportando al Oops de poncho, soportando que la coquetee al frente mío. Estaba sentada en la mesa del comedor comiendo mi desayuno, viendo como esos dos reían y hacían comentarios incoherentes. Todas las mañanas eran iguales, “buenos días poncho, buenos días linda, sonrojo de anahi, te ves hermosa hoy, gracias, otra vez sonrojo” ya estaba bastante asqueada con su presencia para que comenzara a pisarme los talones.
- Ethan, ¿pasa algo?- preguntó mi castaña notando mi expresión.
- No pasa nada- dije seca.
- Uh mi primo esta celoso…
- Cállate bastardo.
- ¡Hey esa boca!- me dio un palmazo en la nuca mi abuela. ¿Cuándo llegó ella a mi lado?- ten modales en la mesa, hace una semana que estas como un animal.
- ¿Será por qué otro animal esta…? Olvídalo- susurré, iba a decir “pisar mi territorio” pero luego recordé que anahi y yo… no somos nada más que ¿amantes? ¿amigos con ventaja? Solo… ¿amigos?
- ¿Otro animal qué?- me fulminó con la mirada mi ex.
- Que otro animal esta invadiendo mi espacio personal- contesté.
- Tú sabes muy bien porque estoy aquí, Ethan…- dijo con tono burlón mi nombre falso- además no es primera vez que invado tu espacio personal- sus últimas palabras hicieron que mi estómago diera vueltas.
- Imbécil- me sumergí en un nuevo sorbo de café.
- Em… yo creo que… bueno… permiso, me iré a arreglar para el colegio
. - ¿Te voy a dejar linda?- dijo con tono seductor poncho, tomé el contenedor de las servilletas y se la lancé en la cabeza haciendo que anny riera.
- Gracias- le sonrió- pero prefiero que me lleve Ethan.
- ¡Ja! Me prefiere a mí- arqueé una ceja y anahi se sonrojó- te espero bonita.
- Si…- me volvió a sonreír y subió las escaleras rápido
- Eso es injusto, tu sabes como hacerle para cautivar chicas, eres una- murmuró fulminándome con la mirada
. - Cállate Oops!, no ves que puede escuchar.
- Mmm… te puedo extorsionar con eso…- rió con malevolencia
- A ver jovencito, aquí se respeta la regla de quién la vio primero se la queda- mi abuela me defendió, la amo tanto- maneja con cuidado- me miro a mi y me lanzó una mirada fúnebre. ¿Me quiere matar? Luego recordé las palabrotas que estaba diciéndole a poncho y entendí el porque de su mirada.
- Siempre conduzco con cuidado.
- Lo sé, pero no esta nada de mal decirlo unas cuantas veces.
Pasaron los minutos y anny ya estaba lista, relamí mis labios al verla con su falda, a veces tengo actitudes y acciones demasiado masculinas… ella me sonrió ampliamente, estiré mi mano hacía ella y sin mas, nos fuimos a mi auto.
Durante el camino, anny se reía con un par de idioteces que le comentaba acerca de mis anécdotas infantiles, como la vez que se me quedo atascada la cabeza entre un sillón y una señora regordeta sentada a un lado. Fue horrible, pero al recordarlo me dio bastante risa.
- Ethan…
- Dime- miré sus ojos, sus lindos ojos.
- ¿Quién es Mía?
Su pregunta me paralizó un poco,
¿De donde sacó ese nombre?
- Te escuché decirlo en el sueño que tuviste hace una semana
. - Oh… ya veo…
- No quise preguntarte antes pues… estuve un poco ocupada.
- Con poncho- murmure celosa. Si estaba celosa de ese Oops y ¿Qué?
- Eres un celoso- rió- yo te quiero a ti no a ese.
- Cuido lo que me pertenece.
- ¿Cómo qué?- me miro incrédula.
- Como tu corazón por ejemplo- susurré al recordar una salida al parque
- Oh eso es verdad- rió nerviosa- y bien ¿puedo saber quien es Mía?
- Es mi hermana… bueno era…
- Lo siento… yo no sabía…
- No te preocupes tampoco te había contado- me detuve fuera de su instituto- que tengas un lindo y no tan ajetreado día.
- Gracias…- se inclinó y me besó levemente- me gustaría saber más de ti Ethan… ¿Qué te parece a la tarde hablar?
- Me parece perfecto. Además quiero saber tu secreto- rió.
- ¿Mi secreto?
- Si, poncho me dijo que tenías un secreto- volvió a besar mis labios y bajo del vehículo
- ¿A que hora paso por ti?- pregunte aturdida.
- A las 3- movió su mano y desapareció junto con maiteque estaba en la entrada.
¿Secreto? ¿Qué Oops! le dijo ese bastardo? Lo único que se que llegando a casa lo mataré y mutilaré en mil pedacitos. Eso es un hecho.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:53 pm

Capítulo 16
- ¡Maldito bastardo!- grité al encontrarme justo con él en la puerta de la casa.
Lo empujé haciéndolo entrar a la casa, me miro atónito yo solo lo miré con más odio. ¿Cómo era posible que él este especulando cosas frente a anahi? Mi puño se formó y llegó de llenó en el rostro de poncho, por una parte estaba descargando toda mi ira contra él, lo he estado aguantando una semana haciendo comentarios idiotas con relación a mí, se le salió varías veces el nombre de mi madre frente a anny , COQUETEA a anny frente mío… ¿Alguna otra explicación a mi mente para golpearlo una vez más?
- ¡Qué te pasa Oops!- gritó sobándose la mandíbula
- Eres un verdadero hijo de Oops!, poncho, no tienes porque decirle a puente mis cosas, ¡son mías no tuyas!
- ¿De qué hablas?- me miró incrédulo.
- Tú sabes muy bien de que hablo- me crucé de brazos para no golpearlo una vez más- ¿Por qué le dijiste que tenía un secreto?
- Pero lo tienes o ¿no?- sonrió con ironía.
- ¡Eso no te incumbe! Es cosa mía si oculto o no algo. Tú eso hiciste conmigo ¿no?
- No es necesario recordarlo…
- Claro que es necesario. Lucy Heather, mi ex compañera de curso, tu amante ¿no? Eso no fue un secreto, entonces fue un ¿engaño en secreto?- mi voz temblaba. Recordar a ese Oops encima de mi enemiga me dolió mucho y creo que aún sigue doliendo, por esa misma razón deje de salir con chicos… pero no quiere decir que prefería a las chicas en ese momento.
- Malinterpretaste las cosas- su voz cada vez era más suave. Más rabia me daba verlo tan ¿tranquilo?
- Claro malinterpreto las cosas que uno ve con los ojos y escucha con los oídos. ¡Te escuché exactamente decirle que la amabas a ella y no a mí! ¿Cómo crees que me sentí?
No dijo ninguna palabra más, no tenía con qué defenderse de mis acusaciones que eras totalmente verdaderas.
- No vuelvas a entrometerte y contar cosas de mí que no te corresponde, me haz metido en un buen lío.
- Aún así no dejaré que te la quedes, es mucho para ti- me observó con la mirada vacía- Además no haz avanzado nada con la investigación
. - Claro que si he avanzado, logré que ella estuviera conmigo ¿no?
- No del todo Ethan.
- Además su padre llegara en pocos días, prepárate para lo que viene más adelante, se pondrá interesante.
***
Aún con el pelo húmedo, esperaba a anny sobre el capo de mi auto. Vestía en estos momentos, con una camisa a cuadros, jeans negros semi ajustados, converse, mis lentes a lo policía y mi reloj, un gigante reloj que me paso mi abuela.
El timbre del instituto sonó y dirigí de inmediato la mirada hacía la entrada principal. Miles de chicos y chicas salían, algunos de la mano, otros bromeando entre amigos, un par de chicos nerd (los reconocí por su pelo y libros en las manos o las típicas consolas DS) y también vi a zayn aún con el yeso. Sonreí al verlo de lejos y él me miró con algo de miedo. Y por último la más bella de todas las chicas del mundo que pude haber conocido en mi vida. anahi puente Ella venía junto con chris y may quienes venían tomados de la mano. Que tiernos
. - ¡Ethan!- gritó ella.
Yo levanté la mano y la saludé de lejos, corrió a mi encuentro y se abalanzó sobre mi cuello, dándome un cálido beso en la mejilla. Me saqué los lentes y los guarde en el bolsillo de la camisa. La abracé desde la cintura y la acerqué a mí. Deseaba tocar sus labios, sus suaves labios con los míos. Y así lo hice
. - Déjala respirar hombre- dijo en son de broma chris. A duras penas me separé de ella.
- ¿Cómo haz estado?- pregunté mientras nos dábamos ese típico saludo de hombres amigos. - Bien, hace tiempo que no te veía- murmuró
- no te veo desde el día que fuimos a…
- ¿Qué fueron donde?- interrumpió maite preguntándole a chris con cara de “donde te metiste que yo no supe” luego recordé que anny tampoco sabía donde había ido hace unos días
- He bueno…
- Acompañé a chriss a comprar- dije rápido
- ¿Así que cosa?- me miró con los brazos cruzados anahi
- ¡No se puede decir es una sorpresa!- gritó el rubio
-Pero…
- No maite, sorpresas son sorpresas- ayudé.
- Pff… esta bien.
- Bueno… ¿anni nos vamos?- le susurré al oído, quería llevarla a un lugar más tranquilo
- Si- sonrió- bien chicos nos vemos mañana- se despidió de ellos y luego lo hice yo.
Subimos a mi auto y partí rumbo al lugar tranquilo que había visto cuando llegué a Dallas. Mientras conducía, anny me hablaba de su día, me dijo que había tenido un examen hoy en donde sacó un A+ me sentí orgullosa por ella, pues según me había contado antes no le iba nada de bien en matemáticas.
Llegamos a donde quería llegar. A un lago entremedio del bosque. Ninguno de los dos nos dimos cuenta de los saltos que pegaba el jaguar mientras conducía por lo que no se dio cuenta cuando aparqué en un costado de los árboles.
- Esto es… hermoso- dijo mirando a través del parabrisas.
- ¿Lo es?
- Claro que sí- bajó del auto y corrió hacía la orilla del lago.
Yo la seguí, aseguré el Jaguar y caminé hasta ella. Sorpresivamente me abrazó y me botó al suelo en un movimiento rápido. Posé mis manos en su espalda y acaricié toda esa zona. Al mismo tiempo que dibujaba con mis dedos círculos por sobre la tela de la blusa blanca que llevaba puesta ella me besaba el cuello. Reprimí un gemido cuando mordió mi cuello. Oops!, estoy segura que si hubiese sido hombre no hubiera respondido de mis actos posteriores. Me miró, con una sonrisa en el rostro y yo besé sonoramente su frente.
- Bien… me trajiste hasta aquí para hablar tranquilos ¿cierto?
- Exacto, no quería tener interrupciones como poncho.....
- ¿Por qué lo odias tanto?
- Por que es un entrometido y por muchas cosas más- fruncí el ceño.
- Me gusta cuando arrugas la frente- sonrió haciendo que suavizara mi expresión.
- A mi me gustas tú- dictaminé.
- ¿De verás?
- De veritas, de veritas- besé su nariz.
- Ethan…
- Dime- miré el cielo.
- ¿Qué pasó con tu hermanita?- posó su cabeza en mi pecho.
Respiré hondo, la verdad era algo que no quería contar, pero ella me había escuchado gritar su nombre en una pesadilla. Se que ella no le dirá a nadie, bueno no tiene a quien contárselo tampoco.
- La mataron en mis brazos- respondí en un susurró.
Anahi levantó la cabeza y el cuerpo, dejando que su peso quedara sobre sus brazos. Me miro a los ojos, buscando algo, escudriñando en ellos.
- Y también mataron a mi mamá.
Mi voz comenzó a temblar, no era que algo que acostumbraba a conversar, ni menos confesar. Tuve que ser fuerte para no soltar unas cuantas lágrimas pero no pude aguantar. Mis ojos ya estaban bastantes humedecidos y al cerrarlos cayeron algunas. anahi las secó inmediatamente, me ayudó a sentarme y me abrazó. Si supieras que el hombre que lo hizo fue tu padre. Pero pensándolo bien, ella también estuvo allí, a lo mejor ese recuerdo se le borró de la mente. A lo mejor.
- Lo siento- susurró.
- Gracias- la abracé un poco más fuerte.
Nos quedamos así por unos minutos. Estábamos sumergidas en un silencio agradable y reconfortante, no lloré más después de esas pocas lágrimas que había soltado. No podía verme como un llorón frente a ella, pero, el recuerdo me golpeó tan fuerte que no aguante.
- ¿Qué tal si nos metemos al agua?- pregunté tratando de ocupar mi mente en otra cosa
- ¡Sería excelente!- dijo animada por mi sugerencia y comenzó a desbotonarse la blusa.
- ¡Hey! Espera puede ver gente mirando- dije sonrojada.
- No me importa, estando tú aquí nada me puede pasar- sonrió y termino por sacarse su blusa. Oops!, Dulce controla tus impulsos.
Tragué saliva cuando ella se quito la falda, los zapatos y por último sus calcetines, corrió al agua y se metió sin mí. La miré fascinada, estaba sonriente y muy bella así mojada… Me quité las zapatillas, los calcetines, los jeans y la camisa, quedando solo con una camiseta que me puse abajó para ocultar el vendaje. Me metí al agua y la sentí de inmediato fría.
- Esta fría- castañearon mis dientes- muy fría.
- Eres un gallina Ethan- me a través del rabillo de sus ojos- sácate eso- se acercó a mi pero yo me alejé de ella, metiéndome más adentro del lago.
- No- susurré riendo, solo para pasar desapercibida. - Oh vamos, no me digas que te bañas con ropa también- se acercó a mi y nadó hacía mí. - La verdad es que sí- reí, era un poco chistosa la situación.
Ella me persiguió a través del la orilla del lago, hasta que me alcanzó cuando estaba apunto de salir. Paso sus manos por bajo de mi camiseta y la levanto levemente junto con la venda, me miro el abdomen atónita y con las manos temblorosas. Vio la otra razón por la cual utilizaba la venda, además de ocultar mis senos, ocultaba una horrenda cicatriz que me había quedado después de un disparo.
- ¿Qué es esto Ethan?- me preguntó con los ojos bien abiertos.
- Es la marca de un disparó- baje sus manos tapándome el abdomen- no es algo que acostumbro a mostrar

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:53 pm

Capítulo 17
Anahi se quedó completamente callada, termine de bajar mi camiseta y respiré hondo, muy pocas personas ven esta parte de mí, muy pocos saben que mi hermana murió en mis brazos y que luego me dispararon a mí, creyendo que había muerto pero aquí estoy junto a la hija del asesino de mi madre y hermana.
- ¿Quién te hizo esto?- preguntó en cuanto salió de su trance.
- No tiene importancia saberlo- salí del agua y me dirigí hacía mi ropa, nerviosa, me vestí y esperé a que anny terminara con lo suyo. Cuando ella terminó me miro apenada. Me pregunto qué hubiese pasado si ella hubiese subido más la camiseta… ¡Estarías ahogada en el lago! Gritó mi otro yo. - Dime porque lo hicieron… porque te dañaron- sollozó. No, no llores por mí, no lo valgo.
- Hey, no llores…-la abracé- no me gusta que llores.
- Pero Ethan entiende… un hijo de Oops!, te daño… solo dime la razón… quiero saber más sobre ti, saber porque a veces eres tan misterioso, saber porque… porque eres tan agresivo…
- Agresivo- inquirí atónita… ¿Yo agresiva? Ah claro a poncho le demuestras cariño sadomasoquista.
- Dime por favor- me miró a los ojos, marrones contra verdes.
- Lo hicieron por venganza… hacía mi padre. No sé qué Oops! hizo… pero le costó la vida a mi madre… y a Mia…- retuve las ganas de golpear algo, tenía rabia en ese momento, no me lo podía explicar bien pero todo el odio que sentía era hacía mi padre- y por eso lo odio.
- Ethan… odiar a las personas no solucionara nada- dijo acariciando mis mejillas y deteniendo las preguntas del disparo y mi pasado. Gracias.
- Lo sé pero… es inevitable no odiarlo…
Un silencio se hizo presente entre las dos, no me había dado cuenta que estaba cada vez más oscuro, un viento helado recorrió mis huesos y anny se abrazó más a mí. Yo te cuido nena. La apreté más y lentamente sentí que ella lloraba.
¿Por qué lloras anahi? ¿He hecho algo mal?
- ¿Qué pasa puente?- me preocupé.
- No puedo creer que exista gente tan mala- dijo entre sollozos.
La aferré más a mí, al sentir sus manos acariciar mi abdomen… Gracias años de entrenamiento, gracias a eso no me descubrieron aún.
- No llores, por favor no llores. No quiero que sigas llorando por favor, menos por mí.
- Lo siento… de verdad lo siento, no quería imaginar que estuviste dañado y en un hospital, pero me lo imaginé y se me rompió el corazón, déjame cuidarte, déjame repararlo
. - anny.....no… no te arriesgues conmigo, no tú no
. - ¿Por qué?- me miró con lágrimas en sus ojos.
- Porque tú eres… dulce e inocente, no entenderías lo cuanto que he pasado… no quiero involucrarte en eso, no quiero que… no quiero que te enamores de mi…- murmuré bajo, casi en un sollozo ahogado. Oh anahi lo que ¡provocas!
- Ya es tarde…- y sin decir más, ella me besó.
La apoyé en el capó de mi auto y la besé con desenfreno, no puedo creerlo, ella está enamorada de mí… NO… no de mí, sino de Ethan… pero no pude contenerme. La besé hasta que necesite aire, pero la separación no duro mucho, pues la tomé de la cintura y la volví a besar. Baje mis besos por su cuello, su apetitoso cuello, para luego regar besos por todo el sector de su escote. ¡Detente! ¡Detente! DULCE gritó mi subconsciente. A duras penas me separé, sentí mis mejillas calientes y que decir de mi cuerpo… No, aunque quisiera aún no podía llegar a esa fase con anahi… no mintiéndole.
- anahi debo decirte algo- jadeé.
- No hables… no quiero que hables solo bésame
Se lanzó a mi boca y me jaló hasta llegar al auto, abrí la puerta del asiento trasero, tomé en brazos a mi castaña y la deposité en los asientos. ¡Piensa en lo que harás dulce ! ¡Piénsalo bien! Me subí junto con ella, cerré la puerta y no me había dado lo espacioso que podría ser la parte trasera, tomé su boca en un beso apasionado y fogoso, con mis manos moldee todo su cuerpo, subiendo y bajando, hasta llegar a la Oops! de su blusa, se la desabroché y dejé a la vista su bonito brazier de encaje, besé las lomas que se formaban y mire a anny con cara de fascinación y deseo… Oops! me he metido en un grave problema. Intenté detenerme pero mis manos se movían por inercia por sobre sus senos, haciéndola gemir en mi boca y gritar mi nombre al mismo tiempo que una de mis manos bajó hasta su entrepierna.
Nunca en la vida me imaginé que tendría que hacer algo como esto, lo que antes me parecía grotesco, lo estaba disfrutando, disfrutaba hacerla gemir y darle placer con solo unos dedos.
De repente un gemido fuerte salió de sus cuerdas vocales cuando introduje uno de mis dedos, Oops! que apretada estás nena. Luego introduje otro e hice lo que una vez me hizo sentir placer. Volví a su boca mientras masajeaba e introducía mis ágiles dedos, su cuerpo se retorcía bajo el mío, su piel estaba mojada y que decir de mí.
- Oh vamos nena córrete para mí- besé sus labios y luego baje hasta uno de sus senos.
Sus dedos se enredaron en mi cabello y su cuerpo convulsionó a la par de un excitante gemido. Extasiada saqué mis dedos de su feminidad y subí sus bragas, jadeante besé sus labios una y otra vez.
- Eso fue… increíble- me sonrió perezosa.
- Preciosa eres magnífica…- besé nuevamente sus labios.
Me levanté un poco y puse en su lugar su brazier, y abotoné su blusa, cuando desvié mi mirada ella estaba dormida. Mi angelito se ha dormido. Sonreí y besé sus labios como dándole las buenas noches. Me cambié de asiento para luego conducir hasta la casa, lejos el día más extraño de todos.

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:53 pm

Capítulo 18
Al día siguiente quedé con christian Me daba mucha pereza salir de la cama, pues hacía frío y los brazos de anny me tenían envuelta, me estiré un poco y sentí el gruñido de Puente al zafarme de su agarre.
- ¿Dónde vas?-preguntó con los ojos aún cerrados y con la cabeza hundida en la almohada.
- Quedé con salir con christian- dije besando su cabello y luego besé su hombro descubierto.
- christian .......y ¡tú!- se sentó rápido y me encaró a pesar de que su cara no estaba en condiciones para demostrar otra expresión- ¿Dónde fueron tú y christian? No creas que me creí eso de que fueron a comprarle algo a maite
. - Bueno… yo- desvié mi mirada hacia otro lado, la pose que había tomado anny era demasiado tentativa y con lo que sucedió ayer en la noche… no he podido estar tranquila con respecto a lo sexy que es
- lo acompañé a comprar…
- No me mientas- arqueó una ceja.
- Fuimos a un bar… y bueno… desde ese día que no nos veíamos.
- Y ¿Qué rayos hacia christian en un bar?- me miro sorprendida.
- Quería hablar con un hombre- casi reí con eso- sobre… bueno… sentimientos, no te puedo contar más se lo prometí.
- Sentimientos… ¿christian tiene sentimientos?- rió con lo último, yo solo la mire confundida- que chistoso, ese chico no quiere a nadie…
- Ama a maite , si no la amara no sería su novio ¿no?- solté
. - Buen punto- dijo ella acercándose a mí y depositó un suave beso en mis labios- te extrañaré mucho.
- Solo estaré fuera por unas horas- murmuré mientras volvía a besar a anahi
Su beso lentamente fue tomando otro rumbo, mis manos nuevamente moldearon sus cuerpo y el impulso de ayer a nacer. Pero no quería no… ya no quería sobrepasarme con ella, ayer me comporté como un verdadero animal y no quería que eso sucediera de nuevo. Me separé a duras penas de ella, la miré y sonreí al notar un leve puchero formado en sus labios.
- Sigue durmiendo perezosa- susurré y besé su frente, para luego emprender mi rumbo.
***
- Te tardaste un siglo hombre- mascullé al notar que christian ya había llegado a nuestro punto de encuentro.
- Lo lamento… pero mi mamá me mandó a comprar y me demoré en eso- jadeo y luego me saludo
. - Y ¿Dónde iremos?- pregunte al ver que él me dirigía por un camino que yo no conocía.
- A la joyería…
- ¿Le compraras algo a mai ?- pregunté divertida.
- Si… por una parte es tu culpa, no pensaba comprarle algo hasta que cumpliéramos el mes pero bueno…
- Mañana no es su primer mes?- inquirí con el ceño fruncido.
- Ah verdad, entonces vamos…
Reí al ver como él era más despistado que Patricio Estrella. Finalmente llegamos a la joyería y entre los dos buscamos algo lindo. Debo reconocer que aún no perdía mis pensamientos femeninos con relación a lo que de joyas se refiere pero en esos momentos no tenía cabeza para elegir un collar bonito para la chica de mi nuevo amigo. Mi mente vagaba en la noche anterior, ¿Cuándo fue que perdí totalmente mi lado femenino? Sencillamente la respuesta fue ayer… después de murmurar las palabras que a mí misma me molestaban cuando me decía poncho para terminar. Definitivamente no lo haré más, hasta que ella sepa mi verdad.
- Hey mira que te parece este- dijo el pelirrojo sacándome de mis pensamientos.
- Está bonito- susurré. Era un lindo collar de plata con una pequeña perlita en colgando de esta. christian lo miro convencido y lo eligió para maite.
Mire más collares y me encontré con uno, sencillo y bastante bonito. Tenía un dije de plata con la llave de sol. Sin pensarlo más se lo compré.
***
De vuelta en mi casa, note unas maletas en el living, sonreí al pensar que serían de poncho pero no creo que él tenga maletas rosadas. Busqué con la mirada señales de vida pero nada. Caminé hacía la cocina y me paralicé frente al umbral… Un hombre fornido y castaño estaba hablando animadamente con mi abuela, mis puños se cerraron al verlo otra vez. Era él..Enrique Puente estaba en mi casa. Él asesino de mi madre estaba allí.
- Ethan…-susurró una voz detrás de mí, me giré y era mi rubia
. - anny ¿Qué pasa?
- Mi padre llegó antes de lo provisto…- dijo con la voz entrecortada- ya no podremos dormir más juntos- murmuró bajo.
- ¿Qué? No… eso es… cruel- no sabía que más decir.
- Pero vivo en la casa de atrás no será difícil vernos- sonrió tratando de tranquilizarme pero no podía.
- Me había acostumbrado con verte aquí-susurré desanimada.
- Pero nos veremos, te lo prometo, como dije antes solo vivo en la casa de atrás, tendrás que quitarle la habitación a poncho si quieres verme- dijo rápido y sin detenerse.
- Respira mujer- reí y luego la abracé- ahora mismo le quitaré la habitación a poncho
- Te extrañaré- murmuró refiriéndose a la situación de dormir en las noches juntos.
- Yo más- me incliné levemente y la besé, iba a seguir pero un aclaramiento de garganta me sacó de mí mundo feliz.
- Hola papá…
- ¿Quién es este muchacho?- dijo el indiferente.
- Soy Ethan…- estiré mi mano y luego mire a anahi- el novio de su hija.
Sé que no debí decir eso, sé que ni siquiera debí tomarle la mano. Pero ¿Qué le iba a decir después de que él nos haya visto besándonos? Cada vez me estoy metiendo más y más entre las patas de un caballo, estoy jugando más con fuego y lamentablemente sé que saldré lastimada después de esto. Debo salir de aquí antes de lo provisto, dejaré el caso. Además poncho está encargándose de eso… yo literalmente me tomé unas vacaciones. Volveré con mi padre, haré lo que me diga y finalmente seré libre

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:53 pm

Capítulo 19
El padre de anny me quedó mirando de pies a cabeza y ella me observó sorprendida. ¡Por qué dijiste eso, Oops!
- Enrique- extendió su mano- padre de anahi, encantado de conocerte…
- Lo mismo digo señor…- tomé su mano y sentí un escalofríos recorrer mi espina dorsal.
- Te espero afuera anahi- dijo el hombre mirándome confuso y extrañado- te apuras…
- Si… si…
Enrique., salió de la casa con las maletas de su hija y yo me quedé parada, pegada en el piso esperando a que ella hablara.
- ¿Por qué dijiste eso?
- Yo… mmm… bueno, era mejor decir eso a que… bueno decir que soy tu amigo- miré un punto muerto de la habitación.
- Tienes razón- dijo algo ¿Decepcionada?
- anny debemos hablar- comenté decidida, le daría por fin mi razón por la cual no quiero que se enamore de “Ethan” y así dejarla en paz.
- Debo irme… mañana si quieres hablamos…
- No te enojes por favor- la abracé rápidamente y apoyé mi mejilla en su hombro- no te enojes conmigo, es más para que no te enojes conmigo- le entregué una cajita de color turquesa.
- ¿Qué es?- susurró cambiando su expresión de triste a curiosa.
- Ábrelo cuando estés en tu casa- dije y rasqué mi nuca.
En un abrir y cerrar de ojos, sentí sus labios junto a los míos, los moví levemente para intensificar aunque sea un poco el beso.
- Buenas noches Ethan y gracias- sonrió de lado.
- Buenas noches anny y de nada.
- Uh ahora sí que te metiste en problemas- dijo mi abuela al notar que anny ya no estaba en la casa.
- Tú tienes la culpa por incentivarme- reproché yendo hacía ella.
- Yo no te dije que siguieras con la mentira de Ethan- canturreó
. - Eres cruel, tú sabes porque estoy vestida así, más encima ahora menos puedo… actuar normal- deje caer mi cabeza hacia adelante- creo que dejaré el caso.
- ¡No!- gritó, yo la mire aturdida- no puedes dejar a ese mocoso aquí- apuntó hacia el techo- antes me caía bien pero ahora… el otro día lo vi botando tus pastillas…
- ¿Estás de broma?- Que hayan sido todas las otras pero menos las de la caja amarilla…
- No… era unas de la caja amarilla.
- ¡Hijo de Oops!!

narrado por anny
Ok… primero dice que no me enamore de él y ahora sale con que es mi ¿novio? ¿Cómo puede ser que un chico como él pueda ser tan bipolar? Definitivamente la respuesta es que el sí puede ser bipolar… y mucho.
Camino a mi casa, miré la cajita que me dio y sonreí bobamente, ¿Acaso quiere comprarme con regalitos? Bueno siempre me gustaron aquellos detalles pero no creí que fuera necesario a que me comprar a algo ya que solo somos “Amigos”.
- ¿Es en serio anahi? ¿Él es tu novio?- interrumpió mi padre mis pensamientos con sus preguntas que en realidad las encuentro estúpidas. Típico de él
. - Si…- seguí con su juego- es un buen chico y lo encuentro atractivo- y no es broma.
- No me da buena espina, se me hace familiar…
- Obvio que se te hará familiar si es nieto de Jane
. - ¿Jane tiene nietos?- preguntó deteniéndose en la puerta de mi casa.
- Si. ¿Acaso no sabías?
- No… tenía entendido que tenía dos nietas… pero no un nieto… - Dice que sus padres viven en el df. mexico no - ¿Estás segura de lo que me dices?
- Si papá estoy muy segura.
- Ok…
No le tomé mucha importancia a las preguntas de mi padres pues, ¿Qué le importaba a él si Jane tuviera más nietos o no? Eso no le incumbe, ni menos puede decir que Ethan es un mal chico sin conocerlo. Al entrar a casa, me sentí de inmediato sola, siempre me encontraba con él peleando con Ethan por cualquier cosa, o corriendo por la sala tratando de alcanzarlo, o… su sonrisa. Esa encantadora sonrisa y sus ojazos… Sin darme cuenta había chocado con la librería haciendo ceder y que cayeran todos los libros encima de mí. Por estar pensando en ti me paso ¡Maldito Ethan!
Me levanté del suelo y empecé a ordenar el desastre que había provocado. Tomé un libro y me fijé que en este había una fotografía, la saqué y me la quedé mirando fijo… era mi hermano. Siempre me pregunté porque no me acuerdo de las causas de su muerte y porque tampoco me acuerdo de muchas cosas que pase como a los 12 o 13 años… realmente es confuso.
Terminé de ordenar y miré a través de la ventana la habitación de Ethan, me puse a reír al ver que esos dos ya estaban peleando, ¿Qué no se cansan de hacerlo? Me quede mirando por unos largos minutos hasta ver que el ojiverde me miraba fijo, me sonrojé de inmediato. ¿Cómo podía hacer eso tan rápido? Es obvia la respuesta Anahi, me dije a mi misma en voz baja, porque te gusta. Que me gusta… ¡Me encanta!
Me saludó y yo como una niña boba levanté mi mano y sonreí mientras la movía. Luego lo hizo poncho, pero lo saludé con una sonrisa amplia, para decir verdad, él es un poco más atractivo que Ethan… pero él es más lanzado e Oops. En cambio Ethan… es… solo Ethan.
Negué con mi cabeza al ver que ellos volvían a pelear. Cerré la cortina y subí las escaleras para poder lanzarme a mi cama. Y en efecto eso hice yo, con solo mirar mi cama me lancé y mire a través de la ventana. Pero ya no había luz en la habitación del ojiverde. Saqué de mi bolsillo la cajita que me dio y al abrirla mis ojos se abrieron demasiado. Era una hermosa cadena de plata con un pequeña perlita, sonreí bobamente y miré hacía la casa que estaba detrás de la mía y vi a Ethan mirándome con una sonrisa. Levanté la cadena y él sonrió encantadoramente. Me hizo un corazón con las manos y luego salió de su habitación.
Mire la cajita y no solo tenía ese lindo collar si no que una pequeña tarjeta. La tomé y no era tan pequeña solo estaba doblada en cuatro.
Lo siento si no fui muy cuidadoso con mis palabras y acciones, y perdóname si me sobrepase el viernes en la noche. No he podido dormir tranquilo imaginándome que a lo mejor me sobrepase contigo. Te quiero mucho y espero que mi regalo te agrade, cuando lo vi, me acorde de ti. Ethan

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:53 pm

Capítulo 20
narrado por dulce
- ¿Qué no te cansas de fastidiarme?- grité inquiriendo al Oops de poncho
- Me gusta joderte dulce - rió burlón.
- Toda la vida- bufé y me lancé a él para golpearlo- no tenías por qué botar mis pastillas Oops, yo no ando botando tus cosas, imbécil- me agarró de los brazos
. - Mira ahí está tu nena, Ethan- se burló.
- Maldito Oops- mascullé y efectivamente ella estaba allí, mirando como los dos peleábamos. Yo la salude al igual que el Oops! de mi acompañante.
- Se ve sexy con ese pijama- susurró poncho sobre mi oído. Juro que intente contener mi ira contra él, pero mi puño ya había llegado a su quijada- Eres una verdadera zorra dulce -dijo este sobándose y levantando la mano para golpearme.
Instintivamente me tapé con los brazos y me senté en el suelo, ¿Por qué lo hice? No tengo la más mínima idea, pero lo único que sé fue que poncho se quedó con la mano levantada por solo unos minutos, para luego tirarse a abrazarme.
- Perdóname dulce, perdóname- me apretó más a su cuerpo
. - poncho .....
- Prometí nunca levantarle la mano a una mujer, menos a ti.
- Tranquilo…-dije bajo.
- Se me paso la mano, perdón…-tomó mis mejillas y me miro directo a los ojos- lo siento…- susurró y no me di ni cuenta cuando me besó.
Sus labios se movieron suavemente, sin apresurarse ni agresivo, era un beso distinto. Se separó de mí y yo lo mire extrañada ¿Por qué no lo detuve?
- Vete.
- dulce.. -
- Vete poncho.... vete por favor.
Él se levantó de golpe y me dejo allí, sentada aun en el frío suelo. Miles de sensaciones extrañas recorrieron mi cuerpo, me sentía enferma y odiosamente sucia. Me levanté del suelo y me fui a duchar, al volver me coloqué el pijama y me lancé a mi cama, quedándome dormida con el cabello mojado.
Los rayos del sol me llegaron de lleno a la cara, traté de abrir mis ojos pero pesaban y un horrible dolor de cabeza me atravesó como una punzada de arpón. Era peor que una borrachera pues, estaba fría y entumecida, ¡Maldita sea me resfrié!
Traté de por último sentarme pero mi cuerpo no respondía muy bien y lo peor de todo era que me había llegado el maldito periodo. ¡Qué suerte la mía! - Oops!- musité.
Con dificultad me acerqué a la orilla de la cama, prácticamente me tiré al piso y rodé un poco. Como una verdadera enferma, llegué al baño casi gateando. Hice lo que debía hacer y me tiré nuevamente a la cama, tapándome hasta las orejas, del frío que tenía
. - ¿Ethan?- escuché decir desde afuera. Era anny.
Una sonrisa tonta se me formó en el rostro y la verdad era que ahora todo lo encontraba tonto. Ella siguió insistiendo pero yo no respondía, aún tenía mi sonrisa tonta en la cara y con las sábanas tapándome entera.
- ¿Ethan, estás bien?- entró. Por fin. - ¿Qué tienes bonito?- se acercó a mi cama y me miro preocupada, yo solo respondí con una sonrisa. Ella es tan linda.
Ella se sentó a mi lado y colocó una de sus manos en mi frente, me miro un poco horrorizada y luego se levantó en busca de mi abuela. Sin antes besar cortamente mis labios y pedir que no me moviera. Reí un poco con eso. ¿A dónde me iría si con suerte me puedo mover?
- ,Cariño que tienes- inquirió mi abuela mientras corría a mi lado.
- Hola… abue…- dije con la voz más ronca que nunca.
- Te traeré unas pastillas he… dios estas ardiendo niño- musitó después de sacar su mano de mi frente.
Mientras ella iba a buscar no sé qué cosas, anny se quedó conmigo. Yo solo la miraba y sonreía débilmente mientras ella acariciaba mis manos. Estaban realmente pálidas me imagino como estará mi rostro.
Las horas pasaron y anny se quedó conmigo a pesar de que tenía que salir con su padre. Me prefirió a mi. De repente mi abuela apareció con un plato de sopa de pollo que yo negué de inmediato, no tenía estómago para comer, yo solo quería dormir.
- Vamos come algo- me pidió tiernamente puente
- No… no quiero, solo quiero dormir…
- Hazlo por mí, no seas malito- me besó
- Bue… eno…- dije ruborizada.
Ella sonrió triunfante y me dio de comer, estaba tan torpe que a veces se me olvidaba hasta como comer y eso a anahi la divertía.
-No te rías de mí- sequé mi boca con el puño de mi poleron.
- Es que… es divertido darte de comer y darme cuenta que ni cuenta te das que tienes comida en la boca.
- Malvada… estoy enfermo y te ríes de mi… lloraré- dramaticé con una sonrisa en el rostro.
- Dramático.
- Si- reí.
Ella se quedó conmigo hasta que me dormí de nuevo, me cantó canciones de cuna y varias veces me dio pequeños besos en los labios y rostro según me di cuenta. Lentamente fui cayendo en los brazos de Morfeo con sus caricias

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:54 pm

Capítulo 21
narrado por anny
- ¿En dónde Oops! estabas?- preguntó gritando mi padre
. - Eh… donde Jane.
- ¡Te prohibí ir hacía allá!- gritó nuevamente. No entiendo cuál es su problema
. - No me puedes tener encerrada siempre- mascullé, más bien grité.
- anahi, no confío en él- afirmó nervioso.
- Ok, ok… pero yo si confío en él y no me interesa lo que me digas
- Vete a tu cuarto, estas castigada- sentenció y se fue a su despacho
- Claro… si… castigada- comencé a hablar sola, tomé mis llaves y salí de casa. Sí hay algo a lo que no acato son a los famosos “castigos” de mi padre.
Caminé un poco iracunda por las húmedas calles de Dallas hasta llegar a un parque, a pesar de que estaba un poco oscuro por ser de noche, me quedé allí. Llevé mi mano a mi cuello y toqué el bonito collar que Ethan me había dado. No comprendo muy bien la actitud que tiene mi padre frente a él, ¿Cómo no puede llevarse bien con Ethan, si es tan bueno? Es un poco peleador pero de todos modos es bueno.
- ¿Qué haces aquí tan sola?- preguntó una voz. Yo salté del susto y me giré. Detrás de mí estaba poncho
- Tonto me asustaste- fruncí el ceño y dejé de juguetear con el collar.
- Lo siento- rió y se sentó a mi lado- ¿En qué piensas?
- En nada- murmuré
- Oh vamos anny, no estarías aquí por nada o nadie, sé que piensas en algo… más bien en alguien.
- ¿Cómo sabes?- ¿Qué este chico es brujo?
- Estudie un tipo de psicología social en donde me especialice en descubrir que piensas las personas en base sus gestos y actos.
- Oh… genial.
- Si- me miro de vuelta
- Dime.
- Pensaba en Ethan.
- Me lo imaginaba – sonaba celoso.
- ¿Está mejor?
- Si… tuvo una buena enfermera-rió.
- ¿Tú crees?
- Si y además bonita- susurró.
- Ok… bueno ya creo que me voy- dije levantándome y despidiéndome a la misma vez
. - anny- me detuvo- Si algún día te enteraras de algo diferente a lo que pensabas ¿Cómo reaccionarías?
- Mmm… ¿Qué?- su pregunta me desconcertó- ¿A qué te refieres?
- A nada… solo quiero saber tu respuesta.
- Creo que reaccionaría mal ¿No es obvio?
- Mmm… puede ser.
Estreché mis ojos hacía él y me giré para retomar mi camino. ¿Cómo reaccionar frente a una mentira? sí, yo creo que es una mentira lo que se le es ocultado a alguien y la respuesta era obvia ¡Reaccionaría mal!
Llegué a mi casa y noté un auto que nunca había visto, al lado del vehículo de mi padre. Entré sigilosa y desde el despacho de mi padre, se escuchaban sus típicos gritos de reproche. Por curiosidad, me acerqué un poco y observé a un hombre alto, moreno y bastante nervioso por los gritos de enrique
- ¡¿En dónde está ese maldito!?
- Señor, ya le dije, él está en DF mexico no se ha movido de allí.
- Y ¿La bastarda?
- La señorita espinoza , está desaparecida.
- ¡Maldita sea! Debí asegurarme de matar a esa perra… ¡Búsquenla! ¡No puede estar fuera del país!
Me helé completamente… espinoza ....espinoza … ¡Ethan es espinoza! No podía creer que mi padre estuviese hablando de… ¿muerte?
- Vigilen a reberte y la casa de la anciana, su supuesto nieto me tiene nervioso- murmuró.
El dolor de cabeza me invadió y unas imágenes aparecieron por mi mente… Mi padre era un asesino y yo estaba allí mirando, escondida detrás de sus piernas. Corrí hacía mi habitación y me encerré bajo llave. Llevé mis manos a mi boca y cabeza, reteniendo la bilis que subía por mi esófago. Mis ojos se nublaron y caí lentamente al suelo

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Admin el Mar Abr 12, 2016 11:54 pm

Capítulo 22
narrado por dulce (ethan)
A pesar de que aún me sentía media enferma, me levanté, duché y vestí. Ya habían pasado dos días y yo, estaba harta de no hacer nada. Una vez lista bajé las escaleras y me encontré con mi anciana favorita haciendo el desayuno
. - Hola abue- me acerqué a ella.
- ¿Qué haces levantada?- preguntó en tono de regaño
- Necesito hacer unas cosas- murmuré y me dirigí a la nevera.
- Ah ¡no!, espera el desayuno jovencita.
- Bu…- hice un leve puchero.
Al llegar al comedor, me senté en donde acostumbraba y al momento de hacerlo poncho entró a la casa algo ¿asustado?
- Hey ¿Has visto a un fantasma?- bromeé
. - Algo mucho peor- me miró y subió las escaleras- ¡Ven!
Me levanté rápido y corrí tras él, estaba en mi habitación desordenando todos mis papeles y luego se dirigió a mi notebook
- Dame la contraseña.
- Ni muerta te la doy- dije molesta, me acerqué al escritorio y me adueñe de mi computadora- ¿Qué pasa?
- ¿Recuerdas al tipo que me apuntaba en tu casa?- me preguntó con un poco de temor.
- Si lo recuerdo- le quité un papel de las manos- ¿No qué había muerto?
- Lo acabo de ver- comenzó a teclear un correo- y no creo que este muy contento de verme
- ¿Qué haces?- pregunté mientras trataba de ignorar los nervios que estaba teniendo en esos momentos
- Le informo a reberte y pido un poco de seguridad.
- Hey… no es necesaria la seguridad- ¡Claro qué es necesaria, Oops! Habló mi otro yo.
- dulce tenemos solo tenemos 48 para terminar todo- sentenció mirándome fijo. Son estos los momentos donde olvido que le tengo odio a poncho y caigo en cuenta que somos compañeros de trabajo, siempre tenemos que cuidarnos el uno al otro si estamos en el mismo caso y ahora que estamos en peligro de que todo acabe mal, lo digo aunque me duela… necesito a poncho
. - Revisa las cámaras- susurré-¡Revísalas!
poncho tomó mi laptop y buscó en el sistema de vigilancia. Hace un tiempo atrás, habíamos instalado micrófonos y microcámaras en puntos específicos de la casa de anahi. Eso es una invasión a la privacidad pero… era por una buena causa. ¿No?
Mire la pantalla y apareció cuatro cuadros, el primero era fuera de su casa, otro en el living, en el comedor y por último… el despacho de Patrick. Poncho comenzó a revisar la cinta y yo me coloqué los audífonos. - Detén la cinta-ordené-ahora reproduce desde ese punto.
La imagen que se procesaba en ese momento mostraba a enrique gritándole a un tipo alto y moreno. Era David, el que le disparó a mi compañero. “¿En dónde está ese maldito?... Señor, ya se lo dije, él está en DF mexico no se ha movido de allí… y ¿la bastarda?... la Señorita espinoza está desaparecida… ¡Maldita sea! Debí asegurarme de matar a esa perra, Búsquenla, no se puede estar fuera del país. Y vigilen a reberte y la casa de la anciana…”
- Oops!, Oops!, Oops!- mascullé. Maldito Oops! salió más inteligente de lo que yo creía.
- Dame- pidió los audífonos y cambio el cuadro- Oops! dulce , Enrique viene hacía acá… sabe que estoy aquí- me miró aterrado.
Piensa rápido dulce, piensa rápido.
- ¡Esconde todo esto y luego te escondes tú! – salí de la habitación y corrí hasta llegar al comedor- Jane finge que poncho no está aquí- murmuré al mismo tiempo que tocaban el timbre.
El corazón me comenzó a palpitar mil por horas. Mi abuela dejó mi desayuno en la mesa, me senté y comencé a actuar como si nada hubiese pasado, mi abuela camino hacía la puerta y abrió para dar paso al padre de Anahí
- Hola enrique que gusto verte tan temprano- dijo ella con aires de amabilidad.
- Si, si como sea- refunfuño y entró a mi casa como si fuera el rey- ¿En dónde está?
- ¿Dónde está quién?- preguntó mi abuela realmente molesta
- El bastardo de alfonso herrera en donde lo has escondido- inquirió.
- a ver caballero usted no tiene nada que estar haciendo aquí- chilló mi abuela- viene aquí a mi casa, realmente grosero exigiendo cosas que ni yo misma se, así que quiero que se retire de mi casa ahora mismo.
- No me iré hasta cerciorarme de que no esté aquí- dicho esto se acercó a la mesa y me miro con odio, subió las escaleras y mi corazón ya estaba por salir por mi boca, que no lo encuentre por favor que no lo encuentre.
- Y ¿bien había alguien?- pregunté yo después de verlo bajar.
- Sé qué ocultas algo y lo voy a descubrir muchacho- me apuntó con el dedo índice para luego dirigirse a la puerta y salir de mi casa.
Mi abuela me miro confusa, estaba tratando de no lanzar un grito de frustración, pero me contuve solo un poco. Llevé mis manos a la cabeza y ahogué el gritó mordiendo mis labios
- Abuela, busca tus pertenencias te vas ahora mismo al DF
-- No me iré a ningún lado.
- ¡No seas testaruda! poncho te llevara. Debes irte ahora. No es bueno que estés aquí. Por favor.
- Está bien pero no te salvaras de mi castigo después- dijo en tono divertido, pues sabe que el castigo no me lo dará ella si no el propio destino.
- Cuídate por favor- dijo mi abuela abrazándome fuerte no quiero saber que terminaras en el hospital.
- No terminaré en ningún hospital- me separé de ella y dirigí la palabra hacia poncho, Directo a México, déjala en la oficina y luego te devuelves con mi padre a cuestas- ordené.
- Si- asintió y salieron de la casa para dirigirse a mi auto.
Los mire subirse al Jaguar y alejarse desde la ventana, cerré las cortinas de todas las ventanas de la casa y me fui directo a mi habitación a recoger mi ropa, debía irme yo también, ahora no me correspondía a mí seguir con esto si no mi padre. Tomé mi maleta y desordenadamente metí todas mis camisas, pantalones, ropa interior y mis vendas. Estaba metiendo toda mi ropa hasta que me detuve en un traje… era con el que había ido al baile de anahi. Nuestro primer beso. ¿Estoy preparada para irme así como así de su vida? No, no lo estoy. Metí el traje a la maleta, las fotos de anahi, nuestra foto. Oops! no me quiero ir.
Me tiré a la cama y lancé un bufido al sentir que mi pantalón vibraba. Saqué mi celular del bolsillo y miré la pantalla. reberte.
- dulce ¿Dónde estás?
- En la casa de la abuela… terminando todo. Papá tienes que venir tú por mí.
- Obvio que iré por ti, muy buen trabajo, en la noche estaré allí, no salgas de esa casa hasta que yo te llame de nuevo ¿Entendido?
- Si…
- dulce..
- Dime…
- Tranquila todo ha terminado.
Mi padre cortó y me hundí nuevamente en la cama, esté sería el fin, ya no volvería a verla, ya no volvería a abrazarla ni besarla. De repente sentí como mis lágrimas comenzaron a salir solas de mis ojos, no aguantaba la angustia que sentí en ese momento, no me lo podía ni explicar, solo es irse dulce, pero no es tan fácil como creí. Me había enamorado de esa chica y no lo puedo negar.
Me sentía cansada y no pude evitar reprimir un bostezó, me acurruqué abrazando una almohada y me dormí profundamente.
Desperté alrededor de las siete de la tarde, bajé mi maleta y suspiré pesadamente, me sentía más sola que nunca y no podía seguir allí sin ver a anahi. Sé que no debía salir de la casa pero no aguante.
Salí por la puerta trasera de mi casa, escalé la muralla que nos separaba y entré a su casa. Un nudo se me formó en el pecho al sentir la voz de Enrique provenir del patio, por instinto me escondí tras unos arbustos y esperé a que ellos se fueran.
- ¿Dices que la casa de la anciana está vacía?- preguntó enrique
- Si señor… vimos salir a la abuela con el nieto hoy temprano por la mañana, no hay nadie.
- Hay que asegurarse, yo sé que queda alguien dentro.
Sentí las pisadas pasar por al frente del arbusto y me escondí mucho más. Luego escuché murmullos alejándose del lugar. ¡Bien!
Semi agachada me dirigí a la ventana de Anahí y escalé por las protecciones de la ventana de abajo. Al llegar a la habitación de anahi, estaba todo apagado, abrí la ventana desde afuera y entré. Me escondí nuevamente detrás de la primera cosa que encontré y esperé a que se alejaran.
- ¡Ya papá déjate!
- Quédate aquí y no salgas a ninguna parte.
- ¡Uh!- refunfuño.
- Hablo en serio GIOVANNA, no salgas- escuché como la puerta se cerraba de golpe y se encendía la luz.
anahi se lanzó a la cama y lanzó un bufido acompañado con un casi sollozo. Me levanté del suelo y me acerqué a su cama. No quería asustarla pero no lo logré
- ¿Qué pasa anny bonita?
- ¡Oops!!- gritó y me lanzó un cojín
- ¡anahi estás bien!- gritaron desde afuera. Yo la mire suplicante, No me delates por favor.
- Si… solo era una araña- gritó de vuelta
. - Ok… saldré por un momento… cualquier cosa me llamas.
- Si papá.
La puerta de la planta baja se cerró de golpe, miré a anahi atenta y una sonrisa se dibujó en su rostro. En un abrir y cerrar de ojos estaba en mis brazos.
- Te he extrañado mucho- dijo sobre mi pecho.
- Y yo a ti- acaricie su cabello y luego besé su frente- debo decirte algo importante
- ¿Qué es?- preguntó separándose de mí.
- Debo irme… y no sé si… vuelva.
- No… por favor… dime que es una broma.
- Quisiera que lo fuera. De verdad lo siento.
- ¿Y me dejaras aquí sola?- inquirió con lágrimas en los ojos.
- Por favor no llores- la abracé pero ella me empujó.
- No me pidas eso, no me pidas que no llore sabiendo que no volverás ¿Por qué te vas tan de repente?
- Asuntos familiares muy graves, por favor no llores.
- Prométeme que volverás
- Después de hoy día no querrás que vuelva- solté en un murmullo.
- ¿Cómo estás tan seguro?
- Porque lo sé- bajé la mirada y sentí las manos de anahi en mis mejillas. Me jaló hacia ella me besó.
Un beso tierno y dulce que poco a poco comenzó a tomar intensidad, pase mis manos desde la cintura de ella hasta sus caderas. La pegué más a mí y besé sus labios una y otra vez. Estábamos apoyadas en la pared y en un abrir y cerrar de ojos, nos encontrábamos sobre su cama, acariciándonos y besándonos. La fuerza de voluntad que pude haber tenido se esfumo por unos segundos, donde disfruté tocar y besar a mi bonita anahi. Mis manos se encargaron de quitar su blusa lentamente y ella comenzó a desabrochar mi camisa. Cuando sus manos llegaron a mi pecho y mis labios en el valle de sus senos. Me detuve.
- anny , detente, por favor- susurré sobre sus labios mientras agarraba sus manos.
- Vamos Ethan yo sé que tú quieres tanto como yo- dijo algo avergonzada y reclamó nuevamente mis labios
. - No por favor no puedo- me levanté de la cama y le entregué su blusa para luego sentarme en el suelo, llevando mis manos a mi cabeza- no puedo más con esto, no puedo ¡No puedo!- grité con desesperacion
- Ethan ¿Qué te ocurre?- preguntó ella asustada pero yo seguía llorando como toda una bebé.
- anny ... yo te Amo… y no sabes cuánto- dije cabizbaja
- ¿De verdad?- se escuchaba sorprendida, la miré directamente a los ojos.
- Si de verdad- dije lento y seguro- te amo como nunca antes he podido amar a alguien y lo peor de todo es que no se puede.-con la voz entrecortada
- ¿Qué no se puede qué?
- anny perdóname. - me caian algunas lagrimas
- ¡¿Qué hiciste Ethan?!- y esas fueron las palabras que me impulsaron a decir toda la verdad en solo dos palabras.
- Soy mujer

narrado por dulce
"Soy mujer "
un silencio aterrador se formó en esa habitación, solo mi llanto era audible para mí. ¿Había muerto? No lo sé pero me gustaría estar en el infierno ahora mismo.
- Eso no es posible- dijo en un susurró, se agachó y quitó mi camisa a tirones, yo parecía marioneta bajo sus manos. ¿Cuándo me volví solo un costal de huesos que podía ser manipulado por solo un toque? - No es posible- quitó esta vez la venda y dejo a la vista mi cicatriz y mis senos, aplastados y no tan pequeños
- Si es posible- dije suavemente, mi voz normal estaba saliendo a la luz lentamente- perdóname
- ¿Quién rayos eres?- gritó y no me di ni cuanta de que una patada de ella me había llegado de lleno en el estómago.
- Lo siento, lo siento, lo siento- seguía diciendo mientras ella seguía golpeándome. Entiendo su rabia por lo que acato a su acto.
- Dime quien Oops! eres- dijo en un sollozo ahogado acompañado por un grito
- dul, dulce maria espinoza , detective del FBI, Una Oops! que no merece nada en estos momentos.
- ¡MALDITA LESBIANA!- gritó nuevamente y me agarro de los hombros. Me levantó y me empujó al mismo tiempo contra la pared. Caí sentada. Tomé mi blusa y adolorida me la coloqué, no me dio ni tiempo para abrocharla- ¿Cómo pudiste? ¿Por qué a mí?
- Lo siento… no sabía que me terminaría enamorando de ti… no sabes lo cuan arrepentida estoy de hacerte esto… yo de verdad te amo…
- ¡Yo no maldita Oops! Amaba a Ethan no a la estúpida que está en frente de mí. Dime que has venido a hacer aquí- me abofeteo- ¡Dime!
- POR TU PADRE… - en esos momentos no me importaba derrochar toda la información frente a ella- Es el jefe de una red de narcotráfico y por estoy aquí. Además de matar a mi madre y a mi hermana tiene que ir a la cárcel.
- ¿Qué?
- Tú estaba allí, tú estabas allí mirando todo- lloré- Tú estabas escondida detrás de las piernas de ese Oops!, tú estaba allí asustada al igual que yo. Tú estabas allí ¿Lo recuerdas? ¡Lo recuerdas anahi!
- Así te quería pillar maldita bastarda- escuché su áspera y ronca voz. Un escalofrío recorrió mi espina dorsal. Ahora puedo morir tranquila
- Hasta que nos volvemos a ver hijo de Oops!- me levanté del suelo pero cuando lo hacía una patada de parte de él me llegó de lleno en mi estómago haciendo que cayera al suelo de sopetón.
- ¡Debí asegurarme de enterrarte bajo 10 metros de tierra! ¡Hija de Oops!!
- Y ¿Qué esperas para hacerlo?- saqué todas las fuerzas posibles para levantarme y enfrentarlo.
No sé de donde Oops! aparecieron esos tipos, pero lo único que sé fue que me agarraron y me llenaron de patadas y combos en la cara, no alcancé ni a defenderme cuando caí nuevamente al suelo, abrí mis ojos con dificultad y vi a Anahi con las manos en la cabeza, tratando de esconderse del monstruo del pasado. La miré hasta que ella desvió su mirada hacía a mí, sus ojos estaban rojos de llorar. "Perdóname anny"…-susurre, Los dos tipos que estaban en un momento riéndose y golpeándome me levantaron del suelo y me jalaron el cabello (que ya tenía un poco largo) hacia atrás, provocando que mirara a enrique, quién me apuntaba con un arma.
- Qué bonito recuerdo tiene allí dulce- dijo este riéndose a carcajadas- sería realmente bonito dejarte uno parecido ¿No crees?
- ¿Qué crees que haces con eso enrique?- Bien estoy salvada
. - Oh muy bien reberte, has llegado- me sonrió con malevolencia- ¿Qué se siente estar en la misma situación de antes?
- Suelta el arma, tenemos la casa rodeada de tiradores, no querrás irte al infierno antes de tiempo- inquirió risueño mi padre.
- Será divertido esto- dicho esto sonrió y disparo.
Un dolor en el costado derecho de mi abdomen hizo que el aire se fuera de mis pulmones y que mis ojos se abrieran mucho más, escuché los gritos de mi padre y otro disparo, mis ojos se nublaron y sentí como goteaba la sangre. Sonreí al ver a mi madre a lo lejos junto con Mía. Luego cerré los ojos y me dormí.

Narrado por anahi
Mis ojos no podían creer lo que veían, mi padre estaba allí al frente apuntándole a una chica, a Dulce, a mi Ethan. Con esa imagen me imaginé a mí detrás de las piernas de papá, escondida por una situación igual.-" Tú estaba allí, tú estabas allí mirando todo, Tú estabas escondida detrás de las piernas de ese Oops!, tú estaba allí asustada al igual que yo. Tú estabas allí ¿Lo recuerdas? ¡Lo recuerdas anahi!"
Al escuchar el disparo y ver que dulce , sonreía. Recordé todo. Recordé porque papá había hecho eso en el año que mi hermano murió. Mi papá quería venganza, ¿de qué? Mi hermano era un mal tipo, no conmigo, si no con las demás chicas, se rumoreaba que era un violador, pero yo nunca lo creí hasta que lo tomaron detenido y al tratar de escaparse con la ayuda de mi papá, murió en un tiroteo donde estaba ese tal reberte, un simple novato que hacía su trabajo, pero a mi padre se le quedo la imagen grabada, nunca pensé que el día que me llevo a esa casa era para matar a la madre y hermana de ella. Y ver a dulce nuevamente en el suelo me hizo recordar todo, recordar porque ella siempre se entristecía cuando tocábamos el tema de su familia, él porque le tenía cierto rencor a su padre, era por eso, porque él la había metido en este mundo del FBI, y que estaba aquí para hacer… su trabajo.
¿Su trabajo comprometía ser hombre y tratar de enamorarme? Bueno eso lo logró pero… ¿Por qué me siento tan extraña? ¿Por qué no puedo odiarla del todo?
Mis ojos se inundaron al verla tirada en vuelta en un charco de sangre, mis pies no se movían era como si yo estuviera ausente. Como si fuera un fantasma viendo todo. Vi como el padre de Ethan… digo Dulce se lanzaba al suelo y recogía a dulce en sus brazos, lloraba, lloraba al igual como lo vi aquel extraño día. Unos tipos con chaquetas del FBI entraron a mi habitación y se llevaron a todos, incluso a mí.
Una ambulancia estaba afuera, dulce en una camilla, con una mascarilla y todo, vi que le aplicaban electroshock. Por inercia comencé a moverme bajo los brazos de una mujer, ella me agarró más fuerte y me llevó a un coche del FBI, yo seguía gritando, no tengo ni idea que gritaba, pero quería ir hasta allí y ver a Ethan.
Lentamente la ambulancia se fue alejando de mi vista y yo no sabía dónde me llevaban… había perdido una parte de mí y recuperado eso que había bloqueado en mi mente. ¿Cómo no me di cuenta que ella era una chica? ¡Cómo!

Admin
Admin

Mensajes : 5509
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario http://wnlesb.foro-blog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva forma de amar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.